Real Academia Española

   

Lectura de La vida es sueño en el Teatro La Abadía

José Luis Gómez y Blanca Portillo durante la interpretación. Foto: Carmen Botán.

José Luis Gómez y Blanca Portillo durante la interpretación. Foto: Carmen Botán.

Aurora Egido, José Luis Gómez y Blanca Portillo saludan tras la función. Foto: Carmen Botán.

Aurora Egido, José Luis Gómez y Blanca Portillo saludan tras la función. Foto: Carmen Botán.

14.4.2014

Lectura de La vida es sueño en el Teatro La Abadía

Esta noche se ha representado en el Teatro La Abadía La vida es sueño, sexta de las diez lecturas en vida del proyecto teatral «Cómicos de la lengua», dirigido por el académico, actor y director teatral José Luis Gómez.

José Luis Gómez y Blanca Portillo han sido los intérpretes que han puesto en escena una cuidada selección de fragmentos de esta obra cumbre del teatro barroco español. Han estado acompañados por la académica Aurora Egido, que ha enmarcado la obra en su contexto histórico, literario y filológico. De la música en directo se ha encargado Luis Delgado.

Aurora Egido ha comenzado recordando que «La vida es sueño o la tragedia del destino humano, como la llamó Rafael Lapesa, fue pensada por Calderón de la Barca para que se representara en un corral de comedias, como el de la Cruz o el del Príncipe, a plena luz del día, por un número escaso de actores y sobre un escenario rodeado por los espectadores. Estos verían la obra de pie en el patio, o desde  los aposentos, el balcón de la villa, la jaula de las mujeres o el desván de  la tertulia. Pensada para ser leída, más que para ser representada».

Tras resumir la génesis y el argumento de la obra, la profesora Egido ha explicado cómo Calderón «aspiró a trasladar el gran teatro del mundo al mundo del teatro, ofreciendo, a pequeña escala y en poco más de dos horas, una síntesis de los grandes problemas del hombre […]. Calderón recoge en ella algunas cuestiones teológicas y políticas de su tiempo, como las  del conflicto entre el libre albedrío y la predestinación divina, la lucha entre libertad individual y derecho colectivo, y  el tema del tiranicidio. Pero planteó además asuntos tan cruciales como el de la cárcel del cuerpo en la que el alma vive prisionera, la fuerza del destino, los límites del poder y el secreto de Estado».

Tras la lectura de los pasajes interpretados por Blanca Portillo y José Luis Gómez, Aurora Egido ha subrayado que «La vida es sueño es pura orfebrería métrica, rítmica y elocutiva, en la que los conceptos se expresan con agudeza a través de un lenguaje poético llevado al límite y convertido en música. El estilo, lleno de cultismos y metáforas encadenadas, no es sin embargo un adorno preciosista, sino que está al servicio de la expresión de los conceptos y del estado de ánimo de los personajes, que a su vez tratan de mudar, con sus palabras sonoras, su movimiento y sus gestos, a los espectadores. En La vida es sueño se da además un constante forcejeo entre la sintaxis trastocada, la métrica y los conceptos, lo que supone todo un reto para los actores que la representan».

Según Aurora Egido, «en La vida es sueño está todo: desde las sombras oscuras de la cueva de Platón, que Saramago recreara siglos después en La caverna, a la luz de la razón y las  ideas estoicas sobre el vencimiento de uno mismo, pasando por el problema de si nuestro destino está ya escrito o, como se dice en el Quijote, cada uno es artífice de su propia ventura».

Durante diez semanas seguidas, cómicos y académicos compartirán los escenarios de algunos de los teatros más representativos de la ciudad de Madrid —Teatro Español, Teatro María Guerrero, Teatro de La AbadíaTeatro Pavón—, a los que hay que sumar el salón de actos de la RAE. El ciclo forma parte de las conmemoraciones del III Centenario de la Academia, en la que, además de la primera función, se celebrará la última, dedicada a Visión estelar de un momento de guerra, de Valle Inclán, el próximo 19 de mayo.

FESTIVAL DE ALMAGRO

La andadura de «Cómicos de la lengua» seguirá este verano fuera de Madrid. Cinco de las obras que forman parte del proyecto se representarán en el 37.º Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro, que se celebrará en esta ciudad manchega del 3 al 27 de julio de 2014. Se pondrán en escena Escrito por Teresa de Ávila y la Celestina, el día 4; el Cantar de Mio Cid y Duelo de plumas: Góngora y Quevedo, el día 5; y Don Quijote de la Mancha, el día 6.

Más información


Comentario de la académica Aurora Egido sobre La vida es sueño.

Con el patrocinio de

Diccionarios

UNIDRAE
Envíe las propuestas relacionadas con el Diccionario de la lengua española a la Unidad Interactiva.
Con el patrocinio de

Tuits de @RAEinforma

Formulario de búsqueda