10.ª Entrega (marzo de 2021)
Versión del 04/05/2021
Equipo Real Academia Española
Familia Ver familia de palabras
azoemia s. (1906-)
azoemia, azohemia
Etim. Probable calco del francés azotémie, voz atestiguada en esta lengua al menos desde 1876 como 'existencia de un exceso de sustancias nitrogenadas en la sangre', en Le Diabète sucré et son traitement diabétique, de A. Cantani, traducida del italiano por H. Chavret (Paris, V. Adrien Delahaye et Cie, p. 205: "La non-combustion du sucre amenant un accroissement dans la combustión des albuminates, l’excès de sucre dans le sang est accompagné d’un excès des produits de combustion des albuminates, c’est-à-dire d’azotémie. C’est ainsi qu’avec le sucre non brûlé, on truve dans les urines une grande quantité d’urée") y como 'existencia de un exceso de urea en la sangre', en 1892, en "Artérites chroniques et artério-sclérose (Suite.)", por H. Huchard, en Gazette hebdomadaire de médicine et de chirugie, de 2 de julio de ese año (p. 316: "Mais, cette plus forte proportion d'urée dans le sang, ou azotémie, no coïncide pas avec une élimination plus grande de ce produit par les urines"); y esta, a su vez, del italiano azotemia, atestiguada en 1875, en Patologia e terapia del ricambio materiale, de A. Cantani (Milano, Francesco Vallardi, t. 1, p. 226).

Se documenta por primera vez, con la acepción 'exceso de sustancias nitrogenadas en la sangre', en 1906, en la Revista de Especialidades Médicas (Madrid), en un extracto de la tesis de G. Barros Arbones, titulada Aplicaciones terapéuticas deducidas del papel que en el organismo juega el cloruro sódico como agente hidropígeno (1906). Con este significado se registra con los modificadores prerrenal, renal y posrenal para distinguir distintos tipos de azoemia. Con la acepción 'concentración de sustancias nitrogenadas en la sangre' se atestigua en 1922, en el artículo "Los enfermos cardio-renales", de A. Mut, publicado en Archivos de Medicina, Cirugía y Especialidades (Madrid). En este texto figura la variante azohemia, a la que alude posteriormente R. Restrepo en sus Apuntaciones idiomáticas y correcciones de lenguaje, "porque tanto en uno como en otro vocablos la e intermedia es la de ázoe (y es claro que no hemos de escribir ázohe), ya que del segundo componente sólo tiene la sílaba mia, y aunque venga de haima, sangre, la primera sílaba se pierde en los vocablos dichos" (Bogotá, Imprenta Nacional, 1955, 2.ª ed.). El sustantivo sinónimo azotemia (véase), más cercano al étimo francés, era el preferido por G. Marañón, que, por otra parte, en su obra Manual de diagnóstico etiológico (Madrid, Espasa-Calpe, 1943), hace referencia a la confusión que produce en ocasiones el uso de este vocablo ya que "al nitrógeno de la urea en la sangre le llaman los franceses azotemia, nombre, como se ve, impropio, pues azotemia o nitrogenemia significa el nitrógeno de la sangre, y la urea es sólo una parte de él, si bien la mayor parte de la fracción no proteica". Esta confusión puede deberse en parte al uso que se hizo en el pasado de la constante de Ambard para evaluar la función renal. Esta fórmula, creada por el médico francés Léo Ambard, ponía en relación la excreción renal de urea con su concentración sanguínea. El Diccionario de raíces de Sandoval consigna la voz azoemia en 1930, mientras que el DRAE la incluye en su lemario en el año 1956.

  1. s. f. Med. Vet. Exceso de sustancias nitrogenadas en la sangre.
    docs. (1906-2019) 16 ejemplos:
    • 1906 Barros Arbones, G. "Agente hidropígeno" [01-01-1906] p. 502 Revista de Especialidades Médicas (Madrid) Esp (HD)
      Las relaciones entre la cloruremia y la azoemia no son tan marcadas, pudiendo existir una disociación de ambas.
    • 2019 Cieza Zevallos, J. A. "Cambios de estructura corporal" [15-10-2019] Revista Médica Herediana (Lima) Pe (HD)
      Objetivo: Determinar si hay diferencia entre la persona crónicamente enferma sin azoemia respecto al sano en : estructura corporal, función renal y hábitos alimentarios.
    • 1906 Barros Arbones, G. "Agente hidropígeno" [01-01-1906] p. 502 Revista de Especialidades Médicas (Madrid) Esp (HD)
      Las relaciones entre la cloruremia y la azoemia no son tan marcadas, pudiendo existir una disociación de ambas.
    • 1926 Soroa Pineda, A. Trad Hígado, Rendu p. 122 Esp (BD)
      El pronóstico es relativamente benigno; sin embargo, indican siempre un riñón bastante lesionado; tarde o temprano, el enfermo tendrá accidentes más graves de azoemia o cardíacos por los cuales sucumbe.
    • 1953 Morel, C. J. L. Trad Oclusión, Wangensteen p. 15 Ar (BD)
      Una adecuada terapéutica de reemplazo evita la aparición de oliguria, azoemia, hipocloremia, y alcalosis que acompañan a este tipo de oclusión.
    • 1973 Merino M., G. Gastroenterología p. 186 Ec (BD)
      Las hemorragias digestivas tiene papel en la génesis de la azoemia.
    • 1993 Medina Fuentes, A. Pediatría p. 153 Esp (BD)
      Muy frecuente es detectar nefritis y otras enfermedades producidas por una intoxicación de medicamentos, también por yatrogenia. En tales casos la enfermedad tiende a ser grave, ya que entre otras produce hipertensión, arteriosclrerosis, albuminuria y azoemia.
    • 2003 Solano Villalba, E. et alii "Nefropatía" p. 62 Guías de práctica clínica. Nefrología Co (BD)
      El hallazgo de hipertensión, azoemia y sedimento urinario activo sugiere lesión proliferativa.
    • 2019 Cieza Zevallos, J. A. "Cambios de estructura corporal" [15-10-2019] Revista Médica Herediana (Lima) Pe (HD)
      Objetivo: Determinar si hay diferencia entre la persona crónicamente enferma sin azoemia respecto al sano en : estructura corporal, función renal y hábitos alimentarios.
    • 1906 Barros Arbones, G. "Agente hidropígeno" [01-01-1906] p. 502 Revista de Especialidades Médicas (Madrid) Esp (HD)
      Las relaciones entre la cloruremia y la azoemia no son tan marcadas, pudiendo existir una disociación de ambas.
    • 1914 Negrete, C. "Prostatectomía suprapubiana" [01-03-1914] Revista Ibero-Americana de Ciencias Médicas (Madrid) Esp (HD)
      Determinación del coeficiente de Ambard. [...] Siendo el coeficiente o,074 casi normal (el normal es 0,070), no existe azoemia.
    • 1926 Soroa Pineda, A. Trad Hígado, Rendu p. 122 Esp (BD)
      El pronóstico es relativamente benigno; sin embargo, indican siempre un riñón bastante lesionado; tarde o temprano, el enfermo tendrá accidentes más graves de azoemia o cardíacos por los cuales sucumbe.
    • 1930 Sandoval, L. DiccRaíces I Gu (BD)
      AZOEMIA, f. [...] Acumulación en la sangre de excrecencias azoadas, como urea, uratos, etc.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] España (CDH )
      La segunda es que en castellano debiera decirse azoemia; pero la voz azotemia está consagrada por el uso y por su mayor eufonía, las dos, razones poderosas.
    • 1953 Morel, C. J. L. Trad Oclusión, Wangensteen p. 15 Ar (BD)
      Una adecuada terapéutica de reemplazo evita la aparición de oliguria, azoemia, hipocloremia, y alcalosis que acompañan a este tipo de oclusión.
    • 1953 VV. AA. DiccEnciclop UTEHA [01-01-1953] (FG)
      azoemia: […] Veter. Enfermedad de las bestias causada por exceso de urea en la sangre, originada por la sobrealimentación y falta de ejercicio; entre otros síntomas se presenta la parálisis de los cuartos traseros y la orina con sangre.
    • 1955 Restrepo, R. Apuntaciones idiomáticas, 2.ª ed. Co (FG)
      Debe escribirse azoemia, y no azohemia, como escribimos uremia, y no urhemia. Y es porque tanto en uno como en otro vocablos la e intermedia es la de ázoe (y es claro que no hemos de escribir ázohe), ya que del segundo componente sólo tene la sílaba mia, y aunque venga de haima, sangre, la primera sílaba se pierde en los vocablos dichos.
    • 1956 RAE DRAE 18.ª ed. (NTLLE)
      Azoemia. [...] f. Med. Existencia de substancias nitrogenadas en la sangre.
    • 1973 Merino M., G. Gastroenterología p. 186 Ec (BD)
      Las hemorragias digestivas tiene papel en la génesis de la azoemia.
    • 1988 Net Castel, A. / Quintana Tort-Martorell, E. / Benito Vales, S. Infección paciente [1988] España (CDH )
      En los pacientes en coma, hipotensión, acidosis, azoemia y en los granulocitopénicos, la frecuencia de colonización orofaríngea llega al 75 %.
    • 1988 Net Castel, A. / Quintana Tort-Martorell, E. / Benito Vales, S. Infección paciente [1988] España (CDH )
      Así, se ha observado que los pacientes que inicialmente no presentan azoemia ni proteinuria y que desarrollan una insuficiencia renal aguda durante el ingreso hospitalario, debido a fármacos nefrotóxicos, deshidratación, isquemia, hipoxia o hiperpirexia. suelen presentar reversión del fracaso renal al tratar la causa desencadenante.
    • 1993 Medina Fuentes, A. Pediatría p. 153 Esp (BD)
      Muy frecuente es detectar nefritis y otras enfermedades producidas por una intoxicación de medicamentos, también por yatrogenia. En tales casos la enfermedad tiende a ser grave, ya que entre otras produce hipertensión, arteriosclrerosis, albuminuria y azoemia.
    • 2001 RAE DRAE 22.ª ed. (NTLLE)
      azoemia [...] f. Med. Existencia de sustancias nitrogenadas en la sangre.
    • 2003 Solano Villalba, E. et alii "Nefropatía" p. 62 Guías de práctica clínica. Nefrología Co (BD)
      El hallazgo de hipertensión, azoemia y sedimento urinario activo sugiere lesión proliferativa.
    • 2019 Cieza Zevallos, J. A. "Cambios de estructura corporal" [15-10-2019] Revista Médica Herediana (Lima) Pe (HD)
      Objetivo: Determinar si hay diferencia entre la persona crónicamente enferma sin azoemia respecto al sano en : estructura corporal, función renal y hábitos alimentarios.
    1. s. f. Con el modificador renal, para referirse a la azoemia causada por enfermedades del riñón.
      docs. (1946-2007) 2 ejemplos:
      • 1946 Curieses Agua, A. Colapso circulatorio p. 117 Esp (BD)
        La azoemia puede adquirir grados máximos a causa de la superdesintegración albuminodea, existente en las formas de colapso de que dimos cuenta, puesto que a la azoemia renal se suman los efectos de la uremia extrarrenal [...].
      • 2007 Casanova Glz, M. P./ Rdz Zamora, D. / Glz Pz, A. L. "Riñón en enfermedades sistémicas" [01-01-2007] vol. 1, n.º 1 Revista Electrónica de Ciencias Médicas (Cienfuegos) Cu (HD)
        El tratamiento de este síndrome debe ser fundamentalmente de sostén (restricción cuidadosa de líquido y sodio), dirigido sobre todo a buscar causas corregibles de azoemia renal (constricción de volumen, descompensación cardiovascular, obstrucción urinaria, nefrotoxicidad) para proceder a su tratamiento. La diálisis es importante como medida de sostén para los pacientes que esperan trasplante hepático, la hemofiltración continua es la técnica mejor tolerada.
    2. s. f. Con el modificador prerrenal, para referirse a la azoemia causada por una disminución del flujo de sangre que recibe el riñón.
      docs. (1993-2015) 3 ejemplos:
      • 1993 Boxaca, M. C et alii Trad Medicina Interna, Kelley I p. 897 Ar (BD)
        La azoemia prerrenal también puede ser la consecuencia del secuestro del volumen extracelular en un tercer espacio, con la disminución resultante de volumen sanguíneo arterial efectivo.
      • 2003 García Padilla, P. K. et alii "Insuficiencia renal" p. 114 Guías de práctica clínica. Nefrología Co (BD)
        La azoemia prerrenal es el resultado de la perfusión renal inadecuada secundaria a pérdida de agua, sangre o perdida del tono vascular.
      • 2015 Ortega Quiroz, R. J. et alii "Disfunción renal en cirrosis" [01-01-2015] vol. 30, n.º 2 Revista Colombiana de Gastroenterología (Bogotá) (HD)
        La causa más común es prerrenal por hipoferfusión en un 68% de los casos, de los cuales el 45% mejora con la expansión de volumen, lo que representa una verdadera azoemia prerrenal, y un 23% no mejora, lo que corresponde a los pacientes con síndrome hepatorrenal (SHR).
    3. s. f. Con el modificador posrenal o postrenal, para referirse a la azoemia causada por una obstrucción de los uréteres o de la uretra.
      docs. (1997-2012) 2 ejemplos:
      • 1997 Díaz Portillo, J. / Fdz Barrio, M. T. / Paredes Salido, F. Bioquímica clínica p. 82 Esp (BD)
        La azoemia postrenal es secundaria a una obstrucción ureteral o uretral, de forma qe se reabsorbe urea en la ciruclación.
      • 2012 Díaz Torres, D. C. / Rojas Vargas, D. A. /Molano Salazar, Ó. A. Factores de riesgo p. 24 Co (BD)
        3) azoemia posrenal por patologías asociadas con obstrucción del tracto urinario; corresponde al 5% del total de causas de IRA.
  2. s. f. Med. Concentración de sustancias nitrogenadas en la sangre.
    Sinónimo: azotemia
    docs. (1922-1964) 6 ejemplos:
    • 1922 Mut, A. "Enfermos cardio-renales" [04-03-1922] Archivos de Medicina, Cirugía y Especialidades (Madrid) Esp (HD)
      En cambio en los azohémicos a régimen fijo, en los cuales la azohemia alcanza o pasa de 0,75, la investigación de la cifra de urea en el suero y la averiguación del coeficiente de Ambard dan resultados paralelos.
    • 1935 Isnardi, U. "Adenoma de próstata" [01-01-1935] Revista Argentina de Urología (Buenos Aires) Ar (HD)
      Constante de Ambard 0.090, con una azoemia de 0,29 ‰.
    • 1952 Crespo, E. J. "Método suprapúbico" [2001] p. 202 Estudios científicos Dr. Emiliano J. Crespo Ec (BD)
      Desde luego, hay ocasiones en que, no obstante la presencia de una sonda suprapúbica que haga el drenaje de la vejiga, el descenso de la cifra de urea en la sangre se detiene en cierto punto; cuando este punto no es muy elevado, he procedido a la intervención quirúrgica, y muchas veces he operado a enfermos con azoemias por arriba de un gramo, porque el estado general de dichos enfermos no manifestaba ningún síntoma de gravedad.
    • 1962 Otero, J. P. "Hemorragia" [01-01-1962] t. 33 Boletín de la Sociedad de Cirugía del Uruguay (Montevideo) Ur (HD)
      El hallazgo de una urea de 3 gr. 60 en el suero sanguíneo y días después, una azoemia de 3 gr. 80 fue ciertamente una sorpresa inesperada para mí, y también para los cirujanos de la sala que le indicaron los exámenes por una cuestión de rutina, pero no porque sospecharan la existencia de una uremia, de acuerdo con la clínica.
    • 1964 Díaz Rubio, M. Lecciones patología [1964] España (CDH )
      Por todo ello, es muy importante en el estenótico del pilórico, con vómitos la dosificación de la reserva alcalina de la sangre, así como, la azoemia, cloremia, sodemia, potasemia, calcemia, para hacer una terapéutica racional de los graves trastornos generales que acaecen.
    • 1922 Mut, A. "Enfermos cardio-renales" [04-03-1922] Archivos de Medicina, Cirugía y Especialidades (Madrid) Esp (HD)
      En cambio en los azohémicos a régimen fijo, en los cuales la azohemia alcanza o pasa de 0,75, la investigación de la cifra de urea en el suero y la averiguación del coeficiente de Ambard dan resultados paralelos.
    • 1935 Isnardi, U. "Adenoma de próstata" [01-01-1935] Revista Argentina de Urología (Buenos Aires) Ar (HD)
      Constante de Ambard 0.090, con una azoemia de 0,29 ‰.
    • 1952 Crespo, E. J. "Método suprapúbico" [2001] p. 202 Estudios científicos Dr. Emiliano J. Crespo Ec (BD)
      Desde luego, hay ocasiones en que, no obstante la presencia de una sonda suprapúbica que haga el drenaje de la vejiga, el descenso de la cifra de urea en la sangre se detiene en cierto punto; cuando este punto no es muy elevado, he procedido a la intervención quirúrgica, y muchas veces he operado a enfermos con azoemias por arriba de un gramo, porque el estado general de dichos enfermos no manifestaba ningún síntoma de gravedad.
    • 1962 Otero, J. P. "Hemorragia" [01-01-1962] t. 33 Boletín de la Sociedad de Cirugía del Uruguay (Montevideo) Ur (HD)
      El hallazgo de una urea de 3 gr. 60 en el suero sanguíneo y días después, una azoemia de 3 gr. 80 fue ciertamente una sorpresa inesperada para mí, y también para los cirujanos de la sala que le indicaron los exámenes por una cuestión de rutina, pero no porque sospecharan la existencia de una uremia, de acuerdo con la clínica.
    • 1964 Díaz Rubio, M. Lecciones patología [1964] España (CDH )
      Por todo ello, es muy importante en el estenótico del pilórico, con vómitos la dosificación de la reserva alcalina de la sangre, así como, la azoemia, cloremia, sodemia, potasemia, calcemia, para hacer una terapéutica racional de los graves trastornos generales que acaecen.
    • 1964 Díaz Rubio, M. Lecciones patología [1964] España (CDH )
      Consiste esencialmente en la aspiración endodigestiva, mediante sonda nasal y la administración de soluciones hidroiónicas, suficientes en cantidad y calidad, para corregir, las alteraciones del balance electrolítico, que debe seguirse a diario, en estos enfermos, mediante estudio del ionograma, reserva alcalina, hematocrito, volemia, azoemia, etc.

Diccionario histórico de la lengua española
Real Academia Española © Todos los derechos reservados

Con el apoyo de Inditex
cerrar

Buscador general de la RAE