Severo Catalina del Amo

Severo catalina

letra A

Toma de Posesión

25 de Marzo de 1861

Fallecimiento

19 de Octubre de 1871

Severo Catalina del Amo

Académico de número

Cuenca, 1832-Madrid, 1871

El 25 de marzo de 1861, a los veintiocho años, ocupaba el sillón A de la RAE el filólogo hebraísta y periodista Severo Catalina del Amo, que leyó un discurso sobre Las lenguas semíticas en su influencia sobre la castellana: «Á través de las capas latinas que forman buena parte de su caudal [de la lengua castellana], se descubren en el fondo preciosos restos semíticos» (p. 135). Su amigo, el académico Tomás Rodríguez Rubí, le dio la bienvenida a la institución con estas palabras: «Habéis elegido un joven que, guiado por sabios maestros en el estudio de la filología semítica y profundo á la vez en la lengua de los clásicos latinos, podrá prestar servicios eminentes á esta Corporacion» (p. 153).

Nacido en Cuenca el 6 de noviembre de 1832, Severo Catalina comenzó su formación en el seminario diocesano y se doctoró en Derecho y Filosofía por la Universidad Central en 1857. Además de abogado y destacado periodista —colaboró en los diarios El Reformador Conquense (1852), El Estado, La España y El Gobierno— Severo Catalina fue catedrático de Hebreo en la Universidad Central de Madrid (1857-1868) y ocupó distintos cargos jurídicos y políticos a lo largo de su carrera; fue diputado por Alcázar de San Juan (Ciudad Real) y Cuenca, director general del Registro de la Propiedad en 1864 y director general de Instrucción Pública en 1866. En 1868, en el último gobierno de Isabel II, fue nombrado ministro de Marina y ministro de Fomento. Sin embargo, tras la Revolución de 1868 y el destierro definitivo de la reina a París, el fiel y monárquico Severo Catalina acompañó a la reina en el exilio y viajó a Roma para interceder por ella ante el papa Pío IX. Durante su estancia de diez meses en Roma, escribió la obra Roma, publicada de manera póstuma por la Real Academia Española en 1873, con un prólogo del académico Francisco Cutanda, insustituible fuente de información sobre Severo Catalina. En 1871 volvió a España con la ilusión de retomar su cátedra de Hebrero en la Universidad Central, pero murió repentinamente a los pocos meses, en octubre de 1871.

Además de la obra póstuma Roma, editada por la RAE en 1873, así como de numerosos artículos y algún que otro poema, el académico escribió varios libros que lograron una gran difusión; La mujer: Apuntes para un libro La verdad del progreso. 

Severo Catalina del Amo murió repentinamente en Madrid el 19 de octubre de 1871, a los treinta y ocho años. Diez años antes, el día de su ingreso en la RAE en 1861, leía con emoción estas palabras:

«Yo, por desdicha, no traigo timbres ni laureles, ganados en el concurso de los sabios, ceñidos entre el aplauso de la multitud; más traigo una voluntad sincera y pronta; cariño intenso á los estudios que forman vuestro instituto; celo vivísimo por la pureza y esplendor de nuestra sonora lengua castellana […]» (Las lenguas semíticas en su influencia sobre la castellana, 1861, p.101).

Leer biografía completa Ocultar biografía
cerrar

Buscador general de la RAE

cerrar

Diccionarios

Dudas rápidas