Juan Pablo Pérez Caballero

Imagen Juan Pablo Pérez Caballero

letra U

Elección

7 de Enero de 1830

Fallecimiento

28 de Enero de 1836

Juan Pablo Pérez Caballero

Académico de número

Madrid, 1785-28 de enero de 1836

Elegido miembro honorario de la Real Academia Española el 24 de julio de 1827 y supernumerario el 31 de enero de 1828. Ascendió a numerario para ocupar la silla U, el 7 de enero de 1830, un día después del fallecimiento de su antecesor, Lorenzo de Carvajal.

Respecto a su actividad en la Academia, cabe destacar que compartió tareas con Javier de Burgos y con Musso y Valiente, miembro como él de la Real Academia de la Historia, para «sacar adelante la institución “de la postergación en que yacía desde 1813”, a causa de las persecuciones y destierros a los académicos tachados de afrancesados tras la guerra de la Independencia», afirma Martín Almagro Gorbea, en la ficha del académico incluida en el Diccionario biográfico español de la Real Academia de la Historia.

Segundo hijo de José Pérez Caballero, destacado personaje de la judicatura y la vida política en la Corte desde Carlos III hasta Fernando VII, y de María Antonia Soria y Romero de Tejada, Pérez Caballero se formó en Leyes y obtuvo el título de doctor en Derecho en la Universidad de Alcalá (Madrid), donde, finalmente, también se desempeñó como profesor de Historia del Derecho.

A lo largo de su trayectoria profesional ocupó importantes cargos, como el de letrado, siguiendo los pasos de su padre, con uno de los despachos más famosos de la Corte; regidor del Ayuntamiento de Madrid; contador mayor y secretario de la Diputación de los Reinos; ministro honorario del Supremo Consejo de Hacienda, y miembro de la Real Orden de Carlos III. Asimismo, fue honorario de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando y estuvo relacionado con el Ateneo Científico y Literario de Madrid.

En 1832 fue nombrado miembro honorario de la Real Academia de la Historia y supernumerario el 2 de abril de 1834. Respecto a su actividad en dicha institución parece que fue bastante notable, pues participó con continuidad en las reuniones de esta y «junto a Miguel Salvá y Munar, Tomás López y Vicente González Arnao, fue miembro fundacional de la Comisión de Cortes y Fueros instituida el 31 de octubre de 1834, lo que refleja su formación jurídica y que también se dedicaría al Medioevo», detalla Martín Almagro Gorbea. Asimismo, hay que destacar que se le encargó llevar a cabo un Glosario y que en su puesto de VII anticuario «se limitó a efectuar algunas adquisiciones de monedas, a las que era aficionado y a realizar informes sobre el Numario, siendo poco frecuentes las referencias a sus actividades en las actas de las sesiones», según explica Almagro Gorbea. El 26 de septiembre de 1834, se presentó a las elecciones para ocupar el puesto de anticuario y las ganó, aunque su labor en dicho cargo fue bastante breve, pues falleció el 28 de enero de 1836, un año después de ocupar este puesto.

Parece que también tuvo en propiedad una gran fortuna: «era dueño de diversas casas en Madrid y de tierras y ganado lanar en Muro de Carne (La Rioja), Suellacabras (Soria) y Alcalá de Henares (Madrid), posesiones que debió de heredar de su padre, cuyo origen soriano y el desempeño del cargo de fiscal en el Real Consejo de la Mesta con el conde de Campomanes probablemente explican su fortuna ganadera, que completó, gracias a su matrimonio, con nuevas posesiones en La Carolina y Écija, puntos estratégicos estrechamente relacionados con la trashumancia de la Mesta», señala Martín Almagro Gorbea. Además, se le relacionó con las personalidades más destacadas de su época, como Alcalá Galiano, Ceán Bermúdez, Flores Calderón, el duque de Rivas, Espronceda, Gómez Hermosilla, Clemencín, Manuel Silvela, Vargas Ponce o Fernández de Navarrete.

Leer biografía completa Ocultar biografía
cerrar

Buscador general de la RAE

cerrar

Diccionarios

Dudas rápidas