Joaquín Calvo-Sotelo

Joaquín Calvo Sotelo (1905-1993). © Real Academia Española

letra l

Toma de Posesión

18 de Diciembre de 1955

Fallecimiento

7 de Abril de 1993

Joaquín Calvo-Sotelo

Académico de número

La Coruña, 1905-Madrid, 1993

El 18 de diciembre de 1955 ocupaba su asiento en la RAE el dramaturgo y jurista Joaquín Calvo-Sotelo con el discurso titulado El tiempo y su mudanza en el teatro de Benavente: «Parece previsible que, mientras el idioma español y el teatro existan, la obra de Benavente tenga una vigencia [...], una inmortalidad. Y nos alegraría que así fuese y que la crítica de un mañana lejano demostrase que no nos habíamos equivocado nosotros, sus coetáneos, siguiéndole con nuestra admiración a lo largo de su camino» (p. 89).

El poeta Gerardo Diego le dio la bienvenida a la Real Academia Española: «En el caso de Joaquín Calvo-Sotelo, el ingenio brota de él, de sus labios o de su pluma, como el agua del manantial o las chispas del fuego» (p. 95).

Nacido en La Coruña el 5 de marzo de 1905, Calvo-Sotelo se licenció en Derecho por la Universidad de Madrid. Además de escritor, fue abogado del Estado y miembro del Tribunal de Cuentas. Ocupó también los puestos de secretario de la Cámara Oficial del Libro, del Instituto Nacional del Libro Español y del Instituto de España, y presidió, durante seis años, la Sociedad General de Autores, de 1963 a 1969.

En el ámbito literario, Calvo-Sotelo sobresalió como dramaturgo. Estrenó más de cincuenta obras a lo largo de su vida y obtuvo, entre otros, el Premio Nacional de Teatro, en tres ocasiones, el Premio Piquer, el Premio Manuel Espinosa y Cortina de la Real Academia Española, el Premio Nacional de Literatura y el Premio Mariano de Cavia.

Su obra, caracterizada por su versatilidad, está compuesta por dramas, comedias y farsas; la crítica social, el humor, la ternura, el lenguaje sencillo y los diálogos ágiles están presentes en la mayoría de sus composiciones. Fue autor de la exitosa obra La muralla (1954), quince veces editada, en la que cuestionaba la actitud moral de la España de posguerra, así como de las piezas igualmente populares El rebelde (1934), La visita que no tocó el timbre (1952), Milagro en la plaza del Progreso (1954), Una muchachita de Valladolid (1956), que fue llevada al cine, Una noche de lluvia (1969), Criminal de guerra (1951), La ciudad sin Dios (1960), Operación Embajada, (1963), también llevada a la gran pantalla, La pasión de amar (1991), etc. Además, colaboró con Miguel Mihura en la comedia El contable de estrellas (1939), y cultivó la narrativa en su libro de relatos Cinco historias de opositores y once historias más (1968).

Joaquín Calvo-Sotelo murió en Madrid el 7 de abril de 1993, tras treinta y ocho años en el sillón I de la RAE.

Leer biografía completa Ocultar biografía
cerrar

Buscador general de la RAE

cerrar

Diccionarios

Dudas rápidas