5.ª Entrega (enero de 2018)
Versión del 31/01/2018
Equipo Real Academia Española
Familia Ver familia de palabras
bricola s. (1877)
bricola
Etim. Voz tomada probablemente del francés bricole, atestiguada, como 'máquina de guerra parecida a la catapulta', desde 1360, y como 'parte del arnés de un caballo contra el que se apoya el pecho al caminar hacia delante', desde 1578. Según el TLF (s. v.), el vocablo procede posiblemente del italiano briccola, cuya existencia se deduce de la documentación en el latín medieval italiano del siglo XIII, procedente, a su vez, quizá, del longobardo *brihhil.

Esta voz se documenta únicamente en 1877, en el Tratado completo de agricultura moderna dirigdo G. Vicuña  y N. M. Serrano como 'conjunto de correas del aparejo que lleva el caballo ceñido al pecho' que, según esta obra, para cargas menores es preferible a la collera, pues esta requiere de mayor anclaje y es más molesta para los caballos.

    Acepción en desuso
  1. s. f. Conjunto de correas del aparejo que lleva el caballo ceñido al pecho.
    docs. (1877) 2 ejemplos:
    • 1877 Vicuña, G. / Serrano, N. M. Agricultura moderna, I [1877] p. 92 Esp (BD)
      La collera es el aparejo de tiro más ordinariamente usado; pero se le reemplaza alguna vez por lo que se llama bricola, ancha cintura formada de muchas bandas de cuero superpuestas, que se apoya por delante sobre el pecho del caballo, por encima del esternón, al nivel de la entrada en el tórax de los conductos aéreos y vasculares, y por cada lado sobre la punta saliente de la espalda. La bricola se termina por dos anillos, á que se atan los tirantes.
    • 1877 Vicuña, G. / Serrano, N. M. Agricultura moderna, I [1877] p. 92 Esp (BD)
      La elección entre la collera y bricola ha dado lugar á largas discusiones. En campaña, la artillería parece preferir la bricola á la collera; pero los motivos que dan los oficiales en general de esta referencia, son sobre todo relativos á ciertas facilidades en el servicio, y que ningún interés tienen para los trabajos del campo. Para el uso civil, la bricola parece dar buenos resultados para las cargas moderadas, no excediendo de 1.000 á 1.100 kilogramos, tirados sobre buenos caminos con la velocidad de 12 kilómetros por hora lo menos. Cuesta menos que la collera, exige menos entretenimiento y puede aplicarse á todos los caballos de una caballeriza. Pero para trabajos de fuerza y al paso, la collera presenta una superioridad real, y no nos detendremos, pues, más en el estudio de la bricola, que no puede convenir sino para ciertas industrias urbanas.

Diccionario histórico de la lengua española
Real Academia Española © Todos los derechos reservados

Con el apoyo de Inditex
cerrar

Buscador general de la RAE