7.ª Entrega (agosto de 2019)
Versión del 31/08/2019
Equipo Real Academia Española
Familia Ver familia de palabras
casoar s. (1831-)
casoar
Etim. Préstamo del francés casoar, voz atestiguada en esta lengua al menos desde 1733 como 'casuario'; y esta, a su vez, procedente del inglés cassawarway, tomada en última instancia del malayo kasuārī (kasavārī) (véase TLF, s. v. casoar). No obstante, la voz francesa puede proceder también del latín científico casoaris, creado por los naturalistas holandeses; se registra desde 1676, en Ost-Indische Reyse, de W. Schouten (Amsterdam, p. 233), como forma perteneciente a ese latín, pues se destaca con letra "antiqua", distinta a la "Fraktur" del texto, tanto en el resumen del capítulo ("Casuaris ein wunderlicher Vogel") como en el texto ("ich erinnere mich des seltsamen Vogels Casuaris"), aunque es más común el lat. científico casuarius (véase NDHE, s. v. casuario).

Se documenta por primera vez, con la acepción 'ave corredora de hasta 1,80 metros de altura, endémica de Australia y Nueva Guinea, con el plumaje de color negro, el cuello y la cara azules, dos carúnculas que cuelgan de su garganta, una protuberancia cartilaginosa en la cabeza en forma de casco y con tres dedos en cada pie', en 1832, en el tercer tomo, dedicado a las aves, de la Traducción de las Obras completas de Buffon: aumentadas con artículos suplementarios sobre diversos animales no conocidos de Buffon por Cuvier; a partir de este momento se registra con cierta regularidad en distintas fuentes, aunque son cada vez menos abundantes a partir de que alguno de sus sinónimos (fundamentalmente, casuario) acabe consolidándose. En este primer momento también es usual que la voz se acompañe de los modificadores común o indio o de los complementos con cascode crestade la India o de las Molucas. En la acepción de 'ave corredora, endémica de Sudamérica, parecida al avestruz, pero de menor tamaño, con el plumaje gris o pardo, sin cola, muslos provistos de plumas y tres dedos en cada pie' se documenta por vez primera en el tomo II de la traducción de las Obras completas de Buffon, de autor anónimo; se acompaña del modificador 'gris con pico de avestruz'. Como 'ave corredora, endémica de Australia, parecida al avestruz, pero de menor tamaño y color marrón oscuro, con el cuello más grueso, las alas más pequeñas y tres dedos casa pie' se atestigua en 1862, en un artículo de moda publicado en El Correo de Ultramar (París). Los complementos de Nueva Holanda o de la Nueva Holanda acompañan frecuentemente a la voz en esta acepción, hasta que se consolide su denominación, hoy predominante, de emú. En la acepción 'pluma de casoar' se documenta únicamente en un artículo de moda publicado en 1882 en Paris-Charmant Artístico: Periódico Ilustrado de las Nuevas Modas (París).

Pluma de casoar (véase pluma), con la acepción 'pluma roja y blanca que adorna el chacó de los soldados de la escuela militar francesa de Saint-Cyr' se atestigua por primera vez en un artículo publicado en el diario ABC (Madrid) en 1959. 

Vid. también casoar (DH 1933-1936).

  1. ac. etim.
    s. m. Ave corredora de hasta 1,80 metros de altura, endémica de Australia y Nueva Guinea, con el plumaje de color negro, el cuello y la cara azules, dos carúnculas que cuelgan de su garganta, una protuberancia cartilaginosa en la cabeza en forma de casco y con tres dedos en cada pie. Nombre científico: Casuarius (género); en particular, Casuarius casuarius (especie).
    docs. (1831-2018) 26 ejemplos:
    • 1832 Anónimo (P. A. B. C. L.) Trad Obras completas Buffon, II p. 192 Esp (BD)
      Lo mismo observaremos con respecto á la trama que abraza el órden numeroso en estremo de las aves: si colocamos á su frente las aéreas mas ligeras y que se distinguen por la rapidez de su vuelo, iremos descendiendo por grados y aun por gradaciones casi imperceptibles, á las aves menos ágiles y mas pesadas, que careciendo de los medios necesarios para volar, no pueden por consiguiente levantarse ni sostenerse en el aire; y veremos que este punto opuesto se divide además en dos partes, que comprenden de un lado las aves terrestres ó que no pueden abandonar la tierra, tales como el avestruz, el tuyú, el casoar y el dronto, etc., y de otro los mergánsares y demas aves acuáticas que ni pueden vivir en la tierra ni elevarse en el aire, por cuya razon se ven precisadas á no separarse de las aguas, su elemento propio y peculiar.
    • 2018 Ratto, P. "Rara avis" [18-01-2018] Página 12 (Buenos Aires) Ar (HD)
      [...] y un día levantarse a la noche, después de una turbia pesadilla, y llegar a la mesada por un vaso de agua, mirar hacia el patiecito, por la ventana de la cocina, y advertir una mancha turquesa fosforescente que va y viene, encender la luz del patio, comprobar que la cara del bicho y parte de su cuello están completamente cubiertas de pequeñísimas plumas tornasoladas, y quedarse ahí mirando, el bicho a su vez mirándolo a él, con sus patas ya enormes; cobrar conciencia de que debe llegarle ahora más arriba de las rodillas, y caer en la cuenta una noche, navegando por Internet, que lo que tiene en su casa es un casoar, un ave australiana, solitaria y de gran tamaño, que no vuela y puede ser muy agresiva, con sus espolones filosos y su cresta rígida, hasta el punto de causar la muerte de seres humanos.
    • 1832 Anónimo (P. A. B. C. L.) Trad Obras completas Buffon, II p. 192 Esp (BD)
      Lo mismo observaremos con respecto á la trama que abraza el órden numeroso en estremo de las aves: si colocamos á su frente las aéreas mas ligeras y que se distinguen por la rapidez de su vuelo, iremos descendiendo por grados y aun por gradaciones casi imperceptibles, á las aves menos ágiles y mas pesadas, que careciendo de los medios necesarios para volar, no pueden por consiguiente levantarse ni sostenerse en el aire; y veremos que este punto opuesto se divide además en dos partes, que comprenden de un lado las aves terrestres ó que no pueden abandonar la tierra, tales como el avestruz, el tuyú, el casoar y el dronto, etc., y de otro los mergánsares y demas aves acuáticas que ni pueden vivir en la tierra ni elevarse en el aire, por cuya razon se ven precisadas á no separarse de las aguas, su elemento propio y peculiar.
    • 1837 Olive, P. M. Noches invierno, II p. 243 Esp (BD)
      EL CASOR. Nicandro advirtió un gran pájaro que estaba sobre una peña: ved aquí, dijo, una ave bien particular: en lugar de plumas tiene pelos de jabalí, que le cubren todo su cuerpo: parece que no tiene alas, o si las tiene deben ser muy pequeñas; solo le veo plumas en la cabeza, donde se le advierte una cresta roja, que parece un casco, y bajo de la barba se le distinguen dos especies de pendientes carnosos de un rojo azulado: qué pájaro es este? —El casoar ó casor: su altura es regularmente de cinco pies: los que te han parecido pelos de jabalí son verdaderamente plumas, aunque muy semejantes á ellos: tiene alas; pero que cuasi no se distinguen, y en ellas cinco puas ó espinas de un negro lustroso, encorvadas en forma de arco, y parecidas en la figura á las del puerco-espin, y en su largo y disposicion á los dedos de nuestra mano. Esta mano tan singular, que puede encoger y enderezar como quiera, le sirve para defenderse cuando van á cazarle. La cresta roja de su cabeza, es una porcion ó escrecencia del cráneo. Solo en el estómago no tiene plumas; pero está proveido de un pellejo calloso, y el sábio Autor de la naturaleza ha hecho las plumas mas cercanas, mucho mas largas que las demas, para que puedan cubrir aquella parte. Tiene esta ave la lengua muy corta, los pies muy gruesos, y en cada uno tres dedos armados de fuertes, derechos y agudos espolones.
    • 1848 Pons Fuster, M. Trad Buffon niños p. 213 Esp (BD)
      El Casoar. Este bipedo es mas pequeño que el avestruz, pero no obstante es muy grande: es negro y tiene sobre su cabeza una especie de moño ó de casco huesoso cubierto de una piel parda, un collar mezclado de rojo y de azul y tres dedos en los pies. Se encuentra este animal en las islas de Banda, de Jaba, y de Sumatra: come de todo lo que come el avestruz y pone huevos de un gris verdoso, guarnecidos de manchas verdes que no son tan grandes como los del avestruz, pero que son mas largos. Tiene las alas estremadamente pequeñas, ninguna cola, y aun vuela menos que el avestruz.
    • 1851 Mellado, F. P. (ed.) DiccUniversal, III p. 214, s. v. armas Esp (BD)
      El tórax o corselete se prolonga á modo de cuerno en algunos, pero tales prolongaciones son como el doble pico de los calaos y el casco de los casoares en las aves, mas bien una exuberancia y un inconveniente, que medios de ataque ó de defensa.
    • 1875 Aragó Fuster, B. Gallinas y demás aves de corral p. 342 Esp (BD)
      En este tratado puramente agrícola, no hemos podido entretener á nuestros lectores con las aves de lujo como por ejemplo, el faisan, y con mayor razon de las especies raras, como el avestruz, el casoar, el agamí, etc., que si bien se han aclimatado entre nosotros, no han podido tomar todavía el derecho de ciudadanía en medio de nuestras casas de labranza.
    • 1901 Toro Gmz, M. NDiccEnciclLengCast (NTLLE)
      Casoar, m. Zool. Ave zancuda de Australia.
    • 1912 Sales Ferré, M. Sociología general p. 229 Esp (BD)
      Ciertamente hay individuos en quienes las faltas secretas producen fuertes remordimientos, y que con frecuencia no descansan hasta confesarlas; pero si bien se repara, se observará que los tales obran impulsados por el sentimiento de publicidad: porque Dios, que ha de castigarles, todo lo ve y todo lo sabe. Cuando el joven australí, acosado por el hambre, infringe la prohibición de comer carne de emu (especie de casoar), reservada á los ancianos, siente terribles remordimientos y llega con frecuencia á confesar su delito delante de la tribu.
    • 1918 Domenech Llompart, J. Nociones de historia natural p. 316 Esp (BD)
      Orden CORREDORAS. — Sus alas son rudimentarias, con plumas de barbillas no entrelazadas, impropias para el vuelo. A él pertenecen el avestruz (fig. 391) de África y Arabia, que tiene 2 dedos; el ñandú, de América (Rhea americana), que tiene 3 dedos, como también el casoar, de Oceanía (Casuarius galeatus), que lleva en la cabeza una cresta ósea.
    • 1933 RAE DH 1.ª ed. (NTLLE)
      CASOAR. m. Casuario.
    • 1962 Cortázar, J. Cronopios [2003] Ar (CDH )
      La primera cosa que hace el casoar es mirarlo a uno con altanería desconfiada.
    • 2007 Anónimo "Aniversario porteño" [10-06-2007] Clarín (Buenos Aires) Ar (HD)
      El Zoológico del Sud fue creado por orden del intendente Carlos Torcuato de Alvear, como una sucursal del de Palermo. El encargado de abrirlo fue el director de éste, Clemente Onelli. Al principio consistía en un recinto circular con un camello de Bactriana, un dromedario, dos cebúes del Ganges y dos de Ceylán, dos guanacos, dos avestruces y un casoar. En 1912, se incorporó una cabrería. Y dos años más tarde, se lo reinauguró con una batería de edificios que se asemejaban a ruinas romanas.
    • 2018 Ratto, P. "Rara avis" [18-01-2018] Página 12 (Buenos Aires) Ar (HD)
      [...] y un día levantarse a la noche, después de una turbia pesadilla, y llegar a la mesada por un vaso de agua, mirar hacia el patiecito, por la ventana de la cocina, y advertir una mancha turquesa fosforescente que va y viene, encender la luz del patio, comprobar que la cara del bicho y parte de su cuello están completamente cubiertas de pequeñísimas plumas tornasoladas, y quedarse ahí mirando, el bicho a su vez mirándolo a él, con sus patas ya enormes; cobrar conciencia de que debe llegarle ahora más arriba de las rodillas, y caer en la cuenta una noche, navegando por Internet, que lo que tiene en su casa es un casoar, un ave australiana, solitaria y de gran tamaño, que no vuela y puede ser muy agresiva, con sus espolones filosos y su cresta rígida, hasta el punto de causar la muerte de seres humanos.
    • 1832 Anónimo (P. A. B. C. L.) Trad Obras completas Buffon, II p. 192 Esp (BD)
      Lo mismo observaremos con respecto á la trama que abraza el órden numeroso en estremo de las aves: si colocamos á su frente las aéreas mas ligeras y que se distinguen por la rapidez de su vuelo, iremos descendiendo por grados y aun por gradaciones casi imperceptibles, á las aves menos ágiles y mas pesadas, que careciendo de los medios necesarios para volar, no pueden por consiguiente levantarse ni sostenerse en el aire; y veremos que este punto opuesto se divide además en dos partes, que comprenden de un lado las aves terrestres ó que no pueden abandonar la tierra, tales como el avestruz, el tuyú, el casoar y el dronto, etc., y de otro los mergánsares y demas aves acuáticas que ni pueden vivir en la tierra ni elevarse en el aire, por cuya razon se ven precisadas á no separarse de las aguas, su elemento propio y peculiar.
    • 1833 Anónimo Trad Obras completas Buffon, III p. 9 Esp (BD)
      El rasgo mas notable en la figura del casoar es aquella especie de casco cónico, negro por delante y amarillo en todo lo demás, que se eleva sobre la frente desde la base del pico hasta el vértice de la cabeza y á veces más allá: este casco está formado por un entumecimiento de los huesos del cráneo en aquel paraje, y los tegumentos que lo abrazan están compuestos de varias capas concéntricas y análogas a la sustancia del asta de buey: su forma total es con poca diferencia la de un cono truncado de tres pulgadas de alto, una de diámetro en su base, y tres en su vértice.
    • 1837 Olive, P. M. Noches invierno, II p. 243 Esp (BD)
      EL CASOR. Nicandro advirtió un gran pájaro que estaba sobre una peña: ved aquí, dijo, una ave bien particular: en lugar de plumas tiene pelos de jabalí, que le cubren todo su cuerpo: parece que no tiene alas, o si las tiene deben ser muy pequeñas; solo le veo plumas en la cabeza, donde se le advierte una cresta roja, que parece un casco, y bajo de la barba se le distinguen dos especies de pendientes carnosos de un rojo azulado: qué pájaro es este? —El casoar ó casor: su altura es regularmente de cinco pies: los que te han parecido pelos de jabalí son verdaderamente plumas, aunque muy semejantes á ellos: tiene alas; pero que cuasi no se distinguen, y en ellas cinco puas ó espinas de un negro lustroso, encorvadas en forma de arco, y parecidas en la figura á las del puerco-espin, y en su largo y disposicion á los dedos de nuestra mano. Esta mano tan singular, que puede encoger y enderezar como quiera, le sirve para defenderse cuando van á cazarle. La cresta roja de su cabeza, es una porcion ó escrecencia del cráneo. Solo en el estómago no tiene plumas; pero está proveido de un pellejo calloso, y el sábio Autor de la naturaleza ha hecho las plumas mas cercanas, mucho mas largas que las demas, para que puedan cubrir aquella parte. Tiene esta ave la lengua muy corta, los pies muy gruesos, y en cada uno tres dedos armados de fuertes, derechos y agudos espolones.
    • 1848 Pons Fuster, M. Trad Buffon niños p. 213 Esp (BD)
      El Casoar. Este bipedo es mas pequeño que el avestruz, pero no obstante es muy grande: es negro y tiene sobre su cabeza una especie de moño ó de casco huesoso cubierto de una piel parda, un collar mezclado de rojo y de azul y tres dedos en los pies. Se encuentra este animal en las islas de Banda, de Jaba, y de Sumatra: come de todo lo que come el avestruz y pone huevos de un gris verdoso, guarnecidos de manchas verdes que no son tan grandes como los del avestruz, pero que son mas largos. Tiene las alas estremadamente pequeñas, ninguna cola, y aun vuela menos que el avestruz.
    • 1851 Mellado, F. P. (ed.) DiccUniversal, III p. 214, s. v. armas Esp (BD)
      El tórax o corselete se prolonga á modo de cuerno en algunos, pero tales prolongaciones son como el doble pico de los calaos y el casco de los casoares en las aves, mas bien una exuberancia y un inconveniente, que medios de ataque ó de defensa.
    • 1875 Aragó Fuster, B. Gallinas y demás aves de corral p. 342 Esp (BD)
      En este tratado puramente agrícola, no hemos podido entretener á nuestros lectores con las aves de lujo como por ejemplo, el faisan, y con mayor razon de las especies raras, como el avestruz, el casoar, el agamí, etc., que si bien se han aclimatado entre nosotros, no han podido tomar todavía el derecho de ciudadanía en medio de nuestras casas de labranza.
    • 1875 Serrano, N. M. (dir.) Dicc Universal LengCast, I s.v. Armas Esp (BD)
      El pico y las garras son las principales ARMAS del ave; algunas, tales como el canichi, ciertos pluviales y el casoar, tienen además verdaderas uñas, que nacen en la extremidad del alon. Las gallináceas están además provistas de espolones que en el gallo todavía son más temibles que el pico.
    • 1901 Toro Gmz, M. NDiccEnciclLengCast (NTLLE)
      Casoar, m. Zool. Ave zancuda de Australia.
    • 1902 Bueno, Á. Trad Tesoro escolar Parravicini p. 115 Esp (BD)
      El nandú mucho menor, con tres dedos, vive en bandadas numerosas en Brasil, Chile y Perú. El casoar en selvas de Australia y Nueva Guinea, es por extremo salvaje, de patas más cortas, y cresta fuerte en forma de casco; en vez de alas, terribles pinchos largos, que le sirven de defensa; la pluma es casi cerda.
    • 1911 Segovia, L. DiccArgentinismos Ar (BD)
      CASOAR o casuar, m. Casuario, ave corredora, que recuerda al avestruz. Casoar, en francés y portug.
    • 1912 Sales Ferré, M. Sociología general p. 229 Esp (BD)
      Ciertamente hay individuos en quienes las faltas secretas producen fuertes remordimientos, y que con frecuencia no descansan hasta confesarlas; pero si bien se repara, se observará que los tales obran impulsados por el sentimiento de publicidad: porque Dios, que ha de castigarles, todo lo ve y todo lo sabe. Cuando el joven australí, acosado por el hambre, infringe la prohibición de comer carne de emu (especie de casoar), reservada á los ancianos, siente terribles remordimientos y llega con frecuencia á confesar su delito delante de la tribu.
    • 1917 Alemany Bolufer, J. DiccLengEsp (NTLLE)
      CASOAR. m. Zool. Ave zancuda, casi del tamaño del avestruz, pero de alas más cortas, que vive en Australia.
    • 1918 Domenech Llompart, J. Nociones de historia natural p. 316 Esp (BD)
      Orden CORREDORAS. — Sus alas son rudimentarias, con plumas de barbillas no entrelazadas, impropias para el vuelo. A él pertenecen el avestruz (fig. 391) de África y Arabia, que tiene 2 dedos; el ñandú, de América (Rhea americana), que tiene 3 dedos, como también el casoar, de Oceanía (Casuarius galeatus), que lleva en la cabeza una cresta ósea.
    • 1933 RAE DH 1.ª ed. (NTLLE)
      CASOAR. m. Casuario.
    • 1962 Cortázar, J. Cronopios [2003] Ar (CDH )
      La primera cosa que hace el casoar es mirarlo a uno con altanería desconfiada.
    • 1962 Cortázar, J. Cronopios [2003] Ar (CDH )
      Se limita a mirar sin moverse, a mirar de una manera tan dura y continua que es casi como si nos estuviera inventando, como si gracias a un terrible esfuerzo nos sacara de la nada que es el mundo de los casoares y nos pusiera delante de él, en el acto inexplicable de estarlo contemplando.
    • 1962 Cortázar, J. Cronopios [2003] Ar (CDH )
      De esta doble contemplación, que acaso sólo es una y quizá en el fondo ninguna, nacemos el casoar y yo, nos situamos, aprendemos a desconocernos.
    • 1962 Cortázar, J. Cronopios [2003] Ar (CDH )
      No sé si el casoar me recorta y me inscribe en su simple mundo; por mi parte sólo puedo describirlo, aplicar a su presencia un capítulo de gustos y disgustos.
    • 1962 Cortázar, J. Cronopios [2003] Ar (CDH )
      Sobre todo de disgustos porque el casoar es antipático y repulsivo.
    • 1962 Cortázar, J. Cronopios [2003] Ar (CDH )
      Ahora el casoar da un paso adelante y adopta un aire más seco; es como un par de anteojos cabalgando una pedantería infinita.
    • 1962 Cortázar, J. Cronopios [2003] 108 Ar (CDH )
      Vive en Australia el casoar; es cobarde y temible a la vez; los guardianes entran en su jaula con altas botas de cuero y un lanzallamas.
    • 1962 Cortázar, J. Cronopios [2003] 108 Ar (CDH )
      Cuando el casoar cesa de correr despavorido alrededor de la cazuela de afrecho que le ponen, y se precipita con saltos de camello sobre el guardián, no queda otro recurso que abrir el lanzallamas.
    • 1962 Cortázar, J. Cronopios [2003] 108 Ar (CDH )
      El casoar se deshoja, rápida nube de ceniza, y el guardián corre ávido a posesionarse de la gema recién nacida.
    • 1962 Cortázar, J. Cronopios [2003] Ar (CDH )
      ¿Qué más diremos del casoar después de esta doble desgracia?
    • 2007 Anónimo "Aniversario porteño" [10-06-2007] Clarín (Buenos Aires) Ar (HD)
      El Zoológico del Sud fue creado por orden del intendente Carlos Torcuato de Alvear, como una sucursal del de Palermo. El encargado de abrirlo fue el director de éste, Clemente Onelli. Al principio consistía en un recinto circular con un camello de Bactriana, un dromedario, dos cebúes del Ganges y dos de Ceylán, dos guanacos, dos avestruces y un casoar. En 1912, se incorporó una cabrería. Y dos años más tarde, se lo reinauguró con una batería de edificios que se asemejaban a ruinas romanas.
    • 2018 Ratto, P. "Rara avis" [18-01-2018] Página 12 (Buenos Aires) Ar (HD)
      [...] y un día levantarse a la noche, después de una turbia pesadilla, y llegar a la mesada por un vaso de agua, mirar hacia el patiecito, por la ventana de la cocina, y advertir una mancha turquesa fosforescente que va y viene, encender la luz del patio, comprobar que la cara del bicho y parte de su cuello están completamente cubiertas de pequeñísimas plumas tornasoladas, y quedarse ahí mirando, el bicho a su vez mirándolo a él, con sus patas ya enormes; cobrar conciencia de que debe llegarle ahora más arriba de las rodillas, y caer en la cuenta una noche, navegando por Internet, que lo que tiene en su casa es un casoar, un ave australiana, solitaria y de gran tamaño, que no vuela y puede ser muy agresiva, con sus espolones filosos y su cresta rígida, hasta el punto de causar la muerte de seres humanos.
      Acepción en desuso
    1. s. Frecuentemente, con los modificadores común o indio, o con los complementos con casco, de cresta, de la India o de las Molucas.
      docs. (1831-1879) 9 ejemplos:
      • 1831 Anónimo (Sociedad de Literatos) DiccGeogrUniversal, IV Esp (BD)
        GALES MERIDIONAL (NUEVA) [...] Abundan mucho las aves, y entres sus especies, que son muy variadas, se encuentran águilas pardas, halcones, hermosos papagayos, una especie de grande arvela, abutardas, perdices, palomas, etc. Otras hay que son peculiares a este país; como una especie de casoar, que es un medio entre el casoar de las Molucas, y el tucan de America; se dice que tiene 8 pies de largo, y que su carne sabe á vaca; la moenura superba bastante parecida al faisan, y al pavo real, y cuya cola tiene forma de lira y es de color de naranja y plata.
      • 1837 Rodrigo, J. Trad HNatural, Salacroux, II p. 106 Esp (BD)
        Este género no comprende sino dos especies: el emeu ó casoar con casco y el casoar de la Nueva Holanda. El primero (st. casuarius, L.) es muy fácil de conocer por un enorme tubérculo que se eleva sobre su cabeza; es casi tan grande como el avestruz, y se encuentra en las islas del Archipiélago indio. El segundo (casuarius Nova Hollandieae) es más pequeño, y no tiene eminencia alguna sobre su cabeza; es mas ágil para correr que el mejor galgo.
      • 1847 Anónimo Trad Historia aves Buffon, I p. 311 Obras completas de Buffon, VIII Esp (BD)
        En el Gabinete Real se ve una cabeza que parece ser de casoar, y que lleva un tubérculo diferente del casoar común; mas solo el tiempo y la observacion podrán enseñarnos si estas variedades y las que notaremos en seguida son ó no constantes, y si es que algunas no proceden tal vez de la poca exactitud de los dibujantes, ó si serian una consecuencia inmediata de la diferencia del sexo ó de alguna otra circunstancia.
      • 1852 Anónimo (D. L.) "Jardín plantas París" [01-01-1852] n. 204 El Correo de Ultramar (París) Esp (HD)
        Todos los dias, la coleccion de animales del Museo de historia natural se enriquece con animales que podrán ser utilizados. Entre los últimos que han llegado se distinguen el casoar de cresta y los pecaris de collar. El casoar de casco, representado en el primero de estos dibujos, es del archipiélago Indio.
      • 1879 Cuveiro, C. "Trad Historia reino animal" [16-03-1879] Revista Europea (Madrid) Esp (HD)
        Las aves corredoras (Ratitae ó cursores) forman la tercera y última sub-clase, que en el dia no está representada sino por raras especies, como son el avestruz africano bidigitado, el avestruz americano y australiano, el casoar indio, y el kivi o apteriz, de cuatro dedos, de la Nueva-Zelandia. Las gigantescas aves extinguidas de Madagascar (Epyornis) y de la Nueva-Zelandia (Dinornis), que eran mucho más grandes que los mayores avestruces actuales, pertenecian á este grupo.
      • 1831 Anónimo (Sociedad de Literatos) DiccGeogrUniversal, IV Esp (BD)
        GALES MERIDIONAL (NUEVA) [...] Abundan mucho las aves, y entres sus especies, que son muy variadas, se encuentran águilas pardas, halcones, hermosos papagayos, una especie de grande arvela, abutardas, perdices, palomas, etc. Otras hay que son peculiares a este país; como una especie de casoar, que es un medio entre el casoar de las Molucas, y el tucan de America; se dice que tiene 8 pies de largo, y que su carne sabe á vaca; la moenura superba bastante parecida al faisan, y al pavo real, y cuya cola tiene forma de lira y es de color de naranja y plata.
      • 1837 Rodrigo, J. Trad HNatural, Salacroux, II p. 106 Esp (BD)
        Este género no comprende sino dos especies: el emeu ó casoar con casco y el casoar de la Nueva Holanda. El primero (st. casuarius, L.) es muy fácil de conocer por un enorme tubérculo que se eleva sobre su cabeza; es casi tan grande como el avestruz, y se encuentra en las islas del Archipiélago indio. El segundo (casuarius Nova Hollandieae) es más pequeño, y no tiene eminencia alguna sobre su cabeza; es mas ágil para correr que el mejor galgo.
      • 1845 Anónimo (Sociedad literaria) Trad Historia Oceanía Rienzi p. 201 Esp (BD)
        Ceram ó Sirang, célebre por su pico encumbrado unos 8000 piés sobre el nivel del mar, es la mayor de las Molucas, despues de Guilolo. Gran parte de la isla depende del sultan, que es vasallo de los Holandeses. En las profundas y largas selvas de sus costas meridionales, desde Eupapes hasta Kelamari, se halla el casoar de las Molucas.
      • 1847 Anónimo Trad Historia aves Buffon, I p. 311 Obras completas de Buffon, VIII Esp (BD)
        En el Gabinete Real se ve una cabeza que parece ser de casoar, y que lleva un tubérculo diferente del casoar común; mas solo el tiempo y la observacion podrán enseñarnos si estas variedades y las que notaremos en seguida son ó no constantes, y si es que algunas no proceden tal vez de la poca exactitud de los dibujantes, ó si serian una consecuencia inmediata de la diferencia del sexo ó de alguna otra circunstancia.
      • 1851 Ronquillo, J. O. DiccMateria Mercantil, I Esp (BD)
        Casoar con casco ó Emeu, Casoar de las grandes Indias (Cassuarius Emeu, Latham.; Struthio Cassuarius, L.). Sus caractéres son: pico recio, de dorso aquillado, redondeado y doblado en la punta; cabeza con casco; cuello desnudo y guarnecido de carúnculas colgantes parecidas á las del pavo; piés robustos, carnudos hasta en los dedos; uña del dedo interno doble mayor que las otras; pennas alares reemplazadas por cinco varetas sin barbas.
      • 1852 Anónimo (D. L.) "Jardín plantas París" [01-01-1852] n. 204 El Correo de Ultramar (París) Esp (HD)
        Todos los dias, la coleccion de animales del Museo de historia natural se enriquece con animales que podrán ser utilizados. Entre los últimos que han llegado se distinguen el casoar de cresta y los pecaris de collar. El casoar de casco, representado en el primero de estos dibujos, es del archipiélago Indio.
      • 1858 Beltrán, F. "El casoar de la Nueva Holanda" [01-01-1858] Museo de las Familias (Madrid) Esp (HD)
        El casoar de la Nueva Holanda. Este gran pájaro, cuyo dibujo presentamos á nuestros lectores, no pertenece ni á la especie ni al género de los que se llaman casoares de la India [...] Los colonos ingleses de estos paises le han dado el nombre de emou, en oposicion al de emeu, con el que designan el casoar de la India, llamado por otro nombre casoar con casco. La ciencia no tardará sin duda en componerle otro nombre.
      • 1869 Anónimo "Adquisiciones jardín plantas París" [01-01-1869] n. 843 El Correo de Ultramar (París) (HD)
        Un mensajero ó serpentario, un casoar de casco y un chabiru por una parte, y por otro dos antilopes-canna y un antilope lencoryx, tal es el balance de las adquisiciones mas preciosas hechas por la administracion del Jardin de Plantas de Paris desde fines del año último [...] El casoar no podia mentir á su origen y debia necesariamente distinguirse tambien de alguna manera. Con efecto, es un ave sin pluma, ó dicho de otro modo, su plumaje es un vellon. Por su forma, no por su bulto, recuerda al avestruz, menos las plumas que en él, á la extremidad de las alas sumamente cortas, están reemplazadas con puas agudas. Además tiene las carúnculas del pavo, y su cabeza está coronada con una armadura huesosa, en forma de casco, de color oscuro por delante y amarilla en lo demás. Es tan gloton como estúpido.
      • 1879 Cuveiro, C. "Trad Historia reino animal" [16-03-1879] Revista Europea (Madrid) Esp (HD)
        Las aves corredoras (Ratitae ó cursores) forman la tercera y última sub-clase, que en el dia no está representada sino por raras especies, como son el avestruz africano bidigitado, el avestruz americano y australiano, el casoar indio, y el kivi o apteriz, de cuatro dedos, de la Nueva-Zelandia. Las gigantescas aves extinguidas de Madagascar (Epyornis) y de la Nueva-Zelandia (Dinornis), que eran mucho más grandes que los mayores avestruces actuales, pertenecian á este grupo.
  2. Acepción en desuso
  3. s. m. Ave corredora, endémica de Sudamérica, parecida al avestruz, pero de menor tamaño, con el plumaje gris o pardo, sin cola, muslos provistos de plumas y tres dedos en cada pie. Nombre científico: Rhea americana. Con el modificador gris con pico de avestruz.
    docs. (1832) Ejemplo:
    • 1832 Anónimo (P. A. B. C. L.) Trad Obras completas Buffon, II p. 257 Esp (BD)
      EL avestruz de la América meridional, llamado tambien avestruz de Occidente, avestruz de Magallanes y de la Guayana, propiamente hablando no es un verdadero avestruz. [...] Barrere tan pronto le da el nombre de garza, tan pronto el de grulla ferrívora, o de ema de larga cola; y otros juzgaron caracterizarlo mejor, segun varias analogías mas próximas á la verdad, bajo la denominacion compuesta de casoar gris con pico de avestruz.
  4. Acepción en desuso
  5. 1⟶metáfora
    s. m. Ave corredora, endémica de Australia, parecida al avestruz, pero de menor tamaño y color marrón oscuro, con el cuello más grueso, las alas más pequeñas y tres dedos en cada pie. Nombre científico: Dromaius novaehollandiae .
    docs. (1837-1878) 2 ejemplos:
    • 1862 Anónimo (Vizcondesa de Renneville) "Revista moda" [01-01-1862] n. 508 El Correo de Ultramar (París) (HD)
      Las francesas, y sobre todo las parisienses, llevan mariposas de oro, de plata y aun de diamantes que se columpian como verdaderas mariposas. Además, no desdeñan tampoco los copos de pluma blanca y los plumeros napolitanos. Las rusas se ponen la pluma natural, plumas de casoar y pieles.
    • 1878 Galvete, J. Trad Australia Beauvoir p. 137 Esp (BD)
      I. º de Agosto de 1866. — Nuestros caballos están preparados ya para la jornada; consultamos la brújula y seguimos caminando hácia el Noroeste. El paisaje nos recuerda el camino que hacíamos ayer. Siempre la misma llanura verde y los mismos grandes rebaños que pasan á nuestra vista. La parada del dia se hace hoy á orillas del Loddon, cerca del lugar en que el jóven Howitt encontró á los infortunados compañeros de Burcke. Vemos á gran distancia siete casoars, avestruces de Australia, que corren á escape próximos á un bosque; para tocarles hubiera sido necesario un cañon rayado, y nosotros no disponemos más que de nuestros anteojos.
      Acepción en desuso
    1. s. Frecuentemente, con los complementos de Nueva Holanda o de la Nueva Holanda.
      docs. (1837-1858) 4 ejemplos:
      • 1837 Rodrigo, J. Trad HNatural, Salacroux, II p. 106 Esp (BD)
        Este género no comprende sino dos especies: el emeu ó casoar con casco y el casoar de la Nueva Holanda. [...] El segundo (casuarius Nova Hollandieae) es mas pequeño, y no tiene eminencia alguna sobre su cabeza; es mas ágil para correr que el mejor galgo.
      • 1851 Ronquillo, J. O. DiccMateria Mercantil, I s. v. Casoar o casoario Esp (BD)
        Casoar de la Nueva Holanda, Emú negro (Cassuarius Novae Hollandiae, Latham.; Dromaius ater, Vieill.). Sus caractéres son: pico recto de bordes muy deprimidos, algo aquillado por encima, redondeado en su punta y mas corto que en el primero; cabeza sencilla, sin casco y emplumada; piernas carnudas hasta el talon; uñas casi iguales, algo obtusas; remeras y timoneras nulas, sin varelas en su lugar. El emú es mas grande que el casoar de casco; sus piernas y su cuello son mas largos, y por lo demás se le parece en la vestidura.
      • 1857 Echegaray Lacosta, J. Zootechnia. Producción animal p. 123 Esp (BD)
        Entre las aves como alimenticias y espresamente destinadas á la carniceria por su carne tan abundante como sana, deben ocupar el primer lugar el casoar de la Nueva Holanda y el naudon. Este existe ya hace muchos años en Madrid. El avestruz debia colocarse en primera linea, pero es dificil de domesticar y aclimatar. El naudon es una conquista mas facil, y lo es mas el casoar: nos podrian suministrar, ademas de su carne, sus plumas y sus huevos; con solo uno podia comer toda una familia. El naudon se ha reproducido en Inglaterra. En cuanto al casoar ó dromedario de la Nueva Holanda, es uno de los animales mas robustos y de los mas insensibles al frio.
      • 1858 Beltrán, F. "El casoar de la Nueva Holanda" [01-01-1858] Museo de las Familias (Madrid) Esp (HD)
        El casoar de la Nueva Holanda. Este gran pájaro, cuyo dibujo presentamos á nuestros lectores, no pertenece ni á la especie ni al género de los que se llaman casoares de la India. Malamente le ha conservado el vulgo el nombre de casoar, porque aunque presente con el ave asi llamada cierta analogía en la forma esterior, se diferencia por caracteres zoológicos esenciales de ella. Su cabeza no está coronada del casco con cuernos que se nota en el casoar de la India. Está desprovista del apéndice de carúnculos carnosos que cuelgan del cuello de este último: su pico está deprimido, es decir, aplastado de alto abajo, en lugar de estar comprimido: es mas grande en su estatura; en fin, su patria es enteramente diferente: no se halla como en el anterior en las islas del archipiélago indiano: habita, como lo indica su especie, en la Nueva Holanda, o se le halla en particular en Botani-Bay, y en Puerto-Jackson. Los colonos ingleses de estos paises le han dado el nombre de emou, en oposicion al de emeu, con el que designan el casoar de la India, llamado por otro nombre casoar con casco. La ciencia no tardará sin duda en componerle otro nombre.
  6. Acepción en desuso
  7. 3⟶sinécdoque
    s. m. Pluma de casoar.
    Sinónimo: casobar
    docs. (1882) Ejemplo:
    • 1882 Anónimo (Emma) "Correo de la Moda" [01-03-1882] Paris-Charmant Artístico: Periódico Ilustrado de las Nuevas Modas (París) (HD)
      En fin, para poner punto á estos informes, describiré, para una señora de edad, una larga salida de baile de felpilla granate, forrada de raso blanco y ribeteada con casoar ceniciento. El capuchon relativo, de felpilla granate, se pliega á grandes tubos alrededor del rostro; en el fondo, una mantilla blanca, de encaje de Murcia, que se ata por delante con una hebilla de flores.
pluma de casoar
  • s. m. Pluma roja y blanca que adorna el chacó de los soldados de la escuela militar francesa de Saint-Cyr.

Diccionario histórico de la lengua española
Real Academia Española © Todos los derechos reservados

Con el apoyo de Inditex
cerrar

Buscador general de la RAE