7.ª Entrega (agosto de 2019)
Versión del 31/08/2019
Equipo Real Academia Española
Familia Ver familia de palabras
carey s. (1515-)
carey, caray, carei
Etim. Voz tomada del taíno carey (DLE-2014, s. v.; véase también DECH, s. v.).

Se documenta por primera vez, con la acepción 'materia córnea que se obtiene de las escamas del caparazón del carey', en 1515, en un documento incluido en la obra Santo Domingo en los manuscritos de Juan Bautista Muñoz, consultado a través de El léxico hispanoamericano del siglo XVI, de P. Boyd-Bowman. Pocos años después, en 1529 (circunstancia que puede deberse a los avatares de la documentación, o bien al hecho de que lo que primero llegó a la Península Ibérica fue el objeto de valor y no el animal), en un texto  recogido en la obra de P. Boyd-Bowman, titulado Los grupos de conquistadores en Tierra Firme de M. Góngora, se registra la acepción 'reptil marino de la familia de los quelónidos de hasta 90 centímetros de longitud y 80 kilogramos de peso, con un pico puntiagudo y curvo, la mandíbula superior prominente y los bordes del caparazón en forma de sierra; vive normalmente en los arrecifes de coral de los océanos Pacífico, Índico y Atlántico'. Como 'madera de color parecido al del caparazón del carey usada para fabricar bastones' se atestigua por vez primera en 1628, en la Tassa de los precios a que se venden las mercaderías y otras cosas. Con la acepción 'árbol de hasta 15 metros de altura, con la corteza de color marrón claro, hojas ovales y escabrosas y flores blancas; habita en las sabanas tropicales de Centroamérica y en el norte de Sudamérica' se atestigua en 1864, en El médico criollo, de R. Grosourdy. Ya en el siglo XX, en concreto en 1939, se registra, en la traducción anónima de la Historia de Puerto Rico de P. G. Miller, la acepción de 'carne de carey'.

En algunos repertorios lexicográficos se consignan otras acepciones; así, en Cuba, figuran las siguientes: 'bejuco de hojas anchas y tan ásperas, que se usa como lija', registrada en 1836, en el Diccionario de voces cubanas de Pichardo; 'árbol de las Ramnáceas que crece en las costas pedregosas y en los cayos. Su madera se utiliza en ebanistería', recogido, en 1895, en el Diccionario enciclopédico de Zerolo; Roig y Mesa, en su Diccionario botánico de nombres vulgares cubanos (1928-1956) indica que "en el interior de esa misma provincia algunos llaman Carey al Xylophia obtusifolia", al tiempo que indica que también recibe este nombre una "hierba de jardín". Por otra parte, en Colombia se usa, según Santamaría, en su Diccionario general de americanismos, de 1942, como 'nombre que se da en Colombia al guayacán, por su madera fina de bella coloración'. Y como 'vegetal, en América del Sur, la rubiácea maderable' se registra en el Diccionario enciclopédico de la editorial UTEHA, en 1953. Finalmente, como 'arbusto de hasta 9 m de altura, de madera muy dura y pesada, vidriosa, de color semejante al carapacho del carey, del que toma su nombre, y que se empelan en la fabricación de bastones', figura en el Diccionario de americanismos publicado en 2010 por ASALE.

Carey cocuyo, con la acepción 'madera de la cual hacen bastones', se documenta en el Diccionario botánico de nombres vulgares cubanos (1928-1965) de Roig y Mesa. Por su parte, carey de costa, con la acepción 'árbol que alcanza unos 10 m de altura y 50 cm de diámetro, de corteza rugosa y quebradiza. Tiene hojas opuestas, pequeñas, ovales, de color verde brillante y flores pequeñas, de color amarillo verdoso, dispuestas en racimos axilares. Su fruto es una pequeña drupa globosa, de color negro. Proporciona una madera fina, dura, jaspeada, del mismo color y aspecto que el carey animal. Esta se utiliza en ebanistería. Crece en los cayos y en las costas pedregosas' se consigna, en 1875, en la cuarta edición del Diccionario provincial de Pichardo (donde se define así: "otro Carey trae diferente (Cordia angiocarpa, Rich.) en las Cordiáccas que debe ser el Carey de Costa de Jimenez, arbusto de seborucales y Cayos, madera pesada, vidriosa color de Carey, de que hacen lindos bastones").

Falsa carey, con la acepción 'reptil de la familia de los quelónidos de hasta 90 centímetros de longitud y 135 kilogramos de peso, con el caparazón acorazonado de color marrón rojizo y manchas de color marrón oscuro en las aletas y en la cabeza, relativamente grande en relación con el cuerpo; vive en los mares tropicales de los océanos Atlántico, Pacífico e Índico y en el mar Mediterráneo', se atestigua en 1999, en Los que se van. Especies argentinas en peligro, de J. C. Chebez.

Bejuco carey (véase bejuco), con la acepción 'arbusto trepador de la familia de las dileniáceas, con hojas pecioladas, redondeadas y puntiagudas en el ápice y flores en panículas; habita en bosques y terrenos montañosos de Cuba', se documenta desde 1716, en el Vocabulario de la lengua bisaya de M. Sánchez.

Palo de carey (véase palo), como 'planta silvestre de la familia de las cigofíleas, de madera muy estimada por su semejanza con el carey, por lo que se le llama carey o palo de carey', se consigna, en 1964, en el Lexicón de colombianismos de Alario di Filippo.

Notas filológicas

En la comedia de Tirso de Molina La villana de Vallecas, editada en 1631 en Valencia, según informa Hartzenbusch en la edición de Comedias escogidas publicada en la Biblioteca de Autores Españoles en 1830, figura la palabra carey. Curiosamente, el fragmento en que se atestigua esta palabra se localiza también en la obra de Agustín de Moreto titulada La ocasión hace al ladrón, editada en 1763 también en Valencia. La única diferencia que existe entre los dos pasajes es que en esta edición de la obra de Moreto, en lugar de carey, se lee caray. Según Emilio Cotarelo, en su obra Tirso de Molina. Investigaciones bio-bibliográficas, de 1893, era práctica habitual reproducir fragmentos enteros de otros autores.

Vid. también carey (DH 1933-1936). 

  1. ac. etim.
    s. m. Materia córnea que se obtiene de las escamas del caparazón del carey.
    docs. (1515-2016) 264 ejemplos:
    • 1515 Marte, R. (ed.) Santo Domingo manuscritos Juan Bautista Muñoz [1981] RD (Boyd-Bowman)
      [...] cristales, careyes, marfiles y preciosas piedras [...].
    • 2016 Ganora, E. "Lorca: olvido socialismo" [27-06-2016] La Tercera (Santiago de Chile) Ch (CORPES)
      Mediodía del viernes. En la Plaza de la Constitución, a los pies del monumento a Salvador Allende, un grupo de socialistas–militantes activos, pasivos y otros "de toda la vida"– despliegan un lienzo con la imagen de un joven barbudo, con una mirada protegida por unos lentes de gruesos marcos de carey. Abajo del rostro, su identidad: Carlos Lorca. Así, se iniciaba un discreto homenaje al ex diputado del Partido Socialista que un 25 de junio de 1975 fuera detenido y desaparecido por la DINA, órgano represor de la dictadura.
    • 1515 Marte, R. (ed.) Santo Domingo manuscritos Juan Bautista Muñoz [1981] RD (Boyd-Bowman)
      [...] cristales, careyes, marfiles y preciosas piedras [...].
    • 1623 Daza Valdés, B. Uso antojos [1999] fol. 46r Esp (CDH )

      Maestro: Para ser de materia tan gofa, avéis de considerar que son más pulidas que de oro, y an sido las más bien recebidas que ay de todas. Mas, si es vuestro gusto, por mejores y más ligeras tengo las de azero y, por lo menos, de Busano o de Carei, aunque de unas y de otras es provecho para el oficial, porque se quiebran los antojos más fácilmente, que quando están guarnecidos con vaqueta o çapatilla.

    • 1644 Pellicer Ossau Salas Tovar, J. Avisos 1644 [2002] Avisos Esp (CDH )
      Son dos Escritorios labrados en Sevilla, tan hermosos i perfectos de Caray enrejado de Bronce, que todo Madrid va a verlos como si fuera Jubileo.
    • 1652 Calderón de la Barca, P. Cada uno para sí [2003] Esp (CDH )
      / Después que le traspusieron / dos transportines de seda / y sobre una alfombra turca / una christiana baqueta, / con no sé qué cofrecillo / de carei que india lengua / iba diziendo: aquí va / la mitad desta belleza, / baxo Leonor muy mohina, / según daban dello muestra, / en lo encendido del ceño, / y en lo baxo de la tela, / dos capotes, ambos rojos, / y ninguno de vergüença, / una toca reboçada, / desmandada la guedeja, / entre si es trença o si es mata, / medio mata y medio trença, / mucha plata en la pollera, / mucha pluma en el sombrero, / y mucho ayre en la cabeça.
    • 1690 Fuentes Guzmán, F. A. HGuatemala [1882-1883] I, 245 Gu (CDH )
      Pero porque muchos, olvidadizos de los trabajos y propios castigos, quieren dar á entender que no ha habido tan grave y recio terremoto como el del día 12 de Febrero de 1689, se recuerda el que acabamos de referir del año de 1565, y el que, no menos grave y recio que todos, aunque solo y sin repetirse, experimentamos el día de los gloriosos apóstoles San Felipe y Santiago del año de 1663, que sobrevino al punto y hora de las doce del día; haciendo no sólo el daño y perjuicio en todos los edificios más suntuosos y autorizados y en los pobres y humildes, sino en la pérdida de muchas alhajas ricas, unas rotas y otras quebradas en fragmentos y astillas, de careyes, márfiles y maderas preciosas y estimables; pues para que se conozca la violencia y duración deste estremecimiento de tierra, y cuán irregular y extraño fué en esta ocasión su movimiento, será suficiente y bastante explicación decir, como toda el agua que había represada en las fuentes, pilas y estancos de la ciudad, se vertió fuera dellas.
    • 1723 Oviedo Baños, J. HConquista Venezuela [2002] Ve (CDH )
      Sus montes crían maderas preciosas y de estimación, como son granadillos, gateados de diversos colores, caovas, dividibes, guayacanes, palo de Brasil, tan conocido por lo fino de sus tintas, chacaranday, tan hermoso por la variedad de sus visos que asimila al carey metiéndolo en el torno [...].
    • 1702-1736 Arzans Orsúa Vela, B. HPotosí [1945] 31 Pe (CDH )
      [...] ; Inglaterra con bayetas y sombreros y todo género de tejidos de lana; Venecia con cristalinos vidrios; Chipre y las Costas de África con cera blanca; la India oriental con grana, cristales, careyes, marfiles y preciosas piedras; Ceylán con diamantes; Arabia con aromas; Persia, el Cairo y Turquía con alfombras; [...].
    • c1754 Delgado, J. J. HGral islas Poniente [1892] 66 Fi (CDH )

      La última nación es la de los Lutaos á quienes podemos llamar anfibios, porque tanto habitan en la tierra como en la mar; su continuo ejercicio es la navegación y pesca; y en uno y oro son muy diestros, además de ser muy despiertos, capaces y valerosos para la guerra; no todos son cristianos, sino solamente aquellos que viven en las cercanías del presidio de Zamboanga; los demás son vasallos del rey de Mindanao y con ellos equipa sus armadas para la guerra que raras veces le falta; á más de que es grande el provecho y utilidad del tributo que le pagan en perlas, nácar, carey , sigay , balatey otros géneros preciosos del mar [...].

    • 1769 Nava, J. J. Carta indios Mosquitos Historia de Costa Rica CR (CDH )
      [...] y respecto á que exponen vendrán muchos más á esta ciudad con freqüencia se ha de servir V. S. prevenirme si para darles algunas menudencias de cintas, cosa tan precisa en su codicioso genio, sombreros, &.ª, podré usar de algún caudal de esta real caja y también de dónde y cómo se les ha de dar ó no pólvora, balas y escopetas en cambio del carey, como lo solicitan, atendiendo á que negándoles esto, es imposible apartarlos de los ingleses que es constante se lo facilitan, suplicando á V. S. se digne prevenirme sobre todos los particulares de su capitulación expresada con la posible brevedad, respecto á que á fines de octubre próximo han quedado de volver y piensan quitar á los ingleses de la costa en el venidero Marzo.
    • 1787 Anónimo Diario G. Vallejo Costa Mosquitos [1908] 226 Ni (CDH )
      Seguidamente, haviendose propuesto los medios de correspondencia entre españoles é yndios, dijo el indicado general Moguel, en nombre de su rey, que el de España les havia de auxiliar con sal, tabaco, nabajas, cuchillos, aguardientes, anzuelos, perdigones, piedras, listados, machetes, fusiles, polbora, equipajes para piraguas, espejos, peines, cordeles, sombreros, cinteria, tanto de colores para mugeres como para coletas, pañuelos de seda negros y de colores, ahujas de coser, hilos, lienzos blancos para camisas, zapatos, hevillas, y demas que el yngles les surtia, en cambio de maderas caobas, carey, pipantes y otras cosas que produce el pais; á todo lo que respondio Hervias, que quedaba enterado.
    • 1812 Anónimo Viajeros efectos ingleses 359 Historia de Costa Rica CR (CDH )
      Otra presunción de no ser verdad lo expuesto por los pasajeros en orden al cargamento de sólo el producto de doscientas libras de carey que registraron en Portobelo y vendieron á seis pesos en Jamaica, es que obligándose á pagar á por ciento de flete al Capitán, habían pedido al Capitán Don Joaquín Oreamuno seiscientos cincuenta pesos; pero no es grave ni fundado, pues se debe creer que entraba en cuenta de ello noventa ó más pesos del rancho y otros gastos menores indispensables, que agregarían á su petición de préstamo ó suplemento de dinero.
    • 1817 Quiróz, J. M. Memoria Instituto [1985] Memorias Veracruz Mx (CDH )
      Consta por un resumen formado en primero de marzo de 1803, por los ministros de las reales cajas de Campeche, que llegó a la suma de ochocientos setenta y un mil ochocientos cuarenta y un pesos, lo despachado desde aquel puerto para los de España y América en producciones naturales e industriales de aquella capitanía general, como palo de tinte, sal, panela, arroz, carey, hilo y costalería de pita, pabilo y colchas de algodón y otros efectos diversos.
    • 1867 Isaacs, J. María [1995] Co (CDH )
      — Diga usted ya —dijo como tratando de dominar la emoción, pasándose entrambas manos por la frente, y asegurando en seguida con ellas el peine de carey dorado que sostenía sus cabellos en forma de un grueso y luciente cordón que le ceñía las sienes.
    • 1839-1882 Villaverde, C. Cecilia Valdés [1992] Cu (CDH )
      En la silla, y armado al uso general con el látigo y largo machete de cabo de carey y plata, aguardaba por las viajeras el apuesto calesero Leocadio.
    • 1884 López, L. V. Gran aldea [2003] Ar (CDH )

      Entre las telas, algunos bajos relieves en bronce; y sobre los muebles, pies de todas clases, bronces antiguos y modernos; terracotas, de Carpeaux, Chapu y bustos de Cordier de Monteverde y de Dupré; un sin número de reducciones de Barbedicane; vasos, ánforas y objetos menores sobre tapices orientales, entre los cuales se veían variedades de bibelotsen esmalte, en Saxe, en Sévres, en carey, en marfil viejo.

    • 1900 Pz Galdós, B. Bodas [1903] Esp (CDH )
      «Mira lo que te encargo —dijo por la mañana a la Maritornes, tomándola por Lea—: en cuanto llegues a Peralvillo, lo primero que haces es enterrarme... pero ello ha de ser en el soto de Claveros, para que yo tenga sobre mi corazón todo el día las patadas de mis ovejitas... A Perantón que no deje de echar el mosto en el sombrero de Bruno, que bien tendrá cabimento de siete tinajas de las grandes... Tú te vas en la burra de la Tomasa, y yo, como alma que soy, iré... ya lo sabes, en el coche-estufa de Palacio, ese que dice Cristeta es todo de carey y nácaras ; el cochero lleva en la mano la bandera de la Mancha, que es el pañal en que envolvimos a Isabel el día en que la tuve...».
    • 1901 Fdz Guardia, R. Cuentos ticos [1901] 256 CR (CDH )
      A la hora de la cena ella misma preparaba su chocolate, batiéndolo cuidadosamente con un clis clas producido por el choque de una sortijita de oro y carey contra el mango del molinillo.
    • 1904 Blest Gana, A. Transplantados [1904] Ch (CDH )
      Y después de estrechar á ambos la mano, sacó de una cigarrera de carey un gran cigarro, de una fosforera de oro, con una Venus esmaltada sobre la tapa, un fósforo, que agitó con descuido, dejándolo caer sin apagar sobre la alfombra, después de encender el cigarro.
    • 1912 Valle-Inclán, R. M. Marquesa Rosalinda [1990] Esp (CDH )
      EL MARQUÉS / ¡Su madre, en carabelas argentinas, / le hace legado de preciadas randas * / de Venecia, de Almagro, de Malinas! / ¡Le hacen sus dos abuelas otras mandas! / ¡Los ñandutis del Paraguay, tejidos / por las indias esclavas de un virrey! / ¡Los rebozos de México, venidos / de Tabasco en arquillas de carey! / ¡Diamantes de la India portuguesa, / labrada sedería de Valencia, / filigranas de plata cordobesa, / los picados velludos de Florencia!.
    • 1916 Lynch, B. Caranchos [1984] Ar (CDH )
      Peina sus escasos cabellos grises con un gran peine de carey, que resulta excesivo para tan poco pelo; cálzase las gruesas botas de becerro con caña estrecha, que, cuidadosamente lustradas, ha puesto Bibiano al lado de la cama, ciñe su cintura, flexible todavía, con el cinto del revólver; se pone un saco, y, después de echarse una última ojeada en la luna del espejo, sale de la alcoba con su gran sombrero de alas anchas.
    • 1927 Martín Estación olvidos Cromos Co (CDH )
      — Mi pequeño peine de caray se me quedó entre el cajón del tocador.
    • 1948 Marechal, L. Adán Buenosayres [1999] Ar (CDH )
      Junto al estrado, Alguien con aspecto judicial erguía su magra figura de ave negra, ya sujetando a su nariz rampante unos anteojos de carey, ya retorciendo los bucles algodonosos de su peluquín, o acariciando los folios de un librote monumental que tenía delante y alrededor del cual revoloteaban inquietas polillas.
    • 1954 Asturias, M. Á. Papa Verde [1982] 16 Gu (CDH )
      Desayunó con mucha hambre huevos de parlama, café hervido y trozaduras soasadas de una fruta con sabor a pan, obsequiosidades del ayudante, el trujillano navegador de mares abiertos en las costas de Centroparaisoamérica, como él llamaba a las costas de la América Central, donde solía comerciar con azúcar, zarzaparrilla, caoba, oro, plata, mujeres, perlas, carey, y el cual, a pesar del contratiempo que para él significaba quedarse a pie, por precio alguno aceptó acompañarlo más allá de la costa.
    • 1962 Fuentes, C. Muerte Artemio Cruz [1962] Mx (CDH )
      Tubos de pasta dental, crema de afeitar mentolada, peines de carey, cold cream, tubo de aspirina, pastillas contra la acidez, tapones higiénicos, agua de lavanda, hojas de afeitar azules, brillantina, colorete, píldoras contra los espasmos, gargarizante amarillo, preservativos, leche de magnesia, bandas adhesivas, botella de yodo, frasco de shampoo, pinzas, tijeras para las uñas, lápiz labial, gotas para los ojos, tubo nasal de eucalipto, jarabe para la tos, desodorante.
    • 1967 García Márquez, G. Cien años [2007] Co (CDH )
      El general Moncada se incorporó para limpiar los gruesos anteojos de carey con el faldón de la camisa.
    • 1970 Donoso, J. Obsceno pájaro [1990] Ch (CDH )
      Te sacas la peineta que tenías ensartada en la nuca, te la pasas por el pelo, organizas un moño en tu nuca y lo vas prendiendo con las horquillas de carey que la Lucy dejó sobre tu cofre: una, dos, tres, cuatro.
    • 1986 Cabrera Infante, G. Habana [1993] 90 Cu (CDH )
      Al cuarto en que vivían los músicos maricas, quienes dejaron de pronto su habitación poco tiempo después del caso del organista descuartizado, sin saberse sus razones, tal vez musicales, porque se habían mudado súbitos; desaparecieron silenciosos después de tanta melodía de violín y percusión de castañuelas, en esa esquina de pecado pederasta vino a vivir un hombre ya mayor, muy serio, de aspecto respetable, callado, de bigotito y con espejuelos de carey.
    • 1992 Martín Gaite, C. Nubosidad [1994] 298 Esp (CDH )
      Pero tal promesa se quebró, al estrellarse intempestivamente contra otra sonrisa mucho más sarcástica de la Encarna de ahora cuando ridiculiza ciertas casas de la alta burguesía, donde es imposible apoyar en mesita alguna «libro, copa, cenicero, ni aun triste codo», por culpa de la multitud de fotos familiares enmarcadas en plata y carey que las atiborran y reducen a mero adorno.
    • 1995 Donoso, J. Morir elefantes [1995] Ch (CDH )
      Lo sujetó en su nuca con una peineta de carey.
    • 1999 Lastra, M.ª T. Restaurar muebles [1999] 48 Esp (CDH )
      Además de los metales, pule y abrillanta materiales preciosos como el carey, marfil, hueso, asta, nácar, etc.
    • 2003 Skármeta, A. Baile Victoria [2003] Ch (CDH )
      A un metro de él había un anciano con gruesos lentes de carey, un cigarrillo encendido en la punta del labio, cuya ceniza caía regularmente sobre su abrigo, y dueño de un rostro curtido por la experiencia, que con seguridad incluiría la filosofía hípica.
    • 2012 Maldonado, T. Teoría de las catástrofes Mx (CORPES)
      Se puso unos lentes bifocales de pasta de carey que había mantenido colgados al cuello por una leontina. Revolvió una carpeta que contenía los documentos de Anselmo, la solicitud de trabajo y el currículo que la mujer de recursos humanos había puesto a su disposición.
    • 2016 Ganora, E. "Lorca: olvido socialismo" [27-06-2016] La Tercera (Santiago de Chile) Ch (CORPES)
      Mediodía del viernes. En la Plaza de la Constitución, a los pies del monumento a Salvador Allende, un grupo de socialistas–militantes activos, pasivos y otros "de toda la vida"– despliegan un lienzo con la imagen de un joven barbudo, con una mirada protegida por unos lentes de gruesos marcos de carey. Abajo del rostro, su identidad: Carlos Lorca. Así, se iniciaba un discreto homenaje al ex diputado del Partido Socialista que un 25 de junio de 1975 fuera detenido y desaparecido por la DINA, órgano represor de la dictadura.
    • 1515 Marte, R. (ed.) Santo Domingo manuscritos Juan Bautista Muñoz [1981] RD (Boyd-Bowman)
      [...] cristales, careyes, marfiles y preciosas piedras [...].
    • 1623 Daza Valdés, B. Uso antojos [1999] fol. 46r Esp (CDH )

      Maestro: Para ser de materia tan gofa, avéis de considerar que son más pulidas que de oro, y an sido las más bien recebidas que ay de todas. Mas, si es vuestro gusto, por mejores y más ligeras tengo las de azero y, por lo menos, de Busano o de Carei, aunque de unas y de otras es provecho para el oficial, porque se quiebran los antojos más fácilmente, que quando están guarnecidos con vaqueta o çapatilla.

    • 1623 Vallejo, H. Entrada Madrid príncipe Inglaterra Actos públicos en Madrid Esp (CDH )
      Desde alli se fue el Rey y hermanos, y el Principe se boluio a su quarto, al qual baxo luego el Mayordomo mayor de la Reyna, con un gran presente que su Magestad le embio en unos baules de carei, con guarniciones de oro; y otros de cuero de ambar bordados, llenos de ropa blanca, cueros de ambar para coletos, pastillas, pebetes, guantes de caçador y ordinarios, de todo gran cantidad; y en un açafate de oro, de valor de seis mil ducados, una ropa de leuantar de tabi naranjado, bordada de cortaduras de cuero de ambar, sacadas con oro y muchas lentejuelas.
    • 1624 Espinosa, P. Bosque doña Ana [1909] 221 Esp (CDH )

      También envió al Conde de Olivares una rosa para el sombrero, de diamantes, de estimación de diez mil ducados, que supo había contentado á su Majestad en Cádiz, para que su Excelencia le sirviese con ella en su nombre á su Majestad, en demonstración de que en todas las partes de su estado hallase señal de su reconocimiento y voluntad; y así, estando tan frescas las que hizo enviando á su Majestad pocos meses antes, primero tres caballos excelentes, y el uno de grande estimación, con mantas de terciopelo verde, cuajadas de pasamanos de oro, bordadas las armas reales, y cuatro escopetas y dos ballestas, labradas las cajas de carey y marfil de montería, grabadas; un escudo, de oro las armas reales y todo lo que había de ser de herraje también de oro, carcajes y bolsas bordados, frascos como las escopetas, y cada una de ellas, y de las ballestas, con fundas de terciopelo verde, bordadas con curiosidad y grandeza, de las mesmas monterías y trofeos.

    • 1624 Tirso de Molina Cigarrales [1996] Esp (CDH )
      Y así llevó, por mejor invención , don Lorenzo un cofrecillo de carey (ansí llaman a la tortuga en las Indias) * guarnecido de plata, y dentro, dos docenas de lienzos, curiosamente coronados de randas * flamencas, que gozó doña Gracia.
    • 1631 Tirso de Molina (Fray Gabriel Téllez) La villana de Vallecas Esp (BD)
      Tres hay de oro de á mil pesos, / Y entre otras joyas bizarras, / Una banda de diamantes, / Y de perlas siete vueltas, / Con otras muchas que sueltas / Entre esmeraldas brillantes, / Guarda un cofre de carey.
    • 1644 Pellicer Ossau Salas Tovar, J. Avisos 1644 [2002] Avisos Esp (CDH )
      Son dos Escritorios labrados en Sevilla, tan hermosos i perfectos de Caray enrejado de Bronce, que todo Madrid va a verlos como si fuera Jubileo.
    • 1650 Rdz Docampo, D. Descripción SFrancisco Quito Relaciones audiencia Quito Ec (CDH )
      Tienen reliquias magnas de diferentes Santos y Santas, con Bulas apostólicas, así en relicarios de plata dorada, como en cofrecitos de carey guarnecidos, muy curiosos, en altar particular del bienaventurado San José, en retablo rico, dotado por Juan de Vera de Mendoza y D.ª Clara de Bonilla, su mujer, para entierro suyo, donde están sepultados, y para los demás sus sucesores.
    • 1652 Calderón de la Barca, P. Cada uno para sí [2003] Esp (CDH )
      / Después que le traspusieron / dos transportines de seda / y sobre una alfombra turca / una christiana baqueta, / con no sé qué cofrecillo / de carei que india lengua / iba diziendo: aquí va / la mitad desta belleza, / baxo Leonor muy mohina, / según daban dello muestra, / en lo encendido del ceño, / y en lo baxo de la tela, / dos capotes, ambos rojos, / y ninguno de vergüença, / una toca reboçada, / desmandada la guedeja, / entre si es trença o si es mata, / medio mata y medio trença, / mucha plata en la pollera, / mucha pluma en el sombrero, / y mucho ayre en la cabeça.
    • 1679 Abarca Bolea, A. F. Vigilia y octavario SJuan Baptista [1994] 82 Esp (CDH )
      Agradecióle Mileno a Pascual el buen rato y en pago le ofreció un curioso cayado guarnecido de caray, con que quedó muy ufano el garzón.
    • 1681 Anónimo Testamento Calderón de la Barca Docs vida privada española Esp (CDH )
      Item, es mi voluntad que de los libros que hay en dos estantes, los que tocan a la Monarquía eclesiástica y la Historia Pontifical se den y entreguen al señor Don Carlos del Castillo, con una escribanía de carey y marfil que está en el quarto del oratorio, y una venera de rubíes y un capote por estrenar de pel de febre aforrado en felpa larga cabellada.
    • 1681 Anónimo Testamento Calderón de la Barca Docs vida privada española Esp (CDH )
      Una escribanía de ébano, con tintero y salvadera. / Otra de carey y nácar, con una caxa de caoba con cantoneras doradas. /
    • 1690 Fuentes Guzmán, F. A. HGuatemala [1882-1883] I, 245 Gu (CDH )
      Pero porque muchos, olvidadizos de los trabajos y propios castigos, quieren dar á entender que no ha habido tan grave y recio terremoto como el del día 12 de Febrero de 1689, se recuerda el que acabamos de referir del año de 1565, y el que, no menos grave y recio que todos, aunque solo y sin repetirse, experimentamos el día de los gloriosos apóstoles San Felipe y Santiago del año de 1663, que sobrevino al punto y hora de las doce del día; haciendo no sólo el daño y perjuicio en todos los edificios más suntuosos y autorizados y en los pobres y humildes, sino en la pérdida de muchas alhajas ricas, unas rotas y otras quebradas en fragmentos y astillas, de careyes, márfiles y maderas preciosas y estimables; pues para que se conozca la violencia y duración deste estremecimiento de tierra, y cuán irregular y extraño fué en esta ocasión su movimiento, será suficiente y bastante explicación decir, como toda el agua que había represada en las fuentes, pilas y estancos de la ciudad, se vertió fuera dellas.
    • 1723 Oviedo Baños, J. HConquista Venezuela [2002] Ve (CDH )
      Sus montes crían maderas preciosas y de estimación, como son granadillos, gateados de diversos colores, caovas, dividibes, guayacanes, palo de Brasil, tan conocido por lo fino de sus tintas, chacaranday, tan hermoso por la variedad de sus visos que asimila al carey metiéndolo en el torno [...].
    • 1729 RAE DiccAutoridades (NTLLE)
      CARAY. s. m. Espécie de concha de tortúga marina, que sirve para diferentes usos y para embutidos.
    • 1731 Suárez Ribera, F Clave médico-chirúrgica III p. 259 Esp (BD)
      CARAY, este nombre castellano significa á una especie de de concha, que se saca del pescado marino llamado Tortuga, y sirve para diferentes usos.
    • 1702-1736 Arzans Orsúa Vela, B. HPotosí [1945] 31 Pe (CDH )
      [...] ; Inglaterra con bayetas y sombreros y todo género de tejidos de lana; Venecia con cristalinos vidrios; Chipre y las Costas de África con cera blanca; la India oriental con grana, cristales, careyes, marfiles y preciosas piedras; Ceylán con diamantes; Arabia con aromas; Persia, el Cairo y Turquía con alfombras; [...].
    • c1754 Delgado, J. J. HGral islas Poniente [1892] 66 Fi (CDH )

      La última nación es la de los Lutaos á quienes podemos llamar anfibios, porque tanto habitan en la tierra como en la mar; su continuo ejercicio es la navegación y pesca; y en uno y oro son muy diestros, además de ser muy despiertos, capaces y valerosos para la guerra; no todos son cristianos, sino solamente aquellos que viven en las cercanías del presidio de Zamboanga; los demás son vasallos del rey de Mindanao y con ellos equipa sus armadas para la guerra que raras veces le falta; á más de que es grande el provecho y utilidad del tributo que le pagan en perlas, nácar, carey , sigay , balatey otros géneros preciosos del mar [...].

    • c1754 Delgado, J. J. HGral islas Poniente [1892] Fi (CDH )
      En las playas de costa que mira el mar grande se coge mucho sigay, que es género de mucha utilidad para los naturales, balate y carey; y en los montes cercanos al mar cera y miel de panales.
    • c1754 Delgado, J. J. HGral islas Poniente [1892] 83 Fi (CDH )
      El modo con que lo buscan es diferente del que usan en otras partes, pues ignoran el arte de pescarlas; y aunque son buenos nadadores, no saben sufrir mucho el resuello debajo del agua; aguardan solamente el tiempo sereno y salen en sus pequeñas embarcaciones al mar y van mirando al fondo que es arenisco y muy claro, y en divisando la concha, echan una asta larga ó tocón y por ella bajan y sacan la concha en breve instante, cuanto les permite el resuello para no sofocarse; cogen también mucho carey de tortugas, sigay , balate y otros de estos géneros; y del mucho ébano que sacan de las isletas pagan sus tributos, comen y visten sin fatigarse mucho por sembrar los campos.
    • c1754 Delgado, J. J. HGral islas Poniente [1892] Fi (CDH )
      Cógese en sus costas sigay , balate y carey; pero los isleños, poco aficionados al trabajo, se contentan con su brea y algunas sementeras de arroz y raíces para pasar la vida sin menearse de sus chozas y tugurios, que así se deben llamar sus habitaciones.
    • c1754 Delgado, J. J. HGral islas Poniente [1892] 102 Fi (CDH )
      Abundan sus playas de pescado, sigay , balate y carey.
    • c1754 Delgado, J. J. HGral islas Poniente [1892] Fi (CDH )
      Otro género precioso es el carey de Visayas, que vale en Manila ciento cincuenta pesos el pico de cinco arrobas; el ébano y tíndalo maderas, en China, preciosas y estimadas.
    • c1754 Delgado, J. J. HGral islas Poniente [1892] Fi (CDH )
      El arbolillo llamado agosaís ó birhi, * en otras partes, suele nacer en los muros y pedregales; es de bastante utilidad, porque sus hojas, que son ásperas á manera de una finísima lima, bruñen y dan lustre al marfil, carey, ébano y otras maderas, y así es muy usada y buscada de los que en estas artes entienden.
    • c1754 Delgado, J. J. HGral islas Poniente [1892] Fi (CDH )
      Esta concha de hueso está cubierta con otras de carey, * pero delgadas y de poca estimación; no obstante, de ella hacen cosas muy curiosas, porque está toda matizada de negro, colorado y blanco.
    • c1754 Delgado, J. J. HGral islas Poniente [1892] Fi (CDH )
      El carey es sólido, grueso y apreciado.
    • c1754 Delgado, J. J. HGral islas Poniente [1892] Fi (CDH )
      He criado en mi casa por curiosidad y diversión varias tortugas, pero no tienen otra utilidad que su carne, cuando hay falta de pescado, y también se aprovecha el carey si es bueno y grande.
    • 1764 Anónimo Declaraciones damnificados saqueo Manila Docs HFilipinas Fi (CDH )

      Item, seis picos y medio de Nido de páxaro, que importan quatro mill ciento y diez pesos.

      Item, quatro cientos cincuenta picos de Carey, que importan nueve mill pesos.

      Item, quarenta y ocho picos de gomamere, que importan un mill nuevecientos y veinte pesos

    • 1769 Nava, J. J. Carta indios Mosquitos Historia de Costa Rica CR (CDH )
      [...] y respecto á que exponen vendrán muchos más á esta ciudad con freqüencia se ha de servir V. S. prevenirme si para darles algunas menudencias de cintas, cosa tan precisa en su codicioso genio, sombreros, &.ª, podré usar de algún caudal de esta real caja y también de dónde y cómo se les ha de dar ó no pólvora, balas y escopetas en cambio del carey, como lo solicitan, atendiendo á que negándoles esto, es imposible apartarlos de los ingleses que es constante se lo facilitan, suplicando á V. S. se digne prevenirme sobre todos los particulares de su capitulación expresada con la posible brevedad, respecto á que á fines de octubre próximo han quedado de volver y piensan quitar á los ingleses de la costa en el venidero Marzo.
    • 1769 Rdz, J. A. Villa San Jaime 93 Relaciones geográficas Venezuela Ve (CDH )
      Ay otro de la misma contestura en espezie que se cria en el Monte á este llaman Morrocoy su carne es de bijilia y tiene ensseñado la esperienzia que aunque se coja dos ó tres messes antes de la Cuaresma y se cuelguen en el ayre sin comer ni beber hasta que se llegue el tienpo de que se aprobeche no por esso se a esperimentado ayga muerto ninguno ni menos falten al gusto y gordura de sus carnes, sus conchas se aplican para assientos en las cassas de aquellos mui pobres son de vna labor y color aquel primer cutis ó concha de enzima en lo trasparente y demas como el Carey: el Caiman ofreze los colmillos para diferentes fabricas pulidas como son yesqueros de candela, assajares, Palomitas, dedales, sortijas y otras Menudenzias y la Venga seca poca cantidad de ella rraspada y tomada á proporzion en agua tibia es el rremedio mas eficaz que puede hayer para el pasmo ó resfrio de estomago.
    • 1777 Fde de Bobabilla, J. Negociaciones paz indios Mosquitos 55 Docs Historia Costa Rica CR (CDH )
      [...] que de cuenta de nuestro Rey y Señor se les darán Bacas, Yeguas, Cavallos, Chanchos y Gallinas para que hagan cría de todo; que todo el Carey y demás frutos y efectos que vendan se les comprará por plata, ropa, Aguardientes y demás efectos que pidieren, y si algunos quisieren travajar en las Haciendas del Valle de Matina se les pagará por el dueño de ellas como se hace con los demás que las travajan; que serán bien tratados y estimados de todos, y sus Gefes y superiores, como demás oficiales, se les guardarán todos sus honores y se les darán Títulos por el Rey de España, dándoles franco y libre pasaporte para que puedan navegar y entrar en los Puertos Españoles y tratar y vender en ellos sus efectos, paseándose en nuestras Ciudades y Poblazones con toda libertad; que vivirán á su Ley sin que sean inquietados, [...].
    • 1777 Vargas, F. J. Reconocimiento Costa de Mosquitos Docs Historia Costa Rica CR (CDH )
      A la mañana siguiente vinieron á bordo, se les regaló Tabaco, Aguardiente y Machetes, y á la tarde tomaron su derrota para Tipuppy con los dos que trahíamos á bordo, que se les entregaron para entregar el Carey que habían pescado al amo de las Piraguas Colvill Cairns.
    • 1778 Fdz de Bobadilla, J. Almirante Alpárez Talan Delze Historia de Costa Rica CR (CDH )

      Pidió vestido y bastón en fee de todo lo tratado y á más que se le den dos Caballos, cuatro Bacas y un Toro, para que vean los demás Indios es cierto se les dará ganado, como se les tiene prometido; que á su vuelta traerá Carey para que se lo compren los Españoles.

    • 1778 Fdz de Bobadilla, J. Almirante Alpárez Talan Delze Historia de Costa Rica CR (CDH )

      Que el Indio que le mató en MatinaJuan Ventura Umaña conoce no fué por traición ni mala voluntad de los Españoles, pues primero hirió á un compañero suyo, y que así me suplicaba á mí el Gobernador perdone al reo, que él por su parte lo perdona; y que sólo sí de los bienes del reo se le dé para contentar á la muger del muerto y pagar lo que éste debe á varios Ingleses á cuenta de Carey y otros géneros.

    • 1780 RAE DRAE 1.ª ed. (NTLLE)
      CAREY. s. m. p. And. Concha de tortuga marina, que después de beneficiada sirve para caxas, embutidos, y otros usos.
    • 1780 RAE DRAE 1.ª ed. (NTLLE)
      CARAY s. m. Lo mismo que carey.
    • 1787 Anónimo Diario G. Vallejo Costa Mosquitos [1908] 226 Ni (CDH )
      Seguidamente, haviendose propuesto los medios de correspondencia entre españoles é yndios, dijo el indicado general Moguel, en nombre de su rey, que el de España les havia de auxiliar con sal, tabaco, nabajas, cuchillos, aguardientes, anzuelos, perdigones, piedras, listados, machetes, fusiles, polbora, equipajes para piraguas, espejos, peines, cordeles, sombreros, cinteria, tanto de colores para mugeres como para coletas, pañuelos de seda negros y de colores, ahujas de coser, hilos, lienzos blancos para camisas, zapatos, hevillas, y demas que el yngles les surtia, en cambio de maderas caobas, carey, pipantes y otras cosas que produce el pais; á todo lo que respondio Hervias, que quedaba enterado.
    • 1812 Anónimo Viajeros efectos ingleses 359 Historia de Costa Rica CR (CDH )
      Otra presunción de no ser verdad lo expuesto por los pasajeros en orden al cargamento de sólo el producto de doscientas libras de carey que registraron en Portobelo y vendieron á seis pesos en Jamaica, es que obligándose á pagar á por ciento de flete al Capitán, habían pedido al Capitán Don Joaquín Oreamuno seiscientos cincuenta pesos; pero no es grave ni fundado, pues se debe creer que entraba en cuenta de ello noventa ó más pesos del rancho y otros gastos menores indispensables, que agregarían á su petición de préstamo ó suplemento de dinero.
    • 1812 Anónimo Erección capitanía general 397 Docs Historia Costa Rica CR (CDH )
      Se reduce á manifestar que la Provincia de Nicaragua, por sus ricas producciones y su situación local, despiertan las esperanzas más lisongeras de sostener un Comercio Universal; que un terreno llano, tres Puertos á la mar del Sur y dos al Norte, una laguna y Ríos navegables, Montes de las mejores maderas, materiales abundantes de Jarcia y Velamen, breas y alquitranes, facilitan el establecimiento de magníficos Astilleros; que el añil, la grana, el Cacao, el Palo de Brazil, la Zarza, el Carey, el Caracol, las Perlas, las Conchas, la baynilla, el algodón, las sedas de monte, el café, el Achiote, el Tabaco, la Azúcar, los bálsamos, la Peletería, el oro, la Plata, el Plomo, el cobre y el fierro son los frutos y producciones más comunes; el carácter de sus havitantes es apacible, amantes de la hospitalidad y con disposiciones para las ciencias y arte, pero se lamentan de que todo se halla en manos de la naturaleza; que en medio de unas riquezas positivas la miseria tiene asentado su trono, y que el país más delicioso camina á su ruina si no se les quita el pesado yugo de trabas que ni sus Padres ni ellos han podido sufrir.
    • 1817 Quiróz, J. M. Memoria Instituto [1985] Memorias Veracruz Mx (CDH )
      Consta por un resumen formado en primero de marzo de 1803, por los ministros de las reales cajas de Campeche, que llegó a la suma de ochocientos setenta y un mil ochocientos cuarenta y un pesos, lo despachado desde aquel puerto para los de España y América en producciones naturales e industriales de aquella capitanía general, como palo de tinte, sal, panela, arroz, carey, hilo y costalería de pita, pabilo y colchas de algodón y otros efectos diversos.
    • c1818 Fdz Lizardi, J. J. Quijotita [1967] Mx (CDH )

      La novia no estaba menos decente en su clase, porque tenía un traje de indiana fina de fondo lacre; su mascada de las que llaman de arco iris; sus aretes de piedra inga muy relumbrantes; unos tres o cuatro hilos de perlas finas, aunque menudas, sus cintillos de iguales piedras que los aretes; una porción de listones en la cabeza, que sujetaba una peineta de carey, y remataba su compostura con unas medias de seda, nuevas de primera, y unos zapatos de raso color de rosa bordados de plata.

    • 1848 Anónimo Memoria Sociedad Económica La Habana p. 188 Cu (BD)
      La Junta tuvo presente que las peintetas de relieve vaciado son muy trabajosas: que los peines eran de hechura nueva y cual nunca se habia visto en el pais: que siendo el carey una materia tan vidriosa y frágil, se necesita cierta habilidad para darle ductilidad y poder soldarlo, costando mucho mas los bastones de carey amarillento que los negros, por se mucho mas pequeñas las conchas del pecho del carey que las del resto de su cuerpo, y porque también está mas espuestos á mancharse el carey amarillo.
    • 1852 Castro Rossi, A. GDiccLengEsp (NTLLE)
      CAREY [...] s. m. Llámese también así, la misma concha, que separada sirve para cajas, para embutidos, para peinetas, peines, etc.
    • 1857 Figuerola, L. Derecho diferencial bandera 98 Escritos económicos Esp (CDH )
      Pues si los botones son de carey, marfil, nácar ó pasta, se creyó que ya no bastaban los 800 reales, y se impusieron 1,600; es decir, mil quinientos por ciento para asegurar cargamento á un buque español de 30 á 40 toneladas, que en un solo viaje puede traer toda la botonadura que necesitan anualmente los españoles.
    • c1858 Díaz Castro, E. Manuela [2003] Co (CDH )
      Así fue que un domingo hubo en la parroquia la gran novedad de un forastero que se mecía en su gran hamaca, en la sala de la niña Patrocinio, leyendo un libro, cuya pasta brillaba como carey, y teniendo debajo cuadernos y papeles, sobre una estera de Chingalé.
    • 1867 Isaacs, J. María [1995] Co (CDH )
      Nunca las auroras de julio en el Cauca fueron tan bellas como María cuando se me presentó al día siguiente, momentos después de salir del baño, la cabellera de carey sombreado suelta y a medio rizar, las mejillas de color de rosa suavemente desvanecido, pero en algunos momentos avivado por el rubor; y jugando en sus labios cariñosos aquella sonrisa castísima que revela en las mujeres como María una felicidad que no les es posible ocultar.
    • 1867 Isaacs, J. María [1995] Co (CDH )
      — Diga usted ya —dijo como tratando de dominar la emoción, pasándose entrambas manos por la frente, y asegurando en seguida con ellas el peine de carey dorado que sostenía sus cabellos en forma de un grueso y luciente cordón que le ceñía las sienes.
    • 1867 Isaacs, J. María [1995] Co (CDH )

      Esto indicado, es fácil estimar cuán tácticamente había Sardick establecido su residencia: las comisiones de muchos negociantes; la compra de oro y el frecuente cambio que con los Cunas ribereños hacía de carey, tagua, pieles, cacao y caucho, por sales, aguardiente, pólvora, armas y baratijas, eran, sin contar sus utilidades como agricultor, especulaciones bastante lucrativas para tenerlo satisfecho y avivarle la risueña esperanza de regresar rico a su país, de donde había venido miserable.

    • 1867 Salomé Jil (José Millá y Vidaurre) El visitador [1935] Gu (CDH )
      El maestro Basilio arrancó de lo más hondo del pecho un suspiro, al contemplar aquellos ruines instrumentos, recordando él lujoso y bien surtido estuche de carey y madreperla y la brillante jofaina de azófar de que se servía en los dichosos tiempos de su prosperidad.
    • 1867 Salomé Jil (José Millá y Vidaurre) El visitador [1935] Gu (CDH )
      El barbero se sonrió y acabando de limpiar la navaja, la colocó en su primoroso estuche de carey y concha.
    • 1867 Salomé Jil (José Millá y Vidaurre) El visitador [1935] Gu (CDH )
      Doña Isabel leía un libro de devoción, a la luz de una vela que ardía en una palmatoria de plata, colocada sobre una mesa pequeña toda incrustada de carey y madreperla.
    • 1867 Salomé Jil (José Millá y Vidaurre) El visitador [1935] Gu (CDH )
      El estuche de carey y concha, los peines, las toallas, los marcos de las estampas que tenían chapitas de plata, todo, todo había corrido la misma suerte que el dinero.
    • 1867 Salomé Jil (José Millá y Vidaurre) El visitador [1935] Gu (CDH )
      El estuche de carey y nácar con sobrepuestos de plata, la bacía, los peines, las toallas, todo desapareció en un instante, mientras don Fernando forzaba la puerta que comunicaba la trastienda con el interior de la casa.
    • 1867 Salomé Jil (José Millá y Vidaurre) El visitador [1935] Gu (CDH )
      Era una pieza pequeña, tapizada de damasco verde; en el centro se veía un escritorio primorosamente incrustado de carey y concha, y junto a él un cómodo sillón forrado de baqueta de Moscovia, que ocupaba el Conde en las horas del despacho.
    • 1869 Garcés, B. V. DiccFerrocarriles Esp (FG)
      CAREY. Es una concha muy estimada, de tortuga maritima, que se beneficia y sirve para peines, cajas, embutidos, adornos, etc. A excepción de las lineas de Gerona y Zamora, que no loe mencionan en sus tarifas, todas las demás de los ferro-carriles españoles comprenden el transporte del carey en 1.º clase.
    • 1874 Pz Galdós, B. Napoleón [2002] Esp (CDH )
      Sólo que ya podía usía haberlos acompañado de la friolera de un par de zarcillos y de una peineta de carey de las que hoy se usan.
    • 1878 Pereda, J. M. El buey suelto [1990] Esp (CDH )
      Así se ven allí, en brillantes colores sobre variedad de pastas, todas las desnudeces más estimulantes de la mitología griega, en ménsulas y rinconeras, sin que les falten, como salsa o acompañamiento, los estuches de carey, el barquito, o junco filipino, de especias ensartadas; los caracoles de China y la tabaquera de coco.
    • 1839-1882 Villaverde, C. Cecilia Valdés [1992] Cu (CDH )
      En la silla, y armado al uso general con el látigo y largo machete de cabo de carey y plata, aguardaba por las viajeras el apuesto calesero Leocadio.
    • 1839-1882 Villaverde, C. Cecilia Valdés [1992] Cu (CDH )
      Aunque pasadas las nueve de la mañana, no calentaba demasiado el sol, a causa de lo adelantado de la estación; por eso casi todos los quitrines llevaban el fuelle caído, mostrando a toda su luz la preciosa carga de mujeres, jóvenes en su mayor parte, vestidas de blanco, o colores claros, sin toca ni gorra, la trenza negra de sus cabellos sujeta con el peine de carey llamado peineta de teja, y los hombros y brazos descubiertos.
    • 1839-1882 Villaverde, C. Cecilia Valdés [1992] Cu (CDH )
      Logró echarle garra; mas como era de quebradizo carey y estaba, además, primorosamente calada, se le quedó hecha pedazos en la mano; única cosa que pudo devolver a su afligida y asustada dueña.
    • 1839-1882 Villaverde, C. Cecilia Valdés [1992] Cu (CDH )
      Mientras se peinaba delante del tocador, soltó de repente el peine de carey, volvió a requerir el reloj, y murmuró:
    • 1883 Moya Jiménez, F. J. Filipinas 1882 [1883] Fi (CDH )

      En sus dominios feraces abundan el ganado vacuno y el caballar, y se produce con muy poco trabajo el palay, azúcar, café, maíz, tabaco, cacao, etc. Extraen del mar la concha-nácar; las perlas; el Taclovo, que es un marisco gigantesco cuyas conchas pueden servir de pilas bautismales; el Balate, especie de lombriz, que salan y es género muy apreciado por los chinos; y la concha carey, de la tortuga enorme llamada Quinilang, todo lo cual constituye la parte más rica de su comercio.

    • 1883 Moya Jiménez, F. J. Filipinas 1882 [1883] Fi (CDH )
      Su comercio consiste en arroz, balate, cera, biao, almáciga, carey y petates.
    • 1883 Moya Jiménez, F. J. Filipinas 1882 [1883] Fi (CDH )
      Por esto medio se surten de todos los productos de Europa á cambio de los suyos, que son la concha-nácar, el carey, las perlas, el ámbar, el alcanfor, el nido de salangan (especie de golondrina), las aletas de tiburon, el balate y la gutta-percha, que abundantemente se produce en sus terrenos, dando así otra direccion á estos cuantiosos productos, que con poco trabajo de nuestro Gobierno vendrian á nuestras plazas á animar nuestro comercio y á enriquecer nuestra Hacienda.
    • 1883 Moya Jiménez, F. J. Filipinas 1882 [1883] Fi (CDH )
      Los moros sámales sólo se dedican esencialmente á la pesca del balate, carey concha y taclovo, que en sus inmensos bajos se produce, y cuyo comercio basta para las pocas necesidades de su vida; pero confundidos con la raza pirata por la igualdad de sus hábitos, y consiguientemente hostilizadas sus embarcaciones por nuestros cruceros, son confundidos con la generalidad para los efectos de la guerra, y en la imposibilidad del tranquilo uso de su profesion, y en la pobrera originada por las grandes pérdidas materiales que sufren, se van dedicando poco á poco á la piratería, ya como intento de venganza, ya como único medio para ganarse la vida.
    • 1884 López, L. V. Gran aldea [2003] Ar (CDH )

      Entre las telas, algunos bajos relieves en bronce; y sobre los muebles, pies de todas clases, bronces antiguos y modernos; terracotas, de Carpeaux, Chapu y bustos de Cordier de Monteverde y de Dupré; un sin número de reducciones de Barbedicane; vasos, ánforas y objetos menores sobre tapices orientales, entre los cuales se veían variedades de bibelotsen esmalte, en Saxe, en Sévres, en carey, en marfil viejo.

    • 1884 RAE DRAE 12.ª ed. (NTLLE)
      Carey [...] Concha obtenida de las escamas del carey y la cual es sustancia parecida al cuerno, pero de estructura compacta y mucho más dura, que recibe por tanto hermoso pulimento: sirve para cajas, embutidos y otros objetos de lujo.
    • 1889 Matto Turner, C. Aves [2000] Pe (CDH )

      De alta estatura y color medianamente tostado, lo que se llama en el país color perla; ojos hermosos sombreados por espesas pestañas y cejas aterciopeladas; llevaba además ese grande encanto femenino de una cabellera abundante y larga que, cuando deshecha, caía sobre sus espaldas como un manto de carey ondulado y brillante.

    • 1890 Acevedo Díaz, E. Nativa [2002] Ur (CDH )

      Tal vez, con conciencia de esto, el niño solía llevar al extremo la violencia de sus arrebatos; y fue así cómo una vez, después de una reprimenda, y hallándose de penitencia en la celda del padre guardián, cogió la caja de carey con incrustaciones de oro y aditamento musical, en que aquel guardaba su polvillo de lujo, y la lanzó contra el muro convirtiéndola en cien fragmentos.

    • 1891 Coloma, L. Pequeñeces [1987] Esp (CDH )
      Había, en efecto, en un rincón del boudoir, una preciosa arquilla, obra acabadísima de marquetería italiana del siglo xvi , de ébano, tallado con ricas incrustaciones de carey, plata, jaspes y bronces.
    • 1891 Coloma, L. Pequeñeces [1987] 140 Esp (CDH )
      Tendida en los almohadones de raso, con aire distinguidísimo, paseaba la condesa de Albornoz su desvergüenza, dando la derecha a su amiga y parienta la marquesa de Valdivieso; vestían entre las dos primas los colores nacionales: traje amarillo con mantilla negra la de Albornoz; rojo con mantilla blanca la de Valdivieso, y grandes peinetas de carey una y otra, con ramos de claveles blancos y encarnados en la cabeza y en el pecho.
    • 1891 Coloma, L. Pequeñeces [1987] Esp (CDH )
      Escogió entonces, en un pequeño necessaire de viaje, un instrumentito con mango de carey, una especie de limita para las uñas, con hoja delgadísima y perfectamente afilada y púsose a caldearla con gran cuidado en la llama de la chimenea.
    • 1892 Fdz Medina, B. Charamuscas [1892] Ur (CDH )
      En la fila de las viejas ó señoras sérias podían observarse muestras preciosas de la joyería antigua, representada por grandes medallones chispeados de brillantes y piedras preciosas, adornados de cadenitas sutilísimas y que con el consabido retrato se ostentaban en el pecho; macizas y gruesas ajorcas que sostenían la última lucha con las pulseras afiligranadas; peinetones de carey con corona ducal ó real con brillantes en cada pico; caravanas de tornillo ó de gancho abierto, con flequillo, ó de dos ó tres piezas salpicadas de piedras; y anillos, que parecían brazaletes, con corazones unidos, atravesados por una flecha, con letras de esmalte ó grandes piedras.
    • 1896 Carrasquilla, T. Frutos tierra [1952] 5 Co (CDH )
      De una caja salen unas barras con aforros de papel plateado; la dentadura de carey se mete por entre la cerrada y rucia greña; la barrita va pasando, va pasando, con mucha maña por encima del lomo del peine y lo rucio se ennegrece y relumbra.
    • 1899 Anónimo Fiestas Sevilla [1899] 107 Esp (CDH )
      —Sobre zócalo de talla dorado con alto relieve, se ve á Nuestro Padre Jesús en el primer paso; la magnífica Cruz que lleva sobre sus hombros es de carey con engarce de plata.
    • 1899 Anónimo Fiestas Sevilla [1899] Esp (CDH )
      —En el primer paso de esta cofradía aparece el Señor llevando sobre sus hombros una preciosa cruz de carey.
    • 1900 Pz Galdós, B. Bodas [1903] Esp (CDH )
      «Mira lo que te encargo —dijo por la mañana a la Maritornes, tomándola por Lea—: en cuanto llegues a Peralvillo, lo primero que haces es enterrarme... pero ello ha de ser en el soto de Claveros, para que yo tenga sobre mi corazón todo el día las patadas de mis ovejitas... A Perantón que no deje de echar el mosto en el sombrero de Bruno, que bien tendrá cabimento de siete tinajas de las grandes... Tú te vas en la burra de la Tomasa, y yo, como alma que soy, iré... ya lo sabes, en el coche-estufa de Palacio, ese que dice Cristeta es todo de carey y nácaras ; el cochero lleva en la mano la bandera de la Mancha, que es el pañal en que envolvimos a Isabel el día en que la tuve...».
    • 1900 Pz Galdós, B. Bodas [1903] 350 Esp (CDH )

      Su Majestad la Reina y su marido, ocho caballos de color castaño claro empenachados de blanco...». Y no se les despintaba el coche de carey, el de caoba, que iba de respeto; el de los dos mundos, el de nácar, el de Carlos III...

    • 1901 Fdz Guardia, R. Cuentos ticos [1901] 256 CR (CDH )
      A la hora de la cena ella misma preparaba su chocolate, batiéndolo cuidadosamente con un clis clas producido por el choque de una sortijita de oro y carey contra el mango del molinillo.
    • 1902-1903 Agustini, D. Alborada [1993] 82 Poesías Ur (CDH )
      / ... ... ... / Y en la cárcel principesca de la alcoba parisina / La olvidada japonesa, la nostálgica ambarina / Desfallece sofocada por agónico estertor, / ¡Oh, mimosa susceptible, por un soplo deslucida! / Devolviérale la gracia, devolviérale la vida / Una gota de cariño, un efluvio de su sol! / En sus ojos, hondos cauces, hay un algo extraño, helado, / Reflectores de la muerte, ésta en ellos se ha mirado / Y es su imagen la que flota en su fondo de carey, / Pero... súbito se animan, arde en ellos la alegría, / Alegría de muriente con vislumbres de sombría, / La enfermita vibra toda su figura de poupée; / Sus deditos finos, pálidos, como niños macilentos, / han tomado, y ahora oprimen con nerviosos movimientos / Un marchito crisantemo; blanco hermano del Japón! / El también sufre nostalgias, hondas, diáfanas, impías / Abejillas de oro y ópalo que se clavan lentas, frías, / En el glóbulo de aromas de su raro corazón.
    • 1903 Bobadilla, E. Fuego [2003] Cu (CDH )
      Un mulato paseaba de mesa en mesa una caja, pendiente del cuello por unas correas, que abría para mostrar plegaderas y peines de carey, caimancitos elaborados con colmillos de ese reptil y otras baratijas.
    • 1903 Bobadilla, E. Fuego [2003] Cu (CDH )
      Andaba en la punta de los pies, como un pájaro, mirando en torno suyo, al través de sus impertinentes de carey, con insolencia inquisitiva.
    • 1904 Blest Gana, A. Transplantados [1904] Ch (CDH )
      Y después de estrechar á ambos la mano, sacó de una cigarrera de carey un gran cigarro, de una fosforera de oro, con una Venus esmaltada sobre la tapa, un fósforo, que agitó con descuido, dejándolo caer sin apagar sobre la alfombra, después de encender el cigarro.
    • 1904 Blest Gana, A. Transplantados [1904] Ch (CDH )
      Canalejas se quedó callado, peinándose la barba con un pequeñito peine de fino carey sacado del bolsillo.
    • 1910 Magón Propia [1947] Cuentos CR (CDH )

      Y fiestas van y fiestas vienen y allá ruedan las cuartas de India tras las enaguas de todos géneros y colores y las camisas lentejueladas y las cintas como franjas de arco iris; y a cambio de rebozos salvadoreños y chales tornasolados y aretes y gargantillas de oro, sortijas de carey encasquilladas y peinetas y pañuelos chinos y hasta un caballo fino pasitrotero aperado con montura de ante.

    • 1910 Pz Galdós, B. Amadeo I [1910] 271 Esp (CDH )
      Tratábase de adquirir ó alquilar cierto número de peinetas de carey, altas y labradas, en forma de teja.
    • 1912 Valle-Inclán, R. M. Marquesa Rosalinda [1990] Esp (CDH )
      EL MARQUÉS / ¡Su madre, en carabelas argentinas, / le hace legado de preciadas randas * / de Venecia, de Almagro, de Malinas! / ¡Le hacen sus dos abuelas otras mandas! / ¡Los ñandutis del Paraguay, tejidos / por las indias esclavas de un virrey! / ¡Los rebozos de México, venidos / de Tabasco en arquillas de carey! / ¡Diamantes de la India portuguesa, / labrada sedería de Valencia, / filigranas de plata cordobesa, / los picados velludos de Florencia!.
    • 1916 Lynch, B. Caranchos [1984] Ar (CDH )
      Peina sus escasos cabellos grises con un gran peine de carey, que resulta excesivo para tan poco pelo; cálzase las gruesas botas de becerro con caña estrecha, que, cuidadosamente lustradas, ha puesto Bibiano al lado de la cama, ciñe su cintura, flexible todavía, con el cinto del revólver; se pone un saco, y, después de echarse una última ojeada en la luna del espejo, sale de la alcoba con su gran sombrero de alas anchas.
    • 1918 Blasco Ibáñez, V. Mare nostrum [1998] Esp (CDH )
      Las cuatro patas rugosas de la tortuga y su cabeza de serpiente emergían de esta coraza de carey.
    • 1925 Asturias, M. Á. Conversación París Godoy París 1924-1933 Gu (CDH )

      Por una puerta lateral que cubre un tapiz antiguo aparece Godoy. *Es alto, más alto que yo. Lleva anteojos de gran patilla de carey. El cabello arremolinado sobre la frente. Una ligera sonrisa lo hace afectuoso. Ve de soslayo. Inquieta cuando ve. Habla cadenciosamente, con reposo, como todo un hombre de negocios y de ideales.

    • 1927 Asturias, M. Á. Feria San Germán París 1924-1933 Gu (CDH )
      Por los vestidos corredores de la feria discurre una multitud que se apiña delante de cada payaso que canta, o anticuario que vende un muñeco de porcelana o una mesita de ébano con incrustaciones de carey.
    • 1927 Martín Estación olvidos Cromos Co (CDH )
      — Mi pequeño peine de caray se me quedó entre el cajón del tocador.
    • 1924-1928 Parra, T. Ifigenia [1991] Ve (CDH )
      Ella me vio y sonrió, con esa sonrisa suya que como la sonrisa de Gioconda, encierra un misterio en su expresión que conozco muy bien... ¡si!... ese misterio es el de una inmensa vanidad maternal que me halaga y me satisface muchísimo, porque es tan muda y tan elocuente como el elogio de los espejos... Pues bien, al verme venir Abuelita, acercó inmediatamente a sus ojos los impertinentes de carey y dijo acentuando más que nunca dicha misteriosa sonrisa:
    • 1924-1928 Parra, T. Ifigenia [1991] Ve (CDH )
      Abuelita, sentada en el sofá, se había puesto su vestida de terciopelo negro con cuello de encaje de Bruselas, cosa que no sucede sino poquísimas veces, además, por mayor respeto hacia el acto, había sacado también de su joyero, los impertinentes finos de carey, los cuales al sentirme llegar, dirigidos por la mano, se subieron inmediatamente a sus ojos, cabalgaron sobre su nariz, y como un cometa escoltado por su cola que era la habitual cadena de oro, se dieron a mirarme brillantes, luminosos, resplandecientes de espíritu crítico.
    • 1924-1928 Parra, T. Ifigenia [1991] Ve (CDH )
      ¡Qué arcanos los del amor, y qué influencia, sí, qué influencia, no ha de ejercer en mi vida entera, y quizás también en la misteriosa combinación de muchas generaciones futuras, un cuello de encaje de Bruselas, los dos ojos brillantes y luminosos de unos impertinentes de carey;
    • 1929 Asturias, M. Á. La gringa París 1924-1933 Gu (CDH )
      A su indumentaria extravagante une: un reloj de pulsera cuyo tictac se oye a diez pasos de su brazo nervudo; unos anteojos de carey rubio como ella; un cinturón de metal dorado, que puede ser de oro; unos cortos aretes y un collar de piedras grandes, que, por lo menos, pesa una arroba.
    • 1929 Asturias, M. Á. Rafael ingeniero arquitecto Periodismo y creación literaria Gu (CDH )
      — Fue un empujón, agrega él mismo, sonriente y colorado, con los ojos pequeños difusos en los lentes de sus anteojos de carey, un empujón que todavía me dura.
    • 1929 Crespo Gallego, H. De Madrid al cielo Madrid centro de turismo Esp (CDH )
      Aquellos son los días de luz brillante y cegadora en que triunfan los perfumados claveles reventones, que son los que sirven de broche delicado y oloroso a nuestras hermosísimas mujeres para prender con ellos, sobre sus nobles pechos, las graciosas mantillas de riquísimo encaje, que, como las bellas y desenvueltas duquesas manolescas, por Goya retratadas para inmortalizarlas, coronan sus gallardas y gráciles figuras con altas y relucientes peinetas de carey, primorosamente labradas...
    • 1929 Glz Anaya, S. Oración tarde [1944] Esp (CDH )
      En primer término, ocupando todo el cartel, sobre una jaca de estampa briosa y rojo pelo, que bracea con garbo de jerezana, presume una pareja de juventud: el mozo, torero y gallardo, vestido a usanza ganadera con zahones y fieltro cordobés; y la mocita enhiesta sobre las ancas, aireando el vestidillo de faralaes que no le baja de las rótulas, al busto el pañuelo de grana, y la peineta de carey igual que la cresta de un pájaro sobre las crenchas de áureos bucles.
    • 1932 Arlt, R. Trescientos millones [1992] Ar (CDH )
      Traje coludo en rojo mayor, y en la cabeza un chirimbolo de carey escarlata que es atributo de las monarquías de carnestolendas, e innumerables lentejuelas, símbolo de los esplendores de las reyecías.
    • 1936 RAE DHLE 1.ª ed. (NTLLE)
      CAREY. m.[...] Materia córnea que se saca en chapas delgadas calentando por debajo las escamas de esta tortuga; es trasluciente, con machas amarillas, rojas y negras, dura, de estructura compacta, capaz por tanto de recibir hermoso pulimento, y sirve para cajas, peines y otros objetos, así como para incrustraciones o embutidos.
    • 1936 RAE DHLE 1.ª ed. (NTLLE)
      CARAY. m. Carey.
    • 1938 Buitrago, J. Pescadores Magdalena [1938] Co (CDH )
      En vez de aleta ventral posee una tela que pende a todo lo largo del cuerpo imitando una cortina transparente con visos de carey.
    • 1938 Serpa, E. Contrabando [1973] Cu (CDH )
      Usaba espejuelos de carey y un sombrero de jipijapa.
    • 1924-1942 Alberti, R. Prosas encontradas [1970] Esp (CDH )
      Vendedores miserables me ofrecían por casi nada peines de caray y billetes de la lotería.
    • 1942 Lapesa Melgar, R. HLengua española [1942] 255 Esp (CDH )
      Arahuacas son canoa, caciquo, bohío, maíz, batata, carey, caníbal, naguaso enaguas, sábana 'llanura', nigua, guacamayo, tabaco, tiburón, yuca; aprendidas en la Española (hoy Santo Domingo o Haití), algunas voces arahuacas se extendieron después a otras regiones americanas, como sucedió con maíz, cacique, o baquiano 'guía'.
    • 1944 Saz, A. Panamá [1944] 83 Pa (CDH )
      En el Atlántico se explota otra riqueza que es el carey del caparazón de las tortugas que alcanzan tamaños extraordinarios.
    • 1944 Saz, A. Panamá [1944] 84 Pa (CDH )
      De ella se hacen preciados objetos en el país del carey.
    • 1944 Saz, A. Panamá [1944] Pa (CDH )
      Panamá exporta anualmente millones de racimos de bananos y cacao, café, cocos, taguas, caucho, balata, leche de níspero, zarzaparrilla, pieles, copra (coco disecado), vaquetas, plumas, conchas, madreperla, perlas, carey, maderas preciosas en bruto y manufacturadas y productos tintóreos, medicinales y oleaginosos de sus plantas y árboles.
    • 1924-1945 Gabriela Mistral Ternura [1996] Ch (CDH )
      / En sus copos de lana y crines, / o en sus careyes relumbrantes, / los cobrizos y los jaspeados / bajan el mundo a, pinturearte.
    • 1947 Hernández, F. Nadie encendía [1993] Ur (CDH )
      Había un libro de misa con tapas de carey veteado como el azúcar quemada; pero en una de las esquinas tenía un calado sobre el que descansaba una flor aplastada.
    • 1930-1948 Asturias, M. Á. Leyendas Guatemala [1977] Gu (CDH )
      Yo, Huvaravix, Maestro de los Cantos de Vigilia, oigo que en el silencio de la playa sigue el juego de las tortugas, las conchas contra las conchas, olas de carey chocando.
    • 1948 Gmz Serna, R. Automoribundia [1948] Esp (CDH )
      Las de carey o de concha cubren con lujo de peinetones la tuertez y la invalidez del pasado, y las que lucen bellas pinturas son como techos y paneaux de pared que han salido a la calle.
    • 1948 Gmz Serna, R. Automoribundia [1948] Esp (CDH )
      Siempre hay secuaces de lo que fué —le contesta la carroza de carey.
    • 1948 Marechal, L. Adán Buenosayres [1999] Ar (CDH )
      Desgraciadamente, y en contraste bárbaro con la nobleza de la arquitectura y el misticismo de la luz, hombres de guardapolvo ensangrentado y anteojos de carey se afanaban allí en actividades que parecían de morgue, hospital o carnicería: se inclinaban sobre cuerpos tendidos en mesas operatorias, los abrían con relucientes bisturíes, podaban órganos, cosían febrilmente las incisiones y volaban a otro cuerpo, sin escuchar siquiera los aplausos y vítores que les dedicaba una turba en éxtasis, desde cierta gradería o anfiteatro.
    • 1948 Marechal, L. Adán Buenosayres [1999] Ar (CDH )
      Pero el Señor Maduro, que desde hacía rato devoraba su periódico, alzó una venerable cabeza blanca, dos mofletes rosados y cierta nariz en cuyo extremo cabalgaban peligrosamente unos anteojos de carey.
    • 1948 Marechal, L. Adán Buenosayres [1999] Ar (CDH )
      Junto al estrado, Alguien con aspecto judicial erguía su magra figura de ave negra, ya sujetando a su nariz rampante unos anteojos de carey, ya retorciendo los bucles algodonosos de su peluquín, o acariciando los folios de un librote monumental que tenía delante y alrededor del cual revoloteaban inquietas polillas.
    • 1951 Barea, A. Forja rebelde [1958] I, 150 Esp (CDH )
      Así van desapareciendo las alhajas, las peinetas de concha de carey altas, las mantillas undosas de bordado espesó; el mantón de Manila de chinos de marfil, los trajes de seda bordada.
    • 1953 Casas, B. Antoñita [1953] Esp (CDH )
      Sus gafas de carey atisbaron en seguida por la mirilla...
    • 1953 Márquez Campos, A. Dalia [1987] 106 Mx (CDH )
      Era el doctor Valdez un individuo de mediana estatura, de sobrio vestir y ojos claros cubiertos por gruesos lentes enmarcados en aros de carey.
    • 1954 Asturias, M. Á. Papa Verde [1982] 16 Gu (CDH )
      Desayunó con mucha hambre huevos de parlama, café hervido y trozaduras soasadas de una fruta con sabor a pan, obsequiosidades del ayudante, el trujillano navegador de mares abiertos en las costas de Centroparaisoamérica, como él llamaba a las costas de la América Central, donde solía comerciar con azúcar, zarzaparrilla, caoba, oro, plata, mujeres, perlas, carey, y el cual, a pesar del contratiempo que para él significaba quedarse a pie, por precio alguno aceptó acompañarlo más allá de la costa.
    • 1954 Asturias, M. Á. Papa Verde [1982] Gu (CDH )
      — Como pobres no vivirán —intervino el esposo, hombre de anteojos de carey, cuello alto, duro, y cabeza calva, con el poco pelo que le quedaba repartido en préstamos, como una tela de araña; tan parecido a una tela de araña, que él se vanagloriaba de que los calvos que llevaban así el cabello, no los molestaban ni las moscas, porque temían quedar presas.
    • 1954 Fraile, M. Cuentos amor [1991] Esp (CDH )
      Brillaban en los zapatos las hebillas, el carey de los pasadores en el pelo, los pendientes de oro viejo con la perla muerta, las gargantillas de raso un poco hundidas en la sotabarba.
    • 1958 Carpentier, A. Guerra [1970] Cu (CDH )
      Ahí estaba la gansa gris, con bolsa colgante entre las patas zambas; el gallo viejo de culo pelado; la lagartija que decía "urí, urá", sacándose del cuello una corbata rosada; el triste jubo nacido en ciudad sin hembras; el ratón que tapiaba su agujero con una semilla de carey.
    • 1958 Schz Gmz, G. Novelas cortas [1958] Co (CDH )
      Caminá, que por lo menos te trae una peineta de carey y un corte de raso punzó.
    • 1958 Schz Gmz, G. Novelas cortas [1958] Co (CDH )

      Por fin apareció el famoso regalo: un corte de vistosa caraza y aros de oreja, imitación carey, todo lo cual hizo saltar de júbilo a la muchacha.

    • 1961 Asturias, M. Á. Alhajadito [1977] Gu (CDH )
      Al cruzar el portalón de piedra desnuda, abierto siempre de par en par, después de un estremecimiento que parecía de ser vivo, el viejecito se quedó rígido, y de poco sirvieron los pañuelos embebidos en agua florida que un criado puso sobre la frente del abuelo, abarcándole las sienes y de poco el masaje que le dio en las manos de dedos tiesos como astas en las que flameaban las diez banderitas de carey sucio de sus uñas largas.
    • 1961 Aub, M. Calle Valverde [1985] Esp (CDH )
      El médico había cambiado mucho, hasta físicamente: con bigotillo, disimulaba su bizquería con unas gafas de pesada montura de carey.
    • 1961 Grosso, A. Zanja [1984] Esp (CDH )
      Con la cara entristecida por el recuerdo del palco de sombra en abrileña tarde de toros, los párpados caídos, ausente la mirada en los macetones de aspidistras que adornan el cenador, saca de él, despegándola cuidadosamente del forro de satén celeste, una peineta de carey.
    • 1961 Grosso, A. Zanja [1984] Esp (CDH )
      El Teniente se acuerda de la peineta de carey y del cartucho de arvejas que las hermanas le han regalado para los palomos.
    • 1951-1961 Wash, R. Cuento tahúres [1997] Ar (CDH )
      Pero ya no vende más esos abrecartas de carey o de plástico que en la punta tenían una lupa, un cristal de aumento, como los que le vendió al viejo Carmen.
    • 1962 Carpentier, A. Siglo luces [1979] Cu (CDH )
      Sobre aquellas carnes empezó a caer una tenue lluvia de jugo de limón, naranja amarga, sal, pimienta, orégano y ajo, en tanto que una camada de hojas de guayabo verde, arrojada sobre los rescoldos, llevaba su humo blanco, agitado, oloroso a verde —aspersión de arriba, aspersión de abajo— a las pieles, que iban cobrando un color de carey al tostarse, quebrándose a veces, con chasquido seco, en una larga resquebrajadura que liberaba el unto, promoviendo alborotosos chisporroteos en el fondo de la fosa, y cuya misma tierra olía ya a chamusquina de verraco.
    • 1962 Carpentier, A. Siglo luces [1979] 115 Cu (CDH )
      Husmeaba con gozo la muelle fragancia de las anonas, la parda acidez del tamarindo, la carnosa blandura de tantas frutas de pulpas rojas y moradas, que en sus recónditos pliegues guardaban semillas suntuosas, con texturas de carey, de ébano, de caoba pulida.
    • 1962 Fuentes, C. Muerte Artemio Cruz [1962] Mx (CDH )
      Tubos de pasta dental, crema de afeitar mentolada, peines de carey, cold cream, tubo de aspirina, pastillas contra la acidez, tapones higiénicos, agua de lavanda, hojas de afeitar azules, brillantina, colorete, píldoras contra los espasmos, gargarizante amarillo, preservativos, leche de magnesia, bandas adhesivas, botella de yodo, frasco de shampoo, pinzas, tijeras para las uñas, lápiz labial, gotas para los ojos, tubo nasal de eucalipto, jarabe para la tos, desodorante.
    • 1962 Fuentes, C. Muerte Artemio Cruz [1962] 250 Mx (CDH )

      [...] ¿a qué? ¿a qué? que entonen, que canten, que plañan: no tocarán las tallas suntuosas, las taraceas opulentas, las molduras de yeso y oro, las cajoneras de hueso y carey, las chapas y aldabas, los cofres con cuarterones y bocallaves de hierro, los olorosos escaños de ayacahuite, las sillerías de coro, los copetes y faldones barrocos, los respaldos combados, los travesaños torneados, los mascarones policromos, los tachones de bronce, los cueros labrados, las patas cabriolas de garra y bola, las casullas de hilo de plata, los sillones de damasco, los sofás de terciopelo, las mesas de refectorio, los cilindros y las ánforas, los tableros biselados, las camas de baldaquín y lienzo, los postes estriados, los escudos y las orlas, los tapetes de merino, las llaves de fierro, los óleos cuarteados, las sedas y las cachemiras, las lanas y las tafetas, los cristales y los candiles, las vajillas pintadas a mano, las vigas calurosas, eso no lo tocarán [...].

    • 1962 Fuentes, C. Muerte Artemio Cruz [1962] Mx (CDH )
      Él con la cabeza levantada (Laura, Laura); ella con la mirada baja y curiosa, recorrieron el paso abierto entre los invitados, entre las tallas suntuosas, las taraceas opulentas, las molduras de yeso y oro, las cajoneras de hueso y carey, las chapas y aldabas, los cofres con cuarterones y bocallaves de hierro, los olorosos escaños de ayacahuite, las sillerías de coro, los copetes y faldones barrocos, los respaldos combados, los travesaños torneados, los mascarones policromos, los tachones de bronce, los cueros labrados, las patas cabriolas de garra y bola, las casullas de hilo de plata, los sillones de damasco, los sofás de terciopelo, los cilindros y las ánforas, los tableros biselados, los tapetes de merino, los óleos cuarteados, bajo los cristales de los candiles, las vigas calurosas, hasta llegar al primer peldaño de la escalera.
    • 1962 Fuentes, C. Muerte Artemio Cruz [1962] 288 Mx (CDH )
      Encaje y cristal, pero no sólo eso: mesas de álamo labrado con pesadas tapas de mármol sobre las que descansaban los relojes debajo de las campanas de cristal, con pesadas patas cabriolas de bola; mecedoras de mimbre sobre el piso de ladrillo, cubiertas por los vestidos de polisón que nunca volvió a usar, tableros biselados, tachones de bronce, cofres con cuarterones y bocallaves de hierro, retratos de óvalo de criollos desconocidos, rígidos, barnizados, con patillas esponjadas y bustos altos y peinetas de carey, marcos de hojalata para los santos y el Niño de Atocha, éste reproducido en el estofado viejo, carcomido, que apenas conservaba la primera capa de lámina de oro, la cama de hojarasca plateada y baldaquín y postes estriados, depósito del cuerpo exangüe, nido de olores apretados y sábanas manchadas de revolturas y tumores de paja que asomaban por las rendijas abiertas en el colchón.
    • 1962 Fuentes, C. Muerte Artemio Cruz [1962] 305 Mx (CDH )
      Cruzamos el río... a caballo... huelo mi propio aliento... fétido... me recuestan... se abre la puerta... se abren las ventanas... corro... me empujan... veo el cielo... veo las luces borradas que pasan frente a mi vista... toco... huelo... veo... gusto... oigo... me llevan... paso junto... junto... por un corredor... decorado... me llevan... paso junto tocando, oliendo, gustando, viendo, oliendo las tallas suntuosas —las taraceas opulentas— las molduras de yeso y oro— las cajoneras de hueso y carey —las chapas y aldabas— los cofres con cuarterones y bocallaves de hierro —los olorosos escaños de ayacahuite— las sillerías del coro —los copetes y faldones barrocos— los respaldos combados— los travesaños torneados —los mascarones policromos— los tachones de bronce— los cueros labrados —las patas cabriolas de garra y bola— los sillones de damasco —las casullas de hilo de plata— los sofás de terciopelo— las mesas de refectorio— los cilindros y las ánforas— los tableros biselados —las camas de baldaquín y lienzo— los postes estriados —los escudos y orlas— los tapetes de merino —las llaves de fierro —los óleos cuarteados —las sedas y cachemiras— las lanas y las tafetas —los cristales y los candiles— las vajillas pintadas a mano —las vigas calurosas— eso no lo tocarán... eso no será suyo... los párpados... hay que abrir los párpados... que abran las ventanas... ruedo... las manos grandes... los pies enormes... duermo... las luces que pasan frente a mis párpados abiertos... las luces del cielo... abran las estrellas... no sé...
    • 1963 Ortiz, F. Contrapunteo cubano [1987] Cu (CDH )
      Dice José Antonio Saco que "a usos profanos aplicóse el tabaco entre los aztecas, pues en los banquetes de México ofrecíase a los hombres convidados en forma de cigarros introducidos en tubos de plata o de carey, o en cañutos, mezclados con sustancias aromáticas".
    • 1963 Ortiz, F. Contrapunteo cubano [1987] Cu (CDH )
      Ignoramos la fuente de esos datos referentes a los tubos de plata o de carey .
    • 1945-1964 Cortázar, J. Final juego [1995] 161 Ar (CDH )
      Un señor de pelo blanco y anteojos de carey sacaba la cabeza por la ventanilla y saludaba a la estatua o la actitud con el pañuelo.
    • 1964 Guido, B. Incendio y vísperas [1998] Ar (CDH )
      Sofía, instintivamente, se mira en su polvera de carey rosado.
    • 1964 Guido, B. Incendio y vísperas [1998] Ar (CDH )
      Entra a su cuarto de baño y descuelga el salto de cama de Aquescutum de Pradere, lo deposita en una pequeña valija que sostiene Antola: sus útiles de afeitar, el frasco de perfume de cristal y carey y los envases de oro y piedras preciosas.
    • 1967 García Márquez, G. Cien años [2007] Co (CDH )
      El general Moncada se incorporó para limpiar los gruesos anteojos de carey con el faldón de la camisa.
    • 1970 Baeza Flores, A. Frontera adiós [1970] Ch (CDH )
      Miró por encima de sus grandes gafas de carey.
    • 1970 Baeza Flores, A. Frontera adiós [1970] Ch (CDH )
      Los lentes, de gruesa armadura de carey, obscuro, le daban a su mirada, como contraste de los otros rasgos nítidos, el aspecto de un profesor.
    • 1970 Donoso, J. Obsceno pájaro [1990] Ch (CDH )
      Caminas lentamente, encorvada bajo tu chal, se te cae una horquilla de carey, te agachas, la recoges y vuelves a prenderla en tu moño desordenado que deja algunas mechas sueltas.
    • 1970 Donoso, J. Obsceno pájaro [1990] Ch (CDH )
      Cuatro horquillas de carey auténtico, bueno, del de antes, no como el carey de ahora: las viejas te observan en silencio.
    • 1970 Donoso, J. Obsceno pájaro [1990] Ch (CDH )
      Te sacas la peineta que tenías ensartada en la nuca, te la pasas por el pelo, organizas un moño en tu nuca y lo vas prendiendo con las horquillas de carey que la Lucy dejó sobre tu cofre: una, dos, tres, cuatro.
    • 1970 Donoso, J. Obsceno pájaro [1990] Ch (CDH )
      — Mis cuatro horquillas de carey, entonces.
    • 1970 Donoso, J. Obsceno pájaro [1990] Ch (CDH )
      — Esta horquilla de carey legítimo.
    • 1973 Gorodischer, A. Jubeas [1973] 177 Ar (CDH )
      Sobre la misma pared, un poco más allá, "Vigilia", óleo y materiales diversos sobre carey escalfado, 60 x 190 cm. L. Gore-Pueyt, 1940, propiedad del Museo: una boca entreabierta de labios blancos en la cual cada incisivo era un nomeolvides petrificado, cada colmillo un cascarudo, y cada uno de los premolares que alcanzaban a verse, la esfera de un reloj pulsera de señora, todo encolado al carey menos la pintura al óleo blanca de los labios y la pintura al óleo violeta de la lengua húmeda dentro de la cavidad que había sido aplicada directamente después de raspar la materia base, algo muy interesante, espontáneo, sin rodeos ni anécdotas, algo que hace pensar en los Don Quijote de bronce sobre pies de ónix que regalan los clientes agradecidos.
    • 1975 Ortiz, F. Música afrocubana [1975] 51 Cu (CDH )
      "La marimba estaba formada por un paralepípedo hueco. Al centro tenía una abertura rectangular cubierta por juncos, láminas de oro (sic) y de carey en una forma especial. Era tocado con palillos como los que usan en tamboriles y timbales."
    • 1976 Martín Campo, D. Rojas [1976] 222 Mx (CDH )
      Al volver al auto el pavimento está negro de tanta noche que hace y un hombre maduro, con sombrero de pana y anteojos de carey, camina cargando en cada brazo una bolsa de supermercado, llenas las dos de botanas y refrescos embotellados.
    • 1976 Uslar Pietri, A. Oficio difuntos [1976] Ve (CDH )
      Por el borde de la azotea del rascacielos aquel joven de gruesos anteojos de carey sombrero de pala, caminaba resbalando.
    • 1977 Aguilera, C. Arte tenochca [1985] Mx (CDH )

      Los grandes señores ya están en situación de lucir prendas adornadas, con tiras de papel o pelo de conejo, y llevar en las manos grandes abanicos de plumas de guacamaya con mangos de oro; beber su chocolate no en jícaras modestas, sino laqueadas, y comer con cucharas de carey.

    • 1977 Aguilera, C. Arte tenochca [1985] Mx (CDH )
      Ya no bebían su chocolate en simples jícaras; sino que éstas eran laqueadas y comían con cucharas de carey.
    • 1977 Giménez-Arnau, J. Islas Transparentes [1977] Esp (CDH )
      Le aplicaron masajes con aceite virgen de tamarindos, lavaron su larga cabellera con espumas y se la peinaron con láminas de carey.
    • 1977 Hnz Norman, I. Novela criolla [1977] PR (CDH )

      Al presentar las costumbres que nacen de la esclavitud, costumbres raras y variadas, Suárez y Romero no omite las prácticas inhumanas y brutales de que eran objeto los infelices esclavos, destacando en la descripción cada una de las horribles torturas de que era víctima Francisco: el bocabajo, el cepo, los grilletes, el novenario, las curas en la enfermería donde las ampollas se frotan con cañamazo o se queman con una piedra caliente y todas las demás enfermedades se curan con purgantes y vomitivos por un médico que "habiendo asistido cinco o seis días en cada curso a las aulas y no haber abierto un libro ni por lo menos en romance, concerniente a la ciencia médica, "nemine discrepante", recogió su título, empuñó la caña de carey, y largóse a los campos, no sabemos decir si a curar o a precipitar la muerte de los que cayeran bajo sus manos".

    • 1977 Lezama Lima, J. Oppiano Licario [1989] 297 Cu (CDH )
      El rezumo líquido de las hojas, el polvo de carey, los subterráneos estallidos del loro, tripulando la levitación de una pluma pasaba cariciosa por la superficie del cuadrado rosado, dejando manchitas, hoyuelos, girovagancias.
    • 1977 Lezama Lima, J. Oppiano Licario [1989] 446 Cu (CDH )
      Si querías, una ensalada de langostinos o un consomé de camarones, o sopas servidas en el carapacho de tortugas que relucían como si fuesen de carey, y que bajo el color amarillo del consomé, profundizaban sus colores como un cielo cóncavo que antecede a la lluvia.
    • 1977 Ocampo, V. Testimonios 1975-1977 [1977] 61 Ar (CDH )
      Cuando critica, con razón, a las damas que sacan la polvera (de oro macizo), en medio de una comida y depositan su peinecito de carey junto al tenedor, agrega que se ven pelos rubios flotando en la sopa.
    • 1977 Paso, F. Palinuro [1982] 148 Mx (CDH )
      Lo mismo sucedía con las lesbianas de Courbet, o con el autorretrato de Isabel Vigée Lebrun: ninguna figura de un cuadro o una escultura que pudiera recordar Palinuro, incluyendo al Condesito de Fortuny, a los Santos Inocentes del Tintoretto cuya sangre se derrama en los pisos de pórfido y serpentina y a los mismos personajes de La Lección de Anatomía de Rembrandt, ninguna de estas figuras dejaba de mostrar en alguna parte de su cuerpo, allí donde se quebraba el triunfo recatado y blanco del mármol o de la tela: en un brazo, en el pecho, en un muslo, en la altiplanicie casta del vientre, y en cualquier otro lugar donde la piel se abría en llamaradas, alguna abertura o herida, una ojiva, una excavación que revelara las frondosidades inapetentes y fermentadas de los bronquios, el hígado cubierto de miel y carey o la corteza oxidada de los pulmones donde se ahogaba un tropel de ronquidos transparentes.
    • 1977 Wolff, E. Kindergarten [1990] Ch (CDH )
      ¿Quién cuelga querubines de carey en un árbol de Pascua, Dios mío?
    • 1979 Arenas Luque, F. V. Buenos Aires [1979] Ar (CDH )
      Mucha historia ha corrido por esta plaza de Mayo, por la misma plaza de Mayo donde otrora se ubicaron las negras vendedoras de empanadas o de dulces del interior, por donde cruzaron los graves señores o los frailes dominicanos o franciscanos de las cercanas iglesias o las garbosas matronas encerradas en sus ampulosos miriñaques y agobiadas bajo el peso de los grandes peinetones de carey.
    • 1979 Arenas Luque, F. V. Buenos Aires [1979] 121 Ar (CDH )
      Aún en los trajes juveniles, dominaban todavía la basquiña española de raso carmesí, ceñida al torneado cuerpo, y la mantilla blanca de suntuoso encaje mordida por la peineta de carey.
    • 1979 Luca Tena, T. Renglones [1994] Esp (CDH )
      Le resultaba insólito contemplar al severo doctor de la bata blanca y las gafas de carey con aquel atuendo de tritón de los mares.
    • 1979 Luca Tena, T. Renglones [1994] Esp (CDH )
      Debería usar gafas grandes de carey y bifocales, para no quitárselas y volvérselas a poner continuamente, según mire de cerca o de lejos.
    • 1979 Luca Tena, T. Renglones [1994] 94 Esp (CDH )
      César Arellano había prescindido de sus pintorescos lentes de pinza y llevaba unas grandes gafas, con montura de carey.
    • 1980 Piglia, R. Respiración artificial [1980] 121 Ar (CDH )
      Vas a encontrar la descripción de un tipo corpulento, que usa anteojos oscuros con montura de carey y viste con extraordinaria elegancia, que le roba a una mujer en un ómnibus que va por la calle 42.
    • 1980 Piglia, R. Respiración artificial [1980] Ar (CDH )
      Era corpulento, llevaba anteojos oscuros con montura de carey, vestía con extraordinaria elegancia.
    • 1981 Alonso, L. R. Supremísimo [1981] Esp (CDH )

      Las señoras de alguien, dignidad ofendida, se baten en nerviosa, confusa, gimiente retirada. Lupe araña con su peineta de carey

    • 1981 Caballero Bonald, J. M. Toda la noche [1988] 121 Esp (CDH )
      Los otros dos mostraron sus tributos, pagaron por adelantado en especias caseras hurtadas con pusilánime alevosía: una polvera de carey, un perfumador de cristal.
    • 1981 Mompradé, E. L. / Gutiérrez, R. Indumentaria indígena II [1981] Mx (CDH )

      Con esta indumentaria se peinan las mayas yucatecas de dos maneras: en el estilo llamado «sorrongo», con el pelo alisado hacia atrás y retorcido de modo que forme un chongo en el que se mete el extremo del pelo y se sujeta solamente con la peineta, preferiblemente de carey, y el otro el llamado «tuch», en el que el cabello se dobla en la nuca en forma de ocho y se asegura, colocando encima un vistoso moño de artisela de ocho asas en el color de los bordados del «terno».

    • 1982 Mendoza, M. L. Perro escribana [1982] 69 Mx (CDH )
      El centro de la iglesia es un ojo dentro del triángulo de carey lumínico, luces que disputan más o menos vívidas y temblorosas la primacía; encarnizamiento entre vela, cirio, voladora y cacurreados foquillos de 30 watts que lánguidos, eclesiásticos, hacen al infiel pensar que junto al castigo vive también la voluptuosidad, la incontinencia del sexo-dragón y las ganas locas, de asfixia, de allí mismo en ese instante rodar en el infierno prometido; entender que el amor a placer no tiene opción de cambio por nada, contra la calamidad de las admoniciones de mamá, nana, profesora, sacerdote, catequista, guía espiritual, ejercicio de encierro, tías, viudas, viejucas, madrinas de sello vaginal, ejércitos trigarantes de plagiarías morales amenazándote para adoptar la pureza de la Virgen María, y no permitas que el demonio ni nadie más, tóquete, estrújete, bésete, cómete en la gula de la sensualidad que anda entre las amapolas del cerro o los cajetes de agua lluviosa que se ahuecan helados en las crestas de las montañas, pocitos de agua que bebes echada en la tierra y sin meter las manos en los agujeros pulidos, celestiales, chupas, aspiras con la pura boca infantil que apenas acaba de abandonar el pecho de la madre y propone la continuación de ese delirio que reconoce el mundo entre los dientes.
    • 1982 Mujica Láinez, M. Escarabajo [1993] Ar (CDH )
      En todas las azoteas había mujeres, que probablemente gozaban de la brisa del río, y que observé desde la de los Benoit, sentadas en los antepechos o acomodadas sobre cojines; se aireaban con pausados abanicos, se embozaban con mantillas y pañoletas, algunas no se habían despojado de los peinetones exorbitantes, que seguían posados sobre sus cabezas, a manera de fantásticas mariposas de calado carey.
    • 1983 Cortázar, J. Reunión [1983] 132 Ar (CDH )
      Un señor de pelo blanco y anteojos de carey sacaba la cabeza por la ventanilla y saludaba a la estatua o la actitud con el pañuelo.
    • 1983 Fdz Cubas, C. Altillos [1983] 96 Esp (CDH )
      El día, en fin, en que una vieja, parapetada tras sus gruesas gafas de carey, aseguró haber distinguido, en la noche sin luna, la figura de una mujer envuelta en una capa negra merodeando por las cercanías del camposanto, todos, hasta los más prudentes, identificaron aquella loca fantasía con los remordimientos de la malmaridada, negaron a los vientos la capacidad de manifestarse por ráfagas y, con el plácet del párroco, sufragaron una serie de misas por el alma del desdichado, con la firme convicción de que, en el umbral de la muerte, la fe había retornado a su espíritu afligido consiguiendo pronunciar —aunque sólo fuera con el corazón— el Dulce Nombre de Jesús.
    • 1983 Portal, M. Pago traición [1983] 18 Esp (CDH )
      El peine de carey, finísimo, todavía conserva el tenue aroma de sus cabellos, de su cabeza; algo de ella, lo más viviente de ella, sutilizado, ha quedado, o queda aún entre las púas.
    • 1983 Ribeyro, J. R. Geniecillos [1983] 71 Pe (CDH )
      Fernando Gonzales Fernández era un enano (Ludo comenzó a darse cuenta de que su vida estaba plagada de enanos que le jugaban malas pasadas), un enano cursi, con chaleco y lentes de carey.
    • 1984 Ramírez Heredia, R. Rayo [1988] Mx (CDH )
      Ella dijo que esa noche se iba a poner hasta atrás y su anuncio causó la alegría de todos, hasta del marqués que piensa que no está bien que una reina deje a un lado sus coronas y se clave entre los vasallos, pero esa noche Alcira no estaba para charlas circulares o secretos dichos en medio de llanto joven, o de suspiros puestos como pendones en las almenas del alcázar, esa noche, dijo, es para olvidarnos de todo así como Pablo Milanés se olvidó cuando vio a aquélla que le recordó los años de amarla en la canción que sube de volumen y es coreada por los miembros de la corte, de los milagros la corte, de Alcira la corte, del puerto la corte, la corte hecha habitante del castillo transformado en departamento donde la bebida sube y los cigarrillos humosos se echan al cielo y los chicos se besan y bailan y la reina se pasea con el kaftán como capa de armiño y el cetro hecho por extraño designio vaso de vodka, y la corona transformada en una magia de realezas en esa peineta de carey comprada junto a la playa de las Presas.
    • 1985 Herrera Luque, F. Casa pez [1985] Ve (CDH )
      —Y el viejo General, que en ese momento pasa a su lado, le sacude la mano enguantada a tiempo que lo mira fijo con sus antiparras de carey.
    • 1985 Herrera Luque, F. Casa pez [1985] Ve (CDH )
      Un joven moreno de anteojos de carey llega a la pensión de Doña Altamira de Parra, vieja mochera y católica.
    • 1985 Herrera Luque, F. Casa pez [1985] Ve (CDH )
      Son las dos de la mañana y el joven moreno de anteojos de carey se deja caer vestido en la cama.
    • 1985 Liendo, E. Platos diablo [1995] 11 Ve (CDH )
      Tenía una barba de pocos días y usaba anteojos de gruesa montura de carey.
    • 1986 Cabrera Infante, G. Habana [1993] 90 Cu (CDH )
      Al cuarto en que vivían los músicos maricas, quienes dejaron de pronto su habitación poco tiempo después del caso del organista descuartizado, sin saberse sus razones, tal vez musicales, porque se habían mudado súbitos; desaparecieron silenciosos después de tanta melodía de violín y percusión de castañuelas, en esa esquina de pecado pederasta vino a vivir un hombre ya mayor, muy serio, de aspecto respetable, callado, de bigotito y con espejuelos de carey.
    • 1986 Cabrera Infante, G. Habana [1993] 473 Cu (CDH )
      Tenía una cabeza no deforme sino malformada, elongada, con cráneo de zepelín, que él trataba de compensar con unos espejuelos de aro de carey negro y un bigote poblado, también negro, los que le daban un aspecto científico por un lado (los espejuelos) y cierto aire siniestro (el bigote), por otro, mientras el resto de la cabeza dirigible estaba impedida de tomar vuelo por la doble ancla del bigote y los aros de carey.
    • 1986 Cabrera Infante, G. Habana [1993] 473 Cu (CDH )
      Tenía una cabeza no deforme sino malformada, elongada, con cráneo de zepelín, que él trataba de compensar con unos espejuelos de aro de carey negro y un bigote poblado, también negro, los que le daban un aspecto científico por un lado (los espejuelos) y cierto aire siniestro (el bigote), por otro, mientras el resto de la cabeza dirigible estaba impedida de tomar vuelo por la doble ancla del bigote y los aros de carey.
    • 1986 Cabrera Infante, G. Habana [1993] Cu (CDH )
      Sentí que la cabeza se me alargaba hacia atrás, que mis espejuelos tenían aro de carey, que me crecía un bigote siniestro.
    • 1986 Cohen, M. Insomnio [1986] 24 Ar (CDH )
      Ezequiel le estudió los mofletes hinchados de ansiedad, los ojos grises detrás de los anteojos con montura de carey, la mata de la barba chamuscada por los cigarrillos, la grasosa bata de enfermero y el pulóver metido a presión debajo de los pantalones.
    • 1986 Mendoza, E. Ciudad prodigios [1993] Esp (CDH )
      En el primer cajón encontró una peineta de carey.
    • 1986 Tibón, G. Aventuras [1986] Mx (CDH )
      Había pasado el medio siglo; tendía a la obesidad y usaba lentes redondos con montura de carey.
    • 1987 Allende, I. Eva Luna [1987] 112 Ch (CDH )
      Fuimos atendidas por las peluqueras con las deferencias reservadas a las buenas clientas y luego partimos las dos con ánimo alegre por los portales del centro, yo con una melena de trovador y la mujer con una mariposa de carey atrapada en sus rizos, dejando a nuestro paso una estela de patchulí y fijador capilar.
    • 1987 Montero, M. Trenza luna [1993] Cu (CDH )
      La fardela improvisada con la camisa de Tony Valcin servía ahora para recoger toda clase de chucherías; los potingues y los termómetros; los cosméticos y la leche de magnesia; los peinecitos de carey y los jabones de olor.
    • 1987 Puga, M. L. Forma silencio [1987] Mx (CDH )
      Cajas de madera en las que se ofrecían conchitas, cazuelitas de Olinalá, carey, collares de caracol, dulce de coco, de tamarindo, concha nácar, joyería de plata, camisas de manta, vestidos, camisetas que colgaban de alambres de palmera a palmera.
    • 1988 Jiménez Lozano, J. Grano maíz [1989] 114 Esp (CDH )
      Y, en otro arcón, nada; y, en otro, unos pechos de mujer en cera: «Ex-voto a Santa Agatha»; y, en otro, un espejito redondo de carey, envuelto en un paño de terciopelo azul.
    • 1988 Prensa El País, 01/12/1988 [1988] Esp (CDH )
      Sheldon, en una nota de pretendido prólogo histórico, escribe que "la romántica tierra del flamenco y Don Quijote y señoritas de aspecto exótico con prendedores de carey en el pelo es también la tierra de Torquemada la Inquisición y la guerra civil más sangrienta de la historia".
    • 1988 Scorza, M. Tumba relámpago [1988] Pe (CDH )
      Después volvió: rostro apajarado, chupado por la falta de muelas, la expresión triste, ahora corregida por anteojos de carey redondos.
    • 1989 Arechaga, C. et alii Mueble sXX [1989] Esp (CDH )
      Las tiras oscuras del ébano de Macasar, los patterns intrincados y jaspeados de la madera de amboina, parecida a la caoba y proveniente de las Molucas, y los del nogal, acentuados por una pulimentación perfecta, los revestimientos de carey, de piel de zapa, de serpiente o incluso de tiburón (el llamado galuchat, empleado por primera vez en el siglo xviii para pequeños objetos de adorno) constituían los signos distintivos de una producción dedicada de modo casi exclusivo a una élite deseosa de establecer su propio status de gusto y de comportamiento restituyendo a la costosa elegancia lo que le era quitado a la complejidad del diseño.
    • 1990 Campos Reina, J. Desierto seda [1990] 112 Esp (CDH )
      Durante la infancia me causaba asombro su actitud y hasta una cierta pena; pero con el tiempo hube de recapacitar sobre la que en principio yo juzgaba como sinrazón de tantos sacrificios, y fui recorriendo las sendas milagrosas del cilicio y las disciplinas, instrumentos de mortificación que descubrí un día al curiosear en su habitación, envueltos en seda roja, en el interior de una bella arqueta de madera de amaranto con taracea de carey y hueso.
    • 1991 Alfaya, J. Traidor melancólico [1991] 38 Esp (CDH )
      Tardó unos momentos en ver que llevaba unas gafas azuladas de montura de carey.
    • 1991 Quintero, E. Danza jaguar [1991] Ve (CDH )

      Ropero: un tubo metálico sostenido por dos patas bifurcadas, del cual cuelgan, en ganchos de alambre, cuatro camisas, dos pantalones y una chaqueta de tela negra con botones de carey.

    • 1991 Quintero, E. Danza jaguar [1991] Ve (CDH )
      Cuando quise preguntarle qué clase de bichos eran, mi padre tosió, se acomodó sus lentes oscuros con montura de carey, y luego, colocando su mano en mi frente, murmuró: «Cálmate, hijito. La fiebre te hace ver visiones».
    • 1991 Quintero, E. Danza jaguar [1991] Ve (CDH )
      Luego estuvo un rato revolviendo en su archivo, y de vez en cuando se volteaba hacia la pareja, refunfuñaba en un idioma extraño y lanzaba miradas oblicuas por encima de sus lentes de carey.
    • 1991 Rubín, R. Rezagados [1991] Mx (CDH )
      Y con el afán de tantas acomedidas, la metamorfosis resultó bastante favorable a su apariencia, viéndose la desconcertada Flor de Péchica convertida en una yori cobriza que no acertaba a mantenerse en equilibrio sobre los tacones y que además de esos ropajes lucía entre las recogidas crenchas del peinado una flor blanca y un brochecito de carey incrustado de piedrecillas luminosas.
    • 1991 Salazar, B. Otra selva [1991] Co (CDH )
      De golpe, me vi enfrente de un hombre de pelo rubio cenizo, bigote erizado y gafas de carey cayéndole aparatosamente sobre la nariz.
    • 1992 Alberto, E. Eternidad lunes [1994] 45 Cu (CDH )
      No alcanzó a terminar la disculpa porque desde el gallinero de las gradas un joven con camisa de leñador y tirantes elásticos, miope a juzgar por las gruesas gafas de carey, lo interrumpió con este abortivo grito de combate: «No seas payaso, payaso: que empiece la pachanga.» Brunno suspendió la perorata y abandonó el púlpito entre rechiflas, con más penas que glorias a su favor.
    • 1992 Alberto, E. Eternidad lunes [1994] Cu (CDH )
      Brunno Uribe lo reconoció enseguida: era aquel mismo joven de gruesas gafas de carey, con camisa de leñador y tirantes elásticos, que había lidereado la protesta del público en el arranque del espectáculo.
    • 1992 Alberto, E. Eternidad lunes [1994] 133 Cu (CDH )
      El cubano acompañó al cortejo hasta la puerta del camposanto y al bajar el ataúd se ajustó las gafas de carey y desapareció entre la nube de polvo que levantaron los gases de la motoneta.
    • 1992 Alberto, E. Eternidad lunes [1994] 135 Cu (CDH )
      Limpió las gafas de carey para cerciorarse que no se trataba de un espejismo.
    • 1992 Bojorge, R. Aventura submarina [1992] Ar (CDH )
      El atuendo del pescador submarino se componía de unos lentes binoculares de madera provistos de una lámina transparente de carey.
    • 1992 Jodorowsky, A. Canta pájaro [1994] Ch (CDH )
      Tenía 18 años y conforme a sus deseos infantiles no poseía ningún pelo en el cuerpo, ni en la cabeza ni en la cara ni en las axilas ni en el pubis: liso como una muñeca de carey.
    • 1992 Martín Gaite, C. Nubosidad [1994] 298 Esp (CDH )
      Pero tal promesa se quebró, al estrellarse intempestivamente contra otra sonrisa mucho más sarcástica de la Encarna de ahora cuando ridiculiza ciertas casas de la alta burguesía, donde es imposible apoyar en mesita alguna «libro, copa, cenicero, ni aun triste codo», por culpa de la multitud de fotos familiares enmarcadas en plata y carey que las atiborran y reducen a mero adorno.
    • 1992 Roa Bastos, A. Vigilia Almirante [1992] Py (CDH )
      Regresarán éstos, curados, portando grandes carapachos como petos y sombreros del mejor carey del mundo.
    • 1993 Rovinski, S. Herencia sombras [1993] 142 CR (CDH )
      Desde su escritorio, la recepcionista, una mujer madura, regordeta, muy maquillada, los miró reprensivamente con sus grandes anteojos de carey.
    • 1993 Sarduy, S. Cantantes [1967] Cu (CDH )

      Las Ojito(agitando grandes abanicos de nácar y carey)— Sí, pero no va a ejercitarse —¿con qué?

    • 1994 Fdz Cubas, C. Ágata [1994] 18 Esp (CDH )
      «Nunca hubiera creído que los jóvenes de hoy usaran aún ese término. Pero mira, aquí debe de estar...» Acababa de calarse unas gruesas gafas de carey y extendía sobre la mesa un manojo de llaves sujeto a un cordón que llevaba prendido de la cintura.
    • 1994 Fdz Cubas, C. Ágata [1994] 57 Esp (CDH )
      Por ejemplo, ¿qué significaba aquella palangana en la que flotaban trozos de calabaza, que despedía un olor fuerte, mareante, y que señalaba repentinamente la abadesa con un dedo acusador, con los ojos muy abiertos detrás de sus gafas de carey? «Es un remedio», se apresuraba a aclarar ante mi sorpresa la hermana que en los últimos tiempos se ocupaba de la cocina.
    • 1994 Prensa El Mundo, 11/02/1994 [1995] Esp (CDH )
      Mi vecino de butaca, un viejecillo que usa gafas con monturas de carey, me saca del trance, facilitándome un matusalénico devocionario de páginas amarillas.
    • 1995 Donoso, J. Morir elefantes [1995] Ch (CDH )
      Lo sujetó en su nuca con una peineta de carey.
    • 1995 Donoso, J. Morir elefantes [1995] Ch (CDH )
      Cuando entonaron los cánticos comunitarios —mientras rezaba con la cabeza gacha—, miró por el rabillo del ojo a su compañera de banco, que con tanto sentimiento y tan buen timbre acometía los legatos: era una negra espectacular, con un peinado como de carey.
    • 1995 Egido, L. G. Corazón inmóvil [1995] Esp (CDH )
      Frente a mí brillaba la chinera, con sus escalonadas torres de marfil, sus budas pacíficos y sus barcos trirremes, perdidos en un mar oriental de abanicos floridos, careyes brillantes, estuches nacarados, joyeros diminutos y figuritas exóticas y felices.
    • 1995 Egido, L. G. Corazón inmóvil [1995] 68 Esp (CDH )
      Otra tenía una peineta de carey, desdentada y ambarina, como un lujo insólito en aquel ambiente polvoriento y ajado, de vidas en ruina y de interrogaciones sin respuesta.
    • 1995 Hernández, Ramón Secreter rey [1995] Esp (CDH )
      Bancos, sillas, tribunas, acogen a los espectros vestidos de etiqueta, con chaqués y trajes oscuros de empolvadas damas tocadas con peinetas de carey y mantillas españolas.
    • 1995 Hernández, Ramón Secreter rey [1995] Esp (CDH )
      Tiene apoyado en el hombro un coqueto parasol, el pelo rubio y abundante recogido en un moño alto, sujeto con pequeñas peinetas de carey.
    • 1995 Hernández, Ramón Secreter rey [1995] Esp (CDH )
      Don Alfonso, sumido en su sopor, ve su mano sosteniendo una estilográfica Pelikan, de carey verde.
    • 1995 Hernández, Ramón Secreter rey [1995] Esp (CDH )
      En una mano llevaba el fino abanico de carey y en la otra un ramillete de claveles rojos y amarillos.
    • 1995 Martínez, T. E. StaEvita [1995] Ar (CDH )

      Pasaban la mañana en el montepío, donde compraban los objetos más inútiles:desde sombreros de las épocas victorianas y espejos de carey hasta percheros de plata y candelabros funerarios.

    • 1995 Martínez, T. E. StaEvita [1995] Ar (CDH )
      1) Florero en el escritorio, foto de la mamá, secante de nogal lustrado con incrustaciones de carey, frasco de perfume Atkinsons con pulverizador en el segundo cajón de la derecha, manual para aprender a redactar.
    • 1995 Martínez, T. E. StaEvita [1995] Ar (CDH )
      Recuerdo sus anteojos de carey, la solitaria brizna de pelo que se levantaba sobre la frente abombada, los labios finos como un tajo.
    • 1995 Martínez, T. E. StaEvita [1995] Ar (CDH )
      Uno de ellos se puso unos lentes de carey oscuro para estudiar el pájaro de cerca.
    • 1995 Pozo, R. Noche tahúres [1995] Esp (CDH )
      La señora moribunda, la jugadora de las jugadoras, nos recibe sentada en un sillón de color caoba mientras se aparta la mosca de la que habla Gatopardo con un abanico de carey.
    • 1995 Prensa El Mundo, 30/10/1995 [1996] Esp (CDH )
      El abuelo, con sus gafas de carey y el rostro inmutable, hablaba con voz más o menos segura ante las cámaras de la televisión, acostado en la cama de un hospital.
    • 1995 Ramírez, Sergio Baile máscaras [1995] 154 Ni (CDH )
      Y como si nunca hubiera ocurrido nada, como si apenas hoy mismo en la tarde se hubieran despedido, lo tomaba por los hombros, y esforzándose para verlo bien tras sus gruesos lentes de marco de carey, le decía: caray, muy bonito y original tu disfraz de beduino, me recuerda mucho al galán inmortal Rodolfo Valentino.
    • 1995 Serrano, M. Antigua vida mía [1995] Ch (CDH )
      ¿De los anteojos celestes con marco de carey, alargados en sus puntas? No, no basta.
    • 1995 Serrano, M. Antigua vida mía [1995] Ch (CDH )
      «¿Qué época fue ésa, Josefa?», me preguntaba, «¿qué lentes usaba yo?» Piti, le decían por sus horribles anteojos con marco de carey celeste, puntudos en sus esquinas.
    • 1996 Casares, C. Dios sillón azul [1996] 244 Esp (CDH )
      En seguida notó que provenía de su compañero de asiento, un hombre de cerca de cuarenta años, vestido con una chaqueta inglesa de color gris, pelo blanco, bigote natural, apenas recortado, y gafas finas de carey.
    • 1996 Díaz, Jesús Piel máscara [1996] Cu (CDH )
      Aunque la primera llevara el pelo suelto, usara pantalón, aretes de carey y sandalias, y la segunda apareciera ahora ante mis ojos enfundada en un regio vestido color crema, con una cruz de plata en el cuello, el cabello cuidadosamente recogido, medias de seda y finísimos zapatos de tacón que realzaban su estatura, lo que más contribuía a hacerlas definitivamente distintas eran sus actitudes respectivas.
    • 1996 Prensa Proceso, 10/11/1996 [1996] Mx (CDH )

      Pero la altivez de sus cejas y la sonrisa burlona la delatan: la castaña cabellera está sujeta con sus tradicionales peinetas de carey. De su cuello cuelga un cordón que sostiene una figura blanquiazul.

    • 1997 Solares, I. Mártires [1997] 106 Mx (CDH )
      El hombre se puso en cuclillas y la miró por encima de sus lentes de carey, con esa mirada fría, que no cambiaba.
    • 1998 Gamboa, S. Páginas vuelta [1998] Co (CDH )
      El hombre era bajito, barrigón, con ojos pequeños enmarcados por inmensos lentes de carey negro.
    • 1998 González, R. Bello habano [1998] Cu (CDH )
      Recurren a exotismos extremos cuando introducen el carey o las pieles llegadas de indias para atesorar los indianos polvos.
    • 1999 González, E. Quién como Dios [1999] Mx (CDH )
      Desde entonces, Sole los rescató de aquel asfixiante recinto y pasaron al amor del estuche de carey.
    • 1999 Lastra, M.ª T. Restaurar muebles [1999] Esp (CDH )
      El carey se pega de diferentes maneras.
    • 1999 Lastra, M.ª T. Restaurar muebles [1999] Esp (CDH )
      Nácar, marfil, hueso, cuerno, carey, celuloide...
    • 1999 Lastra, M.ª T. Restaurar muebles [1999] 220 Esp (CDH )
      El carey se puede alisar pasando lijas de mayor a menor grano, las más gruesas para desbastar y, las más finas para eliminar el posible rayado de las lijas gruesas.
    • 1999 Lastra, M.ª T. Restaurar muebles [1999] Esp (CDH )
      Una mezcla que sirve de adhesivo para el carey es la siguiente: en ciento veinticinco partes de alcohol de 900, se disuelven treinta partes de laca, diez partes de mastique y dos de trementina.
    • 1999 Lastra, M.ª T. Restaurar muebles [1999] Esp (CDH )
      El carey se derrite un poco en las juntas y forma un cimento que une con gran fuerza los trozos.
    • 1999 Lastra, M.ª T. Restaurar muebles [1999] Esp (CDH )
      Se calientan dos planchas y sin retirar el papel, se presiona el carey entre ambas durante unos minutos.
    • 1999 Lastra, M.ª T. Restaurar muebles [1999] Esp (CDH )
      Consiste en embutir en la superficie de la madera piezas de otras maderas preciosas para contrastar y enriquecer el trabajo, o piezas de nácar, marfil, carey, piedras duras..., formando dibujos de mosaico.
    • 1999 Lastra, M.ª T. Restaurar muebles [1999] Esp (CDH )
      La incrustación de oro, plata o madreperla en el carey se lleva a cabo situando las piezas en el sitio elegido, presionando, y sumergiendo en agua caliente.
    • 1999 Lastra, M.ª T. Restaurar muebles [1999] Esp (CDH )

      Animal: marfil, hueso, cuerno, carey, madreperla o nácar y cuero.

    • 1999 Lastra, M.ª T. Restaurar muebles [1999] Esp (CDH )
      Intervienen, además de chapas de diferentes maderas, otros materiales preciosos como nácar, carey, marfil, plata, piedras, etc. Todos ellos van en un mismo plano, teniendo la superficie el mismo rasero.
    • 1999 Lastra, M.ª T. Restaurar muebles [1999] Esp (CDH )
      Afina y pulimenta materiales como el carey, nácar, marfil, hueso, asta, etc.
    • 1999 Lastra, M.ª T. Restaurar muebles [1999] Esp (CDH )
      Debemos de tener en cuenta que, en la restauración, además de la madera nos vamos a encontrar otros materiales integrados en los muebles, diferentes a la madera, tales como el carey, el marfil, diversos metales, hueso, piedras duras, cuero, papel... por lo que trataremos de adquirir información sobre estos materiales para encolarlos adecuadamente.
    • 1999 Lastra, M.ª T. Restaurar muebles [1999] Esp (CDH )
      Estas dos últimas fijadoras, de disco y de banda, tienen una versión de tamaño pequeño, que facilita el trabajo sobre piezas de marquetería de nácar, hueso, marfil, carey, etc.
    • 1999 Lastra, M.ª T. Restaurar muebles [1999] 48 Esp (CDH )
      Además de los metales, pule y abrillanta materiales preciosos como el carey, marfil, hueso, asta, nácar, etc.
    • 2001 RAE DRAE 22.ª ed. (NTLLE)
      carey [...] m. Materia córnea que se saca en chapas delgadas calentando por debajo las escamas del carey.
    • 2001 RAE DRAE 22.ª ed. (NTLLE)
      caray [...] carey (‖ materia córnea).
    • 2003 Skármeta, A. Baile Victoria [2003] Ch (CDH )
      A un metro de él había un anciano con gruesos lentes de carey, un cigarrillo encendido en la punta del labio, cuya ceniza caía regularmente sobre su abrigo, y dueño de un rostro curtido por la experiencia, que con seguridad incluiría la filosofía hípica.
    • 2012 Maldonado, T. Teoría de las catástrofes Mx (CORPES)
      Se puso unos lentes bifocales de pasta de carey que había mantenido colgados al cuello por una leontina. Revolvió una carpeta que contenía los documentos de Anselmo, la solicitud de trabajo y el currículo que la mujer de recursos humanos había puesto a su disposición.
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      carey [...] m. Materia córnea que se saca en chapas delgadas calentando por debajo las escamas del carey.
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      caray [...] carey (‖ materia córnea).
    • 2016 Ganora, E. "Lorca: olvido socialismo" [27-06-2016] La Tercera (Santiago de Chile) Ch (CORPES)
      Mediodía del viernes. En la Plaza de la Constitución, a los pies del monumento a Salvador Allende, un grupo de socialistas–militantes activos, pasivos y otros "de toda la vida"– despliegan un lienzo con la imagen de un joven barbudo, con una mirada protegida por unos lentes de gruesos marcos de carey. Abajo del rostro, su identidad: Carlos Lorca. Así, se iniciaba un discreto homenaje al ex diputado del Partido Socialista que un 25 de junio de 1975 fuera detenido y desaparecido por la DINA, órgano represor de la dictadura.
  2. s. m. o f. Reptil marino de la familia de los quelónidos de hasta 90 centímetros de longitud y 80 kilogramos de peso, con un pico puntiagudo y curvo, la mandíbula superior prominente, y los bordes del caparazón en forma de sierra; vive normalmente en los arrecifes de coral de los océanos Pacífico, Índico y Atlántico. Nombre científico: Eretmochelys imbricata.
    docs. (1529-2018) 64 ejemplos:
    • 1529 Góngora, M. Conquistadores Tierra Firme Pa (Boyd-Bowman)
      [...] rescató (...) una canoa en carey en çinquenta pesos y quatro tomines [...].
    • 2018 Anónimo "Tortugas marinas aletas" [31-03-2018] La Opinión de Tenerife (Santa Cruz de Tenerife) Esp (HD)
      El análisis de Fujii y Van Houtan utilizando fotos y vídeos encuentra ejemplos muy extendidos de comportamientos como una tortuga verde sosteniendo una gelatina, una caguama rodando una concha de peregrino en el lecho marino y una carey presionando contra un arrecife para apalancar una anémona.
    • 1529 Góngora, M. Conquistadores Tierra Firme Pa (Boyd-Bowman)
      [...] rescató (...) una canoa en carey en çinquenta pesos y quatro tomines [...].
    • 1623 Anónimo Príncipe Gales Escorial Actos públicos Madrid Esp (CDH )

      Al que traxo la espada, que le embio el Principe de Gales, mil y quinientos ducados.

      Tres sillas de manos guarnecidas de oro, y una dellas de concha de Carey.

      La señora Infanta de las Descalças le embio escritorios con olores, ropa blanca, y bordados, y otras cosas de mucho valor.

    • 1653 Cobo, B. HNuevo Mundo [1890-1893] Esp (CDH )
      Hállanse algunas diferencias de Tortuga, y entre ellas es muy conocida la llamada Carei, que es menor que las comunes y no se halla en todas partes, de cuyas conchas se hacen ricos escritorios, cajuelas de antojos y otras muchas cosas curiosas.
    • 1680 Legislación Cédula Real precios fol. 13v Esp (BD)
      Cada sortija de concha de caray, a medio real. Cada gruessa de sortijas de azabache, que son doze dozenas, a nueue reales.
    • 1714 Anónimo Arzobispos obispos catedrales Nueva España I, 409 Cedulario americano Esp (CDH )
      Por cuanto hallándome enterado de las horrorosas hostilidades y sacrilegios ejecutados por los indios infieles, caribes, negros, zambos, que se hallan poblados desde el año de 1641 en el paraje nombrado Isla de Mosquitos, situado entre los dos mares del Norte y Sur, confinante a las provincias de Nicaragua y Honduras, en las de Guatemala, los cuales diestros en el manejo de las armas, con fomento de ingleses de Jamaica con quien tienen comercio de conchas de carey, por surtimiento de otras cosas de que necesitan para su vivir, han conseguido desde su población hacer continuadas invasiones en las referidas provincias de Honduras y Nicaragua, cautivando en ellas a mucho número de indios cristianos, vendiéndolos por esclavos a ingleses, apoderándose de sus mujeres y de todas las demás indias que prenden para aumentar sus gentes [...].
    • c1754 Delgado, J. J. HGral islas Poniente [1892] Fi (CDH )
      La concha del carey abunda en aquellas islas, y les sirve para hacer cuchillos, porque no conocen el hierro, ni otro metal.
    • 1769 Nava, J. J. Carta indios Mosquitos Historia de Costa Rica CR (CDH )
      Como los indios no tienen otro ejercicio que la pesca del carey y los Caribes que aprisionan, y en cambio de esto les dan los ingleses ropas para vestir sus familias, aguardiente, fusiles, pólvora y balas, una vez que muden de dominación es forzoso que los Españoles les den los mismos efectos en cambio, porque de otra suerte les era imposible mantenerse.
    • 1774-1775 Requena, F. Descripción Guayaquil [1984] Ec (CDH )
      149. En toda la costa desde la Punta de Santa Elena hasta el río de las Esmeraldas se coge muchas conchas de carey: entre la variedad de tortugas es la de esta especie muy común, aunque la pescan poco; y tiñen hilo de color púrpura de varios caracoles diferentemente pintados y que producen un mismo efecto: sin duda deben ser éstos el Murice y Bucinum, tan estimados de los antiguos por el especial color permanente con que en aquél tiempo, que no se conocía la grana, se distinguían los magistrados en los grandes imperios, y como propio y distintivo de su dignidad eran por él respetados.
    • 1797 Reigada, F. Informe misioneros NGuatemala Docs HCosta Rica Gu (CDH )
      y con el Comerció de los Ingleses que vienen de la Isla de San Andrés á la Pesca del Carey en la de Bocatoro, se hallan surtidos de lo que necesitan en las Montañas y tan enamorados de los Ingleses que al tiempo de la Pesca se bajan al mar por ellos y se olvidan entonces de los Parientes que tienen en los pueblos, á quienes solían visitar con frecuencia.
    • 1803 Salvador, José Informe sobre las pesquerías de perlas y caracol de tinte en Nicoya Documentos para la historia de Costa Rica CR (CDH )

      El medio más propio y oportuno para que se fomentara estas pezcas es el de aumentar aquel vecindario y que al mismo tiempo hubiera sugetos de caudad que se interesasen en ellas; y de otro modo contemplo imposible se prosiga la prosperidad que se apetece.

      En la costa del mismo mar del Sur del Realejo, Puerto Principal de esta Provincia, se consigue la del Carey, poca, no hay abundante, y en los meses de verano escasea ésta. null
    • 1854 Pichardo, E. Geografía Cuba III p. 155 Cu (BD)
      En las aguas de todo el litoral austral abundan los Robalos, Cuberas, Sardinas de ley, Jureles, Mojarras, Siguaguas, Casabes, Chiribicos, Rabí-rubias, Aguají, Chemas, Pezperro, Pez-sierra, Guasas, Tintoreras, Cornudas, Tiburones, Toninas ó Bufeos, Manatíes, Tortugas, Careyes, Caguamas &.
    • 1840-a1862 El Cucalambé Poesías [1974] 130 Cu (CDH )
      / Bellas son estas riberas / Donde se arrastra el carey, / Donde florece el quivey / Entre verdes cortaderas.
    • 1889 Perpiñá, A. El Camagüey p. 121 Cu (BD)
      En estas desiertas playas del mar,--contestóme,- se hallan en abundancia tortugas de riquísima carne; siendo algunas de ellas tan enormes, que alcanza su peso hasta 12 arrobas. Las caguamas y los careyes son de menor tamaño; pero, el carey sobre todo, constituye un ramo de comercio sumamente lucrativo para los pescadores que venden á gran precio sus ricas escamas. Nosotros llamamos jacos á las pequeñas tortugas marinas.
    • c1890 Glz Fdz, A. Memorándum zoología [1890] Esp (CDH )

      Tipos de las enumeradas familias son respectivamente los géneros Testudo(T. grecaL., tortuga); Emys(E. caspicaGm.; galápago) Tryonixy Chelonea(Ch. imbricataL., carey).

    • 1904-1905 Benejam, J. Escuela práctica [2003] Esp (CDH )
      El carey es la tortuga más pequeña, y el galápago es tortuga de agua dulce.
    • 1924 Rivera, J. E. Vorágine [1995] Co (CDH )

      Los maipureños que vinieron del Vichada con Helí Mesa parecían mudos. Adivinar su edad, era empresa tan aleatoria como calcularles los años a los careyes. *Ni el hambre, ni la fatiga, ni las contrariedades alteraron el pasivo ceño de su indolencia.

    • 1950 Ortiz, F. Africanía música Cuba p. 190 Cu (FG)
      La palabra folklórica que hace siglos se forjó por los conquistadores, derivada de la cabeza eréctil y entráctil del caray o carey.
    • 1962 Carpentier, A. Siglo luces [1979] 57 Cu (CDH )
      La nave cruzaba por un banco de careyes; dos marineros, desde un bote recién arriado, trataban de atrapar al más grande con nudos corredizos.
    • 1994 Solares, I. Nen [1994] 57 Mx (CDH )
      Durante su estancia en Cuba iba con otros compañeros en una barca, de las bocas de Bani a Santiago de Baracoa, a pasear nomás, a tirarse a la playa, a mirar unas nubes luminosas, inmóviles, tan lentas en cambiar de forma que a veces no les bastaba el día entero para desdibujar una cabeza de león o un supuesto abrazo de dos amantes. Iban a oír las caracolas y su música de pleamar, a contemplar como niños los careyes, acorazados de topacios, que ocultaban sus huevos en agujeros en la arena y que luego rellenaban y barrían con sus patas escamosas, algo en verdad divertido. Felipe sentía como que el mundo recién se iniciaba.
    • 2002 Álvz Gil, A. Naufragios Cu (CORPES)
      Cuando su marido lo supo la sometió a una fuerte reprimenda. ¿Acaso ella no sabía que el carey y la caguama eran especies protegidas, y que su captura estaba rigurosamente prohibida por las leyes cubanas? ¿No se daba cuenta de que si los canadienses eran afiliados a algún partido ecologista, podían repudiar aquello y hasta denunciarlos a las autoridades?
    • 2012 Correa Angulo, G. E. "Dunas zona costanera" [01-12-2012] Diálogo Digital. San Juan: dialogodigital.com, PR (CORPES)
      De igual forma, las dunas funcionan como habitat para algunas especies en peligro de extinción como los tinglares y los carey. Estas montañas de arena, además, están compuestas por una cantidad limitada de flora la cual resiste condiciones ambientales extremas.
    • 2018 Anónimo "Tortugas marinas aletas" [31-03-2018] La Opinión de Tenerife (Santa Cruz de Tenerife) Esp (HD)
      El análisis de Fujii y Van Houtan utilizando fotos y vídeos encuentra ejemplos muy extendidos de comportamientos como una tortuga verde sosteniendo una gelatina, una caguama rodando una concha de peregrino en el lecho marino y una carey presionando contra un arrecife para apalancar una anémona.
    • 1529 Góngora, M. Conquistadores Tierra Firme Pa (Boyd-Bowman)
      [...] rescató (...) una canoa en carey en çinquenta pesos y quatro tomines [...].
    • 1623 Anónimo Príncipe Gales Escorial Actos públicos Madrid Esp (CDH )

      Al que traxo la espada, que le embio el Principe de Gales, mil y quinientos ducados.

      Tres sillas de manos guarnecidas de oro, y una dellas de concha de Carey.

      La señora Infanta de las Descalças le embio escritorios con olores, ropa blanca, y bordados, y otras cosas de mucho valor.

    • 1627 Real Díaz, J. J. (ed.) Catálogo cartas Puerto Rico [1968] PR (Boyd-Bowman)
      [...] que el carey se pese asimismo en la pescadería como el pescado, por arreldes [...].
    • 1653 Cobo, B. HNuevo Mundo [1890-1893] Esp (CDH )
      Hállanse algunas diferencias de Tortuga, y entre ellas es muy conocida la llamada Carei, que es menor que las comunes y no se halla en todas partes, de cuyas conchas se hacen ricos escritorios, cajuelas de antojos y otras muchas cosas curiosas.
    • 1680 Legislación Cédula Real precios fol. 13v Esp (BD)
      Cada sortija de concha de caray, a medio real. Cada gruessa de sortijas de azabache, que son doze dozenas, a nueue reales.
    • 1714 Anónimo Arzobispos obispos catedrales Nueva España I, 409 Cedulario americano Esp (CDH )
      Por cuanto hallándome enterado de las horrorosas hostilidades y sacrilegios ejecutados por los indios infieles, caribes, negros, zambos, que se hallan poblados desde el año de 1641 en el paraje nombrado Isla de Mosquitos, situado entre los dos mares del Norte y Sur, confinante a las provincias de Nicaragua y Honduras, en las de Guatemala, los cuales diestros en el manejo de las armas, con fomento de ingleses de Jamaica con quien tienen comercio de conchas de carey, por surtimiento de otras cosas de que necesitan para su vivir, han conseguido desde su población hacer continuadas invasiones en las referidas provincias de Honduras y Nicaragua, cautivando en ellas a mucho número de indios cristianos, vendiéndolos por esclavos a ingleses, apoderándose de sus mujeres y de todas las demás indias que prenden para aumentar sus gentes [...].
    • c1754 Delgado, J. J. HGral islas Poniente [1892] Fi (CDH )
      La concha del carey abunda en aquellas islas, y les sirve para hacer cuchillos, porque no conocen el hierro, ni otro metal.
    • 1769 Nava, J. J. Carta indios Mosquitos Historia de Costa Rica CR (CDH )
      Como los indios no tienen otro ejercicio que la pesca del carey y los Caribes que aprisionan, y en cambio de esto les dan los ingleses ropas para vestir sus familias, aguardiente, fusiles, pólvora y balas, una vez que muden de dominación es forzoso que los Españoles les den los mismos efectos en cambio, porque de otra suerte les era imposible mantenerse.
    • 1772 Ulloa, A. Noticias [2003] Esp (CDH )

      Tambien abundan aquellas costas de Careis; y aunque estos son parecidos á aquellos, por ser una de las especies de ellas, hay mucha diferiencia en la carne, siendo nociva para la salud, en vez que la otra no lo es: las costas y demás Islas de aquel Mar, particularmente las que están entre la Equinocialy el Trópico de Cancer, son abundantes de las primeras; pero fuera de las inmediaciones de la Habanano son frecuentes los Careyes. En el Mar del Súrno son tan generales las Tortugas; y en la Luisianason bien raras; pero en los Rios que entran en el Misisipilas hay, cuyo grandor es hasta de media vara; siendo muy pequeñas respecto del tamaño que tienen las del Mar, y particularmente desde la Habana, ácia Cartagénay Tierra-Firme

    • 1772 Ulloa, A. Noticias [2003] Esp (CDH )
      Tambien abundan aquellas costas de Careis; y aunque estos son parecidos á aquellos, por ser una de las especies de ellas, hay mucha diferiencia en la carne, siendo nociva para la salud, en vez que la otra no lo es: las costas y demás Islas de aquel Mar, particularmente las que están entre la Equinocial y el Trópico de Cancer, son abundantes de las primeras; pero fuera de las inmediaciones de la Habana no son frecuentes los Careyes.
    • 1774-1775 Requena, F. Descripción Guayaquil [1984] Ec (CDH )
      149. En toda la costa desde la Punta de Santa Elena hasta el río de las Esmeraldas se coge muchas conchas de carey: entre la variedad de tortugas es la de esta especie muy común, aunque la pescan poco; y tiñen hilo de color púrpura de varios caracoles diferentemente pintados y que producen un mismo efecto: sin duda deben ser éstos el Murice y Bucinum, tan estimados de los antiguos por el especial color permanente con que en aquél tiempo, que no se conocía la grana, se distinguían los magistrados en los grandes imperios, y como propio y distintivo de su dignidad eran por él respetados.
    • 1774-1776 Rodríguez, M. Rel ysla Amat [1992] Pe (CDH )
      Se dará noticia del rito que se obserba para comer la tortuga o carei, y asi mismo a quien se priva el comerla y a donde se deba cocinar.
    • 1777 Vargas, F. J. Reconocimiento Costa de Mosquitos Docs Historia Costa Rica CR (CDH )
      Este es escelente Puerto por su mucho fondo y calidad de el buen abrigo y abundancia de agua, tanto por el río de Nicaragua como por tres Casimbas abundantes que hay en la playa, y es el más apto para impedir á los Indios, caso que conviniese, la pesca del Carey; pero como el principal renglón que sostiene á los Ingleses establecidos en esta parte de sus Costas es el mucho Comercio que tienen con los Españoles de Costa Rica y Laguna de Granada, así como los de la parte del Río Tinto con los de Guatemala, y las maderas que sacan de las Lagunas de Perlas y Bluefields no faltándoles esto les será de muy poco momento dicha pesca [...].
    • 1778 Fernández de Bobadilla, Juan Título en favor del almirante Alpárez Talan Delze 63 Documentos para la historia de Costa Rica CR (CDH )
      Y en su consecuencia, con asistencia de Don Antonio de la Fuente, Alférez R.l, rexidor y Alcalde ordinario de primero voto, de Don Thomás López del Corral, Alguacil mayor y rexidor de esta dicha Ciudad, por medio de Intérprete, á causa de no entender nuestro Ydioma, se le instó afirmándole cuanto se contiene en lo inserto, instándole se viniese á situar y vivir inmediato al Valle de Matina, á la margen del río ó donde le pareciese útil, con los de su parcialidad, asentándole la propuesta de hacer siembras de todos granos, Cacaguatales, Cañaberales y otros frutos, con el logro de tener más próxima la pesca del Carey y el Comercio con los Españoles, trato y contrato amplio, dejando la comunicación y Comercio de los Ingleses.
    • 1787 Anónimo Relación Portobelo Omoa PRUEBA Documentos historia Costa Rica CR (CDH )
      A esta boca de Río ocurren los Sambos é Ingleses á Pescar carey.
    • 1787 Anónimo Relación Portobelo Omoa PRUEBA 235 Documentos historia Costa Rica CR (CDH )
      En esta Costa hay un Callo ó Isla que llaman Escudo de Veraguas, al Norte, que tiene muchos Arb.s de cacao, y 3 Leguas en redondo está el arrecife al Sudueste, al fin de el que ay una media Luna endonde puede Anclar cualquier Navío en Arena blanca, en 5, 6 y 7 brazas de agua, y ay providencia de todas lagos de Pescados, Tortugas y carey con Aguada.
    • 1787 Anónimo Diario G. Vallejo Costa Mosquitos [1908] Ni (CDH )
      [...] que juntaria los prisioneros que tenia, para entregarlos quando bolbiesse algun buque español por aquel paraje, haciendo desde luego entrega de quatro, de los quales, uno que era de Costa Rica, se quedó para trasferirsse á aquel pais con las piraguas del Governador quando fuessen á Matina á la pesca del carey, y una muchacha de siete años que havian cojido quando solo tenia uno, hizo fuga al monte; dijo tambien el Governador que una mestiza ynglesa que existia en Barrancas tenia tres mugeres españolas que estaban casadas con yndios, y que por deudas de estos, la ynglesa se las havia quitado.
    • 1787 Anónimo Diario G. Vallejo Costa Mosquitos [1908] Ni (CDH )
      [...] se escusó Jonter diciendo no tenia facultades para exigirselos, pero reconvenida la ynglesa por nosotros, sobre tener injustamente como esclabos unos individuos libres, respondió que los yndios á quienes havia tomado las quatro mugeres y cinco muchachos que tenia, le debian 150 conchas de carey, que debian producirle de 500 á 600 pesos, y que no podia perder este caudal; pero buelta á instar por nosotros y Jonter, se convino á entregarlos por la gratificación de 125 pesos, que en consideracion á libertar aquellos miserables de su esclavitud se franquearon á la mestiza, y recojidos se condugeron á la corbeta Pio.
    • 1797 Reigada, F. Informe misioneros NGuatemala Docs HCosta Rica Gu (CDH )
      y con el Comerció de los Ingleses que vienen de la Isla de San Andrés á la Pesca del Carey en la de Bocatoro, se hallan surtidos de lo que necesitan en las Montañas y tan enamorados de los Ingleses que al tiempo de la Pesca se bajan al mar por ellos y se olvidan entonces de los Parientes que tienen en los pueblos, á quienes solían visitar con frecuencia.
    • 1803 Salvador, José Informe sobre las pesquerías de perlas y caracol de tinte en Nicoya Documentos para la historia de Costa Rica CR (CDH )

      El medio más propio y oportuno para que se fomentara estas pezcas es el de aumentar aquel vecindario y que al mismo tiempo hubiera sugetos de caudad que se interesasen en ellas; y de otro modo contemplo imposible se prosiga la prosperidad que se apetece.

      En la costa del mismo mar del Sur del Realejo, Puerto Principal de esta Provincia, se consigue la del Carey, poca, no hay abundante, y en los meses de verano escasea ésta. null
    • 1811 Anónimo Informes Consejo de Indias Docs Historia Costa Rica CR (CDH )

      Las noticias históricas más recientes acreditan que mantiene un vecindario de 50 á 60 mil almas; que sus naturales son activos y laboriosos; que su suelo es fertilísimo; que sus montes crían todo género de maderas exquisitas y de arquitectura Civil y Naval; que se cultiva el Cacao, azúcar, Trigo, arroz, maíz, &.ª; que en sus Costas se pesca la perla, hay el Carey y el Caracol del Tinte morado, conocido por su excelencia; y en fin, que posee minas de oro, plata, plomo y cobre, de suerte q.e su nombre le conviene en propiedad, al paso que atendida la descripción del Gobernador sólo por ironía.

    • 1836 Pichardo, E. DiccVocesCubanas Cu (BD)
      CAREY [...] s. m. Especie de tortuga que lleva las preciosas conchas de su nombre, tan estimado por ellas, cuanto despreciado por su carne. Es abundante en estos mares principalmente en los alrededores de los cayos de las doce leguas. Se dice que los dos secsos pasan muchos meses unidos sin intervalos.
    • 1852 Castro Rossi, A. GDiccLengEsp (NTLLE)
      CAREY. s. m. Tortuga marítima, cuya concha es la más hermosa de todas las conchas de tortugas.
    • 1854 Pichardo, E. Geografía Cuba III p. 155 Cu (BD)
      En las aguas de todo el litoral austral abundan los Robalos, Cuberas, Sardinas de ley, Jureles, Mojarras, Siguaguas, Casabes, Chiribicos, Rabí-rubias, Aguají, Chemas, Pezperro, Pez-sierra, Guasas, Tintoreras, Cornudas, Tiburones, Toninas ó Bufeos, Manatíes, Tortugas, Careyes, Caguamas &.
    • 1840-a1862 El Cucalambé Poesías [1974] 130 Cu (CDH )
      / Bellas son estas riberas / Donde se arrastra el carey, / Donde florece el quivey / Entre verdes cortaderas.
    • 1884 RAE DRAE 12.ª ed. (NTLLE)
      Carey [...] m. Reptil parecido á la tortuga: tiene las extremidades anteriores más largas que las posteriores, mandíbulas festoneadas y trece escamas en el espaldar pardas ó leonadas y recargadas las unas sobre las otras: su carne es indigesta, pero los huevos son excelentes; especie cosmopolita, pero que frecuenta mucho las costas de América, donde se pesca por el valor que sus productos tienen en el comercio.
    • 1889 Perpiñá, A. El Camagüey p. 121 Cu (BD)
      En estas desiertas playas del mar,--contestóme,- se hallan en abundancia tortugas de riquísima carne; siendo algunas de ellas tan enormes, que alcanza su peso hasta 12 arrobas. Las caguamas y los careyes son de menor tamaño; pero, el carey sobre todo, constituye un ramo de comercio sumamente lucrativo para los pescadores que venden á gran precio sus ricas escamas. Nosotros llamamos jacos á las pequeñas tortugas marinas.
    • c1890 Glz Fdz, A. Memorándum zoología [1890] Esp (CDH )

      Tipos de las enumeradas familias son respectivamente los géneros Testudo(T. grecaL., tortuga); Emys(E. caspicaGm.; galápago) Tryonixy Chelonea(Ch. imbricataL., carey).

    • 1904-1905 Benejam, J. Escuela práctica [2003] Esp (CDH )
      El carey es la tortuga más pequeña, y el galápago es tortuga de agua dulce.
    • 1908 Barrios Ríos, J. M. País perlas p. 30 Mx (BD)
      Cuando el jefe de la casa ha partido á una expedición, no por esto la canoa queda improductiva, pues la utilizan los muchachos yendo á los esteres y marismas á coger careyes y caguamas, dos especies de tortuga abundantísimas en todo el litoral, ó bien se alquila la embarcación á los vecinos.
    • 1909 Bolívar Urrutia, I. / Calderón, S. HNatural, III: Zoología (2.ª ed.) [1909] Esp (CDH )
      Corresponde á esta familia la Chelone imbricata L., que es el carey, y el Thalassochelys caretta L., que se hallan ambas en el Atlántico y aun la segunda en el Mediterráneo, y tienen el caparazón cubierto de grandes placas córneas, y el Sphargis coriacea Gray, que carece de ellas, y está cubierto por una piel coriácea, encontrándosele á veces en el Mediterráneo, donde se le conoce con el nombre de laud, por las quillas que ofrece el caparazón.
    • 1909 Lugones, L. Lunario sentimental [1988] Ar (CDH )
      / Crencha rubia o castaña / Que malmuerde el carey, / Nucas gusto a champaña, / Senos al new-mown-hay.
    • 1924 Rivera, J. E. Vorágine [1995] Co (CDH )

      Los maipureños que vinieron del Vichada con Helí Mesa parecían mudos. Adivinar su edad, era empresa tan aleatoria como calcularles los años a los careyes. *Ni el hambre, ni la fatiga, ni las contrariedades alteraron el pasivo ceño de su indolencia.

    • 1925 Maluquer, J. Reptiles Historia natural, I Esp (FG)
      Alcanza la Carey hasta 80 cm, y es esencialmente carnívora, alimentándose de peces y moluscos, no siendo comestible su carne, no obstante lo cual esta especie es perseguida para aprovechar sus placas córneas con las que se fabrican la multitud de objetos de concha que se encuentran en el comercio.
    • 1923-1927 Suárez, M. F. Sueños Luciano III [1941] Co (CDH )
      pero aun así, son capaces de ocupación eventual, cosa que han practicado los habitantes del archipiélago, trasladándose a Roncador y Quitasueño a la pesca de carey.
    • 1928 Carrasquilla, T. Marquesa Yolombó [1984] Co (CDH )
      Lo menos será que te nos aparezcas aquí como un carey o una arracacha morada, bien tomaíta por el carate.
    • 1931 Núñez, E. B. Cubagua [1931] Ve (CDH )

      Stakelun esquivaba la modorra, el ambiente perezoso. Cazaba monos, conejos, venados, perdices. Emprendía excursiones a las islillas vecinas donde abunda el carey, las orchilas color de ébano que esmaltan el polvo milenario de conchas.

    • 1936 RAE DHLE 1.ª ed. (NTLLE)
      CAREY. m. Tortuga de mar, como de un metro de longitud, con las extremidades anteriores más largas que las posteriores, los pies palmeados, las mandíbulas festondeadas y la concha del espaldar de color pardo o leonado y dividida en segmentos imbricados. Su carne es indigesta, pero sus huevos se aprecian como manjar excelente; abundan en Méjico, donde se pesca por el valor que tiene en el comercio.
    • 1939 Anónimo Trad HPuerto Rico MIller [1939] 153 PR (CDH )
      Se pasan muchos dias y aun se han pasado semanas despues que yo estoy aquí, sin que se haya pesado baca en la carnicería ni tocino ni otro género de carne, en lugar de la cual se suelen pesar unas tortugas grandes del mar que acá llaman careyes... y tienen la carne como de baca aunque es peor sustento, y de este ha faltado también aun para mi familia, si bien algunas personas me han presentado terneras y carneros con que lo hemos pasado bien á Dios gracias, que aunque pobremente la mesa es siempre de Obispo de la que dá de si la tierra porque con hacer dos ó tres guisados de la ternera, algun abe, y dulces que hay en abundancia y con algunas frutas que diremos despues, está la familia contenta y bien mantenida, pero en esta Isla siempre pasan mucho trabajo por no estar cierta la carne en la carnicería todos los días... /
    • 1950 Ortiz, F. Africanía música Cuba p. 190 Cu (FG)
      La palabra folklórica que hace siglos se forjó por los conquistadores, derivada de la cabeza eréctil y entráctil del caray o carey.
    • 1962 Carpentier, A. Siglo luces [1979] 127 Cu (CDH )
      Como las islas, a veces, eran angostas, Esteban, para olvidarse de la época, marchaba solo, a la otra banda, donde se sentía dueño de todo: suyas eran las caracolas y sus músicas de pleamar; suyos los careyes, acorazados de topacios, que ocultaban sus huevos en agujeros que luego rellenaban y barrían con las escamosas patas; suyas las esplendorosas piedras azules que rebrillaban sobre la arena virgen de la restinga jamás hollada por una planta humana.
    • 1962 Carpentier, A. Siglo luces [1979] 57 Cu (CDH )
      La nave cruzaba por un banco de careyes; dos marineros, desde un bote recién arriado, trataban de atrapar al más grande con nudos corredizos.
    • 1957-1974 Alvarado, S. Ciencias Naturales (5.º Bachillerato) [1974] Esp (CDH )
      Unas son terrestres (fig. 109), como la tortuga común; otras son marinas, como el carey, que produce la concha, y la tortuga comestible, que puede llegar a pesar 500 kilogramos.
    • 1975 Ortiz, F. Música afrocubana [1975] Cu (CDH )
      Cuando el iracundo hechicero le lanza a un espíritu la palabra "¡carajo!", tan frecuente en la coprolalia de Cuba, pronuncia una holófrasis, que no es solamente la palabra folklórica que hace siglos se forjó por los conquistadores, derivada de la cabeza eréctil y contráctil del caray o carey, para designar eufemísticamente el pene masculino en función sexual, sino la condensación de todo un complejo concepto con sentido de magia.
    • 1975 Ortiz, F. Música afrocubana [1975] Cu (CDH )
      Cuando el iracundo hechicero le lanza a un espíritu la palabra "¡carajo!", tan frecuente en la coprolalia de Cuba, pronuncia una holófrasis, que no es solamente la palabra folklórica que hace siglos se forjó por los conquistadores, derivada de la cabeza eréctil y contráctil del caray o carey, para designar eufemísticamente el pene masculino en función sexual, sino la condensación de todo un complejo concepto con sentido de magia.
    • 1977 Lezama Lima, J. Oppiano Licario [1989] Cu (CDH )
      Llegaron a la casa de Ynaca Eco, rodeada de jardines, arboledas, fuentecillas donde dormitaban careyes con el espaldar metálico excesivamente pulimentado.
    • 1985 Tomeo, J. Amado monstruo [1995] 19 Esp (CDH )
      Una espalda que tanto por su curvatura como por el curioso estampado de la camisa que llevaba puesta (eso también tengo que decírselo) parecía una concha de carey.
    • 1989 Picó, F. Vivir Caimito [1989] PR (CDH )
      Por los caños y las lagunas llegaban las canoas de los cangrejeros, con careyes, pescados, jueyes, carbón, plátanos y yautías para aprovisionar las cocinas de San Juan.
    • 1993 Picó, F. Filo del poder [1993] 13 PR (CDH )
      Con ellos encontramos los descendientes de los primeros pobladores de Cangrejos, quienes han hecho batatales en las arenas de su suburbio, y pescan, capturan careyes, cazan en los manglares, hacen carbón, y aprovechan cualquier oportunidad que surja en los muelles de la capital, en la construcción y en los ramos de servicio.
    • 1993 Sarduy, S. Cantantes [1967] Cu (CDH )
      Socorro: No, son de rostros cariados. / ¿No ves que esos puntos rojos / son hongos y fueron ojos / de careyes y de ahogados?
    • 1994 Solares, I. Nen [1994] 57 Mx (CDH )
      Durante su estancia en Cuba iba con otros compañeros en una barca, de las bocas de Bani a Santiago de Baracoa, a pasear nomás, a tirarse a la playa, a mirar unas nubes luminosas, inmóviles, tan lentas en cambiar de forma que a veces no les bastaba el día entero para desdibujar una cabeza de león o un supuesto abrazo de dos amantes. Iban a oír las caracolas y su música de pleamar, a contemplar como niños los careyes, acorazados de topacios, que ocultaban sus huevos en agujeros en la arena y que luego rellenaban y barrían con sus patas escamosas, algo en verdad divertido. Felipe sentía como que el mundo recién se iniciaba.
    • 1999 Chebez, J. C. Especies peligro [1999] Ar (CDH )

      Orden:Chelonii (= Testudines)

      Familia:Cheloniidae

      Estatus internacional:En peligro

      Estatus nacional:Rara

      Cites:I

      Otros nombres vulgares:Tortuga de mar, tortuga verde de mar, tortuga franca, tortuga, tortuga carey, carey; tartaruga verde, tartaruga, tartaruga do mar o suruaña (Brasil); tortuga blanca, moro o yauc (Colombia); kaounae, ouyamouri (Guayana francesa); bettia (Guyana); krapé, kadaloe, portuka o peñung (Surinam); tortuga de sopa o tortuga comestible (Venezuela).

    • 1999 González, E. Quién como Dios [1999] Mx (CDH )
      Era un estuche muy antiguo taraceado en concha de carey, su interior guarnecido con seda abullonada color azul pavo.
    • 1999 Lastra, M.ª T. Restaurar muebles [1999] Esp (CDH )
      Materiales de desguace de marfil, de concha de carey... para reutilizar, así como restos de maderas de otros muebles, inservibles, que siempre interesa guardar para piezas.
    • 1999 Lastra, M.ª T. Restaurar muebles [1999] Esp (CDH )
      La concha de carey con el tiempo, aunque no siempre, adquiere un aspecto mate blanquecino.
    • 2001 RAE DRAE 22.ª ed. (NTLLE)
      carey [...] m. Tortuga de mar, de hasta un metro de longitud, con las extremidades anteriores más largas que las posteriores, los pies palmeados, las mandíbulas festoneadas y el espaldar de color pardo o leonado y dividido en segmentos imbricados. Su carne es indigesta, pero sus huevos se aprecian como manjar excelente. Abunda en las costas de las Indias Orientales y del golfo de México, donde se pesca por el valor que tiene en el comercio.
    • 2001 RAE DRAE 22.ª ed. (NTLLE)
      caray [...] m. carey (‖ tortuga de mar).
    • 2002 Álvz Gil, A. Naufragios Cu (CORPES)
      Cuando su marido lo supo la sometió a una fuerte reprimenda. ¿Acaso ella no sabía que el carey y la caguama eran especies protegidas, y que su captura estaba rigurosamente prohibida por las leyes cubanas? ¿No se daba cuenta de que si los canadienses eran afiliados a algún partido ecologista, podían repudiar aquello y hasta denunciarlos a las autoridades?
    • 2010 ASALE DiccAmericanismos (NTLLE)
      carey [...] m. Mx, Ho, Cu, RD, Pr; f. Pa. tortuga marina de hasta 1 m de longitud de cabeza aguda con la mandíbula superior sobresaliente, caparazón formado por varias caspas superpuestas de escamas y coloración que oscila entre los tonos café, anaranjados y negros; su caparazón se utiliza en trabajos de joyería (Cehconiida; Eretmochelys imbricata).
    • 2010 ASALE DiccAmericanismos (NTLLE)
      caray [...] RD. carey, tortuga.
    • 2012 Correa Angulo, G. E. "Dunas zona costanera" [01-12-2012] Diálogo Digital. San Juan: dialogodigital.com, PR (CORPES)
      De igual forma, las dunas funcionan como habitat para algunas especies en peligro de extinción como los tinglares y los carey. Estas montañas de arena, además, están compuestas por una cantidad limitada de flora la cual resiste condiciones ambientales extremas.
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      carey [...] m. Tortuga de mar, de hasta un metro de longitud, con las extremidades anteriores más largas que las posteriores, los pies palmeados, las mandíbulas festoneadas y el espaldar de color pardo o leonado y dividido en segmentos imbricados. Su carne es indigesta, pero sus huevos se aprecian como manjar excelente. Abunda en las costas de las Indias Orientales y del golfo de México, donde se pesca por el valor que tiene en el comercio.
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      caray [...] m. carey (‖ tortuga de mar).
    • 2018 Anónimo "Tortugas marinas aletas" [31-03-2018] La Opinión de Tenerife (Santa Cruz de Tenerife) Esp (HD)
      El análisis de Fujii y Van Houtan utilizando fotos y vídeos encuentra ejemplos muy extendidos de comportamientos como una tortuga verde sosteniendo una gelatina, una caguama rodando una concha de peregrino en el lecho marino y una carey presionando contra un arrecife para apalancar una anémona.
  3. s. m. Cu Madera de color parecido al del caparazón del carey usada para fabricar bastones.
    docs. (1628-1963) 2 ejemplos:
    • 1628 Anónimo Tassa precios mercaderías [1628] f. 10 Esp (BD)
      Euano de Castilla, a real y quartillo la libra. Caray, la dozena de grandes gordas veinte y quatro reales. Marsilla, quatro reales y medio la libra.
    • 1963 Ortiz, F. Contrapunteo cubano [1987] Cu (CDH )
      No aquí en Cuba, donde esa moda parecería profanación de lo más indígena y autóctono que nos queda, sino por naciones de Europa cuando eran admisibles las pompas barrocas y la fuma de un rico puro era un alarde de opulencia, como los bastones de indiano carey con puños y regatones de oro repujado.
  4. Acepción en desuso
  5. s. m. Árbol de hasta 15 metros de altura, con la corteza de color marrón claro, hojas ovales y escabrosas y flores blancas; habita en las sabanas tropicales de Centroamérica y en el norte de Sudamérica. Nombre científico: Curatella americana.
    Sinónimo: careicillo
    docs. (1864) Ejemplo:
    • 1864 Grosourdy, R. Médico botánico criollo, II (BD)
      Carey, vaca-buey, careicillo, Cba., chaparro [...] Curatella americana. F. Dilleniáceas.- Árbol muy abundante en Trinidad y en Guyana, provincia de la República de Venezuela. Se cría en los terrenos arenosos y pedregosos, que entonces se llaman chaparrales [...]; suministra una madera bien pesada y de buena dureza, de color como castaño algo rojizo y jaspeado, connudos y vetas mucho mas oscuros; el color de la albura, mucho mas pálido, contrasta con el del corazon; sin embargo en algunas veces tan oscuro [...]. ESta madera no tiene aplicacion que sepamos, sirve solamente para leña, pero nos parece que se podría aprovechar para algunas obras de carpintería. En las Antillas y en Guyana aprovechan sus hojas para pulir las maderas y algunos metales.
  6. s. m. PR Carne de carey.
    docs. (1939) Ejemplo:
    • 1939 Anónimo Trad HPuerto Rico MIller [1939] PR (CDH )
      "También me dijeron en esa corte preguntando si había médico y botica, que no se trataba de eso porque todos estaban sanos y morian de biejos, con que yo juzgué que benia al Paraiso, pero el mes pasado enterramos mas de cincuenta y ha abido muchos enfermos, y estoy persuadido á que no se han muerto tanto de mal curados como de mal comidos, porque el sustento de los miserables es la baca y el carei, esto ha faltado muchos dias y nos tememos que ha de faltar en los que vienen; los animales de cerda en que tanto abundaba esta Isla, con la tempestad del año 42 murieron los mas y se retiraron á la espesura del monte, en tanto grado, que habiendose buscado para mi un lechoncillo, en tres meses no se ha podido descubrir, el vino, el vinagre, el aceyte, el pan con todo lo que es necesario para vestirse, viene por el mar, de Castilla ó de la nueva España, y aquí estamos tan sitiados de enemigos, que no se atreven á salir á pescar en un barco porque luego los coje el Olandés."
  7. Acepción lexicográfica
  8. s. m. Cu "Bejuco de hojas anchas y tan ásperas, que se usa como lija" (RAE, DLE 23.ª ed.-2014).
    docs. (1836-2014) 9 ejemplos:
    • 1836 Pichardo, E. DiccVocesCubanas Cu (BD)
      CAREY [...] s. m. Vegetal, cuyas hojas asperas sirven para pulir la madera, conchas &.
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      carey [...] m. Cuba. Bejuco de hojas anchas y tan ásperas, que se usa como lija.
    • 1836 Pichardo, E. DiccVocesCubanas Cu (BD)
      CAREY [...] s. m. Vegetal, cuyas hojas asperas sirven para pulir la madera, conchas &.
    • 1921 Suárez, C. VocCubano Cu (BD)
      Carey. Cub. m. La enredadera más conocida por bejuco carey.
    • 1925 RAE DRAE 15.ª ed. (NTLLE)
      CAREY [...] Cuba. Bejuco de hojas anchas y tan ásperas, que se usan como lija.
    • 1928 Roig Mesa, J. T. Diccionario botánico cubano [1928] Cu (BD)
      CAREY: Muchas plantas cubanas se conoce por este nombre, algunas de las cuales tienen las hojas ásperas y rugosas; otras tienen la madera oscura y jaspeada, que después de pulida se asemeja a las conchas de carey [...].
    • 1936 RAE DHLE 1.ª ed. (NTLLE)
      CAREY [...] Bejuco de hojas anchas, y tan ásperas que se usan como lija.
    • 1980 Arias Cruz, M. Á. Americanismos (FG)
      CAREY n. m. Bot. (Cuba) Bejuco de hojas anchas y ásperas que se emplean como lija.
    • 2001 RAE DRAE 22.ª ed. (NTLLE)
      carey [...] m. Cuba. Bejuco de hojas anchas y tan ásperas, que se usa como lija.
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      carey [...] m. Cuba. Bejuco de hojas anchas y tan ásperas, que se usa como lija.
    • 1836 Pichardo, E. DiccVocesCubanas Cu (BD)
      CAREY [...] s. m. Vegetal, cuyas hojas asperas sirven para pulir la madera, conchas &.
    • 1921 Suárez, C. VocCubano Cu (BD)
      Carey. Cub. m. La enredadera más conocida por bejuco carey.
    • 1925 RAE DRAE 15.ª ed. (NTLLE)
      CAREY [...] Cuba. Bejuco de hojas anchas y tan ásperas, que se usan como lija.
    • 1928 Roig Mesa, J. T. Diccionario botánico cubano [1928] Cu (BD)
      CAREY: Muchas plantas cubanas se conoce por este nombre, algunas de las cuales tienen las hojas ásperas y rugosas; otras tienen la madera oscura y jaspeada, que después de pulida se asemeja a las conchas de carey [...].
    • 1936 RAE DHLE 1.ª ed. (NTLLE)
      CAREY [...] Bejuco de hojas anchas, y tan ásperas que se usan como lija.
    • 1958 Rdz Herrera, E. LéxMayorCuba I Cu (NTLLE)
      CAREY [...] Hay un Bejuco de Carey que es la especie Tetracera volubilis, Lin, que es una Dileniácea silvestre; trepadora y de hojas ásperas y rugosas. Algunos le llaman también Bejuco Guara.
    • 1980 Arias Cruz, M. Á. Americanismos (FG)
      CAREY n. m. Bot. (Cuba) Bejuco de hojas anchas y ásperas que se emplean como lija.
    • 2001 RAE DRAE 22.ª ed. (NTLLE)
      carey [...] m. Cuba. Bejuco de hojas anchas y tan ásperas, que se usa como lija.
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      carey [...] m. Cuba. Bejuco de hojas anchas y tan ásperas, que se usa como lija.
  9. Acepción lexicográfica
  10. s. m. Cu "Árbol de las Ramnáceas que crece en las costas pedregosas y en los cayos. Su madera se utiliza en ebanistería" (RAE, DLE 23.ª ed.-2014).
    docs. (1895-2014) 7 ejemplos:
    • 1895 Zerolo, E. DiccEnciclLengCastellana (NTLLE)
      Carey [...] Bot. Árbol de la isla de Cuba, de madera amarilla rosada y corazón obscuro con vetas negras. Es muy clásica, y sufre bien la humedad. Peso específico 0,95.
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      carey [...] m. Cuba. Árbol de las Ramnáceas que crece en las costas pedregosas y en los cayos. Su madera se utiliza en ebanistería.
    • 1895 Zerolo, E. DiccEnciclLengCastellana (NTLLE)
      Carey [...] Bot. Árbol de la isla de Cuba, de madera amarilla rosada y corazón obscuro con vetas negras. Es muy clásica, y sufre bien la humedad. Peso específico 0,95.
    • 1921 Suárez, C. VocCubano Cu (BD)
      Carey de costa. Cub. m. Arbusto del grupo de los atejes, que algunos denominan así, de madera dura, pesada, vidriosa de caprichoso color semejante al carapacho del carey, de lo que toma el nombre, y que se emplea mucho en bastones. Otros le dicen simplemente carey.
    • 1925 RAE DRAE 15.ª ed. (NTLLE)
      CAREY [...] Cuba. Arbusto de las costas que se emplea en bastones, por la semejanza que su madera tiene con el quelonio del mismo nombre.
    • 1936 RAE DHLE 1.ª ed. (NTLLE)
      CAREY [...] Cuba. Arbusto de las costas que se emplea en bastones, por la semejanza que su madera tiene con el quelonio del mismo nombre.
    • 1980 Arias Cruz, M. Á. Americanismos (FG)
      CAREY [...] n. m. Bot. (Cuba). Planta borraginácea arbustiva que crece en las cosatas y de cuya madera se hacen bastones.
    • 2001 RAE DRAE 22.ª ed. (NTLLE)
      carey [...] m. Cuba. Árbol de las Ramnáceas que crece en las costas pedregosas y en los cayos. Su madera se utiliza en ebanistería.
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      carey [...] m. Cuba. Árbol de las Ramnáceas que crece en las costas pedregosas y en los cayos. Su madera se utiliza en ebanistería.
  11. Acepción lexicográfica
  12. s. m. Co "Nombre que dan en Colombia al guayacán, por su madera fina de bella coloración amarilla" (Santamaría, DiccGralAmericanismos-1942).
    docs. (1942-1983) 3 ejemplos:
    • 1940-1942 Malaret, A. DiccAmericanismos (S) (FG)
      CAREY. m. Colomb. 'Arbusto liliáceo de hojas anchas de color granate'. (Dracaena fragrans). JAU.
    • 1942 F.J. Santamaría. DiccGralAmericanismos (NTLLE)
      CAREY [...] Carey Vegetal. Nombre que dan en Colombia al guayacán, por su madera fina de bella coloración amarilla.
    • 1983 Alario di Filippo, M. LexColombianismos Co (NTLLE)
      carey. (Dracaena fragans) m. Col. Arbusto de hojas anchas de color granate.
  13. Acepción lexicográfica
  14. s. m. "Vegetal, en América del Sur, la rubiácea maderable" (VV. AA., DiccEnciclop UTEHA-1953).
    docs. (1953) Ejemplo:
    • 1953 VV. AA. DiccEnciclop UTEHA [01-01-1953] (FG)
      carey: vegetal. En América del Sur, la rubiácea maderable Exostema canbaeum.
  15. Acepción lexicográfica
  16. s. m. Cu "En el interior de esa misma provincia algunos llaman Carey al Xylopia obtusifolia" (Roig Mesa, DicBotánico cubano-1928-1965).
    docs. (1965) Ejemplo:
    • 1928-1965 Roig Mesa, J. T. DicBotánico cubano [1988] Cu (FG)
      CAREY. […] En el interior de esa misma provincia algunos llaman Carey al Xylopia obtusifolia, A. Rich., Anonácea que en el resto de la Isla conocen por Malagueta.
  17. Acepción lexicográfica
  18. s. m. Cu "Hierba de Jardín" (Roig Mesa, DicBotánico cubano-1928-1965).(Roig Mesa, DicBotánico cubano-1928-1965).
    docs. (1965) Ejemplo:
    • 1928-1965 Roig Mesa, J. T. DicBotánico cubano [1988] Cu (FG)
      CAREY. […] Por último, en Consolación del Norte (P. del Río), dan ese nombre a una hierba de Jardín el Iresine herbstii Hook., de las Amarantáceas, que en la provincia de la Habana llaman Molleja.
  19. Acepción lexicográfica
  20. s. m. Cu "Arbusto de hasta 9 m de altura, de madera muy dura y pesada, vidriosa, de color semejante al carapacho del carey, del que toma su nombre, y que se emplea en la fabricación de bastones" (ASALE, DiccAmericanismos-2010).
    docs. (2010) Ejemplo:
    • 2010 ASALE DiccAmericanismos (NTLLE)
      carey [...] m. Cub Arbusto de hasta 9 m de altura, de madera muy dura y pesada, vidriosa, de color semejante al carapacho del carey, del que toma su nombre, y que se empela en la fabricación de bastones. (Boraginaceae; Cordia angiocarpa).
carey cocuyo
    Acepción lexicográfica
  1. s. m. Cu "Madera de la cual hacen bastones" (Roig Mesa, DicBotánico cubano-1928-1965).
    docs. (1965) Ejemplo:
    • 1928-1965 Roig Mesa, J. T. DicBotánico cubano [1988] Cu (FG)
      CAREY COCUYO: En Nueva Gerona, Isla de Pinos, llaman así a una madera de la cual hacen bastones, que parece ser Reynosia wrightii, Urban, de las Ramnáceas. En Puerto Padre llaman Carey cocuyo al Reynosia wrightii, Urb., que parece ser la misma especie de Isla de Pinos.
carey de costa
    Acepción lexicográfica
  1. s. m. Cu "Árbol que alcanza unos 10 m de altura y 50 cm de diámetro, de corteza rugosa y quebradiza. Tiene hojas opuestas, pequeñas, ovales, de color verde brillante y flores pequeñas, de color amarillo verdoso, dispuestas en racimos axilares. Su fruto es una pequeña drupa globosa, de color negro. Proporciona una madera fina, dura, jaspeada, del mismo color y aspecto que el carey animal. Esta se utiliza en ebanistería. Crece en los cayos y en las costas pedregosas"(Tristá Pz / Cárdenas Molina, DiccEspañolCuba I-2016).
    docs. (1875-2016) 6 ejemplos:
    • 1875 Pichardo, E. Diccionario vozes y frases cubanas, 4.ª ed. [1875] Cu (BD)
      CAREY [...] Otro Carey trae diferente (Cordia angiocarpa, Rich.) en las Cordiáccas que debe ser el Carey de Costa de Jimenez, arbusto de seborucales y Cayos, madera pesada, vidriosa color de Carey, de que hacen lindos bastones.
    • 2016 Tristá Pérez, A. / Cárdenas Molina, G. DiccEspañol Cuba I Cu (BD)
      carey [...]. Árbol que alcanza unos 10 m de altura y 50 cm de diámetro, de corteza rugosa y quebradiza. Tiene hojas opuestas, pequeñas, ovales, de color verde brillante y flores pequeñas, de color amarillo verdoso, dispuestas en racimos axilares. Su fruto es una pequeña drupa globosa, de color negro. Proporciona una madera fina, dura, jaspeada, del mismo color y aspecto que el carey animal. Esta se utiliza en ebanistería. Crece en los cayos y en las costas pedregosas. (Fam. Rhamnacea, Krugiodendron ferrum): El carey tiene su nombre muy bien aplicado, pues su madera, después de pulida, es semejante a las conchas del carey animal.
    • 1875 Pichardo, E. Diccionario vozes y frases cubanas, 4.ª ed. [1875] Cu (BD)
      CAREY [...] Otro Carey trae diferente (Cordia angiocarpa, Rich.) en las Cordiáccas que debe ser el Carey de Costa de Jimenez, arbusto de seborucales y Cayos, madera pesada, vidriosa color de Carey, de que hacen lindos bastones.
    • 1921 Suárez, C. VocCubano Cu (BD)
      Carey de costa. Cub. m. Arbusto del grupo de los atejes, que algunos denominan así, de madera dura, pesada, vidriosa, de caprichoso color semejante al carapacho del carey, de lo que toma el nombre, y que se emplea mucho en bastones. Otros le dicen simplemente carey.
    • 1928 Roig Mesa, J. T. Diccionario botánico cubano [1928] Cu (BD)
      CAREY DE COSTA: En toda la costa Norte de Camagüey y en Cayo Romano distinguen con ese nombre a una madera, cuyo color es tan semejante al de la concha del Carey que nosotros lo consideramos perfectamente aplicado y estimamos que los demás careyes de costa, de que más adelante haremos mención, han sido erróneamente calificados. El Carey de costa que nosotros llamamos legítimo es el Krugiodendron ferreum (Vahl.), Urb (Condalia ferrea. Griseb.) de la familia de las Ramnáceas; árbol bastante común en los cayos, en las costas pedregosas y en los seborucales. En los Remates de Guane abunda mucho y le llaman Coronel; en la Bahía de Cochinos le dicen Acero y en Oriente lo conocen por Palo diablo. alcanza una altura máxima de 10 m. y un diámetro de 50 centímetros; la corteza es rugosa y resquebrada; las hojas son opuestas, pequeñas, ovales, obtusas o emarginadas en el ápice; color verde brillante; flores pequeñas, amarillo verdosas, en racimos axilares; frutos pequeño en drupa globosa, loboide, negra. La madera es preciosa, durísima férrea, jaspeada, del mismo color y aspectos que el carey anima; se empela en bastones enchapados y ebanistería.
    • 1958 Rdz Herrera, E. LéxMayorCuba I Cu (NTLLE)
      CAREY [...] a. m. Bot. Son varias las especies que se conocen en esta Isla con el nombre de Carey, pero la más importante es el Krugiodendron ferreum (Vahl) Urban, al cual dicen vulg. Carey de Costa, que supone Pichardo sea de la familia de las Cordiáceas, siguiendo a Sauvalle. Es arbusto que crece en terrenos pedregosos y en los Cayos, de madera pesada y vidriosa que se utiliza para hacer bastones. Roig Mesa lo clasifica como de la familia de las Ramnáceas.
    • 2010 ASALE DiccAmericanismos (NTLLE)
      carey [...] de costa. m. Cu. Arbusto de 4 m de altura, de follaje espeso, hojas elípticas u ovaladas, flores de color verdoso amarillento en racimos, y fruto de una sola semilla; proporciona una madera fina, dura, jaspeada, del color y aspecto del carey animal (Rhamnaceae; Krugiodendron ferreum).
    • 2016 Tristá Pérez, A. / Cárdenas Molina, G. DiccEspañol Cuba I Cu (BD)
      carey [...]. Árbol que alcanza unos 10 m de altura y 50 cm de diámetro, de corteza rugosa y quebradiza. Tiene hojas opuestas, pequeñas, ovales, de color verde brillante y flores pequeñas, de color amarillo verdoso, dispuestas en racimos axilares. Su fruto es una pequeña drupa globosa, de color negro. Proporciona una madera fina, dura, jaspeada, del mismo color y aspecto que el carey animal. Esta se utiliza en ebanistería. Crece en los cayos y en las costas pedregosas. (Fam. Rhamnacea, Krugiodendron ferrum): El carey tiene su nombre muy bien aplicado, pues su madera, después de pulida, es semejante a las conchas del carey animal.
falsa [falso] carey
  1. s. m. y f. Ar Reptil de la familia de los quelónidos de hasta 90 centímetros de longitud y 135 kilogramos de peso, con el caparazón acorazonado de color marrón rojizo y manchas de color marrón oscuro en las aletas y en la cabeza, relativamente grande en relación con el cuerpo; vive en los mares tropicales de los océanos Atlántico, Pacífico e Índico y en el mar Mediterráneo. Nombre científico: Caretta caretta.
    Sinónimos: carey; parape; tortuga
    docs. (1999-2010) 8 ejemplos:
    • 1999 Chebez, J. C. Especies peligro [1999] Ar (CDH )

      Clase:Reptilia

      Orden:Chelonii (= Testudines)

      Familia:Cheloniidae

      Estatus internacional:Vulnerable

      Estatus nacional:Rara

      Cites:I

      Otros nombres vulgares:Tortuga boba, tortuga de mar, tortuga franca, tortuga cabezona, caguamo, tortuga de mar común, tortuga de mar comestible, loggerhead turtle, tortuga, falso carey, tortuga comestible; tortuga do mar, cabeçuda, tartaruga meiopente, tartaruga mestica o tartaruga cabeçuda (Brasil); caguamá o gogó (Colombia), tortuga falsa carey (Uruguay); cardón (Venezuela).

    • 2005 Chebez, J. C. Reservas naturales Argentina Centro [2005] p. 34 Ar (BD)
      Características de este sector son las tortugas marinas, habiéndose citado allí la falsa carey (Caretta caretta), la verde de mar (Chelonia mydas) y la enorme tortuga laúd (Dermochelys coriacea), y es muy probable la presencia de la olivácea (Lepidochelys olivacea), que fue registrada en Uruguay.
    • 2010 Anónimo "26 años lejos del mar" [07-12-2010] El Sol (Mendoza) Ar (HD)
      Eso es lo que indican los numerosos letreros alrededor de la estructura, dado el reiterado pedido de la mayoría de visitantes por incorporarle objetos y hasta compañeros. También llamada “tortuga cabezona”, “boba” o “falsa carey”, es la segunda más grande de las de la familia cheloniidae, pudiendo llegar a pesar hasta 180 kilos. Pertenece a la especie caretta caretta, que se caracteriza por tener el caparazón osificado en el adulto, gran desarrollo de las aletas anteriores, cabeza grande y fuertes músculos en la mandíbula.
    • 1999 Chebez, J. C. Especies peligro [1999] Ar (CDH )

      Clase:Reptilia

      Orden:Chelonii (= Testudines)

      Familia:Cheloniidae

      Estatus internacional:Vulnerable

      Estatus nacional:Rara

      Cites:I

      Otros nombres vulgares:Tortuga boba, tortuga de mar, tortuga franca, tortuga cabezona, caguamo, tortuga de mar común, tortuga de mar comestible, loggerhead turtle, tortuga, falso carey, tortuga comestible; tortuga do mar, cabeçuda, tartaruga meiopente, tartaruga mestica o tartaruga cabeçuda (Brasil); caguamá o gogó (Colombia), tortuga falsa carey (Uruguay); cardón (Venezuela).

    • 1999 Chebez, J. C. Especies peligro [1999] Ar (CDH )
      caguamá o gogó (Colombia), tortuga falsa carey (Uruguay); cardón (Venezuela).
    • 1999 Chebez, J. C. Especies peligro [1999] Ar (CDH )
      Pero sin lugar a dudas es el hombre que consume los huevos de la falsa carey y su carne, quien se ha convertido en su principal depredador.
    • 1999 Chebez, J. C. Especies peligro [1999] Ar (CDH )
      La falsa carey se halla protegida legalmente en los EE.UU, México, Belize, Panamá, las Bahamas, Sudáfrica, Mozambique, Madagascar, Omán, Australia, Italia, Chipre y Grecia pero no existen garantías totales de su aplicación práctica.
    • 1999 Chebez, J. C. Especies peligro [1999] Ar (CDH )
      Otra falsa carey alcanzó amplia repercusión pública en la primavera de 1985, cuando gracias a la S.A.P.A. se logró confiscar el animal que se hallaba cautivo en el barrio de Barracas (Bs.As.) con el fin de liberarlo en Mar del Plata.
    • 2005 Chebez, J. C. Reservas naturales Argentina Centro [2005] p. 34 Ar (BD)
      Características de este sector son las tortugas marinas, habiéndose citado allí la falsa carey (Caretta caretta), la verde de mar (Chelonia mydas) y la enorme tortuga laúd (Dermochelys coriacea), y es muy probable la presencia de la olivácea (Lepidochelys olivacea), que fue registrada en Uruguay.
    • 2006 Anónimo "Hospital tortugas marinas" [15-06-2006] La Gaceta (Tucumán) Ar (HD)
      La tortuga verde recibe no sólo masajes para mejorar la irrigaciónsanguínea, sino que también es sometida a un tratamiento de fisioterapia. Una verdadera historia de éxito es también el tratamiento pormordidas de tiburones. Un tiburón le arrancó de un mordisco la pata trasera izquierda a una tortura falsa carey.
    • 2010 Anónimo "26 años lejos del mar" [07-12-2010] El Sol (Mendoza) Ar (HD)
      Eso es lo que indican los numerosos letreros alrededor de la estructura, dado el reiterado pedido de la mayoría de visitantes por incorporarle objetos y hasta compañeros. También llamada “tortuga cabezona”, “boba” o “falsa carey”, es la segunda más grande de las de la familia cheloniidae, pudiendo llegar a pesar hasta 180 kilos. Pertenece a la especie caretta caretta, que se caracteriza por tener el caparazón osificado en el adulto, gran desarrollo de las aletas anteriores, cabeza grande y fuertes músculos en la mandíbula.
bejuco (o de) carey
  • s. m. Cu Arbusto trepador de la familia de las dileniáceas, con hojas pecioladas, redondeadas y puntiagudas en el ápice y flores en panículas; habita en bosques y terrenos montañosos de Cuba. Nombre científico: Tetracera volubilis.
palo de carey
    Acepción lexicográfica
  • s. m. Co "Planta silvestre de la familia de las cigofíleas, de madera muy estimada por su semejanza con el carey, por lo que se le llama carey o palo de carey" (Alario di Filippo, LexColombianismos-1964).

Diccionario histórico de la lengua española
Real Academia Española © Todos los derechos reservados

Con el apoyo de Inditex
cerrar

Buscador general de la RAE