Antonio Gil y Zárate

Retrato de Antonio Gil y Zárate por Luis Carlos Legrand. Litografía de Bachiller, 1850. © Biblioteca Nacional de España

letra P

Toma de Posesión

1 de Enero de 1841

Fallecimiento

27 de Enero de 1861

Antonio Gil y Zárate

Académico de número

El Escorial, 1793-Madrid, 1861

Nombrado académico de número a los 48 años, Antonio Gil y Zárate —catedrático, político, crítico literario, escritor, dramaturgo y filólogo— ocupó, durante 20 años, la silla P de la Real Academia Española.

Hijo de actores, a los 9 años fue enviado a París a continuar su formación, donde pronto destacó por sus dotes poéticas. Según su amigo —el también académico Eugenio de Ochoa—, el tiempo que Gil y Zárate pasó en París hizo que olvidara algunas palabras en castellano; para subsanarlo, abría las Novelas ejemplares de Cervantes como quien abre un diccionario y las recordaba nuevamente. Además de su inclinación hacia la literatura, Gil y Zárate se formó, también, en física y en matemáticas.

Autor de numerosas obras, Gil y Zárate fue uno de los más renombrados escritores políticos de la época; cultivó, entre otros géneros, el teatro, la poesía y el ensayo. Una de sus obras más conocidas es el Manual de literatura, destinado a la enseñanza, al que dedicó dos tomos completos (1842 y 1844).

Desalentado por la censura, fueron muchas las ocasiones en las que se vio obligado a dejar de lado su faceta de escritor. Ocupó entonces distintos cargos en la Administración pública: fue profesor de francés en la Escuela de Comercio del Consulado de Madrid (1828) y oficial del Ministerio de Gobernación (1836), cargo en el que abogó por la reforma de la enseñanza.

En 1840 fue despojado de su empleo público y se centró, de nuevo, en la escritura; fue entonces cuando escribió el Manual de literatura. En 1843 volvió a la Administración como secretario del Ministerio de la Gobernación y se encargó de la redacción del Plan de Estudios (1844), en el que proponía, entre otras medidas, la centralización de las universidades, la secularización de la enseñanza y la gratuidad en la primaria.

Su labor en la Academia fue intensa y participó, en 1848, en la redacción de unos nuevos estatutos. La llegada a la institución del espíritu liberal —encarnado en figuras como Martínez de la Rosa, Quintana, Vargas Ponce y el propio Gil y Zárate— supuso la  modificación de los estatutos con el fin de que la institución se popularizara entre las masas sin dejar por ello de preservar las buenas relaciones con la alta sociedad ni el tradicional buen trato con la corona.

Testigo de numerosos vaivenes políticos, Gil y Zárate —recordado por Mesonero Romanos como «el oráculo de la juventud estudiosa de aquel tiempo»— murió a los 68 años, el 27 de enero de 1861. Su biografía y su necrología fueron redactadas por el académico Ferrer del Río.

Leer biografía completa Ocultar biografía
cerrar

Buscador general de la RAE

cerrar

Diccionarios

Dudas rápidas