Real Academia Española

   

El director de la RAE se une al Día del Libro en el Congreso de los Diputados

El director de la RAE durante su intervención en el Congreso.

Darío Villanueva durante su intervención en el Congreso.

El director de la RAE ha destacado la universalidad del «Quijote».

El director de la RAE ha destacado la universalidad del «Quijote».

El director de la RAE con la presidenta del Congreso.

El director de la RAE con la presidenta del Congreso.

Ana Pastor muestra a Darío Villanueva algunas ediciones expuestas en el Congreso.

Ana Pastor muestra a Darío Villanueva algunas ediciones expuestas en el Congreso.

Foto de familia al final del acto cervantino.

Foto de familia al final del acto cervantino.

19.4.2017

El director de la RAE se une al Día del Libro en el Congreso de los Diputados

• Treinta países donan a la Cámara Baja distintas ediciones del «Quijote»

El director de la Real Academia Española (RAE), Darío Villanueva, ha participado hoy en el acto conmemorativo del Día Internacional del Libro organizado por el Congreso de los Diputados.

Embajadas de más treinta países con representación diplomática en España han donado, con tal motivo, distintas ediciones del Quijote —en español y en otras lenguas—, destinadas a la biblioteca de la Cámara Baja.

La iniciativa ha sido impulsada por la presidenta del Congreso, Ana Pastor, y la Comisión de Cultura, presidida por Marta Rivera de la Cruz. Gracias a estas donaciones, el Quijote podrá leerse en la biblioteca del Congreso en veinticinco lenguas distintas, entre las que se incluyen las cooficiales españolas. 

Una selección de las ediciones más significativas del Quijote —y de otras obras cervantinas— custodiadas en la biblioteca del Congreso ha quedado expuesta en el Salón de los Pasos Perdidos, que ha acogido también la celebración del acto de hoy.

 


Ana Pastor ha agradecido la respuesta de las embajadas a esta iniciativa de la Cámara Baja porque «representa el mejor hermanamiento de España con todos los pueblos, gracias a esta obra universal». Según la presidenta del Congreso, «el Quijote es patrimonio de todas las culturas y también de todas las lenguas; así, sus traducciones no consisten en adaptar un espíritu ajeno, sino en hacer comprensible al oído lo que el corazón humano comprende perfectamente en cualquier lugar del mundo».

Por su parte, Marta Rivera de la Cruz ha destacado el principal motivo de este acto: «la universalidad del Quijote». «La obra cervantina ha dejado de ser un libro español para pertenecer a la cultura del mundo entero y por ello en cualquier parte es posible encontrar a un Quijote o a un Sancho».

A juicio de Rivera de la Cruz, «si esta obra no se hubiera escrito, la historia de la literatura universal sería distinta». La presidenta de la Comisión de Cultura ha recordado cómo los personajes del Quijote pueden estar reflejados en los libros de Flaubert, Twain, Faulkner, Pushkin, Vargas Llosa o García Márquez, autores que «han reconocido su admiración por el caballero de la triste figura».
 

EL QUIJOTE, UN CLÁSICO

Darío Villanueva ha explicado en su intervención de hoy cómo el Quijote ha alcanzado «la condición de obra clásica mediante un complejo proceso que no resulta fácil objetivar. Se trata, en definitiva, de la adhesión de los lectores a ella de forma constante, sin fronteras espaciales ni temporales».

«Igualmente, para ser clásico —ha subrayado el profesor Villanueva— hay que superar las barreras lingüísticas y culturales: seguir hablándoles de temas que les conciernen a hombres y mujeres nacidos en lejanos países varios siglos después de que el autor escribiera su obra».

«Pero también resulta determinante en el reconocimiento de un clásico el papel insustituible de los traductores —en la época de Cervantes se les llamaba trujimanes o trujamanes—, que vierten a otra lengua los libros llamados a convertirse así en clásicos. Confieso mi profunda admiración hacia todos los traductores que en el mundo son, han sido y serán», ha dicho el director de la RAE.
 

TRADUCIDO DESDE 1612

Villanueva ha citado a los primeros traductores de la obra, como Thomas Shelton, que hizo la versión inglesa entre 1612 y 1620. También ha mencionado a César Oudin (1614) y a François de Rosset (1618), responsables de la edición francesa.

Entre las últimas traducciones de la obra cervantina, el director de la Academia ha aludido a las publicadas en coreano y en polaco. Se trata de unas ediciones prologadas por el propio Darío Villanueva y de las que son autores el académico correspondiente de la RAE en Corea Park Chul y el traductor polaco Wojciech Charchalis, respectivamente.

Darío Villanueva ha finalizado sus palabras sobre el Quijote con «dos sabias afirmaciones extraídas de sus páginas, que tienen mucho que ver con el significado político y la misión de todo Parlamento. La primera se refiere a la libertad, que, según el príncipe de nuestras letras, "es uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron los cielos; con ella no pueden igualarse los tesoros que encierra la tierra ni el mar encubre: por la libertad, así como por la honra, se puede y debe aventurar la vida". Y la segunda apunta hacia la voluntad democrática de todo un pueblo para encontrar el mejor camino en pos del bien común. También nos dice don Miguel: "Más ven muchos ojos que dos: no se apodera tan presto el veneno de la injusticia de muchos corazones como se apodera de uno solo"».

__

El pasado 18 de abril de 2016, a propósito del Año Cervantes, el Congreso de los Diputados ya dedicó una serie de actividades en memoria del autor del Quijote.

Más información


Discurso pronunciado por el director de la RAE, Darío Villanueva.

Con el patrocinio de

Diccionarios

UNIDRAE
Envíe las propuestas relacionadas con el Diccionario de la lengua española a la Unidad Interactiva.
Con el patrocinio de

Tuits de @RAEinforma

Formulario de búsqueda