Ignacio de Hermosilla

Retrato de Ignacio de Hermosilla por Antonio González Ruiz, 1760. © Real Academia de Bellas Artes de San Fernando

letra P

Toma de Posesión

23 de Abril de 1767

Fallecimiento

29 de Noviembre de 1794

Ignacio de Hermosilla

Académico de número

Llerena (Badajoz), 1718-Madrid, 1794

El 23 de abril de 1767 ocupaba su asiento en la Academia el eclesiástico extremeño Ignacio de Hermosilla y Sandoval Rojas, que había sido admitido como supernumerario años antes, el 29 de noviembre de 1764.

Nacido en Llerena (Badajoz) en 1718, Hermosilla fue, además de eclesiástico, historiador, numismático, arqueólogo y epigrafista. Su hermano, José de Hermosilla, fue un ilustre arquitecto que concibió y dirigió las obras del Paseo del Prado madrileño durante el reinado de Carlos III.

A lo largo de su carrera, Ignacio de Hermosilla ocupó distintos cargos en la iglesia y en la política; fue examinador sinodal del obispado de Almería y oficial de la Cámara de Gracia y Justicia. En 1772 le fue otorgada, por todos sus meritorios trabajos e investigaciones, la Cruz de la Orden de Carlos III. Cuatro años después, en 1776, fue nombrado primer oficial de la Secretaría del Despacho Universal de Indias y, finalmente, ministro de capa y espada del Consejo Supremo de Indias en 1785.

Además de a la RAE, perteneció a la Real Academia de la Historia, de la que fue censor en varias ocasiones (1754 y 1767-1768), y a la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, de la que fue secretario (1753-1776) y consiliario (1778). En la RAE fue revisor de las ediciones del Diccionario de autoridades de los años 1770, 1780 y 1791.

El erudito Ignacio de Hermosilla fue una figura esencial en la protección de las antigüedades y monumentos históricos de España, que se consolidó durante la primera mitad del siglo XVIII. Junto con su hermano José, Ignacio de Hermosilla formó parte del proyecto de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando que pretendía documentar todas de las antigüedades árabes en España; en 1756 promovió el dibujo de todas las antigüedades albergadas en la Alhambra y, años después, de las conservadas en la mezquita de Córdoba. Con aquellos trabajos se iniciaban los estudios arabistas en España y se inauguraba el germen de la conservación monumental española.

Hermosilla colaboró, también, en la ordenación de las monedas islámicas de la colección de la Real Academia de la Historia; proporcionó abundantes monedas y remitió seis inscripciones islámicas del palacio de la Alhambra y un cuaderno con todas las inscripciones islámicas que existían en Granada en 1556.

Fue autor de varios manuscritos de historia, arqueología y antigüedades, entre los que se encuentra Noticia de las ruinas de Talavera la Vieja (1762); algunos de sus manuscritos originales se conservan aún en la Biblioteca Nacional y en la de la Real Academia de la Historia. Asimismo, Ignacio de Hermosilla participó en numerosas peleas dialécticas con otros eruditos; un ejemplo fue el poemilla burlesco lleno de insultos e improperios que dirigió al erudito Cerdá y Rico, colega de la Real Academia de la Historia y experto en Lope de Vega. El poema fue editado en 1961 por José López de Toro, «Cerdá y Rico en la picota» (Boletín de la Real Academia de la Historia (BRAH), CXLIX, 1961, pp. 136-149).

José de Hermosilla murió en Madrid el 29 de noviembre de 1794, veintisiete años después de haber ocupado su asiento en la RAE.

Leer biografía completa Ocultar biografía
cerrar

Buscador general de la RAE

cerrar

Diccionarios

Dudas rápidas