6.ª Entrega (febrero de 2019)
Versión del 15/02/2019
Familia Ver familia de palabras
chulengo s., adj. (1928-)
chulengo, chulenguito
Etim. Voz de origen incierto, acaso del mapuche.

Se documenta por primera vez, con la acepción 'cría del guanaco', en 1928, en Fe de erratas de mi diccionario de americanismos de Malaret y poco después se registra, en 1929 en un artículo de Caras y Caretas (Buenos Aires) de Á. Cabrera titulado "Hablemos del guanaco", donde el autor comenta el gran valor que tiene la piel de este animal. En este mismo artículo se atestigua la acepción 'piel o lana de chulengo', que surge tras la actuación de la sinécdoque. Con el valor 'barbacoa portátil fabricada con un recipiente cilíndrico partido por la mitad y con una rejilla en su interior' se registra en 1993, en el Nuevo diccionario de argentinismos de Haensch y Werner y, ya en el siglo XXI, se localizan testimonios de su uso en la prensa.

Por otra parte, se consigna la voz chulengo en repertorios lexicográficos con otros valores. Así, como 'avestruz pequeño, llamado mejor charita; y cuando más grande, charabón', se registra, en 1942, en el Diccionario general de americanismos de Santamaría. Como 'burro pequeño' se documenta únicamente en el Diccionario de regionalismos de la Provincia de la Rioja (Argentina) de Cáceres Freyre (1961), quien limita su uso a Famatina, un departamento de la provincia de La Rioja (Argentina); con el valor de 'tonto', se recoge en las Voces de San Juan (que el Diccionario de la Academia no consigna) de Aguilar (1986); y, finalmente, como 'persona de piernas largas y delgadas', se registra, en 1994, en el Registro del habla de los argentinos de la Academia Argentina de Letras.

  1. s. m. Ch Ar Cría del guanaco.
    docs. (1928-2018) 36 ejemplos:
    • 1928 Malaret, A. Fe erratas DAmer (FG)
      Chulengo. No es avestruz, sino el guanaco, pequeño.
    • 2018 Anónimo "Perros asilvestrados" [03-01-2018] Tiempo Sur (Río Gallegos): tiemposur.com.ar Ar (HD)
      Por otro lado, precisó que “[...] al irse los ovinos de la zona de bosques, ahora hay vacunos, pero muchos menos en proporción debido a los ataques de los perros cimarrones y por consiguiente se han perdido decenas de puestos de trabajo. Pero también estos depredadores, también atacan a los guanacos en los bosques, especialmente chulengos, juveniles y viejos. Además hay que remarcar que en Santa Cruz los perros asilvestrados sobresalen por su agresividad y ferocidad en las zonas de Turbio-Natales, Caleta- Fitz Roy, Truncado, Las Heras, Deseado, y Gregores, y a las demás localidades en diferente proporción”.
    • 1928 Malaret, A. Fe erratas DAmer (FG)
      Chulengo. No es avestruz, sino el guanaco, pequeño.
    • 1942 Inchauspe, P. Voces campo argentino p. 61 Ar (FG)
      A los guanacos mientras son mamones, es decir, durante los primeros meses de vida, se les llama "quillangos" o "chulengos".
    • 1964 Campos Menéndez, E. Solo el viento... p. 102 Ch (BD)
      Halimink introdujo la mano. Sintió un bulto tibio, tembloroso. Metió ambos brazos y extrajo un pequeño guanaco, un chulengo recién nacido, que lo miraba con ojos asustados. Atrajo al animalito hasta sentir sobre la cara el aliento tibio que salia del hocico negro y aguzado. El animal habia sido atrapado por la tormenta. Un remolino de nieve lo cubrió durante la noche y se habia quedado allí, calentado por su propio cuerpo en su kaowe de cristales finos.
    • 1986 Fermosel, J. L. A. "El guanaco, el camello de América" [02-03-1986] El Informador (Guadalajara) Ar (HD)
      El control natural del guanaco es el puma, que sólo ataca a los "chulengos" desprotegidos o a los ejemplares viejos y enfermos. La realidad, sin embargo, demuestra que su peor enemigo es el hombre. Entre los atentados de éste contra la especie se destacan los "torneos deportivos" de tiro al guanaco, que han diezmado las poblaciones de algunas provincias cordilleranas.
    • 1999 Chebez, J. C. Especies peligro [1999] 32 Ar (CDH )
      En Patagonia aún medran los "zorreros" con sus trampas-cepo buscando la piel del zorro gris chico y el colorado y los "guanaqueadores" o "chulengueadores" que sistemáticamente persiguen las tropillas de guanacos y capturan a sus crías o "chulengos" para confeccionar con sus pieles los populares "quillangos" pagatónicos.
    • 2009 Abeijón, A. Memorias de un carrero patagónico p. 21 Ar (BD)
      Antes de diez minutos de carrera, un chulenguito de pocas horas comienza a rezagarse, con gran desesperación de la madre que se rezaga de él, emitiendo de tanto en tanto gemidos lamentosos que son una afligida invitación a realizar un esfuerzo supremo, hasta que la llegada del perseguidor la obliga a abandonarlo ante la seguridad de una defensa inútil.
    • 2013 Cea Aránguiz, R. / Montalva Wainer, S. Trekking en Torres del Paine Ch (CORPES)
      De todos modos, no es una especie fácil de ver, aunque los datos digan que se extiende desde el Yukón, en Canadá, hasta la Patagonia. Su población ha disminuido en casi todos sus hábitats históricos: en la parte oriental de América del Norte, por ejemplo, se encuentra casi extinto. Por eso, Torres del Paine es tan codiciado entre fotógrafos y documentalistas de naturaleza, quienes llegan a registrarlos principalmente en noviembre y diciembre, dos buenos meses para encontrarlos: en noviembre las crías ya están más o menos grandes y salieron de sus madrigueras; en diciembre las guanacas paren a los chulengos, y es más fácil ver pumas, porque se acercan.
    • 2018 Anónimo "Perros asilvestrados" [03-01-2018] Tiempo Sur (Río Gallegos): tiemposur.com.ar Ar (HD)
      Por otro lado, precisó que “[...] al irse los ovinos de la zona de bosques, ahora hay vacunos, pero muchos menos en proporción debido a los ataques de los perros cimarrones y por consiguiente se han perdido decenas de puestos de trabajo. Pero también estos depredadores, también atacan a los guanacos en los bosques, especialmente chulengos, juveniles y viejos. Además hay que remarcar que en Santa Cruz los perros asilvestrados sobresalen por su agresividad y ferocidad en las zonas de Turbio-Natales, Caleta- Fitz Roy, Truncado, Las Heras, Deseado, y Gregores, y a las demás localidades en diferente proporción”.
    • 1928 Malaret, A. Fe erratas DAmer (FG)
      Chulengo. No es avestruz, sino el guanaco, pequeño.
    • 1929 Cabrera Latorre, Á. "Hablemos del guanaco" [22-06-1929] Caras y Caretas (Buenos Aires) Ar (HD)
      Seguramente ninguno de mis lectores ignora que la piel de chulengo es, hoy por hoy, el producto más valioso de la especie guanaco. Al mismo tiempo es el que se obtiene con menos trabajo. En la época en que nacen los guanaquitos, el cazador, llamémoslo así, monta a caballo y persigue a las madres hasta conseguir que los recién nacidos se queden atrás.
    • 1929 Cabrera Latorre, Á. "Hablemos del guanaco" [22-06-1929] Caras y Caretas (Buenos Aires) Ar (HD)
      Durante mi viaje por el Chubut vi, aproximadamente, como mil trescientos guanacos, que, calculando por término medio siete hembras por cada macho, darían unas 1135 hembras; de ellas sólo cuatro iban acompañadas de chulengos. Creo que el dato es harto elocuente.
    • 1931 Malaret, A. DiccAmericanismos (FG)
      Chulengo. m. Argent. Guanaco pequeño.
    • 1936 Lynch, B. "Discrepancias" [10-10-1936] Caras y Caretas (Buenos Aires) Ar (HD)
      ELLA. — ¿Y después, en qué quedaron las cosas?... EL. — Quedaron en que ella prosiguió en el sanatorio X su abnegada tarea de acompañar y aliviar las horas interminables de dolor o desaliento de los "pobrecitos hombres solos y "atrasaos" y... ELLA (con ingenuo impulso y en voz tan baja que el oído de El, no la alcanza). — Solos, porque quieren... EL. — ¿Cómo, Elena?... ELLA. — ¡Nada!... EL. — ... y yo me fui al lago Buenos Aires (T, N. de Santa Cruz) sano y alegre como un "chulengo"...
    • 1936 Bardagí, J. A. "Los conquistadores del desierto" [07-11-1936] Caras y Caretas (Buenos Aires) Ar (HD)
      El indio conoció así las bondades del whisky y la ginebra, y perdió sus cueros. ¡Puertos libres de la Patagonia! ¡Libertad abierta para todo! Enormes vías abiertas en la parte más sensible del desierto, por donde escapó su riqueza y entró el vicio. El hábito de aquella agua de fuego, tan buena en el invierno, obligó a carnear de prisa; a activar las batidas bárbaras al guanaco y al chulengo. Y las sombras, al fin, se cernieron sobre el indio del desierto. Nuevas gentes llegaban en busca de campo.
    • 1938 Camino, M. Á. Paisaje p. 98 Ar (FG)
      Cazaré guanacos y con sus chulengos / coseré quillangos, pa ti, Pilmaiquén.
    • 1939 Moreno, J. C. "Explotación de guano" [01-04-1939] Caras y Caretas (Buenos Aires) Ar (HD)
      A nuestro paso saltaban las liebres patagónicas, y de vez en cuando divisábamos una manada de guanacos, que huían al descubrirnos, ariscos por la encarnizada persecusión [sic] de que son objeto por parte de los cazadores, codiciosos de la piel del chulengo (guanaco recién nacido).
    • 1942 Inchauspe, P. Voces campo argentino p. 61 Ar (FG)
      A los guanacos mientras son mamones, es decir, durante los primeros meses de vida, se les llama "quillangos" o "chulengos".
    • 1942 Santamaría, F. J. DiccGralAmericanismos (NTLLE)
      CHULENGO. m. [...] También el guanaco pequeño.
    • 1946 Malaret, A. DiccAmericanismos (NTLLE)
      CHULENGO. m. Argent. En algunas regiones, guanaco (Camelus) pequeño.
    • 1950 Coluccio, F. DiccFolklArgentino Ar (FG)
      CHULENGO. Guanaco de poca edad. Se le caza para hacer con su piel, finísimos quillangos.
    • 1961 Villafuerte, C. Voces Catamarca Ar (FG)
      CHULENGO. — Guanaco chiquito.
    • 1964 Campos Menéndez, E. Solo el viento... p. 102 Ch (BD)
      Halimink introdujo la mano. Sintió un bulto tibio, tembloroso. Metió ambos brazos y extrajo un pequeño guanaco, un chulengo recién nacido, que lo miraba con ojos asustados. Atrajo al animalito hasta sentir sobre la cara el aliento tibio que salia del hocico negro y aguzado. El animal habia sido atrapado por la tormenta. Un remolino de nieve lo cubrió durante la noche y se habia quedado allí, calentado por su propio cuerpo en su kaowe de cristales finos.
    • 1964 Campos Menéndez, E. Solo el viento... p. 103 Ch (BD)
      Avanzó con el chulengo entre los brazos. “Ya está cerca la primavera y las guanacas comienzan a parir”, pensaba. Siguió caminando, mientras se decía que éste sí sería un lindo regalo para Coyla. ¡Qué alegre se pondría si él lograba Ilegar con el chulenguito vivo!
    • 1966 Morínigo, M. A. DiccAmericanismos (NTLLE)
      CHULENGO. m. Arg. En algunas regiones, guanaco pequeño.
    • 1982 Lamo, D. / Garrido, J. L. / Kovacs, Z. "Población y parámetros reproductivos guanaco" p. 3 Publicaciones Centro Nacional Patagónico Ar (BD)
      La proporción de sexos al nacer se obtuvo sobre datos de captura de chulengos. Los muestreos se hicieron durante 1980, 1981 y 1982 en la época de parición. Durante el mes de diciembre de 1979 se señalaron animales cortándoles la oreja derecha y una vez marcados fueron liberados. En el transcurso de ese año, no hubo actividad de caza de chulengos (chulengueo) gracias a la colaboración y vigilancia prestada por el propietario del campo.
    • 1985 Morales Pettorino, F. / Quiroz Mejías, Ó. / Peña Álvz, J. J. DiccChilenismos, II Ch (NTLLE)
      chulengo. m. y f. camp. Can. Guanaco de corta edad. U.m.c.m.
    • 1986 Fermosel, J. L. A. "El guanaco, el camello de América" [02-03-1986] El Informador (Guadalajara) Ar (HD)
      El control natural del guanaco es el puma, que sólo ataca a los "chulengos" desprotegidos o a los ejemplares viejos y enfermos. La realidad, sin embargo, demuestra que su peor enemigo es el hombre. Entre los atentados de éste contra la especie se destacan los "torneos deportivos" de tiro al guanaco, que han diezmado las poblaciones de algunas provincias cordilleranas.
    • 1989 Martínez, T. E. Perón [1989] Ar (CDH )
      Un chulengo —la blanda, indefensa cría de los guanacos— se les cruzó en el camino.
    • 1989 Martínez, T. E. Perón [1989] Ar (CDH )
      Alberto calculó: «Es la madre del chulengo y volverá por él dentro de un rato. Vamos a esperarla aquí mismo, al reparo.»
    • 1990 Bertonatti, C. C. "Avistajes de Lama guanicoe (guanaco)" [01-01-1990] p. 15 Boletín Científico APRONA (Buenos Aires) Ar (HD)
      Teniendo en cuenta que los avistajes de 1985 se efectuaron después del período de parición, aparentemente se podría deducir un aumento de crías en proporción con los adultos en los últimos años, coincidiendo —tal vez— con la baja cotización de las pieles de "chulengos" y su menor demanda.
    • 1993 Haensch, G. / Werner, R. (dirs.) NDiccArgentinismos Ar (NTLLE)
      chulengo. ArgRpl, Cuyo, SArg. Se usa para referirse a la cría del guanaco. Su piel se utiliza para hacer mantas muy finas.
    • 1999 Chebez, J. C. Especies peligro [1999] 32 Ar (CDH )
      En Patagonia aún medran los "zorreros" con sus trampas-cepo buscando la piel del zorro gris chico y el colorado y los "guanaqueadores" o "chulengueadores" que sistemáticamente persiguen las tropillas de guanacos y capturan a sus crías o "chulengos" para confeccionar con sus pieles los populares "quillangos" pagatónicos.
    • 1999 Chebez, J. C. Especies peligro [1999] Ar (CDH )
      Fue desplazada por la actividad agropecuaria y fundamentalmente por la caza continua que centra la captura en las crías o "chulengos".
    • 2001 Coluccio, F. Dicc folklórico flora y fauna de América [2005] p. 97 Ar (BD)
      CHULENGO. Guanaco de poca edad cuya piel siempre fue muy solicitada (primero entre los aborígenes y luego entre los primeros pobladores europeos), especialmente los que rondan los 30 días de vida. Se utiliza para confeccionar quillangos (prenda de abrigo) y también mantas.
    • 2003 Villarreal, F. / Longo, L. "Valoración económica del guanaco patagónico" [01-01-2003] p. 64 Revista de la Facultad de Agronomía y Veterinaria (La Plata) Ar (HD)
      De acuerdo con la información proporcionada por la Fundación Hábitat (2001), la inversión necesaria para el desarrollo de la metodología propuesta se encuentra comprendida por el valor de la cría de los chulengos, la construcción de las instalaciones y los insumos necesarios para la formación del plantel básico.
    • 2009 Abeijón, A. Memorias de un carrero patagónico p. 21 Ar (BD)
      Antes de diez minutos de carrera, un chulenguito de pocas horas comienza a rezagarse, con gran desesperación de la madre que se rezaga de él, emitiendo de tanto en tanto gemidos lamentosos que son una afligida invitación a realizar un esfuerzo supremo, hasta que la llegada del perseguidor la obliga a abandonarlo ante la seguridad de una defensa inútil.
    • 2010 ASALE DiccAmericanismos (NTLLE)
      chulengo. [...] Ch. Guanaco de poca edad y, especialmente, el recién nacido.
    • 2010 Soto Rivera, A. Tierras del maíz Ch (CORPES)
      Afuera, el cielo ennegrecido era cómplice del vigor de la borrasca. Dentro, sola, alumbrada a medias por la fogata de la tienda, Akai estaba desnuda y en cuclillas. Al alcance de sus manos había dispuesto un cuerito de chulengo bien sobado, un puñado mezcla de tierra y cenizas, la caracola con agua pura, los hilos de nervios de guanacos y la valva de orilla filosa.
    • 2010 Soto Rivera, A. Tierras del maíz Ch (CORPES)
      La tierra y las cenizas cubrieron el pequeño cuerpo antes que el pellejo de chulengo. A este singular contacto se calmó su llanto, y la criatura humana convertida ahora en envoltorio, desapareció entre las pieles de guanaco que formaban el lecho de sus padres.
    • 2011-2012 Goñi, R. / Cassiodoro, G. / Rindel, D. "Poblamiento de mesetas" [01-01-2011] p. 33 Cuadernos del Instituto Nacional de Antropología y Pensamiento Latinoamericano (Buenos Aires) Ar (HD)
      Los parapetos de CP2C fueron reutilizados durante el siglo XX como lugar de caza de chulengos o como puesto de paso de las estancias. En este trabajo hemos buscado ampliar la información existente para el área de Pampa del Asador y Cerro Pampa, destacando la interrelación de distintas líneas de evidencia para interpretar el registro arqueológico de localidades que han tenido usos múltiples y redundantes a lo largo del tiempo.
    • 2013 Cea Aránguiz, R. / Montalva Wainer, S. Trekking en Torres del Paine Ch (CORPES)
      De todos modos, no es una especie fácil de ver, aunque los datos digan que se extiende desde el Yukón, en Canadá, hasta la Patagonia. Su población ha disminuido en casi todos sus hábitats históricos: en la parte oriental de América del Norte, por ejemplo, se encuentra casi extinto. Por eso, Torres del Paine es tan codiciado entre fotógrafos y documentalistas de naturaleza, quienes llegan a registrarlos principalmente en noviembre y diciembre, dos buenos meses para encontrarlos: en noviembre las crías ya están más o menos grandes y salieron de sus madrigueras; en diciembre las guanacas paren a los chulengos, y es más fácil ver pumas, porque se acercan.
    • 2015 Flores, D. "Puerto Deseado" [18-10-2015] La Nación (Buenos Aires) Ar (HD)
      De eso habla Diego cuando nos damos cuenta de que desde una saliente sobre el cañón, a no más de cuatro metros, nos estudia un puma de pelaje gris. Son segundos, apenas, y el animal dispara y se pierde de vista. A veinte metros encontramos su almuerzo: los restos de un chulengo. "La que anda por allá debe ser la madre", apunta Diego.
    • 2017 Anónimo "Aventura en el valle de Collon Cura" [26-11-2017] Río Negro (General Roca): rionegro.com.ar Ar (HD)
      Camino hacia el sur de la Provincia, yendo por la Ruta Nacional Nº 237 comenzamos a bordear el río Collón Cura. Luego de deliberar en familia, acordamos llegar un poco tarde a nuestro primer destino Junín de los Andes, y detenernos a recorrer el bello paisaje que rodea el río. [...] Apenas llegamos, nos recibió una hembra de guanaco con su chulengo que estaba amamantando. Ella nos miraba atentamente mientras descendíamos del vehículo. Los chicos quedaron admirados, ¡era la primera vez que veíamos este animal tan de cerca!
    • 2018 Anónimo "Perros asilvestrados" [03-01-2018] Tiempo Sur (Río Gallegos): tiemposur.com.ar Ar (HD)
      Por otro lado, precisó que “[...] al irse los ovinos de la zona de bosques, ahora hay vacunos, pero muchos menos en proporción debido a los ataques de los perros cimarrones y por consiguiente se han perdido decenas de puestos de trabajo. Pero también estos depredadores, también atacan a los guanacos en los bosques, especialmente chulengos, juveniles y viejos. Además hay que remarcar que en Santa Cruz los perros asilvestrados sobresalen por su agresividad y ferocidad en las zonas de Turbio-Natales, Caleta- Fitz Roy, Truncado, Las Heras, Deseado, y Gregores, y a las demás localidades en diferente proporción”.
  2. 1⟶sinécdoque
    s. m. Ar Piel o lana de chulengo.
    docs. (1929-2010) 4 ejemplos:
    • 1929 Cabrera Latorre, Á. "Hablemos del guanaco" [22-06-1929] Caras y Caretas (Buenos Aires) Ar (HD)
      Actualmente, la exportación de quillangos de chulengo apenas tiene importancia; puede decirse que fuera de la Argentina nadie los conoce; bien organizada la industria, sería posible exportarlos en mayor cantidad, haciendo de ellos un producto nacional apreciado, sin que por eso peligrase la especie que proporciona la materia.
    • 1976 Mignogna, E. Cuatrocasas [1979] p. 96 Ar (FG)
      Y yo. Recién llegado de Copihue: gorro de lana y capa de chulengo; bolsita de alcanfor que me dio mamá Cruz para espantar las pestes.
    • 1976 Mignogna, E. Cuatrocasas [1979] p. 61 Ar (FG)
      [...] mientras la carroza y los caballos se van hundiendo lentamente en la nieve y mamá Cruz teje una capa de chulengo y las mujeres se duermen abrazadas y sueñan en voz alta.
    • 2010 Moreno, M. "Pampa y pompa" Página/12. Radar Ar (CORPES)
      Pero hubo también caperas tehuelches que hacían capas de chulengo nonato y las pintaban para cada uno —había de joven, de casada, de viuda, de solterona, de caballo, de perros—, para todos "un nombre dibujo" según el código descubierto por Sergio Caviglia ("animal-pelo-hacia afuera", "hombre-pelo-hacia adentro"). Y tejedoras mapuches que, entre el corral y el toldo, desarrollaban técnicas más propias del matemático y del geómetra que de la tejedora que no escarda sino que va retorciendo la lana virgen con un palito: el ikat (se hacen ataduras en la urdimbre, hasta 1600, según cálculo para las guardas escalonadas y se cubren con greda que, después de teñir, se quita) y el plangit (se pellizca un poco de la urdimbre y se ata la base fuerte antes de teñir, luego se desata).
  3. 1⟶metáfora
    s. m. Ar Barbacoa portátil fabricada con un recipiente cilíndrico partido por la mitad y con una rejilla en su interior.
    docs. (1993-2018) 8 ejemplos:
    • 1993 Haensch, G. / Werner, R. (dirs.) NDiccArgentinismos Ar (NTLLE)
      chulengo. m. [...] SArg. Tambor de combustible partido por el medio, que se emplea para resguardar el asado del viento.
    • 2010 Anónimo "Aumentó la venta de parrillas" [12-09-2010] El Pingüino (Punta Arenas) Ch (HD)
      Sin embargo, no todos sacan cuentas alegres en lo que va del mes. Luis López, más conocido como “El Chulenguero”, asegura que el interés por comprar el tradicional chulengo ha disminuido. “No está muy buena la cosa, parece que la gente no tiene mucha plata. Han venido varias personas pero para hacer trueque, me traen los tarros y se llevan un chulengo pagando una diferencia”.
    • 2014 Ferré, L. "Gualeguaychú y carnaval ricotero" [12-04-2014] Agencia Télam (Buenos Aires) Ar (HD)
      Esa multitud encierra historias. Dos jóvenes que no se conocían hasta hace segundo se convierten en cómplices para compartir un choripán salido de un chulengo improvisado en las inmediaciones del predio de 120 hectáreas que promete transformarse en el marco imponente para el show musical pago más importante de la historia argentina.
    • 2018 Anónimo "Parrillas callejeras" [18-09-2018] El Diario Sur (Buenos Aires): eldiariosur.com Ar (HD)
      Son cada vez más. Se las ve sobre la avenida Hipólito Yrigoyen a lo largo de todo el Conurbano, por la avenida Presidente Perón que une San Vicente y Alejandro Korn y por la ruta 58, en el trayecto a Canning. Las parrillas informales que trabajan al mediodía proliferaron de forma visible en los últimos meses. En diálogo con El Diario Sur, los emprendedores no se quejaron: la mayoría asegura que trabaja bien. Algunos de ellos contaron que se quedaron sin empleo y que por eso decidieron salir a la ruta con un “chulengo” y empezar a cocinar.
    • 1993 Haensch, G. / Werner, R. (dirs.) NDiccArgentinismos Ar (NTLLE)
      chulengo. m. [...] SArg. Tambor de combustible partido por el medio, que se emplea para resguardar el asado del viento.
    • 2010 Anónimo "Aumentó la venta de parrillas" [12-09-2010] El Pingüino (Punta Arenas) Ch (HD)
      Sin embargo, no todos sacan cuentas alegres en lo que va del mes. Luis López, más conocido como “El Chulenguero”, asegura que el interés por comprar el tradicional chulengo ha disminuido. “No está muy buena la cosa, parece que la gente no tiene mucha plata. Han venido varias personas pero para hacer trueque, me traen los tarros y se llevan un chulengo pagando una diferencia”.
    • 2010 Anónimo "Aumentó la venta de parrillas" [12-09-2010] El Pingüino (Punta Arenas) Ch (HD)
      La competencia que significa la venta al por mayor de empresas ferreteras y grandes tiendas le ha pasado la cuenta a este esforzado artesano de 58 años. “Las malas ventas son por la competencia de las tiendas del Mall y Zona Franca, que tienen parrillas a un precio más bajo y dan facilidades de pago. Ahora hay más gente que sabe soldar y se dedica a hacer chulengos”.
    • 2013 Sagasti, R. "Lomas de Zamora" [12-07-2013] La Nación (Buenos Aires) Ar (HD)
      En la esquina, unos adolescentes que rodean un chulengo humeante ponen cara de "qué hacés acá -este es mi territorio- mejor andate rápido" y miran hacia donde está LA NACION charlando con Lucas, que advierte: "Si se descuida un segundo, a tu compañero le zarpan la cámara". Lo mejor es subirse al auto, avanzar por Lope de Vega y cruzar ese arroyo pestilente, de riberas tapadas por los residuos, hacia un lugar un poco más seguro.
    • 2014 Ferré, L. "Gualeguaychú y carnaval ricotero" [12-04-2014] Agencia Télam (Buenos Aires) Ar (HD)
      Esa multitud encierra historias. Dos jóvenes que no se conocían hasta hace segundo se convierten en cómplices para compartir un choripán salido de un chulengo improvisado en las inmediaciones del predio de 120 hectáreas que promete transformarse en el marco imponente para el show musical pago más importante de la historia argentina.
    • 2015 Peralta, A. I. "Chulengo o parrilla" [17-06-2015] El Día (Buenos Aires) Ar (HD)
      Que un equipo de asadores argentinos haya salido último en un mundial de asados da risa. Por otra parte, no creo que para el buen asador haya diferencia entre cocinar en chulengo, en parrilla o en asador. Tampoco tiene que ver el uso de salsa barbacoa. Todo suena a excusa para justificar porqué salieron últimos en el Mundial. Me parece que la cuestión de este nuevo fracaso en un mundial de asadores está en la mala elección de los que nos van a representar. Para mi, el secreto del asado está en la paciencia.
    • 2017 Anónimo "Incendio en el hotel" [15-11-2017] El Cordillerano (Bariloche) Ar (HD)
      De acuerdo a esos datos, un vecino del edificio lindero cocinaba un asado con un chulengo que estaba situado en uno de los balcones y las chispas habrían ocasionado el incendio. Se trata de una hipótesis, aunque hay testigos que habrían observado el movimiento que realizó el vecino, cuando guardó el chulengo en el interior del departamento e incluso trató de apagar el incendio arrojando agua con baldes. No obstante, esos intentos fracasaron debido a que en pocos minutos la estructura ardía de forma voraz.
    • 2018 Anónimo "Parrillas callejeras" [18-09-2018] El Diario Sur (Buenos Aires): eldiariosur.com Ar (HD)
      Son cada vez más. Se las ve sobre la avenida Hipólito Yrigoyen a lo largo de todo el Conurbano, por la avenida Presidente Perón que une San Vicente y Alejandro Korn y por la ruta 58, en el trayecto a Canning. Las parrillas informales que trabajan al mediodía proliferaron de forma visible en los últimos meses. En diálogo con El Diario Sur, los emprendedores no se quejaron: la mayoría asegura que trabaja bien. Algunos de ellos contaron que se quedaron sin empleo y que por eso decidieron salir a la ruta con un “chulengo” y empezar a cocinar.
  4. Acepción lexicográfica
  5. s. m. Ar "Avestruz pequeño, llamado mejor charita; y cuando más grande, charabón" (Santamaría, DiccGralAmericanismos-1942).
    docs. (1942-2010) 6 ejemplos:
    • 1942 Santamaría, F. J. DiccGralAmericanismos (NTLLE)
      CHULENGO. m. En Argentina, aveztruz pequeño, llamado mejor charita; y cuando más grande, charabón.
    • 1961 Villafuerte, C. Voces Catamarca Ar (FG)
      CHULENGO. [...] Avestruz recién nacido.
    • 2010 ASALE DiccAmericanismos (NTLLE)
      chulengo. m. Ar. Ñandú joven.
    • 1942 Santamaría, F. J. DiccGralAmericanismos (NTLLE)
      CHULENGO. m. En Argentina, aveztruz pequeño, llamado mejor charita; y cuando más grande, charabón.
    • 1947 Solá, J. V. DiccRegionalismosSalta Ar (FG)
      Chulengo. Zoolog. El venado o el avestruz recién nacido. Es el cholengo de otras partes.
    • 1961 Villafuerte, C. Voces Catamarca Ar (FG)
      CHULENGO. [...] Avestruz recién nacido.
    • 1994 Academia Argentina de Letras Habla de los argentinos Ar (BD)
      chulengo. [...] NO. rur. Charabón, ñandú.
    • 2001 Coluccio, F. Dicc folklórico flora y fauna de América [2005] pp. 97-98 Ar (BD)
      CHULENGO. [...] Por extensión el vocablo chulengo es utilizado en algunas regiones para designar el avestruz joven, aunque para éste está más difundida la voz charabón. En San Luis chulengo es sinónimo directamente de avestruz.
    • 2010 ASALE DiccAmericanismos (NTLLE)
      chulengo. m. Ar. Ñandú joven.
  6. Acepción lexicográfica
  7. s. m. Ar "En Famatina burro pequeño" (Cáceres Freyre, Dicc regionalismos Rioja (Argentina)-1961).
    docs. (1961) Ejemplo:
    • 1961 Cáceres Freyre, J. Diccionario regionalismos Rioja (Argentina) Ar (FG)
      Chulengo. s. m. Z. En Famatina burro pequeño.
  8. Acepción lexicográfica
  9. adj. Ar "Tonto" (Aguilar, Voces San Juan-1986).
    docs. (1986) Ejemplo:
    • 1986 Aguilar, A. Voces San Juan Ar (FG)
      CHULENGO. [...] Tonto.
  10. Acepción lexicográfica
  11. s. m. Ar "Persona de piernas largas y delgadas" (AcArgentina, Habla de los argentinos-1994).
    docs. (1994) Ejemplo:
    • 1994 Academia Argentina de Letras Habla de los argentinos Ar (BD)
      chulengo. [...] fig. Cuyo. rur. Persona de piernas largas y delgadas.

Diccionario histórico de la lengua española
Real Academia Española © Todos los derechos reservados

cerrar

Buscador general de la RAE