6.ª Entrega (febrero de 2019)
Versión del 15/02/2019
Familia Ver familia de palabras
chulengueada s. (1984-)
chulengueada, chulenguiada
Etim. Derivado de chulenguear y -da.

Se documenta por primera vez, con la acepción 'caza de chulengos' y la variante chulenguiada, en 1984, en los Cuentos y leyendas populares de la Argentina de B. E. Vidal de Battini; con la variante chulengueada se registra en 1986, en el artículo titulado "El guanaco, el camello de América" de J. L. A. Fermosel publicado en el Informador (Guadalajara)Con el valor, 'entre los indígenas del norte de la Patagonia, estación del año equivalente a la temporada de caza de chulengos', se registra por vez primra en 2005, en un artículo de M. T. Boschín y M. F. Castillo Bernal publicado en la Revista Española de Antropología Americana (Madrid)Esta voz, propia de Argentina, se atestigua hasta la actualidad en la prensa.

  1. >chulenguear+–da
    s. f. Ar Caza de chulengos.
    Sinónimo: chulengueo
    docs. (1984-2017) 9 ejemplos:
    • 1984 Vidal Battini, B. E. Cuentos y leyendas Argentina, VII p. 196 Ar (BD)
      EL LAGO MUSTERS. Hace mucho, mucho año. Vivían los paisanos de la antigüedad. Me contaba mi tío agüelo del lago Musters. Dice que había mucha, mucha seca. Grande viento todo el día. Que enloquecía los vientos. No llovía todo el año. Lo animale moría. No había qué comer. Lo paisano no tenía qué cazar. No había chulenguiada. Lo guanaco se fueron lejo, lejo, a lo cerro de la Cordillera. [...] (El narrador es tehuelche. Habla su lengua indígena. Es peón esquilador).
    • 2017 Anónimo "Orígenes patagónicos" [21-11-2017] Tiempo Sur (Río Gallegos): tiemposur.com.ar Ar (HD)
      “Pasado y Presente del Pueblo Tehuelche. Un nuevo MASHEN inicia” se desarrolló ayer en el Club Hípico Río Gallegos y fue organizado por las Comunidades del pueblo Tehuelche Camusu Aike y Kopolpe de Las Heras. [...] Tenemos una fecha en Santa Cruz que es el 20 de noviembre; del nuevo Mashen y significa el inicio de la chulengueada. Ancestralmente se iniciaba un periodo de caza para aprovechar la piel y la carne; por ello se nos ocurrió esta actividad en conjunto. La verdad es que hubo buena convocatoria. Se hicieron milanesas y empanadas de guanaco y música para los presentes.
    • 1984 Vidal Battini, B. E. Cuentos y leyendas Argentina, VII p. 196 Ar (BD)
      EL LAGO MUSTERS. Hace mucho, mucho año. Vivían los paisanos de la antigüedad. Me contaba mi tío agüelo del lago Musters. Dice que había mucha, mucha seca. Grande viento todo el día. Que enloquecía los vientos. No llovía todo el año. Lo animale moría. No había qué comer. Lo paisano no tenía qué cazar. No había chulenguiada. Lo guanaco se fueron lejo, lejo, a lo cerro de la Cordillera. [...] (El narrador es tehuelche. Habla su lengua indígena. Es peón esquilador).
    • 1986 Fermosel, J. L. A. "El guanaco, el camello de América" [02-03-1986] El Informador (Guadalajara) Ar (HD)
      En su primer mes de vida, cuando su pelaje es más suave, son perseguidos hasta que se los mata en las llamadas "chulengueadas", que en la Patagonia comienzan a finales de octubre. A las hembras próximas a parir se les mata y se les extrae el nonato, cuya piel es mucho más sedosa, la cual se enplea [sic] en la confección de mantas denominadas "quillangos".
    • 2003 Anónimo "¿El guanaco por la oveja?" [12-04-2003] Diario La Nueva (Bahía Blanca) Ar (HD)
      Sobre los requisitos exigidos para la cría, dijo que el productor debe inscribirse en el registro de criadores: posteriormente, se le exige un relevamiento predial de los ejemplares en su campo. Según los resultados, se autoriza la caza para cautiverio de las crías, los chulengos. "Tras la denominada 'chulenguiada', captura de la cría pequeña del guanaco, que se realiza con personal experto en arreo a caballo a campo abierto —en algunos casos se utilizan las boleadoras a fin de no dañar y evitar el estrés del ejemplar— el productor efectúa la señalización", dijo.
    • 2005 Boschín, M. T. / Castillo Bernal, M. F. "El Yamnago" [01-01-2005] p. 113 Revista Española de Antropología Americana (Madrid) Ar (HD)
      Si a su capacidad sumamos la de otros sitios similares ya registrados o cuyos datos se recogieron para incorporar en prospecciones futuras, resulta que el grado de ocupación del Complejo Yamnago ha sido considerable. El atractivo venía dado por la abundancia de guanacos, en especial de hembras preñadas y neonatos. Era la época de la chulengueada. Al finalizar la primavera e iniciarse el verano, en Yamnago concurren tres fenómenos: la abundancia de fauna, la de agua y una mayor facilidad en el tránsito [...].
    • 2009 Abeijón, A. Memorias de un carrero patagónico p. 27 Ar (BD)
      La chulenguiada es la caza típica de la Patagonia. Violenta, peligrosa, emotiva y casi siempre clandestina, tiene el sabor de lo prohibido, el aliciente de la ganancia y la tranquilidad triste del desierto. Sería el deporte ideal para los magnates ociosos tan aficionados a la caza del zorro artificiosa y ventajera, pero se lo impiden las incomodidades y privaciones que le son propias.
    • 2017 Anónimo "Orígenes patagónicos" [21-11-2017] Tiempo Sur (Río Gallegos): tiemposur.com.ar Ar (HD)
      “Pasado y Presente del Pueblo Tehuelche. Un nuevo MASHEN inicia” se desarrolló ayer en el Club Hípico Río Gallegos y fue organizado por las Comunidades del pueblo Tehuelche Camusu Aike y Kopolpe de Las Heras. [...] Tenemos una fecha en Santa Cruz que es el 20 de noviembre; del nuevo Mashen y significa el inicio de la chulengueada. Ancestralmente se iniciaba un periodo de caza para aprovechar la piel y la carne; por ello se nos ocurrió esta actividad en conjunto. La verdad es que hubo buena convocatoria. Se hicieron milanesas y empanadas de guanaco y música para los presentes.
    • 1984 Vidal Battini, B. E. Cuentos y leyendas Argentina, VII p. 196 Ar (BD)
      EL LAGO MUSTERS. Hace mucho, mucho año. Vivían los paisanos de la antigüedad. Me contaba mi tío agüelo del lago Musters. Dice que había mucha, mucha seca. Grande viento todo el día. Que enloquecía los vientos. No llovía todo el año. Lo animale moría. No había qué comer. Lo paisano no tenía qué cazar. No había chulenguiada. Lo guanaco se fueron lejo, lejo, a lo cerro de la Cordillera. [...] (El narrador es tehuelche. Habla su lengua indígena. Es peón esquilador).
    • 1986 Fermosel, J. L. A. "El guanaco, el camello de América" [02-03-1986] El Informador (Guadalajara) Ar (HD)
      En su primer mes de vida, cuando su pelaje es más suave, son perseguidos hasta que se los mata en las llamadas "chulengueadas", que en la Patagonia comienzan a finales de octubre. A las hembras próximas a parir se les mata y se les extrae el nonato, cuya piel es mucho más sedosa, la cual se enplea [sic] en la confección de mantas denominadas "quillangos".
    • 2003 Anónimo "¿El guanaco por la oveja?" [12-04-2003] Diario La Nueva (Bahía Blanca) Ar (HD)
      Sobre los requisitos exigidos para la cría, dijo que el productor debe inscribirse en el registro de criadores: posteriormente, se le exige un relevamiento predial de los ejemplares en su campo. Según los resultados, se autoriza la caza para cautiverio de las crías, los chulengos. "Tras la denominada 'chulenguiada', captura de la cría pequeña del guanaco, que se realiza con personal experto en arreo a caballo a campo abierto —en algunos casos se utilizan las boleadoras a fin de no dañar y evitar el estrés del ejemplar— el productor efectúa la señalización", dijo.
    • 2005 Boschín, M. T. / Castillo Bernal, M. F. "El Yamnago" [01-01-2005] p. 113 Revista Española de Antropología Americana (Madrid) Ar (HD)
      Si a su capacidad sumamos la de otros sitios similares ya registrados o cuyos datos se recogieron para incorporar en prospecciones futuras, resulta que el grado de ocupación del Complejo Yamnago ha sido considerable. El atractivo venía dado por la abundancia de guanacos, en especial de hembras preñadas y neonatos. Era la época de la chulengueada. Al finalizar la primavera e iniciarse el verano, en Yamnago concurren tres fenómenos: la abundancia de fauna, la de agua y una mayor facilidad en el tránsito [...].
    • 2009 Abeijón, A. Memorias de un carrero patagónico p. 27 Ar (BD)
      La chulenguiada es la caza típica de la Patagonia. Violenta, peligrosa, emotiva y casi siempre clandestina, tiene el sabor de lo prohibido, el aliciente de la ganancia y la tranquilidad triste del desierto. Sería el deporte ideal para los magnates ociosos tan aficionados a la caza del zorro artificiosa y ventajera, pero se lo impiden las incomodidades y privaciones que le son propias.
    • 2009 Abeijón, A. Memorias de un carrero patagónico p. 27 Ar (BD)
      El chulenguiador constituye una pesadilla para los hacendados grandes o pequeños en el sur de nuestra Patagonia. Cuando la época de la chulenguiada se aproxima es frecuente oír comentarios sobre que, en tal o cual establecimiento ganadero, grande o pequeño ha desaparecido un caballo o una tropilla.
    • 2010 Anónimo "Jornadas de Marilicán en Baquedano" [01-06-2010] El Divisadero (Coyhaique): eldivisadero.cl Ch (HD)
      Hasta ahora, al intentar quedarse en Aysén, lo que Marilicán había conocido era poco, casi nada. Por eso fue mejor caminar con su amigo e ir aprendiendo de estancia en estancia los secretos de esos duros trabajos, tan distintos a los que conocía. Pasaron por casi todas los acopios de lana en el tramo hacia la Argentina y en cada una aprendieron a esquilar, a los arreos, las caballerizas, las tropas, los baños, el pastoreo, las huertas, las construcciones, las chulengueadas, pero todo eso lo hicieron para no morirse de hambre y poder seguir conociendo las mejores alternativas, las que finalmente les quedaran más cómodas para sus vidas de principiantes.
    • 2010 Garay, D. "Una sola campana suena" [23-12-2010] Río Negro (General Roca): rionegro.com.ar Ar (HD)
      Para informar a quienes no lo saben: a) El guanaco ha sido víctima de las chulengueadas y se ha cazado a ejemplares de entre uno y cuatro meses, impidiendo la renovación de la especie. Se han entregado rifles de gran calibre a través de las sociedades rurales para combatir la supuesta “plaga”, porque competía con el alimento disponible para el ganado, y hasta han existido establecimientos para comercializar sus carnes.
    • 2017 Anónimo "Orígenes patagónicos" [21-11-2017] Tiempo Sur (Río Gallegos): tiemposur.com.ar Ar (HD)
      “Pasado y Presente del Pueblo Tehuelche. Un nuevo MASHEN inicia” se desarrolló ayer en el Club Hípico Río Gallegos y fue organizado por las Comunidades del pueblo Tehuelche Camusu Aike y Kopolpe de Las Heras. [...] Tenemos una fecha en Santa Cruz que es el 20 de noviembre; del nuevo Mashen y significa el inicio de la chulengueada. Ancestralmente se iniciaba un periodo de caza para aprovechar la piel y la carne; por ello se nos ocurrió esta actividad en conjunto. La verdad es que hubo buena convocatoria. Se hicieron milanesas y empanadas de guanaco y música para los presentes.
  2. 1⟶metonimia
    s. f. Ar Entre los indígenas del norte de la Patagonia, estación del año equivalente a la temporada de caza de chulengos.
    docs. (2005-2009) 2 ejemplos:
    • 2005 Boschín, M. T. / Castillo Bernal, M. F. "El Yamnago" [01-01-2005] p. 113 Revista Española de Antropología Americana (Madrid) Ar (HD)
      Esta observación nos lleva a discutir el ciclo anual de los cazadores que explotaban el Yamnago. Sostenemos que ese ciclo estaba organizado en tres estaciones: invernada, chulengueada y veranada. La invernada se extendía de mayo a octubre, la chulengueada de noviembre a enero y la veranada de febrero a abril. ¿En qué extensión territorial se desenvolvían esas tres estaciones?
    • 2009 Boschín, M. T. Tierra de hechiceros p. 59 Ar (BD)
      Pese a las bajas temperaturas, el sistema de asentamiento y/o explotación de los recursos organizado en base a tres estaciones —chulengueada o temporada de caza del guanaco neonato, veranada e invernada—, para cada una de las cuales, desde tiempos prehispánicos, se disponía de un hábitat diferenciado por la altitud, posibilitó la vida de las sociedades de cazadores-recolectores sin exigirles traslados a largas distancias.

Diccionario histórico de la lengua española
Real Academia Española © Todos los derechos reservados

cerrar

Buscador general de la RAE