Isidro Gomá y Tomás (electo, 1940)

Imagen Isidro Gomá y Tomás (electo, 1940)

letra T

Elección

1 de Enero de 1940

Fallecimiento

22 de Agosto de 1940

Isidro Gomá y Tomás (electo, 1940)

Académico de número

La Riba (Tarragona), 1869-Toledo, 1940

En 1940 era elegido para ocupar la silla T el sucesor de Unamuno, el cardenal Isidro Gomá; sin embargo, la silla volvió a quedarse huérfana sumando un total de diez años, pues ni uno ni otro llegaron a ocuparla. Gomá y Tomás murió ese mismo año, en agosto de 1940, «su papel académico fue apenas un relámpago, un pasajero destello» (La Real Academia Española, p. 218).

Nacido en La Riba (Tarragona) el 19 de agosto de 1869, Gomá se doctoró en Filosofía y Derecho Canónico por la Universidad Pontificia de Tarragona y en Sagrada Teología por la Universidad de Valencia. Tuvo una brillante carrera eclesiástica, especialmente en torno a la diócesis de Tarragona, de la que fue nombrado obispo durante el pontificado de Pío XI en 1927.

Trabajador infatigable, Gomá compaginó durante toda su vida su labor eclesiástica con la escritura y publicó numerosos trabajos en los que relacionaba la historia de la iglesia, la vida religiosa y la liturgia, con otras cuestiones sociales como el matrimonio, la familia o la patria; el binomio catolicismo e hispanismo fue una constante en su obra.

Entre 1927 y 1933 fue obispo de Tarazona (Zaragoza) y administrador apostólico de Tudela (Navarra). En 1933 fue nombrado arzobispo de Toledo y, dos años más tarde, en 1935, recibió el alto y honorífico rango de cardenal.

La Guerra Civil le sorprendió en Tarazona y actúo, durante la contienda, como representante oficioso del Vaticano ante el general Franco. En palabras del académico Alonso Zamora, aunque «Gomá estuvo asociado, en la mente colectiva española, al nuevo régimen por sus frecuentes apariciones en la vida pública […] fue muy loable su empeño en reconstruir y ordenar lo deshecho o maltratado por la guerra, empezando por el tesoro catedralicio de Toledo» (La Real Academia Española, 1999, p. 218).

Escribió numerosos ensayos sobre asuntos religiosos y sociales —en los que ensalzaba el catolicismo y la hispanidad— entre los que se encuentran Las modas y el lujo ante la ley cristiana, la sociedad y el arte (1915) La Biblia y la predicación (1927), El Evangelio explicado (1930), La familia según el derecho natural y cristiano (1931), Apología de la Hispanidad (1934), Catolicismo y Patria (1939) o Lecciones de la guerra y deberes de la paz (1939). 

Entre sus obras destacan su popular Carta colectiva del Episcopado Español (1937), en la que incluye observaciones de otros religiosos y en la que narra la conducta y actitud de la Iglesia católica durante la Guerra Civil, así como el libro Por Dios y por España (1940), en el que reunió las pastorales y los discursos que había pronunciado durante los años de guerra.

Isidro Gomá y Tomás murió en Toledo a los pocos meses de haber sido elegido académico, el 22 de agosto de 1940. Su sucesor en la silla, Manuel Gómez-Moreno, lamentaba su pérdida en la lectura de su discurso de ingreso con estas palabras: «Es de justicia llorar su pérdida, para la Iglesia y para esta patria española, tan hambrienta de quienes sepan alimentar su espíritu» (Las lenguas hispánicas, 1942, p.5).

Leer biografía completa Ocultar biografía
cerrar

Buscador general de la RAE