6.ª Entrega (febrero de 2019)
Versión del 15/02/2019
Equipo Real Academia Española
Familia Ver familia de palabras
Etim. Préstamo del inglés Bertha, voz atestiguada en esta lengua al menos desde 1914 con el significado de 'nombre dado por los soldados alemanes a un cañón o mortero de largo alcance empleado en la guerra de 1914-1918'; y esta, a su vez, del alemán Bertha, nombre de Bertha Krupp von Bohlen und Halbach, propietaria de la industria de acero de los Krupp desde 1903 a 1943 (véase OED, s. v. Bertha).

Se documenta por primera vez, con la acepción de 'cañón de largo alcance usado durante la Primera Guerra Mundial', en 1916, en el artículo "De la frontera", aparecido en El Siglo Futuro (Madrid), traducción, a su vez, de una noticia publicada en un periódico de Nueva York. El periodo de mayor vigencia de este vocablo coincide con la duración de la Primera Guerra Mundial, de manera que las referencias posteriores se localizan en estudios o aproximaciones retrospectivas a esta contienda. Aunque la anteposición del artículo refleja que la voz ha consolidado su condición de sustantivo común, la mayor presencia de la voz con la mayúscula inicial refleja que no se ha perdido completamente su carácter de antroponomástico. 

Cañón bertha (véase cañón) se documenta únicamente, con la acepción 'cosa que sirve para derribar obstáculos, para atacar a otra considerada contraria o para imponer cambios profundos en ideas o instituciones', en 1999, en un artículo publicado en el diario ABC (Madrid). 

  1. s. m. Cañón de largo alcance usado durante la Primera Guerra Mundial.
    Sinónimo: berta
    docs. (1916-1937) 10 ejemplos:
    • 1916 Anónimo "De la frontera" [16-11-1916] El Siglo Futuro (Madrid) Esp (HD)
      El corresponsal de la United Press de Nueva York, acaba de visitar las fábricas de Krupp y escribe: "Hoy, adaptándose á las circunstancias, se prepara Krupp á agregar la semana próxima á sus 70.000 obreros otros 20.000, á fin de aumentar la producción de granadas para los cañones de marina, que tienen un alcance de 25 millas (40 kilómetros aproximadamente). Krupp construye los "grandes Bertha" y cañones de marina por millares. Pero esto no es sino una parte de la obra realizada por la mayor fábrica de cañones y municiones de Alemania para la nueva campaña de Hindenburg. No solamente se preparan los alemanes á hacer frente á todas las eventualidades, sino que además se trata de ensanchar, conforme á nuevos planos, Essen y los establecimientos de los valles del Ruhz y del Rin, de donde salen semanalmente las granadas por millones. Se aprovisiona al ejército para la lucha final [...] ".
    • 1918 Marfil, M. "Política extranjera. La conflagración mundial" [01-06-1918] Nuestro Tiempo (Madrid) Esp (HD)
      Cuando a algunos les oimos hablar del espíritu francés durante la anterior ofensiva, creemos sinceramente que exageran. Queriendo adular a Francia, que posee una tradición militar lo bastante fuerte para estar por encima de las adulaciones, nos dicen que se mira con indiferencia, hasta con ironía, el avance alemán. Las noticias de los kilómetros que conquista Hindenburg, de las localidades en que entran sus tropas, el vuelo de los Ghothas sobre París, el estallido de las bombas que a un centenar de kilómetros lanzan los Berthas, todo eso sirve al público regocijo, es materia de chiste, según esos aduladores.
    • 1927 Anónimo (General Nouvilas) "¿Quién predominará en la guerra moderna?" [10-06-1927] El Auxiliar de la Ingeniería y Arquitectura (Madrid) Esp (HD)
      Recientemente, en un artículo con tema parecido, el ilustre teniente coronel D. Juan de Castro, con claridad meridiana demostraba el admirable adelanto de la artillería y el gallardo alarde que supone el éxito logrado con la aparición de los cañones conocidos por los Berthas; pero hace notar, a la vez, su excaso, por no decir nulo resultado práctico obtenido; constituyeran, dice, para París, su principal objetivo, una preocupación más, influencia en el final de la contienda ninguna.
    • 1934 Marfil, M. "La libertad económica dirigida" [01-04-1934] Economía Española (Madrid) Esp (HD)
      En tanto que la retaguardia se mantenga, en tanto que allí no se entreguen, es decir, mientras el país se organice económicamente, y al endurecimiento de su vibración anímica corresponda también una resistencia económica, nosotros no nos entregaremos. A nosotros, que estamos aquí, en las trincheras, no nos asusta la guerra, ni las balas, ni los berthas; lo que nos asusta es que falten los recursos económicos. Gran razón tenían, porque la guerra se perdió más por motivos económicos que por motivos militares, por parte de Alemania.
    • 1937 Riva, J. "Con la guerra tan cerca...la sonrisa de la ciudad" [25-08-1937] Mundo Gráfico (Madrid) Esp (HD)
      La ciudad, todavía al alcance de los obuses enemigos —afluente sanguíneo a las primeras líneas de fuego—, no ha dejado aún de sonreír. Bajo el Bertha alemán, hace veintitrés años, las dos orillas del Sena, esos dos labios que en París dibujan la sonrisa del mundo, no supieron conservar, como Madrid ahora, su alegre expresión.
    • 1916 Anónimo "De la frontera" [16-11-1916] El Siglo Futuro (Madrid) Esp (HD)
      El corresponsal de la United Press de Nueva York, acaba de visitar las fábricas de Krupp y escribe: "Hoy, adaptándose á las circunstancias, se prepara Krupp á agregar la semana próxima á sus 70.000 obreros otros 20.000, á fin de aumentar la producción de granadas para los cañones de marina, que tienen un alcance de 25 millas (40 kilómetros aproximadamente). Krupp construye los "grandes Bertha" y cañones de marina por millares. Pero esto no es sino una parte de la obra realizada por la mayor fábrica de cañones y municiones de Alemania para la nueva campaña de Hindenburg. No solamente se preparan los alemanes á hacer frente á todas las eventualidades, sino que además se trata de ensanchar, conforme á nuevos planos, Essen y los establecimientos de los valles del Ruhz y del Rin, de donde salen semanalmente las granadas por millones. Se aprovisiona al ejército para la lucha final [...] ".
    • 1918 Marfil, M. "Política extranjera. La conflagración mundial" [01-06-1918] Nuestro Tiempo (Madrid) Esp (HD)
      Cuando a algunos les oimos hablar del espíritu francés durante la anterior ofensiva, creemos sinceramente que exageran. Queriendo adular a Francia, que posee una tradición militar lo bastante fuerte para estar por encima de las adulaciones, nos dicen que se mira con indiferencia, hasta con ironía, el avance alemán. Las noticias de los kilómetros que conquista Hindenburg, de las localidades en que entran sus tropas, el vuelo de los Ghothas sobre París, el estallido de las bombas que a un centenar de kilómetros lanzan los Berthas, todo eso sirve al público regocijo, es materia de chiste, según esos aduladores.
    • 1918 Anónimo "La guerra europea" [13-07-1918] El Globo (Madrid) Esp (HD)
      PARIS 12. —El teniente coronel Rousset dice en La Liberté que el discurso de Scheidemann contiene parte verdadera y parte falsa. Lo verdadero se refiere al horror y a la indignación por el bombardeo de las ciudades del interior, y en cuanto a lo falso está en atribuir a los ingleses la iniciativa de estos procedimientos bárbaros y odiosos. Es público y notorio que todos nuestros aviadores que volaron sobre las ciudades alemanas, no hicieron sino contestar a antiguas provocaciones. Después de las gestiones hechas por los diputados de Mannheim y Colonia, las palabras de Scheidemann demuestran que tenemos en nuestras manos medios eficaces para asegurarnos contra atentados de los Gothas y los Berthas. Aprovechémonos pues de las represalias siempre que fueran precisas.
    • 1919 Anónimo "Los aliados, Alemania y las garantías militares" [09-10-1919] El Sol (Madrid) Esp (HD)
      Telegrafían de Zurich al "Echo de París": "Un redactor del "Berliner Tageblatt" ha preguntado al mayor Trepper si el Gobierno alemán se había comprometido a entregar a la Entente los "berthas", de siniestra memoria.
    • 1921 Anónimo Apuntes y recortes [22-01-1921] Caras y Caretas (Buenos Aires) Ar (HD)
      Los "Berthas" eran cañones de 210 milímetros de calibre. Al firmarse el armisticio los alemanes poseían siete y tenían tres en construcción en los talleres Skoda, de Pilsen. Todas esas piezas eran cañones de marina fuera de uso y transformados. Su calibre primitivo era de 380 milímetros y su tubo medía 17 metros de largo. Esos cañones, de medidas ya respetables, transformáronse en gigantes de 36 metros de largo.
    • 1927 Anónimo (General Nouvilas) "¿Quién predominará en la guerra moderna?" [10-06-1927] El Auxiliar de la Ingeniería y Arquitectura (Madrid) Esp (HD)
      Recientemente, en un artículo con tema parecido, el ilustre teniente coronel D. Juan de Castro, con claridad meridiana demostraba el admirable adelanto de la artillería y el gallardo alarde que supone el éxito logrado con la aparición de los cañones conocidos por los Berthas; pero hace notar, a la vez, su excaso, por no decir nulo resultado práctico obtenido; constituyeran, dice, para París, su principal objetivo, una preocupación más, influencia en el final de la contienda ninguna.
    • 1934 Marfil, M. "La libertad económica dirigida" [01-04-1934] Economía Española (Madrid) Esp (HD)
      En tanto que la retaguardia se mantenga, en tanto que allí no se entreguen, es decir, mientras el país se organice económicamente, y al endurecimiento de su vibración anímica corresponda también una resistencia económica, nosotros no nos entregaremos. A nosotros, que estamos aquí, en las trincheras, no nos asusta la guerra, ni las balas, ni los berthas; lo que nos asusta es que falten los recursos económicos. Gran razón tenían, porque la guerra se perdió más por motivos económicos que por motivos militares, por parte de Alemania.
    • 1934 Anónimo "¡Dos billetes grandes a quien la desmienta!" [04-08-1934] Gracia y Justicia (Madrid) Esp (HD)
      En los fuertes de Lieja de la "ca" de Piamonte hay una cantidad de cemento que ni con los "Berthas" del 42 la mueven.
    • 1935 Sanz Cerrada, A. M.ª "La corona de Nocedal" [22-04-1935] El Siglo Futuro (Madrid) Esp (HD)
      Pero EL SIGLO FUTURO cambia hoy de casa, estrena prensas y aparece con nuevo formato modernizado. Es la renovación externa, no sustancial, sino de forma, necesaria. En estos tiempos de «berthas» y aeroplanos, ¿quién se acuerda de la escopeta de chispa? ¿Habrá necesidad de llamar con fuertes aldabonazos a la puerta de los tradicionalistas para que con su apoyo, generoso, espléndido, hagan que EL SIGLO FUTURO cuente con elementos suficientes para su completo desarrollo hasta convertirlo en lo que debe ser, un gran rotativo que llegue a todos los rincones de España difundiendo la luz del tradicionalismo salvador?
    • 1937 Riva, J. "Con la guerra tan cerca...la sonrisa de la ciudad" [25-08-1937] Mundo Gráfico (Madrid) Esp (HD)
      La ciudad, todavía al alcance de los obuses enemigos —afluente sanguíneo a las primeras líneas de fuego—, no ha dejado aún de sonreír. Bajo el Bertha alemán, hace veintitrés años, las dos orillas del Sena, esos dos labios que en París dibujan la sonrisa del mundo, no supieron conservar, como Madrid ahora, su alegre expresión.
cañón Bertha
  • s. m. Cosa que sirve para derribar obstáculos, para atacar a otra considerada contraria o para imponer cambios profundos en ideas o instituciones.
    Sinónimo: ariete

Diccionario histórico de la lengua española
Real Academia Española © Todos los derechos reservados

Con el apoyo de Inditex
cerrar

Buscador general de la RAE