12.ª Entrega (julio de 2022)
Versión del 15/07/2022
Equipo Real Academia Española
Familia Ver familia de palabras
órgano s. (1252-)
órgano, hórgano, huérgano, vuérgano, organillo, organito
También en esta página: órgano2 (1812-1946)
Etim. Del latín organum, i 'instrumento' e 'instrumento de música', y esta, a su vez, del griego órganon 'instrumento', 'parte del cuerpo' e 'instrumento musical' (véase Glare, P. G. W. (ed.), OLD, s. v. organum; Liddell, H. G. / Scott, R., A Greek-English Lexicon, s. v. órganon).

Se documenta por primera vez, en la acepción etimológica 'objeto que sirve para producir sonidos musicales', en 1252, en Los Milagros de Nuestra Señora, de Gonzalo de Berceo, y se consigna por vez primera en el Universal vocabulario en latín y en romance (1490) de Fernández de Palencia. De mediados del siglo XIII son también los primeros testimonios de órgano como 'instrumento musical de viento y teclado compuesto por una serie de tubos de diferente longitud, forma y diámetro, unos fuelles que impulsan el aire, una serie de registros que modifican el timbre o la intensidad de los sonidos, y generalmente un teclado de pedales'; el primero, "maestro en órgano", de una Carta de Alfonso X el Sabio de 1254, parece aludir a un maestro organero, es decir, especialista en hacer o arreglar órganos. Con el significado 'persona o cosa que sirve para realizar una función', desde 1370, en Tratado de la Comunidad según el testimonio del manuscrito &-II-8 de la Biblioteca de El Escorial. Como 'parte de un cuerpo animal o vegetal que realiza una función' se atestigua por vez primera en 1396, en De secreto secretorum, de J. Fernández de Heredia; en esta acepción esta palabra cuenta con una copiosa documentación y con un buen número de modificadores y complementos. Con la acepción 'cualidad del sonido de una voz', órgano se localiza en un reducido número de textos desde 1433, en la Traducción y glosas de la Biblia de Alba, I, de M. A. de Guadalfajara. Como 'arma de artillería compuesta de varios cañones', se documenta desde 1595, en Teórica y práctica de guerra, de B. de Mendoza. Como 'aparato compuesto de varios tubos de estaño que sirve para enfriar bebidas', en 1642, en la Cédula real en que Su Magestad manda se observe y guarde la moderación de alquileres de casas y precios de todos géneros comerciables. Con el significado 'arte o técnica de tocar el órgano' se registra ocasionalmente desde 1690, en Documentos sobre música en la catedral de Sigüenza. Como 'parte de una organización que tiene una función específica', órgano empieza a registrarse en 1742, en Cartas eruditas y curiosas, I, de B. J. Feijoo. Como 'reja levadiza de madera, con puntas de hierro, que sirve para defender la puerta de una fortificación', se documenta por primera vez en 1769, en el tomo primero de la traducción, hecha por M. Sánchez Taramas, del Tratado de fortificacion ó Arte de construir los edificios militares y civiles, de J. Muller. Como 'persona que toca el órgano', se atestigua desde 1775, en El Lazarillo de ciegos caminantes, de Concolorcorvo (Alonso Carrió de la Vandera). Con la acepción 'publicación periódica que representa los intereses de un partido político o una organización', se registra a partir de 1830, en La oración inaugural del curso de oratoria del Liceo de Chile de José Joaquín de Mora. (Artículos y notas de la polémica), de A. Bello. Como 'planta de la familia de las cactáceas de hasta 10 metros de altura, con forma de columnas, empleado para hacer cercas o con fin ornamental. Nombre científico: Cereus peruvianus, Cereus marginatus', se localiza ya en 1883, en el Vocabulario de la Historia de Guatemala, de F. A. de Fuentes y Guzmán, II, de J. Zaragoza y Cucala. Con el significado 'roca volcánica que tiene forma de columnas', se documenta por vez primera en 1892, en "Irlanda [...]", de E. Wilde. Como 'instrumento musical mecánico, generalmente portátil, que se toca haciendo girar mediante un manubrio un cilindro con púas oculto en su interior y que produce un sonido parecido al del órgano o al del piano', se atestigua por primera vez en 1993, en De donde son los cantantes, de S. Sarduy. Con el valor 'instrumento musical de teclado que tiene tecnología electrónica', se registra desde 1997, en una publicación de El País (Madrid). Como 'parte de una máquina que realiza una función', se localiza en 1949, en Las ciencias y las armas, de E. Terradas. Como 'órgano copulador y miccionador del hombre y de algunos animales de sexo masculino', órgano se documenta en 1961, en la novela Tiempo de silencio, de L. Martín-Santos. Y como 'persona que toca el órgano', en 1995, en una noticia de La Vanguardia (Barcelona).

En diversos repertorios lexicográficos se consignan las siguientes acepciones: 'dulzaina, organillo' en el Diccionario del habla nicaragüense (1948) de Valle; 'medio o conducto que pone en comunicación dos cosas' desde el diccionario académico de 1737; y 'ave de canto de la Provincia de Moxos en el Reyno de Quito' en el Vocabulario de las voces provinciales de América (1789), de Alcedo.

Por otra parte, órgano se integra en diferentes unidades pluriverbales. Así, órgano de boca, con la acepción 'instrumento musical de viento formado por una serie de lengüetas fijas en una placa de metal y encerradas en una estructura de madera, que se toca soplando o aspirando se atestigua en 1828, en el tomo primero de la traducción, hecha por R. Frau y J. Trías, del Compendio elemental de fisiología, de F. Magendie; órgano de gatos, con la acepción de 'música desagradable o producida por voces o instrumentos desafinados' se documenta en 1820, en el Diccionario Francés-Español y Español-Francés, de Núñez de Taboada; órgano de mar, con la acepción 'coral de la familia de los tubíporas cuyos pólipos forman elementos verticales en forma de tubos de órgano. Nombre científico: Tubipora musica' se registra en 1785, en el tomo primero de la traducción, hecha por J. Clavijo y Fajardo, de la Historia natural, general y particular, de Buffon; órgano de Móstoles, con el significado 'situación desequilibrada' se atestigua en 1840, en el Diccionario de la lengua castellana, de Real Academia Española; por órgano de, con la acepción 'con ayuda de [alguien o algo]' se localiza desde 1726, en Teatro crítico universal, I, de B. J. Feijoo. 

  1. ac. etim.
    s. m. Objeto que sirve para producir sonidos musicales.
    docs. (1252-1997) 27 ejemplos:
    • 1246-1252 Berceo, G. Milagros Nuestra Señora [1971] 30 Esp (CDH )
      Nunca trobé en sieglo logar tan deleitoso, / nin sombra tan temprada nin olor tan sabroso; / descargué mi ropiella por yazer más vicioso, / poséme a la sombra de un árbor fermoso. / Yaziendo a la sombra perdí todos cuidados, / odí sonos de aves, dulces e modulados; / nunqa udieron omnes órganos más temprados, / nin qe formar pudiessen sones más acordados. /
    • 1943 Subirá, J. LéxMúsica danza (FG)
      ORGANO. [...] Mús. Nombre genérico de instrumento musical.
    • 1246-1252 Berceo, G. Milagros Nuestra Señora [1971] 30 Esp (CDH )
      Nunca trobé en sieglo logar tan deleitoso, / nin sombra tan temprada nin olor tan sabroso; / descargué mi ropiella por yazer más vicioso, / poséme a la sombra de un árbor fermoso. / Yaziendo a la sombra perdí todos cuidados, / odí sonos de aves, dulces e modulados; / nunqa udieron omnes órganos más temprados, / nin qe formar pudiessen sones más acordados. /
    • c1270 Alfonso X Estoria Espanna [2002] Esp (CDH )
      E otro si sabet que a la ora que Nero auie de yr en hueste. la primera cosa de que auie cuydado. era de guisar sus carretas en que leuasse sus organos & sus estrumentos. & las cosas que auie mester pora su iogleria. E de fazer uestir todas sus amigas a manera de omnes. & de las mostrar a ferir de segures & mayor mientre a tirar dardos a manera de las amazonas.
    • 1385 Fdz Heredia, J. Gran Crón Esp I (BNM 10133) [1995] fol. 520r Esp (CDH )
      Entanto que quando / ella yua sobre el rio / el qual a nombre quiano / yua sobre una barca / la qual auia / toda la popa de oro con uelas de seda / todas de color de purpura & semblant / era la tienda. & los remos eran / dargent & bogauan planament. por / tal quel son delos remos no embargase / la melodia del son delos huerganos / que sonauan. & ella yazie enla popa de / la barca.
    • c1422-1433 Guadalfajara Trad Biblia Alba II [1920-1922] Esp (CDH )
      Dixo Dauid a los prinçipes de los leuitas que costituyesen de sus hermanos cantores con organos de musica e gitarras e çitharas e çinbalis que ressuenen con altos ssones con boz de alegria.
    • 1490 Palencia, A. VocLatRomance [1967] Esp (NTLLE)
      [organum] órgano, nombre general de instrumento músico, avn que ya de costumbre se toma por el que soflan con fuelles, pero también se pueden dezir las flautas et las trompetas, que con soplido del resollo se tañen [...].
    • 1541 Carvajal, G. Rel descubrimiento río Grande [1955] 102 Esp (CDH )
      Otro día, a 25 de junio, pasamos por entre unas islas que pensamos que estuviesen despobladas, pero después que nos hallamos en medio de ellas fueron tantas las poblaciones que en las dichas islas parecían y vimos, de que nos pesó, y como nos vieron salieron a nosotros al río sobre doscientas piraguas, que son que cada una trae 20 y 30 indios y algunas traen a 40 (de estas hobo muchas); venían muy lucidas con diversas divisas y traían muchas trompetas y atambores y órganos que tañen con la boca y rabes que tienen tres cuerdas y venían con tanto estruendo y grita y con tanta orden que estábamos espantados.
    • 1611 Rosal, F. Etimología vocablos lengua castellana Esp (NTLLE)
      Organo. así llaman el Griego y Latino a qualquier instrumento Musico.
    • 1628 Quevedo Villegas, F. Disc Diablos [2003] Esp (CDH )
      Y en tanto que ellos se quejaban, sirviendo de órgano los alaridos de sus blasfemias, acompañado del tenor de un cuerno, un hombre gordo, cantando tiples desde un coro de fuego, decía:
    • 1644 Enríquez Gmz, A. Siglo pitagórico [1991] Esp (CDH )

      La vieja y la niña se acomodaron junto a mí, por huir del soldado. Empezaron algunos a roncar, digo a tocar el clarín de bellota, *y el que lo hacía infernalmente era el alguacil; podía ser chirimía de Lucifer. El poeta dijo:

      — ¡Mal año para el órgano de Apuleyo! *¿Quién ha de dormir oyendo esta música?

    • 1758 Isla, J. F. Fray Gerundio [1992] Esp (CDH )
      Hablo de ese vocal instrumento y, al mismo tiempo, ventoso, que tan dulcemente titila nuestros oídos; hablo de ese equivalente o, como se explica el discreto farmacopola, de ese quid pro quo de órgano, que añade tanta majestuosa armonía a la solemnidad del Sacrificio; hablo, en fin, para que me entiendan todos, de esa sonora gaita gallega que tanto nos encanta y nos hechiza.
    • 1847 Estébanez Calderón, S. Escenas andaluzas [1985] Esp (CDH )

      Este personaje, tan autorizado por este vestido lleno de majeza, cuanto por cierta deferencia que todos le tributaban, traía debajo del brazo, con aire gentil y desembarazado, una rica vihuela que no era preciso que cantase para conocer al punto que era natural de Málaga, e hija legítima de las primorosas e inteligentes manos del famoso y antiguo artífice Martínez. Tal guitarra era ancha en el fundamento, delineada a maravilla en el corte, el mástil llamándose atrás con graciosidad gentil, el pontezuelo de ébano, así como los trastes, las clavijas con ojete eran de granadillo y el clavijero de marfil, de donde colgaba en cintas blancas y rojas el moño o fiador. El instrumento era, pues, de toda orquesta, es decir, de a seis órdenes, y el encordeje de lo más fino, con bordones sonoros o de argentería. Se conocía desde luego que era el órgano maestro de aquella catedral, el arpa druídica de aquel cónclave, y el contrapunto y maestro de capilla que había de guiar y dar la entonación a todo el instrumental que allí se convocase.

    • 1943 Subirá, J. LéxMúsica danza (FG)
      ORGANO. [...] Mús. Nombre genérico de instrumento musical.
    • 1246-1252 Berceo, G. Milagros Nuestra Señora [1971] 30 Esp (CDH )
      Nunca trobé en sieglo logar tan deleitoso, / nin sombra tan temprada nin olor tan sabroso; / descargué mi ropiella por yazer más vicioso, / poséme a la sombra de un árbor fermoso. / Yaziendo a la sombra perdí todos cuidados, / odí sonos de aves, dulces e modulados; / nunqa udieron omnes órganos más temprados, / nin qe formar pudiessen sones más acordados. /
    • c1270 Alfonso X Estoria Espanna [2002] Esp (CDH )
      E otro si sabet que a la ora que Nero auie de yr en hueste. la primera cosa de que auie cuydado. era de guisar sus carretas en que leuasse sus organos & sus estrumentos. & las cosas que auie mester pora su iogleria. E de fazer uestir todas sus amigas a manera de omnes. & de las mostrar a ferir de segures & mayor mientre a tirar dardos a manera de las amazonas.
    • 1385 Fdz Heredia, J. Gran Crón Esp I (BNM 10133) [1995] fol. 520r Esp (CDH )
      Entanto que quando / ella yua sobre el rio / el qual a nombre quiano / yua sobre una barca / la qual auia / toda la popa de oro con uelas de seda / todas de color de purpura & semblant / era la tienda. & los remos eran / dargent & bogauan planament. por / tal quel son delos remos no embargase / la melodia del son delos huerganos / que sonauan. & ella yazie enla popa de / la barca.
    • c1422-1433 Guadalfajara Trad Biblia Alba II [1920-1922] Esp (CDH )
      Dixo Dauid a los prinçipes de los leuitas que costituyesen de sus hermanos cantores con organos de musica e gitarras e çitharas e çinbalis que ressuenen con altos ssones con boz de alegria.
    • c1422-1433 Guadalfajara Trad Biblia Alba II [1920-1922] Esp (CDH )
      Asaph, el prinçipe e segundo del Zacharias, Ieyel, Samiramoth, Iehiel, Mathathias, Eliab, Bananias, Obed Edom, Iehiel, con organos de psalterio e çitharas, e Aseph con çimbales resonantes.
    • c1422-1433 Guadalfajara Trad Biblia Alba II [1920-1922] Esp (CDH )
      E con ellos Heman e Ieduthun, que tañian con thubas e çimbalas que ressonauan, e con quantos organos de musicos ser podian, e con organos de canto.
    • c1422-1433 Guadalfajara Trad Biblia Alba II [1920-1922] Esp (CDH )
      E con ellos Heman e Ieduthun, que tañian con thubas e çimbalas que ressonauan, e con quantos organos de musicos ser podian, e con organos de canto.
    • c1422-1433 Guadalfajara Trad Biblia Alba II [1920-1922] Esp (CDH )
      Quiere dezir que, estando cantando en el templo con estos organos que aqui dize que en tanta de contemplaçion estauan, que luego con aquel spiritual delecte en que estauan, asentaua sobre ellos el spiritu santo, e prophetizauan muchas cosas asy del cabtiuerio de Israhel como del nasçimiento del Mexias, como del nasçimiento del Antexpo.. E este Asaph e Jeduthum e Heman, que aqui agora dize, eran psalmistas, e fizieron asaz psalmos del psalterio, segund que en el psalterio deximos, a se fallara en las rubricas de aquellos psalmos.
    • c1422-1433 Guadalfajara Trad Biblia Alba II [1920-1922] Esp (CDH )
      Quier dezir que el rey lo costituyo que el fuese prinçipe sobre los cantores todos, e touiese cargo de los organos e instrumento del canto, e altal dize por Jeduthum e Heman que eran prophetas del rey.
    • c1422-1433 Guadalfajara Trad Biblia Alba II [1920-1922] Esp (CDH )
      [...] e con ellos CXX saçerdotes que tocauan con bozinas e cantores que alçauan canto a altas bozes, cada vno dellos gloreficando e confesando al Señor, e alçaron bozes con bozinas e tronpas e çinbalis e con organos de canto, laudando al Señor que es bueno, e sempiterna es la su misericordia, e la casa estaua llena de nuue, conuiene de saber, el templo del Señor.
    • c1422-1433 Guadalfajara Trad Biblia Alba II [1920-1922] Esp (CDH )
      [...] que sacrifico XXIIM vacas e CXXM ouejas, e asy estrenaron el templo del Señor el rey e todo el pueblo, e los saçerdotes quedaron en sus ofiçios, e los leuitas estauan con organos de canto del Señor, los quales fizo el rey Dauid con que gloreficasen al Señor, aquel que por sienpre es la su misericordia, con los hinos de Dauid e los saçerdotes con buzinas en derecho dellos, e todo Israel estauan parados.
    • c1422-1433 Guadalfajara Trad Biblia Alba II [1920-1922] Esp (CDH )
      E como Athalias oyo el roydo de la gente que andauan corriendo e gloreficando al rey, vinose para la gente al templo del Señor, e vio que el rey estaua en su trono a la entrada del templo, e los prinçipes con las tronpas que estauan en somo del rey, e toda la gente de la tierra estauan gozosos e tocando las tronpas, e cantauan con diuersas maneras de organos de canto, e enseñauan vnos a otros como auian de gloreficar;
    • c1422-1433 Guadalfajara Trad Biblia Alba II [1920-1922] Esp (CDH )
      E pararonse los leuitas con los organos de Dauid, e los saçerdotes con tronpas.
    • c1422-1433 Guadalfajara Trad Biblia Alba II [1920-1922] II, 686 Esp (CDH )
      E aqui conviene de notar que el psalmista numero aqui nueue maneras de instrumentos o organos con los quales se deue loar Dios a conparaçion de los nueue çielos; pero en fin de todo, dize: todos los spiritus alaben al Señor, quasy diga que mejor loar a Dios con el spiritu que con quantos organos de musyca ser pueden, que el canto spiritual deleyta e contempla el alma mas que el de la musyca.
    • c1422-1433 Guadalfajara Trad Biblia Alba II [1920-1922] Esp (CDH )

      La su vaca pare e no se le mueren los fiios. Andan sueltos como ganado los sus niñuelos, e los sus fiios andan sotando.

      Cantan con timpano e çithara, e gozan del sonido de organo.
    • c1422-1433 Guadalfajara Trad Biblia Alba II [1920-1922] Esp (CDH )
      Tornada es en lloro la mi çithara, e el mi organo en boz de planto.
    • 1431-1449 Díaz Games, G. Victorial [1994] Esp (CDH )
      Dize que ansí es el alma con el cuerpo como el juglar con su estrumente, que quando es desacordado non puede en él fazer son acordante, e si mucho desacordante fuere, avrá a dexarlo; e que si bien tenprado lo tuviere, que entonçe en su órgano lo finche de fermosura e faze son apaçible e acabado.
    • 1490 Palencia, A. VocLatRomance [1967] Esp (NTLLE)
      [organum] órgano, nombre general de instrumento músico, avn que ya de costumbre se toma por el que soflan con fuelles, pero también se pueden dezir las flautas et las trompetas, que con soplido del resollo se tañen [...].
    • 1495 Nebrija, A. VocEspLat Esp (NTLLE)
      Organo instrumento musico. organum.i.
    • 1541 Carvajal, G. Rel descubrimiento río Grande [1955] 102 Esp (CDH )
      Otro día, a 25 de junio, pasamos por entre unas islas que pensamos que estuviesen despobladas, pero después que nos hallamos en medio de ellas fueron tantas las poblaciones que en las dichas islas parecían y vimos, de que nos pesó, y como nos vieron salieron a nosotros al río sobre doscientas piraguas, que son que cada una trae 20 y 30 indios y algunas traen a 40 (de estas hobo muchas); venían muy lucidas con diversas divisas y traían muchas trompetas y atambores y órganos que tañen con la boca y rabes que tienen tres cuerdas y venían con tanto estruendo y grita y con tanta orden que estábamos espantados.
    • 1611 Rosal, F. Etimología vocablos lengua castellana Esp (NTLLE)
      Organo. así llaman el Griego y Latino a qualquier instrumento Musico.
    • 1628 Quevedo Villegas, F. Disc Diablos [2003] Esp (CDH )
      Y en tanto que ellos se quejaban, sirviendo de órgano los alaridos de sus blasfemias, acompañado del tenor de un cuerno, un hombre gordo, cantando tiples desde un coro de fuego, decía:
    • 1644 Enríquez Gmz, A. Siglo pitagórico [1991] Esp (CDH )

      La vieja y la niña se acomodaron junto a mí, por huir del soldado. Empezaron algunos a roncar, digo a tocar el clarín de bellota, *y el que lo hacía infernalmente era el alguacil; podía ser chirimía de Lucifer. El poeta dijo:

      — ¡Mal año para el órgano de Apuleyo! *¿Quién ha de dormir oyendo esta música?

    • 1758 Isla, J. F. Fray Gerundio [1992] Esp (CDH )
      Hablo de ese vocal instrumento y, al mismo tiempo, ventoso, que tan dulcemente titila nuestros oídos; hablo de ese equivalente o, como se explica el discreto farmacopola, de ese quid pro quo de órgano, que añade tanta majestuosa armonía a la solemnidad del Sacrificio; hablo, en fin, para que me entiendan todos, de esa sonora gaita gallega que tanto nos encanta y nos hechiza.
    • 1758 Isla, J. F. Fray Gerundio [1992] 615 Esp (CDH )
      Celebróse infinito el buen gusto de Antón Zotes, y es tradición de padres a hijos que desde entonces quedó establecido en El Páramo el uso de las gaitas gallegas en toda misa de incienso y que de aquí nace el llamarlas en algunos lugares el órgano de los Zotes, etimología que, a nuestro modo de entender, no carece de mucha probabilidad.
    • 1847 Estébanez Calderón, S. Escenas andaluzas [1985] Esp (CDH )

      Este personaje, tan autorizado por este vestido lleno de majeza, cuanto por cierta deferencia que todos le tributaban, traía debajo del brazo, con aire gentil y desembarazado, una rica vihuela que no era preciso que cantase para conocer al punto que era natural de Málaga, e hija legítima de las primorosas e inteligentes manos del famoso y antiguo artífice Martínez. Tal guitarra era ancha en el fundamento, delineada a maravilla en el corte, el mástil llamándose atrás con graciosidad gentil, el pontezuelo de ébano, así como los trastes, las clavijas con ojete eran de granadillo y el clavijero de marfil, de donde colgaba en cintas blancas y rojas el moño o fiador. El instrumento era, pues, de toda orquesta, es decir, de a seis órdenes, y el encordeje de lo más fino, con bordones sonoros o de argentería. Se conocía desde luego que era el órgano maestro de aquella catedral, el arpa druídica de aquel cónclave, y el contrapunto y maestro de capilla que había de guiar y dar la entonación a todo el instrumental que allí se convocase.

    • 1943 Subirá, J. LéxMúsica danza (FG)
      ORGANO. [...] Mús. Nombre genérico de instrumento musical.
    1. s. En ocasiones, con los modificadores músico o musical o el complemento de música.
      docs. (1300-1997) 7 ejemplos:
      • a1300 Anónimo Biblia (Esc I-j-8) [1995] fol. 151r Esp (CDH )
        Car por sienpre es la su / merçe. [42] Eman & idito tocauan la tronpa & los / baçines & todos los organos de musica pora / cantar adios & fizo porteros alos fijos de idito / [43] et tornose todo el pueblo asus casas & dauid / que bendixiese asu casa / XVII [1] Morando dauid en su casa dixo anathan / el propheta. Euas que yo moro en casa de fusta / de cedro & la archa del paramiento de dios / esta ius pielles.
      • 1997 Prensa La Nueva Provincia, 01/03/1997 [1997] Ar (CDH )
        La policía logró el secuestro de un ciclomotor Zanella, de color rojo, un órgano musical, cañas de pescar, utensilios de cocina, casetes y armas.
      • a1300 Anónimo Biblia (Esc I-j-8) [1995] fol. 151r Esp (CDH )
        Car por sienpre es la su / merçe. [42] Eman & idito tocauan la tronpa & los / baçines & todos los organos de musica pora / cantar adios & fizo porteros alos fijos de idito / [43] et tornose todo el pueblo asus casas & dauid / que bendixiese asu casa / XVII [1] Morando dauid en su casa dixo anathan / el propheta. Euas que yo moro en casa de fusta / de cedro & la archa del paramiento de dios / esta ius pielles.
      • 1490 Palencia, A. VocLatRomance [1967] Esp (NTLLE)
        Sambuca. es linaie de organo musico: & dizense sambucistrias los que tanen enel. otrosi sambuca es pertrecho con que se toman por combate çibdades. el qual pertrecho assi tiene cuerdas tendidas en vna viga como estan cuerdas enel organo.
      • 1602 Anónimo Trad Instrumentos matemáticos Besson [1999] Esp (CDH )
        NUEVA MANERA DE ÓRGANO MÚSICO, CUYAS CUERDAS DE METAL, CON LOS DEDOS TOCADAS, Y CON EL ARQUILLO, HAZEN UNA VARIA HARMONÍA, Y APAZIBLE, TEMPLADA CON MODOS PARES, CON LAS QUALES, EN ALGUNA MANERA, SE REPRESENTAN LOS SONES DE VIHUELAS Y DE CORNETA.
      • 1604 Vega Carpio, F. L. Peregrino patria [1973] 344 Esp (CDH )
        "¿En qué se divide la música?» «En teórica y práctica, dijo el loco, según Boecio; o sea en natural y artificial, en celestial y humana. La natural celestial es la que se considera de la armonía de todas las partes del mundo; la humana es la que trata de las proporciones del cuerpo y del alma y de sus partes, porque todos los movimientos y conversiones de los astros Pitágoras, Platón y Arquitas no pensaron que se podía hacer sin música, porque hasta los mismos edificios quiere Vitrubio que se hayan hecho con ella. Dejando la música celestial y humana, se sigue la artificial, dividida en instrumentos y órganos musicales».
      • 1952 Díaz-Cañabate, A. HTertulia [1978] Esp (CDH )
        Casals es todo él un órgano musical, una cuerda más de su chelo, de una sensibilidad musical extraordinaria, hecho para la música, pero nada más; fuera de la música no es nada.
      • 1992 Rdz Márquez, N. / Mtz Uceda, J. Televisión [1992] Esp (CDH )
        Ese primer artilugio se parecía más a un pesado órgano musical que a las actuales máquinas, que —dicho sea de paso— ha sido la que más ha contribuido a la liberación de la mujer, a su acceso al mundo laboral remunerado, ayudando considerablemente a la deseada igualdad que todos los movimientos feministas de la época reclamaban.
      • 1997 Prensa La Nueva Provincia, 01/03/1997 [1997] Ar (CDH )
        La policía logró el secuestro de un ciclomotor Zanella, de color rojo, un órgano musical, cañas de pescar, utensilios de cocina, casetes y armas.
  2. s. m. Instrumento musical de viento y teclado compuesto por una serie de tubos de diferente longitud, forma y diámetro, unos fuelles que impulsan el aire, una serie de registros que modifican el timbre o la intensidad de los sonidos, y generalmente un teclado de pedales.
    docs. (1254-2019) 291 ejemplos:
    • 1254 Anónimo Carta Alfonso X 22 Docs Universidad Salamanca Esp (CDH )
      Otrosi mando e tengo por bien que avan vn maestro en organo e yo quele de çinquenta maravedis cada anno.
    • 2003 Mastretta, Á. Cielo leones [2006] 161 Mx (CDH )
      — Un orgasmo, mi querida María Luisa —dijo el abuelo—, es un órgano alemán que tocaban los protestantes.
    • 1254 Anónimo Carta Alfonso X 22 Docs Universidad Salamanca Esp (CDH )
      Otrosi mando e tengo por bien que avan vn maestro en organo e yo quele de çinquenta maravedis cada anno.
    • c1255 Anónimo Crónica Sahagún [1920] 144 Esp (CDH )
      Pues todos los priuilegios e cartas esguarnidos con sello de plomo e de çera, el abad rretornose con alegria a su monesterio con los dichos priuilegios e cartas confirmadas, como ya dicho es, e finalmente, en la quinta feria antes de pascua, veniendo el rrei a la dicha villa de San Fagum, fuele fecho gran aparejamiento e mui solepne rresçiuimiento, seyendo ornado el suelo de las calles con tapetes e cobierto por ençima con cortinas de lino e de seda preçiosas, e muchos perlados, e abades, e monjes, e otros rreligiosos e clerigos seglares, bestidos de mui nobles bestimentas rresplandesçientes con oro e con plata, e aun echantes gran rresplandor por las piedras preçiosas, con cruçes doradas, e ençensarios, e con candeleros cristalinos, e con custodias de rreliquias, cobiertas de oro e gemas mui preçiosas, e con otros ornamentos del altar; e asi la proçesion, rrealmente ordenada, e la mui triunfante señal del Señor, mui debotamente, las rrodillas fincadas, besada del rrei, con himnos e canticos, organos e çinbalos bien sonantes, e muchas conpañas de pueblos seguiendolo con tubas e atabales, a ese yllustrissimo rrei con muy gran gloria rresçeuieron en el sagrado monesterio, e despues en la camara del abad, en torno cobierta con paños mui preçiosos, e las paredes ornadas con dibersas pinturas, el dicho serenisimo rrei, honorificamente, con gran honor e goço, en la dicha camara, glorioso e alegre, se rreposo e folgo.
    • c1270 Anónimo HTroyana [1976] Esp (CDH )
      E pues * la ymagen era ally fecha por tal maestria e por tal encantamento que non ha estromento * en el mundo, nin guitarra, * quier harpa, * quier synfonia, * quier rrota o viuela * o armonia o salterio o çitola o vuerganos, * o qualquier otro estormento, * que ella non tañiese mejor que otro onbre * en el mundo.
    • c1275 Alfonso X Gral Estoria II [2003] fol. 319r Esp (CDH )
      Que assi eran ordenadas como los canudos en el estrumento de los organos.
    • 1490 Palencia, A. VocLatRomance [1967] Esp (NTLLE)
      Organo. nombre general de instrumento musico. avn que ya de costumbre se toma por el que soflan con fuelles. pero tambien se pueden dezir las flautas & las trompetas que con soplido del resollo se tañen.
    • 1513 Herrera, G. A. Agricultura [1995] Esp (CDH )
      Quantos musicos aura auido muy mas dulces que Tubal? y quantas maneras de instrumentos que el no supo? mas por ser el primero en la musica: es llamado padre de los que cantan en citolas y horganos. y por llegar me mas a nuestros tiempos enel arte del imprimir muchas sotilezas y primores tienen oy los impressores: que no supo el que hallo esta arte. y a ellos por añedir se les deue mucho: mas mucho mas a aquel singular varon cuyo nombre es de perpetua gloria digno: pues por el mucho mas se an illustrado las sciencias, y abiuados los ingenios, y multiplicado letrados.
    • c1518-1524 Lpz Yanguas, F. Farsa Mundo [1967] 64 Esp (CDH )
      / Traían instrumentos de ricas labores, / órganos, arpas, dulçainas sotiles / y mil formas otras; de más, menestriles / altos y bajos, medianos, mayores.
    • 1525-1529 Zúñiga, F. Crón burlesca [1989] Esp (CDH )
      —«Señor, en cuanto hombre parezco buey biejo que por fuerla le llevan a la carneçería. Por otra parte parezco fuelles de los hórganos grandes de la yglesia mayor de Toledo; y junto con esto, haré vuestros mandamientos, no enbargante que esto sea perdido por acreçentar mi casa».
    • c1540 Villalón, C. Scholástico [1997] 308 Esp (CDH )
      Son tan inclinados sus sentidos a la melodía que emborrachados de cantos y sones vienen muy mansos a caer en los lazos y red; como vemos que muchas aves y fieras bestias con sola música se caçan; como leemos que en Siria y en otras provinçias se caça el unicornio con instrumentos de vihuelas y órganos, y vienen muy mansos a se subjectar al caçador; y la perdiz viene a caer en el lazo emborrachada del dulçor de una çençerra que trae un boeçuelo al pescueço.
    • c1553-1556 Villalón, C. Crótalon [1990] 327 Esp (CDH )
      Dellas tañían órganos, dellas clavicordios, monacordios, claviçimbanos y otras diversas sonaxas acompañadas con vozes de gran suavidad; éstas, me dixo mi ángel, que era la bienaventurada Santa Úrsula con su compañía de vírgenes, porque demás de sus onze mil había allí otro inumerable cuento dellas. *
    • 1557-1558 Anónimo Viaje Turquía [2000] Esp (CDH )
      Ni órgano tampoco no le hai en ninguna iglesia, que con trompetas se dize en Constantinopla algún día solemne la misa.
    • 1737 RAE DiccAutoridades (NTLLE)
      ORGANO. s.m. Instrumento músico pneumático, famosissimo y mui antiguo, compuesto de varios cañones de estaño, madéra ú otra matéria, y ordenado en varios registros, que le quitan ú dexan libre la voz, quando con el teclado se les cierra ó abre el agujéro por donde entra el viento, que forma el sonido, y se le dá con unos fuelles. Es instrumento mui conocido por el uso que tiene en las Iglesias. Viene del Griego Organon, que significa instrumento. Lat. Organum, i.
    • 1787 Terreros Pando, E. DiccCastVocesCienciasArtes (NTLLE)
      ÓRGANO, instrumento músico, el mayor, y mas armonioso de todos. Fr. Orgue. Lat. Organum. It. Organo. En la Italia se usan muchos órganos hidráulicos, esto es, que se tocan por medio del agua: la composicion de esta máquina armonica, consta de fistulas, teclados, secretos, fuelle, rejistros, diapason, caños, lengüetería, y en ella pavellon, sócolo, templador, canilla, lengua, y cuña; asimismo hai en el órgano asillas, frailetes, barras, chapas, muelles, mollero, riostres, banquillos, archetes, ó lunetos, bandas, árboles, tiradores, ecos, repasos, tornillos, guardillas, castillos, artillería, mixturas, contras, nasardos, cornetas, clarones, llenos, compuestas, regalías, ranas, saboyanas, trompetas, clarines, chirimias, tenores, bioletas, orlos, dulzainas, fabotes, cadereta, flautas dulces, y traveseras, y entonador. Asimismo se necesitan para hacer un órgano pitipies, fundidores, cajones de fundicion, y afinadores. Todos estos términos se hallarán en el lugar que les corresponde: los materiales, instrumentos, y artes que concurren á la fábrica de un órgano son casi todas las que se hallan en la naturaleza, acudiendo, por decirlo así, á su servicio como á Rei de los instrumentos.
    • 1791 Anónimo Mágica blanca [1792] Esp (CDH )
      [...] creímos que tenia cañones de órgano ocultos en su armadura, que los sonidos no provenian de la misma flauta y que solo movia los dedos el autómata; para engañar nuestros ojos se nos hizo ver que acercando una vela encendida á su boca la apagaba con el soplo; que la flauta daba siempre el mismo sonido, quando se impedia el movimiento de los dedos, y que el sonido era mas ó menos agudo segun la distancia mayor ó menor que habia del dedo levantado del automata á su boca; hasta aquí no es mas maravilloso que el famoso Flautista de Vaucanson; pero ve aqui una cosa bien singular.
    • 1791 Anónimo Mágica blanca [1792] Esp (CDH )
      Estos efectos nacen de una construcción particular, que aunque es verdad que se puede demostrar por palabras, seguramente no la entenderian sino es los factores de órganos; á mas de que no hay flauta ninguna de fístola que sea algo falsa o desentonada, que no sea capaz de imitar la voz de algun animal, con tal de que esté en el tono que se requiere y que el organista sepa manejarla.
    • 1817 Quiróz, J. M. Memoria Instituto [1985] Memorias Veracruz Mx (CDH )
      Los instrumentos músicos así de cuerda como de viento, que se fabricaban en el reino con bastante perfección, y usan los habitantes con mucha generalidad, afición y destreza, puede calcularse su valor en ciento cincuenta mil pesos, entrando en este cómputo los órganos de los templos, de los que no suelen carecer ni aun los de los indios.
    • 1836 Larra, M. J. Trovador [2000] Fígaro Esp (CDH )
      su estancia en la escena durante la ceremonia, la ignorancia en que está de la suerte de su amada y el cántico lejano, acompañado del órgano, son de un efecto maravilloso; y no es menos de alabar la economía con que está escrito el final, donde una sola palabra inútil no se entromete a retardar o debilitar las sensaciones.
    • 1844 Foz, B. Vida P. Saputo [1986] Esp (CDH )
      — Mas dejando todo esto, si os parece, ¿no queríades enseñarme a leer y tocar el órgano? — Si la madre priora quiere y te deja, respondió la monja, por mí con mucho gusto.
    • 1849 Fernán Caballero Gaviota [1997] Esp (CDH )
      Cuando reverberaban centenares de luces en aquellas refulgentes molduras, y en las innumerables cabezas de ángeles que formaban parte de su adorno; cuando los sonidos del órgano, armonizando con la grandeza del sitio y con la solemnidad del culto católico, estallaban en la bóveda de la iglesia, demasiado estrecha para contenerlos, y se iban a perder en las del cielo; cuando se ofrecía esta grandiosa escena, sin más espectadores que el desierto, la mar y el firmamento, no parecía sino que para ellos solos se había levantado aquel edificio y se celebraban los oficios divinos.
    • 1875 Palma, R. Tradiciones peruanas III [1967] Pe (CDH )
      El conde de Lemos, a pesar de su beatitud, y de ayudar la misa y de tocar el órgano en la iglesia de los Desamparados, era gran amigo del fausto, y se trataba a cuerpo de rey.
    • 1904 Blest Gana, A. Transplantados [1904] Ch (CDH )
      Al son del órgano, al plañidero resonar de los cánticos de la misa mayor, el ser de sumisión y de obediencia había triunfado nuevamente en ella.
    • 1914 Espina, C. Esfinge [1914] Esp (CDH )
      Y revolviendo las memorias de su vida, halla en el fondo de cada galante recuerdo una lástima tierna y aguda, una ardiente conmiseración hacia todas las bellas por él adoradas un minuto, unas horas quizá, desde una ventanilla transitoria, en la blandura de un carruaje, en la cubierta de un buque, al compás de una danza, á los acordes místicos de un órgano... ¡en tantas ocasiones era posible amar á una mujer!
    • 1948 Marechal, L. Adán Buenosayres [1999] Ar (CDH )
      Usted se decía e imaginaba el Gran Sacerdote de un rito cruel pero necesario: ¡qué delicioso escalofrío recorría las vértebras de la señora de Ruiz, cuando usted le contaba sus matinales preparativos de Gran Sacerdote, su ducha ritual, su pomposo revestimiento del ropaje sagrado: las botas de cirugía, el delantal virgen aún de chorreaduras sangrientas, los guantes ominosos, el teatral barbijo, todo ello entregado reverentemente por acólitos mudos como piedras! Le faltaba el órgano y el incienso, para que la liturgia fuese cabal.
    • 1972 Torrente Ballester, G. Saga/Fuga [1995] 612 Esp (CDH )
      Los elementos bioquímicos que en su día constituyeron el cuerpo del capitán Barallobre, ¿quién podía reintegrarlos a la unidad perdida? Sólo Dios con su Palabra, pero la fe nos dice que Dios se abstendrá de hacerlo hasta que llegue La Hora.» El Canónigo Balseyro hablaba como tocan los órganos: con todos los registros abiertos desde la aguda flauta al grave contrabajo, y el aire de sus fuelles salía poderoso o susurrante, voz de gigante y último suspiro.
    • 1994 Prensa El Mundo, 02/08/1994 [1995] Esp (CDH )
      En su interior se custodia el mayor órgano mecánico del mundo, compuesto por 8.512 tubos y 101 registros.
    • 2001 Obando Bolaños, A. Violento paraíso [2001] CR (CDH )
      Un sonido engordado en los tubos de un viejo órgano como el aullido ancestral de los bosques cercanos.
    • 2002 Bryce Echenique, A. Huerto Amada [2002] Pe (CDH )
      Erik von Tait regresó al órgano, esta vez, y mucho rato estuvo tocando una suerte de interminable Siboney, con más y más variaciones sobre un tema que iba alargando especialmente para esa pareja feliz.
    • 1254 Anónimo Carta Alfonso X 22 Docs Universidad Salamanca Esp (CDH )
      Otrosi mando e tengo por bien que avan vn maestro en organo e yo quele de çinquenta maravedis cada anno.
    • c1255 Anónimo Crónica Sahagún [1920] 144 Esp (CDH )
      Pues todos los priuilegios e cartas esguarnidos con sello de plomo e de çera, el abad rretornose con alegria a su monesterio con los dichos priuilegios e cartas confirmadas, como ya dicho es, e finalmente, en la quinta feria antes de pascua, veniendo el rrei a la dicha villa de San Fagum, fuele fecho gran aparejamiento e mui solepne rresçiuimiento, seyendo ornado el suelo de las calles con tapetes e cobierto por ençima con cortinas de lino e de seda preçiosas, e muchos perlados, e abades, e monjes, e otros rreligiosos e clerigos seglares, bestidos de mui nobles bestimentas rresplandesçientes con oro e con plata, e aun echantes gran rresplandor por las piedras preçiosas, con cruçes doradas, e ençensarios, e con candeleros cristalinos, e con custodias de rreliquias, cobiertas de oro e gemas mui preçiosas, e con otros ornamentos del altar; e asi la proçesion, rrealmente ordenada, e la mui triunfante señal del Señor, mui debotamente, las rrodillas fincadas, besada del rrei, con himnos e canticos, organos e çinbalos bien sonantes, e muchas conpañas de pueblos seguiendolo con tubas e atabales, a ese yllustrissimo rrei con muy gran gloria rresçeuieron en el sagrado monesterio, e despues en la camara del abad, en torno cobierta con paños mui preçiosos, e las paredes ornadas con dibersas pinturas, el dicho serenisimo rrei, honorificamente, con gran honor e goço, en la dicha camara, glorioso e alegre, se rreposo e folgo.
    • c1270 Anónimo HTroyana [1976] Esp (CDH )
      E pues * la ymagen era ally fecha por tal maestria e por tal encantamento que non ha estromento * en el mundo, nin guitarra, * quier harpa, * quier synfonia, * quier rrota o viuela * o armonia o salterio o çitola o vuerganos, * o qualquier otro estormento, * que ella non tañiese mejor que otro onbre * en el mundo.
    • c1275 Alfonso X Gral Estoria I [2002] Esp (CDH )
      E después por esta razón fueron fallados el salterio e los órganos e otros estrumentos muchos.
    • c1275 Alfonso X Gral Estoria II [2003] fol. 319r Esp (CDH )
      Que assi eran ordenadas como los canudos en el estrumento de los organos.
    • a1280 Alfonso X Gral Estoria III [1994] Esp (CDH )
      Ca se tornan los elementos en sí como se muda el sueno de otra manera en el órgano, e peró aguardan todos su sueno; onde d'esso puede ser esto asmado por certera vista.
    • c1280 Alfonso X Gral Estoria IV [2002] Esp (CDH )
      & fizieron estonces todos los pueblos grand alegria con las mugieres & con las uirgines & con las otras mancebas cantando con organos & con todos los otros estrumentos de alegria & de solaz que pudieron aueR.
    • 1325 Cuéllar, P. Catecismo [1987] Esp (CDH )
      E dezimos que estas horas deven dezir los clérigos a canpanas tañidas e con alta boz salvo en tienpo de entredicho, que non se deven tañer canpanas nin alçar los órganos de las bozes.
    • 1330-1343 Ruiz, J. LBuen Amor [1992] 308 Esp (CDH )
      / Dulçe canón entero sal con el panderete, / con sonajas de azófar faze dulçe sonete; / los órganos ý dizen chançones e motete; / la hadedura alvardana entre ellos se entremete.
    • 1376-1396 Fdz Heredia, J. Trad Secreto [2003] Esp (CDH )
      Conuiene a la magestad del enperador auer sus priuados fieles con los quales se delectara con desuariados sturmentes, assi como organos et otras maneras muytas de sturmentos.
    • c1378-1406 Lpz Ayala, P. Rimado [1987] 352 Esp (CDH )
      / Plazeres deste mundo a ellos non falleçen; * / los sus fijos chiquillos con grant plazer les creçen; / el tínfano e el órgano allí luego pareçen; / mas después en un punto, muy aína feneçen".
    • c1422-1433 Guadalfajara Trad Biblia Alba II [1920-1922] II, 686 Esp (CDH )
      [...] todos los spiritus alaben al Señor, quasy diga que mejor loar a Dios con el spiritu que con quantos organos de musyca ser pueden, que el canto spiritual deleyta e contempla el alma mas que el de la musyca. Iten, por dezir: todos los spiritus alaben al Señor, noto que todas las nasçiones tienen de venir en cognosçimiento de la fe catolica, e en la doctrina del verdadero rey Mexias, e estonçe sera Dios vno, e su nonbre vno.
    • c1422-1433 Guadalfajara Trad Biblia Alba II [1920-1922] Esp (CDH )
      En los salzes de medio della / colgamos los nuestros horganos.
    • c1422-1433 Guadalfajara Trad Biblia Alba II [1920-1922] Esp (CDH )
      Dize que el psalmo que lo fizo Dauid e que lo non lo dio a assonar, pero non mençiona el nonbre del instrumento en que se assono, segund que suele dezir e mençionar el nonbre del instrumento e horgano en que assonauan cada psalmo.
    • c1422-1433 Guadalfajara Trad Biblia Alba II [1920-1922] Esp (CDH )
      Iten, que el mismo fizo Dauid los instrumentos e horganos con que cantauan.
    • c1422-1433 Guadalfajara Trad Biblia Alba I [1920-1922] Esp (CDH )
      E el nonbre del su hermano era Tubal, el qual fue padre de los que tañian çithara e organos.
    • c1422-1433 Guadalfajara Trad Biblia Alba II [1920-1922] Esp (CDH )
      [...] alabadlo con cuerdas e con organos.
    • c1422-1433 Guadalfajara Trad Biblia Alba II [1920-1922] Esp (CDH )
      Iten dizen que aquellos instrumentos con que assonauan los assonadores los psalmos, diuisos nonbres auian; vnos auian nonbres cançiones, e otros ochaua, e otros prudençia, e otros mocas, e otros ochaua, tinphano, çithara; e en el Paralipomenon dite que Dauid tenia quatro mill cantores, cada vno con su diuiso instrumento e organo.
    • c1422-1433 Guadalfajara Trad Biblia Alba II [1920-1922] Esp (CDH )
      E en esta sçiençia eran muy espeçiales sçientificos los ¡cuitas, e ellos eran los que cantauan con boca e organos en el choro, tanto que los sacrefiçios se çelebrauan.
    • c1422-1433 Guadalfajara Trad Biblia Alba II [1920-1922] Esp (CDH )
      E es la razon que el sonador deste psalmo; lo assono en doble modo, quasy canto e tenor, que era en tres organos o estrumentos que es cangion ochaua, e que lo fizo Dauid.
    • c1422-1433 Guadalfajara Trad Biblia Alba II [1920-1922] Esp (CDH )
      Dize que el psalmo que lo fizo Dauid e que lo dio a assonador, pero non dize en qual organo lo assono.
    • c1422-1433 Guadalfajara Trad Biblia Alba II [1920-1922] Esp (CDH )
      Que quiere dezir que el psalmo que lo fizo Dauid, e que lo dio a otro a assonar, e non dize en qual organo.
    • c1422-1433 Guadalfajara Trad Biblia Alba II [1920-1922] Esp (CDH )
      O querra dezir que el psalmo que lo fizo Dauid, e que lo assono en vn organo llamado: por remenbrar.
    • c1422-1433 Guadalfajara Trad Biblia Alba II [1920-1922] Esp (CDH )
      Dize que fizo Dauid el psalmo e que lo dio a assonador, e non dize en qual organo se assono, nin menos dize sobre que lo conpuso.
    • c1422-1433 Guadalfajara Trad Biblia Alba II [1920-1922] Esp (CDH )
      Dize que el psalmo que lo fizo Dauid e lo dio a assonador, e non dize sobre que lo fizo, nin en qual organo.
    • c1422-1433 Guadalfajara Trad Biblia Alba II [1920-1922] Esp (CDH )
      E dize mas, segund estos, la rubrica, que el psalmo fecho por ellos que lo dieron a assonar, e que fue assonado en vn instrumento o organo que a la sazon era llamado prudente.
    • c1422-1433 Guadalfajara Trad Biblia Alba II [1920-1922] Esp (CDH )
      Pero a qualquier destas opiniones, el organo en que el psalmo se assono auia nonbre prudente.
    • c1422-1433 Guadalfajara Trad Biblia Alba II [1920-1922] Esp (CDH )
      E segund otros, dizen que Dauid compuso el psalmo e lo dio a assonar a los cantores, fijos de Chore, los quales lo assonaron en aquel organo dicho prudente.
    • c1422-1433 Guadalfajara Trad Biblia Alba II [1920-1922] Esp (CDH )
      [...] que vnos dizen que el psalmo que lo fizo Dauid e lo dio a assonar a uno de los leuitas e cantores, fijos de Chore, e que lo assonaron en vn organo que llamauan a la sazon rosas, e a las vezes en otro organo que tanbien llamauan prudente, e a las vezes en otro que llamauan querençias.
    • c1422-1433 Guadalfajara Trad Biblia Alba II [1920-1922] Esp (CDH )
      III. Que el canto que se faze en los organos musycos, quando los oyen los omnes inprenssionanse mejor en lo que oyen por palabra dicho vna vez; desy por el canto de la musyca que la alma goza mucho con las menssyones e propurçiones de la musyca; e desta parte todos los leuitas cantauan con diuisos instrumentos.
    • c1422-1433 Guadalfajara Trad Biblia Alba II [1920-1922] Esp (CDH )
      Que fue assonado en vn organo que auia nonbre cançiones.
    • c1422-1433 Guadalfajara Trad Biblia Alba II [1920-1922] Esp (CDH )
      Que quiere dezir que Dauid fizo el psalmo, e que lo dio a assonador, e que se assono en vn organo que llamauan: non dañes; e que Dauid auia por corona, e muy noble, este psalmo.
    • c1422-1433 Guadalfajara Trad Biblia Alba II [1920-1922] Esp (CDH )
      Que quiere dezir esta rubrica que Dauid fiziera este psalmo e lo diera a assonador, e que lo assonaron en vn organo a la sazon llamado rosa del testimonio, e que lo auia Dauid este psalmo por muy preçiado, e que mando que lo ensseñasen a todos los cantores para que continuada mente lo cantasen los cantores, e que lo fizo quando Joab ouo la victoria contra aquellas dos nasçiones sobredichas, Aram, Naaraym e Aram Soba; e memora otra tercera victoria que ouieron en la buelta con Edom e mato Joab dellos doze mill omnes.
    • c1422-1433 Guadalfajara Trad Biblia Alba II [1920-1922] Esp (CDH )
      Que quier dezir que Dauid fizo el psalmo e lo dio a assonador, e que se assono en vn organo llamado: cançiones.
    • c1422-1433 Guadalfajara Trad Biblia Alba II [1920-1922] Esp (CDH )
      Non sabemos sy este dezir prudente es sobrenombre del organo en que se assono el psalmo.
    • c1422-1433 Guadalfajara Trad Biblia Alba II [1920-1922] Esp (CDH )
      [...] e esta rubrica es la intençion della que el assonador deste psalmo ove lo assono en dos organos: vno, que auia nonbre: rosas, e otro, testimonio; e que era a manera de canto e tenor. E toda la intençion deste psalmo es que el psalmista fazia lamentaçion en parte e oraçion en parte sobre el cabtiuerio de Israhel; ya sea, señor, que aqui es diuision entre los latinos e los ebreos; que los latinos dizen que non enbargante que la intençion sea llorar el cabtiuerio, pero que por este psalmo prophetizaua el psalmista tres cosas [...].
    • c1422-1433 Guadalfajara Trad Biblia Alba II [1920-1922] Esp (CDH )
      Dize que el assonador deste psalmo fue Asaph, e lo assono en vn organo asy llamado githith, que algunos romançan vihuela.
    • c1422-1433 Guadalfajara Trad Biblia Alba II [1920-1922] Esp (CDH )
      Que quier dezir que los cantores, fijos de Chore, assonaron este psalmo en vn organo que llamauan a la sazon githith, que ya deximos que algunos dizian ser vihuela.
    • c1422-1433 Guadalfajara Trad Biblia Alba II [1920-1922] Esp (CDH )
      Que quier dezir, que este psalmo fizo Dauid e lo dio a assonar al prudente Heman, que era vn cantor, nieto de Samuel, e lo assono en vn organo que se llama dolençia e aflicçion, e que lo cantauan los fijos de Chore.
    • c1422-1433 Guadalfajara Trad Biblia Alba II [1920-1922] Esp (CDH )
      II, que lo dio a assonar.III, quel organo en que se assono auia nonbre: ochaua.
    • 1437 El Tostado LParadojas [2000] Esp (CDH )
      Capitulo 337 La quarta causa por que han de orar en boz & que delante Dios han de cantar en organos & en otros instrumentos musicos & de la diversidad de provocar a devoçion que aprovecha la oraçion en solo coraçon.
    • 1437 El Tostado LParadojas [2000] fol. 94r Esp (CDH )
      Esta fue esso mismo la causa por que en la iglesia se usaron organos, ca los organos honran el ministerio que a Dios fazemos et promueven a muchos onbres a devoçion.
    • 1437 El Tostado LParadojas [2000] fol. 94r Esp (CDH )
      Esta fue esso mismo la causa por que en la iglesia se usaron organos, ca los organos honran el ministerio que a Dios fazemos et promueven a muchos onbres a devoçion.
    • 1437 El Tostado LParadojas [2000] fol. 94r Esp (CDH )
      Et ansi David, esto veyendo, amonestava a los onbres que alabassen a Dios en diversos instrumentos, en el psalmo postremero: laudate eum in sono tube, laudate eum in psalterio et cithara, laudate eum in timpano et choro, laudate eum in cordis et organo, laudate eum in cimbalis bene sonantibus, laudate eum in cimbalis jubilationjs, que quiere dezir: alabad a Dios en trompeta sonante, alabadlo en psalterio et çitola, alabadlo en tamborete & en adubre, alabadlo en cuerdas et en organos, alabadlo en campanas de buen son, alabadlo en campanas de alegria.
    • 1454-1457 Schz Arévalo, R. Política [1959] Esp (CDH )
      Ca, como dize Cipión, veemos qu'el buen organista estudia que no sea dissonancia alguna en sus órganos, ante travaja porque proporcionablemente las bozes fagan una melodía; pues mucho más el buen político deve travajar porque en todas las partes o miembros de la cibdad o reino sea una concordia y consonancia de voluntades y fechos.
    • p1468 Córdoba, M. Jardín doncellas [1956] Esp (CDH )
      Otros dicen que no de hueso, mas de caña hizo el primero instrumento para tañier; aunque, según nuestra Escriptura, Jubal fué el primero que comenzó a tañier en cítara y en órgano.
    • 1471-1476 García Salazar, L. Bienandanzas [2000] Esp (CDH )
      E parió Ada a Jabel, el qual fue el padre primero casi de los que abitavan en tiendas de pastores e el nonbre del su hermano era Túbal, el qual fue padre de los que tañían çítarra e órganos.
    • 1490 Palencia, A. VocLatRomance [1967] Esp (NTLLE)
      Organo. nombre general de instrumento musico. avn que ya de costumbre se toma por el que soflan con fuelles. pero tambien se pueden dezir las flautas & las trompetas que con soplido del resollo se tañen.
    • 1481-1496 Encina, J. Arte poesía [1996] 354 Cancionero Esp (CDH )
      / Levantóse la sardina / muy sobervia, con un palo / tras Solíbranos a malo / por medio de una cortina; / y en un monte de cecina / vi caçar una tinaja / y unos órganos de paja / atestados de cozina, / pescando sobre un enzina.
    • 1481-1496 Encina, J. Arte poesía [1996] Cancionero Esp (CDH )
      Fue la música muy alta / y los músicos sin cuento; / de ningún buen instrumento / huvo en estas fiestas falta: / sacabuches, chirimías, / órganos y monacordios, / módulos y melodías, / baldosas y cinfonías, / dulcémeles, clavicordios.
    • 1486-1499 Campo, A. Auto Pasión [1977] 191 Esp (CDH )
      – quatro onbres que llevauan los órganos quatro rreales
    • 1499 Fdz Santaella, R. VocEcclesiasticum [1499] Esp (NTLLE)
      Organum. ni. neutro genero me. cor. nombre general de todo instrumento musico. Pero en especial se toma por el organo [...].
    • 1513 Herrera, G. A. Agricultura [1995] Esp (CDH )
      Quantos musicos aura auido muy mas dulces que Tubal? y quantas maneras de instrumentos que el no supo? mas por ser el primero en la musica: es llamado padre de los que cantan en citolas y horganos. y por llegar me mas a nuestros tiempos enel arte del imprimir muchas sotilezas y primores tienen oy los impressores: que no supo el que hallo esta arte. y a ellos por añedir se les deue mucho: mas mucho mas a aquel singular varon cuyo nombre es de perpetua gloria digno: pues por el mucho mas se an illustrado las sciencias, y abiuados los ingenios, y multiplicado letrados.
    • c1518-1524 Lpz Yanguas, F. Farsa Mundo [1967] 64 Esp (CDH )
      / Traían instrumentos de ricas labores, / órganos, arpas, dulçainas sotiles / y mil formas otras; de más, menestriles / altos y bajos, medianos, mayores.
    • 1527 Osuna, F. Abecedario espiritual III [2007] Esp (CDH )
      E dezíale yo que entonces se deviera ir a retraer, a lo qual respondía que las bozes le eran como sonido de órganos, en las quales avía plazer su ánima, aunque no las entendía, y como que contrapunteava sobre ellas e alabava al Señor por una manera que se puede sentir, empero no se puede dar a sentir a otro.
    • 1528 Delicado, F. Lozana [1994] Esp (CDH )
      —Señora tía, ¿es aquél que está paseándose con aquél que suena los órganos? ¡Por su vida, que lo llame! ¡Ay, cómo es dispuesto! ¡Y qué ojos tan lindos! ¡Qué ceja partida! ¡Qué pierna tan seca y enjuta! ¿Chinelas trae? ¡Qué pie para galochas y zapatilla zeyena! Querría que se quitase los guantes por verle qué mano tiene.
    • 1525-1529 Zúñiga, F. Crón burlesca [1989] Esp (CDH )
      —«Señor, en cuanto hombre parezco buey biejo que por fuerla le llevan a la carneçería. Por otra parte parezco fuelles de los hórganos grandes de la yglesia mayor de Toledo; y junto con esto, haré vuestros mandamientos, no enbargante que esto sea perdido por acreçentar mi casa».
    • c1540 Villalón, C. Scholástico [1997] Esp (CDH )
      Pues reposando don Françisco la persona para dezir, entonando el órgano y aparejándose, así començó [...].
    • c1540 Villalón, C. Scholástico [1997] 308 Esp (CDH )
      Son tan inclinados sus sentidos a la melodía que emborrachados de cantos y sones vienen muy mansos a caer en los lazos y red; como vemos que muchas aves y fieras bestias con sola música se caçan; como leemos que en Siria y en otras provinçias se caça el unicornio con instrumentos de vihuelas y órganos, y vienen muy mansos a se subjectar al caçador; y la perdiz viene a caer en el lazo emborrachada del dulçor de una çençerra que trae un boeçuelo al pescueço.
    • 1540-c1550 Mejía, P. Silva [1989-1990] Esp (CDH )
      En esta edad, Lamech fue el primero bígamo, que se atrevió a tener dos mugeres; cuyo hijo, Tubal, inventó la música de bozes y vihuela y órganos; y Tubalcaýn halló el arte de la herrería y la escultural.
    • c1553-1556 Villalón, C. Crótalon [1990] 327 Esp (CDH )
      Dellas tañían órganos, dellas clavicordios, monacordios, claviçimbanos y otras diversas sonaxas acompañadas con vozes de gran suavidad; éstas, me dixo mi ángel, que era la bienaventurada Santa Úrsula con su compañía de vírgenes, porque demás de sus onze mil había allí otro inumerable cuento dellas. *
    • 1557-1558 Anónimo Viaje Turquía [2000] Esp (CDH )
      Ni órgano tampoco no le hai en ninguna iglesia, que con trompetas se dize en Constantinopla algún día solemne la misa.
    • 1557-1558 Anónimo Viaje Turquía [2000] 826 Esp (CDH )
      Hallaréis en estos dos monesterios misa cada día a qualquier hora que llegardes como en uno de los mejores monesterios d'España, rezadas y cantadas. organo ni campana ya sabéis que no le hai; pero con trompetas la dizen solemne los días de grande fiesta, y para que no se atreba ningún turco a hazer algún desacato en la iglesia a la puerta de cada monasterio d'éstos hai dos genízaros con sendas porras, que el Gran Señor tiene puestos que guarden, los quales quando algún turco curioso de saver quiere entrar le dan licencia y dízenle [...].
    • c1568-1575 Díaz Castillo, B. HNueva España [1982] 648 Esp (CDH )
      Pues cantores de capilla de voces bien concertadas, así tenores como tiples y contraltos, no hay falta; y en algunos pueblos hay órganos, y en todos los más tienen flautas y chirimías y sacabuches y dulzainas.
    • 1576 Hurtado Toledo, L. Memorial cosas Toledo [1963] 536 Esp (CDH )
      Un maestro de horganos.
    • 1573-1582 Teresa de Jesús (Teresa de Cepeda y Ahumada) LFundaciones [1991] Esp (CDH )
      Entradas en la iglesia, comenzaron el Te Deum, un verso la capilla de canto de órgano y otro el órgano.
    • 1583 Luis de Granada Introd Símbolo I [1908] Esp (CDH )
      En lo cual vemos cómo el arte imita á la naturaleza en los instrumentos que ha inventado, como parece en las flautas y en los órganos.
    • 1583 Luis de Granada Introd Símbolo I [1908] Esp (CDH )
      Porque en los órganos (poniendo en ellos ejemplo) hay unos fuelles que envían aire á los caños, y después tocando el tañedor en diversas teclas, hace diversos sonidos.
    • 1600 Sigüenza, J. HOrden SJerónimo II [1907] 182 Esp (CDH )
      En las vidas de los padres santos del yermo, que se atribuye a S. Geronimo, se lee, que estuuieron en el purgatorio por pecados muy ligeros, a nuestro juyzio algunos de los mas ilustres: vnos por el deleyte que sentian en el canto, y el gusto demasiado de la melodia, con que no deuia ser mucha, ni los organos e instrumentos del precio y fineza de agora, pues no auia ningunos; otros, por la delectacion de lo que comian, aunque eran de ordinario yeruas mal guisadas, o por guisar, y dar al gusto alguna rienda en cosa tan vil: otros, por la diligencia que ponian en los edificios de la tierra, adereçar alguna celdilla con la pobreza que alli se vsaua, y algunos, por darse con alguna demasia a leer libros profanos, aunque honestos: y otros, por otras negligencias harto leues, al parecer de ninguna culpa, y aun calificadas por prudencia o policia.
    • 1600 Sigüenza, J. HOrden SJerónimo II [1907] Esp (CDH )
      Para el comun de la orden no se ordeno cosa notable: solo aduirtieron que por ser la Quaresma tiempo deputado para llorar nuestros pecados, y hazer mas estrecha penitencia, considerando el destierro de la patria celestial, y el cautiuerio de nuestras culpas, no se tañan en nuestras yglesias, organos, como los que sentados debaxo de los sauces y arboles esteriles de Babylonia, suspenden los instrumentos de alegria, hasta que aya passado el sacrificio del Cordero y la Pasion y muerte de nuestro Redemptor Iesu Christo: y auiendo muerto con el, y sepultandonos en el mar roxo de su sangre, resuscitemos juntamente; y puestos en la ribera, tornemos a renouar los cantos y la musica cantando la vitoria de nuestro triumphador glorioso.
    • 1600 Sigüenza, J. HOrden SJerónimo II [1907] 395 Esp (CDH )
      Hizo tambien el retablo, y los organos, para que celebrassen de alli adelante el oficio diuino, con mayor solemnidad.
    • 1600 Sigüenza, J. HOrden SJerónimo II [1907] Esp (CDH )
      Tras esto era de buena voz, acompañaua lo vno a lo otro, de tal suerte que quando tañia, y cantaua al organo en Missa, o en Visperas, leuantaua el alma de los que le oyan en vn gozo sobrenatural.
    • 1600 Sigüenza, J. HOrden SJerónimo II [1907] 509 Esp (CDH )
      Quando cantaua y tañia al organo los psalmos, daua tanto espiritu a lo que cantaua, que si el psalmo era triste a todos hacia llorar, y si alegre, los llenaua a todos de alegria, meneandoles a estos sentimientos con el arte, dulçura y gracia.
    • c1600 Anónimo Inventarios Reales Felipe II [1956-1959] Esp (CDH )
      493. Un hórgano grande, que hizo el maestro Guiles Breboz en el Escurial; con sus fuelles dentro de la dicha caxa, que se tiran con unas ruedas y cordeles; es el que está armado en la tribuna y sirve de orden en la capilla; tasado en seiscientos ducados, que suman 225000 maravedís.– Tasados con juramento por José de Isassi, organista y afinador de óganos, en Madrid a 15 de mayo de 1602 y lo firmó aquí y en la tasación de ynstrumentos de música ydem Joseph de Ysasy; ante my Chistoual Ferroche, scrivano.
    • 1603 Luque Fajardo, F. Fiel desengaño [1955] I, 82 Esp (CDH )
      Habiendo, pues, de ser nuestro primer padre, la ley o regla de donde nos habíamos de aprovechar, de aquí es que, no teniendo el paraíso necesidad de ser cultivado ni guardado, pues no había de quién, con todo le encarga Dios estos dos oficios para enseñanza nuestra, donde aprendamos virtuosos ejercicios y no estemos mano sobre mano; pues aun allá el maldito Caín, su hijo, con ser vagabundo, tomó por entretenimiento edificar ciudades de habitación; Tubal, su hijo, chozas para los pastores; y el otro también, llamado Jubal, que fue inventor de músicos instrumentos, órgano y cítara, empleándose en la música y sus consonancias de alegría.
    • 1605 Lpz Úbeda, F. Pícara Justina [1977] Esp (CDH )
      Parécenme que son como afinadores de órgano, que le templan y no le tocan; son como hombres de reloj, que amagan a quebrar la campana y sólo la hacen sonar; son como truenos, que hacen ruido y nunca daño; son como fuego, que guisa lo que no come; son, finalmente, como parras locas, que todo es hoja y el fruto no es ninguno.
    • 1609 Inca Garcilaso Comentarios Reales Incas [1985] Pe (CDH )
      cada cañuto tenía un punto más alto que el otro, a manera de órganos.
    • 1611 Covarrubias, S. Tesoro Cast Esp (NTLLE)
      ORGANO [...] por excelencia sinifica el instrumento musico de cañuteria, que se tañe con el aire, de que particularmente vsan en las yglesias para los dias festiuos. Bien como ordinariamente el instrumento, que oy llamamos organo, se anima con el viento de los fuelles, assi antiguamente se vsaron organos que sonauan con el agua, como lo refieren muchos autores, y particularmente Tertuliano [...].
    • 1622 Quevedo Villegas, F. Sueño muerte [2003] Sueños y discursos Esp (CDH )
      Los primeros eran habladores; parecían azudas en conversación, cuya música era peor que la de órganos destemplados.
    • 1626 Almansa Mendoza, A. Relaciones 1626 [2001] 465 Cartas y relaciones Esp (CDH )
      Y aquí descansa la pluma para la fiesta siguiente, con advertir que las campanas se hacían pedazos por la alegría de la venida del rey, y son de las mejores que hay en la Europa, cortadas en proporción de las cuatro voces naturales; y, como son tantas, no iguala a su armonía el órgano más templado.
    • 1626 Quevedo Villegas, F. Buscón [1980] Esp (CDH )
      quité el cuerno al porquero, el cual, ya que dormían los otros, no había hacerle callar, diciendo que le diesen su cuerno, porque no había habido jamás quien supiese en él más tonadas, y que él quería tañer con el órgano.
    • 1632 Vega Carpio, F. L. Dorotea [1998] Esp (CDH )
      Luego un carro de bueyes, la tolva de un molino, un órgano cuando le templan, y una pulga cuando porfía, ¿serán moscas?
    • 1640 Requejo Salcedo, J. Relac hist y geogr Panamá [1908] Pa (CDH )
      dicessele por el cauildo desta yglessia los sabados de cada semana, despues de prima, una missa cantada solemne, con su órgano, y dasse de limosda della 200 pessos de a nueue, cuya institucion primera y fundacion hizo el obispo D. Antonio Calderon, con dotacion de 100 pesos de a nueue, y que se dixessen por su intencion, difuntos y hermanos desta dicha cofradia.
    • 1640 Requejo Salcedo, J. Relac hist y geogr Panamá [1908] 29 Pa (CDH )
      su tribuna para el órgano, de cedro, con las capillas colaterales que engrandecen y ensanchan la yglessia; la capilla mayor, con su arco toral de canteria: sagrario en el altar mayor, dorado, y sachristia que la ennobleze e ylustra.
    • 1641 Vélez Guevara, L. Diablo [1999] Esp (CDH )
      Diferentemente le sucede a esotro pobre y casado que vive en esotra casa más adelante, que después de no haber podido dormir desde que se acostó con un órgano al oído de niños tiples, contraltos, terceruelas y otros mil guisados de voces que han inventado para llorar, ahora que se iba a trasponer un poco, le ha tocado a rebato un mal de madre de su mujer, tan terrible que no ha dejado ruda en la vecindad, lana ni papel quemado, escudilla untada con ajo, ligaduras, bebidas, humazos y trecientas cosas más, y a él le ha dado de andar en camisa un dolor de ijada con que imagino que se ha de desquitar del dolor de madre de su mujer.
    • 1726 Feijoo, B. J. Theatro crítico universal, I [1998] Esp (CDH )
      Esse ayre de Canarios, tan dominante en el gusto de los Modernos, y estendido en tantas Gigas, que apenas ay sonata, que no tenga alguna, qué hará en los ánimos, sino excitar en la imaginación pastoriles tripudios? El que oye en el Órgano el mismo Menuet, que oyó en el Sarao, que ha de hazer sino acordarse de la dama con quien dançó la noche antecedente? De esta suerte la Música, que avía de arrebatar el espíritu de el assistente desde el Templo terreno al Celestial, le traslada de la Iglesia al festín.
    • 1726 Feijoo, B. J. Theatro crítico universal, I [1998] Esp (CDH )
      El Órgano es vn instrumento admirable, o vn compuesto de muchos instrumentos.
    • 1737 RAE DiccAutoridades (NTLLE)
      ORGANO. s.m. Instrumento músico pneumático, famosissimo y mui antiguo, compuesto de varios cañones de estaño, madéra ú otra matéria, y ordenado en varios registros, que le quitan ú dexan libre la voz, quando con el teclado se les cierra ó abre el agujéro por donde entra el viento, que forma el sonido, y se le dá con unos fuelles. Es instrumento mui conocido por el uso que tiene en las Iglesias. Viene del Griego Organon, que significa instrumento. Lat. Organum, i.
    • 1725-1744 Torres Villarroel, D. Pronósticos Piscator [2006] 176 Esp (CDH )
      tanta habilidad, / que a una letra de Aleluya, / solfa de Requiem pondrá: / Con muchas velas se alumbra / aquesta Comunidad, / todas de cera, y a fe que / no tiene colmenar: / Pondrán la solfa, porque / saben de puntos no mal, / que el menor de ellos ha sido / Zapatero en su lugar: / A las lámparas de un Templo / chupan el olio vital, / y con Música pretenden / satisfacer la deidad: / Buen arrullo le disponen / al inocente rapaz, / su música de relinchos / es buena para arrullar: / Al son de un Órgano, que / es de una Capilla Real, / cantarán, mas esta tecla / no la quiero yo tocar: / Un descompasado antojo / ha de llevar el compás, / si no fuere lo que suena, / lo que fuere sonará: / Todas tres voces iguales / quieren poner, sin mirar, / que no hay armonía, donde / falta la desigualdad: / ¡Que bravos casamenteros / hemos llegado a encontrar, / que procuran neciamente / desposar a Gil con Blas! / A cada punto que ponen, / humedecen el tragar, / apuran las vinageras, / mas no la dificultad: / Sobre las voces
    • 1747 Anónimo Relac Puerto Rico [1918] 154 PR (CDH )
      / Cante el choro su fúnebre asonancia, / calle el órgano mustio destrozado, / diga el púlpito ya con elegancia / azañas de este túmulo animado; / Ya esfuércese su acento con instancia / que de su entendimiento atormentado, / expresando en sentir tristeza suma / que para ponderarla no habrá pluma.
    • 1758 Isla, J. F. Fray Gerundio [1992] Esp (CDH )
      No había órgano; pero éste le suplían con muchas ventajas dos gaitas gallegas que de propósito había hecho venir de la Maragatería el mayordomo, y las tocaban dos maragatos rollizos, tan diestros en el arte que los llamaban para todas las fiestas recias de San Román, Foncebadón y el Rabanal, de donde se extendió la fama hasta el mismo Páramo, con ser así que hay más de ocho leguas de camino.
    • 1758 Isla, J. F. Fray Gerundio [1992] 819 Esp (CDH )
      Era lleno de semblante, aunque se conocía no ser maciza la gordura, porque a veces fluctuaban los carrillos, subiendo y bajando como fuelles de órgano.
    • 1758 Isla, J. F. Fray Gerundio [1992] Esp (CDH )
      No bien las acaba de pronunciar, cuando sale allá de encima del coro y como hacia detrás del órgano un chillido muy penetrante, que remeda la voz del gallo, y comienza a cantar tres veces: qui-qui-ri-quí, qui-qui-ri-quí, qui-qui-ri-quí.
    • 1758 Isla, J. F. Fray Gerundio [1992] Esp (CDH )
      Reverendo padre nuestro: / Prediqué el sermón del Corpus al Sacramento de mi lugar en la fiesta de mis señores padres como otros lo dirán, que a mí no me está bien el decirlo. Sólo puedo asegurar que circunstancia ninguna no se me escapó. Hasta una, que me cogió de súpito, que fue una gaita gallega en vez de órgano, la toqué también; y no faltó quien dijo que ni el mismo gaitero había tocado tan bien la gaita como yo la circunstancia. Perdone vuestra paternidad, que se me escapó sin querer esta alabanza, y quedo corrido, según lo que dijo el otro: laus in ore proprio uilescit. Los abrazos que me dieron al acabar el sermón no tienen cuenta; y las décimas, las octavas y aun los sonetos que me echaron en la mesa fue cosa de juicio. Por fin y por postre, el licenciado Flechilla, capellán de Pero Rubio, me encargó el sermón de honras del escribano de su lugar, que murió pocos días ha y dejó docientos reales de limosna para el predicador. La honra me tira más que el provecho, y también la esperanza de llevar para el convento una buena porción de misas, de las muchas que dejó encargadas el difunto. Pido a vuestra paternidad el benedicite para predicar este sermón, que ha de ser dentro de un mes; y yo le iré adjetivando por acá a ratos perdidos. El propio lleva un carnero y una cántara de vino, que mis padres envían de limosna a la santa comunidad, a quien piden perdón de la cortedad, porque no puede obrar más su buen afecto; y me encargan muchas memorias de su parte para vuestra paternidad, cuya vida guarde Dios muchos años. Campazas, etc. / Besa la mano de vuestra paternidad su servidor y menor súbdito, / Fray Gerundio, indigno predicador.
    • 1787 Terreros Pando, E. DiccCastVocesCienciasArtes (NTLLE)
      ÓRGANO, instrumento músico, el mayor, y mas armonioso de todos. Fr. Orgue. Lat. Organum. It. Organo. En la Italia se usan muchos órganos hidráulicos, esto es, que se tocan por medio del agua: la composicion de esta máquina armonica, consta de fistulas, teclados, secretos, fuelle, rejistros, diapason, caños, lengüetería, y en ella pavellon, sócolo, templador, canilla, lengua, y cuña; asimismo hai en el órgano asillas, frailetes, barras, chapas, muelles, mollero, riostres, banquillos, archetes, ó lunetos, bandas, árboles, tiradores, ecos, repasos, tornillos, guardillas, castillos, artillería, mixturas, contras, nasardos, cornetas, clarones, llenos, compuestas, regalías, ranas, saboyanas, trompetas, clarines, chirimias, tenores, bioletas, orlos, dulzainas, fabotes, cadereta, flautas dulces, y traveseras, y entonador. Asimismo se necesitan para hacer un órgano pitipies, fundidores, cajones de fundicion, y afinadores. Todos estos términos se hallarán en el lugar que les corresponde: los materiales, instrumentos, y artes que concurren á la fábrica de un órgano son casi todas las que se hallan en la naturaleza, acudiendo, por decirlo así, á su servicio como á Rei de los instrumentos.
    • 1791 Cruz, R. Petra [1990] Esp (CDH )
      Moreno / Dice que él traerá un bajón / y un bajoncillo, * lo mesmo / que un órgano.
    • 1791 Anónimo Mágica blanca [1792] 45 Esp (CDH )
      Mr. Van-Estin respondió con un silvido; luego se levantáron y desapareciéron las quatro tapicerias, la sala se agrandó, y nosotros, deslumbrados, vimos lo que la industria humana ha intentado entre lo mas admirable; de una parte vimos serpientes que se arrastraban, flores que se abrian, páxaros que cantaban; de la otra monos que comían, anades que nadaban, órganos tocando por sí solos, autómatas tocando el clave.
    • 1791 Anónimo Mágica blanca [1792] 45 Esp (CDH )
      Poned atención en este órgano tan grande, y mucho mas armonioso que los que se ven ordinariamente en las Iglesias; en el instante oimos una música militar en que sobresalían los oboes, los timbales, y los clarines; luego oimos tres voces humanas á las quales sucedían sonidos de trompa, después sonatas de flauta, de fagotos, de pífanos; por fin se formó una orquestra completa de gran número de instrumentos; en el mismo instante se veían á derecha y á izquierda los retratos de Archimedes y de Rameau, resplandecientes de gloria, rayos de luz parecían salir de sus cabezas.
    • 1791 Anónimo Mágica blanca [1792] Esp (CDH )
      Otros doce tubos sirven de fuelles á algunas flautas de órgano, cuyo sonido áspero y desentonado imita el bramido de varios animales.
    • 1791 Anónimo Mágica blanca [1792] Esp (CDH )
      Otras flautas de órgano, con el auxilio de un cañon movible, producen una especie de sonido de voz, pasando por grados imperceptibles de grave á agudo y de agudo á grave y manejado con cierta precaución parece oirse los gemidos de una persona oprimida de dolor.
    • 1791 Anónimo Mágica blanca [1792] Esp (CDH )
      Es inútil explicar aquí el mecanismo por donde las flautas del órgano imitan el ahullido del lobo, el graznido del cuervo, el rugido del leon, el bramido de las olas &c. Estos efectos nacen de una construcción particular, que aunque es verdad que se puede demostrar por palabras, seguramente no la entenderian sino es los factores de órganos; á mas de que no hay flauta ninguna de fístola que sea algo falsa o desentonada, que no sea capaz de imitar la voz de algun animal, con tal de que esté en el tono que se requiere y que el organista sepa manejarla.
    • 1791 Anónimo Mágica blanca [1792] Esp (CDH )
      Debo advertir, aunque de paso, que para producir estos sonidos mas espantosos se les debe añadir á estas flautas de órgano vasijas de tierra cubiertas de pergamino bien tirante, como el de los tambores.
    • 1791 Anónimo Mágica blanca [1792] Esp (CDH )
      [...] creímos que tenia cañones de órgano ocultos en su armadura, que los sonidos no provenian de la misma flauta y que solo movia los dedos el autómata; para engañar nuestros ojos se nos hizo ver que acercando una vela encendida á su boca la apagaba con el soplo; que la flauta daba siempre el mismo sonido, quando se impedia el movimiento de los dedos, y que el sonido era mas ó menos agudo segun la distancia mayor ó menor que habia del dedo levantado del automata á su boca; hasta aquí no es mas maravilloso que el famoso Flautista de Vaucanson; pero ve aqui una cosa bien singular.
    • 1791 Anónimo Mágica blanca [1792] Esp (CDH )
      Estos efectos nacen de una construcción particular, que aunque es verdad que se puede demostrar por palabras, seguramente no la entenderian sino es los factores de órganos; á mas de que no hay flauta ninguna de fístola que sea algo falsa o desentonada, que no sea capaz de imitar la voz de algun animal, con tal de que esté en el tono que se requiere y que el organista sepa manejarla.
    • 1791 Anónimo Mágica blanca [1792] Esp (CDH )
      CAP. XXV. Varios juegos de manos antiguos y modernos, extractados de una obra manuscrita: el Organo que toca por sí mismo, Serpientes artificiales, Páxaros mecánicos, Autómatas y Jugadores de dados: Autómata que toca la flauta quando se quiere; y Juego extraordinario nuevamente inventado... 43
    • 1791 Anónimo Mágica blanca [1792] Esp (CDH )
      El Organo, que toca por sí mismo, Serpientes artificiales, Páxaros mecánicos, Autómatas, Jugadores de dados.
    • 1817 Quiróz, J. M. Memoria Instituto [1985] Memorias Veracruz Mx (CDH )
      Los instrumentos músicos así de cuerda como de viento, que se fabricaban en el reino con bastante perfección, y usan los habitantes con mucha generalidad, afición y destreza, puede calcularse su valor en ciento cincuenta mil pesos, entrando en este cómputo los órganos de los templos, de los que no suelen carecer ni aun los de los indios.
    • 1816-1827 Fdz Lizardi, J. J. Periquillo Sarniento [1997] Mx (CDH )
      Algunos fijan su origen en Adán, añadiendo que Jubal, hijo de Lamec, fue el padre de los poetas, fundando su opinión en un texto de la Escritura que dice que Jubal fue el padre de los que cantaban con el órgano y la cítara, * porque los antiguos bien conocieron que eran hermanas la música y la poesía; y tanto, que hubo quien escribiera que Osiris, rey de Egipto, era tan aficionado a la música que llevaba en su ejército muchas cantoras, entre las que sobresalieron nueve, a quienes los griegos llamaron Musas por antonomasia.
    • 1836 Larra, M. J. Trovador [2000] Fígaro Esp (CDH )
      su estancia en la escena durante la ceremonia, la ignorancia en que está de la suerte de su amada y el cántico lejano, acompañado del órgano, son de un efecto maravilloso; y no es menos de alabar la economía con que está escrito el final, donde una sola palabra inútil no se entromete a retardar o debilitar las sensaciones.
    • 1836 Larra, M. J. A López [2000] Fígaro Esp (CDH )
      Doña Leonor va a tomar el velo en el convento; tocan el órgano; viene el muerto, que no había muerto, y los criados del conde don Nuño; sale Leonor ya monja, da un grito, se escapan los criados, y el Trovador se queda parado.
    • 1844 Foz, B. Vida P. Saputo [1986] 117 Esp (CDH )
      Era hombre que en cuanto a músico tocaba medianamente bien el órgano, el clave y el salterio; y en cuanto a gramático husmeaba un tantico el latín del breviario; pero lo que es de la misa había preguntado tantas veces lo que significaba el canon y demás latines, que fuera de los introitos, las oraciones, las epístolas, y los evangelios había pocas cosas que no entendiese, y aun en éstas barruntaba tal vez con sentido.
    • 1844 Foz, B. Vida P. Saputo [1986] Esp (CDH )
      — Mas dejando todo esto, si os parece, ¿no queríades enseñarme a leer y tocar el órgano? — Si la madre priora quiere y te deja, respondió la monja, por mí con mucho gusto.
    • 1847 Domínguez, R. J. DiccNacional (2.ª ed.) Esp (BD)
      Órgano, s. m. Instrumento músico de viento, compuesto de tubos de diferentes tamaños, con uno ó mas teclados, y con fuelles que le comunican el aire. Es sumamente armónico, y constituye por sí solo una orquesta.
    • 1847 Estébanez Calderón, S. Escenas andaluzas [1985] 205 Esp (CDH )
      Era el caso que nuestro extranjero, como recién llegado a Gibraltar, y en fresco trasegado a Carratraca, apenas podía deletrear dos o tres palabras de enrevesado castellano; y su francés, aunque pudiera serle y servirle de gran útil para sus lecturas y estudios, lo había usado y cursado tan poco, y lo miraba con tal enfado, que en sus labios, antes que idioma articulado, más semejaba los chifles y refollamientos de algún órgano de registro averiado y descompuesto, o los singultos de algún gato con romadizo.
    • 1847 Estébanez Calderón, S. Escenas andaluzas [1985] 354 Esp (CDH )
      Allí mi buen amigo pondrá ahora a prueba y en provecho de su estómago trasijado, no con dos, sino con veinticinco vacíos, la facultad nutritiva de tabaco; ¡esa facultad que presta al fumador las propiedades de cuerpo glorioso! Vengan, pues, de todo calibre y dimensión, cigarros bastantes para formar un órgano de catedral, y con tal bizcocho y vitualla me ofrezco a tomar el asiento y manutención de un tercio de españoles, si éstos son de buen solar y prosapia.
    • 1849 Fernán Caballero Gaviota [1997] Esp (CDH )
      Cuando reverberaban centenares de luces en aquellas refulgentes molduras, y en las innumerables cabezas de ángeles que formaban parte de su adorno; cuando los sonidos del órgano, armonizando con la grandeza del sitio y con la solemnidad del culto católico, estallaban en la bóveda de la iglesia, demasiado estrecha para contenerlos, y se iban a perder en las del cielo; cuando se ofrecía esta grandiosa escena, sin más espectadores que el desierto, la mar y el firmamento, no parecía sino que para ellos solos se había levantado aquel edificio y se celebraban los oficios divinos.
    • 1849 Fernán Caballero Gaviota [1997] Esp (CDH )
      Sin duda viene a suspirar como un órgano por el poco caso que de él hacen las damas.
    • 1850 Coronado, C. Jarilla [2001] Esp (CDH )
      Su voz fue creciendo como cuando la hacía resonar bajo las augustas bóvedas de los templos, y la estancia retumbó como los huecos de un órgano pulsado con firmeza.
    • 1854 Castelar, E. Discurso 22/09/1854 [1861] Discursos Esp (CDH )
      hacedle oir las notas del órgano que como rocío de vida anima estátuas y columnas; el cántico del sacerdote, que parece eco perdido de las armonías que forman las esferas; y bien pronto flaquearán sus rodillas, se estremecerá su conciencia, cayendo de hinojos ante la realidad de un Dios que se revela bajo los tres eternos atributos de la divinidad, que son la virtud, la ciencia y la hermosura.
    • 1847-1857 Valera, J. Correspondencia [1913] Esp (CDH )

      Aquí son muy dados á la música, y muchos señores, como la Princesa Youssoupoff, tienen orquesta en sus palacios. Los que no pueden costearla, se valen de un órgano mecánico. Los hay tan excelentes, que algunos están apreciados en veinte ó treinta mil rublos; aunque, si es cierto que el órgano cuesta tan caro, me parece que les traería más cuenta venderle y emplear aquel capital en cualquiera cosa, que, por poco productiva que fuese, siempre les daría para costear la orquesta, et aliquid amplius. En fin, ellos se entenderán.

    • 1861 Castelar, E. Discurso 13/05/1861 [1861] 286 Discursos Esp (CDH )
      en sus procesiones, perfumadas de incienso, bendecidas por el órgano que anima los cuadros, estátuas y columnas, iluminadas por los cirios y por las lámparas que parecen estrellas errantes que han ido á beber su luz en el santuario, en sus procesiones, todos los misterios del alma; en su arquitectura, todo el arte, la columna griega, cortada en haces, el arco romano, agrandado como las puertas eternales, y el obelisco oriental, pero no empotrado en la tierra, sino perdido en los aires (Bien, bien), en el suelo, compuesto de lápidas sepulcrales, la vida de ayer, la muerte; en la forma de la Iglesia, que es una cruz, la vida de hoy, el sacrificio; en las hojas cinceladas en los arcos, la naturaleza; en la ventana rasgada que se abre allá arriba, y que recoge la luz y la descompone en los matices del iris, el cielo; y en la aguja calada, aérea, que se levanta á lo infinito, que se pierde en los arreboles del firmamento, la escala mística, misteriosísima, por donde la vida contingente aspira á confundirse con la vida eterna, y el hombre, movido por la fé, sube á perderse en el seno de la gloria. (Vivos y redoblados aplausos).
    • 1864 Bécquer, G. A. Celda [1985] Esp (CDH )
      Allí, día y noche, y hasta hace poco, ardían delante del altar en que se encontraba la imagen, sobre un escabel de oro, doce lámparas de plata que brillaban, meciéndose lentamente, entre las sombras del templo, como una constelación de estrellas; allí los piadosos monjes, vestidos de sus blancos hábitos, entonaban a todas horas sus alabanzas en un canto grave y solemne, que se confundía con los amplios acordes del órgano; allí, los hombres de armas del monasterio, mitad templo, mitad fortaleza; los pajes del poderoso abad y sus innumerables servidores, la saludaban con ruidosas aclamaciones de júbilo, y como a la hermosa castellana de aquel castillo, cuando, en los días clásicos, la sacaban un momento por sus patios, coronados de almenas, bajo un palio de tisú y pedrería.
    • 1864 Bécquer, G. A. Celda [1985] Esp (CDH )
      En un rincón, sobre un magnífico pedestal labrado de figuras caprichosas, y formando el más extraño contraste, una pequeña jofaina de loza, de la más basta de Valencia, hace las veces de pila para el agua bendita; de las robustas bóvedas cuelgan aún las cadenas de metal que sostuvieron las lámparas, que ya han desaparecido; en los pilares se ven las estacas y las anillas de hierro de que pendían las colgaduras de terciopelo franjado de oro, de las que solo queda la memoria; entre dos arcos existe todavía el hueco que ocupaba el órgano; no hay vidrios en las ojivas que dan paso a la luz; no hay altares en las capillas; el coro está hecho pedazos; el aire, que penetra sin dificultad por todas partes, gime por los ángulos del templo, y los pasos resuenan de un modo tan particular, que parece que se anda por el interior de una inmensa tumba.
    • 1864 Bécquer, G. A. Celda [1985] Esp (CDH )
      A decir verdad, yo también me hubiera rendido al peso del aturdimiento y a las fatigas de la vigilia si hubiese tenido la seguridad de mantenerme en mi sueño en una actitud, si no tan grave como la del inmóvil gentleman, al menos no tan grotesca como la del buen regidor aragonés, que ora dejándose caer la gorra en una cabezada, ora roncando como un órgano o balbuceando palabras ininteligibles, ofrecía el espectáculo más chistoso que imaginarse puede.
    • 1871 Facundo HChucho [1890] Mx (CDH )
      Estas notas largas las está dando el órgano todo el día, porque lo están afinando y esta es obra más larga de lo que parece.
    • 1871 Facundo HChucho [1890] II, 37 Mx (CDH )
      — Y que, ¿no sería bueno padre procurador, dijo doña Rosario, que se tocara el órgano?
    • 1871 Facundo HChucho [1890] Mx (CDH )
      — No veo inconveniente, se tocará el órgano.
    • 1872 Hernández, J. Martín Fierro [1994] 67 Ar (CDH )
      / Allí un gringo* con un órgano / y una mona que bailaba / haciéndonós rair estaba / cuando le tocó el arreo.
    • 1875 Palma, R. Tradiciones peruanas III [1967] Pe (CDH )
      El conde de Lemos, a pesar de su beatitud, y de ayudar la misa y de tocar el órgano en la iglesia de los Desamparados, era gran amigo del fausto, y se trataba a cuerpo de rey.
    • 1839-1882 Villaverde, C. Cecilia Valdés [1992] Cu (CDH )
      en algunos de los cuales se oía a medias el órgano con que las monjas o los frailes acompañaban el canto de los maitines.
    • 1884 Cané, M. Juvenilia [1999] Ur (CDH )
      Fuimos introducidos, agasajados, y pronto, al compás de la orquesta, limitada a una guitarra y un acordeón (los esfuerzos para obtener un órgano hablan sido vanos), nos hundimos en un océano de valses, polcas y mazurcas, pues las damas se negaban a una segunda edición de la primera cuadrilla, que a la verdad había permitido al cojo Videla desplegar cualidades coreográficas desconocidas y que después supimos hablan sido inspiradas por una representación de Orfeo, conque se había regalado en una noche de escapada.
    • 1884-1885 Clarín Regenta [1990] Esp (CDH )
      Los órganos allá arriba extendían su lengüetería en rayas verticales y horizontales, deslumbrantes; parecían dos soles cara a cara.
    • 1884-1885 Clarín Regenta [1990] Esp (CDH )
      Ángeles dorados tocaban el violín cerca de la bóveda, a la que trepaban los relieves platerescos de los órganos; detrás del coro, en lo alto de las naves laterales, las ventanas y rosetones dejaban pasar la luz deshaciéndola en rojo, azul, verde y amarillo.
    • 1884-1885 Clarín Regenta [1990] Esp (CDH )
      "A la iglesia, hija mía, a la iglesia; no a rezar; a estarse allí, a soñar allí, a pensar allí oyendo la música del órgano y de nuestra excelente capilla, oliendo el incienso del altar mayor, sintiendo el calor de los cirios, viendo cuanto allí brilla y se mueve, contemplando las altas bóvedas, los pilares esbeltos, las pinturas suaves y misteriosamente poéticas de los cristales de colores..."
    • 1884-1885 Clarín Regenta [1990] Esp (CDH )
      ¡Sí, sí, aleluya! ¡aleluya! le gritaba el corazón a ella... y el órgano, como si entendiese lo que quería el corazón de la Regenta, dejaba escapar unos diablillos de notas alegres, revoltosas, que luego llenaban los ámbitos oscuros de la catedral, subían a la bóveda y pugnaban por salir a la calle, remontándose al cielo... empapando el mundo de música retozona.
    • 1884-1885 Clarín Regenta [1990] II, 272 Esp (CDH )
      Decía el órgano a su manera:
    • 1884-1885 Clarín Regenta [1990] Esp (CDH )
      ¿Qué le importaba al órgano? Y sin embargó, parecía que se volvía loco de alegría... que perdía la cabeza y echaba por aquellos tubos cónicos, por aquellas trompetas y cañones, chorros de notas que parecían lucecillas para alumbrar las almas.
    • 1884-1885 Clarín Regenta [1990] Esp (CDH )
      El órgano, con motivo de la alegría cristiana de aquella hora sublime, recordaba todos los aires populares clásicos en la tierra vetustense y los que el capricho del pueblo había puesto en moda aquellos últimos años.
    • 1884-1885 Clarín Regenta [1990] Esp (CDH )
      "No había allí barreras, en aquel momento, entre el templo y el mundo; la naturaleza entraba a borbotones por la puerta de la iglesia; en la música del órgano había recuerdos del verano, de las romerías alegres del campo, de los cánticos de los marineros a la orilla del mar; y había olor a tomillo y a madreselva, y olor a la playa, y olor arisco del monte, y dominándolos a todos olor místico, de poesía inefable... que arrancaba lágrimas..."
    • 1884-1885 Clarín Regenta [1990] Esp (CDH )
      El Arcediano, en cuanto calló el órgano, como quien quiere interrumpir una broma con una nota seria, leyó la epístola de San Pablo Apóstol a Tito, capítulo segundo, dándole una intención que no tenía.
    • 1884-1885 Clarín Regenta [1990] II, 275 Esp (CDH )
      El órgano, como si hubiera oído llover, en cuanto terminó el presuntuoso Arcediano, soltó el trapo, abrió todos sus agujeros y volvió a regar la catedral con chorritos de canciones alegres; el fuelle parecía soplar en una fragua de la que salían chispas de música retozona; ahora tocaba como las gaitas del país, imitando el modo tosco e incorrecto con que el gaitero jurado del Ayuntamiento interpretaba el brindis de la Traviata y el Miserere del Trovador.
    • 1884-1885 Clarín Regenta [1990] II, 278 Esp (CDH )
      Todo el elemento joven de que hablaba El Lábaro en sus crónicas del pequeñísimo gran mundo de Vetusta, estaba allí, en el crucero de la catedral, oyendo como entre sueños el órgano, digiriendo la colación de Nochebuena, viendo lucecillas, sintiendo entre temblores de la pereza pinchazos de la carne.
    • 1884-1885 Clarín Regenta [1990] II, 281 Esp (CDH )
      No sabía si era aquello un traje de Mefistófeles de ópera o el de cazador elegante, pero estaba el enemigo muy hermoso, muy hermoso... "Y estaba allí cerca, detrás de aquella reja; ¡si daba tres pasos podía tocarla a ella!" El órgano se despedía de los fieles con las mayores locuras del repertorio;
    • 1884-1885 Clarín Regenta [1990] Esp (CDH )
      El órgano se había callado como un borracho que duerme después de alborotar el mundo.
    • 1884-1885 Clarín Regenta [1990] Esp (CDH )
      Buscó el olor del incienso, los resplandores del altar y de las casullas, el aleteo de la oración común, el susurro del ora pro nobis de las masas católicas, la fuerza misteriosa de la oración colectiva, la parsimonia sistemática del ceremonial, la gravedad del sacerdote en funciones, la misteriosa vaguedad del cántico sagrado que, bajando del coro nada más, parece descender de las nubes; las melodías del órgano que hacían recordar en un solo momento todas las emociones dulces y calientes de la piedad antigua, de la fe inmaculada, mezcla de arrullo maternal y de esperanza mística.
    • 1884-1885 Clarín Regenta [1990] Esp (CDH )
      Calló el P. Martínez y comenzó el órgano a decir de otro modo, y mucho mejor, lo mismo que había dicho el orador de lujo.
    • 1884-1885 Clarín Regenta [1990] Esp (CDH )
      El órgano parecía sentir más de corazón las penas de María... Ana pensó en María, en Rossini, en la primera vez que había oído, a los dieciocho años, en aquella misma iglesia, el Stabat Mater... Y después que el órgano dijo lo que tenía que decir, los fieles cantaron como coro-monstruo bien ensayado el estribillo monótono, solemne, de varias canciones que caían de arriba como lluvia de flores frescas.
    • 1884-1885 Clarín Regenta [1990] Esp (CDH )
      El órgano parecía sentir más de corazón las penas de María... Ana pensó en María, en Rossini, en la primera vez que había oído, a los dieciocho años, en aquella misma iglesia, el Stabat Mater... Y después que el órgano dijo lo que tenía que decir, los fieles cantaron como coro-monstruo bien ensayado el estribillo monótono, solemne, de varias canciones que caían de arriba como lluvia de flores frescas.
    • 1884-1885 Clarín Regenta [1990] Esp (CDH )
      Cantaba todo el pueblo y el órgano, como un padre, acompañaba el coro y le guiaba por las regiones ideales de inefable tristeza consoladora, de la música.
    • 1885 Martí, J. Lucía Jerez [1994] 160 Cu (CDH )
      Keleffy, aunque de una manera apesarada y melancólica, y más de quien se aleja que de quien llega, tocó en el piano de madera negra, que bajo sus manos parecía a veces salterio, flauta a veces, y a veces órgano, algunas de sus delicadas composiciones, no aquellas en que se hubiera dicho que el mar subía en montes y caía roto en cristales, o que braceaba un hombre con un toro, y le hendía el testuz, y le doblaba las piernas, y lo echaba por tierra, sino aquellas otras flexibles fantasías que, a tener color, hubieran sido pálidas, y a ser cosas visibles, hubiesen parecido un paisaje de crepúsculo.
    • 1888 Rubén Darío País [1950] Cuentos Ni (CDH )
      Aún resonaban los formidables y sublimes trémolos del órgano.
    • 1890 Rubén Darío Dios [1950] Cuentos Ni (CDH )
      ¡Y era de ver a la vuelta, cómo traían sus naranjas doradas, sus ramos de flores del campo, sus lirios y sus rosas! La hermana Adela queríala mucho, porque no era como otras que la decían impertinencias: Hermana Adela, ¿por qué tenéis la cabeza rapada como el mozo que nos lleva la leche? Antes bien la decía cosas sencillas y puras: Hermana Adela, ¿me permitís dar mis violetas a la cieguecita que está en la esquina cantando su canción? Otras veces, cuando iban a la misa, en la capilla, fragante de incienso, donde estaba el altar flamante, y el órgano místico y sonoro, y donde el cura viejo y santo alzaba la custodia, Lea estaba inmóvil, fija en el altar.
    • 1892 Rubén Darío Sermón [1950] Cuentos Ni (CDH )
      De cuando en cuando potentes y profundos estallidos de órgano hacían vibrar de harmonía el ambiente oloroso a incienso.
    • 1893 Rubén Darío Noche Buena [1950] Cuentos Ni (CDH )
      Los vientos del cielo llevaban desde el santo edificio monacal, en la quietud de las noches o en los serenos crepúsculos, ecos misteriosos, grandes temblores sonoros..., era el órgano de Longinos que acompañando la voz de sus hermanos en Cristo, lanzaba sus clamores benditos.
    • 1893 Rubén Darío Noche Buena [1950] Cuentos Ni (CDH )
      Y como ordena el prior que se proceda a la ceremonia, sin música, todos empiezan el canto dirigiéndose a Dios llenos de una vaga tristeza... De repente, en los momentos del himno, en que el órgano debía resonar... resonó, resonó como nunca; sus bajos eran sagrados truenos; sus trompetas excelsas voces; sus tubos todos estaban como animados por una vida incomprensible y celestial.
    • 1893 Rubén Darío Noche Buena [1950] Cuentos Ni (CDH )
      Los monjes cantaron, cantaron, llenos del fuego del milagro; y aquella Noche Buena, los campesinos oyeron que el viento llevaba desconocidas armonías del órgano conventual, de aquel órgano que parecía tocado por manos angélicas como las delicadas y puras de la gloriosa Cecilia...
    • 1893 Rubén Darío Noche Buena [1950] Cuentos Ni (CDH )
      Los monjes cantaron, cantaron, llenos del fuego del milagro; y aquella Noche Buena, los campesinos oyeron que el viento llevaba desconocidas armonías del órgano conventual, de aquel órgano que parecía tocado por manos angélicas como las delicadas y puras de la gloriosa Cecilia...
    • 1894 Rubén Darío Filomela [1950] Cuentos Ni (CDH )
      Ella cantaba entonces con todo su corazón, haciendo vibrar su voz de ruiseñor en medio de la tempestad gloriosa del órgano; y su lengua se regocijaba con las alabanzas a la Reina María Santísima y al dulce Príncipe Jesús.
    • 1894 Rubén Darío Filomela [1950] Cuentos Ni (CDH )
      Y en el coro del monasterio estaba de fiesta el órgano;
    • 1898 Blasco Ibáñez, V. Barraca [1997] Esp (CDH )
      Colocaba la mísera comida en una cestita, se pasaba un peine por los pelos de un rubio claro, como si el sol hubiese devorado su color, se anudaba el pañuelo bajo la barba, y antes de salir volvíase con un cariño de hermana mayor para ver si los chicos estaban bien tapados, inquieta por esta gente menuda, que dormía en el suelo de su mismo estudio, y acostada en orden de mayor a menor —desde el grandullón Batistet hasta el pequeñuelo que apenas hablaba—, parecía la tubería de un órgano.
    • 1904 Blest Gana, A. Transplantados [1904] Ch (CDH )
      Al son del órgano, al plañidero resonar de los cánticos de la misa mayor, el ser de sumisión y de obediencia había triunfado nuevamente en ella.
    • 1904 Blest Gana, A. Transplantados [1904] Ch (CDH )
      Y se oyó al fin el gran órgano, atronando los ámbitos de la vasta nave con una música desconocida.
    • 1904 Blest Gana, A. Transplantados [1904] Ch (CDH )
      Desde ese instante, las armonías del órgano y de la orquesta, los cánticos del coro y del altar, las blancas nubes de incienso que llegaban á rodearla, los movimientos de los oficiantes y de sus acólitos, transportaron el espíritu de la chica á las confusas regiones en que parece vagar el de los hipnotizados.
    • 1904 Blest Gana, A. Transplantados [1904] Ch (CDH )
      Los oficiantes, al son de órgano, se retiraron en procesión, precedidos por la cohorte de monaguillos, guiados hacia la sacristía por los suizos al golpe de sus alabardas sobre el suelo.
    • 1904 Blest Gana, A. Transplantados [1904] Ch (CDH )
      Su hipnotismo se disipaba con las últimas notas del órgano, dejándole en la cabeza un vacío de aturdimiento.
    • 1904 Blest Gana, A. Transplantados [1904] Ch (CDH )
      El sonido lastimero del Kyrie, eleison, como un raudal de lamentos, estalló en las agudas voces infantiles, acompañado por las solemnes notas del órgano.
    • 1906 Chocano, J. S. Alma América [1906] Pe (CDH )
      SUENA el órgano / suena el órgano en la iglesia solitaria, / suena el órgano en el fondo de la noche; / y hay un chorro de sonidos melodiosos en sus flautas, / que comienzan blandamente... blandamente... / como pasos en alfombras, como dedos que acarician, como sedas que se arrastran, / y, de súbito, se encrespan / y se hinchan y rebraman, / á manera de ancho río que sepulta / en un lecho rocalloso la solemne pesadumbre de sus aguas... / Una flauta cuenta historias increíbles / de las épocas pasadas; / otra flauta dice cosas que debieran ser verdades / y que apenas
    • 1906 Chocano, J. S. Alma América [1906] 118 Pe (CDH )
      Y la música del órgano, en que truenan las estrofas, / va subiendo, va subiendo, va subiendo por escalas [...]. /
    • 1906 Chocano, J. S. Alma América [1906] XIV Pe (CDH )
      Yo no sé si sabéis lo que los ingleses llaman musings, especie de meditaciones dilatadas y diluidas, á las veces un poco soñolientas, algo vagarosas, sin fuerte liga, que pasan como en ensueño mientras parece oirse á lo lejos un órgano, meditaciones compuestas algo negligentemente, en conversación casera, departiendo después del té sobre los eternos problemas del destino humano, con recuerdos del último sermón y alusiones bíblicas.
    • 1906 Lugones, L. Fuerza [1988] Cuentos Ar (CDH )
      Cualquiera ha sentido las pulsaciones del aire en los sonidos muy bajos, los que produce el nasardo * de un órgano, por ejemplo.
    • 1907 Rubén Darío Canto errante [1977] Ni (CDH )
      Y formó un santo coro / de Fe, Esperanza y Caridad: / Trompetas argentinas dicen sus ideales, / y su órgano vibrante tenía dos pedales, / y eran el Bien y la Verdad.
    • 1908 Rubén Darío Palimpsesto II [1950] Cuentos Ni (CDH )
      He aquí que la siringa, la flauta pagana, crecerá y aparecerá más tarde en los tubos de los órganos de las basílicas, por premio al sátiro que buscó a Dios; pues el centauro ha llorado mitad por los dioses antiguos de Grecia y mitad por la nueva fe, sentenciado será a correr mientras viva sobre el haz de la tierra, hasta que dé un salto portentoso y, en virtud de sus lágrimas, ascienda al cielo azul para quedar para siempre luminoso en la maravilla de las constelaciones.
    • 1914 Espina, C. Esfinge [1914] Esp (CDH )
      Y revolviendo las memorias de su vida, halla en el fondo de cada galante recuerdo una lástima tierna y aguda, una ardiente conmiseración hacia todas las bellas por él adoradas un minuto, unas horas quizá, desde una ventanilla transitoria, en la blandura de un carruaje, en la cubierta de un buque, al compás de una danza, á los acordes místicos de un órgano... ¡en tantas ocasiones era posible amar á una mujer!
    • 1916 Ambrogi, A. LTrópico II [1916] ES (CDH )
      Entre los escasos dientes amarillentos como el teclado del órgano del templo, entre los dientes roñosos y deteriorados, la oración va pasando, y como lana de vellón entre zarzas, va dejando prendidos algunos copos.
    • 1919 Lugones, L. Gemas [1988] 110 Cuentos Ar (CDH )
      Veni Creator Spiritus! / * / La roja inicial del misal abierto inicia una frase evangélica que el órgano, en música profunda, ha comenzado a balbucear.
    • 1919 Lugones, L. Gemas [1988] Cuentos Ar (CDH )
      Detrás del coro cerrado, las monjas oficiaban al son del órgano.
    • 1921 Miró, G. SDaniel [1988] Esp (CDH )
      El P. Bellod puso ratoneras en las hornacinas, en las sepulturas, en los antipendios, * en la escalera del órgano y de la torre.
    • 1921 Miró, G. SDaniel [1988] Esp (CDH )
      Tronó magno y torrencial el órgano, y retumbó todo el templo como un oleaje de piedra que rompía sus espumas gozosas en las calas apacibles del corazón de don Daniel.
    • 1921 Miró, G. SDaniel [1988] Esp (CDH )
      El chantre acababa de entonar el Magnificat anima mea Dominum, * y el órgano esforzó todas sus viejas gargantas en el himno de la elegida de Dios.
    • 1921 Miró, G. SDaniel [1988] Esp (CDH )
      En aquel punto desbordó del órgano una trompetería de victoria, empujando con su trueno de júbilo el coral del Te Deum laudamus. *
    • 1926 Andrenio (Eduardo Gómez de Barquero) De Gallardo a Unamuno [1926] Esp (CDH )
      Dice que es uno de los dialectos más insignificantes y cacófonos que salieron de la hermosa lengua del Lacio, y que poner el francés a la altura del castellano es lo mismo que comparar el chiflo de un castrador con un órgano.
    • 1930 Arconada, C. Turbina [1975] Esp (CDH )
      Las fraguas necesitan aire, como los órganos.
    • 1930 Arconada, C. Turbina [1975] Esp (CDH )
      En casa del enterrador los acordeones tenían sonido de órgano.
    • 1931 Uslar Pietri, A. Lanzas [1993] Ve (CDH )
      — Los domingos, con los órganos de las iglesias, las gentes cantan himnos así.
    • 1931 Uslar Pietri, A. Lanzas [1993] Ve (CDH )
      Templos graves, llenos de dorados que multiplicaban la luz de los cirios, donde en las solemnidades, mientras el órgano temblaba, había visto como un violáceo resplandor al ilustrísimo arzobispo don Francisco Ibarra, * o pasando por en medio de la guardia, erizada de brillantes aceros, cortesano y elegante, el capitán general don Manuel Guevara Vasconcelos. *
    • 1933 Mtz Estrada, E. Radiografía Pampa [1991] Ar (CDH )
      Venía del suburbio, y al suburbio llegaba del prostíbulo, donde vivió su vida natural en toda la gloria de sus filigranas, donde las síncopas significaban algo infame; donde las notas, prolongadas en las gargantas del órgano, estremecían un desfallecimiento erótico.
    • 1933 Mtz Estrada, E. Radiografía Pampa [1991] Ar (CDH )
      La segunda fase de la estilización del tango, para reducirlo a su puro esquema, a su sentido escueto está en el hallazgo del instrumento adecuado: el bandoneón, sucedáneo portátil del aristón y el órgano.
    • 1947 Yáñez, A. Filo Agua [1992] 117 Mx (CDH )
      Como un órgano —a través de la muerte— tocado por los vientos vacíos, por los vientos grávidos de la eternidad.
    • 1947 Yáñez, A. Filo Agua [1992] 117 Mx (CDH )
      Un órgano tocado por la muerte misma.
    • 1947 Yáñez, A. Filo Agua [1992] Mx (CDH )
      ¿Desde cuándo allí estaba? Victoria permaneció silenciosa fuera del campanario, atenta —primero— a las manos que tiraban las cuerdas de los badajos con ritmo preciso, tal el pastor que conduce los invisibles hilos de una orquesta, o los alados dedos que juegan saltando sobre las arpas, los alados dedos brincando músicas en las teclas del piano, en los registros del órgano; manos de celebrante, ágiles y graves.
    • 1948 Marechal, L. Adán Buenosayres [1999] Ar (CDH )
      Usted se decía e imaginaba el Gran Sacerdote de un rito cruel pero necesario: ¡qué delicioso escalofrío recorría las vértebras de la señora de Ruiz, cuando usted le contaba sus matinales preparativos de Gran Sacerdote, su ducha ritual, su pomposo revestimiento del ropaje sagrado: las botas de cirugía, el delantal virgen aún de chorreaduras sangrientas, los guantes ominosos, el teatral barbijo, todo ello entregado reverentemente por acólitos mudos como piedras! Le faltaba el órgano y el incienso, para que la liturgia fuese cabal.
    • 1948 Marechal, L. Adán Buenosayres [1999] Ar (CDH )
      — A falta de órgano, tengo ese piano —le advirtió el doctor Aguilera, enfundándose los guantes de cirugía—.
    • 1952 Casaccia, G. Babosa [1991] Py (CDH )
      ¡Que voz! Retumbaba en la iglesia como un órgano.
    • 1953 Carpentier, A. Pasos [1985] 117 Cu (CDH )
      Las balas topaban con el metal de los postes del alumbrado, dejándolos vibrantes como tubos de órgano que hubieran recibido una pedrada.
    • 1953 Carpentier, A. Pasos [1985] 139 Cu (CDH )
      Había en sus escaleras, en sus recitativos de grave diseño, interrumpidos por acordes majestuosos y amplios, algo que evocaba la festiva grandeza de los preámbulos de órgano de la Edad Media.
    • 1953 Carpentier, A. Pasos [1985] 140 Cu (CDH )
      Aquella improvisación de gran empaque evocaba las tradiciones del órgano, la vihuela y el laúd, hallando un nuevo pálpito de vida en la caja de resonancia, de cónico diseño, que se afianzaba entre los tobillos escamosos del músico.
    • 1953 Carpentier, A. Pasos [1985] Cu (CDH )
      Los árboles trepaban a lo largo de los paredones, hincando garfios en las hendeduras de la mampostería, y de una iglesia quemada quedaban algunos contrafuertes y archivoltas y un arco monumental, presto a desplomarse, en cuyo tímpano divisábanse aún, en borroso relieve, las figuras de un concierto celestial, con ángeles que tocaban el bajón, la tiorba, el órgano de tecla, la viola y las maracas.
    • 1953 Carpentier, A. Pasos [1985] 233 Cu (CDH )
      En las proporciones de esas Formas rematadas por vertiginosas terrazas, flanqueadas con tuberías de órgano, había algo tan fuera de lo real —morada de dioses, tronos y graderíos destinados a la celebración de algún Juicio Final— que el ánimo, pasmado, no buscaba la menor interpretación de aquella desconcertante arquitectura telúrica, aceptando sin razonar su belleza vertical e inexorable.
    • 1953 Carpentier, A. Pasos [1985] 252 Cu (CDH )
      La ciudad de Henoch, edificada cuando aún no había nacido Tubalcain el herrero, ni Jubal, el tañedor del arpa y del órgano... Recuesto la cabeza en el regazo de Rosario, pensando en los inmensos territorios, en las sierras inexploradas, en las mesetas sin cuento, donde podrían fundarse ciudades en este continente de naturaleza todavía invencida por el hombre; me arrulla el acompasado chapoteo de la boga y me sumo en una somnolencia feliz, en medio de las aguas vivas, cerca de plantas que ya recobran fragancias de montaña, respirando un aire delgado que ignora las exasperantes plagas de la selva.
    • 1953 Carpentier, A. Pasos [1985] 279 Cu (CDH )
      Un acorde muy abierto de la orquesta, con sonoridad de pedal de órgano, anunciará la presencia de Tiresias.
    • 1953 Carpentier, A. Pasos [1985] 283 Cu (CDH )
      Y, sin embargo, puedo prometerme, jurarme en voz baja que el Treno se quedará ahí, que no pasará del primer tercio de la segunda libreta; sé que mañana, al alba, una fuerza que me posee me hará tomar el lápiz y esbozar la página en la aparición de Tiresias, que suena ya en mis oídos con su festiva sonoridad de órgano: tres óboes, tres clarinetes, un fagot, dos cornos, trombón.
    • 1953 Carpentier, A. Pasos [1985] 307 Cu (CDH )
      Llego a una iglesia, a cuyas penumbras sahumadas de incienso me invitan las notas de un gradual de órgano.
    • 1953 Carpentier, A. Pasos [1985] 84 Cu (CDH )
      Impelido por esa forma peculiar de la pereza que consiste en darse con briosa energía a tareas que no son precisamente las que debieran ocuparnos, me apasioné por los métodos de clasificación y el estudio morfológico de esas obras de la madera, del barro cocido, del cobre de calderería, de la caña hueca, de la tripa y de la piel de chivo, madres de modos de producir sonidos que perduran, con milenaria vigencia, bajo el prodigioso barniz de los factores de Cremona o en el suntuoso caramillo teológico del órgano.
    • 1953 Carpentier, A. Pasos [1985] 240 Cu (CDH )
      Y tornaron a crecer las fechas del otro lado del Año Cero —fechas de dos, de tres, de cinco cifras—, hasta que alcanzamos el tiempo en que el hombre, cansado de errar sobre la tierra, inventó la agricultura al fijar sus primeras aldeas en las orillas de los ríos y, necesitado de mayor música, pasó del bastón de ritmo al tambor que era un cilindro de madera ornamentado al fuego, inventó el órgano al soplar en una caña hueca, y lloró a sus muertos haciendo bramar un ánfora de barro.
    • 1956 Beneke, W. Funeral Home [1993] ES (CDH )
      En Heidelberg celebrábamos la Navidad en una taberna de estudiantes llena de toneles de vino, era una borrachera colectiva y en la madrugada todos cantaban o lloraban, daba igual; yo tocaba el piano, (se sienta frente al pequeño órgano que está junto al ventanal y comienza a tocar una canción de estudiantes) una, dos, tres Navidades iguales. / El Encargado, que ha oído la música, se cambia precipitadamente de chaqueta y va al salón.
    • 1956 Beneke, W. Funeral Home [1993] ES (CDH )
      (Cerrando el órgano ceremoniosamente.)
    • 1956 Piñera, V. Cuentos [1999] Cu (CDH )
      Uno era como el aire que se escapa de los tubos de un órgano cuando el que lo toca abre todas las llaves del mismo; el otro se parecía a ese chillido seco y prolongado que emite una mujer frente a una rata, y el tercero podía identificarse al cornetín que toca la diana en los campamentos.
    • 1958 Carpentier, A. Guerra [1970] Cu (CDH )
      Porque estudiante había sido Juan según contaba al barbado y al judío —en la clase donde se enseñaban las artes del Cuadrivio, con el conocimiento de las cifras para tañer la tecla, el harpa y la vihuela, el modo de hacer diferencias, mudanzas y ensaladas, sin olvidar el conocimiento del canto llano y la práctica del órgano.
    • 1958 Carpentier, A. Guerra [1970] Cu (CDH )
      Camino del puerto, el que iba a ser nuestro capellán arreaba dos bestias que cargaban con los fuelles y flautas de un órgano de palo.
    • 1959 Arreola, J. J. Bestiario [1972] Mx (CDH )
      A grito pelado, como un tubo de órgano profano, el cuello del avestruz proclama a los cuatro vientos la desnudez radical de la carne ataviada.
    • 1962 Carpentier, A. Siglo luces [1979] 163 Cu (CDH )
      Y no sonaron tubos de órganos, sino tubos de bambú rítmicamente golpeados contra el suelo, en ceremonia de consagración, cuando un Obispo congo o voruba, ignorado por Roma pero llevando la mitra y el báculo, hubo de ceñir regia corona en las sienes de la Negra Guiomar, esposa del primer monarca africano de América: Tanto montaba Guiomar como Miguel...Y ya están sonando los tambores de la Cañada de los Negros, en México, y a lo largo de la costa de la Veracruz, donde el Virrey Martín Enríquez, para escarmiento de cimarrones, ordena la castración de los huidos "sin más averiguación de delito ni exceso"...Y si aquellos intentos habían sido efímeros, sesenta y cinco años habría de durar el fuerte Palenque de los Palmares, fundado en plena selva brasileña por el alto caudillo Ganga-Zumba, en cuyas blandas fortificaciones de madera y fibras se estrellaron más de veinte expediciones militares, holandesas y portuguesas, dotadas de una artillería inoperante contra estrategias que remozaban viejos ardides de guerras númidas, usándose de animales, a veces para poner el pánico en el ánimo de los blancos.
    • 1962 Carpentier, A. Siglo luces [1979] 169 Cu (CDH )
      La Iglesia católica, los templos protestantes y luteranos, la sinagoga portuguesa, la sinagoga alemana, con sus esquilas, sus órganos, sus cánticos, sus himnos y sus salmodias, resonantes en domingos y celebraciones, de Navidades a Grandes Perdones, de Pascuas Judías a Sábados de Gloria, con sus textos y liturgias, sus cirios dorados, sus luminarias, las suntuosas lámparas del Hanukkah-Menorah, se alzaban ante los ojos de Esteban como símbolos de una tolerancia que el hombre, en ciertas partes del mundo se había empeñado en conquistar y defender, sin flaquear ante inquisiciones religiosas o políticas...Mientras l'Italie Conquise procedía a la descarga y venta de sus mercancías, el joven se daba a retozar en las orillas del río Surinam, que era como el balneario público de la ciudad, enterándose de la frecuente llegada de navíos norteamericanos, entre los cuales se contaba un esbelto velero llamado el Arrow.
    • 1962 Mujica Láinez, M. Bomarzo [1996] Ar (CDH )
      Los comerciantes se interpelaban delante de sus tiendas; hervía el mujererío en los mercados; la pasión del juego afloraba doquier, en los grupos que estimulaban a los ajedrecistas y a los que arrojaban los dados con seco golpe; y la pasión de la música lo envolvía todo, con un ondulante sonar de clavicímbalos, de órganos, de violas, laúdes, arpas, cuernos, trombones y violoncelos, que se mezclaba al rumor de las charlas.
    • 1962 Mujica Láinez, M. Bomarzo [1996] Ar (CDH )
      Luego se comentó que en el primer acto y en el cuarto, el bribón —a quien en el grupo de Alejandro de Médicis apodaban por broma el filósofo— había acentuado con exceso el tema de las visitas nocturnas a los conventos de monjas, cuando todos sabían que el duque practicaba esos escalamientos libidinosos en los de Santo Domingo y Santa María de los Ángeles, asilo de las doncellas nobles, y que en el tercero había deslizado una alusión malévola sobre Carlos Quinto, padre de la novia y amo político de su flamante yerno, pero la música, que el propio Lorenzino escogió refinadamente, envolvió con las sutilezas del clavicímbano y del órgano lo que después se interpretó como una crítica aguda del régimen ducal, disfrazada de chanzas carnavalescas, y hasta como un medio incisivo para irritar a los grandes ciudadanos de Florencia contra la arbitrariedad desdeñosa de su señor.
    • 1966 Marsé, J. Teresa [1996] 283 Esp (CDH )
      Mari Carmen rió: "¿Tú crees? —le susurró en un aparte—. Le verás poco. Se diría que no te importa." "No, es que necesita trabajar, de momento en lo que sea, ¿comprendes? No hace más que hablar de eso. ¡Si supieras! ¡Está de un humor!" Su amiga la miró con una sonrisa misteriosa, masticando lentamente, los oídos llenos de solemnes notas de órgano (música de Albinoni en el tocadiscos, durante toda la cena).
    • 1967 García Márquez, G. Cien años [2007] 179 Co (CDH )
      Su risa había adquirido tonalidades de órgano, sus senos habían sucumbido al tedio de las caricias eventuales, su vientre y sus muslos habían sido víctimas de su irrevocable destino de mujer repartida, pero su corazón envejecía sin amargura.
    • 1967 Viñas, D. Hombres [1967] Ar (CDH )
      No me vayas a pisar el vestido, Emilio. Siguiendo el compás del órgano, Emilio. El sable sobre el cajón, Marcelo: no me discutas. Tu madre sabe de estas cosas.
    • 1970 Bryce Echenique, A. Julius [1996] Pe (CDH )
      El órgano empezó a sonar, allá arriba, y los del coro, con sus traes rojos de acólito, se acordaron tal vez de sus primeras comuniones y adoptaron posturas graves, listos para cantar, mientras Susan se arrodillaba y Juan Lucas permanecía de pie, a su lado, como los demás hombres.
    • 1970 Bryce Echenique, A. Julius [1996] 527 Pe (CDH )
      A las seis y media, más o menos, apareció el camión de la orquesta trayendo el piano y el órgano.
    • 1970 Bryce Echenique, A. Julius [1996] 528 Pe (CDH )
      «Con éstos también», se dijo, al cruzarse con tres que avanzaban cargando el órgano de la orquesta.
    • 1970 Bryce Echenique, A. Julius [1996] 534 Pe (CDH )
      Una hora más tarde, el maestro Lobo les tocaba música suavecita al órgano, mientras comían.
    • 1970 Bryce Echenique, A. Julius [1996] Pe (CDH )
      Ahí estaban los nueve profesores moviéndose como locos y el maestro Lobo dirigiendo mientras tocaba agilísimo el piano o el órgano.
    • 1970 Bryce Echenique, A. Julius [1996] Pe (CDH )
      Andy Latino y los nueve profesores bebían lentamente los vasos de cerveza que Abraham acababa de traerles, mientras el maestro Lobo se sentaba frente al órgano para tocarles de nuevo música suavecita, y los fotógrafos aprovechaban para tomarle su foto a cada pareja.
    • 1970 Bryce Echenique, A. Julius [1996] Pe (CDH )
      Creyó que la música del órgano era el fin y que así, tan suave, lo ayudaría a dormir.
    • 1970 Rivarola Matto, J. B. Yvypóra [2003] Py (CDH )
      Como el lamento ignoto de los árboles muertos, se oyó la voz de un órgano:
    • 1972 Torrente Ballester, G. Saga/Fuga [1995] 612 Esp (CDH )
      Los elementos bioquímicos que en su día constituyeron el cuerpo del capitán Barallobre, ¿quién podía reintegrarlos a la unidad perdida? Sólo Dios con su Palabra, pero la fe nos dice que Dios se abstendrá de hacerlo hasta que llegue La Hora.» El Canónigo Balseyro hablaba como tocan los órganos: con todos los registros abiertos desde la aguda flauta al grave contrabajo, y el aire de sus fuelles salía poderoso o susurrante, voz de gigante y último suspiro.
    • 1972 Torrente Ballester, G. Saga/Fuga [1995] 612 Esp (CDH )
      Pero el órgano disparaba ahora el aire por las trompetas.
    • 1973 Aguilera Malta, D. Secuestro [1973] Ec (CDH )
      Él ya tocaba el órgano: música sacra, clásica, tonadas aborígenes.
    • 1973 Aguilera Malta, D. Secuestro [1973] Ec (CDH )
      En tanto, Eneas Roturante seguía pulsando el órgano y subiendo al campanario.
    • 1973 Aguilera Malta, D. Secuestro [1973] Ec (CDH )
      Órgano y Campanas.
    • 1973 Aguilera Malta, D. Secuestro [1973] Ec (CDH )
      Campanas y órgano.
    • 1973 Aguilera Malta, D. Secuestro [1973] 60 Ec (CDH )
      Como a nadie lo contaba, su confidente era el órgano.
    • 1973 Aguilera Malta, D. Secuestro [1973] Ec (CDH )
      Piensa que sólo tocando el órgano, no podrás mantenerme.
    • 1973 Aguilera Malta, D. Secuestro [1973] Ec (CDH )
      Muchos días ni siquiera pulsaba el órgano.
    • 1973 Aguilera Malta, D. Secuestro [1973] 136 Ec (CDH )
      Sin mirar al cura, sin mirar a los fieles, sin mirar a nadie, subía al órgano y empezaba a pulsarlo.
    • 1973 Aguilera Malta, D. Secuestro [1973] 136 Ec (CDH )
      De improviso, le nacían alas al órgano.
    • 1973 Aguilera Malta, D. Secuestro [1973] 137 Ec (CDH )
      Y ante el órgano, Eneas, fundador de sueños injertados en las quijadas de los fieles, arpegio loco él mismo, que todos sentían clavado en sus nucas humilladas.
    • 1973 Aguilera Malta, D. Secuestro [1973] Ec (CDH )
      Órgano de mil voces, tornábase metálico.
    • 1973 Aguilera Malta, D. Secuestro [1973] 178 Ec (CDH )
      Y, como de adentro de esa voz, las melodías tubales del órgano crecieron.
    • 1973 Aguilera Malta, D. Secuestro [1973] Ec (CDH )
      Una patrulla detuvo a Eneas, ante el órgano.
    • 1974 Sábato, E. Abaddón [1983] Ar (CDH )
      Ya en la puerta, me preguntó si no quería ir esa noche a un concierto de órgano en no sé qué iglesia.
    • 1976 Uslar Pietri, A. Oficio difuntos [1976] Ve (CDH )
      Iban a resonar ahora marchas fúnebres y tremantes órganos, se iba a oír el paso de las tropas con tambores asordinados, iban a volar aviones de homenaje sobre el largo desfile y sobre las muchedumbres de los esperanzados y los acongojados.
    • 1976 Uslar Pietri, A. Oficio difuntos [1976] 208 Ve (CDH )
      El ronquido de los órganos de Bach, el estertor de los violines de Beethoven, la marcha fúnebre de Sigfrido, el réquiem de Verdi, el Mesías de Haendel.
    • 1976 Uslar Pietri, A. Oficio difuntos [1976] Ve (CDH )
      Como un resonar de órgano se iba extendiendo aquel eco ansioso y hondo.
    • 1976 Uslar Pietri, A. Oficio difuntos [1976] Ve (CDH )
      Sentía una música de órgano y hasta un olor de incienso.
    • 1976 Uslar Pietri, A. Oficio difuntos [1976] 207 Ve (CDH )
      No era porque la repitiera, con insistencia de acompañamiento de órgano, el sermón de Bossuet, sobre el que resbalaban sus ojos sin detenerse ("La grandeza y la gloria. ¿Es posible oír todavía estos nombres en el triunfo de la muerte?"), sino porque todo, el aire, el silencio, las lejanas voces, la tensa espera de una ciudad temerosa traían la palabra muerte desde todos los rincones, caseríos y campos hasta aquel catafalco, arrecife negro que estaban alzando en la nave central de la catedral de Tacarigua para que él hablara, precisamente, de la muerte del hombre que parecía que no podía morir.
    • 1977 Paso, F. Palinuro [1982] Mx (CDH )
      La medicina era la promesa de un mundo cabalístico mientras se contemplaba en los escaparates los aparatos de anestesia con cuatro indicadores de nivel a medio llenar con líquidos de distinto color que ascendían y descendían como los órganos para tocar música a colores inventados por Rimington y Burnett.
    • 1977 Paso, F. Palinuro [1982] Mx (CDH )
      «No me importa. Tengo bloqueos para órgano y trompeta...»
    • 1977 Paso, F. Palinuro [1982] 445 Mx (CDH )
      La diferencia es que aquí no escuchará usted el andante cantabile de la sinfonía número cuatro para órgano de Charles-Marie Widor, o un boletín de noticias que le habla de la dinamita triunfal que destruye los almacenes y las casas públicas de Belfast: Aquí, doctor, escuchará usted tan sólo una serie de sonidos delicadísimos, suaves como el carillón de una ciudad miniatura encerrado en un pisapapeles de la infancia: así de tenues y afilados como el ámbito de la seda son los sonidos que produce esta clase de enfermos y que gracias a la conformación acústica de la sala son audibles a simple vista, o si usted me permite la expresión, doctor Palinuro, a simple oído.
    • 1977 Vargas Llosa, M. Tía Julia [1996] Pe (CDH )
      Ante la hipnosis de cientos de espectadores arracimados en zaguanes, patios, escaleras, techos, el lírico, acompañado por el órgano, interpretaba las últimas notas del primoroso apóstrofe: "Mi religión no se vende".
    • 1981 Veloz Maggiolo, M. Sombra Castañeda [2005] RD (CDH )
      Ahora crecía aquel vientre y vimos que la tensa cuerda de su estómago alargado sonaba en sí bemol mayor, sonaba en la menor, y era, comprobadamente, como un órgano enorme, como un clavicordio, como un pudridero parido de bordones.
    • 1982 Allende, I. Casa espíritus [1995] Ch (CDH )
      En señal de duelo, los santos estaban tapados con trapos morados, que las beatas desempolvaban anualmente del ropero de la sacristía, y bajo las sábanas de luto, la corte celestial parecía un amasijo de muebles esperando la mudanza, sin que las velas, el incienso o los gemidos del órgano, pudieran contrarrestar ese lamentable efecto.
    • 1982 Mujica Láinez, M. Escarabajo [1993] 436 Ar (CDH )
      A mí me entusiasmaban las visitas a Notre-Dame, sobre todo de tarde, cuando después del concierto litúrgico, acallada la tempestad maravillosa que rugía en los seis mil quinientos tubos del órgano, oficiaba el Cardenal de París, rodeado de acólitos genuflexos y de portadores de cirios e incensarios, quienes se pasaban la mitra, el báculo y los libros, haciéndose reverencias, mientras el coro restallante respondía a los frágiles latines del príncipe de la Iglesia, que abría los brazos áureos para hablar con Dios.
    • 1985 García Márquez, G. Amor [1987] Co (CDH )
      Su buen juicio llamó la atención del telegrafista, el emigrado alemán Lotario Thugut, que además tocaba el órgano en las ceremonias mayores de la catedral y daba clases de música a domicilio.
    • 1985 Merino, J. M. Orilla oscura [1995] 261 Esp (CDH )
      En la penumbra de la iglesia resonaba la música del órgano como lamento multiplicado y ella sintió, de pronto, que aquello era la manifestación objetiva y ajena de la larga tristeza que empapaba toda su mansedumbre de tantos años.
    • 1985 Merino, J. M. Orilla oscura [1995] 264 Esp (CDH )
      Solicitaba permiso para tocar el órgano y, una vez conseguido, se sentaba ante el teclado e interpretaba música durante horas seguidas.
    • 1985 Merino, J. M. Orilla oscura [1995] Esp (CDH )
      alguien tocaba el órgano y la lamparita que iluminaba su tarea, único punto de luz en el coro, dejaba ver unas espaldas cubiertas por el paño amarronado de algún hábito.
    • 1985 Merino, J. M. Orilla oscura [1995] Esp (CDH )
      el enorme pájaro aleteaba por el hondo espacio, y la algarabía del órgano, con sus sonidos de trompetas, clarines, flautas y dulzainas, era como el latido del gran corazón jubiloso.
    • 1985 Merino, J. M. Orilla oscura [1995] Esp (CDH )
      — Un virtuoso del órgano.
    • 1985 Merino, J. M. Orilla oscura [1995] Esp (CDH )
      Ayer por la tarde tocaba el órgano de la catedral.
    • 1986 Cabrera Infante, G. Habana [1993] 24 Cu (CDH )
      Tomó tiempo en que mi padre pudiera pagarme el cine pero muchos días me contenté con los ruidos que subían por el ventilador, órgano con arias de la nueva ópera: inigualables retazos de bandas sonoras, exóticos murmullos de actores americanos, música de película.
    • 1986 Cabrera Infante, G. Habana [1993] 321 Cu (CDH )
      Pero las más me veía llegado al paradero sin haber conseguido disminuir las dimensiones de ese órgano para el que inventé tantas fugas.
    • 1986 Cabrera Infante, G. Habana [1993] Cu (CDH )
      Pero no pude evitar imaginar al abortólogo tocando el órgano por las noches.
    • 1987 Edwards, J. Anfitrión [1987] Ch (CDH )
      «Es un atardecer tan agradable. ¡Y ese pájaro que canta con sonido de órgano! Nunca había escuchado nada igual. En mi tierra, por ejemplo, donde sí que hay pájaros, ese sonido no se conoce. Si lo cuento, creerían que lo he inventado...»
    • 1987 Muñoz Molina, A. Invierno Lisboa [1995] Esp (CDH )
      La luz tenía tonos rosados en los que parecía diluirse una vana música ambiental de guitarras y órgano.
    • 1988 Rojo, J. A. Hotel Madrid [1988] 29 Bo (CDH )
      Por lo pronto, su instrumentación no varió: sobre la base de bajo y batería, apoyada por una guitarra rítmica, se entretuvieron una guitarra solista y un órgano para elaborar las melodías y recrearse en matices originales.
    • 1988 Rojo, J. A. Hotel Madrid [1988] Bo (CDH )
      Prefiero, para variar, desconectarme de la polémica y decir sólo: un grupo que tiene una voz, que tiene el sonido de siempre: los rasguños de la guitarra, algunos solos, un órgano y bueno, la base rítmica.
    • 1988 Rojo, J. A. Hotel Madrid [1988] 106 Bo (CDH )
      Poética de lo cotidiano y del absurdo, en casos, instrumentación que sostiene una eléctrica rítmica y que deja sueltos instrumentos varios que crean, por sus características, atmósferas diferentes: la guitarra española unos rasguños muy flamencos y el órgano, unas cadencias blues, el violín ramalazos free e incluso, alguna solista da sus toques psicodélicos.
    • 1990 Uslar Pietri, A. Visita tiempo [1993] Ve (CDH )
      Entre el trueno de los órganos y las voces de los coros llegaron ante el altar mayor.
    • 1990 Uslar Pietri, A. Visita tiempo [1993] Ve (CDH )
      Cuando las palabras del juramento comenzaron, después de los salmos y los trenos del órgano, parecían no ser a él a quien se dirigían.
    • 1993 Rovinski, S. Herencia sombras [1993] 350 CR (CDH )
      «Juntos como hermanos, miembros de esta iglesia, caminamos en busca del Señor», entonado por una soprano bajita y gorda y un coro de niñas uniformadas, con el acompañamiento al órgano de un hombre encorvado, que parecía miope por la manera de pegarse a la partitura.
    • 1993 Sarduy, S. Cantantes [1967] Cu (CDH )
      Hizo resonar los órganos y, ¡viva la virgen!, los vientres cranachianos de las organistas.
    • 1993 Sarduy, S. Cantantes [1967] Cu (CDH )
      Así es que viéndolas pedalear en seco, meter los dedos, impunes, en fusas por semifusas y corcheas por garrapateas, el Obispo de la diócesis, aquel regordete bonachón de manitas húmedas, ordenó que las asistiera un "apto", que "no sólo con fervor se toca el órgano" y "hijas mías, la técnica es todo en cuestiones divinas".
    • 1993 Sarduy, S. Cantantes [1967] Cu (CDH )
      Ya la tapa del órgano, que lustraban barnices más que centenarios, era una tabla de lavar, acuñada de redondeles blancuzcos: eran las huellas de las copitas de hielo granizado, desbordantes de Bacardí con cerecitas, que allí dejaban, en el bailoteo.
    • 1993 Sarduy, S. Cantantes [1967] Cu (CDH )
      ¡Qué bonitos eran aquellos tríos, con el Bruno en el centro del órgano y las Remolinitos Rubios a sus lados, siguiéndole las manos con las suyas, aplicadas, del do al do, de tecla a rodilla, sí señor, que ellas le dieron un dedo y él se cogió todo el resto!
    • 1994 Prensa El Mundo, 02/08/1994 [1995] Esp (CDH )
      En su interior se custodia el mayor órgano mecánico del mundo, compuesto por 8.512 tubos y 101 registros.
    • 1995 Britton, R. M. No pertenezco [1995] Pa (CDH )
      Con estruendo, el órgano anunció la entrada de la novia que parecía deslizarse por encima de la alfombra carmesí como una nube de encajes y sedas.
    • 1996 Santiago, E. Sueño América [1996] PR (CDH )
      Desde dentro de la casa, una música de órgano lúgubre anuncia el principio de la novela favorita de Ester, un drama sobre una mujer (rubia) que es cegada por su rival (de pelo negro) para eliminarla de la competencia por los afectos de un terrateniente guapo y rico.
    • 2001 Obando Bolaños, A. Violento paraíso [2001] CR (CDH )
      Un sonido engordado en los tubos de un viejo órgano como el aullido ancestral de los bosques cercanos.
    • 2001 Obando Bolaños, A. Violento paraíso [2001] CR (CDH )
      La batuta se confunde con un infernal látigo de siete colas por la velocidad y vigor que le imprime el compositor hasta que la orquesta, francamente desesperada, grita, o más bien aúlla con los metales un auxilio gigantesco mientras que el órgano, por medio de modulaciones, arpegios y cambios de velocidad, obnubila por completo la vista y el oído de los presentes, derrotando también a la misma orquesta.
    • 2001 Obando Bolaños, A. Violento paraíso [2001] CR (CDH )
      Las quince trompetas mantienen ininterrumpidamente un diálogo con la orquesta, a la vez que el órgano se sumerge en una etapa de autocuestionamiento y entran con pasión las cuerdas que, a pesar de su dulzura, golpean en la mente de Shostakovitch más fuerte que la vez cuando millones de judíos rusos partieron hacia Siberia, tierra del olvido, tierra de la muerte, en vagones destinados a servir de tumbas y congeladores.
    • 2001 Obando Bolaños, A. Violento paraíso [2001] CR (CDH )
      Aquella escena de un compositor en los brazos del otro, rescatando la muerte de ambos por medio de una sinfonía para orquesta con órgano y quince trompetas redoblando los metales era, en verdad, un acto de felicidad.
    • 2001 Obando Bolaños, A. Violento paraíso [2001] 483 CR (CDH )
      La imagen de todos flotando para acá y para allá en una interdimensionalidad bochornosa de pronto suscita sus más extraños sentimientos de culpa y el libro empieza a brillar con más y más intensidad hasta darse cuenta de que la luz es música de Jachaturian a diez megadecibeles por segundo, a una intensidad de sinfonía para órgano y 15 trompetas que el compañero de Juana de Arco jamás ha escuchado.
    • 2001 Obando Bolaños, A. Violento paraíso [2001] 388 CR (CDH )
      Meritxell y Esteban seguían conversando ante su órgano de tubos de cristal, o por lo menos eso parecían el montón de botellas acumuladas en la mesa, detrás de las cuales ellos se escondían con habilidad.
    • 2002 Bryce Echenique, A. Huerto Amada [2002] Pe (CDH )
      Erik von Tait regresó al órgano, esta vez, y mucho rato estuvo tocando una suerte de interminable Siboney, con más y más variaciones sobre un tema que iba alargando especialmente para esa pareja feliz.
    • 2002 Bryce Echenique, A. Huerto Amada [2002] 258 Pe (CDH )
      Erik von Tait estaba sentado ante el órgano, pero no se acercó a saludar a Carlitos.
    • 2002 Bryce Echenique, A. Huerto Amada [2002] Pe (CDH )
      Y varias horas más tarde, ya bien entradita la noche, se lo volvería a probar en una alcoba del hotel Crillón, aunque la música de un piano maravilloso, primero, y un órgano entrañable, después, tuvieron mucho que ver en el asunto.
    • 2002 Bryce Echenique, A. Huerto Amada [2002] Pe (CDH )
      En el órgano, Erik von Tait lo despidió de sus padres y hermanas, aquella noche en que él habría dado la vida por abrazarlos a todos, incluso a su padre, con el pretexto de un baile, de unos cuantos pisotones más, los últimos pisotones de mi vida, eso sí, se lo juro.
    • 2002 Mtz Salguero, J. Combate místico [2002] Bo (CDH )
      Al entrar en la iglesia del pueblo del brazo de Sabina, mientras el viejo órgano parecía absorber los últimos destellos del sol de la tarde entretejiendo con ellos la marcha nupcial, el joven sintió un arrobamiento que lo paralizó por un momento.
    • 2002 Mtz Salguero, J. Combate místico [2002] Bo (CDH )
      Un rayo de luz entró por la parte de atrás apuntando a un lado del órgano.
    • 2003 Mastretta, Á. Cielo leones [2006] 161 Mx (CDH )
      — Un orgasmo, mi querida María Luisa —dijo el abuelo—, es un órgano alemán que tocaban los protestantes.
    1. s. Con los modificadores manual o portátil o el complemento de mano, para referirse a un órgano pequeño, consistente en una caja que sostiene los tubos, un teclado de pocas teclas, un fuelle y una correa para pasarla por el cuello del ejecutante.
      docs. (1440-2001) 6 ejemplos:
      • p1463-a1480 Guillén Segovia, P. Obra compuesta y ordenada [1989] Esp (CDH )
        Ya trasponiendo el niño el unbral / daquella grand casa de la geometria / oyo dulces sones de grand armonia / daquel parayso que fue terrenal / y vio una doncella muy angelical / en otra gran casa de mucha excelencia / a quien acataban con grand obediencia / Gregorio Anfion Membrot y Tubal / Vihuela sonante con cuerdas menudas / tenia en su diestra con trastes iguales / y en la siniestra unos manuales / organos limpios e voces agudas / la qual imponia al niño mas dudas / por ser su ciencia en parte jugosa / ser baxa y cebil y presumtuosa / y no ser perfecta sin otras ayudas [...].
      • c1600 Anónimo Inventarios Reales Felipe II [1956-1959] Esp (CDH )
        Un órgano pequeño de mano con dos pessas de plomo y las teclas de marfil, metido en una bolsa de baqueta; fué de la reina María; tasado en seis ducados, que suman 2250 maravedís.
      • 1714-1750 Anónimo Docs Mús Sigüenza (1714-1750) [1998] Esp (CDH )

        Organo portátil a S. Francisco. A súplica del racionero padre guardián y comunidad de nuestro padre S. Francisco, dio licencia el Cabildo para que usen del órgano portátil ínterin que se concluye el nuevo que ha de servir en aquel convento, siendo de cargo de aquella comunidad hacer conducirle para las funciones que le necesite esta Sta. Iglesia. [AC-86 p. 471 / 29-XI-1743].

      • 1901 Pedrell, F. Organografía [1901] Esp (CDH )
        Aparte del órgano de iglesia, durante la Edad media existian órganos portátiles, que se tañían con una mano mientras la otra manejaba el fuelle.
      • 2001 Miro Ibars, M. "Alimentación y religiosidad paraguaya" Py (CORPES)
        En toda la región se siguen celebrando las fiestas patronales, lugar para el encuentro y la alegría, donde, como en aquellos tiempos, se baila delante del altar. Queda también de entonces el amor a la música: en la guitarra española, en el arpa paraguaya, en el acordeón chamamecero, pariente de aquellos órganos portátiles que tan bien conocían y manejaban los músicos de las misiones. Estudiosos de la música regional, como Julio Cáceres y el padre Julián Ziny, han descubierto la pervivencia de extrañas danzas como «el pavo» o «el picaflor», bailadas con gravedad y ritmo que recuerdan las contradanzas cortesanas del siglo XVI.
      • c1430-1440 Torre, A. Visión [1991] Esp (CDH )
        E aquesta donzella era clavera de una puerta por la qual entravan al sagrado monte, e la çélica donzella tenía en la una mano una vihuela e en la otra unos órganos manuales.
      • p1463-a1480 Guillén Segovia, P. Obra compuesta y ordenada [1989] Esp (CDH )
        Ya trasponiendo el niño el unbral / daquella grand casa de la geometria / oyo dulces sones de grand armonia / daquel parayso que fue terrenal / y vio una doncella muy angelical / en otra gran casa de mucha excelencia / a quien acataban con grand obediencia / Gregorio Anfion Membrot y Tubal / Vihuela sonante con cuerdas menudas / tenia en su diestra con trastes iguales / y en la siniestra unos manuales / organos limpios e voces agudas / la qual imponia al niño mas dudas / por ser su ciencia en parte jugosa / ser baxa y cebil y presumtuosa / y no ser perfecta sin otras ayudas [...].
      • c1600 Anónimo Inventarios Reales Felipe II [1956-1959] Esp (CDH )
        Un órgano pequeño de mano con dos pessas de plomo y las teclas de marfil, metido en una bolsa de baqueta; fué de la reina María; tasado en seis ducados, que suman 2250 maravedís.
      • 1714-1750 Anónimo Docs Mús Sigüenza (1714-1750) [1998] Esp (CDH )

        Organo portátil a S. Francisco. A súplica del racionero padre guardián y comunidad de nuestro padre S. Francisco, dio licencia el Cabildo para que usen del órgano portátil ínterin que se concluye el nuevo que ha de servir en aquel convento, siendo de cargo de aquella comunidad hacer conducirle para las funciones que le necesite esta Sta. Iglesia. [AC-86 p. 471 / 29-XI-1743].

      • 1901 Pedrell, F. Organografía [1901] Esp (CDH )
        Aparte del órgano de iglesia, durante la Edad media existian órganos portátiles, que se tañían con una mano mientras la otra manejaba el fuelle.
      • 2001 Miro Ibars, M. "Alimentación y religiosidad paraguaya" Py (CORPES)
        En toda la región se siguen celebrando las fiestas patronales, lugar para el encuentro y la alegría, donde, como en aquellos tiempos, se baila delante del altar. Queda también de entonces el amor a la música: en la guitarra española, en el arpa paraguaya, en el acordeón chamamecero, pariente de aquellos órganos portátiles que tan bien conocían y manejaban los músicos de las misiones. Estudiosos de la música regional, como Julio Cáceres y el padre Julián Ziny, han descubierto la pervivencia de extrañas danzas como «el pavo» o «el picaflor», bailadas con gravedad y ritmo que recuerdan las contradanzas cortesanas del siglo XVI.
    2. s. Con los modificadores español o ibérico, para referirse al órgano que tiene los tubos en posición horizontal y que carece de teclado de pedales.
      docs. (1688-2012) 6 ejemplos:
      • 1688 Fdz Piedrahita, L. HConquistas NReino Granada p. 215 Co (BD)
        El Coro está fabricado en el cuerpo de la Iglesia a la manera, que lo tienen las Cathedrales de España: es labrado de muy buena silleria de nogal con embutidos de amarillo, y blanco de finas maderas. Tiene dos Organos Españoles; y el tras Coro está cubierto todo de retablo dorado en que de buen pincel está pintada la vida de N. Señora, ajustada a los blancos, que dexan tres Altares, ó nichos curiosos de entierros particulares.
      • 1872 Tafall Miguel, M. Arte constructor órganos, I p. 269 Esp (BD)
        En los órganos extrangeros se hallan todos los conductos hechos de plomo solo, sin mezcla de estaño, cuya práctica no puede admitirse en los órganos españoles porque son muy diferentes nuestras construcciones, y no son duraderos los conductos de esta clase.
      • 1995 Lama, J. Á. Órgano barroco [1995] p. 126 Esp (BD)
        Los tratadistas reconocen que las cajas de los órganos españoles tienen tres peculiaridades generales que las distinguen de las demás: la ornamentación, la Lengüetería horizontal y la independencia entre la fachada y la disposición interior de los secretos. Estas tres características son unánimemente reconocidas, aunque no las únicas.
      • 2008 Varela, P. "Órganos" [17-02-2008] El País (Madrid) Esp (CORPES)
        A pesar de las dificultades que imprime ser prácticamente autodidacta, el trabajo no falta. Templos religiosos, conservatorios de música y particulares siguen demandando órganos ibéricos al taller Acítores. "El órgano más grande que hemos construido ha sido el del santuario de Gemma en Barcelona, con tres teclados, 3.000 tubos, nueve metros de altura, 12.000 kilos de peso y cerca de medio millón de euros de presupuesto", detalla Acítores.
      • 2012 Díaz Baruque, C. "Conservación órganos" Conservación lugares de culto Esp (CORPES)
        El organero recibiría como compensación a su trabajo un nombramiento especial que le encomendaba el cuidado exclusivo del nuevo órgano, sin que el título ya existente de «organero y afinador de la Real Capilla» que desempeñaba José de Echevarría se viera alterado. Acompañando este escrito sobre la originalidad de los órganos españoles, hemos considerado interesante incluir esta música de la Batalla Imperial de Cabanilles, al órgano, Modest Moreno.
      • 1688 Fdz Piedrahita, L. HConquistas NReino Granada p. 215 Co (BD)
        El Coro está fabricado en el cuerpo de la Iglesia a la manera, que lo tienen las Cathedrales de España: es labrado de muy buena silleria de nogal con embutidos de amarillo, y blanco de finas maderas. Tiene dos Organos Españoles; y el tras Coro está cubierto todo de retablo dorado en que de buen pincel está pintada la vida de N. Señora, ajustada a los blancos, que dexan tres Altares, ó nichos curiosos de entierros particulares.
      • 1872 Tafall Miguel, M. Arte constructor órganos, I p. 269 Esp (BD)
        En los órganos extrangeros se hallan todos los conductos hechos de plomo solo, sin mezcla de estaño, cuya práctica no puede admitirse en los órganos españoles porque son muy diferentes nuestras construcciones, y no son duraderos los conductos de esta clase.
      • 1995 Lama, J. Á. Órgano barroco [1995] p. 126 Esp (BD)
        Los tratadistas reconocen que las cajas de los órganos españoles tienen tres peculiaridades generales que las distinguen de las demás: la ornamentación, la Lengüetería horizontal y la independencia entre la fachada y la disposición interior de los secretos. Estas tres características son unánimemente reconocidas, aunque no las únicas.
      • 2008 Varela, P. "Órganos" [17-02-2008] El País (Madrid) Esp (CORPES)
        A pesar de las dificultades que imprime ser prácticamente autodidacta, el trabajo no falta. Templos religiosos, conservatorios de música y particulares siguen demandando órganos ibéricos al taller Acítores. "El órgano más grande que hemos construido ha sido el del santuario de Gemma en Barcelona, con tres teclados, 3.000 tubos, nueve metros de altura, 12.000 kilos de peso y cerca de medio millón de euros de presupuesto", detalla Acítores.
      • 2012 Díaz Baruque, C. "Conservación órganos" Conservación lugares de culto Esp (CORPES)
        El organero recibiría como compensación a su trabajo un nombramiento especial que le encomendaba el cuidado exclusivo del nuevo órgano, sin que el título ya existente de «organero y afinador de la Real Capilla» que desempeñaba José de Echevarría se viera alterado. Acompañando este escrito sobre la originalidad de los órganos españoles, hemos considerado interesante incluir esta música de la Batalla Imperial de Cabanilles, al órgano, Modest Moreno.
      • 2012 Díaz Baruque, C. "Conservación órganos" Conservación lugares de culto Esp (CORPES)
        Tal y como mostramos en nuestra conferencia, a través de las imágenes, y considerando la importancia de este efecto sonoro, la lengüetería de fachada, queremos señalar aquí algunas de las peculiaridades del órgano ibérico que lo hacen único en el mundo: -Lengüetería tendida (denominada también: «en forma de tiros», «en artillería», «trompetería de batalla», «chamada», «lengüetería a la española» o, sencillamente, «batalla»). Véanse figuras n.º 42, 43, 71 y 74.
    3. s. Con el modificador hidráulico, para referirse al órgano en que la presión del aire se mantiene constante por una bomba de agua.
      docs. (1730-2019) 12 ejemplos:
      • 1730 Bordázar Artazú, A. Ortografía latina [1730] p. 11 Esp (BD)
        Demanera, que generalmente la dulzura armonica de la Oracion consiste en el vario succesivo golpe de todas las vocales, con que a manera de organo hidraulico forman en repetidos giros, un grato, i oculto concento.
      • 2019 Vallejo, I. Infinito junco Esp (CORPES)
        A finales del siglo iv, el historiador Amiano Marcelino se quejaba de que los romanos estaban abandonando la lectura seria. Con un enfoque moralista característico de su clase social, se indignaba de que sus compatriotas chapoteasen en la trivialidad más absurda mientras el imperio iba desmoronándose de modo inexorable, y la ligazón cultural se disolvía: «Los pocos hogares que antes eran respetados por el cultivo serio de los estudios ahora se dejan llevar por los deleites de la pereza. Y así, en lugar de un filósofo se reclama a un cantante, y en lugar de a un orador a un experto en artes lúdicas. Y, mientras las bibliotecas permanecen siempre cerradas como sepulcros, se fabrican órganos hidráulicos, enormes liras que parecen carrozas y flautas para los histriones».
      • 1730 Bordázar Artazú, A. Ortografía latina [1730] p. 11 Esp (BD)
        Demanera, que generalmente la dulzura armonica de la Oracion consiste en el vario succesivo golpe de todas las vocales, con que a manera de organo hidraulico forman en repetidos giros, un grato, i oculto concento.
      • 1840 Fargas Soler, A. Trad Música Fétis p. 114 Esp (BD)
        Algunas relaciones de los escritores de la antigüedad, y particularmente de Vitruvio, han puesto en un laberinto á los comentadores que querian aclarar lo que aquellos escritores entendieron por órgano hidraulico, cuya invencion atribuyen á Ctesibio, matemático de Alejandria que vivió en tiempo de Tolomeo-Evergetes. Todo lo que han dicho estos comentadores del órgano hidráulico solo ha servido para probar que ignoraban enteramente el objeto de que trataban; y es muy probable que nunca se sabrá en que consistia su mecanismo.
      • 1852 Fargas Soler, A. Dicc Música [1852] Esp (BD)
        ÓRGANO HIDRÁULICO. Instrumento muy antiguo y que ya no está en uso. Son tan obscuras las descripciones que hacen de él los autores de la antigüedad, que no es fácil formarse una idea de su forma y mecanismo; pues solo se sabe que el sonido se producía por medio del agua. El órgano hidráulico fué el primer instrumento de este jénero que se inventó, cuyo autor se cree fué Ctesibio de Alejandría.
      • 1879 Blázquez Villacampa, M. Manual de música p. 19 Esp (BD)
        En las funciones del circo se menciona, entre otros instrumentos, un órgano hidráulico, que no se sabe á punto fijo cuál sería su forma ni el carácter de sus sonidos.
      • 1943 Subirá, J. LéxMúsica danza (FG)
        ORGANO HIDRAULICO Mus. Primitivo órgano movido por la presión del agua.
      • 1955 Cortázar, J. Trad Memorias Adriano [1982] Ar (CDH )
        Mesomedés de Creta, mi músico favorito, acompañó en el órgano hidráulico la recitación de su poema La Esfinge, obra inquietante, sinuosa, huyente como la arena al viento.
      • 1967 Brugarola, M. Técnica [1967] Esp (CDH )
        Inventó una multitud de instrumentos de elevación o de tracción, un órgano hidráulico, y aun un gran navío, del que se dijo que era propulsado por un tornillo de Arquímedes, o sea, de hecho, por una hélice.
      • 1983 Vernet, J. Física antigüedad HFísica Esp (CDH )
        En primer lugar figura Ctesibio de Alejandría a quien se atribuye la invención de la bomba impelente, del órgano hidráulico y del reloj de agua (anafórico) que fue perfeccionado por julio Sexto Frontino al descubrir que la cantidad de agua que sale por un orificio depende del tamaño de éste y de la altura de la superficie libre de agua.
      • 1993 Sarduy, S. Cantantes [1967] Cu (CDH )
        Así puebla la plaza de animales: monos actores, antílopes rojos sobre relojes de sol, grullas asustadas, camellos cargados de órganos hidráulicos, leopardos, linces, osos que huyen de las motonetas.
      • 2010 Argenta, F. Pequeña historia música [2010] Esp (CORPES)
        Incluso parece ser que el órgano hidráulico fue invento de un tal Ctesibio de Alejandría, y no creáis que el agua se la echaban para enfriarle, sino que hacía de peso y contrapeso en un complicado mecanismo de fuelle que suministraba aire comprimido a unos tubos sin que nadie tuviera que trabajar.
      • 2019 Vallejo, I. Infinito junco Esp (CORPES)
        A finales del siglo iv, el historiador Amiano Marcelino se quejaba de que los romanos estaban abandonando la lectura seria. Con un enfoque moralista característico de su clase social, se indignaba de que sus compatriotas chapoteasen en la trivialidad más absurda mientras el imperio iba desmoronándose de modo inexorable, y la ligazón cultural se disolvía: «Los pocos hogares que antes eran respetados por el cultivo serio de los estudios ahora se dejan llevar por los deleites de la pereza. Y así, en lugar de un filósofo se reclama a un cantante, y en lugar de a un orador a un experto en artes lúdicas. Y, mientras las bibliotecas permanecen siempre cerradas como sepulcros, se fabrican órganos hidráulicos, enormes liras que parecen carrozas y flautas para los histriones».
      • 1730 Bordázar Artazú, A. Ortografía latina [1730] p. 11 Esp (BD)
        Demanera, que generalmente la dulzura armonica de la Oracion consiste en el vario succesivo golpe de todas las vocales, con que a manera de organo hidraulico forman en repetidos giros, un grato, i oculto concento.
      • 1840 Fargas Soler, A. Trad Música Fétis p. 114 Esp (BD)
        Algunas relaciones de los escritores de la antigüedad, y particularmente de Vitruvio, han puesto en un laberinto á los comentadores que querian aclarar lo que aquellos escritores entendieron por órgano hidraulico, cuya invencion atribuyen á Ctesibio, matemático de Alejandria que vivió en tiempo de Tolomeo-Evergetes. Todo lo que han dicho estos comentadores del órgano hidráulico solo ha servido para probar que ignoraban enteramente el objeto de que trataban; y es muy probable que nunca se sabrá en que consistia su mecanismo.
      • 1852 Fargas Soler, A. Dicc Música [1852] Esp (BD)
        ÓRGANO HIDRÁULICO. Instrumento muy antiguo y que ya no está en uso. Son tan obscuras las descripciones que hacen de él los autores de la antigüedad, que no es fácil formarse una idea de su forma y mecanismo; pues solo se sabe que el sonido se producía por medio del agua. El órgano hidráulico fué el primer instrumento de este jénero que se inventó, cuyo autor se cree fué Ctesibio de Alejandría.
      • 1879 Blázquez Villacampa, M. Manual de música p. 19 Esp (BD)
        En las funciones del circo se menciona, entre otros instrumentos, un órgano hidráulico, que no se sabe á punto fijo cuál sería su forma ni el carácter de sus sonidos.
      • 1943 Subirá, J. LéxMúsica danza (FG)
        ORGANO HIDRAULICO Mus. Primitivo órgano movido por la presión del agua.
      • 1955 Cortázar, J. Trad Memorias Adriano [1982] Ar (CDH )
        Mesomedés de Creta, mi músico favorito, acompañó en el órgano hidráulico la recitación de su poema La Esfinge, obra inquietante, sinuosa, huyente como la arena al viento.
      • 1967 Brugarola, M. Técnica [1967] Esp (CDH )
        Inventó una multitud de instrumentos de elevación o de tracción, un órgano hidráulico, y aun un gran navío, del que se dijo que era propulsado por un tornillo de Arquímedes, o sea, de hecho, por una hélice.
      • 1983 Vernet, J. Física antigüedad HFísica Esp (CDH )
        En primer lugar figura Ctesibio de Alejandría a quien se atribuye la invención de la bomba impelente, del órgano hidráulico y del reloj de agua (anafórico) que fue perfeccionado por julio Sexto Frontino al descubrir que la cantidad de agua que sale por un orificio depende del tamaño de éste y de la altura de la superficie libre de agua.
      • 1983 Vernet, J. Física antigüedad HFísica Esp (CDH )

        Los dos libros de la Pneumáticaexplican cómo se producen una serie de movimientos automáticos con las máquinas y dispositivos, como el sifón, entonces ya conocido, que, recogiendo la tradición de Filón, habían de tener un amplio desarrollo en el mundo árabe: así, se describe la eopila, juguete movido a reacción por dos chorros opuestos de vapor; ruedas de bronce que limpian los pies a quienes van a entrar en un templo; apertura automática de las puertas de éste cuando se enciende fuego en el altar; autómatas que ofrecen bebidas o bailan: aves que saltan y cantan, fuentes emergentes; órganos hidráulicos; delfines que saltan al aire y vuelven al mar e incluso representaciones teatrales como la leyenda de Nauplias: se ve la construcción de buques, cómo la flota se hace a la mar navegando hasta que estalla una tempestad. Entonces aparece Nauplias con una antorcha en la mano y Minerva a su lado, viéndose cómo naufragan los buques y los marineros, entre ellos Aiax, y nadar hasta que un rayo fulmina a éste y el trueno que lo acompaña pone fin al espectáculo.

      • 1993 Sarduy, S. Cantantes [1967] Cu (CDH )
        Así puebla la plaza de animales: monos actores, antílopes rojos sobre relojes de sol, grullas asustadas, camellos cargados de órganos hidráulicos, leopardos, linces, osos que huyen de las motonetas.
      • 2010 Argenta, F. Pequeña historia música [2010] Esp (CORPES)
        Incluso parece ser que el órgano hidráulico fue invento de un tal Ctesibio de Alejandría, y no creáis que el agua se la echaban para enfriarle, sino que hacía de peso y contrapeso en un complicado mecanismo de fuelle que suministraba aire comprimido a unos tubos sin que nadie tuviera que trabajar.
      • 2019 Vallejo, I. Infinito junco Esp (CORPES)
        A finales del siglo iv, el historiador Amiano Marcelino se quejaba de que los romanos estaban abandonando la lectura seria. Con un enfoque moralista característico de su clase social, se indignaba de que sus compatriotas chapoteasen en la trivialidad más absurda mientras el imperio iba desmoronándose de modo inexorable, y la ligazón cultural se disolvía: «Los pocos hogares que antes eran respetados por el cultivo serio de los estudios ahora se dejan llevar por los deleites de la pereza. Y así, en lugar de un filósofo se reclama a un cantante, y en lugar de a un orador a un experto en artes lúdicas. Y, mientras las bibliotecas permanecen siempre cerradas como sepulcros, se fabrican órganos hidráulicos, enormes liras que parecen carrozas y flautas para los histriones».
    4. s. Con el modificador expresivo, para referirse a un órgano sin tubos y de menor tamaño, dotado de unos pedales que abren y cierran un fuelle que lleva aire a una caja interior en la que, al tocar las teclas el instrumentista, provoca la vibración de diversas lengüetas.
      docs. (1839-2010) 8 ejemplos:
      • 1839 Anónimo "Instrumentos música" [28-03-1839] El Panorama (Madrid) Esp (HD)
        Los periódicos han hablado de un órgano expresivo, inventado en Viena, que reproduce los sonidos de la voz humana con entera ilusion y tanta fuerza que parece el instrumento un coro de veinte ó treinta cantores. Es probable que esta novedad cause una verdadera revolucion en la música.
      • 2010 Luna Aguilar, A. "Órgano Sol Mayor" [25-07-2010] Sur (Málaga) Esp (HD)
        Hoy en día el Órgano del Sol Mayor es un instrumento espléndido, de primera categoría en el ámbito mundial, que está situado en un marco privilegiado, pero que sigue falto, treinta y nueve años después de su inicio, de aproximadamente ochocientos cincuenta tubos [...]. Los registros que restan por construir son: en la Cadereta, Cromorno; en el Órgano Mayor, Decisetena y Trompeta Magna; en el Órgano Expresivo, Octava, Dulzaina, Fagot-Oboe y Gamba, y en el Pedal, Contrafagot, Clarín y Regal.
      • 1839 Anónimo "Instrumentos música" [28-03-1839] El Panorama (Madrid) Esp (HD)
        Los periódicos han hablado de un órgano expresivo, inventado en Viena, que reproduce los sonidos de la voz humana con entera ilusion y tanta fuerza que parece el instrumento un coro de veinte ó treinta cantores. Es probable que esta novedad cause una verdadera revolucion en la música.
      • 1884 RAE DRAE 12.ª ed. (NTLLE)
        Órgano expresivo. Mús. Armonio.
      • 1892 Pz Galdós, B. Tristana [1892] Esp (CDH )

        — Y en último caso, ¿por qué no se me ha de permitir que regale á mi amiguita un órgano expresivo de superior calidad, de lo mejor en su género; que le añada una completa biblioteca musical para órgano, comprendiendo estudios, piezas fáciles y de concierto, y que por fin, corra de mi cuenta el profesor?

      • 1893 Pedrell, F. "Diccionario música" [30-12-1893] Ilustración musical hispano-americana (Barcelona) Esp (HD)
        Órgano expresivo de lengüetas metálicas. Este instrumento no es otra cosa que la Fisarmónica de los Alemanes, que tiene la forma de un piano, pero cuyo sonido se produce por medio de lengüetas metálicas. Pulsando el teclado se abre una válvula que comunica el viento á las lengüetas con más ó menos fuerza. El ventilador ó fuelle se maneja con el pié.
      • 1901 Pedrell, F. Organografía [1901] Esp (CDH )

        Instrumentos con depósito de aire, sin tubos pero con teclado.– El principio de construcción de este género de instrumentos es igual á los de la sección anterior, pero más perfeccionados á causa de los fuelles movidos por pedales y el reemplazo de botoncillos por un teclado. El órgano expresivo, el armónium, el armoniflautay otra porción de variantes pertenecen á esta categoría de instrumentos.

      • 2010 Luna Aguilar, A. "Órgano Sol Mayor" [25-07-2010] Sur (Málaga) Esp (HD)
        Hoy en día el Órgano del Sol Mayor es un instrumento espléndido, de primera categoría en el ámbito mundial, que está situado en un marco privilegiado, pero que sigue falto, treinta y nueve años después de su inicio, de aproximadamente ochocientos cincuenta tubos [...]. Los registros que restan por construir son: en la Cadereta, Cromorno; en el Órgano Mayor, Decisetena y Trompeta Magna; en el Órgano Expresivo, Octava, Dulzaina, Fagot-Oboe y Gamba, y en el Pedal, Contrafagot, Clarín y Regal.
      • 1839 Anónimo "Instrumentos música" [28-03-1839] El Panorama (Madrid) Esp (HD)
        Los periódicos han hablado de un órgano expresivo, inventado en Viena, que reproduce los sonidos de la voz humana con entera ilusion y tanta fuerza que parece el instrumento un coro de veinte ó treinta cantores. Es probable que esta novedad cause una verdadera revolucion en la música.
      • 1853 Anónimo "Pianos" [05-10-1853] La Palma (Cádiz) Esp (HD)
        Se ha recibido un armonium ú órgano espresivo, el que se espenderá á un precio comodo.
      • 1884 RAE DRAE 12.ª ed. (NTLLE)
        Órgano expresivo. Mús. Armonio.
      • 1892 Pz Galdós, B. Tristana [1892] Esp (CDH )

        — Y en último caso, ¿por qué no se me ha de permitir que regale á mi amiguita un órgano expresivo de superior calidad, de lo mejor en su género; que le añada una completa biblioteca musical para órgano, comprendiendo estudios, piezas fáciles y de concierto, y que por fin, corra de mi cuenta el profesor?

      • 1892 Pz Galdós, B. Tristana [1892] Esp (CDH )
        Te regala un órgano expresivo de lo mejor, y toda la música que puedas necesitar.
      • 1893 Pedrell, F. "Diccionario música" [30-12-1893] Ilustración musical hispano-americana (Barcelona) Esp (HD)
        Órgano expresivo de lengüetas metálicas. Este instrumento no es otra cosa que la Fisarmónica de los Alemanes, que tiene la forma de un piano, pero cuyo sonido se produce por medio de lengüetas metálicas. Pulsando el teclado se abre una válvula que comunica el viento á las lengüetas con más ó menos fuerza. El ventilador ó fuelle se maneja con el pié.
      • 1901 Pedrell, F. Organografía [1901] Esp (CDH )

        Instrumentos con depósito de aire, sin tubos pero con teclado.– El principio de construcción de este género de instrumentos es igual á los de la sección anterior, pero más perfeccionados á causa de los fuelles movidos por pedales y el reemplazo de botoncillos por un teclado. El órgano expresivo, el armónium, el armoniflautay otra porción de variantes pertenecen á esta categoría de instrumentos.

      • 2010 Luna Aguilar, A. "Órgano Sol Mayor" [25-07-2010] Sur (Málaga) Esp (HD)
        Hoy en día el Órgano del Sol Mayor es un instrumento espléndido, de primera categoría en el ámbito mundial, que está situado en un marco privilegiado, pero que sigue falto, treinta y nueve años después de su inicio, de aproximadamente ochocientos cincuenta tubos [...]. Los registros que restan por construir son: en la Cadereta, Cromorno; en el Órgano Mayor, Decisetena y Trompeta Magna; en el Órgano Expresivo, Octava, Dulzaina, Fagot-Oboe y Gamba, y en el Pedal, Contrafagot, Clarín y Regal.
    5. s. Con los modificadores positivo o realejo o con el complemento de regalía, para referirse a un órgano pequeño situado en un lugar fijo, generalmente en el suelo o sobre una mesa.
      docs. (1860-1901) 5 ejemplos:
      • 1860 Anónimo "Memoria Latour" [23-09-1860] El Arte Musical (Madrid) Esp (HD)
        Hé aquí la composicion de esta orquesta: dos clavecines, dos contrabajos de viola, diez violas, un arpa doble, dos pequeños violines franceses de cuatro cuerdas, dos guitarras, dos órganos de madera, tres bajos de viola, cuatro trombones, un pequeño órgano de regalía, dos cornetas de serpenton, un caramillo, un clarin y tres trompetas de sordinas.
      • 1894 Valls David, R. La música: su historia, instrumentos, sonido y escalas p. 48 Esp (BD)
        En las obras de Monteverde, y entre ellas la edición publicada en Venecia (1615), se componía la orquesta de dos claves, dos contrabajos de viola, diez violas de braccio, una arpa doble, dos violines, dos chitarone, dos órganos di ligno—debe ser juego de flautas,—tres violas graves, cuatro trombones, un pequeño órgano realejo, dos cornetas, una flautina (flageolet), un clarín con tres trompetas de sordinas.
      • 1901 Pedrell, F. Organografía [1901] Esp (CDH )
        Llamábanse órganos positivos, ó sencillamente positivos, nombre, actualmente, de una de las partes del órgano.
      • 1901 Pedrell, F. Organografía [1901] Esp (CDH )
        A todo esto los órganos realejos acompañarían perfectamente al grupo de cantores que, entonando chanzones e motetes alusivos... al acto, precedían á la pequeña orquesta bucólica de flautas y albogón, entablando, como instrumentos cantantes, diálogos melódicos acompañados por los sones de la dulçema, la baldosa, la cinfonía, la bandurria y el odrecillo.
      • 1901 Pedrell, F. Organografía [1901] Esp (CDH )
        Los órganos de regalía eran órganos portátiles de tres ó cuatro octavas.
  3. s. m. Persona o cosa que sirve para realizar una función.
    docs. (1370-2004) 143 ejemplos:
    • c1370 Anónimo Trat Comunidad (Esc. &-II-8) [1988] Esp (CDH )
      La obra de las manos es tañer e apartar e tirar e renpuxar, por la qual razó n la mano ha tal disposiçión que puede fazer todo lo sobredicho; que la mano es huérgano o esturmento más noble que los otros.
    • 2004 Ulloa, F. Dinero y democracia [2004] ES (CDH )
      Sin embargo, con el proceso de reformas políticas y electorales profundas iniciadas en 1990, México se ha convertido en una década, en un ejemplo de organización y administración electoral, en el cual sus órganos fundamentales el Instituto Federal Electoral y el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, constituyen modelos dignos de emular a escala mundial.
    • c1370 Anónimo Trat Comunidad (Esc. &-II-8) [1988] Esp (CDH )
      La obra de las manos es tañer e apartar e tirar e renpuxar, por la qual razó n la mano ha tal disposiçión que puede fazer todo lo sobredicho; que la mano es huérgano o esturmento más noble que los otros.
    • a1454 Carrillo Huete, P. Crónica halconero [1946] 328 Esp (CDH )
      [...] ca no se entiende ser muchos quando todos fablan sola e singular voluntad e órgano de vno, a quien quiere conplazer, porque el tal Consejo es muy engañoso e de gran perjuyçio e daño del Rey e del reyno.
    • 1623 Almansa Mendoza, A. Relaciones 1623 [2001] Cartas y relaciones Esp (CDH )
      Y mejorándola nuestro invicto Carlos, les llamó, en imitación de Séneca (De clemencia, cap. 5): cuerpo del alma del rey; y, en sentir de Plutarco (Diálogo de leyes): / su voluntad encaminada de la prudencia; y con razón, que son órganos por donde obra la del príncipe.
    • 1726 Feijoo, B. J. Theatro crítico universal, I [1998] Esp (CDH )
      La voz de Dios, por el órgano de el Propheta, los dissuadía de la elección de Rey.
    • 1733 Feijoo, B. J. Theatro crítico universal, V [2003] Esp (CDH )
      Para esforzar más esta ilusión, comunicaba a veces a una embustera protestante, qualificada de beata y reputada de tener inspiraciones divinas, como que este era un órgano por quien se correspondía con el cielo.
    • 1742 Feijoo, B. J. Cartas eruditas, I [2004] Esp (CDH )
      45. El que aquellas cristalinas esferillas son el órgano por donde el sol hace el estrago, se evidencia de que si antes de salir el sol corre algo de viento, que las dissipa, no se sigue de la acción de el sol daño alguno.
    • 1758 Isla, J. F. Fray Gerundio [1992] Esp (CDH )
      »No ignoran que el mismo general en una carta que le escribió después, desde Roma a Lisboa, le llama «intérprete verdadero de la Escritura, singular órgano o arcaduz del Espíritu Santo, modelo de oradores y padre de la elocuencia», siendo así que los superiores de la Compañía y, especialmente, el supremo de todos, en las cartas que escriben a sus súbditos, aunque no les escaseen las expresiones paternales, los dispensan con mucha circunspección y con grande economía los elogios.
    • c1788-c1796 Forner, J. P. Exequias Leng cast [2000] 94 Esp (CDH )
      Esto se entiende de mis contemporáneas y posteriores hasta este siglo; que los de él harto rateros y miserables son; en fin, órganos serviles de una lengua inferior, que, disponiéndose a imitar el arte, imitan el estilo y escriben versos cuya locución no la sufrirá la prosa más lánguida de mi siglo.
    • 1810 Rodríguez, M. A. Oración fúnebre cuartel [1923] Ec (CDH )
      Dios detesta la obra del pecador, es verdad; pero ama y aprecia en él sus propios dones, y el espíritu de Dios anima siempre á su Esposa santa, cuyos sagrados labios, órganos de la verdad eterna, saben separar oportunamente lo vil de lo precioso.
    • 1832 Paredes, J. G. Al Ministro Interior [1960] Epistolario Ec (CDH )
      Tengo la honra de elevar al conocimiento del Supremo Gobierno por el respetable órgano de US. el parte, actas e instrucción original, que el Sr. Coronel Ignacio Hernández ha pasado a esta Prefectura, de regreso de la comisión de Juez de Paz que llevó a nombre del Gobierno del Estado, para tomar posesión del archipiélago del Ecuador (antes de Galápagos) y darla en la mejor de sus Islas a la compañía Colonizadora, conforme al proyecto aprobado por S. E. el Presidente.
    • 1833 Larra, M. J. Ya soy redactor [2000] 67 Fígaro Esp (CDH )
      Figurábaseme, sí, desde luego, obra de romanos el llenar y embutir con verdades luminosas las largas columnas de un papel público; pero en cambio era para mí de la mayor consideración el imaginarme a la cabeza de una sección literaria, recibiendo comunicados atentos y decorosos, viendo diariamente consignadas en indelebles caracteres de imprenta mis propias ideas y las de mis amigos, y sin más trabajo, a mi parecer, que el haber de contar y recontar al fin de mes los sonantes doblones que el público desinteresado tiene la bondad de depositar en cambio de papel en los arcones periodísticos de una empresa, luz y antorcha de la patria, y órgano de la civilización del país.
    • 1851-1855 Mármol, J. Amalia [2000] Ar (CDH )
      Los negros, pero con especialidad las mujeres de ese color, fueron los principales órganos de delación que tuvo Rosas.
    • 1898 Costa, J. Colectivismo agrario [1898] Esp (CDH )
      ¿Parecerá ya hora de volver la vista á esas enseñanzas del pasado, apartando á Themis de su dosel, desnudándola de sus encajes, sacándola á respirar el aire libre de la calle? ¿Parecerá ya hora de crear por lo menos, ya que no otra cosa, una jurisdicción voluntaria calcada de esos tribunales populares de las comunidades levantinas, al lado de los actuales órganos de la llamada Administración de justicia?
    • 1902 Azorín Voluntad [1989] 111 Esp (CDH )
      El cardenal-vicario Parocchi escribe á Diana felicitándola de su conversión que el inocente califica de "triunfo magnífico de la Gracia"; monseñor Vicenzo Serdi, secretario apostólico, la felicita también, y lo mismo monseñor Fana, obispo de Grenoble... Y aun la misma Civiltà Catolica, el órgano cauto y avisado de los jesuitas en Roma...
    • 1930 Ortega Gasset, J. Rebelión masas [2003] Esp (CDH )
      Porque individuo y Estado significan en este título dos meres órganos de un único sujeto —la sociedad—.
    • 1970 Borges, J. L. Informe Brodie [1986] Ar (CDH )
      Ocurrió un hecho paradójico: la crítica general fue benigna, pero el órgano oficial de la secta reprobó esas formas anómalas que, si bien no eran figurativas, sugerían el tumulto de un ocaso, de una selva o del mar y no se resignaban a ser austeros redondeles y rayas.
    • 1977 Vargas Llosa, M. Tía Julia [1996] Pe (CDH )
      Y fue acumulando argumentos que los órganos de prensa magnificaban, aplaudían y consagraban como demostrados:
    • 1999 Volpi, J. Busca Klingsor [1999] Mx (CDH )
      Los órganos de inteligencia de Estados Unidos estaban desquiciados desde la disolución de la OSS, decretada el 20 de noviembre de 1945.
    • 2001 Hnqz Gratereaux, F. Empollar [2001] RD (CDH )
      El Consejo Económico y Social podría dejar de ser un órgano de la ONU con credibilidad internacional.
    • 2002 García Márquez, G. Vivir [2002] 341 Co (CDH )
      Su primer acuerdo fue la constitución del comité ejecutivo, el comando de la Policía Nacional y todos los órganos para un Estado revolucionario.
    • 2002 Mtz Moreno, A. Con toga [2002] 230 ES (CDH )
      Tengo a orgullo, eso sí, haber convencido, en mi carácter de Presidente de la Corte Suprema de Justicia, a los distinguidos titulares de los otros Órganos del Estado, los Presidentes de la República y de la Asamblea Legislativa, para renunciar al privilegio de importar con franquicia, sin gravámenes aduaneros, cualquier clase de mercancías, y sobre todo, de no haber hecho uso de tan exagerada prerrogativa, que no se justifica en lo mínimo en un país en el que las rentas públicas, aun con la ayuda exterior, no alcanzan a satisfacer a plenitud las urgentes necesidades populares de educación, salud, seguridad y de una pronta y cumplida justicia.
    • 2003 Bello Díaz, R. E. Epistemología [2003] 159 RD (CDH )
      Adoptar una postura como la precedente tampoco logra resolver la situación ya que uno de los principios del funcionalismo, el de equivalencias funcionales, dice explícitamente que ninguna parte, órgano, institución o estructura es irremplazable, sólo las funciones que cumple.
    • 2004 Ulloa, F. Dinero y democracia [2004] 23 ES (CDH )
      La diferencia que encontramos con nuestros países, es la falta de voluntad política que impera en sectores retardatarios, que mantienen aun control sobre los órganos decisorios del Estado, para aplicar los mismos correctivos.
    • c1370 Anónimo Trat Comunidad (Esc. &-II-8) [1988] Esp (CDH )
      La obra de las manos es tañer e apartar e tirar e renpuxar, por la qual razó n la mano ha tal disposiçión que puede fazer todo lo sobredicho; que la mano es huérgano o esturmento más noble que los otros.
    • a1454 Carrillo Huete, P. Crónica halconero [1946] 328 Esp (CDH )
      [...] ca no se entiende ser muchos quando todos fablan sola e singular voluntad e órgano de vno, a quien quiere conplazer, porque el tal Consejo es muy engañoso e de gran perjuyçio e daño del Rey e del reyno.
    • 1623 Almansa Mendoza, A. Relaciones 1623 [2001] Cartas y relaciones Esp (CDH )
      Y mejorándola nuestro invicto Carlos, les llamó, en imitación de Séneca (De clemencia, cap. 5): cuerpo del alma del rey; y, en sentir de Plutarco (Diálogo de leyes): / su voluntad encaminada de la prudencia; y con razón, que son órganos por donde obra la del príncipe.
    • 1726 Feijoo, B. J. Theatro crítico universal, I [1998] Esp (CDH )
      La voz de Dios, por el órgano de el Propheta, los dissuadía de la elección de Rey.
    • 1726 Feijoo, B. J. Theatro crítico universal, I [1998] Esp (CDH )
      Pero que distante estaba la voz de el Pueblo de ponerse en consonancia con el órgano de Dios! Instan vna, y otra vez que se les dé Rey: Y en qué se fundan? En que las demás Naciones le tienen: Erimus nos quoque sicut omnes gentes. Aquí se notan dos cosas.
    • 1726 Feijoo, B. J. Theatro crítico universal, I [1998] Esp (CDH )
      22 Y pues no podéis menos de conocerlo, oid aora, para vuestro consuelo, y vtilidad, la más dulce, y sonora voz, que por Órgano Divino se esparció a todo el ámbito del Mundo.
    • 1726 Feijoo, B. J. Theatro crítico universal, I [1998] Esp (CDH )
      Lo más verisímil (si esso se pudiera lograr, y la Judiciaria tuviera algún fundamento) es, que se debían formar successivamente diferentes horóscopos, vno para la cabeza, otro para el pecho, y assí de lo demás: porque si lo que dicen los Judiciarios de los influxos de los Astros en el punto natalicio fuera verdad, avían de ir sellando successivamente la buena, o mala disposición de inclinaciones, y facultades, assí como fuessen saliendo a luz los miembros, que les sirven de órganos: y assí, quando saliesse la cabeza, se avía de imprimir la buena, o mala disposición para discurrir: quando el pecho, la disposición para la ira, o para la mansedumbre, para la fortaleza, o para la pusilanimidad.
    • 1733 Feijoo, B. J. Theatro crítico universal, V [2003] Esp (CDH )
      Para esforzar más esta ilusión, comunicaba a veces a una embustera protestante, qualificada de beata y reputada de tener inspiraciones divinas, como que este era un órgano por quien se correspondía con el cielo.
    • 1733 Feijoo, B. J. Theatro crítico universal, V [2003] Esp (CDH )
      11. Estos son los órganos por donde se conduxeron a nuestro espíritu todas las verdades naturales que alcanzamos.
    • 1742 Feijoo, B. J. Cartas eruditas, I [2004] Esp (CDH )
      45. El que aquellas cristalinas esferillas son el órgano por donde el sol hace el estrago, se evidencia de que si antes de salir el sol corre algo de viento, que las dissipa, no se sigue de la acción de el sol daño alguno.
    • 1758 Isla, J. F. Fray Gerundio [1992] Esp (CDH )
      »No ignoran que el mismo general en una carta que le escribió después, desde Roma a Lisboa, le llama «intérprete verdadero de la Escritura, singular órgano o arcaduz del Espíritu Santo, modelo de oradores y padre de la elocuencia», siendo así que los superiores de la Compañía y, especialmente, el supremo de todos, en las cartas que escriben a sus súbditos, aunque no les escaseen las expresiones paternales, los dispensan con mucha circunspección y con grande economía los elogios.
    • 1786 Montengón, P. Eusebio [1998] Esp (CDH )
      Sus ojos parecían de mochuelo, encendidos del furor de su adivinación, y la nariz afilada y aguileña le caía sobre la barba, órgano de sus oráculos embusteros; el corto pelo parecía erizársele sobre la cabeza y la barba que llevaba crecida, le daba toda la semejanza de un sacerdote de Ammón * o de un busto de Esculapio *, puesto por insignia de un boticario: su corta y raída sotana dejaba ver sus piernas y pies descalzos, a pesar del frío que hacia en aquel sitio.
    • 1787 Terreros Pando, E. DiccCastVocesCienciasArtes (NTLLE)
      ÓRGANO, se dice asimismo del medio, instrumento, ó conducto de alguna cosa.
    • c1788-c1796 Forner, J. P. Exequias Leng cast [2000] 94 Esp (CDH )
      Esto se entiende de mis contemporáneas y posteriores hasta este siglo; que los de él harto rateros y miserables son; en fin, órganos serviles de una lengua inferior, que, disponiéndose a imitar el arte, imitan el estilo y escriben versos cuya locución no la sufrirá la prosa más lánguida de mi siglo.
    • 1810 Rodríguez, M. A. Oración fúnebre cuartel [1923] Ec (CDH )
      Dios detesta la obra del pecador, es verdad; pero ama y aprecia en él sus propios dones, y el espíritu de Dios anima siempre á su Esposa santa, cuyos sagrados labios, órganos de la verdad eterna, saben separar oportunamente lo vil de lo precioso.
    • 1830 Bello, A. Oración Liceo Chile [1985] Crítica literaria Ve (CDH )
      La pluma que traza estos renglones no ha sido nunca órgano de la detracción, ni de pasiones rencorosas; y, estamos resueltos a no emplearla jamás de otro modo que el que hemos acostumbrado hasta aquí, aunque se trate de nuestra propia defensa.
    • 1832 Paredes, J. G. Al Ministro Interior [1960] Epistolario Ec (CDH )
      Tengo la honra de elevar al conocimiento del Supremo Gobierno por el respetable órgano de US. el parte, actas e instrucción original, que el Sr. Coronel Ignacio Hernández ha pasado a esta Prefectura, de regreso de la comisión de Juez de Paz que llevó a nombre del Gobierno del Estado, para tomar posesión del archipiélago del Ecuador (antes de Galápagos) y darla en la mejor de sus Islas a la compañía Colonizadora, conforme al proyecto aprobado por S. E. el Presidente.
    • 1833 Larra, M. J. Poesías Mtz Rosa [2000] Fígaro Esp (CDH )
      Concluiremos dando el parabién al señor Martínez de la Rosa por su nueva publicación, y deseando que la juventud estudiosa saque tanto partido de su ejemplo como de las lecciones con que en obras anteriores ha sabido hacerse el órgano del buen gusto y el honor de su patria, que colocará su nombre en la corta lista de los que en el día pueden retribuirle gloria sólida e imperecedera.
    • 1833 Larra, M. J. Ya soy redactor [2000] 67 Fígaro Esp (CDH )
      Figurábaseme, sí, desde luego, obra de romanos el llenar y embutir con verdades luminosas las largas columnas de un papel público; pero en cambio era para mí de la mayor consideración el imaginarme a la cabeza de una sección literaria, recibiendo comunicados atentos y decorosos, viendo diariamente consignadas en indelebles caracteres de imprenta mis propias ideas y las de mis amigos, y sin más trabajo, a mi parecer, que el haber de contar y recontar al fin de mes los sonantes doblones que el público desinteresado tiene la bondad de depositar en cambio de papel en los arcones periodísticos de una empresa, luz y antorcha de la patria, y órgano de la civilización del país.
    • 1835 Larra, M. J. Poesías J. B. Alonso [2000] Fígaro Esp (CDH )
      Es preciso entendernos: ese clamor de libertad de imprenta, tan continuo, tan incesante, tan justo, puede tener dos principios: puede considerarse como un derecho meramente político reclamado por un pueblo víctima, que hace el último esfuerzo para romper la cadena; y puede mirarse también como un órgano meramente literario, exigido por un pueblo ansioso de ilustración.
    • 1836 Larra, M. J. Nochebuena 1836 [2000] Fígaro Esp (CDH )
      [...] el órgano de la Providencia había callado, y el asturiano roncaba.
    • 1836 Larra, M. J. Sátira satíricos [2000] 474 Fígaro Esp (CDH )
      Más de un pasaje de la Catilinaria o de la oración contra Verres, la égloga entera de Alexis y Coridón, la oda burlesca a Príapo y otros cien trozos de aquellos órganos del buen gusto romano hubieran provocado gestos de hastío y de indignación, no precisamente en nuestra moderna sociedad, pero aun en el siglo de Luis XIV, más aproximado a ellos que nosotros.
    • 1836 Larra, M. J. Ni por esas [2000] Fígaro Esp (CDH )
      [...] palabras memorables consignadas en el programa de la Municipalidad y anunciadas por el órgano de la libertad, por Lafayette, en agosto del año 30?
    • 1842-1851 Mesonero Romanos. R. Escenas matritenses [1993] Esp (CDH )
      [...] y añadir el cañón de su pluma al órgano periodístico (que es lo que llamamos la opinión pública).
    • 1851-1855 Mármol, J. Amalia [2000] Ar (CDH )
      Los negros, pero con especialidad las mujeres de ese color, fueron los principales órganos de delación que tuvo Rosas.
    • 1870 Mansilla, L. V. Indios Ranqueles [1957] Ar (CDH )
      Quien dice biología, dice órganos productores.
    • 1879 León Mera, J. Cumandá [1998] Ec (CDH )
      [...] y, con todo, la obrita va a manos de V.E., y espero que, por tan respetable órgano, sea presentada a la Real Academia.
    • 1893 Rubén Darío Cátedra [1950] Cuentos Ni (CDH )
      Desde el principio del mundo, yo soy el órgano de la colectividad humana.
    • 1898 Costa, J. Colectivismo agrario [1898] Esp (CDH )
      La Sociología española, en cuanto se refiere al origen, fundamento y objeto de la sociedad humana, á su relación con la Naturaleza útil, que es decir, á su cimiento físico, á la solidaridad, necesaria ó voluntaria, entre los asociados, á la dirección y gobierno de su actividad, á la conexión del organismo social con sus órganos y de los fines sociales entre sí, tiene su punto de arranque (y no podría haber ambicionado más ilustre ni más honrada cuna) en el libro de subventione Pauperum sive de Humanis necessitatibus libri II, con alguna parte del de Causis corruptarum artium, de Juan LuisVives, y en el de Rege et Regis institutione del P. Mariana, estos dos grandes fundadores de la filosofía y de la historia en España.
    • 1898 Costa, J. Colectivismo agrario [1898] 40 Esp (CDH )
      2.ª La facultad y el deber por parte de la sociedad, de requerir la acción reguladora de sus órganos al fin de restablecer los efectos de aquel hipotético reparto primitivo de la fortuna colectiva de la humanidad, desconcertado por causas fortuitas, ajenas á la voluntad del hombre; lo que llamaríamos con una frase espeluznante, emprestada al léxico de la demagogia moderna, una «liquidación social», ó en términos más parlamentarios, «la revisión constitucional de la propiedad».
    • 1898 Costa, J. Colectivismo agrario [1898] 155 Esp (CDH )
      Cuando una vez la experiencia le hace ver que el criterio del interés personal, fundamento y alma de su doctrina económico-política, había hecho quiebra; que los colonos de Austrias, entregados á sí propios, libres de toda traba legal, habían creado un orden de cosas el más contrario á su conveniencia, que materialmente los aniquilaba, sin que el propio escarmiento los adoctrinase y enmendase,— reconoce que el instinto de los productores no es guía tan infalible como le había hecho creer el optimismo de los fundadores de la escuela fisiocrática, y vuelve la vista á la conciencia reflexiva de la sociedad, representada por sus órganos legislativos, dando implícitamente la razón á los anteriores informantes y reaccionando contra sí propio, pero resistiéndose puerilmente á confesarlo.
    • 1898 Costa, J. Colectivismo agrario [1898] Esp (CDH )
      ¿Parecerá ya hora de volver la vista á esas enseñanzas del pasado, apartando á Themis de su dosel, desnudándola de sus encajes, sacándola á respirar el aire libre de la calle? ¿Parecerá ya hora de crear por lo menos, ya que no otra cosa, una jurisdicción voluntaria calcada de esos tribunales populares de las comunidades levantinas, al lado de los actuales órganos de la llamada Administración de justicia?
    • 1898 Costa, J. Colectivismo agrario [1898] Esp (CDH )
      [...] tantas geniales intuiciones, que llevaban en cifra la fórmula de progreso para nuestra Constitución, allí han quedado confinadas, no habiendo logrado hasta ahora órgano alguno de difusión.
    • 1902 Azorín Voluntad [1989] 111 Esp (CDH )
      El cardenal-vicario Parocchi escribe á Diana felicitándola de su conversión que el inocente califica de "triunfo magnífico de la Gracia"; monseñor Vicenzo Serdi, secretario apostólico, la felicita también, y lo mismo monseñor Fana, obispo de Grenoble... Y aun la misma Civiltà Catolica, el órgano cauto y avisado de los jesuitas en Roma...
    • 1904 Blest Gana, A. Transplantados [1904] Ch (CDH )
      Esas manifestaciones de los órganos autorizados de la opinión pública fueron para los Canalejas un dulce lenitivo á su dolor.
    • 1905 Hnqz Ureña, P. Ensayo III [1905] Ensayos críticos RD (CDH )
      al esbozar el objeto de la primera, define la Sociedad como sér ú organismo viviente cuyos órganos son seis:
    • 1905 Hnqz Ureña, P. Ensayo III [1905] 86 Ensayos críticos RD (CDH )
      Sociorganología, estudio de los órganos de la Sociedad [Individuo, Familia, Municipio, Región y Nación] y sus respectivos consejos ú órganos institucionales, con una explicación del procedimiento adecuado para organizar los Estados, desde el Doméstico hasta el Internacional, concepción de una probable realidad futura; y por último, Sociopatía, estudio de las enfermedades de la Sociedad, con sus correspondientes Higiene y Terapéutica sociales.
    • 1905 Hnqz Ureña, P. Ensayo III [1905] Ensayos críticos RD (CDH )
      Desde luego, sigue la tendencia organicista, con cierta afición á los procedimientos del organicismo apellidado naturalista ó fisiológico; pero nada más: define la Sociedad como sér viviente, —concepto que cabe dentro de la idea general de organismo,— sin buscarle sistemáticamente analogías con los seres biológicos ni precisar la diferenciación de órganos, pues los cinco que describe [desde el Individuo hasta la Nación] ejecutan indistinta y simultáneamente todas las funciones.
    • 1906-1910 Barrett, R. Dolor paraguayo [1987] Py (CDH )
      Recuérdese el caso del sargento cuyo martirio fue denunciado por el mismo órgano que ha sabido revelar todos los detalles del caso Jacks.
    • 1914 Ortega Gasset, J. Meditaciones Quijote [1990] 84 Esp (CDH )
      Procede orientar la crítica en un sentido afirmativo y dirigirla, más que a corregir al autor, a dotar al lector de un órgano visual más perfecto.
    • 1914 Ortega Gasset, J. Meditaciones Quijote [1990] Esp (CDH )
      El escorzo es el órgano de la profundidad visual; en él hallamos un caso límite donde la simple visión está fundida con un acto puramente intelectual.
    • 1914 Ortega Gasset, J. Meditaciones Quijote [1990] Esp (CDH )
      Como para el sensual el órgano es la retina, el paladar, las pulpas de los dedos, etc., el meditador posee el órgano del concepto.
    • 1914 Ortega Gasset, J. Meditaciones Quijote [1990] Esp (CDH )
      El concepto es el órgano normal de la profundidad. *
    • 1914 Ortega Gasset, J. Meditaciones Quijote [1990] 153 Esp (CDH )
      De suerte que, si devolvemos a la palabra percepción su valor etimológico, donde se alude a coger, apresar —el concepto será el verdadero instrumento u órgano de la percepción y apresamiento de las cosas. *
    • 1914 Ortega Gasset, J. Meditaciones Quijote [1990] Esp (CDH )
      Agota, pues, su misión y su esencia, con ser no una nueva cosa, sino un órgano o aparato para la posesión de las cosas. *
    • 1914 Ortega Gasset, J. Meditaciones Quijote [1990] Esp (CDH )
      cada concepto es literalmente un órgano con que captamos las cosas.
    • 1914 Ortega Gasset, J. Meditaciones Quijote [1990] Esp (CDH )
      Cada nuevo concepto es un nuevo órgano que se abre en nosotros sobre una porción del mundo, tácita antes e invisible.
    • 1914 Ortega Gasset, J. Meditaciones Quijote [1990] Esp (CDH )
      Más exacto aún sería decir que la forma es el órgano y el fondo la función que lo va creando.
    • 1914 Ortega Gasset, J. Meditaciones Quijote [1990] Esp (CDH )
      Aún la filología no nos ha adaptado suficientemente el órgano para asistir a una tragedia griega.
    • 1925 RAE DRAE 15.ª ed. (NTLLE)
      ÓRGANO. [...] fig. Persona o cosa que sirve para la ejecución de un acto o un designio.
    • 1930 Ortega Gasset, J. Rebelión masas [2003] Esp (CDH )
      Porque individuo y Estado significan en este título dos meres órganos de un único sujeto —la sociedad—.
    • 1930 Ortega Gasset, J. Rebelión masas [2003] Esp (CDH )
      La proliferación de tribunales internacionales, de órganos de arbitraje entre Estados, que los últimos cincuenta años han presenciado, contribuye a ocultarnos la indigencia de verdadero derecho internacional que padecemos.
    • 1930 Ortega Gasset, J. Rebelión masas [2003] Esp (CDH )
      la forma de presión social que es el poder público funciona en toda sociedad, incluso en aquellas primitivas donde no existe aún un órgano especial encargado de manejarlo.
    • 1930 Ortega Gasset, J. Rebelión masas [2003] Esp (CDH )
      Si a este órgano diferenciado a quien se encomienda el ejercicio del poder público se le quiere llamar Estado, dígase que en ciertas sociedades no hay Estado, pero no se diga que no hay en ellas poder público.
    • 1930 Ortega Gasset, J. Rebelión masas [2003] Esp (CDH )
      Y lo que se discute es si ciertas necesidades sociales son mejor servidas por uno u otro órgano.
    • 1930 Ortega Gasset, J. Rebelión masas [2003] Esp (CDH )
      Siempre es importante para el progreso de una función moral que aparezca materializada en un órgano especial, claramente visible.
    • 1930 Ortega Gasset, J. Rebelión masas [2003] Esp (CDH )
      El derecho, en efecto, es estático, y no en balde su órgano principal se llama Estado.
    • 1930 Ortega Gasset, J. Rebelión masas [2003] Esp (CDH )
      Porque el Estado es, al fin y al cabo, un órgano relativamente «racionalizado» dentro de cada sociedad.
    • 1932 Reyles, C. Gaucho Florido [1969] Ur (CDH )
      Las poblaciones habían ido aumentando a compás de las necesidades, como órganos visibles de alguna nueva función, determinada por el desarrollo económico de la estancia.
    • 1933 Mtz Estrada, E. Radiografía Pampa [1991] Ar (CDH )
      Pueden llamarse los órganos paródicos del periodismo, aunque como ninguna otra forma de publicidad expresa con ingenua pretensión, la fusión simbiótica de la política y la literatura, del alfabetismo y de las artes gráficas.
    • 1933 Mtz Estrada, E. Radiografía Pampa [1991] 224 Ar (CDH )
      La Constitución estableció el juicio por jurados, pero el buen sentido parece haber convenido en que la administración de la justicia se haga por los órganos ad hoc del Estado, sin correr el albur de que la herejía jurídica triunfe sobre el derecho verdadero.
    • 1933 Mtz Estrada, E. Radiografía Pampa [1991] Ar (CDH )
      Llévese, si se quiere el caso a las sociedades artísticas y turfísticas que protegen las artes y las letras, como órganos representativos de la ganadería y del pensamiento.
    • 1933 Mtz Estrada, E. Radiografía Pampa [1991] Ar (CDH )
      Dotado de la vitalidad que debieran compartir todos los órganos de la nación, asumió funciones de órganos inexistentes o extirpados de cuajo.
    • 1933 Mtz Estrada, E. Radiografía Pampa [1991] Ar (CDH )
      El sexo reprimido tomó la conformación de inmensos órganos institucionales y de complicados aparatos de cerrajería.
    • 1933 Mtz Estrada, E. Radiografía Pampa [1991] Ar (CDH )
      Dotado de la vitalidad que debieran compartir todos los órganos de la nación, asumió funciones de órganos inexistentes o extirpados de cuajo.
    • 1933 Mtz Estrada, E. Radiografía Pampa [1991] Ar (CDH )
      Podrían llegar a ser sustitutivas ortopédicas de esos órganos vitales faltantes, pero a la larga acusan quiebras irremediables, y puede asistirse de la manera más inesperada al fracaso y derrumbe de un segmento de esa realidad, sin que afloren a la vista las causas de la decrepitud.
    • 1933 Mtz Estrada, E. Radiografía Pampa [1991] Ar (CDH )
      Donde encontraron que carecíamos de algo correspondiente a órganos que funcionaban bien desarrollados en otras latitudes, colocaron en el sitio la imagen de lo faltante.
    • 1933 Mtz Estrada, E. Radiografía Pampa [1991] Ar (CDH )
      Esa rapidez de pensar y reaccionar, da un poco de su ritmo a la vida, y cierta sensibilidad de cutis facial a la cultura, enriqueciéndola de superficie y de error, pues la sensibilidad de las verdades corresponde a los órganos profundos.
    • 1933 Mtz Estrada, E. Radiografía Pampa [1991] Ar (CDH )
      Cada grupo se transforma en un órgano independiente, que tiende a crear en torno de sí una seudoestructura, asumiendo una función que debe estar repartida y correlacionada con todo el conjunto.
    • 1933 Mtz Estrada, E. Radiografía Pampa [1991] Ar (CDH )
      Ni se habla pensando sino sintiendo, por lo cual el lenguaje —que retiene de preferencia los términos calificativos más que los sustantivos— es antes un órgano de las necesidades estéticas y luego de las necesidades lógicas.
    • 1933 Mtz Estrada, E. Radiografía Pampa [1991] Ar (CDH )
      Ningún órgano que en la ciudad dé forma para negar la realidad del campo niega la realidad del campo.
    • 1933 Mtz Estrada, E. Radiografía Pampa [1991] Ar (CDH )
      1. En tal concepto, la máquina ha de estar correlacionada con el resto del mundo ambiente y ser órgano de una función necesaria y precisa, productora.
    • 1933 Mtz Estrada, E. Radiografía Pampa [1991] Ar (CDH )
      Ese imperio que iba a extenderse con sujeción a un plan, para que fuese eterno e inexpugnable, habría de tener su sede en un punto estratégico de las posesiones, y sus órganos subsidiarios según la conveniencia del todo; cosa que no entendía el conquistador, que poblaba sin plan sirviendo ingenuamente a aquellos planes.
    • 1936-1939 Marañón, G. Conde-Duque [1990] Esp (CDH )
      Es fácil comprobar, por el brote de papeles agresivos, el descontento de los nobles y la resistencia de los órganos del Gobierno.
    • 1948 Marechal, L. Adán Buenosayres [1999] Ar (CDH )
      Ahora bien, toda clase o estado es órgano de una función social distinta pero igualmente necesaria; y si elimináramos una clase nos quedaríamos sin una función.
    • 1948 Marechal, L. Adán Buenosayres [1999] Ar (CDH )
      Porque si la burguesía es el órgano nato de la función económica, debiera cumplirla en beneficio de todo el cuerpo social.
    • 1948 Marechal, L. Adán Buenosayres [1999] Ar (CDH )
      Porque la conservación de un órgano está supeditada, como dije antes, a la conservación del organismo total.
    • 1948 Marechal, L. Adán Buenosayres [1999] Ar (CDH )
      — ¡Y dale con el órgano! —volvió a refunfuñar el señor Midas—.
    • 1949-1952 Borges, J. L. Aleph [1986] 110 Ar (CDH )
      Teopompo, histrión de Berenice, negó todas las fábulas; dijo que cada hombre es un órgano que proyecta la divinidad para sentir el mundo.
    • 1952 Cáceres Lara, V. Humus [1995] Cuentos Ho (CDH )
      Los habitantes no tomaron en serio lo que tan insistentemente se decía; se pusieron a creer a pie juntillas los mentises que de los planes denunciados hacían los órganos oficiales, a pesar de estar seguros de su evidencia, y llegaron hasta burlarse de los pocos crédulos que tomando sus precauciones trataron de poner distancia entre ellos y los seguros enemigos armados que los hostilizarían al momento de producirse el estallido.
    • 1953 Carpentier, A. Pasos [1985] 145 Cu (CDH )
      Porque la tierra, pensada desde aquí, desde el hielo inconmovible y entero que blanquecía los picos, parecía algo distinto, ajeno a esto, con sus bestias, sus árboles y sus brisas: un mundo hecho para el hombre, donde no bramarían, cada noche en garganta y abismos, los órganos de las tormentas.
    • 1944-1956 Borges, J. L. Ficciones [1986] Ar (CDH )
      Esa conjetura feliz afirma que hay un solo sujeto, que ese sujeto indivisible es cada uno de los seres del universo y que éstos son los órganos y máscaras de la divinidad.
    • 1956 Piñera, V. Cuentos [1999] Cu (CDH )
      Si el conflicto hubiese podido ser localizado en ese órgano, vital, pero al fin y al cabo exclusivo y excluyente, el conjunto de los demás órganos habría quedado intacto; pero no, Baro estaba lanzado, ya nada podría detenerle.
    • 1970 Borges, J. L. Informe Brodie [1986] Ar (CDH )
      Ocurrió un hecho paradójico: la crítica general fue benigna, pero el órgano oficial de la secta reprobó esas formas anómalas que, si bien no eran figurativas, sugerían el tumulto de un ocaso, de una selva o del mar y no se resignaban a ser austeros redondeles y rayas.
    • 1970 Goytisolo, J. Reivindicación [1973] 206 Esp (CDH )

      [...] siempre lo colma de regalos y es la abuelita precisamente quien le tejió una caperuza roja, toca que le sienta tan bien al nieto, sobre sus blondos y undosos cabellos, que todo el mundo da en llamarle Caperucito Rojo, hasta el extremo de haber caído en olvido su verdadero nombre (siguen, aquí, diversas apreciaciones anatómico-morales del interesado: piel blanca, manos finas, pestañas rizadas, carácter tierno, virtud acendrada mutatis mutandissegún el código significante de los diferentes órganos informativos y su finalidad gnoseológica) [...].

    • 1971 Aub, M. Gallina ciega [1995] Esp (CDH )
      Lo absurdo es que no tenemos órganos de expresión.
    • 1973 Aguilera Malta, D. Secuestro [1973] Ec (CDH )
      Y mucho, mucho más, desde luego, los propietarios de los órganos de difusión: ese acto significaba un mayor número de oyentes, televidentes y lectores, por un lado; y, por otro, un ingreso de dinero a dos carrillos: los múltiples anuncios que pagarían las diferentes dependencias gubernativas y la publicidad de los negocios antes mencionados.
    • 1977 Vargas Llosa, M. Tía Julia [1996] Pe (CDH )
      Y fue acumulando argumentos que los órganos de prensa magnificaban, aplaudían y consagraban como demostrados:
    • 1977 Viezzer, M. Si permiten [1980] Bo (CDH )
      Y otra parte de eso llega a ser para los órganos de represión, para el ejército, para el dic, para sus soplones, para beneficiar a todos ellos. /
    • 1988 Ortega Saavedra, D. Combatiendo paz [1988] 199 Ni (CDH )
      "El Tribunal ha recapitulado más arriba los hechos relativos a los sucesos de 1979, incluida la Resolución de la XXVII Reunión Consultiva de Ministros de Asuntos Exteriores de la Organización de Estados Americanos, y la comunicación, de fecha 12 de julio de 1979, de la junta de Gobierno de Reconstrucción Nacional de Nicaragua, al Secretario General de la Organización, acompañada de un 'Plan de Paz' en que se precisaban, entre otros extremos, los objetivos de la junta nicaragüense y más especialmente la voluntad de la misma de implantar el nuevo régimen por una transición pacífica y sin desórdenes y de respetar los derechos humanos bajo el control de la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos, a la que la junta invitaba a Nicaragua 'desde el momento en que hayamos tomado posesión'. Antes, pues, de estar en Managua, el nuevo régimen daba así las tranquilidades solicitadas y expresaba su intención de gobernar democráticamente el país. / "El Tribunal no encuentra, sin embargo, nada en estos documentos, Resolución y Comunicación comunicando el 'Plan de Paz', que permita concluir la intención de dar vida a un compromiso jurídico. La junta había recordado, por otra parte, en uno de los documentos, que la invitación dirigida por la misma a la Organización de Estados Americanos para que controlase la vida política de Nicaragua no debía hacer perder de vista que la definición y la conducción de la política interna del país dependía, evidentemente, de la voluntad de los propios y solos nicaragüenses. La Resolución de 23 de junio de 1979 también declara que pertenece 'exclusivamente' al pueblo nicaragüense la resolución de sus problemas, aunque indique que su solución 'debería inspirarse' en ciertas bases, que simplemente recomienda al futuro gobierno. Esta parte de la Resolución no es más que una simple declaración que no comporta un ofrecimiento formal que pueda constituir, por su aceptación, una promesa en derecho y, por tanto, una obligación jurídica. El Tribunal tampoco puede suscribir la idea de que Nicaragua había tomado concretamente el compromiso de organizar elecciones libres, tal como había recomendado la XXVII Reunión Consultiva de Ministros de Asuntos Exteriores de la Organización de Estados Americanos. Se trató de una promesa esencialmente política, hecha no sólo a la Organización, sino también al pueblo de Nicaragua que debía ser el primer beneficiario de la misma. Pero el Tribunal no encuentra ningún instrumento que tenga valor jurídico unilateral o sinalagmático, por el cual Nicaragua se hubiera comprometido en cuanto al principio y a las modalidades de la celebración de elecciones. Ya se ha hecho mención de la Carta de la OEA y del respeto que la misma tiene por la independencia política de los estados miembros; en el ámbito de la política interna se limita a enumerar las normas sociales a cuya aplicación de los estados miembros 'convienen en consagrar todos sus esfuerzos', incluida: / "La incorporación y la participación progresiva de los sectores marginales de la población, tanto rural como urbana, a la vida económica, social, cívica, cultural y política de la nación, con la finalidad de llegar a la plena integración de la comunidad nacional, de acelerar el proceso de movilidad social y de consolidar el régimen democrático' (Artículo 43 f.). / "Es evidente que disposiciones de tal clase están muy lejos de constituir el compromiso de recurrir a mecanismos políticos particulares. / "Lo que es más, aun suponiendo que esta promesa política hubiera tenido el valor de compromiso jurídico, no hubiera podido en absoluto permitir a los Estados Unidos reclamar la puesta en práctica de tal compromiso, tomado no frente a ellos directamente, sino respecto a la Organización, única legitimada para comprobar su ejecución. El Tribunal no encuentra ninguna base jurídica para la 'responsabilidad especial en lo que concierne a los compromisos tomados' por el gobierno de Nicaragua, que los Estados Unidos afirman haber asumido en razón del 'papel que han jugado en la toma del poder por el gobierno actual de Nicaragua' [...] Por otra parte, incluso suponiendo que los Estados Unidos hubiesen tenido fundamento para actuar en lugar de la Organización, no podían, en cualquier caso, utilizar para este fin medios a los cuales la propia Organización no podía recurrir y, especialmente, considerarse autorizados para utilizar la fuerza en estas circunstancias. Tal compromiso es, por su naturaleza, de aquellos cuya violación no puede justificar el uso de la fuerza contra un Estado soberano. / "El Congreso de los Estados Unidos también ha expresado, en su conclusión, la opinión de que el gobierno de Nicaragua había tomado 'medidas que revelan la intención de establecer una dictadura comunista totalitaria'. Sea cual sea la definición que se haga del régimen de Nicaragua, la adhesión de un Estado a una doctrina particular no constituye una violación del derecho internacional consuetudinario; concluir de otra forma supondría privar de su sentido al principio fundamental de la soberanía de los estados, sobre el que reposa el derecho internacional, y la libertad que todo Estado tiene de elegir su sistema político, social, económico y cultural. En consecuencia, las decisiones políticas internas de Nicaragua, aun suponiendo que respondan a la descripción que se da en la conclusión del Congreso, no pueden legitimar, en el plano jurídico, las diversas conductas reprochadas al demandante a su respecto. El Tribunal no puede concebir la creación de una nueva regla que diese derecho a una intervención de un Estado contra otro por el motivo de que éste hubiera optado por una ideología o un sistema político particular. / "Por otra parte, el Tribunal ha subrayado, la importancia que reviste a otros respectos un texto como el Acta Final de Helsinki o, en un nivel muy diferente, la Resolución 2625 (XXI) de la Asamblea General que, como su nombre indica, es una declaración relativa a los 'principios del derecho internacional referente a las relaciones amistosas y a la cooperación entre los estados, de conformidad con la Carta de las Naciones Unidas'. Textos de estas clases, de los que el Tribunal ha dicho que ciertas disposiciones, tales como los principios de no empleo de la fuerza y de no intervención, tenían un carácter consuetudinario, tratan las relaciones entre estados con sistemas políticos, económicos y sociales diferentes, sobre la base de la coexistencia entre las diversas ideologías que los animan, y los Estados Unidos no sólo no han hecho objeción a su aprobación, sino que han tomado parte activa en su elaboración. / "Las mismas consideraciones se aplican a los criterios expresados por los Estados Unidos a propósito de la política exterior y de las alianzas de Nicaragua. Sea cual sea el efecto de estas alianzas sobre los equilibrios político-militares regionales o mundiales, el Tribunal sólo tiene competencia para aprehender estas cuestiones desde el punto de vista del derecho internacional. Desde este punto de vista, es suficiente constatar que la soberanía de un Estado se extiende, como es evidente, al ámbito de su política exterior y que no existe ninguna regla de derecho internacional consuetudinario que impida a un Estado decidir y conducir una política exterior coordinada con la de otro Estado. / "El Tribunal destaca, por otra parte, que estas justificaciones, que se han esgrimido únicamente en el terreno político, el cual escapa naturalmente de su apreciación, no han sido invocados en tanto que argumentos jurídicos. El Estado demandado se ha limitado siempre a utilizar el medio clásico de la legítima defensa y en absoluto ha afirmado un argumento jurídico sacado de una pretendida regla de 'intervención ideológica', que habría sido una novedad impresionante. El Tribunal recuerda que una de las acusaciones de los Estados Unidos contra Nicaragua concierne a la violación de la declaración sobre la intervención aprobada por la Asamblea General en 1965 [...] por razón de su apoyo a la oposición armada en El Salvador. El Tribunal no tiene conocimiento de que los Estados Unidos hayan renunciado oficialmente a invocar ese principio sustituyéndolo por un principio nuevo de 'intervención ideológica' cuya definición sería discrecional. Como ha recordado más arriba [...], el Tribunal no debe fundar su decisión exclusivamente en las exposiciones de las partes en relación con el derecho aplicable: tiene la obligación de tomar en consideración, a iniciativa propia, todas las reglas de derecho internacional que sean pertinentes para la solución del conflicto, incluso si estas reglas no han sido invocadas por parte alguna. Nada autoriza al Tribunal, sin embargo, a prestar a los Estados opiniones jurídicas que los mismos no hayan formulado. / "El Tribunal indica, por otra parte, que Nicaragua ha sido acusada de violar los derechos humanos, según la conclusión sacada por el Congreso de los Estados Unidos en 1985. Es necesario profundizar este punto particular, independientemente de la existencia de un 'compromiso jurídico' tomado por Nicaragua frente a la Organización de Estados Americanos de respetar tales derechos. La inexistencia de tal compromiso no significaría que Nicaragua pudiera violar impunemente los derechos humanos. Sin embargo, cuando los derechos humanos están protegidos por convenios internacionales, esta protección se traduce en disposiciones previstas en el texto de los mismos convenios y que están destinadas a verificar o asegurarse del respeto de esos derechos. La promesa política se había hecho por Nicaragua en el marco de la Organización de Estados Americanos, de manera que los órganos de esta Organización son competentes para verificar el respeto a la misma. El Tribunal ha destacado [...] que, desde 1979, el gobierno de Nicaragua ha ratificado varios instrumentos internacionales relativos a los derechos humanos, entre ellos el convenio americano relativo a este punto (Pacto de San José de Costa Rica). Estos mecanismos han funcionado. Así, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos ha tomado medidas y ha elaborado dos informes (oea-Serv. L-V-11.53 y 62) después de haber estado en Nicaragua a invitación de su gobierno. La OEA podía incluso, si quería, estatuir en base a estas constataciones. / "De cualquier forma, si los Estados Unidos pueden ciertamente tener su propia apreciación sobre la situación de los derechos humanos en Nicaragua, el empleo de la fuerza no puede ser el método apropiado para verificar y asegurar el respeto de tales derechos. En cuanto a las medidas que se han tomado de hecho, la protección de los derechos humanos, visto su carácter estrictamente humanitario, no es en forma alguna compatible con el minado de puertos, la destrucción de instalaciones petroleras, o incluso el entrenamiento, armamento y equipamiento de los 'contras'. El Tribunal concluye que el motivo sacado de la preservación de los derechos humanos en Nicaragua no puede justificar jurídicamente la conducta de los Estados Unidos y no se armoniza, en cualquier caso, con la estrategia judicial del Estado demandado, fundada en el derecho de la legítima defensa colectiva. / "El Tribunal pasa ahora a otro factor referente a la vez a la política interna y a la política exterior; se trata de la militarización de Nicaragua, juzgada por los Estados Unidos como excesiva y apropiada para probar sus intenciones agresivas, y en la que encuentran otro elemento justificativo de sus actividades al respecto. Es impertinente e inútil, en opinión del Tribunal, tomar posición sobre esta alegación de los Estados Unidos, desde el momento en que no existen en derecho internacional otras reglas más que las que el Estado afectado quiera aceptar, por tratado o en otra forma que impongan una limitación del nivel de armamento de un Estado soberano, siendo válido este principio para todos los estados sin excepción."
    • 1989 Soler, R. Panamá [1989] Pa (CDH )
      El liberalismo histórico entendía que había llegado la hora de continuar la secularización de la sociedad, de devolver, sin las exageraciones de la Constitución de Río Negro, la autonomía a las regiones, y de asignarle a los órganos de representación popular mayor participación en las decisiones políticas fundamentales.
    • 1994 Alvar Ezquerra, M. DiccVocesUsoActual [1994] Esp (BD)
      órgano m. Parte de una organización política o social que tiene una función específica.
    • 1994 Salvador Lara, J. HContemp Ecuador [1994] Ec (CDH )
      En ciertos casos, para alcanzar sentencia favorable, o por lo menos providencias de sobreseimiento en los juicios instaurados, debieron retorcerse las leyes y ejercerse presiones no disimuladas sobre los órganos judiciales.
    • 1994 Salvador Lara, J. HContemp Ecuador [1994] Ec (CDH )
      el Ejecutivo, cuyo órgano era el propio presidente de la Junta, asistido por tres ministros de Estado; el Representativo, constituido por nueve representantes elegidos por los diputados del pueblo, y el judicial, constituido por el Senado, formado por dos salas, una para lo civil y otra para lo criminal, cada una de ellas presidida por un decano elegido de entre sus miembros.
    • 1994 Salvador Lara, J. HContemp Ecuador [1994] 488 Ec (CDH )
      Para el Ecuador fue motivo de orgullo nacional que un compatriota haya estado al frente del órgano regional, sin estridencias inútiles, pero también sin claudicaciones.
    • 1994 Salvador Lara, J. HContemp Ecuador [1994] 547 Ec (CDH )
      Todo esto obligó al Ecuador a solicitar la intervención de la Organización de Estados Americanos (oea), cuyo Consejo se reunió como órgano de consulta, exhortó a la paz a los dos países y les pidió replegar sus fuerzas e iniciar conversaciones directas.
    • 1994 Álape, A. Manuel Marulanda [2000] Co (CDH )
      Las FARC con un gran sentido que a mí mismo me llamó la atención, entendió cómo el gobierno no podría acceder a algunas cosas, no porque el gobierno mismo no quisiera, sino porque el gobierno no podía acceder a ellas, o porque eso no era competencia del Ejecutivo, sino de otro órgano del poder público o porque eso no era conveniente para los propios intereses de la paz.
    • 1996 Pitol, S. Arte fuga [1997] Mx (CDH )
      La semejanza con los mecanismos, métodos y aun con el lenguaje de los órganos represivos del pasado inmediato era asombrosa.
    • 1999 Volpi, J. Busca Klingsor [1999] Mx (CDH )
      Los órganos de inteligencia de Estados Unidos estaban desquiciados desde la disolución de la OSS, decretada el 20 de noviembre de 1945.
    • 2001 Hnqz Gratereaux, F. Empollar [2001] RD (CDH )
      El Consejo Económico y Social podría dejar de ser un órgano de la ONU con credibilidad internacional.
    • 2002 García Márquez, G. Vivir [2002] 341 Co (CDH )
      Su primer acuerdo fue la constitución del comité ejecutivo, el comando de la Policía Nacional y todos los órganos para un Estado revolucionario.
    • 2002 Mtz Moreno, A. Con toga [2002] 230 ES (CDH )
      Tengo a orgullo, eso sí, haber convencido, en mi carácter de Presidente de la Corte Suprema de Justicia, a los distinguidos titulares de los otros Órganos del Estado, los Presidentes de la República y de la Asamblea Legislativa, para renunciar al privilegio de importar con franquicia, sin gravámenes aduaneros, cualquier clase de mercancías, y sobre todo, de no haber hecho uso de tan exagerada prerrogativa, que no se justifica en lo mínimo en un país en el que las rentas públicas, aun con la ayuda exterior, no alcanzan a satisfacer a plenitud las urgentes necesidades populares de educación, salud, seguridad y de una pronta y cumplida justicia.
    • 2002 Mtz Moreno, A. Con toga [2002] ES (CDH )
      En esos momentos honraba la alta posición de Presidente de la Corte Suprema de Justicia Don Ricardo (Jiménez Oreamuno), quien al enterarse de la medida dictatorial y considerando que ya no había órgano legislativo para renunciar, llegó al día siguiente a su despacho, muy temprano, y dejó a sus compañeros de magistratura, la nota que textualmente expresaba:
    • 2003 Bello Díaz, R. E. Epistemología [2003] 159 RD (CDH )
      Adoptar una postura como la precedente tampoco logra resolver la situación ya que uno de los principios del funcionalismo, el de equivalencias funcionales, dice explícitamente que ninguna parte, órgano, institución o estructura es irremplazable, sólo las funciones que cumple.
    • 2004 Ulloa, F. Dinero y democracia [2004] 23 ES (CDH )
      La diferencia que encontramos con nuestros países, es la falta de voluntad política que impera en sectores retardatarios, que mantienen aun control sobre los órganos decisorios del Estado, para aplicar los mismos correctivos.
    • 2004 Ulloa, F. Dinero y democracia [2004] ES (CDH )
      "...aquellas formas de participación política que se realizan con el voto directo y universal, pero que no consisten en seleccionar a los miembros de los órganos democrático-representativos, sea el legislativo o el ejecutivo".
    • 2004 Ulloa, F. Dinero y democracia [2004] ES (CDH )
      ...consiste en un llamamiento popular para obtener opinión sobre una determinada decisión a tomarse posteriormente; el segundo es propiamente político, con el objeto de resolver conflictos surgidos entre órganos del Estado para restablecer el equilibrio constitucional, que tuvo un amplio desarrollo en la Constitución de Weimar."
    • 2004 Ulloa, F. Dinero y democracia [2004] ES (CDH )
      También se suscribió el Protocolo de Washington en 1992 en vigencia desde 1997, que sanciona con suspensión y ausencia de representación en los Órganos de la OEA, al estado cuyo gobierno sea derrocado por la fuerza.
    • 2004 Ulloa, F. Dinero y democracia [2004] 64 ES (CDH )
      Como nos los resalta Cayetano Núñez Rivero: "...debe entenderse, que la elección no se lleva a cabo entre candidatos independientes, sino que el elector opta por un determinado partido político o coalición de partidos. En nuestra opinión es una prueba del alto grado de constitucionalismo de las fuerzas políticas en el Régimen Político salvadoreño, que eleva las mismas casi al rango de órganos del Estado."
    • 2004 Ulloa, F. Dinero y democracia [2004] 92 ES (CDH )
      "que establece cuales son los órganos partidarios responsables de la distribución de los fondos y del control de los mismos."
    • 2004 Ulloa, F. Dinero y democracia [2004] ES (CDH )
      "son explicables las tendencias —si bien hasta ahora no muy vigorosas— a insertar los partidos políticos en la Constitución, conformándolos jurídicamente con lo que de hecho son ya hace tiempo: órganos para la formación de la voluntad estatal." sino que, el jurista austriaco amplía su visión y nos dice: "Sólo por ofuscación o dolo puede sostenerse la posibilidad de la democracia sin partidos políticos." (Blanco Valdez 49, 1990).
    • 2004 Ulloa, F. Dinero y democracia [2004] ES (CDH )
      Con esas coordenadas, cualquier sistema político podría trabajar en el diseño de su propio marco regulatorio, tomando en cuenta que el control de las contribuciones implica no sólo establecer los mecanismos de fiscalización y los órganos que lo efectuarán, sino también, los límites máximos de las aportaciones privadas, la naturaleza de las fuentes, las prohibiciones a ciertos grupos, organizaciones y personas, etc.
    • 2004 Ulloa, F. Dinero y democracia [2004] ES (CDH )
      Los mecanismos y órganos encargados de tal función son por lo general las autoridades electorales de cada país, sobretodo cuando se trata de examinar el manejo de los fondos provenientes del financiamiento público directo.
    • 2004 Ulloa, F. Dinero y democracia [2004] ES (CDH )
      Finalmente están los mismos órganos partidarios encargados de vigilar por el cumplimiento de las normas que regulan la vida interna del partido (tribunales de honor), aquellos otros cuya naturaleza esta relacionada con las actividades financieras de la entidad (comisiones de finanzas, tesorerías) y por último los órganos máximos de decisión (congresos, asambleas generales), donde la membresía esta ampliamente representada.
    • 2004 Ulloa, F. Dinero y democracia [2004] ES (CDH )
      Finalmente están los mismos órganos partidarios encargados de vigilar por el cumplimiento de las normas que regulan la vida interna del partido (tribunales de honor), aquellos otros cuya naturaleza esta relacionada con las actividades financieras de la entidad (comisiones de finanzas, tesorerías) y por último los órganos máximos de decisión (congresos, asambleas generales), donde la membresía esta ampliamente representada.
    • 2004 Ulloa, F. Dinero y democracia [2004] ES (CDH )
      "Tal y como dispone el artículo 11 de la Ley Orgánica 3/87, la fiscalización externa de la actividad económica financiera ordinaria de los partidos políticos corresponde exclusivamente al Tribunal de Cuentas. Ahora bien, en el caso de los gastos realizados con ocasión de unas elecciones, la fiscalización externa la realizan consecutivamente dos órganos diferentes de la Administración Estatal, desde la fecha de la convocatoria hasta el centésimo día posterior a la celebración de las elecciones, la Junta Central Electoral y las Provinciales velan por el cumplimiento de los artículos referidos a gastos y subvenciones electorales, posteriormente entre los cien y ciento veinticinco días posteriores a las elecciones, las formaciones políticas que cumplan determinados requisitos deben presentar una contabilidad detallada y documentada de sus gastos e ingresos electorales ante el tribunal de Cuentas mencionado anteriormente (este control esta regulado por la Ley 5/85)" (Marín Leiva 46, 2001)
    • 2004 Ulloa, F. Dinero y democracia [2004] ES (CDH )
      Sin embargo existen otras experiencias en las cuales, órganos eminentemente jurisdiccionales aplicando la justicia común o el control constitucional, han intervenido en este campo, creando con sus fallos, una jurisprudencia que ha modificado sustancialmente algunos criterios básicos en cuanto a la concepción y aplicación de las políticas que rigen el financiamiento a los partidos.
    • 2004 Ulloa, F. Dinero y democracia [2004] ES (CDH )
      El tema podía haberse tratado en el acápite referido al control de gastos y límites del financiamiento, sin embargo lo hemos abordado en este espacio, porque queremos destacar el rol que juegan los órganos del estado no sólo en la fiscalización del financiamiento, sino también es su ampliación y desarrollo.
    • 2004 Ulloa, F. Dinero y democracia [2004] ES (CDH )
      Todos estos mecanismos de control, fiscalización y supervisón, así como los organismos encargados de aplicarlos, tienen a la base el cumplimiento de un principio fundamental en toda democracia, la rendición de cuentas por parte de quienes ejercen la representación y la soberanía del pueblo, en y desde, los órganos e instituciones del estado,
    • 2004 Ulloa, F. Dinero y democracia [2004] ES (CDH )
      y, en nuestra América se venía aplicando según Dieter Nohlen en su forma pura en Uruguay, mediante la Ley de Lemas o doble voto simultaneo, institucionalizado desde julio de 1910, aunque según Urruty, "para los órganos legislativos se permite el triple voto simultaneo"; o en su forma impura en Brasil, establecido junto al sufragio universal, directo e igualitario, desde 1934; en El Salvador fue adoptado hasta en 1963.
    • 2004 Ulloa, F. Dinero y democracia [2004] ES (CDH )
      así, mientras el sistema electoral persigue la organización y ejecución de los procesos eleccionarios para garantizar y legitimar la distribución de la representación popular (o cuotas del poder soberano del pueblo) ante los diferentes órganos del estado, el objetivo del sistema político es el ejercicio legitimo de esa representación o cuota de poder, delegado por el pueblo soberano mediante las elecciones.
    • 2004 Ulloa, F. Dinero y democracia [2004] ES (CDH )
      Por ello y, partiendo de la experiencia salvadoreña, considero que para fortalecer tal institucionalidad, es urgente otorgar a los organismos electorales, especialmente a la máxima autoridad electoral de cada país, en primer lugar de una absoluta independencia frente a los otros órganos o poderes del Estado, dotándola incuestionablemente, de una jurisdicción privativa que le permita aplicar la justicia electoral sin interferencia alguna; y, en segundo término, de la capacidad para elaborar con suficiente autonomía, su propio presupuesto ordinario de funcionamiento y los presupuestos extraordinarios requeridos durante los procesos electorales.
    • 2004 Ulloa, F. Dinero y democracia [2004] 161 ES (CDH )
      promover un régimen participativo e incluyente fortaleciendo la unidad de los sectores democráticos comprometidos; fortalecer el desarrollo de la sociedad civil y sus componentes, dinamizar la transformación del Estado, buscar la estabilidad política y social, garantizar la independencia real de los Órganos del Estado y el equilibrio del poder, velar por el respeto a los Derechos Humanos e impulsar la reforma administrativa.
    • 2004 Ulloa, F. Dinero y democracia [2004] ES (CDH )
      Este partido distribuye esta atribución entre dos órganos así: corresponde a la Convención Nacional elegir a los candidatos o candidatas a Presidente o Vicepresidente de la República, Art. 21literal h); y como atribución del Consejo Nacional el designar a los candidatos (as) a diputados propietarios y suplentes de la circunscripción nacional y Parlamento Centroamericano Art. 30literal m).
    • 2004 Ulloa, F. Dinero y democracia [2004] 208 ES (CDH )
      Pondrá su empeño en el fortalecimiento de la integración centroamericana, del Parlamento Centroamericano y de los Órganos Regionales, que son necesarios para lograr una sola Patria en el ISTMO.
    • 2004 Ulloa, F. Dinero y democracia [2004] ES (CDH )
      "Todo ciudadano era considerado responsable y titular de las cosas de la ciudad y, precisamente porque lo era, se sometía a votación las decisiones políticas, se elegían los magistrados por votación o por sorteo entre ellos, y el órgano de decisión se confundía con la propia ciudad, igual que el ágora, centro de la vida política, coincidía con el ágora, centro de la vida social (civil, mercantil, etc.) (De Cabo de la Vega 16-17, 1994)"
    • 2004 Ulloa, F. Dinero y democracia [2004] ES (CDH )
      Decíamos también que esta misión se encomienda a otras entidades del estado, como las contralorías o tribunales de cuenta (Corte de Cuentas en El Salvador) y que en algunos casos, como vimos en España, la comparten con otras entidades públicas, tal es el caso de Costa Rica y Nicaragua, donde la autoridad electoral la ejercita juntamente con el órgano contralor de la nación, aclarando que en este último país, además participa el Ejecutivo a través del Ministerio de Hacienda y la recién creada Procuraduría Electoral.
    • 2004 Ulloa, F. Dinero y democracia [2004] ES (CDH )
      Queda una última modalidad en la cual es el órgano jurisdiccional el encargado de ejercer este control, se trata de Argentina, donde jueces federales con competencia electoral son los que realizan la fiscalización y control.
    • 2004 Ulloa, F. Dinero y democracia [2004] ES (CDH )
      En el caso salvadoreño, durante las elecciones para diputados a la Asamblea Legislativa, realizadas en 1988, el partido ARENA necesitaba un diputado más para obtener la mayoría en el seno del Órgano Legislativo.
    • 2004 Ulloa, F. Dinero y democracia [2004] ES (CDH )
      Sea cual fuese el resultado en el caso mexicano —como lo fue en el caso salvadoreño— el tema que nos preocupa, es la eventual invasión de funciones de un órgano judicial sobre la competencia privativa, exclusiva y suprema, de la autoridad electoral, en los casos en los cuales el sistema jurídico institucional del país, así lo establece (México, El Salvador, etc.) Mi opinión es que ningún otro órgano u organismo del estado puede intervenir en la solución de un conflicto de naturaleza electoral, que no sean los establecidos por la constitución.
    • 2004 Ulloa, F. Dinero y democracia [2004] 135 ES (CDH )
      Mi opinión es que ningún otro órgano u organismo del estado puede intervenir en la solución de un conflicto de naturaleza electoral, que no sean los establecidos por la constitución.
    • 2004 Ulloa, F. Dinero y democracia [2004] 137 ES (CDH )
      Este sistema donde el ganador se lleva todo, ha sido objeto de fuertes críticas, al extremo que en vista de no haberse incluido en el paquete de reformas electorales que la Comisión Electoral Presidencial, sometió a la Asamblea Legislativa, por medio del Ministro de Justicia, en Agosto y Septiembre de 1995, los más importantes partidos de la oposición, introdujeron directamente ante el Órgano Legislativo una pieza de correspondencia conteniendo una propuesta que, si bien no sustituía este sistema por el de la representación proporcional, al menos consideraba la integración plural de los Concejos Municipales, mediante una planilla que incluyera candidatos de los partidos no ganadores, en una proporción que le aseguraba al partido ganador, la mayoría en el pleno municipal.
    • 2004 Ulloa, F. Dinero y democracia [2004] ES (CDH )
      "Nosotros, los abajo firmantes, Diputados del Partido de Conciliación Nacional PCN, de conformidad con la Iniciativa de Ley que nos confiere nuestra Carta Magna, mocionamos ante el Honorable Pleno Legislativo, en el sentido de instar urgentemente a que todas las Fracciones Legislativas representadas en este Órgano del Estado, retomemos e impulsemos con seriedad institucional, las reformas puntuales al Código Electoral vigente; de cara a las próximas Elecciones Presidenciales, a realizarse en el mes de marzo de 1999, buscando con ello definir reglas claras para las elecciones del siglo. / Respetuosamente proponemos reformar en puntos tales como: (...) d) Facilitar a través de dichas reformas el que los partidos políticos, en convocatoria a una segunda vuelta electoral, al pactar alianzas o coaliciones electorales les sea permitido, o quede opcional el reacomodo de la fórmula presidencial, tanto de Candidato a Presidente como de Vicepresidente"
    • 2004 Ulloa, F. Dinero y democracia [2004] ES (CDH )
      La Asamblea General elige al Consejo Ejecutivo Nacional (COENA) que es el órgano de Mando y ejecución del Partido en todo el territorio de la República (Art. 17)
    • 2004 Ulloa, F. Dinero y democracia [2004] ES (CDH )
      Luchará sistemáticamente por el fortalecimiento del órgano judicial, de manera que su eficacia y honestidad, sean un verdadero; que la Corte Suprema de Justicia, a través del Consejo Nacional de la Judicatura, de acuerdo a sus mecanismos especiales, nombre a profesionales, como jueces en toda la República.
    • 2004 Ulloa, F. Dinero y democracia [2004] ES (CDH )
      Dicha certificación, deberá también contener el nombre y cargo de los dirigentes del máximo órgano u organismo de dirección ejecutiva del partido, de acuerdo con los estatutos.
    • 2004 Ulloa, F. Dinero y democracia [2004] ES (CDH )
      2. Presentar el presupuesto anual de actividades, aprobado por el órgano partidario correspondiente.
    • 2004 Ulloa, F. Dinero y democracia [2004] ES (CDH )
      Art... Si un Partido Político se encuentra en la obligación de reintegrar determinada cantidad de dinero y no lo efectúa dentro del plazo señalado en el inciso anterior, se hará efectiva la fianza de anticipo, lo cual se entenderá como pago parcial y, si la misma no alcanzare a cubrir el monto total de la obligación, se dará el término adicional de sesenta días, contados a partir del vencimiento del plazo antes indicado, para que los miembros del máximo órgano u organismo directivo del Partido, cumplan con tal obligación, bajo pena de suspenderse el derecho al Partido Político a inscribir candidatos para la siguiente elección, y sin perjuicio de la responsabilidad penal y civil a que diese lugar, en contra los referidos miembros del máximo órgano u organismo directivo del Partido Político de que se trate.
    • 2004 Ulloa, F. Dinero y democracia [2004] ES (CDH )
      Art... Si un Partido Político se encuentra en la obligación de reintegrar determinada cantidad de dinero y no lo efectúa dentro del plazo señalado en el inciso anterior, se hará efectiva la fianza de anticipo, lo cual se entenderá como pago parcial y, si la misma no alcanzare a cubrir el monto total de la obligación, se dará el término adicional de sesenta días, contados a partir del vencimiento del plazo antes indicado, para que los miembros del máximo órgano u organismo directivo del Partido, cumplan con tal obligación, bajo pena de suspenderse el derecho al Partido Político a inscribir candidatos para la siguiente elección, y sin perjuicio de la responsabilidad penal y civil a que diese lugar, en contra los referidos miembros del máximo órgano u organismo directivo del Partido Político de que se trate.
    • 2004 Ulloa, F. Dinero y democracia [2004] ES (CDH )
      Art... Los partidos políticos deberán establecer en sus estatutos un órgano y organismo encargado de la administración de su patrimonio y que sea a la vez responsable del manejo de los recursos financieros, de la presentación de los informes periódicos ante las autoridades competentes.
    • 2004 Ulloa, F. Dinero y democracia [2004] ES (CDH )
      En tanto dicho órgano u organismo no este constituido, los responsables de tales funciones serán los miembros del máximo órgano u organismo de dirección del partido.
    • 2004 Ulloa, F. Dinero y democracia [2004] ES (CDH )
      En tanto dicho órgano u organismo no este constituido, los responsables de tales funciones serán los miembros del máximo órgano u organismo de dirección del partido.
    • 2004 Ulloa, F. Dinero y democracia [2004] ES (CDH )
      Sin embargo, con el proceso de reformas políticas y electorales profundas iniciadas en 1990, México se ha convertido en una década, en un ejemplo de organización y administración electoral, en el cual sus órganos fundamentales el Instituto Federal Electoral y el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, constituyen modelos dignos de emular a escala mundial.
  4. s. m. Parte de un cuerpo animal o vegetal que realiza una función.
    docs. (1384-2021) 372 ejemplos:
    • 1376-1396 Fdz Heredia, J. Trad Secreto [2003] fol. 289v Esp (CDH )
      El beuer del agua fria en el yuierno mata la calor, et destruye los organos de los peytos, et enpacha el polmon, et engendra muytos danyos.
    • 2021 Anónimo "Hongo negro" [27-05-2021] La Prensa (Managua) Ni (CORPES)
      En los países de altos ingresos la infección afecta más a aquéllos con cáncer en la sangre o trasplantes de órganos. India tiene una de las tasas más altas de diabetes del mundo.
    • 1376-1396 Fdz Heredia, J. Trad Secreto [2003] fol. 289v Esp (CDH )
      El beuer del agua fria en el yuierno mata la calor, et destruye los organos de los peytos, et enpacha el polmon, et engendra muytos danyos.
    • 1427-1428 Villena, E. TradEneida Lib. I-III [1994] Esp (CDH )
      E la nave en que es traído son las narizes, órgano propio suyo.
    • c1430-1440 Torre, A. Visión [1991] 314 Esp (CDH )
      E dale la natura la mano, la qual es órgano, de los órganos e ynstrumento de los ynstrumentos, pues luego neçesaria mente ha el omne menester quien faga el açada o la reja o el cuchillo, con que labre, e ha menester quien texa la lana o el lino, para vestir.
    • 1495 Anónimo Trad Med Gordonio [1991] Esp (CDH )
      E esso mismo paresce en las fiebres sobre la muy fuerte calentura e dureza del órgano e flaqueza de las virtudes puede añadir quien quisiere.
    • c1499-1502 Rojas, F. Celestina [2000] Esp (CDH )
      ¿Quién mostró a las picazas y papagayos imitar nuestra propia habla, con sus harpadas lenguas, nuestro órgano y voz sino ésta?)
    • 1882 Bosch, A. Elementos Fisiología [1882] Esp (CDH )
      Los órganos que componen los animales pueden clasificarse en cuatro grupos, á saber: órganos de la locomoción, de la sensibilidad, de la nutrición y de la reproducción.
    • 2021 Anónimo "Hongo negro" [27-05-2021] La Prensa (Managua) Ni (CORPES)
      En los países de altos ingresos la infección afecta más a aquéllos con cáncer en la sangre o trasplantes de órganos. India tiene una de las tasas más altas de diabetes del mundo.
    • 1376-1396 Fdz Heredia, J. Trad Secreto [2003] fol. 289v Esp (CDH )
      El beuer del agua fria en el yuierno mata la calor, et destruye los organos de los peytos, et enpacha el polmon, et engendra muytos danyos.
    • 1427-1428 Villena, E. TradEneida Lib. I-III [1994] Esp (CDH )
      E la nave en que es traído son las narizes, órgano propio suyo.
    • 1427-1428 Villena, E. TradEneida Lib. I-III [1994] Esp (CDH )
      E por cuanto ya fue declarado que significava este Ilioneo el gusto, que está en la lengua, a la cual el fablar pertenesçe, demuestra que por el órgano de la lengua con dulçes dezires amansa el virtuoso la crueza de la fortuna por consolaçiones e consejos, segúnd Ilioneo la indignaçión de la reina.
    • 1427-1428 Villena, E. TradEneida Lib. I-III [1994] Esp (CDH )
      Entendiendo en esta ficçión que profeçía se puede alcançar in puris naturalibus, por buena dispusiçión que en la persona sea fallada, porque esta Casandra era ansí dispuesta por aver buena compasión e sanos órganos e bien dispuestos, con que el ánima avía de fazer sus operaçiones e claro ingenio e fantasía elevada e removimiento de las curas mundanas.
    • 1427-1428 Villena, E. TradEneida Lib. I-III [1994] Esp (CDH )
      Es aun la sensitiva ocupada d'esta obscura çeguedat; que los propios órganos non han sus exerçiçios enteramente: la vista caligada por el desorden de la vida; la auditiva ebetada, non distinguiendo armónicas modulaçiones; la odorativa confusa por abominaçión de defectivos odores, qu'el odor inmundo que del mesmo ombre sale non siente; la gustativa adormeçida, que non se mueve a los salutíferos sabores, desviada del juizio por confusión de comeres desreglados; la afactiva balbuçiente, por non aver dignas redarguçiones con que pallie sus culpas; la palpativa exasperada por tañimiendo de inmundos lugares.
    • 1427-1428 Villena, E. TradEneida Lib. I-III [1994] Esp (CDH )
      E confírmalo luego, diziéndole que non dubde que la vida trae por todos los extremos, es a saber que en los sus estremos es la vida exerçida por abtos sensuales que los ojos veen e las narizes adoran e las orejas oyen e la lengua fabla e por todo el superfiçio el tacto es difundido, dando a entender que, si fantástico cuerpo fuese, non avrié sensibilidat en aquellos órganos paresçidos, ne ternía lengua ne los miembros interiores, formando la boz en otras oquedades.
    • 1427-1428 Villena, E. TradEneida Lib. I-III [1994] Esp (CDH )
      Onzenamente, le manda e conseja que sobre todas cosas al regimiento corporal pertenesçientes guarde su húmido radical e téngalo pagado, es a saber en buena sanidat, porque sea dispuesto el órgano del cuerpo a exerçir las obras que pertenesçen a la cultura de la religión e non tenga excusa simulada contra el complimiento d'ellas ho verdadera por él acarreada.
    • 1427-1428 Villena, E. TradEneida Lib. I-III [1994] Esp (CDH )
      E, ansí, reduzirá a Juno, que le fuera contraria, en su protecçión e ayuda, porque el órgano del cuerpo sea dispuesto a las operaçiones del spíritu, como bien dispuesta materia a su entera forma, ca en otra manera el reposo conçiençial serié perturbado si la humidat radical indignada non dexase al cuerpo aquella agilidat e sanidat e actividat complidera de exerçiçio virtuoso.
    • 1427-1428 Villena, E. TradEneida Lib. I-III [1994] 843 Esp (CDH )
      Ansí que el siguiente la sensualidat, cuanto más la pratica, es fecho menos poderoso en ella fasta que la frecuentaçión le faze perder el uso, deteriorando tancto el órgano del cuerpo con que ha de obrar que le abdica el poderío de exsecutar en acto sus infernados apetitos.
    • 1427-1428 Villena, E. TradEneida Lib. I-III [1994] Esp (CDH )
      E recordólo Virgilio en este lugar queriendo por él significar el sentido del viso, que rige e es traído en su proprio órgano, que es el ojo; que ansí como nave trae d'acá e d'allá, el viso traído por la fluctuante agua de la voluntad de ver.
    • c1422-1433 Guadalfajara Trad Biblia Alba I [1920-1922] I, 384 Esp (CDH )
      Iten, menos cale dubdar que en los sacrefiçios, auiendo buena debuçion e contriçion, que serian bien resçebidos ante Dios; e avn a nos es significança de la batalla del angel maligno, que nos llama Dios a penitençia e confessyon, e estas son las dos vozinas de plata; e la confesson es llamada bozina por quanto con los organos de la garganta dize el omne los pecados, e de su garganta faze bozina diziendo los pecados, e asy son dos bozinas: vna, el dezir los pecados; segunda, con gemidos llorarlos, que la penitençia, segund que dize Sant Ambrosio, es llorar los pecados e non fazerlos de cabo; e desto dize Sant Gregorio: fazer penitençia es non fazer de cabo las cosas que llora; e esta es buena jubilaçion aduzer causa otra jubilaçion, conuiene saber: alegria, la qual pone el psalmista diziendo: vayamos e jubilemos al Señor e cantemos al nuestro Señor.
    • c1422-1433 Guadalfajara Trad Biblia Alba I [1920-1922] Esp (CDH )
      E los judios son en opinion que la alma de Samuel estaua en gloria eternal, inmenssa, e que nunca dende sallo, nin la phitonisa e magica muger real mente a Samuel venir fiziera, mas dizen que la arte magica es que ymagina el que esta arte vsa e se le antoja que aquel ydolo fabla con el, e ello non es verdat, que segund pone maestre Moysen de Egipto e otros, que donde non ha spiritu nin instrumentos nin organos de fabla de lengua, / de guisa que los mas prudentissimos de los judios ningun phiton nin arte magica non entienden ser al, saluo inprension de su entendimiento o ymaginaçion del quien esta arte via, que se le antoja que aquel phiton o ydolo fabla con el, de guisa que non lo oye otro saluo aquel que en esta arte pregunta, que sy verdat fuese, quantos ally se açertasen estaua en rrazon que lo oyesen, e nin avn el maestro en ello non oye, saluo vna muy baxa voz.
    • c1422-1433 Guadalfajara Trad Biblia Alba II [1920-1922] Esp (CDH )
      Iten, quando la fabla es muy graçiosa, que los organos por do salle sson bien lynpios de humores viscosos, la tal Tabla inclyna a los oyentes della, mayor mente sy es en canto de organo, que se enamoren della, e todas las cosas dexen e se vayan con estraño amor a ella.
    • 1433 Villena, E. Arte Trovar [1994] Esp (CDH )
      E acatando seis instrumentos, siquiere órganos, que forman en el hombre bozes articuladas e literadas, es a saber pulmón con su continuo movimiento, sistolando e diastolando, reçibiendo aire fresco hazia sí e lançando el escalentado fuera del cuerpo por muchas partes, espeçialmente por la tracharchedía, que es la canna del, resollo
    • 1437 El Tostado LParadojas [2000] Esp (CDH )
      "el anima humana es forma del cuerpo natural, teniente organos & podiente resçebir vita"; pues si estoviesse la segunda persona divina de la Trinidad en el cuerpo en la manera que estava la anima, neçessariamente estaria como forma.
    • 1437 El Tostado LParadojas [2000] fol. 61v Esp (CDH )
      Para fazer boz ha menester organos en los quales se resçiba aire et se sotilize et despues sea spirado; de esto pone Aristotiles en el mençionado segundo de Anima en el capitulo De voce.
    • 1437 El Tostado LParadojas [2000] Esp (CDH )
      Et en esta manera llamamos potençia organica a la potençia visiva & a la potençia auditiva & a la odorativa & ansi de algunas otras, porque cada una de estas determina a si parte corporea en cierta figura & qualidad, ca el ojo, que es organo de la potençia visiva, tiene çierta figura en la qual non tiene los organos de las otras potençias et tiene çierta qualidad, ca el ojo es de complexion aquea.
    • 1437 El Tostado LParadojas [2000] Esp (CDH )
      Et la potençia auditiva tiene la oreja que es su organo et es de otra figura que todos los otros organos, esso mismo es de complexion aerea sotil.
    • 1437 El Tostado LParadojas [2000] Esp (CDH )
      Las mugeres coloricas, por el grande calor del humor colerico, consumen la materia mestrual de la qual se faze la generaçion et queda poca, enpero aquella que queda es bien digesta et conveniente; et por ende los fijos de las mugeres colericas, seyendo las otras cosas eguales, son menores de cuerpo que los otros ombres, enpero son mas ligeros de cuerpo por seer las carnes bien digestas, non tenientes humedad flematica indigesta agravante; son esso mismo tenientes las carnes mas duras et musculosas et nerviosas por seer dende exclusa toda superflua et indigesta humedad flematica faziente las carnes seer blandas & floxas; esso mismo son mas sanos que los ombres fijos de mugeres flematicas por seer en ellos bien digesta toda superflua humedad, la qual es causa de qual quiere corrupçion & induze todas las enfermedades; son esso mismo mas agudos de ingenio, ca el entendimiento tiene en nos sus operaçiones mas perfectas o menos perfectas segun que los organos phantasticos estan mas dispuestos; et quando estan los organos fantasticos del todo turbados, non puede el omne cosa alguna entender como paresci en los ombres enbriagos, los quales non entienden cosa alguna por los fumos subientes del estomago a la phantastica çela et perturbantes todas imagines o speçies phantasticas; et, porque los omnes fijos de las mugeres colericas tienen las carnes bien digestas & en conveniente armonia, esta el çerebro muy temprado et la çela phantastica muy dispuesta, por lo qual es necçessario ellos seer onbres mas bivos en juizio.
    • 1437 El Tostado LParadojas [2000] Esp (CDH )
      Las mugeres coloricas, por el grande calor del humor colerico, consumen la materia mestrual de la qual se faze la generaçion et queda poca, enpero aquella que queda es bien digesta et conveniente; et por ende los fijos de las mugeres colericas, seyendo las otras cosas eguales, son menores de cuerpo que los otros ombres, enpero son mas ligeros de cuerpo por seer las carnes bien digestas, non tenientes humedad flematica indigesta agravante; son esso mismo tenientes las carnes mas duras et musculosas et nerviosas por seer dende exclusa toda superflua et indigesta humedad flematica faziente las carnes seer blandas & floxas; esso mismo son mas sanos que los ombres fijos de mugeres flematicas por seer en ellos bien digesta toda superflua humedad, la qual es causa de qual quiere corrupçion & induze todas las enfermedades; son esso mismo mas agudos de ingenio, ca el entendimiento tiene en nos sus operaçiones mas perfectas o menos perfectas segun que los organos phantasticos estan mas dispuestos; et quando estan los organos fantasticos del todo turbados, non puede el omne cosa alguna entender como paresci en los ombres enbriagos, los quales non entienden cosa alguna por los fumos subientes del estomago a la phantastica çela et perturbantes todas imagines o speçies phantasticas; et, porque los omnes fijos de las mugeres colericas tienen las carnes bien digestas & en conveniente armonia, esta el çerebro muy temprado et la çela phantastica muy dispuesta, por lo qual es necçessario ellos seer onbres mas bivos en juizio.
    • 1437 El Tostado LParadojas [2000] fol. 14r Esp (CDH )
      El quinto inconveniente es que se siguen fijos imperfectos en entendimiento et en cuerpo de tales conçebimientos, por la semiente primeriza non seer bien digesta, de la qual digestion se sigue la buena armonica proporçion de los organos fantasticos, los quales siguen al entendimiento en sus operaçiones.
    • 1437 El Tostado LParadojas [2000] Esp (CDH )
      Et porque nuestro entendimiento consigue la manera de la fantasia, la qual preçede para entender, et la fantasia consigue la manera de los cuerpos, por quanto es organo corporeo, neçessario fue que nos diessen a entender las cosas de la fee por manera de propiedades corporales, ca si las cosas de Dios fuessen dichas segun la manera que en si son, non avria palabras para lo dezir o, si algunas oviesse, non se podrian bien entender demas de los entendimientos baxos, pues fue neçessario de usar de methaphoras, et ansi usa muchas vegadas la Sacra Scritura, demas en el Viejo Testamento, porque en el fablava Dios a ombres rudos et nuevos en entendimiento.
    • 1437 El Tostado LParadojas [2000] Esp (CDH )
      Que la fermosura sea buena sennal paresçe ca la fermosura corporal es sennal de buena complexion et la buena complexion es sennal de buen entendimiento, ca los organos fantasticos, quando estan bien dispuestos, el entendimiento que de ellos se sirve, entienden bien et, si estan mal dispuestos, el entendimiento o non entiende cosa alguna o entiende poco o mal, segun suso declaramos.
    • 1437 El Tostado LParadojas [2000] Esp (CDH )
      Et en esta manera llamamos potençia organica a la potençia visiva & a la potençia auditiva & a la odorativa & ansi de algunas otras, porque cada una de estas determina a si parte corporea en cierta figura & qualidad, ca el ojo, que es organo de la potençia visiva, tiene çierta figura en la qual non tiene los organos de las otras potençias et tiene çierta qualidad, ca el ojo es de complexion aquea.
    • 1437 El Tostado LParadojas [2000] Esp (CDH )
      Et la potençia auditiva tiene la oreja que es su organo et es de otra figura que todos los otros organos, esso mismo es de complexion aerea sotil.
    • 1437 El Tostado LParadojas [2000] Esp (CDH )
      La potençia odorativa tiene por organo a la nariz & es de otra figura que los otros organos de las otras potençias et es de complission de aire gruesso, et ansi de las otras potençias organicas; estas son todas las potençias que llaman los philosofos animales o sensitivas.
    • 1437 El Tostado LParadojas [2000] Esp (CDH )
      La potençia odorativa tiene por organo a la nariz & es de otra figura que los otros organos de las otras potençias et es de complission de aire gruesso, et ansi de las otras potençias organicas; estas son todas las potençias que llaman los philosofos animales o sensitivas.
    • 1437 El Tostado LParadojas [2000] Esp (CDH )
      el seso comun & la imaginativa & la fantasia & la extimativa & la memorativa, estas son diversas potençias organicas, las quales todas estan en la cabeça, tenientes diversas çelulas por organos dentro en el casco; estas todas son passivas et non son distinctas por sus objectos, ca las speçies tomadas por las exteriores potençias son resçebidas en cada una de ellas, conviene saber que todas las speçies tomadas por las exteriores potençias son resçebidas en cada una de ellas, conviene saber que todas speçies tomadas por la potençia visiva & por la auditiva & por la gustativa & odorativa et tactiva estan en el seso comun & todas estas en la potençia imaginativa & todas en la fantasia & todas en la extimativa & todas en la memorativa; enpero son distinctas estas potençias por las operaçiones, ca non tiene tal acto çerca de la speçie susçepta el seso como la imaginativa & non tiene tal la imaginativa como la potençia fantastica nin la fantastica como la extimativa nin la extimativa como la memorativa.
    • 1437 El Tostado LParadojas [2000] Esp (CDH )
      Et esto es en dos maneras: la primera manera es porque algunas vezes ay que segun si danna a la naturaleza nuestra, ansi como con las vozes muy rezias las quales çerca de nos se fazen, ca estas entran con grande impetu et corrompen la proporçion de los organos auditivos, ansi como algunas bozes se fazen algunos tan grandes sonidos que nos fazen caer de grande espanto & estos son contrarios a la nuestra complexion, la qual se funda en grande temperança, en tanto algunas bozes pueden seer los sonidos tan rezios que quebranten el organo de la potençia auditiva & fagan al onbre sordo; para lo qual es de saber que la potençia auditiva esta juncta con el casco del çerebro et non esta en la concavidad de la oreja, mas esta cabo el casco una piel pequenna & muy delgada & esta llena de aire el qual nasçio con el onbre; et dentro, en aquella piel pequenna çerrada en aquel aire, esta la potençia auditiva; et si por aventura rebentasse aquella piel del aire natural perderse ia la potençia auditiva & non oiria el onbre mas que oiria una piedra.
    • 1437 El Tostado LParadojas [2000] Esp (CDH )
      La segunda manera de enojarse en oir es ca, aunque el son sea conveniente a nuestra complexion, enpero non nos podemos siempre deleitar en oir porque, aunque la potençia auditiva sea passiva & segun si non sea fatigable, enpero hay una virtud activa, la qual contiene la proporçion & armonia del organo, segun la qual el organo dura, & esta non es virtud passiva & por ende es fatigable.
    • 1437 El Tostado LParadojas [2000] Esp (CDH )
      La segunda manera de enojarse en oir es ca, aunque el son sea conveniente a nuestra complexion, enpero non nos podemos siempre deleitar en oir porque, aunque la potençia auditiva sea passiva & segun si non sea fatigable, enpero hay una virtud activa, la qual contiene la proporçion & armonia del organo, segun la qual el organo dura, & esta non es virtud passiva & por ende es fatigable.
    • 1437 El Tostado LParadojas [2000] Esp (CDH )
      Et porque el objecto de la potençia auditiva faze en la potençia auditiva & en el organo aquella virtud activa, la qual contiene la armonia o proporçion del organo, enflaquesçe & ansi non puede el onbre deleitosamente oir.
    • 1437 El Tostado LParadojas [2000] Esp (CDH )
      Et porque el objecto de la potençia auditiva faze en la potençia auditiva & en el organo aquella virtud activa, la qual contiene la armonia o proporçion del organo, enflaquesçe & ansi non puede el onbre deleitosamente oir.
    • 1437 El Tostado LParadojas [2000] Esp (CDH )
      A esto es de dezir que la potençia fantastica non se enoja nin cansa, ca es potençia passiva, nin el subjecto en que esta se enoja por ella mas ansi como diximos de la potençia visiva & auditiva es de la potençia fantastica, ca la potençia fantastica es potençia passiva et tiene organo & en este organo ay una virtud activa la qual contiene la proporçion o armonia del organo fantastico et, porque esta virtud activa es fatigable, fatigamosnos en fantasiar.
    • 1437 El Tostado LParadojas [2000] Esp (CDH )
      A esto es de dezir que la potençia fantastica non se enoja nin cansa, ca es potençia passiva, nin el subjecto en que esta se enoja por ella mas ansi como diximos de la potençia visiva & auditiva es de la potençia fantastica, ca la potençia fantastica es potençia passiva et tiene organo & en este organo ay una virtud activa la qual contiene la proporçion o armonia del organo fantastico et, porque esta virtud activa es fatigable, fatigamosnos en fantasiar.
    • 1437 El Tostado LParadojas [2000] Esp (CDH )
      A esto es de dezir que la potençia fantastica non se enoja nin cansa, ca es potençia passiva, nin el subjecto en que esta se enoja por ella mas ansi como diximos de la potençia visiva & auditiva es de la potençia fantastica, ca la potençia fantastica es potençia passiva et tiene organo & en este organo ay una virtud activa la qual contiene la proporçion o armonia del organo fantastico et, porque esta virtud activa es fatigable, fatigamosnos en fantasiar.
    • 1437 El Tostado LParadojas [2000] Esp (CDH )
      La quarta condiçion, que sean potençias organicas, esta en estas, que cada una de estas esta en organo determinado del cuerpo, ca la potençia motiva esta en los nervios & murezillos de los braços & manos & partes semejantes & non esta en todas las partes del cuerpo; et ansi la virtud formativa de bozes esta en los organos vocales & non en otras partes algunas del cuerpo.
    • 1437 El Tostado LParadojas [2000] Esp (CDH )
      Enpero si por la vista se causasse en el veyente alguna real o natural inmutaçion, veyendo solamente el fuego nos escalentariamos porque el es caliente et veyendo solamente la nieve nos enfriariamos porque ella es fria et ansi, vista la serpiente, nos enpoçonnariamos porque ella es ponçonnosa, mas en todas estas cosas se requiere paraçion real o natural aplicaçion de los organos de la potençia tactiva.
    • 1437 El Tostado LParadojas [2000] Esp (CDH )
      Et quando dizen que oyen bozes dentro de aquellas bocas es falso ca, puesto que alli stoviesse el infierno & animas ende fuessen, non podian dar bozes algunas; esto se prueva ca las bozes solamente se dan quando stan organos vocales en aquel que ha de dar bozes, segun dize Aristotiles en el 2º de Anima, enpero las animas quitadas de los cuerpos ansi como stan en los infiernos non tienen organos algunos vocales por los quales formen bozes, pues siguesse que non pueden dar bozes.
    • 1437 El Tostado LParadojas [2000] Esp (CDH )
      Ay otro movimiento que es local & este pertenesçe a los pies & a las manos et a los organos de la locuçion, ca en andar et en obrar alguna cosa con las manos et en fablar non se puede escusar movimiento de logar; et en estos ay folgança, que es çessaçion de estos movimientos.
    • 1437 El Tostado LParadojas [2000] Esp (CDH )
      Es de responder, el entendimiento et todas las otras potençias razonables et animales tener semejante condiçion en Cristo et en los otros onbres et, ansi como en los otro onbres non se puede causar consideraçion alguna mientra duermen o stan en otros negoçios, ansi en Cristo acontesçeria; enpero esta condiçion por esto sta en todos los onbres, porque el entendimiento, aunque segun si non sea potençia organica nin ajuntada a organo, enpero requiere star speçies en la fantasia segun las quales entendian, sobre las quales se buelva, segun Aristotiles en el 3º de Anima: opportet intelligentem circa phantasmata speculari, que quiere dezir: neccessario es que el que entiende considere çerca de las speçies que stan en la phantasia; et esto porque non tiene en si segun naturaleza cosa segun que entienda et, por ende, quando el entendimiento non se bolviere sobre la fantasia, non podremos entender cosa alguna.
    • c1430-1440 Torre, A. Visión [1991] 314 Esp (CDH )
      E dale la natura la mano, la qual es órgano, de los órganos e ynstrumento de los ynstrumentos, pues luego neçesaria mente ha el omne menester quien faga el açada o la reja o el cuchillo, con que labre, e ha menester quien texa la lana o el lino, para vestir.
    • c1430-1440 Torre, A. Visión [1991] 314 Esp (CDH )
      E dale la natura la mano, la qual es órgano, de los órganos e ynstrumento de los ynstrumentos, pues luego neçesaria mente ha el omne menester quien faga el açada o la reja o el cuchillo, con que labre, e ha menester quien texa la lana o el lino, para vestir.
    • c1430-1440 Torre, A. Visión [1991] Esp (CDH )
      Asý mesmo era de Muysén que fablava con Dios e lo veýe cara a cara, no con ojos corporales como los groseros cuydan, nin con palabras de boca como piensan los ynorantes, mas veýalo con los ojos del entendimiento e representávanse a él las palabras en el órgano de la virtud ymaginativa, e eran allí enprentadas las formas de la voluntad de Dios e de sus secretos e sus maravillas; asý como diximos del espejo con el ojo, no está en el ojo ynpedimiento.
    • 1446-1447 Díaz Toledo, P. Trad Fedrón Platón [1993] Esp (CDH )
      "Yo te lo diré. Los amadores de las ciencias entienden que la philosophía rescibe las ánimas suyas, que están ligadas e atadas en tanto que están con los cuerpos, e por fuerça * consideran las cosas mediante el cuerpo, * como mediante cárcel, como por sí mesmas non lo pueden fazer (que yazen e están en grande inorancia); e sospechan * el engaño de la cárcel en que están; e son * traídas en perturbaciones —tanto quel ánima junta al cuerpo ayuda para ella mesma atarse con el cuerpo; que ciertamente los amadores de las ciencias entienden que, estando su ánima assí juntan * con el cuerpo, la philosophía la recibe, e la enseña poco a poco, e procura de la poner en libertad. E enséñala como el juizio de los ojos es engañoso, e el juizio de las orejas, e de todos los otros sentidos, e amonéstala que se parta destas cosas quanto podiere, e que se recoja en sí mesma, e non crea alguna cosa salvo a sí mesma, * por quanto el ánima entiende las cosas según sí mesma. Ca como considera * las cosas mediante algún órgano del sentido, non piensa nin judga verdad. * Ca lo tal es visible e sensible, e lo quel ánima entiende por sí mesma es invisible e insensible. E los verdaderos * philósophos, creyendo que sería maldad non procurar de se poner en aquesta libertad, procuran de se apartar quanto pueden de los deleites, e de las cobdicias, e de los dolores, e de los temores —creyendo el ánima, quando * alguno mucho se alegra, o quando come, o se duele, * o quando cobdicia, que non viene * tanto mal de aquellas cosas * por cuya causa recibe los movimientos dichos como si enfermasse de grande enfermedad, o por cobdicia oviesse gastado alguna cosa. E lo quel mayor e postrimero de los males es: que padesce * aquesto e non para mientes qué cosa es." *
    • 1446-1447 Díaz Toledo, P. Trad Fedrón Platón [1993] Esp (CDH )
      "Yo pienso que ninguno es que oya lo que yo quiero dezir, caso que sea déstos que fazen las comedias e juegos, * que piense que lo que yo digo, que lo digo por burlar, nin por fazer nin por multiplicar palavras. E pues assí te plaze, conviene atender e parar mientes las ánimas las ánimas de los muertos: Plato, en el discurso que faze, quiere concluir que nuestras ánimas fueron de comienço perpetuamente, e que ante que nuestros cuerpos fuessen formados, ya eran nuestras ánimas, e después de nos muertos que andan de cuerpo en cuerpo, en especial las ánimas de los malos e de los que non bivieron virtuosamente. Para introdución de lo qual es de presuponer lo que Santo Thomás pone sobrel segundo de las Sentencias, en la distinción xix, questión primera, donde dize que cerca de aquesto fueron quatro opiniones. La primera fue de unos antigos philósophos naturales, que non apartaron el sentido del entendimiento. E ansí como la obra del sentido dependía del cuerpo, ansí dezían que la obra del entendimiento dependía del cuerpo. E algunos de aquéstos dezían quel ánima era fuego; otros dezían que era vapor; otros que era armonía, según que consideravan el sentido e movimiento de los animales. E aquéstos dixeron que, perecido el cuerpo, el ánima perecía. La qual opinión es falsa e herética, e repruévala Aristótiles por muchas razones en los libros del ánima, e Santo Thomás en el lugar desuso alegado. La segunda opinión fue de aquéllos que dixeron quel ánima razonable según parte es corruptible, e según parte es incorruptible. E la opinión de aquéstos fue que de todos los honbres era un solo entendimiento, e que aquéste era sustancia incorporal, e que en nosotros non eran sinon las fantasías alunbradas por lunbre daquel entendimiento. Assí que, muerto el honbre, aquellas fantasías perecían, e el entendimiento quedava en su entero ser. La qual opinión assimesmo es falsa e irrónea, e repruévanla Santo Thomás e Aristótiles por muchas razones. La tercera opinión fue de Pithágoras e de Plato, los quales, veyendo la incorporeidad del ánima, erraron en aquesto que pusieron del ánima: que dexado un cuerpo, se envestía de otro, e que así andava de cuerpo en cuerpo, según parece que lo quiere aquí provar Plato en este libro, por las razones que deyuso faze. Aquesta opinión assimesmo es falsa, e repruévala Aristótiles en el primero libro que conpuso de los libros del ánima. E entre las otras razones faze ésta: el ánima es forma del cuerpo e su movedor; pues conviene que a determinada forma determinada materia sea devido, e a determinado movedor sea devido determinado órgano; de donde se sigue que aquesta ánima non puede ser forma nin movedor sinon de aqueste cuerpo, e non de otro alguno. La quarta opinión es la que tiene nuestra fe, que el ánima nuestra sea sustancia, e que non dependa del cuerpo, e así como son muchos cuerpos, assí son muchas ánimas, e que después de nos muertos, nuestros cuerpos perecen, e las ánimas quedan apartadas de los cuerpos, e non entran en otros cuerpos, e estarán assí fasta el día del juizio, que cada una ánima se envestirá de su mesmo cuerpo en la resurreción, unas a gloria, otras a pena, según que cada uno oviere obrado. E assí las razones que aquí faze Plato para provar la inmortalidad del ánima ante que nos ayamos seído non concluyen, e proceden de principios errados en philosophía. Ca tornando por verdadero principio (del mundo hovo comieço, e haverá fin), non concluyen los inconvenientes que aquí pone Plato, nin según aqueste cathólico principio proceden sus razones. * de los muertos agora sean cerca de los infiernos o * non. Antigua opinión es que, * como los honbres mueren, las ánimas van a los infiernos, e dende buelven a nos, e nos somos fechos de los muertos. * Las ánimas de los muertos alguna cosa serán, que otramente, si ninguna cosa fuesen, non se farían bivos de muertos. Sufficiente conjectura o prueva será de aquesto si se provare por razón que los bivos non son fechos de otra cosa sinon de los muertos. Si esto non se puede provar, será menester otra razón para provar que las ánimas de los muertos son alguna cosa."
    • c1495 Lucena, L. Repetición amores [1954] 67 Esp (CDH )
      La otra manera es quanto a los que fueron castrados por los hombres; la tercera manera es que aquellos que, teniendo natural potentia para la executión de la concupiscentia carnal y no les siendo quitado algo de los necessarios órganos, por solo desseo de los invisibles bienes se apartan de gozar de estos terrenales deleytes; y concluye Christo que para esta tercera manera ha menester mucha gracia.
    • 1495 Anónimo Trad Med Gordonio [1991] Esp (CDH )
      E esso mismo paresce en las fiebres sobre la muy fuerte calentura e dureza del órgano e flaqueza de las virtudes puede añadir quien quisiere.
    • c1499-1502 Rojas, F. Celestina [2000] Esp (CDH )
      ¿Quién mostró a las picazas y papagayos imitar nuestra propia habla, con sus harpadas lenguas, nuestro órgano y voz sino ésta?)
    • c1530 Pz Oliva, F. Diál dignidad [1995] Esp (CDH )
      La nariz está puesta en medio de la cara, como cosa muy necesaria para su hermosura, por do el hombre respira, para evitar la fealdad de traer la boca abierta; y por ella rescebimos el olor, y ella es la que tiempla el órgano de la boz.
    • 1534 Boscán, J. Trad Cortesano [1994] Esp (CDH )
      La causa desta falsa opinión pienso que sea porque los años, huyendo, se llevan tras sí muchos de nuestros bienes y entre los otros nos quitan de la sangre gran parte de los espíritus vitales; y así nuestra complisión se muda y el órgano se enflaquece, por el cual obran las potencias de nuestra alma; por eso en la edad ya vieja, como en el otoño vemos caer de los árboles las hojas, así de nuestros corazones caen las flores del contentamiento y en lugar de los serenos y claros pensamientos entra la numblosa y turbia tristeza acompañada de mil malas venturas, de manera que el cuerpo y el alma entrambos juntamente están enfermos; y de los pasados placeres ninguna otra cosa nos queda sino una memoria muy honda y una imagen de aquel dulce tiempo de nuestra mocedad; la cual, cada vez que se nos representa, nos hace parecer que el cielo y la tierra y todas las otras cosas hacen fiesta y se andan riendo al derredor de nuestros ojos; * y entonces se nos antoja que en nuestro pensamiento, como en un deleitoso jardín, florece la primavera del alegría.
    • 1540-c1550 Mejía, P. Silva [1989-1990] I, 335 Esp (CDH )
      Desta manera, la cabeça, donde están los órganos de tantos sentidos y potencias, conviene que sea de cantidad proporcionada.
    • 1540-c1550 Mejía, P. Silva [1989-1990] Esp (CDH )
      Aristóteles dize que todos los hombres comúnmente nascen sordos y mudos, porque los órganos destos sentidos no salen dispuestos ni en la perfición que es menester; y que después, yéndose disponiendo y cobrando fuerça, que primero comiençan a oýr y, después que han oýdo muchos días, hablan porque oyen hablar.
    • 1540-c1550 Mejía, P. Silva [1989-1990] Esp (CDH )
      Esto entiéndese por inclinación natural, porque se ha de tener y creer que el hombre siempre tiene libre alvedrío y voluntad para resistir o aceptar esta inclinación; y, sobre esta libertad, los planetas ni estrellas no tienen fuerça ni mando, puesto ques inclinan el apetito sensitivo y disponen los órganos y miembros.
    • 1540-c1550 Mejía, P. Silva [1989-1990] II, 47 Esp (CDH )
      Y de aquí viene que, como cosa nunca vista y nueva para el hombre, moviéndose él o siendo movido en torno y derredor, se espanta dello y haze notable alteración y mudança en el hombre, porque turba todos los espíritus animales en el celebro: altera los humores de la cabeça de tal manera, que los órganos de los sentidos no pueden recebir la virtud y potencia animal; de manera que la carga y peso corporal, no siendo sostenida por el ánima, cae en tierra sin fuerça ni vista y sin se poder sostener.
    • 1540-c1550 Mejía, P. Silva [1989-1990] Esp (CDH )
      Todas estas cosas dañan esta potencia, porque dañan el lugar, los órganos y instrumentos della.
    • 1540-c1550 Mejía, P. Silva [1989-1990] II, 123 Esp (CDH )
      y esto es causa que las cosas que se veen parece que se mueven muy apriessa, por moverse, como está dicho, el órgano visual.
    • c1553-1556 Villalón, C. Crótalon [1990] 278 Esp (CDH )
      Pero hay otra manera de muerte que llamamos natural, la cual viene al hombre por alguna larga enfermedad y indispusiçión, o por la última vejez; ésta tal çiertamente no da dolor, porque como el enfermo se va llegando a la muerte vánsele suçesivamente entorpeçiendo los sentidos y mortificándosele todos, de manera que cuando viene a salírsele el alma ya no hay sentido que pueda sentir la partida si algún dolor pudiesse causar, * que de otra manera, ¿quién dubda sino que el hombre haría al tiempo del morir gestos, meneos y visajes en que mostrasse naturaleza que le diesse alguna pena y dolor la muerte? Mas antes has de creer por verdad, que ansí como en las cosas que os perteneçen y convienen de parte de vuestra naturaleza no se reçibe ninguna pena ni trabajo al tiempo que las effectuáis, mas antes todos los animales nos holgamos y nos plaze ponerlas en obra y exerçiçio, porque naturaleza nos dio potençias y órganos y instrumentos con que sin pesadumbre alguna las pudiéssemos exerçitar, pues desta mesma manera como la muerte nos sea a todos natural, quiero dezir, que nos conviene de parte de nuestra naturaleza (porque todos los hombres y animales nacieron con naturaleza obligada a morir, no se les puede excusar), ansí debes de presumir, y aún creer, que la muerte natural no solamente no causa dolor, pero aun consuela y reçibe el alma gran plazer en se libertar y salir desta cárcel del cuerpo y ir a vivir mejor vida; porque en la verdad este morir no es acabar sino passar desta vida a otra mejor, y de aquí viene a los hombres todo su mal y dolor al tiempo del morir, por careçer de fe con que deben creer que esto es verdad; * porque aquellos verdaderos mártires bienaventurados que en tanto regoçijo se ofreçían a la muerte, de dónde piensas que les venía sino que tenían por más çierto lo que creían por fe de los bienes que Dios les promete, que los tormentos y muerte que vían presentes aparejados para padeçer, que no hay cosa más fáçil que el morir, ni cosa de más risa que veros hazer de la muerte caudal, prinçipalmente siendo cristianos que habíades de demandarla, y venida, tomarla con gran plazer.
    • 1583 Luis de Granada Introd Símbolo I [1908] Esp (CDH )
      Si tiene más órganos ó partes que éstas, no lo sé.
    • 1583 Luis de Granada Introd Símbolo I [1908] Esp (CDH )
      Mas de la materia de que el cuerpo humano se forja (con ser una simple substancia) viene á formarse tanta variedad de miembros, de huesos, de venas, de arterias, de niervos y de otros innumerables órganos, y éstos tan acomodados al uso de la vida, que si algún ingenio llegase á conocer todas las particularidades y menudencias y providencias que en esto hay, mil veces quedaría atónito y espantado de la sabiduría y providencia del Criador, que de tan simple materia tantas y tan diferentes cosas pudo y supo formar.
    • 1583 Luis de Granada Introd Símbolo I [1908] 215 Esp (CDH )
      Mas la razón es, porque después que él consideró la profundidad de la sabiduría divina que en esta obra de tanta variedad se descubría, y la grandeza del poder que de una tan simple materia pudo fabricar tantas diferencias de miembros y órganos (como dijimos) quedó el Profeta tan espantado y atemorizado de la majestad y grandeza de Dios que en esta obra veía, que vino á usar de aquella palabra, terriblemente.
    • 1583 Luis de Granada Introd Símbolo I [1908] 243 Esp (CDH )
      Lo cual se ve claro, pues faltando el ánima, todos estos oficios y movimientos faltan, no faltando los miembros y sentidos de que ella se servía, pues al parecer se queda la misma figura y materia de los ojos, de los oídos y de todos los otros órganos y sentidos sin hacer sus oficios.
    • 1583 Luis de Granada Introd Símbolo I [1908] Esp (CDH )
      Mas tratando del órgano de la vista, es de saber que de aquella parte delantera de nuestros sesos (donde dijimos que estaba el sentido común) nacen dos niervos, uno por un lado, y otro por otro, por los cuales descienden hasta los ojos aquellos espíritus que llamamos animales, y éstos les dan virtud para ver, siendo primero ellos informados con aquellas especies y imágines de las cosas que dijimos.
    • 1583 Luis de Granada Introd Símbolo I [1908] 256 Esp (CDH )
      Mas dentro de los oídos está una vejiguita que llaman miringa, llena de aire, que es como un atabalico, y llegando allí el sonido de la voz, ó de cualquiera otra cosa, hiere este órgano, y con esto se causa el oir.
    • 1583 Luis de Granada Introd Símbolo I [1908] 257 Esp (CDH )
      Y no menos convenía que careciese ella de todo sabor (así como el órgano del oir de todo sonido) para que pudiese percebir todas las diferencias de sabores.
    • 1583 Luis de Granada Introd Símbolo I [1908] Esp (CDH )
      Porque aunque las estrellas tengan singulares propriedades y virtudes para influir en los cuerpos de la tierra, pero en la figura hay poca diferencia de unas á otras más que ser unas mayores y otras menores: mas en los cuerpos de los peces, y más aún de las aves, hay tanta variedad de miembros, de órganos y de sentidos para conservarse en su ser, que cuasi toda aquella jarcia y armonía de miembros que pusimos en el cuerpo humano, hay en cada una destas aves.
    • 1583 Luis de Granada Introd Símbolo I [1908] 320 Esp (CDH )
      Y responde también Salomón diciendo: Así como no alcanzas de la manera que se fabrica el cuerpo de un niño en el vientre de la mujer preñada (donde hay tanta infinidad de miembros y órganos y sentidos, y todos tan acordados y proporcionados al servicio y uso del cuerpo humano) así no puedes alcanzar las maravillas y secretos de las obras de Dios, que es el hacedor de todas las cosas.
    • 1583 Luis de Granada Introd Símbolo I [1908] 322 Esp (CDH )
      Pues en esa tan pequeñita brizna puso el Criador virtud para fabricar dese ovezuelo un cuerpo de un pajarillo, el cual con ser tan pequeño, tiene toda aquella fábrica y jarcia de miembros y órganos y sentidos que arriba pusimos en el cuerpo humano, con su estómago, hígado, bazo, bofes, tripas, venas, niervos, arterias, y con un corazón en quien caben pasiones de tristeza, miedo y ira, y imaginación, y sentido en parte espiritual, porque levantando los ojos al gavilán, conoce que es su enemigo, y ha miedo dél.
    • 1575-1588 Huarte San Juan, J. Examen ingenios [1989] Esp (CDH )
      Y para el intento que llevamos conviene mucho saber esto, porque los teólogos escolásticos, por ser de frío y seco temperamento, no pueden tener buen órgano de voz, lo cual es gran falta para el púlpito.
    • 1575-1588 Huarte San Juan, J. Examen ingenios [1989] 167 Esp (CDH )
      Y es de dónde puede nacer que, siendo todos los hombres de una especie indivisible y las potencias del ánima racional (memoria, entendimiento y voluntad) * de igual perfección en todos, y, lo que más aumenta la dificultad, que, siendo el entendimiento potencia espiritual y apartada de los órganos del cuerpo, * con todo eso vemos por experiencia que, si mil hombres se juntan para juzgar y dar su parecer sobre una mesma dificultad, cada uno hace juicio diferente y particular, sin concentarse con los demás.
    • 1575-1588 Huarte San Juan, J. Examen ingenios [1989] 178 Esp (CDH )
      Un hombre que se había criado en tanto contento y regalo con tal vida forzosamente había de enfermar y destemplarse; y, así, no le quedó órgano ni instrumento corporal que no estuviese destemplado, sin poder obrar con la suavidad que antes solía.
    • 1575-1588 Huarte San Juan, J. Examen ingenios [1989] 322 Esp (CDH )
      Con esta mesma virtud animal entendemos, imaginamos y nos acordamos; pero si es verdad que cada obra requiere particular instrumento, necesariamente * allá dentro en el celebro ha de haber órgano para el entendimiento, y órgano para la imaginación, y otro diferente para la memoria. *
    • 1575-1588 Huarte San Juan, J. Examen ingenios [1989] 322 Esp (CDH )
      Con esta mesma virtud animal entendemos, imaginamos y nos acordamos; pero si es verdad que cada obra requiere particular instrumento, necesariamente * allá dentro en el celebro ha de haber órgano para el entendimiento, y órgano para la imaginación, y otro diferente para la memoria. *
    • 1575-1588 Huarte San Juan, J. Examen ingenios [1989] Esp (CDH )
      Porque las calidades corporales que sirven a la compostura del órgano no alteran la potencia, ni de ellas salen fantasmas: hanse como sensibile positum supra sensum, quod non causat sensationem. *
    • 1575-1588 Huarte San Juan, J. Examen ingenios [1989] Esp (CDH )
      Y preguntado cómo el calor natural que está en la mano no impide al tacto que no conozca el calor que está en la piedra, respondemos que las calidades que sirven para la compostura del órgano no alteran al proprio órgano, ni de ellas salen especies para conocerlas.
    • 1575-1588 Huarte San Juan, J. Examen ingenios [1989] Esp (CDH )
      Y preguntado cómo el calor natural que está en la mano no impide al tacto que no conozca el calor que está en la piedra, respondemos que las calidades que sirven para la compostura del órgano no alteran al proprio órgano, ni de ellas salen especies para conocerlas.
    • 1575-1588 Huarte San Juan, J. Examen ingenios [1989] 362 Esp (CDH )
      Porque ni el entendimiento ni otro accidente ninguno puede ser qualis, atento que no puede ser, por sí, sujeto de ninguna calidad; y así poco importa que el entendimiento tenga por órgano el celebro con el temperamento de las cuatro calidades primeras para que por ello se llame qualis, pues el cerebro es el del calor, frialdad, humidad y sequedad, y no el entendimiento. *
    • 1575-1588 Huarte San Juan, J. Examen ingenios [1989] 327 Esp (CDH )
      porque pensar que el ánima racional (estando en el cuerpo) puede obrar sin tener organo corporal que le ayude, es contra toda la filosofía natural. *
    • 1583-a1591 Luis de León Nombres Cristo [1984] 527 Esp (CDH )
      La qual assí se hizo hombre, que no dexó de ser Dios ni mezcló con la naturaleza del hombre la naturaleza divina suya, sino quedó una persona sola en dos distintas naturalezas, una que tenía de Dios y otra que recibió de los hombres de nuevo, la qual no la crió de nuevo ni la hizo de barro como formó la primera, sino hízola de la sangre virgen de una Virgen puríssima, en su vientre della misma, sin amanzillar su pureza, y hizo que fuesse naturaleza del linage de Adam y sin la culpa de Adam, y formó, de la sangre que digo, carne, y de la carne hizo cuerpo humano con todos sus miembros y órganos, y en el cuerpo puso alma de hombre dotada de entendimiento y razón, y con el entendimiento y con el alma y con el cuerpo ayuntó su persona, y derramó sobre el alma mil thesoros de gracia, y diole juyzio y discurso libre, y hízola que viesse y que gozasse de Dios, y ordenó que, la misma que gozava de Dios con el entendimiento, sintiesse desgusto en los sentidos, y que fuesse juntamente bienaventurada y passible.
    • 1583-a1591 Luis de León Nombres Cristo [1984] 548 Esp (CDH )
      Y de la manera que nuestra alma en el cuerpo, desde luego que nasce en él, nasce toda, mas no haze, luego que en él nasce, prueva de sí totalmente ni exercita luego toda su efficacia y su vida, sino después y successivamente, assí como se van enxugando con el calor los órganos con que obra, y tomando firmeza hábil para servir al obrar, assí es lo que dezimos de Christo, que aunque pone en nosotros todo su espíritu quando nasce, no exercita luego en nosotros toda su vida, sino conforme a como, movidos dél, le seguimos y nos apuramos de nosotros mismos, assí él va en su bivir continuamente subiendo.
    • 1596 Lpz Pinciano, A. Philosofía [1953] I, 43 Esp (CDH )
      De lo que del olor auemos dicho, se colige que no se dizen exteriores estos sentidos porque estén fuera del celebro, sino porque conozcan las cosas externas con órgano propio.
    • 1596 Lpz Pinciano, A. Philosofía [1953] Esp (CDH )
      En ellos ay instrumento que es como materia, y ay sentido, que es como forma; Vista. qual, en la vista, diremos que la facultad y como forma della está en el humor cristalino; y el cristalino humor es órgano principal suyo, y con el qual el ver principalmente se obra, y perfectamente con el instrumento todo, que es el ojo, cuyas partes, túnicas y humores aprouechan mucho.
    • 1608 Quevedo Villegas, F. Sueño infierno [2003] 341 Sueños y discursos Esp (CDH )
      Y nadie estaba con justicia entre todos estos autores presos por hechiceros, si no fueron unas mujeres hermosas, porque sus caras fueron solas en el mundo los verdaderos hechizos, que las damas solo son veneno de la vida, que perturbando las potencias y ofendiendo los órganos a la vista son causa de que la voluntad quiera por bueno lo que, ofendidas, las especies representan.
    • c1600-1618 Belmonte Bermúdez, L. Hispálica [1974] 167 Esp (CDH )
      / Si fuera parto que el regalo inventa, / no menos el escudo los teñidos / filos templara, a cuyo son revienta / la sangre por los órganos dormidos; / trofeos de metal al prado aumenta, / escudo y yelmo y el crestón partidos / mostrando al parecer la frente helada, / que ya no ha menester segunda espada.
    • 1621 Vega Carpio, F. L. Filomena [2003] 226 Esp (CDH )
      / Si allá el hablar enfático se usa / en la real suprema jerarquía, / ya por cuidado, ya por gracia infusa; / si del común dialecto se desvía / de tal suerte la lengua castellana / que las frasis latinas desafía; / si allá el ingenio va con pies de lana, / pisando las razones tan a tiento / que apenas un inciso pierde o gana; / si al órgano del claro entendimiento / le dan intercadencias como pulso, / y se purga el hablar con regimiento, / yo, que en amor las dulces cuerdas pulso, / por Dios que os he de hablar como amor manda: / con libertad y natural impulso.
    • 1623 Almansa Mendoza, A. Relaciones 1623 [2001] Cartas y relaciones Esp (CDH )
      Vese el error de la filosofía, que nos dio más ingenio que la disposición de los órganos por donde habían de obrar, y, a ser verdadera, según el ingenio, había de ser gigante el conde.
    • 1640-1642 Saavedra Fajardo, D. Empresas [1999] Esp (CDH )
      Alma es el príncipe de su república, y para que viva, es menester que en alguna manera asista a sus miembros y órganos.
    • 1651 Gracián, B. Criticón 1.ª parte [1993] Esp (CDH )
      Y si lo notas, ya previno de antemano ese inconveniente, disponiendo este órgano en forma de laberinto, tan caracoleado, con tantas vueltas y revueltas, que parecen rastrillos y traveses de fortaleza, para que de este modo entren coladas las palabras, purificadas las razones y haya tiempo de discernir la verdad de la mentira.
    • 1710 Montenegro, P. Materia médica [1942-1944] XI, 74 Ar (CDH )
      Hay tambien otras dos especies de dictamo por las campañas muy parecidas al blanco; pero obscuras de ojas muy astercivas sus raíces, y tanto que no me atrevo a usar de ellas en bebidas, solo para labatorio de pies y manos inchados, y contusos, por ser entonces única, tanto y aún mas, que las dos arribas dichas, y cierto, que en arrancar las cosas incadas en la carne, no rinde parias á ninguna de ellas.– Machacadas las cortezas de sus raices como sus ojas, y puestas á cocer muy cocidas, hechas emplasto con untosinsal, ó aceite viejo, aplicada sobre la parte clavada, ó con palo ó con espina, ó con otra cualquier materia, como me lo enseña la experiencia; pero por bebida tengola por sospechosa, porque su sequedad es al cuarto grado, y puede matar comprimiendo los organos de la respiracion opilando, y volver esteriles á los que la usaren: esto digo, por lo que veo en uso en las edemas, y inchazones del escroto de agua, ó crudeza, que las deseca con tal fuerza, que las hace desaparecer á la primera ó segunda emulsion, que con ella se hace.
    • 1725 Torres Villarroel, D. Correo [2000] Esp (CDH )
      Las que llaman señales son chismes y cuentecillos de la naturaleza, y testimonios que levantan a nuestros órganos.
    • 1726 Feijoo, B. J. Theatro crítico universal, I [1998] Esp (CDH )
      Sean estos, quanto se quisiere, delectables: la delectación, que producirán en cada individuo, se conmensurará a la disposición de el órgano.
    • 1726 Feijoo, B. J. Theatro crítico universal, I [1998] Esp (CDH )
      Ni, aun quando no las corrija, podemos atribuir el error al Autor de la Naturaleza: assí como el que cree, que la vara metida en la agua está realmente torcida, no debe quexarse de que Dios le engaña, porque fabricó el órgano, y dispuso el medio, y el objeto de modo, que se le represente torcida al sentido.
    • 1726 Feijoo, B. J. Theatro crítico universal, I [1998] Esp (CDH )
      No sé que se ayan visto hasta este Siglo figuradas las quatricorcheas en alguna composición: salvo en la descripción de el canto de el Ruyseñor, que a la mitad de el Siglo passado hizo estampar el Padre Kirquer en el libro primero de su Musurgia Universal; y aun creo que tiene aquella Solfa algo de lo hyperbólico; porque se me haze difícil que aquella ave, bien que dotada de Órgano tan ágil, pueda alentar sesenta y quatro puntos distintos, mientras se alça, y baxa la mano en vn compás regular.
    • 1726 Feijoo, B. J. Theatro crítico universal, I [1998] Esp (CDH )
      Assí como aquel deleyte, que tienen los ojos en la variedad bien ordenada de colores, no se logrará, si cada vno fuesse passando por la vista con tanto arrebatamiento, que apenas hiziesse distinta impressión en el Órgano (y lo mismo es de qualesquiera objetos visibles) ni más, ni menos, si los puntos, en que se divide la Música, son de tan breve duración, que el oído no pueda actuarse distintamente de ellos, no percibe harmonía, sino confussión.
    • 1726 Feijoo, B. J. Theatro crítico universal, I [1998] Esp (CDH )
      Veo que se hizieron inmortales en las Historias Mithridates, Rey de Ponto, por saber veinte y dos idiomas diferentes: Cleopatra, Reyna de Egypto, por ser su lengua, como la llama Plutarco, órgano en quien variando a su arbitrio los registros, sonaban alternativamente las vozes de muchas Naciones: Amalasunta, hija de Theodorico, Rey de Italia, porque hablaba las lenguas de todos los Reynos, que comprehendía el Imperio Romano.
    • 1726 Feijoo, B. J. Theatro crítico universal, I [1998] Esp (CDH )
      Los que vivían en aquel tiempo gustaban de aquel lenguage, sin tener el Órgano de el oído diferente en nada de los que viven aora; y si resucitassen, tendrían por bárbaros a sus proprios compatriotas.
    • 1726 Feijoo, B. J. Theatro crítico universal, I [1998] Esp (CDH )
      Pero lo primero esta diferencia no está en la substancia de el idioma, sino en el accidente de la pronunciación: siendo cierto, que vna misma dicción, y vna misma letra puede pronunciarse, o fuerte, o blanda, según la varia aplicación de el órgano, que por la mayor parte es voluntaria.
    • 1726 Feijoo, B. J. Theatro crítico universal, I [1998] Esp (CDH )
      El Cardenal Sfrondati dice en su Curso Philosófico, que el Cardenal de Richelieu tenía los órganos, que sirven al discurso, duplicados: a lo qual atribuye la insigne perspicacia, y agilidad intelectual de aquel Ministro.
    • 1726 Feijoo, B. J. Theatro crítico universal, I [1998] Esp (CDH )
      Pero quando concediéssemos, que a distinta organización sensible se sigue distinta habilidad intelectual, qué se inferirá de aquí? Nada: porque las mugeres no son distintamente formadas, que los hombres en los órganos que sirven a la facultad discursiva; si solo aquellos que destinó la naturaleza a la propagación de la especie.
    • 1726 Feijoo, B. J. Theatro crítico universal, I [1998] Esp (CDH )
      Y no es creíble, que la naturaleza ponga en el órgano, que sirve al más perfecto conocimiento, vn temperamento capaz de hazer perezoso, o defectuoso el discurso.
    • 1726 Feijoo, B. J. Theatro crítico universal, I [1998] Esp (CDH )
      Si se me dixere, que, con toda essa humedad nativa, en que el celebro de el hombre excede al de el bruto, queda en la temperie proporcionada para el mejor vso de la razón, y que el de la muger excede: Respondo, que supuesto que la humedad por su naturaleza no estorva, nadie sabe en que proporción, o cantidad debe ser húmedo el celebro, para executar las funciones a que está destinado esse órgano, y por consiguiente voluntariamente se dirá, que está con más proporción en los hombres, que en las mugeres, o en las mugeres, que en los hombres.
    • 1726 Feijoo, B. J. Theatro crítico universal, I [1998] Esp (CDH )
      Qué connexión tiene la mayor blandura de el celebro, con la imperfección de el discurso? Antes bien, siendo por essa causa más dócil a la impressión de los espíritus, será instrumento, u órgano más apto para las operaciones mentales.
    • 1726 Feijoo, B. J. Theatro crítico universal, I [1998] Esp (CDH )
      Y assí digo, que ni el Padre Malebranche, ni otro alguno hasta aora supo el puntual vso, o específico manejo, con que sirven los órganos de la cabeza a las facultades de la Alma.
    • 1727-1728 Torres Villarroel, D. Visiones [1991] Esp (CDH )
      Se me acaloró el celebro con la aprehensión del tufo y de las carcajadas; y fuese la dilatación de los movimientos, que me despertaron un penoso dolor en las carrilleras y costillares, o que ya subía menos poderosa la virtud de los vapores * a los órganos en donde se forman estos presumidos bultos, o la criada que entró al mismo tiempo, yo desperté, y jamás con mayor pesadumbre.
    • 1727-1728 Torres Villarroel, D. Visiones [1991] Esp (CDH )
      Conque ni esta soltura ni el que yo haya advertido alguna disolución, es desconcierto reparable; porque desde que hay mundo, hay deseos, concupiscencias y lujuria, que ésta nunca falta aun en los órganos más enfermos. *
    • 1727-1728 Torres Villarroel, D. Visiones [1991] Esp (CDH )
      Los que nacen en las manos de la abundancia y se crían en los arrullos de la riqueza, viven con el ingenio obstruido y tienen enferma el alma y tullidos los órganos para seguir la robustez de los estudios.
    • 1727-1728 Torres Villarroel, D. Visiones [1991] 364 Esp (CDH )
      Confuso, tardo y tullido de un humor que sensiblemente conocí bajar desde el celebro a entorpecer los órganos de los movimientos naturales, las potencias sin uso y entregadas al temor, y con más cualidades de tronco que de racional, arrastrado de la misma turbación, entré.
    • 1733 Feijoo, B. J. Theatro crítico universal, V [2003] Esp (CDH )
      Son los ojos el órgano común de el desengaño y los oídos, de el embuste.
    • 1733 Feijoo, B. J. Theatro crítico universal, V [2003] Esp (CDH )
      La decadencia de facultades depende en parte de la aflicción de el espíritu, en parte de la mala disposición de los órganos.
    • 1733 Feijoo, B. J. Theatro crítico universal, V [2003] 65 Esp (CDH )
      La única novedad que hai está en el celebro, donde por la preternatural disposición de el órgano se borra la molesta imagen de la fiebre y de sus sýmptomas, y en su lugar se representa a la imaginación como existente un objeto dulce y agradable, como es el de banquetes, comedias, toros u otro equivalente.
    • 1733 Feijoo, B. J. Theatro crítico universal, V [2003] Esp (CDH )
      La vista no es activa sino dentro de el proprio órgano.
    • 1733 Feijoo, B. J. Theatro crítico universal, V [2003] Esp (CDH )
      La acción de mirar no puede dirigirlos a su objeto, porque, como ya se insinuó, aquella acción es inmanente, como dicen los philósofos; esto es, no tiene efecto alguno azia afuera, todo se exerce dentro de el órgano de la vista.
    • 1733 Feijoo, B. J. Theatro crítico universal, V [2003] Esp (CDH )
      Pero en el idioma común se llama frío todo lo que es menos caliente que el órgano de nuestro tacto.
    • 1733 Feijoo, B. J. Theatro crítico universal, V [2003] 195 Esp (CDH )
      Sobre todo, Mr. Du Vernei, de la Academia Real de las Ciencias, que anatomizó con exactíssima diligencia un pez en orden a este assumpto, encontró toda la mecánica de los órganos necessarios, proporcionadíssima para el efecto de inspirar el aire contenido en el agua por muchos tenuíssimos agujeros repartidos en las agallas, adonde corresponden muchas delicadas ramificaciones de una arteria, que de el corazón se encamina a aquellas partes; de el mismo modo que en los animales que tienen pulmón, la sangre dividida en muchas sutiles ramificaciones llega a tomar el aire de las vesículas de aquella entraña.
    • 1733 Feijoo, B. J. Theatro crítico universal, V [2003] 201 Esp (CDH )
      Lo más admirables es que siempre que se juntan dos individuos de la misma especie para el fin de la propagación, resultan dos generaciones, porque la unión es duplicada, usando cada uno al mismo tiempo de los órganos de ambos sexos en correspondencia recíproca de sus correlativos.
    • 1733 Feijoo, B. J. Theatro crítico universal, V [2003] 201 Esp (CDH )
      Esto deponen hombres sabios, que no solo fueron testigos oculares de el hecho, mas con riguroso examen anatómico descubrieron en cada individuo los órganos que distinguen los dos sexos.
    • 1733 Feijoo, B. J. Theatro crítico universal, V [2003] Esp (CDH )
      Respondo, lo segundo, permitiendo que sean monstruos aquellos en quienes el órgano de alguno de los dos sexos es inútil, como de hecho sucede en todos los de la especie humana.
    • 1733 Feijoo, B. J. Theatro crítico universal, V [2003] Esp (CDH )
      Y aun añaden que, assí en uno como en otro órgano, son comúnmente infecundos.
    • 1733 Feijoo, B. J. Theatro crítico universal, V [2003] Esp (CDH )
      Digo, que puede permitirse que sean monstruosos estos, pues por lo menos es imperfección tener un órgano superfluo.
    • 1733 Feijoo, B. J. Theatro crítico universal, V [2003] Esp (CDH )
      Pero si ambos órganos fuessen fecundos, ¿cómo podrá negarse, que una duplicada fecundidad sería mayor perfección phýsica que la simple? Respondo, lo tercero, permitiendo que dicha duplicación de órganos, aun supuesta la fecundidad de entrambos, sea imperfección en la especie humana y en otras en quienes es irregular essa duplicación; de lo qual no se sigue que no sea perfección en las especies, en quienes es connatural.
    • 1733 Feijoo, B. J. Theatro crítico universal, V [2003] Esp (CDH )
      Pero si ambos órganos fuessen fecundos, ¿cómo podrá negarse, que una duplicada fecundidad sería mayor perfección phýsica que la simple? Respondo, lo tercero, permitiendo que dicha duplicación de órganos, aun supuesta la fecundidad de entrambos, sea imperfección en la especie humana y en otras en quienes es irregular essa duplicación; de lo qual no se sigue que no sea perfección en las especies, en quienes es connatural.
    • 1733 Feijoo, B. J. Theatro crítico universal, V [2003] 284 Esp (CDH )
      86. Si se me replica, que en toda fluxión algo fuerte, ya que no dolor propriamente tal, a lo menos se percibe un género de pesadez en la cabeza, por lo qual está menos apta para todas las operaciones que se exercen en aquel órgano, confessaré que es assí; pero añadiré dos cosas.
    • 1737 Mayans Siscar, G. Orígenes [1984] Esp (CDH )
      i, si hai órganos proporcionados, con ella también se forma i se articula la voz.
    • 1737 Mayans Siscar, G. Orígenes [1984] Esp (CDH )
      Pero dejando aparte las voces que pertenecen a estas i semejantes clases, por medio de los latinos hemos recibido otras muchíssimas: como, agonía, bálsamo, cáliz, delfín, emplasto, fama, giro, harpía, idea, laberinto, máquina, nardo, órgano, piélago, rávano, sátira, theatro, zona.
    • 1737 Mayans Siscar, G. Orígenes [1984] Esp (CDH )
      porque al mismo tiempo que el linage humano se iva propagando, iva también extendiéndose i dilatándose en nuevas regiones, cuya variedad de climas hacía variar los órganos de la voz; i variados éstos, se variavan las voces; i con éstas el lenguage compuesto dellas.
    • 1737 RAE DiccAutoridades (NTLLE)
      ORGANO. Vale tambien y se toma por qualquiera de los conductos que hai en el cuerpo del animál, por donde se comunican los espiritus, y otras partes que sirven á las acciones vitáles.
    • 1740 Cañizares, J. Anillo Giges [1983] Esp (CDH )
      Giges / ¿De qué te asustas, villano? / Voz que de una piedra helada / te articula el insensible / órgano de su garganta.
    • 1742 Feijoo, B. J. Cartas eruditas, I [2004] Esp (CDH )
      Acaso contribuirá a lo mismo el darles mayor división, o desmenuzarlas más la llama, por lo qual no podrán hacer tanta impressión en el órgano de la vista.
    • 1742 Feijoo, B. J. Cartas eruditas, I [2004] Esp (CDH )
      23. Otro exemplo pondremos claro en el mismo órgano de la vista.
    • 1742 Feijoo, B. J. Cartas eruditas, I [2004] Esp (CDH )
      Esto consiste en que quanto es menos opaco el objeto, tanto en mayor cantidad es preciso se congregue, para que pueda hacer impressión perceptible en el órgano de la vista.
    • 1742 Feijoo, B. J. Cartas eruditas, I [2004] 84 Esp (CDH )
      Unos tenían el órgano de la generación duplicado, otros no; y entre los que le tenían duplicado, en unos le havía de ambos sexos, en otros de uno solo.
    • 1742 Feijoo, B. J. Cartas eruditas, I [2004] Esp (CDH )
      Lo que se puede atribuir, o a que entre aquellos sutiles corpúsculos, hallándose encarcelados, se excita una especie de fermentación con que se exalta más el olor; o a que, como son de un genio inquieto y volátil, chocando unos con otros, se desmenuzan y sutilizan más, con que reciben más aptitud para herir el órgano de el olfato, penetrando más, por su mayor sutileza, las fibras sensorias.
    • 1742 Feijoo, B. J. Cartas eruditas, I [2004] Esp (CDH )
      Aquello que exhalan, y con que se hacen sentir en el órgano de el olfato, es su parte espiritosa; luego quanto más respiran, más espíritu pierden.
    • 1742 Feijoo, B. J. Cartas eruditas, I [2004] Esp (CDH )
      La perfección o imperfección de los órganos que sirven a las facultades intelectiva y memorativa no infieren vida corta, ni larga.
    • 1725-1744 Torres Villarroel, D. Pronósticos Piscator [2006] Esp (CDH )
      su lengua tienen los ojos, su pronunciación los semblantes, soplados del alma se mueven los órganos, y el buen Profesor entiende su armonía: en este edificio animal (ciega cárcel del entendimiento) no tiene el alma balcón más rasgado donde asomarse, que al rostro, y con sus afectos sale a esparcirse a las facciones; los movimientos informan los impulsos, de lo que nace, que a la primera vista nos aborrezcamos o nos amemos, instruidos solamente de la correspondencia de los humores, que es un estudio innato, a quien los Filósofos creo que han de llamar simpatía.
    • 1737-a1754 Luzán, I. Poética [1977] Esp (CDH )
      Confieso que este sentido, o por decir mejor nuestra alma, por medio de este órgano, puede juzgar de la armonía y disonancia de los sones por aquel deleite o disgusto que la consonancia o disonancia le ocasiona; pero este juicio, como formado por un falaz sentido, está sujeto a muchos accidentes y errores, y no puede extenderse a aquellas pequeñas y casi imperceptibles diferencias, por las cuales a veces un verso es más armonioso que otro; aquellas diferencias, digo, que observa un buen poeta que tiene perfecto conocimiento del metro, colocando por esta razón una palabra antes o después de otra, no acaso, sino por elección de un discernimiento arreglado.
    • 1737-a1754 Luzán, I. Poética [1977] Esp (CDH )
      Generalmente hablando, la armonía no es más que una concorde discordia o una discorde concordia de sones, o por decir mejor, es aquel placer que en el órgano del oído resulta de las consonancias.
    • 1737-a1754 Luzán, I. Poética [1977] 369 Esp (CDH )
      Dejémoslos en su error, pues, por más que hagamos, no podremos añadirles intensión y delicadeza en el órgano del oído.
    • 1758 Isla, J. F. Fray Gerundio [1992] 236 Esp (CDH )
      Como la buena de la Catanla abría tanto la boca para pronunciar su a y naturaleza liberal la había proveído de este órgano abundantísimamente (siendo mujer que de un bocado se engullía una pera de donguindo hasta el pezón), quiso su desgracia que se la desencajó la mandíbula inferior, tan descompasadamente que se quedó hecha un mascarón de retablo, viéndosela toda la entrada del esófago y de la traquiarteria con los conductos salivales tan clara y distintamente que el barbero dijo descubría hasta los vasos linfáticos, donde excretaba la respiración.
    • 1758 Isla, J. F. Fray Gerundio [1992] Esp (CDH )
      Dime, amigo fray Gerundio, ¿no te embelesan estos diferentes géneros de estilo? ¿No te hechizan? Y, ¿no es menester que tengan unos oídos con todo el órgano al revés aquéllos a quienes disuenan?
    • 1760 Feijoo, B. J. Cartas eruditas, V [2004] Esp (CDH )
      Echa, pues, nuestro anatomista el cuchillo a un perro, a un gato, a un carnero, a un caballo, o a otra qualquiera bestia, que sea de las domésticas, que de las montaraces, destrózala, siguiendo el méthodo de su arte, ¿y qué halla en esse cadáver? Unos órganos de la misma estructura que aquellos que en el hombre sirven a todas las funciones de la facultad sensitiva.
    • 1760 Feijoo, B. J. Cartas eruditas, V [2004] Esp (CDH )
      El cotejo, que hice de las acciones de los brutos con las humanas, a mi parecer, constituye, como he dicho, una especie de certeza moral en la materia; pero añadido sobre el cotejo de las acciones el de los órganos, eleva a un muy alto grado dicha certeza moral.
    • 1760 Feijoo, B. J. Cartas eruditas, V [2004] Esp (CDH )
      Siendo claro, que el caso del anatomista, que en las entrañas de un bruto reconoce los mismos órganos que repetidas veces vio en el cuerpo humano, es idéntico con el del artífice, que en la agena oficina halla todos los instrumentos que manejó en la suya.
    • 1760 Feijoo, B. J. Cartas eruditas, V [2004] Esp (CDH )
      ya de la igual conformidad que nos presenta la anatomía en los órganos, que sirven a ellas en ellos, y en él.
    • 1760 Feijoo, B. J. Cartas eruditas, V [2004] 246 Esp (CDH )
      Esta noticia, si es escrita, por la vista, si hablada, por el oído, se va en derechura al alma, sin romper ni una fibra en alguno de los dos órganos, ni causar la más leve alteración en parte alguna, aun la más mínima del cuerpo.
    • 1760 Feijoo, B. J. Cartas eruditas, V [2004] Esp (CDH )
      porque, o puede ser el vicio del órgano tal, que le quite el uso de la facultad racional, o tal, que solo le prive del uso de la sensitiva.
    • 1772 Cadalso, J. Eruditos violeta [1818] 10 Esp (CDH )
      pero que es suficiente cada una por sí sola para ocupar la mente del hombre á quien llaman muy débil por su naturaleza, y casi incapaz, si se consideran sus preocupaciones, pasiones ó distracciones, la fuerza de la costumbre y las flaquezas, miserias y enfermedades del cuerpo, de cuyos órganos se vale el alma para sus descubrimientos fisicos: que por eso se han visto raras veces algunos pocos hombres aplicarse con igual suceso á dos facultades: dirán también, muy pagados de su trabajo, que el objeto comun de todas ellas, y la utilidad que han prestado á los hombres se divide en dos: una es obtener un menos imperfecto conocimiento del Ente Supremo, con cuyo conocimiento se mueve mas el corazon del hombre á tributar mas rendidos cultos á su Criador; y la otra es hacerse los hombres mas sociables comunicándose mútuamente las producciones de sus entendimientos, y unirse, digámoslo así, á pesar de los mares y distancias.
    • 1772 Cadalso, J. Eruditos violeta [1818] Esp (CDH )
      que este filósofo enseñó que el alma conoce las cosas corporales por los órganos corporales, y las espirituales sin dichos órganos, &c. Todo esto sin salir de la página 14 y 15 del primer tomo.
    • 1772 Cadalso, J. Eruditos violeta [1818] 92 Esp (CDH )
      Nuestra música está toda reducida á quatro cláusulas amorosas ó furiosas, sin conexion, modulacion, ni dominacion sobre el alma: ni el Stabat mater de Pergolesi, ni las tonadillas de Mison son capaces de mover una tecla de las infinitas que tiene el buen templado órgano del corazon humano.
    • 1787 Terreros Pando, E. DiccCastVocesCienciasArtes (NTLLE)
      ÓRGANOS, se toma tambien por todas las partes, ó conductos que hai en la composicion, y arquitectura del cuerpo, de donde se dice organizacion, órganos de la voz, de los sentidos, &c.
    • c1788-c1796 Forner, J. P. Exequias Leng cast [2000] Esp (CDH )
      — Y, ¿qué puede entender un doctor —le replicó el estirado— de estas materias, en que se reúnen el sentimiento y el tacto filosófico, en que se habla al corazón por el órgano de la sensibilidad y en que se forma al hombre elocuente sobre el gusto de los grandes modelos y de la filosofía? Vos, cuyo traje gótico hace despertar las ideas de unos siglos nada luminosos ni interesantes; vos, digo yo, cuya barbarie escolástica no os hace capaz de ser herido del sentimiento ni os conduce al espíritu de discusión que exigen la belleza y la filosofía para operar el bien de la humanidad, sois demasiadamente ciego de razón para que, por vuestro solo sufragio, haya de ser condenado un libro que lleva consigo un gran carácter.
    • a1799 Blanco White, J. M. Belleza [1994] Poesías Esp (CDH )
      Unos y otros causan deliciosas impresiones en los órganos al paso que transmiten al alma la imagen de la Belleza.
    • c1789-p1810 Marchena, J. Poesías [1892] Esp (CDH )
      / ¡Terrible suerte! mis verdugos crudos / Mis órganos helaron, y la ardiente / Llama que el alma mísera devora / No encuentra desahogo.
    • 1828 Heredia, J. M. Revisión F. Calderón [1947] Escritos literarios Cu (CDH )
      Los mexicanos dotados de órganos felices, cubiertos por un cielo brillante y cercados de las más nobles formas de la naturaleza, no pueden menos de alzar el vuelo de sus genios a la estrellada región de la Poesía, bajo la égida protectora de la libertad.
    • 1830 Bello, A. Oración Liceo Chile [1985] Crítica literaria Ve (CDH )
      No decimos nada de la comparación que se hace entre Isócrates y Demóstenes, aunque los principiantes de retórica saben que Isócrates no pudo jamás disponer de la Grecia, porque la debilidad de sus órganos no le permitía subir a la tribuna; que se contentó con abrir una escuela de elocuencia, y no fue más que un maestro de retórica, celebrado a la verdad por la pureza de su estilo, y la suavidad y abundancia de su elocución, pero destituido de aquella cualidad característica de los oradores populares, de aquella fuerza de pensamiento y expresiones tan poderosa y tan terrible en la boca de Demóstenes.
    • 1833 Larra, M. J. Planta nueva [2000] Fígaro Esp (CDH )
      he aquí el origen del órgano de la voz entre aquella especie.
    • 1844 Gil Carrasco, E. Señor Bembibre [1989] Esp (CDH )
      El metal de su voz tenía a un mismo tiempo algo de sonoro y desmayado, como si su música fuese un eco del alma que en vano se esforzaba por repetir en toda su pureza los órganos ya cansados.
    • 1844 Gmz Avellaneda, G. Baronesa Joux [1981] Novelas Cu (CDH )
      Amauri de Joux era alto, corpulento, de hermosos colores y de severa regularidad en sus varoniles facciones; pero se encontraba cierta dureza en las líneas de aquel rostro, cuya parte inferior estaba indicando una índole rencorosa y tenaz; así como aparecían excesivamente pronunciados en su altiva cabeza los órganos que anuncian —según los frenólogos— poderosos instintos de orgullo y de venganza.
    • 1847 Domínguez, R. J. DiccNacional (2.ª ed.) Esp (BD)
      Órgano, s. m. [...] Anat. Parte de un ser organizado, destinado á ejercer un ser cualquiera.
    • 1847 Estébanez Calderón, S. Escenas andaluzas [1985] Esp (CDH )
      Calló don Raimundo, y don Opando, que con el lente artificial de sus dedos había avizorado y fijado muchas veces al orador y su comparsa, desbaratándolo de pronto y pasando la mano a sostener su mejilla, y asentándose mejor en su sillón como para buscar la vertical más a su sabor y placer, comenzó a hablar con voz agradable, pues en este órgano era muy afortunado nuestro amigo.
    • 1849 Fernán Caballero Gaviota [1997] Esp (CDH )
      Aquellos inteligentes no sólo encomiaron, examinaron y analizaron la calidad del órgano, la flexibilidad de garganta y todo lo que hacía tan sobresaliente el canto de María, sino que también pasaron revista de inspección a sus prendas personales. *
    • 1851-1855 Mármol, J. Amalia [2000] Ar (CDH )
      Es una de esas enfermedades que no residen en ningún órgano, que están esparramadas en la misma vida, y que la secan y la extinguen por horas.
    • 1851-1855 Mármol, J. Amalia [2000] Ar (CDH )
      y poco después subía a él aquella noble señora, pero subía pálida, macilenta, con la expresión de esas enfermedades, de esas tisis del alma que hacen mayores estragos, y más pronto, que las más crueles dolencias de los órganos; y a su lado subía su hija, linda como una promesa de amor, y pura y delicada como un jazmín del aire: eran dos mujeres del tipo perfecto de 1820, que podemos hacer llegar, si se quiere, hasta 1830.
    • c1858 Díaz Castro, E. Manuela [2003] Co (CDH )
      Los sonidos eran flexibles, muy armoniosos [15] por las influencias del clima que le da soltura y fluidez a la voz humana en la tierra caliente, así como en la tierra fría endurece y dificulta los órganos de la voz.
    • c1858 Díaz Castro, E. Manuela [2003] Co (CDH )
      No sabemos si los sordomudos y los simplemente bobos tienen más pronunciado el órgano del amor, o es que el ocio de sus facultades mentales y de sus fuerzas físicas los inducen a la galantería.
    • 1870 Mansilla, L. V. Indios Ranqueles [1957] Ar (CDH )
      Tienen la frente algo estrecha, los juanetes salientes, la nariz corta y achatada, la boca grande, los labios gruesos, los ojos sensiblemente deprimidos en el ángulo externo, los cabellos abundantes y cerdosos, la barba y el bigote ralos, los órganos del oído y de la vista más desarrollados que los nuestros, la tez cobriza, a veces blancoamarillenta, la talla mediana, las espaldas anchas, los miembros fornidos.
    • 1870 Mansilla, L. V. Indios Ranqueles [1957] Ar (CDH )
      Yo tengo, por otra parte, poco desarrollado el órgano frenológico de los tonos, pudiendo decir, como Voltaire: La musique c'est de tous les tapages le plus supportable.
    • 1870 Mansilla, L. V. Indios Ranqueles [1957] Ar (CDH )
      Y sea que estuve inspirado, cosa que no me suele suceder —no recuerdo haberlo estado más de una vez, cuando renuncié a estudiar la guitarra, convencido de la depresión frenológica que puede notarse, observando en mi cráneo el órgano de los tonos—, y sea que estuve inspirado, decía, el hecho es que Mariano Rosas se edificó.
    • 1870 Mansilla, L. V. Indios Ranqueles [1957] Ar (CDH )
      Tiene una retentiva admirable y el órgano frenológico en que reside la memoria de las localidades muy desarrollado.
    • 1873 Pz Galdós, B. Trafalgar [1995] 22 Esp (CDH )
      Oyéndoles hablar me ha parecido a veces que la lengua es un órgano que les estorba.
    • 1845-1874 Sarmiento, D. F. Facundo [1993] Ar (CDH )
      ¿Qué poder microscópico se desenvuelve en el órgano de la vista de estos hombres?
    • 1882 Bosch, A. Elementos Fisiología [1882] Esp (CDH )
      Los órganos que componen los animales pueden clasificarse en cuatro grupos, á saber: órganos de la locomoción, de la sensibilidad, de la nutrición y de la reproducción.
    • 1882 Montalvo, J. Siete tratados, II [1882] 192 Ec (CDH )
      Tasajos enormes de melon encendido, que no oponen la menor resistencia á la hoja de plata que los divide en trozos proporcionados á la boca: mirad si os deleita esa acuosidad suavísima, dulcísima que os inunda los órganos del gusto.
    • 1882 Montalvo, J. Siete tratados, II [1882] 11 Ec (CDH )
      Adivinacion es ciencia infusa de hombres superiores por las facultades intelectuales y sensitivas: éstos suelen tener el órgano de la vista tan fino, que rompen el tiempo y le sorprenden en las entrañas los sucesos que en ellas se están formando; el oido tan agudo, que oyen vagos ruidos en el silencio de la nada; el tacto tan delicado, que palpan lo que no existe y cogen con la mano lo que aun no tiene cuerpo.
    • 1882 Montalvo, J. Siete tratados, II [1882] Ec (CDH )
      Los hombres, figuras diminutas puestas sobre ese órgano gigantesco, saltan á su vez cada uno, cuando el destino ó la fortuna ha puesto el dedo en la suya, y unos caen derribados, otros se yerguen más; éstos dan saltos y se quedan á medio caer; ésos suben de un bote á otro andamio del instrumento; táles bailan en buen compas, cuáles se resbalan y andan á gatas, formando este conjunto triste unas veces, ridículo otras, y ruidoso siempre, que llamamos comedia humana.
    • 1884 Pz Galdós, B. Bringas [1994] Esp (CDH )
      Como quiera que fuese, tenía el convencimiento de que el órgano no estaba perdido y de que más tarde o más temprano recobraría el uso de aquella función preciosísima.
    • 1884 Pz Galdós, B. Bringas [1994] Esp (CDH )
      Andaba con dificultad, pronunciaba torpemente algunas palabras, y el órgano de la visión había vuelto a sus antiguas mañas, alterando y coloreando de un modo extraño los objetos.
    • 1884-1885 Clarín Regenta [1990] Esp (CDH )
      Pero como en la anatomía humana nos encontramos con muchos más órganos que el corazón, Mesía no se dio por satisfecho porque pensó: "Suponiendo que Ana esté enamorada de mí, necesito todavía saber si la carne flaca no me ha buscado un sucedáneo".
    • 1886 Pardo Bazán, E. Pazos [1987] Esp (CDH )
      Tendidos boca abajo, cubierto con un papel el cañón de la carabina a fin de que el olor de la pólvora no llegue a los finos órganos olfativos de la liebre, aplican el oído al suelo y así se pasan a veces horas enteras.
    • 1889 Matto Turner, C. Aves [2000] Pe (CDH )
      pero el aire helado de las cordilleras andinas, prestando tonicidad a sus órganos encefálicos, los aseguró contra los trastornos violentos y decisivos de una locura.
    • 1894 Zeno Gandía, M. Charca [2002] PR (CDH )
      El tórax también había sido abierto, y como la inspección pericial anduvo por los rincones de los órganos, al dejar las cosas dispuestas para el enterramiento, la pared del pecho no cubría bien el removido hueco, y podíanse descubrir pedazos de pulmón seccionados en varias direcciones, costillas divididas por la tijera disectora, y el corazón abierto en dos pedazos y atravesado por el puñal de Marcelo.
    • 1894 Zeno Gandía, M. Charca [2002] 986 PR (CDH )
      Y luego, ¡qué corazones!, ¡qué palpitar, o vicioso, o recóndito, o turbulento!, ¡qué crujidos allá adentro, en el seno del órgano en donde sólo debía resonar con suave roce el fecundo oleaje de la vida! Él, Pintado, se desesperaba, reconocíase impotente para derribar la formidable barricada de las supersticiones, de la indiferencia y de la incredulidad, sirviendo de ancha base al enfermizo desastre.
    • 1894 Zeno Gandía, M. Charca [2002] PR (CDH )
      Añadió que el útero era órgano sagrado, que la Naturaleza bendijo para que sirviera de piadoso claustro a la vida.
    • 1894 Zeno Gandía, M. Charca [2002] PR (CDH )
      — Aunque el viento sople cien siglos —añadió el médico—, donde no hay órgano no hay función; donde no hay átomos no hay cuerpos.
    • 1898 Ganivet, Á. Pío Cid [1983] Esp (CDH )
      En semejante disputa no podía quedar en el olvido el bazo, órgano completamente inútil y sin objeto en la vida humana, según los sabios más empingorotados.
    • 1898 Ganivet, Á. Pío Cid [1983] Esp (CDH )
      — Eso no sirve hoy para nada —contestó el aludido—, porque es un órgano atrofiado y condenado a desaparecer paulatinamente; pero en lo antiguo, amigo mío, el bazo era el órgano del honor, sentimiento que, cuando los hombres lo tenían, dio lugar a muy bellos incidentes.
    • 1898 Ganivet, Á. Pío Cid [1983] Esp (CDH )
      pero en lo antiguo, amigo mío, el bazo era el órgano del honor, sentimiento que, cuando los hombres lo tenían, dio lugar a muy bellos incidentes.
    • 1898 Ganivet, Á. Pío Cid [1983] Esp (CDH )
      Lo único que tiene es boca, órgano primero, fundamental y característico de todos los animales, incluso del hombre.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] Esp (CDH )
      En ambas clases se ve que los elementos de cada órgano se disponen siempre de igual modo, á tal punto, que si un pedazo de ciertos órganos está separado del resto, en él existen todos los elementos componentes del total, formando estos desprendimientos verdaderos organitos; por esto en los órganos macizos, que es donde acontece, la función no se altera aunque su sustancia esté fraccionada. En la superficie exterior unas veces hay indicios de divisiones ó lobulización y otras no; la mayor parte de los macizos sí las presentan. La superficie interior de los huecos tiene pliegues de la membrana mucosa que les tapiza.
    • 1895-1902 Unamuno, M. Casticismo [1991] Esp (CDH )
      De la periferia primitiva embrionaria, de los repliegues del exodermo brotan los órganos de la inteligencia; del interior el tubo digestivo, cuyo no enfrenado desarrollo convierte al viviente en parásito estúpido.
    • 1904 Blest Gana, A. Transplantados [1904] Ch (CDH )
      Poco á poco, la transformación moral que el contagio del ejemplo opera en las ideas, en los gustos, en las costumbres, así como la influencia lenta, pero segura, del clima sobre los órganos del cuerpo, había hecho de los padres y de los hijos Canalejas un tipo híbrido de dos civilizaciones, del que tantas familias hispano-americanas trasplantadas á la Ciudad Luz, como la llaman sus escritores, presentan característicos ejemplos.
    • 1905 Rubén Darío Cantos vida [1995] Ni (CDH )
      Mientras tenéis, ¡oh negros corazones!, / Conciliábulos de odio y de miseria, / El órgano de amor niega sus sones.
    • 1906 Lugones, L. Yzur [1988] Cuentos Ar (CDH )
      El hecho produjo la atrofia de sus órganos de fonación y de los centros cerebrales del lenguaje; debilitó casi hasta suprimirla la relación entre unos y otros, el idioma de la especie en el grito inarticulado, y el humano primitivo descendió a ser animal. *
    • 1906-1910 Barrett, R. Dolor paraguayo [1987] Py (CDH )
      Baste el ejemplo de los órganos enfermos, cuyos dolores se sueñan antes de ser padecidos en la conciencia normal, hecho que constituye el primer síntoma de algunas lesiones en las partes internas e insensibles del organismo.
    • 1906-1910 Barrett, R. Dolor paraguayo [1987] Py (CDH )
      No alcanzará una existencia a lograr que retoñen los órganos ausentes; será necesaria una serie de existencias, como reclaman los filósofos indios, una serie de reencarnaciones para llegar a la purificación suma.
    • 1911 Baroja, P. Árbol ciencia [1996] Esp (CDH )
      Sin ser inteligente, sentía tal curiosidad por el funcionamiento de los órganos, que si podía se llevaba a casa la mano o el brazo de un muerto, para disecarlos a su gusto.
    • 1912 Nervo, A. Poemas 1912 [1935] 634 Amada Mx (CDH )
      Este concurso de células, / unánimes en su intento / misterioso de que dure / la intensa vida en mi cuerpo / esos miles de millones / de pequeñitos cerebros, / que, con una disciplina / admirable en el esfuerzo, / se dividen en el trabajo / de mis órganos diversos, / y mantienen el fenómeno / de mi existir en el tiempo, / un día, quizá cercano / (mañana, tal vez hoy mesmo), / han de declararse en huelga, / porque en el reloj eterno / sonó el instante... / ¡Qué júbilo / entonces el del colegio / aquel, más de cuarenta años / a mi espíritu sujeto! / ¡Qué alegría en el cotarro / innúmero y turbulento! / Cada grupo ha de tirar / por su lado, con estruendo: / — ¡Vuelvo a la rosa!, dirá / uno; y otro: — ¡Al
    • 1913 Agustini, D. Cálices [1993] 264 Poesías Ur (CDH )
      El hombre, dicen, tiende a convertirse en un hipertrófico cerebro servido por órganos...
    • 1914 Ortega Gasset, J. Meditaciones Quijote [1990] Esp (CDH )
      Somos meros soportes de los órganos de los sentidos: vemos, oímos, olemos, palpamos, gustamos, sentimos el placer y el dolor orgánicos... Con cierto orgullo repetimos la expresión de Gautier: «el mundo exterior existe para nosotros».
    • 1914 Ortega Gasset, J. Meditaciones Quijote [1990] Esp (CDH )
      Como para el sensual el órgano es la retina, el paladar, las pulpas de los dedos, etc., el meditador posee el órgano del concepto.
    • 1914 Ortega Gasset, J. Meditaciones Quijote [1990] 123 Esp (CDH )
      Se embotó el órgano encargado de temblar ante la genialidad transeúnte. *
    • 1922 Vallejo, C. Trilce [1993] 367 Pe (CDH )
      Vemos los órganos de la vida, separados, clasificados, abstraídos, pero no vemos el temblor vital que palpita en el conjunto.
    • 1929 Espina, A. Luna copas [1929] Esp (CDH )
      El resorte traslaticio —máquina y órgano, acero y nervio— se observa constantemente en la fisiología de los superhombres.
    • 1931 Uslar Pietri, A. Lanzas [1993] Ve (CDH )
      Nacen dotados de iguales órganos, hechos de la misma substancia, construidos según el mismo arquetipo, arrastrados por los mismos instintos y movidos por parejos deseos.
    • 1933 Mtz Estrada, E. Radiografía Pampa [1991] Ar (CDH )
      Hay que mirarla desde afuera del coche, que es lo de adentro, las vísceras y órganos de un cuerpo de tres dimensiones, que parece en las cartas una red de líneas negras sobre un fondo blanco.
    • 1933 Mtz Estrada, E. Radiografía Pampa [1991] Ar (CDH )
      Sólo es grande una nación cuando está poblada, pues la superficie tiene sentido únicamente con relación al hombre que la ocupa y al funcionamiento regular, dentro, como órganos vivos, de sus instituciones.
    • 1933 Mtz Estrada, E. Radiografía Pampa [1991] Ar (CDH )
      Pero la naturaleza le ha privado de órganos de relación y de comprensión, si es que no comprende en bloque lo que forma el horizonte vital del carnívoro.
    • 1933 Mtz Estrada, E. Radiografía Pampa [1991] Ar (CDH )
      El baquiano posee finos órganos de orientación y dotes de médium.
    • 1933 Mtz Estrada, E. Radiografía Pampa [1991] Ar (CDH )
      Está dotado de esos órganos sutiles de los insectos y las aves, para registrar en su sistema nervioso vibraciones delicadísimas; pues todo su saber misterioso compete a los dominios de la sensibilidad magnética, sin duda.
    • 1933 Mtz Estrada, E. Radiografía Pampa [1991] Ar (CDH )
      Todo lo que le falta en el orden social, todas las necesidades colectivas, las experimenta como fallas tróficas de sí; todo lo que no es nutritivo en la atmósfera que respira y que respiran los que ama, deja de alimentar órganos vitales que se empobrecen y buscan su alimentación en sustancias sustitutivas.
    • 1933 Mtz Estrada, E. Radiografía Pampa [1991] Ar (CDH )
      Para estos seres el mundo está connotado según sus órganos y sentidos; no los ha engañado el aspecto edilicio de la ciudad; han tomado posesión de sus baldíos.
    • 1933 Mtz Estrada, E. Radiografía Pampa [1991] Ar (CDH )
      No ha variado su disposición porque su estructura obedece a razones vitales y orgánicas, tal cual la disposición de los órganos en el cuerpo.
    • 1933 Mtz Estrada, E. Radiografía Pampa [1991] Ar (CDH )
      Funciones y órganos quedan inactivos; operaciones complicadas del cálculo diferencial de imágenes no se realizan, y la adquisición consciente de palabras y el ejercicio solitario del lenguaje en el diccionario o la composición, no dan al vocablo y la idea la resonancia y el perfume que tienen en el constante trabajo de vivirlos.
    • 1933 Mtz Estrada, E. Radiografía Pampa [1991] Ar (CDH )
      La vista es el órgano de las distancias y por lo tanto, el más sutil tentáculo de aprehensión.
    • 1933 Mtz Estrada, E. Radiografía Pampa [1991] 89 Ar (CDH )
      Se acentúa esa glacial impresión que penetra por el ojo, como órgano de sentir el espacio, al pasar del hemisferio boreal al austral.
    • 1933 Mtz Estrada, E. Radiografía Pampa [1991] Ar (CDH )
      El órgano supremo de palpar, oler, pensar, escuchar, imaginar, es el ojo; la naturaleza lo ha dotado de una pupila sabia, cerebral.
    • 1941 Alegría, C. Mundo [1978] 147 Pe (CDH )
      Abría entonces el pequeño cadáver y después de examinar prolijamente las entrañas, afirmaba que la enfermedad de su cliente estaba localizada en tales o cuales órganos, según las señales que encontraba en los del animal.
    • 1941 Alegría, C. Mundo [1978] Pe (CDH )
      Congestibilidad, predisposición de un órgano a congestionarse; Congestión, acumulación excesiva de sangre en alguna parte del cuerpo; Congestivo, relativo a la congestión.
    • 1943 Fdz Flórez, W. Bosque animado [1997] Esp (CDH )
      El caso es que aquella tarde fue la más hermosa de la primavera; las hojas, de un verde nuevo, eran grandes ya y cumplían sus funciones con el vigor de órganos juveniles; la savia recogía del suelo húmedo sustancias embriagadoras; todo el campo estaba lleno de flores silvestres y unas nubecillas se iban aproximando con lentitud al Poniente, preparándose para organizar una fiesta de colores al marcharse el sol.
    • 1930-1948 Asturias, M. Á. Leyendas Guatemala [1977] Gu (CDH )
      Atada a los pies de un cadáver, sin poder moverse, lloró desconsoladamente, tragándose las lágrimas en silencio como los enfermos a quienes se les secan y enfrían los órganos por partes.
    • 1930-1948 Asturias, M. Á. Leyendas Guatemala [1977] Gu (CDH )
      Y las rojas los órganos sagrados...
    • 1948 Gmz Serna, R. Automoribundia [1948] Esp (CDH )
      Hay que traerse un regalito para todos los órganos.
    • 1948 Gmz Serna, R. Automoribundia [1948] Esp (CDH )
      Por eso yo agasajo a todos los órganos con su postre correspondiente.
    • 1948 Gmz Serna, R. Automoribundia [1948] Esp (CDH )
      Es el gráfico de las calaveras viejas que tienen limpio el hueso del ojo y esquirlado en el fondo de su cuenco, en donde se precisa bien nuestra identidad con el cráneo muerto, por como es claro ya, que todo lo que ven da a un aire, a un espacio, y no a un órgano.
    • 1948 Marechal, L. Adán Buenosayres [1999] Ar (CDH )
      Llega el doctor Samuel Tesler, y el ídolo se derrumba: el doctor Tesler hace desnudar al ídolo, lo manosea y lo pincha, le introduce una cánula en el orificio anal o una sonda en la uretra, lo tiene inquieto acerca de la mayor o menor putrefacción de sus órganos vitales, juega con sus temores y esperanzas, le gradúa la comida, el sueño y la fornicación.
    • 1948 Marechal, L. Adán Buenosayres [1999] Ar (CDH )
      Me acerqué a la orilla del cauce y vi que lo que arrastraban los trabajadores eran sus propios órganos de la generación, pero desarrollados hasta lo inverosímil; y los arrastraban a tirones, sobre los filosos pedruscos de la torrentera.
    • 1948 Marechal, L. Adán Buenosayres [1999] Ar (CDH )
      El astrólogo no había dado fin a su grito de alarma, cuando vi al Pampero que se nos aproximaba a toda carrera, desnudo el cuerpo de bronce, colgantes y zarandeados los órganos viriles, estremecido el tórax, revuelta la barba y tumultuosos los cabellos, entre los cuales ardían flores de cardo azul y ondulaban plumas de flamenco rosado:
    • 1948 Marechal, L. Adán Buenosayres [1999] Ar (CDH )
      — Son órganos de la Acción la palabra, las manos, los pies, el tubo digestivo y los instrumentos de la generación.
    • 1948 Marechal, L. Adán Buenosayres [1999] Ar (CDH )
      — Ahora bien —concluyó Schultze implacable—, sus órganos de la generación estarán signados así: los testículos por Venus y el penis por Mercurio.
    • 1948 Marechal, L. Adán Buenosayres [1999] Ar (CDH )
      Desgraciadamente, y en contraste bárbaro con la nobleza de la arquitectura y el misticismo de la luz, hombres de guardapolvo ensangrentado y anteojos de carey se afanaban allí en actividades que parecían de morgue, hospital o carnicería: se inclinaban sobre cuerpos tendidos en mesas operatorias, los abrían con relucientes bisturíes, podaban órganos, cosían febrilmente las incisiones y volaban a otro cuerpo, sin escuchar siquiera los aplausos y vítores que les dedicaba una turba en éxtasis, desde cierta gradería o anfiteatro.
    • 1948 Marechal, L. Adán Buenosayres [1999] Ar (CDH )
      — La lengua del Neocriollo —expuso gravemente— será el órgano del gusto y de la expresión a la vez, y estará dominada por Mercurio.
    • 1948 Marechal, L. Adán Buenosayres [1999] Ar (CDH )
      Y ahora me faltaría describir su piel, órgano del tacto: el Neocriollo tendrá una piel de gran superficie, capaz de contener un prodigioso número de terminaciones nerviosas; y siendo, lógicamente, demasiado grande para su cuerpo, le caerá en frunces y repliegues, como la de los carneros merinos.
    • 1948 Marechal, L. Adán Buenosayres [1999] Ar (CDH )
      Constreñido por el académico Amundsen a responder si el Neotaita se diferenciaría en algo del Neocriollo, respondió Schultze que el Neotaita sería un matiz del Neocriollo, y que habría de caracterizarse por el enorme desarrollo de su riñón, órgano de Marte, a los efectos de la guerra.
    • 1950 Pablo Neruda Canto general [1981] 314 Ch (CDH )
      / Fue, Océano, la forma menos, dura, / la traslucida gruta de la vida, / la masa existencial, deslizadora / de racimos, las telas del ovario / los germinales dientes derramados, / las espadas del suero matutino, / los órganos acerbos del enlace: / todo en ti palpitó llenando el agua / de cavidades y estremecimientos.
    • 1949-1952 Borges, J. L. Aleph [1986] 97 Ar (CDH )
      No quiero describirla; un caos de palabras heterogéneas, un cuerpo de tigre o de toro, en el que pulularan monstruosamente, conjugados y odiándose, dientes, órganos y cabezas, pueden (tal vez) ser imágenes aproximativas.
    • c1928-a1952 Fernández, M. Museo Eterna [1993] Ar (CDH )
      Los personajes de esta novela, pues, carecen de cuerpo físico, de órganos de sentido, de cosmos.
    • c1928-a1952 Fernández, M. Museo Eterna [1993] 86 Ar (CDH )
      ¿Cómo el órgano de las imágenes tendría una imagen de sí?
    • 1944-1956 Borges, J. L. Ficciones [1986] Ar (CDH )
      Deliberadamente no soñó durante una noche: luego retornó el corazón, invocó el nombre de un planeta y emprendió la visión de otro de los órganos principales.
    • 1956 Piñera, V. Cuentos [1999] 39 Cu (CDH )
      Un distinguido anatómico predijo que sobre un peso de cien libras, y descontando vísceras y demás órganos no ingestibles, un individuo podía comer carne durante ciento cuarenta días a razón de media libra por día.
    • 1956 Piñera, V. Cuentos [1999] Cu (CDH )
      Si el conflicto hubiese podido ser localizado en ese órgano, vital, pero al fin y al cabo exclusivo y excluyente, el conjunto de los demás órganos habría quedado intacto; pero no, Baro estaba lanzado, ya nada podría detenerle.
    • 1956 Schz Ferlosio, R. Jarama [1994] Esp (CDH )
      Gente que es de conformación más delicada y todo te lo acusan de golpe en algún órgano del cuerpo; o sea que lo mismo se les planta en el hígado, que se les pone sobre el estómago o en cualquier otro miembro interior.
    • 1958 Fuentes, C. Región [1968] Mx (CDH )
      Sentía una pérdida de dominio; escuchaba, todavía dentro del cuerpo, imperceptible para Cienfuegos, un jadeo de animal herido y gozoso, una existencia radical de cada minúsculo poro, de cada poro y tejido palpitando en órganos, de todo el cuerpo que aquí, en su vida, a nadie había ofrecido con verdad y que ahora quería otorgar en un amor muerto, que ni ella ni el hombre pudieran tocar, un amor más allá de quienes lo practicaban.
    • 1958 Fuentes, C. Región [1968] Mx (CDH )
      Sentía una potencia fluida en cada órgano, que le nacía de las piernas, recogía su fuerza en el nudo de sexo y vientre, le ascendía y huía de sus ojos, en una corriente cargada, hacia los de Norma y su nudo, sus piernas.
    • 1960 Benedetti, M. Tregua [2001] 211 Ur (CDH )
      Entonces sentí una tremenda opresión en el pecho, una opresión en la que no parecía estar afectado ningún órgano físico, pero que era casi asfixiante, insoportable.
    • 1961 Martín-Santos, L. Tiempo silencio [1996] 175 Esp (CDH )
      Como su homóloga en el otro reino de las sombras, era también capaz de transformar las jóvenes criaturas en potencia aptas para llegar a ser vestidas-de-largo-velo-blanco honestas danzarinas del vuelo nupcial, en infatigables obreras ápteras; y también como su homóloga, no precisaba para esta triste pero rentable transformación recurrir a mutilantes operaciones quirúrgicas, a extirpación de órganos o a metálicos cinturones de castidad, sino que simples modificaciones en los hábitos alimenticios y vitales (incluyendo una alteración meticulosamente estudiada del horario que preside el ritmo sueño-vigilia) lograba con facilidad el efecto deseado.
    • 1961 Martín-Santos, L. Tiempo silencio [1996] 177 Esp (CDH )
      Sin saberlo, seguía Pedro el mismo camino que habitualmente recorre el delincuente que, tras cometer su crimen en otra esfera, regresa al mundo para el que está adaptado, como ciertos animales cuyos ojos faltos de uso han llegado a permanecer atróficos, sin abrirse nunca, ciegos capullos bajos la piel del cuello, del mismo modo que ellos ocultan bajo su frente, sin abrirse por falta de ejercicio adecuado, los órganos invisibles del discernimiento moral.
    • 1962 Fuentes, C. Muerte Artemio Cruz [1962] Mx (CDH )
      y te sentirás dividido, hombre que recibirá y hombre que hará, hombre sensor y hombre motor, hombre construido de órganos que sentirán, trasmitirán el sentimiento a los millones minúsculos de fibras que se extenderán hacia tu corteza sensorial, hacia esa superficie de la mitad superior del cerebro que durante setenta y un años recibirá, acumulará, gastará, desnudará, devolverá los colores del mundo, los tactos de la carne, los sabores de la vida, los olores de la tierra, los ruidos del aire:
    • 1962 Fuentes, C. Muerte Artemio Cruz [1962] Mx (CDH )
      los órganos del dolor, más lentos, vencerán a los de la prevención refleja,
    • 1962 Fuentes, C. Muerte Artemio Cruz [1962] Mx (CDH )
      los órganos del dolor... más lentos... vencen a los de mi reflejo... dolor que ya no es... el de la inyección... sino el mismo... yo sé... que me tocan el vientre... con cuidado... el vientre abultado... pastoso... azul... lo tocan... no lo aguanto... lo tocan... con esa mano enjabonada... ese rastrillo que me afeita el vientre, el pubis... no lo aguanto... grito... debo gritar... me sujetan... los brazos... los hombros... grito que me dejen... me dejen morir en paz... no me toquen... no tolero que me toquen... ese estómago inflamado... sensitivo... como un ojo llagado... no tolero... no sé... me detienen... me apoyan... no se mueven mis intestinos... no se mueven, ahora lo siento, ahora lo sé... los gases abultan, no salen, paralizan... no fluyen esos líquidos que debían fluir, ya no fluyen... me hinchan... lo sé... no tengo temperatura... lo sé... no sé para dónde moverme, a quién pedir auxilio, dirección, para levantarme y andar... pujo... pujo... no llega la sangre... sé que no llega a donde debía llegar... debía salirme sangre por la boca... por el ano... no sale... no saben... adivinan... me palpan... palpan mi corazón acelerado... tocan mi muñeca sin pulso... me doblo... me doblo en dos... me toman de los sobacos... me duermo... me recuestan... me doblo... me duermo... les digo... debo decirles antes de dormirme... les digo... no sé quiénes son... —
    • 1962 Vargas Llosa, M. Ciudad perros [1997] 143 Pe (CDH )
      A medida que avanza es más audaz: las palabras vulgares ceden el paso a grandes alegorías eróticas, pero los hechos son escasos y cíclicos: las caricias preliminares, el amor habitual, el anal, el bucal, el manual, éxtasis, convulsiones, batallas sin cuartel entre erizados órganos y, nuevamente, las caricias preliminares, etc. Cuando termina la redacción —diez páginas de cuaderno, por ambas caras— Alberto, súbitamente inspirado, anuncia el título: Los vicios de la carne y lee su obra, con voz entusiasta.
    • 1962 Vargas Llosa, M. Ciudad perros [1997] Pe (CDH )
      Alberto abrió la boca y su cuerpo se ablandó por adentro como si el aire, al invadirlo, hubiera disuelto sus órganos.
    • 1965 Elizondo, S. Farabeuf [2000] Mx (CDH )
      — Mire usted... —dijo el maestro Farabeuf reteniendo con firmeza entre sus dedos los separadores manchados de excrecencias y de sangre medio coagulada mientras con la otra mano, blanquísima y afilada, iba señalando con la punta de un canalizador los órganos y los tejidos que su destreza iba descubriendo poco a poco en el interior de aquel hombre a quien alguien había asesinado en la noche.
    • 1965 Elizondo, S. Farabeuf [2000] Mx (CDH )
      Afirma usted, por otra parte, en su interesantísimo trabajo acerca de la fisiología del supliciado que por lo general en estos casos, debido a la concatenación del terror psíquico con el paroxismo de las sensaciones se produce una súbita secreción de adrenalina, la que actúa sobre ciertas células nerviosas... determina por el cambio repentino de polaridades una levísima vibración de la capa superficial del tejido conjuntivo... «una descarga...» — así la llama usted— ¿o no?... Por lo que se refiere al desangramiento su descripción no carece de lirismo... «ello se traduce en una manifestación característica de la fisiología de los órganos masculinos... asimismo de la mujer... en el mismo caso», dice usted.
    • 1965 Elizondo, S. Farabeuf [2000] Mx (CDH )
      La vida, ese proceso que se suspende y que a la vez se sintetiza en la apariencia de esa carroña que usted, querido maestro, está acostumbrado a manipular y a tasajear yerta, verdosa, inmóvil y exangüe, sobre todo cuando se trata de los cadáveres de hombres y mujeres que han sido muertos Violentamente, caro data vermibus en fin, ¿es acaso diferente ahora de lo que era entonces? Usted está en contacto con esa esencia inmutable hasta cierto punto que es el cuerpo —maloliente o perfumado, terso o escrofuloso— pero siempre el mismo en realidad; los órganos, para los efectos del interés que en usted provocan, son iguales ahora que entonces y la lluvia que empaña los cristales o que empapa los hombros de su abrigo es ¿o no? la misma lluvia que caía en Pekín aquel día en que usted, acompañado de su amante (sí, doctor Farabeuf, de su amante), con grandes trabajos, tratando de que su aparato fotográfico no se mojara, profiriendo las mismas imprecaciones e interjecciones que profieren en nuestros días, aun en los lugares públicos, los obreros y la gente de la clase inferior adicta a los partidos radicales, se abrió paso a codazos y empellones entre una muchedumbre estupefacta hasta conseguir profanar y perpetuar esa imagen única en la historia de la iconografía erótico-terrorística; usted que se deleita disminuyendo, mediante sus afiladas cuchillas, la extensión del cuerpo humano, usted querido maestro, que en una noche de delirio concertó un convenio singular con una puta vieja a quien los estudiantes de medicina llamaban Mademoiselle Bistouri o bien «La Enfermera» por su marcada proclividad, como el personaje de Baudelaire, a acostarse indiscriminadamente con preparadores de anfiteatro y manipuladores de cadáveres.
    • 1966 Goytisolo, J. Señas identidad [1996] Esp (CDH )
      Xoaquim no comprendía lo sucedido —Jerónimo se había ido sin pedir la cuenta— y cuando, al atardecer, apuntaron los civiles por el camino y preguntaron por él, tu corazón era un órgano loco que súbitamente parecía querer desgajarse de ti y los oídos te zumbaban como si alguien hubiese aplicado a tus orejas el nácar irisado de una caracola de mar.
    • 1966 Marsé, J. Teresa [1996] Esp (CDH )
      Sin embargo, así era: inconsciente y laboriosa preparación para que le extirparan de una vez por todas un complejo, operación a la cual ella decía siempre que, en el fondo, una debería someterse con la misma tranquila indiferencia con que se somete a una operación de apendicitis: porque es un órgano inútil molesto que sólo trae complicaciones.
    • 1964-1967 Cabrera Infante, G. Tristes Tigres [1967] Cu (CDH )
      ellos inventaron los cinco sentidos, los cinco órganos del cuerpo, etc.
    • 1967 García Márquez, G. Cien años [2007] Co (CDH )
      Fue concebido y dado a luz durante la penosa travesía de la sierra, antes de la fundación de Macondo, y sus padres dieron gracias al cielo al comprobar que no tenía ningún órgano de animal.
    • 1969 Monterroso, A. Oveja negra [1969] Gu (CDH )
      Allá en tiempos muy remotos, un día de los más calurosos del invierno el Director de la Escuela entró sorpresivamente al aula en que el Grillo daba a los Grillitos su clase sobre el arte de cantar, precisamente en el momento de la exposición en que les explicaba que la voz del Grillo era la mejor y la más bella entre todas las voces, pues se producía mediante el adecuado frotamiento de las alas contra los costados, en tanto que los Pájaros cantaban tan mal porque se empeñaban en hacerlo con la garganta, evidentemente el órgano del cuerpo humano menos indicado para emitir sonidos dulces y armoniosos.
    • a1969 Pellicer, C. Cananea [2002] Antología Mx (CDH )
      No he de hablar de la sangre / ni de su prodigioso contenido; / ni del puño cerrado que gobierna / del lado izquierdo el regadío exacto / para que todo el cuerpo se alimente / sin que órganos o músculos carezcan / de cuanto equilibrando necesitan.
    • 1969 Vargas Llosa, M. Conversación [1996] Pe (CDH )
      El malestar en el cerebro aumentó con el agua fría, el dentífrico añadió un sabor dulzón al gusto amargo de la boca ¿iba a vomitar? Cerró los ojos y fue como si viera pequeñas llamas azules consumiendo sus órganos, la sangre circulando espesamente bajo la piel.
    • 1970 Donoso, J. Obsceno pájaro [1990] Ch (CDH )
      Los pacientes que se internan sufren los achaques más variados, pero la mayor parte lo hace porque quieren rejuvenecer, codiciosos de órganos nuevos que funcionen mejor que los propios.
    • 1970 Donoso, J. Obsceno pájaro [1990] Ch (CDH )
      Dada la demanda de miembros y órganos en buen estado tu caso fue sencillísimo, ya que el doctor Azula es maestro en cambios e injertos.
    • 1970 Donoso, J. Obsceno pájaro [1990] Ch (CDH )
      Obstruidos todos los orificios del cuerpo, los brazos y las manos aprisionadas por la camisa de fuerza de no saber usarlas, sí, ellas se injertarían en el lugar de los miembros y los órganos y las facultades del niño que iba a nacer: extraerle los ojos y la voz y robarle las manos y rejuvenecer sus propios órganos cansados mediante esta operación, vivir otra vida además de la ya vivida, extirparle todo para renovarse mediante ese robo.
    • 1970 Donoso, J. Obsceno pájaro [1990] Ch (CDH )
      Obstruidos todos los orificios del cuerpo, los brazos y las manos aprisionadas por la camisa de fuerza de no saber usarlas, sí, ellas se injertarían en el lugar de los miembros y los órganos y las facultades del niño que iba a nacer: extraerle los ojos y la voz y robarle las manos y rejuvenecer sus propios órganos cansados mediante esta operación, vivir otra vida además de la ya vivida, extirparle todo para renovarse mediante ese robo.
    • 1970 Donoso, J. Obsceno pájaro [1990] Ch (CDH )
      Inventar rápidamente una leyenda que explicara tu desaparición, te robaron los gitanos, te comió el cuco, huiste con el asesino que es tu padre, te devoró la oscuridad de la Casa, te caíste a una noria, te perdiste en los entretechos, quedaste encerrada en algún baúl en que te metiste a hurguetear, creerían cualquier cosa y sólo yo sabría que te dejé afuera, en manos de los carabineros, que te entregarían a los doctores para que te descuartizaran, pieza por pieza, nenes un cuerpo joven, hay mucha gente que necesita tus órganos y el doctor Azula está siempre ávido de glándulas y úteros, de ojos, sobre todo de ojos, porque busca unos ojos que no puede encontrar y que don Jerónimo le exige que encuentre y se los entregue, y así, descuartizada, injertada pieza por pieza en los cuerpos de otros, repartida, dejarás de existir.
    • 1970 Donoso, J. Obsceno pájaro [1990] Ch (CDH )
      te hablo, me escuchas, te explico que todo lo del Gigante fue una farsa porque el verdadero padre se escondía dentro de Romualdo, que no era más que otra máscara como la del Gigante que ella vio que destruyeron, ahora hay que destruir la máscara de cartonpiedra de Romualdo para encontrar al otro adentro, al verdadero padre de tu hijo, vive en su palacio de fierro y cristal, lo puedes ver desde tu ventana, uno de esos palacios que despiden haces de luz que tratas de atrapar con tus manos para encaramarte a ellos, no tendrás para qué encaramarte a un haz de luces, Iris, yo destruiré la máscara de Romualdo y te traeré al verdadero padre, espérame aquí, las calles son terribles, hay hombres barbudos que acechan y médicos que hacen sufrir al extirparte órganos con sus bisturís finísimos, y los perros de los doctores persiguen a la gente que anda por la calle de noche y no tiene identificación ni domicilio conocido, la oscuridad de afuera no es como la oscuridad de esta Casa, Iris, esa oscuridad de allá es la de la gente que no tiene ni dónde caerse muerta como dicen y no tienen dónde caerse muerta porque esa oscuridad es el vacío que traga y uno cae gritando y nunca deja de caer gritando y gritando y cayendo y cayendo porque no hay fondo, hasta que la voz se pierde pero uno sigue y sigue cayendo en esa infinidad de calles vertiginosas con nombres que tú no conoces, llenas de caras de gentes que se reirán de ti, que viven en casas donde no te van a dejar entrar y hacen cosas que tú no entiendes, no te acerques más, Iris, no me toques así, no Humberto, no permitas que la Iris siga tocándote porque va a romper tus disfraces, si no huyese tendrás que volver a ser un tú mismo que ya no recuerdas dónde está ni quién es, acercas tus labios gordos a mi boca y tus muslos hurgan entre mis pobres piernas flacas que tiemblan, no le permitas que te transforme en Humberto Peñaloza con su carga de nostalgia intolerable, huye para que tu sexo no despierte con la presión de esas palmas carnosas, que no responda a su lengua que explora tu boca y tu lengua, mantenerte yerto en el rincón donde sus tetas y sus caderas te aprietan, Humberto no existe, el Mudito no existe, existe sólo la séptima vieja.
    • 1970 Donoso, J. Obsceno pájaro [1990] Ch (CDH )
      Detalles de órganos y cuadros de funcionamiento destinados a excluir las preguntas que Boy hiciera cuando le llegara la edad de preguntar, torciendo sus respuestas hacia esos gráficos que ilustraban su propia perfección.
    • 1970 Donoso, J. Obsceno pájaro [1990] Ch (CDH )
      Detrás de mis párpados se proyecta la certeza: Te quieren conservar vivo aquí sin dejarte salir nunca más para robarte todos tus órganos, ya ves, te sacan el ochenta por ciento...
    • 1970 Donoso, J. Obsceno pájaro [1990] Ch (CDH )
      Se disponen a seguir con lo demás: me irán extirpando órganos sanos para ponérselos a los monstruos en vez de sus órganos defectuosos, anoche sentí el serrucho que me cortaba los pies, cómo trazaron un círculo rojo alrededor de mi tobillo derecho, y después, del izquierdo.
    • 1970 Donoso, J. Obsceno pájaro [1990] Ch (CDH )
      Se disponen a seguir con lo demás: me irán extirpando órganos sanos para ponérselos a los monstruos en vez de sus órganos defectuosos, anoche sentí el serrucho que me cortaba los pies, cómo trazaron un círculo rojo alrededor de mi tobillo derecho, y después, del izquierdo.
    • 1970 Donoso, J. Obsceno pájaro [1990] 238 Ch (CDH )
      No ha venido, Emperatriz, debe estar muy ocupada en su escritorio de recepción, tocada con su gorra blanca perfectamente almidonada, apaciguando la avidez de los monstruos por apoderarse de mis órganos, hay que ir por orden, primero los monstruos de primera, después los de segunda, dígame cómo se llama, qué quiere, una cara entera nueva para suplantar su cara de facciones deformes es lo más difícil porque hay muchos pedidos de cara, todos quieren caras nuevas y hay pocas, se demora más el proceso, es más lento y delicado, una cara es más importante que un pie, digamos.
    • 1970 Donoso, J. Obsceno pájaro [1990] Ch (CDH )
      Y luego mi piel, me desollarán para cubrir con mi piel el cuerpo albino de Melisa, y despertaré después de quién sabe cuántos días de adormecimiento transformado en un ánima blanca con un par de anteojos negros... y mi nariz, y mis riñones, y mis brazos, y mi estómago, no, eso ya me lo sacaron, por lo menos el ochenta por ciento, hígado, pulmones, todo sano para los monstruos clamorosos que hacen cola frente al escritorio de Emperatriz implacable, minuciosa, consciente de las precedencias y necesidades, anotando, una cruz, un punto, si es rojo significa urgencia, la antesala llena de monstruos ávidos de mi insignificancia, de gigantes que quieren mi estatura, de manchados que codician mi piel lívida, de madres normales que traen hijos deformes para que yo les dé algo, cualquier cosa sana con tal de sanar a este pobre hijo monstruo que tengo, hijos normales que traen los padres deformes para ver si a su edad es posible hacer algo por borrar la vergüenza, cargándome a mí con sus órganos defectuosos que van conformando un nuevo yo que nunca terminará de formarse, suma de todas las monstruosidades, pero en el que yo quedaré condenado a seguir reconociéndome, en ese infierno fluctuante de lo enfermo y de lo deforme y de lo risible y de lo erróneo que seré yo, mientras mis órganos sanos injertados en los que fueron monstruos irán sanándolos, despojándolos de su monstruosidad hasta que queden transformados en seres perfectamente insignificantes como yo mientras a mí me tienen amarrado a esta cama, mirando el cuadrado de esa ventana sellada, nada más esperando que me adormezcan otra vez para robarme otro riñón, una oreja, las uñas para sustituirlas por garras, todos los monstruos quedarán sanos en la Rinconada, todos normales, insignificantes, libres, comunes y corrientes para que inicien vidas comunes y corrientes en la ciudad o en el campo, tengan vecinos, hagan amistades, y yo, aquí dentro, encerrado en ellos...
    • 1970 Donoso, J. Obsceno pájaro [1990] Ch (CDH )
      Y luego mi piel, me desollarán para cubrir con mi piel el cuerpo albino de Melisa, y despertaré después de quién sabe cuántos días de adormecimiento transformado en un ánima blanca con un par de anteojos negros... y mi nariz, y mis riñones, y mis brazos, y mi estómago, no, eso ya me lo sacaron, por lo menos el ochenta por ciento, hígado, pulmones, todo sano para los monstruos clamorosos que hacen cola frente al escritorio de Emperatriz implacable, minuciosa, consciente de las precedencias y necesidades, anotando, una cruz, un punto, si es rojo significa urgencia, la antesala llena de monstruos ávidos de mi insignificancia, de gigantes que quieren mi estatura, de manchados que codician mi piel lívida, de madres normales que traen hijos deformes para que yo les dé algo, cualquier cosa sana con tal de sanar a este pobre hijo monstruo que tengo, hijos normales que traen los padres deformes para ver si a su edad es posible hacer algo por borrar la vergüenza, cargándome a mí con sus órganos defectuosos que van conformando un nuevo yo que nunca terminará de formarse, suma de todas las monstruosidades, pero en el que yo quedaré condenado a seguir reconociéndome, en ese infierno fluctuante de lo enfermo y de lo deforme y de lo risible y de lo erróneo que seré yo, mientras mis órganos sanos injertados en los que fueron monstruos irán sanándolos, despojándolos de su monstruosidad hasta que queden transformados en seres perfectamente insignificantes como yo mientras a mí me tienen amarrado a esta cama, mirando el cuadrado de esa ventana sellada, nada más esperando que me adormezcan otra vez para robarme otro riñón, una oreja, las uñas para sustituirlas por garras, todos los monstruos quedarán sanos en la Rinconada, todos normales, insignificantes, libres, comunes y corrientes para que inicien vidas comunes y corrientes en la ciudad o en el campo, tengan vecinos, hagan amistades, y yo, aquí dentro, encerrado en ellos...
    • 1970 Donoso, J. Obsceno pájaro [1990] Ch (CDH )
      Sólo tengo dos pulmones, una nariz, dos orejas, treinta y dos dientes, dos manos, dos pies... cuando desperté, no sé a qué hora del día o de la noche porque nada, ni la luz ni la sombra ha variado en mi ventana, me di cuenta de una cosa muy extraña: que mis pies y mis manos ya no estaban palmados, que al injertármelos a mí los miembros y los órganos defectuosos de los monstruos adquieren, otra vez, formas normales.
    • 1970 Donoso, J. Obsceno pájaro [1990] 239 Ch (CDH )
      Dormido, siento cómo el bisturí del doctor Azula me corta, cómo me serruchan huesos, cómo rajan, cómo cosen, tajean, desprenden, arrancan trozos de mi cuerpo que no eran de mi cuerpo pero que al injertarlos en mi cuerpo recobran la normalidad, duermo, pero lo siento, por eso me tienen encerrado aquí y jamás voy a salir porque soy vivero de órganos y fábrica de miembros sanos, por eso no me deja morir don Jerónimo, por eso ha montado esta fábrica en que sólo trabajo yo, sólo mi cuerpo produce.
    • 1970 Donoso, J. Obsceno pájaro [1990] 239 Ch (CDH )
      Para que no me dé cuenta de este abuso me mantiene una conciencia crepuscular, desinflado pero con algo de aire, muy poco, suficiente para que no muera completamente, y con este intercambio de órganos mi tiempo se irá alargando y alargando de modo que como nunca más seré una persona, sólo un terreno de cultivo para trozos de otras personas, jamás moriré, prolongaré mi crepúsculo para siempre sin que nada suceda salvo el adormecimiento periódico, el desangramiento consecutivo obviado por la sangre de los monstruos siempre deseosos de donar lo que tienen de más, nada sucede, todo es igual, es diminuta la diferencia entre el sueño y la vigilia, no, don Jerónimo no me dejará morir, quiere que se ceben en mí todos los monstruos del mundo y desaparezcan de la faz de la tierra dejándome a mí cargado con sus monstruosidades.
    • 1970 Donoso, J. Obsceno pájaro [1990] 239 Ch (CDH )
      En los pasillos y patios afuera de mi puerta oigo el clamor: una oreja para mí, el dedo pulgar del pie derecho, no, tiene que ser del derecho no del izquierdo, bueno, entonces tiene que esperar porque el pulgar del pie derecho está pedido... cuatro turnos, quién sabe cuánto tiempo, a veces los pulgares se demoran mucho en volver a crecer, un párpado, un trozo de piel, un dedo para la mano monstruosa que nació con cuatro, después me crecerá otro y me volverán a sacar dedos y a ponerme otros, y a sacarme la nariz y a ponerme otra... se va extendiendo el tiempo al que soy ajeno, nada cambia, nada se mueve en la calle que mi ventana enmarca, ni de día ni de noche, ni frío ni calor, esta sustitución eterna de órganos que me renuevan, sin derecho a la muerte, el tiempo estático y elástico, las cosas idénticas, ni agua ni no agua, todo blanco, todo en penumbra, voces apagadas, el reloj sin punteros, el corazón que no palpita, la falta de hambre a las horas del hambre y a cualquiera hora porque no tengo estómago, me lo robaron, ochenta por ciento y a veces más, el tiempo no transcurre en esta penumbra que me niega el derecho al orgasmo del fin.
    • 1970 Donoso, J. Obsceno pájaro [1990] Ch (CDH )
      Los adormeceré a los dos en mesas contiguas y al mismo tiempo, y mientras lo abro a usted, preparo todo para el injerto, tendré que ir extirpando los órganos de Humberto para ir traspasándolos al cuerpo suyo, listo para recibirlos...
    • 1970 Donoso, J. Obsceno pájaro [1990] 242 Ch (CDH )
      Que se dé cuenta que ya no vale la pena el esfuerzo que hace la pobre anciana porque no es a mí sino a él a quien tiene que acosar, él lo tiene todo, Peta, fue él quien te penetró y te hizo aullar de placer en el único orgasmo que tu vida venía buscando desde el fondo de los siglos a partir de la pesadilla inicial de la que salimos, él pesó sobre tu cuerpo esa noche en tu cama, no yo, yo penetré a Inés, por eso es que él me ha despojado de los órganos que la tocaron a ella, por eso me echaron a la calle, a esta calle que veo por la ventana, donde nada sucede, la estación de servicio vacía, la calle se prolonga y retrocede y vuelve a prolongarse y doblar en el tiempo estático, el mendigo enclenque y barbudo, vestido de harapos, a quien se ve frecuentemente pedir limosna a la puerta de las iglesias porque el pobre es sordomudo, deambula por la calle, se pierde de vista como arrebatado por el viento, se va al parque donde se esconden otros como él, pero no se esconde, Madre Benita, se lo juro, hace su fogata de hojarasca en una zanja y se duerme con la esperanza de que en la noche la Peta venga y hurgue en sus pantalones fingiendo que quiere robar, Madre Benita, pero la Peta no quiere robar, ha venido a buscar en mí lo que siempre ha buscado.
    • 1970 Donoso, J. Obsceno pájaro [1990] Ch (CDH )
      no me han operado, estoy entero, no han injertado en él los órganos que poseyeron a Inés ni han tirado los de Humberto Peñaloza a la basura, estoy entero y tú, por eso, acechándome aquí adentro, y por eso la Peta Ponce acechándome allá afuera en ese parque que no veo donde quizás después de adormecerme con un mate mágico hizo el amor conmigo en vez de partir furiosa al no encontrar nada.
    • 1970 Donoso, J. Obsceno pájaro [1990] 303 Ch (CDH )
      Lo que no sabes es que adentro de ese saco de tu piel el doctor Azula y Emperatriz lo cambiaron todo, tú crees que dejaron algo pero no dejaron nada, te imaginas que se quedaron sólo con tu útero pero para qué les podía interesar si es inservible, les interesaban piezas más importantes, más difíciles de conseguir para injertárselas a otros clientes que paguen más y así enriquecerse como se han enriquecido esos dos con su clínica en Suiza, el ojo certero de Azula y sus garras que saben elegir, la cofia blanca, la concentración de Emperatriz que saca cuentas y dispone turnos detrás de un escritorio blanco que conozco en una sala blanca que conozco, rodeada de enfermeras blancas con mascarillas que se desplazan silenciosas sobre sus zapatillas de goma blanca para que ningún ruido moleste a los pacientes que acuden de todo el mundo para que los dos monstruos los despojen de lo que quieran despojarlos y les injerten lo que quieran injertarles, alteran a los seres, cambian a una persona por otra o por varias, deforman a la gente, fabrican seres que creen ser el mismo pero son otro o quizás otros, mezclan, revuelven, intercambian, todas las permutaciones son posibles en sus laboratorios blancos donde la unidad del ser no se respeta, y en una sala refrigerada, blanca, guardan en frascos de vidrio rotulados con un precio fijado por Emperatriz los órganos que nos roban a todos y que venden a precios increíblemente caros porque al fin y al cabo ésta es la clínica más famosa del mundo entero, la de más éxito, quién se iba a figurar que íbamos a tener el éxito que hemos tenido, Cris, desde luego tú jamás te lo imaginaste y no estoy muy segura de que lo hayas querido, me costó un esfuerzo enorme sacarte de tu letargo en la Rinconada, sacudirte de una vez y convencerte, vamos, vamos, Cris, éste es el momento preciso, si no huimos ahora Jerónimo se vengará de nosotros, vamos, no nos quedemos aquí, tengo que apurarme, si no me apuro será demasiado tarde y por eso es que dejé listas mis maletas el día anterior, sin olvidar ni un solo detalle.
    • 1970 Donoso, J. Obsceno pájaro [1990] Ch (CDH )
      El cirujano desarmó el cuerpo de la vieja, reservó sus órganos en recipientes especiales, los guardó en cámaras diseñadas por él que proporcionan el oxígeno necesario, que bombean sangre, suero, agua, cortó los órganos con bisturíes muy delicados para que después el lugar de la incisión no se notara, almacenó todo en sótanos asépticos, revestidos de loza blanca sin vida, sin muerte, sólo con espera, listos para cuando llegara la ocasión de servirse de ellos.
    • 1970 Donoso, J. Obsceno pájaro [1990] Ch (CDH )
      El cirujano desarmó el cuerpo de la vieja, reservó sus órganos en recipientes especiales, los guardó en cámaras diseñadas por él que proporcionan el oxígeno necesario, que bombean sangre, suero, agua, cortó los órganos con bisturíes muy delicados para que después el lugar de la incisión no se notara, almacenó todo en sótanos asépticos, revestidos de loza blanca sin vida, sin muerte, sólo con espera, listos para cuando llegara la ocasión de servirse de ellos.
    • 1970 Donoso, J. Obsceno pájaro [1990] 319 Ch (CDH )
      Fue allá, en Suiza, donde te esperó la Peta descuartizada, y tú, incauta —o quizá sabiendo que venías viajando desde el fondo de los siglos para realizar la síntesis de la tradición familiar de la niña-beata con la conseja popular de la niña-bruja, acudiste donde tenías que acudir, a la clínica donde el doctor Azula y Emperatriz tenían reservados para ti los órganos de la vieja y transformarte en ella, en esta pordiosera sucia, de moño gris, de uñas resquebrajadas, con callos y juanetes, de manos verrugosas, de cabeza tembleque, que poco a poco va absorbiendo y anulando lo que queda de la Inés incompleta que se fue a Europa con el pelo teñido, un abrigo de pelo de camello, y accesorios de cocodrilo.
    • 1970 Donoso, J. Obsceno pájaro [1990] Ch (CDH )
      Claro, tú no sabías que el sexo de la Peta es lo más vivo de toda ella, y creíste que con estos injertos ibas a quedar convertida en una ancianita indefensa que no desea ni necesita nada, pero ya comenzarás a sentir las urgencias de eso en que has quedado convertida cuando comiencen a funcionar los órganos que recién se ligan a tu carne, verás qué doloroso es sentir el hambre de satisfacción sexual que te negaré hasta el fin, el desgarro que es la imposibilidad de olvidar esa noche que pasamos juntos en tu cama en la Rinconada.
    • 1970 Donoso, J. Obsceno pájaro [1990] Ch (CDH )
      Sí, te quedan pocos días, Inés, nos queda poco: eso de sentir que el frío menesteroso viene trepándose a tus huesos como la maleza que cubre las ruinas hasta ahogarlas es la evidencia de que el final se acerca, que una vez anulada tú, yo quedaré encerrado aquí en esta Casa con la Peta, cercado por estos muros sin salida contra los que la vieja me arrinconará diciéndome mira, por fin vine, aquí me tienes, soy tu pareja porque soy grotesca, vuelvo a ti para repetir la noche de la Rinconada y cobrarte el amor que me debes, para penetrar estos muros que te encierran consentí permanecer descuartizada, sin vida y sin muerte, en los frascos del doctor Azula, mis órganos dentro de esas máquinas niqueladas que les iban suministrando oxígeno, sueros, sangre para que mis órganos siguieran funcionando hasta que ella viniera a buscarme, y fuiste a buscar a la Peta, Inés, estoy agotada, doctor Azula, quiero envejecer, deme órganos y piel viejos, facciones de arpía, una cabellera rala y grisácea para gozar del descanso de peinármela en un moño que no aspire a la elegancia.
    • 1970 Donoso, J. Obsceno pájaro [1990] Ch (CDH )
      Sí, te quedan pocos días, Inés, nos queda poco: eso de sentir que el frío menesteroso viene trepándose a tus huesos como la maleza que cubre las ruinas hasta ahogarlas es la evidencia de que el final se acerca, que una vez anulada tú, yo quedaré encerrado aquí en esta Casa con la Peta, cercado por estos muros sin salida contra los que la vieja me arrinconará diciéndome mira, por fin vine, aquí me tienes, soy tu pareja porque soy grotesca, vuelvo a ti para repetir la noche de la Rinconada y cobrarte el amor que me debes, para penetrar estos muros que te encierran consentí permanecer descuartizada, sin vida y sin muerte, en los frascos del doctor Azula, mis órganos dentro de esas máquinas niqueladas que les iban suministrando oxígeno, sueros, sangre para que mis órganos siguieran funcionando hasta que ella viniera a buscarme, y fuiste a buscar a la Peta, Inés, estoy agotada, doctor Azula, quiero envejecer, deme órganos y piel viejos, facciones de arpía, una cabellera rala y grisácea para gozar del descanso de peinármela en un moño que no aspire a la elegancia.
    • 1970 Donoso, J. Obsceno pájaro [1990] Ch (CDH )
      Sí, te quedan pocos días, Inés, nos queda poco: eso de sentir que el frío menesteroso viene trepándose a tus huesos como la maleza que cubre las ruinas hasta ahogarlas es la evidencia de que el final se acerca, que una vez anulada tú, yo quedaré encerrado aquí en esta Casa con la Peta, cercado por estos muros sin salida contra los que la vieja me arrinconará diciéndome mira, por fin vine, aquí me tienes, soy tu pareja porque soy grotesca, vuelvo a ti para repetir la noche de la Rinconada y cobrarte el amor que me debes, para penetrar estos muros que te encierran consentí permanecer descuartizada, sin vida y sin muerte, en los frascos del doctor Azula, mis órganos dentro de esas máquinas niqueladas que les iban suministrando oxígeno, sueros, sangre para que mis órganos siguieran funcionando hasta que ella viniera a buscarme, y fuiste a buscar a la Peta, Inés, estoy agotada, doctor Azula, quiero envejecer, deme órganos y piel viejos, facciones de arpía, una cabellera rala y grisácea para gozar del descanso de peinármela en un moño que no aspire a la elegancia.
    • 1970 Goytisolo, J. Reivindicación [1973] 168 Esp (CDH )
      el guía apunta con el dedo hacia el vestíbulo de la vagina e indica la estructura y funciones características de cada uno de los órganos
    • 1970 Goytisolo, J. Reivindicación [1973] Esp (CDH )
      seres y seres privados de uno o varios miembros, con esa desconcertante facilidad con que las gentes pobres de los países subdesarrollados pierden sus órganos y extremidades igual que los cangrejos:
    • 1972 Torrente Ballester, G. Saga/Fuga [1995] 179 Esp (CDH )
      El mono, que descendió el primero de las ramas en que hasta entonces había vivido, el que después de bostezar y desperezarse se decidió a caminar erecto y así continuó hasta los tiempos presentes, en que muchos añoran la antigua posición a cuatro patas, tenía el rostro peludo y romo, inútil remate de un cuerpo vigoroso que no usaba el cerebro y en el que, si bien las orejas ocupaban ya el lugar que conocemos por experiencia personal, los ojos, la nariz y la boca se distribuían ordenadamente en torno a los órganos de la expulsión fecal y líquida.
    • 1972 Torrente Ballester, G. Saga/Fuga [1995] 180 Esp (CDH )
      Comenzó entonces el verdadero proceso al que debemos la actual disposición de nuestros órganos, que no es que sea perfecta, sino sólo en modo comparativo: consistió ante todo en un tenaz desplazamiento.
    • 1972 Torrente Ballester, G. Saga/Fuga [1995] 180 Esp (CDH )
      Durante miles de milenios, en sentido ascendente: los órganos delanteros de la sensibilidad, boca, nariz y ojo, treparon por el vientre; más tarde, pecho arriba; por último, a la peluda cabeza, donde quedaron instalados en su orden actual, si bien el ojo, ambicioso de mando y de paisaje, se situó en mitad de la frente, que halló vacía, como lo prueba el recuerdo de Polifemo míticamente guardado por los antiguos.
    • 1972 Torrente Ballester, G. Saga/Fuga [1995] Esp (CDH )
      Se trata, evidentemente, de un caso típico de función creada por el órgano, o de necesidad de un objeto engendrada por la existencia del objeto mismo.
    • 1973 Aguilera Malta, D. Secuestro [1973] 204 Ec (CDH )
      Como podía, aun con sus manos, trataba de estimular los potentes órganos del ejemplar descomunal.
    • 1973 Castellanos, R. Mujer [1995] Mx (CDH )
      El niño, si lo contemplamos directamente, sin las galas y adornos de una imaginación idealizadora, es una equivocación de la naturaleza, que no provee a su criatura de los órganos indispensables para sobrevivir, para desarrollarse en un mundo que se ha hecho a la medida de los adultos y que, desde luego, satisface las necesidades de ellos, permite su expansión y coadyuva a su plenitud... aunque sea a costa de la existencia de otras especies menos resistentes o peor dotadas.
    • 1974 Sábato, E. Abaddón [1983] Ar (CDH )
      Mientras tanto, vivísimos hombres de empresa se han apresurado a crear Bancos de Órganos.
    • 1974 Sábato, E. Abaddón [1983] Ar (CDH )
      Cornelius Coghlan, de 32, de Paris, Iowa, muerto en el incendio de la Caterpillar Co., órganos salvados del incendio.
    • 1974 Sábato, E. Abaddón [1983] Ar (CDH )
      Y Rodney Munro, albañil, 25 años, caído de un andamio desde un quinto piso, órganos varios en excelente estado.
    • 1974 Sábato, E. Abaddón [1983] Ar (CDH )
      Es una totalidad, una estructura, donde cada parte no tiene sentido sin el todo, donde cada órgano influye sobre los otros y los otros sobre él.
    • 1974 Sábato, E. Abaddón [1983] Ar (CDH )
      Por la negativa de la familia Michelson, que profesa severas convicciones en la Nueva Iglesia Baptista del Tercer Día, se incorpora al cuerpo de la organización Schwarzer-Smith un órgano de terilene fabricado ad hoc por la prestigiosa Plastic-Opotherapic International Co., que se hace a medida para el Señor o Compañía o Corporación Dupont.
    • 1976 Uslar Pietri, A. Oficio difuntos [1976] Ve (CDH )
      En los corrales los novillos se cabalgaban en una fallida acometida de hembra, el burro atado al botalón cubría de su resignada somnolencia el rijo de su órgano descomunal, más allá estaban las mujeres de los cortes de café, con las gruesas pantorrillas asomando por debajo de las faldas recogidas entre los muslos.
    • 1977 Paso, F. Palinuro [1982] Mx (CDH )
      «Mañana, claro, será otro día. Mañana habremos vivido, pero no viviremos para contarlo. Mañana me olvidaré de todo lo que te dije, o lo que es peor, me acordaré y renegaré de ello... Y ahora hazme un favor, ¿quieres? Deja ya de pensar que el cerebro que viste rebanar en dieciséis partes iguales era el del muchacho. En primer lugar, tienes que hacer a un lado los sentimentalismos y recordar que como decía el tío Esteban, el cuerpo o los órganos que estudias, son siempre los de 'El Hombre', así, con mayúsculas, y entre comillas: el Homo sapiens. En segundo lugar tienes que saber que para rebanar un cerebro, hay que ponerlo a endurecer varios días en una solución de Kaiserling. Y en tercer lugar, aun suponiendo que haya sido el cerebro del muchacho —y esto aparte de que haya sido un estudiante, lo cual es muy poco probable porque a los estudiantes los incineran en el Campo Marte para que no aparezcan nunca más—, de todos modos ese cerebro no podía ser su cerebro. ¿Me entiendes?»
    • 1977 Paso, F. Palinuro [1982] Mx (CDH )
      A Pedro Juan María Flourens, el fisiólogo francés que le extirpaba a las palomas el cerebro y el cerebelo para demostrar de qué órganos dependían el equilibrio y la administración de las órdenes motoras.
    • 1977 Paso, F. Palinuro [1982] 54 Mx (CDH )
      Las últimas, en realidad, fueron unas burbujas que le salieron por la boca y adentro de cada una había uno de sus órganos en miniatura: un pulmón cancerado, un hígado cirrótico, una lengua escarlatina.
    • 1977 Paso, F. Palinuro [1982] 77 Mx (CDH )
      Y al general del ojo de vidrio mi amigo lo señaló y le dijo: «¡También los órganos artificiales se enferman! ¿No ha oído usted hablar de los termes que hacen polvo las patas de palo?», y le asignó la viruela de los parabrisas y una solución de ácido bórico para que dejara remojando su ojo por las noches.
    • 1977 Paso, F. Palinuro [1982] 85 Mx (CDH )
      Estefanía estudió en un colegio inglés de la ciudad de México y Estefanía, aunque tuvo un lugar privilegiado en el caparazón de las flores y como regalo adelantado por todas las navidades de su vida toda la serie de bellezas innumerables que les voy a enumerar, y entre las cuales sus pestañas rizadas de risa y su lengua de charol rojo y filoso no eran las menos importantes, a pesar de ello Estefanía era un ser humano con todas sus limitaciones, que siempre tuvo ni más ni menos que todo el número de órganos, vísceras y miembros que tiene toda mujer completa, normal, pálida, pura y virginal.
    • 1977 Paso, F. Palinuro [1982] Mx (CDH )
      Pero bastaron unos cuantos segundos para que se diera cuenta de que tales maravillas sucedían, nada más, en el mundo de las palabras y de las ilustraciones: la ligadura de la arteria intercostal le produjo náuseas, y el primer atisbo de las palpitaciones de los músculos y los órganos cuyos movimientos escapan a la voluntad, lo llenó de alarma.
    • 1977 Paso, F. Palinuro [1982] 188 Mx (CDH )
      O cuando menos un montón de buenas memorias especializadas—, y entonces Walter, Walter el elegante, Walter el del chaleco de rombos y Walter el que había vivido en Londres, Walter que como Dante Gabriel Rossetti tenía preferencia por lo triste y lo cruel, Walter que lo había leído todo, Walter que sabía de las cuatro mil cuatrocientas cuarenta y ocho enfermedades de las que hablaban los antiguos sabios de la India, que sabía por qué se llamaba materia pecante al sustrato de una enfermedad y el único en la casa que había oído hablar de Caradrio, el ave fabulosa cuya sola mirada curaba la ictericia; Walter en fin, el mismo que había pronosticado que así como en Boloña había una escultura de Tagliacozzi con una nariz en la mano, así también habría alguna vez en el pueblo natal de Molkas una escultura de su mutuo amigo con un pecho en la diestra (pero no el suyo sino el de una mujer), Walter comenzó a explicarle a Palinuro, entre trago y trago y con el objeto de hacerle entender a su primo la miseria y la fragilidad de la vida humana, cómo es que nuestro cerebro, al igual que nuestro cuerpo, no es otra cosa que un pequeño agregado de órganos: uno que sirve para oler, otro para defecar, otro para sentir hambre o recordar un poema, y así sucesivamente aunque claro, ésta era una explicación muy elemental y las cosas, agregó, son muchísimo más complejas, pero no por eso más alentadoras, sino al contrario, y por supuesto, cuando rebanas un cerebro (como me contaste que lo hiciste o lo viste hacer) no te encuentras adentro una nariz minúscula, unos ojos en miniatura o un estómago de juguete, y mucho menos y por fortuna una ilusión con la forma y el color mostaza de un suéter universitario o un pensamiento con alitas anaranjadas; de hecho uno no se encuentra nada salvo en esas raras y sorprendentes ocasiones en que se tiene el privilegio de abrir un cerebro y descubrir en su interior uno de esos tumores ovoides y perlados con apariencia de nácar y formados por colesterina y carbonatos cálcicos que lo hacen a uno pensar en la existencia de un huevo de gallina dentro de un huevo de avestruz, y en la posibilidad de que de pronto se abra para dejar nacer a un cerebro fresco y nuevo y recién barnizado y del tamaño de un huevo de paloma que contenga, condensada, toda la sabiduría del mundo.
    • 1977 Paso, F. Palinuro [1982] 193 Mx (CDH )
      Pero además, después de que Max Dad y Broca habían localizado el centro del habla en la base de la circunvolución frontal del hemisferio izquierdo (que después lo refutara Henry Head eso era totalmente irrelevante para lo que estaban hablando haciendo uso, precisamente, de las circunvoluciones apropiadas cualesquiera que fueron), y después de que Helmholtz demostrara que el impulso nervioso viaja con boleto de ida y vuelta, y de que Fritsch y Hitzig comprobaran que un estímulo eléctrico del cortex cerebral provoca un movimiento involuntario de los ojos, después de todo eso (y antes también, porque Walter le advirtió que estaba citando nombres y experimentos en absoluto desorden cronológico), los investigadores habían encontrado maravillas en ese pequeño órgano que Palinuro había visto rebanar en dieciséis partes; o para ser más correctos, no sólo en el cerebro sino en todos los órganos y agregados que junto con los dos hemisferios cerebrales, forman el encéfalo.
    • 1977 Paso, F. Palinuro [1982] 205 Mx (CDH )
      Y Palinuro, envalentonado por la cerveza, se lo dijo así a Walter y Walter lo escuchó en silencio durante unos minutos pero en seguida retornó el hilo de su conversación y le contó a Palinuro cómo con los experimentos y con los años los científicos habían descubierto la bioquímica de los celos y el contenido visceral de las distintas emociones: cómo Carlos Darwin había ya estudiado la fisiología de la risa y la había provocado artificialmente galvanizando los músculos zigomáticos; cómo Sechenov aseguraba que la inteligencia es una función de los reflejos del cortex; cómo en fin otros investigadores habían iniciado experimentos similares desde mucho tiempo atrás: Aldini a principios del siglo pasado había estimulado uno de los hemisferios cerebrales de un hombre recién decapitado y había provocado así movimientos de los músculos faciales del lado contrario de la cara, y también en el siglo XIX, pero hacia fines, cómo Bartholow logró insertar unos electrodos en la cabeza de dos pacientes, gracias entre otras cosas a que los pobres diablos tenían los huesos del cráneo podridos y ablandados a causa de abcesos, y asimismo había provocado movimientos de los miembros opuestos al hemisferio cerebral que había estimulado, porque como Palinuro debía ya de saber (todo el mundo debería saber), es el hemisferio cerebral derecho el que rige los movimientos del lado izquierdo del cuerpo, y viceversa, así que los zurdos (como Molkas) en realidad, en su realidad más íntima y cerebral, son derechos, ya que tienen el hemisferio cerebral derecho mucho más desarrollado, por así decirlo, que el izquierdo; y eso no era nada: el mismo Penfield había penetrado el cerebro de pacientes vivos, de locos, psicópatas y retrasados mentales que se habían prestado pasivamente a sus experiencias, injertándoles electrodos en ciertas regiones del encéfalo que cuando eran estimuladas hacían recordar a los pacientes con una nitidez, una claridad y una precisión admirables y casi cinematográficas, vivencias enteras, recuerdos del pasado que de otra manera hubieran quedado muertos para siempre o al menos fragmentados y deformados, y la mejor prueba era que cuando cesaba el estímulo, los pacientes dejaban automáticamente de recordar; es como si a ti, Palinuro, le dijo Walter, de pronto te dieran un piquete eléctrico en el cerebro y quién se aparece aquí, no en medio de la cantina La Española, por supuesto, y sí en medio de tu vida y de la calle, sino papá Eduardo que se baja de su tranvía favorito amarillo y de todas las tardes a las seis y media y camina con su carrete de paja y su bastón, y con su carrete saluda a la Sagrada Familia y con su bastón de caña señala a las rosas de la Plaza de Río de Janeiro acusándolas de delitos rojos y fragantes, y luego encuentra a mamá Clementina por el solo sonido de las fuentes y los brillantes que chorrean, y la besa y los dos llegan del brazo a la casa y se meten a una fotografía para recién casarse y tener un hijo y así hasta el infinito, y si eso somos, agregó Walter, es francamente muy triste y como te dije antes, muy poco alentador: aunque ni Penfield, ni Cannon, ni Brodmann, ni nadie que él supiera o pudiera imaginar, ni cuando se inventó el microscopio ni años, décadas más tarde, siglos, cuando los experimentos de Köhler y las teorías luminosas de Huygens y los hallazgos de Koch y el advenimiento de la microscopía fluorescente y la microscopía ultravioleta y la microscopía electrónica y la microscopía estereoscópica hicieron posible el conocimiento de las células nerviosas y de sus tentáculos ávidos de memorias y conocimientos y de sus cromófilos sedientos de colorantes, nunca, nadie, ni ante un cerebro vivo y tembloroso, henchidas y tibias las arterias que llevaban la vida escarlata a la protuberancia, al núcleo de la oliva, a la comisura blanca y al cuerpo calloso, o ante un cerebro muerto y endurecido, secos y fríos los senos venosos que habían arrastrado rumbo al corazón los deshechos azules y la sangre sofocada que abandonaban el cuerpo pineal, la corona radiante y el árbol de la vida, jamás ninguno, así hubiera sido más que médico o cirujano: filósofo, alquimista, brujo o santo: San Damián en Sicilia o Malebranche en París o Freud en Viena o Roengten en Würzburg o Cagliostro en Nápoles, ninguno de ellos habla nunca, jamás, descubierto un solo pensamiento que se pudiera tocar, tocar o ver al microscopio, ver al microscopio o qué se yo, oler o saborear, un pensamiento de cal y canto, una idea cristalizada como un virus icosaédrico, una obsesión con mal aliento y orejas de elefante o un recuerdo como una pompa de jabón erizada de espinas; cualquier cosa, cualquier pensamiento o pensamientos así fueran infinitamente pequeños o así fueran tan grandes y tan incontenibles como el de Nietszche y otros genios que acabaron locos porque su lucidez y sus pensamientos —afirmó Walter— eran más grandes que su pobre cráneo y su cráneo estalló, aunque por supuesto, esto sólo era una metáfora porque los cráneos estallan, dijo, cuando los rellenas de garbanzos ya que uno de los sistemas más antiguos y mejores para separar los huesos del cráneo y estudiarlos (y me refiero, como puedes imaginar, a un cráneo ya descerebrado) es el de retacarlos de garbanzos húmedos y dejar que los garbanzos se hinchen hasta que con tus propios ojos puedas ver cómo los huesos se van abriendo, cómo el sagrado bregma donde alguna vez tuviste una fontanela palpitante, cruje y se ensancha y se abre para que puedas contemplar, ¿contemplar qué? ¿algún misterio? ¿la avalancha de los sesenta mil geniecillos Balakhilya que salieron de la cabeza de Brahma?; no, para contemplar los garbanzos de los que están llenas las cabezas de todo el mundo (aunque espero que la mía lo esté con garbanzos de a libra) y eso cuando no están llenas de mierda, pues bien decía Hipócrates que los excrementos se originaban en la cabeza, y no en balde, dijo Walter el culto, Walter el informado, hay extraños vínculos que unen lo más alto con lo más bajo, el cielo con la tierra, como la lisozima que no es otra cosa que la enzima que se encuentra en las lágrimas y los excrementos y es un hecho que cuando te presionan los ojos te aumenta la albúmina en la orina; y quizás los antiguos médicos europeos también estaban en lo cierto —o en lo aproximado— cuando afirmaban que el cerebro está formado por puro moco, del mismo que nos escurre por la nariz (y hasta la fecha, le dijo Walter, hay personas que dicen que cada vez que uno estornuda expulsa miles de neuronas insustituibles), y esto, sin relación ninguna con la habilidad de los embalsamadores egipcios que con tal de no tocar la cara o la cabeza del muerto, se las arreglaban para sacar todos los sesos por medio de unos ganchos largos que metían por la nariz, ¡brrrrr! ¿y sabes? es posible que yo no me hubiera interesado nunca, o bueno, sí, pero muy tarde por el hecho de que el hipotálamo gobierna el metabolismo, el sudor, el apetito y la micción y quinientas cosas más, y no me hubiera interesado en los fenómenos de la epilepsia, en Dostoyevsky, en la cosa increíble de que las alucinaciones olfatorias, gustativas, visuales y auditivas que preceden o siguen a los ataques epilépticos se producen (o se supone al menos) cuando las neuronas correspondientes entran espontáneamente en actividad, y de todo esto, te digo, sería la fecha en que yo no sabría nada si no hubiera sido por don Próspero, ¿te acuerdas? dijo Walter contemplándose en uno de los espejos biselados de La Española, que reflejaban, además de las imágenes de Walter y Palinuro, las caras sonrientes de unos sátiros asomados sobre unos festones de frutas; bueno, continuó el primo, tú sólo te acuerdas, supongo, de un don Próspero que era la mitad triste y la mitad alegre, pero yo todavía recuerdo cuando las dos mitades de don Próspero eran alegres, y esto fue, claro, antes de que le diera la hemiplejia que le paralizó el lado derecho de la cara y se lo dejó triste para siempre, qué tío tan increíble, don Próspero, que se pasó media vida (su media vida más alegre), leyendo la enciclopedia, ¿te acuerdas? ¿te acuerdas cuando llegó a la letra E y le dijo a Estefanía que nadie en toda la casa, ni el abuelo Francisco ni el tío Esteban ni la abuela Altagracia ni papá Eduardo tenía un nombre o derivados de su nombre que fueran tantas cosas tan distintas ni tan bonitas, o en otras palabras que ninguno tenía que ver con los estefanídidos, los estefánidos o los estefanienses, porque su nombre no podía relacionarse, de ningún modo con los radiolarios, los heminópteros o los pisos del carbonífero? ¿te acuerdas? bueno, si yo me acuerdo de tanto no es sólo gracias a mi memoria sino a la memoria de Estefanía, que nunca se olvidó de lo que le dijo don Próspero y lo repitió y lo contó hasta que todo el mundo estaba harto de saber que ninguno de los nombres de la familia se ocultaban bajo la tierra con el nombre de plata agria o servían para medir los halos, los iris y las auroras boreales, en vista de que no tenían el menor parecido con la estefanita y el estefanónomo; hasta que todo el mundo estaba no sólo harto, sino un poco envidioso de saber que nadie tenía el nombre que le inspiró al Fénix de los Ingenios la obra La Desdichada Estefanía, y nadie —con una sola excepción—, tenía un nombre que compartía el inmenso honor de pertenecer a un asteroide; sí, porque entre los setecientos y pico de asteroides hasta entonces descubiertos, querido primo, hay uno que se llama Estefanía y otro Clementina, y si no me acusas de tener una protuberancia en la zona de la simbolitividad, yo diría que tenía que ser así, porque ellas dos, entre todos tus recuerdos y tus seres queridos, son los más celestes y los más inalcanzables, y si no estuviera la cerveza tan fresca y los caracoles tan deliciosos te invitaría a caminar por las calles hasta la salida del Fósforo matinal, y tal vez, con suerte, y a propósito de estefanónomos, tenemos la oportunidad de contemplar uno de esos maravillosos halos lunares que según Alberto el Grande se presentan cada cincuenta años, y allá, muy lejos, el rastro luminoso, el rastro incandescente de mamá Clementina y la prima Estefanía, que se alejan de nuestra memoria a la velocidad de la luz; pero no, quizás para verlas sea mejor que no haya luna, que no haya ni siquiera anuncios de gas neón ni lámparas tetrágonas que invoquen a los muertos para que la noche de fuera se vuelva una sola con la noche de adentro, con la noche oscura del alma como diría San Juan de la Cruz, y sólo nos guíe la luz astral, la luz que lleva a los olvidados de Dios hacia la muerte y el pecado; y bueno, te estaba yo hablando de don Próspero que comenzó a vender enciclopedias diez años antes de que llegara a la casa de los abuelos, de Don Próspero imagínate, que toda la mitad de su vida triste debió tener una educación imperceptible que nunca le hizo sospechar que las explosiones de la sabiduría humana no abarcan sino una mínima expresión de la nostalgia, pues como tú bien sabes, Palinuro, el olvido es un bosque que no se abarca con el sueño, ¿te gusta esa frase? y que por lo tanto estaba convencido de que las enciclopedias contenían el mundo, los siete mares y las verdades tardías, y que todas las mañanas ensayaba frente al espejo los argumentos de venta que iba a espetarles a sus posibles clientes, combinándolos con ejercicios gimnásticos —al menos así nos lo contó don Próspero—, de manera que los elogios a la pasta española, el papel couché, la tipografía Bodoni y las láminas a colores que ilustraban las banderas de la Liga de las Naciones y el plumaje de los sílvidos surgían así, inocentemente, y sin que don Próspero supiera de qué estaba hablando, entre las flexiones y las torsiones que lo preparaban para la gran jornada, y bueno, la primera revelación que cambió el curso de su vida —según también nos lo contó el mismo don Próspero—, ocurrió una mañana en que como siempre se levantó temprano, se desayunó un par de huevos tibios, se puso su traje negro —que relumbrada con brillos estoicos en los codos y en las nalgas— y su imprescindible corbata azul marino y cuando estaba listo para hacer sus ejercicios (siempre los hacía vestido), se dio cuenta de que sus anteojos no habían amanecido en la mesa de noche como todas las mañanas, así que primero los buscó debajo de la mesa, por si se hubieran caído, y luego debajo de la cama y arriba del tocador, y luego abajo de la alfombra que ilustraba a los dromedarios del rey (por si un duende travieso los hubiera puesto allí) y después vació los bolsillos del chaleco y del traje, de donde sacó en conclusión un pañuelo sucio, un billete de diez pesos, algo de moneda suelta, un sacapuntas, un lápiz y un folleto que decía Sólo para Hombres, y después examinó cada uno de los objetos que había en la mesa de noche: la lámpara, el secante, una estilográfica, el cenicero, la carpeta, pero tuvo que aceptar que ninguno de esos objetos se parecía ni remotamente a sus anteojos, y entonces fue cuando su ángel de la guarda —que en su caso era un ángel calvo, miope y feliz por cualquier lado que se le viera—, le inspiró la idea de buscar sus anteojos en la enciclopedia, de manera que abrió el volumen de la letra A en la página 745 y leyó, con ciertos trabajos, el artículo correspondiente, y claro, encontró allí toda clase de instrumentos ópticos como el anteojo de Metius y el de Galileo, teodolitos, taquímetros y espectroscopios, el anteojo de Kepler, los anteojos de Benjamín Franklin y el anteojo paraláctico, e incluso una planta llamada Anteojos de Santa Lucia, pero no encontró por supuesto a sus propios anteojos y en un sentido más amplio, tampoco ninguno de los que hablaba la enciclopedia, de modo que ese mismo día don Próspero fue a la óptica, se mandó hacer un par de anteojos nuevos y comenzó a devorar los volúmenes, pues para saber qué cosas no estaban en la enciclopedia, según nos explicó, era necesario saber cuáles sí estaban, o al menos cuáles creía la gente que sí estaban; y si bien en un principio la palabra escrita le dio la felicidad de comprobar que además de sus anteojos tampoco su cepillo de dientes, la colcha de su cama, las cortinas del cuarto, los huevos tibios y su corbata azul marino estaban en la enciclopedia y que lo mismo le sucedía con la primera persona o cosa que se encontrara al salir de su cuarto así fuera Ricardo el jardinero o el Oldsmobile amarillo y alfombrado de rocío del tío Esteban, sin embargo, y a medida que su pobre cerebro se fue poblando de proverbios frondosos, de cascadas filosas y de imperios retorcidos, a medida, en fin, que comenzó a treparse en los algarrobos, que se fue adentrando en las Islas Aleutianas, siguiendo el hilo de Ariadna y perdiéndose en las espirales de Andrómeda, don Próspero comenzó a desconfiar de las cosas simples como el café con leche y las tarjetas postales, y a preguntarse cómo podía la gente pasarse la vida hablando de si llovía o hacía sol, de la escuela de los niños y de la servidumbre y los precios cuando allí, a un paso de ellos, los esperaban las Defenestraciones de Praga y la Guerra de los Pasteles, y cómo, simplemente, se atrevía la gente a decir buenas tardes, sin conocer la Guía de Perplejos de Maimónides; y entonces, ante la imposibilidad de convencer a todo el mundo de los beneficios de la erudición, don Próspero ¿quieres más cerveza? se decidió a emplear el mecanismo del método de enseñanza de idiomas Olendorf, con lo que se propuso aculturar a todos los que lo rodeaban, y que era un método casi inofensivo que no trajo mayores consecuencias didascálicas, y que consistía en contestar cualquier pregunta con una respuesta que no tuviera nada que ver con ella: Have you been in New York? (¿ha estado usted en Nueva York?), No, but I have got red socks (no, pero tengo calcetines rojos) y así, cuando la dueña de la pensión (esto fue antes de que llegara a la casa de los abuelos) le preguntaba Cómo va hoy su salud, don Próspero, la respuesta, tajante e inmediata era Köchel 221 de Mozart, señora, o cuando el abuelo (años más tarde) le preguntaba si quería jugar pókar, don Próspero contestaba Las Metamorfosis de Ovidio, aunque por lo demás siempre fue un hombre educado capaz de agregar a continuación Bien Gracias, o No sé jugar cartas, o cualquier otra cosa que lo hacía sonreír de vergüenza con las dos mitades de su cara, y para entonces habían comenzado a aparecer en la enciclopedia objetos verdaderos: las planillas del tranvía que usaba para señalar las páginas, manchas de huevo, navajas de afeitar e incluso una vez que se quedó leyendo toda la noche, Flavia la sirvienta encontró la cabeza de don Próspero sobre el mapa de Francia, pero la beatitud de su expresión (que recordaba a la de San Juan Bautista), y los ronquidos que rizaban las viñas de Grenoble, le hicieron pensar a Flavia que aún no había llegado el tiempo en que el corazón de don Próspero se parara de por vida, y si te hablo de Flavia (dijo Walter) es porque ya para entonces don Próspero vivía en la casa de los abuelos, a la que llegó una tarde inolvidable y cuando le preguntó al abuelo si quería comprar una enciclopedia, la abuela Altagracia metió su cuchara y le dijo que consideraría seriamente la posibilidad de comprarla si don Próspero alquilaba un cuarto en la casa, y don Próspero respondió: «La Victoria de Samotracia, señora, trato hecho», y bueno, de Francia a la frenología, agregó Walter, no sólo hay unas cuantas ciudades y unos cuantos personajes más o menos célebres, sino lo que es más importante, sólo hay unas cuantas páginas, así que no habían pasado tres días cuando don Próspero tuvo la segunda gran revelación de su vida al descubrir la ciencia fundada por Francisco José Gall ¿la qué?, preguntó la tía Luisa, y don Próspero le explicó que el cerebro humano es un agregado de órganos que corresponde, cada uno, a una actividad, función o facultad intelectual distintas, y que están más o menos desarrolladas en cada individuo, y que según descubrió Gall (a quien por cierto a causa de sus teorías revolucionarias lo expulsaron de la Austria católica, aclaró Walter) este desarrollo o la carencia del mismo se refleja en la forma de la cabeza, de modo que del examen del cráneo de cada persona, de sus depresiones y protuberancias, se puede deducir el carácter, las inclinaciones y las habilidades de cada persona, pues como dijo el maestro Cubí y Soler, el cráneo se amolda al cerebro, expresó, triunfante, don Próspero, y después de hablarle del viaje de Juan Bautista Bascolpo a la luna donde los habitantes carecen de pelo y la protuberancia craneal que distingue a cada uno de ellos está pintada de un color distinto, ya sea en la frente, las sienes o el occipucio, como si alguien pintara un globo terráqueo todo de blanco y luego de rojo o amarillo un sólo país o una sola montaña, en seguida don Próspero le enumeró a la tía Luisa toda la serie de nombres tan originales y cómicos que los frenólogos le dieron a las treinta y tantas protuberancias del cráneo, como la protuberancia de la chistosividad, la protuberancia de la auditividad y la protuberancia de la talentosidad, y cuando la tía Luisa confesó que no entendía una sola palabra, don Próspero le pidió que observara dos bolas que tenía en la frente, y que correspondían nada menos que a la zona de la deductividad, lo cual quería decir que él, don Próspero, tenía muy desarrollada esa gran capacidad intelectual que se llama deducción, a lo cual la tía Luisa respondió No lo creo, y don Próspero con todo respeto —le dijo— Señora, si usted no lo cree es porque debe tener una depresión cerebral en la zona de la creditividad.
    • 1977 Paso, F. Palinuro [1982] 222 Mx (CDH )
      Cuando acabamos de vendernos y comprarnos todos los objetos tangibles y externos que nos pertenecían, entre ellos las paredes de nuestro cuarto, los cimientos de nuestro edificio y los colores de nuestra bandera, nos vendimos y compramos todo lo imaginable, como los órganos de nuestro cuerpo y sus funciones, nuestras alegrías y nuestras tristezas.
    • 1977 Paso, F. Palinuro [1982] Mx (CDH )
      TRAS LO CUAL, PALINURO ELIGIÓ SU NOMBRE y lo eligió para todos sus productos comenzando por sí mismo y por sus órganos, huesos y deyecciones, y acabando por todos los cuadros, libros, operaciones, anuncios e inventos que pintara, escribiera, ejecutara y patentara, y fue así como Palinuro llegó de la mano de su guía, a LA ISLA DEL NOMBRE PROPIO donde los genios de la Agencia Encantada se ahorran todos los problemas relativos a las marcas de los productos de sus clientes por medio de un sistema gracias al cual el público adquiere toda clase de productos sin nombre, desde alfombras y máquinas de escribir hasta camisas y rollos de película, y unos aparatos especiales se encargan de imprimir, estampar en relieve, bordar o grabar en ellos el nombre de cada cliente, de manera que cada uno sale de la tienda, de la farmacia o del supermercado con sus corbatas Martínez, sus aspirinas Martínez y sus cornflakes Martínez, y así, al mismo tiempo que existen millones de marcas distintas, para cada cliente no existe sino una sola que es la suya.
    • 1977 Paso, F. Palinuro [1982] 256 Mx (CDH )
      Los habitantes de esta Isla en realidad nunca mueren porque cuando revientan comienzan (como Erisicton condenado por Ceres o el Kirtimukha de los templos javaneses) a comerse a sí mismos: se comen sus manos, su estómago, su hígado, sus pulmones, y cuando ya se han comido el maxilar inferior, comienzan a crecerles nuevos órganos de formas, olores y sabores distintos.
    • 1977 Paso, F. Palinuro [1982] 315 Mx (CDH )
      Al fin y al cabo, ¿no habían ascendido un hombre —Cristo— y una mujer —María— en cuerpo y alma al cielo? ¿No volverían, el Día del juicio, las almas a sus cuerpos?, y Palinuro creció y se acostumbró al intercambio de su cuerpo con el mundo; creció y se acostumbró a pensar en forma vaga, imprecisa y muy esporádica en todos aquellos órganos misteriosos que sólo muy de vez en cuando hacían sentir su presencia confusa y sorda y que estaban tan lejos de su conciencia y casi siempre tan lejos de su vida, que no había ninguna posibilidad de conocerlos o explorarlos y por lo mismo ninguna de que mamá dijera Niño no te rasques el hígado, Niño no te muerdas los pulmones, Niño no te metas el dedo en el corazón.
    • 1977 Paso, F. Palinuro [1982] Mx (CDH )
      «Quizás nos convendría partir de Locke —opinó Walter— para tratar de averiguar si la propiedad de nuestros órganos es posible.
    • 1977 Paso, F. Palinuro [1982] 316 Mx (CDH )
      Y esto, que se aplica a unas manzanas humildes y corrientes (ya no digamos a las manzanas de oro que sedujeron a Atalanta), puede también aplicarse no sólo a tu cuerpo o a cada uno de sus órganos y partes, sino a tu propia vida, a tu vida entera.
    • 1977 Paso, F. Palinuro [1982] Mx (CDH )
      Así que cuando el tío Felipe dejó de interesarse y de intervenir en las conversaciones sobre la medicina que se encargaba de iniciar el tío Esteban los sábados en la tarde (para espanto de la tía Luisa que para no escucharlas embobinaba su atención de un alcatraz) y comenzó a afirmar que no le interesaba saber si había sido o no James Bigger el primero que trasplantó una córnea en mil ochocientos treinta y cinco, y que le tenía sin cuidado si Samuel Pepys había pagado o no veinte chelines por una transfusión de sangre de cordero, y cuando todavía más Felipe comenzó a burlarse del tío Esteban que muy orgulloso contaba el caso de Robert Liston y James Syme, que amigos, enemigos y amigos de nuevo se enviaban órganos y miembros del cuerpo humano de Londres a Escocia y dijo que cómo era posible que nadie creyera en esas patrañas, que quién se podía imaginar lo ridículo que se habría visto el ilustre cirujano Liston en bata y pantuflas esperando al cartero a las ocho de la mañana para ver qué le enviaba su amigo Syme, si tres dedos de entrega inmediata o un estómago certificado, y agregó que lo que más le interesaba ahora en la vida no era ya la medicina sino la economía (que era la ciencia del futuro) el abuelo no se preocupó, sino al contrario: pensó que como economista, al tío Felipe se le abrirían más fácilmente las puertas de la política, sin sospechar entonces (el abuelo) que muy pronto Felipe, su Felipillo del alma, habría de ser derrotado por los monopolios, los oligopolios y otros semicabrones de la ciencia económica que se acercaban ya, amenazadores, navegando corriente abajo por las volutas de la oferta y la demanda, y que el mismo Felipe no tardaría en traicionar a la economía y en descubrir en la química lo que por algunas semanas —meses, con suerte— sería, según él, la verdadera y definitiva vocación de su vida: cuando la abuela Altagracia le dijera el siguiente treinta y uno de diciembre te tocan a ti las gotas de la felicidad, y le sirviera las últimas trece gotas de la última botella de sidra del año, en la copa del tío Felipe se habría de transparentar ya la flama azul de los mecheros Bunsen.
    • 1977 Paso, F. Palinuro [1982] 388 Mx (CDH )
      «Y no sabes —le dije, pensando en los pulmones de nuestro hijo, en sus ojos y en tantas otras cosas—. He explorado su cuerpo, y no te imaginas lo que me encontré. Sus pulmones nunca cambiaron de color porque jamás se llenaron de aire y sus ojos nunca se iluminaron con las luces de Bengala porque jamás se abrieron. Su cerebro era un mundo inasible donde no había un solo buen pensamiento, ni un ejército, ni un barril de aceite donde ahogar al sol. Con esto quiero decirte que era un niño sin recuerdos y sin lealtades, sin lágrimas. Jamás he visto un árbol bronquial tan lleno de pájaros desnudos que murieron de frío antes de aprender a cantar. Era, además, un niño sin olvidos y sin esperanzas, con glándulas que se prendieron como rémoras a sus vísceras menos nobles; con órganos como esponjas rojas que escondían su vergüenza en bahías rancias; con cartílagos sin creencias calcáreas. Era un niño sin reflejos, sin orina, sin amigos. En sus entrañas sólo encontré nebulosas que obedecieron a una ecuación viscosa; espumarajos que bañaban el páncreas y las redomas de las islas; flemas albeantes que nunca conocieron el sigilo, reverberos y huesos crudos. Era un niño sin heroísmos y sin sentimientos que no merecía vivir. Y por si fuera poco, por si no fuera suficiente todo ese remolino de cordeles de vinagre que nunca fueron purificados por la linfa, y todo ese simulacro de frutas, cámaras oscuras, artificios y médulas, y si te parece poco que además fuera un niño sin ilusiones y sin rama de olivo que jamás derribó a un duende en la vida, que nunca conoció las frondosidades del orbe, el aire liberado por los cerezos, las zapatillas de los reyes magos; que jamás se atrevió a luchar con el ángel, como Jacob, para ir después de colegio en colegio a presumir las alas de sus puños. Si te parece poco todo esto —le dije—, tienes que saber, además, que nunca he visto a un niño con tantas aberraciones que recordaran su humilde origen animal. Jamás he visto unos riñones tan parecidos a los riñones de un cerdo, una vejiga tan semejante a la de un conejo, un corazón que se diferencie tan poco del corazón de un cordero y unas manos que recuerden tanto las manos de un macaco. Y si te fijas bien, verás que sus ojos iban a ser verdes como los ojos de un tigre y tenían reflejos de cóndor; y su sangre era oscura, como la de una paloma y su piel suave, como la de un antílope. Y si te fijas mejor todavía, descubrirás en su cuerpo tejidos reticulares que eran finos y transparentes como las alas de las libélulas, arterias que eran como las procesiones de serpientes azules que lamían las heridas de los antiguos griegos y ganglios redondos y blancos como ojos de pescado que te ven desde todas partes...»
    • 1977 Paso, F. Palinuro [1982] 565 Mx (CDH )
      Y pensé que claro, esas cosas —me refiero a nuestros miembros y a nuestros órganos— sólo forman parte de nuestra vida, porque de algunas, si no de todas, se puede prescindir.
    • 1977 Paso, F. Palinuro [1982] 567 Mx (CDH )
      Comencé a comer el segundo hot-dog, le di unas migajas a las palomas y les advertí que no porque cuide a mis órganos significa que me cuido a mí mismo, no: los cuido a ellos, porque sé que estoy en sus manos.
    • 1977 Paso, F. Palinuro [1982] 567 Mx (CDH )
      Dejé las últimas migajas de recuerdo en Leicester Square, puse mis huesos unos encima de otros, y caminando tras mi nariz y seguido por mi espalda, me dije (con una voz que no reconocí como la mía) que ellos, todos, mis órganos y mis vísceras, conspiran contra mí cada instante de sus vidas.
    • 1977 Paso, F. Palinuro [1982] 568 Mx (CDH )
      Porque sé que a la larga o a la corta ellos, los órganos de mi cuerpo, van a triunfar, van a acabar conmigo.
    • 1977 Paso, F. Palinuro [1982] 568 Mx (CDH )
      A falta, sin embargo, de meterme en mi propia alma, me refugié en una cabina telefónica, saqué de mi bolsillo una moneda de dos peniques y marqué el servicio de información turística en español para escuchar una voz en mi propio idioma, y mientras la voz hablaba del cambio de guardia, de la última obra de John Osborne, del sepulcro del Duque de Clarence, del concierto de los Rolling Stones, de la feria de flores de Chelsea y de las tiendas de ropa de Knightsbridge, les grité a mis órganos por teléfono que si bien no tenía yo el poder para alquilar mi hígado, para demandar a mi estómago, para correr a patadas a mi corazón o divorciarme de mi cerebro, tendría el placer y el consuelo de arrastrarlos a todos ellos a la tumba, ¿me oyen?, porque jamás, ¿me oyen?, jamás les daré gusto de dejarlos vivos, sentados frente a su tienda y esperando que pase el cadáver de su enemigo.
    • 1977 Paso, F. Palinuro [1982] 569 Mx (CDH )
      Pero como te imaginarás, mis órganos no me contestaron: el diálogo trovadoresco entre los sesos y el corazón escrito por el Marqués de Santillana sólo existe en la literatura, y ya para entonces la voz había acabado su larguísima relación de información turística y había comenzado a hablar otra vez de lo mismo: del cambio de guardia, de la última obra de Osborne, del sepulcro de Jack El Destripador, etc., etc., así que le di las gracias en español y salí de la caseta telefónica, tratando de recordar si había sido Henry Miller el que dijo que vivir en un país donde se escucha todos los días una lengua extranjera, lo vuelve a uno más consciente de ciertos matices del propio idioma que uno jamás imaginó.
    • 1977 Paso, F. Palinuro [1982] 572 Mx (CDH )
      Es decir, nos fuimos yo y todos mis miembros y órganos (que para entonces éramos ya una multitud) con nuestra casa y nuestra patria y nuestro mundo a cuestas, como el caracol.
    • 1977 Paso, F. Palinuro [1982] 592 Mx (CDH )
      ¿Te dije antes, también, que no amaba mis órganos? Tampoco es cierto.
    • 1977 Paso, F. Palinuro [1982] 602 Mx (CDH )
      Llegué a la esquina de Hyde Park, saludé a Wellington montado en su caballo Copenhagen, y viendo su monumento, viendo Aspley House, me pregunté dónde había quedado el buen gusto inglés, dónde se había ido el talento de los arquitectos que construyeron la abadía de Westminster, en la que tantas veces y frente a las placas y los bustos y los nichos de Jane Austen y Coleridge y Newton y tantos otros artistas y personajes, me pregunté: si aprendemos a ver la luz con los ojos de Turner, ¿por qué la mácula lútea de nuestra retina no se llama la mácula de Turner? Si aprendemos a entender el mundo con el cerebro de Einstein, ¿por qué no tenemos en nuestro cerebro un surco interlobular que se llame la cisura de Einstein? Y luego —y mientras al mismo tiempo pensaba someter a las Academias de Medicina de todo el mundo una larga lista que incluyera el reflejo de Proust, el antro de Platón y el músculo risorio de Bergson— seguí elaborando mi cuento: nuestro sabio —dije caminando rumbo a los baños públicos por el subterráneo que pasa bajo el monumento a Wellington— nuestro sabio, que durante todas sus vidas anteriores se había indignado y deprimido sucesivamente ante las diversas teorías, o bien había perdonado a sus atacantes, o había permanecido al margen dedicado a su trabajo en esta treceava vida se transformó en un entusiasta seguidor de la frenología —la ciencia que tanto fascinó a don Próspero— y como fue siempre un admirador del wit inglés que Gall llamó esprit de saillie y Spurzheim denominó mirthfulness, dispuso que su cerebro fuera trasplantado a un cráneo que al igual que el de Rabelais o Piron, tuviera dos protuberancias esféricas en la parte superior y lateral de la frente, como signo de desarrollo de los órganos que Cubí y Soler designó como órganos de la chistosividad.
    • 1977 Paso, F. Palinuro [1982] 602 Mx (CDH )
      Llegué a la esquina de Hyde Park, saludé a Wellington montado en su caballo Copenhagen, y viendo su monumento, viendo Aspley House, me pregunté dónde había quedado el buen gusto inglés, dónde se había ido el talento de los arquitectos que construyeron la abadía de Westminster, en la que tantas veces y frente a las placas y los bustos y los nichos de Jane Austen y Coleridge y Newton y tantos otros artistas y personajes, me pregunté: si aprendemos a ver la luz con los ojos de Turner, ¿por qué la mácula lútea de nuestra retina no se llama la mácula de Turner? Si aprendemos a entender el mundo con el cerebro de Einstein, ¿por qué no tenemos en nuestro cerebro un surco interlobular que se llame la cisura de Einstein? Y luego —y mientras al mismo tiempo pensaba someter a las Academias de Medicina de todo el mundo una larga lista que incluyera el reflejo de Proust, el antro de Platón y el músculo risorio de Bergson— seguí elaborando mi cuento: nuestro sabio —dije caminando rumbo a los baños públicos por el subterráneo que pasa bajo el monumento a Wellington— nuestro sabio, que durante todas sus vidas anteriores se había indignado y deprimido sucesivamente ante las diversas teorías, o bien había perdonado a sus atacantes, o había permanecido al margen dedicado a su trabajo en esta treceava vida se transformó en un entusiasta seguidor de la frenología —la ciencia que tanto fascinó a don Próspero— y como fue siempre un admirador del wit inglés que Gall llamó esprit de saillie y Spurzheim denominó mirthfulness, dispuso que su cerebro fuera trasplantado a un cráneo que al igual que el de Rabelais o Piron, tuviera dos protuberancias esféricas en la parte superior y lateral de la frente, como signo de desarrollo de los órganos que Cubí y Soler designó como órganos de la chistosividad.
    • 1977 Paso, F. Palinuro [1982] 191 Mx (CDH )
      Pero Palinuro ya no deseaba escuchar nada de disecciones y autopsias imaginarias o de las disecciones que se anunciaban con bombo y platillos en el Daily Advertiser o en el London Evening Post, sino que quería, y así se lo dijo a Walter, referirse a una sola disección, o para ser más exactos a una sola autopsia concreta y real: la del segundo muchacho, a la que había asistido hasta el fin, hasta que el profesor había tomado su cerebro en la mano (no el suyo, claro, sino el del muchacho) y comenzado a rebanarlo en dieciséis partes, y de esto es de lo que interesaba hablarle a Walter y que Walter le hablara: del momento en que el profesor, tras extirpar la lengua, la garganta, los globos oculares y el cerebro, cortó transversalmente el hígado con un cuchillo largo y filoso y abrió el riñón y escindió los testículos y el bazo y comenzó después a rebanar el cerebro, y el silencio en el anfiteatro (le dijo Palinuro) era absoluto y si de la calle llegaba el rechinido de un tranvía, el clamor de los automóviles o un grito, no llegó en cambio ningún ruido que pudiera confundirse con Dios, así como adentro de la sala ningún ruido se confundió con un quejido cuando el profesor extrajo las cuerdas vocales, y ningún sonido se confundió con una exhalación cuando el profesor cortó el tejido pulmonar y si acaso hubo ruidos que se asemejaran en algo a los que hace un organismo vivo, se produjeron cuando el ayudante del profesor, en un cuarto anexo a la sala, vació en un recipiente el contenido del estómago y exprimió el intestino para que expulsara las heces, y por supuesto (¿pero qué por supuesto? preguntó Walter), no hubo tampoco, cuando el profesor comenzó a cortar el cerebro, ningún destello de conciencia pura o un último fuego de artificio póstumo que revelara un milagro: el cerebro era simplemente un órgano que podía cogerse con una sola mano, un órgano que como decía Walter tenía en efecto forma de huevo y estaba cubierto de sustancia gris y era blanco por dentro y tenía cisuras y surcos y eminencias y que podía rebanarse exactamente en la misma forma en que se rebana un jamón o un queso Emmental.
    • 1977 Paso, F. Palinuro [1982] 191 Mx (CDH )
      Pero Palinuro ya no deseaba escuchar nada de disecciones y autopsias imaginarias o de las disecciones que se anunciaban con bombo y platillos en el Daily Advertiser o en el London Evening Post, sino que quería, y así se lo dijo a Walter, referirse a una sola disección, o para ser más exactos a una sola autopsia concreta y real: la del segundo muchacho, a la que había asistido hasta el fin, hasta que el profesor había tomado su cerebro en la mano (no el suyo, claro, sino el del muchacho) y comenzado a rebanarlo en dieciséis partes, y de esto es de lo que interesaba hablarle a Walter y que Walter le hablara: del momento en que el profesor, tras extirpar la lengua, la garganta, los globos oculares y el cerebro, cortó transversalmente el hígado con un cuchillo largo y filoso y abrió el riñón y escindió los testículos y el bazo y comenzó después a rebanar el cerebro, y el silencio en el anfiteatro (le dijo Palinuro) era absoluto y si de la calle llegaba el rechinido de un tranvía, el clamor de los automóviles o un grito, no llegó en cambio ningún ruido que pudiera confundirse con Dios, así como adentro de la sala ningún ruido se confundió con un quejido cuando el profesor extrajo las cuerdas vocales, y ningún sonido se confundió con una exhalación cuando el profesor cortó el tejido pulmonar y si acaso hubo ruidos que se asemejaran en algo a los que hace un organismo vivo, se produjeron cuando el ayudante del profesor, en un cuarto anexo a la sala, vació en un recipiente el contenido del estómago y exprimió el intestino para que expulsara las heces, y por supuesto (¿pero qué por supuesto? preguntó Walter), no hubo tampoco, cuando el profesor comenzó a cortar el cerebro, ningún destello de conciencia pura o un último fuego de artificio póstumo que revelara un milagro: el cerebro era simplemente un órgano que podía cogerse con una sola mano, un órgano que como decía Walter tenía en efecto forma de huevo y estaba cubierto de sustancia gris y era blanco por dentro y tenía cisuras y surcos y eminencias y que podía rebanarse exactamente en la misma forma en que se rebana un jamón o un queso Emmental.
    • 1977 Paso, F. Palinuro [1982] 191 Mx (CDH )
      Y Walter, Walter que sabía tantas cosas, Walter que conocía las historias de la medicina más antiguas —y exóticas que narraban el arte de curar desde los tiempos en que Sorano llamaba testículos a los ovarios y se decía que los escorpiones venían de la tierra de Gog y Magog; Walter que con cualquier pretexto contaba cómo Aristóteles refutó la teoría de Alcmeón, el cual afirmaba que las cabras respiran por las orejas, Walter, en fin, le dijo a Palinuro que quizás la última comparación era la más adecuada, y le recordó el proceso de porosis del cerebro durante el cual después de la muerte este órgano se llena de pequeñas cavidades de forma regular bajo la influencia de los microbios de la putrefacción y que son muy parecidas, según decían, a los agujeros del queso Emmental.
    • 1977 Paso, F. Palinuro [1982] 193 Mx (CDH )
      Pero además, después de que Max Dad y Broca habían localizado el centro del habla en la base de la circunvolución frontal del hemisferio izquierdo (que después lo refutara Henry Head eso era totalmente irrelevante para lo que estaban hablando haciendo uso, precisamente, de las circunvoluciones apropiadas cualesquiera que fueron), y después de que Helmholtz demostrara que el impulso nervioso viaja con boleto de ida y vuelta, y de que Fritsch y Hitzig comprobaran que un estímulo eléctrico del cortex cerebral provoca un movimiento involuntario de los ojos, después de todo eso (y antes también, porque Walter le advirtió que estaba citando nombres y experimentos en absoluto desorden cronológico), los investigadores habían encontrado maravillas en ese pequeño órgano que Palinuro había visto rebanar en dieciséis partes; o para ser más correctos, no sólo en el cerebro sino en todos los órganos y agregados que junto con los dos hemisferios cerebrales, forman el encéfalo.
    • 1977 Paso, F. Palinuro [1982] Mx (CDH )
      un muchacho que presumía de que, sin ser mago —porque en realidad era adivino—, tenía el poder suficiente como para condecorar a un estornudo, reírse de una carcajada con sus propios dientes o mandar a un pedo a los infiernos porque él sí, contra todo lo que le aseguraran Palinuro o el primo Walter, era amo y señor de todo su cuerpo y sus funciones incluyendo no sólo sus bien engrasadas circunvoluciones que giraban a más de cien pensamientos por minuto sino también de cualquier otro órgano por importante o por sagrado que se considerara.
    • 1977 Paso, F. Palinuro [1982] Mx (CDH )
      «La cosa, exactamente —terció Fabricio— ¿O no sabes lo que es una verga? ¿No has oído nunca hablar del miembro viril o pene, también llamado en el siglo dieciocho el Arbor vitae destinado a perpetuar la especie gracias a la penetración que efectúa de la Frutex vulvaria? ¿No has oído hablar nunca de un falo? ¿De los caínitas, que en la forma de este órgano adoraban a la muerte porque su creación era un onanismo infinito y su redención un aborto eterno?»
    • 1977 Paso, F. Palinuro [1982] 573 Mx (CDH )
      Y mientras bajaba las tortuosas y oscuras escaleras de la torre de la Universidad de Glasgow pensé en los capítulos del Ulises, cada uno dedicado a un órgano distinto, y pensé en Borges («No es inconcebible una historia de los sueños de un hombre; otra, de los órganos de su cuerpo...») y pensé en Henry James que afirmaba que toda novela debía ser como un organismo viviente, único y continuo, y me prometí que ese libro que yo iba a escribir alguna vez sería tan enfermizo, frágil y defectuoso como el organismo humano, pero a la vez, si era posible (aunque es imposible) tan complicado y magnífico, dije, mientras yo y mis cien mil kilómetros de tubería sanguínea bajábamos de dos en dos la escalera de caracol de la torre, pero no será, me dije (me repetí hasta el cansancio) no será un libro con una piel apolínea, con una piel lisa y blanca y suave como la piel de Ofelia que corra un velo estético sobre la realidad, no: será un libro descarnado, dije saliendo a las calles de Glasgow, un libro dionisiaco que afirme triunfalmente la vida con toda su oscuridad y su horror.
    • 1977 Paso, F. Palinuro [1982] 583 Mx (CDH )
      Así que cuando diga mi vejiga no quiere decir que me refiera a la vejiga de Walter, sino simplemente a ese órgano muscular hueco que estoy señalando (con un dedo que tampoco es el mío) y cuya única función parece ser la de reservorio de la orina para después echarla —y si esa es su única función bien podíamos haber prescindido de la vejiga en un mundo menos imperfecto— y que ahora, por cierto (es decir ese día, cuando yo estaba en Londres) contenía más de medio litro que me dispuse a expeler a través del miembro, no sin antes prometerme que si me pescaba un policía, iba a negar que el charco resultante era de mi orina, y que por lo tanto, hubiera salido de mi miembro.
    • 1977 Paso, F. Palinuro [1982] 598 Mx (CDH )
      En cambio su hermano el cirujano que será miembro del Royal College of Surgeons, dije señalando en la dirección de Lincoln's Inn Fields, fue un hombre que partió de las raíces más profundas del conocimiento, y de las más m