13.ª Entrega (diciembre de 2022)
Versión del 31/12/2022
Equipo Real Academia Española
Familia Ver familia de palabras
abanicazo s. (1770-)
abanicazo
Etim. Derivado de abanico y -azo.

Se documenta por primera vez, en la acepción 'golpe dado con el abanico', consignada en el Diccionario de Autoridades del año 1770, y se documenta su uso léxico en una fecha anterior a 1800, en el entremés El cortejo sustituto, de J. I. González del Castillo, publicado tras la muerte del autor sobrevenida en 1800. Con la acepción 'movimiento brusco y rápido dado al abanico, generalmente para hacer aire', se atestigua en 1775, en El Bufón de la corte, de J. de Serna, y se consigna en 1895, en el Diccionario enciclopédico de la lengua castellana de Zerolo. En la acepción 'pase que se da al toro sobre la cara moviendo el capote o la muleta de un lado a otro', se atestigua en 1866, en una crítica taurina aparecida en El Pabellón Nacional (Madrid) en septiembre de ese año. Con la acepción 'ráfaga o soplo de aire, generalmente intenso y breve', se documenta en 1893, en "Traducción de La rosa de Toulumne, por Bret-Harte (conclusión)", publicada en La Ilustración Ibérica (Barcelona). En la acepción 'sensación repentina e intensa', se documenta en 1914, en la noticia "Región de Alhama. Sesión municipal [...] Cervera", del diario La Rioja: Diario Político (Logroño). Como 'golpe fallido que se da al aire', se registra en 1925, en la crónica deportiva "Morán agotó a P. de León en los últimos rounds ganándole por puntos", de G. Pi, publicada en el Diario de la Marina (La Habana). Por otro lado, como 'ráfaga repentina de luz', se documenta en 1927, en "El perro de Pepín, héroe popular", firmado por Pick en La Voz de Cantabria (Santander). Como 'perturbación atmosférica caracterizada por lluvia intensa y viento fuerte', se atestigua en 1955, en la nota meteorológica "Calor", publicada en el Diario de Burgos (Burgos).

Se consigna como 'sablazo. Tajo con la espada' en 1912, en el Glosario de voces de armería, de Leguina. 

Vid. también abanicazo (DH 1933-1936 y DHLE 1960-1996). 

  1. >abanico+–azo
    s. m. Golpe dado con el abanico.
    docs. (1770-2022) 25 ejemplos:
    • 1770 RAE DiccAutoridades 2.ª ed. (NTLLE)
      ABANICAZO. El golpe dado con algun abanico.
    • 2022 Muriel, Ó. San Jerónimo, III Mx (BD)
      Julianita se tomó su tiempo mientras le coqueteaba a los guardias, que parecían haberse despabilado un poco. Doña Carmela Castrejón De la Corcuera sólo pudo esperar a que terminaran de intercambiar miradas y sonrisitas libidinosas, sabiendo que ya tampoco podía soltar insultos y abanicazos: la familia De la Corcuera había perdido sumas estúpidas de dinero durante las recientes batallas en la Guerra de la Gran Alianza, y su reputación en Palacio comenzaba a verse como el raído brocado de su vestido.
    • 1770 RAE DiccAutoridades 2.ª ed. (NTLLE)
      ABANICAZO. El golpe dado con algun abanico.
    • a1800 Glz Castillo, J. I. Cortejo [1812] p. 435 Esp (BD)
      Pedr... Con unas solo me obligo / á llebarlas al teatro, / al paseo, a la visita; / y con otras me contrato / para el tocador, la mesa, / la tertulia y el estrado. / Ya vé Vd que solo asi / puedo servirlas con garvo, / y aun con todo no me libro / de araños y abanicazos.
    • 1818 Anónimo "Noticias literarias" [19-07-1818] Diario Mercantil de Cádiz (Cádiz) Esp (HD)
      Estas costumbres tan sociales y amenas se hallaban acompañadas de las cualidades mas esenciales del alma. Nunca se vió entre ellos, durante las seis semanas que permanecieron en Lu-chu los ingleses, ninguna riña ni apariencia de desunion, ni se vio otro castigo que el de una mirada severa ó un abanicazo. Nada echaron menos los navegantes aunque todo estaba á mano de esa gente, que debia hallarse tentada por objetos todos nuevos y curiosos.
    • 1836 Anónimo "Argel" [03-07-1836] Semanario Pintoresco Español (Madrid) Esp (HD)
      El rey de Francia le declaró la guerra, hizo desembarcar en África un ejercito, y en pocos dias el dey espió con la pérdida de su reino la afrenta de un abanicazo.
    • 1844 Somoza, J. El Capón 75 Artículos Esp (CDH )
      Hubo al anochecer corros y grupos en los claustros, hubo carreras, chillidos, pellizcos y abanicazos; cerráronse las puertas de las celdas, los faroles se apagaron, las patrullas de porteras tuvieron que retirarse y fueron, en fin, chicheadas y llamadas viejas todas las autoridades en esta criminal noche.
    • 1882 Pz Rosales, V. Recuerdos (1814-1860) [1993] 162 Chile (CDH )
      Lo primero que se le ocurrió para olvidar el percance que en mala hora le atrajo la soltura de su mano para aplicar abanicazos en el rostro de un cónsul trapalón, fue el ir a echar un verde al mismo París.
    • 1891 Coloma, L. Pequeñeces [1987] Esp (CDH )
      La duquesa le hizo callar de un abanicazo, y la de López Moreno, llena de satisfacción al verse objeto del interés de todos, continuó el relato de su susto, un susto atroz, una barbaridad de susto... El tren traía cuarenta y dos coches atestados de gente que iba a Biarritz, a San Juan de Luz, a Bayona, a cualquier parte, con tal de pasar la frontera. En Vitoria añadieron otra máquina y entraron cuatro compañías del Regimiento de Luchana.
    • 1902 Anónimo (Zeda) "Crónica teatros" [02-06-1902] La Ilustración Artística (Barcelona) Esp (HD)
      De lo único que puede juzgarse con algún fundamento es de la parte mímica, sobre todo cuando ésta expresa grandes pasiones, dolores violentos, peleas ó muertes. Enlodas estas cosas abundan los dramas con que nos ha obsequiado la compañía japonesa. En ellos hay puñadas, abanicazos, palos, sablazos y puñaladas, todo aderezado con revolcones, volteretas y saltos mortales más propios de saltimbanquis que de cómicos.
    • 1923 Romero, F. / Fdz Shaw, G. Doña Francisquita [2002] Esp (CDH )

      (CARDONA sale por un lado al tiempo que hacen mutis los últimos personajes de la escena anterior. Viste aquél magnífico disfraz femenino con peluca, mantilla y peina. Surge de un pelotón de hombres que le acorralaba, cerrándole el paso. Se cubre la cara con un antifaz. Luego, FERNANDO.)

      HABLADO.

      CARDONA.—(Sacudiendo sendos abanicazos a algunos hombres.)Paso, granujas, respeten / que soy mujer y voy sola. / (Adelantándose al proscenio y cambiando la voz de máscara por la suya natural.)
    • 1962 Carpentier, A. Siglo luces [1979] Cuba (CDH )
      "Justos y pecadores andan revueltos", dijo Hauguard espantando las moscas a abanicazos. Iba el joven a preguntarle por Billaud, cuando un anciano andrajoso, nimbado por un vaho de aguardiente, se acercó a la mesa, clamando que cuanta calamidad agobiara a los franceses estaba más que merecida.
    • 1981 Martín Recuerda, J. Caballos desbocaos [1981] Esp (CDH )

      DOÑA CAROLINA.(Inesperadamente ha pensado también bailar, cuando coge a su pareja, se le ve un afán desesperante y nervioso por tentar y dar con el posible revólver, mientras dice):Yo también, pero con el tonto del sombrero de copa. (Es EL TONTO «DE LOS OJOS CHINGONES».)¡Olé, olé, olé! (Su mano no deja de tentar nerviosa.)

      («EL BORLAS» se dirige a DOÑA M.ª JOSEFA. Ésta sofocada, le da un abanicazo en la cabeza.)

      DOÑA M.ª JOSEFA.Déjenme. Yo soy la alcaldesa.

    • 1997 Évora, T. Orígenes música cubana [1997] Cuba (CDH )
      El cedazo, un paso que requería del abrazo de la pareja, se hizo muy popular a pesar de las disgustadas miradas y los fuertes abanicazos de las carabinas.
    • 2016 Costas, N. "Momentazos" [29-09-2016] El Confidencial (Madrid): elconfidencial.com Esp (HD)
      Varios han sido los momentos por los que la segunda gala de audiciones a ciegas será recordada, entre el guiño a Laura Pausini y el "abanicazo" de Malú a Sanz. [...] Malú se llevó a Mayte, una de las voces más deseadas, y durante su efusiva celebración tuvo que escuchar como Alejandro Sanz la picaba por lo bajo, ante lo cual no dudó en lanzarle el abanico que tenía en las manos con tanta fuerza que tuvo que disculparse de inmediato: "No quería hacerlo tan fuerte, perdona. No quería hacerlo tan fuerte", repetía.
    • 2017 Molina, C. Carolus Esp (BD)
      Llegaron Marina y Dorita en un carruaje alquilado, ya que no había para más, a la casa de doña Laureana, que se encontraba cerca del Prado de San Jerónimo, y muy pronto comenzaron las risas y los abanicazos contra el pecho.
    • 2022 Muriel, Ó. San Jerónimo, III Mx (BD)
      Julianita se tomó su tiempo mientras le coqueteaba a los guardias, que parecían haberse despabilado un poco. Doña Carmela Castrejón De la Corcuera sólo pudo esperar a que terminaran de intercambiar miradas y sonrisitas libidinosas, sabiendo que ya tampoco podía soltar insultos y abanicazos: la familia De la Corcuera había perdido sumas estúpidas de dinero durante las recientes batallas en la Guerra de la Gran Alianza, y su reputación en Palacio comenzaba a verse como el raído brocado de su vestido.
    • 1770 RAE DiccAutoridades 2.ª ed. (NTLLE)
      ABANICAZO. El golpe dado con algun abanico.
    • a1800 Glz Castillo, J. I. Cortejo [1812] p. 435 Esp (BD)
      Pedr... Con unas solo me obligo / á llebarlas al teatro, / al paseo, a la visita; / y con otras me contrato / para el tocador, la mesa, / la tertulia y el estrado. / Ya vé Vd que solo asi / puedo servirlas con garvo, / y aun con todo no me libro / de araños y abanicazos.
    • 1818 Anónimo "Noticias literarias" [19-07-1818] Diario Mercantil de Cádiz (Cádiz) Esp (HD)
      Estas costumbres tan sociales y amenas se hallaban acompañadas de las cualidades mas esenciales del alma. Nunca se vió entre ellos, durante las seis semanas que permanecieron en Lu-chu los ingleses, ninguna riña ni apariencia de desunion, ni se vio otro castigo que el de una mirada severa ó un abanicazo. Nada echaron menos los navegantes aunque todo estaba á mano de esa gente, que debia hallarse tentada por objetos todos nuevos y curiosos.
    • 1825 Núñez Taboada, M. DiccLengCastellana (NTLLE)
      ABANICAZO, s. m. Golpe dado con abanico.
    • 1836 Anónimo "Argel" [03-07-1836] Semanario Pintoresco Español (Madrid) Esp (HD)
      El rey de Francia le declaró la guerra, hizo desembarcar en África un ejercito, y en pocos dias el dey espió con la pérdida de su reino la afrenta de un abanicazo.
    • 1844 Somoza, J. El Capón 75 Artículos Esp (CDH )
      Hubo al anochecer corros y grupos en los claustros, hubo carreras, chillidos, pellizcos y abanicazos; cerráronse las puertas de las celdas, los faroles se apagaron, las patrullas de porteras tuvieron que retirarse y fueron, en fin, chicheadas y llamadas viejas todas las autoridades en esta criminal noche.
    • 1882 Pz Rosales, V. Recuerdos (1814-1860) [1993] 162 Chile (CDH )
      Lo primero que se le ocurrió para olvidar el percance que en mala hora le atrajo la soltura de su mano para aplicar abanicazos en el rostro de un cónsul trapalón, fue el ir a echar un verde al mismo París.
    • 1882 Pz Rosales, V. Recuerdos (1814-1860) [1993] 421 Chile (CDH )
      Ocupados, quién sabe cuánto tiempo, en descabezar culebras a varillazos y en derribar a pedradas las muchas tortugas que engrosaban, puestas en fila, los troncos de los árboles recostados sobre el agua, perseguidos por los zancudos que llegaban a empañar la vista con sus bandadas y que nos hacían pedazos con sus picadas, sin que el humo, las manotadas y los abanicazos con ramas fuesen parte a librarnos de ellos, ya muy entrada la tarde nos recogimos a bordo.
    • 1890 Picón, J. O. Honrada [2000] Esp (CDH )

      Pendiente de la cintura y sujeto por una cadenilla de níquel llevaba Plácida un abanico grande, de los llamados pericos: Fernando se lo arrancó de un tirón, lo agarró por la parte ancha de las guías, y alzándolo con furia la golpeó en la cabeza, en el rostro, en el cuello, en los hombros, donde pudo, hasta que con el hierro del clavillo la hirió en la frente.

      [...] Los abanicazos se delataban claramente: en unos sitios aparecía la epidermis fuertemente aporreada de plano; otras señales eran puntazos producidos por el clavillo.

    • 1891 Coloma, L. Pequeñeces [1987] Esp (CDH )
      La duquesa le hizo callar de un abanicazo, y la de López Moreno, llena de satisfacción al verse objeto del interés de todos, continuó el relato de su susto, un susto atroz, una barbaridad de susto... El tren traía cuarenta y dos coches atestados de gente que iba a Biarritz, a San Juan de Luz, a Bayona, a cualquier parte, con tal de pasar la frontera. En Vitoria añadieron otra máquina y entraron cuatro compañías del Regimiento de Luchana.
    • 1891 Coloma, L. Pequeñeces [1987] Esp (CDH )

      Esto hizo reír mucho a todas aquellas señoras, y unas en pos de otras comenzaron a retirarse, nerviosas, entusiasmadas, confesándose mutuamente que era muy entretenido conspirar danzando y luciendo trapos en la Castellana; que era más fácil de lo que ellas creían derribar un trono a abanicazos.

      Mentras tanto, Villamelón, escurriéndose tras cortinas, puertas y tapices, miraba desfilar la ilustre concurrencia sin osar presentarse ante ella.

    • 1891 Coloma, L. Pequeñeces [1987] Esp (CDH )
      Era la duquesa mujer muy discreta, nada escrupulosa, conocía a Madrid palmo a palmo, y escuchábala Butrón como un oráculo en todo lo referente a guerra femenil de intriguillas y abanicazos. A poco llegó el general Pastor, próximo a partir también al Norte para secundar el movimiento de Concha, y vino luego un don José Pulido, hombre listo y travieso, pies y manos de Butrón, y también su ninfa Egeria, que había sido condiscípulo suyo en la Universidad, y desempeñado muy buenos puestos a la sombra del diplomático.
    • 1902 Anónimo (Zeda) "Crónica teatros" [02-06-1902] La Ilustración Artística (Barcelona) Esp (HD)
      De lo único que puede juzgarse con algún fundamento es de la parte mímica, sobre todo cuando ésta expresa grandes pasiones, dolores violentos, peleas ó muertes. Enlodas estas cosas abundan los dramas con que nos ha obsequiado la compañía japonesa. En ellos hay puñadas, abanicazos, palos, sablazos y puñaladas, todo aderezado con revolcones, volteretas y saltos mortales más propios de saltimbanquis que de cómicos.
    • 1923 Romero, F. / Fdz Shaw, G. Doña Francisquita [2002] Esp (CDH )

      (CARDONA sale por un lado al tiempo que hacen mutis los últimos personajes de la escena anterior. Viste aquél magnífico disfraz femenino con peluca, mantilla y peina. Surge de un pelotón de hombres que le acorralaba, cerrándole el paso. Se cubre la cara con un antifaz. Luego, FERNANDO.)

      HABLADO.

      CARDONA.—(Sacudiendo sendos abanicazos a algunos hombres.)Paso, granujas, respeten / que soy mujer y voy sola. / (Adelantándose al proscenio y cambiando la voz de máscara por la suya natural.)
    • 1937 Glz Arrili, B. "Langostas" [20-11-1937] Caras y Caretas (Buenos Aires) Ar (HD)
      Un día se anunciaron las langostas. Llegaron unas vanguardias como abriendo el camino. Algunas aturdidas se golpeaban secamente sobre las tapias y los troncos. Se les espantó con ruido de latas y abanicazos de palmas o banderazos de trapos viejos atados a cañas tacuaras.
    • 1941-a1961 Guerra Navarro, F. Cuentos Pepe Monagas [1976] Esp (CDH )
      Pegaron los leñazos, que en un principio se resolvieron con gritos joviales de protesta y algún que otro recio abanicazo. Pero como repitiera la suerte hasta tres o cuatro veces con una máscara, gorda ella, que iba y venía del baile a un grupo de cotorrones enralados que estaban mandándose unos güisquis a la entrada, haciéndola caer por fin con tal talegazo que creo que hubo que llevarla a ca Amador, la broma dejó de ser broma y enredó la pita.
    • 1962 Carpentier, A. Siglo luces [1979] Cuba (CDH )
      "Justos y pecadores andan revueltos", dijo Hauguard espantando las moscas a abanicazos. Iba el joven a preguntarle por Billaud, cuando un anciano andrajoso, nimbado por un vaho de aguardiente, se acercó a la mesa, clamando que cuanta calamidad agobiara a los franceses estaba más que merecida.
    • 1981 Martín Recuerda, J. Caballos desbocaos [1981] Esp (CDH )

      DOÑA CAROLINA.(Inesperadamente ha pensado también bailar, cuando coge a su pareja, se le ve un afán desesperante y nervioso por tentar y dar con el posible revólver, mientras dice):Yo también, pero con el tonto del sombrero de copa. (Es EL TONTO «DE LOS OJOS CHINGONES».)¡Olé, olé, olé! (Su mano no deja de tentar nerviosa.)

      («EL BORLAS» se dirige a DOÑA M.ª JOSEFA. Ésta sofocada, le da un abanicazo en la cabeza.)

      DOÑA M.ª JOSEFA.Déjenme. Yo soy la alcaldesa.

    • 1992 Grijalva, H. Año serpiente p. 34 Mx (BD)
      Frente a ellos, se encontraba una carreta cargada de botes de leche, enganchada a una pacífica mula, que se ocupaba de espantarse las moscas con sacudidas de cabeza y abanicazos de la cola. El lechero no se veía por las cercanías.
    • 1997 Évora, T. Orígenes música cubana [1997] Cuba (CDH )
      El cedazo, un paso que requería del abrazo de la pareja, se hizo muy popular a pesar de las disgustadas miradas y los fuertes abanicazos de las carabinas.
    • 2001 RAE DRAE 22.ª ed. (NTLLE)
      abanicazo. [...] m. Golpe dado con el abanico.
    • 2014 RAE DLE (NTLLE)
      abanicazo [...] m. Golpe dado con el abanico.
    • 2016 Costas, N. "Momentazos" [29-09-2016] El Confidencial (Madrid): elconfidencial.com Esp (HD)
      Varios han sido los momentos por los que la segunda gala de audiciones a ciegas será recordada, entre el guiño a Laura Pausini y el "abanicazo" de Malú a Sanz. [...] Malú se llevó a Mayte, una de las voces más deseadas, y durante su efusiva celebración tuvo que escuchar como Alejandro Sanz la picaba por lo bajo, ante lo cual no dudó en lanzarle el abanico que tenía en las manos con tanta fuerza que tuvo que disculparse de inmediato: "No quería hacerlo tan fuerte, perdona. No quería hacerlo tan fuerte", repetía.
    • 2017 Molina, C. Carolus Esp (BD)
      Llegaron Marina y Dorita en un carruaje alquilado, ya que no había para más, a la casa de doña Laureana, que se encontraba cerca del Prado de San Jerónimo, y muy pronto comenzaron las risas y los abanicazos contra el pecho.
    • 2022 Muriel, Ó. San Jerónimo, III Mx (BD)
      Julianita se tomó su tiempo mientras le coqueteaba a los guardias, que parecían haberse despabilado un poco. Doña Carmela Castrejón De la Corcuera sólo pudo esperar a que terminaran de intercambiar miradas y sonrisitas libidinosas, sabiendo que ya tampoco podía soltar insultos y abanicazos: la familia De la Corcuera había perdido sumas estúpidas de dinero durante las recientes batallas en la Guerra de la Gran Alianza, y su reputación en Palacio comenzaba a verse como el raído brocado de su vestido.
    dar abanicazo
    docs. (1846-2003) 8 ejemplos:
    • 1846 Campoamor, R. Filosofía leyes p. 51 Esp (BD)
      Una sonrisa irónica puede dar motivo á un combate personal á muerte, asi como el abanicazo dado por el Dey de Argel á un cónsul francés bastó para que el rey de Francia lo arrojase del trono y se apoderase de sus estados.
    • 2003 Martínez, F. Pablo Baal [2006] p. 128 Co (BD)
      Es Santiago ‘La mosca’ Calero. [...] En la mesa de al lado está sentada la condesa Clarita Cucalón del Jimeneo y su marido, el conde Jimeneo de Malagana, que ya quieren darle abanicazos en la cabeza al pobre Santiago.
    • 1846 Campoamor, R. Filosofía leyes p. 51 Esp (BD)
      Una sonrisa irónica puede dar motivo á un combate personal á muerte, asi como el abanicazo dado por el Dey de Argel á un cónsul francés bastó para que el rey de Francia lo arrojase del trono y se apoderase de sus estados.
    • 1876 Mentaberry Pozo, A. Impresiones viaje China p. 39 Esp (BD)
      —¡Con un holandés! V. se chancea, eso jamás; yo me casaré con un español, y no quiero vivir en las Indias, sino en Europa. —¿Con un español? —repuse con acento que parecía alarmado. —Debo advertir á V. que yo he pronunciado ciertos votos y... —¡Fátuo! —gritó con cómica indignación—, tome V., esto merece un castigo; —y me dio un abanicazo en la mano. Luego, pesarosa, dijo: —¿le he hecho á V. daño? —Manos blancas no ofenden, —le contesté inclinándome.
    • 1900 Muñoz Pabón, J. F. Buen paño p. 118 Esp (BD)
      ¿Ven ustedes? —siguió diciendo, mientras volvía el rostro á Curra Pando y al padre de Carlota, como á caza de prosélitos para la doctrina que iba á asentar—; ¿ven ustedes cómo el débil y el que tiene la culpa de todo no es ni más ni menos que éste? —y dió un fuerte abanicazo en el hombro de su hermano.
    • 1907 Hoyos Vinent, A. Flor p. 219 Esp (BD)
      Por Dios, marquesa, no creo... —Pues eso dice todo el mundo. —Pero nosotros no debemos creerlo. La dama, pese á sus ínfulas de gran señora, sintió deseos de darle un abanicazo. ¡Habráse visto pelele! ¡Claro, el muy gorrón!...
    • 1928 Muñoz Pabón, J. F. Justa y Rufina Lecturas, noviembre 1928 Esp (CDH )
      — Nada, señor doctor —clamaba Lolita, dándole abanicazos en la pechera—; el gazpacho se impone y no nos dejará usted más feas de lo que somos; pero ¡ay de usted como sea a secas! Ande usted, don Bartolomé, a ver si lo convence.
    • 1943 Anónimo "Sisenando" [24-05-1943] Hoja Oficial del Lunes (Santander) Esp (HD)
      Un poco abrumaba el calor a doña Sinfororsa, pero al ver feliz a su marido, no se quejó de nada. Todo era la cosa de darse más cantidad de abanicazos y de tomarse mayor número de mantecados, que por cierto allí cuestan un ojo de la cara.
    • 2003 Martínez, F. Pablo Baal [2006] p. 128 Co (BD)
      Es Santiago ‘La mosca’ Calero. [...] En la mesa de al lado está sentada la condesa Clarita Cucalón del Jimeneo y su marido, el conde Jimeneo de Malagana, que ya quieren darle abanicazos en la cabeza al pobre Santiago.
    • 1846 Campoamor, R. Filosofía leyes p. 51 Esp (BD)
      Una sonrisa irónica puede dar motivo á un combate personal á muerte, asi como el abanicazo dado por el Dey de Argel á un cónsul francés bastó para que el rey de Francia lo arrojase del trono y se apoderase de sus estados.
    • 1876 Mentaberry Pozo, A. Impresiones viaje China p. 39 Esp (BD)
      —¡Con un holandés! V. se chancea, eso jamás; yo me casaré con un español, y no quiero vivir en las Indias, sino en Europa. —¿Con un español? —repuse con acento que parecía alarmado. —Debo advertir á V. que yo he pronunciado ciertos votos y... —¡Fátuo! —gritó con cómica indignación—, tome V., esto merece un castigo; —y me dio un abanicazo en la mano. Luego, pesarosa, dijo: —¿le he hecho á V. daño? —Manos blancas no ofenden, —le contesté inclinándome.
    • 1900 Muñoz Pabón, J. F. Buen paño p. 118 Esp (BD)
      ¿Ven ustedes? —siguió diciendo, mientras volvía el rostro á Curra Pando y al padre de Carlota, como á caza de prosélitos para la doctrina que iba á asentar—; ¿ven ustedes cómo el débil y el que tiene la culpa de todo no es ni más ni menos que éste? —y dió un fuerte abanicazo en el hombro de su hermano.
    • 1907 Hoyos Vinent, A. Flor p. 219 Esp (BD)
      Por Dios, marquesa, no creo... —Pues eso dice todo el mundo. —Pero nosotros no debemos creerlo. La dama, pese á sus ínfulas de gran señora, sintió deseos de darle un abanicazo. ¡Habráse visto pelele! ¡Claro, el muy gorrón!...
    • 1928 Muñoz Pabón, J. F. Justa y Rufina Lecturas, noviembre 1928 Esp (CDH )
      — Nada, señor doctor —clamaba Lolita, dándole abanicazos en la pechera—; el gazpacho se impone y no nos dejará usted más feas de lo que somos; pero ¡ay de usted como sea a secas! Ande usted, don Bartolomé, a ver si lo convence.
    • 1943 Anónimo "Sisenando" [24-05-1943] Hoja Oficial del Lunes (Santander) Esp (HD)
      Un poco abrumaba el calor a doña Sinfororsa, pero al ver feliz a su marido, no se quejó de nada. Todo era la cosa de darse más cantidad de abanicazos y de tomarse mayor número de mantecados, que por cierto allí cuestan un ojo de la cara.
    • 1958 Ors, F. "Reforma del Metropolitano" [30-06-1958] Hoja Oficial de la Provincia de Barcelona (Barcelona) Esp (HD)
      La directiva rojiblanca ha dado un abanicazo a lo que ha calificado de fantasía veraniega porque no es cierto —dicen— lo de la venta; ni tal el proyecto de edificación en terrenos del Estado.
    • 2003 Martínez, F. Pablo Baal [2006] p. 128 Co (BD)
      Es Santiago ‘La mosca’ Calero. [...] En la mesa de al lado está sentada la condesa Clarita Cucalón del Jimeneo y su marido, el conde Jimeneo de Malagana, que ya quieren darle abanicazos en la cabeza al pobre Santiago.
    abanicazo
    docs. (1835-1891) 2 ejemplos:
    • 1835 Silvela, F. A. Consideraciones pena capital Esp (BD)
      ¡Y qué! por la influencia de ese principio se gobierna el mundo: del testimonio de una nota diplomática se infiere que se ha ofendido ó agraviado á los intereses ó al honor nacional. Por la seguridad que da un cónsul de haber recibido un abanicazo se envían cuarenta ó cincuenta mil hombres de bien á perecer en el campo de batalla, si el mar no los traga antes; y solo el infame asesino querrá escudarse con nuestra falibilidad, solo él ha de venir á disputar el testimonio tic los hombres, á protestar, después de cometer el crimen, contra un principio bajo cuyos auspicios ha sido reconocido al nacer, heredero de su padre, propietario de todos sus bienes!
    • 1891 Coloma, L. Pequeñeces [1987] Esp (CDH )
      Sir Roberto, asombrado, creyendo encontrar un nuevo modelo de hombre clástico * que colocar en el British Museum, quiso aplicar al hallazgo su método experimental, y recibió, en cambio, un espontáneo abanicazo que, en la irascibilidad de sus nervios excitados, le sacudió el tío Frasquito con su abanico de mandarín en lo alto de la cabeza.
  2. >abanico+–azo
    s. m. Movimiento brusco y rápido dado al abanico, generalmente para hacer aire.
    docs. (1775-2022) 13 ejemplos:
    • 1775 Serna, J. Bufón corte p. 203 Esp (BD)
      La Corte no es otra cosa que un conjunto de hombres, que se jactan de honrados y reciprocamente se acusan, y venden falsamente unos á otros: Comunidad de nuevos Misioneros á lo picaro, que hacen admirables reflexiones sobre la vanagloria, y se dexan llevar del ayrecillo de qualquiera abanicazo de la fortuna con avidéz, y vehemencia.
    • 2022 Farreras, C. "A 35 grados" [17-06-2022] La Vanguardia (Barcelona) Esp (HD)
      El alumnado aquí batalla desde sus pupitres, entre Lengua y Matemáticas, el calor a abanicazos. Sevilla, Córdoba y Jaén, la zona del Valle del Guadalquivir, son las provincias más afectadas y donde los padres optan, con el visto bueno o no de los directores de los centros, por sacar a sus hijos de estas instalaciones como medida de prevención.
    • 1775 Serna, J. Bufón corte p. 203 Esp (BD)
      La Corte no es otra cosa que un conjunto de hombres, que se jactan de honrados y reciprocamente se acusan, y venden falsamente unos á otros: Comunidad de nuevos Misioneros á lo picaro, que hacen admirables reflexiones sobre la vanagloria, y se dexan llevar del ayrecillo de qualquiera abanicazo de la fortuna con avidéz, y vehemencia.
    • 1845 Anónimo "Huérfana Gante I" [25-08-1845] Museo de las Familias (Madrid) Esp (HD)
      Un león, echado á sus pies, la miraba orgullosamente, y dos mugeres negras la aventaban con abanicos de plumas. No poco gusto recibía el concurso con semejante chuscada, pues la estación no era de las mas cálidas, y hubiera sido mas oportuno cubrir los hombros desnudos del alegórico personage con una buena Pelliza, que enfriárselos á fuerza de abanicazos.
    • 1859 Arenas, J. J. "Abanico como telégrafo" [01-01-1859] p. 31 Almanaque Literario del Museo Universal (Madrid) Esp (HD)
      8.ª señal.— Los brazos cruzados, el abanico en la manos derecha y posición diagonal con el suelo, es una señal de reconciliación; pero si á esto se sigue un abanicazo, quiere decir: —"Estese usted quieto, es usted demasiado atrevido, puede venir alguien.... no porque le haya perdonado á usted su falta, le doy para....”
    • 1884 Pz Galdós, B. Bringas [1994] 242 Esp (CDH )
      El histórico Prado era el único sitio de solaz, y en su penumbra, los grupos amorosos y las tertulias pasaban el tiempo en conversaciones más o menos aburridas, defendiéndose del calor con los abanicazos y los sorbos de agua fresca. Los madrileños que pasan el verano en la Villa son los verdaderos desterrados, los proscritos, y su único consuelo es decir que beben la mejor agua del mundo.
    • 1903 Valle-Inclán, R. M. Sonata Estío [1933] p. 272 Opera omnia Esp (FG)
      Por aquella playa de dorada arena subimos a la par, la Niña Chole entre un cortejo de criados indios, yo precedido de mi esclavo negro. Casi rozando nuestras cabezas volaban torpes bandadas de feos y negros pajarracos. Era un continuado y asustadizo batir de alas que pasaban obscureciendo el sol. Yo las sentía en el rostro como fieros abanicazos. Tan presto iban rastreando como se remontaban en la claridad azul. Aquellas largas y sombrías bandadas cerníanse en la altura con revuelo quimérico, y al caer sobre las blancas azoteas moriscas las ennegrecían, y al posarse en los cocoteros del arenal desgajaban las palmas.
    • 1933 Rivero, F. "Populares del Jueves" [28-04-1933] Diario de la Marina (La Habana) Esp (HD)
      No faltaba el sindicato señorial y burgués ni el sindicato femenino, que era el mejor de los sindicatos; porque este sindicato en jamás se manifiesta en forma ruda y sonora; ellas muerden los labios y dan su abanicazo bobo, cuando pierden, pero callan y sonríen, mientras que el consecuente esposo o el entusiasta novio, baja por la escalera de la administración, echando rayos y hablando solo con el cielo, a pagar los menudos que con tanto señorío y gentileza perdieron sus adorables compañeras.
    • 1976 Laborde, E. "Abanicos Asamblea Nacional" [06-07-1976] El Eco de Canarias (Las Palmas de Gran Canaria) Esp (HD)
      Digamos, para completar esta crónica, que esta tarde un diputado ha sacado de su bolsillo un abanico y se ha puesto a darse abanicazos ante el estupor y la risa de sus colegas. Este imitador del inolvidable Marqués de la Valdavia, le ha dado a la Asamblea Nacional una nota de lo más pintoresca.
    • 1987 García Hortelano, J. Mucho cuento [1987] Esp (CDH )
      Simultáneamente nos encontramos ante el irrefutable testimonio de una hermosa hembra precolombina, que, mediante abanicazos, aleja en los momentos críticos la bajeza del instinto que se enmascara de pasión verdadera, cuando verdaderamente se trata sólo de pasiones de naturaleza instintiva.
    • 2003 Pz-Reverte, A. Caballero Jubón p. 93 Esp (BD)
      El capitán siguió callado. Unas señoras con escapularios, ropones, amplias basquiñas negras y rosarios de quince dieces, que estaban cerca con sus maridos, hacían corro cuchicheando entre abanicazos mientras disparaban al coche ojeadas como saetas berberiscas, al tiempo que los respectivos, enlutados, graves, procurando no perder el continente, miraban con disimulada avidez, retorciéndose hacia arriba los mostachos.
    • 2007 Gómez, P. L. "Calor fiesta" [16-08-2007] Diario Sur (Málaga) Esp (HD)
      Y mientras, abanicazos van y vienen en esta feria en la que el calor forma parte de la esencia misma de la fiesta, porque la verdad uno no se imagina la feria sin sudores, sofocos y achuchones...
    • 2022 Farreras, C. "A 35 grados" [17-06-2022] La Vanguardia (Barcelona) Esp (HD)
      El alumnado aquí batalla desde sus pupitres, entre Lengua y Matemáticas, el calor a abanicazos. Sevilla, Córdoba y Jaén, la zona del Valle del Guadalquivir, son las provincias más afectadas y donde los padres optan, con el visto bueno o no de los directores de los centros, por sacar a sus hijos de estas instalaciones como medida de prevención.
    • 1775 Serna, J. Bufón corte p. 203 Esp (BD)
      La Corte no es otra cosa que un conjunto de hombres, que se jactan de honrados y reciprocamente se acusan, y venden falsamente unos á otros: Comunidad de nuevos Misioneros á lo picaro, que hacen admirables reflexiones sobre la vanagloria, y se dexan llevar del ayrecillo de qualquiera abanicazo de la fortuna con avidéz, y vehemencia.
    • 1845 Anónimo "Huérfana Gante I" [25-08-1845] Museo de las Familias (Madrid) Esp (HD)
      Un león, echado á sus pies, la miraba orgullosamente, y dos mugeres negras la aventaban con abanicos de plumas. No poco gusto recibía el concurso con semejante chuscada, pues la estación no era de las mas cálidas, y hubiera sido mas oportuno cubrir los hombros desnudos del alegórico personage con una buena Pelliza, que enfriárselos á fuerza de abanicazos.
    • 1859 Arenas, J. J. "Abanico como telégrafo" [01-01-1859] p. 31 Almanaque Literario del Museo Universal (Madrid) Esp (HD)
      8.ª señal.— Los brazos cruzados, el abanico en la manos derecha y posición diagonal con el suelo, es una señal de reconciliación; pero si á esto se sigue un abanicazo, quiere decir: —"Estese usted quieto, es usted demasiado atrevido, puede venir alguien.... no porque le haya perdonado á usted su falta, le doy para....”
    • 1882 Anónimo (Ortiguilla) "Lazo azul" [15-10-1882] La Ilustración de Canarias (Santa Cruz de Tenerife) Esp (HD)
      Allí una linda señorita dirije una dulce mirada hacia el galán, que apoyado en la puerta de cristales, corresponde con otra no menos amorosa; más allá una vieja cuenta á otra, entre bostezo y abanicazo, los amores de su hija con el comerciante de la esquina; junto á ella un chiquillo revoltoso se burla de la respetable calva de un vecino que duerme el sueño de los justos, apoyada la frente en ambas manos; en fin, todos procuran distraerse, según los medios que les sugiere su más ó menos clara imaginación.
    • 1884 Pz Galdós, B. Bringas [1994] 242 Esp (CDH )
      El histórico Prado era el único sitio de solaz, y en su penumbra, los grupos amorosos y las tertulias pasaban el tiempo en conversaciones más o menos aburridas, defendiéndose del calor con los abanicazos y los sorbos de agua fresca. Los madrileños que pasan el verano en la Villa son los verdaderos desterrados, los proscritos, y su único consuelo es decir que beben la mejor agua del mundo.
    • 1895 Zerolo, E. DiccEnciclLengCastellana (NTLLE)
      ABANICAZO. m. [...] Movimiento rápido y desordenado del abanico. Así se dice: ¡Qué abanicazos se da María!
    • 1903 Valle-Inclán, R. M. Sonata Estío [1933] p. 272 Opera omnia Esp (FG)
      Por aquella playa de dorada arena subimos a la par, la Niña Chole entre un cortejo de criados indios, yo precedido de mi esclavo negro. Casi rozando nuestras cabezas volaban torpes bandadas de feos y negros pajarracos. Era un continuado y asustadizo batir de alas que pasaban obscureciendo el sol. Yo las sentía en el rostro como fieros abanicazos. Tan presto iban rastreando como se remontaban en la claridad azul. Aquellas largas y sombrías bandadas cerníanse en la altura con revuelo quimérico, y al caer sobre las blancas azoteas moriscas las ennegrecían, y al posarse en los cocoteros del arenal desgajaban las palmas.
    • 1933 Rivero, F. "Populares del Jueves" [28-04-1933] Diario de la Marina (La Habana) Esp (HD)
      No faltaba el sindicato señorial y burgués ni el sindicato femenino, que era el mejor de los sindicatos; porque este sindicato en jamás se manifiesta en forma ruda y sonora; ellas muerden los labios y dan su abanicazo bobo, cuando pierden, pero callan y sonríen, mientras que el consecuente esposo o el entusiasta novio, baja por la escalera de la administración, echando rayos y hablando solo con el cielo, a pagar los menudos que con tanto señorío y gentileza perdieron sus adorables compañeras.
    • 1976 Laborde, E. "Abanicos Asamblea Nacional" [06-07-1976] El Eco de Canarias (Las Palmas de Gran Canaria) Esp (HD)
      Digamos, para completar esta crónica, que esta tarde un diputado ha sacado de su bolsillo un abanico y se ha puesto a darse abanicazos ante el estupor y la risa de sus colegas. Este imitador del inolvidable Marqués de la Valdavia, le ha dado a la Asamblea Nacional una nota de lo más pintoresca.
    • 1987 García Hortelano, J. Mucho cuento [1987] Esp (CDH )
      Simultáneamente nos encontramos ante el irrefutable testimonio de una hermosa hembra precolombina, que, mediante abanicazos, aleja en los momentos críticos la bajeza del instinto que se enmascara de pasión verdadera, cuando verdaderamente se trata sólo de pasiones de naturaleza instintiva.
    • 2003 Pz-Reverte, A. Caballero Jubón p. 93 Esp (BD)
      El capitán siguió callado. Unas señoras con escapularios, ropones, amplias basquiñas negras y rosarios de quince dieces, que estaban cerca con sus maridos, hacían corro cuchicheando entre abanicazos mientras disparaban al coche ojeadas como saetas berberiscas, al tiempo que los respectivos, enlutados, graves, procurando no perder el continente, miraban con disimulada avidez, retorciéndose hacia arriba los mostachos.
    • 2007 Gómez, P. L. "Calor fiesta" [16-08-2007] Diario Sur (Málaga) Esp (HD)
      Y mientras, abanicazos van y vienen en esta feria en la que el calor forma parte de la esencia misma de la fiesta, porque la verdad uno no se imagina la feria sin sudores, sofocos y achuchones...
    • 2022 Farreras, C. "A 35 grados" [17-06-2022] La Vanguardia (Barcelona) Esp (HD)
      El alumnado aquí batalla desde sus pupitres, entre Lengua y Matemáticas, el calor a abanicazos. Sevilla, Córdoba y Jaén, la zona del Valle del Guadalquivir, son las provincias más afectadas y donde los padres optan, con el visto bueno o no de los directores de los centros, por sacar a sus hijos de estas instalaciones como medida de prevención.
  3. s. m. Taurom. Pase que se da al toro sobre la cara moviendo el capote o la muleta de un lado a otro.
    docs. (1866-2014) 13 ejemplos:
    • 1866 Anónimo "Décimacuarta corrida" [07-09-1866] El Pabellón Nacional (Madrid) Esp (HD)
      Los matadores regular al meter el brazo el Tato y Lagartijo, y muy malo el Gordito, que constantemente se escupía de la suerte antes de tiempo. En cuanto á los pases de muleta, aquellos en su mayoría no eran pases ni quien tal vio, sino abanicazos en la cara del toro y corrida de los mismos con el trapo que debe servir para recogerlos y arreglarles la cabeza.
    • 2014 Aguado, P. "El Juli" [13-10-2014] Diario de Sevilla (Sevilla) Esp (HD)
      Pero aún quedaba Juli para rato, porque con el quinto volvió a elevar los decibelios de las ovaciones con un quite por lopecinas muy pausado, sin la ligereza habitual de este lance consistente en un amplio abanicazo de capote. Marcó este quinto toro de Victoriano del Río una clara querencia a tablas en el tercio de banderillas, y de allí lo sacó El Juli citándolo desde el tercio para instrumentar una vibrante primera serie de naturales.
    • 1866 Anónimo "Décimacuarta corrida" [07-09-1866] El Pabellón Nacional (Madrid) Esp (HD)
      Los matadores regular al meter el brazo el Tato y Lagartijo, y muy malo el Gordito, que constantemente se escupía de la suerte antes de tiempo. En cuanto á los pases de muleta, aquellos en su mayoría no eran pases ni quien tal vio, sino abanicazos en la cara del toro y corrida de los mismos con el trapo que debe servir para recogerlos y arreglarles la cabeza.
    • 1875 Anónimo (A. R.) "Toros" [02-04-1875] El Español (Madrid) Esp (HD)
      El Currito, acompañado de Carmona, se fué en busca de su adversario, que por poco es necesario echar una requisitoria para dar con él, hasta que por último se encontraron, y cara á cara le largó nueve abanicazos y una estocada á volapié, bastante ceñida, tanto, que al salir de él fué enganchado por la parte interior del muslo derecho, dando con él en tierra, sin otras consecuencias que el calzon roto.
    • 1881 Anónimo (Vinagre) "Sexta abono" [23-05-1881] El Globo (Madrid) Esp (HD)
      Currito, luciendo en su traje el mar de Coromandel que es verde y dorado; saludó tirando la montera al tendido, y con el bisturí y la mortaja, se encontró en los medios con su contrincante, dándole por bajo, dos buenos pases con la derecha; luego otros tres naturales cambiando de mano, despues dos abanicazos, y después una estocada baja, en los tableros.
    • 1896 Todo Herrero, M. "La primera" [13-04-1896] La Lidia (Madrid) Esp (HD)
      La del quinto es la peor faena que recordamos haberle visto á este diestro. Con el trapo fué una serio de vueltas mareantes y de abanicazos interminables, provocando un aburrimiento general que sólo tuvo fin al recibir el primer aviso, y entrar entonces á matar, dejando una estocada á volapié, bien señalada.
    • 1900 Anónimo (Puntilla) "Veragua" [17-09-1900] La Correspondencia de España (Madrid) Esp (HD)
      Faena de Bomba: dos pases ayudados, uno natural, das con la derecha, unos cuantos abanicazos para sacar al buey de las tablas, y como no lo consiguiese, se tiró a volapié, pinchando en lo alto. El jabonero, en estado de canuto, ni se movió.
    • 1905 Anónimo (Apé) "Siete toros" [18-05-1905] El Globo (Madrid) Esp (HD)
      En el último estuvo aún peor. La muleta la movía como unos zorros, y á cada pase —si aquellos abanicazos se pueden llamar pases— presentaba el cuerpo al bicho.
    • 1929 Anónimo (El tío Caramba) "Almejito" [29-07-1929] La Región (Santander) Esp (HD)
      Un lance ¿de su invención? dió ayer en un toro que no era ninguno de los suyos. Con “Secretario”, que se llamaba el primero, comenzó bien la faena, pero enseguida inició el baile y el macheteo y no hubo más que abanicazos y precipitaciones, como si se tratase de un principiante y entró a herir de feo modo y acabó mal también, por desgracia.
    • 1933 Anónimo (Don Modes) "Seta abono" [27-05-1933] Estampa (Madrid) Esp (HD)
      Le falló todo; hasta su mariposa. Daba pena, en aquel mariposeo sin fortuna del tercer toro, ver al torero madrileño, como un inhábil novillero danzar ante la cabeza de la res: verle ir de una oreja a otra y soltar el abanicazo con las alas del capote, a toro parado, en un largo desaire. Le aplaudieron, a pesar de todo.
    • 1956 Anónimo (Don Ventura) "Corrida interesante" [01-10-1956] Hoja Oficial de la Provincia de Barcelona (Barcelona) Esp (HD)
      Bernardo lo echó todo a barato, y con gran desconfianza dió desde lejos unos abanicazos pretendiendo doblar al enemigo, al que mató; con una leve sangría, un sablazo y un descabello, arreciando al final la bronca, que no dejó de oírse en el breve espacio de tiempo que duró la desdichada faena.
    • 2011 Azofra, P. M. "Dolores Aguirre y Joselillo" [10-07-2011] Diario de Navarra (Pamplona) Esp (HD)
      Ayer vimos en los toros dificultosos el pase de verano, abanicazo por encima de los cuernos, y el de limpieza: Refregón por el hocico para limpiar el espumarejo.
    • 2014 Aguado, P. "El Juli" [13-10-2014] Diario de Sevilla (Sevilla) Esp (HD)
      Pero aún quedaba Juli para rato, porque con el quinto volvió a elevar los decibelios de las ovaciones con un quite por lopecinas muy pausado, sin la ligereza habitual de este lance consistente en un amplio abanicazo de capote. Marcó este quinto toro de Victoriano del Río una clara querencia a tablas en el tercio de banderillas, y de allí lo sacó El Juli citándolo desde el tercio para instrumentar una vibrante primera serie de naturales.
    • 1866 Anónimo "Décimacuarta corrida" [07-09-1866] El Pabellón Nacional (Madrid) Esp (HD)
      Los matadores regular al meter el brazo el Tato y Lagartijo, y muy malo el Gordito, que constantemente se escupía de la suerte antes de tiempo. En cuanto á los pases de muleta, aquellos en su mayoría no eran pases ni quien tal vio, sino abanicazos en la cara del toro y corrida de los mismos con el trapo que debe servir para recogerlos y arreglarles la cabeza.
    • 1875 Anónimo (A. R.) "Toros" [02-04-1875] El Español (Madrid) Esp (HD)
      El Currito, acompañado de Carmona, se fué en busca de su adversario, que por poco es necesario echar una requisitoria para dar con él, hasta que por último se encontraron, y cara á cara le largó nueve abanicazos y una estocada á volapié, bastante ceñida, tanto, que al salir de él fué enganchado por la parte interior del muslo derecho, dando con él en tierra, sin otras consecuencias que el calzon roto.
    • 1881 Anónimo (Vinagre) "Sexta abono" [23-05-1881] El Globo (Madrid) Esp (HD)
      Currito, luciendo en su traje el mar de Coromandel que es verde y dorado; saludó tirando la montera al tendido, y con el bisturí y la mortaja, se encontró en los medios con su contrincante, dándole por bajo, dos buenos pases con la derecha; luego otros tres naturales cambiando de mano, despues dos abanicazos, y después una estocada baja, en los tableros.
    • 1883 Paco Media-Luna (Críspulo Moro Cabeza) Dicc Cómico Taurino [1884] p. 111 Esp (BD)
      Pase de verano: Abanicazo dado al toro por cima de los cuernos para que se refresque.
    • 1896 Todo Herrero, M. "La primera" [13-04-1896] La Lidia (Madrid) Esp (HD)
      La del quinto es la peor faena que recordamos haberle visto á este diestro. Con el trapo fué una serio de vueltas mareantes y de abanicazos interminables, provocando un aburrimiento general que sólo tuvo fin al recibir el primer aviso, y entrar entonces á matar, dejando una estocada á volapié, bien señalada.
    • 1900 Anónimo (Puntilla) "Veragua" [17-09-1900] La Correspondencia de España (Madrid) Esp (HD)
      Faena de Bomba: dos pases ayudados, uno natural, das con la derecha, unos cuantos abanicazos para sacar al buey de las tablas, y como no lo consiguiese, se tiró a volapié, pinchando en lo alto. El jabonero, en estado de canuto, ni se movió.
    • 1905 Anónimo (Apé) "Siete toros" [18-05-1905] El Globo (Madrid) Esp (HD)
      En el último estuvo aún peor. La muleta la movía como unos zorros, y á cada pase —si aquellos abanicazos se pueden llamar pases— presentaba el cuerpo al bicho.
    • 1915 Paco Media Luna (Antonio Ibáñez González) "Seis toros" [08-10-1915] El Toreo (Madrid) Esp (HD)
      Ayer le visteis en su primer toro empezar lo de todas las tardes; su toreo mecánico, frío, rigorosamente exacto y como se detalla en la revista; el desplantillo teatral del paseo, tras de un pase de mentirijillas, una pierna rígida y la otra encogida; la flámula entre ambas manos, para dar el abanicazo de rigor y después otro abanicazo, y cuando ya son tantos los abanicazos que el toro se queda como si hubiera tomado rapé y esperara el momento de estornudar, entonces, y derrochando precauciones, el tocamiento del pitón ó alguna martingalilla cursi por el estilo.
    • 1929 Anónimo (El tío Caramba) "Almejito" [29-07-1929] La Región (Santander) Esp (HD)
      Un lance ¿de su invención? dió ayer en un toro que no era ninguno de los suyos. Con “Secretario”, que se llamaba el primero, comenzó bien la faena, pero enseguida inició el baile y el macheteo y no hubo más que abanicazos y precipitaciones, como si se tratase de un principiante y entró a herir de feo modo y acabó mal también, por desgracia.
    • 1933 Anónimo (Don Modes) "Seta abono" [27-05-1933] Estampa (Madrid) Esp (HD)
      Le falló todo; hasta su mariposa. Daba pena, en aquel mariposeo sin fortuna del tercer toro, ver al torero madrileño, como un inhábil novillero danzar ante la cabeza de la res: verle ir de una oreja a otra y soltar el abanicazo con las alas del capote, a toro parado, en un largo desaire. Le aplaudieron, a pesar de todo.
    • 1956 Anónimo (Don Ventura) "Corrida interesante" [01-10-1956] Hoja Oficial de la Provincia de Barcelona (Barcelona) Esp (HD)
      Bernardo lo echó todo a barato, y con gran desconfianza dió desde lejos unos abanicazos pretendiendo doblar al enemigo, al que mató; con una leve sangría, un sablazo y un descabello, arreciando al final la bronca, que no dejó de oírse en el breve espacio de tiempo que duró la desdichada faena.
    • 2011 Azofra, P. M. "Dolores Aguirre y Joselillo" [10-07-2011] Diario de Navarra (Pamplona) Esp (HD)
      Ayer vimos en los toros dificultosos el pase de verano, abanicazo por encima de los cuernos, y el de limpieza: Refregón por el hocico para limpiar el espumarejo.
    • 2014 Aguado, P. "El Juli" [13-10-2014] Diario de Sevilla (Sevilla) Esp (HD)
      Pero aún quedaba Juli para rato, porque con el quinto volvió a elevar los decibelios de las ovaciones con un quite por lopecinas muy pausado, sin la ligereza habitual de este lance consistente en un amplio abanicazo de capote. Marcó este quinto toro de Victoriano del Río una clara querencia a tablas en el tercio de banderillas, y de allí lo sacó El Juli citándolo desde el tercio para instrumentar una vibrante primera serie de naturales.
  4. 2⟶metáfora
    s. m. Ráfaga o soplo de aire, generalmente intenso y breve.
    docs. (1893-1965) 9 ejemplos:
    • 1893 Miró Folguera, J. "Trad Rosa Toulumne Bret-Harte" [21-10-1893] La Ilustración Ibérica (Barcelona) Esp (HD)
      La noche estaba cerca; pero ¡qué lenta le pareció en llegar la hora de la cita! ¡Con qué impaciencia la vio subir del fondo de los valles, para tender sus alas purpurinas sobre las alturas! El abanicazo de las auras vespertinas refrescó el aire inmóvil; salió la luna, y pareció que mecía á la Naturaleza con mano blanca y suave
    • 1965 García Pavón, F. Liberales [1965] Esp (CDH )
      A veces, el aire traía el abanicazo de una ovación desde el coso. O un «¡olé!» monstruoso y luego, silencio larguísimo; o algún retazo de pasodoble.
    • 1893 Miró Folguera, J. "Trad Rosa Toulumne Bret-Harte" [21-10-1893] La Ilustración Ibérica (Barcelona) Esp (HD)
      La noche estaba cerca; pero ¡qué lenta le pareció en llegar la hora de la cita! ¡Con qué impaciencia la vio subir del fondo de los valles, para tender sus alas purpurinas sobre las alturas! El abanicazo de las auras vespertinas refrescó el aire inmóvil; salió la luna, y pareció que mecía á la Naturaleza con mano blanca y suave
    • 1898 Sierra, J. "Tierra yankee" [10-07-1898] El Mundo (Ciudad de México) Mx (HD)
      Salimos; un gran viento filó nos saludó con un abanicazo en la cara al pisar los umbrales del Museo. Las copas de árboles temblaban nerviosas, llorando sus hojas de Otoño que las ráfagas arremolineaban en la escalinata blanca.
    • 1899 Luna, A. "Dispersión [16-07-1899] El Cantábrico (Santander) Esp (HD)
      Se ven faros, costas verdes, playas ateridas, velas quietas sobre un horizonte diáfano de raso púrpura, y se presiente el abanicazo del aire marino, agitado como el aleteo de las gaviotas.
    • 1911 Picabia, J. H. "Oso" [01-11-1911] p. 853 Por Esos Mundos (Madrid) Esp (HD)
      La tarde era casi primaveral; como de otoño en Andalucía. La tierra, esponjada y reverdecida por las últimas recientes lluvias, exhalaba un húmedo y penetrante vaho. El aire, saturado de intensos olores, soplaba á intervalos con templados abanicazos. Todo en el ambiente era cálido y muelle, como una invitación al sueño. Apenas si se oían otros ruidos que el revolotear de los mirlos ó el agreste reclamo de los perdigones.
    • 1928 Anónimo (Pick) "Azara" [03-08-1928] La Voz de Cantabria (Santander) Esp (HD)
      Las velas zapatean, colgadas de los palos, al ritmo del balance. En el barco, la cubierta de madera arde y hay que refrescarla con baldeos recurrentes. Cuando el agua en las tablas resecas, un vapor blanco vuela como un humo de brasa. Los marineros se envuelven en las velas para defenderse del sol. Los oficiales, los pasajeros, buscan el abanicazo formidable que producen las velas lacias al zapatear.
    • 1937 Aguilera Malta, D. ¡Madrid! p. 53 Ec (BD)
      El tranvía anda muy rápido. Se mece igual que un columpio. Por sus ventanas numerosas, entran abanicazos de aire campestre.
    • 1965 García Pavón, F. Liberales [1965] Esp (CDH )
      A veces, el aire traía el abanicazo de una ovación desde el coso. O un «¡olé!» monstruoso y luego, silencio larguísimo; o algún retazo de pasodoble.
    • 1893 Miró Folguera, J. "Trad Rosa Toulumne Bret-Harte" [21-10-1893] La Ilustración Ibérica (Barcelona) Esp (HD)
      La noche estaba cerca; pero ¡qué lenta le pareció en llegar la hora de la cita! ¡Con qué impaciencia la vio subir del fondo de los valles, para tender sus alas purpurinas sobre las alturas! El abanicazo de las auras vespertinas refrescó el aire inmóvil; salió la luna, y pareció que mecía á la Naturaleza con mano blanca y suave
    • 1898 Sierra, J. "Tierra yankee" [10-07-1898] El Mundo (Ciudad de México) Mx (HD)
      Salimos; un gran viento filó nos saludó con un abanicazo en la cara al pisar los umbrales del Museo. Las copas de árboles temblaban nerviosas, llorando sus hojas de Otoño que las ráfagas arremolineaban en la escalinata blanca.
    • 1899 Luna, A. "Dispersión [16-07-1899] El Cantábrico (Santander) Esp (HD)
      Se ven faros, costas verdes, playas ateridas, velas quietas sobre un horizonte diáfano de raso púrpura, y se presiente el abanicazo del aire marino, agitado como el aleteo de las gaviotas.
    • 1911 Picabia, J. H. "Oso" [01-11-1911] p. 853 Por Esos Mundos (Madrid) Esp (HD)
      La tarde era casi primaveral; como de otoño en Andalucía. La tierra, esponjada y reverdecida por las últimas recientes lluvias, exhalaba un húmedo y penetrante vaho. El aire, saturado de intensos olores, soplaba á intervalos con templados abanicazos. Todo en el ambiente era cálido y muelle, como una invitación al sueño. Apenas si se oían otros ruidos que el revolotear de los mirlos ó el agreste reclamo de los perdigones.
    • 1927 Anónimo (Jack) "Palomares" [12-07-1927] El Pueblo Cántabro (Santander) Esp (HD)
      Desde aquel día nos hicimos amigos de Palomares, tan amigos que no pasa semana sin que recibamos carta suya de Sevilla. Cada una de estas cartas es un poema de andalucismos quinteriano: es una escena de sainete [...] que se mete en nosotros y aventa nuestra melancolía. ¡Gracias, Palomares, por esos abanicazos refrigeradores...!
    • 1928 Anónimo (Pick) "Azara" [03-08-1928] La Voz de Cantabria (Santander) Esp (HD)
      Las velas zapatean, colgadas de los palos, al ritmo del balance. En el barco, la cubierta de madera arde y hay que refrescarla con baldeos recurrentes. Cuando el agua en las tablas resecas, un vapor blanco vuela como un humo de brasa. Los marineros se envuelven en las velas para defenderse del sol. Los oficiales, los pasajeros, buscan el abanicazo formidable que producen las velas lacias al zapatear.
    • 1935 Anónimo (Meteor) "Lluvias Galicia" [05-06-1935] El Debate (Madrid) Esp (HD)
      La temperatura se ha contenido de subir y no han alcanzado los termómetros ni siquiera los 30º, si no es por la excepción de Murcia, donde se han encaramado nada menos que a 32°. El resto de España ha sentido el abanicazo de los vientos, a ratos un poco exagerados, del Noroeste —el consabido “ageste”— y por ello no se ha sentido la sofocación tan exagerada que se podía temer.
    • 1937 Aguilera Malta, D. ¡Madrid! p. 53 Ec (BD)
      El tranvía anda muy rápido. Se mece igual que un columpio. Por sus ventanas numerosas, entran abanicazos de aire campestre.
    • 1965 García Pavón, F. Liberales [1965] Esp (CDH )
      A veces, el aire traía el abanicazo de una ovación desde el coso. O un «¡olé!» monstruoso y luego, silencio larguísimo; o algún retazo de pasodoble.
  5. s. m. Sensación repentina e intensa.
    Sinónimos: bofetada; bofetón; bufada
    docs. (1914-1987) 2 ejemplos:
    • 1914 Anónimo "Cervera [17-11-1914] La Rioja: Diario Político (Logroño) Esp (HD)
      Don Buenaventura es ya, pues, un cerverano. El que lo fue siempre de hecho, habrá experimentado un abanicazo de sencilla é íntima alegría al saber que lo es de derecho.
    • 1987 García Hortelano, J. Mucho cuento [1987] Esp (CDH )
      No obstante, agazapado a la espera de que un conjunto de ingobernables circunstancias premiasen mi mansedumbre, mi deseo ardía permanentemente en la atmósfera sofocante de la sala de costura, oreada por las intermitentes ráfagas de humedad que subían desde el jardín de Fausto, como abanicazos de optimismo.
  6. s. m. Ár. estadounid. Cu CR ES Dep. Golpe fallido que se da al aire.
    docs. (1925-2022) 4 ejemplos:
    • 1925 Pi, G. "Morán por puntos" [13-09-1925] Diario de la Marina (La Habana) Cu (HD)
      En el octavo ensaya el jab con gran suerte haciendo que sangrara copiosamente la nariz de Morán, pero en el round siguiente ya se había olvidado de esta táctica que tanta ventaja parecía darle [...] continúa, además, perdiendo mucha velocidad al disparar a distancia golpes que no mide bien y resultan solamente abanicazos.
    • 1928 Anónimo "Black Bill" [18-11-1928] Diario de la Marina (La Habana) Cu (HD)
      Chappy estuvo tan errático en algunos momentos que sus golpes causaron la hilaridad del público. Black Bill también se reía cada vez que con una zambullida rápida convertía en un abanicazo uno de los golpes de su antagonista.
    • 2010 Williams, C. "Hubo esfuerzo" [12-08-2010] La República (San José): larepublica.net CR (HD)
      Tan sólo se jugaban nueve minutos cuando Paraguay, que ya de por si dominaba y exigía a Esteban Alvarado, abrió el marcador en una jugada de puro fútbol, de pie a pie, que definió con calidad Enrique Vera para el 1-0. Ah, pero más allá del pasabola guaraní, destacó un abanicazo de Michael Umaña, que dejó a los locales de cara a la anotación.
    • 2019 Lz Vides, C. "Análisis" [07-03-2019] El Salvador (San Salvador): elsalvador.com ES (HD)
      “No hay quien la meta, nos falta gol, no tenemos pegada, no hay delanteros…”. Son frases ya conocidas cuando juega la Selecta; pero ante Guatemala se mostró una refrescante contundencia frente al marco rival. El primer gol llegó de un pase profundo de Mayén, un "abanicazo" afortunado de Monterroza que se transformó en pase y un Cerén atento que la hundió al minuto 2.
    1. s. m. Cu Ár. estadounid. En particular, golpe fallido del bateador en el béisbol.
      docs. (1929-2022) 4 ejemplos:
      • 1929 Anónimo "Trad Atléticos, Gould" [10-10-1929] Diario de la Marina (La Habana) Cu (HD)
        Cuyler, Hornsby y Wilson, mejores bateadores que hoy existen se cansaron de dar abanicazos con sus potentes bates y entre los tres reunieron once ponches. Cuatro bateadores de emergencia figuraron entre las víctimas, uno de ellos Gabby Hartnett dos veces.
      • 1930 Anónimo "Pitching Bill Walker" [28-05-1930] Diario de la Marina (La Habana) Cu (HD)
        En el 90 se libró de un percance ponchando al gran Babe Herman con la del empate en base. Walker hizo salir de abanicazo a siete Petirrojos.
      • 2017 Estévez Pz, M. "Yera" [15-07-2017] Vanguardia (Santa Clara) Cu (HD)
        En cuanto a Norel González, en esta ocasión actuó como inicialista, porque Denis Laza ocupó su puesto en los jardines. González bateó de 3-1, con un ponche, y mantiene su average colectivo en 333. Por cierto, el ranchuelero es el segundo bateador cubano que más se poncha, con siete abanicazos al aire, solo detrás de Guillermo Avilés, que tiene 10. El team Cuba está bateando, después de siete choques para 313, pero tiene un PCL, de 6, 20 y le batean para 303.
      • 2022 Castañeda Lorenzo, Y. "Andy Rodríguez" [29-07-2022] Diario Las Américas (Miami) EU (HD)
        En toda la temporada incluyendo fase regular y la postemporada, obtuvo balance de10 victorias con tres descalabros. Trabajó un total de 91 entradas y un tercio con un promedio de carreras limpias de 2.56. Laboró como abridor a pesar de que, se había especializado, en ejercer como taponero cerrador en la mayor de las Antillas. En cuanto al control y su poder para provocar abanicazos, Rodríguez repartió 116 ponches con solo 21 boletos de libre tránsito (5.52 bateadores rivales por cada base por bola). El promedio de corredores en base por entrada (WHIP) fue excelente (0.97) y sus rivales le conectaron para un anémico 200.
  7. 2⟶metáfora
    s. m. Ráfaga repentina de luz.
    docs. (1927-1937) 3 ejemplos:
    • 1927 Anónimo (Pick) "Perro de Pepín" [13-11-1927] La Voz de Cantabria (Santander) Esp (HD)
      Hay que ponerse en el lugar del pobre perro. Dos noches y dos días ha estado solo, comiendo lo que podía de los residuos tirados en el barco. [...] Sólo de noche le consolaba el abanicazo misericordioso de la luz del faro de Cabo Mayor.
    • 1932 Glz Arrili, B. "Noche buena" [24-12-1932] Caras y Caretas (Buenos Aires) Ar (HD)
      Iba a llegar a los ranchos de Gómez. Un abanicazo de luz lo encegueció del todo. El caballo se detuvo, entre espantado por correr a lo loco y temblequeante por quedarse en el lugar para mucho rato.
    • 1937 Chaves Nogales, M. Sangre y fuego [2011] Esp (BD)
      Pedro obligaba entonces al prisionero a que diese tres o cuatro abanicazos de luz con linterna mantener a expectativa. la para al otro la volvió a toser. Pasaba el tiempo. El hombrecillo —gruñó.
  8. s. m. Perturbación atmosférica caracterizada por lluvia intensa y viento fuerte.
    docs. (1955-1980) 3 ejemplos:
    • 1955 Anónimo "Calor" [06-07-1955] Diario de Burgos (Burgos) Esp (HD)
      Todos los madrileños, en unión con los provincianos amadrileñados, llevamos dos días esperando el fresco abanicazo que nos ha anunciado el más técnico de los técnicos meteorológicos. [...] No hay abanicazo, ni mucho menos. No ha llegado por aquí ni una de las tormentas anunciadas. Los treinta grados a la sombra van quedando atrás y una ligerísima brisa, por llamarla de algún modo, impide la asfixia.
    • 1962 Pastor Cierva, J. "Borrasca" [21-05-1962] Hoja Oficial del Lunes (Santander) Esp (HD)
      Así, pues, ha pasado ya este abanicazo que no ha tenido más consecuencias que enfriar un poco el ambiente y ahora no encontramos en plena situación de transición, con la península amenazada por dos influencias que se la disputan.
    • 1980 Rdz Picazo, A. "Octubre suave" [29-09-1980] Hoja del Lunes: Órgano de la Asociación de la Prensa de Madrid (Madrid) Esp (HD)
      Septiembre ha seguido bajo la tónica del calor y la sequía, con algunos “abanicazos” pasajeros y escasez de precipitaciones, uno de los cuales se produjo coincidiendo con la entrada del otoño astronómico.
  9. Acepción lexicográfica
  10. s. m. Ejérc. "Sablazo. Tajo con la espada" (Leguina, Glosario armería-1912).
    docs. (1912) Ejemplo:
    • 1912 Leguina, E. Glosario armería [1912] Esp (BD)
      Abanicazo.— Sablazo. Tajo con la espada.

Diccionario histórico de la lengua española
Real Academia Española © Todos los derechos reservados

Con el apoyo de Inditex
cerrar

Buscador general de la RAE