Esteban Terradas Illa

Esteban Terradas Illa

letra g

Toma de Posesión

13 de Octubre de 1946

Fallecimiento

9 de Mayo de 1950

Esteban Terradas Illa

Académico de número

Barcelona, 1883-Madrid, 1950

El 13 de octubre de 1946 ocupaba su asiento en la RAE el científico e ingeniero Esteban Terradas con el discurso titulado Neologismos, arcaísmos y sinónimos en plática de ingenieros: «Mientras nuestra raza no se coloque a vanguardia, transformando las riquezas del suelo, trabajando obsesionadamente en laboratorios, fábricas, talleres, astilleros, enunciando nuevas leyes físicas […] iremos necesariamente a la zaga y nuestra tarea en tecnología consistirá en adaptar del mejor modo las palabras extranjeras» (p. 288)

El médico y académico Gregorio Marañón le dio la bienvenida a la institución: «Nada vivifica y ennoblece a un idioma como la incorporación o la creación de una palabra nueva, vehículo alado de la idea nueva y del hecho nuevo» (p. 292).

Nacido en Barcelona el 15 de septiembre de 1883, Terradas se doctoró en Ciencias Exactas y en Ciencias Físicas y, más tarde, se licenció también en Ingeniería de Caminos, Canales y Puertos y en Ingeniería Industrial. Tras un breve período como profesor auxiliar en Madrid obtuvo la cátedra de Mecánica Racional en la Universidad de Zaragoza y en la de Barcelona en 1907; sin embargo, aquel era solo el principio de una larga carrera como docente .

Terradas compaginó su actividad docente con la investigación, a la que se dedicó incesantemente; fue el introductor en España de la teoría de la relatividad especial y de la física cuántica y ocupó numerosos puestos en la dirección científica del país. Recibió el encargo de proyectar una red de ferrocarriles secundarios para Cataluña, lo que le llevó a licenciarse en Ingenería de Caminos en 1918 y a encargarse, en 1923, del proyecto del metropolitano transversal de Barcelona.  

Terradas dictó cursos y conferencias en Argentina, Uruguay, Chile, Perú y en 1929 fue nombrado director general de la Compañía Telefónica Nacional de España, cuando se estaba introduciendo la automatización del servicio telefónico entre las principales ciudades españolas. En aquellos años ocupó la dirección de Telefónica y la cátedra de Ecuaciones Diferenciales en la Universidad de Madrid hasta 1931, después de la proclamación de la Segunda República, que fue destituido de ambos puestos. Terradas volvió entonces a Barcelona y durante la Guerra Civil se exilió en Argentina, donde impartió cursos de Matemáticas e Ingeniería en la Universidad de Buenos Aires y de Mecánica Racional y Resistencia de Materiales en la Escuela Superior de Aerotécnica.

Finalmente, regresó a Madrid en 1941 y se convirtió en el primer presidente del Patronato del Instituto Nacional de Técnica Aeronáutica (INTA); recuperó entonces su plaza en la Universidad y ocupó la Cátedra de Física Matemática en la Facultad de Ciencias. Fundó, también, la Junta de Energía Nuclear, participó en los trabajos del Consejo Superior de Investigaciones Científicas y fue presidente del Consejo de Administración de la Central Térmica que la Empresa Nacional de Electricidad. A lo largo de su carrera representó a España en distintos congresos y misiones oficinales; uno de ellos fue el  celebrado en 1947 por la Organización Provisional de Aviación Civil Internacional (OPACI) en Montreal.

Además de a la Española, Terradas fue miembro de la Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales (1911), de la Real Academia de Ciencias y Artes de Barcelona (1909), de la Academia de Medicina de Barcelona, de la Asociación de Ingenieros Argentinos y de la Sociedad de Ingenieros de Perú. 

Su bibliografía científica es inmensa y cabe mencionar, entre otras, las obras De la estabilidad geométrica en estructuras elásticas (1927) o Del arrastre por corrimiento relativo a los estratos fluidos (1943), así como numerosas publicaciones en revistas especializadas como Anales de la Sociedad Española de Física y Química, Memoria de la Academia de Ciencias y Artes de Barcelona, etc. Su vasta bibliografía puede visitarse en el artículo de Julio Rey Pastor, «Esteban Terradas, su vida y su obra», publicado en la Revista de la Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales (1950, pp. 381-411).

El polifacético Esteban Terradas Illa murió en Madrid el 9 de mayo de 1950, cuatro años después de haber ocupado su asiento en la RAE.

Leer biografía completa Ocultar biografía
cerrar

Buscador general de la RAE

cerrar

Diccionarios

Dudas rápidas