3.ª Entrega (diciembre de 2015)
Versión del 06/02/2019
Equipo Real Academia Española
Familia Ver familia de palabras
aurero s. (1845-)
aurero
Etim. Derivado de aura2 y -ero.

Se documenta por primera vez, en la acepción de 'conjunto de auras (| ave rapaz diurna, de hasta 80 cm de longitud, cabeza y cuello de color rojizo desprovistos de plumas, plumaje negro, salvo la parte interior de las alas, de color gris plateado, y pico corto y ganchudo; se alimenta básicamente de carroña)', en 1845, en la Historia física, política y natural de la isla de Cuba de Ramón de la Sagra; la voz parece circunscrita al español de Cuba. Como 'lugar donde abundan las auras' se atestigua en 1905, en los Cuentos históricos. Recuerdos de la primera campaña de Cuba de R. D. de Ibarra y se consigna en el DRAE desde 1914.

Con el significado de 'nombre vulgar de cierto cirio o cardón y su fruto', se consigna en los repertorios de Alvarado (c1929, Glosario del bajo español en Venezuela) y Santamaría (1942, Diccionario general de americanismos), donde se circunscribe su uso a Venezuela.

Vid. también aurero (DH 1930-1936).

  1. >aura+–ero
    s. m. Cu Conjunto de auras.
    Merónimo: aura
    docs. (1845-2010) 19 ejemplos:
    • 1845 Sagra, R. HFísica, política y natural Cuba, 2.ª parte, III p. 24 Esp (BD)
      El Aura es ménos sociable que el Urubú, no obstante se la ve en los campos, y en los alrededores de las haciendas, de los pueblos y de las ciudades. Las inmediaciones de la Habana y sus barrios estramuros presentan gran número, en ciertas estaciones del año y cuando se aproxima una tronada. A veces duerme sobre las rocas, pero mas comunmente vuela al campo al acercarse la noche, escoje un árbol aislado y allí se establece con sus compañeras sobre las ramas bajas, formando por su reunion numerosa, lo que en Cuba se llama un Aurero.
    • 2010 ASALE DiccAmericanismos (NTLLE)
      aurero. m. Cu. Bandada de auras.
    • 1845 Sagra, R. HFísica, política y natural Cuba, 2.ª parte, III p. 24 Esp (BD)
      El Aura es ménos sociable que el Urubú, no obstante se la ve en los campos, y en los alrededores de las haciendas, de los pueblos y de las ciudades. Las inmediaciones de la Habana y sus barrios estramuros presentan gran número, en ciertas estaciones del año y cuando se aproxima una tronada. A veces duerme sobre las rocas, pero mas comunmente vuela al campo al acercarse la noche, escoje un árbol aislado y allí se establece con sus compañeras sobre las ramas bajas, formando por su reunion numerosa, lo que en Cuba se llama un Aurero.
    • 1857 Villaverde, C. Librito de cuentos p. 91 Cu (BD)
      El aura es un ave social i amiga del hombre: es social porque anda en bandadas, á que dicen aquí aureros; es amiga del hombre porque jamas se aparta de las habitaciones de los hombres, como para estar cerca de los animales que ellos le arrojan, i que son su alimento mas sabroso. Nosotros la llamamos tiñosa porque tiene la cabeza pelada. Es de aquellas que se ciernen en lo alto, quiero decir, que se mantienen en el aire, casi sin mover las alas.
    • 1876 Rodríguez-Ferrer, M. "De las aves, isla de Cuba" [01-01-1876] n.º 48, p. 225 Revista de España (Madrid) Esp (HD)
      Aves de rapiña (Rapaces). Diurnas. Familia de los buitres. 1. Aura tiñosa. En la cubana Antilla no se halla más que esta especie (Cathartes Aura, Linn). Perteneciente, como se vé, á la familia de los buitres, esta ave compone con sus legiones la policía más ordenada y económica de las ciudades y los campos de Cuba, para desembararzar de unas y de otros los cadáveres que pudieran infestarlos. Abunda mucho, porque los cazadores no intentan siquiera molestarlas, ya por la repugnancia que esta ave inspira, ya por el olor desagradable que le acompaña, ó por la idea tétrica que se concibe de su destino, cuando se les vé formando el indispensable entierro (auréro) que forma su multitud alrededor de los grandes animales muertos. Y hecha esta ligera indicacion sobre su benéfico influjo, no me extenderia más sobre las auras (cuyo vocablo poético parece ser un sarcasmo de sus instintos) sino se hubiera presentado en los años que yo residiera en Cuba y en la ciudad de Puerto-Príncipe, una aura blanca (siendo todas pardas, tirando á negro), que fué el terror del vulgo [...].
    • 1894 Pirala, A. HContemporánea GCivil, V, libros XIV-XV p. 697 Esp (BD)
      Además, con mucha frecuencia, sobre los campamentos que establece el enemigo, como lo mantengan algunos días, suele haber grandes aureros, es decir, que se observan gran número de auras que revolotean en corto espacio: de estas observaciones, aunque al parecer de pequeña imporntancia, si se les da su verdadero valor puede resultar que las columnas no sean sorprendidas con el fuego enemigo sin estar preparadas para recibirlo adoptando las debidas precauciones.
    • 1897 Anónimo "La carga de Numancia" [03-06-1897] La Unión Católica (Madrid) Esp (HD)
      En nuestro colega La Lucha, de la Habana, leemos el siguiente interesantísimo relato: [...] En el campo de la acción quedaron bastantes muertos, imposible de recoger porque la espesa manigua impedía recogerlos; pero por los aureros que se encontraron el siguiente día, al paso de la columna, se contaron 14 caballos más.
    • 1921 Suárez, C. VocCubano Cu (BD)
      Aurero. Cub. m. Reunión de muchas auras, lo que suele suceder muy cerca de algún animal muerto que empieza a corromperse.
    • 1923 Ortiz, F. Catauro cubanismos Cu (BD)
      Aurero. El Dic. de la A. dice: "lugar donde se reunen muchas auras", y da el vocablo como cubanismo. Nos permitimos creer que se diría mejor: "reunión de muchas auras", porque el aurero no se refiere al lugar. Un aurero puede existir por multitud de auras volando juntas sin un lugar determinado.
    • 1925 Cabrera Latorre, Á. Zoología I, p. 236 HNatural I Esp (FG)
      Por las noches, vuelan a los bosques y se posan para dormir en los árboles o en las peñas, siempre en un mismo punto, que es lo que se denomina un "aurero".
    • 1988 Cela, C. J. Cristo [1993] 234 Esp (CDH )
      [...] Deena Dexter echó del rancho a Jesusito Huevón y le dijo, si no te vas más allá de los montes te mando ahorcar donde te encuentre y además no te entierro, al caporal Clotildo Nutrioso también lo amenazaron con dejar sus restos para los zopilotes, para el aurero que devora la muerte, el chino Wong no sabía hacer empanadillas más que con niños muertos, los hombres tienen la carne dura y amarga y valen poco, los hombres muertos, claro [...].
    • 2010 ASALE DiccAmericanismos (NTLLE)
      aurero. m. Cu. Bandada de auras.
    • 1845 Sagra, R. HFísica, política y natural Cuba, 2.ª parte, III p. 24 Esp (BD)
      El Aura es ménos sociable que el Urubú, no obstante se la ve en los campos, y en los alrededores de las haciendas, de los pueblos y de las ciudades. Las inmediaciones de la Habana y sus barrios estramuros presentan gran número, en ciertas estaciones del año y cuando se aproxima una tronada. A veces duerme sobre las rocas, pero mas comunmente vuela al campo al acercarse la noche, escoje un árbol aislado y allí se establece con sus compañeras sobre las ramas bajas, formando por su reunion numerosa, lo que en Cuba se llama un Aurero.
    • 1849 Pichardo, E. DiccVocesCubanas 2.ª ed. Cu (BD)
      Aura [...]. Se eleva á una altura prodijiosa [...], bajando luego al paraje en que su vista perspicacísima ha descubierto algun animal muerto ó inmundicia, sobre el cual se arroja con sus compañeras que le siguen inmediatamente para destrozarle y comerle ansiosa y vorazmente [...]; de tal manera se engolfan en su banquete que no se alejan aunque vean acercarse alguno si no se aproxima mucho ó se les tira; entónces apenas corren por el suelo, ó dan un vuelo á posarse en un árbol juntas, formando lo que llaman Aurero, que donde quiera es señal de animal muerto [...].
    • 1852 Castro Rossi, A. GDiccLengEsp (NTLLE)
      Aurero. s. m. América. Junta de auras en un árbol, ó en los aires á grande altura. Señal de animal muerto.
    • 1857 Villaverde, C. Librito de cuentos p. 91 Cu (BD)
      El aura es un ave social i amiga del hombre: es social porque anda en bandadas, á que dicen aquí aureros; es amiga del hombre porque jamas se aparta de las habitaciones de los hombres, como para estar cerca de los animales que ellos le arrojan, i que son su alimento mas sabroso. Nosotros la llamamos tiñosa porque tiene la cabeza pelada. Es de aquellas que se ciernen en lo alto, quiero decir, que se mantienen en el aire, casi sin mover las alas.
    • 1876 Rodríguez-Ferrer, M. "De las aves, isla de Cuba" [01-01-1876] n.º 48, p. 225 Revista de España (Madrid) Esp (HD)
      Aves de rapiña (Rapaces). Diurnas. Familia de los buitres. 1. Aura tiñosa. En la cubana Antilla no se halla más que esta especie (Cathartes Aura, Linn). Perteneciente, como se vé, á la familia de los buitres, esta ave compone con sus legiones la policía más ordenada y económica de las ciudades y los campos de Cuba, para desembararzar de unas y de otros los cadáveres que pudieran infestarlos. Abunda mucho, porque los cazadores no intentan siquiera molestarlas, ya por la repugnancia que esta ave inspira, ya por el olor desagradable que le acompaña, ó por la idea tétrica que se concibe de su destino, cuando se les vé formando el indispensable entierro (auréro) que forma su multitud alrededor de los grandes animales muertos. Y hecha esta ligera indicacion sobre su benéfico influjo, no me extenderia más sobre las auras (cuyo vocablo poético parece ser un sarcasmo de sus instintos) sino se hubiera presentado en los años que yo residiera en Cuba y en la ciudad de Puerto-Príncipe, una aura blanca (siendo todas pardas, tirando á negro), que fué el terror del vulgo [...].
    • 1894 Pirala, A. HContemporánea GCivil, V, libros XIV-XV p. 697 Esp (BD)
      Además, con mucha frecuencia, sobre los campamentos que establece el enemigo, como lo mantengan algunos días, suele haber grandes aureros, es decir, que se observan gran número de auras que revolotean en corto espacio: de estas observaciones, aunque al parecer de pequeña imporntancia, si se les da su verdadero valor puede resultar que las columnas no sean sorprendidas con el fuego enemigo sin estar preparadas para recibirlo adoptando las debidas precauciones.
    • 1897 Anónimo (R. B.) "Cuba. Gran convoy" [26-01-1897] La Correspondencia de España (Madrid) Esp (HD)
      Hacía ya dos días que los insurrectos se entretenían por los alrededores de Veguita haciendo algunos descargas, resultando de una de ellas herido de gravedad un centinela de uno de los fortines de la plaza, lo cual y el gran número de aureros que se veía en todas direcciones del camino, daba á entender que la columna tendría que habérselas con mucho enemigo.
    • 1897 Anónimo "Guerra de Cuba" [06-05-1897] La Correspondencia Militar (Madrid) Esp (HD)
      Dispuso el Sr. Salvador la marcha con dirección al "Asiento Viejo de Cahovillas", donde existe la laguna conocida por el Tesoro, donde se divisaban varios aureros, signo de encontrarse fuerzas en dicho punto.
    • 1897 Anónimo "La carga de Numancia" [03-06-1897] La Unión Católica (Madrid) Esp (HD)
      En nuestro colega La Lucha, de la Habana, leemos el siguiente interesantísimo relato: [...] En el campo de la acción quedaron bastantes muertos, imposible de recoger porque la espesa manigua impedía recogerlos; pero por los aureros que se encontraron el siguiente día, al paso de la columna, se contaron 14 caballos más.
    • 1921 Suárez, C. VocCubano Cu (BD)
      Aurero. Cub. m. Reunión de muchas auras, lo que suele suceder muy cerca de algún animal muerto que empieza a corromperse.
    • 1923 Ortiz, F. Catauro cubanismos Cu (BD)
      Aurero. El Dic. de la A. dice: "lugar donde se reunen muchas auras", y da el vocablo como cubanismo. Nos permitimos creer que se diría mejor: "reunión de muchas auras", porque el aurero no se refiere al lugar. Un aurero puede existir por multitud de auras volando juntas sin un lugar determinado.
    • 1925 Cabrera Latorre, Á. Zoología I, p. 236 HNatural I Esp (FG)
      Por las noches, vuelan a los bosques y se posan para dormir en los árboles o en las peñas, siempre en un mismo punto, que es lo que se denomina un "aurero".
    • 1928 Dihigo, J. M. LéxCubano Cu (NTLLE)
      Aurero. Conjunto de auras tiñosas que vuelan describiendo círuclos entrelazadas o se posan alrededor de un animal muerto, de un basurero, un matadero o de otro lugar cualquiera en donde existe materias orgánicas en descomposición.
    • 1933 RAE DH 1.ª ed. (NTLLE)
      Aurero. m. Cuba. Reunión de muchas auras, 2.º art.
    • 1942 F.J. Santamaría. DiccGralAmericanismos (NTLLE)
      Aurero. m. Reunión de muchas auras o zopilotes. Dícese en Cuba.
    • 1958 Rdz Herrera, E. LéxMayorCuba I Cu (NTLLE)
      Aurero, s. m. Conjunto o copia de auras tiñosas en un lugar.
    • 1966 Morínigo, M. A. DiccAmericanismos (NTLLE)
      Aurero. m. Cuba. Bandada de auras.
    • 1988 Cela, C. J. Cristo [1993] 234 Esp (CDH )
      [...] Deena Dexter echó del rancho a Jesusito Huevón y le dijo, si no te vas más allá de los montes te mando ahorcar donde te encuentre y además no te entierro, al caporal Clotildo Nutrioso también lo amenazaron con dejar sus restos para los zopilotes, para el aurero que devora la muerte, el chino Wong no sabía hacer empanadillas más que con niños muertos, los hombres tienen la carne dura y amarga y valen poco, los hombres muertos, claro [...].
    • 2010 ASALE DiccAmericanismos (NTLLE)
      aurero. m. Cu. Bandada de auras.
  2. >aura+–ero
    s. m. Cu Lugar donde abundan las auras.
    docs. (1905-2014) 6 ejemplos:
    • 1905 Ibarra, R. D. Cuentos históricos p. 131 Cu (BD)
      Oía yo sus palabras como un continuo martilleo, pero sin darme cuenta de lo que decía; corríamos sin ocuparnos de los que venían detrás, muchos de los cuales era imposible que siguiese á nuestro aire, y algunos oficiales y guerrilleros de los mejores montados pretendieron en vano pasar delante para servirnos de exploradores; vi con la mayor indiferencia como cayó uno, en la izquierda, estrepitósamente, al pretender saltar una talanquera que le obstruía el paso, y seguimos corriendo, corriendo, hasta salir á una sabana en donde el negro se orientó dirigiéndose á un Aurero que se veía cercano.
    • 1914 RAE DRAE 14.ª ed. (NTLLE)
      Aurero. m. Cuba. Lugar donde se reunen muchas auras.
    • 1978 Schz-Boudy, J. DiccCubanismos (S) Cu (NTLLE)
      Aurero. Sitio donde hay muchas auras. "Allí hay un aurero". Encontrar a alguien por el aurero. Estar muerto. "Al pobre Pedro lo encontraron por el aurero".
    • 2001 RAE DRAE 22.ª ed. (NTLLE)
      aurero. m. Cuba. Lugar donde se reúnen muchas auras2.
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      aurero [...] m. Cuba. Lugar donde se reúnen muchas auras2.
    • 1905 Ibarra, R. D. Cuentos históricos p. 131 Cu (BD)
      Oía yo sus palabras como un continuo martilleo, pero sin darme cuenta de lo que decía; corríamos sin ocuparnos de los que venían detrás, muchos de los cuales era imposible que siguiese á nuestro aire, y algunos oficiales y guerrilleros de los mejores montados pretendieron en vano pasar delante para servirnos de exploradores; vi con la mayor indiferencia como cayó uno, en la izquierda, estrepitósamente, al pretender saltar una talanquera que le obstruía el paso, y seguimos corriendo, corriendo, hasta salir á una sabana en donde el negro se orientó dirigiéndose á un Aurero que se veía cercano.
    • 1914 RAE DRAE 14.ª ed. (NTLLE)
      Aurero. m. Cuba. Lugar donde se reunen muchas auras.
    • 1978 Schz-Boudy, J. DiccCubanismos (S) Cu (NTLLE)
      Aurero. Sitio donde hay muchas auras. "Allí hay un aurero". Encontrar a alguien por el aurero. Estar muerto. "Al pobre Pedro lo encontraron por el aurero".
    • 2001 RAE DRAE 22.ª ed. (NTLLE)
      aurero. m. Cuba. Lugar donde se reúnen muchas auras2.
    • 2010 ASALE DiccAmericanismos (NTLLE)
      aurero. [...] Cu. Lugar donde se reúnen muchas auras.
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      aurero [...] m. Cuba. Lugar donde se reúnen muchas auras2.
  3. Acepción lexicográfica
  4. s. m. Ve "Nombre vulgar de cierto cirio o cardón y su fruto, que es verde como la lefaria y redondo como el dato" (Santamaría, DiccGralAmericanismos-1942).
    docs. (1929-1942) 2 ejemplos:
    • c1929 Alvarado, L. Glos esp Venezuela Ve (FG)
      Auréro. Cereus sp. Cierto cirio o cardón del Oriente y su fruto que es verde como la lefaria y redondo como el dato.
    • 1942 F.J. Santamaría. DiccGralAmericanismos (NTLLE)
      Aurero. m. [...] En Venezuela, nombre vulgar de cierto cirio o cardón y su fruto, que es verde como la lefaria y redondo como el dato.

Diccionario histórico de la lengua española
Real Academia Española © Todos los derechos reservados

Con el apoyo de Inditex
cerrar

Buscador general de la RAE