7.ª Entrega (agosto de 2019)
Versión del 31/08/2019
Familia Ver familia de palabras
bronquial adj. (1716-)
bronquial, bronchial
Etim. Voz tomada del latín científico bronchiālis, atestiguada en esta lengua al menos desde 1656 como 'perteneciente o relativo a los bronquios', en la Anatomia, de Domenico Marchetti (Hardevici, ex officina Societatis Typographica, p. 148: "[...] ad latera aspera arteria adhaerentes, supra oesophagum, quae bronchiales nominantur"); y esta, a su vez, de brōnchia, ōrum y -alis.

Se documenta por primera vez, con la variante culta bronchial y con la acepción de 'perteneciente o relativo a los bronquios', en 1716, en la Anatomia Galenico-Moderna de M. de Porras, como modificador del sustantivo vena. Desde entonces la palabra se atestigua con profusión y principalmente en textos sobre anatomía o medicina. Se consigna ya en 1846 en el Diccionario nacional de Domínguez.

Vid. también bronquial (DH 1933-1936). 

  1. ac. etim.
    adj. Anat. Med. Perteneciente o relativo a los bronquios.
    docs. (1716-2018) 338 ejemplos:
    • 1727 Sánchez, A. Cathedra desengaños médicos [1727] p. 130 Es (BD)
      El lohoch, que se sigue, es remedio aprobadissimo contra el esputo sangriento, acompañado de una tós catarral ferina, pues obtunde al acido, y suaviza á las fibras bronchiales, y trachiales; porque minoradas las contracciones, ó espasmodicos movimientos, cessa la sangre.
    • 2018 Anónimo "Árbol bronquial" [07-12-2018] El Confidencial (Madrid): elconfidencial.com Es (HD)
      Sin embargo, durante un terrible ataque de tos el paciente expectoró espontáneamente lo que parecía una parte intacta del árbol bronquial derecho, uno de las redes tubulares más importantes del cuerpo humano ya que transportan aire hacia y desde los pulmones.
    • 1727 Sánchez, A. Cathedra desengaños médicos [1727] p. 130 Es (BD)
      El lohoch, que se sigue, es remedio aprobadissimo contra el esputo sangriento, acompañado de una tós catarral ferina, pues obtunde al acido, y suaviza á las fibras bronchiales, y trachiales; porque minoradas las contracciones, ó espasmodicos movimientos, cessa la sangre.
    • 1755 García Vázquez, A. Trad Compendio anatómico Heister [1755] p. 208 Es (BD)
      Porque quién podrá ciertamente probar, que la glandula pineal, la pituitaria, las capsulas atrabiliarias, la thymo, la thyroydea, y las bronchiales separan alguna cosa?
    • 1762 Bueno, C. Arte volar [1878] Pe (CDH )
      [...] motivo porque, no pudiendo vencer la natural elasticidad i resistencia de las vesículas bronquiales o pulmonales en el modo debido, por falta de respiracion perecerán los voladores.
    • 1789 Piñera Siles, B. Trad Elementos Medicina Práctica Cullen, II [1789] p. 344 Es (BD)
      [...] y miró la expectoracion purulenta como el efecto de la relaxacion de las glandulas bronchiales, producido por el afecto catarral que habia precedido, y al que habia estado sujeto el enfermo.
    • 1796 R., J. Reflexiones Mensajero económico Es (CDH )
      [...] pero quando sale a luz, el ayre que entra por sus narices y boca penetra los pulmones, los desarrolla, é hincha las vexigas bronchîales; que dexando un cierto espacio entre si, permiten á los vasos extenderse y admitir mayor copia de sangre.
    • 1802 Serrano, J. Trad Elementos medicina Weikard, II [1802] p. 339 Es (BD)
      En la dificultad continua de respiracion (dysnoea) generalmente hay en el fondo un vicio orgánico ó defecto local, en virtud del que se sigue una compresion sobre los vasos, que llevan ó reconducen hácia atras la sangre sobre las ramificaciones bronchîales, ó sobre las vexiguillas aereas ó nervios [...].
    • 1829 Correa, F. Avisos medicina Le Roy [1829] p. 14 Es (BD)
      Mas claro; afectada, supongamos, la mucosa bronchial por cualquiera de los agentes, que dejamos ennunciados, contrahe una enfermedad que es el efecto de aquella causa [...].
    • 1837 Méndez Álvaro, F. Catarro pulmonal [1837] p. 35 Es (BD)
      Es de notar en muchos casos, que los síntomas catarrales no guardan proporcion con los simpáticos, hasta el punto de parecer dudoso que síntomas tan pequeños de inflamacion bronquial, ocasionen una calentura tan intensa.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] 411 Es (CDH )
      Terminada la tos seca del primer período, sobreviene posteriormente la de coccion; en los individuos predispuestos de antemano encuentra esta enfermedad ocasion propicia para producir la tuberculósis pulmonar, y en otros suelen observarse enormes dilataciones bronquiales consecutivas á catarros morbilosos.
    • 1881 Orduña Rdz, T. Manual higiene [1881] 329 Es (CDH )
      El niño ha arrojado sus mucosidades bronquiales, y ha sido limpiado en la forma expresada; su llanto ó quejido expresan una nueva necesidad: ¿por qué, pues, tardarémos en satisfacerla? ¿La causa de semejantes gritos puede acaso desconocerse, ó por ventura la madre deberá dar ménos crédito á este primer lenguaje de la necesidad que á la ridícula rutina que prescribe al recien-nacido treinta y seis y algunas veces cuarenta horas de dieta? Conceda la madre el pecho al niño, y el afan y presteza con que éste le tomará, será para ella la más convincente prueba de la necesidad que tiene de mamar.
    • 1909 Bolívar Urrutia, I. / Calderón, S. HNatural, III: Zoología (2.ª ed.) [1909] Es (CDH )
      En los animales esencialmente voladores, se observa además que todo el organismo presenta modificaciones en consonancia con el vuelo, á fin de que el cuerpo sea menos pesado; así las tráqueas de los insectos se hacen vesiculosas en diversas porciones de su trayecto, y el animal, antes de lanzarse á un vuelo sostenido, ejecuta ciertos movimientos que tienen por objeto almacenar el aire en sus cavidades, como se ve en la langosta emigrante; y del mismo modo en las aves hay grandes vesículas (véase fig. 23) que se extienden hasta el extremo del abdomen y en comunicación con los pulmones, algunas de cuyas ramificaciones bronquiales terminan por agujeros en la superficie de este órgano por los que el aire puede pasar á las indicadas vesículas.
    • 1936-1939 Marañón, G. Conde-Duque [1990] 228 Es (CDH )
      Pero queda abierta la posibilidad de otros procesos febriles, principalmente una pulmonía, hipótesis que podría apoyarse en el «dolor de costilla» que citan algunas de las relaciones y en la misma duración breve, de siete días, del episodio, terminado con estertor bronquial muy marcado.
    • 1966 Lezama Lima, J. Paradiso [1988] Cu (CDH )
      Rubricó con una carcajada, que le hacía temblar la carraspera bronquial que le daban los cigarrillos, y que parecía una tuba de su órgano con excesiva vibración y poco aire en el fuelle del pedal.
    • 1969 Mascaró Porcar, J. M. Médico aconseja [1969] Es (CDH )
      El peligro potencial de un cuerpo extraño aspirado, o sea situado en la laringe, tráquea o un bronquio principal, es que siga descendiendo (por insuficiencia o falta del reflejo expulsivo) o se enclave, ya que constituye en ambos casos una suerte de tapón en un territorio bronquial que conduce a que una zona pulmonar quede sin airearse o expansionarse (atelectasia), fenómeno siempre muy grave y de malas consecuencias (neumonía).
    • 1999 Torresani, M.ª E. / Somoza, M.ª I. Cuidado nutricional [1999] Ar (CDH )
      Existe una serie de síntomas clásicos referidos a esta patología , pero muchas veces están ausentes , el paciente no lo refiere y simplemente su motivo de consulta es por disfonía , espasmo bronquial y arritmia , con lo cual consulta al cardiólogo , confundiendo la sintomatología .
    • 2012 RAcMedicina DiccTérminosMédicos Es (BD)
      bronquial [...] adj. De un bronquio, de los bronquios o relacionado con ellos.
    • 2015 Contreras, V. "Basura incontrolable" [25-09-2015] La Hora (Guatemala) Gu (CORPES)
      Zulma Calderón, jefa de Supervisión Hospitalaria de la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH), explicó que entre los problemas de salud que pueden adquirir tanto estas personas como quienes laboran en el mismo, destacan las afecciones bronquiales y respiratorias, por los gases que emana la basura; así como enfermedades dermatológicas, entre manchas y granos en la piel y enfermedades gastrointestinales.
    • 2018 Anónimo "Árbol bronquial" [07-12-2018] El Confidencial (Madrid): elconfidencial.com Es (HD)
      Sin embargo, durante un terrible ataque de tos el paciente expectoró espontáneamente lo que parecía una parte intacta del árbol bronquial derecho, uno de las redes tubulares más importantes del cuerpo humano ya que transportan aire hacia y desde los pulmones.
    • 1727 Sánchez, A. Cathedra desengaños médicos [1727] p. 130 Es (BD)
      El lohoch, que se sigue, es remedio aprobadissimo contra el esputo sangriento, acompañado de una tós catarral ferina, pues obtunde al acido, y suaviza á las fibras bronchiales, y trachiales; porque minoradas las contracciones, ó espasmodicos movimientos, cessa la sangre.
    • 1755 García Vázquez, A. Trad Compendio anatómico Heister [1755] p. 208 Es (BD)
      Porque quién podrá ciertamente probar, que la glandula pineal, la pituitaria, las capsulas atrabiliarias, la thymo, la thyroydea, y las bronchiales separan alguna cosa?
    • 1762 Bueno, C. Arte volar [1878] Pe (CDH )
      [...] motivo porque, no pudiendo vencer la natural elasticidad i resistencia de las vesículas bronquiales o pulmonales en el modo debido, por falta de respiracion perecerán los voladores.
    • 1789 Piñera Siles, B. Trad Elementos Medicina Práctica Cullen, II [1789] p. 344 Es (BD)
      [...] y miró la expectoracion purulenta como el efecto de la relaxacion de las glandulas bronchiales, producido por el afecto catarral que habia precedido, y al que habia estado sujeto el enfermo.
    • 1796 R., J. Reflexiones Mensajero económico Es (CDH )
      [...] pero quando sale a luz, el ayre que entra por sus narices y boca penetra los pulmones, los desarrolla, é hincha las vexigas bronchîales; que dexando un cierto espacio entre si, permiten á los vasos extenderse y admitir mayor copia de sangre.
    • 1802 Serrano, J. Trad Elementos medicina Weikard, II [1802] p. 339 Es (BD)
      En la dificultad continua de respiracion (dysnoea) generalmente hay en el fondo un vicio orgánico ó defecto local, en virtud del que se sigue una compresion sobre los vasos, que llevan ó reconducen hácia atras la sangre sobre las ramificaciones bronchîales, ó sobre las vexiguillas aereas ó nervios [...].
    • 1829 Correa, F. Avisos medicina Le Roy [1829] p. 14 Es (BD)
      Mas claro; afectada, supongamos, la mucosa bronchial por cualquiera de los agentes, que dejamos ennunciados, contrahe una enfermedad que es el efecto de aquella causa [...].
    • 1837 Méndez Álvaro, F. Catarro pulmonal [1837] p. 35 Es (BD)
      Es de notar en muchos casos, que los síntomas catarrales no guardan proporcion con los simpáticos, hasta el punto de parecer dudoso que síntomas tan pequeños de inflamacion bronquial, ocasionen una calentura tan intensa.
    • 1846 Domínguez, R. J. DiccNacional, I Es (BD)
      Bronquial, adj. Concerniente ó relativo á los bronquios.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] 411 Es (CDH )
      Terminada la tos seca del primer período, sobreviene posteriormente la de coccion; en los individuos predispuestos de antemano encuentra esta enfermedad ocasion propicia para producir la tuberculósis pulmonar, y en otros suelen observarse enormes dilataciones bronquiales consecutivas á catarros morbilosos.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Es (CDH )
      Es un exantema y enantema contagioso, que precedido de un período de incubacion cuya duracion es variable, invade con escalofríos y fiebre de carácter catarral, con fenómenos irritativos de las mucosas ocular, nasal, bronquial y gastro-intestinal (lagrimeo, coriza, estornudos, tos y diarrea), en las que se manifiesta la erupcion desde los primeros momentos: este período, llamado de invasion, dura cuatro ó cinco dias, luégo brota la erupcion dérmica que empieza por la cara y se continúa por el pecho y miembros [...].
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] 338 Es (CDH )
      La presencia de los bubones suele guardar en su manifestacion un órden determinado: obsérvanse los primeros en la ingle, axila y cuello, para despues propagarse á los más profundos, como los del mesenterio y los bronquiales: estos últimos pueden comprometerse primitiva ó secundariamente por los del cuello y axila; de todas maneras constituyen uno de los mayores peligros para el paciente por ocasionar la asfixia á consecuencia de la compresion de la bifurcacion traqueal.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Es (CDH )
      Cuando el tífus toma la forma pulmonar, se encuentra muy congestionada la mucosa bronquial, simulando en algunos casos una verdadera inflamacion, como en el bronco-tífus de los alemanes que hemos tenido ocasion de observar, y en el que se presenta como síntoma especial, extensas úlceras en las fauces: el corazon se encuentra reblandecido, y sus ventrículos llenos de sangre negruzca.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] 95 Es (CDH )
      Un síntoma hay en este elemento morboso que no nos podemos explicar, y es el dolor á veces tan molesto que aquejan los enfermos en los músculos rectos del abdómen; siendo este síntoma mucho más marcado en algunas constituciones médicas catarrales y constituyendo en ocasiones, casi una miodinia: la tos es seca en este período y molesta por el gran resentimiento que hay en las paredes del pecho y mucosa bronquial [...].
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] 95 Es (CDH )
      El pulso es muy contraído y vibrante, no es duro, pero tampoco depresible, se acerca mucho por sus caractéres al pulso nervioso, que cuando se acentúa, debemos estar en guardia, pues no hay ningun elemento morboso que tan fácilmente se complique con el atáxico, como el de que nos estamos ocupando: de parte del sistema nervioso hay cefalalgia intensa, sobre todo en el entrecejo: las modificaciones en las mucosas, se expresan por romadizo, disfagia, gran sensibilidad de la mucosa bronquial y dolor en la parte anterior del pecho, por los muchos tejidos fibrosos de esta region.
    • 1881 Orduña Rdz, T. Manual higiene [1881] 329 Es (CDH )
      El niño ha arrojado sus mucosidades bronquiales, y ha sido limpiado en la forma expresada; su llanto ó quejido expresan una nueva necesidad: ¿por qué, pues, tardarémos en satisfacerla? ¿La causa de semejantes gritos puede acaso desconocerse, ó por ventura la madre deberá dar ménos crédito á este primer lenguaje de la necesidad que á la ridícula rutina que prescribe al recien-nacido treinta y seis y algunas veces cuarenta horas de dieta? Conceda la madre el pecho al niño, y el afan y presteza con que éste le tomará, será para ella la más convincente prueba de la necesidad que tiene de mamar.
    • 1884 RAE DRAE 12.ª ed. (NTLLE)
      Bronquial. adj. Perteneciente ó relativo á los bronquios. Arteria BRONQUIAL.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] 975 Es (CDH )
      Acompañando á los vasos sanguíneos van linfáticos numerosos profundos que forman redes alrededor de los lobulillos y desembocan en ganglios bronquiales y traqueales; además hay linfáticos superficiales en abundancia que forman una red subpleurítica bastante rica.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] 973 Es (CDH )
      [...] éste converge hacia las divisiones bronquiales, como que por él penetra un ramo terminal bronquial; aquélla mira á la periferia del pulmón, apareciendo en ella manifiesta en forma de un pequeño espacio poligonal, cuyos límites se marchan por líneas finas negruzcas.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] 972 Es (CDH )
      [...] la forma es la de una vesícula alargada cuyo pedículo fuera la última ramificación bronquial [...].
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] Es (CDH )
      Los linfáticos afluyen á ganglios bronquiales.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] Es (CDH )
      Los linfáticos son numerosísimos y afluyen á ganglios del cuello y bronquiales.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] Es (CDH )
      Este cuello crece con rapidez constituyendo otro conducto paralelo y anterior al exófago, comunicante con el último por un orificio que se modifica pronto por el desarrollo de la laringe; bifurcado en su extremidad inferior, donde sus dos ramas, cada vez más distantes del tubo digestivo, son los troncos de los árboles bronquiales; compuesto desde la tercera semana de cartílagos y de fibras transversas, además del tejido conjuntivo y del elástico, y vestido interiormente de una mucosa, cuyo epitelio es ya durante el cuarto mes claramente cilíndrico con pestañas vibrátiles.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] Es (CDH )
      Los bronquiales se multiplican también extraordinariamente y permanecen aplastados hasta que el aire dilata sus paredes en el acto de la primera inspiración.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] Es (CDH )
      La cavidad de cada pulmón, comparable á la vejiga natatoria de los peces, emite divertículos en número de tres para el derecho y dos para el izquierdo que á su vez se complican por la producción de otros nuevos en su fondo mediante sucesivas dicotomizaciones, y por este procedimiento, semejante al de formación de las glándulas arracimadas, se van constituyendo las vesículas aéreas terminales, agrupadas en lobulillos, comunicantes con los conductos bronquiales del pedículo por medio de otros conductos ramificados de menor tamaño y separados entre sí por tabiques conjuntivos con redes capilares muy espesas y finas.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] Es (CDH )
      Los nervios bronquiales son numerosos, nacen á diferentes alturas; los superiores marchan á la cara anterior de los bronquios y llevan el nombre de bronquiales anteriores; los inferiores, que son más numerosos, van á la cara posterior de los bronquios y se llaman bronquiales posteriores.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] Es (CDH )
      La pared de estos pulmones uniloculares primitivos consta de epitelio, que entonces es cilíndrico estratificado, y de capas de mesoblasto, que se organizan en forma de tejido conjuntivo muy vascular y de tejidos elástico, muscular liso y cartilaginoso, en los puntos donde se van luego construyendo los tubos bronquiales de distintos órdenes.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] Es (CDH )
      Estas anastomosis forman un plexo muy rico que se ha dividido en plexo bronquial ó pulmonar anterior y plexo posterior; aquél es menor y este último es mucho mayor y corresponde detrás de la dicotomía traqueal.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] Es (CDH )
      [...] los inferiores, que son más numerosos, van á la cara posterior de los bronquios y se llaman bronquiales posteriores.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] Es (CDH )
      [...] los superiores marchan á la cara anterior de los bronquios y llevan el nombre de bronquiales anteriores; los inferiores, que son más numerosos, van á la cara posterior de los bronquios y se llaman bronquiales posteriores.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] Es (CDH )
      [...] encima del pericardio entre los grandes vasos del corazón, correspondiendo los mayores al cayado aórtico, desde donde se ponen en relación con los bronquiales y traqueales.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] Es (CDH )
      [...] forman tres agrupaciones que por su distribución merecen el nombre de cardiacos inferiores, bronquiales y exofágicos.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] Es (CDH )
      [...] los de la mitad superior van á ganglios bronquiales y los de la mitad inferior van á ganglios mediastínicos.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] Es (CDH )
      [...] por encima y detrás con la terminación de las cuatro venas pulmonares y la dicotomiabronquial que está acabalgada sobre ella; por detrás con la columna vertebral y los órganos contenidos en el mediastino posterior, á saber: exófago, aorta, vena ázigos, conducto torácico y nervios vagos.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] 82 Es (CDH )
      [...] todos en seguida se dirigen á buscar los tres lóbulos del pulmón, en los cuales penetran y van ramificándose poco á poco á manera de un árbol, hasta que producen ramillas sumamente finas, cuya red rodea á las últimas ramificaciones bronquiales y se ponen en comunicación con las raícitas de las venas pulmonares.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] Es (CDH )
      [...] proporcionan pequeños vasitos al exófago, aurícula izquierda y ganglios bronquiales, y por último, todas penetran en los pulmones y se ramifican en su parénquima, pero no se anastomosan con las arterias pulmonares; según el Dr. Fourquet, son insuficientes para nutrir á los pulmones. /
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] 161 Es (CDH )
      Consiste la más frecuente en su multiplicación, siendo raro el que se reduzcan á un solo tronco; cuando hay más de dos ó tres, una accesoria de cada lado suele acompañar al bronquio por delante. Fuera de los puntos de origen citados ya, se puede señalar á la intercostal aórtica primera ó segunda que á veces engendra una bronquial derecha.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] Es (CDH )
      Las viscerales del pecho ofrecen relativamente poco interés, porque á excepción de las bronquiales todas son pequeñas;
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] Es (CDH )
      [...] nutren á las entrañas torácicas, menos al corazón, al cual solamente envían algunos ramitos las bronquiales [...].
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] Es (CDH )
      [...] por esto aparecen amarillentos los de la cara inferior del hígado, morenos los del bazo, negros ó blancos algunos bronquiales, blanquecinos los intestinales durante la digestión, etc.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] Es (CDH )
      Los viscerales se dividen en mediastínicos anteriores, cardiacos, mediastínicos posteriores, bronquiales y traqueales inferiores.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] Es (CDH )
      [...] rodean á la aorta y al exófago y se ponen en relación por abajo con los lumbo-aórticos, por afuera con los inter-costales posteriores, y por delante y arriba con los bronquiales.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] Es (CDH )
      Los ganglios bronquiales se dividen en profundos y superficiales.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] 337 Es (CDH )
      Los ganglios traqueales son grandes, resultan de la reunión de los bronquiales más internos y superiores, rodean á la parte inferior de la tráquea y se ponen en relación superiormente con los infra-hioideos inferiores, que á su vez rodean á la parte superior del mismo conducto aéreo.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] Es (CDH )
      Estos proceden de los lobulillos pulmonares y algunos de los conductos bronquiales, salen por el hilo del pulmón y desembocan en los ganglios bronquiales, desde donde pasan á los traqueales para distribuirse entre el conducto torácico y la gran vena linfática.
    • 1909 Bolívar Urrutia, I. / Calderón, S. HNatural, III: Zoología (2.ª ed.) [1909] Es (CDH )
      En los animales esencialmente voladores, se observa además que todo el organismo presenta modificaciones en consonancia con el vuelo, á fin de que el cuerpo sea menos pesado; así las tráqueas de los insectos se hacen vesiculosas en diversas porciones de su trayecto, y el animal, antes de lanzarse á un vuelo sostenido, ejecuta ciertos movimientos que tienen por objeto almacenar el aire en sus cavidades, como se ve en la langosta emigrante; y del mismo modo en las aves hay grandes vesículas (véase fig. 23) que se extienden hasta el extremo del abdomen y en comunicación con los pulmones, algunas de cuyas ramificaciones bronquiales terminan por agujeros en la superficie de este órgano por los que el aire puede pasar á las indicadas vesículas.
    • 1909 Bolívar Urrutia, I. / Calderón, S. HNatural, III: Zoología (2.ª ed.) [1909] Es (CDH )
      La respiración en las aves ofrece la particularidad de que no se verifica tan sólo en el pulmón sino también en las cavidades del cuerpo, á las que puede pasar el aire merced á que algunas de las ramificaciones bronquiales perforan la superficie del órgano respiratorio, dando acceso á aquél hasta los llamados sacos aéreos (figura 274), que se acomodan á la forma de las cavidades del cuerpo, envolviendo las vísceras y permitiendo que el aire pase hasta el interior de los huesos.
    • 1912 Albasanz Echevarría, S. Organoterapia y Opoterapia [1912] Es (CDH )
      Los estados agudos, bronquitis, pulmonías y broncopneumonías, enfisema, asma, dilataciones bronquiales, coqueluche y los procesos tuberculosos, sobre todo agudos, no parecen a juzgar por los resultados de las observaciones publicadas, indicar ni ser justiciables del tratamiento opoterápico.
    • 1921 Miró, G. SDaniel [1988] Es (CDH )
      Un reloj de pesas de la sacristía dio las doce con un ruido viejo y bronquial.
    • 1926 Glz Fragoso, R. Talofitas [1926] Es (CDH )
      Se hacen con este líquen tisanas, sacaruros, pastas, jaleas, tabletas, jarabes y polvos, todo muy usado en las afecciones bronquiales, y en otro tiempo en las tuberculosis contra las cuales es completamente ineficaz.
    • 1926 Rioja Lo-Bianco, E. Gusanos Historia natural Es (CDH )
      En algunos sabélidos el penacho bronquial está arrollado en complicada espiral como en los palmeretes (Spirographis Spallanzanii) que son de gran tamaño y de belleza extraordinaria.
    • 1932 Domenchina, J. J. Dédalo [1995] Es (CDH )
      ¡Dolor de la mujer que ama! / Desconfiad de las burdas pantomimas o / simulaciones a base de exudado bronquial / y ronquidos; / los vientres mercenarios apenas danzan para su / placer.
    • 1919-1936 Marañón, G. Climaterio [1990] Es (CDH )
      Se trata, repito, probablemente, de estados leves y pasajeros de contractura bronquial que se diferencian del verdadero ataque asmático por la menor intensidad del estímulo nervioso y quizá porque, a diferencia de lo que suponemos en el asma propiamente dicho, en estos otros casos hay absoluta integridad del aparato respiratorio.
    • 1936-1939 Marañón, G. Conde-Duque [1990] 228 Es (CDH )
      Pero queda abierta la posibilidad de otros procesos febriles, principalmente una pulmonía, hipótesis que podría apoyarse en el «dolor de costilla» que citan algunas de las relaciones y en la misma duración breve, de siete días, del episodio, terminado con estertor bronquial muy marcado.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Es (CDH )
      La respiración ruda aparece en las lesiones bronquiales y pulmonares más diversas.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Es (CDH )
      [...] por lo tanto, muy próxima ya al soplo bronquial que estudiaremos luego.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Es (CDH )
      Débese a la contracción, espasmódica de los bronquios medianos y a la tumefacción de la mucosa bronquial, con espesa secreción; factores que dificultan el ingreso del aire durante la inspiración, así como su expulsión durante la espiración; en consecuencia, la inspiración es ruidosa, anhelante y la espiración muy prolongada.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Es (CDH )
      Como regla general, todo acceso asmático que aparece por primera vez después de los cuarenta años, aun cuando su apariencia bronquial sea muy grande, no debe ser tratado como tal asma bronquial hasta que no se haya eliminado rigurosamente el posible origen circulatorio.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Es (CDH )
      En el asma cardíaca hay antecedentes circulatorios; el acceso sobreviene o por esfuerzo y emoción o sin causa durante el sueño; hay gran opresión torácica o seudoanginosa; pulso tenso o arrítmico; gran ansiedad, signos bronquiales menos intensos y típicos, y casi siempre signos de discreto edema pulmonar en las bases; docilidad a los tónicos cardíacos y no mejoría (a veces, empeoramiento) por la adrenalina y efedrina.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Es (CDH )
      En el asma bronquial se trata de personas generalmente jóvenes, con antecedentes neurósicos, con antecedentes de catarro bronquial, con acompañamiento (sobre todo en los niños) de estado subfebril, con datos, muchas veces exactísimos, de relación del ataque con alimentos, olores determinados, épocas del año, etc.; con poca opresión, a pesar de la fuerte dispnea; con buen pulso; con típicos ruidos bronquiales difusos inspiratorios seguidos de espiración prolongada; con eosinofilia; dóciles a los medicamentos antiasmáticos, sobre todo a la adrenalina y efedrina; y, al final del ataque, con ligera expectoración densa, hialiana.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Es (CDH )
      D) En raros casos de fístula mediastínica traqueal o bronquial por inflamaciones esofágicas (cáncer, diverticulitis, etc.), ganglios supurados, sífilis laríngea, etcétera.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Es (CDH )
      Como en la bronconeumonía corriente, en estos casos de naturaleza tuberculosa trátase de portadores de lesiones bronquiales que se propagan después al parénquima pulmonar.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Es (CDH )
      Los signos físicos de hepatización pulmonar son menos marcados que en la neumonía lobar; a la auscultación, se unen al soplo, muchas veces poco intenso, estertores y roncus bronquiales difusos, a veces tan intensos que enmascaran las manifestaciones de los discretos focos neumónicos.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] 916 Es (CDH )
      Los síntomas de percusión y auscultación son los mismos de la neumonía lobar; es frecuente, aunque no patognomónica, la intensidad de la matidez, contrastando con la debilidad del soplo bronquial y de los estertores, haciendo, pues, pensar en un derrame, como en la esplenoneumonía.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Es (CDH )
      A) Soplo bronquial.– Es un ruido que recuerda exactamente el que se oye auscultando la laringe; un ruido, pues, de soplo en dos tiempos, con intensidad parecida en la inspiración y la espiración.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Es (CDH )
      Puede ser primitiva, sobre todo en las formas gripales epidémicas, o, fuera de las epidemias, en los niños; pero es más frecuente que sea secundaria a infecciones anteriores, bronquiales o pulmonares, o que aparezca en el curso o la declinación de enfermedades generales, como el sarampión, escarlatina, tifoidea, paludismo;o cualquier otra infección.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] 909 Es (CDH )
      Los síntomas serán: dispnea traqueal, estridulosa, a veces, accesos de espasmo glótico; tos seca, emética; disminución del murmullo vesicular en el territorio correspondiente a los bronquios eventualmente comprimidos, con persistencia de la sonoridad y de las vibraciones vocales; por lo menos, al principio; a veces, soplo bronquial; voz bitonal; congestión de la bases y quizá hidrotórax; dolores precordiales, tal vez de tipo anginoso.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] 907 Es (CDH )
      Son de tres órdenes estas hemoptisis: por congestión o por inflamación (capilaritis) de vecindad (hemoptisis discreta); por fisuras levísimas entre el aneurisma y el árbol bronquial (hemoptisis copiosa); por apertura franca del aneurisma en los bronquios (hemoptisis fulminante, mortal).
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Es (CDH )
      7. La espiroquetosis bronquial de Castellani (v. pág. 888) puede producir, no sólo esputos hemorrágicos, sino también verdaderas hemoptisis.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Es (CDH )
      4. Sobre todo en los niños, no hay que olvidar la posibilidad de cuperos extraños como causa de hemoptisis bronquial.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Es (CDH )
      1. De todas las lesiones bronquiales, las más frecuentemente responsables de hemoptisis son las bronquiectasias.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Es (CDH )
      Hemoptisis por lesiones bronquiales, traqueales y laríngeas [...].
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Es (CDH )
      Puede deberse esto a que se trate de una lesión sólo bronquial, que transcurre sin síntomas físicos ni radiográficos; o a que, aun existiendo una lesión pulmonar, sea tan pequeña, que escape a la exploración más cuidadosa.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] 935 Es (CDH )
      Es muy parecido al bronquial, pero más lejano.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Es (CDH )
      1. El soplo bronquial o tubárico es típico de la condensación neumónica, en la que es excepcional que no se oiga: ocurre esto solamente cuando el bronquio principal está obstruído y hay, pues, atelectasia.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Es (CDH )
      [...] y la tos baja, bronquial, pulmonar, pleural. profunda, con expectoración, por lo común abundante (salvo la pleural, que es seca), sin carraspeo.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Es (CDH )
      Todas las posibles supuraciones pulmonares (v. pág. 939), bronquiales y pleurales.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Es (CDH )
      La vómica es la expulsión brusca, por el árbol bronquial, de una colección purulenta que se abre en dicho árbol.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Es (CDH )
      La tos cardíaca toma otro aspecto en las fases avanzadas de las cardiopatías, cuando se complica el árbol respiratorio: entonces es de tipo bronquial, con expectoración mucosa; o bien seca, paroxística; o con intensa broncorrea cuando el edema amenaza, haciendo aumentar la dispnea y la cianosis.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Es (CDH )
      La radiografía muy al principio es negativa; pero pronto aparecen imágenes, todavía confusas, que deben inducir a la inyección bronquial de lipiodol, que acusa, en los cánceres primitivos, que son casi siempre de origen bronquial, la estrechez inicial del bronquio con atelectasia del territorio pulmonar correspondiente.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Es (CDH )
      El cáncer del pulmón es primitivo (de origen muchas veces bronquial); o secundario; en este último caso suele existir el dato del cáncer anterior que aclara el diagnóstico.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Es (CDH )
      [...] pero casi siempre acompañada de la típica expectoración mucosa o purulenta bronquial (v. pág. 899); en la bronquiectasia, especialmente abundante y purulenta.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Es (CDH )
      E) Todas las afecciones bronquiales (bronquitis agudas y crónicas, bronquiectasias, tumores, etc.) producen tos, baja "de pecho", de distinto carácter, a veces seca (fases iniciales de las bronquitis); pero casi siempre acompañada de la típica expectoración mucosa o purulenta bronquial (v. pág. 899); en la bronquiectasia, especialmente abundante y purulenta.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Es (CDH )
      [...] por las mañanas, la tos es como la bronquial, por el descenso a los bronquios, durante el sueño, de la secreción traqueal.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Es (CDH )
      La tos es siempre un fenómeno reflejo que se produce, ya a partir de una excitación en la mucosa bronquial (principalmente de las zonas tosígenas: espacio interaritenoide; bifurcación tráqueobronquial), ya a partir de excitaciones extrarrespiratorias diversas.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Es (CDH )
      3. Una estenosis bronquial incompleta, como la producida por un ganglio grande o una metástasis cancerosa, produce también soplo tubárico.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Es (CDH )
      En las cavidades superficiales y con comunicación bronquial pequeña, al percutir enérgicamente, el aire, comprimido por el golpe, escapa difícilmente por el bronquio y se produce, a la vez que el ruido timpánico propio de la cavidad, un eco particular que recuerda, en efecto, el que se produce golpeando un cacharro hendido.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Es (CDH )
      2. En las grandes hepatizaciones pulmonares (neumónicas, tuberculosas, etc.) hay macidez, acompañada de soplo bronquial, aumento de las vibraciones al tacto y pectoriloquia; excepto en la esplenoneumonía, en la que hay disminución de las vibraciones locales.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Es (CDH )
      Se dice, con razón, que la pectoriloquia es a la broncofonía lo que el soplo cavitario es al soplo bronquial; se presentará, pues, en las cavidades, tuberculosas o de otro género.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Es (CDH )
      El refuerzo habitual de las vibraciones, acompañado de aumento de las vibraciones a la palpación (v. pág. 947); de macidez a la percusión, y de soplo bronquial, es característico de las condensanciones del parénquima pulmonar: neumonía, condensaciones tuberculosas; y de la compresión no absoluta del parénquima pulmonar, por tumores o derrames pleuríticos.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Es (CDH )
      [...] desde el simple refuerzo hasta la broncofonía, en la que la voz se oye con un eco bronquial característico.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Es (CDH )
      Aparece en todas las cavidades (v. pág. 888) con tal de que estén en amplia comunicación con un bronquio y rodeadas de tejido muy condensado, o bien muy próximas a la superficie que se ausculta; tal ocurre en las grandes bronquiectasias y en los abscesos con gran comunicación bronquial.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Es (CDH )
      1. Sobre las cavidades rodeadas de tejido pulmonar condensado se percibe un soplo como el bronquial, pero con una resonancia cavitaria, absolutamente típica: una rápida auscultación puede, cuando este síntoma se percibe claramente, inducir por sí sola al diagnóstico de cavidad con más certeza aún que una radiografía.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] 935 Es (CDH )
      En la parte alta del derrame, el soplo adquiere las características del soplo bronquial tubárico típico.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Es (CDH )
      Puede haber focos de gangrena, sin comunicación bronquial, hallazgo de autopsia, por ejemplo, en diabéticos (un caso mío).
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Es (CDH )
      B) La supresión brusca de la expectoración, cuando acaece en un tosedor con gran expectoración habitual, como en la tuberculosis cavitaria o en el curso de la pulmonía, tiene un merecido mal pronóstico (paresia bronquial, de origen central).
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] 902 Es (CDH )
      Si el resultado es negativo, y clínicamente se sospecha, no obstante, la naturaleza tuberculosa, puede pensarse que la negatividad sea debida a la rareza de los gérmenes o a su extraordinaria dilución en grandes exudados bronquiales; se recurre entonces a la homogeinización y enriquecimiento del esputo.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Es (CDH )
      B) Síndrome de constricción bronquial por excitación del parasimpático: Asma (véase pág. 926).
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] 887 Es (CDH )
      En realidad, toda bronquitis crónica puede hacerse pútrida, si se añaden gérmenes anaerobios a los habituales del árbol bronquial; pero casi siempre se trata de bronquitis con otras lesiones, principalmente bronquiectasias (v. pág. 891).
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Es (CDH )
      Aparece principalmente al comienzo de infecciones agudas (sarampión, gripe, neumonía, etc.), caracterizándose por la intensidad de la dispnea, que puede aparentar la del asma (de la que se distinguiría por no ser, como ésta, fundamentalmente inspiratoria; por la muy diferente auscultación, por la presencia de fiebre); cianosis; abombamiento y timpanismo torácico; gran intervención de los músculos auxiliares de la respiración; gran abundancia de ruidos bronquiales, muchos estertores subcrepitantes, finos, sobre todo en las bases; estado general muy grave, con fiebre alta; y, casi siempre, muerte rápida.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Es (CDH )

      Las principales formas clínicas del síndrome bronquial son:

      I. Bronquitis agudas.– Generalmente se trata de tráqueobronquitis. Pueden ser primitivaso secundarias.

    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Es (CDH )
      Los caracteres comunes del síndrome bronquial son: ruidos difusos, de estertores secos y húmedos (éstos de grandes y pequeñas burbujas); roncus y sibilancias; ausencia de cambios en la sonoridad del pulmón; ausencia de cambios en la exploración de las vibraciones vocales; dispnea variable; fiebre variable o ausente; expectoración aireada, mucosa o mucopurulenta; ausencia habitual de signos radioscópicos y radiográficos.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Es (CDH )
      Hay, en realidad, varios síndromes bronquiales, según sean agudos o crónicos, puros o ligados a otras enfermedades (ya del aparato respiratorio, ya del aparato circulatorio) y según su localización en los grandes bronquios o en los bronquios capilares.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Es (CDH )
      C) Se ha invocado también, en otros casos de atelectasia inexplicados, un edema obstructivo de la mucosa bronquial por alergia.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Es (CDH )
      A) Aparece, en forma aguda, en casos de cuerpos extraños bronquiales o por coágulos obstructivos después de una hemoptisis (sobre todo en la tuberculosis pulmonar); o por mucosidades adherentes (en neumonías, bronconeumonías, asma).
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Es (CDH )
      La atelectasia por oclusión bronquial es la más frecuente [...].
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] 706 Es (CDH )
      Algunos neurósicos, sin embargo, ofrecen un gran predominio de ciertos de estos síntomas vegetativos —espasmos, faríngeos o bronquiales; sudores, reacciones vasomotoras, etc.— y, en cierto modo, autorizan a hablar de neurosis vegetativa; pero en el fondo de ellas se descubre también el matiz neurasteriforme o histeriforme.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Es (CDH )
      Todas ellas (v. pág. 908) pueden acompañarse del síndrome bronquial crónico.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Es (CDH )
      En estos casos la deshidratación no se explica sólo por la pérdida de líquido; rápidamente se establecen perturbaciones del equilibrio electrolítico que se suman a aquélla, favorecidas por la hidrolabilidad infantil y quizá por la existencia de infecciones latentes previas: rinofaringitis, infecciones pulmonares o bronquiales y, sobre todo, mastoiditis latentes (v. pág. 2), a la que algunos autores dan excepcional importancia.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Es (CDH )
      [...] puede tratarse de lesiones infectadas, que actúan como focos bacterianos, o de lesiones inflamatorias que facilitan las alteraciones locales de la alergia, como, por ejemplo, lesiones tuberculosas que favorecen la hiperemia bronquial en el asma o las vegetaciones o alteraciones del tabique o cornetes, en las rinitis espasmódicas; o bien pueden estas lesiones ser punto de partida de desequilibrios neurovegetativos que perturban el estado inestable del organismo hipersensibilizado.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Es (CDH )
      2. En los casos de enfisema antiguo con esclerosis bronquial y arteritis de las pulmonares, es decir, en los cardíacos negros (v. pág. 36), es un síntoma constante.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Es (CDH )
      B) Espirales bronquiales (Leyden, Curschman)—– Fibrillas brillantes, enrolladas en espiral (no onduladas como las fibras elásticas), rodeadas de moco: típicas del esputo asmático.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] 374 Es (CDH )
      En otros casos, los ganglios tuberculosos pueden adquirir tamaño suficiente para producir un síndrome: tos seca, coqueluchoide, accesos de disnea de tipo asmático, atelectasia pulmonar por compresión bronquial, compresión de la cava superior con edema de la cara y cianosis, etc.; pero, aun en estos casos, la comprobación sólo se hace radiográficamente.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Es (CDH )
      [...] tendencia a las hemorragias (conjuntivales, nasales, bronquiales); la disnea, en cambio, puede ser moderada, salvo en los casos, frecuentísimos, en los que hay a la vez alteraciones pulmonares importantes.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Es (CDH )
      [...] algunas veces, hemorragias, por el éxtasis venoso (intestinales, bronquiales, epistaxis).
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Es (CDH )
      Cuando el líquido es muy abundante puede comprimir el pulmón, produciendo soplo bronquial, dando la impresión de una neumonía o de una derrame pleurítico izquierdo; otras veces, la compresión puede producir dolor frénico (v. pág. 691), disfagia o parálisis del nervio recurrente, haciendo pensar en afecciones del mediastino (v. pág. 908).
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Es (CDH )
      Sin embargo, aun en estos casos, la instalación de la cronicidad supone una debilidad constitucional del aparato bronquial, muchas veces familiar, que acaece generalmente en sujetos "artríticos", en los fumadores, en los alcohólicos, en los sifilíticos.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Es (CDH )

      Fisostigmina.– Sialorrea, diarrea; miosis, con rigidez pupilar; hipersecreción bronquial; astenia, parálisis respiratoria.

    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Es (CDH )
      [...] pero en la expectoración aparecen formaciones fibrosas que son el molde de los bronquios, a veces de trozos del árbol bronquial.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Es (CDH )
      Este es el único esputo, en cierto modo típico de la tuberculosis pulmonar; en todos los demás casos, la expectoración del tuberculoso puede reproducir la de cualquier otro estado pulmonar o bronquial y sólo el análisis bacteriológico descubre su naturaleza.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Es (CDH )
      Estos síntomas son: soplo cavitario (soplo bronquial con una típica resonancia anfórica: véase pág. 935); pectoriloquia; grandes estertores húmedos, metálicos; tono anfórico, metálico, de la tos; a la percusión, a veces, ruidos de olla rajada y otros signos cavitarios: véase pág. 939.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Es (CDH )
      [...] en todos los estados catarrales e inflamatorios del árbol bronquial.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Es (CDH )
      2. Epiteliales, cilíndricas, alargadas, de la mucosa bronquial: en todos los estados catarrales e inflamatorios del árbol bronquial.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Es (CDH )
      G) Se han descrito rarísimos casos de pelo en el esputo, en quistes dermoideos del mediastino, abiertos en el árbol bronquial (v. pág. 911).
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Es (CDH )
      F) Excepcionalmente, trozos de neoplasia, en el cáncer pulmonar o bronquial.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Es (CDH )
      A) Los trozos de fibrina, o verdaderos moldes bronquiales, en la bronquitis fibrinosa (v. pág. 888).
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Es (CDH )
      El típico el olor fétido, nauseabundo, de las supuraciones pulmonares con insuficiente evacuación bronquial: ciertas bronquiectasias, abscesos pulmonares, empiemas abiertos.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Es (CDH )
      Esta misma forma de esputo puede observarse en la espiroquetosis bronquial (Castellani); pero también puede ser simplemente hemoptoico.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Es (CDH )
      Procesos leves, pero difusos, del árbol bronquial, sobre todo en individuos de determinado temperamento, de tendencia exudativa, pueden originar una exudación copiosa; en cambio, lesiones graves del aparato respiratorio transcurren con escasísima expectoración.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] 889 Es (CDH )
      Estos signos, cuando se presentan claramente, tienen un valor diagnóstico grande; sin embargo, el soplo bronquial intenso de la compresión bronquial (por ganglios, tumores, etc.) o de los grandes derrames pleuríticos, o fuertes condensaciones neumónicas, puede fingir el soplo cavitario; aun cuando el oído habituado no caerá en este error, porque falta la resonancia anfórica de la caverna.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] 894 Es (CDH )
      [...] las sombras de los vasos pulmonares y de los bronquios aparecen también muy marcadas; en conjunto, la imagen radiográfica del tórax enfisematoso da una impresión de vejez del tórax, del árbol bronquial y de los órganos circulatorios.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Es (CDH )
      B) En el niño es frecuente que aparezcan primitivamente, haciendo pensar en una debilidad congénita de la pared bronquial; este factor constitucional, debe, en realidad, tenerse en cuenta incluso en los casos con etiología infecciosa clara.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Es (CDH )
      [...] o por estenosis bronquiales a consecuencia de cuerpos extraños o de retracciones sifilíticas, aneurismas, adenopatías, tumores mediastínicos.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Es (CDH )
      [...] por neumoconiosis, por tuberculosis crónica, por pleuresías o pericarditis), con tracción centrífuga de las paredes bronquiales; o en el curso de bronquitis crónicas; o por estenosis bronquiales a consecuencia de cuerpos extraños o de retracciones sifilíticas, aneurismas, adenopatías, tumores mediastínicos.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Es (CDH )
      No es excepcional que las bronquiectasias produzcan una oclusión bronquial con atelectasia pulmonar (v. pág. 884) que a su vez agrava la bronquiectasia.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Es (CDH )
      El clínico muy habituado sospecha las bronquiectasias, en las radiografías ordinarias, por el espesor particular de las sombras bronquiales, aun cuando faltan detalles característicos de esta lesión; las imágenes con lipiodol son, en cambio, muy características.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] 889 Es (CDH )
      Estos signos, cuando se presentan claramente, tienen un valor diagnóstico grande; sin embargo, el soplo bronquial intenso de la compresión bronquial (por ganglios, tumores, etc.) o de los grandes derrames pleuríticos, o fuertes condensaciones neumónicas, puede fingir el soplo cavitario; aun cuando el oído habituado no caerá en este error, porque falta la resonancia anfórica de la caverna.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Es (CDH )
      En individuos con senilidad prematura, y principalmente en los de constitución pícnica, puede aparecer este enfisema degenerativo desde edades relativamente tempranas, aun sin lesión bronquial de ninguna clase.
    • 1941-a1961 Guerra Navarro, F. Cuentos Pepe Monagas [1976] Es (CDH )
      El le echaba un vistazo a las jicaritas, comprobando su punto, probándolos después de soplar hasta enmendarle la pureza al chocolate con alientos del virginio y agentes patógenos de su viejo infiltrado bronquial y otras porquerías traídas de Cuba y celosamente guardadas entre pecho y espalda.
    • 1962 Font Quer, P. Plantas medicinales [1962] Es (CDH )
      "En diferentes ocasiones, prosigue Leclerc, hemos señalado los servicios que el marrubio puede prestar en las afecciones bronquiales.
    • 1962 Font Quer, P. Plantas medicinales [1962] Es (CDH )
      Como agente modificador de las secreciones bronquiales, afirma Leclerc, puede ser prescrita útilmente en las bronquitis, en el enfisema, las pulmonías y la tos convulsiva.
    • 1962 Font Quer, P. Plantas medicinales [1962] Es (CDH )
      Dada su composición química, parece un astringente suave, al estilo de la búgula, que se ha empleado para atajar los esputos sanguinolentos y otras enfermedades pulmonares o bronquiales.
    • 1962 Font Quer, P. Plantas medicinales [1962] 96 Es (CDH )
      En primer término, la efedrina produce el estrechamiento de los vasos (como si se tratara de una excitación del simpático); y la adrenalina actúa excitando realmente el simpático, por ejemplo, mediante una inyección de esta droga, con la cual se logra una relajación de los músculos bronquiales, en lo cual se funda su empleo en el asma bronquial.
    • 1962 Font Quer, P. Plantas medicinales [1962] Es (CDH )
      Esta medicina no sólo favorece la expulsión de las flemas bronquiales, sino que obra como un laxante ligero y como un diurético.
    • 1962 Font Quer, P. Plantas medicinales [1962] Es (CDH )
      También actúa sobre los músculos bronquiales.
    • 1962 Font Quer, P. Plantas medicinales [1962] Es (CDH )
      En las afecciones pulmonares y bronquiales se toma en forma de tisana, a razón de 1 onza de hojas por litro de agua; se endulza a gusto del paciente y se administran 3 tazas al día, después de las comidas, lo más calientes posible, y mejor recién preparada la infusión con la cantidad proporcional de hojas y agua.
    • 1962 Font Quer, P. Plantas medicinales [1962] Es (CDH )
      Son los siguientes: 1.º Ligera acción sedante, pero sin hipnosis o narcosis bien marcada. 2.º Relajación del espasmo muscular bronquial. 3.º Estímulo de la actividad y del rendimiento cardíacos, aumento de la presión sanguínea y dilatación de las coronarias. 4.º Relajación de la musculatura del intestino delgado y contracción de la matriz. 5.º Acción hipoglucemiante en la sangre, incluso cuando esta droga se administra por vía bucal.
    • 1964 Díaz Rubio, M. Lecciones patología [1964] 646 Es (CDH )
      En algunos casos, se ha llegado hasta tener que traqueotomizar a estos enfermos para mejor aspirar el contenido bronquial.
    • 1964 Díaz Rubio, M. Lecciones patología [1964] Es (CDH )
      Si hay perforación bronquial eliminan un líquido oscuro en "pasta de anchoas".
    • 1964 Díaz Rubio, M. Lecciones patología [1964] 87 Es (CDH )
      Simultáneamente se obtienen el broncograma correspondiente al sector bronquial en que se produjo la perforación (fig. 27).
    • 1964 Díaz Rubio, M. Lecciones patología [1964] 430 Es (CDH )
      Otros síntomas pueden acompañar a los anteriores, como son los derivados de la existencia de pólipos en otros lugares, la anemia y ciertos desórdenes y deformidades congénitas, entre los que tenemos la coexistencia de cardiopatías congénitas malformaciones cutáneas y esqueléticas, quistes de ovario, diverticulosis, adenomas bronquiales y pólipos vesicales, entre otros.
    • 1964 Díaz Rubio, M. Lecciones patología [1964] Es (CDH )
      En estas condiciones el medio de contraste ingerido pasa, violentamente al sistema bronquial pudiéndose definir muchas veces mediante una proyección adecuada el trayecto fistuloso.
    • 1964 Díaz Rubio, M. Lecciones patología [1964] Es (CDH )
      Unas derivan de la propagación directa de la neoplasia, junto a la infección sobreañadida, como se trata en el caso de las esofagitis, mediastinitis y periesofagitis, o de la perforación de aquélla, como en el caso de la formación de abscesos periesofágicos o de la presentación de enfisema subcutáneo, y ante todo de la producción de fístulas traqueales y bronquiales, las cuales aparte de producir una imagen radiográfica típica se traducen por tos angustiosa y asfixia, aparte de por la aparición de focos supurados y necróticos en el pulmón.
    • 1966 Lezama Lima, J. Paradiso [1988] Cu (CDH )
      Su exagerada benévola sonrisa tenía algo del jarabe bronquial.
    • 1966 Lezama Lima, J. Paradiso [1988] Cu (CDH )
      Sintió que su trompetica de plata, sus alvéolos bronquiales, comenzaban a tañer.
    • 1966 Lezama Lima, J. Paradiso [1988] Cu (CDH )
      Una estrella verde, fría como la menta, pasó por encima del árbol bronquial de Cemí.
    • 1966 Lezama Lima, J. Paradiso [1988] Cu (CDH )
      Pero después recordó que su padre había comenzado su carrera militar en la Cabaña, que había sido el director de la Academia Militar de El Morro, que su asma había surgido de la humedad de la Cabaña, que estaba dentro de sus recuerdos en un tiempo súbito, que la reminiscencia no tendría que recurvar sobre él, sino que estaba allí en su presencia pedregosa, con sus laberintos baldeados por el amanecer, con su lo humedad que provocaba el repliegue del árbol bronquial.
    • 1966 Lezama Lima, J. Paradiso [1988] Cu (CDH )
      Para usar en forma eficaz esos polvos antiasmáticos tenía que cerrar el cuarto donde dormía, pues cualquier corriente dispersaba la lobelia y los yoduros favorables a la expansión bronquial.
    • 1966 Lezama Lima, J. Paradiso [1988] 232 Cu (CDH )
      Oyó en el comedor la conversación de su madre con sus hermanas, no lo habían querido levantar ni avisarle que iban a comer, pues cuando tenía asma nada le hacía tanto bien como entregarse al sueño, aunque éste fuera producido por las nubes de los polvos fumigatorios, que comenzaban a dilatar el ramaje de su árbol bronquial, hasta lograr la equivalencia armónica entre el espacio interior y el espacio externo, como esos arquitectos que sitúan muchos cristales en sus edificaciones, para causar la impresión de que el espacio no ha sido interrumpido, como una fortaleza volante e invisible, donde el Ícaro, favorecido por la refracción, pudiese mantener su costillar sin derretirse.
    • 1966 Lezama Lima, J. Paradiso [1988] Cu (CDH )
      Sé que esas son las palabras más hermosas que Cemí oyó en su vida, después de las que leyó en los evangelios, y que nunca oirá otras que lo pongan tan decisivamente en marcha, pero fueron tantas las cosas que recayeron en ese día sobre él, que comenzó a sentir esa indecisión nerviosa que precede a la sibilación bronquial de una crisis asmática.
    • 1966 Lezama Lima, J. Paradiso [1988] Cu (CDH )
      El caguairán amarillo aceptaba la mirada de la hoguerilla para después irse al poliedro bronquial y allí expansionar la sangre, como el agua mustia y lenta de un río al llegar a su océano final, siente como si las sirenas le colocasen ijares y apresura incomprensiblemente su destino como para sumarse a la alegría recipiendaria de quien esperaba con tal absorción que el jinete o el río mustio apresuraran su marcha.
    • 1966 Lezama Lima, J. Paradiso [1988] 144 Cu (CDH )
      Baldovina, despertada por el aumento del fuelle, iba a buscar una cucharada de jarabe de tolú y brea, cuyo calor licuaba el erizo bronquial, haciéndolo dilatarse y pasando ya por sus aspilleras el aire del buen sueño.
    • 1966 Lezama Lima, J. Paradiso [1988] Cu (CDH )
      El Jefe quería mostrar en qué forma se resarcía de la deficiencia bronquial de su hijo.
    • 1966 Lezama Lima, J. Paradiso [1988] Cu (CDH )
      Lo acompañaba también su otro hijo, José Cemí, a quien el fuerte aire salitrero comenzaba a hacer gemir el árbol bronquial.
    • 1966 Lezama Lima, J. Paradiso [1988] Cu (CDH )
      Pero las últimas insolencias y excesos del tío Luis, exasperándolo, lo obligaban casi a conversar con su abuela acerca de escaseces y dificultades de sus tres hermanas y él, a pesar de que sus ingresos lejos de permanecer invariables, se enriquecían con nuevos aportes de ventas de miel de palma, comprada vorazmente por los asmáticos, pues su calor limpia el árbol bronquial de cargazones y ramajes cansados.
    • 1966 Lezama Lima, J. Paradiso [1988] Cu (CDH )
      Rubricó con una carcajada, que le hacía temblar la carraspera bronquial que le daban los cigarrillos, y que parecía una tuba de su órgano con excesiva vibración y poco aire en el fuelle del pedal.
    • 1966 Lpz Ibor, J. J. Neurosis [1966] Es (CDH )
      Aquí el elemento común sería «espasmo muscular», unas veces bronquial, otras uterino.
    • 1969 Mascaró Porcar, J. M. Médico aconseja [1969] Es (CDH )
      El peligro potencial de un cuerpo extraño aspirado, o sea situado en la laringe, tráquea o un bronquio principal, es que siga descendiendo (por insuficiencia o falta del reflejo expulsivo) o se enclave, ya que constituye en ambos casos una suerte de tapón en un territorio bronquial que conduce a que una zona pulmonar quede sin airearse o expansionarse (atelectasia), fenómeno siempre muy grave y de malas consecuencias (neumonía).
    • 1970 Baeza Flores, A. Frontera adiós [1970] Ch (CDH )
      El ritmo de su respiración bronquial se consumía, silenciosamente, reproduciendo el eco de su angustia.
    • 1972 García Hortelano, J. Mary Tribune [1999] Es (CDH )
      Aguardé a que disminuyese en su mirada esa angustia del balanceo de los objetos y, luego, fui desnudándola, laboriosamente, en el silencio picoteado de tos, de sordos silbidos bronquiales, de gemidos.
    • 1972 García Hortelano, J. Mary Tribune [1999] Es (CDH )
      En la oscuridad, el silbido bronquial, con la insistente potencia de un mosquito trompetero, me intimidó.
    • 1972 García Hortelano, J. Mary Tribune [1999] Es (CDH )
      Ambos, con las armas suspendidas, dedicamos al renqueo bronquial el tiempo preciso para que a Mary se le cuajase el primer gemido.
    • 1974 Frisancho Pineda, D. Patología Altura [1974] Pe (CDH )
      [...] y en el pulmón izquierdo una gran zona de hepatización con abundante secreción purulenta del árbol bronquial.
    • 1976 Barrera Moncada, G. / Kerdel Vegas, O. Adolescente [1987] Ve (CDH )
      De acuerdo con Pérez Lozano, las llamadas "asmas psicógenas" tienen siempre un fondo alérgico demostrable; cuando éste no existe, no se trata de verdaderas asmas, en el concepto (espasmo de la musculatura lisa de bronquios, hipersecreción de sus glándulas, edema y congestión de mucosa bronquial), sino de simples neurosis respiratorias, demostrables mediante el trazado espirográfico.
    • 1977 Lezama Lima, J. Oppiano Licario [1989] 340 Cu (CDH )
      El fuego serpentino tendría que ser sentido por Ynaca hasta su transmutación en sonidos, no los inoportunos silbidos de la disnea bronquial.
    • 1977 Lezama Lima, J. Oppiano Licario [1989] Cu (CDH )
      Cemí sentía caer en su bahía bronquial ese rocío de dilatación estelar.
    • 1977 Paso, F. Palinuro [1982] 568 Mx (CDH )
      Por eso a veces, como esa bendita tarde en Londres, primo, me siento vencido ya y me refugio en el último rincón de mí mismo, en el más pequeño y lejano de todos los rincones, y me pongo en cuclillas, con los ojos cerrados, a esperar la llegada de los fantasmas y me pregunto cuál de ellos va a llegar primero: si el carcinoma bronquial con su cortejo de silbidos, o la diabetes mellitus con sus túnicas de sangre dulce.
    • 1977 Paso, F. Palinuro [1982] Mx (CDH )
      Con esto quiero decirte que era un niño sin recuerdos y sin lealtades, sin lágrimas. Jamás he visto un árbol bronquial tan lleno de pájaros desnudos que murieron de frío antes de aprender a cantar. Era, además, un niño sin olvidos y sin esperanzas, con glándulas que se prendieron como rémoras a sus vísceras menos nobles; con órganos como esponjas rojas que escondían su vergüenza en bahías rancias; con cartílagos sin creencias calcáreas.
    • 1977 Paso, F. Palinuro [1982] 454 Mx (CDH )
      Mire usted estas mancuernillas de plata con cálculos bronquiales tallados por nuestros artesanos, y dígame qué le parece este maravilloso collar de oro con piedras de vesícula engastadas, doctor.
    • 1977 Paso, F. Palinuro [1982] 464 Mx (CDH )
      Y por supuesto, esta otra es una muestra humilde, común y corriente, del mocopus bronquial en el que se observan los tapones de Dittrich: ¿los ve usted? esas pequeñas cabezas de alfiler, blanquecinas... quién diría que están formadas por leucocitos, residuos de hematíes, cristales de ácidos grasos y leptothrix pulmonalis.
    • 1977 Paso, F. Palinuro [1982] Mx (CDH )
      ¡Qué enormidad de museo, el de Kensington! Cuando contemplé esa increíble colección de ballenas y esponjas gigantescas, de arrecifes de coral y pandas disecados, de serpientes y mariposas y múrices y meteoritos y hornablendas, me dije que los anatomistas habían acudido también a la flora, la fauna y la gea y a los paisajes de nuestro planeta para poblar nuestro cuerpo de árboles bronquiales, peñones del temporal, lagunas óseas, aletas, conchas, espinas, troncos y bulbos.
    • 1978 García Vega, L. Orígenes [1978] 125 Cu (CDH )
      Y Lezama contesta a la voz de la grandeza perdida: "Sé que esas son las palabras más hermosas que Cemí oyó en su vida, después de las que leyó en los evangelios, y que nunca oirá otras que lo pongan tan decisivamente en marcha, pero fueron tantas las cosas que recayeron ese día sobre él, que comenzó a sentir esa indecisión nerviosa que precede a la sibilación bronquial de una crisis asmática"); como había también el deber, mientras se estuviera en el tiempo de la paciencia y de la espera, de levantar, para que no se viera desde fuera, toda una selva hermética y rococó.
    • 1979 Prensa Clarín, 25/01/1979 [1979] Ar (CDH )
      "El 15 de enero ese diario publica bajo el título 'La lucha contra el asma' un reportaje al Dr. Mathov. Mi discrepancia con sus opiniones es el motivo de la presente. En primer lugar el estudio de la reactividad cutánea a posibles alérgenos, útil para diagnosticar el asma extrínseco, no asegura que los mismos sean responsables de la obstrucción bronquial. Para afirmarlo es necesario estudiar la reactividad bronquial por pruebas inhalatorias.
    • 1979 Prensa Clarín, 25/01/1979 [1979] Ar (CDH )
      Creemos que cerca de 25 años de trabajo y muchos pacientes en mal asmático tratados en el Centro María Ferrer nos han proporcionado suficiente experiencia. Se denomina 'mal asmático' a la obstrucción bronquial muy severa sin respuesta a los broncodilatadores habituales, con insuficiencia respiratoria, y que requiere un tratamiento complejo con uso de cortisona.
    • 1982 Moreno, J. M. Chequeo médico [1981] Es (CDH )
      Los grandes fumadores contestan siempre afirmativamente a las anteriores preguntas, pues a causa del efecto irritante del tabaco sobre la mucosa bronquial se convierten en tosedores crónicos, que cada mañana limpian los bronquios de las secreciones acumuladas durante las horas de sueño mediante fuertes accesos de tos.
    • 1982 Moreno, J. M. Chequeo médico [1981] Es (CDH )
      En efecto, el corazón se resiente en alto grado del esfuerzo mantenido durante años para vencer la resistencia opuesta por el sistema bronquial afecto del proceso inflamatorio crónico.
    • 1982 Moreno, J. M. Chequeo médico [1981] Es (CDH )
      El enfermo bronquial puede convertirse paulatinamente en un enfermo cardíaco, de más difícil curación, y, como es lógico, de pronóstico mucho más grave.
    • 1982 Moreno, J. M. Chequeo médico [1981] Es (CDH )
      Dos importantes enfermedades presentan este tipo de trastornos, el cáncer bronquial y la tuberculosis pulmonar.
    • 1982 Moreno, J. M. Chequeo médico [1981] Es (CDH )
      Tales enfermedades son: el cáncer bronquial, la tuberculosis de los ganglios linfáticos y la estenosis mitral (enfermedad valvular del corazón), que, al provocar un aumento de las dimensiones de la aurícula izquierda, es la causante de la compresión antes citada.
    • 1982 Moreno, J. M. Chequeo médico [1981] Es (CDH )
      [...] – cálculos billares e inflamaciones crónicas de las vías biliares / – úlceras gástricas y duodenales / – rotura del esófago / – neuralgia intercostal / – pleuritis / – pericarditis / – aneurisma de la aorta / – cáncer bronquial / – asma bronquial [...].
    • 1982 Pitol, S. Juegos florales [1985] Mx (CDH )
      De tarde en tarde lo abatía alguna racha de depresión; un mínimo dolor de garganta, una jaqueca o una carga bronquial lo tendían varios días en la cama, sin levantarse más que para comer algún bocado y prepararse innumerables tazas de café.
    • 1982 Rosales Barrera, S. / Reyes Gmz, E. Fundamentos enfermería [1999] Mx (CDH )
      – Una buena auscultación del aparato respiratorio se inicia por tráquea y se sigue por árbol bronquial a ambos lados y lecho pulmonar de anterior a posterior.
    • 1982 Rosales Barrera, S. / Reyes Gmz, E. Fundamentos enfermería [1999] Mx (CDH )
      – La secreción bronquial habitual no motiva expectoración.
    • 1982 Rosales Barrera, S. / Reyes Gmz, E. Fundamentos enfermería [1999] Mx (CDH )
      – El estudio microscópico da a conocer la presencia de cristales, células faríngeas bronquiales, hemáticas, neoplásicas, bacterias, hongos, entre otros.
    • 1982 Rosales Barrera, S. / Reyes Gmz, E. Fundamentos enfermería [1999] Mx (CDH )
      [...] hipotermia, constricción bronquial, urticaria, diaforesis, hipertensión, disnea e inclusive paro respiratorio.
    • 1983 Beltrán Pons, B. Guía embarazada [1992] 169 Es (CDH )
      Como las primeras respiraciones del recién nacido arrastran las secreciones de la boca, laringe y vías altas del aparato respiratorio, se debe proceder a la limpieza de las secreciones para que no sean absorbidas hacia los pulmones y den lugar a encharcamientos, y en consecuencia, a neumonías por aspiración, aunque sean, quizá, más frecuentes las obstrucciones bronquiales.
    • 1983 Prensa ABC, 28/12/1983 [1983] Es (CDH )
      La mayoría de las víctimas son niños que fallecieron por pulmonía o dolencias bronquiales.
    • 1985 Prensa El País, 01/04/1985 [1985] Es (CDH )
      Y añade: "Claramente hay tres factores por los que puede producirse el fallecimiento: primero, por una sobredosis de la droga; segundo, por un defecto de administración, ya sea porque la calidad del producto es superior a la habitual o porque se ha inyectado —en el caso de la heroína— a un ritmo demasiado rápido para conseguir un flash inicial más grato y eso afecta directamente a los centros cardíacos o respiratorios; y tercero, por ingerirse en períodos posprandiales, es decir después de tomar alimento, lo que puede provocar vómitos en un momento en que están disminuidos los reflejos y el árbol bronquial puede acabar aspirando productos sólidos que provocan la muerte por asfixia. En estos casos, la causa del fallecimiento se determina claramente".
    • 1986 Gonzalo, L. M. et alii Tercera edad [1986] Es (CDH )
      La mucosa bronquial sufre un proceso de metaplasia que disminuye y aun anula su capacidad defensiva y la convierte en asiento de gérmenes que producen una inflamación crónica que se traduce en una bronquitis.
    • 1986 Valbuena Briones, A. Toxicomanías [1993] Es (CDH )
      Como patología pulmonar se ha descrito una mayor incidencia de carcinoma supraglótico y de cáncer bronquial, aunque posiblemente estén asociados al considerable tabaquismo que suele estar presente en los enfermos alcohólicos.
    • 1987 Bañó, F. Curso relajación [1987] Es (CDH )
      2.º Por la relajación de los músculos intrínsecos del árbol bronquial, permitiendo que al relajarse estos, penetre más aire en los alvéolos pulmonales, extrayendo así más O2 para ponerlo a disposición de toda la economía corporal, estas modificaciones como pueden suponer, son sumamente beneficiosas para deportistas que pueden ver claramente aumentadas sus capacidades pulmonares, o también en afecciones bronquiales, (enfisemas, asmas, bronquitis crónicas).
    • 1988 Cotte, C. Sida [1988] Ve (CDH )
      [...] de allí se propagan y las partículas virales, alojadas ya en los tubos más pequeños de las vías bronquiales, inician la gripe.
    • 1988 Net Castel, A. / Quintana Tort-Martorell, E. / Benito Vales, S. Infección paciente [1988] 61 Es (CDH )
      Si el paciente se intuba o está ya intubado, las técnicas diagnósticas de elección serán la tinción de Gram del aspirado traqueal y el cultivo del cepillado bronquial con catéter telescopado del área neumónica.
    • 1988 Net Castel, A. / Quintana Tort-Martorell, E. / Benito Vales, S. Infección paciente [1988] Es (CDH )
      En resumen, el cepillado bronquial protegido es una técnica muy valiosa, que presenta una sensibilidad aceptable, muy buena especificidad y la morbididad propia de la fibrobroncoscopia.
    • 1988 Net Castel, A. / Quintana Tort-Martorell, E. / Benito Vales, S. Infección paciente [1988] Es (CDH )
      Finalmente, cabe destacar que en 10 pacientes con sospecha de neumonía de la comunidad y en los que se demostró posteriormente su etiología no infecciosa, el cultivo del cepillado bronquial fue negativo (bronquiolitis obliterante. síndrome de Goodpasture, pulmón de amiodarona).
    • 1988 Net Castel, A. / Quintana Tort-Martorell, E. / Benito Vales, S. Infección paciente [1988] Es (CDH )
      Un paciente con infiltrados bilaterales tenía un cultivo del cepillado bronquial negativo; sin embargo, una punción bilateral transtorácica pulmonar realizada en el momento de sobrevenir la muerte fue positiva en el lado opuesto al del cepillado.
    • 1988 Net Castel, A. / Quintana Tort-Martorell, E. / Benito Vales, S. Infección paciente [1988] Es (CDH )
      Ocasionalmente, el cepillado bronquial puede ser negativo por un error de muestreo.
    • 1988 Net Castel, A. / Quintana Tort-Martorell, E. / Benito Vales, S. Infección paciente [1988] Es (CDH )
      Esta técnica, introducida por Winterbauer et al, pretende evitar la contaminación por la flora orofaríngea del cepillo bronquial con el que se obtiene la muestra, utilizando un catéter de protección.
    • 1988 Net Castel, A. / Quintana Tort-Martorell, E. / Benito Vales, S. Infección paciente [1988] Es (CDH )
      En nuestra experiencia, de 52 casos seleccionados sometidos a cepillado bronquial protegido con catéter de doble luz y cultivo semicuantitativo, la sensibilidad fue de 63 %; si se excluyen los pacientes tratados con antibióticos durante más de 48 horas, la sensibilidad asciende al 85 %.
    • 1988 Net Castel, A. / Quintana Tort-Martorell, E. / Benito Vales, S. Infección paciente [1988] Es (CDH )
      Cepillado bronquial con catéter telescopado [...].
    • 1988 Net Castel, A. / Quintana Tort-Martorell, E. / Benito Vales, S. Infección paciente [1988] 56 Es (CDH )
      En esta situación, la colonización del árbol bronquial alcanza cifras de más del 80 % y suele ser a expensas de P. aeruginosa y enterobacterias.
    • 1988 Net Castel, A. / Quintana Tort-Martorell, E. / Benito Vales, S. Infección paciente [1988] Es (CDH )
      De éstas, consideraremos en detalle el cepillado bronquial y la punción transtorácica como técnicas diagnósticas agresivas en boga y que ofrecen seguramente la priniera alternativa seria a la biopsia pulmonar a cielo abierto.
    • 1988 Net Castel, A. / Quintana Tort-Martorell, E. / Benito Vales, S. Infección paciente [1988] Es (CDH )
      Del mismo modo, es en la infección respiratoria donde posiblemente la introducción de nuevas técnicas de diagnóstico etiológico, como el cepillado bronquial con catéter telescopado y la punción transtorácica con aguja fina, entre otras, ha proporcionado en manos expertas los más conspicuos resultados, tras una minuciosa definición de criterios diagnósticos de infección respiratoria (capítulo 6).
    • 1988 Net Castel, A. / Quintana Tort-Martorell, E. / Benito Vales, S. Infección paciente [1988] Es (CDH )

      Los microorganismos pueden llegar a los espacios alveolares en cantidades suficientes para ocasionar una neumonía por dos vías principales: a través de la luz bronquial, ya sea por aspiración o bien por inhalación (transmisión aérea), o por vía hematógena.

    • 1988 Net Castel, A. / Quintana Tort-Martorell, E. / Benito Vales, S. Infección paciente [1988] Es (CDH )
      En el estudio de Winterbauer et al, el cultivo semicuantitativo del cepillado bronquial, obtenido en condiciones de máxima protección en los pacientes con neumonía bacteriana, fue positivo en el 88 %, obteniéndose ; por el contrario, en ninguno de los pacienles control se obtuvo este número de gérmenes.
    • 1988 Net Castel, A. / Quintana Tort-Martorell, E. / Benito Vales, S. Infección paciente [1988] 58 Es (CDH )
      La fiebre, la leticocitosis y la presencia de bacterias en el árbol bronquial (obtenidas por broncoscopia) no permitieron asegurar la presencia de sobreinfección respiratoria.
    • 1988 Net Castel, A. / Quintana Tort-Martorell, E. / Benito Vales, S. Infección paciente [1988] Es (CDH )
      La correlación con las muestras obtenidas por cepillado bronquial con catéter telescopado, cuando éste es positivo, es buena.
    • 1988 Net Castel, A. / Quintana Tort-Martorell, E. / Benito Vales, S. Infección paciente [1988] Es (CDH )
      Estas técnicas incluyen el cepillado bronquial con catéter telescopado por fibrobroncoscopia, la biopsia transbronquial, el lavado broncoalveolar y la punción transtorácica con aguja ultrafina.
    • 1988 Osmar Ciró, R. Primeros auxilios [1988] Ar (CDH )
      Como manifestaciones generales el paciente presenta un estado de excitación y ansiedad, parece enloquecer, se producen contracturas musculares generalizadas, opresión precordial, vómitos, taquicardia, opresión torácica, sudoración, exceso de salivación y aumento de la secreción nasal y bronquial; además sobreviene una gran depresión.
    • 1988 Salinas, R. Alimentos [1988] Ar (CDH )
      Relajan la musculatura lisa, fundamentalmente la bronquial.
    • 1989 Gutiérrez, J. L. / Miguel, A. Ambición César [1989] 38 Es (CDH )
      Los corticoesteroides tienen un efecto curativo fundamental, que es el de su acción antiinflamatoria, por lo que se utilizan en los casos de asma, que es un síndrome clínico caracterizado por una disfuncionalidad bronquial nacida de un proceso inflamatorio.
    • 1989 Hnz Corvo, R. Morfología deportiva [1989] Cu (CDH )

      Esta variedad se encuentra formando los cartílagos de la oreja; de la trompa de Eustaquio (tuba auditiva); en el cartílago epiglotis de la laringe y en la arborificación bronquial de los pulmones. La diferencia fundamental con el hialino es que su matriz se enriquece con fibras del tipo elástico, que le confieren el color amarillento; el hialino es de colocación azulosa blanquecina.

    • 1989 Hnz Corvo, R. Morfología deportiva [1989] Cu (CDH )

      La inervación de la musculatura masticatoria es responsabilidad de la rama motora del quinto par craneal, nervio trigémino; responde a sus orígenes musculares como derivados del primer arco bronquial. La musculatura de la expresión o de la mímica es una derivación muscular del segundo arco bronquial y corresponderá su inervación al séptimo par craneal o nervio facial.

    • 1989 Hnz Corvo, R. Morfología deportiva [1989] Cu (CDH )
      La musculatura de la expresión o de la mímica es una derivación muscular del segundo arco bronquial y corresponderá su inervación al séptimo par craneal o nervio facial.
    • 1989 Prensa ABC, 05/05/1989 [1989] Es (CDH )
      Marcos, que padece una afección bronquial y cardíaca, sigue internado en un hospital de Honolulu (Hawaii, EE.UU.), donde vive desde que, hace tres años, fue depuesto por un golpe cívico-militar.
    • 1989 Prensa ABC, 18/04/1989 [1989] Es (CDH )
      La ausencia de Butragueño estaba justificada por la gripe o afección bronquial.
    • 1990 Rausch Herscovici, C. / Bay, L. Anorexia [1995] Ar (CDH )
      Las microaspiraciones que a veces acompañan los vómitos pueden causar espasmo bronquial y neumonitis.
    • 1990 Wundt, H. Cría canario [1990] Ar (CDH )
      Cuando hay afección bronquial se percibe un ruido característico, ocasionado por la flema ante el paso del aire a los pulmones.
    • 1991 García Schz, J. Historia triste [1991] Es (CDH )
      Arbol con un algo de bronquial, de interior de insecto en su estructura, árbol que sugiere la fantasía líquida, el rutilante oasis, la espectral alucinación, el tibio descanso, mil y una noches de enajenadas ensoñaciones, pero árbol que engaña, pues apenas da sombra a quien busca cobijo en ella.
    • 1991 Haro Vera, A. Atlas Biología [1991] Es (CDH )
      La tráquea se bifurca en dos bronquios, cada uno de los cuales penetra en un pulmón, extendiéndose en varias direcciones y formando el árbol bronquial.
    • 1991 Ochoa, E. F. L. Preguntas sexo [1993] 187 Es (CDH )
      Una o más enfermedades infecciosas con al menos moderada indicación de defecto de la inmunidad celular: / (i) Peumocystis carinii / Cryptosporidiasis crónica / Toxoplasmosis / Strongyloidiasis extraintestinal / Candidiasis esofágica, pulmonar o bronquial / Cryptococosis / Histoplasmosis [...]. /
    • 1992 Arranbide, G. / Talamoni, M. Plaguicidas 46 Intoxicaciones pediatría Ar (CDH )
      Generalmente predomina el síndrome muscarínico, aparecen pupilas mióticas puntiformes, bradicardia severa, fasciculaciones y aumento de secreciones salivales y bronquiales, a veces tan abundantes que pueden producir asfixia.
    • 1992 Arranbide, G. / Talamoni, M. Plaguicidas Intoxicaciones pediatría Ar (CDH )
      La bradicardia y el espasmo bronquial conducen a una hipoxia grave que a su vez contribuye a la depresión del sensorio y muerte.
    • 1992 Arranbide, G. / Talamoni, M. Plaguicidas Intoxicaciones pediatría Ar (CDH )
      Si se trata de un niño con hiperreactividad bronquial, grandes cantidades pueden desencadenar un cuadro de bronquitis obstructiva.
    • 1992 Eugeni, L. Intoxicaciones alimentarias Intoxicaciones pediatría Ar (CDH )
      [...] regula funciones como la secreción de ácido por el estómago, contrae el músculo liso bronquial, relaja el de los pequeños vasos sanguíneos y se la ha identificado como neurotrasmisor en el SNC.
    • 1992 Eugeni, L. Intoxicaciones alimentarias Intoxicaciones pediatría Ar (CDH )
      El síntoma predominante observado en 30 de los afectados fue eritema en cara y cuello, acompañado en algunos de máculo-pápulas; 20 presentaron cefalea, 4 diarrea, 3 taquicardia, 3 palpitaciones, 2 prurito, 2 vómitos, 1 epigastralgia y 1 espasmo bronquial.
    • 1992 Eugeni, L. Intoxicaciones alimentarias Intoxicaciones pediatría Ar (CDH )
      Luego se agregan: náuseas, vómitos, diarrea, cefaleas, palpitaciones, disnea (por espasmo bronquial).
    • 1992 Fdz Chiti, J. Hornos [1992] Ar (CDH )
      Se trata de vidrio propiamente dicho, pero en realidad es un vidrio molido de partícula finísima, lo que hace más peligroso e insidioso su uso, tanto por su forma de agujetas puntiagudas que se clavan en la mucosa de garganta, nariz, bronquial y pulmonar, como por su diminuto tamaño y ausencia de peso específico: al carecer de peso debido a su ínfimo tamaño, no caen cuando son expelidas al exterior del horno por el tiraje forzado, con lo que sobrenadan en el aire en el local donde el horno funciona, pudiendo ser inhatadas, ingeridas o clavarse por ejemplo en la conjuntiva del ojo.
    • 1992 Ferrán Reyes, E. Atlas anatomía [1992] Es (CDH )
      Por otro lado, de las redes capilares de los lóbulos y de las últimas ramificaciones bronquiales nacen venitas que convergen y se dirigen hacia el hilio pulmonar, donde se unen para formar vasos cada vez más gruesos y menos numerosos, hasta quedar reducidos, en definitiva, a dos troncos para cada pulmón, de aquí se dirigen a la aurícula izquierda, en cuya pared superior desembocan.
    • 1992 Ferrán Reyes, E. Atlas anatomía [1992] Es (CDH )
      Atraviesa el vértice de cada lobulillo un conducto bronquial, del cual parece pender como una fruta de su tallo: es el bronquiolo supralobulillar, que se continúa dentro del lobulillo, formando allí el bronquiolo intralobulillar, que se ramifica, y cada rama terminal desemboca en un conjunto de tres a seis vejigas lobuladas; a estos conjuntos se les llama acinus, y a las vejigas, infundíbulos.
    • 1992 Ferrán Reyes, E. Atlas anatomía [1992] Es (CDH )
      Después de un corto trayecto, penetran en los pulmones respectivos, acompañados de vasos y nervios; descienden oblicuamente, mientras disminuye su calibre y se ramifican para formar los árboles bronquiales derecho e izquierdo.
    • 1992 Ferrán Reyes, E. Atlas anatomía [1992] Es (CDH )
      Los haces musculares se disponen debajo de las piezas cartilaginosas de los conductos bronquiales y se organizan predominantemente como fascículos circulares que se extienden a modo de una capa continua.
    • 1992 Grecco, E. H. / Espeche, B. Flores California [1992] Ar (CDH )
      Pineal: Encéfalo superior. Ojo derecho. / Pituitaria: Encéfalo inferior. Ojo izquierdo. Oídos. Nariz. Sistema Nervioso. / Tiroides: Aparatos Bronquial y vocal. Pulmones. Tracto digestivo. / Timo: Corazón. Sangre. Nervio vago. Sistema circulatorio. / Páncreas: Estómago. Hígado. Vesícula biliar. Sistema nervioso. / Gónadas: Sistema reproductor. / Adrenales: Columna vertebral. Riñones.
    • 1992 Grecco, E. H. / Espeche, B. Flores California [1992] Ar (CDH )
      Util en los problemas bronquiales y es un buen tónico para todo el sistema endocrino, fortifica la glándula pituitaria y el sistema circulatorio; en especial, el del cerebro.
    • 1992 Grecco, E. H. / Espeche, B. Flores California [1992] Ar (CDH )
      – Gobierna la tiroides, la paratiroides, el hipotálamo, los aparatos bronquial y vocal, los pulmones y el canal alimentario.
    • 1992 Llorens, M. R. Hidrocarburos Intoxicaciones pediatría Ar (CDH )
      La exposición a altas concentraciones produce irritación laríngea y bronquial, euforia pasajera, cefalea, vértigo, mareos, ataxia, náuseas y vómitos y progresa a confusión, convulsiones y coma.
    • 1992 Mutti, O. Toxicología vegetal Intoxicaciones pediatría Ar (CDH )
      En niños muy pequeños al producir aumento de secreciones y siendo sus vías respiratorias de pequeño calibre, se traduce en un cuadro de obstrucción bronquial con gran dificultad respiratoria, con el agregado de metahemoglobinemia.
    • 1992 Prensa La Nación, 28/06/1992 [1992] Ar (CDH )
      "Ha producido desde reacciones dérmicas (prurito, ronchas) hasta espasmos bronquiales y muerte. Su venta sin receta y fuera de las farmacias es legal", agrega.
    • 1992 Talamoni, M. Metales Intoxicaciones pediatría Ar (CDH )
      Su inhalación es sumamente irritante de la mucosa bronquial.
    • 1993 Crea, P. Propóleo [1993] Ar (CDH )
      A los pacientes que presentaban formas descuidadas de tuberculosis pulmonar y/o bronquial —muchos de los cuales ya habían recibido tratamientos convencionales y no habían reaccionado a ellos— se les administraron los preparados de propóleo tres veces al día (una hora antes de las comidas).
    • 1993 Crea, P. Propóleo [1993] Ar (CDH )
      Los beneficios que la jalea real puede brindarnos como específico natural y terapéutico para evitar la vejez prematura, le han dado renombre mundial en casos de envejecimiento y su utilización en geriatría no se ha quedado atrás, pero también es una excelente aliada en la regulación del sistema neurovegetativo, trastornos de la menopausia y de neurosis climatéricas, anemias, asmas bronquiales, arteriosclerosis cerebral y estados de ansiedad y depresión.
    • 1993 Crea, P. Propóleo [1993] Ar (CDH )
      * Mejora las funciones de la mucosa bronquial y su efecto actúa calmando la tos.
    • 1993 Crea, P. Propóleo [1993] 115 Ar (CDH )
      * Expectorante, disminuye las secreciones bronquiales.
    • 1993 Crea, P. Propóleo [1993] Ar (CDH )
      Además, 26 personas entre el total padecían linfoadenitis bronquial.
    • 1993 Crea, P. Propóleo [1993] Ar (CDH )
      De los 109 pacientes de tuberculosis pulmonar, 50 presentaban la enfermedad en su forma fibrocavernosa (en ocho de ellas también se detectó tuberculosis bronquial); 40 en forma de hematógeno diseminado (2 con tuberculosis bronquial); 9 en forma de tuberculosis local, y 10 con tuberculosis pulmonar infiltrativa neumónica.
    • 1993 Crea, P. Propóleo [1993] Ar (CDH )
      109 de ellos presentaban síntomas de tuberculosis pulmonar y bronquial; 15 padecían mesoadenitis tuberculosa; 11 broncoadenitis y 12, tuberculosis renal.
    • 1993 Crea, P. Propóleo [1993] Ar (CDH )
      Tuberculosis pulmonar y bronquial

      El estudio de la enérgica acción bactericida y antimicrobiana del propóleo sobre distintos tipos de microorganismos de la tuberculosis estimuló a los científicos rusos Z. Karimova y H. Rodionova a investigar el efecto de este producto en 147 pacientes.

    • 1993 Sarduy, S. Cantantes [1967] Cu (CDH )
      — ¡Ya más afinados —exclamó el siervo de los siervos del señor— tenéis los aflautados tubillos bronquiales, que los de este armonio despatarrado!
    • 1994 Armas Marcelo, J. J. Madrid [1994] Es (CDH )
      Mistral recordaba el chirrido bronquial de la cancela del palacete al abrirse ante el empuje del señor Crown.
    • 1994 Becoña, E. / Palomares, Á. / García, M. P. Tabaco y salud [1994] Es (CDH )
      En adultos las muertes por intoxicación son poco frecuentes porque en la combustión de los cigarrillos se destruye una importante cantidad de nicotina, inhalándose sólo una parte que se absorbe fundamentalmente por el tracto respiratorio, mucosas bucales y árbol bronquial.
    • 1994 García Schz, J. Alpe d'Huez [1995] Es (CDH )
      La hiperactividad de su estructura bronquial le crea indecibles dificultades respiratorias.
    • 1994 Paredes M., R. Manifestaciones pulmonares Sida Ch (CDH )
      Se recomienda no intentar biopsias bronquiales o transbronquiales en la búsqueda de Kaposi, dada la extrema dificultad para su diagnóstico histopatológico en muestras pequeñas.
    • 1994 Paredes M., R. Manifestaciones pulmonares Sida Ch (CDH )
      No tiene una celularidad especial que permita hacer el diagnóstico; tampoco ayuda la biopsia de pleura por aguja ya que la histopatología es tan compleja que requiere de mucho tejido, por lo que también se desaconseja intentar biopsia transbronquial o bronquial.
    • 1994 Sepúlveda Carvajal, C. Clasificación infección Sida Ch (CDH )
      Candidiasis esofágica, traqueal, bronquial o pulmonar / Infección diseminada por micobacterias atípicas [...]. /
    • 1994 Solar H., F. UTI 197 Sida Ch (CDH )
      Se recomienda el uso de anteojos durante el procedimiento de intubación traqueal y succión endotraqueal o durante la broncoscopia en que las secreciones bronquiales son aerolizadas.
    • 1994 Wu P., E. Infección niños Sida Ch (CDH )
      Candidiasis esofágica, traqueal, bronquial o pulmonar / Criptococosis extrapulmonar [...]. /
    • 1995 Britton, R. M. No pertenezco [1995] Pa (CDH )
      Las monjitas se Santa Eduvigis entonaron un cántico en latín que llenó el ambiente de dulzura y ayudó a disimular la tos bronquial de Mister Whitmore y los ronquidos de la Madre Superiora, que en espera del Arzobispo, dormitaba detrás del altar mayor.
    • 1995 Cabrera Infante, G. Delito bailar [1995] Cu (CDH )
      Estaba afuera, escapado del aire acondicionado, porque sentía avanzar por entre los senos malares las fuerzas invasoras de un catarro, que pronto ocuparían primero una fosa nasal y luego otra sin disparar un estornudo, invadirían faringe y laringe, copando las amígdalas, tomando después las avenidas bronquiales y finalmente harían capitular la central respiratoria en una verdadera blitzkrieg infecciosa.
    • 1995 Crea, P. Curación cristales [1995] Ar (CDH )
      A nivel físico, el azul verdoso de la turquesa aúna los colores curativo (verde), con todo lo relacionado con el chakra laríngeo, por lo que resulta especialmente indicado para las afecciones del sistema respiratorio, la laringe, los bronquios y los pulmones, entre las que se cuentan la amigdalitis, disfonía, afonía, tos ferina, crup, difteria, bronquitis, asma de origen bronquial, etcétera.
    • 1995 Crea, P. Curación cristales [1995] Ar (CDH )
      Desde los tres años sufría de espasmos bronquiales con cada cambio de estación, pero recién a los ocho pudimos trabajar con él, y neutralizar el problema.
    • 1995 Crea, P. Curación cristales [1995] Ar (CDH )
      Recordemos que el centro Laríngeo tiene su área de influencia sobre el aparato bronquial vocal y pulmonar.
    • 1995 Pelta, R. / Vivas, E. Alergia [1995] 70 Es (CDH )
      Para ello, se inhala la dosis correspondiente media hora antes de iniciar el ejercicio, y su espectro terapéutico se amplía a todos los procesos asmáticos que cursan con hiperreactividad bronquial.
    • 1995 Pelta, R. / Vivas, E. Alergia [1995] Es (CDH )
      Omitir alguno de estos detalles puede ser de gran trascendencia, ya que en el caso del asma algunos medicamentos de uso tan extendido como la aspirina pueden provocar importantes episodios de obstrucción bronquial en individuos predispuestos.
    • 1995 Pelta, R. / Vivas, E. Alergia [1995] Es (CDH )
      Si la mejor marca personal registra una caída superior al 20% en un día o momento determinado, es posible que el paciente esté sufriendo una agudización de su obstrucción bronquial.
    • 1995 Pelta, R. / Vivas, E. Alergia [1995] Es (CDH )
      Los valores situados entre el 80% y el 100% de la mejor medición que el paciente es capaz de obtener se consideran normales, ya que incluso en personas sanas este valor puede variar hasta un 20% a lo largo del día, debido a cambios fisiológicos del diámetro bronquial.
    • 1995 Pelta, R. / Vivas, E. Alergia [1995] 90 Es (CDH )
      Sólo mediante una técnica adecuada de utilización será posible asegurar que las variaciones observadas son debidas a cambios en el calibre bronquial, y no a defectos de uso.
    • 1995 Pelta, R. / Vivas, E. Alergia [1995] 88 Es (CDH )
      La velocidad de expulsión del aire que indique el medidor dependerá del grado de estrechamiento bronquial existente.
    • 1995 Pelta, R. / Vivas, E. Alergia [1995] Es (CDH )
      El paciente alérgico debe aprender a medir por sí mismo en su domicilio su grado de obstrucción bronquial, mediante el empleo de un aparato medidor de flujo-punta o flujo espiratorio máximo (FEM o Peak-Flow meter, en la terminología anglosajona), constituido, generalmente, por un muelle que se desplaza a través de una escala con diferentes valores con un indicador de plástico.
    • 1995 Pelta, R. / Vivas, E. Alergia [1995] Es (CDH )
      Diversos tipos de gases, humos, aerosoles, microorganismos (sobre todo mohos), polvo, fibras y vapores pueden motivar la aparición de trastornos tan diversos como irritación faríngea, conjuntivitis, alergias con manifestaciones nasales y bronquiales, jaquecas, depresiones, etcétera.
    • 1995 Pelta, R. / Vivas, E. Alergia [1995] Es (CDH )
      Los broncodilatadores, generalmente preparados en forma de nebulizador presurizado para su inhalación, consiguen una dilatación inmediata del músculo bronquial, actuando sobre el sistema nervioso simpático.
    • 1995 Pelta, R. / Vivas, E. Alergia [1995] Es (CDH )
      Así, disponemos de fármacos broncodilatadores que revertirán el espasmo de la musculatura lisa bronquial, antiinflamatorios que evitarán la respuesta de los mediadores químicos de la inflamación, estabilizadores de membrana que impedirán que esos mediadores se liberen, y productos que, con efecto aún limitado, fluidifiquen el moco bronquial (los llamados mucolíticos).
    • 1995 Pelta, R. / Vivas, E. Alergia [1995] Es (CDH )
      Así, disponemos de fármacos broncodilatadores que revertirán el espasmo de la musculatura lisa bronquial, antiinflamatorios que evitarán la respuesta de los mediadores químicos de la inflamación, estabilizadores de membrana que impedirán que esos mediadores se liberen, y productos que, con efecto aún limitado, fluidifiquen el moco bronquial (los llamados mucolíticos).
    • 1995 Pelta, R. / Vivas, E. Alergia [1995] Es (CDH )
      Asma bronquial / Es una enfermedad de las vías aéreas que se caracteriza por un aumento de la respuesta del árbol bronquial a numerosos estímulos [...].
    • 1995 Pelta, R. / Vivas, E. Alergia [1995] Es (CDH )
      Además de las medidas expuestas en el apartado anterior y de los numerosos medicamentos disponibles para el tratamiento de las alergopatías, existen hoy día productos que, administrados de forma preventiva, pueden evitar o retrasar la aparición de los síntomas bronquiales.
    • 1995 Pelta, R. / Vivas, E. Alergia [1995] Es (CDH )
      Como ya se ha comentado en capítulos precedentes, las personas que denominamos "atópicas" fabrican cantidades excesivas de IgE, que, al reaccionar con el alergeno (polen, ácaros, mohos, etcétera) en la superficie de los mastocitos y basófilos de la mucosa bronquial, liberan los mediadores químicos de la inflamación.
    • 1995 Pelta, R. / Vivas, E. Alergia [1995] Es (CDH )
      La concentración del humo de los cigarrillos en espacios mal ventilados puede ser causa de irritación ocular, nasal y bronquial, y de exacerbación de conjuntivitis, rinitis y broncoespasmo.
    • 1995 Pelta, R. / Vivas, E. Alergia [1995] Es (CDH )
      Los pacientes con asma crónica en tratamiento con un tipo especial de dilatadores bronquiales derivados de la cafeína, las "teofilinas", pueden observar que la eficacia de dichos fármacos es menor si continúan fumando.
    • 1995 Pelta, R. / Vivas, E. Alergia [1995] Es (CDH )
      La anomalía genética que condiciona la disminución del calibre bronquial, creando la sensación de falta de aire característica de los procesos asmáticos, es probablemente una de las principales responsables de la inflamación de la capa mucosa que reviste el interior de los bronquios.
    • 1995 Pelta, R. / Vivas, E. Alergia [1995] Es (CDH )
      Es de carácter reversible, y se denomina "crisis" al proceso agudo de estrechamiento bronquial de corta duración y buena respuesta al tratamiento, y "status" aquél que no responde a la medicación habitual, se prolonga durante horas y requiere tratamiento hospitalario.
    • 1995 Pelta, R. / Vivas, E. Alergia [1995] 65 Es (CDH )
      Y por último, alejarse de agentes irritantes, como el humo de la cocina, algunos perfumes, lacas, etcétera, que pueden incrementar la hiperreactividad bronquial preexistente.
    • 1995 Pelta, R. / Vivas, E. Alergia [1995] Es (CDH )
      Ello es lo que provoca la contracción del músculo liso bronquial, la hipersecreción de moco y la inflamación de los bronquios, con el consiguiente engrosamiento y edema.
    • 1995 Pelta, R. / Vivas, E. Alergia [1995] 54 Es (CDH )
      Se trata de un fenómeno que se manifiesta como una contracción brusca de los músculos lisos bronquiales causado por agentes específicos, o bien inespecíficos, y que es común a todas las personas asmáticas —de ahí que se diga también que son "hiperreactivas"—.
    • 1995 Pelta, R. / Vivas, E. Alergia [1995] Es (CDH )
      Dependiendo del órgano que se vaya a estudiar, hablamos de provocación conjuntival, nasal, bronquial o medicamentosa.
    • 1995 Pelta, R. / Vivas, E. Alergia [1995] Es (CDH )
      Mediante la provocación bronquial el paciente aspira diferentes soluciones de antígenos.
    • 1995 Pelta, R. / Vivas, E. Alergia [1995] 65 Es (CDH )
      Si fuese posible, adelantar las vacaciones y acudir a una zona costera, ya que la elevada humedad relativa en estos lugares impide que el polen quede suspendido en el aire y entre en contacto con las mucosas ocular, nasal y bronquial. /
    • 1995 Pelta, R. / Vivas, E. Alergia [1995] 54 Es (CDH )
      A la hora de entender el comportamiento del árbol respiratorio en los procesos de asma, es fundamental conocer el concepto de "hiperreactividad bronquial".
    • 1996 Barreiro Trelles, N. / Díaz Barreiro, G. N. Farmacia cocina [1996] Ar (CDH )
      MANGO – AZÚCAR (jarabe bronquial) [...].
    • 1996 Barreiro Trelles, N. / Díaz Barreiro, G. N. Farmacia cocina [1996] 74 Ar (CDH )
      DÁTIL – HIGO – PASA DE UVA MIEL DE ABEJAS (jarabe bronquial) [...].
    • 1996 Barreiro Trelles, N. / Díaz Barreiro, G. N. Farmacia cocina [1996] Ar (CDH )
      Humectación bronquial

      Cuando se inicia el acceso de tos [...].

    • 1996 Butteler H., Ó. A. Ecología civilización [1996] Pe (CDH )
      El smog retarda el crecimiento de las plantas, limita la visibilidad y afecta los pulmones siendo causa de enfermedades bronquiales en hombres y animales.
    • 1996 Prensa El Mundo - Salud (Suplemento), 24/10/1996 [1996] Es (CDH )
      Para llegar a esta conclusión, Denissenko y sus colegas observaron la reacción entre células bronquiales humanas y el benzopireno, y comprobaron que esta sustancia actuaba precisamente sobre las zonas del gen p53 que suelen sufrir mutaciones cuando aparece un tumor.
    • 1996 Prensa El Mundo - Salud (Suplemento), 03/10/1996 [1996] Es (CDH )
      Los medicamentos antiasmáticos del inicio del siglo que viene no serán ni relajantes del músculo bronquial ni corticoides, sino moléculas que inciden de una forma muy eficaz en los mecanismos inflamatorios propios del asma.
    • 1996 Prensa Proceso, 01/12/1996 [1996] Mx (CDH )
      El reporte médico señala que "se le manejó con antibioticoterapia y ventilador volumétrico. Mostró hipertensión arterial pulmonar y cardiaca con disminución de la fuerza muscular de predominio inspiratorio. Radiológicamente, presenta pulmones pequeños, cardiomegalia grado II-III y arterias pulmonares ensanchadas. Neumonía crónica, agudizada por infección bronquial, estando fuera de criterios de inclusión para protocolo de trasplante pulmonar".
    • 1996 Prensa El Mundo - Salud (Suplemento), 26/09/1996 [1996] Es (CDH )
      Estos medicamentos tienen la desventaja de que sólo alivian los síntomas, y no actúan sobre la verdadera causa del problema, que es la inflamación de la mucosa bronquial.
    • 1996 Rausch Herscovici, C. Dietas [1996] Ar (CDH )
      Un hermano asmático llevaba una vida totalmente restringida por su afección bronquial.
    • 1997 Prensa El Mundo - Salud (Suplemento), 29/05/1997 [1997] Es (CDH )
      Los ataques de asma, enfermedad crónica de las vías respiratorias, suelen desencadenarse cuando un alérgeno, como el polen o el polvo, se inhala y llega a los conductos bronquiales.
    • 1997 Prensa El Mundo - Salud (Suplemento), 20/03/1997 [1997] Es (CDH )
      En esta patología es esencial controlar el componente inflamatorio que se genera en los bronquios, además del propio broncospasmo debido a la hiperactividad de la musculatura bronquial.
    • 1997 Prensa El Mundo - Salud (Suplemento), 10/07/1997 [1997] Es (CDH )
      «Probablemente si en la FQ se consigue disminuir la concentración de sodio en la superficie de las células del epitelio bronquial se conseguirá también reducir el número de infecciones y la inflamación pulmonar añadida», cree el científico.
    • 1997 Prensa El Mundo - Salud (Suplemento), 10/07/1997 [1997] Es (CDH )
      En un trabajo pionero, publicado el pasado año en la revista Cell, Michael Welsh puso de manifiesto que la elevada concentración de sodio en la superficie de las células bronquiales —algo típico en los pacientes con FQ— es lo que disminuye la inmunidad del árbol bronquial y favorece la aparición de infecciones.
    • 1997 Prensa El Mundo - Salud (Suplemento), 10/07/1997 [1997] Es (CDH )
      En un trabajo pionero, publicado el pasado año en la revista Cell, Michael Welsh puso de manifiesto que la elevada concentración de sodio en la superficie de las células bronquiales —algo típico en los pacientes con FQ— es lo que disminuye la inmunidad del árbol bronquial y favorece la aparición de infecciones.
    • 1997 Prensa El Mundo - Salud (Suplemento), 08/05/1997 [1997] Es (CDH )
      El diagnóstico se estableció sobre una submuestra de los participantes en el estudio español, considerando la presencia de hiperreactividad bronquial (broncoconstricción de las vías aéreas como respuesta ante determinados estímulos) y al menos uno de los otros síntomas relacionados con el asma.
    • 1997 Prensa El País, 22/05/1997 [1997] Co (CDH )
      Se espera que la producción limpia de la caña de azúcar disminuya en un 80% la emisión de pavesa antes del año 2005 para todo el departamento, lo que terminaría con los problemas de contaminación aérea y afecciones bronquiales.
    • 1997 Prensa El Nuevo Día, 28/11/1997 [1997] PR (CDH )
      El año pasado la planta de Carolina también comenzó a producir Accolate, un nuevo tratamiento para el asma que evita las infecciones bronquiales, dijo Freyre.
    • 1997 Prensa El Salvador Hoy, 19/05/1997 [1997] Es (CDH )
      [...] contracción de músculos de todo el cuerpo, aumento de la salivación, de las secreciones bronquiales, diarrea y disminución de las pupilas.
    • 1997 Prensa Los Tiempos, 28/01/1997 [1997] Bo (CDH )
      "Todos los derivados de la combustión del autotransporte generan gases que se pegan al tejido bronquial, irritándolo y dañando las paredes", dijo.
    • 1997 Prensa Revista Hoy, 18-24/08/1997 [1997] Ch (CDH )
      Este efecto aumenta con el ejercicio físico, la hiperventilación, la obstrucción nasal, al respirar aire frío y seco y en personas con hiperreactividad bronquial y con asma.
    • 1997 Prensa Revista Hoy, 18-24/08/1997 [1997] Ch (CDH )
      La inhalación puede producir tos, fatiga, irritación bronquial, edema pulmonar, lo que se puede causar la muerte.
    • 1997 Prensa Revista Hoy, 18-24/08/1997 [1997] Ch (CDH )
      Daña las vías aéreas produciendo aumento de la hiperactividad bronquial, inflamación bronquialveolar, aumento de la permeabilidad vascular-pulmonar, aumento de la broncoconstricción.
    • 1998 Ronald Morales, A. Frutoterapia [1998] Co (CDH )
      En América Latina estadísticas de la Organización Panamericana de la Salud señalan que hay más de 200 millones de personas afectadas por problemas bronquiales, alergias e intoxicación por monóxido de carbono y plomo; los afectados son principalmente núcleos de población muy vulnerables como ancianos y niños.
    • 1998 Ronald Morales, A. Frutoterapia [1998] Co (CDH )
      El higo chumbo es muy nutritivo, sirve para engordar y tiene propiedades pectorales, se recomienda a los asmáticos y personas con problemas bronquiales, por ser emolientes disuelven las secreciones bronquiales.
    • 1998 Ronald Morales, A. Frutoterapia [1998] Co (CDH )
      La resina del mango ayuda a mejorar enfermedades bronquiales y el mango soasado con miel de abejas es un excelente expectorante, preparándolo así: se toma un sartén limpio, sin grasa, se cubre de rebanadas de mango, agregar dos cucharadas de miel y colocar al fuego.
    • 1998 Ronald Morales, A. Frutoterapia [1998] Co (CDH )
      Para las enfermedades bronquiales: tomar jarabe de manzanas, preparándolo así: se cortan las manzanas, muy limpias, en cuartos y se hierven en agua.
    • 1998 Ronald Morales, A. Frutoterapia [1998] Co (CDH )
      Resfriados e inflamaciones bronquiales.
    • 1998 Ronald Morales, A. Frutoterapia [1998] Co (CDH )
      [...] las semillas de membrillo en cocimiento buen expectorante y alivian inflamaciones bronquiales.
    • 1998 Anónimo Boletín impreso [1998] Es (CDH )
      Éste es un síntoma muy común de enfermedad respiratoria que responde a un cúmulo de secreciones en las vías respiratorias inferiores o a un incremento de las secreciones bronquiales.
    • 1998 Anónimo Boletín impreso [1998] Es (CDH )
      Afecciones respiratorias como rinitis, sinusitis, abscesos de pulmón o afecciones bronquiales.
    • 1998 Boletín impreso 1998 [1998] Es (CDH )
      Por otra parte, se encuentran los antigripales, que son los preparados o productos que alivian los síntomas de la gripe, moqueo de nariz, congestión nasal, irritación de garganta y vías respiratorias, obstrucciones bronquiales por exceso de secreción de mucosidad con la consecuente tos productiva y dolores musculares y articulares.
    • 1999 Rapado, A. Salud mujer [1999] Es (CDH )
      También puede aumentar la liberación de prolactina por hipotiroidismo, como reflejo de succión y por traumatismos mamarios, o bien, por liberación autónoma de esta hormona, lo que se observa en tumores hipofisarios o por producción ectópica de precursores, como sucede en algunos tumores uterinos y bronquiales.
    • 1999 Rapado, A. Salud mujer [1999] Es (CDH )
      Estas sustancias alteran la función de las células bronquiales al tiempo que disminuyen los mecanismos de defensa mucociliar.
    • 1999 Rapado, A. Salud mujer [1999] Es (CDH )
      Las consecuencias de ello es la frecuente asociación a enfisema e hipersecreción bronquial.
    • 1999 Rapado, A. Salud mujer [1999] Es (CDH )
      Los ejercicios son absolutamente fundamentales para ciertas fisioterapias como la mejoría de la respiración en individuos con enfermedades bronquiales crónicas, ya que aprovecha la fuerza del diafragma para incrementar la potencia de los músculos respiratorios (véase figura 3).
    • 1999 Torresani, M.ª E. / Somoza, M.ª I. Cuidado nutricional [1999] Ar (CDH )
      Existe una serie de síntomas clásicos referidos a esta patología , pero muchas veces están ausentes , el paciente no lo refiere y simplemente su motivo de consulta es por disfonía , espasmo bronquial y arritmia , con lo cual consulta al cardiólogo , confundiendo la sintomatología .
    • 1999 Torresani, M.ª E. / Somoza, M.ª I. Cuidado nutricional [1999] Ar (CDH )
      Las xantinas , presentes en el café u otras infusiones , pueden alterar a los pacientes que consumen teofilina ( dilatador bronquial ) , debido a la acción metabólica similar de ambos productos .
    • 2001 RAE DRAE 22.ª ed. (NTLLE)
      bronquial. [...] adj. Perteneciente o relativo a los bronquios.
    • 2012 RAcMedicina DiccTérminosMédicos Es (BD)
      bronquial [...] adj. De un bronquio, de los bronquios o relacionado con ellos.
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      bronquial. [...] adj. Perteneciente o relativo a los bronquios.
    • 2015 Contreras, V. "Basura incontrolable" [25-09-2015] La Hora (Guatemala) Gu (CORPES)
      Zulma Calderón, jefa de Supervisión Hospitalaria de la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH), explicó que entre los problemas de salud que pueden adquirir tanto estas personas como quienes laboran en el mismo, destacan las afecciones bronquiales y respiratorias, por los gases que emana la basura; así como enfermedades dermatológicas, entre manchas y granos en la piel y enfermedades gastrointestinales.
    • 2018 Anónimo "Árbol bronquial" [07-12-2018] El Confidencial (Madrid): elconfidencial.com Es (HD)
      Sin embargo, durante un terrible ataque de tos el paciente expectoró espontáneamente lo que parecía una parte intacta del árbol bronquial derecho, uno de las redes tubulares más importantes del cuerpo humano ya que transportan aire hacia y desde los pulmones.
    1. adj. Frecuentemente, como modificador de sustantivos que designan vasos sanguíneos, como vena y arteria.
      docs. (1716-2015) 31 ejemplos:
      • 1716 Porras, M. Anatomía [1716] p. 378 Es (BD)
        Los vasos del Pulmon son arterias, venas, bronchios, vasos lymphaticos, y nervios [...] las proprias son las que solo conducen por el vso, y propria vtilidad del Pulmon, v. gr. la arteria, y vena Bronchial; la arteria Bronchial nace de la parte posterior de la aorta descendente, por la mayor parte sobre la basa del coraçon [...].
      • 2015 Inzunza Hnz, Ó. / Koenig Samohod, C. / Salgado Alarcón, G. Morfología humana Ch (BD)
        Por lo tanto, cada bifuración de los bronquios y bronquiolos se acompaña de una rama de la arteria pulmonar y una rama de la arteria bronquial.
      • 1716 Porras, M. Anatomía [1716] p. 378 Es (BD)
        Los vasos del Pulmon son arterias, venas, bronchios, vasos lymphaticos, y nervios [...] las proprias son las que solo conducen por el vso, y propria vtilidad del Pulmon, v. gr. la arteria, y vena Bronchial; la arteria Bronchial nace de la parte posterior de la aorta descendente, por la mayor parte sobre la basa del coraçon [...].
      • 1728 Martínez, M. Anatomía p. 312 Es (BD)
        La Arteria, que es propria, y Particular del Pulmon, se llama Bronchial, que nace de la parte posterior de la Aorta descendente, mas arriba de las Intercostales, sobre la Base del Corazon, desde donde se retuerce ázia el lado derecho, y abrazando á la Trachea-Arteria, despues de dár algunos ramos al Essophago, se distribuye, y acompaña á los Bronchios, hasta que por su sutileza se haze invisible.
      • 1767 López, J. D. Compendio anatomico. Esplanchnologia [1767] p. 261 Es (BD)
        La Arteria Bronchial del lado izquierdo, viene muchas veces de la Aorta, i la del derecho de la Intercostal superior de este lado.
      • 1794 Fdz Valle, J. Flebotomía p. 49 Es (BD)
        Las arterias bronquiales varian en el número y origen; suele haber dos en el lado derecho, y una en el izquierdo, ó al contrario, y salen á veces por un tronco común; de suerte, que las arterias de las cavidades vital y natural, experimentan tantas variedades como las de las extremidades; y por no ser prolixo las expondré del modo mas comun y sencillo.
      • 1807 Lavedán, A. Trad Prontuario medicina, Quarin p. 185 Es (BD)
        El mal está ó en la arteria bronchîal ó en la pulmonal.
      • 1817 Ballano, A. Dicc medicina, VI [1817] p. 389 Es (BD)
        Ademas de estos vasos gruesos, por medio de los quales las cavidades derechas del corazon comunican con las izquierdas, los pulmones reciben de la aorta dos ó tres ramos arteriales, conocidos con el nombre de arterias bronquiales [...].
      • 1830 Mosácula, J. Fisiología humana, I [1830] p. 501 Es (BD)
        [...] mas segun Adelon y autores varios es una verdadera excrecion pulmonar, ya proceda de los capilares de las artérias bronquiales, ya de los de la artéria pulmonar.
      • 1851 Alvz Alcalá, F. / Rodrigo, J. / Amado Salazar, B. Trad Guía médico práctico, Valleix, I p. 455 (BD)
        Goltz todavía iba mas lejos, y creia que se podía distinguir la sangre procedente de las arterias bronquiales de la que sale de la arteria ó de las venas pulmonares, y hasta de la sustancia vesicular del pulmón.
      • c1890 Glz Fdz, A. Memorándum zoología [1890] Es (CDH )
        En la porción descendente: arterias viscerales; bronquiales, esofágicas, mediastinas, tronco celiaco, mesentéricas, renales, capsulares y espermáticas: arterias parietales: intercostales, diafragmáticas, inferiores y lumbares.
      • 1917-1918 Toledo Manzano, J. Anatomía topográfica, II p. 90 Es (BD)
        Las arterias bronquiales, dos para el pulmón izquierdo y una para el derecho, son ramas de la aorta torácica. Están situadas detrás del bronquio y se distribuyen por las paredes de éste sin llegar á la red alveolar.
      • 1937 Anónimo "Transfusión de sangre" [05-03-1937] La Gaceta de Tenerife: Diario Católico de Información (Santa Cruz de Tenerife) Es (HD)
        Después de analizarla se le extrae de las venas bronquiales la cantidad que se precisa.
      • 1963 Jiménez-Castellanos, J. Lecciones anatómicas [1991] p. 474 Es (BD)
        En el pulmón existe una doble organización vascular, por una parte están las arterias bronquiales, que nacidas de la aorta torácica, acompañan y nutren al árbol bronquial, hasta los bronquiolos y cuyo retorno venoso se hace por las venas bronquiales, tributarias del sistema de la ácigos.
      • 1976 Sosa, C. / Lanari, A. "Circulación bronquial" [01-06-1976] Medicina (Buenos Aires) Ar (HD)
        Andrus y lo mismo otros investigadores posteriores habían cometido un error por defecto pues no habían calculado el flujo de las bronquiales, y un error por exceso pues no habían considerado que las venas bronquiales llevan a aurícula derecha un contingente que oscila alrededor de un 2% del flujo pulmonar [...].
      • 1989 Santos Gtz, L. Anatomía humana [2000] p. 122 Es (BD)
        La gran ázigos recibe las 9 últimas venas intercostales derechas y las venas bronquiales.
      • 2015 Inzunza Hnz, Ó. / Koenig Samohod, C. / Salgado Alarcón, G. Morfología humana Ch (BD)
        Por lo tanto, cada bifuración de los bronquios y bronquiolos se acompaña de una rama de la arteria pulmonar y una rama de la arteria bronquial.
      • 1716 Porras, M. Anatomía [1716] p. 378 Es (BD)
        Los vasos del Pulmon son arterias, venas, bronchios, vasos lymphaticos, y nervios [...] las proprias son las que solo conducen por el vso, y propria vtilidad del Pulmon, v. gr. la arteria, y vena Bronchial; la arteria Bronchial nace de la parte posterior de la aorta descendente, por la mayor parte sobre la basa del coraçon [...].
      • 1728 Martínez, M. Anatomía p. 312 Es (BD)
        La Arteria, que es propria, y Particular del Pulmon, se llama Bronchial, que nace de la parte posterior de la Aorta descendente, mas arriba de las Intercostales, sobre la Base del Corazon, desde donde se retuerce ázia el lado derecho, y abrazando á la Trachea-Arteria, despues de dár algunos ramos al Essophago, se distribuye, y acompaña á los Bronchios, hasta que por su sutileza se haze invisible.
      • 1728 Martínez, M. Anatomía p. 310 Es (BD)
        Despues de todo lo dicho, no se puede hazer justo concepto de la fabrica del Pulmon, sin saber sus Vasos; esto es, sus Arterias, y Venas, llamadas Pulmonarias; sus Vasos Bronchiales, llamados Ruischianos, por el Anatomico Friderico Ruisch, que primero los demonstró; sus Nervios, y Vasos Lymphaticos; y los ramos de la Aspera-Arteria.
      • 1767 López, J. D. Compendio anatomico. Esplanchnologia [1767] p. 261 Es (BD)
        La Arteria Bronchial del lado izquierdo, viene muchas veces de la Aorta, i la del derecho de la Intercostal superior de este lado.
      • 1794 Fdz Valle, J. Flebotomía p. 49 Es (BD)
        Las arterias bronquiales varian en el número y origen; suele haber dos en el lado derecho, y una en el izquierdo, ó al contrario, y salen á veces por un tronco común; de suerte, que las arterias de las cavidades vital y natural, experimentan tantas variedades como las de las extremidades; y por no ser prolixo las expondré del modo mas comun y sencillo.
      • 1807 Lavedán, A. Trad Prontuario medicina, Quarin p. 185 Es (BD)
        El mal está ó en la arteria bronchîal ó en la pulmonal.
      • 1817 Ballano, A. Dicc medicina, VI [1817] p. 389 Es (BD)
        Ademas de estos vasos gruesos, por medio de los quales las cavidades derechas del corazon comunican con las izquierdas, los pulmones reciben de la aorta dos ó tres ramos arteriales, conocidos con el nombre de arterias bronquiales [...].
      • 1830 Mosácula, J. Fisiología humana, I [1830] p. 501 Es (BD)
        [...] mas segun Adelon y autores varios es una verdadera excrecion pulmonar, ya proceda de los capilares de las artérias bronquiales, ya de los de la artéria pulmonar.
      • 1851 Alvz Alcalá, F. / Rodrigo, J. / Amado Salazar, B. Trad Guía médico práctico, Valleix, I p. 455 (BD)
        Goltz todavía iba mas lejos, y creia que se podía distinguir la sangre procedente de las arterias bronquiales de la que sale de la arteria ó de las venas pulmonares, y hasta de la sustancia vesicular del pulmón.
      • c1890 Glz Fdz, A. Memorándum zoología [1890] Es (CDH )
        En la porción descendente: arterias viscerales; bronquiales, esofágicas, mediastinas, tronco celiaco, mesentéricas, renales, capsulares y espermáticas: arterias parietales: intercostales, diafragmáticas, inferiores y lumbares.
      • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] 975 Es (CDH )
        Las venas son también bronquiales y pulmonares; proceden respectivamente de sus arterias correspondientes, no se comunican las de una clase con las de otra, y llevan sangre venosa las bronquiales y arterial las pulmonares.
      • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] 975 Es (CDH )
        Las venas son también bronquiales y pulmonares; proceden respectivamente de sus arterias correspondientes, no se comunican las de una clase con las de otra, y llevan sangre venosa las bronquiales y arterial las pulmonares.
      • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] Es (CDH )
        Los vasos arteriales que entran en los pulmones tienen dos procedencias, de las bronquiales y de las pulmonares.
      • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] Es (CDH )
        Las arterias que les nutren proceden de las bronquiales.
      • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] Es (CDH )
        Las arterias que nutren á este conducto proceden de las tiroideas, tímicas y bronquiales.
      • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] Es (CDH )
        Afluyen á la vena ázigos todas ó casi todas las venas intercostales y además algunas bronquiales, que no alcanzan á la cava superior ni á los subtroncos braquio-cefálicos.
      • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] Es (CDH )
        [...] en el tórax las exofágicas que vienen de la aorta, de las bronquiales y de las intercostales; en el abdomen ramos de las infra-diafragmáticas y de la coronaria estomática.
      • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] Es (CDH )

        [...] así es que el exófago tiene arteriolas procedentes de la aorta, de las bronquiales, de las infra-diafragmáticas y de la coronaria-estomática; la tráquea recibe sus vasos de la tiroidea inferior y de las bronquiales, etc.

      • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] Es (CDH )
        Refieren algunos anatómicos célebres haber visto una vena bronquial grande abrirse en un tronco pulmonar y á la superior derecha en la cava superior; pero el hecho necesita confirmación, porque esto supone mezcla de sangre negra y sangre roja. / También se dice haber encontrado alguna vena pulmonar provista de una válvula semilunar en su orificio de terminación.
      • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] 238 Es (CDH )
        Tal es su multiplicación, que casi puede asegurarse la comunicación mutua de todos ó casi todos los árboles venosos; en efecto, las venas subcutáneas se enlazan en muchos sitios con las profundas; el aparato de la vena ázigos está anastomosado con los de la cava superior y la cava inferior; el de la vena porta se une al de la cava inferior; hasta se han sospechado anastomosis entre venas bronquiales y venas pulmonares.
      • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] Es (CDH )
        Arterias bronquiales.– Son variables en número, aunque suelen existir entre dos y seis; nacen de la cara interna del principio de la aorta torácica, aun cuando frecuentemente tienen otros orígenes, caminan siempre en busca de su bronquio correspondiente; por lo regular las derechas se sitúan delante y las izquierdas detrás del bronquio; proporcionan pequeños vasitos al exófago, aurícula izquierda y ganglios bronquiales, y por último, todas penetran en los pulmones y se ramifican en su parénquima, pero no se anastomosan con las arterias pulmonares; según el Dr. Fourquet, son insuficientes para nutrir á los pulmones. /
      • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] Es (CDH )
        Los parietales son las arterias intercostales y algunas veces la suprea-diafragmáticas, y los viscerales son las arterias bronquiales, exofágicas, pleuríticas, pericardiacas y tímicas.
      • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] Es (CDH )
        Se ha visto aumentar su número en uno de los lados, presentándose entonces tres mamarias internas. En su origen puede haber variedades, ó sea por nacer de la última porción de la subclavia, ó del cayado aórtico ó del subtronco braquio-cefálico, ó de la tiroidea inferior. También las hay respecto de los ramos colaterales, he visto desarrolladas enormemente las dos diafragmáticas superiores, y los autores hablan del nacimiento de una gruesa arteria bronquial.
      • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] Es (CDH )
        [...] los primeros son las arterias bronquiales, exofágicas, pericardiacas, pleuríticas y tímicas; los segundos son los intercostales aórticos y los diafragmáticos superiores.
      • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] Es (CDH )
        [...] no forma anastomosis con las arterias bronquiales, que se distribuyen igualmente en el interior de los pulmones, ó á lo menos falta demostrarlas, porque las anastomosis de que hablan Ruysch y otros anatómicos, aun siendo escasísimas y pequeñas, falta que se comprueben con toda evidencia.
      • 1917-1918 Toledo Manzano, J. Anatomía topográfica, II p. 90 Es (BD)
        Las arterias bronquiales, dos para el pulmón izquierdo y una para el derecho, son ramas de la aorta torácica. Están situadas detrás del bronquio y se distribuyen por las paredes de éste sin llegar á la red alveolar.
      • 1937 Anónimo "Transfusión de sangre" [05-03-1937] La Gaceta de Tenerife: Diario Católico de Información (Santa Cruz de Tenerife) Es (HD)
        Después de analizarla se le extrae de las venas bronquiales la cantidad que se precisa.
      • 1963 Jiménez-Castellanos, J. Lecciones anatómicas [1991] p. 474 Es (BD)
        En el pulmón existe una doble organización vascular, por una parte están las arterias bronquiales, que nacidas de la aorta torácica, acompañan y nutren al árbol bronquial, hasta los bronquiolos y cuyo retorno venoso se hace por las venas bronquiales, tributarias del sistema de la ácigos.
      • 1976 Sosa, C. / Lanari, A. "Circulación bronquial" [01-06-1976] Medicina (Buenos Aires) Ar (HD)
        Andrus y lo mismo otros investigadores posteriores habían cometido un error por defecto pues no habían calculado el flujo de las bronquiales, y un error por exceso pues no habían considerado que las venas bronquiales llevan a aurícula derecha un contingente que oscila alrededor de un 2% del flujo pulmonar [...].
      • 1989 Santos Gtz, L. Anatomía humana [2000] p. 122 Es (BD)
        La gran ázigos recibe las 9 últimas venas intercostales derechas y las venas bronquiales.
      • 2015 Inzunza Hnz, Ó. / Koenig Samohod, C. / Salgado Alarcón, G. Morfología humana Ch (BD)
        Por lo tanto, cada bifuración de los bronquios y bronquiolos se acompaña de una rama de la arteria pulmonar y una rama de la arteria bronquial.

Diccionario histórico de la lengua española
Real Academia Española © Todos los derechos reservados

cerrar

Buscador general de la RAE