Juan Crisóstomo Ramírez Alamanzón

Imagen Juan Crisóstomo Ramírez Alamanzón

letra M

Toma de Posesión

20 de Mayo de 1794

Fallecimiento

8 de Mayo de 1814

Cargo

Bibliotecario

Juan Crisóstomo Ramírez Alamanzón

Académico de número

Aliaguilla (Cuenca), ¿1759?-Griñón (Madrid), 1814

El 20 de mayo de 1794 ocupó su asiento en la RAE el que sería el primer bibliotecario de la institución, el presbítero cisterciense Juan Crisóstomo Ramírez. El nuevo ocupante de la silla M llevaba cuatro años en la Academia; había sido elegido supernumerario el 31 de marzo de 1791 y admitido como honorario el 5 de agosto de 1790.

Nacido en Aliaguilla (Cuenca) hacia 1759, Juan Crisóstomo fue rector del seminario de Cuenca (1786-1790) y de la iglesia parroquial de Santa María en Requena (Valencia, 1790-1793). Ocupó también el cargo de secretario de cámara del inquisidor general (1793), de contador de la Inquisición de Corte (1800) y fue canónigo de la catedral de Palencia (1807-1810). Además de bibliotecario de la RAE desde 1974, lo fue de la Biblioteca Real (1808-1811 y 1813-1814). Fue académico de la RAE, de la Real Academia de la Historia (1803) y de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando (1806).

En 1794, ya asentada la RAE en la nueva sede de la madrileña calle Valverde —actual sede de la Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales— la Academia podía, por fin, albergar una biblioteca con todos los libros que había adquirido desde su fundación en 1713. Antes de disponer de una sede propia, la tarea del bibliotecario había sido asumida por los distintos secretarios de la Academia, que guardaban, como cancerberos, los libros de la RAE en sus propios domicilios. Con el fin de unificar sus fondos, el 30 de diciembre de 1794 la RAE eligió como primer bibliotecario de la institución a Ramírez Alamanzón, entonces bibliotecario del rey, cuya labor principal sería el traslado y la organización de aquellos libros, al fin juntos en una única biblioteca. Pero catorce años después de su nombramiento, el 8 de noviembre de 1808, Ramírez Alamanzón tuvo que renunciar a su cargo tras la ocupación de Madrid por el ejército francés y fue también destituido como bibliotecario del rey. En la RAE le sucedió, aunque solo nominalmente, el sacerdote Joaquín Lorenzo Villanueva.

Nos obstante, tal y como relata Alonso Zamora en su libro sobre la historia de la RAE, Alamanzón «no cesó un solo día de hacerse cargo de los bienes de la corporación semiabandonada» y, «en los años duros de la guerra y las discordias, calladamente, salvó de la ruina la casa, los libros, el espíritu mismo de la Academia» (La Real Academia Española, 1999, p. 67).  

Juan Crisóstomo Ramírez Alamanzón, el silencioso cancerbero de la biblioteca académica durante los duros años de la ocupación francesa, murió en Griñón (Madrid) el 8 de mayo de 1814.

 

Leer biografía completa Ocultar biografía
cerrar

Buscador general de la RAE