Real Academia Española

   

Samuel Gili Gaya

Samuel Gili Gaya

Lérida, 1892-Madrid, 1976
Samuel Gili Gaya (1892-1976)
Silla K

Tomó posesión el 21 de mayo de 1961 con el discurso titulado Imitación y creación en el habla infantil. Le respondió, en nombre de la corporación, Rafael Lapesa Melgar.

Samuel Gili Gaya comenzó sus estudios en Farmacia en la Universidad de Barcelona, compaginándolos con Filosofía y Letras. Continuó su formación en Letras en la Universidad Central, donde obtuvo el doctorado con la tesis Elementos fónicos que influyen en la entonación castellana.

«Fue catedrático de Institutos de Enseñanza Media, pero lo mejor y más productivo de su tarea docente se desenvolvió en el Instituto Escuela de Madrid y en el Centro de Estudios Históricos (CEH), donde formó parte del grupo colaborador de Ramón Menéndez Pidal», explica Alonso Zamora Vicente en La Real Academia Española (1999, 2015).

Según señala Neus Vila Rubio en el Diccionario biográfico español (2001), en el CEH «comenzó a colaborar en el Laboratorio de Fonética, dirigido por Tomás Navarro Tomás, donde tuvo su primer contacto con la fonética experimental». Asimismo, trabajó el Tesoro Lexicográfico (1492-1726), «proyecto que, según idea de Menéndez Pidal, —añade Vila Rubio— consistiría en reunir el máximo número de vocablos del español registrados en los diccionarios y glosarios de la época clásica, anteriores a la edición del Diccionario de autoridades».

Fue profesor visitante en la Universidad de Río Piedras de Puerto Rico (1928-1929, 1959) y en la Spanish School del Middlebury College de Vermont (1929-1934), en donde fue nombrado director de este centro. Trabajó también en el Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) en tareas fonéticas y lexicográficas.

Desde 1946 dirigió las clases prácticas de los cursos de verano para extranjeros en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo en Santander. En 1952 entró a formar parte del Seminario de Lexicografía de la RAE para colaborar en el Diccionario histórico de la lengua española, invitado por Rafael Lapesa quien le recuerda su necrológica, recogida en el BRAE (1976), como un «colaborador ejemplar, modelo de todos en puntualidad, empeño y perfección en su trabajo, así como en generosa cordialidad».

«Como buen integrante de la Escuela Española de Lingüística, Gili Gaya abarcó ámbitos como la filología, la lingüística, la crítica y la historia literaria y la pedagogía. Dentro de estos campos, su dedicación se repartió entre la lengua castellana y la lengua catalana», destaca Neus Vila Rubio. Comenzó a escribir en la Revista de filología española en 1918 con el artículo «Algunas observaciones sobre la explosión de las oclusivas sordas». Asimismo, colaboró en el Boletín de la Biblioteca Menéndez Pelayo, Ínsula, Estudis Romànics (en catalán), Ilerda y en la Nueva revista de filología hispánica.

Considerado un académico «de conducta silenciosa y recatada, que pasó por la vida académica laborando infatigablemente» —según escribió Zamora Vicente (1999, 2015)—, Gili Gaya formó parte de las Comisiones de Diccionarios, de Vocabulario Técnico y de Gramática. En 1964 participó en el IV Congreso de Academias, celebrado en Buenos Aires; compuso la Ortografía, presentada en el V Congreso  de Quito en 1968; y a principios de 1969 recibió el encargo de redactar la Sintaxis del Esbozo de una nueva gramática de la lengua española.  

Entre sus numerosas publicaciones lingüísticas y literarias destacan Calderón de la Barca (1923), Resumen práctico de Gramática española (1937), Ortografía práctica española (1937),Curso superior de sintaxis general (1943), Introducción a la literatura universal (1944), Diccionario general ilustrado de la lengua española-VOX (1945), Obras de Diego de San Pedro (1950), Elementos de fonética general (1950), Nociones de gramática histórica española (1952), El ritmo en la poesía contemporánea (1956), Las ideas estéticas de Menéndez Pelayo (1956), Diccionario de sinónimos (1958), Funciones gramaticales en el habla infantil (1960), y Nuestra lengua materna. Observaciones gramaticales y léxicas (1966).

Recibió diversas distinciones, entre ellas la Banda de Honor de la Orden Venezolana de Andrés Bello y la Medalla de Plata de la Diputación de Lérida. Fue nombrado miembro correspondiente de la Real Academia de Buenas Letras de Barcelona, del Institut d’Estudis Catalans y de la Academia de Letras y Artes de Puerto Rico; miembro de la Hispanic Society of America, y miembro de honor de la American Association of Teachers of Spanish and Portuguese.

Con el patrocinio de

Diccionarios

UNIDRAE
Envíe las propuestas relacionadas con el Diccionario de la lengua española a la Unidad Interactiva.

Consultas lingüísticas

El Departamento de «Español al día» resuelve aquí las dudas de los hablantes sobre el uso correcto del español.

Con el patrocinio de

Tuits de @RAEinforma

Formulario de búsqueda