Segismundo Moret y Prendergast (electo, 1894)

Retrato de Segismundo Moret y Prendergast por L. Rovira. Litografía Mercantíl (Barcelona, 1869). © Biblioteca Nacional de España

letra H

Elección

19 de Abril de 1894

Fallecimiento

28 de Enero de 1913

Segismundo Moret y Prendergast (electo, 1894)

Académico de número

Cádiz, 1838-Madrid, 1913

El 19 de abril de 1894 era elegido académico el político y orador Segismundo Moret y Prendergast. Pero Moret nunca llegó a tomar posesión de su plaza; murió diecinueve años después, en 1913, sin haber ocupado su asiento en la RAE.

Nacido en Cádiz el 2 de junio de 1838, Moret fue un hombre de extraordinaria formación y cultura. Licenciado en Derecho y Administración, a los veinticinco años era ya catedrático de Hacienda en la Universidad de Madrid y fue, a lo largo de su carrera, un gran político y orador. Destronada Isabel II en 1868, ocupó distintos cargos durante el Sexenio Democrático (1868-1874); en 1869 fue elegido  diputado por Ciudad Real y ocupó los ministerios de Ultramar, en 1870, y de Hacienda, en 1871. Tras la Restauración alfonsina de 1874, Moret siguió ocupando distintos ministerios en el gobierno de Sagasta; fue ministro de Estado durante tres años, de 1885 a 1888, y de Gobernación en 1889. En 1892 obtuvo la cartera de Fomento, desde la que procuró modernizar la educación, y en 1893 volvió al Ministerio de Estado.

Tras el estallido de la rebelión en Cuba en 1895, Moret fue partidario de resolver el conflicto mediante la concesión de una amplia autonomía a las colonias. Sin embargo, una vez nombrado ministro de Ultramar en 1897, no logró poner fin al conflicto ni evitar la intervención militar de los Estados Unidos en las colonias al año siguiente, en abril de 1898. Entre 1901 y 1902 fue nombrado de nuevo ministro de Gobernación, y en 1905, presidente del Congreso, cargo desde el cual fue testigo de la Conferencia de Algeciras en la que que se le concedió a Francia la hegemonía sobre Marruecos a cambio de una mayor influencia de España en el norte. Tras la caída de Antonio Maura en 1909, presidió de nuevo el Consejo hasta 1910, y lo hizo de nuevo tras el asesinato de Canalejas, en noviembre de 1912. Pero aquel mandato fue breve, pues murió un año después, en enero de 1913.

Además de político, Moret fue un gran empresario y abogado. Participó en negocios relacionados con la agricultura y el mercado inmobiliario e invirtió, también, en empresas extranjeras. Presidió la Sociedad General de Fosfatos de Cáceres, la Compañía del Ferrocarril Central de Aragón y el Banco General de Madrid.

Fue autor de algunas obras de materia jurídica y hacendística —El capital y el trabajo ¿son armónicos o antagonistas? (1861), Estudios Financieros (1868), etc.—, pero fue sobre todo un gran orador y escritor de discursos. Redactó y pronunció infinidad de discursos sobre asunto jurídicos y políticos en el Parlamento y en otras instituciones, principalmente en el Ateneo Científico y Literario de Madrid, que presidió en tres ocasiones hasta su muerte, (1884-1886, 1894-1897 y 1899-1913). Asimismo, presidió la Real Sociedad Geográfica y la Institución Libre de Enseñanza, de 1881 hasta su muerte, en 1913.

En el ámbito de académico, en 1870 fue presidente de la Academia Matritense de Jurisprudencia y Legislación y fue llamado, además de a las filas de la RAE, a las de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas en 1855, donde corrió la misma suerte que en la Española. En 1899, la friolera de cuarenta y cuatro años después de haber sido elegido miembro de la de Ciencias Morales y Políticas, presentó, por fin, el preceptivo discurso de ingreso que le permitía formalizar su plaza; sin embargo, lo pidió de vuelta para revisarlo y jamás lo devolvió. De acuerdo con los Estatutos de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas, fue eliminado de su nómina. En cambio, su presencia en la Academia de Jurisprudencia fue muy activa.

El escritor y académico de la RAE Juan Valera, en cuya correspondencia se encuentran referencias, generalmente deslenguadas, sobre casi todos los académicos, describía de esta manera a Moret en una carta que escribió a su mujer desde Washington el 13 de enero de 1886: «Moret es una extraña combinación de niño listo, que sabe muchas cosas de memoria, de elocuente sentimental, de relumbrón y de mal gusto y de encubridor con dicha sensiblería de su cortísima o ninguna moralidad» (Coster, Correspondencia de Don Juan Valera (1859-1905) (1956), p. 130.)

E l político y empresario Segismundo Moret, el «niño listo», murió en Madrid el 28 de enero de 1913, sin llegar a ocupar jamás el sillón que la RAE le tenía reservado.

Leer biografía completa Ocultar biografía
cerrar

Buscador general de la RAE

cerrar

Diccionarios

Dudas rápidas