Vicente González Arnao

Detalle del retrato de Vicente González Arnao. Anónimo siglo XIX. N. º Inv.: 209. © Real Academia de la Historia

letra G

Toma de Posesión

1 de Enero de 1804

Fallecimiento

4 de Marzo de 1845

Vicente González Arnao

Académico de número

Madrid, 1776-1845

En 1804 ocupaba su sillón en la RAE el jurista y político Vicente González Arnao, que llevaba en la Academia desde 1802; primero como miembro honorario y, un mes después, como supernumerario.

Diez años después de haber ocupado el asiento L, Arnao fue excluido de las filas de la institución en la fatídica sesión del 10 de noviembre de 1814, en la que se destituyó, por decreto real de Fernando VII, al entonces director de la institución Ramón Cabrera y se nombró, en su lugar, al duque de San Carlos José Miguel de Carvajal y Vargas, figura de confianza del rey. En esa misma sesión, el duque de San Carlos impuso el absolutismo fernandino y expulsó de la RAE a González Arnao y a otros dos académicos liberales y afrancesados, José Antonio Conde y Meléndez Valdés. Sin embargo, tanto Antonio Conde como González Arnao fueron rehabilitados en 1818 y en 1831, respectivamente. Pero Arnao ya no volvió a la silla L, sino que le fue asignada la silla G tras la muerte de Villamil, quien había contribuyó a su expulsión en 1814.

Nacido en Madrid el 27 de octubre de 1766, González Arnao se doctoró en Derecho en la Universidad de Alcalá de Henares, de cuyo claustro formó parte muy pronto como catedrático. A lo largo de su carrera ocupó distintos cargos en el Ayuntamiento de Madrid y participó en ciclos de conferencias organizados por la Biblioteca Real.  

González Arnao se declaró enemigo del absolutismo y abierto partidario de la nueva monarquía francesa y firmó, junto a otros afrancesados españoles, la Constitución de Bayona de 1808 a favor de José I Bonaparte. Inmediatamente después, en 1809, José I lo nombró secretario del Consejo de Estado; sin embargo, tras la vuelta de Fernando VII en 1814 y la restauración del absolutismo, Arnau fue expulsado de la vida política, de la RAE, de la Real Academia de la Historia —de la que era director desde 1811—, y emigró a París hasta 1831, aunque hizo un breve viaje a Madrid en 1820, al inicio del trienio liberal. Durante el exilio, trabajó como abogado e intermediario de los fugitivos franceses y españoles de la represión absolutista, lo que acrecentó su fama como jurista. Regresó definitivamente a España en 1831 y fue readmitido en la Real Academia de la Historia y en la RAE, el 7 de abril de 1831. Inició, también, una tertulia literaria en su casa de la calle Relatores de Madrid, donde se daban cita, entre otros, el precursor del romanticismo Mariano José de Larra. Tras su vuelta a España, Arnao siguió vinculado a Francia y a la Guerra Carlista, y fue nombrado representante de España en Roma.

En la RAE, su labor académica fue escasa; los avatares políticos y el exilio lo mantuvieron alejado de la institución durante largo tiempo. No obstante, fue autor de un Elogio de Cisneros (1805), redactó partes del Diccionario Histórico -geográfico de España (1802), dio cuerpo a un Diccionario abreviado de la lengua castellana (1826) y escribió, también, un Elogio de Campomanes (1803). En el archivo se conserva todavía su petición de admisión como honorario del 31 de diciembre de 1801; la solicitud de readmisión en la RAE de 1831 y una comunicación del 5 de marzo de 1845 que notifica su muerte.

Vicente González Arnao murió en Madrid el 4 de marzo de 1845. En su figura, en palabras del académico que recogió la historia de la RAE, Alonso Zamora, «se empieza a ver ya el tipo representativo del siglo XIX, que, sin dejar las ocupaciones intelectuales, conoce ya la Banca (fue socio de banqueros parisinos en 1827), los negocios, etc.» (La Real Academia Española, 1999, p. 133).

Leer biografía completa Ocultar biografía
cerrar

Buscador general de la RAE