12.ª Entrega (julio de 2022)
Versión del 15/07/2022
Equipo Real Academia Española
Familia Ver familia de palabras
Etim. De camello, a.

Se documenta por primera y única vez, en la acepción 'billete de gran tamaño', en 1975, en el epígrafe "Moneda y cambalache", del apartado "Apuntes diversos" del libro Informes y artículos sobre lengua y folklore de Santo Domingo, de E. Rodríguez Demorizi. Se trata de una obra que reúne, en muchos apartados, fragmentos de periódicos y otros textos. En este caso, como puede observarse en el ejemplo, se lee que en el año 1867 se empleaba la camella tras un proceso metafórico, es decir, por alusión al tamaño del animal.

  1. >camello, a
    s. f. RD coloq. Billete de gran tamaño.
    docs. (1954) Ejemplo:
    • 1883-1954 Rdz Demorizi, E. (ed.) Apuntes Informes folklore Sto Domingo (1975) RD (CDH )

      Esa angustiosa depreciación dió motivo a la repetida frase de don Manuel Joaquín Del Monte: "En todas partes se necesita de un criado para que traiga las viandas del mercado, y aquí se necesita para que lleve las papeletas"

      A las papeletas de 1867 las llamaban Camellas, por lo grandes que eran. Y la comparación con el alto rumiante se debía a que por entonces habían sido traido al país algunos camellos, para servir en la explotación minera de San Cristóbal. La falta de alimentación adecuada fue causa de la pronta desaparición de los camellos.

Diccionario histórico de la lengua española
Real Academia Española © Todos los derechos reservados

Con el apoyo de Inditex
cerrar

Buscador general de la RAE

cerrar

Diccionarios

Dudas rápidas