Pedro Téllez Girón

Imagen Pedro Téllez Girón

letra T

Toma de Posesión

23 de Febrero de 1790

Fallecimiento

7 de Enero de 1808

Pedro Téllez Girón

Académico de número

Madrid, 1755-1808

El 23 de febrero de 1790 ocupaba el asiento T de la RAE el duque de Osuna Pedro Téllez Girón, noble, militar y mecenas, que había sido admitido como académico honorario tres años antes, el 10 de julio de 1787.

Nacido en Madrid el 8 de agosto de 1755, el duque de Osuna fue, en palabras del académico Alonso Zamora, «una personalidad atrayente, muy rica de matices y de primera línea en la vida cultural» (La Real Academia Española, 1999, p. 79). Siguiendo la trayectoria de su padre y de su abuelo, el joven duque fue educado en la carrera militar e ingresó en el Regimiento de Reales Guardias Españolas. Fue, además, alcalde mayor de Sevilla (1787), alcaide perpetuo de la Real Fortaleza de Soria (1787), regidor perpetuo de la villa de Linares (1787), mariscal de campo, director general de las Reales Guardias de Infantería Españolas y teniente general (1791). Luchó en Gibraltar y en Menorca, donde fue nombrado brigadier por Carlos III, así como en la guerra del Rosellón. En 1798, el duque fue nombrado embajador en Viena, pero le fue denegado el plácet en la corte vienesa y pasó varios años en París con su familia, hasta su regreso a Madrid en enero de 1800.

Casado con su prima la condesa-duquesa de Benavente María Josefa Alonso Pimentel, mecenas de Goya y de otros artistas, escritores y científicos, ambos representaron los ideales cultos de la Ilustración. Tenían un salón literario propio al que acudía lo más granado de la sociedad intelectual de la época y poseían una espléndida colección de pinturas de artistas de la talla de Rubens, Van Dyck o Goya, así como una nutrida y conocida biblioteca. El duque quiso hacerla pública, pero no logró el permiso, ya que poseía numerosos títulos extranjeros prohibidos. Además de la literatura y la pintura, ambos tuvieron pasión por el teatro y por la música; en su casa se representaron numerosas obras y la condesa mantuvo una relación epistolar con compositores como Haydn o Boccherini.

Por empeño de la condesa, hacia 1783 los duques de Osuna construyeron El Capricho, una quinta de recreo en las cercanías de Madrid ­—en la actual Alameda de Osuna—, donde levantaron un palacio y un enorme jardín, conocido actualmente como Parque El Capricho.

Tras una intensa vida política e intelectual, Pedro Téllez Girón murió en Madrid el 7 de enero de 1807; su mujer lo hizo veintisiete años después, el 5 de octubre de 1834. El matrimonio Osuna fue inmortalizado por Goya en numerosas ocasiones, el resultado de una de ellas fue el delicioso retrato familiar, Los duques de Osuna y sus hijos (1787-1788), que se encuentra hoy en el madrileño Museo Nacional del Prado.

También hoy se puede visitar El Capricho de los duques de Osuna, en Alameda de Osuna (Madrid), el palacio y los pintorescos  jardines por los que un día pasaron tantos artistas e intelectuales y que fueron cobijo de conciertos, cuadros, obras de teatro y libros prohibidos.

Leer biografía completa Ocultar biografía
cerrar

Buscador general de la RAE

cerrar

Diccionarios

Dudas rápidas