11.ª Entrega (octubre de 2021)
Versión del 29/10/2021
Equipo Real Academia Española
Familia Ver familia de palabras
bayoneta s. (1699-)
bayoneta, baioneta, balloneta, bayonetica, bayonetita
Etim. Voz tomada del francés baïonnette, atestiguada en esta lengua al menos desde 1572 como 'arma blanca que se adapta a la extremidad de un fusil para el combate cuerpo a cuerpo', derivada a su vez del topónimo Bayonne, ciudad conocida en los siglos XVI y XVII por sus fábricas de armas y de cuchillería, y el sufijo -ette (DECH, s. v.; véase también TLF, s. v. baïonnette).

Se documenta por primera vez, con la acepción 'arma blanca corta, afilada y puntiaguda, que se ajusta a la parte final del cañón del fusil o de la carabina, y que se utiliza en el combate cuerpo a cuerpo', en 1699, en la segunda parte de Estoqve de la guerra, y Arte militar de F. Larrando de Mauleón. En 1726 se consigna en el Diccionario de Autoridades, donde se advierte que es arma modernamente introducida, que usan los soldados de Infanteria y Dragones, y se compone de un hierro acerado, para herir de punta, que unas se hacen esquinadas de media vara de largo, y otras mas pequeñas con corte, y anchas á manera de cuchillo, y unas y otras tienen un cañoncillo de hierro á la parte opuesta á la punta, dentro del qual se mete la boca del fusil, y con una abertura se afianza en el punto de él". Si bien la bayoneta fue perdiendo uso a medida que aumentaba la potencia de disparo del fusil, el vocablo presenta un uso continuado y creciente en español desde su aparición. Como 'soldado armado con una bayoneta' se atestigua en 1786, en Historia de las misiones de la Compañía de Jesús en el Marañón español, de J. Chantre y Herrera. Con el valor 'conjunto de tropas militares bajo las órdenes de un mando' se registra, en 1801, en la Traducción de la carta a los españoles americanos, de Juan Pablo Viscardo, de F. de Miranda; los ejemplos acopiados muestran que se emplea siempre en plural. Como 'planta de la familia de las agavóideas, con el tronco grueso, las hojas largas, lanceoladas, de color glauco o verde y apiñadas en la parte superior del tronco, y flores blancas o rosadas' se registra en 1836, en el Diccionario provincial de voces cubanas, de Pichardo, donde también se atestigua bayoneta española. Como 'mecanismo de engarce de dos piezas en el que una se encaja en otra' se documenta en 1992, en Primeros auxilios, de R. Osmar Ciró. Tras un proceso de metáfora se registra como 'varilla metálica que sirve para comprobar el nivel de aceite de un motor', en 1993, en la traducción de Mecánica del automóvil, de Willian Harry Crouse, efectuada por M. Vallmitjana Tomás y L. Ibáñez Morlán.

En diversos repertorios lexicográficos se consignan las siguientes acepciones: en el Diccionario enciclopédico de la lengua castellana (1895) de Zerolo, bayoneta figura como 'hoja de punta y cota como una espada que se arma en el fusil como la bayoneta'. Circunscrita a México se consigna como 'nombre que también se da, en Méjico, a una bella orquídea, parásita principalmente de los encinos' en el Diccionario general de americanismos (1942), de Santamaría. Como 'trozo curvado de tubería para pasar de una dirección a otra paralela cercana' se registra en el Léxico de la construcción, de Instituto Eduardo Torroja de la Construcción y del Cemento, en 1963. Como 'mamparo transversal cuya parte superior está en distinto plano que la inferior, yendo ligadas ambas por una traviesa horizontal, todo ello generalmente estanco' se consigna, en 1975, en el Vocabulario de construcción naval español-inglés, inglés-español de Crespo Rodríguez. En el Atlas lingüístico y etnográfico de Aragón, Navarra y La Rioja (1980), dirigido por Alvar, se recogen la acepciones 'espetón' y 'atizador'. Por último, en Cuba se consigna como 'cuchillo' en la obra Glosario. En De lo popular y lo vulgar en el habla cubana (1988), de Paz Pérez.

Por otra parte, bayoneta se integra en diferentes unidades pluriverbales. Así, a bayoneta como locución adjetiva y con el valor 'que se monta de manera que encaja a presión en una pieza o en lugar' se registra en Higiene de las peluquerías (1901), de E. Paccard; y como locución adverbial ('de manera que encaja a presión en una pieza o lugar') se consigna, en 1983, en el Diccionario manual de la Real Academia Española. Además, con el valor 'de manera que se ataca o persigue al adversario con las bayonetas caladas' se atestigua en 1826, en Elementos del arte de la guerra de E. San Miguel, obra en la que también se documenta la locución adjetiva correspondiente. En algunos repertorios lexicográficos se consigna armar la bayoneta (desde 1817, en el DRAE, con la acepción 'asegurarla en la boca del fusil') y calar la bayoneta (en el DRAE de 1791, con remisión a calar), que en el DRAE de 1914 se define también del siguiente modo: "Poner el fusil con la punta de la bayoneta al frente, apoyándolo en la mano izquierda, y empuñándolo con la derecha por la garganta". De bayoneta ('que se monta de manera que encaja a presión en una pieza o en lugar') se atestigua, como locución adjetiva, en el Manual de Automóviles (1940-1956) de M. Arias-Paz. En bayoneta, con el valor 'con forma de bayoneta', se registra 1988, en Primeros auxilios de O. Osmar Ciró.

Cuchillo bayoneta (véase cuchillo), como 'arma blanca corta que sustituye, en algunas armas fuego, a la bayoneta', se registra, en 1859, en una pieza de M. Fernández y González publicada en La América (Madrid).

Sable-bayoneta (véase sable), con la acepción 'arma blanca larga que sustituye, en algunas armas de fuego, a la bayoneta', se documenta en 1845, en un artículo de C. Giménez Sandoval aparecido en El Boletín del Ejército (Madrid).

  1. ac. etim.
    s. f. Arma blanca corta, afilada y puntiaguda, que se ajusta a la parte final del cañón del fusil o de la carabina, y que se utiliza en el combate cuerpo a cuerpo.
    Sinónimo: yatagán
    docs. (1699-2021) 816 ejemplos:
    • 1699 Larrando Mauleón, F. Estoque guerra, II p. 85 Esp (BD)
      [...] detras destos llegarán tambien por todas partes muchos fusileros, y otros dando calor a los primeros, y á vnos, y otros se les tendrá dada orden, que luego que lleguen se arrojen de golpe dentro, vnos con espada en mano, y otros con bayoneta en fusil [...].
    • 2021 Guerra Cabrera, Á. "Derrumbe del uribismo" [14-05-2021] Cuba Debate, La Habana Cu (CORPES)
      Lo cierto es que las fuerzas populares nunca habían alcanzado un grado de combatividad y conciencia política tan pronunciados en todo el territorio de Colombia, aliado principal de Estados Unidos en nuestra región y que el uribismo se sostiene por ahora sobre las bayonetas, pero se derrumba políticamente como castillo de naipes.
    • 1699 Larrando Mauleón, F. Estoque guerra, II p. 85 Esp (BD)
      [...] detras destos llegarán tambien por todas partes muchos fusileros, y otros dando calor a los primeros, y á vnos, y otros se les tendrá dada orden, que luego que lleguen se arrojen de golpe dentro, vnos con espada en mano, y otros con bayoneta en fusil [...].
    • 1705 Anónimo Verídica relación sucedido Barcelona p. 16 Esp (BD)
      A este tiempo permitió el Cielo otro desorden, y fue, que passando vn Paysano por el otro extremo de Ribera cerca Monserratico, advirtió vn Soldado, que aquel llevava vna finta amarilla en el sombrero, y acercandose a él, tratandole con el ordinario epiteto de traydor, y dandole con la Bayoneta, intentó arrancarsela, que visto por tres, ó quatro Catalanes que estavan alli cerca, acudiendo promptamente, disparando algunos tiros, y de ellos, y de las vozes que empeçaron á dar de: Viva la Patria, y otros, Viva Carlos Tercero, fue tambien encendiendose esta parte de Ribera, y sus calles.
    • 1727 Anónimo Testigos presentados por A. Rodríguez Docs lingüísticos Colombia Colombia (CDH )
      [...] a cuio tiempo dicho capitan Don Antonio Rodriguez se aparesio en dicha calle en cuerpo y acudio a socorrer a dicho Joseph de Vega y auiendo preguntado a dichos hombres por que lo ultrajavan o que delito tenia respondieron que ninguno con lo qual dicho Don Antonio le dijo a dicho moso se fuese con Dios y no bido el testigo que este ni dichos ministros tubiesen baioneta ni otra harma ni menos que dichos ministros tubiesen bara alta porque no vsan de ellas [...].
    • c1750 Rdz Campomanes, P. Bosquejo [1984] España (CDH )
      Para ello habría en las casas del ayuntamiento fusiles y bayonetas con la demás armadura y en la conformidad que está prevenido.
    • 1775 Gutiérrez Ríos, C. Diario expedición Argel [2003] España (CDH )
      130. El abance de la línea de quien nadie se confiesa autor, lo tengo por cosa mal pensada, porque ¿a qué viene abanzar una línea con la bayoneta calada, quando no hay enemigos delante, y quando se ve claramente que el abanze no se puede continuar y que se da el flanco al enemigo?
    • c1786 Chantre Herrera, J. HMisiones Marañón [1901] Ecuador (CDH )
      Continuóse el viaje por la tarde con el mismo tesón que en los días antecedentes, y desde este pasaje cuando se pasaba á la vista de alguna población, se ponían centinelas en los barcos, con uniforme, fusil y bayoneta, y el alférez levantaba su bandera, á que correspondían con la suya los pueblos que tenían castillo.
    • 1808 Prensa Estado actual Cataluña 29 Gazeta militar Cataluña (Palma Mallorca), 02/09/1808 España (CDH )
      Ellos han quemado pueblos, degollado niños, mugeres preñadas, tirando en el alto criaturas para ensartarlos en las Bayonetas.
    • 1822 Fdz Mancheño, J. DiccMilitar Esp (BD)
      Bayoneta. Arma de que usa la infantería, dragones y granaderos de á caballo. Es un hierro acerado y puntiagudo, cuya longitud y extructura [sic] varia mucho en las diferentes naciones de Europa. En la parte opuesta tienen un cañoncito ó cuello con una endidura que se introduce en el fusil y asegura en el punto para que no se salga. Se llama así por haber sido inventada en Bayona de Francia.
    • 1847-1849 Alcalá Galiano, A. Memorias [1886] II, 49 España (CDH )
      Horrorizóme aquella tragedia, pero siguiendo adelante el soldado, el que creía muerto se levantó sin lesion y huyó, pues sólo había caído de miedo, y la ceguedad de su furioso ofensor no le permitió asestar bien la punta de la bayoneta á su cuerpo, de suerte que sólo le había dado en su ropa ó en el piso de la calle.
    • 1862 Villamartín, F. Nociones arte militar [1989] España (CDH )
      La bayoneta, más tarde la baqueta de hierro, la supresión de las picas, la disminución del fondo a tres filas, la mayor movilidad de la artillería, la creación de la de a caballo, la unión combinada con la máxima velocidad en la caballería, fueron los adelantamientos que unos en pos de otros se hicieron desde los mariscales de Luis XIV a Federico de Prusia, y en tiempo de este rey llegó a todo su apogeo la táctica elemental.
    • 1889 Rubén Darío Matuschka [1950] Cuentos Nicaragua (CDH )
      Al borde de un precipicio recibió un proyectil en el pecho, dió un grito espantoso y cayó, soltando el fusil, cuya bayoneta relampagueó en la humareda.
    • 1900 Magón Episodios [1947] Cuentos Costa Rica (CDH )
      Suenan enseguida el cuerno del jinete, el quién vive del centinela y el choque metálico de las bayonetas que calan.
    • 1921 Palacio Valdés, A. Novela Novelista [1922] España (CDH )
      Una fila larga de carruajes, una mano blanca que agita un pañuelo desde uno de ellos, los cohetes estallando en el aire, las bayonetas brillando a los reflejos del sol, las charangas tocando alegres pasodobles, mi padre de frac y corbata blanca, los balcones engalanados con brillantes colgaduras, mi madre inclinada sobre uno de los nuestros y arrojando puñados de flores sobre el coche de la soberana...
    • 1947-1948 Briceño-Iragorry, M. Regente Heredia [1948] Venezuela (CDH )
      Busca ante todo y sobre todo que estas diferencias que escinden la opinión de los pueblos de Venezuela en su común propósito de hacer efectivos los derechos de Fernando frente a la usurpación napoleónica, se resuelvan por medio de lucha de razones entre los hombres que se dicen personeros de esa misma opinión y no se dejen al desiderátum de la fuerza bruta que representan las bayonetas.
    • 1958 Fuentes, C. Región [1968] México (CDH )
      "Obregón se arrojó de la locomotora, el ceño férreo, el bigote crispado, a ordenar, atestiguar, inspeccionar las loberas y los trigales inundados y la caballería alineada y la siembra de púas los yaquis, sus pañoletas rojas bailando en el viento, invadieron las loberas, armados de fusil y bayoneta —allí, enterrados en el lodo, parecían encontrar sus nichos Hill ordenó a las infanterías el dispositivo de combate el sol hinchado del crepúsculo subrayó todo el movimiento, [...].
    • 1986 Gabriel Galán, J. A. Bobo ilustrado [1986] 121 España (CDH )
      ¿Qué pensar del Madrid que tanto denostabas, sino que detrás de cada enojo había un soplo de ternura? ¿Qué Madrid era ése en fiesta permanente, exhibidor, bailarín sobre el barril de pólvora de las bayonetas francesas, tragasables, astutamente ajeno a las preocupaciones de la Corte y a la humareda de las batallas no tan lejanas?
    • 2000 Vargas Llosa, M. Fiesta Chivo [2000] 183 Perú (CDH )
      Aunque no había pensado en ello, Tony Imbert se dijo después del asesinato, que, hasta conocer a Minerva Mirabal, nunca le pasó por la cabeza que una mujer pudiera entregarse a cosas tan viriles como preparar una revolución, conseguir y ocultar armas, dinamita, cocteles molotov, cuchillos, bayonetas, hablar de atentados, estrategia y táctica, y discutir con frialdad si, en caso de caer en manos del SIM, los militantes debían tragarse un veneno para no correr el riesgo de delatar a los compañeros bajo la tortura.
    • 2008 Machado, W. Diario gentepájaro Ve (CORPES)
      Alguien observó con cuidado y encontró los anteojos rotos de Bates entre las huellas de grandes aves que se dirigían a la espesura de la floresta. Redoblamos la vigilancia. Teníamos la sensación de ser observados desde la profundidad de la selva. Charles había sacado un fusil y le había calado una enorme bayoneta afilada como una hojilla.
    • 2021 Guerra Cabrera, Á. "Derrumbe del uribismo" [14-05-2021] Cuba Debate, La Habana Cu (CORPES)
      Lo cierto es que las fuerzas populares nunca habían alcanzado un grado de combatividad y conciencia política tan pronunciados en todo el territorio de Colombia, aliado principal de Estados Unidos en nuestra región y que el uribismo se sostiene por ahora sobre las bayonetas, pero se derrumba políticamente como castillo de naipes.
    • 1699 Larrando Mauleón, F. Estoque guerra, II p. 85 Esp (BD)
      [...] detras destos llegarán tambien por todas partes muchos fusileros, y otros dando calor a los primeros, y á vnos, y otros se les tendrá dada orden, que luego que lleguen se arrojen de golpe dentro, vnos con espada en mano, y otros con bayoneta en fusil [...].
    • 1705 Anónimo Verídica relación sucedido Barcelona p. 16 Esp (BD)
      A este tiempo permitió el Cielo otro desorden, y fue, que passando vn Paysano por el otro extremo de Ribera cerca Monserratico, advirtió vn Soldado, que aquel llevava vna finta amarilla en el sombrero, y acercandose a él, tratandole con el ordinario epiteto de traydor, y dandole con la Bayoneta, intentó arrancarsela, que visto por tres, ó quatro Catalanes que estavan alli cerca, acudiendo promptamente, disparando algunos tiros, y de ellos, y de las vozes que empeçaron á dar de: Viva la Patria, y otros, Viva Carlos Tercero, fue tambien encendiendose esta parte de Ribera, y sus calles.
    • 1707 Zelaray, J. A. Arte nueva guerra p. 205 Esp (BD)
      Tercero tiempo. Sobre la Bayoneta, y su exercicio. Armas al lado de la espada. Saquen la Bayoneta. Alto la Bayoneta. Metanla en el cañon. Calen la Bayoneta. Calen á la derecha la Bayoneta quatro vezes. Media buelta á la derecha. Calen la Bayoneta. Rehaganse. A la izquierda. Calen la Bayoneta quatro vezes. Media buelta á la izquierda. Calen la Bayoneta. Rehaganse. Las Armas al lado de la espada. Saquen la Bayoneta. Ponganla en su lugar. Pongan las Armas á la mano derecha. Alto las Armas.
    • 1707 Anónimo Diario famosa batalla Esp (BD)
      Nuestra derecha fingió el alcance de su izquierda, pero por aver desamparado la Batalla a tiempo se escaparon no pocos Entre los que peligraron fue vno Gallovary herido de vn golpe de bayoneta, y con gran peligro de su vida se entro a cursar en Fuente la Huigera.
    • 1708 Fdz Medrano, S. Perfecto artificial, bombardero y artillero p. 116 Esp (BD)
      [...] añadiendose á esto el que cada soldado tiene tambien su pica por llevar, en lugar de espada, un cuchilla ó terciado que llaman bayoneta, laqual tiene un mango hecho á proposito para meterle en dos anillos que se pone en la caja hacia la boca, quedando fuera de esta toda la cuchilla, ó bayoneta, y el soldado armado de boca de fuego y pica ]...].
    • 1710 Bacallar Sanna, V. Comentarios Guerra España II p. 202 Esp (BD)
      Al fin, por todas partes ceñidos, los que se havian creído vencedores, se empezaron á desordenar de genero, que huyeron azia la Plaza, tan descompuestos, que con el Alfange, y Bayoneta le hacian huir sin resistencia, mantando los Españoles, que siguieron hasta las puertas de la Ciudad.
    • 1714 Ferrer, J. F. Ejercicio fusilero granadero p. 223 Esp (BD)
      La primera fila será bueno este de reserua, con su carga, en el fusil, y la Bayoneta puesta, para resistir á la Caualleria, si por casso cargase á el Batallon, despues de hauer disparado las tres filas, pero si no huuiere rezelo de Caualleria podria dar su carga sin leuantar la rodilla de tierra.
    • 1722 Anónimo Representación Christoval Moscoso p. 141 Esp (BD)
      [...] hallandose á este tiempo la derecha de nuestra Infanteria, se mantuvo con vigorosa resistencia, pero reconociendo el desorden en que se paso toda la Linea por la confusion de la izquierda, mandò abançar los siete Batallones de Guardias, que passando por los intervalos rechazaron toda su izquiera, que venia cargando con la bayoneta, y sin duda huviera quedado enteramente deshecha por el costado, si a este tiempo la Cavalleria Portuguesa no huviesse sorprendido nuestro Flanco, ]...].
    • 1726 RAE DiccAutoridades (NTLLE)
      BAYONETA. s. f. Arma modernamente introducida, que usan los soldados de Infanteria y Dragónes, y se compone de un hierro acerado, para herir de punta, que unas se hacen esquinadas de media vara de largo, y otras mas pequeñas con corte, y anchas á manera de cuchillo, y unas y otras tienen un cañoncillo de hierro á la parte opuesta á la punta, dentro del qual se mete la boca del fusil, y con una abertura se afianza en el punto de él.
    • 1727 Anónimo Testigos presentados por A. Rodríguez Docs lingüísticos Colombia Colombia (CDH )
      [...] un mozo con vn jumento cargado con ierba le auian benido siguiendo por dicha calle Miguel Barranco y francisco Ruiz portero y ministro de esta dicha ciudad y que al llegar a lo alto de dicha calle y sitio del postiguillo lo auian alcansado, y aseguradolo por desirse llevava vna baioneta debajo de la capa y sobre queresela quitar y prenderlo lo auian atropellado echandose sobre el en el suelo [...].
    • 1727 Anónimo Testigos presentados por A. Rodríguez Docs lingüísticos Colombia Colombia (CDH )
      [...] y el Don Antonio a su casa, y asimesmo supo que en el rreferido lanze no auia bistose baioneta alguna ni otro harma ofensiba ni defensiba y a el dicho mozo estando despues en la carzel, le oio que era zierto traia una baioneta metida por las espaldas en donde no podia abersela bisto naide [...].
    • 1727 Anónimo Testigos presentados por A. Rodríguez Docs lingüísticos Colombia Colombia (CDH )
      [...] y el Don Antonio a su casa, y asimesmo supo que en el rreferido lanze no auia bistose baioneta alguna ni otro harma ofensiba ni defensiba y a el dicho mozo estando despues en la carzel, le oio que era zierto traia una baioneta metida por las espaldas en donde no podia abersela bisto naide [...].
    • 1727 Anónimo Testigos presentados por A. Rodríguez Docs lingüísticos Colombia Colombia (CDH )
      y auiendosele leido y mostrado por mi el rezeptor a este testigo las dos declaraziones primeras que estan en esta causa fechas al pareser por dichos ministros oidas y entendidas dijo que lo que en ellas se rrefiere no es lo que berdaderamente paso en dicho lanze si solo lo que tiene declarado porque ni se bio baioneta ni ubo injuria de obra ni de palabra y en buena verdad no devieron declar semejante cosa que es lo que puede dezir y responde.
    • 1727 Anónimo Testigos presentados por A. Rodríguez Docs lingüísticos Colombia Colombia (CDH )
      [...] con lo qual dicho Don Antonio llego el dicho Barranco y lo aparto diziendole lo soltase y a el moso le dijo se fuese con Dios como lo executo, y aunque el testigo se hallo en lo que deja espresado no bio que dicho moso tubiese baioneta ni otra arma ni en manos de dichos ministros [...].
    • 1727 Anónimo Testigos presentados por A. Rodríguez Docs lingüísticos Colombia Colombia (CDH )
      [...] a cuio tiempo dicho capitan Don Antonio Rodriguez se aparesio en dicha calle en cuerpo y acudio a socorrer a dicho Joseph de Vega y auiendo preguntado a dichos hombres por que lo ultrajavan o que delito tenia respondieron que ninguno con lo qual dicho Don Antonio le dijo a dicho moso se fuese con Dios y no bido el testigo que este ni dichos ministros tubiesen baioneta ni otra harma ni menos que dichos ministros tubiesen bara alta porque no vsan de ellas [...].
    • 1727-1728 Torres Villarroel, D. Visiones [1991] España (CDH )
      decía balas, hablaba chuzos y regoldaba bayonetas; cada resuello era un sartal de diablos, una ristra de maldiciones y una procesión de juramentos; en un instante le vimos jurar toda la letanía y la mitad del calendario.
    • 1731 Suárez Ribera, F Clave médico-chirúrgica III Esp (BD)
      BAYONETA es una arma cortante, la quai es de varias maneras, y los Latinos la llaman Sica.
    • 1732 Lobo, E. G. Conquista Orán p. 128v Esp (BD)
      Marchan iguales, sin que nadie pierda / Su formacion en Passo, Espalda, y Pecho; / Siguen los Granaderos de la Izquierda / Con noble Audacia, con marcial Despecho: / su Disciplina valerosa, y cuerda, / Aprovecha descargas trechos á trecho, / Siempre á la boca del Cañón sujetas / Las punzantes, y firmes Bayonetas.
    • 1740 Anónimo Compañía frutos Cuba Cedulario americano España (CDH )
      [...] pero la tendrá de proveer a cada una de las referidas familias, compuestas de cinco personas, con dos azadas, dos hachas, dos machetes, una barra de hierro, un fusil con su bayoneta y cartuchera, una lanza, cuatro cois, o tacís y veinte pesos, considerando cuatro a cada persona; [...].
    • 1740-1746 Ulloa, B. Restablecimiento fábricas [1992] España (CDH )
      Puesto que para lograr el beneficio del palo necesita España gente que tale el monte que lo produce, el remedio ha de consistir en que, por el Rey, o por el comercio de Andalucía, se mantengan en aquellos montes y costas quinientos o mil leñadores armados con fusiles, bayoneta y machetes.
    • 1747 Juan, J. / Ulloa, A. Noticias América [1985] Perú (CDH )
      23. Todo suma 3.850 armazones de fusiles y bayonetas para otros tantos infantes, y 3.000 de carabinas, pares de pistolas y espadas para la caballería.
    • c1750 Rdz Campomanes, P. Bosquejo [1984] España (CDH )
      Para ello habría en las casas del ayuntamiento fusiles y bayonetas con la demás armadura y en la conformidad que está prevenido.
    • 1745-1756 Conde de Superunda Rel gobierno Docs virrey Manso Velasco Perú (CDH )
      El rey, luego que tuvo noticia de las resultas del terremoto, mandó pasasen para su pronto resguardo los dos navíos de guerra, "La Castilla" y "La Europa", al cargo del jefe de escuadra don Francisco Orozco, conduciendo, de su real cuenta, porción de hierro, ferreterías y otros efectos, sin mezcla de ropas, transportando igualmente 2.500 fusiles, con sus bayonetas, y 600 pares de pistolas para esta sala de armas.
    • 1745-1756 Conde de Superunda Rel gobierno Docs virrey Manso Velasco Perú (CDH )
      Se condujeron del Callao, para la defensa de la nueva población, 75 fusiles con sus bayonetas, 25 mosquetes, con otros tantos arcabuces, 1.000 balas de todos los tamaños, 500 piedras de chispa y 50 frascos; 2 cañones de bronce del calibre de 16, reforzados; 6 de hierro, del 12; 4 de a 8 y 6 de a 6, y los aperos correspondientes a su regular (f. 276v.) manejo, con 6.400 bolas de todos calibres para su oportuno servicio.
    • 1762 Bueno, C. Arte volar [1878] 104 Perú (CDH )
      Una compañia de monos en Paris, vestidos de uniforme, i armados de fusiles i bayonetas, al golpe del tambor se vieron hacer el ejercicio con toda perfeccion i seriedad.
    • 1763 Anónimo Rel Malinta y Victoria Docs HFilipinas Filipinas (CDH )
      [...] siguiólos alguna parte de nuestra tropa, y díó orden el Gefe para que no acometiesen dentro de la Casa, que es un fuerte donde podía peligrar mucha gente en su entrada: se reconoció el Campo, y aunque no se encontraron cuerpos muertos por haberlos recogido el enemigo, se vió mucha sangre, y cogimos algunas bayonetas, palas, picos y un Sipay prisionero, que confesó haber muerto más de cuarenta de los suyos, y otros tantos, poco más ó menos, de los Ingleses, sin los muchos heridos que á su vista se havían retirado de la función; [...].
    • 1763 Ángeles, M. Carta Mateo Sr. Anda Documentos historia Filipinas Fi (CDH )
      Con Don Caietano tengo un fusil con su baioneta; y el Padre Fray Juan lleva otro fusil que saqué á Talampas: aquí con mis mozos tengo tres míos y podrán servirá tres franceses, en cuia atención no haviendo inconveniente el que V. Señoría despache á éste de Calumpit á los franceses menos el Alemán que cogí en Manila, y otro Chiquituelo inglés.
    • 1764 Viana, F. L. Apéndice Diario Docs HFilipinas Filipinas (CDH )
      Se reconoció el campo, y aunque no encontraron cuerpos muertos por haberlos recogido el enemigo, se vió mucha sangre y cogimos algunas bayonetas, palas, picos y un Cipayo prisonero, que confesó haber muerto más de 40 de los suyos y otros tantos, poco más ó menos, de los Ingleses, sin los muchos heridos que á su vista se havían retirado de la función.
    • c1774 Anónimo Sitio Melilla [1932] Tonadillas teatrales España (CDH )
      / Armen la bayoneta, ¡Uh! / Afiancen las armas ¡Uh! / ¡A formar la columna! ¡Uh! / ¡Marchen en ordenanza!
    • 1775 Gutiérrez Ríos, C. Diario expedición Argel [2003] España (CDH )
      130. El abance de la línea de quien nadie se confiesa autor, lo tengo por cosa mal pensada, porque ¿a qué viene abanzar una línea con la bayoneta calada, quando no hay enemigos delante, y quando se ve claramente que el abanze no se puede continuar y que se da el flanco al enemigo?
    • 1775 Gutiérrez Ríos, C. Diario expedición Argel [2003] España (CDH )
      Contra los Moros nunca deve disparar la primera fila, y sí reservar su fuego hasta que la punta de la bayoneta llegue a tocar el pecho del cavallo o del Moro; la segunda y tercera fila harán un fuego graneado sin tropelia.
    • 1775 Gutiérrez Ríos, C. Diario expedición Argel [2003] España (CDH )
      Contra los Moros nunca deve tirar la 1.ª fila, y si reservar su fuego hasta que la punta de la bayoneta llegue a tocar el pecho del infante o del cavallo.
    • 1775 Gutiérrez Ríos, C. Diario expedición Argel [2003] España (CDH )
      cada uno llevará un saco vacío para llenarlo de arena o tierra, un cavallo de frisa, un útil de gastador para fortificarse, su cartuchera, fusil y bayoneta.
    • 1780 Perié, José Informe al presidente de Guatemala Documentos para la historia de Costa Rica Costa Rica (CDH )
      Con el fierro que produce esta maniobra se hacen baquetas á los que le faltan, y si no bastase echaré mano de las Bayonetas inútiles y lanzas que se están produciendo, como tengo representado y no he merecido contestación.
    • 1780 RAE DRAE 1.ª ed. (NTLLE)
      BAYONETA. s. f. Arma de que usan los soldados de infantería y dragones. Es un hierro acerado para herir de punta, con un cañoncillo á la parte opuesta, con que se pone y fixa en la boca de fusil. Las hay de diversas hechuras: unas son esquinadas de media vara de largo y otras mas pequeñas y mas anchas con sus cortes á manera de cuchillo.
    • 1784 Jáuregui Aldecoa, A. Rel Jaúregui Docs gobierno Jáuregui Perú (CDH )
      77. El día 28 del mismo mes de noviembre salió este socorro para el Cuzco, llevando el comandante una instrucción provisional que formé con arreglo a la situación de las ocurrencias observadas, y además de los doscientos nueve fusiles que correspondían a su armamento, dispuse que se transportasen en cajones otros doscientos, con bayonetas, y fornituras, doce mil cartuchos con bala, y quinientas espadas, sin que a pesar mío pudiese (fol. 31) haber llegado todo al Cuzco hasta el día primero de enero de 1781 en que me avisó su arribo el comandante Avilés.
    • 1784 Jáuregui Aldecoa, A. Rel Jaúregui 174 Docs gobierno Jáuregui Perú (CDH )
      Eligió para llevar en su compañía al señor don Benito de la Mata Linares, y reglando las fuerzas con que debía formarse el armamento, dispuse que saliesen de esta capital cuatrocientos soldados, parte de las milicias y algunos de tropa veterana, con Oficiales, Sargentos y Cabos de esta segunda clase, remitiendo igualmente unos mil quinientos veinticinco fusiles, con sus respectivas bayonetas; setenta y cinco pares de pistolas, igual número de sables, cuatrocientas lanzas y otras tantas espadas, 108.000 cartuchos de fusil con bala y seis cañones de campaña.
    • c1786 Chantre Herrera, J. HMisiones Marañón [1901] Ecuador (CDH )
      Continuóse el viaje por la tarde con el mismo tesón que en los días antecedentes, y desde este pasaje cuando se pasaba á la vista de alguna población, se ponían centinelas en los barcos, con uniforme, fusil y bayoneta, y el alférez levantaba su bandera, á que correspondían con la suya los pueblos que tenían castillo.
    • 1786 Montengón, P. Eusebio [1998] 654 España (CDH )
      — No esperaba, milord, que un corazón magnánimo como es el vuestro, y que os hizo hacer frente a la muerte armada de fuego y bayonetas en el campo de guerra en la tierna edad de dieciocho años, sintiese inquietud por oírla ahora mentar.
    • 1786 Terreros Pando, E. DiccCastVocesCienciasArtes (NTLLE)
      BAYONETA, arma puntiaguda, especie de daga [...]. Fué inventada en Bayona de Francia.
    • 1787 Anónimo Real cédula 220 Documentos para la historia de Costa Rica Costa Rica (CDH )
      [...] que para esta empresa contemplaba inútiles los proyectos y gastos propuestos en varias juntas celebradas en esa Capital, principalmente las de 9 y 11 de Septiembre de 1716, aprobadas por R.l Cédula de 21 de Mayo de 1738, respecto de que el transcurso de los años y variedad de circunstancias la hacían asequible con cien hombres armados de fusil, bayoneta y sable, acostumbrados á andar á pie y en montañas, 50 escogidos del pueblo de S.n Josef de Orosí [...].
    • 1791 Jovellanos, G. M. Diario 1791 [1994] Diario España (CDH )
      En esta ciudad está la fábrica de bayonetas para el ejército, que antes se hicieron donde las armas de fuego, y hoy sólo aquí, aunque algunas, por encargo, allá.
    • 1792 Anónimo Extracto de consulta del Consejo Real sobre debates entre la Diputación del Señorío de Vizcaya y la villa de Bilbao, acerca del modo de celebrarse la procesión de Corpus en la misma villa, y voto pasivo de esta en las elecciones del Señorío. Colección de cédulas de las provincias vascongadas (1722-1825) España (CDH )
      [...] que el motivo de la queja de la villa venia á reducirse á que habiendo acordado el Ayuntamiento para solemnizar la procesion del Corpus en el año de mil setecientos noventa, dispuso saliesen en ella veinte y cuatro vecinos vestidos uniformente, con fusil y bayoneta, pero sin escarapela: [...].
    • 1795 Anónimo Declaración de Andrés de Molina, guarda del bosque de La Alhambra, sobre la detención de un soldado y dos franceses, sorprendidos con una prostituta en dicho bosque Documentos lingüísticos de Colombia Colombia (CDH )
      [...] por lo que se puso en el sitio por donde pudieran salir, acompañado del sitao Joseph Ortega y sercandose hacia ellos vio a un franzes de dichos prisioneros de guerra con la balloneta y el biricu de dicho soldado en la mano, y otro franzes compañero suio a corta distancia, [...].
    • 1795 Anónimo Declaración de Andrés de Molina, guarda del bosque de La Alhambra, sobre la detención de un soldado y dos franceses, sorprendidos con una prostituta en dicho bosque Documentos lingüísticos de Colombia Colombia (CDH )
      [...] y a este tiempo ya estava el comparente preparado con la espada de su uso, para que no se huyesen y queriéndose fugar el franzes que tenia la balloneta haciendole cara con ella fue nezesario mucho furor para contenerlo y sin embargo se escapo uno de dichos tres franzeses, [...].
    • 1795 Anónimo Declaración de Andrés de Molina, guarda del bosque de La Alhambra, sobre la detención de un soldado y dos franceses, sorprendidos con una prostituta en dicho bosque Documentos lingüísticos de Colombia Colombia (CDH )
      El sargento comisionado para lasistencia de dichos prisioneros, da parte a el senor yntendente, como en la tarte desde dia de la fecha enpresos a dos prisioneros una muger, y el soldado que los escoltava, que los encontro en el bosque de la real fortaleza de La lhambra, el guardo de dicho bosque ayudado de un sargento desynbalio el que hiso poner en el calabozo, al soldado que los escoltava dichos prisioneros, de orden del theniente don Alonzo Carillon, en quien quedo depositado la bayoneta y el belicou de dicho soldado, [...].
    • c1788-c1796 Forner, J. P. Exequias Leng cast [2000] España (CDH )
      — y dígalo el inmortal Federico, aquél monarca filósofo que en beneficio de la humanidad, después de escribir contra Maquiavelo, estuvo siete años continuos derramando sangre humana para probar con las bayonetas que tenía derecho a esclavizar a los moradores de una pequeñísima parte de la parte más pequeña de las cuatro en que está dividida la Tierra.
    • 1790-1796 Jovellanos, G. M. Memoria policía [1997] 188 España (CDH )
      Es en vano: el público no se divertirá mientras no esté en plena libertad de divertirse, porque entre rondas y patrullas, entre corchetes y soldados, entre varas y bayonetas la libertad se amedrenta, y la tímida e inocente alegría huye y desaparece.
    • 1793-1797 Fdz Moratín, L. Viaje Italia [1991] 118 España (CDH )
      Tube que esperar a que abriesen la puerta, ¡qué entrada!, ¡qué estruendo de cadenas!, * callejones torcidos, bóbedas, puentes * levadizos, rastrillos, piquetes, bayonetas, cañones, mala entrada por cierto.
    • 1798 Anónimo Crítico granadero [1932] Tonadillas teatrales España (CDH )
      / Si alguno de ellos se pica, / le desafío y le reto / con mi bayoneta sólo, / detrás de los recoletos.
    • 1808 Capmany Montpalau, A. Cantinela franceses II [1988] España (CDH )
      pero al mismo tiempo Murat y Josef contaban con vuestro auxilio más que con sus bayonetas.
    • 1808 Capmany Montpalau, A. Centinela franceses I [1988] España (CDH )
      Y veía allí, con un palmo de boca abierta, bausanes de montera, de peluca y de corona, que se apelluzgaban a contemplar con curiosísima admiración, cuando debiera ser con horror, la imagen del héroe que luego nos enviaría 100 mil bayonetas y 20 mil sables, para traernos la felicidad que no conocíamos y que ya hemos empezado a gustar.
    • 1808 Capmany Montpalau, A. Cantinela franceses II [1988] España (CDH )
      Dícese que inventaron las bombas y las bayonetas.
    • 1808 Quirós, J. M. Comercio libre [1985] Memorias Veracruz México (CDH )
      y no alcanzando a los ordinarios consumos las de propia cosecha y manufacturas hemos valorizado las de los extraños manando para ellos de nuestro seno muchos arroyos de plata que no pocas veces han retrocedido hacia nosotros convertidos en bayonetas, cañones, pólvora y balas.
    • 1808 Prensa Estado actual Cataluña 29 Gazeta militar Cataluña (Palma Mallorca), 02/09/1808 España (CDH )
      Ellos han quemado pueblos, degollado niños, mugeres preñadas, tirando en el alto criaturas para ensartarlos en las Bayonetas.
    • 1811 Alvarado, F. Cartas Filósofo Rancio I [1824] 320 España (CDH )
      Cuando la patria peligra todos somos soldados, unos con fusil, bayoneta y sable, y otros con chuzos, márcolas, garrotes ó piedras.
    • 1811 Alvarado, F. Cartas Filósofo Rancio I [1824] 73 España (CDH )
      Nos dicen, y es una verdad sin que estos señores nos lo digan, que el grande objeto de las Córtes es sacudir el yugo de ese filósofo ladron, que viene á regenerarnos: y nos añaden que para conseguir esto, el medio infalible, el único, el necesario es la libertad de la imprenta, y una nueva constitucion que sea un trasunto de la francesa; y á mí me ocurre la dificultad de cómo comenzará el remedio de nuestros males por donde Francia consumó los suyos: cómo el medio de sacudir á Napoleon sea el mismísimo que él proyectó para cautivarnos; y cómo los papeluchos y discursos que se llaman liberales, atajen las bayonetas, y hagan callar los cañones de nuestros enemigos.
    • 1811 Alvarado, F. Cartas Filósofo Rancio I [1824] 102 España (CDH )
      Fue luego la nacion declarada república, y el pueblo soberano; y á renglon seguido el tal soberano era llevado de grado ó por fuerza á los egércitos, y puesto en la alternativa de arrostrar ó las bayonetas austriacas, ó los cañones de sus consoberanos.
    • 1811 Alvarado, F. Cartas Filósofo Rancio I [1824] España (CDH )
      Véanlo VV. en el número correspondiente al 12 de agosto, donde dice: que á Napoleon mas le ha conquistado la imprenta que las bayonetas.
    • 1811 Alvarado, F. Cartas Filósofo Rancio I [1824] 159 España (CDH )
      Leed en el Conciso de 12 de agosto que Napoleon debe á la imprenta mas ventajas que á las bayonetas: única verdad que en esta materia se le ha escapado, acaso por providencia de Dios, para que el gobierno acabe de resolverse á destinarlo á donde merece.
    • 1811 Alvarado, F. Cartas Filósofo Rancio I [1824] 270 España (CDH )
      Comencemos pues á quitar á estos enemigos encubiertos la máscara con que se disfrazan, y expongamos á los ojos de todo buen español el indigno abuso que hacen de la religion contra la religion misma, y pongámoslo en estado de juzgar, si sean mas de temer las plumas de estos novadores, que las bayonetas de Napoleon.
    • 1812 Mier, S. T. Segunda carta [1978] México (CDH )
      Si toda la diputación americana, despechada de la tiranía con que se les fuerza al silencio, comienza a abandonar la sala del Congreso, el presidente Giraldo usa contra ella, el 17 de septiembre 1811, la potencia de las bayonetas.
    • 1812 Mier, S. T. Segunda carta [1978] México (CDH )
      pero es menester ojo al tribunal de cortes que ya ha atropellado a los diputados González y Quintana, ojo a los castillos, a las bayonetas, a los navíos, u otra arlequinada del pueblo fenicio soberano.
    • 1812 Mier, S. T. Segunda carta [1978] México (CDH )
      «No —dice usted—, las conspiraciones prueban con evidencia que no existe. ¿Por qué no hay conspiraciones en España para poner gobierno francés donde no pueden establecerlo las bayonetas?, porque la opinión está decidida en España contra los franceses.» ¡De veras! ¿Con que según eso en España los antiguos mandones eran franceses, y todavía lo son los empleados, los ricos, los obispos, los que dan el tono a la opinión, etc.?, y sin embargo no ha habido conspiraciones para poner gobierno francés.
    • 1812 Mier, S. T. Segunda carta [1978] México (CDH )
      ¿por qué no logran las conspiraciones en América poner gobierno español donde hay un americano a pesar de la prepotencia, el oro, las intrigas y aun las bayonetas de los europeos? Porque a pesar de todo, la opinión de la mayoridad está decidida contra ellos.
    • 1811-1813 Alvarado, F. Cartas Filósofo Rancio II [1824] 220 España (CDH )
      Para explicarlo pues, y cortar toda ocasion y pretexto de chismes, digo en primer lugar, que en mi juicio no hay de tejas abajo ni un mérito, ni un premio que iguale al importante servicio de los ciudadanos, que por su Religion y su patria arrostran las bayonetas y las balas, y sufren los horrorosos trabajos de la guerra: y por lo que pertenece á lo que creemos de tejas arriba, ya ha muchos dias que enteré al público sobre que en esta resolucion se verificaba aquella caridad que Jesucristo gradúa por la mayor de todas, y consiste en que un hombre exponga la vida por sus hermanos, y aquella fortaleza en que santo Tomás (no el de las Fuentes angélicas) encuentra todo el mérito del martirio.
    • 1811-1813 Alvarado, F. Cartas Filósofo Rancio II [1824] 372 España (CDH )
      Mas parece que nuestros pecados aun no consienten esta misericordia, y todavia exigen un castigo, comparadas con el cual son flores y delicias las granadas, las bombas, las bayonetas, las depredaciones y carnicería francesas.
    • 1811-1813 Alvarado, F. Cartas Filósofo Rancio II [1824] 431 España (CDH )
      ¿A quien de los dos oiríais con mas respeto: al famoso bibliotecario nacional que derrama las sales y los chistes hasta donde no es menester; ó á aquel predicador que hasta con su presencia predicaba, y delante de quien se acobardaron como unos chiquillos aun los mismos que sabian mantenerse firmes entre las bayonetas y las balas?
    • 1813 Blanco White, José María Ensayos [1992] 104 España (CDH )
      Pero ello es que existe este abuso horrible del nombre de Dios: bajo su autoridad ejercen esta feroz tiranía los superiores eclesiásticos de España; y el gobierno les presta si es menester las bayonetas de sus soldados para mantener en su horrenda prisión a la infeliz que por haber querido una vez ser mejor que las demás de su sexo, perdió su libertad personal mientras le dure la vida.
    • 1813 Fdz Moratín, L. Cartas 1813 [1973] Epistolario España (CDH )
      ¡Qué Corazeros! ¡qué chiquillos de la Doctrina! ¡qué Cleriguicia! ¡qué Doctores! ¡qué capas de coro! ¡música, bayonetas, paños negros, túmulo, cañonazos! es lo que hay que ver; pero por la calle de Valverde no pasa nada de esto.
    • 1814 Ballejo, E. Carta 393 Docs conventos Guadalajara España (CDH )
      viendo en una ocasión me prendieron con José Monttero y otros, conduziéndonos a la Plaza donde el comandante de aquella partida sacó una lista de sugettos entre los Cuales me nonbró como Admdor de las Monjas de Guadalajara, me separó y condujo a mi Casa donde a Golpes me obligava a que le diere el dinero, pude resistir por algún tienpo tan cruel tratamiento, asta que Atado y tendido con la baioneta a el cuello, y la espada al pecho tuve la devilidad de descubrir y entregar el que tenía emparedado a tan Crueles e inumanos sattélites.
    • 1799-1815 Conde de Noroña Poesías [1871] 455 España (CDH )
      / Reune presuroso / Sus huestes, las encubre / Con la más valerosa infantería; / La fiera artillería / Los ángulos y puntos flacos cubre, / Y cuando le acomete / El ardiente jinete, / Halla un muro erizado / De picas, bayonetas y cañones; / Por uno y otro lado / Revuelve los bridones, / Por si encuentra algun flanco descubierto.
    • 1818 Quintana, M. Memorial proceso prisión [1872] España (CDH )
      Ántes parecia adicto al partido del Príncipe de Astúrias; mostróse despues protector del Príncipe de la Paz; y los españoles que esperaban su castigo se vieron indignados, á la sombra de las bayonetas francecesas, reirse de su vano furor y escapar al fin de su venganza.
    • c1800-1819 Schz Barbero, F. Poesías 578 España (CDH )
      / Me opongo, vuelven, con valor despunto / De la traicion las disparadas flechas, / Preso ni Retiro me arrebatan, preso / A Francia entre lucientes bayonetas, / Conduciéndome van; preso, Pamplona, / Me viste; preso, fuerte ciudadela.
    • c1800-1819 Schz Barbero, F. Poesías 582 España (CDH )
      Las bayonetas, / Al trémulo fulgor de los faroles, / Multiplicar su número parecen.
    • 1822 Fdz Mancheño, J. DiccMilitar Esp (BD)
      Bayoneta. Arma de que usa la infantería, dragones y granaderos de á caballo. Es un hierro acerado y puntiagudo, cuya longitud y extructura [sic] varia mucho en las diferentes naciones de Europa. En la parte opuesta tienen un cañoncito ó cuello con una endidura que se introduce en el fusil y asegura en el punto para que no se salga. Se llama así por haber sido inventada en Bayona de Francia.
    • 1825 Núñez de Taboada, M. Diccionarios generales XIX-XX (NTLLE)
      BAYONETA, s. f. Arma que los soldados ponen en la boca del fusil.
    • 1826 San Miguel, E. Elementos arte guerra [1990] España (CDH )
      Cuando el cuadro sea sencillo presentará igualmente la primera fila su bayoneta al frente y las dos restantes harán fuego por hileras.
    • 1826 San Miguel, E. Elementos arte guerra [1990] España (CDH )
      Si las bayonetas de Napoleón dieron hierros a la Francia, fue porque el amor de la libertad había sido un fuego momentáneo y que la corrupción y el temor de la anarquía hacían cerrar los ojos sobre los peligros de la servidumbre.
    • 1826 San Miguel, E. Elementos arte guerra [1990] España (CDH )
      Si la infantería dirige bien sus fuegos, si los hace a distancia conveniente, si no se turba, ni pierde un momento la idea de lo que vale su solidez y sangre fría, cada caballo o jinete recibirá una herida antes de llegar a la fila erizada con las bayonetas.
    • 1826 San Miguel, E. Elementos arte guerra [1990] España (CDH )
      No hallándose en estas circunstancias es poco probable que la caballería vaya a estrellarse contra las bayonetas de la primera fila y los fuegos bien nutridos de las otras, sobre todo, si la infantería se halla enteramente penetrada de que la sangre fría, la constancia y la movilidad son su seguridad en estos casos.
    • 1826 San Miguel, E. Elementos arte guerra [1990] España (CDH )
      ¿No es la de los lanceros que lleva armas más largas, armas que ofenden antes de recibir algún daño del fusil armado con su bayoneta? ¿Porqué se le privará, pues, de la arma defensiva más eficaz contra las arrojadizas de sus enemigos? Confesamos que no vemos motivos suficientes para deshacer esta consideración y raciocinio que en nuestro entender no admite réplica.
    • 1826 San Miguel, E. Elementos arte guerra [1990] España (CDH )
      Como excede en largo al resto de las armas blancas, entrando en este número el fusil armado con su bayoneta, ofrece al jinete la comodidad de poder dañar antes de ser ofendido de quien no la lleva; mas esta misma longitud reunida a la mala empuñadura da a sus golpes cierto grado de vacilación e incertidumbre.
    • 1826 San Miguel, E. Elementos arte guerra [1990] España (CDH )
      El soldado de infantería aprende a hacer uso del fusil armado de su bayoneta, y ya tiene su instrucción completa en esta parte; el de caballería maneja la lanza, la espada recta, el sable corvo, la carabina y la pistola; mas como no puede ir provisto a un tiempo de todas estas armas, es preciso elegir las más eficaces y de una acción más proporcionada a los varios lances de la guerra.
    • 1826 San Miguel, E. Elementos arte guerra [1990] España (CDH )
      La bayoneta de su fusil será más corta, sus municiones menos considerables, y si fuera posible hacer que dejase la mochila se sacaría aún más utilidad de su servicio.
    • 1826 San Miguel, E. Elementos arte guerra [1990] España (CDH )
      Los medios de acción ofensiva en el infante se reducen a usar de su fusil, que con el auxilio de la bayoneta es una de las armas más terribles.
    • 1826 San Miguel, E. Elementos arte guerra [1990] España (CDH )
      En caso de verse atacado un batallón formado en cuadro doble por la caballería, la primera fila presentará su bayoneta al frente apoyando en tierra la culata del fusil, lo mismo que la rodilla derecha: las tres filas siguientes harán el fuego graneado de dos filas; y las dos últimas permanecerán descansando sobre las armas para reemplazar las bajas o relevar a los cansados.
    • 1826 San Miguel, E. Elementos arte guerra [1990] España (CDH )
      Si en el calor de una acción tiene que adelantarse un corto trecho para estar más al alcance del contrario o atacarle con su bayoneta, podrá dar estos cortos pasos que le son indispensables, sin alterar su formación por no embarazarse con otra inútilmente; mas si tiene que moverse de este modo durante algún período de tiempo, el que ahorre en conservar su formación no subsanará el que gaste indispensablemente en vencer dificultades que son irremediables.
    • 1826 San Miguel, E. Elementos arte guerra [1990] España (CDH )
      La adopción de una arma larga que le pueda servir de lo que al soldado su fusil armado de su bayoneta, nos parece indispensable para el oficial de infantería cuando entra en las batallas.
    • 1826 San Miguel, E. Elementos arte guerra [1990] España (CDH )
      La espada le es enteramente inútil en la guerra, y no puede servirle más que de embarazo; pues su acción es desigual y casi nula cuando se mide con bayoneta, espadas largas de caballería, o lanzas.
    • 1826 San Miguel, E. Elementos arte guerra [1990] España (CDH )
      El fusil con su bayoneta es la única arma que el infante necesita.
    • 1826 San Miguel, E. Elementos arte guerra [1990] España (CDH )
      La bayoneta se debe, pues, armar muy pocas veces: l.º porque no es necesario: 2.º porque puesta al extremo del fusil aumenta su peso considerablemente: 3.º porque se debe reservar este aparato cuando se quiera dar a la pelea un aire de solemnidad, y desplegarle como un signo de terror y de carnicería.
    • 1826 San Miguel, E. Elementos arte guerra [1990] España (CDH )
      Más por el método común de hacer la guerra, rara vez llega el caso de que dos cuerpos de infantería lleguen a las manos, y si esto sucede, y calan los dos la bayoneta, el uno impone al otro, y este le abandona el campo sin combate.
    • 1826 San Miguel, E. Elementos arte guerra [1990] España (CDH )
      El fusil armado con su bayoneta es arma de mano asimismo muy terrible, y sólo inferior a la lanza como ya hemos dicho.
    • 1828 Moretti, F. DiccMilitarEspFr Esp (BD)
      BAYONETA. s. f. Inf. Baïonette. Arma que usan los soldados de infantería y dragones. Es un hierro acerado para herir de punta, con un cañoncillo á la parte opuesta, con que se pone y fija en la boca del fusil. Las hay diversas hechuras, unas esquinadas de media vara de largo, y otras mas pequeñas y mas anchas, con sus cortes a manera de cuchillo. La bayoneta se divide en las partes siguientes: Bocel. Cubo. Cuello. Hoja.
    • c1830 Gil Sanz, Álvaro Noticias y juicios sobre Francisco Sánchez Barbero Noticias y juicios sobre don Francisco Sánchez Barbero España (CDH )
      Por esto le llevaron á la cárcel en 1809, y confinaron á Francia, conduciéndole entre bayonetas.
    • 1830 Romero Alpuente, Juan Los tres días grandes de Francia II, 83 Escritos España (CDH )
      Abstengámonos pues de oir alegaciones de méritos a ningún diputado de los que tuvieron la desgracia de pertenecer a unas Cortes, que viendo al rey, no con la pluma en la mano los primeros días de julio del año 22, como los franceses vieron a su rey los últimos días del mismo mes de julio del año 30, sino con las espadas, las bayonetas y las balas con que su guardia real iba a acabar con la Constitución y sus defensores, no solo le dejaron en pacífica posesión del trono a él y a su dinastía, sino que ni aun se atrevieron a nombrarle la Regencia, este remedio que para casos infinitamente menos calificados y más inocentes ordenaba la Constitución; [...].
    • 1831 Romero Alpuente, J. HRevolución España [1989] II, 184 España (CDH )
      Para que el nuevo sistema quedase sin defensas, y bastasen pocas bayonetas para destruirle, es increíble la sagacidad con que llevó este plan al cabo.
    • 1831 Romero Alpuente, J. HRevolución España [1989] España (CDH )
      [...] de aquí dejar abandonado todo lo que hacía relación a evitar con los preparativos una guerra extranjera; de aquí verse sorprendidos con las amenazas de ella por medio de las notas de los embajadores; de aquí la temeridad de su respuesta sin fundarla en las bayonetas; [...].
    • 1834 Larra, M. J. Dos liberales I [2000] Fígaro España (CDH )

      Acaloráronse los ánimos, y de puro no saber leer ni escribir, no nos pusimos de acuerdo. ¡Ya ve usted! La libertad de imprenta.

      Entró Angulema, y ¿quién le dio sus bayonetas? La libertad de imprenta.

    • 1786-1834 Romero Alpuente, Juan Instrucción para pláticas a los soldados Escritos España (CDH )
      Cuando el infante con fusil tiene que tocar al caballo con bayoneta, no cuida de ella, porque toda su confianza la puso en el fuego.
    • 1786-1834 Romero Alpuente, J. Instrucción pláticas soldados Escritos España (CDH )
      1) Si los soldados huyen, por falta de municiones, se les dirá ¿y huís vosotros? "y respondiendo" no tenemos municiones se les dirá y qué no tenéis bayonetas, espadas ni uñas.
    • 1786-1834 Romero Alpuente, Juan Instrucción para pláticas a los soldados Escritos España (CDH )
      Es verdad que el fusil con bayoneta sirve de fusil, de pica, y de puñal; y su peso es corto.
    • 1786-1834 Romero Alpuente, Juan Instrucción para pláticas a los soldados Escritos España (CDH )
      7) Convendría que la bayoneta fuese un palmo más larga y que tuviese dos filos.
    • 1786-1834 Romero Alpuente, Juan Instrucción para pláticas a los soldados Escritos España (CDH )
      El inconveniente de que puesta en el fusil haría a éste muy pesado, y la puntería no sería muy certera y además caída con el fusil haría en el suelo un gran daño a la tropa, no es tan grande como las ventajas, porque la bayoneta debe ir siempre en el biricú y no sacarse jamás sino cuando se vaya al arma blanca.
    • 1786-1834 Romero Alpuente, J. Grito razón español invencible I, 49 Escritos España (CDH )
      Los Estados Americanos en su revolución entregaron a cada soldado un fusil con su bayoneta, treinta cartuchos, cierto número de granadas y una mochila.
    • 1786-1834 Romero Alpuente, J. Grito razón español invencible Escritos España (CDH )
      quando el arte profundo de los generales de la Europa era inútil delante de la bayoneta republicana afilada e innoble con el encanto inflamador de su Marsellesa; quando con ella sostuvieron en la llanura tres ataques repetidos de la caballería y la rechazaron; quando un puñado de franceses solos sin artillería alguna se batieron por diez horas, arrollando al cabo de ella a muchos de sus enemigos sostenidos con seis cañones.
    • 1835 Larra, M. J. Reo muerte [2000] Fígaro España (CDH )
      ¡Siempre bayonetas en todas partes! ¿Cuándo veremos una sociedad sin bayonetas? ¡No se puede vivir sin instrumentos de muerte! Esto no hace por cierto el elogio de la sociedad ni del hombre.
    • 1835 Larra, M. J. Reo muerte [2000] Fígaro España (CDH )
      ¡Siempre bayonetas en todas partes! ¿Cuándo veremos una sociedad sin bayonetas? ¡No se puede vivir sin instrumentos de muerte! Esto no hace por cierto el elogio de la sociedad ni del hombre.
    • 1837 Bretón Herreros, M. Muérete ¡y verás! [1975] 187 España (CDH )
      / No he temido en la campaña / a balas ni bayonetas, / y sin poder remediarlo / esas campanas me aterran.
    • 1810-1837 Heredia, J. M. Poesías [1988] 132 Cuba (CDH )
      / De opresores plebeyos y reales / Caiga la destructora tiranía, / Y al trono fiero y libertad impía / No cerquen bayonetas y puñales.
    • 1822-1838 Varela, J. C. Poesías [1846] 809 Argentina (CDH )
      / Ya se acercan las masas condensadas / De los fieros Teutones, / De agudas bayonetas erizadas, / Rodeadas del cañon, sus batallones / Muros parecen que moviera el arte; / Inespugnable muro: no hai guerrero / Tan formidable que contra él se estrelle, / Ni rayos suficientes a abrasarlo, / Ni fogoso bridon que lo atropelle, / Ni pujanza bastante a derribarlo.
    • 1822-1838 Varela, J. C. Poesías [1846] 810 Argentina (CDH )
      / La aguda bayoneta la defiende / De aquel ímpetu ciego, / Y el mortífero plomo se desprende / De su prision de fuego; / Pero mas fiero el arjentino avanza / Por el camino que le abrió la lanza, / O del fogoso bruto el ancho pecho.
    • 1822-1838 Varela, J. C. Poesías [1846] 809 Argentina (CDH )
      / Queda encerrado en el fusil entonces / El plomo matador, callan los bronces; / Y en manos del soldado / El puñal fiero, y el filoso sable, / La bayoneta y la tremenda lanza, / Sirven mas al furor de su venganza; / Y, en silencio horroroso y espantable, / Se ejecuta la bárbara matanza.
    • 1840 Anónimo Manifiesto de la Junta de Madrid Partidos y programas políticos. 1808-1936. II. Manifiestos y programas políticos España (CDH )
      No importa menos, también, el arreglar de una manera que no admita interpretaciones, los incidentes a que ha dado margen el decreto de las Cortes de 1820, sobre mayorazgos, abolido poco después con el gobierno constitucional por 100.000 bayonetas extranjeras, mayormente a pesar de haberse restablecido en el año de 1836, se ha puesto en duda su validez por la facción reaccionaria, cuyo propósito se dirigía a perpetuar en las familias este germen de discordia, este abuso tiránico, por el cual sin más títulos ni derechos que la casualidad de haber nacido primero, absorbía un hijo solo el patrimonio paterno, con exclusión de sus demás hermanos iguales a él por las leyes de la naturaleza.
    • 1841 Duque de Rivas Romances históricos [1987] 452 España (CDH )
      / Y los que mares de fuego / intrépidos apagaron, / y muros de bayonetas / hundieron con un amago, / Del español patriotismo / a los encendidos rayos, / al hierro de los bisoños, / al tiro de los paisanos / No osan resistir.
    • 1841 Duque de Rivas Romances históricos [1987] 406 España (CDH )
      Del regimiento ayudante, / y de tan noble y gallarda / presencia, que por los ojos / entra a conquistar las almas. / Esclarecido linaje, / de los mejores de España / era el de este caballero, / y su riqueza extremada. / En la mies de bayonetas / se descubre su cucarda, / como suele en la de espigas / una amapola lozana. /
    • 1840-1841 Espronceda, J. Diablo Mundo [1993] 275 España (CDH )
      / Él entretanto observa placentero / los colores que viste aquella gente; / y de una bayoneta lo primero, / al mirarla tan tersa y reluciente, / tocó la punta en su delirio insano, / y en su inocente afán se hirió una mano.
    • 1840-1841 Espronceda, J. Diablo Mundo [1993] 268 España (CDH )
      / Y en tanto que unos y otros alborotan, / perora aquél y el otro hazañas cuenta, / páranse en corro y furibundos votan / y un solo grito acaso el corro ahuyenta, / y aquéllos de placer las palmas frotan, / y éste el sombrero estropeado tienta, / párase y el aliento ahogado exhala, / y el tambor va tocando generala; / y algunos Nacionales van saliendo / el ánimo a la muerte apercibido, / el motín y su suerte maldiciendo / con torvo ceño y gesto desabrido; / y con voz militar ¡Adiós! diciendo / a su aterrada cónyuge el marido, / al son del parche y a la voz de alarma / carga el fusil y bayoneta arma.
    • 1842 Lafuente, M. Viajes fray Gerundio [1842] I, 47 España (CDH )

      Que Bayona es una plaza fuerte, con ciudad fronteriza; que es puerto de mucho comercio [...] que en ella tuvieron orígen las bayonetas, y que hoy mas que por las bayonetasde aguda punta es conocida y honrada por las Bayonesasde esbeltos talles y agraciados rostros, son cosas generales y sabidas de todo el que se haya tomado la molestia de leer cualquiera descripcion geográfica de aquella ciudad.

    • 1843-1844 Alcalá Galiano, A. Lecciones Derecho Político [1984] España (CDH )
      Por consiguiente, cuando andan desconformes los electores y los milicianos, aquellos sin más que su derecho y su voto, divididos por otra parte; estos otros con sus bayonetas y espadas, y con su orden y arreglo, ¿cuál dictamen es de que creer que prevalezca? Así se ha visto que a la milicia nacional se consulta en negocios de política, suponiéndose que, aun cuando la ley no se le dé, tiene voto, y no ignorándose ser el que tiene de superior peso.
    • 1844 Somoza, J. El Capón Artículos España (CDH )
      Así fué que el Marqués de la Ensenada se vió al entrar en su coche cercado entre bayonetas, y llevado á una prisión públicamente; en tanto que su casa, rodeada de centinelas, era allanada y todos sus efectos registrados é inventariados.
    • 1845 Guevara, T. HCuricó [2003] Chile (CDH )
      El batallón Coquimbo, en medio de la refriega, buscó sus antiguas banderas y volvió sus bayonetas en contra de los que bien a su pesar lo habían llevado al campo de la refriega; se distinguió en este cuerpo el teniente Porras, más tarde coronel y gobernador de Curicó.
    • 1846 Díaz, N. P. Corte y partidos [1996] España (CDH )
      La libertad huye de un suelo erizado de bayonetas, aunque los que las empuñen se llamen ciudadanos.
    • 1846 Salvá, V. NDiccLengCast (NTLLE)
      BAYONETA. f. Arma de que usan los soldados de infantería y dragones. Es un hierro acerado para herir de punta, con un cañoncillo á la parte opuesta, con que se pone y fija en la boca del fusil. Las hay de diversas hechuras.
    • 1847 Domínguez, R. J. DiccNacional (2.ª ed.) Esp (BD)
      Bayoneta, s. f. Arma de infantería, complemento del fusil. Es un hierro acerado como de tres cuartas de largo, de tres filos formados por superficies cóncavas, que remata en punta aguda, más ó menos sutil, con un cñoncillo ladeados á la parte opuesta, el cual sirve para armarla y fijarla en la boca del fusil.
    • 1847-1849 Alcalá Galiano, A. Memorias [1886] II, 186 España (CDH )
      Acercábase la comitiva voceando, y saliéndola al encuentro Martinez de San Martin, hubo de intimarle que se retirase y dispersase, á lo que siguió desobedecerse la intimacion; manda el jefe político á los milicianos despejar el terreno que tenían á su frente; repetir Surrá la órden á su batallon, embestir éste caladas las bayonetas, pero sin intencion de teñir las puntas en sangre, á no hacerlo absolutamente necesario la resistencia de los alborotadores; huir los de la procesion al primer amago de ser acometidos y caer en el suelo el retrato que, recogido por los vencedores en el campo de la no sangrienta lid, desamparado por los vencidos, fué llevado al Ayuntamiento, como dando algunas muestras de respeto á la persona de quien era imágen.
    • 1847-1849 Alcalá Galiano, A. Memorias [1886] II, 49 España (CDH )
      Horrorizóme aquella tragedia, pero siguiendo adelante el soldado, el que creía muerto se levantó sin lesion y huyó, pues sólo había caído de miedo, y la ceguedad de su furioso ofensor no le permitió asestar bien la punta de la bayoneta á su cuerpo, de suerte que sólo le había dado en su ropa ó en el piso de la calle.
    • 1849 Corsini, L. VocMilitar [1849] Esp (BD)
      Bayoneta. s. f. Arma blanca unida al fusil de la infantería, y que se arma en el extremo de éste: tiene un pié y ocho pulgadas de longitud total, y consta de una hoja de tres aristas y tres caras, en figura de medias-cañas, que tiene diez y siete pulgadas de largo y acaba en punta; de un cubo, que es un cañoncito de tres pulgadas de longitud en la parte opuesta, y que sirve para adaptar la bayoneta al cañon del fusil; y de cuello, que es la parte que une la hoja al cubo, y es del grueso de unas seis líneas.
    • 1850 Ayguals Izco, W. Bruja Madrid [1969] España (CDH )
      Árbitros del poder, dueños de las riquezas, dispensadores a su antojo de gracias y mercedes, apoyados en la fuerza de las bayonetas o la dictadura del sable, toda vez que sus violencias e injusticias de modo alguno inspiran ese amor del pueblo que es el diamantino escudo de un buen gobierno, los opresores se han visto en todas épocas rodeados de asquerosos reptiles que se arrastran por el fango de todo jaez de infamias para llegar a las gradas del trono y lamer los pies de su rey.
    • 1850 Ayguals Izco, W. Bruja Madrid [1969] 840 España (CDH )
      Ésta no conosía a sus padres más que por papá y mamá, ni supo darme las señas de donde vivían, de moo que toas las diligensias fueron vanas y pa alborotar más el cotarro, díjoles una mala lengua que había visto a un gabacho que yebaba a la inosente criaturiya ensartaa en la bayoneta como si fuera un peaso de vaca.
    • 1850 Ayguals Izco, W. Bruja Madrid [1969] España (CDH )
      Mientras en el campo respiraba todo júbilo y contento... mientras la galana primavera esparcía sus benéficos dones por todas partes..., mientras las sublimes obras del Criador semejaban querer dar a los hombres ejemplos de fraternidad, y repetirles con muda elocuencia estas evangélicas palabras: amaos los unos a los otros, ¡el mortífero plomo y asesinas bayonetas de un ejército usurpador salpicaban de sangre española las calles de Madrid!
    • 1852 Castro Rossi, A. GDiccLengEsp (NTLLE)
      BAYONETA. s. f. Segun la Academia, arma de que usan los soldados de infantería. Es un hierro acerado para herir de punta, con un cañoncillo á la parte opuesta, co que se pone y fija en la boca del fusil. Las hay de diversas hechuras: unas son esquinadas de media vara de largo, y otras mas pequeñas y mas anchas con sus cortes á manera de cuchillo.
    • 1853 Amunátegui Aldunate, M. L. Dictadura O'Higgins [2002] Chile (CDH )
      Sujetaba un carruaje tirado por una robusta mula, tomándolo de la trasera con la mano, y levantaba en el aire con los dedos una media docena de fusiles, agarrándolos por las puntas de las bayonetas.
    • 1853 Amunátegui Aldunate, M. L. Dictadura O'Higgins [2002] Chile (CDH )
      Se gritaba contra su ambición, contra su encumbramiento debido a las bayonetas, contra su fanatismo revolucionario que comprometía las cosas demasiado, contra la preponderancia de su familia sobre todas las demás, contra su indulgencia interesada para con los soldados, de quienes, según se vociferaba, lo sufría todo a fin de que le sostuvieran.
    • 1853 Amunátegui Aldunate, M. L. Dictadura O'Higgins [2002] Chile (CDH )
      El gobierno de la reconquista había dejado el reino agotado, había saqueado la hacienda de los patriotas, y había arrancado a las familias empobrecidas las contribuciones, puede decirse, con la punta de las bayonetas.
    • 1853 Amunátegui Aldunate, M. L. Dictadura O'Higgins [2002] Chile (CDH )
      Así, hablaban en sus cartas de la impopularidad que atraían sobre la nueva administración la inflexibilidad de la política adoptada por ella, los secuestros y contribuciones, el absoluto dominio que ejercía San Martín, las pretensiones demasiado altaneras de algunos jefes auxiliares; pero se dejaban en el tintero el prestigio inmenso que le habían dado el espléndido triunfo de Chacabuco, la restauración de la patria, la expulsión casi completa de los realistas; y se olvidaban, al hacer sus raciocinios, del poderoso apoyo que le prestaban las bayonetas de un brillante ejército.
    • 1853 Amunátegui Aldunate, M. L. Dictadura O'Higgins [2002] Chile (CDH )
      Al ruido del pistoletazo, acudieron los cabos Gómez y Agüero, a quienes de antemano y a prevención tenía el español emboscados por allí cerca, y a una orden de su teniente, ensartaron sus bayonetas en el pecho de su ilustre víctima.
    • 1853 Amunátegui Aldunate, M. L. Dictadura O'Higgins [2002] Chile (CDH )
      Se encontraba fuerte con su genio, que nunca le había abandonado, con la protección de un gobierno que nada se atrevía a negarle, con las bayonetas de centenares de bravos que le amaban como a la personificación de la patria ausente.
    • 1853 Domínguez, R. J. DiccNacional (NTLLE)
      BAYONETICA, ITA. dim. Bayoneta chica ó que no desagrada
    • 1853 Samper, J. M. Apuntamientos HNueva Granada [1853] 63 Colombia (CDH )
      Los códigos i las reglas de administracion iban a tener mayor importancia que las bayonetas.
    • 1853 [Gaspar y Roig] DiccEnciclLengEsp, I (NTLLE)
      BAYONETA: s. f. Mil.: arma de que usan los soldados de infanteria. Es un hierro corto, bastante ancho y aguzado por la punta, que tiene en vez de puño un cañoncillo que se pone y fija en la boca del fusil. En la táctica moderna es muy frecuente el uso de esta arma, pues decide rapidamente del éxito de los combates.
    • 1854 Pi y Margall Manifiesto Pi y Margall Partidos programas políticos Esp (CDH )
      Este triunfo lo debes a tus propias fuerzas, a tu patriotismo, a tu arrojo, a ese valor con que desde tus frágiles barricadas has envuelto en un torbellino de fuego las bayonetas, los caballos y los cañones de tus enemigos.
    • 1855 Castelar, E. Ernesto [2003] España (CDH )
      Napoleón, arrastrando tras sí a la Francia, no sabía si en las puntas de sus bayonetas llevaba el despotismo, o la libertad.
    • 1851-1855 Mármol, J. Amalia [2000] Argentina (CDH )
      Entretanto nuestra artillería no estaba ociosa repeliendo con suceso los tiros de la enemiga, y nuestros batallones aguardaban con imperturbable serenidad la aproximación de los contrarios que venían haciendo fuego, para descargar sus armas como lo hicieron con tal acierto, que acobardados los infames correntinos que escaparon con vida, se entregaron a la fuga antes de llegar a la bayoneta, arrojando las armas.
    • 1855 Prim, J. Memoria viaje oriente [1855] España (CDH )
      En tanto que así hablaba, los cazadores turcos coronando la cresta del parapeto, detenian con la punta de la bayoneta á los pocos atrevidos y de organizacion menos glacial que intentaban dar el asalto.
    • 1858 Auber Noya, V. Ambarina [2002] 310 Cuba (CDH )
      Un soldado que, irritado con los insolentes dicterios de Valentín, hizo ademán de atravesarlo con su bayoneta fue detenido por Francisco, que le dijo:
    • 1858 Auber Noya, V. Ambarina [2002] Cuba (CDH )
      Por tu culpa, Ambarina, han oprimido mis miembros humillantes ligaduras, ha resonado a mi alrededor el feroz murmullo que lanza el pueblo contra el criminal que camina entre bayonetas amenazadoras.
    • c1858 Díaz Castro, E. Manuela [2003] Colombia (CDH )

      – ¡Civilicemos, señor cura! Esta es la doctrina de un buen radical; nada bayonetas. Brindo por la pronta civilización de la república de la Nueva Granada.

    • 1860 Núñez Arce, G. Campaña África [2003] España (CDH )
      Nuestros soldados tenían orden de no hacer fuego sino cuando tuvieran muy cerca a sus astutos enemigos, y cumplieron con tanta exactitud cuanto se les había mandado, que algunas guerrillas sólo dispararon en ocasión en que podían haber hecho uso de las bayonetas.
    • 1860 Núñez Arce, G. Campaña África [2003] España (CDH )
      ¡Qué momento aquel tan tremendo y doloroso! Nuestros soldados tuvieron que luchar cuerpo a cuerpo con tres o más enemigos a la vez, y tan mezclados anduvieron moros y cristianos, carabinas y espigardas, bayonetas y gumías, que la artillería del reducto de Isabel II se vio obligada a suspender sus fuegos para no herir con el mismo golpe a españoles y marroquíes.
    • 1860 Núñez Arce, G. Campaña África [2003] España (CDH )
      Una bayoneta le había atravesado el estómago de parte a parte.
    • 1860 Núñez Arce, G. Campaña África [2003] España (CDH )
      que entregara su vida, no a la punta de una bayoneta con rencorosa desesperación, sino a la clemencia de nuestros valientes soldados.
    • 1840-a1862 El Cucalambé Poesías [1974] Cuba (CDH )
      / De pronto el inhumano / Oyó ruido cercano, / Y en su fusil armó la bayoneta; / Se puso en el camino / Y al ¡quién vive! del bárbaro asesino / Una voz respondió: «Soy un poeta».
    • 1862 Roca de Togores, Mariano (Marqués de Molins) Discurso de contestación a Ramón de Campoamor en su recepción ante la RAE [1862] España (CDH )
      ¿Cómo, en fin, no ver, no sentir, que las legiones francesas llevaban en sus bayonetas, ménos el yugo para los vencidos reyes, que la libertad civil y política para los asombrados pueblos?
    • 1862 Villamartín, F. Nociones arte militar [1989] 365 España (CDH )
      Sin embargo, lo penoso de esgrimir con soltura un arma de doce libras de peso, hace que la esgrima de bayoneta no tenga toda la importancia que algunos la quieren dar.
    • 1862 Villamartín, F. Nociones arte militar [1989] España (CDH )
      La formación en batalla es la fundamental y orgánica, porque facilita el uso del fuego sin impedir el de la bayoneta, y porque desde este orden se pasa fácilmente a todos los otros; por consiguiente, una buena infantería debe basar su instrucción en esta clase de maniobras.
    • 1862 Villamartín, F. Nociones arte militar [1989] España (CDH )
      Una artillería ruda y grosera que un siglo más tarde montada sobre afustes y más movible pudo funcionar en las batallas, vino de mejora en mejora hasta dar lugar al arcabuz, la primera de las armas portátiles de fuego que, progresando de día en día, llegó a fines del siglo XVII a fusil, y perfeccionado por Puisegur a principios del XVIII con el uso de la bayoneta, alteró la táctica proscribiendo para siempre las picas y mosquetes.
    • 1862 Villamartín, F. Nociones arte militar [1989] 365 España (CDH )
      Toda esgrima necesita más que nada un hábito frecuente, grande afición, y las excitaciones del amor propio en el ataque y defensa; en la de bayoneta no es posible hallar esto; el ataque y defensa es peligroso; con fusiles de madera del peso de los reales, y así deben ser para que la musculatura adquiera la fuerza necesaria, sería un verdadero combate a maza; la instrucción tiene, pues, que limitarse a conocer las posiciones, golpes y paradas, sin combinarlas ni oponerlas a otro enemigo que al imaginario cuyos golpes sabemos siempre cuándo son y de qué modo.
    • 1862 Villamartín, F. Nociones arte militar [1989] 365 España (CDH )
      Pero aun suponiendo que esta instrucción incompleta y fatigosa bastase para crear buenos tiradores de bayoneta, que es lo mismo que suponer que se puede echar al agua todo el que haya leído un buen tratado de natación, o que puede admitir un salto con el más diestro el jugador de espada que no haya tirado nunca sino contra el aire nosotros deseamos saber, si ya puestos en el campo de maniobras, formados y dispuestos a una fatiga violenta, no hay otros trabajos más útiles en que ocuparse con buen éxito, como los de trincheras, faginas, tiro al blanco, simulacros y maniobras elementales, que todos reportan un bien directo, y que sobre todo son completos y deben ser preferidos a uno en el que no se pasa nunca de los principios, y que aunque se pasara, no tiene aplicación sino al individuo aislado y no a la masa colectiva.
    • 1862 Villamartín, F. Nociones arte militar [1989] España (CDH )
      A pesar de estas razones, no se crea que nos oponemos sistemáticamente a la esgrima de bayoneta; reconocemos que da soltura a los movimientos del cuerpo y alguna confianza en el arma, y la aceptaríamos de muy buen grado como una gimnasia militar, como la barra, la pelota, el salto, la carrera y la escalada, usando en ella fusiles figurados de más peso que los reales, y considerando este ejercicio como un juego de fuerza y no como una esgrima.
    • 1862 Villamartín, F. Nociones arte militar [1989] España (CDH )
      La tropa ha usado en otro tiempo sables cortos, anchos y curvos, que se suprimieron porque no teniendo aplicación esta arma en las maniobras, no llegó a ser otra cosa que una herramienta en el vivac; pero desde entonces el infante se halla completamente desarmado si abandona un momento su fusil, y en las sorpresas, en las alarmas vivas, y en peligros individuales, ha producido esto tristes consecuencias; la cuestión no puede resolverse sino dando a la bayoneta más condiciones como arma de mano, sin quitarle las que tiene como adherida al fusil.
    • 1862 Villamartín, F. Nociones arte militar [1989] 382 España (CDH )

      El armamento, según lo que ya hemos dicho en el capítulo de armas, debe ser sencillo y fuerte en la infantería de línea, y de precisión en la ligera, porque sólo para hombres escogidos puede éste ser útil; la bayoneta debe tener condiciones de arma de mano que hoy no las tiene: la cartuchera molesta y pesa demasiado, y se la debe reducir, dando en la mochila lugar a propósito para todos los paquetes menos uno; ésta debe tener una forma tal que no pese ni embarace los movimientos, ni abulte sino en razón de la ropa que lleve dentro; el correaje se ha de simplificar todo lo posible, y por último, el morrión y otras armas defensivas que no tienen de tales sino lo que molestan, deben desaparecer.

    • 1862 Villamartín, F. Nociones arte militar [1989] España (CDH )

      La infantería ejerce en las batallas dos acciones opuestas, una preparatoria y defensiva, y la otra, resolvente y ofensiva; la primera valiéndose del fuego y la posición, y la segunda, de la bayoneta y el movimiento.

    • 1862 Villamartín, F. Nociones arte militar [1989] España (CDH )
      Por consiguiente, la fuerza táctica de la infantería consiste en la movilidad sin desorden y en las maniobras prontas para pasar del ataque a la defensa, de las formaciones fijas a las movibles, de los órdenes resistentes a los ofensivos, del fuego a la bayoneta.
    • 1862 Villamartín, F. Nociones arte militar [1989] 385 España (CDH )
      Aunar de un modo permanente ambas opuestas condiciones es obra imposible; los buenos tiradores, los moros, los indios, y los americanos no pueden ser buenos soldados de línea, y las tropas maniobreras, las de terrible bayoneta y movimientos decididos, como los franceses y españoles, precisamente han de tirar mucho, aunque mal, pero con la ventaja de que su fuego es de un efecto físico irresistible cuando la distancia se acorta, distancia que las tropas dedicadas con preferencia al tiro no quieren nunca acortar, porque temen el arma blanca.
    • 1862 Villamartín, F. Nociones arte militar [1989] España (CDH )
      Los dos elementos tácticos de la infantería son el fuego y la bayoneta: vamos a examinar su efecto físico y moral, y a dictar para cada uno los órdenes convenientes.
    • 1862 Villamartín, F. Nociones arte militar [1989] España (CDH )
      Desde este momento la batalla ya no ofrecía otros accidentes que los generales a todas las de esa época, la lucha entre el fuego y la bayoneta, entre la ofensiva que cede y la defensiva que triunfa.
    • 1862 Villamartín, F. Nociones arte militar [1989] España (CDH )
      La bayoneta no puede ser bien empleada sino por fracciones de algún fondo, de corto frente, y desligadas unas de otras, porque este orden es el más movible, y porque las primeras filas necesitan el impulso moral de las de retaguardia; pero como a medida que se aumenta el fondo se disminuye el número de bayonetas activas, las masas atacantes no deben ser más profundas que lo estrictamente necesario para producir ese impulso, y en muchos casos es preferible multiplicarlas disminuyendo algo el fondo.
    • 1862 Villamartín, F. Nociones arte militar [1989] España (CDH )
      De un modo o de otro, la bayoneta pocas veces se cruza; antes de llegar a cerrarse con el enemigo, o el atacante ha sido rechazado por el fuego o por una violenta reacción ofensiva del atacado, o éste ha dejado el campo libre.
    • 1862 Villamartín, F. Nociones arte militar [1989] 386 España (CDH )

      Una infantería sólo puede resistir a pie quieto, confiada en su fuego, el ataque de la caballería; pero contra otra infantería debe oponer siempre movimiento a movimiento y rechazar ataque con ataque, porque una tropa cualquiera no puede resistir en posición fija a otra de la misma arma que viene hacia ella; tiene que salir a su encuentro para poner en juego todas sus facultades tácticas moviéndose, y por consiguiente, una buena infantería debe tener prontas maniobras para pasar del orden de fuego al de bayoneta; de aquí que no haya nada más guerrero que las muchas y cortas columnas que se forman y se desplieganen un momento.

    • 1862 Villamartín, F. Nociones arte militar [1989] España (CDH )

      Antes hemos manifestado que el gran secreto táctico es el proteger una maniobra en sí misma, porque nunca es tan débil una fuerza como cuando pasa de un orden a otro, o de una a otra posición; verse obligados a un movimiento de flanco o retrógrado, sin fuerzas que le cubran es siempre peligroso y muchas veces funesto; un cambio de frente, un relevo de líneas, un despliegue, una traslación de todo el orden más a la derecha o a la izquierda, ofrece dificultades que pocos militares saben dominar: lo único sencillo y comprensible a todos es la acción en sí misma; dado ya el orden, si se ha de hacer uso del fuego o de bayoneta, y cómo, eso el último soldado lo sabe, pero modificar o trasladar el orden, sólo los buenos tácticos pueden hacerlo

    • 1862 Villamartín, F. Nociones arte militar [1989] España (CDH )
      Ese combate de guerrillas que acabamos de describir es el primer momento de la acción preparatoria; entretanto que se sostiene, la infantería avanza en línea o en masa, seguida de los escuadrones, y cuando se repliegan las guerrillas, despliega y rompe el fuego, continuando así la acción preparatoria; si consigue turbar el orden en las filas del enemigo, se lanza en columnas de ataque flanqueadas por buenos cazadores, y en pos de ellas o al flanco y retaguardia, marchan los escuadrones para terminar con sus cargas la cuestión entablada por la bayoneta.
    • 1862 Villamartín, F. Nociones arte militar [1989] España (CDH )
      En resumen, la ofensiva se combate con la ofensiva, la bayoneta es secundada por el sable, a su vez el sable se rehace protegido por el fuego, y la infantería se defiende o se retira bajo la protección de las cargas; de modo, que a todo movimiento ofensivo simple se opone uno combinado, al sable enemigo, el fuego y el sable; a la bayoneta, el fuego, la reacción a la bayoneta y el sable en seguida; así es como puede sostenerse una defensa activa, porque nada desconcierta tanto a una tropa que ataca, como ver al enemigo revolverse contra ella y salir a su encuentro.
    • 1862 Villamartín, F. Nociones arte militar [1989] España (CDH )

      Recapitulando: las guerrillas mixtas, sobre la base de infantería en terrenos escabrosos y de caballería en los llanos, son las que protegen la marcha, el despliegue y los primeros movimientos de ataque o defensa, verificándose así la acción preparatoria; y después determinada por el fuego de línea, rompe la bayoneta la acción resolvente, continuándola el sable, en la defensiva, al contrario, se combina el fuego con las reacciones de la caballería, y se protegen éstas con el fuego y reacciones a la bayoneta si el enemigo es infantería, o fuego y cuadros si es caballería.

    • 1862 Villamartín, F. Nociones arte militar [1989] 306 España (CDH )
      EL 12, el Emperador había ya tomado el mando del ejército y dictado algunas disposiciones orgánicas y advertencias tácticas, como las de proscribir los movimientos a distancias enteras, encargar el orden extendido con preferencia al profundo, y economizar la bayoneta.
    • 1862 Villamartín, F. Nociones arte militar [1989] España (CDH )

      Formaba la derecha el ejército de Blake en dos líneas a doscientos pasos: la primera, divisiones Lardizabal y Ballesteros, y la segunda Zayas, también en defensa de la loma, porque ya hemos dicho antes la importancia que en este período histórico fueron adquiriendo en las batallas las alturas, y lo hábilmente que llegaron a guarnecerlas los ingleses, perfeccionando el método de Federico; segunda vez veía Europa el triunfo del fuego sobre la bayoneta, desde las guerras de Prusia.

    • 1862 Villamartín, F. Nociones arte militar [1989] España (CDH )
      Entre tanto, en las batallas de bayoneta de Martinet daba al fusil condiciones de arma blanca de línea, y las picas empezaban a desaparecer, y a proporción que los fuegos se perfeccionaban, la caballería iba disminuyendo en proporción con la infantería.
    • 1862 Villamartín, F. Nociones arte militar [1989] 34 España (CDH )
      Ante consideraciones así elevadas y abstractas, la columna, la batalla, la bayoneta, el fuego, el movimiento, son segundas causas que se pueden manejar de un modo contrario a su naturaleza, y desconoce la guerra el que ve en ellas el único medio de victoria, el que da por única razón de los triunfos de algún ilustre guerrero una maniobra favorita, el uso material de un arma, la aplicación de un descubrimiento.
    • 1862 Villamartín, F. Nociones arte militar [1989] España (CDH )
      Muchas batallas se perdieron, todas debían haberse perdido; pero en las que se ganaron se veía el triunfo de una nueva escuela, y por eso fueron tan decisivas; mal o bien, existía allí una alianza entre el esfuerzo militar y el esfuerzo popular, que es lo que constituye la guerra de hoy, y la bayoneta francesa se quebró ante elementos de resistencia desconocidos y nuevos.
    • 1862 Villamartín, F. Nociones arte militar [1989] 464 España (CDH )
      Mientras esto no sucede, conviene tener constancia, no precipitarse, aguardar las ocasiones, y no cansarse de hacer maniobras preliminares, porque no hay ejército que pueda por muchos días sostenerse detrás de un río, y tarde o temprano, por la falta de vigilancia o por una imprudencia cualquiera se consigue sorprender un punto y hacer a costa de poca sangre una operación que a fuego y bayoneta es muy costosa y puede comprometer todo el éxito de una campaña.
    • 1862 Villamartín, F. Nociones arte militar [1989] España (CDH )
      Al desaparecer el entusiasmo, la bayoneta perdió su fuerza, y desde el punto de vista táctico la bayoneta era la primera arma de unos ejércitos que no vivían sino de la ofensiva.
    • 1862 Villamartín, F. Nociones arte militar [1989] 247 España (CDH )
      La revolución exige columnas pequeñas y movibles que se inflamen fácilmente con un grito de guerra, con una palabra, con un himno; bandas de cazadores, porque no se puede exigir de una tropa revuelta y creada en poco tiempo en los arrabales de París, el escuadronamiento y orden de los pesados batallones austriacos; bayoneta, aunque se use sin prudencia, porque no es el fuego lo más a propósito para sostener las filas de un ejército novel, cuya única fuerza es el entusiasmo, y todo esto, si no lo dio Dumouriez, lo dio por sí misma la revolución, y a pesar de crasísimos errores en los movimientos estratégicos, y de tumulto y arremolinamiento en la ejecución de las maniobras tácticas, los republicanos vencieron, porque importaban métodos que eran el ensayo de la gran guerra moderna, y habían de sobreponerse a los viejos sistemas de los ejércitos privilegiados.
    • 1862 Villamartín, F. Nociones arte militar [1989] España (CDH )
      Su método de combate tuvo que ser adecuado al espíritu de pasión que las animaba; los enemigos, empotrados en la fila al yunque de un disciplina semi-bárbara, no tenían medios morales para oponerse a la acción violenta de aquellas bandadas de guerrillas secundadas por columnas fáciles y movibles, y la bayoneta triunfó para siempre del fuego metódico y reglado de la vieja Prusia.
    • 1862 Villamartín, F. Nociones arte militar [1989] España (CDH )
      Todo esto traía consigo la supresión de la tercera fila, el vivac en vez de la tienda de campaña, el aprovisionamiento sencillo, la organización ofensiva legionaria, la proscripción de todo los superfluo, el olvido de los detalles tácticos, la preponderancia de las tropas ligeras y de la artillería de a caballo, la importancia de la bayoneta, el desdén a las plazas fuertes, la fuerza en la movilidad y no en el orden, la prolongación de las líneas de operaciones en el interior del país enemigo, la preponderancia sobre la táctica de la estrategia, ciencia que el genio de Carnot supo elevar a toda su altura; en una sola frase, todos los rasgos característicos de la gran guerra moderna, pronta, resuelta, de largas y rápidas marchas, de revueltas y decisivas batallas.
    • 1862 Villamartín, F. Nociones arte militar [1989] España (CDH )

      No por eso se estacionaba el progreso de las armas, sino que caminaba a la par con el de las órdenes; la bayoneta con cubo acabó de proscribir la pica, nuevas correcciones sufría el tercer sistema de Vauban, los obuses de campaña y la artillería de a caballo se generalizaban [...].

    • 1862 Villamartín, F. Nociones arte militar [1989] España (CDH )
      Ya se generalizaba en todas las naciones el fusil con bayoneta, la pica se iba olvidando, el fondo era de tres filas en vez de cinco, el paso acompasado; Prusia había introducido el uso de la baqueta de hierro, y perfeccionaba sus fuegos y ordenaba su táctica de detalle hasta un grado desconocido en los demás pueblos.
    • 1862 Villamartín, F. Nociones arte militar [1989] España (CDH )
      A pesar de esto, la baqueta de madera, la bayoneta con mango que dificultaba el fuego, y el no conocerse los cuadros, exponía a la infantería en perjuicio de su importancia y fuerza moral, y la táctica por consiguiente atravesaba una penosa transición, porque el perfeccionamiento de las armas hacía imposibles los antiguos órdenes cuando todavía estaban sin conocerse los nuevos.
    • 1862 Villamartín, F. Nociones arte militar [1989] España (CDH )
      El fuego y la bayoneta buscaban ya su equilibrio perdido en las guerras de la revolución, y la columna profunda, compacta y movible de Jemapes iba a ser sustituida por la línea inglesa de Waterloo, por esa línea al parecer débil por lo extensa, pero de nutrido fuego y de posición fija, línea que ha defendido las alturas de Arapiles y Mont Saint Jean, y en otras cien batallas de este período ha sido el muro donde se ha quebrado la bayoneta de las columnas ofensivas.
    • 1862 Villamartín, F. Nociones arte militar [1989] España (CDH )
      La bayoneta, más tarde la baqueta de hierro, la supresión de las picas, la disminución del fondo a tres filas, la mayor movilidad de la artillería, la creación de la de a caballo, la unión combinada con la máxima velocidad en la caballería, fueron los adelantamientos que unos en pos de otros se hicieron desde los mariscales de Luis XIV a Federico de Prusia, y en tiempo de este rey llegó a todo su apogeo la táctica elemental.
    • 1862 Villamartín, F. Nociones arte militar [1989] España (CDH )

      Pueblos y razas han desaparecido para dar paso a nuevos pueblos y razas que se han abierto camino con los arietes y catapultas; las ideas no han dominado en el mundo de los hechos hasta recibir sanción de sangre, y no de otro modo que a punta de bayoneta se ha rasgado el velo de las tinieblas de siglo en siglo.

    • 1862 Villamartín, F. Nociones arte militar [1989] España (CDH )
      La columna, la batalla, el orden profundo o el abierto, la falange o la legión, la marcha de frente o de flanco, la bayoneta o el fuego, dieron lugar a discusiones animadas, que sostenidas por el espíritu del siglo, discutidor por excelencia, sirvieron de un estudio profundo de los elementos materiales constitutivos del ejército.
    • 1864 Braganza Borbón, M. T. Carta españoles [1974] 67 Partidos y programas II España (CDH )
      Esta unidad y unión, siendo íntima y juntando a los hombres por lo más grande y más noble que hay en ellos, que es el entendimiento y el corazón, es infinitamente preferible a la unidad ficticia y precaria de leyes e intereses puramente humanos o a la unidad violenta que se obtiene por medio de la fuerza, es decir, de las bayonetas y de los cañones.
    • 1868 Pirala, A. HGuerra Civil, I [1984] España (CDH )
      El estruendo de las armas despertó a los españoles; gritos de guerra sonaban por doquiera, y millares de bayonetas y lanzas empolvadas antes en los parques brillaban ahora a la faz del sol.
    • 1868 Pirala, A. HGuerra Civil, I [1984] España (CDH )
      pero éstos, que más que garantía de orden eran la encarnación de un sistema extremo, como han solido ser estas fuerzas populares, merced a los abusos de su organización, sólo conservaban el orden en cuanto no afectara la marcha del rey a los principios que sostenía esta masa de bayonetas.
    • 1868 Pirala, A. HGuerra Civil, VI [1984] 417 España (CDH )
      : «Sabido es, añadió, que á los pueblos no debe mandárselos con las bayonetas, sino con las leyes y con el prestigio de sus autoridades,... Medidas fuertes pedimos, pero las queríamos dentro del círculo de la ley, y no lo que se ha hecho: ciudadanos han sido separados de sus familias, nada más que por que no piensan lo mismo que el gobierno. ¿Hay autoridad en nadie, para obrar de esta manera?»
    • 1868 Pirala, A. HGuerra Civil, VI [1984] España (CDH )
      . / »Y bien, señora: despues que los asesinos, pagados por el duque de Orleans, hubieron destrozado con su bayonetas el lecho aun caliente de la reina; despues de haber paseado en sus sangrientas picas la cabeza de la princesa de Lamballe, hace poco coronada de gracias y ahora asquerosa de sangre y pálida de horror, despues que la palabra que resonará de eco en eco en la posteridad, sin que el lúgubre silencio la admita jamás en su seno; despues que los labios d'Egalité pronunciaron la palabra fatal que condenó á Luis XVI; [...].
    • 1868 Pirala, A. HGuerra Civil, VI [1984] 402 España (CDH )
      Era ya muy tarde y mi objeto reducido á presentar las lanzas y bayonetas de mi rey don Cárlos V. delante de la córte revolucionaria, estaba ya cumplido, por cuya razon no quise que avanzasen las tropas. Llegada la noche se replegó el enemigo á las Rozas dejándome dueño del campo; entonces satisfecho de haber hecho ver al mundo lo que puede un puñado de hombres disciplinados, dispuse acantonarme en el pueblo de Torrelodones el más inmediato al campo de batalla.
    • 1868 Pirala, A. HGuerra Civil, I [1984] España (CDH )
      Una columna cerrada, presentando un muro de bayonetas, llevó delante de sí a los carlistas, que en vano trataron de romper aquella muralla de aceradas puntas. Desalojado de sus posiciones, abandonando el bosque tan útil a Zumalacárregui, fue retirándose hasta el valle de Ulzama, fatigado, sin aliento y sin cartuchos.
    • 1868 Pirala, A. HGuerra Civil, I [1984] España (CDH )
      En ellas recibió el ataque de los liberales con un vivo fuego; pero no pudo resistir sus bayonetas, y corrió, dejando veinte muertos, un capitán prisionero, y cuanto habían extraído de la incendiada villa, con interesantes papeles, además, de la junta de Castilla, y armas, municiones, caballerías y otros efectos.
    • 1868 Pirala, A. HGuerra Civil, I [1984] España (CDH )
      Pero aquí debemos hacer observar que Rodil, al frente de un ejército que llevaba en sus bayonetas la victoria que otros explotaban, no debió haber permanecido impasible en una cuestión que no era de derecho, ni de diplomacia, sino de fuerza.
    • 1868 Pirala, A. HGuerra Civil, I [1984] 447 España (CDH )
      Tenía mala retirada el vencido, un barranco: los que no se salvaban por él eran alcanzados por las bayonetas y lanzas victoriosas, que enrojecieron los campos de Unzué.
    • 1868 Pirala, A. HGuerra Civil, I [1984] España (CDH )
      Tambien ve el público que los carlistas muertos resucitan, pues entre la multitud que segun los partes de Solá, Lorenzo, Sarsfield, Armildez, Valdés, Quesada y Rodil, exhalaron el último suspiro en las puntas de las bayonetas cristinas, se encuentran los comandantes Sagastielza, García, y Goñi: los dos primeros murieron en la accion de Gulina, y el tercero en la de Alsasua; pero como resucitaron, estan muy sanos á la cabeza de sus respectivos batallones.
    • 1868 Pirala, A. HGuerra Civil, I [1984] España (CDH )
      Aldama no creyó prudente volver a conquistar con las bayonetas y la sangre de sus valientes aquellas escogidas alturas.
    • 1868 Pirala, A. HGuerra Civil, I [1984] España (CDH )
      mas los liberales reemplazaron con sus pechos el vacio de su pared, y al muro de tierra opusieron el de bayonetas.
    • 1868 Pirala, A. HGuerra Civil, VI [1984] España (CDH )
      Sin avistarse con Marquesi, jefe de la guardia exterior y complicado también, abalánzase a la puerta del Príncipe, se halla con las bayonetas de los centinelas al pecho, pero le salvan los cazadores de la Princesa, que se arrojan tumultuariamente sobre ellos y penetran todos en el patio.
    • 1868 Pirala, A. HGuerra Civil, VI [1984] España (CDH )
      Se hizo ver a los barceloneses a quiénes estaban entregados, lo conocieron así, y con la punta de las bayonetas tuvo que disolver la milicia nacional aquella junta que no favorecía a Barcelona, sin que sus individuos y los del nuevo ayuntamiento pudieran hacer uso de los puñales con que procuraron resistir: quedaron unos presos y se fugaron otros.
    • 1868 Pirala, A. HGuerra Civil, I [1984] España (CDH )
      Sostuvieron el principio del combate las guerrillas de Rodil, cargaron luego las columnas, e hicieron retroceder al enemigo, que se detuvo en un espeso bosque, y esperó a su contrario, calada la bayoneta.
    • 1868 Pirala, A. HGuerra Civil, VI [1984] España (CDH )
      Aquí se cruzaron las bayonetas de ambos combatientes, prefiriendo morir algunos carlistas con la honra que despreciaron sus compañeros salvándose en la fuga.
    • 1868 Pirala, A. HGuerra Civil, VI [1984] España (CDH )
      Trabajaron las tropas con decidido entusiasmo, manejando tan pronto la azada como el fusil, y cuando faltaban materiales, lo cual sucedía con frecuencia, quitaban peleando a los carlistas los que acoplaban para reparar sus fuertes, y les arrebataban también los víveres, tan escasos en aquel país que habían destruido: así decía Azpiroz: «la bayoneta es la llave del arca de nuestros recursos».
    • 1868 Pirala, A. HGuerra Civil, VI [1984] 558 España (CDH )
      Fusiles... 3981 / Carabinas... 643 / Bayonetas... 4019 / Vainas de id... 4019 / Cananas... 4620
    • 1868 Pirala, A. HGuerra Civil, VI [1984] 559 España (CDH )
      Armamento / Fusiles... 4007 / Carabinas... 1978 / Escopetas... 587 / Bayonetas... 4917 / Vainas de id... 4917 / Cananas... 5899
    • 1868 Pirala, A. HGuerra Civil, I [1984] 417 España (CDH )
      En el apresamiento del último convoy en Arlabán sólo repartió dos cartuchos por plaza; así, hecha la primera descarga no tenían los soldados otro remedio que hacer uso de la bayoneta; y el ímpetu con que lo hacían desconcertaba al enemigo, que se veía arrollado en medio de su desorden y se entregaba aturdido a los hierros españoles.
    • 1868 Pirala, A. HGuerra Civil, VI [1984] 561 España (CDH )
      Fusiles... 2483 / Carabinas... 813 / Escopetas... 165 / Bayonetas... 3001 / Vainas de id... 3091 / Cananas... 3127
    • 1868 Pirala, A. HGuerra Civil, VI [1984] 562 España (CDH )
      Fusiles... 731 / Carabinas... 197 / Bayonetas... 701 / Vainas de id... 701 / Cananas... 905
    • 1868 Pirala, A. HGuerra Civil, VI [1984] 560 España (CDH )
      Fusiles... 3687 / Carabinas... 599 / Escopetas... 489 / Bayonetas... 4007 / Vainas de id... 4007 / Cananas... 4617
    • 1868 Pirala, A. HGuerra Civil, VI [1984] España (CDH )
      Dos aragoneses se suplican la muerte como la última prueba de amistad: calan ambos la bayoneta, y al mutuo empuje, ¡caen víctimas! Otros... Pero ¿a qué proseguir? El dolor, la desesperación, no conocían límites.
    • 1868 Pirala, A. HGuerra Civil, I [1984] 320 España (CDH )
      Allí, por defender unos aquellas formidables posiciones y conquistarlas otros, se peleó con feroz empeño, y tal, que siendo ya la distancia un estorbo, la acortaron por luchar cuerpo a cuerpo, empleando únicamente la bayoneta.
    • 1868 Pirala, A. HGuerra Civil, VI [1984] 502 España (CDH )
      Llevó esta comunicación el mismo capitán de Estado Mayor que condujo la de la junta, y la respuesta definitiva debía recibirla Zurbano al día siguiente por la noche, teniendo la orden, según fuera aquélla, de marchar en seguida con la bayoneta armada, o un ramo de oliva en la boca del fusil.
    • 1868 Pirala, A. HGuerra Civil, VI [1984] España (CDH )
      Así decía Narváez en su parte: «¡Increíble suceso, que pasaría por una maravilla á no haber ocurrido en este suelo clásico de lo maravilloso y de lo estraño!» Cesa, sin embargo, la maravilla y la extrañeza al ver que el enemigo a quien se acomete, en vez de presentar el hierro de la lanza o la punta de la bayoneta, abre los brazos para estrechar fraternalmente a su enemigo, y disparando los cañones por lo alto déjanle acercarse también para abrazarle.
    • 1868 Pirala, A. HGuerra Civil, I [1984] España (CDH )
      Resistiéronse valientes los carlistas, y después de quemar el último de sus escasos cartuchos, y de hacer varias veces uso de la bayoneta, fueron al fin vencidos, perdiendo sus brillantes posiciones.
    • 1868 Pirala, A. HGuerra Civil, I [1984] España (CDH )
      Todos los navarros han preferido la muerte á la ignominia. ¿Seremos nosotros menos? Nuestra dulce patria, madre de tantos valientes, espera la libertad de vuestras bayonetas. No mereceis ser navarros, si hoy no se la dais.
    • 1868 Pirala, A. HGuerra Civil, I [1984] España (CDH )
      Cunde la alarma por toda la población, apréstanse los liberales a la defensa, corren veloces, se lucha obstinadamente en la puerta principal, se emplea la bayoneta por entre las aspilleras; pero eran tantos los carlistas que hacían inútiles los denodados esfuerzos de la pequeña guarnición, y su gobernador Uzuriaga abandona la puerta principal.
    • 1828-1870 Bretón Herreros, M. Poesías [1884] España (CDH )
      / Ó alistarme en el ejército; / Que si en las batallas hórridas / Á muchos abren el Báratro / La bayoneta y la pólvora, / Otros sin valor ni táctica / Labrando fortunas sólidas / Lucen entorchados aúricos; / Si nó en el campo, en la ópera.
    • 1870 Pereda, J. Mª. Peor bicho Esbozos y rasguños España (CDH )
      Y si no hay carreras, hay batallas abundantes, gracias á Dios, y cuadros en ellas, cuyas bayonetas mechan en un instante un escuadron que acude á desordenarlas, porque los hombres no han podido conseguirlo.
    • 1872 Ascasubi, H. Aniceto [1955] 178 Argentina (CDH )
      * / Ello es que en el entrevero / un Dragón, mozo coquero / se estrelló con un soldao / español muy alentao; / y al llevarlo por delante, / como el de Uropa era infante / le hizo no sé qué gambeta, / y el fusil y bayoneta / le largó con cuerpo y todo.
    • 1872 Ascasubi, H. Aniceto [1955] 282 Argentina (CDH )
      / ¡La pu...u...jan...za en la gente / cruda y amarga! / que al per...dío... sa...cra...mente / sale a la carga... / al trote, de frente: armen bayoneta, / ruempan el cartucho, ceben cazoleta.
    • 1872 Ascasubi, H. Aniceto [1955] Argentina (CDH )
      95 Vericú: porta bayoneta.
    • 1872 Ascasubi, H. Santos Vega [1955] 464 Argentina (CDH )
      / Solamente su grillete / no puedo quitarseló; / y un soldao con bayoneta / irá acompañandoló / hasta las tres de la tarde; / hora en que por precisión / estará usté aquí de vuelta, / si quiere que otra ocasión / le dé licencia más larga.
    • 1872 Ascasubi, H. Santos Vega [1955] 474 Argentina (CDH )
      / Este, cuando se arrimó / al costao del Mellizo, / diciendo: "¡No te preciso!" / la bayoneta envainó; / y luego dijo: — Esto, yo, / aparcero, francamente, / lo hago así, porque la gente / no crea que voy llevando / a un preso, sino de que ando / con un amigo o pariente.
    • 1872 Ascasubi, H. Santos Vega [1955] Argentina (CDH )
      Limosnero: en aquel tiempo, del presidio todos los viernes mandaban uno o dos presos con grillete que salían a pedir limosna para el presidio, escoltados para ello sin más armas que la bayoneta.
    • 1873 Pz Galdós, B. 19 marzo y 2 mayo [2002] 266 España (CDH )
      Esto pasó una vez, y cuando lo vi pareciome que todo iba a concluir por el sencillo procedimiento de destrozarse simultáneamente unos a otros; pero nuestro valiente paisanaje, sublimado por su propio arrojo y el ejemplo, y la pericia, y la inverosímil constancia de los dos oficiales de artillería, rechazaba las bayonetas enemigas, mientras sus navajas, hacían estragos, rematando la obra de los fusiles.
    • 1874 Palma, R. Tradiciones peruanas II [2003] Perú (CDH )
      Setenta minutos de batalla, casi toda cuerpo a cuerpo, empleando los patriotas el sable y la bayoneta más que el fusil, pues desde Corpaguaico, donde perdieron el parque, se hallaban escasos de pólvora (cincuenta y dos cartuchos por plaza), bastaron para consumar la independencia de América.
    • 1874 Pz Galdós, B. Juan Martín Empecinado [2003] España (CDH )
      pero un francés que la custodiaba, me detuvo, amenazándome con ensartarme en su bayoneta.
    • 1874 Pz Galdós, B. Juan Martín Empecinado [2003] España (CDH )

      El impetuoso caballo del general lanzose sobre la infantería enemiga entre un diluvio de balas, y corrimos ciegos tras él los demás, acuchillando y aplastando con furia salvaje. Zumbaban las balas en nuestros oídos, y las bayonetas buscaban el pecho de los fogosos corceles. La embestida no careció de confusión; pero fue tremenda y eficaz, porque deshicimos a los renegados que habían bajado de la montaña.

    • 1874 Pz Galdós, B. Zaragoza [2002] España (CDH )
      En su dispersión muchos fueron a caer precisamente entre nuestras bayonetas, y si grande era su ansiedad por huir de los caballos, mayor era nuestro anhelo de recibirlos dignamente a tiros.
    • 1874 Pz Galdós, B. Zaragoza [2002] España (CDH )
      Allí era de ver cómo chocaban las masas de hombres y cómo las bayonetas se cebaban con saña más propia de fieras que de hombres en los cuerpos enemigos.
    • 1874 Pz Galdós, B. Zaragoza [2002] España (CDH )
      ¡Ay!, ensartándole en una bayoneta, le arrojaron exánime dentro de la zanja... ¡Cuántas víctimas en un solo día, Sr. de Araceli! Pues no tiene Vd. poca suerte en haber salido ileso.
    • 1845-1874 Sarmiento, D. F. Facundo [1993] 217 Argentina (CDH )
      En vano la terrible lanza de Quiroga hace en la retaguardia de los suyos tanto estrago, como el cañón y la espada de Ituzaingó hacen el frente de las bayonetas y en la boca de los cañones.
    • 1845-1874 Sarmiento, D. F. Facundo [1993] 254 Argentina (CDH )
      Navarro queda solo en la guardia, entorna la puerta y con su florete defiende la entrada; catorce heridas de sables y bayonetas recibe el alférez, y apretándose con una mano tres bayonetazos que ha recibido cerca de la ingle, con el otro brazo cubriéndose cinco que le han traspasado el pecho, y ahogándose con la sangre que corre a torrentes de la cabeza, se dirige desde allí a su casa, donde recobra la salud y la vida después de siete meses de una curación desesperada y casi imposible.
    • 1845-1874 Sarmiento, D. F. Facundo [1993] 248 Argentina (CDH )
      Construyéronse fuertes al Sur, que a más de alejar los límites de la provincia, la han dejado siempre asegurada contra las irrupciones de los salvajes, y emprendióse la desecación de las ciénagas inmediatas; adornóse la ciudad; formáronse sociedades de Agricultura, Industria, Minería y Educación pública, dirigidas y segundadas todas por hombres inteligentes, entusiastas y emprendedores; fomentóse una fábrica de tejidos de cáñamo y de lana, que proveía de vestidos y lonas para las tropas; formóse una maestranza, en la que se construían espadas, sables, corazas, lanzas, bayonetas y fusiles, sin que en estos entrase más que el cañón de fabricación extranjera: fundiéronse balas de cañón huecas, y tipos de imprenta.
    • 1845-1874 Sarmiento, D. F. Facundo [1993] 265 Argentina (CDH )
      Esperan como un alivio y un desahogo del terror que los oprime, que se les mande echarse sobre el enemigo: lo harán pedazos, romperán la línea de bayonetas a trueque de poner algo de por medio entre ellos y la imagen de Facundo, que los persigue como un fantasma airado.
    • 1845-1874 Sarmiento, D. F. Facundo [1993] 190 Argentina (CDH )
      Todavía en el suelo, le hunden en la espalda la bayoneta de un fusil, le dispara el tiro, y bala y bayoneta lo traspasan, asándolo además con el fogonazo.
    • 1845-1874 Sarmiento, D. F. Facundo [1993] 190 Argentina (CDH )
      Todavía en el suelo, le hunden en la espalda la bayoneta de un fusil, le dispara el tiro, y bala y bayoneta lo traspasan, asándolo además con el fogonazo.
    • 1845-1874 Sarmiento, D. F. Facundo [1993] 139 Argentina (CDH )
      Pero Facundo la aceptaba como un timbre de gloria, según su bello ideal, y macho de grillos, o bayoneta, él asociándose a otros soldados y presos a quienes su ejemplo alentó, logró sofocar el alzamiento y reconciliarse por este acto de valor con la sociedad, y ponerse bajo la protección de la Patria, consiguiendo que su nombre volase por todas partes ennoblecido y lavado, aunque con sangre, de las manchas que lo afeaban.
    • 1845-1874 Sarmiento, D. F. Facundo [1993] 139 Argentina (CDH )
      Dícese que el arma de que hizo uso fue una bayoneta, y que los muertos no pasaron de tres.
    • 1875 Palma, R. Tradiciones peruanas III [1967] Perú (CDH )
      Entonces Maroto ordenó que no saliesen del cuartel sino por grupos de a cinco y armados de bayoneta.
    • 1875 Palma, R. Tradiciones peruanas III [1967] Perú (CDH )
      A la sazón venía por la calle de San Bartolomé un grupo de talaveras que, viendo a su capitán en atrenzos, desenvainaron las bayonetas y se lanzaron sobre el paisanaje, hiriendo a roso y velloso.
    • 1875 Pz Galdós, B. Batalla Arapiles [2002] España (CDH )
      El viejo tronco inerte no recibe con tanta paciencia el golpe de la segur que lo corta, como aquellos hombres la bayoneta que los destrozaba.
    • 1875 Pz Galdós, B. Batalla Arapiles [2002] España (CDH )
      Era indispensable aprovechar los intervalos en que el enemigo cargaba los fusiles, para correr nosotros a la bayoneta.
    • 1875 Pz Galdós, B. Batalla Arapiles [2002] España (CDH )
      Una bayoneta penetró en mi carne; no supe por dónde, pero sí que penetró.
    • 1875 Pz Galdós, B. Batalla Arapiles [2002] España (CDH )
      Sonaron mil tiros a la vez y se nos vino encima una oleada humana compuesta de bayonetas, de gritos, de patadas, de ferocidades sin nombre.
    • 1875 Pz Galdós, B. Batalla Arapiles [2002] España (CDH )
      Veíanse oscilar las líneas de los regimientos, y los reflejos de las bayonetas figuraban movibles ondas luminosas; los cuerpos de ejército se estremecían conmovidos por las palpitaciones íntimas de ese miedo singular que precede siempre al heroísmo.
    • 1875 Pz Galdós, B. Batalla Arapiles [2002] 315 España (CDH )
      Llegó, pues, un momento, en que los ingleses vieron venir sobre ellos la cima del cerro mismo, una monstruosidad horrenda que esgrimía mil bayonetas y apuntaba con miles de cañones de fusil.
    • 1875 Pz Galdós, B. Batalla Arapiles [2002] España (CDH )
      Os lo pedía yo para unirlo al mío y vos le arrojáis a los soldados para que claven en él sus bayonetas.
    • 1876 Pz Galdós, B. 7 julio [2003] España (CDH )
      En el marco de la puerta, a la luz de una linterna que ellos mismos traían, destacáronse varios hombres que terminaban por lo alto en morriones y bayonetas.
    • 1876 Pz Galdós, B. 7 julio [2003] España (CDH )
      El pueblo, no pudiendo mezclarse con la Milicia y tropa, rigorosamente formada, se acercaba a ellas lo más posible, y con las últimas filas se juntaban apretadas falanges de mujeres, ancianos y gente de todas clases que, no contentos con estar cerca, asomaban el hocico por encima de los hombros y por entre las bayonetas de los soldados.
    • 1876 Pz Galdós, B. Grande Oriente [2002] España (CDH )
      Día llegará en que la patria más necesite de bayonetas que de agujas.
    • 1876 Pz Galdós, B. De Oñate a Granja [2003] 263 España (CDH )
      ¡Ay, qué paso, señor mío, qué horas de angustia por aquellos senderos pavorosos, entre bayonetas y trabucos, como criminales... las personas honradas y buenas conducidas ignominiosamente por los salteadores de caminos!... Mi hermana y yo, enlazaditas del brazo, obligadas a llevar el paso presuroso de aquellas bestias con humana figura, rezábamos; [...].
    • 1876 Pz Galdós, B. 7 julio [2003] España (CDH )
      En la Amargura, los granaderos y los cazadores de la Milicia rechazaban con igual bravura a los esclavos, y en el callejón del Infierno, sitio de encarnizada pelea, un hombre formidable, una encarnación del dios Marte con morrión, hundía su bayoneta en el pecho de un faccioso, gritando con voz de cañonazo:
    • 1876 Pz Galdós, B. 7 julio [2003] 211 España (CDH )
      Tan ciego estaba que cuando sus compañeros corrieron por el callejón abajo, arrastrándole, siguió haciendo un uso lamentable de la bayoneta, y después de pinchar con ella a un miliciano, la clavó en la pared, diciendo:
    • 1877 Pereda, J. M. Reminiscencias Esbozos y rasguños España (CDH )
      El sable es de hierro bruñido; la empuñadura, dorada; sus tirantes, de charol; y al ser arrastrado con marcial donaire por el microscópica guerrero, vestido rigorosamente de húsar ó de dragon, suena como los sables de véras; la pistola es de hierro, y tiene articulaciones; y ya con un corcho, haciendo el vacío, ó ya con un fulminante colocado en su chimenea, produce tiros verdaderos; con el fusil sucede lo propio, y ademas tiene bayoneta que encaja en la extremidad del brillante cañon, con todas las reglas militares; las canicas son primores de vidrio colorado; los coches remedan en forma y calidad, resistencia y comodidades, á los que ruedan en las calles, tirados por fogosos brutos...
    • 1877 Pz Galdós, B. Terror 1824 [2002] 14 España (CDH )
      Fusil sostenido a la espalda con tirante, sable, machete, bayoneta, pistolas en el cinto hacían de él una armería en toda regla.
    • 1877 Pz Galdós, B. Terror 1824 [2002] España (CDH )
      Como no había cesado de llover, el piso inundado era como un turbio espejo de lodo y basura, en cuyo cristal se reflejaban los hombres rojos, las rojas teas, los rostros ensangrentados, las bayonetas bruñidas, las ruedas cubiertas de tierra, los carros, las flacas mulas, las haraposas mujeres, el movimiento, el ir y venir, la oscilación de las linternas y hasta el barullo, los relinchos de brutos y hombres, la embriaguez inmunda, y por último, aquella atmósfera encendida, espesa, suciamente brumosa, formada por los alientos de la venganza, de la rusticidad y de la miseria.
    • 1879 Pereda, J. M. Don Gonzalo Glz [2003] España (CDH )
      Cundió rápidamente la noticia, y con ella los pormenores, siempre abultados, del acto: lo valiente que estuvo el preso; las palabras que enderezó a Patricio; las que éste respondió acobardado; la palidez de Carpio, y lo tentado que estuvo a sacar la cara por don Román y ensartar en la bayoneta a Facio, que estaba a su lado; si tal mujer se enternecía; si la otra provocó a los voluntarios; si el preso les prometió que algún día se acordarían de él...en fin, cuanto en casos tales es costumbre exagerar en favor del oprimido, estimulado el narrador, sin conocerlo, de esa hidalguía inexplicable que flota, aun entre la misma canalla, sobre todas las barbaridades y tropelías del más fuerte, llámese como se quiera.
    • 1879 Pereda, J. M. Don Gonzalo Glz [2003] España (CDH )
      Allí quiso Patricio meter mucha bulla pa que la gente le viera... ¡y tamién allí (te lo juro, Gorio, por éstas que son cruces) tentao estuve yo de envasarle la bayoneta en el arca! porque has de saber, pa que lo sepas, que al verse injuriao así el señor don Román, soliviantóse de vergüenza, y glárimas le saltaron a los mesmos ojos de la cara.
    • 1879 Pereda, J. M. Don Gonzalo Glz [2003] España (CDH )
      pero llenóla el Gran Ser de su esencia, y un rayo de esa luz pesa más que todas las bayonetas de vuestros ejércitos de verdugos.
    • 1879 Pereda, J. M. Don Gonzalo Glz [2003] España (CDH )
      — Hombre, si mal no recuerdo, eso lo dijo, aunque mejor dicho, un guerrero, mientras inundaba el mundo de bayonetas, quizá para comprobar el aserto, y más tarde fue empujado por ellas, con su luz y todo, a morir a obscuras en un peñasco solitario.
    • 1879 Pz Galdós, B. Faccioso [2002] España (CDH )
      Las estaturas eran tan desacordes, que la bayoneta del enano tocaba los doblados hombros del gigante.
    • 1879 Pz Galdós, B. Apostólicos [2002] España (CDH )
      pero el pueblo no se cansa de ver los mismos lacayos con las mismas pelucas, los mismos penachos en la frente de los mismos caballos, y el inacabable desfilar de uniformes abigarrados, de coches enormes más ricos que elegantes, de generales en número infinito, y el trompeteo, la bulla, el oscilar mareante de plumachos mil, el fulgor de bayonetas, y por último el revoloteo de palomitas y de hojas de papel conteniendo los peores sonetos y madrigales que pueden imaginarse.
    • 1879 Pz Galdós, B. Apostólicos [2002] 334 España (CDH )
      Mis derechos son claros y vienen de Dios: no necesitan más que su propia fuerza divina para triunfar, y aquí están de más las espadas y bayonetas.
    • 1880 Arenal, C. Cuestión social [1895] España (CDH )
      vive en la injusticia, pero se apoya menos en las bayonetas que en la inmoralidad, que no desaparecerá de las dependencias del Estado porque se maten en las calles algunos cientos de soldados y se den algunos ascensos á los jefes y á los oficiales.
    • 1880 Barreras, A. Espadachín [2002] España (CDH )
      Presentó el soldado al caballero la ensangrentada punta de la bayoneta; pero el brillo de un arma jamás había ofuscado la serena mirada de Lozano.
    • 1880 Barreras, A. Espadachín [2002] España (CDH )
      Por encima de la muchedumbre podían distinguirse las bayonetas de una compañía de nutridas filas, formada en batalla delante del Arco de Palacio para cerrar la entrada en la Plaza de Armas.
    • 1880 Barreras, A. Espadachín [2002] España (CDH )
      Los guardias asaltados por todas partes oprimidos, empujados, veían volverse contra ellos sus propias bayonetas, arrancadas a los fusiles por manos vigorosas.
    • 1880 Barreras, A. Espadachín [2002] España (CDH )
      Cuando el veterano oficial hubo escuchado su consigna, se encogió de hombros, envainó la espada, y mandó desarmar las bayonetas: todo con el aire que Pilatos debió emplear en su célebre lavatorio de manos.
    • 1876-1880 Zugasti Sáenz, J. Bandolerismo [1983] I, 127 España (CDH )
      El guardia, cumpliendo heróicamente con su deber encaminóse allí con tanta decisión como cautela, habiendo calado antes bayoneta y abriéndose paso por entre la espesura, cuando de pronto, sintió que una mano invisible le asió la bayoneta, y vio aparecer a un hombre con una enorme navaja en la otra mano.
    • 1876-1880 Zugasti Sáenz, J. Bandolerismo [1983] I, 127 España (CDH )
      El guardia, cumpliendo heróicamente con su deber encaminóse allí con tanta decisión como cautela, habiendo calado antes bayoneta y abriéndose paso por entre la espesura, cuando de pronto, sintió que una mano invisible le asió la bayoneta, y vio aparecer a un hombre con una enorme navaja en la otra mano.
    • 1876-1880 Zugasti Sáenz, J. Bandolerismo [1983] España (CDH )
      El peligro pudo subir de punto, cuando el criminal consiguió arrancarle la bayoneta, de modo que vino a quedarse armado con ésta y su enorme navaja; pero precisamente, esta misma circunstancia, que parecía tan crítica, salvó al guardia, el cual, forcejeando con su enemigo, había procurado combinar sus movimientos de modo, que se saliese la bayoneta, a fin de evitar que con ella su contrario le sujetase la carabina.
    • 1876-1880 Zugasti Sáenz, J. Bandolerismo [1983] España (CDH )
      pero precisamente, esta misma circunstancia, que parecía tan crítica, salvó al guardia, el cual, forcejeando con su enemigo, había procurado combinar sus movimientos de modo, que se saliese la bayoneta, a fin de evitar que con ella su contrario le sujetase la carabina.
    • 1880-1881 Menéndez Pelayo, M. HHeterodoxos [1946-1948] VI, 139 España (CDH )
      Tales fueron su Dictamen sobre reforma de casas religiosas, otro sobre celebración de un Concilio Nacional, sus Discursos sobre las libertades de la iglesia española, su Incompatibilidad de la monarquía universal y de las reservas de la Curia romana con los derechos y libertades políticas de las naciones, muchos de los cuales no llegaron a imprimirse, porque antes cayó aquel efímero desgobierno, hundido más bien por sus propios delirios que por las bayonetas de los cien mil hijos de San Luis.
    • 1880-1881 Mesonero Romanos, R. Memorias setentón [1994] España (CDH )
      Aquí la consternación se hizo general, y creció de todo punto cuando a pocos momentos presentóse muy demudado el inquilino del cuarto tercero (don Tadeo Sánchez Escandón), confesando que él había sido el que había disparado su escopeta contra un centinela o piquete de franceses que estaba en la esquina de la calle del Carmen, y que sin duda éste era el motivo de que los aludidos hubiesen contestado con otros disparos a los balcones y fuertes culatazos a la puerta, que, según después se supo, marcaron con las bayonetas con una X fatal. *
    • 1881 Pardo Bazán, E. Viaje novios [2002] 262 España (CDH )
      En una de éstas un soldado guiri, ¡maldita sea su casta!, se fue a él derecho con el pincho en ristre... ¿Qué dirá usted que hizo mi Don Ignacio? no se le ocurre ni al demonio... Lo apartó con la mano como si apartase un mosquito, y el muy bárbaro abatió la bayoneta y se dejó apartar.
    • 1881 Vicuña Mackenna, B. Campaña Lima [2003] Chile (CDH )
      El regimiento Aconcagua y el batallón Naval, habían sido en efecto rechazados en una de sus tentativas para ganar terreno, y como prueba de su bravura y de su infortunio, los últimos habían dejado materialmente ensartados en las bayonetas del batallón de marina al subteniente don Ramón Lara, un niño hijo de un capitán de Yungay y digno de él.
    • 1881 Vicuña Mackenna, B. Campaña Lima [2003] Chile (CDH )
      Se repartía así y se instalaba cómodamente en torno a la insensata ciudad que guardara durante siete años el pacto secreto de una conspiración continental fraguada contra Chile, el glorioso ejército que con sus bayonetas lo rompiera, en catorce batallas de mar y tierra.
    • 1881 Vicuña Mackenna, B. Campaña Lima [2003] Chile (CDH )
      Desde el sitio en que las columnas de la división Lynch habían hecho su postrer descanso hasta el pie de los morros que debía tomar a filo de bayoneta, se extiende una faja pesada y arenosa de ochocientos a mil metros de extensión, y era precisamente aquel el campo que los peruanos tenían medido a palmos para alza de sus cañones Grieve y sus rifles Peabody de largo alcance.
    • 1881 Vicuña Mackenna, B. Campaña Lima [2003] Chile (CDH )
      ¡Adelante! ¡A cumplir la sagrada misión que nos ha impuesto la Patria! Allí, detrás de esas trincheras, débil obstáculo para vuestros brazos armados de bayonetas, os esperan el triunfo y el descanso; y allá, en el suelo querido de Chile, os aguardan vuestros hogares, donde viviréis perpetuamente protegidos por vuestra gloria y por el amor y el respeto de vuestros conciudadanos. /
    • 1881 Vicuña Mackenna, B. Campaña Lima [2003] Chile (CDH )
      A las 4 y media p. m., entramos al pueblo por la calle central que da a la playa; la tropa llevaba armadas sus bayonetas y la banda tocaba marchas marciales. / El pueblo, aunque pequeño, presenta una vista agradable, mucho más estando colocado en medio de un valle tan fértil. /
    • 1881 Vicuña Mackenna, B. Campaña Lima [2003] Chile (CDH )
      Faltaba sólo arrojar al enemigo de sus atrincheramientos, y esto sería sólo cuestión de músculo, de bayoneta y de reloj.
    • 1852-1882 Alarcón, P. A. Relatos [1994] España (CDH )
      Un momento después los tiradores se replegaron hacia la villa, cargando nuevamente sus armas, y los primeros cascos, corazas y bayonetas del ejército invasor relucieron al alcance de los trabucos.
    • 1880-1882 Montalvo, J. Catilinarias [1985] Ecuador (CDH )
      Pasando por la ciudad de Latacunga el viejo Zapote, preguntó hacia dónde quedaba el de niñas, y allá mandó la tropa: el inconcluso edificio retrocedió un año; los deterioros de la canalla de bayoneta son mortales.
    • 1882 Montalvo, J. Siete tratados, II [1882] 114 Ecuador (CDH )
      Llaneros, a la carga! Y los llaneros vuelven, porque no iban de fuga, y acometen con más ímpetu, y se estrellan contra los infantes que les oponen la erguida bayoneta.
    • 1880-1882 Montalvo, J. Catilinarias [1985] 175 Ecuador (CDH )
      Tiranía no es tan sólo derramamiento de sangre humana; tiranía es flujo por las acciones ilícitas de toda clase; tiranía es el robo a diestro y siniestro; tiranía son impuestos recargados e innecesarios; tiranía son atropellos, insultos, allanamientos; tiranía son bayonetas coladas de día y de noche contra los ciudadanos; tiranía son calabozos, grillos, selvas inhabitadas; tiranía es impudicia acometedora, codicia infatigable, soberbia gorda al pasto de las humillaciones de los oprimidos.
    • 1880-1882 Montalvo, J. Catilinarias [1985] Ecuador (CDH )
      Ni lanzas, ni bayonetas, ni espadas desenvainadas en torno suyo: las virtudes son su fuerza, el amor de sus conciudadanos su seguridad.
    • 1880-1882 Montalvo, J. Catilinarias [1985] Ecuador (CDH )
      pues el caballo no hubiera aflojado yo sino pasando por las bayonetas de los cholos.
    • 1880-1882 Montalvo, J. Catilinarias [1985] Ecuador (CDH )
      "¡Soldados! yo confío en tus bayonetas; tíes confiaos en mi espada".
    • 1882 Pz Rosales, V. Recuerdos (1814-1860) [1993] Chile (CDH )
      Colgáronse muchas militares arañas para el alumbrado, hechas con círculos concéntricos de bayonetas puntas abajo, en cuyos cubos se colocaron velones de sebo con moños de papel en la base para evitar las chorreras.
    • 1882 Pz Rosales, V. Recuerdos (1814-1860) [1993] Chile (CDH )
      En la platea figuraban siempre en calidad de policía tres soldados armados de fusil y bayoneta: uno a la izquierda, otro a la derecha de la orquesta y el tercero en la entrada principal.
    • 1839-1882 Villaverde, C. Cecilia Valdés [1992] Cuba (CDH )
      Moviéronse los caballos y entonces el centinela repitió la voz de atrás, presentando la bayoneta a sus pechos; a cuya vista O'Reilly, que era soberbio, se puso rojo de la indignación.
    • 1883 Palma, R. Tradiciones peruanas V [2003] Perú (CDH )
      Una bujía de sebo, colocada en una bayoneta, alumbraba a veinte oficiales allí reunidos y cuya vida toda estaba reconcentrada en el par de dados que evolucionaban sobre el verde tapete.
    • 1883 Pardo Bazán, E. Tribuna [1995] España (CDH )
      la monarquía era una vieja carrancuda, arrugada como una pasa, con nariz de pico de loro, manto de púrpura muy estropeado, cetro ceñido en sangre y rodeada de bayonetas, cadenas, mordazas e instrumentos de suplicio; la república, una moza sana y fornida, con túnica blanca, flamante gorro frigio, y al brazo izquierdo el clásico cuerno de la abundancia, del cual se escapaba una cascada de ferrocarriles, vapores, atributos de las artes y las ciencias, todo gratamente revuelto con monedas y flores.
    • 1884 Barros Arana, D. HGral Chile III [2003] 266 Chile (CDH )
      Los infantes no tenían picas, como usaban los soldados europeos de esa época, y que era un arma utilísima antes del empleo de la bayoneta.
    • 1884 Castelar, E. Historia 1883 [2002] España (CDH )
      Y las cancillerías de Francia e Inglaterra con las cancillerías de Austria y España, imaginaron que nada tan fácil como renovar contra cualquier presidente liberal de República mejicana las proezas de los primeros conquistadores contra el Emperador histórico de los aztecas y erigir sobre las bayonetas de los soldados extranjeros y las sobrepellices de los ultramontanos excomulgadores un Imperio, de reacción monárquica y religiosa, cuya sombra cubriese con las tinieblas de una eternal noche los espléndidos horizontes de la democracia en el cielo brillantísimo de la libre América.
    • 1885 Anónimo Reglamento Leyes, reales decretos España (CDH )
      34. Todos los dependientes del Resguardo que presten servicios de ronda exterior ó en fielatos aislados tendrán la obligación de ir siempre armados con fusil ó carabina con bayoneta y 10 cartuchos en bala.
    • 1886 Acevedo Díaz, E. Brenda [2002] Uruguay (CDH )
      El veterano de faz curtida examina melancólico la caja de su fusil, y prueba luego si encaja bien la bayoneta destinada a abrirle paso en lo recio del entrevero; el joven soldado encomienda al compañero en caso de suerte más feliz, un tierno adiós a la madre afligida que le espera; [...].
    • 1886 Acevedo Díaz, E. Brenda [2002] Uruguay (CDH )
      Con la cabeza descubierta para refrescar la frente húmeda, apoyose en el seto divisorio, compuesto en esa parte de apiñados arbustos engrosados por diversas enredaderas silvestres que se elevaban en espirales por los delgados troncos, y se bifurcaban horizontalmente hasta enlazar las mismas hojas de los agaves, que enseguida erguían sus agudas púas en todas direcciones, a manera de bayonetas dispuestas contra ataques de caballería.
    • 1886 Puiggarí Llobet, J. Iconografía traje [2002] España (CDH )
      Finalmente, a los españoles se debió la bayoneta, inventada según se dice en Bayona, que hizo inútil la pica.
    • 1886 Puiggarí Llobet, J. Iconografía traje [2002] 227 España (CDH )
      En 1690 estaba generalizado el armamento de fusil y bayoneta, acompañado de cartuchos, que se inventaron a la sazón.
    • 1886 Puiggarí Llobet, J. Iconografía traje [2002] España (CDH )
      Suprimido el mosquete, y luego el arcabuz de chispa, desde 1703 quedó el fusil con bayoneta para infantería, y para dragones y granaderos de a caballo, a cuya arma añadía aquélla, espada colgante de bridecú, y la caballería sable, extendido más adelante a las compañías de granaderos, quienes disparaban granadas de mano; completando el pertrecho un frasco-polvorín de madera, colgado del hombro izquierdo un cartucho ceñido, con tapa de vaqueta de Moscovia, llevando impresas las armas reales, y un saco de lienzo para el equipo.
    • 1887 Rabasa, E. Bola [2003] México (CDH )
      Don Mateo tenía seiscientos hombres en San Bonifacio, y el General Baraja le había mandado cincuenta fusiles, que aunque algo inútiles, al fin eran fusiles y tenían bayonetas.
    • 1887 Rabasa, E. Bola [2003] México (CDH )
      Trae seiscientos hombres y muchos de ellos con los fusiles con bayonetas que últimamente le mandó Baraja, y es seguro que Coderas no lo podrá resistir.
    • 1889 Palma, R. Tradiciones peruanas VII [1969] Perú (CDH )
      Poco más de dos mil peruanos, a las órdenes del general Cáceres, con armamento desigual, escasos de municiones y careciendo de bayonetas, emprendieron desesperado ataque sobre la aguerrida y bien provista división mandada por el coronel Gorostiaga.
    • 1889 Rubén Darío Matuschka [1950] Cuentos Nicaragua (CDH )
      Al borde de un precipicio recibió un proyectil en el pecho, dió un grito espantoso y cayó, soltando el fusil, cuya bayoneta relampagueó en la humareda.
    • c1887-1889 Rubén Darío Canto épico Chile [1927] 83 Nicaragua (CDH )
      / Cuando por los guerreros se agitan palmas, / y hay una patria grande para las almas; / cuando los luchadores bravos y fieles / adoran la frescura de los laureles; / y cuando las espadas y bayonetas / escuchan las canciones de los poetas; / entonces, de los altos espíritus en pos, / es cuando baja y truena la voluntad de Dios.
    • 1891 Obligado, Rafael Poesías Argentina (CDH )
      / Llega del fuerte a su oído / Rumor de voces no usadas, / De bayonetas y espadas / Agudo y áspero ruido; / Un "¡Viva España!" seguido / De un otro viva a Fernando; / Y está Falucho dudando / Si dan los gritos que escucha / Sus compañeros de lucha, / O si está loco o soñando.
    • a1893 Arenal, Concepción La igualdad social y política y sus relaciones con la libertad [1999] España (CDH )
      ¿Esta igualdad sigue la misma progresión que la igualdad política? ¿El pueblo está en el estado de cumplir los deberes que son consecuencia de los derechos que para él se piden? ¿No hay contradicción ninguna entre el estado social y el estado político a que tienden las sociedades modernas? La igualdad política, la democracia, ¿no tiene algún obstáculo más poderoso que las preocupaciones, los privilegios escritos y las bayonetas? Investiguémoslo.
    • 1895 Zerolo, E. DiccEnciclLengCastellana (NTLLE)
      BAYONETA [...] f. Arma de que usan los soldados de ifnantería. Es un hierro acerado para herir de punta, con un cañoncillo á la parte opuesta, con que se pone y fija en la boca del fusil por afuera. Las hay de diversas hechuras.
    • 1896 Carrasquilla, T. Frutos tierra [1952] Colombia (CDH )
      El grandísimo sinvergüenza intenta sacar la bayoneta, y mientras tanto el preso se le zafa y se asila en el zaguán.
    • 1896 Magón Empleo [1947] Cuentos Costa Rica (CDH )
      En los testeros de los extremos, rodeados de banderolas tricolores, se destacaban escudos nacionales con todas sus lanzas, bayonetas, cañones y balas que hacen de nuestro emblema el más pretensioso de cuantos consigna la heráldica.
    • 1898 Argüello Mora, M. Condenado La trinchera y otras Costa Rica (CDH )
      Yo vi y maldije sin inculpar a su autor, el hecho de un padre que dirigía la mortífera bayoneta al pecho de su hijo entre los maderos de La Trinchera.
    • 1898 Glz Prada, M. Los partidos Horas de lucha Perú (CDH )
      Todos los infelices indios que derramaron su sangre en las calles de Lima, no fueron ciudadanos movidos por una idea de justicia y mejoramiento social, sino seres medio inconscientes, cogidos a lazo en las punas, empujados con la punta de la bayoneta y lanzados los unos contra los otros, como se lanza una fiera contra una fiera, una locomotora sobre una locomotora.
    • 1898 Pz Galdós, B. Zumalacárregui [2002] España (CDH )
      «¿Será éste? —pensó el infeliz capellán poseído nuevamente de glacial terror—. ¿Habré venido a parar junto al cuerpo de Ulibarri, a quien ensarté no sé cuántas veces con mi bayoneta
    • 1898 Pz Galdós, B. Zumalacárregui [2002] 152 España (CDH )
      Pero cuando sólo un palmo distaba de su vientre la bayoneta del furibundo cristino, dispararon contra éste los navarros dos o tres tiros que le hirieron gravemente.
    • 1898 Pz Galdós, B. Zumalacárregui [2002] 152 España (CDH )
      Fago vio en sus ojos moribundos el odio y la ferocidad: una mano de tigre le agarró convulsiva el cuello; una voz le lanzó el mayor insulto que boca humana puede proferir... Recobró el capellán súbitamente su personalidad corajuda; dio un paso atrás, requiriendo su fusil armado de bayoneta, y se hartó de clavarla en el cuerpo de su enemigo.
    • 1898 Pz Galdós, B. Zumalacárregui [2002] España (CDH )
      En el ardor de la refriega, y en una de esas pausas de segundos que median entre los golpes, vio entre los enemigos que avanzaban una figura extraordinariamente terrible, un hombre de cabellos blancos, corpulento... Desde lejos le miraba, y parecía dirigirle la afilada punta de la bayoneta al pecho o al estómago... El capellán se vio acometido de un miedo súbito: su consternación le privó como por ensalmo de toda su energía militar, arrancándole su conciencia de soldado.
    • 1898-1899 Argüello Mora, Manuel Don Juan Rafael Mora en Puntarenas La trinchera y otras páginas históricas Costa Rica (CDH )
      A pesar de todo, cada día llegaban cuarenta o cincuenta hombres de San Ramón, Grecia, Alajuela, etc. llevando cada uno su rifle y su bayoneta, pues se recordará que en aquellos tiempos las armas de la nación no estaban almacenadas, sino que el pueblo guardaba en sus casas el fusil que se le confiaba.
    • 1899 Argüello Mora, M. Trinchera Trinchera y páginas Costa Rica (CDH )
      Por fin, uno de ellos sujetó al otro y ya iba a traspasarlo con su bayoneta, cuando un soldado del gobierno le gritó: " ¡Bravo Jorica; despacha pronto a ese perro, y prepárate para el saqueo de Puntarenas! " Al oír ese nombre, Jorica el viejo exclamó: "Mátame bruto; comete el único delito que te falta por cometer".
    • 1899 Argüello Mora, M. Trinchera Trinchera y páginas Costa Rica (CDH )
      De estos, unos se dejaban caer sobre nosotros o se batían desde arriba con sus rifles y sus bayonetas.
    • 1899 Picón-Febres, G. Sargento Felipe [2003] Venezuela (CDH )
      Media hora después, el ejército salía de la ciudad al son de los tambores y cornetas, desplegadas al viento sus banderas amarillas, y despidiendo de cada reluciente bayoneta un manojo de fulgores encendidos por el sol.
    • 1899 Picón-Febres, G. Sargento Felipe [2003] Venezuela (CDH )
      Y cuando se les veía venir, resaltando en el horizonte como una nube negra, flotando al viento sus brillantes pabellones y reluciendo al vivo sol sus agudas bayonetas, las gentes corrían amedrentadas a esconderse en lo profundo de las cuevas, en lo sombrío de los sótanos y en la honda esquivez de las montañas.
    • 1899 Pz Galdós, B. Vergara [2002] 18 España (CDH )
      La guerra les enseña a segar vidas, a hendir con la bayoneta vientres y espaldas, a disparar el fusil contra cráneos y pechos, y acaban por apreciar en poco las vidas de nuestros semejantes.
    • 1899 Pz Galdós, B. Vergara [2002] 176 España (CDH )
      Supisteis, y si no, ahora lo sabéis, que en los campos de Maella protegió de tal modo el Señor las armas de nuestros leales, que, a este quiero, a este no quiero, hasta que se hartaron de matar no dieron paz a los sacros fusiles y a las cortantes bayonetas.
    • 1899 Pz Galdós, B. Vergara [2002] España (CDH )
      Maroto, que parecía resucitado, a juzgar por la repentina transformación de su continente, que recobró su gallardía, así como el rostro la expresión confiada y el color sano, ocupó su puesto; al punto apareció con su brillante Estado Mayor el Duque de la Victoria, y recorridas las líneas, cautivando a todos con su marcial apostura y la serenidad y contento que en su rostro se reflejaban, mandó a sus soldados armar bayonetas; igual orden dio Maroto a los suyos.
    • 1900 Magón Episodios [1947] Cuentos Costa Rica (CDH )
      Se despertó a los soldados y se les dijo que para no perder su tiempo les diesen una limpiadita con canfín y lija a los rifles y bayonetas.
    • 1900 Magón Episodios [1947] Cuentos Costa Rica (CDH )
      Suenan enseguida el cuerno del jinete, el quién vive del centinela y el choque metálico de las bayonetas que calan.
    • 1900 Magón Chepe [1947] Cuentos Costa Rica (CDH )
      Mata-Viejas era más atrevido pero no más condenado; ese negrillo, con la bayoneta en la mano, era un demonio, una tintorera:
    • 1885-a1901 Blasco, E. Págs íntimas [1905] España (CDH )
      Hacen ya la esgrima de la bayoneta como soldados veteranos.
    • 1901 Toro Gmz, M. NDiccEnciclLengCast (NTLLE)
      Bayoneta. f. Arma de los soldados de infantería, que se fija en la boca del fusil por afuera.
    • 1902 Pagés, A. GDiccLengCastellana (NTLLE)
      BAYONETA [...]: f. Arma de que usan los soldados de infantería. Es un hierro acerado para herir de punta, con un cañoncillo á la parte opuesta, con que se pone y fija en la boca del fusil por afuera. Las hay de diversas hechuras.
    • 1900-1902 Sierra, J. Evolución política [1985] México (CDH )
      En esos mismos instantes estalló un pronunciamiento por la federación de San Luis Potosí; el objeto real era apoderarse de fondos y favorecer negocios; la revolución fue sofocada: su jefe, el bravo y temible general Moctezuma, pereció, pero había costado todo sangre y dinero; la punta de la bayoneta con que debíamos haber presentado al gobierno de los Estados Unidos nuestro ultimatum, se había quebrado en pechos mexicanos.
    • 1903 Obligado, P. S. Tradiciones argentinas [1903] Argentina (CDH )
      Pero antes de hacer volar sus soldados por tan altos riscos y precipicios, expuestos á romperse una pierna los pobrecitos, si no se rompieran las dos, como que saltaban las mayores alturas de la tierra, echaron á volar sus ideas, los nuevos principios que como chisperos de la revolución llevarían triunfantes por toda el haz de la América en la punta de sus bayonetas.
    • 1903 Obligado, P. S. Tradiciones argentinas [1903] Argentina (CDH )
      Es mi amito que ha tomado la bandera de los chapetones —y bregaba apartando las culatas de unos, fusiles y bayonetas de otros, y poniéndose por primera vez delante de su amo, si no evitó caer herido sobre el caballo muerto á sablazos, consiguió salvar al ciudadano que arrebató la primera bandera.
    • 1904 Durón, R. E. Prov Tegucigalpa gobierno Mallol [1904] Honduras (CDH )
      "Serenaos —les decía— porque si hay piratas sobre vuestra costa ó, por mejor decir, osos, lobos y panteras que, no acabando de devorarse por sus mismas garras, intentan teñirlas en vuestra sangre, hay también fusiles, bayonetas, pólvora y balas para vuestra conservación y defensa y una Compañía de jóvenes voluntarios, cuyo celo, valor y patriotismo bastan para eludir los negros designios de esos monstruos que encubrió la naturaleza con figura de hombres, ó, con más propiedad, fieras con fisonomía de hombres y con espíritu de demonios. Contad conmigo; os juro morir en vuestra defensa antes que ver hollado por la inmunda planta del enemigo el suelo de vuestra Patria. Esperadlo de mí, que os amo y decid conmigo: ¡Vivan la Religión, el Rey y la Patria, y mueran los piratas á manos del ilustre vecindario de Choluteca!"
    • 1905 Blasco Ibáñez, V. La bodega [1998] España (CDH )
      Y se quejaba amargamente del descuido de los de arriba, como si el ejército de España tuviese por única misión guardar a los ricos de Jerez para que viviesen tranquilos, y equivaliese a una felonía el no llenar calles y campos de pantalones rojos y brillantes bayonetas apenas los viñadores mostraban cierto descontento.
    • 1905 Blasco Ibáñez, V. La bodega [1998] España (CDH )
      Luego, al extremo de ésta brillaron las hileras de bayonetas y avanzó la infantería con rítmico paso.
    • 1905 Blasco Ibáñez, V. La bodega [1998] España (CDH )
      La luz de los faroles hacía brillar los cascos de los jinetes, las bayonetas de los infantes, los tricornios charolados de la Guardia Civil.
    • 1905 Pz Galdós, B. Aita Tettauen [1905] 125 España (CDH )
      Las bayonetas segaban los haces enemigos.
    • 1905 Pz Galdós, B. Aita Tettauen [1905] España (CDH )
      los haces de bayonetas brillaban al revolver de la marcha en las angostas calles; el color pardo de los ponchos se iba extendiendo y llenando calles y plazuelas, como sangre inyectada en las venas vacías de la ciudad.
    • 1905 Pz Galdós, B. Aita Tettauen [1905] España (CDH )
      Y visto un instante, ya no le ví más, porque tuve que poner mis ojos en el pedazo de tierra por donde yo debía escabullirme para librar mi cuerpo del horrible filo de las bayonetas... Recuerdo bien que hice fuego sobre los enemigos que se colaban en nuestro campo, salvando las trincheras; y no disparé una sola vez, sino dos ó tres; y no mentiría si asegurase que maté, ó herí por lo menos gravemente, á uno, quizás á dos... Pero considerándome yo también hijo de Adán, y acordándome de Puerta de Dios (Bab-el-lah) y de mis adorados hijos, creí que era un deber conservar la existencia, ó que mi muerte no habría de traer ya ninguna ventaja al apabullado Islam.
    • 1905 Pz Galdós, B. Aita Tettauen [1905] España (CDH )
      Diablos eran todos, y cada soldado echaba fuego por los ojos, fuego por la bruñida bayoneta, y fuego escupían de su boca en bárbaras y blasfemantes expresiones... En medio de la confusión de nuestro campo, viéndome obligado á no estar ocioso y á no escapar cobardemente, imité á los chejes que ví cerca de mí, y como ellos, dediquéme á dar palos sobre los infelices que retrocedían... ¡Atroz revoltijo de pelea, y espantosa algarabía de voces y tiros, de cañonazos próximos y lejanos! Llegué á perder toda orientación y á no saber dónde me encontraba.
    • 1905 Pz Galdós, B. Aita Tettauen [1905] España (CDH )
      Ya no se vió más que el cruzarse de bayonetas y yataganes, el brillar de los ojos como brasas, el hervor de un mar en que sobresalían miles de brazos agitando las armas.
    • 1905 Pz Galdós, B. Aita Tettauen [1905] España (CDH )
      Repetían los moros su táctica de sorpresa y fingida retirada; mas el juego, descubierto por los de acá, era completamente ineficaz... Acababan desbandándose, sin ganar una pulgada de terreno... Escasas pérdidas tuvo España el día de la Natividad; los moros cayeron en gran número, unos acribillados por las bayonetas, otros despeñados en los cantiles.
    • 1905 Pz Galdós, B. Aita Tettauen [1905] España (CDH )
      Le ví trayéndose detrás una ola de furiosos hijos de Adán discípulos de Cristo, hombres mil vestidos del pardo poncho, con los casquetes ó roses echados atrás, y la fiera bayoneta relumbrante al sol, apuntando á los pechos y á las barrigas de los pobres hijos de Adán que éramos discípulos de Mahoma... Y pude observar en aquella visión de relámpago, que era el llamado Gran Español un diablo largo y rubio, de tez enardecida por el fuego de su sangre hirviente...
    • a1906 Obligado, Rafael Poesías 69 Argentina (CDH )
      / ¡Ayohuma! ¡Ingrato día / En que, rasgada la entraña, / Sola, en áspera montaña, / La dulce patria moría! / Exangüe ya, se batía / Por las áridas mesetas, / Y las columnas inquietas / Del ejército español / La envolvían, bajo el sol, / En chispear de bayonetas.
    • 1906 Rdz Navas Carrasco, M. Dicc completo LEsp [1906] (BD)
      Bayoneta f. Mil. Arma blanca de tres filos que se fija en la boca del fusil. De Bayona, porque las primeras se labraron en aquella ciudad.
    • 1907 Pz Galdós, B. Tristes destinos [2002] España (CDH )
      Sentían opresión, ansia misteriosa de que todos los caídos se levantaran; de que el hierro de las bayonetas se convirtiera en cartón, y los fusiles en inofensivos juguetes.
    • 1909 Baroja, P. Zalacaín [1997] España (CDH )
      Iba marchando, volviéndose para mirar atrás, cuando vio a la luz de un farol que oscilaba colgando de una cuerda dos hombres armados con fusiles, cuyas bayonetas brillaban de un modo siniestro.
    • 1909 Baroja, P. Zalacaín [1997] 240 España (CDH )
      Casas humeando aún por el incendio, arboles rotos, zanjas, el suelo sembrado de municiones de guerra, cajas, correas de artillería, bayonetas torcidas, instrumentos musicales de cobre aplastados por los carros.
    • 1905-1909 Echeverría, A. J. Concherías [1953] 177 Concherías Costa Rica (CDH )
      / Y estuve sin ver un puro / lo menos cuatro semanas; / y sin mascar una cuecha / ¡quién sabe cuánto, caramba! / Lo que era la comidiya / l'hasían una sarabanda / con la pura bayoneta, / la voltiaban y voltiaban, / y se comían lo mejor, / y el chilate los mandaban, / y los ponían por pretesto / que buscaban unas cartas.
    • 1911 Pz Galdós, B. Cartago [2002] 276 España (CDH )
      Cediendo a instigaciones de un carlista conquense, aquel desventurado fue conducido en las puntas de las bayonetas por la Correduría, y en su sangre mojaron los asesinos la suela de las alpargatas para reforzarla.
    • a1911 Anónimo Recreo hijos [1911] España (CDH )
      A la entrada había unos cuantos cangrejos militares armados de mausers, último modelo, y poniéndonos la bayoneta al pecho, nos pidieron el santo y seña.
    • a1912 Blanco, E. Tradiciones épicas [1912] 4 Venezuela (CDH )
      Á no dejar la menor duda, es un cuerpo de tropas que pasa á gran distancia del palmar, un trozo de mil caballos más ó menos y otros tantos infantes, á quienes la costumbre de arrostrar los mayores rigores, no les mitiga la abrumadora tiranía de aquel sol implacable, reflejado en las bayonetas y en las lanzas con ofuscadores relámpagos.
    • a1912 Blanco, E. Tradiciones épicas [1912] Venezuela (CDH )
      al propio tiempo que por obra del belicoso ardor de Páez y sus llaneros, pero sin plan preconcebido, trábase recio empeño en las afueras del poblado con los infantes españoles, quienes resisten de manera admirable, según el testimonio del propio Páez, las violentas acometidas de nuestros lanceros pertinaces, formando cuadros fulminantes erizados de bayonetas, hasta entrada la noche.
    • 1914 Unamuno, Miguel de 212: a Luis López Ballesteros Epistolario inédito España (CDH )
      Sigamos a Nuestro Señor Don Quijote, el de los bigotes grandes, negros y caídos y no con las puntas erizadas al cielo al modo de amenazadoras bayonetas.
    • 1904-1916 Ortega Gasset, J. Personas [1983] España (CDH )
      Así lo sugería el malicioso abate Galliani en carta a madama D'Epinay: «A fin de consolarme, leo los pensamientos sobre táctica de M. de Silva, que alarga las bayonetas y acorta los fusiles para triunfar en la guerra; como los jesuítas alargaban el Credo y acortaban el Decálogo para triunfar en la sociedad».
    • 1917 Alemany Bolufer, J. DiccLengEsp (NTLLE)
      BAYONETA [...] f. Arma de que usan los soldados de infantería, consistente en un hierro acerado terminado en punta, comunmente de figura prismática, con un cañoncito en el extremo opuesto, llamado cubo, por el cual se añaza a la boca del cañón del fusil.
    • 1921 Miró, G. SDaniel [1988] España (CDH )
      Nosotros hurgábamos y revolvíamos con las bayonetas como si aventásemos en el egido, * y él venga de toser, pero sin quejarse, y la paja se fue volviendo roja.
    • 1921 Palacio Valdés, A. Novela Novelista [1922] España (CDH )
      Una fila larga de carruajes, una mano blanca que agita un pañuelo desde uno de ellos, los cohetes estallando en el aire, las bayonetas brillando a los reflejos del sol, las charangas tocando alegres pasodobles, mi padre de frac y corbata blanca, los balcones engalanados con brillantes colgaduras, mi madre inclinada sobre uno de los nuestros y arrojando puñados de flores sobre el coche de la soberana...
    • 1924 Rivera, J. E. Vorágine [1995] Colombia (CDH )
      Mientras los centinelas aplaudían la diversión, logré zafarme las ligaduras, y, rapándole el grazt al que estaba cerca, le hundí al Matacano la bayoneta entre los riñones, lo dejé clavado contra la borda, y, en presencia de todos, salté al río.
    • 1925 Barras Prado, A. La Habana siglo XIX [1925] España (CDH )
      Está en uso también otro modelo de cañones giratorios de cinco y más tiros y es corriente en el ejército el uso de carabinas giratorias de diez tiros, armadas con su correspondiente bayoneta.
    • 1926 Asturias, Miguel Ángel París-Niza. Segunda etapa París 1924-1933. Periodismo y creación literaria Guatemala (CDH )
      No es la imposición de la voluntad gubernativa a secas o a golpes de bayoneta o de batón, es el resultado de las discusiones el que priva en la resolución de los problemas, es la suma de ideas, todas desinteresadas aunque algunas pequen de extremistas.
    • 1926 Bolívar Pieltain, C. Arácnidos HNatural España (CDH )
      A continuación del último de estos anillos viene la uña venenosa, que representa al telson, y corresponde a la bayoneta o larga espina de los límulos; de ella nos ocuparemos más adelante.
    • 1926 Bolívar Pieltain, C. Arácnidos 74 HNatural España (CDH )
      Los cinco primeros segmentos abdominales llevan apéndices en forma de lámina, de los que carecen los restantes, que son anillos completos, terminando el cuerpo en un telson, ya en forma de bayoneta o de lámina.
    • 1926 Bolívar Pieltain, C. Arácnidos 73 HNatural España (CDH )
      La parte posterior del abdomen, la correspondiente al sexto lado del exágono, es entrante, y en ella se articula la tercera porción del cuerpo, el telson, que es a modo de bayoneta, estrecha y punzante, de longitud igual a la del resto del cuerpo.
    • 1926 Bolívar Pieltain, C. Arácnidos HNatural España (CDH )
      Los cangrejos bayonetas o cacerolas son los únicos representantes vivientes de un grupo de primitivos Artrópodos. Su cuerpo, abombado por encima, termina con una larga pieza mdash;el telsonmdash; a modo de bayoneta. Son animales absolutamente inofensivos. Se les encuentra en diferentes mares
    • 1926 Bolívar Pieltain, C. Arácnidos HNatural España (CDH )
      En algunos grupos de arácnidos el abdomen va seguido de una porción apical o telson , de forma variable ya a modo de bayoneta o espina, ya como vesícula provista de uña venenosa, o bien como fina cola constituída por numerosos artejos.
    • 1926 Bolívar Pieltain, C. Arácnidos HNatural España (CDH )
      Son animales pacíficos e inofensivos por completo, que nadan reposadamente en las aguas poco profundas del litoral, balanceando su curioso cuerpo sobre la cola o bayoneta en que termina.
    • 1927 Asturias, Miguel Ángel Regresión 198 París 1924-1933. Periodismo y creación literaria Guatemala (CDH )
      Generaciones educadas en la tiranía de la bayoneta o en el imperio del oro dan por resultado juventudes prematuramente despiertas para seguir el rastro del botín; cerdos para engorde, asnos que se pudren en sus haberes cuantiosos sin la pintoresca indecisión del de Buridán.
    • 1927 Asturias, Miguel Ángel La Alemania de hoy París 1924-1933. Periodismo y creación literaria Guatemala (CDH )
      En los democráticos dominios de Hindenburg, no todos son cañones, bayonetas y soldados.
    • 1927 Valle-Inclán, R. M. Tirano [1993] España (CDH )
      En el campanario sin campanas levantaba el brillo de su bayoneta un centinela.
    • 1927 Valle-Inclán, R. M. Tirano [1993] España (CDH )
      Venía por el vasto zaguán frailero una escolta de soldados con la bayoneta armada en los negros fusiles, y entre las filas un roto * greñudo, con la cara dando sangre.
    • 1927 Valle-Inclán, R. M. Tirano [1993] 83 España (CDH )
      Se detuvo en la sombra del convento, bajo el alerta del guaita *, que en el campanario sin campanas clavaba la luna con la bayoneta.
    • 1927 Valle-Inclán, R. M. Tirano [1993] España (CDH )
      El guaita de la torre ha desclavado su bayoneta de la luna, y dispara el fusil en la obscuridad poblada de alarmas.
    • 1927 Valle-Inclán, R. M. Tirano [1993] España (CDH )

      Despeinadas y ojerosas atisbaban tras de la reja las niñas de Taracena. Se afanan por descubrir a los prisioneros, sombras taciturnas entre la gris retícula de las bayonetas. El sacristán de las monjas sacaba la cabeza por el arquillo del esquilón. Tocaban diana las cornetas de fuertes y cuarteles. Tenía el mar caminos de sol.

    • 1927 Anónimo Reglamento para la fundación de las Academias Americanas correspondientes de la Española [1927] España (CDH )
      va a restablecer la mancomunidad de gloria y de intereses literarios, que nunca hubiera debido dejar de existir entre nosotros, y va, por fin, a oponer un dique, más poderoso tal vez que las bayonetas mismas, al espíritu invasor de la raza anglosajona en el mundo por Colón descubierto.
    • 1926-1928 Guzmán, M. L. Águila y serpiente [1994] México (CDH )
      pero apenas acabábamos de abrir las hojas de la puerta, cuando ocho o diez soldados, que surgieron desde dentro, se nos echaron encima amenazándonos con los fusiles, cuyas bayonetas traían caladas.
    • 1926-1928 Guzmán, M. L. Águila y serpiente [1994] México (CDH )
      Domínguez, sonriente, levantó entonces los brazos, y yo, que sentí que uno de los soldados hacía algo más que amenazarme con la bayoneta —clavármela en el ombligo—, cogí el arma por la punta, con las dos manos, aunque sin dar muestras de resistir, y prorrumpí en improperios contra aquel salvaje.
    • 1926-1928 Guzmán, M. L. Águila y serpiente [1994] México (CDH )
      Así se explicaba el plan, muy cuidadosamente trazado, y todo lo demás, como el vigor del pobre bárbaro que estuvo a punto de atravesarme con su bayoneta.
    • 1926-1928 Guzmán, M. L. Águila y serpiente [1994] México (CDH )
      Posiblemente, las reglas del bien fusilar rezaban que la descarga homicida partiera de tiradores expertos: así la muerte parecería menos cruel; tal vez disponían que no se llevara al reo a rastras hasta el cadalso: así los verdugos harían menor alarde de su oficio; quizá fijaban que, de haber resistencia por parte del sentenciado a muerte, no se le acribillara a tiros, ni se le acuchillara con la bayonetas, ni se le machacara el cráneo a culatazos.
    • 1929 Alberti, Rafael Cal y canto [1929] 341 España (CDH )
      / Al pie, dócil ya y muda, / del ileso extranjero, / la tierna y no mortífera metralla / de la silvestre, ruda, / mal fingida batalla, / el descendido guardabosque fiero, / sus diez uñas calando bayonetas, / hiere, abriendo en la umbría miradores, / las de vidrio cornetas / de la gloria y clamores / del clarín de la luna y ruiseñores.
    • 1929 Asturias, Miguel Ángel El auto a crédito París 1924-1933. Periodismo y creación literaria Guatemala (CDH )
      A estas tres divinidades hijas de nuestro tiempo, los ciudadanos de la América Latina, con un ladinismo opaco que les pone al margen de toda consideración social y humana, sacrifican los medios de producción, entregándose, atados de pies y manos, al comerciante que, respaldado por la diplomacia y la bayoneta, viene del norte al sur con paso de conquistador.
    • 1929 Asturias, M. Á. Escudo París Guatemala (CDH )
      El bendito señor que imaginó nuestro escudo nacional, desconocía, sin duda, la existencia de los mil otros elementos bélicos de que el hombre se vale para dar la muerte, pues sólo —¡sólo!— se le ocurrió poner en él espadas y armas con bayoneta.
    • 1929 Asturias, Miguel Ángel Los funerales del mariscal Foch París 1924-1933. Periodismo y creación literaria Guatemala (CDH )
      Un horizonte metálico clareaba en plena noche de París, un horizonte de bayonetas y espadas convertidas en un sonido de clarines que se iban llegando auténticos y graves al Arco del Triunfo, que para nosotros adquiría esta noche única sus prestigios de Austerlitz.
    • 1929 Asturias, Miguel Ángel Los funerales del mariscal Foch París 1924-1933. Periodismo y creación literaria Guatemala (CDH )
      La voz pasa sobre la banderas y a filo de las bayonetas de las armas presentadas.
    • 1929 Asturias, Miguel Ángel Los funerales del mariscal Foch París 1924-1933. Periodismo y creación literaria Guatemala (CDH )
      Se destacan sobre el barandal del puente, a lo largo, las bayonetas, los kepis, las cabezas de los infantes, los mantos blancos de los jinetes árabes, las casacas rojas de los guardias ingleses.
    • 1929 Asturias, M. Á. Escudo París Guatemala (CDH )
      Si se ha pensado en cambiar el himno, debe hacerse otro tanto con el escudo, buscando algo más simple, menos bélico, a fin de que ya no se nos tenga por un pueblo guerrero, dispuesto a dar mandobles a diestra y siniestra con espadas y armas de afiladas y bárbaras bayonetas.
    • 1929 Díaz Fdz, J. Venus mecánica [1983] España (CDH )
      De vez en cuando pasaban camiones militares, erizados de bayonetas, y algún clarín lejano lanzaba el crudo quiquiriquí de la guerra.
    • 1929 Glz Anaya, S. Oración tarde [1944] España (CDH )
      No se me oculta que propendes hacia una dictadura de Santo Oficio, intolerable y autocrática, en donde reinen los hisopos por virtud de la bayonetas; pero sí afirmo que todo eso es una pura fantasía.
    • c1908-1930 Corrales, J. A. Crónicas [1938] Perú (CDH )
      Sin embargo, Rosaura no las tiene todas consigo y me ha hecho desarmar una panoplia muy artística que tenía arreglada sobre mi escritorio, compuesta de dos hachas de bombero, un sable de caballería, una bayoneta Manlincher, dos puntillas, cuatro banderillas, y tres Lafoucheux malogrados.
    • c1908-1930 Corrales, J. A. Crónicas [1938] 83 Perú (CDH )
      Principio entusiásmome propuesta manejo comestible, gran negocio siguiendo refrán: quien parte y reparte agarra mejor parte; pero no acepté por que según noticias cuerpo Bielo deberá entrar primera línea ataque Peronne, sin exceptuar rancheros quienes según nueva táctica Joffre entrarán delantera cien metros llevando punta bayonetas cochinitos asados, repollos, quesos, salchichones para seducir hulanos entreguense prisioneros gritando kamerade.
    • c1908-1930 Corrales, J. A. Crónicas [1938] Perú (CDH )
      Decía mi último cable que apenas divisé teniente Calillons bajeme percherón y fuimele encima con carabina aderezada con tres bayonetas amarradas honda ayacuchana.
    • c1908-1930 Corrales, J. A. Crónicas [1938] Perú (CDH )
      Yo también monté percherón, puse tres bayonetas carabina poder ensartar tres hulanos cada envión.
    • c1908-1930 Corrales, J. A. Crónicas [1938] Perú (CDH )
      — ¡Esta es la mía! —me dije, calé la triple bayoneta y a la cabeza de una pequeña brigada me le fuí encima...
    • c1908-1930 Corrales, J. A. Crónicas [1938] 80 Perú (CDH )
      Teniente pechugón quiso repetir comedia, zámpele cachetada, fingiéndome caliente verle vivo, agarré bayoneta gritando: ¡Agarrenme lo mato!... Teniente abrióse carrera y yo trás él apercollelo, me dijo así no trato; contestele trato era sobre vida y no sobre libertad y entreguelo prisionero.
    • c1908-1930 Corrales, J. A. Crónicas [1938] 80 Perú (CDH )
      Como French observaba mi contienda anteojo larga vista, quise evitar intervención inglesa transacción comercial peruana aconsejé teniente dispararme balazo con revólver sin bala, mientras levantaba yo bayoneta con tripas colgando.
    • c1908-1930 Corrales, J. A. Crónicas [1938] Perú (CDH )
      Mister la tiniente cayó al suelo barriga hecha papilla tanto meter mister Corrales triple bayoneta; pero antes largar the german última suspiro sacó la rivolver mata mister Corrales balazo la pecho.
    • c1908-1930 Corrales, J. A. Crónicas [1938] Perú (CDH )
      Grupo highlanders, con motivo respingó mi caballo vióme región glútea, cortó delantera y vinose carga bayoneta expresando en inglés castizo querer hacerme anticuchy.
    • 1930 Ortega Gasset, J. Rebelión masas [2003] España (CDH )
      Así, Talleyrand pudo decir a Napoleón: «Con las bayonetas, sire, se puede hacer todo, menos una cosa: sentarse sobre ellas.» Y mandar no es gesto de arrebatar el poder, sino tranquilo ejercicio de él.
    • 1930 Sender, R. J. Imán [1995] España (CDH )
      Más allá, un centinela en cuya bayoneta flamea el sol.
    • 1930 Sender, R. J. Imán [1995] España (CDH )
      Cuatro infantes, ya sin sus municiones, se agrupan, y con las bayonetas aguardan un grupo de jinetes lanzados, que al ver que se les hace frente se detienen y requieren las carabinas, sin desmontar.
    • 1930 Sender, R. J. Imán [1995] España (CDH )
      Viance sueña que encuentra a Díaz Ureña y que se le acerca con las de Caín; pero, como atrae el hierro, le vuela la pistola del teniente a la cabeza y todas las bayonetas de la compañía se levantan en el aire y lo rodean.
    • 1930 Sender, R. J. Imán [1995] España (CDH )
      Al volverse Viance para recoger otra granada ve cerca una chilaba con las cortas mangas abiertas en cruz y un fusil con cuya bayoneta colada un áscari se rasca en el pecho.
    • 1930 Sender, R. J. Imán [1995] España (CDH )
      Rivero aplasta con un pie las fauces del indígena para sacar la bayoneta del pecho; pero cuando Viance va a encañonar a la otra vieja, ésta ha caído sobre Rivero con un puñal de los de la Mejala y después de herirle huye gritando.
    • 1930 Sender, R. J. Imán [1995] España (CDH )
      Ha desmontado la bayoneta para no herir al caballo con súbito respeto, casi filial, y los tiros de la llanura suenan remotos a través de paredes de luz, de sueño atrasado y de húmeda oscuridad.
    • 1930 Sender, R. J. Imán [1995] España (CDH )
      Viance alza el fusil sobre sus hombros y lo deja caer furiosamente, haciendo presa con la bayoneta.
    • 1930 Sender, R. J. Imán [1995] España (CDH )
      La bayoneta tropieza con algo enormemente duro, se clava, ladea el último saco y lo tira hacia afuera.
    • 1921-1930 Valle-Inclán, R. M. Cuernos Friolera Martes carnaval España (CDH )
      Ábrala usted con la bayoneta, en la pelleja, un agujero.
    • 1931 Uslar Pietri, A. Lanzas [1993] Venezuela (CDH )
      — ¡Qué carrizo!, y después de todo es mejor morirse de bayoneta que de parto.
    • 1931 Uslar Pietri, A. Lanzas [1993] Venezuela (CDH )
      Algunos potros fogosos saltan por sobre las líneas, y con el pecho ancho se llevan la bayoneta y el hombre que la tiene.
    • 1931 Uslar Pietri, A. Lanzas [1993] 165 Venezuela (CDH )

      El barco insignia se había adelantado frente a la rada. Amanecía un sol de paja rubia sobre los cerros verdes y sobre el mar ruidoso y azul. En el puente se oían voces de mando. Formaba la tropa, se preparaba el cañón. Americanos, ingleses, franceses, criollos se mezclaban, rubios, pálidos, bronceados. La mañana ardía en las bayonetas sobre la boca negra de los fusiles. Súbito, una seca voz de mando puso firme toda la fila.

    • 1927-1931 Valle-Inclán, R. M. Corte milagros [1997] España (CDH )
      Y sobre todos los horizontes, en el curvo límite, donde se juntan la tierra sin sembrar y el cielo, roses y pantalones colorados, brillo de bayonetas, fusilada y humo de pólvora.
    • 1927-1931 Valle-Inclán, R. M. Corte milagros [1997] 356 España (CDH )
      Madrid le despedía tendido por las calles, animado y bullanguero con tantos brillos de bayonetas, roses, plumajes y charangada de metales.
    • 1932 Palacio, P. Vida ahorcado [2000] Ecuador (CDH )
      Los hombres, para ser verdaderos reyes, necesitan hacerse fuertes con fusiles y bayonetas.
    • c1932 Soriano, R. Bomba [1979] España (CDH )
      Saludaba, indiferente, al militar saludo de sus soldados, convencido de que su vida estaba segura con aquella espesa selva de bayonetas y fusiles... Al cabo de tres minutos desapareció el general en el Estado Mayor... La calle estaba desierta, pero nuestras figuras se destacaban ante los soldados del cuerpo de guardia.
    • 1933 Arrocha Graell, C. HIndependencia Panamá [1973] Panamá (CDH )
      "El 8 de febrero de 1819 reunió Bolívar el Congreso de Angostura; electo Presidente, forma Ministerio el 29 de febrero con Palacio Fajardo, Briceño Méndez y Diego Bautista Urbaneja. El vice-presidente, Zea, se encarga del Ejecutivo. Bolívar entre tanto sale a conquistar aquella República que no existe sino en las puntas de las bayonetas patrióticas. /
    • 1933 Hernández, M. Perito lunas [1993] España (CDH )
      ¡Oh combate imposible de la pita / con la que en torno mío luz avanza! / Su bayoneta, aunque incurriendo en lanza, / en vano con sus filos se concita; / como la de elipsoides ya crinita, / geométrica chumbera, nada alcanza: / lista la luz me toma sobre el huerto, / y a cañonazos de cigarras muerto.
    • c1933 Jiménez, A. Infamias [1979] España (CDH )
      En la puerta un soldado paseaba ante ella, fusil al hombro, con la bayoneta en su punta.
    • 1933 Mtz Estrada, E. Radiografía Pampa [1991] 114 Argentina (CDH )
      Nadie creía en los bienes prometidos, y tuvo que obligárselos por la bayoneta a que los buscaran en alguna parte.
    • c1933 Soriano, R. Noche roja [1979] Esp (CDH )

      El día es magnífico. Los niños salen a romper el hielo de un estanque. La plebe que rodea el jardín contempla a los presos. El jefe de la guardia advierte al Zar que corre peligro de un atentado o manifestación hostil. El Zar lo niega. 18. Cada vez que salen los Zares les acompañan soldados con bayonetas. "Parecemos prisioneros"—dicen. Al entrar en el palacio, un centinela amenaza con su fusil al Zar. "¡No se puede pasar, mi coronel!"—le grita.

    • c1933 Vivero, A. Enchufista [1979] España (CDH )

      Llegaba el instante. Ya iba a salir de la fábrica el cortejo ministerial. Benigno, impaciente, nervioso, corría de grupo en grupo dando las últimas instrucciones. Un júbilo marcial y bravío fulguraba en las bayonetas, centelleantes a la limpia luz del sol. De pronto...

    • 1935-1936 Carrasquilla, T. Hace tiempos [1951] Colombia (CDH )
      — Bala y bayoneta no le echaron, niño; pero vino con calenturas y otras cosas y toíto cundido de carangas.
    • a1936 Nogales Méndez, R. Memorias [1991] II, 171 Venezuela (CDH )
      Las bayonetas resplandecían en torno nuestro.
    • a1936 Nogales Méndez, R. Memorias [1991] Venezuela (CDH )
      Debido al fulgor de sus bayonetas, que habitualmente los soldados rusos llevan caladas, estas columnas parecían gigantescas serpientes, deslizándose en su ruta a través de la llanura polvorienta
    • a1936 Nogales Méndez, R. Memorias [1991] Venezuela (CDH )
      Sí, aquí estaba la tierra germinando en árboles, frutos, flores y prosperidad ganadera, pero tradicionalmente mantenida lejos de ellos a través de documentos y leyes extrañas promulgadas bajo el terror de las bayonetas y las balas.
    • a1936 Nogales Méndez, R. Memorias [1991] Venezuela (CDH )
      Consistía en un pelotón de infantería con bayonetas desenvainadas, comandadas por un teniente que me saludó declarándome prisionero de Su Excelencia, el Benemérito General Juan Vicente Gómez.
    • a1936 Nogales Méndez, R. Memorias [1991] I, 223 Venezuela (CDH )
      Instantáneamente fui rodeado por una soldadesca ataviada con pantalones rojos y desenvainadas bayonetas, y antes de que pudiera romper su cerco apareció el secretario del gobernador de parte de Su Excelencia, lo que me impidió cometer una imprudencia.
    • a1936 Nogales Méndez, R. Memorias [1991] Venezuela (CDH )
      El fuego de los rifles crecía más y más, como las maldiciones y lamentos de miles de hombres que continuaban combatiendo a pesar de sus miembros mutilados, con la punta de las bayonetas, vomitando fuego por la escopeta de seis tiros o reclavando agonizantes las brillantes peinillas húmedas de sangre.
    • a1936 Nogales Méndez, R. Memorias [1991] Venezuela (CDH )
      La más atrevida manera de cazar a un jaguar es esperándolo con una lanza levantada que el cazador le hunde como una bayoneta, dentro de la garganta o el. pecho del animal, cuando éste trata de abrazarlo.
    • a1936 Nogales Méndez, R. Memorias [1991] Venezuela (CDH )
      Mi pierna derecha estaba descomunalmente hinchada, debido al golpe de bayoneta sufrido.
    • a1936 Nogales Méndez, R. Memorias [1991] Venezuela (CDH )
      En cuanto a mi persona, estirado sobre una camilla con una herida de bayoneta en una de mis piernas, rodeado de algunos pocos sobrevivientes compañeros, luchaba por abrirme paso entre las merodeadoras tribus goajiras.
    • a1936 Nogales Méndez, R. Memorias [1991] Venezuela (CDH )
      Cuando los alcanzaba alguna bala enemiga, o les perforaba el cuerpo una bayoneta oyatagán, los veía lanzar apenas un leve quejido.
    • a1936 Nogales Méndez, R. Memorias [1991] Venezuela (CDH )
      Sin embargo, a pesar de esta desgracia, nuestro tercer ejercito del Cáucaso, se mantuvo peleando con los rusos y rechazándolos a punta de bayoneta con más vigor que nunca.
    • 1936 RAE DHLE 1.ª ed. (NTLLE)
      BAYONETA [...] f. Arma blanca que usan los soldados de infantería, complementaria del fusil, a cuyo cañón se adapta exteriormente junto a la boca. Modernamente ha sido reemplazada por el cuchillo bayoneta.
    • 1937 Agraz, Antonio ¡Despierta! Romances publicados en la CNT España (CDH )
      / Ya los frutos de tus campos / crecen entre bayonetas; / ya de tus minas no sale / mineral para herramientas / de trabajo ni de vida, / sino de muerte y de pena; / ya no corren por tus mares / ligeros barcos de pesca / por miedo a los destructores / que entre las olas acechan; / ya tus aviones mercantes / tiemblan sobre las fronteras / por temor a los obuses / que les dispara la tierra.
    • 1937 Hernández, M. Pastor muerte [1993] España (CDH )
      / Hoy la muerte es otra cosa: / rejuvenecida y pura, / asoma su dentadura / de bayoneta celosa.
    • 1937 Hernández, M. Pastor muerte [1993] 1818 España (CDH )
      / Agosto está entre nosotros / afilándose las garras / con bayonetas calientes / y ametralladoras cálidas.
    • 1937 Hernández, M. Pastor muerte [1993] 1910 España (CDH )
      / A mi mano te sujetas, / como a mi boca mi aliento, / ante un enardecimiento / de balas y bayonetas.
    • 1938 Núñez, E. B. Galera Tiberio [1981] Venezuela (CDH )
      Cierto mensajero le manifestó que era inútil volver y entregándole una cantidad de dinero le hizo ciertas alusiones a los hombres de cabeza rapada, vestidos de azul, que trabajan en la Zona bajo un sol abrasador y la vigilancia de los guardias con bayoneta colada.
    • 1938 Paredes, Félix Nuevo reemplazo 184 Romances publicados en la CNT España (CDH )
      / ¡Dos pasos al frente! ¡Firmes! / ¡El fusil, con bayoneta! / ¡La frente al sol! ¡Prevenidos / para marchar! ¡Media vuelta!...
    • 1938 Anónimo Romance de la vida Romances publicados en la CNT España (CDH )
      / Bajo el arco de la noche / bayonetas afiladas / templan sus nervios de acero / con normas disciplinarias.
    • 1939 Busaniche, J. L. Trad Viaje provs args Mac Cann [2002] 83 Argentina (CDH )
      Una bayoneta de soldado, clavada en el suelo, servía de candelero: por primera vez en mi vida, veía una bayoneta destinada a un fin útil.
    • 1939 Busaniche, J. L. Trad Viaje provs args Mac Cann [2002] 83 Argentina (CDH )
      Una bayoneta de soldado, clavada en el suelo, servía de candelero: por primera vez en mi vida, veía una bayoneta destinada a un fin útil.
    • 1939 Anónimo Mensaje del Caudillo a Hispanoamérica Horizonte, octubre de 1939 España (CDH )
      Virgen llena de sol de España , guardada por las rosas y las bayonetas de España, todavía en las ocasiones mayores que vieron los siglos, en la misma semana de Lepanto o en la misma mañana del descubrimiento de América, sus fiestas son las fiestas del Imperio, lo mismo en las aguas de Grecia que en las aguas de las Antillas.
    • 1940 Herrera Petere, J. Niebla cuernos [2002] España (CDH )
      Los negros atravesaban con la bayoneta, los espahís argelinos atacaban a trallazos y los guardias móviles, pisoteaban a los hombres caídos.
    • 1940 Herrera Petere, J. Niebla cuernos [2002] España (CDH )
      No había tiempo para llorar lo pasado, únicamente había que procurar salvar la vida del frío, del hambre, del tifus y de la bayoneta de los negros.
    • 1924-1942 Alberti, R. Prosas encontradas [1970] España (CDH )
      Contestan sonriendo, seguros, grandes bajo sus capotones, rígidos como columnas de cemento en la nieve, caladas las bayonetas larguísimas.
    • 1924-1942 Alberti, R. Prosas encontradas [1970] España (CDH )
      Juntos al expreso de Varsovia, a lo largo de todo el tren, dos soldados gatean recorriéndolo, explorando con sus bayonetas a la altura de las ruedas el posible paso de enemigos.
    • 1924-1942 Alberti, R. Prosas encontradas [1970] España (CDH )
      Pequeños, oscuros abetos, dos soldados inmóviles, caladas las bayonetas, la custodian.
    • 1924-1942 Alberti, R. Prosas encontradas [1970] España (CDH )
      Poco después, avanzando lentamente, las largas bayonetas inclinadas en la mano caída, grandes bajo los capotones, con un ritmo de paso de Semana Santa, apretados, como llevando en andas a la Revolución sobre la nieve, aparecieron distanciadas dos patrullas de soldados.
    • 1924-1942 Alberti, R. Prosas encontradas [1970] España (CDH )
      La Universidad estaba guardada por las bayonetas.
    • 1942 García Velloso, E. Memorias hombre teatro [1994] Argentina (CDH )
      El efecto del cuadro último, cuando el sargento Chirino atraviesa a Moreira con la bayoneta, resultó de una emoción indescriptible y sólo después de infinidad de veces que se levantó la cortina, el negro dio señales de vida riéndose estruendosamente, a borbotones, y enseñando sus dientes blanquísimos frente al vocerío del público que nos aclamaba y que en su entusiasmo se precipitó a la pista... Once noches y una tarde repetimos "Juan Moreira", con salas completas.
    • 1945 Mtz Kleiser, L. Discurso recepción RAE [1945] 28 España (CDH )
      [...] ; la catapulta de la ira, el rayo del anatema; el dardo de la envidia, el estilete de la calumnia; el arma de repetición de la defensa, la bayoneta del ataque, la daga de la insidia; la riada de la guerra, el remanso de la paz; el dique del orden, el impulso del desbordamiento; [...].
    • 1910-1945 Menéndez Pidal, R. Epopeya castellana [1974] España (CDH )
      Fernando VII, apoyado, cuando era preciso, por los cien mil hijos de San Luis venidos en su ayuda de Francia, agravaba su absolutismo por cuantos recursos ponían en sus manos las bayonetas, la censura y la Inquisición.
    • 1945 Sarabia, R. Pedagogía familiar [1945] España (CDH )
      — Padre —me decís con mirada aterrada, como la madre que viera desaparecer al hijo de su alma en medio de una lluvia de balas o entre una selva de bayonetas—, Padre, ¡qué difícil es eso!
    • 1933-1946 Asturias, M. Á. Señor Presidente [2000] 272 Guatemala (CDH )
      Cuando acabaron de leerle la sentencia de muerte, levantó la cabeza, paseó la mirada adolorida por las bayonetas y dijo algo que no se oyó.
    • 1933-1946 Asturias, M. Á. Señor Presidente [2000] Guatemala (CDH )
      El Auditor se marchó por la puerta erizada de bayonetas.
    • 1933-1946 Asturias, M. Á. Señor Presidente [2000] Guatemala (CDH )
      En el zaguán de la Penitenciaría brillaban las bayonetas de la guardia sentada en dos filas, soldado contra soldado, como de viaje en un vagón oscuro.
    • 1933-1946 Asturias, M. Á. Señor Presidente [2000] Guatemala (CDH )
      Se veía en las ventanas parejas de novios entregados a la pena de sus amores, y patrullas armadas de bayonetas y rondas armadas de palos que al paso del jefe, hombre tras hombre, recorrían las calles tranquilas.
    • 1946 Gambetta Bonatti, N. DiccMilitar Pe (FG)
      Bayoneta. Se llama al espadín o cuchillo de punta, que se pone en el extremo del cañón del fusil para constituir con él toda una nueva y más poderosa arma blanca para la infantería; accesorio de fusil. La bayoneta comprende "la empuñadura", la "hoja" y la "vaina". Con ligeras variedades en su construcción se diferencia en algo entre los fusiles en uso, pero su colocación en la boca del cañón en el fusil y su aplicación son idéntico.
    • 1947 Valcárcel, D. Rebelión Túpac Amaru Perú (CDH )
      Existían menos de 200 fusiles, 110 bayonetas, 230 rejones, 20000 cartuchos, algunos pedreros y unos pocos cañones, escasa dotación de proyectiles, pólvora y un pequeño número de herramientas.
    • 1948 Bioy Casares, A. Trama celeste [1990] Argentina (CDH )

      Habían dado las seis cuando llegué al viejo edificio de la calle Pozos. *Después de una espera *y de un breve interrogatorio me condujeron a la pieza ocupada por Morris. En la puerta había un centinela con bayoneta. Adentro, muy cerca de la cama de Morris, dos hombres que no me saludaron jugaban al dominó.

    • 1948 Bioy Casares, A. Trama celeste [1990] Argentina (CDH )

      Le pareció inútil mostrar el anillo al centinela que estaba en la puerta de su cuarto. El hombre levantó la bayoneta. Morris mostró el anillo; salió libremente. Se recostó contra una puerta: a lo lejos, en el fondo del corredor, había visto a un cabo.

    • 1947-1948 Briceño-Iragorry, M. Regente Heredia [1948] Venezuela (CDH )
      Busca ante todo y sobre todo que estas diferencias que escinden la opinión de los pueblos de Venezuela en su común propósito de hacer efectivos los derechos de Fernando frente a la usurpación napoleónica, se resuelvan por medio de lucha de razones entre los hombres que se dicen personeros de esa misma opinión y no se dejen al desiderátum de la fuerza bruta que representan las bayonetas.
    • 1947-1948 Briceño-Iragorry, M. Regente Heredia [1948] Venezuela (CDH )
      ¿No vendrá algún día quien convierta las bayonetas en estevas que surquen la tierra y siembre en ella frutos para colmar la paz?
    • 1947-1948 Briceño-Iragorry, M. Regente Heredia [1948] 182 Venezuela (CDH )
      Su voz, que sólo tiene el respaldo de la letra de las leyes, se levanta con tono austero y reposado para oponerse a quien tiene el apoyo de las afiladas bayonetas.
    • 1947-1948 Briceño-Iragorry, M. Regente Heredia [1948] 211 Venezuela (CDH )
      La propia venta de plátanos ha de hacerse con intervención de las bayonetas.
    • 1947-1948 Briceño-Iragorry, M. Regente Heredia [1948] 244 Venezuela (CDH )
      Si ayer el bárbaro los confinó en nombre de la fuerza de las bayonetas, ahora vienen las antiguas víctimas a conducir a su verdugo ante el Tribunal que lo atará por juramento a los mandatos de la Ley.
    • 1948 Gmz Serna, R. Automoribundia [1948] España (CDH )
      En esa nueva casa ya recuerdo a todos los míos, y allí reconocí a mis padres y a mi primer hermano, que nació una noche de nieve en aquel piso entresuelo por el que entraba el viento guadarrameño enseñándome cómo la vida ataca con la bayoneta del frío hasta a los pobres niños.
    • 1948 Marechal, L. Adán Buenosayres [1999] Argentina (CDH )
      Y para combatir aquella visión de muerte que aún lo perseguía, recitaba su tema de Historia Nacional: "Una bala mató el caballo de San Martín, y un soldado español disponíase a clavarle su bayoneta... "
    • 1950 Pablo Neruda Canto general [1981] Chile (CDH )
      / Sabe quién es el que habla detrás de una cortina / de bayonetas, o detrás de animales de feria, / o detrás de los nuevos mercaderes, / pero nunca detrás del pueblo que lo busca / para hablar una hora con él, su última hora.
    • 1951 Barea, A. Forja rebelde [1958] España (CDH )
      Me contaba mi padre, que en gloria esté el pobre, que los franceses clavaban a los chicos del colegio con la bayoneta en la tripa y los paseaban así por la calle.
    • 1951 Barea, A. Forja rebelde [1958] España (CDH )
      Para que no la mataran, porque los franceses mataban a los chicos con las bayonetas, clavándoselas en el trasero, la metieron en una cesta y la bajaron al pozo de la casa que tiene dentro una mina.
    • 1952 Cáceres Lara, V. Humus [1995] Cuentos Honduras (CDH )
      Tras los estornudos entraron los soldados en la casa del perseguido, bajaron a éste de su refugio, lo llevaron con las bayonetas acariciándole las costillas hasta el cuartel, y lo demás ya no tiene gracia contarlo.
    • 1947-1952 Mutis, Á. Primeros poemas [1992] Maqroll Colombia (CDH )
      En la sala de armas una golondrina vigila / insomne las aceitadas bayonetas. / Los viejos húsares resucitan para combatir / a la dorada langosta del día. / Una lluvia bienhechora refresca el rostro / del aterido centinela que hace su ronda. /
    • 1954 Salarrué Trasmallo [1954] El Salvador (CDH )
      Un bausán me metió la bayoneta, diciendo: "Espantajuemilpa infeliz, miadado un susto!..." Yo aguanté lestocada sin encogerme mucho ni gritar y diay se jueron riendo.
    • 1956 Schz Mazas, R. Vida Pedrito Andía [1995] España (CDH )

      Allí se ve a doña María de las Nieves muy guapa de húsar, que están así muy bien las mujeres, y luego escenas de lo más dramáticas, como la rendición de Berga y el asesinato del alcalde de Alcoy, don Agustín Albors, él medio desnudo en el suelo. Le meten por la boca una faca y una bayoneta por las tripas. Los tomos de la Primera Guerra son todavía mejores.

    • 1958 Arguedas, J. M. Ríos Profundos [1986] Perú (CDH )
      Los fusiles, las bayonetas, las plumas rojas, la hermosa banda de músicos, se confundían en mi memoria; me atenaceaban la imaginación, el temor a la muerte.
    • 1958 Fuentes, C. Región [1968] México (CDH )
      "Obregón se arrojó de la locomotora, el ceño férreo, el bigote crispado, a ordenar, atestiguar, inspeccionar las loberas y los trigales inundados y la caballería alineada y la siembra de púas los yaquis, sus pañoletas rojas bailando en el viento, invadieron las loberas, armados de fusil y bayoneta —allí, enterrados en el lodo, parecían encontrar sus nichos Hill ordenó a las infanterías el dispositivo de combate el sol hinchado del crepúsculo subrayó todo el movimiento, [...].
    • 1958 Fuentes, C. Región [1968] 368 México (CDH )
      El sol ruge sin cesar, pero siempre es de noche. Noche de los dioses que huyeron despavoridos, noches rezando para que no suceda lo que ya sucedió, noches largas frente a un espejo, haciendo la mímica de los modelos mientras las espaldas se nos caen a jirones y el llanto nos suda por las manos. Noche cargada de fardos y de cofres de oro y plata, noche de la bayoneta y del pedernal —y Cienfuegos sabía que en la faz cada vez más antigua de Federico Robles, en el apremio desbocado de su memoria y sus ojos perdidos y su carne sin huesos, penetraban también, y corrían como una liebre de fuego, sus palabras no dichas—; [...].
    • 1958 Fuentes, C. Región [1968] México (CDH )
      [...] y con un aullido descendieron sobre ellas el galope de la primera carga villista incendiaba de tensión y relinchos la llanura sincronizados con el resoplo de los animales y el canto raspante de las espuelas, los fusiles yaquis tronaron desplomando jinetes y en seguida se levantaron verticales las bayonetas, ensartadas hasta el fondo de las barrigas de los caballos desde el húmedo santuario de las loberas una lluvia de sangre [...].
    • 1958 Fuentes, C. Región [1968] 423 México (CDH )
      Peldaño de Celaya: campos abiertos a todos los ríos de la carne, campos donde, en la metralla y las bayonetas y la diana y las herraduras quemadas de velocidad, todo un mundo perecía para siempre y todo un mundo, sin hitos anteriores, creado por los hombres plantados con su sangre y su pólvora en ese campo, abierto por esos mismos hombres para que lo dominasen y lo hiciesen suyo, nacía.
    • 1958 Fuentes, C. Región [1968] 447 México (CDH )
      [...] tú, y tú, el que no tuvo parque, tú el que nació sin recuerdos, tú que te alojaste en las bayonetas, tú que volviste a caer labrado de plomo, tú que caminaste descalzo con un fusil oxidado, tú que cantaste aquellos nombres, tú que te vestiste de papel de china y cartón de colores, tú que enciendes los petardos, [...].
    • 1960 Roa Bastos, A. Hijo hombre [1977] Paraguay (CDH )

      Más allá de ese rostro vio de repente que unas borrosas siluetas saltaban sobre el camión.

      Una veintena de soldados gesticulaban y gritaban con las bayonetas centelleantes. Los rotosos verdeolivos dejaban ver su origen.

    • 1960 Roa Bastos, A. Hijo hombre [1977] Paraguay (CDH )

      En un rasgo desesperado de humor, Gamarra trató de ironizar la situación, escondiendo su pánico. Con un dedo apartó la bayoneta que le hincara el costado, diciendo al que la empuñaba: [...].

    • 1961 Asturias, M. Á. Alhajadito [1977] Guatemala (CDH )

      El Domador reía de todos con la bota sobre el lomo de la fiera. A su lado, el Mandibulario también reía a cuatro risas con sus cuatro filas de dientes de bayoneta:

      — ¡Ja! ¡Ja! ¡Ja...! ¡Jo! Jo! ¡Jo...! ¡Pispís y la desgonzada convertidos en volátiles...

    • 1961 Gironella, J. M. Muertos [1989] España (CDH )
      Al pronto no vio sino una enorme multitud y en el altar mayor al general Solchaga, que lo era de su División; a don Anselmo Ichaso, a quien reconoció por las fotografías de los periódicos, ¡y a mosén Alberto! Mosén Alberto, vuelto hacia el pueblo, con aureola de héroe, rodeado de cirios como bayonetas.
    • 1934-1961 Icaza, J. Huasipungo [1994] Ecuador (CDH )

      —¡Caraju! ¡Traigan más piedras, pes! —gritaron los runas atrincherados. Por toda respuesta un murmullo de ayes y quejas les llegó arrastrándose por el suelo. De pronto, trágico misterio, del labio inferior de la zanja surgieron bayonetas como dientes. Varios quedaron clavados en la tierra.

    • 1961 Martín-Santos, L. Tiempo silencio [1996] España (CDH )
      Como un ejército aguerrido, llevando al brazo no armas destructoras no bayonetas relampagueantes, sino microscopios, teodolitos, reglas de cálculo y pipetas capilares las falanges de la ciencia marchan así en grandes pelotones bien organizados.
    • 1962 Carpentier, A. Siglo luces [1979] Cuba (CDH )
      Se desvanecían las últimas brumas de Europa bajo un sol todavía velado, demasiado blanco, pero cálido ya, que hacía brillar, de popa a proa, las hebillas de los uniformes, el oro de los entorchados, los charoles, las bayonetas, los arzones sacados a la luz.
    • 1962 Vargas Llosa, M. Ciudad perros [1997] 252 Perú (CDH )
      Y el brigadier fue a hablar con el teniente y regresó a decirles que se pusieran los uniformes de salida, guantes incluido, y que lustraran los zapatos y formaran una —media hora después con fusiles y bayonetas, pero sin correaje blanco.
    • 1962 Vargas Llosa, M. Ciudad perros [1997] Perú (CDH )
      En las dos caras de la página central, una fotografía iluminada mostraba una formación de líneas perfectas, desfilando ante una tribuna; los cadetes llevaban fusiles y bayonetas.
    • 1962 Vargas Llosa, M. Ciudad perros [1997] 73 Perú (CDH )
      Qué manera de mentarle la madre a los soldados, estaban furiosos y nos mostraban las bayonetas.
    • 1963 Faus, A. DiccMontaña [1963] España (CDH )
      Cuchillo ancho y sin filo, del tamaño de una bayoneta, que se utiliza para la construcción de igloos.
    • 1965 Lopetegui, L. HIglesia América [1965] España (CDH )
      Ya amanecido, entre filas de soldados con bayoneta calada y ante el estupor silencioso de las gentes, cinco jesuitas, los residentes del colegio, eran conducidos por las calles hasta el convento de Santo Domingo.
    • 1966 Goytisolo, J. Señas identidad [1996] 382 España (CDH )
      / Aunque ninguna lápida lo dijera el presidente de la abrogada Generalitat / de Catalunya vivió en Montjuich los últimos instantes / de su vida / entregado por los nazis después de la derrota de Francia el político / festejado un día por las multitudes barcelonesas bajó a los / fosos del castillo escoltado por las bayonetas de los soldados / pensó en su amada ciudad con pesar y nostalgia / aspiró el aire puro y agreste del monte / contempló el cielo claro por última vez / habías dado un billete de veinte duros al guardián de los jardines / y sin necesidad de formular la pregunta / tan manifiestos debían de ser tus propósitos / el hombre te guió hacia la izquierda apuntó con el dedo un lienzo / desnudo del muro e indicó bajando la voz / aquí fue / caballero / donde fusilaron a Companys.
    • 1966 Lezama Lima, J. Paradiso [1988] 127 Cuba (CDH )
      Si antes la bayoneta penetraba en el centro de la mata de anón, ahora buscaba el punto de absorción, de sumergimiento, por donde las fresas se escondían a cada machetazo sanguinolento.
    • 1966 Lezama Lima, J. Paradiso [1988] 341 Cuba (CDH )
      Le dije que me parecía muy bien que Crane situara en el exilio el nuevo Purgatorio, que el exilio era una forma de inocencia, una ausencia de lucidez para la bondad o la maldad, una suspensión en el tiempo, cómo al soñar con «la demasiado picante sidra», y con «la demasiado suave nieve», buscaba en dónde están «las bayonetas para que el escorpión no crezca», cómo esa inmensa inocencia avivaba su sexualidad hasta la desintegración y la locura, hasta tener que buscar la muerte en la gran madre marina.
    • 1966 Lezama Lima, J. Paradiso [1988] 125 Cuba (CDH )
      José Eugenio, para sustituir con alguna alegría la rotundidad de la siesta, exhumaba las caretas de esgrima, las dagas, el ataque de bayonetas, extraía el directo de los rifles o de las pistolas, para asombrar al visitante, al que llamaba con cariño mezclado con cierta sorna criolla, Guasa Bimba, pues con la sonoridad de ese nombre parecía aludirse a esos momentos de grave tensión, de majestuosa máscara, en que intentaba resarcirse de la presunción de cesantía y desdicha con que desconfiaban de él en su primer acercamiento.
    • 1966 Lezama Lima, J. Paradiso [1988] Cuba (CDH )
      En medio de la agitación, de los pífanos, de soldados a medio vestir que surgían empuñando ya sus bayonetas, Mamita avanzaba, preguntando y dándose a conocer como la vieja de los protegidos del Coronel.
    • 1966 Lezama Lima, J. Paradiso [1988] Cuba (CDH )
      Irritado por el relato gengiscanesco de Rialta, José Eugenio resoplaba, paraba en tercia, y al hacer esgrima de bayoneta, la punta llevaba su centelleo hasta la cal de las paredes, que al despedir una pequeña humareda blanca, dejaba el látigo de un laberinto, donde asomaba su rostro la piedra cuarteada.
    • 1966 Lezama Lima, J. Paradiso [1988] Cuba (CDH )
      Se impulsó, hundió la bayoneta en el centro de la mata.
    • 1966 Lezama Lima, J. Paradiso [1988] Cuba (CDH )
      Extrajo la bayoneta y la caló sobre el rifle.
    • 1966 Lezama Lima, J. Paradiso [1988] Cuba (CDH )
      José Eugenio, ceñida la careta de esgrima, avanzaba a pasos medidos, gritaba, cogía uno de los rifles para apuntar a Demetrio, cambiaba el sable en el aire o hacía esgrima de bayoneta, gritando: cuidado, peligro, quítate rápido.
    • 1966 Lezama Lima, J. Paradiso [1988] Cuba (CDH )
      Las raíces trenzaron la bayoneta como un caduceo pitagórico.
    • 1966 Lezama Lima, J. Paradiso [1988] Cuba (CDH )
      Entonces sacó la bayoneta, primera vez que la portaba, y fue cuando nuestros gritos deben de haber alarmado a la vecinería.
    • 1966 Lezama Lima, J. Paradiso [1988] 9 Cuba (CDH )
      Después le daba un tirón y se quedaba muda, asombrada de que aún flotase en aquella agua que lo iba a transportar fuera de la casa, sin que se dieran cuenta los centinelas, sin que éstos pudieran hacer bayoneta con los que se lo llevaban.
    • 1966 Lpz Ibor, J. J. Neurosis [1966] España (CDH )
      El tipo más simple de estado crepuscular consiste en la reviviscencia periódica de los acontecimientos que han provocado la reacción histérica, Un soldado en estado crepuscular se pasea pantomímicamente con el arma al hombro, tira, apunta, otea el horizonte y ataca con la bayoneta, etc. Estas escenas eran muy frecuentes en la otra guerra.
    • 1967 Benet, J. Región [1996] 28 España (CDH )
      Se levantó rara vez para seguir a Adela y asomar la nariz tras las persianas, escudriñando una manifestación de hombres y mujeres vestidos de mono y tocados con gorros y boinas que, en torno a unos coches pintarrajeados a los que se habían encaramado unos cuantos de ellos, gritaban vivas y mueras, entonaban unas letras y agitaban pañuelos, fusiles y bayonetas.
    • 1967 Viñas, D. Hombres [1967] 120 Argentina (CDH )
      O apoyar la espalda, tirar el fusil al carajo para que se quede con la bayoneta clavada en el alud de ese precipicio o rodando hasta el fondo se hunda junto a ese arroyo y entre unas matas.
    • 1967 Viñas, D. Hombres [1967] 52 Argentina (CDH )
      Hasta el suyo, Hausmann, al que, en realidad, le decían Omar, algunos sargentos pensaban que se lo habían mandado de Estambul (era lo que se corría) porque asombraba a muchos andando a caballo fíjese usted, o lamiendo las bayonetas usadas.
    • 1969 Vargas Llosa, M. Conversación [1996] Perú (CDH )
      Jacobo la escuchaba desconcertado, ella se había olvidado del examen, un dictador que subió al poder en la punta de las bayonetas, alzaba la voz y accionaba y Jacobo asentía y la miraba con simpatía y había suprimido los partidos y la libertad de prensa y ahora entusiasmado y había ordenado al Ejército masacrar a los arequipeños y ahora hechizado y había encarcelado, deportado y torturado a tantos, ni siquiera se sabía a cuántos, y Santiago observaba a Aída y a Jacobo y de pronto, piensa, te sentiste torturado, exilado, traicionado, Zavalita, y la interrumpió: Odría era el peor tirano de la historia del Perú.
    • 1970 León, M. T. Memoria melancolía [1982] España (CDH )

      Parece difícil que entiendan esto los muchachos que se sientan hoy en nuestra casa de Roma. Sienten enojos, rabias juveniles, son negadores. Viven rodeados de inconvenientes, de negativas, de prohibiciones, de bayonetas. No pueden descuidarse. Se han reunido muchas veces para pensar en su camino y se han comido las uñas de rabia. Nos cuentan cómo los persiguen y los dejan sin voz, cómo llegan a clavarles los ¡No! en la frente. Pero todo acabará, afirman. ¿No oís los estertores?

    • 1970 Rivarola Matto, J. B. Yvypóra [2003] Paraguay (CDH )
      Desierto al sol, un centinela dormitaba a su sombra, guardando la puerta con bayoneta calada.
    • 1970 Rivarola Matto, J. B. Yvypóra [2003] Paraguay (CDH )
      A lanza y bayoneta destripamos otros diez mil cabrones que clamaban a la Virgen de la Concençäo.
    • 1970 Rivarola Matto, J. B. Yvypóra [2003] Paraguay (CDH )
      – ¡Circule! –le ordenó el que lo había pinchado con la bayoneta.
    • 1970 Rivarola Matto, J. B. Yvypóra [2003] Paraguay (CDH )
      Marcial esperaba en el rincón opuesto, con una bayoneta en la barriga.
    • 1970 Rivarola Matto, J. B. Yvypóra [2003] Paraguay (CDH )
      Cuchillo fabricado con hoja de bayoneta.
    • a1972 More, E. Trad Viaje Perú Gerstäcker [1972] 34 Perú (CDH )
      Si va por la ciudad lo siguen entonces, unos veinte o treinta hombres de infantería con los fusiles cargados y la bayoneta puesta; si va a caballo, lo sigue ruidosamente una tropa de la misma fuerza, con sus sables chasqueantes y con el estandarte de las lanzas flameando al viento.
    • a1972 More, E. Trad Viaje Perú Gerstäcker [1972] Perú (CDH )
      Otro inconveniente, es la rapidez con que cambian los gobiernos, la completa inseguridad de cualquier gobierno constituido, cada uno de los cuales no se apoya en el sentimiento del pueblo, sino en su propio poder y en el miedo a las bayonetas.
    • 1972 Shimose, P. Quiero escribir [1988] Bolivia (CDH )
      / Habéis prostituido la patria en manos del extranjero, / habéis herido a la patria con vuestras bayonetas, / la habéis ultrajado en las minas, en los bosques, en los valles.
    • 1973 Azuela, A. Tamaño infierno [1985] 345 México (CDH )
      Vea usted, éste es un recuerdo que tengo de una escaramuza. No se fije en el de la cara, ése siempre he hecho de cuenta que no lo tengo. Fíjese en el hombro, la cicatriz está grande, ¿no es verdad? Fue un roce bien recio que me hicieron con una bayoneta.
    • 1973 Azuela, A. Tamaño infierno [1985] México (CDH )
      Dicen que en Tlatelolco, muy cerca de la iglesia, estuvo a punto de morir cuando una bayoneta le rozó la nuca. Después se lo llevaron a un campo militar y estuvo varios días en la cárcel sin que nadie supiera su paradero. Afortunadamente, una noche lo localizó el tío Francisco y de inmediato se lo llevó al aeropuerto.
    • 1973 Azuela, A. Tamaño infierno [1985] 344 México (CDH )
      En verdad, desconocían el goce de los fusiles y de las bayonetas. Usted no tiene ni la menor idea de lo que es la muerte con los machetes alzados. Nuestros enemigos se escondían entre los matojos y, al encontrarlos sorpresivamente, en su cara de pavor se hundía el arma, volaba la tapa de los sesos y los cráneos quedaban partidos sin conmiseración...
    • a1973 Pablo Neruda Confieso [1993] 471 Chile (CDH )
      Aquella propaganda ponía los pelos de punta: las monjas serían fusiladas; los niños morirían ensartados en bayonetas por barbudos parecidos a Fidel; las niñas serian separadas de sus padres y enviadas a Siberia.
    • a1974 Madariaga, S. Viva la muerte [1983] España (CDH )

      Mandonio¿En frío? ¿Así, calculando el debe y el haber con la bayoneta en el vientre o las garras al cuello de tu víctima? Estás loco.

    • 1975 Borges, J. L. LArena [1995] 55 Argentina (CDH )
      De un brinco, el sargento le clavó el acero en la carne. El hombre se fue al suelo, donde quedó tendido de espaldas, gimiendo y desangrándose. Yo me acordé del perro. El sargento, para acabarlo de una buena vez, le volvió a hundir la bayoneta. Con una suerte de alegría le dijo: / — Moreira, lo que es hoy de nada te valió disparar. / De todos lados acudieron los de uniforme que habían ido rodeando la casa y después los vecinos.
    • 1975 Castellanos, R. Eterno femenino [1986] México (CDH )
      Mientras sea un ejército extranjero el que te sostenga con sus bayonetas, tú no serás verdaderamente un gobernante.
    • 1975 La Candelaria Guadalupe [1986] 189 Colombia (CDH )
      Disparan en las sombras, están encuevados en la cima. Esperan la noche para salir con sus bayonetas de cuatro filos.
    • 1976 Ortiz, L. Luz memoria [1986] España (CDH )
      Todo esto es muy trillado, piensas, la muerte como algo natural, el hombre como nada capaz de apretar la bayoneta o suspirar nostálgico desde lo alto de la torre o como el otro, el incorruptible, el enviado a la tierra de la diosa-razón, el gran burócrata levantando los ojos hacia el hierro frío, también brillante y teatral, de un artilugio que tantas veces antes había hecho poner en movimiento... [...].
    • 1976 Ortiz, L. Luz memoria [1986] 44 España (CDH )
      [...] mientras el otro, espectador entonces, declamaba desde los muros, gordo e insaciable, quizá crítico, sabiendo antes que nadie que la muerte es sólo un gesto pasajero... el gordo que todo lo sabía, piensas, arengando a las masas desde su ventanuco, mientras las bayonetas, las horcas, los cuchillos brillaban a sus pies y daban a la ciudad de París un aire de gran espectáculo;
    • 1977 Paso, F. Palinuro [1982] México (CDH )

      Yo:El joven Palinuro no está borracho, señora. Lo han golpeado esta noche, en el Zócalo, después de la manifestación.

      El doctor:Incluso, es posible que tenga una fractura en pico de bayoneta.

    • 1977 Paso, F. Palinuro [1982] México (CDH )
      ¿Le encajaron una bayoneta?
    • 1977 Paso, F. Palinuro [1982] México (CDH )
      ¡Asistan ustedes, señoras y señores, al salto de bayoneta!
    • 1977 Paso, F. Palinuro [1982] México (CDH )
      (Entra el Dottore, disfrazado de atleta olímpico, con un fusil y su bayoneta, la cual encaja sobre la espalda de Arlequín, al tiempo que salta sobre él. Arlequín queda extendido sobre el piso. Sale el Doctore.)
    • 1977 Paso, F. Palinuro [1982] México (CDH )
      ¡Ah, recuerdo las bayonetas, que como una catarata de peces espada, se zambullían en el azul del cielo, allá, muy arriba...!
    • 1977 Paso, F. Palinuro [1982] México (CDH )
      ¡Vendo macanas de caramelo, bayonetas de azúcar cristalizada!
    • 1977 Paso, F. Palinuro [1982] México (CDH )
      ¡En vista al fuego olímpico, pónganse unos anteojos Polaroid para no ver el cardillo de las bayonetas!
    • 1977 Paso, F. Palinuro [1982] México (CDH )
      las bayonetas rotas, las fotografías de la infancia, las cartillas militares, los folletos y las letras de las coplas contra los gobiernos y los imperialismos, nuestras pancartas donde decíamos «Unete pueblo», «Pueblo, abre ya los ojos», «¡La raza está Acelerada!»...
    • 1979 Guido, B. Invitación [1982] 140 Argentina (CDH )
      En una redada a una reserva indígena un indio matón y borracho de chupilca atraviesa a mi padre con una bayoneta.
    • 1980 Martín Recuerda, J. Arrecogías [1991] España (CDH )
      (Chirrina «La de la Cuesta» le escupe. Se abalanza al cuello de Pedrosa. Lucha con él. Rápidamente un soldado con una bayoneta en ristre se adelanta y quiere traspasar la espalda de Chirrina «La de la Cuesta». Todas gritan y Mariana se interpone.)
    • 1980 Martín Recuerda, J. Arrecogías [1991] España (CDH )
      (Las arrecogidas se han detenido, indecisas, aterrorizadas. Mariana baja rápida y va a cerrar la puerta de la capilla. Al momento aparecen soldados rodeando el patio, con fusiles y bayonetas en ristre. Mariana les dice en la mayor serenidad.)
    • 1980 Martín Recuerda, J. Arrecogías [1991] 239 España (CDH )
      Ningún soldado nos asusta, por muy relucientes que enristren las bayonetas.
    • 1980 Martín Recuerda, J. Arrecogías [1991] España (CDH )
      ¿Cómo es posible que enristréis vuestras bayonetas?
    • 1980 Martín Recuerda, J. Arrecogías [1991] 241 España (CDH )
      ¡Qué saben estos soldados lo que nos tocó vivir!, / ¡Qué saben ni quiénes fuimos! / Si los estamos viendo temblar, / con las gargantas secas, / y brillando sus ojos como el acero de las bayonetas, / Y en el brillo se ven contenidas lágrimas. / Ay, podrían ser hijos de alguna arrecogía. / Y no hay hijo en la tierra que sepa como se mata a una madre.
    • 1980 Prensa El País, 02/03/1980 [1980] España (CDH )
      Es una justificación cínica y seudorrealista si no va acompañada de otros elementos que la completen, porque si es cierto que la realidad de la fuerza y de la coacción es el elemento de hecho que aparece como causa inmediata de la obediencia, una sociedad que sólo fundamenta la obediencia de los ciudadanos en la fuerza de las bayonetas tiene sus días contados.
    • 1980 Zúñiga, J. E. Largo noviembre [1990] España (CDH )
      Observó que el soldado tenía colgado al hombro el fusil con la bayoneta puesta.

      — ¿Es esto un cuartel? —necesitó preguntar, y oyó con extrañeza:

    • 1981 Alonso, L. R. Supremísimo [1981] España (CDH )
      — Ridículo el tuyo, Napoleón, te sentaste en las águilas imperiales, en vez de las bayonetas, y te picaron el traste.
    • 1981 Aparicio, J. P. Es del César [1990] España (CDH )
      »Habíamos agotado la munición, las bajas habían diezmado nuestras fuerzas, sólo alguna navaja podíamos ofrecer a la amenaza de vuestras bayonetas, os veíamos subir sin poder siquiera escupir sobre vuestras cabezas pues ya en nuestras bocas la saliva se hacía pastosa y se escondía. /
    • 1981 Aparicio, J. P. Es del César [1990] España (CDH )
      Pronto por vuestras bayonetas enhiestas caía nuestra sangre como húmedos jirones de una bandera rota. Ni una camada de lobos cayendo sobre mil ovejas hubiera derramado tanta sangre. / »Al final se impuso el orden del cansancio. Primero os cansasteis vosotros de matar que nosotros de morir. /
    • 1981 Barnet, M. Gallego [1981] 190 Cuba (CDH )

      Los fascistas habían acumulado todas sus fuerzas para el ataque. Allí participó todo el mundo. Ellos iban bien apertrechados. Tenían mejores aeroplanos, cañones de grueso calibre, tanques, divisiones de moros, caballería, infantería italiana, de todo, sí señor. Había que abrirse paso con granadas de mano y a punta de bayoneta. Hubo muchas bajas en el Teruel. Los flancos nuestros fueron cediendo.

    • 1981 Figuero, J. UCD [1981] 111 España (CDH )
      Porque nuestro «hombrecito» nació pues entre el año 34 y 35, exactamente cuando se afilaban los odios y las bayonetas.
    • 1981 Moreno-Durán, R. H. Toque Diana [1988] 168 Colombia (CDH )
      ¿Qué cómo fue lo de Solferino? Ya lo he dicho: un fondo de fuego, metralla y bayoneta y un galimatías sangriento en el que al final triunfaron los calzones rojos de los franceses sobre las casacas blancas de los austríacos.
    • 1981 Veloz Maggiolo, M. Sombra Castañeda [2005] República Dominicana (CDH )

      Deodoncio Ramírez tenía la barba blanca crecida, los ojos casi cerrados, como un viejo de leyendas chinas, y en las manos grandes cicatrices: había peleado en La Barranquita, había visto los primeros muertos de la lucha contra los generalísimos; había sentido como en su propia sangre la matanza de los haitianos, porque fue una haitiana su séptima mujer, la que murió pasada por la bayoneta de un guardia nacional en 1937, mientras los generales de la república jugaban lotería y bebían whisky en los salones del Club Unión.

    • 1981 Vázquez-Figueroa, A. Tuareg [1993] 55 España (CDH )

      Pensó en su familia; en su mujer que había pedido y obtenido el divorcio a raíz de su condena; en sus hijos, que no le habían escrito jamás; en sus amigos y compañeros, que hablan borrado su nombre de sus memorias pese a que durante años le alabaron por su esplendidez, y en aquella cuadrilla de ladrones, asesinos y drogadictos que le odiaban a muerte, y que al menor descuido le clavarían una bayoneta en la espalda o le colocarían una bomba de mano bajo el catre.

    • 1982 Prensa ABC, 14/05/1982 [1982] España (CDH )
      En una cartera de cuero negro llevaba escondida una bayoneta de Mauser de 37 centímetros de longitud, bayoneta que de hecho llegó a medio sacar al acercarse al Papa al salir de entre el grupo de los sacerdotes en el que había permanecido durante toda la ceremonia.
    • 1982 Prensa ABC, 14/05/1982 [1982] España (CDH )
      En una cartera de cuero negro llevaba escondida una bayoneta de Mauser de 37 centímetros de longitud, bayoneta que de hecho llegó a medio sacar al acercarse al Papa al salir de entre el grupo de los sacerdotes en el que había permanecido durante toda la ceremonia.
    • 1983 Azuela, A. Mil vírgenes [1983] 280 México (CDH )
      La Loca insistía en las muertes del último mes de julio —muertes a mansalva, con culatazos o a punta de bayoneta— y la victoria arrebatada a mi general, palabra que mi general Henríquez Guzmán mereció el triunfo, porque fue un gran revolucionario, porque aquí necesitamos caudillos como mi general no burócratas de quinta ni vejetes que no sirven para nada, pues qué caramba: nos engañan con una democracia para retrasados mentales, engaños van y vienen; las cosas se hacen en serio cuando se tienen los huevos bien puestos como mi general Henríquez, sí, órale, échense una carcajada.
    • 1984 Ayerra, R. Lucha inútil [1984] España (CDH )
      La hornacina muerta del Ayuntamiento de Santa Inés es el grito helado de un resistente, o un golpe de tambor que anuncia la inminente llegada de combatientes extranjeros y crueles con carros que llenar, con hachas con que demoler y con bayonetas con que desventrar.
    • 1984 Benítez, J. J. Caballo Troya I [1994] España (CDH )

      El solitario centinela, enjuto y frío como la bayoneta que remataba su brillante mosquetón, se había detenido. Tras una breve pausa, giró, cambiando el arma de hombro. Segundos después volvía sobre sus pasos, deteniéndose frente a la tumba. Allí repitió el cambio de posición de su fusil y, girando de nuevo, reinició su solemne desfile.

    • 1984 Leyva, D. Piñata [1984] México (CDH )
      ¡Sin embargo... cayó! Más que al golpe de las bayonetas, frente al empuje de la opinión pública que se puso decididamente de parte de la Revolución, Don Porfirio Díaz, viejo, cansado, víctima de un dolor de muelas, presentó su renuncia ante las Cámaras después de que el populacho recorrió las calles de la ciudad exigiéndosela y manifestando frente a su casa de las calles de La Cadena, la cual estaba resguardada por tropas federales.
    • 1984 Prensa El País, 02/08/1984 [1984] España (CDH )

      Cuando están a punto de cumplirse 11 años de dictadura, el régimen militar chileno ha sido abandonado por la mayor parte de las fuerzas políticas y sociales que contribuyeron a su instalación. Pero aún no ha perdido su base fundamental de apoyo: la fuerza de las bayonetas. Con esa fuerza aún casi intacta, el general Augusto Pinochet confía perpetuarse en el poder hasta 1989, año en el que debe entregar el mando a un sucesor designado por las cúpulas militares para que gobierne por otros ocho años.

    • 1984 Prensa Revista Hoy, 25/04-01/05/1984 [1984] Chile (CDH )
      Las bayonetas: uso y desuso

      Profesor francés Alain Rouquié sostiene que América Latina vive "el reflujo de la marea militar"

      POR ASCANIO CAVALLO

    • 1984 Prensa Revista Hoy, 25/04-01/05/1984 [1984] Chile (CDH )
      La represión... usted sabe lo que decía nuestro Talleyrand: 'Las bayonetas sirven para todo, menos para sentarse en ellas'.
    • 1984 Ramírez Heredia, R. Rayo [1988] 69 México (CDH )
      [...] y entonces las ideas se repitieron durante cada minuto que los dos anduvieron a salto de mata pidiendo asilo a los compañeros y sintiendo que las bayonetas se les clavaban en la raja, como escucharon decir a un sargento al momento que subía a un transporte a un grupo de mujeres con los vestidos hechos tiras; [...].
    • 1984 Ramírez Heredia, R. Rayo [1988] 77 México (CDH )
      [...] y la maniobra se convertía en una espesa bruma donde sólo la figura de la Pituya se levantaba como árbol fuerte además de los recuerdos de cuando era niña y los gritos de la gente que corría delante de las bayonetas y sus muñecas y los paseos con sus padres y Valdivia no quiso firmar lo que le presentaban así que la cuartelera dijo: fuera preparando sus cosas porque dentro de unas horas se iban a ir o antes quería mandarle algún recado a alguien.
    • 1985 Alape, A. Paz, violencia [1985] Colombia (CDH )
      Estas armas que dicen ellos son del pueblo ya, fusionadas en el Ejército Popular, apuntalarán con sus bayonetas la consolidación de la paz colombiana, porque la paz colo mbiana se transmite en el deseo de las guerrillas; el cambio de sistema se necesitan las armas, apuntalar la paz.
    • 1985 Alape, A. Paz, violencia [1985] 142 Colombia (CDH )
      La revolución está campeando en el mundo entero y los derechos de las mayorías serán más fuertes que las cadenas de los pocos amos de hoy, por la gracia maravillosa de las bayonetas y los cañones.
    • 1985 Herrera Luque, F. Casa pez [1985] Venezuela (CDH )
      ¿Qué cree usted que se le ocurre a un hombre cuando le devuelven al padre acribillado a bayonetas como le pasó a los Irazábal? ¿Va a ir a la Corte Suprema de Justicia que es la concubina del déspota o va a invocar el Dios de la cólera? Es probable que muchos de nosotros en un primer momento no supiéramos bien lo que era el comunismo.
    • 1985 Herrera Luque, F. Casa pez [1985] Venezuela (CDH )
      Un acompasado ruido de chanclas, chopos y bayonetas estremeció los faroles.
    • 1985 Prensa El País, 02/10/1985 [1985] España (CDH )

      . A lo largo de la tarde el Ejército y la policía estuvieron tratando de alejar del lugar del suceso a los numerosos curiosos que acudían atraídos por las primeras informaciones. Soldados fuertemente armados disuadían a nativos y extranjeros con subfusiles provistos de bayoneta.

    • 1985 Prensa ABC, 22/02/1985 [1985] España (CDH )
      Es bueno que el dictador Castro y sus testaferros no olviden que en la cárcel, acosado por el terror y las bayonetas, jamás pudieron chantajearme.
    • 1985 Ramírez, S. Alba Oro [1985] Nicaragua (CDH )
      Desde esa fecha, las fuerzas de ocupación norteamericana permanecerían en posesión del país, amparando con sus bayonetas a los gobiernos conservadores que se suceden hasta 1928 entre primos y parientes, y que dócilmente continúan entregando a la nación a los intereses extranjeros, adquiriendo deudas usurarias y dando más bienes y recursos en prenda; [...].
    • 1985 Satué, F. J. Desierto ojos [1986] España (CDH )

      Los soldados arremetieron contra el pterodáctilo disparando o esgrimiendo los fusiles a modo de lanzas. Habían calado las bayonetas y la gigantesca constitución del pajarraco facilitaba el trabajo.

    • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] Cuba (CDH )
      En la espalda, las heridas producidas por las bayonetas le dejaron marcas que dos años después no se le habían quitado todavía.
    • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] 238 Cuba (CDH )
      Había que sacar algo del fondo, una piedra, un poco de basura, cualquier cosa, aunque fuese un poco del lodo, y llevarlo hasta las orillas, ocasión que aprovechaban los guardias para golpearnos con las bayonetas.
    • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] Cuba (CDH )
      Echamos a andar rumbo a la salida de la prisión; los guardias que nos escoltaban por ambos lados habían sacado las bayonetas y las enarbolaban con gritos y amenazas.
    • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] Cuba (CDH )
      Llegó entonces otro pelotón armado con bayonetas de mano y nos ordenaron formar en filas de dos en fondo.
    • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] Cuba (CDH )
      Retumbaban los machetes y bayonetas contra las espaldas de los presos.
    • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] Cuba (CDH )
      Los guardias exigían más velocidad en la marcha y amenazaban agitando en el aire los machetes y bayonetas.
    • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] Cuba (CDH )
      Varios milicianos se separaron del grupo, las armas en ristre, caladas las bayonetas, indicando el camino que debían tomar: una carretera que se adentraba por el resto de las instalaciones del penal.
    • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] 228 Cuba (CDH )
      Miles de presos, rodeados de fusiles y bayonetas, iban llegando en silencio desde los campos de trabajos forzados, formando apretadas filas de hambre, de sudor, de cansancio.
    • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] Cuba (CDH )
      Irrumpían armados de bayonetas, palos, cadenas, y a los que atrapaban en los pisos los trituraban a cadenazos, a palazos...
    • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] 189 Cuba (CDH )
      Las lonas o sacos de las literas estaban cortadas con las bayonetas.
    • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] Cuba (CDH )
      Nos movíamos dentro de una amplia circunferencia de fusiles, bayonetas y perros.
    • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] Cuba (CDH )
      Enardecidos, furiosos, lo pincharon con las bayonetas y golpearon con las culatas de los fusiles hasta que Alfredo perdió el conocimiento.
    • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] Cuba (CDH )
      El teniente Porfirio bufaba porque la guarnición no había ido armada con bayonetas de mano, sino con fusiles y así no podían entrar.
    • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] Cuba (CDH )
      Los cabellos estaban empegotados, los oídos y las heridas de los pies y las ocasionadas por las bayonetas de la guarnición eran como puertas abiertas a la infección, a la contaminación.
    • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] Cuba (CDH )
      Se escuchaba el sonido de las bayonetas y los palos golpeando las cabezas y espaldas de los reos, los gritos y las maldiciones.
    • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] Cuba (CDH )
      Pero teníamos un cordón de bayonetas apuntándonos.
    • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] 118 Cuba (CDH )
      Nunca hubo un grupo más combativo, más dispuesto siempre a chocar físicamente con la guarnición, que los atacaban armados de bayonetas, barras de hierro y cadenas.
    • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] Cuba (CDH )
      Decenas de literas cortadas con las bayonetas, a otros les mezclaron la sal y los detergentes con los alimentos.
    • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] 73 Cuba (CDH )
      La tropa, con las bayonetas caladas, nos rodeaba: unos nos miraban curiosos, otros con odio mal contenido.
    • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] 68 Cuba (CDH )
      Luego los guardias de las dos filas nos pinchaban con las bayonetas, en las nalgas y en los muslos, siempre por detrás.
    • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] Cuba (CDH )
      Los guardias, armados de machetes, palos, cadenas enfundadas en mangueras de caucho y bayonetas, llenaban en un segundo el patio.
    • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] Cuba (CDH )
      Mientras estábamos en el centro de la zanja no era fácil golpear con las bayonetas.
    • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] Cuba (CDH )
      El cordón de seguridad se estrechó más que nunca y trabajábamos literalmente dentro de un círculo de bayonetas agresivas.
    • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] Cuba (CDH )
      Mandó formar y ordenó a todos, rodeados por un círculo de bayonetas, que se desnudaran.
    • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] Cuba (CDH )
      La tropa, temiendo herir a los jefes, dejó de disparar, y entonces atacaron con bayonetas y golpes de culata.
    • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] Cuba (CDH )
      Recordaba a los sargentos Porfirio y Matanzas hundiendo las bayonetas en el cuerpo de Ernesto Díaz Madruga; a Roberto López Chávez agonizando en una celda, clamando por un poco de agua y los guardias que le orinaban en la cara, en la boca; [...].
    • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] Cuba (CDH )
      Y descargaban las bayonetas sobre el prisionero hasta que, sin conocimiento, éste cayó al suelo.
    • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] Cuba (CDH )
      Luego, el teniente Mejías prohibió a los soldados que lo golpearan con bayonetas o cadenas, porque era muy pequeño.
    • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] 414 Cuba (CDH )
      Desde mi celda, a sólo cuatro metros de separación, yo escuchaba con un estremecimiento el chasquido de las bayonetas y machetes descargados con saña sobre los cuerpos de los prisioneros.
    • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] Cuba (CDH )
      Desnudos, arrinconados como animales aterrorizados y rodeados por un círculo de bayonetas, se agruparon más de veinte heridos de bala y con otras armas contundentes y cortantes.
    • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] Cuba (CDH )
      La lluvia de golpes sobre ellos, con palos, bayonetas, cadenas, no cesaba un instante;
    • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] Cuba (CDH )
      Por la tarde interrumpieron la comida y encerraron a todos los prisioneros en las galeras, y la guarnición entró al patio provista, además de con fusiles y bayonetas, con caretas antigases y bombas lacrimógenas.
    • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] Cuba (CDH )
      Pegados al ventanuco, los vimos desfilar por la carreterita del fondo, arrastrando las piernas golpeadas, apoyados en hombros amigos, rodeados de un cordón de guardias armados de bayonetas.
    • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] Cuba (CDH )
      En el salón de visitas los aguardaban unos cincuenta guardias, con porras de goma, cadenas, barras de hierro y bayonetas, Alfredo Mustelier fue de los primeros en caer con el cráneo fracturado: le siguieron Miguel Cantón, con varias costillas quebradas, Ramón Cueto con el rostro desfigurado y cubierto de sangre y algunas costillas rotas a patadas, Osvaldo Fernández con la cabeza herida y un pie roto.
    • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] Cuba (CDH )
      Nos empujaron al fondo de la celda para tener espacio y poder levantar el brazo armado y golpearnos, porque pegados a nosotros, en el forcejeo de la lucha, se les hacía difícil accionar las cadenas y bayonetas.
    • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] Cuba (CDH )
      —Estas flores son mucho más poderosas que las bayonetas;
    • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] Cuba (CDH )
      Golpeaban las paredes y las rejas con el arma que llevaran: hierros enfundados en pedazos de mangueras para que no desgarraran la piel, palos, gruesos cables eléctricos trenzados, cadenas enrolladas en las manos y bayonetas.
    • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] Cuba (CDH )
      Acto seguido comenzaron a golpearlo con bayonetas y estacas.
    • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] Cuba (CDH )
      Se indignaron y empujaron a Eloy contra la pared con las bayonetas de los «AK» hincándole el cuello.
    • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] Cuba (CDH )
      Llegaban armados de machetes, cadenas, barras de hierro, madera y bayonetas.
    • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] Cuba (CDH )
      A cada uno le dieron una paliza con mangueras de goma y bayonetas, y los encerraron en los calabozos con los delincuentes comunes.
    • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] Cuba (CDH )
      A los lados de aquella carretera adoquinada por esclavos hacía dos siglos, había guardias en atención, con cascos de guerra y fusiles con bayonetas.
    • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] Cuba (CDH )
      Varios oficiales y los dos guardias del patio se lanzaron contra los primeros de la fila, golpeándolos con las bayonetas y mandándolos hacia el rastrillo.
    • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] Cuba (CDH )
      De pronto los guardias, que estaban armados de bayonetas, bastones de madera y de hierro, nos atacaron a golpes exigiéndonos que corriéramos.
    • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] Cuba (CDH )
      Tuvimos que desnudarnos en su presencia, invitados por las bayonetas y las amenazas de los guardias.
    • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] Cuba (CDH )
      existen antes que ellas, y cuando las bayonetas desaparezcan, seguirán existiendo...
    • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] Cuba (CDH )
      —¡Vamos, corran! —gritaban a las espaldas de los presos y los pinchaban con las bayonetas.
    • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] Cuba (CDH )
      El cabo, bayoneta en mano, le fue encima, agrediéndolo.
    • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] Cuba (CDH )
      En silencio, respirando profundamente, llenándonos de aquel aire libre que en mucho tiempo no volveríamos a respirar y con la angustia constante de que un brusco frenazo del camión, un bache de la carretera, fuera suficiente para que aquellas bayonetas nos traspasaran las gargantas.
    • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] Cuba (CDH )
      Terminada la requisa procedimos a curar a los heridos de bayoneta y culatazos.
    • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] Cuba (CDH )
      El cabo lanzó varias estocadas a Eloy tratando de herirlo con la punta de la bayoneta, y fue cuando el otro militar, que no había golpeado a nadie hasta ese momento, extrajo su bayoneta y comenzó a pegarle.
    • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] Cuba (CDH )
      Sólo unos escasos 30 metros lo separaban de los tres hombres cuando el cabo Luis extrajo la bayoneta, a espaldas de Eloy, ajeno a la agresión, y le descargó un planazo.
    • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] Cuba (CDH )
      —¡Dobla el lomo...! —y descargaban un planazo con la bayoneta.
    • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] Cuba (CDH )
      Si a alguno se le caía una piedra se producía una interrupción inmediata del ritmo de trabajo, y el cabo corría hacia el causante y lo golpeaba con la bayoneta.
    • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] Cuba (CDH )
      Ya empuñaba la bayoneta y estaba dispuesto a golpeamos con ella.
    • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] Cuba (CDH )
      Éstos iban armados con pistolas y una bayoneta al cinto o en la mano.
    • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] Cuba (CDH )
      La hoja de una bayoneta saltó al chocar contra su frente y el sargento Matanzas se quedó con la empuñadura en la mano.
    • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] Cuba (CDH )
      Fue el propio teniente Porfirio el que le hundió la bayoneta a Ernesto Díaz Madruga.
    • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] Cuba (CDH )
      El teniente Porfirio García, jefe del Orden Interior, dirigía la requisa personalmente, bayoneta en mano, pegando sin contemplaciones, y sus hombres emulando con él en el castigo.
    • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] Cuba (CDH )
      Masacres y golpeaduras sí, mayores, con muertos y heridos graves de bala y bayoneta, pero no un destrozo organizado, ni tan despiadado, como «La Pacífica».
    • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] Cuba (CDH )
      El mismo Perro Prieto lo ayudó a incorporarse, y cuando estuvo de pie, el cabo desenfundó su bayoneta y volvió a golpearlo con saña, hasta que Eloy perdió otra vez el conocimiento y rodó por tierra.
    • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] Cuba (CDH )
      Otro grupo, sin armas largas, pero con bayoneta, formó fila frente a los soldados.
    • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] Cuba (CDH )
      Los presos recibieron una paliza y hubo varios heridos de bayoneta.
    • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] Cuba (CDH )
      Colocaron sacos de arena y ametralladoras apuntando a las puertas de las circulares y entraron empuñando sus fusiles con bayoneta.
    • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] Cuba (CDH )
      ¿Qué sentirían aquellos guardias cuando los primeros prisioneros asomaban por la reja, asustados, y tenían que levantar la bayoneta y golpearlos? Pienso que para un acto así el ser humano tiene que justificar su acción, hallar una motivación interior, y como no la tenían, la buscaban en los gritos, en los insultos.
    • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] Cuba (CDH )
      Acababan de llegar, todavía con el calor de su hogar, sin sacudirse por completo del sueño, y ya les daban una bayoneta, una cadena o un palo para que agredieran a hombres con los que no habían cruzado siquiera un grito, una ofensa verbal.
    • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] Cuba (CDH )
      Si algún caso era considerado grave por haber penetrado mucho la hoja de la bayoneta en la carne, se le comunicaba a los guardias de posta para que a su vez lo informaran al oficial superior, con el objetivo de que llevaran al herido al hospitalito, donde estaban concentrados los médicos presos.
    • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] Cuba (CDH )
      En cada requisa muchos encontraban las lonas o los sacos del camastro cortados con un tajo de bayoneta.
    • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] 68 Cuba (CDH )
      Desde la puerta de las circulares hasta aquellos corrales se formaban dos filas de guardias armados de fusiles con bayoneta, y por entre esas dos filas había que pasar, desnudos y corriendo a toda velocidad.
    • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] Cuba (CDH )
      Las bayonetas seguían avanzando y retrocediendo al vaivén del camión.
    • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] Cuba (CDH )
      El cabo lanzó varias estocadas a Eloy tratando de herirlo con la punta de la bayoneta, y fue cuando el otro militar, que no había golpeado a nadie hasta ese momento, extrajo su bayoneta y comenzó a pegarle.
    • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] Cuba (CDH )
      Uno de los guardias levantó el brazo armado de una bayoneta y descargó un planazo sobre el gordo Tito:
    • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] 234 Cuba (CDH )
      A Lito Riaño le dieron cien planazos de bayoneta, contados por los que presenciaron el abuso.
    • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] 275 Cuba (CDH )
      El militar abrió los brazos, la bayoneta se le escapó de las manos y dio contra la pared.
    • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] Cuba (CDH )
      Las puntas filosas de las bayonetas, a pocos centímetros de nosotros, se mecían con cada movimiento del camión.
    • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] 50 Cuba (CDH )
      Nos miraban con ferocidad, y cuando el camión echó a andar levantaron sus bayonetas y las colocaron muy cerca de las gargantas de los más próximos.
    • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] Cuba (CDH )
      Salimos a la calle, aquella misma que yo conocía de cuando me llevaron a juicio; pero ahora estaba llena de guardias que iban y venían constantemente, con cascos y fusiles con bayonetas.
    • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] Cuba (CDH )
      Pero en aquella población carcelaria tan heterogénea, formada por banqueros, estudiantes, ex militares de uno y otro bando, obreros, campesinos, había algo que los unificaba a todos, un principio de identidad más poderoso y decisivo que viejas discrepancias: todos llevaban una P negra en las espaldas y eran las mismas bayonetas las que los acosaban y herían, y los mismos fusiles los que aguardaban para fusilarlos.
    • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] Cuba (CDH )
      Los pelotones, armados con barras de madera, cadenas, bayonetas, y cuanto sirviera para golpear, irrumpían en las galeras gritando y pegando sin contemplaciones.
    • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] Cuba (CDH )
      No perdían ocasión para pinchar con la bayoneta o apoyar la bota en la cabeza de uno y empujar para obligarnos a sumergirla.
    • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] 348 Cuba (CDH )
      Al anochecer, cientos de guardias armados de fusiles con bayoneta y escopetas de gases lacrimógenos entraron en el patio.
    • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] Cuba (CDH )
      El primero que abrió la reja de nuestro calabozo iba armado con una bayoneta; tras él, otros tres bloquearon la entrada.
    • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] Cuba (CDH )
      Milagrosamente, Bayolo salvó la vida, porque le hundieron una bayoneta muy cerca de la región inguinal.
    • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] Cuba (CDH )
      Él fue el primero en levantar la bayoneta y descargarla sobre los presos.
    • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] Cuba (CDH )
      El guardia del patio, un mulato alto y fuerte, trataba de pincharlo con la bayoneta.
    • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] Cuba (CDH )
      No obstante, algunos lo hicieron y los escoltas empezaron a sacarnos de las filas a golpes de bayoneta y a tomar los nombres para suspender las visitas.
    • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] Cuba (CDH )
      Levanté la mano cuando lo divisé y uno de los guardias me fue encima y me golpeó el brazo con la bayoneta.
    • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] Cuba (CDH )
      Fue el momento esperado por Arcia para clavarle la bayoneta en el muslo y moverla en forma circular para agrandar la herida.
    • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] Cuba (CDH )
      Sabía que no podía trabajar, pero lo golpeó con la bayoneta.
    • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] 249 Cuba (CDH )
      A ratos se escuchaba el golpe seco dado con una bayoneta, o se veía a un escolta empujando a algún preso con una mano mientras con la otra empuñaba un machete o un palo.
    • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] Cuba (CDH )
      La punta de la bayoneta le hirió el pecho, a la altura del corazón.
    • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] Cuba (CDH )
      Ventura empezó a repartir planazos, se ensañó con Manino y le lanzó una estocada a fondo con la bayoneta.
    • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] Cuba (CDH )
      Marcané, uno de los más furiosos y agresivos militares, rompió una bayoneta sobre la espalda de Rafael Márquez, porque cuando iniciaba una golpiza se enardecía y no sabía cómo parar.
    • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] Cuba (CDH )
      El cabo Almanza le vació un ojo a Domingo Fernández de una estocada con la bayoneta.
    • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] 241 Cuba (CDH )
      Yo era uno de los últimos y la punta de una bayoneta me hirió la muñeca izquierda cuando trataba de esquivar la estocada.
    • 1985 Vallejo-Nágera, J. A. Yo rey [1994] 220 España (CDH )
      Murieron en gran número. Se refugiaban aterrados, enterrándose en grandes montones de paja, pero los soldados franceses pinchaban a esos desgraciados a golpes de bayoneta, haciéndolos salir. Inmediatamente disparaban sobre ellos como sobre liebres.
    • 1986 Azúa, F. HIdiota [1993] España (CDH )
      Como el soldado que, impaciente por alcanzar con su bayoneta a un enemigo desconocido oculto tras el horizonte, no puede detenerse en las solicitaciones que surgen a su paso, así también los muertos tendemos a un destino desconocido, sin prestar atención a lo que aparece a lo largo del camino; y cuando hemos alcanzado ese destino, una voz burlona nos dice que nuestro destino era prestar atencion y descansar en cada una de las minúsculas revelaciones que se habían ido abriendo a nuestro paso; cada una de las cuales, a su vez, nos aconsejaba no buscar ningún destino, ni mucho menos un destino feliz.
    • 1986 Faner, P. Flor sal [1986] España (CDH )
      Tras el estallido, Diodor quedó paralizado, indiferente a que le traspasaran con bayoneta o le abatieran de un disparo certero.
    • 1986 Faner, P. Flor sal [1986] España (CDH )
      Clavó su bayoneta en el intersticio de dos piedras, se encaramó a las espaldas del negro y alcanzó el antepecho.
    • 1986 Gabriel Galán, J. A. Bobo ilustrado [1986] 68 España (CDH )
      No te parecía un tema de capital importancia en aquellos momentos históricos en que acababa de iniciarse un nuevo reinado bajo el signo de las bayonetas, pero ¿qué hacer con don Tomás?
    • 1986 Gabriel Galán, J. A. Bobo ilustrado [1986] España (CDH )
      . España tenía una constitución en la cual, a pesar de varias reliquias góticas, se descubren mil tesoros y preciosidades: es necesario corregirla, y es preciso que ya las leyes heredadas de los Euricos y Teodoricos sufran la inevitable reforma que exige la ilustración y la justicia. Pero no se deba esta necesaria operación a las bayonetas francesas.
    • 1986 Gabriel Galán, J. A. Bobo ilustrado [1986] 121 España (CDH )
      ¿Qué pensar del Madrid que tanto denostabas, sino que detrás de cada enojo había un soplo de ternura? ¿Qué Madrid era ése en fiesta permanente, exhibidor, bailarín sobre el barril de pólvora de las bayonetas francesas, tragasables, astutamente ajeno a las preocupaciones de la Corte y a la humareda de las batallas no tan lejanas?
    • 1986 Gironella, J. M. Hombres lloran [1987] España (CDH )
      Otros recién nacidos, empuñados y arrojados al aire, sirvieron de blanco a los mejores tiradores SS y fueron empalados al vuelo por las bayonetas.
    • 1986 Gironella, J. M. Hombres lloran [1987] España (CDH )
      Sus palabras fueron lapidarias y constituyeron una respuesta a todas las especulaciones posibles: «El Régimen ha llegado por la fuerza de las bayonetas y no se irá como no sea derrotado por las mismas armas, sin hueco para plebiscitos ni monsergas.»
    • 1986 Gironella, J. M. Hombres lloran [1987] España (CDH )
      Con las bayonetas en la mano podía obligarse a los catalanes a decir: sí, madre; pero en cuanto se retiraran las bayonetas volverían a decir: sí, mare. Era una herejía malsana la manipulación de los libros de texto para imbuir a los pequeños la noción de que no había más patria que España.
    • 1986 Gironella, J. M. Hombres lloran [1987] España (CDH )
      Con las bayonetas en la mano podía obligarse a los catalanes a decir: sí, madre; pero en cuanto se retiraran las bayonetas volverían a decir: sí, mare. Era una herejía malsana la manipulación de los libros de texto para imbuir a los pequeños la noción de que no había más patria que España.
    • 1986 Mendoza, E. Ciudad prodigios [1993] España (CDH )
      Se intentó exterminar el ganado y en especial la vaca pirenaica, tan apreciada; este exterminio no pudo llevarse a término porque algunas reses huyeron a las montañas donde sobrevivieron en estado salvaje hasta bien entrado el siglo xix; sólo así lograron salvarse de las cargas feroces de la caballería, de las descargas de la artillería y de las bayonetas de la infantería.
    • 1986 Mendoza, E. Ciudad prodigios [1993] 163 España (CDH )
      El Gobierno por su parte se limitaba a recoger los frutos que esta situación ponía en sus manos y abordaba con desgana el problema interno de Cataluña como si se tratara de otro problema colonial: enviaba al principado militares trogloditas que sólo conocían el lenguaje de las bayonetas y que pretendían imponer la paz pasando por las armas a media humanidad.
    • 1986 Mignone, E. F. Iglesia y Dictadura [1986] Argentina (CDH )
      El "Proceso" en pleno Aramburu, Viola, Galtieri, Grañigna, tras las bayonetas. Figuras de desaparecidos sobre los muros de la catedral porteña. Mons. Aramburu y su infaltable presencia en los actos del "Proceso".
    • 1986 Soriano, O. Rendido león [1987] 25 Argentina (CDH )
      Los embajadores ya no estaban a la vista, de modo que bajó por la escalera principal y sintió, sin necesidad de mirarlos, que los guardias levantaban las bayonetas para saludarlo.
    • 1986 Soriano, O. Rendido león [1987] Argentina (CDH )
      El público guardaba un silencio profundo y levantaba a los niños sobre los hombros cuando la reina entraba en el patio y la guardia presentaba las bayonetas caladas.
    • 1987 Agromayor, L. Fiestas [1987] España (CDH )
      Ya se escucha el suave tintineo de las campanillas que lleva prendidas la Custodia. Ya se oye el estrépito de las salvas de los cañones al salir por la Puerta Llana de la Catedral, el revuelo de las campanas en las torres, la cadencia lenta de los himnos eucarísticos, la brillantez apresurada de la marcha real, mientras un fulgor de bayonetas se inclinan a su paso, y los pétalos de rosa que caen de los balcones se entrecruzan con los vapores del incienso que suben hacia el cielo.
    • 1987 Agromayor, L. Fiestas [1987] España (CDH )
      Precedida por un grupo de acólitos con incensarios humeantes, el báculo y capelo —atributos cardenalicios—, va escoltada por el paso marcial, fusiles y bayonetas de los cadetes de la Escuela de Infantería.
    • 1987 Allende, I. Eva Luna [1987] 33 Chile (CDH )
      Son como bestias, decían, abren el vientre a las mujeres embarazadas y tiran los fetos a los perros, atraviesan a los viejos con sus bayonetas, a los hombres les introducen dinamita por el culo y los hacen volar en pedazos, violan, incendian, destruyen.
    • 1987 Azúa, F. Hombre humillado [1991] España (CDH )
      En la apoteosis de su torturada relación, cuando Cucurella se abalanzó sobre el teniente con la bayoneta en la mano, y únicamente mi presencia pudo impedir que se la clavara en los riñones, se produjo la inversión.
    • 1987 Delgado Aparaín, M. Johnny Sosa [1995] Uruguay (CDH )
      En medio del humo de los chorizos que el coronel daba vueltas y más vueltas con una hoja de bayoneta, Johnny quedó anonadado y silencioso por la propuesta.
    • 1987 Delgado Aparaín, M. Johnny Sosa [1995] Uruguay (CDH )
      Empuñando la bayoneta belga para dar mayor énfasis a sus palabras, el coronel encontró que el ejemplo era bueno y observó que el padre Mujica debió, en medio de las torturas del espíritu, colgar finalmente la sotana para seguir cantando.
    • 1987 Delgado Aparaín, M. Johnny Sosa [1995] Uruguay (CDH )
      Haciendo un gesto abrupto con su ferretería de guerra para impedir que el recién llegado descansara sus indolencias sobre el enano más triste, el guardia preguntó, sin bajar la bayoneta añadida al fusil, qué diablos le hacía suponer a un negro que podía entrar como Perico por su casa a un cuartel militar en tiempos de estado de sitio.
    • 1987 Delgado Aparaín, M. Johnny Sosa [1995] Uruguay (CDH )
      Pero el dueño del cine se había encandilado a tal punto con la memorable terquedad del prisionero inglés que tomó asiento en un taburete contra el primer parlante y se entregó a tomar cerveza recalentada en la vereda y a escuchar la marcha infinita con los brazos cruzados sobre el pecho, tal como si esperase, con la misma dignidad de Alec Guinnes, a que los japoneses hicieran su entrada salvaje por la calle Ellauri con las bayonetas entre los dientes.
    • 1987 Fuentes, C. Cristóbal Nonato [1988] México (CDH )
      Despierten, niños, despierten, dijo con su voz alarmada pero grave el abuelito Rigoberto Palomar, despierten, que hoy es el sábado 22 de febrero y le han arrancado su frazada al presidente Francisco Madero, lo han sacado de su celda entre bayonetas, lo han subido a un automóvil junto con el señor Pino Suárez, los han detenido a la salida de la penitenciaría, los han hecho descender, les han disparado a cada uno un balazo en la cabeza, a las once de la noche: despierten, niños, que tenemos que irnos a la Revolución.
    • 1987 Petras, J. Estado y régimen [1987] 74 Estados Unidos de América (CDH )
      Tal y como en una ocasión señaló un sabio, las bayonetas pueden subyugar a un pueblo, pero no pueden organizar una economía.
    • 1987 Prensa ABC, 10/04/1987 [1987] España (CDH )
      El hecho de fabricar un genio, un superdotado, casi con bayoneta, es algo tremendo. En este caso, lo emocionante, lo interesante, es que esta mujer triunfa. Aurora Rodríguez crea un genio. Y eso debería haber sido un cuento de hadas; de hecho, en los años treinta, el mundo intelectual estuvo pendiente de esta niña, Hildegart (que significa Jardín de la sabiduría).
    • 1987 Velasco Piña, A. Regina [1992] 422 México (CDH )
      Mientras en todo el resto del país se imponía la calma a punta de bayonetas y rejas carcelarias, en el pequeño espacio escogido por Cuauhtémoc para librar la postrer batalla, el Movimiento intentaba ahora proseguir la lucha.
    • 1987 Velasco Piña, A. Regina [1992] 399 México (CDH )
      Tras de catear a los detenidos éstos eran llevados —con las manos en la nuca y una bayoneta presionando sus espaldas— hasta la explanada de la Rectoría, lugar en donde se les obligaba a tirarse al suelo y permanecer inmóviles sobre el encharcado pavimento.
    • 1987 Velasco Piña, A. Regina [1992] México (CDH )
      El militar manifestó primero desconcierto, luego montó en cólera y afirmó categórico que era él quien mandaba y no tenía por qué atender las indicaciones de los delincuentes a los que ejecutaba; finalmente, cauteloso, ordenó a uno de los soldados que hundiese su bayoneta en la tierra de la pequeña ladera.
    • 1988 Gené, J. C. Ulf [1988] Argentina (CDH )
      ¿Te acordás, hijo?... ¿Te acuerdas? ¿El gaucho perseguido que quiere huir saltando un muro es atravesado por la bayoneta del sargento?
    • 1988 Hnz Padilla, R. HPolítica mexicana [1995] 282 México (CDH )
      "No habrá un gobierno estable en México hasta que los Estados Unidos lo imponga y lo sostenga con bayonetas americanas"...
    • 1988 Posas, V. S. Revolución Sandinista [1988] España (CDH )
      De hecho toda la burguesía se aprovechó del "boom" económico de los años 50 y 60, garantizado por las bayonetas de la Guardia somocista.
    • 1988 Prensa El País, 02/06/1988 [1988] España (CDH )

      Y relata su recuerdo más horrible, cuando apuñala con la bayoneta a un soldado argentino. "Por favor, no me mate; por favor, no me mate, hijo de puta, please, please", clama su víctima. La película termina en el momento en que Lawrence es herido por un francotirador cuando, concluido el asalto, desde la cima del monte, grita al cielo, agitando dos rifles: "Lo conseguimos. Ha sido divertido".

    • 1988 Prensa El País, 02/02/1988 [1988] España (CDH )
      Más imprevisible todavía es Bucaram, a quien las fuerzas armadas acusaron de difamación y hace escasos meses decía que "las botas militares y bayonetas se encuentran al servicio de las clases oligarcas".
    • 1988 Pz-Reverte, A. Maestro esgrima [1995] España (CDH )
      Los soldados, con el ros sobre el rapado cogote y la bayoneta en la boca del fusil, estaban bajo el mando de un barbudo oficial de fiero semblante, que se paseaba arriba y abajo con la mano apoyada en la empuñadura del sable.
    • 1988 Pz-Reverte, A. Maestro esgrima [1995] España (CDH )
      Seguían montando guardia con su aire tímido y paleto, la punta de la bayoneta rozándoles la nariz, pegados a la pared para resguardarse de la lluvia.
    • 1988 Pz-Reverte, A. Maestro esgrima [1995] España (CDH )
      Cuentan que murió solo, acosado como un perro, insultando en excelente francés a los soldados que lo cercaban con sus bayonetas.
    • 1988 Rojo, J. A. Hotel Madrid [1988] 248 Bolivia (CDH )
      Los jovenzuelos de estos lares continuaban con sus bailes, tan desordenados, pero yo sabía por la prensa que no esperaban orden de emperador alguno para proceder con las bayonetas.
    • 1988 Sánchez, H. Héroe familia [1988] 20 Colombia (CDH )
      No llegaba yo a imaginarme a un hombre que igual se pasaba el día tendido en una hamaca o fabricando trampas para loros, con una bayoneta entre los dientes, avanzando impetuoso sobre el enemigo, en medio de los rigores de la lucha.
    • 1988 Sánchez, H. Héroe familia [1988] 162 Colombia (CDH )
      Después de meses enteros de racionamiento, solo el sargento puso mala cara, por obligación, porque ya luego utilizó su bayoneta como los demás, y hasta se guardó la piel del animal para fabricarse unas botas.
    • 1988 Sánchez, H. Héroe familia [1988] Colombia (CDH )
      "Tuvo que ocurrírsele al sargento Atiliano que fue como mi hermano", insistió moviendo la cabeza a falta de poder abrazarlo, y añadió: "Yo le vi ensartar en su bayoneta a un tigre que intentó comérselo".
    • 1989 Aridjis, H. Adiós Teatro fin México (CDH )
      "¡Gracia, gracia!" gritaba, y los soldados con sus bayonetas la tiraron al suelo.
    • 1989 Aridjis, H. Adiós Teatro fin México (CDH )
      La ambición del Príncipe alemán llegó hasta el extremo de creer que la nación mexicana, acometida de improviso con treinta mil bayonetas francesas al costado, podía pensar en elecciones; y aun pensando ejercer el derecho de sufragio libremente, y ejerciéndolo, fijar sus votos en un extranjero segundón de la imperial casa de Lorena...
    • 1989 Memba, J. Homenaje Kid Valencia [1989] 172 España (CDH )
      Allí estaban las chutas, la cuchara, una pipa (Astra 400, calibre nueve milímetros, larga y sin números de serie; un arma discreta y bien comprada), los algodones con los que filtraba el jaco y un par de pinchosas; porque Kid también era un tipo inteligente y dejaba la bayoneta en el armario, para que la vieran, y se dieran por contentos, como hizo Baillo el día anterior.
    • 1989 Memba, J. Homenaje Kid Valencia [1989] 118 España (CDH )
      Se acercaban al primero que encontraban, le pinchaban con la bayoneta en los riñones, sólo para amagarle, y después le quitaban el dinero.
    • 1989 Memba, J. Homenaje Kid Valencia [1989] 167 España (CDH )
      Baillo abrió un cajón que había en el fondo del armario y descubrió una bayoneta con el puño metálico.
    • 1989 Memba, J. Homenaje Kid Valencia [1989] 118 España (CDH )
      En los peores momentos se metía con algún matón en un vagón del metro y, bayoneta en mano, asaltaban a los viajeros.
    • 1989 Omar, A. Hoy trascendente [1989] 22 España (CDH )
      Viví de todo... (Queda meditando.) Conocí el amor, la muerte, el hambre, los deseos en punta como una bayoneta, el terror y la locura..., la amistad.
    • 1989 Soler, R. Panamá [1989] 81 Panamá (CDH )
      En ella decía el general Torrijos: "No recuerdo hasta hoy un solo incidente, en los tiempos en que comandaba tropas especializadas en orden público, en que la razón no estuviera de parte del grupo hacia donde apuntaban nuestras bayonetas [...] Vivimos convencidos de que la guerra llegó alrededor de las puertas de mando de nuestras fuerzas armadas. Lo vemos todos los días cuando observamos los suburbios donde viven nuestros pueblos, los parques llenos de desempleados."
    • 1990 Schz Dragó, F. Camino corazón [1993] España (CDH )
      Cuando los franceses guerreaban aquí a punta de bayoneta y mataban como matan los hombres y no los muñecos, mirando de frente los ojos del enemigo, no había en Vietnam ni una sola carretera cerrada al tránsito de la población civil.
    • 1991 Chao Ebergenyl, G. Los Altos [1991] México (CDH )
      La mayoría de ellos llegaban afectados por los gases de mostaza, pero también abundaban los mutilados, los heridos por bayoneta.
    • 1991 Chao Ebergenyl, G. Los Altos [1991] México (CDH )
      La población estaba ofendida porque el día anterior los soldados habían tomado el pueblo en busca de cristeros, apresaron al cura de la parroquia a quien le habían despalmado los pies con el filo de las bayonetas para después conducirlo caminando hacia el cementerio, donde lo habían fusilado junto con dos cristeros.
    • 1991 Umbral, F. César [1995] España (CDH )
      Pero la mañana (han viajado toda la noche, durmiendo en el auto o velando con café legionario, cruzando una España en raigones que también ha perdido su nombre) es una mañana fría y hermética, donde sólo asoma su bayoneta el viento del Guadarrama, y Carabanchel es un inmenso nido de silencio, ese silencio populoso y peligroso que se adivina cargado del hermetismo desesperado de un pueblo.
    • 1991 Umbral, F. César [1995] España (CDH )

      Francesillo estaba entre la multitud. En las oficinas militares les habían dado permiso, o más bien orden, para acudir al magno acontecimiento, y el muchacho, ya iniciado en los teatros de la Historia, tampoco quería perderse aquello. La gente, en torno de él, olía a cocina doméstica y Semana Santa. Se cantaban himnos y la mañana se exaltaba de boinas rojas y bayonetas.

    • 1991 Arrieta, C. G. et alii Narcotráfico Colombia [1991] Colombia (CDH )
      Estas afirmaciones fueron rechazadas airadamente por las fuerzas armadas, que por boca de uno de sus altos oficiales manifestaron que "el doctor López Michelsen, quien nos comandó por espacio de cuatro años, no es precisamente la persona más indicada para convertirse en nuestro acusador, puesto que muchos fueron los miembros de las fuerzas militares que murieron durante su gobierno, y por cuanto éste terminó sentado en las bayonetas".
    • 1992 Alberto, E. Eternidad lunes [1994] Cuba (CDH )
      Brunno Uribe comenzó a golpear con los puños el arcón de cedro, le arrancó la tela, lo pateó con los tacones de las botas militares, lo atravesó de lado a lado con la bayoneta del fusil, hasta despedazarlo como un muñeco de trapo.
    • 1992 Bojorge, R. Aventura submarina [1992] Argentina (CDH )
      Además había otros objetos tan variados como valiosos: bayonetas, balas de pistola de distintos calibres, partes de arcabuz y mosquete, crucifijos, y hasta un diminuto camafeo de oro en perfecto estado.
    • 1992 Carbonell, J. Apaga... [1992] 30 España (CDH )
      — ¿Dónde pongo la bayoneta? —grita el abuelo desde la despensa.
    • 1992 Carbonell, J. Apaga... [1992] España (CDH )
      El abuelo León siguió toda la guerra del Golfo agarrado a su bayoneta, gritando consignas a los musulmanes, insultando a los americanos, lanzando pieles de naranja contra la pantalla con el ardor en sus ojos de combatiente de El Aiún.
    • 1992 Delgado Senior, I. Sub-América [1992] 59 Venezuela (CDH )
      «¡Nuestro Imperio triunfará!» En El Valle disparan escarmientos; en Chapellín las bayonetas imponen toques de queda y de furor.
    • 1992 Díez Rdz, L. M. Expediente náufrago [1992] España (CDH )
      La paz de los durmientes se vio alterada al momento por el grito de guerra del cabo, que había extraído del petate nada menos que una bayoneta que blandía en la mano después de desenfundarla, y el estrépito de la banqueta, que cayó al suelo mientras yo alcanzaba la puerta más cercana de la cantina, la del andén, y salía como alma que lleva el diablo.
    • 1992 Fuentes, C. Espejo enterrado [1992] México (CDH )
      El emperador no era independiente, era simplemente el títere de Napoleón III, apoyado por las bayonetas francesas.
    • 1992 Fuentes, C. Espejo enterrado [1992] México (CDH )
      Escondidos en loberas, los soldados yaquis, al pasar sobre sus cabezas los caballos de Villa, levantaron sus bayonetas y las clavaron en las panzas de los corceles.
    • 1992 Prensa La Nación, 28/06/1992 [1992] Argentina (CDH )

      A la coincidencia entre el sistema de poder y el sistema de creencias de una sociedad se la llama legitimidad. Cuando no hay legitimidad quedan las bayonetas. A la larga de poco sirven. Como le dijo Talleyrand a Napoleón: "Señor, con las bayonetas se puede hacer cualquier cosa menos sentarse sobre ellas".

    • 1992 Prensa La Nación, 28/06/1992 [1992] Argentina (CDH )
      Como le dijo Talleyrand a Napoleón: "Señor, con las bayonetas se puede hacer cualquier cosa menos sentarse sobre ellas".
    • 1992 Puyo, F. Bogotá [1992] 199 Colombia (CDH )
      No obstante el ataque de la fuerza pública, los manifestantes continuaron hacia el Palacio Presidencial, pero la policía les impidió el paso por lo cual éstos se dirigieron hacia el norte en busca del alcalde que había reemplazado a Cuervo, pero fueron atacados nuevamente por la policía montada y por agentes de a pie, quienes agredieron a hombres y mujeres con culata y bayoneta.
    • 1992 Puyo, F. Bogotá [1992] 199 Colombia (CDH )
      Según la prensa hubo un considerable número de heridos a bala y bayoneta.
    • 1993 Feo, J. Aquellos años [1993] España (CDH )
      Antes de comenzar el relato, si a algún lector le queda la duda de que a la bandera pequeña, es decir, banderita, que llevan algunos soldados en la bayoneta o la que llevan los coches de los altos cargos de la nación, se le llama banderín, le ruego que acuda a un buen diccionario, o que relea la página en la que describo con la palabra banderín, «la banderita española» que le acababan de poner al coche del presidente del Gobierno.
    • 1993 Flores, M. A. Siguamonta [1993] 44 Guatemala (CDH )
      Yo me hacía el zopenco, me enmariguanaba pero pegaba los tiros al aire; hasta que uno me chilló y la vez siguiente el teniente ordenó pase de bayoneta a un patojo y cuando me tocó me tembló todo por dentro, pero qué le iba a hacer si el teniente atrás coqueándome; me le tuve que dejar ir a un descriadito con la bayoneta pelada y entonces fue que se me fue la conciencia, ya no atiné, sentí la carne del patojo ensartada en mis dedos y queriendo despertar, y cuando vine a sentir estaba bien pijaseado en la palangana de un camión con las manos amarradas.
    • 1993 Flores, M. A. Siguamonta [1993] 45 Guatemala (CDH )
      Me representaba que los soldados de mi compañía me tenían rodeado y tirado en el suelo; poco a poco me iban clavando sus bayonetas y me moría sin sentir dolor, entonces me enterraban y ya así me despertaba y estaba vivo pero enterrado y arañaba la tierra para desenterrarme, pero qué, si más me hundía porque me habían metido al hoyo bocabajo.
    • 1993 Flores, M. A. Siguamonta [1993] 44 Guatemala (CDH )
      Yo me hacía el zopenco, me enmariguanaba pero pegaba los tiros al aire; hasta que uno me chilló y la vez siguiente el teniente ordenó pase de bayoneta a un patojo y cuando me tocó me tembló todo por dentro, pero qué le iba a hacer si el teniente atrás coqueándome; me le tuve que dejar ir a un descriadito con la bayoneta pelada y entonces fue que se me fue la conciencia, ya no atiné, sentí la carne del patojo ensartada en mis dedos y queriendo despertar, y cuando vine a sentir estaba bien pijaseado en la palangana de un camión con las manos amarradas.
    • 1993 Fuentes, C. Naranjo [1993] 258 México (CDH )
      Mi veranda se cegó de pólvora y estruendo, una luz blanca lo bañó todo y en un vasto instante simultáneo los lanzallamas incendiaron mi huerto de naranjos, una bayoneta atravesó el corazón de mi lobo maestro, y las tetas de Ute Pinkernail se mostraron ante mi mirada atónita y deseosa.
    • 1994 Anson, L. M. Don Juan [1996] España (CDH )
      Los legionarios presentan armas al presidente del Gobierno con cabezas de moros clavadas en sus bayonetas.
    • 1994 Anson, L. M. Don Juan [1996] España (CDH )
      El Infante no sabe quién es aquel militar, lealísimo al Rey, que le asciende, ayuda y protege, mientras sus soldados con las bayonetas desenvainadas arañan en África, día a día, la gloria del futuro caudillo de España.
    • 1994 Anson, L. M. Don Juan [1996] España (CDH )
      Cánovas no quería que el Rey volviera al Trono sobre las bayonetas, sino sobre el clamor popular.
    • 1994 Anson, L. M. Don Juan [1996] España (CDH )
      Un Rey sobre las bayonetas sería un paréntesis histórico, perdido en las sentinas de la dictadura.
    • 1994 Ortiz-Armengol, P. Aviraneta [1994] España (CDH )
      El sargento catalán, con un pañuelo blanco atado a la punta de la bayoneta, gritaba —a veinticinco pasos— que venía con quinientos de los suyos para «reunirse con nosotros».
    • 1994 Ortiz-Armengol, P. Aviraneta [1994] 231 España (CDH )
      El huido suministraba excelentes informes; se había escapado en Barbadillo de Herreros, pero sabía que Merino los dirigía hacia la ribera del Duero; que el faccioso llevaba dos mil quinientos infantes —solamente mil con fusiles y escopetas, el resto con bayonetas, espadas, chuzos y palos— y quinientos de caballería, cien de ellos a caballo y los demás en yeguas y caballitos —sacados de la sierra «a los cirujanos y curas de los pueblos»— con aparejos redondos la mayor parte. Aviraneta llevó inmediatamente estas noticias al Empecinado, y le aconsejó salir de madrugada en persecución del cura.
    • 1994 Ortiz-Armengol, P. Aviraneta [1994] 367 España (CDH )

      El día 30, la excepcional vista del secretario político divisa una bandera en un asta, izada en un médano o montículo de arena. Con el catalejo ve más: que de un poste cuelga un bulto negro. Y más aún: fuerzas de infantería, vestidas de blanco, y cuyas bayonetas brillan al sol.

    • 1994 Prensa El Mundo, 18/05/1994 [1995] España (CDH )
      Dice el crítico Robert Hughes que las bayonetas simétricas de Goya vienen directamente de las lanzas de Velázquez.
    • 1994 Prensa La Vanguardia, 02/09/1994 [1994] España (CDH )

      En un país esquilmado por las guerras carlistas, esos productos eran un buen negocio, y el apartamiento de Cadaqués y su osadía marinera hizo de ella un foco de contrabandismo. Sus hombres hicieron locuras con sus barcos, Mediterráneo arriba, Mediterráneo abajo... El Gobierno, escandalizado, envió una división al mando del general Martínez Campos. A punta de bayoneta, los soldados registraron cada casa.

    • 1994 Prensa La Vanguardia (Barcelona), 13/02/1994 [1994] España (CDH )
      Me contaba que los gudaris subían monte arriba arrastrando las ametralladoras rusas y que los suyos, agotadas las granadas de mano y algunos sin munición, les lanzaban pedruscos antes de llegar a la bayoneta.
    • 1994 Salvador Lara, J. HContemp Ecuador [1994] 475 Ecuador (CDH )
      Pese a su popularidad, Velasco Ibarra no pudo gobernar sino un año, pues en 1935, ante la embestida de la oposición dirigida por el abogado guayaquileño doctor Carlos Alberto Arroyo del Río, jefe del Partido Liberal-Radical y presidente del Senado, él mismo según lo confesaría luego "se precipitó sobre las bayonetas", al pretender proclamarse dictador y no ser apoyado por el ejército.
    • 1994 Salvador Lara, J. HContemp Ecuador [1994] Ecuador (CDH )
      Ciertamente su paso provocó reacciones agresivas y violentas: no podía ser de otro modo, puesto que encarnaba ideales e ideas largamente marginadas, más por sectarismo que por razón y más por imposición de las bayonetas que por mandato de las papeletas.
    • 1995 Amestoy Egiguren, I. Gernika [1996] 41 España (CDH )
      Allí le dejé, muerto, como a otros dos, que no podría jurar sobre la Biblia si el tercero al que ensarté con la bayoneta vivía o no cuando alcancé la carretera.
    • 1995 Amestoy Egiguren, I. Gernika [1996] España (CDH )
      Pero en la orilla de enfrente, tras los chopos, entre los juncos, estaban los liberales con sus fusiles y sus bayonetas.
    • 1995 Amestoy Egiguren, I. Gernika [1996] España (CDH )
      Y a este lado, tras un molino que nos protegía, estábamos los carlistas, con nuestros fusiles y nuestras bayonetas.
    • 1995 Leguineche, M. Camino corto [1996] 36 España (CDH )
      Abdul se subió los pantalones y nos mostró orgulloso sus heridas de guerra, bala, metralla y hasta cicatrices de bayoneta.
    • 1995 Martínez, T. E. StaEvita [1995] Argentina (CDH )
      Con el mango de la bayoneta dio tres golpes en el piso, variando el ritmo: dos redobles rápidos, de tambor.
    • 1995 Martínez, T. E. StaEvita [1995] Argentina (CDH )
      Evita estaba intacta, pero los soldados de la custodia se habían atravesado la yugular con las bayonetas en el relámpago del frenazo y yacían enredados sobre un lago de sangre.
    • 1995 Prensa La Vanguardia, 02/10/1995 [1995] España (CDH )
      "Ningún trono —le repetía una y otra vez al "sha"— ha sido salvado jamás por la fuerza de las bayonetas. El papel de un rey no es el de imponerse por la fuerza. Cuando lo hace, rompe una alianza tácita entre su pueblo y él. El objetivo de un rey —añadía— no es conservar la corona, sino transferirla..."
    • 1995 Prensa El Mundo, 03/12/1995 [1995] España (CDH )

      Tampoco hace falta ningún estudio para llegar a la conclusión de que es imposible implantar aquí el sistema de Pinochet. O el déficit público se dispararía hasta niveles inimaginables o habría que expoliar a los trabajadores de los derechos adquiridos con sus cotizaciones. Sólo es viable con bayonetas. El peligro no está ahí, sino precisamente en los que pretendiendo defender el sistema público abogan por su reforma, es decir, por la reducción de las prestaciones.

    • 1995 Schz-Ostiz, M. Infierno jardín [1995] España (CDH )
      Eguren pensaba que él, en realidad, había hecho el servicio militar a punta de bayoneta: «A punta de bayoneta y se ha acabado, eso no tiene ningún valor, buenos tiempos aquéllos para decir que no, qué valor tiene el hacer las cosas por obligación o por miedo, ninguno», decía en la tertulia del Cinema, en la confianza en que lo que cuenta es el ejercicio libre de la voluntad, de la libertad de conciencia, que era uno de los temas favoritos de la tertulia del Cinema.
    • 1995 Tusell, J. Geogr Historia [1995] España (CDH )
      El episodio cumbre es aquel en el que el héroe alemán Paul pasa una noche horrible en el agujero formado por una bomba en un cementerio, en compañía de un soldado francés al que él mismo había atravesado con la bayoneta y que finalmente muere en sus brazos.
    • 1995 Verbitsky, H. Vuelo [1995] 126 Argentina (CDH )
      El Congreso la aprobó bajo la presión de las bayonetas y en la última semana de junio de 1987 recuperaron su libertad el grueso de los militares procesados, entre ellos Astiz y Pernías.
    • 1996 Bayly, J. "La Prensa" [1996] Perú (CDH )
      — O sea, que al final de la batalla pasaba con una bayoneta repasando a los heridos enemigos —dijo Francisco, y se rieron—.
    • 1996 Bayly, J. "La Prensa" [1996] Perú (CDH )
      Le gritaban socorro, socorro, y el mierda de Zamorano los ensartaba con su bayoneta como anticuchos.
    • 1996 Bayly, J. "La Prensa" [1996] Perú (CDH )
      ¿Y sabe dónde les clavaba la bayoneta a los rojos chuchasumadres?
    • 1996 Bayly, J. "La Prensa" [1996] Perú (CDH )
      ¿Alguna vez ha visto tripa, Balbicito? ¿Alguna vez ha cogido tripa con su mano? ¿Sabe lo que hacía yo en la guerra? Hundía la bayoneta en la panza de los enemigos, metía la mano y jalaba todita la tripa.
    • 1996 Chase Brenes, A. Pavo real [1996] 216 Costa Rica (CDH )
      Desde Guardia para acá, los que mandan son los capitanes y generales de brigada, que sostienen al país sobre la punta de sus bayonetas, al no poder hacerlo en las ideas...
    • 1996 Prensa Proceso, 07/07/1996 [1996] México (CDH )
      La prosa de Juárez, Zarco y Ramírez y el verso de Guillermo Prieto y Juan Valle se dirían incapaces de contener a los fusiles, las bayonetas y los cañones de los conservadores.
    • 1996 Prensa Excélsior, 05/09/1996 [1996] México (CDH )
      EN el umbral del nuevo milenio, los grupos subversivos no piensan ganar la guerra de las bayonetas sino la guerra de la propaganda.
    • 1996 Prensa Proceso, 15/09/1996 [1996] México (CDH )
      En la disputa por el poder ha prevalecido, para el bien del hombre, la urna electoral sobre las bayonetas, los valores del espíritu sobre la guerra entre hermanos.
    • 1996 Prensa Proceso, 15/09/1996 [1996] México (CDH )
      Las experiencias terribles del stalinismo dejaron sobre los hombres que habitamos el planeta una herencia de horror que provoca los legítimos miedos a las dictaduras soportadas en la sinrazón de las bayonetas.
    • 1996 Prensa Clarín, 17/03/1997 [1996] Argentina (CDH )
      "Estamos dispuestos a dárselas a los Estados Unidos, si vienen a arrebatárnoslas, una por una, luchando frente a frente con cualquier tipo de armas, incluso las bayonetas. Vamos a ver si los chalecos antibalas resisten también las bayonetas y resisten otras armas de las muchas que tenemos", agregó con tono desafiante.
    • 1996 Prensa Proceso, 01/12/1996 [1996] México (CDH )
      Sin embargo, Zedillo parece vivir de modo pasivo el "síndrome de Bordaberry" (Juan María, expresidente de Uruguay) y tal vez desconoce el viejo axioma que dice que las bayonetas sirven para todo menos para sentarse sobre ellas.
    • 1996 Prensa El Nacional, 01/07/1996 [1996] Venezuela (CDH )
      Cuando el 5 de abril de 1992 el presidente Fujimori, en complicidad con las Fuerzas Armadas, dio el golpe de Estado que acabó con la democracia en el Perú, el mundo entero se asombró de que, salvo una reducida minoría, el pueblo peruano se mostrara indiferente o entusiasta cuando los tanques y las bayonetas cerraron el Congreso y despacharon a los representantes elegidos a paso de polca a sus casas.
    • 1996 Prensa Clarín, 17/03/1997 [1996] Argentina (CDH )
      "Estamos dispuestos a dárselas a los Estados Unidos, si vienen a arrebatárnoslas, una por una, luchando frente a frente con cualquier tipo de armas, incluso las bayonetas. Vamos a ver si los chalecos antibalas resisten también las bayonetas y resisten otras armas de las muchas que tenemos", agregó con tono desafiante.
    • 1996 Prensa Granma Internacional, 11/1996 [1996] Cuba (CDH )
      Pocas semanas después de su muerte, miles de jóvenes norteamericanos que protestaron por la guerra en Vietnam en ocasión de una marcha sobre el Pentágono levantaban el retrato del Che frente a las bayonetas de los marines.
    • 1997 Prensa Granma Internacional, 06/1997 [1997] Cuba (CDH )
      "Exigir del soldado cubano, entre bayonetas extranjeras, que entregue su arma y su equipo a cambio de un puñado de monedas es una humillación que nadie tiene derecho a imponerle... menos que nadie el poderoso que se titula aliado suyo y pretende todavía que le tengamos por amigo de los cubanos."
    • 1997 Prensa Granma Internacional, 06/1997 [1997] Cuba (CDH )
      Los politiqueros marcharon al Norte, donde mantuvieron las gastadas imágenes de sus agrupaciones, con la esperanza de regresar detrás de las bayonetas yanquis.
    • 1997 Prensa Granma Internacional, 04/1997 [1997] Cuba (CDH )
      Vamos a ver si los chalecos antibalas resisten también las bayonetas y resisten otras cosas, otras armas y otros calibres de los muchos que tenemos.
    • 1997 Prensa Granma Internacional, 04/1997 [1997] Cuba (CDH )
      Estamos dispuestos a entregárselas a Estados Unidos si vienen a arrebatárnoslas, una por una, luchando frente a frente, con todos los medios, incluso, las bayonetas, hasta la muerte.
    • 1997 Prensa Granma Internacional, 03/1997 [1997] Cuba (CDH )
      "LAS armas de la Revolución y del socialismo no se entregan sin combate. Estamos dispuestos a entregárselas a Estados Unidos si vienen a arrebatárnoslas, una por una, luchando frente a frente, con todos los medios, incluso las bayonetas, hasta la muerte", expresó el presidente Fidel Castro el pasado 15 de marzo, en la ceremonia de entrega de firmas de la Declaración de los Mambises del Siglo XX.
    • 1997 Prensa Diario de las Américas, 04/02/1997 [1997] Estados Unidos de América (CDH )
      No ha sido un "tirarse a la calle" como el del pueblo de Madrid el 2 de mayo contra los mamelucos de Murat, que se resolvió en un solo día prevaleciendo los cañones y las bayonetas sobre las piedras y las navajas.
    • 1997 Prensa Diario de las Américas, 03/02/1997 [1997] Estados Unidos de América (CDH )
      En estos momentos el régimen descansa mayormente, no en las armas y las bayonetas, pues estas a lo largo de toda la historia han probado hasta la saciedad que no son confortables para el trasero, sino en la inevitable inercia que todo sistema, bueno o malo, genera de por sí.
    • 1997 Prensa Clarín, 07/01/1997 [1997] Argentina (CDH )
      "La defensa de estas islas no depende de un grupo de gente apostada en las playas con bayonetas", dijo el funcionario inglés, para agregar que "depende de una estrategia fundamental mucho más profunda que esa, y hoy las contiendas armadas se basan en la inteligencia, el comando y el control, el entrenamiento en equipos computadorizados, la disciplina y la calidad de la gente que maneja los equipos desplegados. Es justamente todo este paquete el que ha sido instalado en las Malvinas y el que me da a mí y al comandante de las fuerzas británicas en las islas confianza sobre la seguridad de la zona".
    • 1997 Prensa El País, 16/04/1997 [1997] España (CDH )
      La mediana se convirtió en un campo de batalla, con la infantería local ganando metros a golpes de bayonetas.
    • 1997 Prensa ABC Electrónico, 22/04/1997 [1997] España (CDH )
      Empató el equipo de Valdano en una jugada a tono con el juego del equipo, entrando en el área a toque de bayoneta.
    • 1997 Solares, I. Mártires [1997] 10 México (CDH )
      Me cuenta de cristeros a los que se les atraviesa el cuerpo con la bayoneta y luego se les arrastra por las calles del pueblo del extremo de una cuerda.
    • 1997 Solares, I. Mártires [1997] México (CDH )
      Quasi modo geniti infantes, alleluia—, cuando se abrió la puerta de la capilla y una hilera de bayonetas apuntó sobre nosotros, contundentes y afiladas como centellas de metal.
    • 1997 Solares, I. Mártires [1997] México (CDH )
      Pero no eran los fusiles y las bayonetas apuntando hacia nosotros los que me hacían temer una catástrofe, sino las miradas alucinadas de los soldados.
    • 1998 Fogwill, R. E. Cantos Pampa [1998] Argentina (CDH )
      El ejército toma soldados buenos, les enseña más o menos a tirar, a correr, a limpiar el equipo, y con suerte les enseña a clavar bien la bayoneta, y viene la guerra y te enterás de que se pelea de noche, con radios, radar, miras infrarrojas y en el oscuro y que lo único que vos sabés hacer bien, que es correr, no se puede llevar a la práctica porque atrás de ti, los de tu propio regimiento habían estado colocando minas a medida que avanzabas.
    • 1998 Fogwill, R. E. Cantos Pampa [1998] Argentina (CDH )
      Y el humano se acerca, con la bayoneta en una mano y los ojos clavados en la tierra para ver si no hay minas, pues va a cargarse alguna, o a carnear a una entera, para quitarle lo mejor —trabajo difícil— y las encuentra muertas y calentitas por dentro del calor de su propia sangre y calientes de afuera, por el fogonazo y la chamusquina de la explosión.
    • 1998 Fogwill, R. E. Cantos Pampa [1998] Argentina (CDH )
      A otros les agarraba el cuello, les enredaba cables en el cuello con casco, bayoneta y todo, y en ese lugar quedaban con los ojos saltados y la cara violeta pegada contra el fusil.
    • 1998 González, R. Bello habano [1998] Cuba (CDH )
      Emplaza mejoras en las fortalezas y cuarteles y sustituye las armas antiguas por otras más modernas: en lugar del mosquete y la pica, el fusil y la bayoneta.
    • 2000 Quesada, R. Big Banana [2000] 112 Honduras (CDH )
      [...] escribiendo —algunos con sangre porque se herían mientras escribían— fueras a las tropas yanquis y vivas a la autodeterminación de los pueblos, mientras otros manifestante-creadores dibujaban la Constitución de la República con puñales, lanzas, penes o bayonetas incrustadas.
    • 2000 Vargas Llosa, M. Fiesta Chivo [2000] 183 Perú (CDH )
      Aunque no había pensado en ello, Tony Imbert se dijo después del asesinato, que, hasta conocer a Minerva Mirabal, nunca le pasó por la cabeza que una mujer pudiera entregarse a cosas tan viriles como preparar una revolución, conseguir y ocultar armas, dinamita, cocteles molotov, cuchillos, bayonetas, hablar de atentados, estrategia y táctica, y discutir con frialdad si, en caso de caer en manos del SIM, los militantes debían tragarse un veneno para no correr el riesgo de delatar a los compañeros bajo la tortura.
    • 2001 RAE DRAE 22.ª ed. (NTLLE)
      bayoneta [...]. f. Arma blanca que usan los soldados de infantería, complementaria del fusil, a cuyo cañón se adapta exteriormente junto a la boca. Modernamente ha sido reemplazada por el cuchillo bayoneta.
    • 2002 Paz Soldán. E. Materia deseo [2002] Bolivia (CDH )
      Los invitados a la fiesta esperan, inmóviles, las bayonetas; sólo uno se tira bajo la mesa y logra escapar arrastrándose por el piso; en una escena confusa, un soldado que lo ve se hace el desentendido.
    • 2002 Paz Soldán. E. Materia deseo [2002] Bolivia (CDH )
      Releí los párrafos de la novela de papá en la que mencionaba bayonetas y puentes y torres de alta tensión.
    • 2002 Paz Soldán. E. Materia deseo [2002] Bolivia (CDH )
      por las noches, soñaba con escenas del video en las que yo participaba, y me perdía entre gansos y bayonetas y niños y árboles en un parque y helicópteros sobrevolando Río Fugitivo; por el día, reconstruía el atentado de la calle Unzueta usando el video como base.
    • 2008 Machado, W. Diario gentepájaro Ve (CORPES)
      Alguien observó con cuidado y encontró los anteojos rotos de Bates entre las huellas de grandes aves que se dirigían a la espesura de la floresta. Redoblamos la vigilancia. Teníamos la sensación de ser observados desde la profundidad de la selva. Charles había sacado un fusil y le había calado una enorme bayoneta afilada como una hojilla.
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      bayoneta [...] f. Cuchillo o arma blanca de los soldados de infantería, que se acopla a la boca del fusil.
    • 2015 Rugama, M. "Desmantelan once expendios" [09-01-2015] El Nuevo Diario. Managua Ni (CORPES)
      El comisionado mayor Ruiz avisó que como resultado del "Plan Cierre" se ocupó una considerable cantidad de drogas, una motocicleta y otro vehículo, una bayoneta, tres cuchillos, armas artesanales, dos pasamontaña y otros bienes. Entre los detenidos, hay tres circulados por robo con intimidación y robo agravado. Asimismo, "cayó" Massiel Reyes, Ana María Cruz y Magali Martínez, así como varios adolescentes.
    • 2020 Correa, A. "Responsabilidad demás" [22-06-2020] Panamá América Pa (CORPES)
      Cuando vemos imágenes de las Guerras Mundiales. Cuando nos muestran fotografías de las trincheras del norte de Francia, de los combates en los bosques del este europeo, de las cargas de bayoneta, de las crudas luchas en las islas del Pacífico, nos preguntamos por qué lo hicieron, por qué se arriesgaron, por qué fueron voluntariamente y la respuesta es la misma "porque era nuestro deber".
    • 2021 Guerra Cabrera, Á. "Derrumbe del uribismo" [14-05-2021] Cuba Debate, La Habana Cu (CORPES)
      Lo cierto es que las fuerzas populares nunca habían alcanzado un grado de combatividad y conciencia política tan pronunciados en todo el territorio de Colombia, aliado principal de Estados Unidos en nuestra región y que el uribismo se sostiene por ahora sobre las bayonetas, pero se derrumba políticamente como castillo de naipes.
    1. s. En ocasiones, con el modificador calada.
      docs. (1704-2021) 80 ejemplos:
      • 1704 Conde de Arco Confirmacion noticias combate tropas p. 2 Esp (BD)
        Las Tropas de V. A. E. y entre otros los Granaderos, se hallaron precissamente apostados á la testa del ataque: y aviendo correspondido con otro muy grande fuego de Mosqueteria, salieron la mayor parte de sus Trincheras con la Bayoneta calada, y marcharon en derechura á los Batallones de los Enemigos mas cercanos 3 cuya acción sucedió por dos vezes en el combate, y siempre con maravilloso éxito.
      • 2021 Lloreda, M. "Sindéresis" [22-09-2021] El Tiempo (Bogotá) Co (HD)
        Petro rivaliza como adjetivador con el incendiario Laureano Gómez y como titulador con Juan Carlos Pastrana, oh paradoja, y así podría ganar. Las redes, como antes las plazas públicas, tragan enteros sus delirios económicos: cesar la explotación petrolera, imprimir billetes, la democracia radical de Chávez, léase: Venezuela en esteroides. Saltar en plancha a las bayonetas caladas de la trinchera electoral demanda valentía, y ojalá una ilusión real de cambio sea la que inspira a los noveles entrantes a la carrera presidencial.
      • 1704 Conde de Arco Confirmacion noticias combate tropas p. 2 Esp (BD)
        Las Tropas de V. A. E. y entre otros los Granaderos, se hallaron precissamente apostados á la testa del ataque: y aviendo correspondido con otro muy grande fuego de Mosqueteria, salieron la mayor parte de sus Trincheras con la Bayoneta calada, y marcharon en derechura á los Batallones de los Enemigos mas cercanos 3 cuya acción sucedió por dos vezes en el combate, y siempre con maravilloso éxito.
      • 1708 Enriquez Navarra, L. Laurel histórico Philipo Quinto p. 200 Esp (BD)
        Por el centro ambas Lineas derrotas, / á ceñirle el Laurel veloz corria, /mas el golpe de furias ceradas, / rompiò el Costado tu Cavalleria; / de su esfuerço las Filas abrigadas, / por su punto bolviò la Infanteria; / bayoneta calada, espada en mano, / pareciò el mas visoño, veterano.
      • 1742 Feijoo, B. J. Cartas eruditas, I [2004] 157 España (CDH )
        Su maestro fue un mosquete, y él será siempre un fusil con bayoneta calada.
      • 1781 Anónimo Castigos Tupac-Amaru 53 Relac Tupac-Amaru Perú (CDH )
        El viernes 18 de mayo de 1781, después de haber cercado la plaza con las milicias de esta ciudad del Cuzco, que tenían sus rejones y algunas bocas de fuego, y cercado la horca de cuatro caras con el cuerpo de mulatos, y huamanguinos, arreglados todos con fusiles y bayonetas caladas, salieron de la Compañía nueve sujetos, que fueron los siguientes: José Verdejo, Andrés Castelo, un zambo, Antonio Oblitas (que fue el verdugo que ahorcó al general Arriaga), Antonio Bastidas, Francisco Tupac-Amaru, Tomasa Condemaita, cacica de Acos, Hipólito Tupac-Amaru, hijo del traidor, Micaela Bastidas, su mujer, y el insurgente José Gabriel.
      • c1786 Chantre Herrera, J. HMisiones Marañón [1901] Ecuador (CDH )
        Luego que los soldados los divisaron, despacharon desde su cuartel, que estaba en una casa inmediata al palacio, un buen piquete que se formó con fusil y bayoneta calada á las puertas por donde debían entrar los misioneros.
      • 1811-1813 Alvarado, F. Cartas Filósofo Rancio II [1824] 352 España (CDH )
        Pero lo que es peor que todo, regenera hasta los principios de la religion; y metiéndose á bayoneta calada por las obras de sus doctores, les hace decir lo que no digeron, ó lo que no digeron para lo que él dice, ó truncando lo que digeron en efecto, y aplicándolo á lo que ellos manifiestamente repugnan.
      • 1847 Estébanez Calderón, S. Escenas andaluzas [1985] España (CDH )
        la gente, cansada ya de matar gabachos y sin recelo de ser salteada, apagadas mechas y botafuegos, se entregaba al descanso, si no al sueño, por aquí y por acullá y entre las gualderas o avantrenes de los cañones, y veo que mi susodicho hermano, único que velaba, entretenido sin duda en contar los ápices ardientes de su cigarro o en sacar augurio de las ruedas azuladas del humo, observa otro enjambre de franceses que como garduños en vivar se acercaban, bayoneta calada y espada en mano, a darnos la alborada.
      • 1860 Núñez Arce, G. Campaña África [2003] España (CDH )
        las cometas y músicas tocan paso de ataque, y las tropas con la bayoneta calada, al grito de ¡viva España! ¡viva la Reina! escalan las trincheras por entre el fuego de la artillería enemiga; y, el general Prim, penetra en el campamento moro por una tronera, y detrás le siguen sus soldados ebrios de admiración y júbilo; sus catalanes, cuyo glorioso estreno en la guerra de África, debe llenarles de legítimo orgullo; todos, en fin, palpitando de ira y de entusiasmo.
      • 1875 Palma, R. Tradiciones peruanas III [1967] Perú (CDH )
        — Chavarría hizo ejercicio militar con fusil y bayoneta calada, y estando de centinela quiso sorprenderlo un inglés.
      • c1850-1900 Anónimo Juan Portela 190 Romances ciego España (CDH )
        / Con tal anhelo y cuidado / con bayoneta calada, / á pasos dobles marchaban, / antes de ponerse el sol, / les pedí un poco de agua, / y les dije en alta voz: / — Por Dios, quitarme la vida, / que en Córdoba no entre yo, / que está mi familia honrada, / y de mis padres el honor.
      • 1924 Ramírez, Á. Poemitas La Esfera. Ilustración mundial (23/08/1924) España (CDH )
        El coche del Jefe avanza por entre una doble hilera de embobados que miran silenciosos, tras una reluciente reja de fusiles con la bayoneta calada.
      • 1941 Alegría, C. Mundo [1978] Perú (CDH )
        En la puerta montaba guardia un gendarme con bayoneta calada, sabia precaución de las autoridades en vista de la peligrosidad del delincuente.
      • 1972 Chacel, R. Desde amanecer [1972] España (CDH )
        Pero ahora, en aquel mes y en aquella plaza, las manchas tenían que ser rojas sobre la tinta negra, sobre las figuras con la bayoneta calada que apuntaban y perseguían con el mismo furor que la canción también había canciones que aludían a aquellas manchas.
      • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] Cuba (CDH )
        Siempre, en esas requisas, el terror, la angustia, la confusión hacían presa de nosotros; se trataba de escapar indemne, aspiración casi imposible, porque afuera, en el patio, una doble hilera de guardias armados con fusiles y bayoneta calada se encargaba de que nadie dejara de recibir su ración de golpes.
      • 1997 Prensa ABC Electrónico, 02/06/1997 [1997] España (CDH )
        El partido se convirtió en un cuerpo a cuerpo de los de bayoneta calada, dos tipos aguantando a pie firme, sin moverse un pelo, sin dar un paso atrás y arreándose sin misericordia con todo lo que tenían.
      • 2002 Paz Soldán. E. Materia deseo [2002] Bolivia (CDH )
        Un grupo reunido en una cena, una imagen robada de El discreto encanto de la burguesía y, de pronto, un vidrio que se rompe, y la aparición de unas fotos de la Primera Guerra Mundial, con siete soldados saltando de sus trincheras con las bayonetas caladas de sus fusiles (¿un perverso guiño al Kubrick de Senderos de gloria?).
      • 2013 Rosencof, M. Diez minutos Ur (CORPES)
        La puerta por la que me introdujeron estaba sellada del lado de adentro por dos milicos con bayoneta calada. Secos. Menos los perros, que jadeaban, todos secos.
      • 2021 Lloreda, M. "Sindéresis" [22-09-2021] El Tiempo (Bogotá) Co (HD)
        Petro rivaliza como adjetivador con el incendiario Laureano Gómez y como titulador con Juan Carlos Pastrana, oh paradoja, y así podría ganar. Las redes, como antes las plazas públicas, tragan enteros sus delirios económicos: cesar la explotación petrolera, imprimir billetes, la democracia radical de Chávez, léase: Venezuela en esteroides. Saltar en plancha a las bayonetas caladas de la trinchera electoral demanda valentía, y ojalá una ilusión real de cambio sea la que inspira a los noveles entrantes a la carrera presidencial.
      • 1704 Conde de Arco Confirmacion noticias combate tropas p. 2 Esp (BD)
        Las Tropas de V. A. E. y entre otros los Granaderos, se hallaron precissamente apostados á la testa del ataque: y aviendo correspondido con otro muy grande fuego de Mosqueteria, salieron la mayor parte de sus Trincheras con la Bayoneta calada, y marcharon en derechura á los Batallones de los Enemigos mas cercanos 3 cuya acción sucedió por dos vezes en el combate, y siempre con maravilloso éxito.
      • 1708 Enriquez Navarra, L. Laurel histórico Philipo Quinto p. 200 Esp (BD)
        Por el centro ambas Lineas derrotas, / á ceñirle el Laurel veloz corria, /mas el golpe de furias ceradas, / rompiò el Costado tu Cavalleria; / de su esfuerço las Filas abrigadas, / por su punto bolviò la Infanteria; / bayoneta calada, espada en mano, / pareciò el mas visoño, veterano.
      • 1711 Anónimo Trad Resumen hechos príncipe Eugenio Saboya p. 43 Esp (BD)
        La noche del 20 hizieron los Sitiados vna surtida de doscientos Granaderos, sostenidos de quatrocientos Fusileros, que tenian orden de hecharse en la trinchera con la bayoneta calada, salieron con tan poco rumor, que no lo repararon los Sitiadores, sino quando les tuvieron encima, lo que los derrotó retirandose con el mayor desorden del mundo [...].
      • 1728 Anónimo "Noticias Madrid" [01-07-1728] n.º 7, p. 52 Gazeta de México (Ciudad de México) Mx (HD)
        El dia 21. de Septiembre del mismo año dieron principio los Padres Carmelitas Descalzos á las Fiestas de la Canonización de S. Juan de la Cruz, Dr. Mystico, y primer Religioso de fu austero Instituto, con vna gran Procession, que salió de su Convento de S. Hermenegildo, compuesta de diferentes Cofradias de las dos Comunidades de Calzados, y Descalzos, y de la llustre Congregacion de N. S. del Carmen, adornando, augmentando, y resguardando la magestuosa comitiva vn gran numero de Soldados de los dos Regimientos de guardias de Infanteria Española, y Flamenca, con fusil, y bayoneta calada, y muchos Guardas de Corps, que iban alumbrando en la Procession [...].
      • 1742 Feijoo, B. J. Cartas eruditas, I [2004] 157 España (CDH )
        Su maestro fue un mosquete, y él será siempre un fusil con bayoneta calada.
      • 1763 Eslava, J. Carta a Anda Docs HFilipinas Filipinas (CDH )
        El Padre Villar que se hallava presente dijo que quería pasar á Bulacán por saber la disposición en que se hallavan los nuestros, y sin poderlo contener se embarcó en la Banquilla y pasó á la otra banda diciendo que bolvería luego, mas viendo que se tardava, mandé al Embaxador contrario para que viniesen por él y se tragesen al Padre, pues parece que no procuraban otra cosa que divertirnos con sus máximas y engaños, y con efecto vinieron á la una quatro oficiales y quatro soldados con bayoneta calada acompañando al P. Villar que pasa por oficial nuestro por estar vestido de paisano.
      • 1764 Viana, F. L. Apéndice Diario Docs HFilipinas Filipinas (CDH )
        Mandó el nuevo Corregidor de Tondo prender fuego en unas casas de ñipa inmediatas á San Fernando por suponer que allí se vendía vino: fué con tan inhumana crueldad, que no dio lugar á que nadie sacase ni una camisa, y á los que lo intentaban hacer durante el tiempo los acometían los Soldados con bayoneta calada si hubieran echado estas casas al suelo hubiera sido menor el daño que el del fuego ¿pero que razón ay para lo uno, ni lo otro? quando la venta del vino fuese un delito que mereciese esta pena, solamente se devería imponer á la casa donde se vendía, sin perjuicio de los dueños de otras que estaban inocentes.
      • 1781 Anónimo Castigos Tupac-Amaru 53 Relac Tupac-Amaru Perú (CDH )
        El viernes 18 de mayo de 1781, después de haber cercado la plaza con las milicias de esta ciudad del Cuzco, que tenían sus rejones y algunas bocas de fuego, y cercado la horca de cuatro caras con el cuerpo de mulatos, y huamanguinos, arreglados todos con fusiles y bayonetas caladas, salieron de la Compañía nueve sujetos, que fueron los siguientes: José Verdejo, Andrés Castelo, un zambo, Antonio Oblitas (que fue el verdugo que ahorcó al general Arriaga), Antonio Bastidas, Francisco Tupac-Amaru, Tomasa Condemaita, cacica de Acos, Hipólito Tupac-Amaru, hijo del traidor, Micaela Bastidas, su mujer, y el insurgente José Gabriel.
      • c1786 Chantre Herrera, J. HMisiones Marañón [1901] Ecuador (CDH )
        Todo el teatro estaba rodeado de soldados, puestos atrechos, con sus bayonetas caladas.
      • c1786 Chantre Herrera, J. HMisiones Marañón [1901] Ecuador (CDH )
        Obedecieron pronto, y subidas las gradas del muelle, se hallaron entre dos filas de soldados puestos sobre las armas, con sus bayonetas caladas.
      • c1786 Chantre Herrera, J. HMisiones Marañón [1901] Ecuador (CDH )
        Luego que los soldados los divisaron, despacharon desde su cuartel, que estaba en una casa inmediata al palacio, un buen piquete que se formó con fusil y bayoneta calada á las puertas por donde debían entrar los misioneros.
      • 1786 Terreros Pando, E. DiccCastVocesCienciasArtes (NTLLE)
        BAYONETA CALADA. Fr. Bayonnette au bout du fusil. Lat., Sica scopleto apatata.
      • 1811-1813 Alvarado, F. Cartas Filósofo Rancio II [1824] 352 España (CDH )
        Pero lo que es peor que todo, regenera hasta los principios de la religion; y metiéndose á bayoneta calada por las obras de sus doctores, les hace decir lo que no digeron, ó lo que no digeron para lo que él dice, ó truncando lo que digeron en efecto, y aplicándolo á lo que ellos manifiestamente repugnan.
      • 1822 Anónimo "Plaza Mayor" [01-01-1822] n.º 50, p. 50 El Zurriago (Madrid) Esp (HD)
        El fuego fué muy vivo, pues gritando viva el Rey neto y muera la Constitucion enfurecidos, insistian en penetrar á la bayoneta, mas sus esfuerzos se estrellaron en las de los libres. Con el fuego certero de una pieza de artillería y el de fusil que hicieron las compañías de la milicia á la voz de viva la Constitucion (que solo se oia cuan do disparaba el cañon, reinando despues el mayor silencio para escuchar la voz de mando) se logró hacerlos replegar á la puerta del Sol donde tenian su fuerza principal de reserva.
      • 1839 Segura, M. A. Sargento Canuto [1885] p. 106 Pe (FG)
        Nadie le tema a las balas ... que venga aquí un batallón con bayoneta calada... SEM. ¡Por Dios! CAN. Descargada cerrada.
      • 1847 Estébanez Calderón, S. Escenas andaluzas [1985] España (CDH )
        la gente, cansada ya de matar gabachos y sin recelo de ser salteada, apagadas mechas y botafuegos, se entregaba al descanso, si no al sueño, por aquí y por acullá y entre las gualderas o avantrenes de los cañones, y veo que mi susodicho hermano, único que velaba, entretenido sin duda en contar los ápices ardientes de su cigarro o en sacar augurio de las ruedas azuladas del humo, observa otro enjambre de franceses que como garduños en vivar se acercaban, bayoneta calada y espada en mano, a darnos la alborada.
      • 1850 Ayguals Izco, W. Bruja Madrid [1969] 85 España (CDH )
        Al ver mi desesperación, aproximóse hacia mí un granadero con la bayoneta calada, y tuve que huir precipitadamente, dejando muertos y encharcados en su sangre aquellos adorados objetos.
      • 1853 Ascasubi, H. Paulino Lucero [1955] 118 Argentina (CDH )
        ¡Ese Marcelino Sosa, que canta la pegajosa / con su escuadrón todo el día!, / y lo que es pior todavía, / todita esa francesada / que al sentir la rosinada / se juntan como aguaciles, / atraviesan los fusiles / y a bayoneta calada / atropellan de coplada / cuando gritan: ¡Al avante! / llevándose por delante / cercos, zanjas y palenque, / y los sacan a rebenque / a los rosines... ¡barajo!, / gente que les da trabajo! /
      • 1851-1855 Mármol, J. Amalia [2000] Argentina (CDH )
        Nuestra infantería avanzó a bayoneta calada, pero tuvo también que retroceder porque le fue insuperable el obstáculo de las grandes zanjas de que estaba rodeado el enemigo.
      • 1858 Muñoz Maltés Madrid 270 Romances ciego Esp (CDH )
        / Dieron cuenta á su oficial, / el cual al instante manda, / que vayan diez granaderos / con bayoneta calada.
      • 1860 Núñez Arce, G. Campaña África [2003] España (CDH )
        las cometas y músicas tocan paso de ataque, y las tropas con la bayoneta calada, al grito de ¡viva España! ¡viva la Reina! escalan las trincheras por entre el fuego de la artillería enemiga; y, el general Prim, penetra en el campamento moro por una tronera, y detrás le siguen sus soldados ebrios de admiración y júbilo; sus catalanes, cuyo glorioso estreno en la guerra de África, debe llenarles de legítimo orgullo; todos, en fin, palpitando de ira y de entusiasmo.
      • 1861 Alarcón, P. A. De Madrid a Nápoles [1861] España (CDH )
        Entre la orquesta y las butacas había dos centinelas austriacos, con la bayoneta catada, encargados de mantener el orden.
      • 1872 Ascasubi, H. Aniceto [1955] 180 Argentina (CDH )
        / La otra coluna embistió / y a Soler lo atropelló / tan fiero, que me ha contao / que anduvo cuasi trabao, / porque la noche anterior / medio entregao al amor / los godos lo sorprendieron, / y cuasi me lo fundieron; / pero en la aición principal / pelió como un ternejal: / y aunque lo desalojaron / cuando recién lo cargaron, / o él mesmo se retiró, / luego se le alborotó / de golpe la pajarera, / cogiendo una cartuchera / y un fusil que se chantó, / y en la punta atropelló / a bayoneta calada / con el Seis.
      • 1875 Palma, R. Tradiciones peruanas III [1967] Perú (CDH )
        — Chavarría hizo ejercicio militar con fusil y bayoneta calada, y estando de centinela quiso sorprenderlo un inglés.
      • 1880 Arenal, C. Cuestión social [1895] II, 395 España (CDH )
        Y note usted cómo lo reprueban en los demás los mismos que le han empleado; note V. cómo los unos afirman que es en daño de la religión defenderla á mano armada; cómo otros dicen que la libertad se desacredita, no se afianza, en las barricadas; cómo aquéllos aseguran que no es provechoso, y sí contrario al orden moral, el que se establece á bayoneta calada; note V. cómo los mismos que recurren á la fuerza, condenan este medio cuando se valen de él sus adversarios.
      • 1882 Montalvo, J. Siete tratados, II [1882] 136 Ecuador (CDH )
        Los Rifles! dónde están los Rifles? allí vienen; quién arrostra con esos batalladores fieros, esos que olvidan la cartuchera, á bayoneta calada se van para el centro de los enemigos batallones, y á diestro y siniestro los hieren, los acuchillan, los derriban, pisan sobre ellos y siguen el alcance á los fugitivos? Bolívar manda: la espada en alto, la voz resonante, vuela en su caballo tempestuoso, y ora está aquí, ora allí, siempre donde muestra preponderar el enemigo: su alma se derrama sobre todo aquel espacio, y en llamas invisibles envuelve á los combatientes, que dominados abanzan por encanto sobre el fuego.
      • 1890 Medina, J. T. HInquisición Chile [2003] 586 Chile (CDH )
        [...] , y después don Diego de Morales y Arámburu y don Francisco Alvarado con las suyas de infantería, que marchaban con bayoneta calada y terciadas las armas, formando valla, en cuyo centro iban la referida rea y las estatuas, y en la retaguardia la compañía de caballos del capitán don Álvaro Gaspar Henríquez, pudiendo en cada una celebrar el aplauso por hazaña acreedora del asombro la de romper la densa confusión de la vaga impenetrable multitud, que, haciendo que pareciese el inmenso concurso un alterado golfo, cerraba el paso al acompañamiento.
      • c1850-1900 Anónimo Juan Portela 190 Romances ciego España (CDH )
        / Con tal anhelo y cuidado / con bayoneta calada, / á pasos dobles marchaban, / antes de ponerse el sol, / les pedí un poco de agua, / y les dije en alta voz: / — Por Dios, quitarme la vida, / que en Córdoba no entre yo, / que está mi familia honrada, / y de mis padres el honor.
      • 1924 Ramírez, Á. Poemitas La Esfera. Ilustración mundial (23/08/1924) España (CDH )
        El coche del Jefe avanza por entre una doble hilera de embobados que miran silenciosos, tras una reluciente reja de fusiles con la bayoneta calada.
      • 1933 Arrocha Graell, C. HIndependencia Panamá [1973] Panamá (CDH )
        los Generales habían sido reducidos a prisión, y, entre dos hileras de ballonetas caladas, se les conducía a la Comandancia de policía.
      • a1936 Nogales Méndez, R. Memorias [1991] Venezuela (CDH )
        Cuando me dirigí a la oficina del Ministro de Guerra, vi pasar un oficial británico, bajo fuerte escolta de soldados belgas con bayonetas caladas.
      • a1936 Nogales Méndez, R. Memorias [1991] Venezuela (CDH )
        No era nada agradable marchar entre dos filas de soldados con sus amenazantes bayonetas caladas, a lo largo de calles que estaban repletas de gentes en pleno paroxismo nacionalista.
      • a1936 Nogales Méndez, R. Memorias [1991] Venezuela (CDH )
        Un pelotón de soldados, de cuya presencia no me había dado cuenta, me rodeó con bayonetas caladas, para darme escolta hasta la comandancia.
      • 1941 Alegría, C. Mundo [1978] Perú (CDH )
        En la puerta montaba guardia un gendarme con bayoneta calada, sabia precaución de las autoridades en vista de la peligrosidad del delincuente.
      • 1947 Valcárcel, D. Rebelión Túpac Amaru 178 Perú (CDH )
        Con sus fusiles y bayonetas caladas, soldados mulatos de Lima y mestizos de Huamanga resguardaban la horca de cuatro caras, ubicada en el centro de la plaza. A las 10 de la mañana el oidor Matalinares, previa venia del visitador Areche, mandó ejecutar las sentencias "autorizando el acto con su persona para contener cualquier desorden que pudiera promover el populacho"
      • 1944-1949 Baroja, P. Última vuelta [1978] España (CDH )
        [...] los domingueros, cogidos por sorpresa en medio del alboroto, iban corriendo azorados; había mujeres y niños que caían al suelo, de quienes nadie se ocupaba, y, en medio de los tranvías y de los ómnibus detenidos, se veían, como nota simpática, dos coches de boda adornados con ramajes y farolillos de papel, que volvían de algún pueblecillo próximo. / En las salidas de la calle de Chabrol, que estaban completamente a oscuras, se veían filas de soldados con sus capotes, sus quepis y la bayoneta calada, esperando el momento...»
      • 1961 Gironella, J. M. Muertos [1989] España (CDH )
        A caballo de la inhibición, un día podían ver entrar por la puerta de la Escuela a un mocetón navarro con la bayoneta calada o a un siervo de Alá con la gumía entre los dientes.
      • 1961 Gironella, J. M. Muertos [1989] España (CDH )
        Moros y legionarios, con la bayoneta calada, fueron ganando terreno en un forcejeo despiadado que había de durar hasta el 16 de febrero, segundo aniversario de aquellas elecciones ganadas por el Frente Popular.
      • 1962 Vargas Llosa, M. Ciudad perros [1997] Perú (CDH )
        : "¡Crúcenla pájaros!", los cadetes de la primera compañía arrancan como bólidos, las bayonetas caladas apuntando al cielo y los corazones henchidos de un coraje ilimitado, atraviesan las chacras pisoteando con ferocidad los sembríos —¡ah, si fueran cabezas de chilenos o ecuatorianos, ah, si bajo las suelas de los botines saltara la sangre, si murieran!—, llegan al pie de la tapia transpirando y jurando, cruzan el fusil en bandolera y alargan las manos hinchadas, hunden las uñas en las grietas, se aplastan contra el muro, y raptan verticalmente, los ojos prendidos del borde que se acerca, y luego saltan y se encogen en el aire y caen y sólo escuchan sus propias maldiciones y su sangre exaltada que quiere abrirse paso hacia la luz por las sienes y los pechos.
      • 1967 García Márquez, G. Cien años [2007] 344 Colombia (CDH )
        Aunque tardaron más de una hora en pasar, hubiera podido pensarse que eran unas pocas escuadras girando en redondo, porque todos eran idénticos, hijos de la misma madre, y todos soportaban con igual estolidez el peso de los morrales y las cantimploras, y la vergüenza de los fusiles con las bayonetas caladas, y el incordio de la obediencia ciega y el sentido del honor.
      • 1972 Chacel, R. Desde amanecer [1972] España (CDH )
        Pero ahora, en aquel mes y en aquella plaza, las manchas tenían que ser rojas sobre la tinta negra, sobre las figuras con la bayoneta calada que apuntaban y perseguían con el mismo furor que la canción también había canciones que aludían a aquellas manchas.
      • a1972 More, E. Trad Viaje Perú Gerstäcker [1972] Perú (CDH )
        y durante el almuerzo, cuatro de ellos debían permanecer sentados, con la bayoneta calada fuera de la caseta de la guardia, en un banco laqueado de verde, demasiado estrecho para los cuatro.
      • 1975 Borges, J. L. LArena [1995] 55 Argentina (CDH )
        Podés salir por la otra escalera. / Así lo hice y me encontré en la calle de tierra. La noche era de luna. Un sargento de policía, con rifle y bayoneta calada, estaba vigilando la tapia. Se rió y me dijo: / — A lo que veo, sos de los que madrugan temprano. / Algo debí de contestar, pero no me hizo caso. Por la tapia un hombre se descolgaba.
      • 1975 Vitier, C. Eticidad cubana [1975] Cuba (CDH )
        Era, sin embargo, un juicio a puertas cerradas y fuertemente custodiado, lo que hizo decir a Fidel dirigiéndose a los "señores magistrados": "No es conveniente, os lo advierto, que se imparta justicia desde el cuarto de un hospital rodeado de centinelas con bayoneta calada, porque pudiera pensar la ciudadanía que nuestra justicia está enferma... y está presa."
      • 1977 Buero Vallejo, A. Detonación [1994] España (CDH )
        (Entretanto los dos niveles del bloque de la derecha se iluminan suavemente. En el sillón de arriba se halla sentado el Excelentísimo Señor Don Francisco Tadeo Calomarde: Un cincuentón de recargado uniforme ministerial. En su semblante, media máscara que recuerda el ojo sagaz y la olfateadora nariz del zorro. A ambos lados de la escalerilla que conduce a su sitiar, dos Voluntarios Realistas con la bayoneta calada hacen guardia, inmóviles.
      • 1978 Galeano, E. Días [1979] Uruguay (CDH )
        Un par de años más tarde, durante una maniobra militar, Roque venía corriendo, fusil en mano y con la bayoneta calada, cuando se cayó en un pozo.
      • 1984 Benítez, J. J. Caballo Troya I [1994] España (CDH )
        Al hombro, un mosquetón con la bayoneta calada...
      • 1984 Goytisolo, L. Estela [1984] España (CDH )
        Con ojos algo adormecidos por la tibieza del sol, me comentó que, años atrás, la primera vez que estuvo en el pueblo, había visto un centinela montando guardia con la bayoneta calada junto a la ruina aquella.
      • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] Cuba (CDH )
        La primera oleada sin armas de fuego, sólo empuñando bayonetas y garrotes; detrás los armados con fusiles y bayonetas caladas.
      • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] Cuba (CDH )
        Un círculo de caras hoscas y bayonetas caladas nos rodeaba, pero no hubo golpes a la llegada.
      • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] Cuba (CDH )
        Una foto nuestra, caminando así, desprovistos de ropas, entre dos guardias con fusiles y bayonetas caladas, hubiera estremecido al mundo.
      • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] Cuba (CDH )
        Aquí nos esperaba un nuevo pelotón, igualmente armado con fusiles y bayonetas caladas, que se sumó al cordón.
      • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] Cuba (CDH )
        La primera oleada sin armas de fuego, sólo empuñando bayonetas y garrotes; detrás los armados con fusiles y bayonetas caladas.
      • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] Cuba (CDH )
        Salimos del rastrillo, escoltados por guardias armados con fusiles «AK» y bayoneta calada.
      • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] Cuba (CDH )
        Afuera, la hierba alta daba por encima de las rodillas y decenas de guardias con fusiles y bayonetas caladas rodeaban el aparato.
      • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] Cuba (CDH )
        Corríamos hasta la pared de enfrente, donde nos agrupábamos siempre bajo los gritos de los guardias que allí nos esperaban armados con fusiles y bayonetas caladas.
      • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] Cuba (CDH )
        Fue a la puerta y ordenó que acudiera la guarnición... A los cinco minutos la tropa, armada con fusiles y bayoneta calada, con el capitán Morejón al frente, llegaron frente a la reja del rastrillo como perros furiosos.
      • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] Cuba (CDH )
        Un tumulto de militares, con cascos y fusiles R-2 con la bayoneta calada, uno junto al otro, tomaron posiciones pegados a la pared de la planta baja, a ambos lados de la reja de entrada.
      • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] Cuba (CDH )
        Siempre, en esas requisas, el terror, la angustia, la confusión hacían presa de nosotros; se trataba de escapar indemne, aspiración casi imposible, porque afuera, en el patio, una doble hilera de guardias armados con fusiles y bayoneta calada se encargaba de que nadie dejara de recibir su ración de golpes.
      • 1986 Cabrera Infante, G. Habana [1993] 147 Cuba (CDH )
        Tal vez tuviera que ver con esta identificación la guerra mundial entonces y el hecho de que para mí ese japonés era un malvado, como sucedía siempre en el cine de la época, donde los japoneses aguardaban ocultos en las sombras a los americanos para sorprenderlos en emboscadas y clavarles bayonetas caladas en el vientre.
      • 1986 Skármeta, A. Cartero Neruda [1996] 134 Chile (CDH )

        Desde el San Cristóbal hasta el cementerio, fue creciendo el cortejo hasta que, al pasar frente a las floristas del Mapocho, una consigna celebró al poeta muerto y otra al presidente Allende. Las tropas con sus bayonetas caladas bordearon la marcha alertas.

      • 1987 Delibes, M. Madera héroe [1994] España (CDH )
        Pero cuando volvió sus ojos hacia el Vulcano y divisó al destacamento de Infantería de Marina, las bayonetas caladas, formado en el combés, le invadió una febril excitación.
      • 1987 Velasco Piña, A. Regina [1992] México (CDH )
        En esta forma, descalza, atada y custodiada por dos hileras de soldados que avanzaban con bayoneta calada, la Dakini hizo su entrada en la pequeña población.
      • 1987 Velasco Piña, A. Regina [1992] México (CDH )
        Arrogante mirada, bayoneta calada y pisada vigorosa.
      • 1987 Velasco Piña, A. Regina [1992] México (CDH )
        Finalmente cerraban la marcha los soldados de infantería portando ametralladoras ligeras y fusiles con bayoneta calada.
      • 1987 Velasco Piña, A. Regina [1992] México (CDH )
        Un alud de soldados portando metralletas y fusiles con bayoneta calada se precipitó a través de la destrozada puerta.
      • 1987 Velasco Piña, A. Regina [1992] México (CDH )
        Avanzando en cerrada formación y con la bayoneta calada, pero sin abrir fuego, las tropas llegaron hasta donde se encontraban los ocupantes de la Plaza; éstos no cesaban de gritar y se negaban a retroceder.
      • 1988 Pz-Reverte, A. Maestro esgrima [1995] España (CDH )
        Hacia la Plaza Mayor se escuchaba un lejano rumor de tumulto, y un piquete de alabarderos de la Guardia se paseaba frente al Teatro Real con las bayonetas caladas en los fusiles.
      • 1988 Sánchez, H. Héroe familia [1988] 101 Colombia (CDH )
        Para que nadie pudiera acusarlos de andar siempre, como parientes pobres, a la cola del entierro, entraron en la casa del Aventurero con sus bayonetas caladas, tirando las puertas y dispuestos a levantar hasta las piedras.
      • 1992 Belli, G. Mujer habitada [1995] Nicaragua (CDH )
        A ambos lados de la calle, flanqueando el paso aglomerado de los asistentes al entierro, podía verse la fila de soldados, en posición de «firmes» y bayoneta calada.
      • 1992 Belli, G. Mujer habitada [1995] Nicaragua (CDH )
        En las calles la multitud silenciosa desfilaba hacia el cementerio, en medio de una hilera nutrida de soldados con cascos de combate y bayonetas caladas que pretendían asistir al entierro.
      • 1994 Ortiz-Armengol, P. Aviraneta [1994] España (CDH )
        Lleva una escopeta de Eibar, de un cañón, que le ha regalado, al embarcarse en La Habana, el rico comerciante don José «Zangroniz» (sic) y la escopeta está cargada, y la bayoneta calada.
      • 1994 Salvador Lara, J. HContemp Ecuador [1994] Ecuador (CDH )
        Los patriotas, sin responder, se acercaron a las trincheras en silencio, y de repente, a la orden de ataque, salieron de entre los matorrales, la bayoneta calada, en asalto impetuoso contra las escarpadas líneas del jefe realista.
      • 1995 Martínez, T. E. StaEvita [1995] Argentina (CDH )
        Evita iba en una ambulancia azul del hospital militar de Buenos Aires, entre dos soldados con fusiles que llevaban —Dios sabrá por qué— las bayonetas caladas.
      • 1995 Prensa La Vanguardia, 16/03/1995 [1995] España (CDH )
        Partiendo de esa enseñanza de la historia, el PP no saldrá de sus trincheras a la bayoneta calada, para tratar de romper definitivamente las líneas enemigas con una moción de censura.
      • 1996 Prensa El Mundo, 10/05/1996 [1996] España (CDH )
        Salieron todos a la Carrera de San Jerónimo y se colocaron a derecha e izquierda de los Reyes para ver el lucir de los uniformes de bayoneta calada y el son del betún reluciente.
      • 1997 Prensa ABC Electrónico, 02/06/1997 [1997] España (CDH )
        El partido se convirtió en un cuerpo a cuerpo de los de bayoneta calada, dos tipos aguantando a pie firme, sin moverse un pelo, sin dar un paso atrás y arreándose sin misericordia con todo lo que tenían.
      • 2002 Paz Soldán. E. Materia deseo [2002] Bolivia (CDH )
        Un grupo reunido en una cena, una imagen robada de El discreto encanto de la burguesía y, de pronto, un vidrio que se rompe, y la aparición de unas fotos de la Primera Guerra Mundial, con siete soldados saltando de sus trincheras con las bayonetas caladas de sus fusiles (¿un perverso guiño al Kubrick de Senderos de gloria?).
      • 2013 Rosencof, M. Diez minutos Ur (CORPES)
        La puerta por la que me introdujeron estaba sellada del lado de adentro por dos milicos con bayoneta calada. Secos. Menos los perros, que jadeaban, todos secos.
      • 2021 Lloreda, M. "Sindéresis" [22-09-2021] El Tiempo (Bogotá) Co (HD)
        Petro rivaliza como adjetivador con el incendiario Laureano Gómez y como titulador con Juan Carlos Pastrana, oh paradoja, y así podría ganar. Las redes, como antes las plazas públicas, tragan enteros sus delirios económicos: cesar la explotación petrolera, imprimir billetes, la democracia radical de Chávez, léase: Venezuela en esteroides. Saltar en plancha a las bayonetas caladas de la trinchera electoral demanda valentía, y ojalá una ilusión real de cambio sea la que inspira a los noveles entrantes a la carrera presidencial.
    2. s. En ocasiones, en un complemento con a.
      docs. (1808-1968) 5 ejemplos:
      • 1808 Melio Sin título 4 Noticias de Castilla la Vieja, 19 de junio de 1808 España (CDH )
        Al mismo tiempo que la vanguardia, por mandado del General, se iba á unir con el exército para acometerlos á bayoneta, creyeron muchos paysanos que era huida, y desfallecieron, saliéndose de la formación; juntándose á esto que algunos de caballería volvieron los caballos, y principiaron á gritar: somos perdidos, con lo que los paysanos se entregaron á la fuga.
      • p1822 Anónimo Romances, en Los siete judíos de Roma. Pliego suelto Romancero general España (CDH )
        / Marchó al punto la justicia: / Mas de doscientos soldados / A bayoneta calada / Cercaron todo el palacio: / Pillaron á todos siete, / Que estaban ejecutando / La mayor atrocidad / Que han oido los cristianos, / Pues tenian un gran bufete / En que habian colocado / Cuarenta Formas, que estaban / Como estrellas relumbrando, / Y ellos con unos puñales / En ellas estaban dando, / Y cuantos mas golpes daban / Mas hermosas han quedado.
      • 1872 Ascasubi, H. Aniceto [1955] 56 Argentina (CDH )
        / Y por fin, mi batallón, / cuesta arriba al trote largo, / a bala y a bayoneta / a las casas nos trepamos, / y de allí hasta los corrales / como a burros los arriamos / y nos reímos largamente / del ruido de los tamangos / que por los calcagüesales / iban los pobres largando.
      • 1875 Pz Galdós, B. Batalla Arapiles [2002] España (CDH )
        Los franceses reposados, satisfechos y seguros de su posición, nos abrasaban a fuego certero y nos recibían a bayoneta limpia.
      • 1968 Sastre, A. Crónicas romanas [1990] España (CDH )
        Es peor que un asalto a bayoneta esta entrada en la pura desolación que ahora realizamos.
    3. s. En ocasiones, como complemento directo de armar y calar.
      docs. (1862-1994) 9 ejemplos:
      • 1862 Villamartín, F. Nociones arte militar [1989] España (CDH )
        En la fila, el manejo del fusil como arma blanca se reduce al movimiento de calar bayoneta; pero hallándose el individuo fuera de fila puede verse precisado a dar y evitar golpes distintos, y esto constituye una esgrima especial.
      • 1994 Anson, L. M. Don Juan [1996] España (CDH )

        Al frente de sus hombres como siempre, el 29 de junio de 1916, Franco asalta en Biutz un reducto harqueño. Con el fusil de un soldado herido, calada la bayoneta, encabeza el ataque.

      • 1862 Villamartín, F. Nociones arte militar [1989] España (CDH )
        En la fila, el manejo del fusil como arma blanca se reduce al movimiento de calar bayoneta; pero hallándose el individuo fuera de fila puede verse precisado a dar y evitar golpes distintos, y esto constituye una esgrima especial.
      • 1880-1881 Mesonero Romanos, R. Memorias setentón [1994] España (CDH )
        Emprendieron, pues, su paseo triunfal con el malhadado retrato; pero el jefe político San Martín (que era hombre que lo entendía) les esperaba delante de la Casa Consistorial con un batallón de la Milicia Nacional, al mando de don Pedro de Surrá y Rull (el mismo que veinte años después fue ministro de Hacienda de Espartero), y al llegar los amotinados a aquel punto de la calle Mayor conocido por las Platerías, y después de hechas por San Martín las intimaciones convenientes, mandó calar bayoneta al batallón, y avanzó decidido a recibir en sus puntas aquella turba desaforada.
      • 1899 Argüello Mora, M. Trinchera Trinchera y páginas Costa Rica (CDH )
        Al oír este insulto, ambos muchachos se detuvieron y en vez de continuar huyendo volvieron sobre sus pasos, calaron la bayoneta a sus rifles y se lanzaron sobre el grupo que los perseguía, compuesto de más de diez hombres.
      • c1908-1930 Corrales, J. A. Crónicas [1938] Perú (CDH )
        Saqué el sable y como un pepián, dí la orden, a los sesenta y cinco hombres que me quedaban con las patas útiles, de calar la bayoneta para irnos encima de los azules y hacerles flecos.
      • 1992 Jodorowsky, A. Canta pájaro [1994] Chile (CDH )

        Las ametralladoras comenzaron a ladrar. Los soldados lanzaron granadas y gases. Se pusieron máscaras. Calaron sus bayonetas. El cañón volvió a tronar. La puerta se convirtió en un sol de astillas. Olvidé mi nombre, perdí la ubicación, una imperiosa necesidad de dormir me hinchó los párpados. Sabía que el corazón se me iba desgarrando, pero ese dolor lo sentía lejano, allá arriba, mi cuerpo convertido en superficie de un pozo negro donde estaba sumergida mi conciencia.

      • 1994 Anson, L. M. Don Juan [1996] España (CDH )

        Al frente de sus hombres como siempre, el 29 de junio de 1916, Franco asalta en Biutz un reducto harqueño. Con el fusil de un soldado herido, calada la bayoneta, encabeza el ataque.

      • 1862 Villamartín, F. Nociones arte militar [1989] España (CDH )
        En la fila, el manejo del fusil como arma blanca se reduce al movimiento de calar bayoneta; pero hallándose el individuo fuera de fila puede verse precisado a dar y evitar golpes distintos, y esto constituye una esgrima especial.
      • 1879 Pereda, J. M. Don Gonzalo Glz [2003] España (CDH )
        Cuando salió don Román, desenvainó Patricio el roñoso sable, mandó a sus soldados calar bayoneta, dio algunos pasos al frente, encaróse con el noble caballero, y le dijo con voz no muy segura:
      • 1880-1881 Mesonero Romanos, R. Memorias setentón [1994] España (CDH )
        Emprendieron, pues, su paseo triunfal con el malhadado retrato; pero el jefe político San Martín (que era hombre que lo entendía) les esperaba delante de la Casa Consistorial con un batallón de la Milicia Nacional, al mando de don Pedro de Surrá y Rull (el mismo que veinte años después fue ministro de Hacienda de Espartero), y al llegar los amotinados a aquel punto de la calle Mayor conocido por las Platerías, y después de hechas por San Martín las intimaciones convenientes, mandó calar bayoneta al batallón, y avanzó decidido a recibir en sus puntas aquella turba desaforada.
      • 1884 Castelar, E. Historia 1883 [2002] España (CDH )
        Los trabajadores hacen una cuestación para presentar lisonjera ofrenda al Gobierno Provisional, y el Gobierno Provisional manda calar bayoneta para recibir a los manifestantes.
      • 1899 Argüello Mora, M. Trinchera Trinchera y páginas Costa Rica (CDH )
        Al oír este insulto, ambos muchachos se detuvieron y en vez de continuar huyendo volvieron sobre sus pasos, calaron la bayoneta a sus rifles y se lanzaron sobre el grupo que los perseguía, compuesto de más de diez hombres.
      • 1899 Pz Galdós, B. Vergara [2002] España (CDH )
        Con militar grito, que hacía poner los pelos de punta, Espartero mandó armar bayoneta.
      • c1908-1930 Corrales, J. A. Crónicas [1938] Perú (CDH )
        Saqué el sable y como un pepián, dí la orden, a los sesenta y cinco hombres que me quedaban con las patas útiles, de calar la bayoneta para irnos encima de los azules y hacerles flecos.
      • 1992 Jodorowsky, A. Canta pájaro [1994] Chile (CDH )

        Las ametralladoras comenzaron a ladrar. Los soldados lanzaron granadas y gases. Se pusieron máscaras. Calaron sus bayonetas. El cañón volvió a tronar. La puerta se convirtió en un sol de astillas. Olvidé mi nombre, perdí la ubicación, una imperiosa necesidad de dormir me hinchó los párpados. Sabía que el corazón se me iba desgarrando, pero ese dolor lo sentía lejano, allá arriba, mi cuerpo convertido en superficie de un pozo negro donde estaba sumergida mi conciencia.

      • 1994 Anson, L. M. Don Juan [1996] España (CDH )

        Al frente de sus hombres como siempre, el 29 de junio de 1916, Franco asalta en Biutz un reducto harqueño. Con el fusil de un soldado herido, calada la bayoneta, encabeza el ataque.

  2. 1⟶metonimia
    s. m. Soldado armado con una bayoneta.
    docs. (1786-1980) 80 ejemplos:
    • c1786 Chantre Herrera, J. HMisiones Marañón [1901] 683 Ecuador (CDH )
      Dióse por ofendido, como era razón, el comisario español de una demostración tan fuera de tiempo, y además de echar por tierra por medio de un indio la insignia de la pretendida posesión, se quejó amargamente con el capitán, diciéndolo que si empezaba antes de tiempo con aquellas demostraciones ó pensaba llevar á los padres como presos y con centinelas, se volvería con ellos por las montañas de Quito, lo que haría muy fácilmente atenta la docilidad y obediencia que había experimentado en ellos, pues sin escolta de bayonetas y sin ayuda de soldadesca les había conducido á todos á aquel lugar.
    • 1980 Fasano Mertens, F. Después derrota [1980] Uruguay (CDH )
      La urnas fueron arrojadas al séptimo círculo infernal, mientras las bayonetas pasaban —ésas sí— a ser santificadas, canonizadas, beatificadas por los pontífices de la violencia burguesa.
    • c1786 Chantre Herrera, J. HMisiones Marañón [1901] 683 Ecuador (CDH )
      Dióse por ofendido, como era razón, el comisario español de una demostración tan fuera de tiempo, y además de echar por tierra por medio de un indio la insignia de la pretendida posesión, se quejó amargamente con el capitán, diciéndolo que si empezaba antes de tiempo con aquellas demostraciones ó pensaba llevar á los padres como presos y con centinelas, se volvería con ellos por las montañas de Quito, lo que haría muy fácilmente atenta la docilidad y obediencia que había experimentado en ellos, pues sin escolta de bayonetas y sin ayuda de soldadesca les había conducido á todos á aquel lugar.
    • c1795 Glz Castillo, J. I. Poesías [1914] 467 España (CDH )
      / Anímome por fin, y me dispongo / a salir de la estancia; mas apenas / lo ejecuto, ¡ay de mí!, cuando me miro / cercado de un tropel de bayonetas.
    • 1818 Quintana, M. Memorial proceso prisión [1872] 234 España (CDH )
      [...] cómo, en fin, de resultas de esta diligencia, y en respuesta á nuestras razones, se cortaron todas las causas en aquel estado y se dispersó á todos los proscriptos, sacándolos de repente á la una de la noche de sus encierros y enviándolos custodiados de bayonetas, unos á conventos, otros á castillos y otros á presidios.
    • 1845 Guevara, T. HCuricó [2003] Chile (CDH )

      Habiendo sabido que el ejército chileno le había cortado las vías más rectas de la costa, se propuso marchar sigilosamente por entre los montes y matorrales del camino de Pachacamac, al oriente, atravesar el valle de Lurín y escaparse. Pero el diligente coronel Barbosa le había puesto un dique con las bayonetas del Curicó. El experto jefe peruano había elegido la noche del 27 de diciembre para ejecutar su audaz maniobra de evasión.

    • 1872 Hernández, J. Martín Fierro [1994] 89 Argentina (CDH )
      Entre cuatro bayonetas / me tendieron en el suelo. / Vino el mayor medio en pedo* / y allí se puso a gritar: / "Pícaro, te he de enseñar / a andar declamando sueldos."
    • 1880-1881 Menéndez Pelayo, M. HHeterodoxos [1946-1948] VI, 441 España (CDH )
      [...] arrojó del territorio al Fiscal general de la Curia episcopal de Badajoz, D. Ángel Sanz de Valluerca, que en nombre de su Obispo se había presentado a tomar posesión; hizo encausar y conducir preso entre bayonetas al Dr. D. Genaro de Alday, Freire de la Orden de Santiago y Gobernador que había sido del Obispado-priorato, sólo por haber prestado sumisión a las disposiciones pontificias.
    • 1886 Acevedo Díaz, E. Brenda [2002] Uruguay (CDH )
      En el extremo opuesto, las bayonetas se defienden de las lanzas y han caído algunos escalones; pero los que vienen detrás se abalanzan en el furor de la carga y chocan contra el cuadro, donde pierde el caballo su valeroso caudillo: la infantería cede como una pared que se agrieta y desmorona, los escuadrones se precipitan por la abertura con la fuerza del torrente, y mientras vuelve un grupo hacia tierra las bocas de sus fusiles, desaparece la avalancha a retaguardia envolviendo el parque y las reservas en pavoroso desorden.
    • 1901 Fdz Guardia, R. Cuentos ticos [1901] 65 Costa Rica (CDH )
      En vano trataron los yankis de contener el empuje de nuestras bayonetas; no pudieron resistirlo, y ese día tuvimos la satisfacción indecible de ver huír como una liebre al fanfarrón de Schlessinger que los mandaba.
    • 1929 Alberti, Rafael Cal y canto [1929] España (CDH )
      / Gacela sin faroles, sepultado / Por siete bayonetas, no de flores, / el corazón sin pulso y resultado, / talles ciñendo y faralaes, barreras / rompe el carmín que da a los matadores / la espiral de las rojas revoleras.
    • 1934 Maeztu, R. Defensa hispanidad Esp (FG)
      Tampoco el obrero de la ciudad se presenta gustoso a trabajar con interés en talleres nacionales, [...] ni aunque se declare el trabajo obligatorio y se introduzcan las bayonetas en las fábricas para restablecer la disciplina.
    • 1970 León, M. T. Memoria melancolía [1982] España (CDH )
      ¿Y la mulata María, estaría muerta? ¿Le contaron alguna vez su historia? Contaban que en uno de los encuentros entre las bayonetas españolas y los machetes mambises, mi tío, ese señor de los dos automóviles, había entrado en un bohío.
    • 1980 Fasano Mertens, F. Después derrota [1980] Uruguay (CDH )
      La urnas fueron arrojadas al séptimo círculo infernal, mientras las bayonetas pasaban —ésas sí— a ser santificadas, canonizadas, beatificadas por los pontífices de la violencia burguesa.
    • c1786 Chantre Herrera, J. HMisiones Marañón [1901] 683 Ecuador (CDH )
      Dióse por ofendido, como era razón, el comisario español de una demostración tan fuera de tiempo, y además de echar por tierra por medio de un indio la insignia de la pretendida posesión, se quejó amargamente con el capitán, diciéndolo que si empezaba antes de tiempo con aquellas demostraciones ó pensaba llevar á los padres como presos y con centinelas, se volvería con ellos por las montañas de Quito, lo que haría muy fácilmente atenta la docilidad y obediencia que había experimentado en ellos, pues sin escolta de bayonetas y sin ayuda de soldadesca les había conducido á todos á aquel lugar.
    • c1795 Glz Castillo, J. I. Poesías [1914] 467 España (CDH )
      / Anímome por fin, y me dispongo / a salir de la estancia; mas apenas / lo ejecuto, ¡ay de mí!, cuando me miro / cercado de un tropel de bayonetas.
    • 1818 Quintana, M. Memorial proceso prisión [1872] 234 España (CDH )
      [...] cómo, en fin, de resultas de esta diligencia, y en respuesta á nuestras razones, se cortaron todas las causas en aquel estado y se dispersó á todos los proscriptos, sacándolos de repente á la una de la noche de sus encierros y enviándolos custodiados de bayonetas, unos á conventos, otros á castillos y otros á presidios.
    • 1821 Fdz Moratín, L. Cartas 1821 [1973] Epistolario España (CDH )
      Si un borracho vomita el vino que bebió, se halla rodeado de bayonetas inmediatamente, y va a dormir la mona al depósito de observación, y allí le tienen hasta que, a fuerza de registros y exámenes, se convencen de que fue mal de taberna.
    • 1824 Quintana, M. J. Carta novena 578 Cartas a Holland España (CDH )
      Pero á los promovedores principales de semejante escrito podia muy bien preguntar el Duque en qué consistia haber aguardado á dar esta demostracion de lealtad al tiempo en que habia cien mil bayonetas extranjeras dentro de España, á que su cuartel general estuviese en Madrid, y cuando el gobierno constitucional empezaba á agonizar en la Andalucía.
    • 1831 Romero Alpuente, J. HRevolución España [1989] España (CDH )
      En tal lastimoso estado de vanidad, de delirio y abandono llegaron las notas de la Santa Alianza insultando a la nación y amenazándola sin rebozo con la guerra más desoladora, si no obedecía prontamente los decretos de la más oprobiosa esclavitud, y entonces en vez de evadir este fatal ministerio la contestación, y entre las dilaciones diplomáticas disponer las cosas para dentro y fuera de modo que la presentación de doscientas mil bayonetas, cuyo levantamiento estaba en su mano, y no las baladronadas fuesen las razones de su contestación que desconcertaran los planes de los tiranos, prefirió hacer el vergonzoso papel de enano de la venta, [...].
    • 1831 Romero Alpuente, J. HRevolución España [1989] II, 329 España (CDH )
      [...] como cuando por haber desaprobado groseramente el nombramiento de generalísimo de las armas españolas hecho en Wellington fue confinado a Ceuta, pues pudiendo y aconsejándole muchos que no obedeciera al gobierno y se revistiera a él con las armas que tenía a su devoción y podían subir dentro de quince días a cincuenta mil bayonetas, no quiso hacerlo y prefirió su marcha humilde a aquel presidio.
    • 1831 Romero Alpuente, J. HRevolución España [1989] II, 339 España (CDH )
      ¡Oh criminales ministros y miserables diputados que así hicisteis servir vuestro gran poder, vuestra augusta representación nacional, para sacrificar a nuestra generosa patria!!! Si este gran poder le hubierais empleado los unos en separar de la carrera de la judicatura, de la milicia, de la hacienda, de la iglesia y de la diplomacia a los enemigos de la libertad, y si esta superchería hubiera sido el medio de diferir la arrogancia de vuestra respuesta a las notas de la Santa Alianza para cuando hubiérais podido fundarla en cien mil bayonetas puestas en la frontera, [...].
    • 1845 Guevara, T. HCuricó [2003] Chile (CDH )

      Habiendo sabido que el ejército chileno le había cortado las vías más rectas de la costa, se propuso marchar sigilosamente por entre los montes y matorrales del camino de Pachacamac, al oriente, atravesar el valle de Lurín y escaparse. Pero el diligente coronel Barbosa le había puesto un dique con las bayonetas del Curicó. El experto jefe peruano había elegido la noche del 27 de diciembre para ejecutar su audaz maniobra de evasión.

    • 1850 Ayguals Izco, W. Bruja Madrid [1969] España (CDH )
      Presentóse en el cuerpo de guardia, y entablando conversación con el comandante de la misma, supo que no se había equivocado en el concepto que formó cuando le dijo el jardinero que la Bruja había sido conducida entre bayonetas al Principal.
    • 1853 Samper, J. M. Apuntamientos HNueva Granada [1853] Colombia (CDH )
      Treinta i nueve ciudadanos, representantes de un partido que estaba en el poder, que contaba con mil quinientas bayonetas en la capital, i que reunia un número de sufrajios casi igual al de su adversario, pudiendo esperar la victoria, ¿habrian de intimidarse i ceder el campo solo por las esclamaciones de la multitud en favor de un candidato?
    • 1860 Núñez Arce, G. Campaña África [2003] España (CDH )
      pero como siempre, a pesar del misterio con que se acercaron y del valor que naturalmente debía infundir en su ánimo supersticioso, la profecía, de un santón que les había anunciado para aquel día la ruina del ejército cristiano y la toma de Ceuta, nuestros enemigos fueron derrotados y perseguidos hasta el extremo de obligar a muchos a buscar su salvación, huyendo de nuestras bayonetas, en el agitado seno del mar.
    • 1861 Alarcón, P. A. De Madrid a Nápoles [1861] España (CDH )
      De allí apartaron a Carlos Alberto la triste noche del 23 de marzo de 1849..., ¡aquella noche en que el rey magnánimo, como se le llama en Cerdeña, buscaba la muerte entre las bayonetas enemigas, no queriendo sobrevivir a su hermosa ilusión de hacer independientes y libres a todos los italianos!
    • 1861 Alarcón, P. A. De Madrid a Nápoles [1861] España (CDH )
      Y habla de 300000 bayonetas austriacas con que cuenta para poner en orden a los revoltosos.
    • 1861 Alarcón, P. A. De Madrid a Nápoles [1861] España (CDH )
      Hasta entonces sólo habían pasado por entre las filas de bayonetas diez o doce cardenales en sus grandes coches, cuyos lacayos iban provistos, o por mejor decir, llevaban a la mano unos gigantescos paraguas rojos, no porque amenazase lluvia, sino porque los tales paraguas, que me atreveré a calificar de monumentales, forman parte del adorno de los carruajes de los príncipes de la Iglesia.
    • 1862 Villamartín, F. Nociones arte militar [1989] España (CDH )
      pero como a medida que se aumenta el fondo se disminuye el número de bayonetas activas, las masas atacantes no deben ser más profundas que lo estrictamente necesario para producir ese impulso, y en muchos casos es preferible multiplicarlas disminuyendo algo el fondo.
    • 1862 Villamartín, F. Nociones arte militar [1989] España (CDH )
      Dos columnas de ataque de medio batallón presentan doble número de bayonetas que una de uno, doble acción ofensiva y más pronta y doble amenaza, ya directa, ya envolvente; y, sin embargo, cada una de esas columnas, no por constar de tres compañías en vez de seis, lleva menos arranque, al contrario, su agilidad es una condición de su fuerza.
    • 1862 Villamartín, F. Nociones arte militar [1989] España (CDH )
      La carga en línea es de un gran efecto material, porque pone en combate todas las bayonetas; pero es tan débil su impulso y tan lenta y difícil su marcha, que no puede usarse sino por una tropa muy valiente y disciplinada, y en circunstancias especiales, para ataques cortos y repentinos y contra tropas detenidas o sorprendidas.
    • a1863 Díaz, Nicomedes Pastor Don Ramón Cabrera [1996] España (CDH )
      En 1823 eran las masas populares las que hacían la reacción; en la década siguiente las cuatrocientas mil bayonetas de los voluntarios realistas eran la plebe armada.
    • 1872 Hernández, J. Martín Fierro [1994] 89 Argentina (CDH )
      Entre cuatro bayonetas / me tendieron en el suelo. / Vino el mayor medio en pedo* / y allí se puso a gritar: / "Pícaro, te he de enseñar / a andar declamando sueldos."
    • 1874 Pz Galdós, B. Zaragoza [2002] España (CDH )
      Dicen que a ese último le fueron a llamar a media noche, so color de encomendarle una misión importante, y luego que le tuvieron entre las traidoras bayonetas, lleváronle al puente, donde le acribillaron, arrojándole después al río.
    • 1855-1875 Fuente, V. HEclesiástica España VI [1875] España (CDH )
      Cierra esta série el horrible asesinato del Obispo de Vich (16 de Abril de 1823) sacado entre bayonetas para conducirlo á Tarragona en la tartana llamada de Rotten, y fusilado con un lego que le servía, en medio de unos matorrales, á pretexto de que se querían fugar.
    • 1876 Pz Galdós, B. 7 julio [2003] España (CDH )
      « Diga usted al Rey que haga rendir las armas inmediatamente a los facciosos que le cercan, pues de lo contrario las bayonetas de los libres penetrarán persiguiéndoles hasta su Real cámara ».
    • 1877 Barros, Á. Memoria especial Ministro Guerra [1975] Argentina (CDH )
      Ella tuvo lugar en el pueblo, bajo el amparo de nuestras bayonetas, donde era inútil pedir al indio franqueza y asegurarle garantías.
    • 1879 Pereda, J. M. Don Gonzalo Glz [2003] España (CDH )
      Don Román se quedó mudo de sorpresa al oír semejante intimación y verse encerrado entre bayonetas; dudó si soñaba o si su razón se había extraviado de repente; quiso romper el cerco para ver si era dueño de su voluntad, y el cerco se estrechó más.
    • 1879 Pereda, J. M. Don Gonzalo Glz [2003] España (CDH )
      — Te prevengo que mi propósito fue, después de decir a la superior autoridad lo perniciosa que era tu presencia aquí para la paz pública, y hasta para el decoro de la bandera que has levantado y crees defender, suplicarle que te llevaran entre bayonetas y te pusieran a buen recaudo por mucho tiempo;
    • 1879 Pereda, J. M. Don Gonzalo Glz [2003] España (CDH )
      Púsose en el acto a acomodar en el viejo maletín el inverosímil equipaje de Lucas; y, entre tanto, salió éste de la Casona a despedirse de sus amigos y averiguar lo que aún ignoraba sobre el recibimiento hecho en la ciudad al prisionero, asunto que había despertado en gran manera su curiosidad, desde que supo que don Román volvía regalándole credenciales después de haberle enviado él entre bayonetas.
    • 1879 Pereda, J. M. Don Gonzalo Glz [2003] España (CDH )
      [...] ; en el nuevo Ayuntamiento no le quedaban más que cuatro perdidos, acaso dispuestos a venderle por un vaso de aguardiente; don Román, que le había despreciado en una ocasión, debía detestarle desde que él le arrancó del hogar entre bayonetas; [...].
    • 1880-1881 Menéndez Pelayo, M. HHeterodoxos [1946-1948] España (CDH )
      La filosofía práctica de los afrancesados puede decirse que se resume en este párrafo que Hermosilla tuvo la frescura de escribir en 1824: "La aversión a vivir bajo la dominación del populacho... fué lo que... me obligó a preferir un Gobierno de hecho, fuerte y sostenido por bayonetas, al desgobierno de las Juntas... Y aun cuando hubiera sabido que debían ser vencidas las armas francesas, no por eso hubiera salido del país ocupado por ellas." (El Jacobinismo, tomo I, pág. 9.)
    • 1880-1881 Menéndez Pelayo, M. HHeterodoxos [1946-1948] VI, 441 España (CDH )
      [...] arrojó del territorio al Fiscal general de la Curia episcopal de Badajoz, D. Ángel Sanz de Valluerca, que en nombre de su Obispo se había presentado a tomar posesión; hizo encausar y conducir preso entre bayonetas al Dr. D. Genaro de Alday, Freire de la Orden de Santiago y Gobernador que había sido del Obispado-priorato, sólo por haber prestado sumisión a las disposiciones pontificias.
    • 1881 Vicuña Mackenna, B. Campaña Lima [2003] Chile (CDH )
      Señor, cuando treinta mil bayonetas brillan en el norte al sur de Chile, empujadas por un viento irresistible hacia Lima, no caigamos en la puerilidad de estar preguntando al ministerio a donde va ese ejército.
    • 1881 Vicuña Mackenna, B. Campaña Lima [2003] Chile (CDH )
      Y era aquélla la de que los deterioros, los apremios y destrucciones en cuya prosecución nos embarcábamos no tendrían la menor influencia de reacción en el ánimo de las naciones que sostenían la dictadura, porque además de las causales que dejamos apuntadas, casi la totalidad de los intereses efectivos que la expedición encontraría delante de sus quillas o de sus bayonetas no pertenecían a peruanos, a virtud del ocio eterno de aquellas gentes, sino a sus habilitadores ingleses, franceses, italianos y alemanes.
    • 1881 Vicuña Mackenna, B. Campaña Lima [2003] Chile (CDH )
      Conforme a su hábito de guerra, el general Baquedano, que no acostumbra tomar resolución definitiva sino a la vista del enemigo, fue llamando a su lado uno por uno a los jefes de división y de brigada, y señalándoles con el brazo los diversos rumbos de los reductos enemigos que se veían erizados de cañones y de bayonetas, les fue explicando en su lacónico y peculiar lenguaje lo que a cada uno le cumplía hacer en el día ya próximo e inminente de la fatal arremetida.
    • 1880-1882 Montalvo, J. Catilinarias [1985] Ecuador (CDH )
      Conque, zánganos, libres que murmuráis, que censuráis, que difamáis, ¿nos dormimos en las pajas? ¿no hay un hombre? Bien visto lo tengo, mientras esta pluma no se me vuelva espada, cosa no de poder con los ecuatorianos: razón sin bayoneta es sinrazón para ellos "Dadnos cuatro tribunos como Juan Montalvo, y os respondemos de la libertad del Ecuador", acaba de decir un ardiente escritor de un pueblo libre.*
    • 1882 Pz Rosales, V. Recuerdos (1814-1860) [1993] Chile (CDH )
      Un instante después, y en medio del más sepulcral silencio, asidos de las manos, aparecieron bajo el portal de la cárcel, rodeados de bayonetas, las dos ilustres víctimas, Luis y Juan José Carrera, a los cuales, en más felices años, debí tantos cariños cuando, unidos a José Miguel, confiaban amistosos a mi madre, ya sus temores, ya sus esperanzas sobre la futura suerte de la patria, o ya sus frecuentes y locas travesuras.
    • 1882 Pz Rosales, V. Recuerdos (1814-1860) [1993] Chile (CDH )
      Para ellos no sólo era ilegal sino también atentatoria la reelección de diputados que hubiesen formado parte de la disuelta Cámara; y el órgano inmediato de Polignac, la «Bandera Blanca», llevó su impavidez hasta el arrojo de gritar: «¡Basta de presupuestos; basta de concesiones; basta de Constitución; pues sobra para entrar a díscolos en vereda el simple esfuerzo de las bayonetas
    • 1882 Pz Rosales, V. Recuerdos (1814-1860) [1993] Chile (CDH )
      y sin embargo, llovían por las calles hojas sueltas de imprentas invisibles, y esas hojas se leían con desenfado en presencia misma de las bayonetas de las muchas patrullas que cruzaban en todo sentido la ciudad.
    • 1886 Acevedo Díaz, E. Brenda [2002] Uruguay (CDH )
      En el extremo opuesto, las bayonetas se defienden de las lanzas y han caído algunos escalones; pero los que vienen detrás se abalanzan en el furor de la carga y chocan contra el cuadro, donde pierde el caballo su valeroso caudillo: la infantería cede como una pared que se agrieta y desmorona, los escuadrones se precipitan por la abertura con la fuerza del torrente, y mientras vuelve un grupo hacia tierra las bocas de sus fusiles, desaparece la avalancha a retaguardia envolviendo el parque y las reservas en pavoroso desorden.
    • 1886 Aller, D. E. Huelgas obreros [1886] 171 España (CDH )
      Que estas aberraciones y otras parecidas van directamente encaminadas á las clases populares para convertir el número en instrumento, está fuera de duda: que la represión por la fuerza es un remedio inútil, tampoco debe ocultarse á nadie, porque no bastaría toda la potencia de las bayonetas de que disponen los Gobiernos ni siquiera para detener los progresos del mal moral que se está infiltrando en la conveniencia de los pueblos —que no los sumergirá en el abismo porque la ley de sociabilidad es fatal y necesaria— pero pudiera ser el preludio de una hecatombe que se acercara.
    • 1887 Rabasa, E. Bola [2003] 8 México (CDH )
      El templete, colocado en el portal de los Gonzagas (único en su género), no tenía por fondo dos sobrecamas, como en el año anterior, sino las cortinas del altar de las Ánimas, que el señor cura prestó a la comisión bondadosamente; en el centro se veía el retrato del Padre Hidalgo, asentado sobre seis bayonetas artísticamente cruzadas en forma de abanico, y rodeado de banderitas tricolores de papel; a los lados del cuadro y a una vara de distancia, colgaban dos anchas fajas con los colores nacionales, [...].
    • 1887 Rabasa, E. Gran ciencia [1948] México (CDH )
      El gobernador derrocado del Estado Z iba a ser repuesto en su empleo merced al esfuerzo incontrastable de tres mil bayonetas.
    • 1888 Acevedo Díaz, E. Ismael [1991] Ur (CDH )
      y de esa milicia se destinó una fracción a la infantería, que sumó entonces cuatrocientas bayonetas.
    • 1889 Palma, R. Tradiciones peruanas VII [1969] Perú (CDH )
      Esta fuerza llegó a encontrarse en situación aflictiva, y su derrota se habría consumado si, al estrecharse los combatientes, hubieran podido los peruanos oponer bayonetas a bayonetas.
    • 1889 Rubén Darío Matuschka [1950] Cuentos Nicaragua (CDH )

      Recuerdo que primeramente escuché un enorme ruido, que luego balazos y después rugidos humanos sonaron, y que en el choque tremendo nadie tuvo conciencia de sí. Todas las bayonetas buscaban las barrigas y los pechos. Creo que si en vez de ser nosotros infantes, hubiéramos sido cosacos o húsares, en los primeros instantes hubiéramos salido vencedores.

    • 1895 Aragó, B. Tratado palomas [1895] España (CDH )
      Aquellos entusiastas colombófilos, llevando consigo un gran numero de mensajeras, lograron traspasar el cordón de bayonetas que les rodeaba, y después de mil peligros pudieron llegar á Tours donde residía la delegación del Gobierno.
    • 1898 Glz Prada, M. Los partidos 214 Horas de lucha Perú (CDH )
      Los hombres eminentemente prácticos levantan un dique de mamotretos para contrarrestar una invasión de bayonetas.
    • 1898 Pz Galdós, B. Zumalacárregui [2002] 155 España (CDH )
      Aún le estoy viendo; aún veo la blancura de sus cabellos, el ardor de su rostro; veo sus ojos iracundos que me traspasaban, que me daban más miedo que todas las bayonetas cristinas...
    • 1898 Pz Galdós, B. Zumalacárregui [2002] 270 España (CDH )
      Usted, señor santo Borrajo, o como quiera que se llame, puede ir a donde quiera, y volverse a su monte o al mismo infierno; pero lo que es a éste no le suelto. Amigo Fago, no puedo consentir que un hombre de su inteligencia y carácter se deje inducir a la extravagancia que revelan su traje y modos... no, no, no lo consiento, y si no de grado, por fuerza se viene usted con nosotros. Eh, amigo Zuazo, me le lleva usted por delante, entre bayonetas.
    • 1898 Pz Galdós, B. Zumalacárregui [2002] 270 España (CDH )
      Adelante, entre bayonetas. Éste no puede ser libre; éste me pertenece: quiero salvarle de su propia insanidad, de su propia tristeza... En marcha... D. José Fago, es usted prisionero de su amigo el capellán Ibarburu. No haga resistencia, o el Coronel mandará que le apliquen cincuenta palos».
    • 1898 Pz Galdós, B. Mendizábal [2002] 320 España (CDH )
      «Se me olvidó decir a Córdoba que no deje de poner diez mil bayonetas en el Baztán... explicarle los motivos por que prefiero la intervención inglesa a la francesa...».
    • 1899 Pz Galdós, B. Vergara [2002] 233 España (CDH )
      Minutos después vieron conducido entre bayonetas a un hombre pequeño y rechoncho, de fiera catadura, cabello hirsuto, ojos sanguinolentos, la boca espumante.
    • 1900 Pz Galdós, B. Ayacuchos [2002] 288 España (CDH )
      Salió el Rector echando venablos; más gordos los echó el Teniente; protestó el primero de que la Congregación no era facciosa, ni allí se había conspirado nunca contra el Progreso ni contra nada; formuló el militar el tercer apercibimiento, declarando que no valían excusas, y que, o se le entregaba por la buena la persona del señor Coronel retirado, o él entre bayonetas la sacaría... y todo esto pronto, pronto, que no iba el hombre dispuesto a gastar tiempo y saliva en ociosas discusiones.
    • 1901 Fdz Guardia, R. Cuentos ticos [1901] 65 Costa Rica (CDH )
      En vano trataron los yankis de contener el empuje de nuestras bayonetas; no pudieron resistirlo, y ese día tuvimos la satisfacción indecible de ver huír como una liebre al fanfarrón de Schlessinger que los mandaba.
    • a1903 Blasco, E. Memorias íntimas [1904] España (CDH )
      El Gobierno de la Reina doña Isabel II me ha confiado el mando de este ejército, que estoy seguro cumplirá con su deber por muy sensible que le sea cruzar las bayonetas con los que ayer eran sus camaradas. /
    • 1903 Obligado, P. S. Tradiciones argentinas [1903] 232 Argentina (CDH )
      No poco trabajo costó dar con el susodicho comandante, que se mostraba indeciso, hasta que repetida la orden con más energía, poniéndose al lado del jefe de tan valientes soldados, le acompañó á iniciar la carga, que si no llegó á cruzar bayonetas fué porque, desconcertado el batallón enemigo, dió vuelta caras.
    • 1905 Blasco Ibáñez, V. La bodega [1998] España (CDH )
      Montenegro les veía pasar en fila, camino de la cárcel, entre las bayonetas y las grupas de los caballos, unos abatidos, como si les sorprendiese la aparición hostil de la fuerza armada «que había de unirse a ellos»; otros asombrados, no comprendiendo cómo las cuerdas de presos despertaban tanta alegría en la calle Larga, cuando habían desfilado por ella horas antes como triunfadores, sin permitirse el menor atropello.
    • 1905 Pz Galdós, B. Aita Tettauen [1905] España (CDH )
      Todo aquel viejo armatoste arquitectónico se estremeció, dando piedra con piedra... Los que tocaban la marcha permanecieron un instante quietos; luego se vieron las bayonetas, los fusiles, los hombres que entraban con paso grave... El Nasiry, en el paroxismo de su terror, cogió del brazo á Juan y lo llevó por un callejón que desde la puerta se empinaba entre casuchas jibosas.
    • 1904-1911 Martín Cerezo, S. Sitio Baler [1911] Filipinas (CDH )
      mucho el cruzarse con las bayonetas enemigas; pero aún hay algo más pavoroso, irresistible y difícil en la tenaz resistencia del que, una hora y otra hora, un día y otro día, sabe luchar contra la obsesión que le persigue: sostenerse tras la pared que le derriban y no ceder á los desfallecimientos del cansancio.
    • 1911 Pz Galdós, B. Cartago [2002] España (CDH )
      Suavemente me dijo: «Vete a recorrer las calles que rodean a esta Casa profanada; fíjate en las tropas que han acudido a consumar la fácil y criminal hazaña. Repara bien dónde está el Pavía , que verás a caballo, rodeado de bayonetas y cañones, y de toda la máquina marcial hoy dispuesta para matar mosquitos. Di a tus amigos los republicanos que lloren sus yerros y procuren enmendarlos para cuando la rueda histórica les traiga por segunda vez al punto de...».
    • a1912 Blanco, E. Tradiciones épicas [1912] 32 Venezuela (CDH )
      En su presencia, bajo el influjo de su penetrante mirada, vi cambiar de colores, estremecerse y sentir calofríos á verdaderos leones, que jamás titubearon en arrojarse solos y á pecho descubierto contra todas las bayonetas españolas: Mina, Aramendi, Figueredo, Rondón, el negro Primero, y Cornelio Muñoz, y Cruz Paredes, que asaltan en este instante mi memoria, responden de semejante aserto... Y eso que en el trato familiar era más bien amable é insinuante.
    • 1914 Cestero, T. M. Sangre [2003] República Dominicana (CDH )
      Apenas entra en el Palacio, los jimenistas parten en guerra, y, en diciembre, un cerco de bayonetas se extiende de Pajarito a San Jerónimo, suspendiéndose el tráfico en la ría.
    • 1918 Blasco Ibáñez, V. Mare nostrum [1998] España (CDH )
      Varios pelotones de hombres, precedidos y seguidos de bayonetas, marchaban de un puerto a otro con rítmico paso.
    • 1918 Senador, J. Ciudad castellana [1989] España (CDH )
      Cuando la ley no basta, la linde se corona de bayonetas.

      Por eso los hombres, aterrados ante la invasión de la linde, tienen que huir de ella para no ser machacados y, ciegos de espanto, acuden a guarecerse en la ciudad como el que desalojado por un desbordamiento busca refugio en las cumbres.

    • 1918 Senador, J. Ciudad castellana [1989] España (CDH )
      Si lo primero, seguid aferrados a vuestros viejos hábitos, exigid más leyes de excepción, pedid más bayonetas, abrid cárceles nuevas, pero atenéos a lo que resulte por que la verdad está en marcha y no se detendrá.
    • 1919 Lpz Velarde, R. Oración fúnebre Minutero México (CDH )
      En los creadores, el mito se desdobla, personificándose dentro de las vísceras, la intangible doncella filarmónica, y por las playas exteriores en la marcial deidad que con sus flancos de borrasca, sus pupilas de belladona y sus perfumes clorofórmicos, desfila entre las bayonetas del Deseo.
    • 1911-1925 Suárez, M. F. Sueños Luciano Pulgar, I [1941] Colombia (CDH )
      Lo cual es señal de ciega hostilidad, como lo son los comentarios que hacen ciertas personas a mi presentación en la cámara, cuando, llevadas de su imaginación enardecida, dicen: «Al salir se desmayó; no habló con energía; ni miró la cara de los acusadores; ni amenazó con las bayonetas; ¡qué colmo de inepcia y desesperación! A lo que fue a la cámara fue a declararse convicto y confeso; pero en fin, los duelos con pan son menos: ha salido sin honra pero con mucho dinero, y por eso acaba de comprar dos palabras en Barcelona de España».
    • 1927 Valle-Inclán, R. M. Tirano [1993] España (CDH )
      Esta noche he visto conducir entre bayonetas a Don Roquito.
    • 1929 Alberti, Rafael Cal y canto [1929] España (CDH )
      / Gacela sin faroles, sepultado / Por siete bayonetas, no de flores, / el corazón sin pulso y resultado, / talles ciñendo y faralaes, barreras / rompe el carmín que da a los matadores / la espiral de las rojas revoleras.
    • 1930 Azaña, Manuel Carta Cartas de Manuel Azaña y Cipriano de Rivas Cherif España (CDH )
      Albornoz se subió a una mesa, y creyéndose en la Convención, dijo que no saldríamos de allí sino por la fuerza de las bayonetas.
    • 1930 Azaña, Manuel Carta 112 Cartas de Manuel Azaña y Cipriano de Rivas Cherif España (CDH )
      Nosotros, en la presidencia, estábamos quietecitos, esperando las bayonetas.
    • 1927-1930 Valle-Inclán, R. M. Hija capitán Martes de carnaval España (CDH )

      El GolfanteDemasiada goma. Hay que hacerse cargo.

      La SiniYa me vi con esposas, entre bayonetas.

      El GolfanteMenudo pisto que ibas a darte. Nada menos que una compañía con bandera. ¡Ni que fueses la Chata! *

    • 1934 Maeztu, R. Defensa hispanidad Esp (FG)
      Tampoco el obrero de la ciudad se presenta gustoso a trabajar con interés en talleres nacionales, [...] ni aunque se declare el trabajo obligatorio y se introduzcan las bayonetas en las fábricas para restablecer la disciplina.
    • a1936 Nogales Méndez, R. Memorias [1991] II, 96 Venezuela (CDH )
      El furioso general y su edecán fueron obligados a marchar entre dos filas de bayonetas hacia la comandancia mientras los dos oficiales británicos y yo reíamos de buena gana por el suceso.
    • 1947 Valcárcel, D. Rebelión Túpac Amaru 186 Perú (CDH )
      Como el nutrido fuego de fusilería los empujó lentamente a la cima del cerro, preferían arrojarse al abismo o ser despedazados por las bayonetas antes que rendirse.
    • 1960 Roa Bastos, A. Hijo hombre [1977] Paraguay (CDH )
      Sobre la carrocería, Mongelós y Gamarra también ya estaban inmovilizados por varias bayonetas que apuntaban sus costillas.
    • 1960 Roa Bastos, A. Hijo hombre [1977] Paraguay (CDH )
      Dio una chupada a la bombilla y agregó a través de una burbuja que se le rompió en la boca—: ¡Eso guapeó por nosotros!... Hicimos pata ancha en la posición... Veíamos el ¡Vencer o morir! del mariscal López brillando en nuestras bayonetas...
    • 1961 Gironella, J. M. Muertos [1989] España (CDH )
      No se le escapaba que, con la llegada de los «nacionales» al mar, Barcelona y Madrid habían quedado separadas por un ejército franquista de trescientas mil bayonetas.
    • 1970 León, M. T. Memoria melancolía [1982] España (CDH )
      ¿Y la mulata María, estaría muerta? ¿Le contaron alguna vez su historia? Contaban que en uno de los encuentros entre las bayonetas españolas y los machetes mambises, mi tío, ese señor de los dos automóviles, había entrado en un bohío.
    • 1970 Rivarola Matto, J. B. Yvypóra [2003] Paraguay (CDH )

      Un conscripto rechoncho llegó repuntado a culatazos. Era Kitó Samudio. Esperó entre cuatro bayonetas. Poco después apareció el comisario ajustándose el cinturón. Se fue derecho, con el torso hacia adelante y el pescuezo estirado como si fuera a morder, hasta donde estaba Samudio en posición de firme y le aplicó un puñetazo en las narices. Siguió pegando hasta que el soldado se cayó. Lo levantó a patadas.

    • 1980 Fasano Mertens, F. Después derrota [1980] Uruguay (CDH )
      La urnas fueron arrojadas al séptimo círculo infernal, mientras las bayonetas pasaban —ésas sí— a ser santificadas, canonizadas, beatificadas por los pontífices de la violencia burguesa.
  3. 2⟶sinécdoque
    s. f. pl. Conjunto de tropas militares bajo las órdenes de un mando.
    docs. (1801-1994) 37 ejemplos:
    • 1801 Miranda, F. Trad carta españoles americanos, Viscardo [1801] Pe (CDH )
      Espera, sin duda, obtener de las tropas regladas Americanas el mismo auxilio, que halla en España de las bayonetas, para hacerse obedecer.
    • 1994 Martín Moreno, F. Respuesta [1994] México (CDH )
      Si Zedillo accede al poder con el apoyo de las bayonetas su gestión se verá manchada, entorpecida y paralizada desde el primer día de su gobierno.
    • 1801 Miranda, F. Trad carta españoles americanos, Viscardo [1801] Pe (CDH )
      Espera, sin duda, obtener de las tropas regladas Americanas el mismo auxilio, que halla en España de las bayonetas, para hacerse obedecer.
    • 1853 Samper, J. M. Apuntamientos HNueva Granada [1853] Colombia (CDH )
      Nueva Granada i Venezuela, libres en casi toda su estension del dominio de la España, eran un inmenso cementerio donde a cada paso se encontraba la señal de un cadalso, la huella de la sangre, el recuerdo de un combate i los jirones diseminados de una dominacion estúpida i frailesca, no solo vencida por las bayonetas revolucionarias, sino condenada por la opinion del mundo civilizado.
    • 1859 Castelar, E. Discurso 05/05/1859 [1861] 223 Discursos España (CDH )
      (Profunda sensacion); absolutismo sostenido por familias estranjeras; absolutismo de que la nacion se limpió cuando fue dueña de sí misma en 1812, y que si mas tarde restauraron bayonetas estranjeras, fué para demostrar á todas las generaciones, para decir á todos los siglos siempre, que el absolutismo ha sido y será un eterno estranjero en nuestra patria.
    • 1880-1881 Menéndez Pelayo, M. HHeterodoxos [1946-1948] España (CDH )
      Fué, más que partido, congeries de elementos diversos, y aun rivales y enemigos, mezcla de antiguos volterianos, arrepentidos en política, no en religión, temerosos de la anarquía y de la bullanga, pero tan llenos de preocupaciones impías y de odio a Roma como en sus turbulentas mocedades, y de algunos hombres sinceramente católicos y conservadores, a quienes la cuestión dinástica, o la aversión a los procedimientos de fuerza, o la generosa, sí vana, esperanza de convertir en amparo de la Iglesia un trono levantado sobre las bayonetas revolucionarias, separó de la gran masa católica del país.
    • 1906-1910 Barrett, R. Dolor paraguayo [1987] Paraguay (CDH )
      A pesar de las bayonetas, habéis arrebatado ya muchas posiciones al enemigo; posiciones materiales en la contratación del trabajo, y posiciones morales.
    • 1925 Barras Prado, A. La Habana siglo XIX [1925] 191 España (CDH )
      Así las cosas y antes del día señalado para las negociaciones (15 de Abril), los franceses se retractaron de lo estipulado en la Soledad, y se declararon protectores del general mejicano Almonte, que se proclamó presidente de la República de Méjico al amparo de las bayonetas francesas, a condición de que una vez reconocido como tal en toda la República, se pronunciase a favor de la Monarquía, designando como rey o emperador al príncipe Maximiliano de Austria.
    • 1994 García Cortázar, F. / Glz Vesga, J. M. Breve HEspaña [1994] España (CDH )
      Integradas las distintas instancias regionales, la Junta Central convoca en 1810 las Cortes Generales del reino en Cádiz, libre de las bayonetas francesas y protegida por la escuadra anglosajona.
    • 1994 Martín Moreno, F. Respuesta [1994] 136 México (CDH )
      Vuelven a hablar de un paraíso inexistente, a describirlo, a ensalzarlo y endulzarlo con tal de hacerse del poder, cuando de sobra conocen que el comunismo siempre llegó y se sostuvo por la fuerza de las bayonetas y en ningún caso por la del voto.
    • 1801 Miranda, F. Trad carta españoles americanos, Viscardo [1801] Pe (CDH )
      Espera, sin duda, obtener de las tropas regladas Americanas el mismo auxilio, que halla en España de las bayonetas, para hacerse obedecer.
    • 1808 Capmany Montpalau, A. Centinela franceses I [1988] España (CDH )
      Pero ¿quién le dio esta nueva autoridad? Primero las bayonetas de sus coligados, y luego una constitución minutada por él mismo y extendida y firmada en aquel momento por una docena de compadres, calentándose a la chimenea.
    • 1811-1813 Alvarado, F. Cartas Filósofo Rancio II [1824] España (CDH )
      No hay muger (inclusas muchas de las que la naturaleza ha unido con los afrancesados por los vínculos del desposorio ó de la sangre, y excluidas solamente las muy pocas que se han dejado corromper de la filosofía), que no desee lo mismo que los hombres; que no instigue á los hombres, y lo que es mas de admirar, que no esté dispuesta á olvidarse de que es madre, y á enviar á las bayonetas á sus hijos.
    • 1853 Domínguez, R. J. DiccNacional (S) (NTLLE)
      BAYONETAS, s. f. pl. El ejército, la tropa.
    • 1853 Samper, J. M. Apuntamientos HNueva Granada [1853] 363 Colombia (CDH )
      Con un convenio semejante, ¿quién impediria que en nuestras revueltas políticas se presentasen las bayonetas inglesas, so pretesto de protejer las rentas públicas, a tomar parte en la contienda i acabar con la nacionalidad granadina en un momento, o por lo ménos, en premio de sus servicios, exijir desdorosas i fuertes concesiones?
    • 1853 Samper, J. M. Apuntamientos HNueva Granada [1853] Colombia (CDH )
      El partido conservador tenia de su lado el apoyo de las bayonetas i de la autoridad, la influencia poderosa de las promesas que podia hacer, el prestijio del tiempo o de la antigüedad en el mando, i la ventaja de contar en su seno ciudadanos mui conocidos i algunos de una importancia indisputable por sus talentos, sus luces i sus precedentes.
    • 1853 Samper, J. M. Apuntamientos HNueva Granada [1853] Colombia (CDH )
      La prensa, la tribuna i el sufrajio iban a ser los elementos de Gobierno, en reemplazo de las bayonetas, del disimulo i de la intriga.
    • 1853 Samper, J. M. Apuntamientos HNueva Granada [1853] 115 Colombia (CDH )
      Las perfidias de Bolívar, no solo hostiles al noble i heroico jeneral San Martin, —la primera figura de la revolucion del Plata i del Perú,— sino tambien a la paz e independencia de esa República, habian provocado un rompimiento, i bien pronto las bayonetas colombianas salieron al encuentro de los invasores.
    • 1853 Samper, J. M. Apuntamientos HNueva Granada [1853] Colombia (CDH )
      i si no faltó un valiente demócrata, el jóven Juan Nepomuceno Várgas, que dejando su oficina i desafiando la cólera del Intendente Herran, concurriese a protestar enérjica i elocuentemente contra la usurpacion que se quería lejitimar, un centenar de vecinos atemorizados por las bayonetas, aprobó la conducta del partido boliviano, i proclamó la dictadura de Bolívar como necesaria para el mantenimiento del órden i de la República.
    • 1853 Samper, J. M. Apuntamientos HNueva Granada [1853] Colombia (CDH )
      Nueva Granada i Venezuela, libres en casi toda su estension del dominio de la España, eran un inmenso cementerio donde a cada paso se encontraba la señal de un cadalso, la huella de la sangre, el recuerdo de un combate i los jirones diseminados de una dominacion estúpida i frailesca, no solo vencida por las bayonetas revolucionarias, sino condenada por la opinion del mundo civilizado.
    • 1855 Prim, J. Memoria viaje oriente [1855] España (CDH )
      Una vez fijadas las atribuciones de cada clase de la sociedad musulmana, el progreso se precipitará empujado por las bayonetas, y la nacion lo admitirá de buen grado, porque en Turquía no hay salvajes y sobra el buen sentido.
    • 1855 Prim, J. Memoria viaje oriente [1855] España (CDH )
      Los ministros de Francia y de Inglaterra quedaron satisfechos, si bien conociendo que tan repentino cambio era debido no mas que á la presion de las bayonetas francesas.
    • c1858 Díaz Castro, E. Manuela [2003] Colombia (CDH )
      Yo no comprendo por qué pretendería una milésima parte de hombres de ideas exageradas o no exageradas, dar leyes contrarias a la voluntad de dos millones de habitantes en una república, así como comprendo que un tirano sí puede quitar las ideas religiosas y supersticiosas de sus vasallos con la persuasión de las bayonetas, donde los vasallos son fáciles de arrear como las ovejas.
    • c1858 Díaz Castro, E. Manuela [2003] Colombia (CDH )
      Un presidente que le garantice a los pueblos las creencias y el culto que sea más de su gusto, sin ingerirse en las prácticas religiosas de los individuos; un presidente que no tenga ínfulas de virrey, conquistador, o encomendero; un presidente que no sea de chafarote, para que los pueblos vean de una vez si quieren ser gobernados por el terror de las bayonetas, o por la dirección modesta de un republicano de casaca negra.
    • 1859 Castelar, E. Discurso 05/05/1859 [1861] 223 Discursos España (CDH )
      (Profunda sensacion); absolutismo sostenido por familias estranjeras; absolutismo de que la nacion se limpió cuando fue dueña de sí misma en 1812, y que si mas tarde restauraron bayonetas estranjeras, fué para demostrar á todas las generaciones, para decir á todos los siglos siempre, que el absolutismo ha sido y será un eterno estranjero en nuestra patria.
    • 1860 Valera, J. Revol Italia Estudios Hist y Política España (CDH )
      La reacción, entre tanto, había logrado triunfar en muchos países, y, rota en Novara la espada de Italia y en Nápoles ahogado en sangre el espíritu de la revolución, sólo quedaron en pie las repúblicas de Roma, Toscana y Venecia, de las cuales las dos últimas cedieron al fin al poder austríaco, y la primera se derrocó al empuje de las bayonetas extranjeras, concitadas en todo el orbe católico por el mismo que Italia soñó un día como libertador.
    • 1861 Alarcón, P. A. De Madrid a Nápoles [1861] España (CDH )
      Y a más de esto, veíase en las esquinas una infinidad de carteles con anuncios de folletos, libros, periódicos y espectáculos, cuyo solo título hubiera constituido un crimen o una herejía a los ojos del Cardenal Legado que imperaba en esta ciudad, en nombre de la Santa Sede y con ayuda de las bayonetas austriacas, antes de las famosas anexiones del año último.
    • 1861 Alarcón, P. A. De Madrid a Nápoles [1861] 416 España (CDH )
      ¡Además, que su gobierno era absoluto, y se apoyaba cuando era menester en las bayonetas austríacas!...
    • 1862 Villamartín, F. Nociones arte militar [1989] España (CDH )
      Para mandarlas es preciso una grande elevación de pensamiento, sobreponerse a todas las bastardas pasiones personales, gran habilidad política para saber desvirtuar las concesiones que haga el partido enemigo a los pueblos con otras más seductoras, y aprovecharse del cansancio que siempre producen estas luchas; es preciso también un profundo conocimiento de la opinión pública para estudiar en que estriba la fuerza moral del adversario y dejarse así reducido exclusivamente a la fuerza de sus bayonetas, porque el que consigue arrastrar en pos de sí la opinión pública, tiene seguro el éxito.
    • 1865 Arenal, C. Cartas a delincuentes [1894] 228 España (CDH )
      Nada pueden las bayonetas ni la artillería contra la opinión, sea ó no razonable; los que la ilustran, los que la encaminan al bien son reformadores; los que quieren violentarla por medio de la fuerza, no son mas que revoltosos.
    • 1880-1881 Menéndez Pelayo, M. HHeterodoxos [1946-1948] España (CDH )
      Fué, más que partido, congeries de elementos diversos, y aun rivales y enemigos, mezcla de antiguos volterianos, arrepentidos en política, no en religión, temerosos de la anarquía y de la bullanga, pero tan llenos de preocupaciones impías y de odio a Roma como en sus turbulentas mocedades, y de algunos hombres sinceramente católicos y conservadores, a quienes la cuestión dinástica, o la aversión a los procedimientos de fuerza, o la generosa, sí vana, esperanza de convertir en amparo de la Iglesia un trono levantado sobre las bayonetas revolucionarias, separó de la gran masa católica del país.
    • 1881 Vicuña Mackenna, B. Campaña Lima [2003] Chile (CDH )
      La escribirán a su debido tiempo nuestras bayonetas, no nos la darán las intervenciones extrañas.
    • 1881 Vicuña Mackenna, B. Campaña Lima [2003] Chile (CDH )
      Y en efecto, era cosa fuera de toda duda que el ministerio «Tory», que presidía en la calle de Downing el inquieto israelita Disraeli, eterno perturbador de Europa y del universo, miraba con enfado a Chile y meditaba bajo influencias y presiones poderosas la manera cómo sujetarle el brazo antes que nuestras gloriosas bayonetas descerrajaran en Pisagua las puertas del imperio del huano y del salitre, sustancias hipotecadas o semihipotecadas por los peruanos al inglés.
    • 1881 Vicuña Mackenna, B. Campaña Lima [2003] Chile (CDH )
      No hay paz y es imposible que pueda haberla sin que vayamos a dictarla con las bayonetas en Lima.
    • 1882 Pz Rosales, V. Recuerdos (1814-1860) [1993] Chile (CDH )
      Militaba por un lado la santa causa de los sanos principios; por el otro, la de los añejos reales privilegios, apoyada sobre la inconsciente fuerza de las bayonetas, y como ninguno de los dos contendientes quisiese sesgar, siendo principio inconcuso que en las batallas políticas los jefes son los que primero mueren, era evidente que uno de los que corrían la plenitud de este peligro, en caso de desgracia, era Carlos X y no sus ministros, como la simpleza de su corto ingenio se lo había dado a entender.
    • 1883 Palma, R. Tradiciones peruanas V [2003] Perú (CDH )
      Cómo no admirar el estro y la majestad de estos endecasílabos, en que aludiendo a España, dominada a la sazón por los afrancesados y por las bayonetas del emperador, dice Olmedo:
    • 1884 Cané, M. Juvenilia [1999] Uruguay (CDH )
      Torres me hizo ordenar que me le presentara, y como el tribuno francés, a quien plagiaba inconscientemente, contesté que sólo la fuerza de las bayonetas.
    • 1886 Aller, D. E. Huelgas obreros [1886] 32 España (CDH )
      En la misma. época se inician otras huelgas entre los mineros de carbón de piedra en Fleurux de Jemmapes, que se propagan rápidamente por todo el Borninage, y, como las otras, ceden á la fuerza de las bayonetas.
    • 1906-1910 Barrett, R. Dolor paraguayo [1987] Paraguay (CDH )
      A pesar de las bayonetas, habéis arrebatado ya muchas posiciones al enemigo; posiciones materiales en la contratación del trabajo, y posiciones morales.
    • 1906-1910 Barrett, R. Dolor paraguayo [1987] Paraguay (CDH )
      La fuerza no está en otro sitio que en las bayonetas y ellas gobiernan al país.
    • 1921 Palacio Valdés, A. Novela Novelista [1922] España (CDH )
      La que aquel profirió cuando Brezé intimó a la Asamblea, en nombre del rey, la orden de disolverse: — «Los diputados de la Francia han resuelto deliberar. Id y decid a vuestro amo que estamos aquí por la voluntad del pueblo y que sólo nos arrancará de este lugar la fuerza de las bayonetas», me parece que tuve el placer de escucharla tres o cuatro docenas de veces.
    • 1888-1923 Pascual Sanjuán, P. Flora [1923] España (CDH )
      pero como quiera que ni España le había llamado, ni experimentaba por él adhesión, ni simpatía, sin tener otro apoyo que las bayonetas francesas, la mayor parte de historiadores no le cuentan en el número de nuestros monarcas.
    • 1925 Barras Prado, A. La Habana siglo XIX [1925] 191 España (CDH )
      Así las cosas y antes del día señalado para las negociaciones (15 de Abril), los franceses se retractaron de lo estipulado en la Soledad, y se declararon protectores del general mejicano Almonte, que se proclamó presidente de la República de Méjico al amparo de las bayonetas francesas, a condición de que una vez reconocido como tal en toda la República, se pronunciase a favor de la Monarquía, designando como rey o emperador al príncipe Maximiliano de Austria.
    • 1927 Mariátegui, José Carlos El problema de Besarabia II, 158 Artículos (1923-1930) Perú (CDH )
      Una de las páginas más espeluznantes del terror blanco en la Europa Central ha sido, como lo acredita la encuesta de Henri Barbusse, apoyada en mil testimonios fehacientes, la escrita por las bayonetas rumanas en la sufrida Besarabia.
    • 1994 García Cortázar, F. / Glz Vesga, J. M. Breve HEspaña [1994] España (CDH )
      Integradas las distintas instancias regionales, la Junta Central convoca en 1810 las Cortes Generales del reino en Cádiz, libre de las bayonetas francesas y protegida por la escuadra anglosajona.
    • 1994 Martín Moreno, F. Respuesta [1994] 136 México (CDH )
      Vuelven a hablar de un paraíso inexistente, a describirlo, a ensalzarlo y endulzarlo con tal de hacerse del poder, cuando de sobra conocen que el comunismo siempre llegó y se sostuvo por la fuerza de las bayonetas y en ningún caso por la del voto.
    • 1994 Martín Moreno, F. Respuesta [1994] México (CDH )
      Si Zedillo accede al poder con el apoyo de las bayonetas su gestión se verá manchada, entorpecida y paralizada desde el primer día de su gobierno.
  4. s. f. Bot. Planta de la familia de las agavóideas, con el tronco grueso, las hojas largas, lanceoladas, de color glauco o verde y apiñadas en la parte superior del tronco, y flores blancas o rosadas. Nombre científico: Yucca (género); en particular, Yucca gloriosa y Yucca aloifolia.
    docs. (1836-2020) 21 ejemplos:
    • 1836 Pichardo, E. DiccVocesCubanas Cu (BD)
      BAYONETA. N. s. f. Especie parecida al guano, de poca altura, cuyas hojas, formando á manera de erizo, tienen la figura, tamaño, punta y dureza de la bayoneta de fusil. Es tan fecunda que produce donde quiera que cae una.
    • 2016 Tristá Pérez, A. / Cárdenas Molina, G. DiccEspañol Cuba I Cu (BD)
      bayoneta. f. Arbusto de hasta 3 m de altura. Tiene hojas rígidas de 30 a 60 cm en forma de puñal y con margen dentado, y flores blancas, de 4 a 6 cm de largo. Crece silvestre en terrenos áridos. De sus hojas se obtiene una fibra textil que se parece a la seda y sirve para confeccionar diferentes tipos de objetos (Fam. Agavaceae, Yucca aloifolia): En aquel terreno tan árido solo abundaban la bayoneta y otras plantas semejantes. [espino, maguey silvestre, piñón de puñal].
    • 1836 Pichardo, E. DiccVocesCubanas Cu (BD)
      BAYONETA. N. s. f. Especie parecida al guano, de poca altura, cuyas hojas, formando á manera de erizo, tienen la figura, tamaño, punta y dureza de la bayoneta de fusil. Es tan fecunda que produce donde quiera que cae una.
    • 1863 Pezuela, J. DiccGeográficoEstadísticoCuba, I p. 72 Cu (BD)
      BAYONETA. (Yuca gloriosa aloefolia). Arbusto comun, de figura singular, entre cacto y maguey, erizado de hojas duras, punzante, con la forma y tamaño de una bayoneta de fusil, y muy fecundo; por cuyas circunstancias se usa para vallados. Las flores amontonadas en forma de maceta son blancas. En la parte occidental le llaman espino, y en otras piñon de puñal; pero el espino es muy diferente.
    • 1874 Berendt, C. H. Palabras Nicaragua Ni (FG)
      BAYONETA: árbol, liliácea, la palma-yuca o izote de México, l.m.q. Espadilla.
    • 1878 Anónimo Trad Nueva Geografía Universal, II p. 776 (BD)
      En los sitios, ó sea la parte de los ingenios y plantaciones de tabaco y café destinada á huerta, no faltan legumbres y verduras de variadas clases, ni en los potreros, ó dehesas destinadas a la cría del ganado excelentes pastos, ni en los linderos de las haciendas enormes cactus, y entre ellos la bayoneta (yuca gloriosa), el maguey y la caña, ni en los campos, vegetales útiles por sus fibras para cordelería y tejidos, como el algodon, el bambú, el bejuco, el jeniuen ó aloe americano, la majagua, y otros.