5.ª Entrega (enero de 2018)
Versión del 31/01/2018
Equipo Real Academia Española
Familia Ver familia de palabras
antiescorbuto adj., s. (1987-)
antiescorbuto, anti-escorbuto
Etim. Voz tomada del francés antiscorbut, atestiguada en esta lengua al menos desde 1788, cuando se registra en el Traité des principales et des plus fréquentes maladies externes et internes de J.F. Herrenschwand, Berne, Chez françois Seizer & Compagnie, Libraires, p. XXXVI ("Rec. Electuar. antiscorbut. No. 46"); y este, a su vez, del neolatinismo antiscorbut (documentado al menos desde 1673, en Disputationem medicam inauguralem, de Lue venerea de Johannes Petrus Albrecht, Hildesiensis, Francofurti ad Viadrum, Literis Christophori Zeitleri, p. 46 "Scabios. atque ex his composita variorum autorum varia: Vel Tincturae, ut Simpl. & Antiscorbut").

Se documenta por primera vez, como adjetivo y con la variante anti-escorbuto, en la acepción 'que combate o previene el escorbuto', en 1987, en el volumen V de la traducción de Historia de la tecnología: desde 1900 hasta 1950 de T. I. Williams realizada por J. C. Navascués, en un contexto en el que se menciona la adición de vitaminas B y C como un factor preventivo en un buen número de productos enlatados y cuya cocción previa ha destruido el componente vitamínico que originalmente poseían. Como 'medicamento que combate el escorbuto', se  registra en 1994, en la traducción de Dos años de vacaciones de Julio Verne realizada por A. P. Jaramillo; concretamente, en un contexto en el que se destacan las propiedades antiescorbúticas que, debido a su contenido en vitamina C,  poseen el berro y el apio. Este uso puntual de la voz antiescorbuto se debe al predominio de su sinónimo antiescorbútico

  1. adj. Que combate o previene el escorbuto.
    docs. (1987-2017) 4 ejemplos:
    • 1987 Navascués Howard, J. C. Trad Historia tecnología Williams V p. 310 Esp (BD)
      Muchas vitaminas son sustancias sensibles al calor y pueden ser destruidas en la cocción o en los procesos de conservación tales como el enlatado. Cuando se cobró conciencia de este riesgo, muchos fabricantes empezaron a añadir vitaminas, especialmente vitaminas B y C (el factor anti-escorbuto) para compensar esa pérdida. Ya hemos mencionado la adición de las vitaminas A y D a la margarina para hacerla comparable a la mantequilla a este respecto.
    • 1995 Cruz-Coke, R. Historia medicina chilena p. 43 Ch (BD)
      Como antiácidos actuarían la manzanilla y el culén; antipiréticos, el sándalo y el palqui; astringentes, el maqui y el guaricuru; antiinflamatorios, el culén y el corecore; purgantes serían la pichoa, el pircún, el lauco y el maitén; diuréticos son el clinclin, el cebolleiro y la miel de molle; narcótico es el chamico, y antitumoral y antiescorbuto es la corteza del árbol del canelo, que también es tónico y estimulante.
    • 2005 Salas Salvadó, J. / García Lorda, P. / Schz Ripollés, J. M. Alimentación historia p. 385 Esp (BD)
      Tenemos que llegar en nuestra particular historia hasta Chick y Hume, que son las primeras mujeres investigadoras con grupo propio en la historia de las vitaminas. Ellas demostraron que la leche de vaca tenía una muy baja actividad antiescorbútica, y que, además, esta actividad se perdía cuando la leche se sometía al autoclave, reapareciendo en los animales el escorbuto. Las mismas investigadoras quisieron probar después si el jugo de limón tenía actividad antiescorbuto. Encontraron que el preparado comercial presentaba solo un 10% del jugo del limón recién exprimido.
    • 2017 Taboada, L. "Raíz beneficios" [01-01-2017] El Siglo de Torreón (Torreón) Mx (HD)
      Gracias a que contiene grandes cantidades de vitamina C, una de las más importantes en el régimen alimentario, es de los mejores remedios antiescorbuto y tiene propiedades antienvejecimiento debido a su gran contenido de colágeno.
  2. s. m. Medicamento que combate el escorbuto.
    Sinónimo: antiescorbútico
    docs. (1994) Ejemplo:
    • 1994 Jaramillo, A. P. Dos años vacaciones Verne p. 150 Co (BD)
      Fue también durante una de esas excursiones que hicieron buena provisión de esas preciosas plantas descubiertas por Briant, en su primera expedición al lago. Eran ellas, aquel apio silvestre que crecía en gran abundancia en los terrenos húmedos, y esos berros, cuyos tiernos retoños, constituyen un excelente antiescorbuto, cuando empiezan a brotar de la tierra. Esos vegetales figuraban en todas las comidas como medida de higiene.

Diccionario histórico de la lengua española
Real Academia Española © Todos los derechos reservados

Con el apoyo de Inditex
cerrar

Buscador general de la RAE