Real Academia Española

   

Rubén Darío y Walt Whitman, dos renovadores y visionarios

Darío Villanueva, director de la RAE, durante la conferencia. Foto: J. M. García.

Darío Villanueva, director de la RAE, durante la conferencia.

La conferencia se celebró en la Facultad de Filología. Foto: J. M. García.

La conferencia se celebró en la Facultad de Filología.

5.4.2017
Conferencia del director de la RAE en Salamanca

Rubén Darío y Walt Whitman, dos renovadores y visionarios

• Darío Villanueva ha comparado la obra de ambos autores

«Walt Whitman me parece la única figura literaria de la América del siglo en el que Rubén Darío se dio a conocer, que cumplió para su lengua el mismo papel renovador y visionario que el nicaragüense para la nuestra». Con estas palabras ha comenzado Darío Villanueva, director de la Real Academia Española (RAE), la conferencia que ha impartido hoy en Salamanca sobre «Walt Whitman con Rubén Darío en su sesquicentenario».

El acto, enmarcado en las actividades organizadas por el programa de doctorado «Español: investigación avanzada en Lengua y Literatura», se ha celebrado en el aula magna de la Facultad de Filología de la Universidad de Salamanca (USAL). 

Whitman y Darío, ha continuado el profesor Villanueva, «fueron rigurosamente coetáneos durante tan solo veinticinco años, y los separaba casi medio siglo entre sus respectivas edades. Pero [...] la obra del norteamericano no escapó a la inagotable curiosidad y erudición que caracterizaron a nuestro poeta».


VANGUARDIA URBANA

«Junto a su egocentrismo intensamente lírico, Whitman es, por romántico, profundamente nacionalista [...]. Bien entendido que su nacionalismo partía del supuesto de que los Estados Unidos representaban "la gran nacionalidad ideal del porvenir"».

Como ha explicado el director de la RAE, Whitman era un entusiasta estadounidense, pero también una especie de «nacionalista de la modernidad global»: Nueva York representa el escenario privilegiado en el que encarna la nueva cultura material y humanística.

Rubén Darío, a pesar de su temprana muerte, en 1916, cuando aún no había cumplido la cincuentena, «no estaba ciego ante esa modernidad futurista. Ya en Azul menciona que "crujían las poleas, chocaban las cadenas. Era la gran confusión del trabajo que da vértigo"». 


DARÍO Y WHITMAN

Whitman, ha concluido Darío Villanueva, «ejemplifica en Nueva York la nueva era del desarrollo sin fin y el triunfo de la gran democracia yanqui». Estos asuntos también aparecen tratados por Rubén Darío a lo largo de su obra, especialmente en el "Canto a la Argentina", que dedica al primer centenario de la independencia. Allí la ciudad de La Plata es definida como "la Metrópoli reina", a la que saludan Londres, Berlín, "y Nueva York la Babélica, / y Melbourne la oceánica".

Para el director de la RAE, este «es uno de los poemas más whitmanianos de Darío, no solo por el tema de las máquinas y las grandes urbes, sino por el canto a la masa que las habita, a los operarios del futuro abierto que espera a la Humanidad y, sobre todo, a la libertad que las Américas consagraron como emblema de su identidad». 

Con el patrocinio de

Diccionarios

UNIDRAE
Envíe las propuestas relacionadas con el Diccionario de la lengua española a la Unidad Interactiva.
Con el patrocinio de

Tuits de @RAEinforma

Formulario de búsqueda