Real Academia Española

   

La RAE y la AP debaten sobre el uso de extranjerismos en la publicidad

Los participantes en la jornada de debate de hoy.

Los participantes en la jornada de debate de hoy.

El acto se ha celebrado en la sede de la RAE.

El acto se ha celebrado en la sede de la RAE.

Soledad Puértolas, Darío Villanueva y José María Merino.

Soledad Puértolas, Darío Villanueva y José María Merino.

26.6.2018

La RAE y la AP debaten sobre el uso de extranjerismos en la publicidad

Hoy se ha celebrado en la sede de la Real Academia Española (RAE) una jornada de debate en torno al uso de extranjerismos en la publicidad. Bajo el título ¿Mejor en español?, la sesión de esta mañana, tal y como ha indicado el director de la RAE, Darío Villanueva, en la bienvenida a los asistentes, «ha estado auspiciada conjuntamente por la RAE y la Academia de la Publicidad (AP) en virtud de un convenio de colaboración firmado por ambas instituciones en 2014 y renovado este año». 

Villanueva ha remarcado que «la utilización de un español eficaz es de gran importancia, especialmente en el mundo de la publicidad». 

En el debate de hoy han participado los escritores y miembros de la RAE Soledad Puértolas y José María Merino —quien ha actuado como moderador de la jornada—, y los publicistas Alfonso González, Félix Muñoz y Carlos Sanz de Andino. 

Merino, antes de presentar a cada uno de los ponentes, ha recordado que «la jornada de hoy es una continuación de la que se celebró, también en la RAE, en 2016. En ambas buscamos debatir sobre algo que nos interesa: el uso de extranjerismos en el mundo de la publicidad». Merino ha añadido, asimismo, que la RAE nació en 1713, entre otras cosas, para luchar contra la invasión en el español de la lengua francesa. Algo que se puede aplicar, en la actualidad, al idioma inglés. 




LA LENGUA PROPIA

En su intervención, Soledad Puértolas ha querido destacar cómo «el lenguaje se presta al juego y al disfrute, a la invención. Las palabras importadas del inglés —ha añadido—, sobre todo las referidas a la técnica y a la informática, resultan opacas. Carecen de olor y de color». 

La escritora y académica ha reconocido que la realidad a la que nos referimos con ellas proviene de otro mundo, en el que el inglés es el idioma imperante. Estas palabras se nos hacen cada vez más familiares, y «sería absurdo no dar nombre a las continuas novedades que se producen. Si no tenemos esas palabras en nuestra lengua, las tendremos que importar, porque las lenguas son de todos. Pero lo que yo quiero resaltar es que los hallazgos que experimentamos con la lengua propia nos producen una satisfacción especial, que las importadas no logran alcanzar». 


LA FUERZA DE LA PALABRA

Por su parte, Alfonso González ha centrado su intervención en la vitalidad y las oportunidades que el manejo de la lengua ofrecen. «Hay que reivindicar —ha dicho— a personas que entiendan el lenguaje, que sepan manejar la lengua y que lo hagan con responsabilidad, rigor y compromiso que la sociedad merece. Personas que comprendan las diferentes variantes del idioma según las regiones o las latitudes del planeta donde se habla». 

En cuanto al uso del inglés en la publicidad, González ha reconocido que siempre le ha llamado la atención su uso excesivo. «Me molestaba que se dijera que las ideas suenan mejor siempre en inglés. Con el tiempo me di cuenta de que se trataba, simplemente, de una jerga. Todas las profesiones tienen la suya; la de la publicidad es el inglés», ha concluido. 


COMPETENCIA DEL INGLÉS

A continuación, ha sido el turno de Félix Muñoz. «En este sector —ha comenzado señalando— tenemos que pensar que nuestro idioma es, tras el inglés, el más importante en el mundo del marketing y el de los negocios. No luchamos contra el inglés, competimos con él. Por ello, todo el valor que el español pierda en favor del inglés es valor que pierde nuestro patrimonio». 

Muñoz ha añadido que la publicidad, como forma de conectar con los clientes, no puede mantenerse inflexible y no adaptarse continuamente a los usos y costumbres de la sociedad real. «Por tanto, tendríamos que analizarlo para saber cuándo la utilización de extranjerismos es correcta y conveniente y cuándo es gratuita e innecesaria». 

Si bien en algunas ocasiones se podrían justificar anglicismos por tener una alternativa demasiado compleja en español, «la mayoría de las veces —ha indicado Muñoz— no son más que maneras de crear una jerga que nos etiqueta como expertos en la materia. Otras veces es simplemente pereza por no buscar el equivalente fácil y más preciso en español». 

Para concluir, Félix Muñoz ha querido resaltar la responsabilidad de la publicidad en la divulgación en la sociedad de las palabras adecuadas. «Por tanto, deberíamos pensar y hacer cosas que ayuden a mantener el valor del idioma español». 

El último de los ponentes en intervenir, Carlos Sanz de Andino, ha reflexionado sobre la publicidad como «hermana pequeña de otras artes»: el cine, la música o la literatura. «Nuestra responsabilidad, como deudores de la literatura, es cuidar el lenguaje a la vez que lo creamos. Los publicistas tenemos que encontrar una conexión emocional con nuestros destinatarios». 

«Como hermanos pequeños —ha añadido Sanz de Andino— no somos los principales responsables de la pureza del lenguaje, aunque sí hemos de contribuir a darle esplendor. No obstante, el uso creativo del mismo ha de poder permitir, en según qué ocasiones, hacer un uso del idioma que rompa las normas». 


DEBATE

Tras la intervención de los cuatro ponentes, se ha abierto un turno de preguntas con las asistentes al acto. En él, el académico José María Merino ha puntualizado que la publicidad se puede permitir jugar con las palabras, haciendo guiños al destinatario, tal y como ocurre con la literatura. «Lo que a mi juicio es absurdo es emplear palabras inglesas cuando exista una alternativa perfectamente asentada en español». 

Soledad Puértolas, por su parte, ha añadido que «en una sociedad, como la actual, de la imagen, la palabra está menos valorada. Sin embargo, cuando se hace un hallazgo con una palabra que sea capaz de sustituir a una imagen, es algo insuperable».

A continuación, David Torrejón, secretario de la AP, ha sido el encargado de presentar las conclusiones de la jornada, que ha clausurado Pablo Alzugaray. El presidente de la AP ha señalado que si bien la promoción del español en publicidad es una carrera de fondo, se trata de una empresa importante y maravillosa. «En español, mejor», ha concluido. 

Con el patrocinio de

Diccionarios

UNIDRAE
Envíe las propuestas relacionadas con el Diccionario de la lengua española a la Unidad Interactiva.
Con el patrocinio de

Tuits de @RAEinforma

Formulario de búsqueda