2.ª Entrega (marzo de 2014)
Versión del 31/01/2018
Equipo Real Academia Española
Familia Ver familia de palabras
dagada s. (1454-1832)
dagada
Etim. Derivado de daga y -ada.

Se documenta por primera vez, con la acepción de 'golpe dado con una daga', en 1443-1454, en la Atalaya corónicas (British Library 287) de A. Martínez de Toledo; su discreta presencia en esta centuria se acompaña de algún testimonio esporádico en las siguientes, en especial para referirse a un enfrentamiento verbal entre el condestable Álvaro de Luna y el rey Juan II que se recoge, por ejemplo, en 1684, en la Segunda parte de los Anales históricos de los Reyes de Aragón de P. Abarca. Su sinónimo, dagazo, se atestigua en 1865, en Amores y estocadas de M. Fernández y González.

    Acepción en desuso
  1. >daga+–ada
    s. f. Golpe dado con una daga.
    Sinónimo: dagazo
    docs. (1454-1832) 4 ejemplos:
    • 1443-1454 Mtz Toledo, A. Atalaya (BL 287) [1985] fol. 223r Esp (CDH )
      E quito a don pedro de suso & lanço / a don enRique de suso de don pedro E don enRyque / dio a don pedro tantas de dagadas fasta que le / syntio syn alma E luego fue sonado por el Real / que don pedro era muerto & era de hedad de treynta / & çinco años & nueue meses
    • 1474-1477 Valera, D. Doctrinal príncipes p. 186 Prosistas castellanos del siglo XV, I Esp (BD)
      Y en nuestros días, en el año de treinta e siete, fue muerto a dagadas, estando durmiendo en su cama, el rey Jacobo d'Escocia, por un cavallero de su casa, por caso semejante del ya dicho.
    • 1684 Abarca, P. II Parte Anales Reyes Aragón fol. 227v Esp (BD)
      Que diziendole el Rey: Qué os parece Condestable de la muerte de Alonso Perez de Bivero, que vos aveis hecho? El Condestable respondió: Voto á Dios, que si otro me lo dixera, cien dagadas le diera con esta daga: y entonces puso la mano en ella.
    • 1832 Pz Miranda, G. [Ramón López Soler] Henrique Lorena p. 61 Esp (BD)
      [...] pero cuando reflexiono que hubiera podido conocerte estando libre, y merecer tu amor y aspirar, ó Eloisa, á unirme eternamente contigo, o contemplo en ese que nombrastes al tirano de mi vida, y juro por la aasistencai que espero de mi ángel Custodio en la hora de la muerte traspasar á dagadas sus colosales miembros, y beber frenético la envenenada sangre que circula por sus venas.

Diccionario histórico de la lengua española
Real Academia Española © Todos los derechos reservados

Con el apoyo de Inditex
cerrar

Buscador general de la RAE