2.ª Entrega (marzo de 2014)
Versión del 29/10/2018
Equipo Real Academia Española
Familia Ver familia de palabras
dardo s. (1250-)
dardo, dardillo
También en esta página: dardo2 (1755-)
Etim. Voz tomada del francés dard1 como 'arma arrojadiza' (c1100) y esta, a su vez, del fráncico *darod (DECH, s. v.).

Se documenta por primera vez, en la acepción de 'arma blanca arrojadiza, parecida a una lanza corta, que se dispara con la mano o con un arma de tiro', en el Libro de Alexandre (1240-1250). En los textos medievales el vocablo remite, efectivamente, a un arma arrojadiza corta, de tamaño variable que, habitualmente, se lanza con la mano (de ahí el uso de la expresión dardos de mano, en c1270), con ayuda, en ocasiones, de los amientos. Con el desarrollo de la artillería durante los siglos XVI y XVII, se emplea también este vocablo para aludir a un tipo de dardo propulsado por un arma de fuego, como se indica en El perfecto capitán (1590) de Álava de Viamont. Debido a la actuación de la metáfora, se registra desde 1737, en la Carta satisfactoria de J. F. Melcón, como 'comentario irónico, hiriente o mordaz'; con este valor no es extraño encontrar la voz modificada por adjetivos como envenenadoponzoñoso calumnioso. En el dominio de la pesca se atestigua desde 1767 como sinónimo de arpón ('instrumento de pesca, que se lanza generalmente con la mano, consistente en un palo largo rematado por un hierro puntiagudo y cortante y por uno o más ganchos'), tal y como prueba un artículo publicado en el Diario Noticioso, Curioso, Erudito y Comercial (Madrid). Como 'serpiente de hasta 70 centímetros de longitud, de cuerpo de color pardo, con una o varias líneas vertebrales negras, que contrae su cuerpo para saltar y lanzarse sobre su presa', se registra en 1786, en el Diccionario castellano de Terreros y Pando y, poco después, en la Encylopedia metódica traducida por J. Mallent en 1788. En arquitectura se atestigua desde 1788, en el Prontuario artístico de F. Martínez, con la acepción de 'adorno en forma de un dardo que se pone habitualmente entre los ovos de una moldura'. En 1820, en una carta de J. M. Bustamante a Andrés del Río publicada en el Semanario Político y Literario de México, se localiza el primer testimonio de la acepción 'parte de la llama, de forma cónica, brillante y de mayor temperatura'. En zoología, se documenta desde 1840, en un artículo incluido en el Mosaico mexicano, como 'órgano puntiagudo con el que pinchan e inyectan veneno algunos arácnidos e insectos'. Como 'porción de un gas o de un líquido que sale por un orificio o un tubo corto', se registra en 1893, en Insectos y criptógamas de C. de Ascárate y Fernández. A partir del siglo XX se atestigua el valor, en el ámbito del atletismo, de dardo como 'barra de metal, fibra u otro material acabada en una punta metálica que se lanza con la mano para que llegue lo más lejos posible', como muestra una crónica de los campeonatos de atletismo en 1929 publicada en La Nación (Madrid). Como 'flecha pequeña y corta que se lanza con los dedos apuntando a una diana' se registra a partir de 1965, en un artículo de La Vanguardia (Barcelona) en que se explican algunas tradiciones inglesas; a partir de esta acepción, por metonimia, surge la de 'juego practicado lanzando dardos a una diana', atestiguada desde 1970, en un artículo del Diario de Las Palmas (Las Palmas de Gran Canaria). En 1967, en un artículo del ABC (Madrid), se documenta como 'jeringuilla, con forma de dardo, cargada con una sustancia anestésica o sedante, empleada habitualmente para capturar animales tras dispararla mediante armas de aire comprimido o dióxido de carbono'.

En algunos repertorios lexicográficos se consignan, además, las acepciones de 'pincho de la ortiga' (1853, Suplemento al Diccionario nacional de Domínguez); 'pequeña punta que sirve para dirigir el agujero ocular de la visera hacia el lado del objeto que sirve de punto de vista' (1853, Suplemento al Diccionario nacional de Domínguez, donde se circunscribe al dominio de la geometría); 'palo que lleva el pastor' y 'contera del palo del pastor' (1996, propias de Lanzarote, según el Diccionario diferencial de Corrales Zumbado et alii).

  1. ac. etim.
    s. m. Arma blanca arrojadiza, parecida a una lanza corta, que se dispara con la mano o con un arma de tiro.
    Sinónimo: jáculo
    docs. (1250-2017) 591 ejemplos:
    • 1240-1250 Anónimo LAlexandre [2007] 319 Esp (CDH )
      Fueron de tal manera mescladas las feridas / que eran con los colpes las trompas ensordidas; / bolavan las saetas por el aire texidas, / al sol tollién la lumbre, ¡assí ivan cosidas! / De piedras e de dardos ivan grandes nuvadas, / com si fuessen exambres d' abejas ajuntadas; / tant' eran las feridas firmes e afincadas / que eran de los cuernos las bozes enfogadas. /
    • 2017 Martínez, I. "Yuca amarga" [28-02-2017] El País (Madrid) Esp (HD)
      Los aborígenes amazónicos descubrieron que la yuca amarga tiene altas concentraciones del letal ácido cianhídrico (o cianuro de hidrógeno), principio activo del curare, veneno con que se inficionan las flechas y dardos para la guerra y la cacería.
    • 1240-1250 Anónimo LAlexandre [2007] 319 Esp (CDH )
      Fueron de tal manera mescladas las feridas / que eran con los colpes las trompas ensordidas; / bolavan las saetas por el aire texidas, / al sol tollién la lumbre, ¡assí ivan cosidas! / De piedras e de dardos ivan grandes nuvadas, / com si fuessen exambres d' abejas ajuntadas; / tant' eran las feridas firmes e afincadas / que eran de los cuernos las bozes enfogadas. /
    • c1275 Alfonso X Gral Estoria II [2003] fol. 44v Esp (CDH )

      Et tomo una azcona montera duna cuchiella muy bien fecha & muy fermosa & muy taiant. & un dardo con ella.

    • 1385-1396 Anónimo Obra Crón SIsidoro [2003] fol. 44r Esp (CDH )
      Empero, los hombres a cauallo combatien mas fuertment por la celeridat del curso, por que mayorment amauan exercitarse en lançar dardos e jugar a batallas, e todos dias iugauan a juegos de batallas, e tan solament usauan de experiencia de armas, e entro sus agora haujen freyturado que no se studeuan fer batallas de estol en mar.
    • 1431-1449 Díaz Games, G. Victorial [1994] Esp (CDH )
      En las otras ligerezas que fazen los honbres, e valentías, e lançar lança e dardo, esto fazía él muy de bantaja.
    • 1482-1492 Rdz Montalvo, G. Amadís I y II [1991] Esp (CDH )
      Tirava con arco y con dardos tan rezio y cierto, que matava muchos ossos y leones y puercos, y de las pieles dellos andava vestida.
    • 1501 Anónimo Memorial proveer Cuarto Viaje Docs Colón Esp (CDH )
      Donde se proveerá el artillería, e luego, pareçe que deve de ir en cada navío un falconete, [[en]] cada navío deziseis lombardas de hierro e dies vallestas, dies dozenas de lanças e dies de dardos e dies de tablachinas e almazen.
    • 1554 Lpz Gómara, F. HNatural Indias I [2000] fol. 82r Pe (CDH )
      Buscó las casas y topó con grandes montones de redes de pescar, mantas y axuar de casa, y con muchos rimeros de flechas, arcos, dardos y otras armas, y con hasta siete mil pesos de oro en diversas pieças y joyas, con que se bolvió, aunque mal contento por no traer pan.
    • 1638 Rdz Freile, J. Carnero [1997] 249 Co (CDH )
      Las armas de toda esta gente eran lanzas de treinta palmos, dardos arrojadizos que tiraban con mucha destreza, macanas y también usaban de la honda y piedra, porque pijaos y paeces traían guerra y siempre la trajeron con coyaimas y natagaimas, aunque para ir contra españoles o a robarlos y saltearlos, todos se aunaban [...].
    • 1641 Acuña, C. Descubrimiento Amazonas [1891] Ec (CDH )
      SVS armas son, en vnos, azagayas medianas, y dardos labrados de maderas fuertes, bien aguzadas, y todas las puntas, que tiradas con destreza, pasan con facilidad al enemigo.
    • 1698 San Agustín, G. Conquistas Filipinas [1975] Esp (CDH )
      Los demás traían unos dardos largos, que el Maluco llama toranas, de poco más de una braza, arma muy ofensiva, porque las tiran con mucha violencia y destreza y las retiran con unos fiadores de cuerda a que están asidas, con que ofenden mucho a sus contrarios.
    • 1710 Montenegro, P. Materia médica [1942-1944] IX, 128 Ar (CDH )
      El cocimiento de toda ella, esto es, su flor semilla, ojas y raices cocida en vino, y dado de él á beber como cuatro onzas, socorre notablemente á los mordidos de Serpientes, y á los heridos con instrumentos envenenados, como son flechas y dardos, de ordinario preparados con venenos muy frios, de animales ponzoñosos corrompidos, ojados pudrir, aunque tambien lo suelen hacer con yerbas:–
    • 1755-1779 Caulín, A. HNueva Andalucía I [1966] 266 Ve (CDH )
      Turbados los demás Españoles con las inopinadas muertes de sus dos principales Caudillos, y con la confusion de tantas flechas que sobre ellos llovian, fatigados de la sed se rindieron al golpe de las Macánas, y Dardos de aquella bárbara gente, que embravecida con crueldad de fieras, quitaron en una hora la vida á ciento ochenta y seis Españoles, que rubricaron con su sangre la memoria de aquella tan desgraciada como fatal Conquista.
    • 1784 Meléndez Valdés, J. Bodas Camacho [2004] Esp (CDH )
      Camilo. Si la vieras / entre enemigos fieros / que con sangrientos dardos amagasen / su delicado pecho, di, ¿temieras / acometer por las agudas puntas / a darle libertad?
    • c1786 Chantre Herrera, J. HMisiones Marañón [1901] Ec (CDH )
      Las armas que por la mayor parte usan estas naciones, son lanzas y dardos de palo duro que manejan á golpe de puño.
    • 1798 Quintana, M. J. A R. Moreno [1969] 219 Poesías Esp (CDH )
      Y al belísono acento enfurecida, / la muchedumbre intrépida se arroja: / salta, acomete, y el horror y el fuego, / y la muerte espantosa, que silbando, / del dardo y lanza en el acero vuela, / nada son a su ardor; lucha, porfía; / a sus pies los soberbios baluartes / húndense, y el laurel de la victoria / ciñe la patria a su robusta frente. /
    • c1806 Jovellanos, G. M. Descripción castillo Bellver [1970] 281 Esp (CDH )
      Pues y los sitiadores, ¿cómo no figurárselos arremolinados por la cima del cerro, lanzando desde sus tornos, algarradas y manganillas un diluvio de dardos y piedras sobre los sitiados, o bien apiñados en derredor de los muros y barreras, lidiando y pugnando por vencerlos?
    • 1849 Fernán Caballero Gaviota [1997] Esp (CDH )
      María sostuvo sin alterarse aquellas miradas penetrantes como dardos. *
    • 1850 Coronado, C. Jarilla [2001] Esp (CDH )
      Seguía Román su dirección, y ya estaría como a media legua del castillo cuando el silbido de un dardo pasó cerca de sus oídos, y dos hombres altos aparecieron junto a una roca.
    • 1884-1885 Clarín Regenta [1990] Esp (CDH )
      Cada día se sentía más sola, más abandonada y ya empezaba a pensar que había sido injusta con el Provisor pensando de él tan mal y dejándole huir desesperado con aquellas sospechas que llevaba clavadas en el corazón como un dardo envenenado.
    • 1898 Payró, R. J. Australia argentina [2003] Ar (CDH )
      Su cabellera va sujeta a la frente con la vincha indiana; el hacha de piedra y el dardo aparecen en sus manos; su albergue es de ramas entrelazadas.
    • 1901 Díaz Mirón, S. Avernus [1947] 264 Lascas Mx (CDH )
      El campesino acude; y en acento / que al mismo pedernal abriera estría, / arroja como un dardo al firmamento / un nombre de mujer: el de María. /
    • 1906 Lugones, L. Caballos [1988] 172 Cuentos Ar (CDH )
      Uno, un jefe ciertamente, irguióse sobre sus corvejones, * caminó así un trecho manoteando gallardamente al aire como si danzara un marcial balisteo, contorneando el cuello con serpentina elegancia, hasta que un dardo se le clavó en medio del pecho...
    • 1989 Sepúlveda, L. Viejo [1996] 122 Ch (CDH )
      La mirabas engullir los roedores mientras preparabas el dardo, envolviendo la aguda punta en telaraña, untándolo en el curare, introduciéndolo en la boquilla de la cerbatana, y apuntaste buscando la base del cráneo.
    • 1990 Uslar Pietri, A. Visita tiempo [1993] Ve (CDH )
      Colocaba el dardo, tensaba la cuerda, tomaba la puntería sobre el pómulo, con un ojo cerrado, y soltaba el chasquido del disparo.
    • 2002 Mtz Salguero, J. Combate místico [2002] Bo (CDH )

      El dardo se clavó en la silueta, ésta comenzó a retorcerse y a sangrar pedazos de algo oscuro y viscoso, casi sólido, que se regaban por el suelo con un sonido desagradable.

    • 1240-1250 Anónimo LAlexandre [2007] 319 Esp (CDH )
      Fueron de tal manera mescladas las feridas / que eran con los colpes las trompas ensordidas; / bolavan las saetas por el aire texidas, / al sol tollién la lumbre, ¡assí ivan cosidas! / De piedras e de dardos ivan grandes nuvadas, / com si fuessen exambres d' abejas ajuntadas; / tant' eran las feridas firmes e afincadas / que eran de los cuernos las bozes enfogadas. /
    • 1240-1250 Anónimo LAlexandre [2007] 336 Esp (CDH )
      Della e della parte batién las argarradas, / artes de muchas guisas que avién sossacadas, / bolavan las saetas en venino tempradas, / de piedras e de dardos vinién grandes nuvadas. /
    • 1240-1250 Anónimo LAlexandre [2007] 464 Esp (CDH )
      / Aún con todo esto al te quiero dezir: / somos gentes ligeras, malas de conquerir, / somos bien aguisados de tornar e füir, / de dardo e de saeta bien sabemos ferir. / /
    • 1240-1250 Anónimo LAlexandre [2007] 475 Esp (CDH )
      / / Las nuves de los dardos tan espesas corrién, / quebrantavan el aire, todo el sol tollién; / los de parte de Poro de voluntad firién, / mas los otros y todos la belmez le tenién. / /
    • c1250 Anónimo Poema Fernán González [2001] 205 Esp (CDH )
      / / El conde castellano, con todos sus varones, / convatýan las torres aguis' de infançones; / de dardos e azconas peleavan peones: / fazién a Dios serviçio de puros coraçones. / / /
    • c1250 Anónimo Poema Fernán González [2001] 241 Esp (CDH )
      / / Muchos son más que nós peones e caveros, / omnes son esforçados e de pies muy ligeros, / d'asconas e de dardos fazen golpes çerteros: / traen buena conpaña de buenos caballeros. / / /
    • c1250 Anónimo Poema Fernán González [2001] 353 Esp (CDH )
      / / Lleváronlos del canpo navarros grand partyda, / muchos de castellanos perdieron ý la vyda; / de dardos e de lanças fazién mucha feryda: / ovo s' en poca d'ora mucha sangre vertyda. / /
    • a1260 Anónimo Nuevo Testamento (Esc. I-j-6) [1970] Esp (CDH )
      Pues estat, uuestros lomos cintos en uerdat, e uestidos de loriga de iusticia, e calçados uuestros pies en apareiamiento de euangelio de paz, ... tomando escudo de fe con que podades amatar todos los dardos ardientes del malo, e tomat yelmo de salut e espada de Espirito, que es el uierbo de Dios.
    • a1260 Anónimo Macabeos (Esc. I-j-6) [1930] 348 Esp (CDH )
      E echauan, rayos e dardos contra los enemigos, assi q ue llenos de ceguedat e de desacuerdo cayen.
    • a1260 Anónimo Macabeos (Esc. I-j-6) [1930] 340 Esp (CDH )
      E acaecio por toda la ciudat de Ih er usalem que ueyen por el ayre caualleros corrientes que uistien pannos doro, e esto duro bien quarenta dias, armados con lanças, e los cossos de los cauallos, e uenir unos contra otros, e roydo de escudos e de muchos capiellos e muchas espadas sacadas, e muchos dardos alançados, e resplandor de armas de oro e de todo linnage de lorigas.
    • c1270 Alfonso X Estoria Espanna [2002] Esp (CDH )
      E fue ferido dun dardo el Rey Requiario & fuxo con muy pocos de su companna que fuxieron con el.
    • c1270 Alfonso X Estoria Espanna [2002] fol. 180r Esp (CDH )
      Ca las feridas que fazen de los dardos & de las piedras. alli o aciertan. luego y matan all omne De mas las saetas son tantas & tan espesas; que arma ninguna non tiene y pro. nin se puede omne guardar dellas.
    • c1270 Alfonso X Estoria Espanna [2002] fol. 35v Esp (CDH )
      E los de numidia. los dardos & las armas que trayen de alancar. ponienles unas correas a todos de que les fazien amientos porque los alançassen meior.
    • c1270 Alfonso X Estoria Espanna [2002] fol. 78r Esp (CDH )
      E otro si sabet que a la ora que Nero auie de yr en hueste. la primera cosa de que auie cuydado. era de guisar sus carretas en que leuasse sus organos & sus estrumentos. & las cosas que auie mester pora su iogleria. E de fazer uestir todas sus amigas a manera de omnes. & de las mostrar a ferir de segures & mayor mientre a tirar dardos a manera de las amazonas.
    • c1270 Alfonso X Estoria Espanna [2002] Esp (CDH )
      E los godos teniendo en las manos sus armas. lanças. & dardos. assi como auien de costumbre; uio esse Rey Eurio canbiada la natura del fierro daquellas armas. de los godos assi quel semeio quand ora del dia de color muchas guisas. de uerde & de uermeio de amariello. & de negro.
    • c1270 Alfonso X Estoria Espanna [2002] fol. 161r Esp (CDH )
      Del segundo anno fastal quatorzeno del regnado del rey Athanagildo; non fallamos ninguna cosa que de contar sea que a a la estoria pertesnesca. si non tanto que entro un Judio en una eglesia. & tomo a furto un crucifixo pequenno que y estaua. & diol una ferida con un dardo que traye.
    • c1270 Alfonso X Estoria Espanna [2002] fol. 179r Esp (CDH )
      Començosse estonces la lid entrellos muy fuert de amas las partes. & firiense unos a otros de dardos & de saentas.
    • c1270 Alfonso X Estoria Espanna [2002] fol. 179v Esp (CDH )
      Quando el sol fue arrayado sobre toda la tierra. la hueste de los Godos tanniendo las uozinas; començaron a lidiar los muros de la uilla fiera mientre. con fondas & ballestas & dardos de mano. & los de la uilla que saliran fuera muy ayna corriendo dentro.
    • c1270 Anónimo HTroyana [1976] 227 Esp (CDH )
      E estos todos trayan dardos e arcos torqueos, e non auia gente ninguna que les podiese escapar.
    • c1270 Anónimo HTroyana [1976] 228 Esp (CDH )

      E desy vieno Perses, que era de tierra de Eçitopia, e traxo y vn su sobrino, fiio de su hermana, e muchos condes e muchos duques e muchos otros caualleros, e muchos ardites e de muy grand riqueza, e de otra mucha gente e muy estrañia; e estos todos traxieron dardos e arcos, ca non auian costumbre de traer otra arma.

    • c1270 Anónimo HTroyana [1976] Esp (CDH )

      E andando ... *

      dapño en ellos tirandoles muchos dardos enpenolados a manera de saetas.

    • c1270 Anónimo HTroyana [1976] Esp (CDH )
      E desque Paris lego, començo la batalla a ser en peso e a cresçer de cada parte, e alli se tirauan tantas saetas e tantos dardos que non osauan los armados descobrir los ojos solamente.
    • c1270 Anónimo HTroyana [1976] Esp (CDH )
      E los troyanos que vieron al fiio de su señor muerto, dieron Anchiles tantas feridas de espadas e de dardos e de lanças, que bien lo cuydaron auer muerto;
    • c1270 Anónimo HTroyana [1976] 294 Esp (CDH )

      E syn falla todo onbre que las azes de los griegos viese, mucho se podria marauillar de commo eran muchas e muy bien guisadas, e avn mas se maravillarie de commo podria auer gente a ninguna parte que contra ellos fuese. E pues desque fueron todos ayuntados de anbas las partes en el canpo, boluieronse todos a guisa de muy ardites; e tan grande fue el torneo, que tan espesas cayan las saetas e los dardos commo suele caer la luuia.

    • c1270 Anónimo HTroyana [1976] 318 Esp (CDH )
      [...] e el sagitario commo * vio que lo quexaua mucho, puso en su arco vna saeta tan grande commo vn dardo, e tornose contra Diomedes e diol vna tan grand ferida con ella en el escudo que traya, a flores el canpo de oro e las flores de azul, que gelo paso de la otra parte [...].
    • c1275 Alfonso X Gral Estoria I [2002] Esp (CDH )
      E comoquier que avié ý antes omnes a mano que troxiessen arcos e dardos, estos d'estas creencias los trayén todos comunalmientre, lo uno por miedo de guerras que se bolvrién entr'ellos, que más non en vandos de las cosas que oravan e en que creyén, lo ál por la caça que usavan.
    • c1275 Alfonso X Gral Estoria I [2002] fol. 268r Esp (CDH )
      Non era el mester d'esta infante labrar de lana, nin lavar nin liarse los cabellos, nin peñárselos, nin afeitarse nin catarse tod el día en espejo si parecié bien, mas ciñiése bien su correa e apretávase en ella e poniése su toca blanca como la nieve con que trayé sos cabellos apremiados e apretados tales bueltos cuales los ella trayé, e a las vezes tomava dardo o lança o azcona con que trebejava, a las vezes arco con sus saetas, e salié a los montes e corriélos, e matava los venados e caçava, assí que la llama la estoria que era cavallera de doña Diana.
    • c1275 Alfonso X Gral Estoria I [2002] Esp (CDH )
      E a los que se alongavan matávanlos de lueñ con fondas e con dardos e con saetas, e murién tan bien como los que fuyén, e fue fecha muy grand mortandad en ellos.
    • c1275 Alfonso X Gral Estoria I [2002] Esp (CDH )
      Las fijas corrieron a toda part sobr'el muro e trabajáronse ellos de buscarle pesar e mal, e oviéronle envidia, e varajaron contra él, e tenién dardos.
    • c1275 Alfonso X Gral Estoria I [2002] fol. 116v Esp (CDH )
      De lo ál que viene adelante en la profecía que dizen que se trabajaron ellos de buscarle pesar e mal, e que varajaron, yl ovieron envidia e tenién dardos contra él cuenta la estoria de maestre Pedro que esto fue dicho por sos hermanos por la envidia que ovieron contra él e lo quel fizieran, peró que era ya passado esto, ca en estas profecías que oyestes que Jacob profetó de sus fijos algunas razones á ý que fueron dichas de lo que era passado, e assí pudo seer aquí, segund departen los sabios.
    • c1275 Alfonso X Gral Estoria I [2002] Esp (CDH )
      La nobleza del coraçón del león parece mayormientre en los periglos, ca a las vegadas vienen los caçadores e fallan el león e échanle muchos dardos e azconas, e él non se quiere mover.
    • c1275 Alfonso X Gral Estoria II [2003] fol. 44v Esp (CDH )

      Et tomo una azcona montera duna cuchiella muy bien fecha & muy fermosa & muy taiant. & un dardo con ella.

    • c1275 Alfonso X Gral Estoria II [2003] fol. 88v Esp (CDH )
      Et usauan todas las demas tirar darco & eran alançadoras /2/ de dardo & de toda arma que se alançasse.
    • c1275 Alfonso X Gral Estoria II [2003] fol. 336r Esp (CDH )
      & echol un dardo mas nol açerto & espetos en el tronco dun Azre. em pos esto alançaron le otro dardo: que si el quel echo nol ouiesse enuiado con grant ualentia. semeiaua que yua derecho por dar al Puerco en el espinazo; mas passo & fuesse adelant.
    • c1275 Alfonso X Gral Estoria II [2003] Esp (CDH )

      Quando esto uio Cadmo alcanço el dardo. Mas diz ell Autor que nol desecho como a las piedras. Ca ge lo echo Cadmo tan endereçada mientre. & con grant ualentia & de grant coracon; quel acerto con ell en medio del huesso del espinazo. Et tan rezio fue el colpe. quel passo todell huesso. de guisa quel entro dentro al cuerpo.

    • c1275 Alfonso X Gral Estoria II [2003] Esp (CDH )
      Et torcio la cabesça contrall espinazo & catosse la llaga quell auie fecha el dardo.
    • c1275 Alfonso X Gral Estoria II [2003] Esp (CDH )

      La serpient sintio este colpe; tanto que se quexo muncho con el. Et torcio la cabesça contrall espinazo & catosse la llaga quell auie fecha el dardo. Et echo la boca en ell astil del dardo. & començo a mascarle & roer en el & a quebrantarle.

    • c1275 Alfonso X Gral Estoria II [2003] Esp (CDH )

      Que aquello que diz que Cadmo uistio piel de Leon. que se entiende que era fuert en todo & de buen sentido. Et por las sus dos armas ell azcona & el dardo que se entienden el saber del triuio & el del quadruuio; dond fue este Cadmo sabio Rey.

    • c1275 Alfonso X Gral Estoria II [2003] fol. 49r Esp (CDH )
      Et pues que por alli non pudo con el. quel firio con el dardo. fascas con ell apuesto razonar del triuio.
    • c1275 Alfonso X Gral Estoria II [2003] fol. 49r Esp (CDH )
      Ca assi como es el dardo arma echadiza pora ferir. assi se echan de la boca las palabras & las razones del triuio apuesta mient.
    • c1275 Alfonso X Gral Estoria II [2003] fol. 111r Esp (CDH )

      Et all una dio ella luego el dardo que traye: all otra ell arco. pero soltol ella la cuerda antes. all otra el carcax.

    • c1275 Alfonso X Gral Estoria II [2003] fol. 111v Esp (CDH )
      Et torno ella la cara atras & aderredor de si como qui cata por armas assi cuemo quisiera auer prestas las saetas & ell arco o el dardo.
    • c1275 Alfonso X Gral Estoria II [2003] fol. 161r Esp (CDH )

      Et cuenta aqui della ell Autor que fama era quel dixieran muchas uezes sus hermanas Salmacis; toma dardo o arco con sus saetas & sal & ue a caça & usa dellas.

    • c1275 Alfonso X Gral Estoria II [2003] Esp (CDH )
      Amigas uenit aqui & corret ca este es el uuestro denostador & el uuestro depreciador que uos echa en denosto & en desprez Et llegaron se entonces tdodas & metieron mano a las armas & alançaron contra ell dardos & azonas & saetas.
    • c1275 Alfonso X Gral Estoria II [2003] Esp (CDH )

      De cuemo resçibio Phoco en el palaçio a Çephalo & a los fijos de Pallant. Et del dardo de Çephalo.

      Con tales razones cuemo estas. & otras que ouieron alli aquellos altos omnes.

    • c1275 Alfonso X Gral Estoria II [2003] fol. 307v Esp (CDH )

      Et Cephalo uenie del linnaie del Rey Eolo; & troxiera un dardo en su mano segunt que era costunbre de su tierra. & desse tienpo. & ell asta del muy bien fecha. mas non sabien de que aruol era. nil connosçien.

    • c1275 Alfonso X Gral Estoria II [2003] fol. 307v Esp (CDH )
      Mas non puedo connosçer de que aruol es ell asta deste to dardo.
    • c1275 Alfonso X Gral Estoria II [2003] fol. 307v Esp (CDH )

      Et por çierto si de freysno fuesse amariello serie. Et de niespera nudos aurie. onde non connosco de que es. Mas dardo que de alançar sea; mas fermoso que este nol uieron nuestros oios.

    • c1275 Alfonso X Gral Estoria II [2003] fol. 307v Esp (CDH )
      Inffante Phoco tienes lo por fremoso tu este dardo.
    • c1275 Alfonso X Gral Estoria II [2003] fol. 307v Esp (CDH )
      Demando estonces Phoco todas las razones daquel dardo dont fuera dado.
    • c1275 Alfonso X Gral Estoria II [2003] fol. 308r Esp (CDH )
      Et esto era por qual guarlardon ouiera el aquel dardo.
    • c1275 Alfonso X Gral Estoria II [2003] fol. 308r Esp (CDH )
      O Phoco fijo de deessa qui podrie creer que este dardo me fizo a mi perder con mi mugier.
    • c1275 Alfonso X Gral Estoria II [2003] fol. 309r Esp (CDH )
      Et sobresso saco su dardo & dio me le.
    • c1275 Alfonso X Gral Estoria II [2003] fol. 310r Esp (CDH )

      Et yo ueyendo el can & la bestia en aquellas rebueltas meti mano al dardo. & enderesce los dedos en el amiento. Et des que toue el dardo bien guisado pora alançar le. cate poro yuan el can & la bestia pora tirar le a çierto.

    • c1275 Alfonso X Gral Estoria II [2003] fol. 310r Esp (CDH )
      Et des que toue el dardo bien guisado pora alançar le. cate poro yuan el can & la bestia pora tirar le a çierto.
    • c1275 Alfonso X Gral Estoria II [2003] fol. 310r Esp (CDH )
      Et preguntol luego Phoco qual fuera ell yerro del dardo.
    • c1275 Alfonso X Gral Estoria II [2003] Esp (CDH )

      Yo solia yr a caça luego que el sol salie. & yua cuemo mançebo libre. & nin leuaua omnes comigo nin bestias nin canes nin otras Redes nin otra cosa ninguna pora caça: si non mio dardo solo; ca aquel me cunplio a mi. & con aquel yua seguro.

    • c1275 Alfonso X Gral Estoria II [2003] fol. 311r Esp (CDH )

      Et estando yo en esto; ella por guisar se meior que uiesse si estaua alguna mugier comigo; al boluer se fizo roydo & sonnaron las foias secas. en que tenie los pies. Et yo oyendo lo; cuede que era alguna bestia saluaie que fazie aquel roydo. & alançe el dardo. & ella era Procris.

    • c1275 Alfonso X Gral Estoria II [2003] fol. 311r Esp (CDH )

      Et estando yo en esto; ella por guisar se meior que uiesse si estaua alguna mugier comigo; al boluer se fizo roydo & sonnaron las foias secas. en que tenie los pies. Et yo oyendo lo; cuede que era alguna bestia saluaie que fazie aquel roydo. & alançe el dardo. & ella era Procris. Et fue el dardo. & diol grant colpe mortal. por medio de los pechos & ella dio grant uoz. & yo connoscie la mi leal mugier & entendi que aquella era.

    • c1275 Alfonso X Gral Estoria II [2003] fol. 311r Esp (CDH )
      Et ella con tod esto estaua se tirando del cuerpo el dardo.
    • c1275 Alfonso X Gral Estoria II [2003] fol. 311r Esp (CDH )

      Et corri quanto pud commo desmentido. & llegue & falle la ya media muerta. & saliendo le la sangre por los uestidos. Et ella con tod esto estaua se tirando del cuerpo el dardo. & tirado el dardo. tome en los braços el su cuerpo que yo amaua mas que el mio.

    • c1275 Alfonso X Gral Estoria II [2003] fol. 336r Esp (CDH )
      Et este dardo echo Jason el del uellocino dorado.
    • c1275 Alfonso X Gral Estoria II [2003] fol. 336r Esp (CDH )
      & te onrro dame tu a alcançar con el mio dardo certero lo que yo demando.
    • c1275 Alfonso X Gral Estoria II [2003] fol. 336r Esp (CDH )

      Ca alanço ell Obispo so dardo. & llego al puerco & firiol; mas nol llago. Ca assi como yua el dardo por ell Aer; llego la uertut de Diana & tirol el fierro muy sotil mientre. & firio al Puerco ell asta sin fierro. & por ende le non /2/ llago.

    • c1275 Alfonso X Gral Estoria II [2003] fol. 337r Esp (CDH )
      Alli alanço otrossi Jason su dardo.
    • c1275 Alfonso X Gral Estoria II [2003] fol. 337r Esp (CDH )
      Llego otrossi alli theseo & tenie dos dardos & en los colpes demudados de los otros.
    • c1275 Alfonso X Gral Estoria II [2003] fol. 337r Esp (CDH )
      Et alanço ell uno daquellos dardos.
    • c1275 Alfonso X Gral Estoria II [2003] fol. 341v Esp (CDH )

      Diana ya el to Juyzio sigo yo yl obedesco. O pora esblandir dardo. & fazer le doblar con el fuerte braço. O poner en el canpo el cuerpo & tender me.

    • a1280 Alfonso X Gral Estoria III [1994] Esp (CDH )
      Dardo e espada e saeta aguda el omne que dize falso testimonio contra su vezino.
    • c1280 Alfonso X Gral Estoria IV [2002] fol. 19r Esp (CDH )
      Dal salto dentro en la garganta como dardo.
    • c1280 Alfonso X Gral Estoria IV [2002] Esp (CDH )
      Ca los caualleros se alançauan unos a otros tantos de dardos.
    • 1283 Alfonso X LAjedrez [2003] fol. 1r Esp (CDH )
      E los otros que se ffazen de pie. son assi como /2/ esgremir. luchar. correr. saltar. echar piedra o dardo. ferir la pellota. & otros iuegos de muchas naturas en que usan los omnes los miembros porque sean por ello mas rezios & recibam alegria.
    • a1284 Alfonso X Gral Estoria V [2002] fol. 5r Esp (CDH )
      [...] muchos escudos & lanças & azconas & dardos & espadas orinjentas ya & lidiauan muy fuerte mente.
    • a1284 Alfonso X Gral Estoria V [2002] fol. 33v Esp (CDH )
      Et luego con las saetas desy con dardos & azconas & ferieronse fiera mente.
    • a1284 Alfonso X Gral Estoria V [2002] fol. 50v Esp (CDH )
      el pueblo mazay que fiere de dardo tan aluenne & çierto commo los turcos de media de saeta.
    • a1284 Alfonso X Gral Estoria V [2002] fol. 52v Esp (CDH )
      Onde las conpannas de curio çercadas de toda parte desta gujsa murieron de çerca a lançadas dadas a mantenjente & de luenne a saetadas & a dardos & azconas.
    • a1284 Alfonso X Gral Estoria V [2002] fol. 146r Esp (CDH )
      Ally son las serpientes jaculos & en latin djzen jaculo por dardo o por cosa atal que alançe omne mucho con la mano.
    • a1284 Alfonso X Gral Estoria V [2002] fol. 146r Esp (CDH )
      Et dieron ende nonbre a estas serpientes por que buelan a trechos & van muy yradas commo dardo.
    • a1284 Alfonso X Gral Estoria V [2002] fol. 174v Esp (CDH )
      Et luego en pos esto començaron la batalla & cayen muchos de cada parte dellos muertos dellos feridos de grandes colpes de dardos & de otras armas que se dauan por los cuerpos los vnos a los otros.
    • a1284 Alfonso X Gral Estoria V [2002] fol. 178r Esp (CDH )
      Pues que fueron ally llegados de amas las partes non quedaron de alançar dardos & las otras armas & de fazer en sy golpes mortales.
    • a1284 Alfonso X Gral Estoria V [2002] fol. 206r Esp (CDH )
      Et quant fuerte es la valentia & la crueleza destas gentes cuenta orosio en el veynteno capitulo del sesto libro que se puede asmar enesto que las sus mugeres dexaron ellos ençerradas en los paulares & tremedales de sus tierras de que estauan todas çercadas que en la venjda de los rromanos que lidiaron essas mugeres con ellos que fallesçiendo los dardos & palos & piedras & que qujer al que le podien auer con que lidiasen con ellos & los feriesen que pues non toujeron otra cosa njnguna que metieron manos a los fijos chiquillos & quebrantauan los en tierra & despedaçauanlos con las manos & tomauan las pieças dellos & tirauan las & dauan a los enemjgos en las caras.
    • 1292-1293 Anónimo Castigos [2001] 156 Esp (CDH )
      Otrosý, acaesçe muchas vegadas que tirando el omne con vna ballesta o tirando vn dardo o vna piedra a so ora, trauesará por ý vn omne o vna muger o moço o moça e ferirlo ha e de aquella ferida morrá.
    • 1284-1295 Anónimo FCuenca [1935] Esp (CDH )
      [...] & el peon que non leuare lança & dardo * que non tome nada; el ballestero peon que leuare arco o ballesta con dos cuerdas & çient saetas, tome media rraçion por ella & por otra non tome nada [...].
    • a1300 Anónimo Caballero Cisne [1979] Esp (CDH )
      Mas los de dentro se les pararon muy rezios e les fizieron muy gran daño, ca mataron e ferieron muchos dellos de piedras e de dardos e de saetas, e defendiéronse muy bien.
    • a1300 Anónimo Caballero Cisne [1979] 248 Esp (CDH )
      Mas los vallesteros e los otros hombres de armas que estavan en las torres e por los andamios, se defendían muy de rezio, e fazían tan gran daño en ellos con saetas e con piedras e con dardos, e en quantas maneras les podían empecer, que los afincavan muy fieramente;
    • c1300-1325 Anónimo Cuento Otas Roma [1976] Esp (CDH )
      Quando los vieron los romanos, fueron muy espantados e puñaron de defender su çibdat, lançando saetas e dardos e piedras; asý se defendieron bien un mes.
    • c1300-1325 Anónimo Cuento Otas Roma [1976] 39 Esp (CDH )
      Dela otra parte lançavan saetas tan espesa mente, e dardos, que esto era grant maravilla.
    • c1300-1325 Anónimo Cuento Otas Roma [1976] Esp (CDH )
      E los grifones, que vieron que non podían foýr nin se alongar, fezieron enponçonar las ssaetas e los dardos.
    • c1300-1325 Anónimo Cuento Otas Roma [1976] Esp (CDH )
      Allí volavan dardos e saetas e piedras tan espesas que semejavan lluvia quando cae, asý que mucho escudo e mucha tarja y ovo quebrada, e mucho yelmo fendido e abollado.
    • 1330-1343 Ruiz, J. LBuen Amor [1992] 11 Esp (CDH )
      Ca dize sant Gregorio que menos fieren al onbre los dardos que ante son vistos, e mejor nos podemos guardar de lo que ante hemos visto.
    • 1330-1343 Ruiz, J. LBuen Amor [1992] 120 Esp (CDH )
      Quando la muger vee al perezoso covardo, / dize luego entre sus dientes: "¡Oxte! ¡Tomaré mi dardo!" / Con muger non enpereçes, nin te enbuelvas en tabardo: / del vestido más chico sea tu ardit alardo. /
    • 1330-1343 Ruiz, J. LBuen Amor [1992] 150 Esp (CDH )
      Só ferido e llagado, de un dardo só perdido, / en el coraçón lo trayo ençerrado e ascondido; / non oso mostrar la llaga, matarme á si la olvido, / e aún dezir non oso el nombre de quien me ha ferido. /
    • a1348 Anónimo Poema Alfonso XI [1991] 59 Esp (CDH )
      Con ellos fueron yuntadose tallavan e ferían: / de asconetas e de dardos / muy grandes golpes fazían. /
    • c1348-1379 Anónimo GCrón Alfonso XI [1976] Esp (CDH )
      Pero anbos a dos vinieron a çerca de Villa Vnbrales e fallaron al rrey fuera del lugar que los estaua esperando; e venian don Joan e don Joan Nuñez bien aperçebidos e en son de pelea, e algunos que venian ay de cauallo trayan lanças, e truxeron consigo todas sus gentes de pie con lanças e con dardos.
    • 1385 Fdz Heredia, J. Gran Crón Esp I (BNM 10133) [1995] fol. 155v Esp (CDH )
      con todo aquesto fue / alli grant aparellamiento de / .libro. / guerra preso / es assaber perpuntas / de cauallos muyt bellas bien / .vi. mil las quales eran armas / que usauan en aquel tiempo & de otras / menores .ijC. & Lxxxja. & ballestas / delas grandes .xxiiijo. & delas / menores .Lij. & partida de aquellos / ingenios qui son nombrados / escorpiones. & semblantment / de armas & de dardos.
    • 1376-1396 Fdz Heredia, J. Trad Secreto [2003] fol. 314v Esp (CDH )
      Et vsen tus ricos honbres de diuersas armas, los vnos dardos et sayetas, los otros de otras maneras; los otros sian hordenados pora correr quando uernan las azes, et con aquestos enuia torres de fusta en do uayan honbres armados, ballesteros, et otros que lançen armas de muytas maneras.
    • 1376-1396 Fdz Heredia, J. Trad Secreto [2003] Esp (CDH )
      Mas, si deues conbatir castiello, vsa tener engenyos, bonbardas, cabritas, otros sturmentes que lançen piedras, et tus conpanyas lançen sayetas et dardos enerborados.
    • 1385-1396 Anónimo Obra Crón SIsidoro [2003] fol. 44r Esp (CDH )
      Empero, los hombres a cauallo combatien mas fuertment por la celeridat del curso, por que mayorment amauan exercitarse en lançar dardos e jugar a batallas, e todos dias iugauan a juegos de batallas, e tan solament usauan de experiencia de armas, e entro sus agora haujen freyturado que no se studeuan fer batallas de estol en mar.
    • 1385-1396 Anónimo Obra Crón SIsidoro [2003] fol. 48r Esp (CDH )
      Mesclada la batalla, fue tantost sobrado e talladas las sus companyas, otros presos e otros metidos en fuyda; fuyo el rey a la çagaria ferido con dardo.
    • 1385-1396 Anónimo Obra Crón SIsidoro [2003] Esp (CDH )
      E contrastaron los desleyales echando piedras e dardos en semblança de gotas de pluuja.
    • c1400 Lpz Ayala, P. Trad Décadas [1982] 338 Esp (CDH )
      Otrosy les mandó que oviesen otras armas para pelear con los enemigos, es a saber lanças e glavios e dardos.
    • c1400 Lpz Ayala, P. Trad Décadas [1982] 492 Esp (CDH )
      Apenas ovieron los estruques espacios de desplegar sus órdenes de gentes quando, en el primer rebate, echaron sus dardos locamente e sus lanças, e la batalla fue venida a los cuchillos e mano a mano: la batalla fue muy cruel.
    • c1400 Lpz Ayala, P. Crón Pedro y Enrique [1994-1997] Esp (CDH )
      E morio ý aquel dia de la parte del rrey vn cauallero que dizian Gutier Ferrandez Delgadillo, que fue ferido de vn dardo por la cabeça.
    • c1400 Lpz Ayala, P. Trad Décadas [1982] 338 Esp (CDH )

      [...] e el nonbre de los centurios fue crescido, ca ovo treynta de los viejos e treynta de los mancebos; éstos non ovieron otras armas sinón fondas e dardos e truenos.

    • c1400 Lpz Ayala, P. Trad Décadas [1982] 402 Esp (CDH )
      A la fin vergueña movió toda la conpañía, así que todos en uno, a grant voz dada, començaron a echar sus lanças e dardos contra un solo enemigo.
    • c1400 Lpz Ayala, P. Trad Décadas [1982] Esp (CDH )
      [...] e estonce él saltó con todas sus armas en el río, e non enbargando que los enemigos le echasen más dardos o lanças, él pasó nadando fasta los suyos por medio de la ribera.
    • c1400 Lpz Ayala, P. Trad Décadas [1982] 454 Esp (CDH )
      [...] los quales, luego en esso punto que vinieron a echar las lanças e los dardos, espantados de la ardideza de los romanos, desenpararon sus tiendas, las quales ellos avían puesto en muy fuerte lugar, e fuyeron e passaron fasta en valles que estavan bien allende.
    • c1400 Lpz Ayala, P. Crón Pedro y Enrique [1994-1997] Esp (CDH )
      E desque entraron en el canpo pusose a pie Lope Nuñez de Carualledo, que era vno de los rreptadores e andaua catando dardos que fiziera soterrar en el canpo e non los fallaua.
    • c1400 Lpz Ayala, P. Crón Pedro y Enrique [1994-1997] Esp (CDH )
      E Martin Lopez de Cordoba camarero mayor del rrey, que sabia do se pusieron los dardos e andaua en el canpo por fiel, llego en vn cauallo e traya una caña en la mano e daua con ella en tierra en guisa que Lope Nuñez lo entendio que le fazia señales do eran los dardos e fuesse para alla, e fallolos e saco quatro dardos e fuesse luego para Arias Vasquez que andaua de cauallo e tirole de vn dardo e firiole el cauallo, e luego le tiro el otro dardo en guisa que el Arias Vasquez, con las feridas del cauallo, sallio del canpo e luego fue preso de los alguaziles e muerto por mandado del rrey por que el caso de rrepto era de trayçion.
    • c1400 Lpz Ayala, P. Crón Pedro y Enrique [1994-1997] Esp (CDH )
      E los moros llegaron al rrio de Guadiana do era el paso e fallaron ý los christianos e quisieron defender el rrio ya que vian que non pudian pasar e los christianos pasaron a ellos pasando mucho afan e mucho peligro, ca los moros de pie tirauan muchos dardos e lanças e saetas, e defendian en quanto podian el paso.
    • a1400 Anónimo Trad Soberano Bien [1991] 111 Esp (CDH )
      La luxuria entonçe es mas demandada quando es vista, ca segund dize vn sabidor, "los primeros dardos de la fornjcaçion los ojos son, los segundos dardos son las palabras", mas el que no es engannado por los ojos bien podrie contrastar a las palabras, ca asaz cunple a la natura para vençer estas cosas avn ado esta libre la voluntad.
    • a1400 Anónimo Trad Soberano Bien [1991] 111 Esp (CDH )
      La luxuria entonçe es mas demandada quando es vista, ca segund dize vn sabidor, "los primeros dardos de la fornjcaçion los ojos son, los segundos dardos son las palabras", mas el que no es engannado por los ojos bien podrie contrastar a las palabras, ca asaz cunple a la natura para vençer estas cosas avn ado esta libre la voluntad.
    • c1378-1406 Lpz Ayala, P. Rimado [1987] 219 Esp (CDH )
      / / Mandan armas galeas e nonbrar los patrones; / fazer el almazén, dardos e viratones. / Suma deste consejo e fin de las rrazones: / lieuan muchos dineros, arlotes e ladrones. / /
    • 1375-1410 Anónimo GlosariosLatEsp [1936] Esp (NTLLE)
      iaculum, dardo (E 1300); irriguus, dardo corido (T 261) (?); isparus [sp-], dardo (T 443); spiculum, dardo (T 1224); tricuspis, dardo de tres puntas (T 1373).
    • 1411-1412 Ferrer, V. Sermones [1994] Esp (CDH )
      Dize que los dardos e las lanças que honbre vee venir menos fieren que las que non vee venir.
    • 1427-1428 Villena, E. TradEneida Lib. I-III [1994] Esp (CDH )
      Luego tomó el arco e las saethas apresuradas e el fiel Acathes levava los dardos.
    • 1427-1428 Villena, E. TradEneida Lib. I-III [1994] 272 Esp (CDH )

      E aquí conviene de notar algunos singulares e notables pasos: por qué iva con asta, pues a los saçerdotes non conviene traer armas ofensivas, e cuál era aquella asta, si lança ho dardo, e por qué lançó al cavallo, e por qué dixo con grand fuerça, e por qué llamó al son que fizo gemido [...].

    • 1427-1428 Villena, E. TradEneida Lib. I-III [1994] Esp (CDH )
      A lo segundo, presumido ser deve que serié dardo, siquiere alavesa, porque en ese tiempo pocos usavan lanças, maguer la Istoria troyana faga minçión de algunos encuentros de lança que se fizieron en las escaramuças de Troya.
    • 1427-1428 Villena, E. TradEneida Lib. I-III [1994] Esp (CDH )

      E aun esto era con lanças de mano sin restre, que de armas nunca las usaron en aquella tierra; e los de más traían alavesas e dardos por los escudos que traían a cavallo, con los cuales non podían regir lanças a cavallo.

    • 1427-1428 Villena, E. TradEneida Lib. I-III [1994] Esp (CDH )
      E por eso en esta trasladaçión puse dardos a alavesas en los lugares do fabla de las astas con que peleavan.
    • 1427-1428 Villena, E. TradEneida Lib. I-III [1994] 331 Esp (CDH )
      A los cuales queriendo ayudar el padre con un dardo que arrebató, tomáronlo ambas e con roscaduras grandes atáronlo.
    • 1427-1428 Villena, E. TradEneida Lib. I-III [1994] Esp (CDH )
      E arrebató un dardo, siquiere alavesa, de los que más çerca estavan, que algunos traían astas en las manos de aquel allegamiento.
    • 1427-1428 Villena, E. TradEneida Lib. I-III [1994] Esp (CDH )
      E, queriendo la recordaçión legal tornar por ellos con el dardo de correcçión, júnctanse ambas las dichas serpientes contra él e muérdenlo e venénanlo, pero matarlo non lo pueden, antes aquél se desembuelve d'ellas con grand fuerça por la virtud legal, que desecha toda impugnaçión viçiosa.
    • 1427-1428 Villena, E. TradEneida Lib. I-III [1994] Esp (CDH )
      Por eso pone el texto que dixeran de un acuerdo bien meresçié Lachaón la pugniçión resçebida, mayormente porque se atrevió ferir el presente divino con el dardo.
    • 1427-1428 Villena, E. TradEneida Lib. I-III [1994] 415 Esp (CDH )
      E los troyanos, que estavan acogidos ençima del templo, lançavan saetas e dardos sobre nosotros, que nos fazían grand dampño, non conosçiendo.
    • 1427-1428 Villena, E. TradEneida Lib. I-III [1994] 422 Esp (CDH )
      E durante la liberaçión de Casandra, los que estavan ençima del templo, creyendo que todos fuesen griegos, vistas las armas de una guisa e que oviesen contienda entre sí por levar cativa Casandra, lançávanles dardos, pasadores e canteras por librarla de los unos e de los otros, de que Eneas e su gente fueron mucho molestados.
    • 1427-1428 Villena, E. TradEneida Lib. I-III [1994] Esp (CDH )
      En la extremidat de la muerte puestos, aparejan defenderse con saetas e dardos, e las vigas doradas enfermosiguadas de los padres antiguos e de sus istorias trastornavan e lançavan sobre los griegos.
    • 1427-1428 Villena, E. TradEneida Lib. I-III [1994] Esp (CDH )
      Subí a lo alto, donde los troyanos miserables lançavan sus dardos e saetas en vano, es a saber a la torre alta sobre la puerta, la cual estava para caer minada de yuso e puesta en cuentos, donde toda Troya se mirava e las naves de los griegos e el real de aquéllos.
    • 1427-1428 Villena, E. TradEneida Lib. I-III [1994] 470 Esp (CDH )
      E cuáles fueron puédese colligir tomó defensivas e ofensivas, porque dize sant Esidoro en este paso que se vistió perpunte, e Virgilio dize que se çiñó espada e levó dardo, siquiere alavesa, en la mano.
    • 1427-1428 Villena, E. TradEneida Lib. I-III [1994] Esp (CDH )
      E el dardo que tira de lexos significa la prudençia, que de lexos vee, siquier fiere, ministrando adelantados remedios.
    • 1427-1428 Villena, E. TradEneida Lib. I-III [1994] Esp (CDH )
      Esto dicho, lançóle un dardo que en la mano tenía e cayó sin fazer ferida, desechado por la dureza del escudo e no ayudado por la fuerça de la flaca mano del viejo rey.
    • 1427-1428 Villena, E. TradEneida Lib. I-III [1994] Esp (CDH )
      Non solamente por palabra el osado rey maltraxo a Pirro, mas aun por obra quiso, cuanto en él fue, tomar d'él vengança, lançándole el dardo, siquier alavesa, que en la mano tenía, segúnd ya dixe en las glosas del capítulo ante d'éste, con intinçión de lo ferir e si posíbile fuera, matar.
    • 1427-1428 Villena, E. TradEneida Lib. I-III [1994] Esp (CDH )
      En este paso conosçe el entendimiento que las cosas que por si mover non se pueden e son movidas e embiadas por ímpetu de algúnd movedor, ansí como saeta, dardo, lança ho piedra, e tales cosas que por la veloçidat impulsiva del que la lança fiende el aire delante con tancta veloçidat que, si el aire que sigue en pos de la cosa embiada respondiese en aquella mesma veloçidat vel casi, non se podría continuar el curso de la cosa embiada;
    • 1427-1428 Villena, E. TradEneida Lib. I-III [1994] Esp (CDH )
      Pues este dardo, embiado por la flaca mano de Príamo, non pudo resçebir tal impulso de aire que se fincase en el escudo, faziendo de vagar la división del aire anterior.
    • 1427-1428 Villena, E. TradEneida Lib. I-III [1994] Esp (CDH )
      Oído Pirro el denuesto que le dixera Príamo, que non parescía a su padre Acchiles, e cometimiento que fizo lançando el dardo con propósito de le fazer dampño si pudiera, respondióle por esa manera mesma por palabra e por obra, diziendo tú con menospresçio, sin le dezir rey nin mentar su padre.
    • 1427-1428 Villena, E. TradEneida Lib. I-III [1994] 619 Esp (CDH )
      Yo fui Polidoro, que en este logar la mies de las saethas con agudos fierros me saetaron e se multiplicaron sobre mí dardos agudos [...].
    • 1427-1428 Villena, E. TradEneida Lib. I-III [1994] 626 Esp (CDH )
      Luego, junctamente con esto, cuenta la manera de su muerte e lugar, diziendo en aquel lugar do estava el sepulcro, saliendo en tierra, con saethas e dardos lo mataron.
    • 1427-1428 Villena, E. TradEneida Lib. I-III [1994] 626 Esp (CDH )
      E para mostrar que se fizo deliberadamente, dize: de forros agudos, es a saber, aguzados para ello; e eso mesmo de los dardos, afirmando fuesen multiplicados e agudos.
    • 1427-1428 Villena, E. TradEneida Lib. I-III [1994] Esp (CDH )
      Ayudándonos por vezes, enderredor sobr'él lançados, con agudo dardo quebramos, forandando su grand ojo, que sólo en la fruente aquel tenía, que paresçié escudo griego en su grandez ho la espera de la luna, segúnd a nosotros paresçe.
    • 1427-1428 Villena, E. TradEneida Lib. I-III [1994] Esp (CDH )
      E este Acchiménides con un dardo le quebró el ojo que solo tenía en la fruente, por que, aunque despertase, non los pudiese ver nin fallar a do se escondiesen.
    • c1430 Anónimo Floresta philósophos [1904] Esp (CDH )
      2229. La primera ocasion de pecar e los primeros dardos que llagan a nuestra anima son los ojos nuestros.
    • c1422-1433 Guadalfajara Trad Biblia Alba II [1920-1922] Esp (CDH )
      Avnque le alcançan con espada, non por eso se leuanta, nin cura de lança nin de loriga nin dardo.
    • a1435 Mtz Medina, D. Poesías [1993] 580 Canc Baena Esp (CDH )
      / 7 Notilo * afirmó Bernardo / con reguardo / estable e determinado, / en le ferir con tal dardo / como sardo * / a la Virgen tan osado; / su dicho non faz' alardo / sin descardo * / lo que diré afincado, * / pues argüid por Bocardo, * / que ya ardo / veyendo mal silogicado.
    • 1429-1440 Marqués de Santillana Serranillas [1988] 5 Poesías Esp (CDH )
      / Respondióme: «Cavallero, / non penséis que me tenedes, / ca primero provaredes / este mi dardo pedrero; / ca después d'esta semana / fago bodas con Antón, / vaquerizo de Morana.»
    • c1430-1440 Torre, A. Visión [1991] 220 Esp (CDH )
      E ya han visto en otras tierras caer fierros asý como de flechas o viras, a lo qual los filósofos llamaron dardos, e ya ha contesçido verdadera mente caer en el tiempo de los tronidos e nieves muy obscuras e bermejas masas grandes en cantidad grande yncredible de fierro o de cobre, e las gentes provaron regalallo e non pudieron, fasta que hecharon sobre ello sufre e oro pimente.
    • c1430-1440 Torre, A. Visión [1991] 296 Esp (CDH )
      A asý non verná al tal omne cosa súbita que le faga mal aventurado, ca los dardos que vemos venir poco peligro ay en ellos; quando fallare los comienços, ymaginen los fines.
    • 1442 Mena, J. Homero [1989] Esp (CDH )

      Entre tanto que entre sí los ricos onbres se llegaran en la contienda, el omnipotente reinador del Olimpo, es a dezir Júpiter, tovo consejo, e Pándaro con el arco tendido disparó la flecha por la qual turbó la tregua que aún durava en el canpo; por la qual flecha firió a ti, Menalao, y el volátile dardo traspasó el tu lado armado de túnica, es a saber coraças fuertes y saldascubiertas de escamas de fierro.

    • 1442 Mena, J. Homero [1989] Esp (CDH )

      [...] antes de todas partes la mavorçia o batalladora gente resuena, y la lluvia de los dardos y de las flechas volátiles ya buela de todas partes.

    • 1442 Mena, J. Homero [1989] 355 Esp (CDH )
      Y después de aquestos perturbó por muerte a Tronio y Estemón, firiéndolos por dardo enemigo y ligero, a los quales juntamente a los infiernos enbía.
    • 1442 Mena, J. Homero [1989] Esp (CDH )
      Adelante acató Agamenón y vido a Eneas andar peleando metido dentro de un carro, y aparejado de ocurrir a él con estrecho fierro, y lançó el dardo con tantas fuerças como esa saña le podía mover y ministrar, mas fue errado de Eneas y firió en el pecho del carretero, y traspasóle el estómago alto, y el ferido cayó entre medias de las ruedas del carro de Eneas, entre las quales se andava conbolviendo fasta que enbió la vista a bueltas de la sangre caliente.
    • 1442 Mena, J. Homero [1989] Esp (CDH )
      Ya volava de cada parte la nuve de los dardos, y fierros con fierros se suenan y las espaldas mezcladas a todas partes unas con otras se fallan y retienen, y las espesas azes de cada parte están y se demuestran firmes en pelear, y el sudor con sangre mezclado ya deleznava por los cuerpos de los batallantes.
    • 1442 Mena, J. Homero [1989] 369 Esp (CDH )
      Estonçes el dardario Héctor primeramente con sus fuerças raigadas lançó contra aquél la lança, la qual Patróculo apartó de sí por golpe aperçebido, y bolvió contra Héctor las vezes atales, y lançóle los semejantes dones con sus fuerças todas el dardo tenblando enbió contra Héctor, su enemigo, y tras el dardo una grand piedra enbiada por fuerça muy grande, la qual piedra, por Héctor desechada con el escudo en el verde prado reparó y fizo hoyo y asiento.
    • 1442 Mena, J. Homero [1989] Esp (CDH )
      Llevó el cuerpo de Héctor en las postrimeras honras, y fue ordenado el pireo ataúd, para el qual llevar se allegaron doze cuerpos de mançebos de los griegos y dos quadrupedales cavallos que el carro tiravan en que avían de ir las andas, sobre las quales pusieron el escudo de oro de Héctor y el su estandarte, y la tronpa y el yelmo cavado y los dardos argivos.
    • 1444 Mena, J. Laberinto [1989] Esp (CDH )
      Pues vimos a Pándaro, * el dardo sangriento, / ermano de aquel buen Eriçeon de Roma / que por Menesteo la libre paloma / ferió donde iva bolando en el viento, / el qual * a los nervios así del amiento / contra las dóricas gentes ensaña / que toda la tregua firmada los daña / dándoles campo de pazes essento.
    • 1444 Mena, J. Laberinto [1989] Esp (CDH )
      »Allí desparavan lonbardas * e truenos, / e los trebucos * tiravan ya luego / piedras e dardos con flechas de fuego, / con que fazían los nuestros ser menos. / Algunos de moros tenidos por buenos / lançan temblando las sus azagayas; * / passavan los lindes, palenques * e rayas, / doblando su fuerça con miedos agenos.
    • c1444 Mena, J. Trat Amor [1989] Esp (CDH )
      E con esta condiçión mostramos las feridas de las flechas de oro, que avíamos de descubrir las llagas de los crueles dardos de plomo, etc.
    • c1445 Valera, D. Trat mujeres [1983] Esp (CDH )
      ¡O, desterradora passión del vmano yngenio!, priuadora de la memoria, destruydora de los tenporales bienes, gastadora de las fuerças del cuerpo, enemiga de la iuventud, muerte de la veiez, engendradora de viçios, moradora en vazío pecho, cosa sin rrazón, e sin orden e sin alguna firmeza, viçio de voluntades no sanas, anegadora de la libertad vmana... aquel que con tantos trabaios el virtuoso nonbre cobró, así, ligeramente, firiéndolo tú con tus dardos, a la cuenta de los no sabios lo tornaste.
    • p1445 Anónimo Coplas Panadera [1989] 133 Esp (CDH )
      / En cátedra de madera / ví al obispo Barrientos / con un dardo sin avientos, / que a predricarles saliera, / e por conclusión pusiera / qu'el que allí fuese a morir / que le faría subir / al çielo sin escalera. / Di, Panadera. / / /
    • 1431-1449 Díaz Games, G. Victorial [1994] Esp (CDH )
      En las otras ligerezas que fazen los honbres, e valentías, e lançar lança e dardo, esto fazía él muy de bantaja.
    • 1431-1449 Díaz Games, G. Victorial [1994] Esp (CDH )
      Mas non hera cosa conviniente, ca la ribera toda vía se yva estrechando, e alcançavan a las galeas las saetas e dardos de amas las partes de las riberas; e otrosí las naos tomaran a las galeas de jusloven, con viento e marea, ansí que las galeas non pudieran tornar toda vez que quisieran.
    • 1431-1449 Díaz Games, G. Victorial [1994] Esp (CDH )
      Esto diziendo, fueron a ellos, e firiéronlos muy de rezio, de muchos dardos e saetas [...].
    • 1431-1449 Díaz Games, G. Victorial [1994] Esp (CDH )
      Los castellanos resçibiéronlos muy bien, con muchas piedras, e dardos, e lanças, e saetas, e frechas; ansí que de aquella primera llegada cayeron de los yngleses muchos feridos e muertos.
    • 1431-1449 Díaz Games, G. Victorial [1994] 331 Esp (CDH )
      / El honbre de su henemigo sienpre se deve guardar e estar aperçebido, ca mejor se puede honbre guardar de los dardos que vee venir que del que está seguro. Ansí yo no quiero que la fortuna me fiera durmiendo. Ruégovos, amigos, que me querades seguir».
    • 1431-1449 Díaz Games, G. Victorial [1994] Esp (CDH )
      E como llegaron a un puerto, vinieron muchas de aquellas gentes, e lançándoles muchas frechas, e piedras, e dardos, tanto que les nunca dexaron llegar a la tierra, ni pudieron aver fabla con ellos.
    • 1431-1449 Díaz Games, G. Victorial [1994] Esp (CDH )
      La batalla fue muy grande, de truenos, e piedras, e dardos, e saetas [...].
    • 1431-1449 Díaz Games, G. Victorial [1994] Esp (CDH )
      E las galeas e los balleneres fueron a ellos, e diéronles una muy rezia batalla de saetas, e dardos, e truenos, e piedras.
    • 1431-1449 Díaz Games, G. Victorial [1994] Esp (CDH )
      E si no porque se venía la galea toda vía peleando e defendiéndose muy fuertemente, de truenos, e saetas, e dardos, enbestido oviera con ella los balleneres.
    • 1425-1450 Rdz Padrón, J. Bursario [1984] 74 Esp (CDH )
      Yo te juro por las sanctidades de Venus, la qual me apareja aquestos dolorosos dardos, que son de otra manera y diverssos de los que me apareja Ymen, por no traer las tus fachas a los mis casamientos, * e por Juno, la qual es señora, y representa con su santidat a los lechos maritales, que yo creo que tú eres causa que no se cumplan los misterios sanctos de la deesa. *
    • 1425-1450 Rdz Padrón, J. Bursario [1984] 117 Esp (CDH )
      Yo te rruego por tu madre Venus e por las saetas y dardos de tu hermano Cupido, e por los dioses sagrados de Troya, compañeros de tu fuyda (asý todos los que llevas contigo de tus naturales sean vençedores; e por quel fiero Mares, dios de las batallas, sea reparo de tus daños, e asý Escanio, tu hijo, cumpla bien aventuradamente los sus años, e los huesos del viejo Anchises duerman * en folgança); perdona a la mi casa y a la mi compaña, la qual se da al tu señorío.
    • 1425-1450 Rdz Padrón, J. Bursario [1984] Esp (CDH )
      Quando yo me casava contigo, no empeçía a ninguno nuestro matrimonio; mas agora fuese ayuntada a Pirro, tú serás por mí danificado, y mi padre Menalao perdonará al nuestro amor, pues que fue ferido con los dardos de aquel dios perpetual Cupido.
    • 1425-1450 Rdz Padrón, J. Bursario [1984] 211 Esp (CDH )
      Guarda que los dardos de la otra no empescan a ty [...].
    • 1454-1457 Schz Arévalo, R. Política [1959] Esp (CDH )
      El viento contrario, porque abaxa y atierra las lanças y los dardos y ayuda a los enemigos.
    • 1459 Palencia, A. Trad Triunfo militar [1996] Esp (CDH )
      ¿Por ventura tú provees de las maneras de armadura, del tiro de los dardos, de las saetas, del echar de las piedras, y de las plomadas de los marçiobárbulos?
    • 1467-1475 Escavias, P. Repertorio Príncipes [1972] Esp (CDH )
      En tienpo del qual acaezió que vn judío entró en vna yglesia e, a furto, sin que lo viesen presona, tomó vn cruçifijo pequeño que en ella estava e diole vna ferida con vn dardo que en la mano traýa.
    • 1467-1475 Escavias, P. Repertorio Príncipes [1972] Esp (CDH )
      E el rrey Rrequiliano ayuntó asimesmo la más gente que pudo e ovieron su batalla, en la qual Rrequiliano fue vençido e ferido de vn dardo.
    • 1457-a1475 Manrique, G. Debate Mena [2003] Canc Gmz Manrique Esp (CDH )
      »Esta te defensará / de los dardos enbidiosos; / esta los viçios viçiosos / lueñe de ty lançará; / esta sola te fará / que sea Dios tu morada / e tú seas la posada / en la qual El posará.
    • 1471-1476 García Salazar, L. Bienandanzas [2000] Esp (CDH )
      E como Paris e los suyos los vieron entrados, fuéronse para ellos e tiráronles de muchos dardos, de los quales Antíbolo luego cayó muerto.
    • 1471-1476 García Salazar, L. Bienandanzas [2000] Esp (CDH )
      E Archiles fue ferido con dos dardos por el cuerpo que le dio Paris, el qual, rebujado el manto en el braço e su espada en la mano, peleaba mortalmente e lloraba la muerte de Antílobo, que moriera por él, deziendo que la suya non se dolía, pues qu'él la veniera buscar adonde bien mereçida la tenía, e remetiéndose con su espada, ora entre, ora a ellos, así como can ravioso entre las ovejas dando mortales golpes.
    • 1471-1476 García Salazar, L. Bienandanzas [2000] Esp (CDH )
      E veyendo el su serbiente muerto, tiró con un dardo aquel su fijo e feriólo con él por la pierna; e el fijo, con el dolor de su golpe, sacando el dardo de sí tirólo a su padre e diole por el cuerpo e cayó casi muerto.
    • 1471-1476 García Salazar, L. Bienandanzas [2000] Esp (CDH )
      E veyendo el su serbiente muerto, tiró con un dardo aquel su fijo e feriólo con él por la pierna; e el fijo, con el dolor de su golpe, sacando el dardo de sí tirólo a su padre e diole por el cuerpo e cayó casi muerto.
    • 1471-1476 García Salazar, L. Bienandanzas [2000] Esp (CDH )
      E en el su reinamiento dio un judío con un dardo a un cruçifijo pequeño que falló en una hermita solo e, sacándolo, salió d'él mucha sangre.
    • 1471-1476 García Salazar, L. Bienandanzas [2000] Esp (CDH )
      E fuese a su casa e tomó un pavés e una lança e un dardo e salió a la puerta de su casa; e tomaron ellos, padre e fijo, dos paveses e sus lanças e seguiéronlo.
    • 1471-1476 García Salazar, L. Bienandanzas [2000] Esp (CDH )
      E reçeviéndolos, dio con el dardo arriba del pavés al dicho Ínigo, que era ya omne mucho esforçado, por la frente e cayó luego muerto; e fuese para el fijo e diole con la lança entr'el pavés en descobierto por las tripas e derribólo en tierra.
    • 1471-1476 García Salazar, L. Bienandanzas [2000] Esp (CDH )
      Después mató Juan de Leçama malamente, nieto del Fero de Pucheta, a Juan de Cormano con un dardo, que era de la Sierra, e el muerto, e fue açotado e morió por mal cavo en Aragón.
    • 1471-1476 García Salazar, L. Bienandanzas [2000] Esp (CDH )
      En el año del Señor de mil CCCXCVII años mató Juan de Murga, fijo vastardo de Fortud Sánchez de Murga, a Rodrigo de Achuriaga, fijo de Ruy Sánchez de Achuriaga, sobre palabras en palaçio con un dardo.
    • 1471-1476 García Salazar, L. Bienandanzas [2000] Esp (CDH )

      [...] e corrieron los de Villa a estos de Garaiçával fasta so las casas de Someano e Sancho Duru e Pero de Castillo por la espalda de una lança; e tornó Sancho de Someano sobre él e diole con un dardo por los pechos e con una lança por la voca e cayó luego muerto.

    • 1471-1476 García Salazar, L. Bienandanzas [2000] Esp (CDH )
      E la causa de su muerte fue por achaque de daño que le dio Lope de Inchaorraga de un dardo por la caveça e morió a çinco días.
    • c1481-1482 Anónimo Crón Enrique IV [1991] 374 Esp (CDH )

      En el mesmo dia que esto acaesçio, se ovo en Sevilla una terrible y espantosa señal, la qual fue que dos lobos, salido el sol, corriendo entraron por medio de la çibdat, los quales dando grandes aullidos entraron por la yglesia de santa Catalina, e llegaron fasta el altar, estando el sacerdote diziendo misa, el uno dellos le travo de la vestimenta; e de alli entraron en la yglesia de san Pedro, el uno de los quales yva ferido de dos dardos, e cortaronle la cabeça e llevaronla al duque [...].

    • p1480-1484 Pulgar, H. Crón Reyes Católicos [1943] Esp (CDH )
      Y en la pelea que pasó aquel día, tiraban de la una parte e de la otra muy grandes tiros de pólvora; e llegaron a pelear por las cavas tan juntos unos de otros, que se tiraban piedras de mano, e lanzas e dardos.
    • 1490 Palencia, A. VocLatRomance [1967] Esp (NTLLE)
      asta, es cuento con fierro, astil luengo, lança o dardo; por la mayor parte se falla escripto con aspiraçión.
    • 1482-1492 Rdz Montalvo, G. Amadís I y II [1991] Esp (CDH )
      Tirava con arco y con dardos tan rezio y cierto, que matava muchos ossos y leones y puercos, y de las pieles dellos andava vestida.
    • 1482-1492 Rdz Montalvo, G. Amadís I y II [1991] Esp (CDH )

      Y como los vio dentro en el agua, descendióse por la cuesta ayuso * hasta se poner sobre ellos encima de una peña; y escogió el mejor dardo de los que traía, sin que dellos vista fuesse [...].

    • 1482-1492 Rdz Montalvo, G. Amadís I y II [1991] Esp (CDH )

      [...] y como tan cerca los vio, esgrimió el dardo y lançólo muy fuertemente, y dio a don Bruneo con él en la una pierna, que gela passó hasta dar en la galea, donde fue quebrado.

    • 1454-a1500 San Cristóbal, A. Trad Vegecio [2000] fol. 13r Esp (CDH )
      Otrosi como ha de lançar el dardo a logar çierto & con fuerça & que sepa guiar la cava & fincar sabiamente la palanca de fierro & que se sepa bien escudar del escudo e ferir arteramente & arredrar de si el golpe de los dardos & como sepa con arte esquivar la ferida e guardarse del golpe e otrosi que sepa ferir osada & reziamente.
    • 1454-a1500 San Cristóbal, A. Trad Vegecio [2000] Esp (CDH )
      Tornando a lo que començe, el mançebo que con la maça se usava a la estaca conviene que se use a lançar dardos contra la estaca, asi como contra omne con que han de ir a pelear; & ha menester que con grand fuerça lançe aquel dardo de çiertas pasadas & derechamente a la estaca & muy çerca, ca con el tal uso del cuerpo cresçe fuerça en los braços & gana el saber e el uso del lançar.
    • 1454-a1500 San Cristóbal, A. Trad Vegecio [2000] fol. 27v Esp (CDH )

      E estos marçiusbarbulusacostunbraronprimeramentede traher los escudos pintados. & si los cavalleros lançan estas plomadas como cunple propiamentequiereremediar a los vallesteros en el ofiçio, por que lleguenlos enemigos & los cavalleros antes quevengan a las manos usan a lançarse los dardos.

    • 1454-a1500 San Cristóbal, A. Trad Vegecio [2000] Esp (CDH )
      Otrosi el çenturion es de escoger que aya alguna fuerça & buen cuerpo & que sepa bien lançar los dardos & ferir de la lança & pelear noblemente & tener el escudo para se defender salvamente e que aya aprendido todo el arte de la armadura de las hazes [...].
    • 1454-a1500 San Cristóbal, A. Trad Vegecio [2000] Esp (CDH )
      En esto asi fecho & ordenado tomen el camino primeramente los cavalleros, dandoles peones los enbargos & cargos de las saetas & dardos & armas sean puestos en medio, que la parte desenbargada de los de cavallo & de los peones vayan detras, ca a los que van adelante viene el primero pueblo de fruente & a los que van detras por las espaldas; & a las costaneras deve de estar gente de armas para enbargar las entradas, ca los que estan en la çelada muchas vezes encuentran al traves.
    • 1454-a1500 San Cristóbal, A. Trad Vegecio [2000] Esp (CDH )

      El que ha de hordenar el haz tres cosas deve catar: el polvo, el viento, el sol, porque el sol delante la cara tiene la vista; el viento el contrario buelve & abaxa los tus dardos & ayuda los de los enemigos; el polvo que viene amontonado ante la fruente fincha los ojos & çiegalos & en este momento que las hazes se ordenan aun los non sabios de la arte lo suelen esquivar & guardarse del.

    • 1454-a1500 San Cristóbal, A. Trad Vegecio [2000] fol. 86r Esp (CDH )

      [...] & si los de cavallo nonfuereneguales, seguntcostunbrede los antiguos, devenmezclar con ellos peones mas ligeros usados de la pelea &, fecho esto, maguer que los de cavallo de los enemigos fuereny muy fuertes pero non puedenser eguales contra la gente mesclada, onde un remedio fallarontodos los antiguos cabdillos, que acostunbrasenlos mançebosque correnmuy ligero e despues en el tienpodel menester ordenaronuno de tales peones entre dos omes de cavallo con escudos livianos & con cuchillos & con dardos.

    • 1454-a1500 San Cristóbal, A. Trad Vegecio [2000] Esp (CDH )
      [...] & clamor de llos que pelean non se deve alçar ante que amas las hazes se junten, ca a los nesçios & omes de poco saber pertenesçe dar bozes de luenne, como sea verdad que los enemigos muchos espantan quando juntamente con el golpe de los dardos & de las fondas llega en uno el espanto del clamor & de las bozes.
    • 1454-a1500 San Cristóbal, A. Trad Vegecio [2000] Esp (CDH )
      [...] quando las hazes ordenadas se vienen juntar, entonçes tu apartaras la tu ala siniestra aluenne de la diestra ala del adversario, por que non lleguen a ella los dardos nin las saetas [...].
    • 1454-a1500 San Cristóbal, A. Trad Vegecio [2000] Esp (CDH )
      Otros fallaron otro remedio: tomavan omes mançebos & de armadura liviana en cavallos ligeros; estos lançavan muy bien las lanças & los dardos en los elefantes & quebrantavanlos con llagas.
    • 1454-a1500 San Cristóbal, A. Trad Vegecio [2000] Esp (CDH )
      E otrosi avia y mançebos valientes que estavan de yuso de los carros & lançavan de mas lexos los dardos; estos carros eran ordenados con doblados cavallos o mulos en pos de la haz & quando las bestias se llegavan con el golpe del dardo fincavan eso mesmo en ellas saetas de buenas vallestas & fincavangelas muy firmemente & ferianlos muy mal, porque en los mayores cuerpos son mayores las feridas.
    • 1454-a1500 San Cristóbal, A. Trad Vegecio [2000] Esp (CDH )
      [...] & si la natura non da esto, entonçe son de cavar pasos de qualquier alteza & deven sacar el agua con cuerdas, como quier que algunas vezes los lugares que estan basteçidos de montes & de pennas son mas secos de agua & los castillos puestos en ellos fallan mas baxas venas de fuentes fuera del muro, & defender con armas & con dardos las tales fuentes desde las barreras o de las torres fechas por esto, por que los aguadores libremente puedan llegar a tomar el agua.
    • 1454-a1500 San Cristóbal, A. Trad Vegecio [2000] Esp (CDH )
      E si la vena de la tal agua estudiere en el otero de la çibdad o del lugar, allende el muro mas de un trecho de dardo, entonçe conviene de fazer un castillo que llaman burgo entre la çibdad & la fuente e poner y vallesteros & frecheros, por que el agua sea defendida de los enemigos [...].
    • 1454-a1500 San Cristóbal, A. Trad Vegecio [2000] Esp (CDH )

      Los antiguos llamaronvinnasunos inistrumentosfechos de maderos, livianos, anchos de ocho pies & alto de siete & luengode seis pies; el tejado deste es entretexido con tablas & con zarços & es doblado & las laderas son de minbres, por que las piedras & los dardos nonlas falsen, & de fuera es cubierto de cueros rezientes& de fierros.

    • 1454-a1500 San Cristóbal, A. Trad Vegecio [2000] Esp (CDH )

      [...] & conesta bastida & inistrumento llegan los conbatientes a los muros & estan cubiertas & en el & fazen con fondas & con dardos tirarde los muros a los que estan ençima & a los que estan en las barreras por defensores de la çibdad.

    • 1454-a1500 San Cristóbal, A. Trad Vegecio [2000] Esp (CDH )
      E por enxenplo destos que aqui pone se deven entender otras semejantes, asi como son los pastores, que son duramente criados & corren bien & luchan e lançan bien el dardo, e los pedreros & canteros e los que labran con segures la madera en la montanna.
    • 1454-a1500 San Cristóbal, A. Trad Vegecio [2000] fol. 20v Esp (CDH )
      E sin esto ay otra razon, quel peleador de dardos en la pelea, quando viene corriendo & saltando, espanta el entendimiento del adversario & faze llaga primero que se aperçiba para se desviar & conbatir con el.
    • 1454-a1500 San Cristóbal, A. Trad Vegecio [2000] Esp (CDH )
      La sesta es por que quando el que pelea con dardos, quando viene ligero & corriendo contra el adversario, turbale que se non pueda tan aina avisar para se defender & desviar del.
    • 1454-a1500 San Cristóbal, A. Trad Vegecio [2000] Esp (CDH )
      En este capitulo e en el siguiente fabla Vegeçio como los mançebos deven saber lançar dardos & saetas & dizelo la razon, ca lançar saetas & enbiar dardos & alançar las lanças es sennal de grand vertud e de grand fuerça, onde Çipion el romano fue llamado el Africano por quanto vençio los de Africa con las saetas.
    • 1454-a1500 San Cristóbal, A. Trad Vegecio [2000] Esp (CDH )

      En todos los capitulos pasados con este podemos sumariamente tomar que siete cosas son con que han de ser bien dotrinados los que han de pelear si quieren vençer, conviene saber: en nadar & en ferir de punta & lançar saetas & en lançar dardos & plomadas & en lançar piedras & en cavalgar & en levar carga.

    • 1454-a1500 San Cristóbal, A. Trad Vegecio [2000] Esp (CDH )
      La sesta cosa es que sepa lançar dardos, por que se entiende que sea fuerte & lançe de si los pensamientos del diablo, que son llamados dardos, segund dize sant Bernaldo.
    • 1454-a1500 San Cristóbal, A. Trad Vegecio [2000] Esp (CDH )
      La sesta cosa es que sepa lançar dardos, por que se entiende que sea fuerte & lançe de si los pensamientos del diablo, que son llamados dardos, segund dize sant Bernaldo.
    • 1454-a1500 San Cristóbal, A. Trad Vegecio [2000] Esp (CDH )
      Onde en tienpo de los antiguos la hueste de los peones muro hera llamado, por quanto eran armados & aperçibidas las legiones de muchos dardos & escudos & capellinas, en tanto que los vallesteros levavan los siniestros armados con braçales & guantes & los peones sin los baçinetes & capillinas & escudos.
    • 1454-a1500 San Cristóbal, A. Trad Vegecio [2000] Esp (CDH )
      Levavan eso mesmo las piernas derechas armadas con quixotes & canilleras & asi estavan armados los de la primera haz & de la segunda & de la terçera, que eran llamados los triarios, los quales se solian pasar tras los escudos, fincados los finojos, porque estando levantados non les firiesen con los dardos los enemigos e por que estudiesen folgados, por que al tienpo del menester con mayor fortaleza firiesen los enemigos, los quales es provado que muchas vezes vençieron e ovieron la vitoria, muertos los de la primera haz & de la segunda.
    • 1454-a1500 San Cristóbal, A. Trad Vegecio [2000] Esp (CDH )
      Otrosi los dardos que usavan en la hueste de los peones, que llaman en latin pillos, avia cada uno un fierro sotil e bien fecho en que avia nueve onças & la figura era de tres esquinas &, si de rezia mano era lançado, pasava el escudo & ronpia la loriga & desta manera ay muy pocos dardos entrenos.
    • 1454-a1500 San Cristóbal, A. Trad Vegecio [2000] Esp (CDH )
      Mas los peones de las otras gentes escudados usavan mucho estos dardos & traen cada dos o tres en la pelea.
    • 1454-a1500 San Cristóbal, A. Trad Vegecio [2000] fol. 31v Esp (CDH )
      Otrosi es de saber que quando pelean con dardos deven tener delante los pies siniestros, ca ansi faze el dardo mas fuerte golpe.
    • 1454-a1500 San Cristóbal, A. Trad Vegecio [2000] Esp (CDH )
      Mas quando los cavalleros vienen de los dardos a los cuchillos deven entonçes poner los pies derechos delante por que tengan los costados furtados, por que los enemigos non los puedan ferir.
    • 1454-a1500 San Cristóbal, A. Trad Vegecio [2000] Esp (CDH )
      La quinta cosa es de los dardos, de que fegura eran fechos en los fierros & de quanto peso & de como han de pelear con ellos en una guisa & con los cuchillos en otra.
    • 1454-a1500 San Cristóbal, A. Trad Vegecio [2000] fol. 32v Esp (CDH )
      Onde çerca deste capitulo es de saber que todas las maneras de armas son reduzidas & tornadas a dos, segund pone el doctor de Espanna, segund Esidrio en el libro suyo, .xviiiº., que es llamado de las Etimologias, que quiere dezir interpetraçiones de los vocablos, do dixo que unas son armas que llaman evasivas, que son para ferir & ofensar a su adversario, asi como cuchillo, lança, espada & piedras & saetas & dardos & semejables.
    • 1454-a1500 San Cristóbal, A. Trad Vegecio [2000] fol. 48v Esp (CDH )
      Otrosi avia en la legion ferreros & feradores & otros de otros ofiçios para fazer las choças e los engennos & instrumentos de madera para lançar & todas las otras cosas con que las çibdades se suelen conbatir & defender e para traher estas cosas e para fazer de nuevo o reparar las que se gastavan & para fazer escudos & lorigas & capellinas & dardos & arcos & saetas & todas otras maneras de armas.
    • 1454-a1500 San Cristóbal, A. Trad Vegecio [2000] fol. 51r Esp (CDH )
      E eso mesmo tenia cada uno dos dardos, uno mayor con fierro de tres esquinas, de peso de nueve onças & con su vara de cinco pies & medio.
    • 1454-a1500 San Cristóbal, A. Trad Vegecio [2000] fol. 51r Esp (CDH )
      E a ferir con tal dardo como este eran estonçes los cavalleros mucho osados, el qual, si se lançare con arte & con fuerça, muchas vezes faze llaga en los cuerpos, asi a los peones escudados como a los de cavallo enlorigados.
    • 1454-a1500 San Cristóbal, A. Trad Vegecio [2000] fol. 51r Esp (CDH )
      El otro dardo era menor, que tenia el fierro de peso de çinco onças & la vara de tres pies & medio.
    • 1454-a1500 San Cristóbal, A. Trad Vegecio [2000] fol. 51r Esp (CDH )
      En pos destos estavan los de las vanderas; de la armadura avian los escudos, que tenian las plomadas, & las espadas e dardos.
    • 1454-a1500 San Cristóbal, A. Trad Vegecio [2000] Esp (CDH )
      Los triarios se solian poner en pos de todas las hazes con escudos & baçinetes & capellinas & con quixotes & espadas & medias espadas & plomadas & con cada dos dardos, los quales tenian çercados a los que estavan delante dellos por que, si se vençiese la haz primera, estos reparasen enteramente la pelea & asi se cobrasen la vitoria.
    • 1454-a1500 San Cristóbal, A. Trad Vegecio [2000] Esp (CDH )
      [...] e si los enemigos los apremiavan o podian mas o por fuerça o porque hera mucho mas, entonçe tornavanse a los suyos & paravanse tras ellos & entonçe la armadura pesada tomava la batalla &, para fablar verdad, estava asi como muro de fierro & peleavan non solamente con los dardos mas aun con las espadas.
    • 1454-a1500 San Cristóbal, A. Trad Vegecio [2000] fol. 56v Esp (CDH )
      Otrosi son de usar despues desto a la estacada con palancas & a ferir de punta o tajando a los costados & a los pies o a la cabeça & que se acostunbren a fazer saltos e golpes & a levantarse ençima del escudo & despues pararse tras el & a las vezes, faziendo gestos, saltar alexos, a las vezes saltar detras, cortando & feriendo las estacadas con dardos de lexos, por que sepan bien el arte del lançar & la fuerça de la mano se acresçiente.
    • 1454-a1500 San Cristóbal, A. Trad Vegecio [2000] Esp (CDH )
      Otrosi apremiavanlos que acostunbrasen continuadamente a lançar dardos & plomadas fasta en tanto que en el tienpo del invierno fazian portales grandes & anchos & casas cubiertas para los de cavallo & otras para los peones, para que se usasen en el tienpo de las luvias & de los vientos & de las tenpestades so cobertura & guarda en armas, ca en los otros tienpos, quando non avian aguas o nieves, apremiavanlos que se usen en el canpo, por que la costunbre refusada non enflaquesçiese los cuerpos & los coraçones.
    • 1454-a1500 San Cristóbal, A. Trad Vegecio [2000] Esp (CDH )
      E la terçera cosa es que son de usar a las cosas que ya son escriptas en el primero libro, en los capitulos suso dichos, conviene a saber a la estacada con palancas, a ferir de punta o de tajo, segund cunpliere, & a saltar delantre o detras cortando e a lançar los dardos; & eso mesmo los vallesteros & los fonderos a lançar con las vallestas & con las fondas & los cavalleros a lançar piedras & dardos.
    • 1454-a1500 San Cristóbal, A. Trad Vegecio [2000] fol. 58v Esp (CDH )
      Primeramente la legion se aperçibia de dardos para aquellos que non podian abastar de lorigas & de escudos e, por ende, en cada una de las çenturias se acostunbro de aver sendos engennos; & para armar & regir solian dar las cosas que le eran menester & por las conpannias davan honze omes para armarlos & regirlos.
    • 1454-a1500 San Cristóbal, A. Trad Vegecio [2000] Esp (CDH )
      Este capitulo fabla de un engenno que es llamado carrobalista & es un instrumento que quanto mayor es tanto lança ayuntadamente mas dardos & mas fieramente & non se le pueden defender omes armados nin escudados.
    • 1454-a1500 San Cristóbal, A. Trad Vegecio [2000] Esp (CDH )
      E, por ende, deven ser traidos por muchos dias e con muy grand uso e lançar saetas e a lançar los dardos & a lançar piedras con fondas e con mano a gesto de pelea e a las vezes por semejança de cuchillos firiendo de punta & de tajo fasta que aprendan & alcançen la cosa.
    • 1454-a1500 San Cristóbal, A. Trad Vegecio [2000] Esp (CDH )
      Otrosi non sea la morada de la hueste en los lugares asperos & apretados & sin carrera porque, morando çerca los adversarios, sera fuerte la salida, nin sea çerca de monte alto o otero o altura porque, si los enemigos de parte de arriba lançaren dardos o otra cosa, que non puedan llegar a la hueste.
    • 1454-a1500 San Cristóbal, A. Trad Vegecio [2000] fol. 76v Esp (CDH )
      [...] e si yerran en algunas cosas, sean usados & ensennados fasta que puedan ser perfectos &, si fueren ya ordenados & sabios bien en correr, de lançar dardos, en ordenar la haz, aun con todo esto non son de llamar locamente a la pelea o batalla publica tomando ocasion, mas primeramente son de mostrar en menores peleas.
    • 1454-a1500 San Cristóbal, A. Trad Vegecio [2000] Esp (CDH )
      E, por eso, tu trabaja por que te aperçibas a tomar la mejoria para ti e para los tuyos, de primero, del lugar, el qual tanto es provechoso quanto mas alto fuere ocupado, ca los dardos mas rezios desçienden contra los de yuso & la parte mas alta con mayor fuerça a los de baxo & el que contiende aviendo el otero en contrario entra en dos peleas, con el otero & con el enemigo.
    • 1454-a1500 San Cristóbal, A. Trad Vegecio [2000] Esp (CDH )
      En la segunda orden se ponian los vallesteros çercados de capellanias & muy buenos cavalleros, con dardos & con lanças, los quales los antiguos llamavan los de las astas.
    • 1454-a1500 San Cristóbal, A. Trad Vegecio [2000] Esp (CDH )
      Entre orden & orden a las espaldas, en ancho quisieron que oviese seis pies, por que los peleadores oviesen espaçio de llegar e de tornar e a mas de rezio se lançen los dardos saltando & corriendo.
    • 1454-a1500 San Cristóbal, A. Trad Vegecio [2000] Esp (CDH )
      La terçera orden se conpone en armaduras muy ligeras de vallesteros mançebos, de buenos lançadores de dardos, los quales antiguamente llamavan ferentarios; es de saber que, segunt dize el Catolico, este vocablo ferentarios a tres significaçiones, ca tomase por alferes & por fonderos & por frecheros; aqui Vegeçio creo que lo toma por fonderos & por frecheros, ca todos estos pertenesçe armadura.
    • 1454-a1500 San Cristóbal, A. Trad Vegecio [2000] Esp (CDH )
      Onde es de saber que, estantes las dos primeras ordenes, la terçera & quarta orden deven salir a quantos quisieren alançar con dardos & con saetas en el primero lugar &, si estos pueden fazer fuir a los enemigos, aquellos con los omes de cavallo los persiguen; mas si los enemigos les fazen bolver, tornanse a la haz primera & segunda & reçibense entre ellos a sus lugares & la haz primera & segunda sostiene toda la batalla fasta venir a las espadas.
    • 1454-a1500 San Cristóbal, A. Trad Vegecio [2000] Esp (CDH )
      Aquellos que non avia escudados en esta orden peleavan lançando piedras & dardos con las manos.
    • 1454-a1500 San Cristóbal, A. Trad Vegecio [2000] fol. 90r Esp (CDH )
      Si alguna vez tovieres la tu ala siniestra mucho mejor junta muy fuertes omes de cavallo & peones, para el ayuntamiento llega la tu ala siniestra primera a la diestra del enemigo e, quando pudieres, a par de la tu diestra parte, en que tu sabes que tienes los peores batalladores, muy lexos de la siniestra del enemigo, por que non lo cometan con cuchillos nin lleguen a ella los dardos.
    • 1454-a1500 San Cristóbal, A. Trad Vegecio [2000] Esp (CDH )
      E eso mesmo guardan madera para fazer lanças, dardos & saetas.
    • 1454-a1500 San Cristóbal, A. Trad Vegecio [2000] Esp (CDH )
      En la parte de suso desta torre se ponen los lançeros & los vallesteros, los quales derriban a los defensores de la çibdad con lanças & dardos & piedras &, fecho esto, la çibdad se toma sin tardança, ca non queda cosa alguna de ayuda quando los que se esforçavan en la altura del su muro veen en punto sobre si otro si mas alço de los enemigos.
    • 1454-a1500 San Cristóbal, A. Trad Vegecio [2000] Esp (CDH )
      Des que las torres son llegadas al muro, los fonderos con piedras & los sagetarios con dardos & los vallesteros de manos & de arco con saetas & los braçeros con plomadas & con dardos fazen a los omes de la çibdad tirarse de los muros &, fecho esto, ponen escalas & toman la çibdad.
    • 1454-a1500 San Cristóbal, A. Trad Vegecio [2000] fol. 114r Esp (CDH )
      Entonçe gente de qualquier hedad & aun las mugeres fieren a sus enemigos desde las finiestras & de los tejados con piedras & con otras maneras de dardos.
    • 1454-a1500 San Cristóbal, A. Trad Vegecio [2000] Esp (CDH )
      Quando la nigligençia viene, por eguales çeladas cahen los çercadores, ca si fueren ocupados en comer o en bever, descudados e derramados por alguna nesçesidad, entonçe los çercados salgan supitamente, maten a los de fuera descuidados & quemen los inistrumentos e los carneros e los montonamientos & destruyan todas las obras que para su destruiçion eran fechas, por lo qual los çercados fazen una cava allende de trecho de dardo del lugar e bastescanla non solamente con varrera e palancas mas aun con torrezillas, por que asi se pueden defender de los que salieren de la çibdad;
    • 1454-a1500 San Cristóbal, A. Trad Vegecio [2000] Esp (CDH )
      Los dardos o plomadas o lanças o otras astas cahen mas de rezio en los que estan deyuso de los que los lançan.
    • 1501 Anónimo Memorial proveer Cuarto Viaje Docs Colón Esp (CDH )
      Donde se proveerá el artillería, e luego, pareçe que deve de ir en cada navío un falconete, [[en]] cada navío deziseis lombardas de hierro e dies vallestas, dies dozenas de lanças e dies de dardos e dies de tablachinas e almazen.
    • 1517 Torres Naharro, B. Soldadesca [1994] 311 Propaladia Esp (CDH )
      JUAN No ayáis miedo que se meta / Juan Goçález en tal cosa. / D'al diabro la bulreta, / qu'es arma muy peligrosa. / No me agrada, / que en la guerra de Granada, / bien se acuerda Pero Pardo / que allí no estimavan nada / sino buena lança y dardo.
    • 1521 Piamonte, N. HEmperador Carlomagno [1995] 587 Esp (CDH )
      Yestava el ídolo buelto a medio día y tenía en la mano derecha una llave y en la otra un dardo, e sabían los paganos de antigüedad grande que quando aquel ídolo dexasse caer la llave que tenía en la mano, que serían destruidos y echados de sus tierras.
    • 1521 Piamonte, N. HEmperador Carlomagno [1995] Esp (CDH )
      E fallaron al noble cavallero Oliveros aspado en dos palos y puesto a manera de cruz, y de los dedos de las manos fasta los dedos de los pies estava dessollado y tenía doze dardos metidos por el cuerpo, que le passavan de una parte a otra.
    • 1521 Piamonte, N. HEmperador Carlomagno [1995] Esp (CDH )
      En el sobrado de la cámara estava pintado el cielo de mano de grande maestro con los planetas y signos, y en medio estava la imagen de Mahomat maciça de oro fino, tan grande como un hombre, y tenía debaxo de sus pies y el sol y la luna, y en la su mano derecha dos dardos como que tirava a los christianos; las paredes todas labradas de oro y azul y en ellas pintados todos los reyes y reinas passados.
    • 1527 Osuna, F. Abecedario espiritual III [2007] Esp (CDH )
      El que es infundido por Dios no dexa dormir, ni comer, ni bivir con reposo; es al ánima y un estímulo y aguijón que no la dexa reposar, del qual dize el Sabio: «El que tiene el arado y se precia del dardo con aguijón incita los bueyes y anda en las obras d'ellos, y su habla es en los hijos de los toros».
    • 1527 Osuna, F. Abecedario espiritual III [2007] Esp (CDH )
      Este Señor se precia del dardo, que es la contrición e dolor de los pecados que causa en muchos, que a Él le plaze; empero, a otros hiere como de más cerca con este aguijón y estímulo que tenemos dicho, los quales son bueyes perezosos, e abívalos.
    • 1540-c1550 Mejía, P. Silva [1989-1990] I, 232 Esp (CDH )
      Y otro etolio inventó los dardos arronjados con amientos.
    • 1553 Cieza León, P. Crón Perú [1984] Pe (CDH )
      Y habían llegado los que iban en las balsas a la nave; mas los que estaban dentro pusieron las velas de tal manera que con ellas se ampararon de los tiros de dardo y flecha.
    • 1553 Cieza León, P. Crón Perú [1984] 342 Pe (CDH )
      Rui Barba encomendóse a Dios, acometió a todo el poder de ellos, viniendo luego sus amigos, que les tiraban muchos dardos y jaras, y los apretaron tanto, que les hicieron huir, habiendo ya remediado el fuego; de manera que sin peligrar, salieron los que estaban en él.
    • 1553 Cieza León, P. Crón Perú [1984] Pe (CDH )
      Como le oyeron, comenzaron de abajar contra los nuestros, estando gran cantidad de ellos juntos, y de los primeros tiros hirieron el caballo de Alvarado; y le pasaron con un dardo de palma, sin tener hierro, el arzón delantero, de parte a parte [...].
    • 1553 Cieza León, P. Crón Perú [1984] Pe (CDH )
      Fue Pedro de Samaniego con algunos españoles, para dar que hacer a los enemigos por todas partes; llegó cerca de un pequeño río que corría por el valle a un pueblo que después nombraron «de la Cruz», donde había cantidad de gente de los naturales de guerra, los cuales, como vieron a los españoles tan cerca de sí, tirando muchos tiros de honda y de dardo, con gran grita que dieron, sin osar aguardar, se fueron río abajo.
    • 1553 Cieza León, P. Crón Perú [1984] Pe (CDH )
      [...] fue necesario salir algunos de los nuestros con espadas y rodelas a ganar lo alto, mas tiráronles tantos tiros de piedra y dardo que tuvieron por seguro el no pasar adelante, sino antes dar la vuelta donde los caballos estaban.
    • 1553 Cieza León, P. Crón Perú [1984] 20 Pe (CDH )
      Por aquí ya no hay de la mala hierba de Urabá; y no tienen estos indios montañeses otras armas sino lanzas de palma y dardos y macanas.
    • 1553 Cieza León, P. Crón Perú [1984] Pe (CDH )
      Se precian de tener los cabellos muy largos; las armas con que pelean son dardos y lanzas largas, de la palma negra que arriba dije; tiraderas, hondas, y unos bastones largos, como espadas de a dos manos, a quien llaman macanas.
    • 1553 Cieza León, P. Crón Perú [1984] Pe (CDH )
      Las armas que usan son dardos, lanzas, macanas de palma negra y de otro palo blanco, recio, que en aquellas partes se cría.
    • 1553 Cieza León, P. Crón Perú [1984] Pe (CDH )
      Las armas que tienen estos indios son dardos, lanzas, hondas, tiraderas con sus estolicas; son muy grandes voceadores; cuando van a la guerra llevan muchas bocinas y tambores y flautas y otros instrumentos.
    • 1553 Cieza León, P. Crón Perú [1984] Pe (CDH )
      Las armas que tienen son lanzas, dardos y unas estolicas, que arrojan de rodeo con ellas unas tiraderas, que es mala arma.
    • 1553 Cieza León, P. Crón Perú [1984] 39 Pe (CDH )
      Todas las más destas naciones comen también carne humana; algunos tienen arcos y flechas, y otros de los bastones o macanas que he dicho, y muy grandes lanzas y dardos.
    • 1553 Cieza León, P. Crón Perú [1984] 39 Pe (CDH )
      [...] no traen más que maures, con que se cubren sus vergüenzas; y éstos no de algodón, sino de unas cortezas de árboles; los sacan, y hacen delgados y muy blandos, tan largos como una vara y de ancho de dos palmos; tienen grandes lanzas y dardos con que pelean.
    • 1553 Cieza León, P. Crón Perú [1984] Pe (CDH )
      En las manos a unos les ponían dardos y a otros lanzas y a otros macanas.
    • 1553 Cieza León, P. Crón Perú [1984] Pe (CDH )
      Las armas que tienen son lanzas y dardos.
    • 1553 Cieza León, P. Crón Perú [1984] Pe (CDH )

      Otras costumbres y cosas tenía que decir destos indios; y pues casi las guardan y tienen generalmente, yendo caminando por las provincias iré tratando de todas, y concluyo en este capítulo con decir que estos de la Tacunga usan por armas para pelear lanzas de palma y tiraderas y dardos y hondas.

    • 1553 Cieza León, P. Crón Perú [1984] Pe (CDH )

      En algunas partes deste libro he apuntado el gran poder que tuvieron los incas reyes del Perú, y su mucho valor, y como en más de mil y doscientas leguas, que mandaron de costa, tenían sus delegados y gobernadores, y muchos aposentos y grandes depósitos llenos de las cosas necesarias; lo cual era para provisión de la gente de guerra; porque en unos destos depósitos había lanzas y en otros dardos, y en otros ojotas, y en otros las demás armas que ellos tienen.

    • 1553 Cieza León, P. Crón Perú [1984] Pe (CDH )
      Peleaban con hondas y con dardos y algunas lanzas.
    • 1553 Cieza León, P. Crón Perú [1984] 122 Pe (CDH )
      Usan por armas algunos dardos y hondas, y unos que llaman aillos con que prendían a los enemigos.
    • 1553 Cieza León, P. Crón Perú [1984] Pe (CDH )
      Y cada capitanía llevaba su bandera, y unos eran honderos, y otros lanceros, y otros peleaban con macanas, y otros con ayllos y dardos, y algunos con porras.
    • 1553 Cieza León, P. Crón Perú [1984] Pe (CDH )

      Pasado lo que se ha escrito, cuentan los orejones que como se hallase tan poderoso el rey inca, mandó hacer llamamiento de gente, porque quería comenzar otra guerra más importante que las pasadas; y cumpliendo su mandato, acudieron muchos principales con gran número de gente armada, con las armas que ellos usan, que son hondas, hachas, macanas, aillos y dardos y lanzas pocas.

    • 1553 Cieza León, P. Crón Perú [1984] 233 Pe (CDH )
      Los indios procuraban de los matar; tiraban de sus dardos contra ellos, no usaban allegarse mucho por miedo de las espadas.
    • 1553 Cieza León, P. Crón Perú [1984] Pe (CDH )
      Habiendo los indios determinado de revolver sobre el capitán y los otros cristianos que con él quedaron, lo pusieron por obra y con grande estruendo y alaridos llegaron al lugar donde los cristianos estaban muy descuidados de pensar que los indios habían de venir a dar en ellos, mas, viendo los tiros de dardo y flechas que les tiraban; con sus rodelas y espadas, salieron para ellos yendo su capitán delante animándolos y poniéndoles esfuerzo para que tuviesen en poco a los muchos enemigos que sobre ellos tenían; y encomendándose a Dios nuestro señor, y llamando en su ayuda al apóstol Santiago, resistieron a los indios con gran esfuerzo.
    • 1553 Cieza León, P. Crón Perú [1984] 235 Pe (CDH )
      Almagro, con los que le siguieron, arremetió para los indios que ya comenzaban de tirar dardos y tiraderas, amenazándoles de muerte porque así entraban en su tierra contra la voluntad de ellos sin les deber nada.
    • 1553 Cieza León, P. Crón Perú [1984] Pe (CDH )
      Llevaban muchas rodelas para cuando entrasen en pelea, hechas al modo morisco (que no es malo sino provechoso) de duelas de pipas, que de España vienen con vino, son fuertes y la flecha que la pasa, o el dardo será tirado con buen brazo; pocas veces acaece.
    • 1553 Cieza León, P. Crón Perú [1984] 266 Pe (CDH )
      Los indios que estaban en los collados salían algunas veces dando la grita que suelen ellos dar, y tirando muchos dardos y otros tiros, volvían a donde se tenían por seguros.
    • 1553 Cieza León, P. Crón Perú [1984] Pe (CDH )
      En esto, los nuestros poco a poco habían llegado a los tambos de Riobamba, asentados en una linda y muy hermosa campana, y alojáronse allí, saliendo Belalcázar con treinta caballos a tener escaramuza con los indios, mas como habían cobrado gran temor a los caballos y los tristes no tienen armas defensivas que los guarezca del espada y lanza ni ofensivas más que sus dardos y honda y aíllos, haciendo los pies ligeros, comenzaron de huir sin los osar aguardar.
    • 1553 Cieza León, P. Crón Perú [1984] Pe (CDH )
      Se desgalgaban por todas partes de la sierra, amenazándoles de muerte, trayendo todos sus hondas, dardos, porras, aíllos y otras armas.
    • 1554 Lpz Gómara, F. HNatural Indias I [2000] Pe (CDH )
      Las armas que los del Perú comúnmente usan son hondas, flechas, picas de palma, dardos, porras, hachas, halavardas, que tienen los hierros de cobre, plata y oro.
    • 1554 Lpz Gómara, F. HNatural Indias I [2000] fol. 278r Pe (CDH )
      Los mancebos, arcos y flechas, o dardos y rodelas.
    • 1554 Lpz Gómara, F. HNatural Indias I [2000] fol. 299r Pe (CDH )

      Cada ysla hablava su lenguaje, y assí no se entendían unos a otros; eran en la guerra esforçados y cuydadosos; en la paz, floxos y dissolutos; usavan ballestas de palo, dardos y lançones con cuernos por hierros

    • 1554 Lpz Gómara, F. HNatural Indias I [2000] fol. 82r Pe (CDH )
      Buscó las casas y topó con grandes montones de redes de pescar, mantas y axuar de casa, y con muchos rimeros de flechas, arcos, dardos y otras armas, y con hasta siete mil pesos de oro en diversas pieças y joyas, con que se bolvió, aunque mal contento por no traer pan.
    • 1554 Lpz Gómara, F. HNatural Indias I [2000] fol. 96r Pe (CDH )
      Las armas que tienen son arco y flechas, lanças de veynte palmos, dardos con amiento, cañas con lengua de palo, huesso de animal o espina de peces, que mucho enconan la herida, porras y rodelas; casquetes no los han menester, que tienen las cabeças tan rezias que se rompe la espada dando en ellas, y por esso ni les tiran cuchilladas ni se dexan topetar.
    • 1554 Lpz Gómara, F. HNatural Indias I [2000] fol. 200r Pe (CDH )
      Puso también a su mano derecha a Paulo, inga, con muchos honderos y que llevavan dardos y picas.
    • 1562-1566 Teresa de Jesús (Teresa de Cepeda y Ahumada) LVida [1986] 384 Esp (CDH )
      Víale en las manos un dardo de oro largo, y al fin de el hierro me parecía tener un poco de fuego; éste me parecía meter por el corazón algunas veces y que me llegava a las entrañas.
    • 1569 Ercilla, A. Araucana I [1993] 269 Esp (CDH )
      / / Cubierto Tucapel de fina malla / saltó como un ligero y suelto pardo / en medio de la tímida canalla; / haciendo plaza el bárbaro gallardo, / con silbos, grita, en desigual batalla, / con piedra, palo, flecha, lanza y dardo / le persigue la gente de manera / como si fuera toro o brava fiera. / / /
    • 1569 Ercilla, A. Araucana I [1993] 357 Esp (CDH )
      / Y como tempestad que jamás cesa / antes que va en furioso crecimiento, / cuando la congelada piedra espesa / hiere los techos y se esfuerza el viento, / así los duros bárbaros, apriesa, / movidos de vergüenza y corrimiento / con lanzas, dardos, piedras arrojadas, / baten dargas, rodelas y celadas. / /
    • 1569 Ercilla, A. Araucana I [1993] 84 Esp (CDH )
      / / Las armas dellos más ejercitadas / son picas, alabardas y lanzones, / con otras puntas largas enastadas / de la fación y forma de punzones; / hachas, martillo, mazas barreadas, / dardos, sargentas, flechas y bastones, / lazos de fuertes mimbres y bejucos, / tiros arrojadizos y trabucos. / / /
    • 1569 Ercilla, A. Araucana I [1993] 202 Esp (CDH )
      / Toman al retirar la vuelta larga, / y desta suerte muchas vueltas prueban; / pero todas las veces una carga / de flecha, dardo y piedra espesa llevan; / a algunos vale allí la buena darga, / las celadas y grebas bien aprueban, / que no pueden venir al corto hierro, / por ser peinado en torno el alto cerro. / / /
    • 1578 Herrera, F. Metros italianos 1578 [1985] 289 Poesía Esp (CDH )
      / / La llama, el lazo, la prisión, el dardo, / que el pecho arde y anuda y ata y hiere, / soys, ojos, hebras; vos, mirar gallardo, / causa porque, esperando, desespere. / Veloz al daño y al remedio tardo / fui, por donde el Amor mi afrenta quiere; / trença, flecha, armonía y la luz alma, / enlaza, llaga y prende, abraza al alma. / /
    • c1550-1580 Luis de León Trad clásicas [1990] 363 Poesías Esp (CDH )
      / / Será que en algún tiempo, trastornando / la tierra el labrador con corbo arado, / los hierros de los dardos irá hallando, / el hierro del orín casi gastado; / y en los vacíos yelmos arrastrando / encontrará con el legón pesado, / y rotos los sepulcros, allí espesos / con pasmo mirará los grandes huesos. / /
    • c1550-1580 Luis de León Trad clásicas [1990] 375 Poesías Esp (CDH )
      / El ligur, y los volscos, siempre armados / de dardo y azagaya; y juntamente / los Decios y los Marios, los preçiados / Camilos; y en las armas el ardiente / valor de los Sçipiones señalados; / y a ti, César, que ahora en el Oriente, / último de los límites romanos, / alexas vencedor los indios vanos. / / /
    • c1550-1580 Luis de León Trad clásicas [1990] Poesías Esp (CDH )
      El hombre justo y bueno, / el que de culpa está y mancilla puro, / las manos en el seno, / sin dardo ni zagaya va seguro, / y sin llevar cargada / la aljava de saeta enherbolada. /
    • 1583 Luis de Granada Introd Símbolo I [1908] Esp (CDH )
      [...] otros tienen armas defensivas, como son las de algunos que tienen los cueros tan duros, que apenas los pasará un dardo [...].
    • 1585 Pz Moya, J. Philosofía [1995] 443 Esp (CDH )
      Tuvo muchos trabajos y venció cosas muy arduas y dificultosas; mató fieras horribles y malhechores, hirió a Iuno con un dardo de tres puntas, porque entendía ser su contraria.
    • 1585 Pz Moya, J. Philosofía [1995] Esp (CDH )
      Que Procris muera a manos de su marido significa que la poca prudencia nos guía las más veces a buscar lo que no querríamos hallar, y así quedamos muertos del dardo de la poca continencia, esto es, de la pasión que encerramos en nosotros mesmos, por haber locamente creído a palabras ajenas.
    • 1585 Pz Moya, J. Philosofía [1995] Esp (CDH )
      Herir * Hércules a Iuno con el dardo de tres puntas denota la obra del prudente, porque el prudente por tres razones menosprecia y hace poco caudal de las riquezas y poderíos, entendidas por Iuno, atento que en regir las cosas temporales son de gran fatiga y cuidado, y el conservarlas llenas de sospechas y pensamientos y en el estado dubdoso y mudable, y así con este dardo de tres puntas es herida Iuno de Hércules.
    • 1585 Pz Moya, J. Philosofía [1995] Esp (CDH )
      El dardo que jamás hiere en vano es que mata la deshonesta lascivia, figurada por el monstruo que se le antojó a Céphalo, que es una raposa, porque el amor deshonesto siempre anda con engaños, como la zorra.
    • 1585 Pz Moya, J. Philosofía [1995] 581 Esp (CDH )
      Llegados al lugar donde estaba, muchos le tiraban sus dardos y otras armas, y no le podían herir; sola Athalanta fue la primera que le hirió.
    • 1587 Mena, F. Trad HEtiópica [1954] 339 Esp (CDH )
      Aquellos, pues, que estaban en la ciudad, viendo que los barcos con los soldados que venían en ellos enderezaban hacia la parte donde había caído el muro, como estaban atónitos y llenos de turbación y de temor de tantos peligros como los rodeaban, aun aquellos que venían por su bien los tuvieron por sospechosos, (porque los que así están puestos en extremo peligro, todas las cosas que suceden, piensan que son dañosas, y de todas se recatan y recelan), y comenzaron a tirarles desde los muros dardos y saetas, por donde asimismo se conoce que los hombres que tienen perdida ya toda la esperanza de sus vidas, cualquier tiempo que se dilatare su muerte, le tienen por muy gran ganancia;
    • 1587 Mena, F. Trad HEtiópica [1954] 353 Esp (CDH )
      Y es tan fuerte esta loriga que no solamente resurten della las saetas y los dardos, sino que también resiste a cualquier género de golpes que le tiren.
    • 1590 Álava Viamont, D. Perfecto capitán [2000] Esp (CDH )
      Dardos para tirar con artillería o con la mano que echen gran fuego de sí y que abrasen el lugar donde se hincaren.
    • 1590 Álava Viamont, D. Perfecto capitán [2000] Esp (CDH )
      Diferentes suertes ay de dardos, que, cada una d'ellas, empleada en su ocasión, es de notable daño y ofensa a los enemigos, pero todas se derivan de un género de dardo hecho en toda su perfeción, el qual se figurará adelante, cuya fábrica se hará d'este modo: labrar se a un dardo todo de hierro, con sus plumas de lo mesmo, y que el largo que tuviere sea de vara y media, con una punta muy bien azerada, y a lo largo d'él se le harán algunos agujeros en que poder recebir la mezcla que se le huviere de echar, y sobre las plumas se le meterá un cañón de hoja de lata de un palmo de largo, con dos agujeros que tengan correspondencia con los del dardo, para poder passar por ellos unos clavos, porque esté firme el cañón y la mistura no salte; y el gruesso del cañón será el mesmo que tuviere la pieça con que se huviere de tirar.
    • 1590 Álava Viamont, D. Perfecto capitán [2000] Esp (CDH )
      Para cargar este dardo es necessario que a la punta d'él se meta un saquillo lleno de la mistura con que se huviere de tirar, y su forma a de ser semejante a la de una maçorca, estrecha de los lados y ancha en el medio; y por este saquillo passarán dos o tres clavos al dardo para que esté fixo, y porque se arrime mejor a él, se apretará muy bien por las partes estrechas.
    • a1597 Herrera, F. Versos [1985] Poesía Esp (CDH )
      Conosco, al fin, i siento bien mi engaño, / qu'el dardo qu'en mi pecho temblar veo / mostró fiera experiencia de mi afrenta. /
    • a1597 Herrera, F. Versos [1985] Poesía Esp (CDH )
      La red, la hacha, la cadena, el dardo, / qu'en el bello esplendor alegre veo / de mi Luz, al Amor dieron trofeo, / i al fuego me llevaron en que ardo. /
    • a1597 Herrera, F. Versos [1985] Poesía Esp (CDH )
      Que si no t'atraviessa el duro dardo / de su vista, dichoso i atrevido, / dar podrás muestra alguna d'esta suerte.
    • 1598 Vega Carpio, F. L. Arcadia [1975] 379 Esp (CDH )
      / / Atraviéseme una espada / por dar al que está conmigo; / que no hay muerte más cruel / que por ajeno delito; / una pica de un valón, / una lanza de un morisco, / un arcabuz catalán, / un dardo de un vizcaíno; / un tiro de una galera, / un rayo del cielo mismo, / la pólvora de un barril, / el alquitrán de un navío; / una pistola francesa, / una daga de tres filos, / un cuchillo de Malinas * / por unos brazos malinos. / /
    • 1598 Vega Carpio, F. L. Arcadia [1975] 379 Esp (CDH )
      / / Espadas, picas y lanzas, / arcabuces, dardos, tiros, / rayos, pólvora, alquitrán, / pistolas, dagas, cuchillos, / si os he ofendido, / todos me maten, y en ausencia olvido. / /
    • 1599 Alemán, M. Guzmán Alfarache I [1992] Esp (CDH )

      Yo estaba un día en el zaguán de la casa de un cardenal, envuelto y revuelto en una gran capa parda, tan llena de remiendos, unos cosidos en otros, que tenía por donde menos tres telas, sin que se pudiera conocer de qué color había sido la primera; tenía un canto *como una tabla, para el tiempo harto mejor que la mejor frazada, porque abrigaba mucho y no la pasaran el aire, agua ni frío ni, estoy por decir, un dardo.

    • 1600 Sigüenza, J. HOrden SJerónimo II [1907] Esp (CDH )
      Despues de passados algunos años de religion, al punto que parecia no faltaua nada en el hombre para ser perfeto, permitio el Señor por su poder infinito, como maestro de la santidad y autor de nuestro aprouechamiento, fuesse su sieruo tentado y perseguido con graues tentaciones de su carne, vnas nacidas dentro, otras arrojadas de fuera como dardos encendidos del enemigo inuidioso de nuestros bienes.
    • 1603 Luque Fajardo, F. Fiel desengaño [1955] I, 76 Esp (CDH )
      Súpelo de un gran soldado en Flandes, alegando para ello un autor grave ; y pasa así, que como antiguamente la guerra no se hacía con pólvora ni balas, cual hoy vemos, sino con dardos y espadas, era tanto como decir: Muchas armas alcanzarán la vitoria, en compañía de la templanza, significada en las copas y oros, antiguamente llamados panes [...].
    • 1603 Luque Fajardo, F. Fiel desengaño [1955] Esp (CDH )
      A propósito es traer a la memoria la buena suerte que la juventud romana tenía, a quien señalaron el campo Marcio, y en él sus juegos para ejercitar las fuerzas en cosas de guerra: arrojar el dardo, saltar por una lanza, jugar las armas, arremeter hiriendo, revolver reparando; que si todo se hacía por pasatiempo, iba encaminado a grandes provechos.
    • 1603 Luque Fajardo, F. Fiel desengaño [1955] II, 167 Esp (CDH )
      Los tahures, empero, supuesto que sus barajas tengan cuatro manjares, todas juntas se reducen al oro por la codicia, teniendo lo demás en reputación de apariencia fingida, como, en efeto lo es; porque las armas, espadas y dardos de la batalla son de papel; las copas y los panes son pintados; y así los tiene por sombra, poniendo los ojos en el cuerpo del oro, que de suyo es bueno, si no usasen mal dél los hombres.
    • 1603 Luque Fajardo, F. Fiel desengaño [1955] Esp (CDH )
      «No tengo porque temerte, ejercicio infame, ni tampoco porque perdonarte a ti, digo, engaño del mundo; bien que traigas contra mi ejército de armas, conozco ser de papel los dardos y las espadas, no de palo ni de acero y cuando lo lleves por regalo, por soborno o promesa, sé muy bien que los oros son de duende, las copas son aparentes, y en toda aquesa máquina no hay cosa de sustancia; porque al fin tus reyes son de naipes, tus caballos de caña, tus figuras de sombra, tus cartas no de favor, sino de muerte, parecidas a las de Urías, no de alhorría, o libertad, sino de esclavitud y cautiverio, con lo que rindes».
    • 1602-1604 Vega Carpio, F. L. Hermosura Angélica [2002] 750 Esp (CDH )
      / »Yo estaba del amor exenta y libre / del Gago deleitoso en la montaña, / sin ver, en cuanto riega el janto, el Tibre, / la sangre propia y la venganza extraña; / "ahora el arco fleche, el dardo vibre" / —mil veces dije— "y una sola España, / ¡oh España, que en tu playa desembarco, / siento el dardo en el alma, siento el arco!" / /
    • 1602-1604 Vega Carpio, F. L. Hermosura Angélica [2002] 891 Esp (CDH )
      / Hubo desde este tiempo labradores / con sus cosechas y aguardados meses; / la tierra, que antes daba Hierba y flores, / cubriose entonces de doradas mieses; / vinieron al redil de los pastores / las cabras más salvajes y monteses, / y viose el ciervo herir de un hombre solo / con la ballesta frigia y dardo etolo. / / /
    • 1602-1604 Vega Carpio, F. L. Hermosura Angélica [2002] 897 Esp (CDH )
      / Hace escarceos, hace caracoles, / (pensando que es Angélica su dama), / que a los divinos ojos como a soles / salen movidos de su ardiente llama; / llega a los fuertes muros, y tiroles / a los que encima estaban, como en rama / de verde oliva el escuadrón de tordos, / arrojadizos dardos y bohordos. / / /
    • 1604 Vega Carpio, F. L. Rimas II [2003] Rimas Esp (CDH )
      / ¿Yo no nací de la Latona bella, / allá en la isla Ortigia, / ejercitando luego el dardo etolo, / el arco y flecha frigia / en el Fitón que pudo vencer solo? / / /
    • 1604 Vega Carpio, F. L. Rimas II [2003] 174 Rimas Esp (CDH )
      Filósofo soy yo, que el sol descubre / cuanto naturaleza oculta encubre, / y cuando el libro dejo, el dardo vibro, / que cansa alguna vez el mejor libro; / con el Amor contiendo; y soy el solo / cintio, délfico, rodio y crisio Apolo, / aquel fitonicida / que con mis rayos purifico el mundo. /
    • 1605 Cervantes Saavedra, M. Quijote I [2004] Esp (CDH )
      Las demás guardas quedaron atónitas y suspensas del no esperado acontecimiento, pero, volviendo sobre sí, pusieron mano a sus espadas los de a caballo, y los de a pie a sus dardos, y arremetieron a don Quijote, que con mucho sosiego los aguardaba y sin duda lo pasara mal, si los galeotes, viendo la ocasión que se les ofrecía de alcanzar libertad, no la procuraran, procurando romper la cadena donde venían ensartados.
    • 1605 Cervantes Saavedra, M. Quijote I [2004] 258 Esp (CDH )

      [...] venían ansimismo con ellos dos hombres de a caballo y dos de a pie: los de a caballo, con escopetas de rueda, y los de a pie, con dardos y espadas [...].

    • 1605 Inca Garcilaso Florida Inca [1988] Pe (CDH )
      Las armas que estos indios comúnmente traen son arcos y flechas, y, aunque es verdad que son diestros en otras diversas armas que tienen, como son picas, lanças, dardos, partesanas, honda, porra, montante y bastón, y oras semejantes, si ay más, ecepto arcabuz i ballesta, que no la alcançaron, con todo esso no usan de otras armas sino del arco y flechas, porque para los que las traen son de mayor gala y ornamento [...].
    • 1605 Inca Garcilaso Florida Inca [1988] 151 Pe (CDH )
      Juan Ortiz, llamando a Dios y cobrando ánimo, le tiró un dardo.
    • 1605 Inca Garcilaso Florida Inca [1988] Pe (CDH )
      Y para con qué los guardasse le dio cuatro dardos que tirasse a los leones o a otras salvaginas que llegassen a las arcas.
    • 1605 Inca Garcilaso Florida Inca [1988] 152 Pe (CDH )
      Con el contento y alegría que se puede imaginar mejor que dezir, lo llevó arrastrando por un pie sin quitarle el dardo, para que su amo lo viesse assí como lo avía hallado, aviendo primero recogido y buelto al arca los pedaços que del niño halló por comer.
    • 1605 Inca Garcilaso Florida Inca [1988] Pe (CDH )
      Todo lo que este buen caçique dixo en favor de Juan Ortiz cumplió, y mucho más de lo que prometió, porque luego lo hizo su camarero, y siempre de día y de noche lo traía consigo haziéndole mucha honra y muy mucha más después que supo que avía muerto al león con el dardo.
    • 1605 Lpz Úbeda, F. Pícara Justina [1977] Esp (CDH )
      Es muy recio / El tiro del dios rapaz, / Y más necio / Quien sustenta paz / Con él, que al mejor tiempo echa el agraz. / ¿Quién pensara / Que el rey de la afición / Intentara / Tirar a un bobarrón / Flecha, saeta y dardo al corazón? / Mas sin pensar / Le hizo tal herida, / Que a perseverar / Justina dormida, / Hubiera de caer de recudida.
    • c1550-a1606 Alcázar, B. Obra poética [2001] 294 Esp (CDH )
      / Decildes un donaire y, en respuesta, / os dirán una pulla más delgada / que un amolado dardo sobre apuesta. / /
    • 1606 Góngora Argote, L. Poesías 1606 [2000] Poesías Esp (CDH )
      Musas, si la pluma mía / es vuestro plectro, dejad / ahora aquella deidad / en su casta montería; / y si queréis todavía / el instrumento hacer dardo / contra el corcillo gallardo, / dejad el bosque y venid, / que las calles de Madrid / arrabales son del Pardo. / /
    • 1609 Inca Garcilaso Comentarios Reales Incas [1985] Pe (CDH )
      Pasados estos ejercicios en común, les hacían luchar unos con otros, los más iguales en edad, y que saltasen y tirasen una piedra chica o grande y una lanza y un dardo y cualquiera otra arma arrojadiza.
    • 1609 Inca Garcilaso Comentarios Reales Incas [1985] Pe (CDH )
      En unas hacían arcos y flechas, en otras lanzas y dardos, en otras porras y hachas y en otras hacían hondas y sogas de cargar, en otras paveses y rodelas.
    • 1609 Inca Garcilaso Comentarios Reales Incas [1985] Pe (CDH )
      Y también cuando daban cuenta de las armas, primero ponían las que tenían por más nobles, como lanzas, y luego dardos, arcos y flechas, porras y hachas, hondas y las demás armas que tenían.
    • 1609 Inca Garcilaso Comentarios Reales Incas [1985] Pe (CDH )
      Traía cada nación sus armas con que peleaban en las guerras: unos traían arcos y flechas, otros lanzas, dardos, tiradoras, porras, hondas y hachas de asta corta para pelear con una mano, y otras de asta larga, para combatir a dos manos.
    • 1611 Covarrubias, S. Tesoro Cast Esp (NTLLE)
      DARDO, es vna lança pequeña, arrojadiza; arma de Vizcaynos, casi semejante al pilo de los Romanos, el qual trae origen de Iulio Ascanio, y de los Troyanos: de manera que dardo, y pilo son vna misma cosa [...].
    • c1579-a1613 Argensola, L. Rimas [1950] 101 Esp (CDH )
      / Haré volver al uso las antigas / armas, dardos, carcaxes i ballestas, / paveses, cotas, mallas i lorigas; / de la suerte que en uso estavan puestas / en la sazón de más agudos hielos, / i en la que más calor nos dan las siestas. / /
    • 1613 Góngora Argote, L. Soledades I [1994] 401 Esp (CDH )
      / Besó la raya pues el pie desnudo / del suelto mozo, y con airoso vuelo / pisó del viento lo que del ejido / tres veces ocupar pudiera un dardo. / / /
    • 1617 Cascales, F. Tablas poéticas [1975] Esp (CDH )
      Amigo Clerardo, / amigo Quirino, / dos luzes del arte suprema de Apolo, / si el áspero dardo / del niño divino / el pecho tocare más libre y más solo, / no ay yerva bastante a sanarle en Timolo, / ni yelo del Alpe / enfría esta llama, / ni curan de Calpe / las yervas de fama, / que el mal de amor cura / no yerva, no el arte, mas sola ventura.
    • c1600-1618 Belmonte Bermúdez, L. Hispálica [1974] 70 Esp (CDH )
      / Ya el dardo volador el puño ocupa, / ya el blando nervio hace luna el arco / y, probando la flecha el mar la chupa, / que desciende veloz del techo zarco; / ya el esquife ligero, la chalupa, / la góndola seguida, el presto barco / ciñen la armada que Anfitrite encierra, / publicando las órdenes de guerra. / /
    • c1600-1618 Belmonte Bermúdez, L. Hispálica [1974] 162 Esp (CDH )
      / / Copia de tiradores extremeños / que al mallorquín afrentan brazo y honda, / dejaban con el tiro sin los dueños / barcas, errando entre una y otra onda; / agudos dardos y tostados leños, / porque jamás no falte quien responda / a tanta piedra como en ellos llueve, / en mil cristianos pechos Marte embebe. / /
    • c1600-1618 Belmonte Bermúdez, L. Hispálica [1974] 179 Esp (CDH )
      / Su misma sangre le vendió al tirano, / que a haberle dado el cielo treinta vidas / todas huyeran por el aire vano / por otro tanto número de heridas. / No, huérfano de hijos, tigre hircano / se arroja al cazador entre rompidas / flechas y dardos en venganza propia, / por más que mire de enemigos copia. / / /
    • c1600-1618 Belmonte Bermúdez, L. Hispálica [1974] 185 Esp (CDH )
      / Dardos y flechas encercando el pino / llovieron tantos, que labrar pudiera, / si le diera lugar puerto vecino, / con el asta rompida otra galera; / no se ha visto jamás valor divino, / el tuyo dejo que imitar pudiera, / como el del español que armado y fiero / aforra en sangre su desnudo acero. / / /
    • c1600-1618 Belmonte Bermúdez, L. Hispálica [1974] 185 Esp (CDH )
      / Desde el dorado corredor miraba / de mi galera al capitán gallardo, / que mil cuellos alárabes cortaba, / oculto en un pavés leonado y pardo; / degollando mi gente me agradaba, / si bien con libre flecha y suelto dardo, / penetraba su arnés roto y deshecho, / y a mí las puntas sin tocarme el pecho. / / /
    • c1600-1618 Belmonte Bermúdez, L. Hispálica [1974] 105 Esp (CDH )
      / / Hallóse solo y de las dos en medio, / mas repartiendo a los valientes lados / la diestra gente, el animoso asedio / sustentaban los prácticos soldados; / Jaime de Vega por buscar remedio / a los dardos del bárbaro arrojados, / asió desde la popa la maroma / de una galera, que a su cargo toma. / / /
    • c1600-1618 Belmonte Bermúdez, L. Hispálica [1974] 107 Esp (CDH )
      / / En descubierto cuerpo recibía, / sin que moviese el pie, dardos y flechas / que el agareno brazo despedía / contra el amigo que defiende hechas; / ya que por tanta puerta roja y fría / el alma entre mil fúnebres endechas / quería escaparse al claro firmamento, / no con menos valor, mudó el intento. / /
    • c1600-1618 Belmonte Bermúdez, L. Hispálica [1974] 108 Esp (CDH )
      / / Viendo el amargo caso ante sus ojos / el animoso como fiel Rodrigo, / y que goza la muerte los depojos / del claro noble y valeroso amigo, / entre los moros con la sangre rojos, / que en un vaso fortísimo enemigo / iban parando y despidiendo dardos, / los miembros fuertes arrojó gallardos. / /
    • c1600-1618 Belmonte Bermúdez, L. Hispálica [1974] 108 Esp (CDH )
      ¡Oh modo de morir, el más penoso / que la guerra buscó! Parte Rodrigo / con brazo fuerte, corazón fogoso, / a asir de remo o cuerda al vaso amigo; / al mismo tiempo el Betis espumoso / barre furioso Osmín, buscando abrigo / al hierro de su flecha y de su dardo, / que suelto arroja su escuadrón gallardo. /
    • c1600-1618 Belmonte Bermúdez, L. Hispálica [1974] 117 Esp (CDH )
      A cual llegó la fama en bosque o selva, / que al jabalí cerdoso el dardo tira, / porque su muerte con el hierro envuelva, / y el valor de Fernando alegre admira; / y antes que a casa de la caza vuelva / a ver al Betis animoso aspira, / que siempre el catalán fué bravo y noble, / amoroso en la paz, en guerra un roble. /
    • c1600-1618 Belmonte Bermúdez, L. Hispálica [1974] 120 Esp (CDH )
      / "¿Podremos —dice el morador de Asturia / pues fué la autora nuestra patria cara del miedo puesto a la morisca furia, / dejar de verle al bárbaro la cara? / tanto descanso nos promete injuria; / o póngase el que pueda al dardo y jara, / porque goce la Asturia del trofeo / del noble Santander a Ribadeo." / /
    • c1600-1618 Belmonte Bermúdez, L. Hispálica [1974] 148 Esp (CDH )
      / / Con volador estruendo la temida / piedra, que la arma fué de los mejores / brazos, llegaba al rey, pero perdida, / que no le dan temor sus tiradores; / como si en triunfo de Ecipión vencida / tiernas doncellas le arrojasen flores, / así teme Axataf dardos y hondas / en mar de sangre que dilata en ondas. / / /
    • 1620 Bramón, F. Sirgueros Virgen [1943] Mx (CDH )
      Y un ángel hermoso luego / llegaba a mí, y con un dardo / de serafín encendido / me abrió el pecho, y despertando, / me vi lleno de alegría, / y al sol vi cerca el ocaso; / levantéme, y con mi lira / dije al ciprés este canto: / Guardad de María, ciprés sagrado, / el nombre, que jamás tuvo pecado.
    • 1621 Vega Carpio, F. L. Filomena [2003] 336 Esp (CDH )
      / Y tú, mi vida, que por mí no vienes / por no ser a tus fuerzas más posible, / como yo de tu fe tengo creído; / aquellos tuyos mal logrados bienes / de esta cansada vida e insufrible / (que más muerte sin ti que vida ha sido) / ofrezco al mudo Olvido / un laurel y una lira / y una voz que suspira, / quedando en este tronco duro y pardo / escrito con la punta de este dardo, / porque haya troncos de mis males llenos: / «Aquí acabó Belardo, / que más amó, y gozó su gloria menos».
    • 1624 Vega Carpio, F. L. Circe [2003] 710 Esp (CDH )
      / / Que si bien sus razones / como óleo blandas son, de dardos tienen / los fieros corazones; / mas yo, si a darme muerte injusta vienen, / dejaré mi cuidado / a Dios, de quien jamás seré olvidado. / /
    • 1626 Caro, R. Días geniales [1978] Esp (CDH )
      a las tales figurillas o dominguejos llamaron los romanos primapila o pilas, porque los primeros que iban en el ejército a batalla eran los primipilos, de la voz primus et pilum, que es el dardo o arma arrojadiza.
    • 1626 Caro, R. Días geniales [1978] I, 140 Esp (CDH )
      Quintanus contax es tirar dardo o lanza sin hierro.
    • 1626 Caro, R. Días geniales [1978] Esp (CDH )
      Codicioso el mancebo y no avariento / persigue lo que espera; y si dijere / el entretenimiento suyo acaso, / lo que con dardos tira en sólo un día / lo consume con solas tres saetas; / temblaron de este joven animoso / serpiente, ciervo y jabalí brioso.
    • 1626 Caro, R. Días geniales [1978] Esp (CDH )
      También era juego tirar con dardo los muchachos.
    • 1613-1626 Góngora Argote, L. Soledades II [1994] 487 Esp (CDH )
      / / Láminas uno de viscoso acero / (rebelde aun al diamante) el duro lomo / hasta el luciente bipartido estremo / de la cola vestido, / solicitado sale del rüido, / y, al cebarse en el cómplice ligero / del suspendido plomo, / Éfire (en cuya mano al flaco remo / un fuerte dardo había sucedido) / de la mano a las ondas gemir hizo / el aire con el fresno arrojadizo [...]. / / /
    • 1632 Vega Carpio, F. L. Dorotea [1998] Esp (CDH )
      / / Por ti la bella Elena / suspensa puso fin a tanta pena, / Antíope por Dirce, / y en las ondas del mar Scila por Circe; / por Céfalo gallardo / la esposa que mató sangriento dardo, / por quien la blanca aurora / tierno maná sobre las flores llora [...]. / / /
    • 1633 Paravicino, H. Jesucristo desagraviado [1994] Esp (CDH )
      Profecía de Jacob antigua que tendrían envidia del mejor José los que jugaban los dardos. *
    • 1633 Paravicino, H. Jesucristo desagraviado [1994] Esp (CDH )
      El segundo caso fue el año de 560, cuando otro tal (cortos andan en señalar el pueblo los monumentos antiguos y aun los modernos) atravesó de un dardo un crucifijo que había hurtado de una iglesia.
    • 1634 Vega Carpio, F. L. Tomé Burguillos [2003] 648 Esp (CDH )
      / / Riberas del estrecho Manzanares, / (por donde antiguamente / alborotó sus límites postreros / la que tuvo a Jonás en los ijares, / oscureciendo su cristal corriente / la paja y vino del albarda y cueros, / a fuerza de los fieros / dardos y chuzos de la gente armada, / que por la puente le estorbó la entrada), / un soto lleno de verdura y caza, / donde prueban los toros de la plaza, / cubre la orilla amena / de chopos, sauces, lirios y verbena. / / /
    • 1638 Rdz Freile, J. Carnero [1997] 249 Co (CDH )
      Las armas de toda esta gente eran lanzas de treinta palmos, dardos arrojadizos que tiraban con mucha destreza, macanas y también usaban de la honda y piedra, porque pijaos y paeces traían guerra y siempre la trajeron con coyaimas y natagaimas, aunque para ir contra españoles o a robarlos y saltearlos, todos se aunaban [...].
    • 1640 Requejo Salcedo, J. Relac hist y geogr Panamá [1908] 87 Pa (CDH )
      La fruta de un arbol como palma de las que dan dátiles, aunque mas alto, llamada pigibay, como el árbol, á semejanza de breuas, es la mas común y socorrida y de mayor sustento a esta gente, y que mas hace á su complexion y gusto, con que de Setiembre a Diciembre andan gordos y lúcios, aprovechandosse del para sus vebidas y borrachezes, y juntamente para las armas que de su tronco hacen, como son lanzas, vallestas y dardos [...].
    • 1641 Acuña, C. Descubrimiento Amazonas [1891] Ec (CDH )
      SVS armas son, en vnos, azagayas medianas, y dardos labrados de maderas fuertes, bien aguzadas, y todas las puntas, que tiradas con destreza, pasan con facilidad al enemigo.
    • 1641 Acuña, C. Descubrimiento Amazonas [1891] Ec (CDH )
      Sus armas son dardos, su habitacion, casas pagizas hechas con curiosidad, y sus mantenimientos los ordinarios de todo el Rio.
    • 1640-1642 Saavedra Fajardo, D. Empresas [1999] 391 Esp (CDH )
      Con que la libertad en el culto, y la licencia en los vicios, perturbó la quietud pública y se perdió el valor militar, de que nacieron graves trabajos al mismo rey, a sus hijos y al reino; hasta que, domada y castigada España, reconoció sus errores y mereció los favores del cielo en aquellas pocas reliquias que retiró Pelayo a la cueva de Covadonga, en el monte Auseva, donde las saetas y dardos se volvían a los pechos de los mismos moros que los tiraban.
    • 1640-1642 Saavedra Fajardo, D. Empresas [1999] 405 Esp (CDH )
      Tres veces pasó por en medio dellos en la batalla de las Navas el pendón de don Rodrigo, arzobispo de Toledo, y sacó por trofeo fijas en su asta las saetas y dardos tirados de los moros.
    • 1640-1642 Saavedra Fajardo, D. Empresas [1999] 858 Esp (CDH )

      También tienen mucho de fingidas sirenas los pretextos de algunos príncipes. ¡Qué arrebolados de religión y bien público! ¡Qué acompañados de promesas y palabras dulces y halagüeñas! ¡Qué engaños unos contra otros no se ocultan en tales apariencias y demostraciones exteriores! Represéntanse ángeles y se rematan en sierpes que se abrazan para morder y avenenar. Mejores son las heridas de un bienintencionado, que los besos déstos. Sus palabras son blandas; y ellos, agudos dardos.

    • 1640-1642 Saavedra Fajardo, D. Empresas [1999] Esp (CDH )
      Un clavo a los ojos (como dijo el Espíritu Sancto) y un dardo al corazón son entre sí los que no convienen en la religión.
    • 1663 Carvajal Saavedra, M. Navidades [1993] 262 Esp (CDH )
      / «Sólo tú, Venus divina, / eres de belleza el pasmo, / y si con tus ojos flechas, / arroje el amor sus dardos. / / /
    • 1698 San Agustín, G. Conquistas Filipinas [1975] Esp (CDH )
      Los demás traían unos dardos largos, que el Maluco llama toranas, de poco más de una braza, arma muy ofensiva, porque las tiran con mucha violencia y destreza y las retiran con unos fiadores de cuerda a que están asidas, con que ofenden mucho a sus contrarios.
    • a1701 Mercado, P. HNuevo Reino y Quito Letras Audiencia Quito (Período Jesuítico) Ec (CDH )
      A los difuntos principales hacían honras poniendo en las cuatro esquinas de las sepulturas dardos y lanzas adornadas con plumas, de varios colores con
    • 1710 Montenegro, P. Materia médica [1942-1944] IX, 128 Ar (CDH )
      El cocimiento de toda ella, esto es, su flor semilla, ojas y raices cocida en vino, y dado de él á beber como cuatro onzas, socorre notablemente á los mordidos de Serpientes, y á los heridos con instrumentos envenenados, como son flechas y dardos, de ordinario preparados con venenos muy frios, de animales ponzoñosos corrompidos, ojados pudrir, aunque tambien lo suelen hacer con yerbas:–
    • 1723 Oviedo Baños, J. HConquista Venezuela [2002] 250 Ve (CDH )
      [...] pero este ímpetu de los cavallos, que no pudieron resistir en la banguardia donde peleaban los teques, sostuvo tan valerosamente el batallón de los tarmas y mariches, animados de sus cabos, que dio lugar para que las hileras descompuestas se pudiessen ordenar, descargando a vn mismo tiempo tanta multitud de flechas, dardos y piedras, que cubrían el cielo al dispararlas y embarazaban la tierra al despedirlas.
    • 1732 RAE DiccAutoridades (NTLLE)
      DARDO. s. m. Arma arrojadíza, lanza pequeña y delgada con un hierro al fin, que se puede tirar con el brazo [...].
    • 1702-1736 Arzans Orsúa Vela, B. HPotosí [1945] 114 Pe (CDH )
      [...] los de Cantumarca armaron sus escuadrones, y llegado el caso se desaparecieron todos los Indios que estaban en el trabajo de los adobes y se retiraron a las quebradas del paraje que después se llamó Jesús Valle, donde se juntaron con los del Socorro más de 2.000 guerreros sagitarios, unos y otros con macanas, dardos y hondas.
    • 1702-1736 Arzans Orsúa Vela, B. HPotosí [1945] 163 Pe (CDH )
      [...] allí los entretuvieron tirándoles dardos y piedras, matando algunos, hasta que llegaron los leales y mataron a 30 españoles y muchos indios [...].
    • 1702-1736 Arzans Orsúa Vela, B. HPotosí [1945] 298 Pe (CDH )
      Iban por delante quince compañías de Indios con sus Capitanes ricamente vestidos a su usanza, con arcos y flechas, espadas de chunta y otras maderas fuertes, todas plateadas; dardos, hondas, macanas, y aquellas armas a manera de cimitarras que usaban los Capitanes de sus Ingas.
    • 1702-1736 Arzans Orsúa Vela, B. HPotosí [1945] 436 Pe (CDH )
      Finalmente, recogiéronse y amparándose de los caballos, se fueron para el camino real, no cesando los indios de perseguirlos con piedras, dardos y algunas flechas.
    • 1737 Mayans Siscar, G. Orígenes [1984] Esp (CDH )

      Pongo por egemplo la palabra dardo. Assí llamamos los españoles e italianos a un género de armas; los franceses, dart; los bajos bretones, dardlos vizcaínos, dardua.

    • 1737 Mayans Siscar, G. Vida Cervantes [1984] Esp (CDH )
      Fuiste embidioso, descuidado i tardo, / i a las ninfas de Henares i pastores / como a enemigos les tiraste un dardo.
    • 1742 Feijoo, B. J. Cartas eruditas, I [2004] 258 Esp (CDH )
      Queriendo los soldados a porfía seguir al rey, cargaron tantos sobre las escalas, que se rompieron estas, y el rey quedó un rato solo sobre el muro, rebatiendo los dardos enemigos con el escudo.
    • 1742 Feijoo, B. J. Cartas eruditas, I [2004] 335 Esp (CDH )
      Y en el mismo poema es recomendado Asteropeo; porque siendo ambidextro, arrojaba a un mismo tiempo dos dardos a los enemigos.
    • 1742 Feijoo, B. J. Cartas eruditas, I [2004] 41 Esp (CDH )
      Considera este philósofo la llama, o aquella ardiente exhalación con que el fuego calienta el caldero, y la agua contenida en él, como un complexo de delicados dardos, cuyo movimiento es de abaxo arriba.
    • 1758 Isla, J. F. Fray Gerundio [1992] Esp (CDH )
      A no ser esto así, ¿quién le había de tolerar que llamase a santo Tomás «dardo de humor nocivo» (telo humoris nociuo), «festivo dios del cielo» (numini caeli festiuo) y «capillita para orar en el verano» (aestiuo orandi sacello)?
    • 1772 Cadalso, J. Supl Eruditos violeta [1818] 153 Esp (CDH )
      Hipólito, él solo digno hijo de un héroe, detiene sus caballos, agarra sus dardos, va hácia el monstruo, y con un dardo arrojado por una mano segura, le hace en el flanco una ancha herida.
    • 1772 Cadalso, J. Supl Eruditos violeta [1818] 153 Esp (CDH )
      Hipólito, él solo digno hijo de un héroe, detiene sus caballos, agarra sus dardos, va hácia el monstruo, y con un dardo arrojado por una mano segura, le hace en el flanco una ancha herida.
    • 1772 Cadalso, J. Supl Eruditos violeta [1818] 158 Esp (CDH )
      / Con denuedo y brazo firme / Un dardo mortal dispara / Que le abre el duro costado. / / /
    • 1755-1779 Caulín, A. HNueva Andalucía I [1966] 266 Ve (CDH )
      Turbados los demás Españoles con las inopinadas muertes de sus dos principales Caudillos, y con la confusion de tantas flechas que sobre ellos llovian, fatigados de la sed se rindieron al golpe de las Macánas, y Dardos de aquella bárbara gente, que embravecida con crueldad de fieras, quitaron en una hora la vida á ciento ochenta y seis Españoles, que rubricaron con su sangre la memoria de aquella tan desgraciada como fatal Conquista.
    • 1784 Meléndez Valdés, J. Bodas Camacho [2004] Esp (CDH )
      Camilo. Si la vieras / entre enemigos fieros / que con sangrientos dardos amagasen / su delicado pecho, di, ¿temieras / acometer por las agudas puntas / a darle libertad?
    • a1786 Aguirre, J. B. Suma poética [1963] 283 Ec (CDH )
      / / Aquí Cupido, de este mar pirata, / del arco ebúrneo fatigado el seno, / en suaves dardos de bruñida plata / dispara dulce su mortal veneno; / y tanto el ciego flechador maltrata / del convexo marfil la cuerda o freno, / que, siendo el blanco humanos corazones, / aniega al mundo en piélago de harpones. / /
    • a1786 Aguirre, J. B. Suma poética [1963] 279 Ec (CDH )
      / / Este ardor, esta priesa y estas alas / vistió la que del sol rayos ostenta, / armas al duelo, si a la pompa galas, / contra el insulto que el Dragón intenta; / por arco y dardos, por acero y balas / gracia esgrime con gracia tan violenta, / que reñido de heridas tan bizarras, / batió su cola y le postró sus garras. / /
    • a1786 Aguirre, J. B. Suma poética [1963] 283 Ec (CDH )
      Enamorados de sus graves penas, / de un dardo y otro al golpe repetido, / forman del nácar que latió en sus venas / víctima a Venus de carmín vertido; / y de las bellas de su amor sirenas / al fatal silbo dulcemente oído, / surcan gustosos con trabajo sumo / golfos de fuego en remolinos de humo. /
    • a1786 Aguirre, J. B. Suma poética [1963] 284 Ec (CDH )
      En el purpúreo rosicler sedienta / que risueño en sus labios liba grana, / tiñe sus dardos de carmín sangriento / el lince, nieto de la espuma cana. /
    • c1786 Chantre Herrera, J. HMisiones Marañón [1901] Ec (CDH )
      Miraba hacia todas partes y no encontraba un alma que le diese razón de lo sucedido, porque los Abigiras, temerosos del castigo por su atentado, se habían retirado de aquellas tierras Comenzó á buscar entre las cenizas alguna seña del P. Pedro, y registrándolo todo por aquí, por allá y por la otra parte, encontró el cuello de la sotana, un libro que casi no lo parecía y otros trastillos ya medio podridos, dos dardos quebrados y una de las tres campanas que había en el pueblo, tan abollada de los golpes de piedras, que daba bien á entender haber descargado los indios su ira, furor y rabia contra ella porque les llamaba á la doctrina.
    • c1786 Chantre Herrera, J. HMisiones Marañón [1901] Ec (CDH )
      Juntó seis indios semejantes á sí mismo en lo brutal de sus apetitos y armados todos de lanzas y de dardos se fueron ciegos á la casa del padre, y acometiéndole de repente le atravesó el cuerpo Quiriquare con un golpe de lanza.
    • c1786 Chantre Herrera, J. HMisiones Marañón [1901] Ec (CDH )
      Puestos en orden comenzaron á marchar, formando dos alas con dos banderas correspondientes á dos medias compañías de arco, flecha y estolica la una, y de lanzas y dardos la otra.
    • c1786 Chantre Herrera, J. HMisiones Marañón [1901] Ec (CDH )
      Ha estado toda su vida entre dardos y lanzas, siempre cercado de enemigos y siempre superior á todos sin que le hayan acobardado jamás los peligros que no se pueden evitar prudentemente.
    • c1786 Chantre Herrera, J. HMisiones Marañón [1901] Ec (CDH )
      Otras naciones tenían por armas propias dardos y lanzas de maderas durísimas, cuyas puntas solían ser ya redondas ó cilíndricas, ya cuadradas, ya triangulares, varias de ellas remataban en dientes, que hacían presa á manera de las lengüetas de las banderillas.
    • c1786 Chantre Herrera, J. HMisiones Marañón [1901] Ec (CDH )
      El uso de los dardos era á una sola mano, teniendo en la otra algunos de reserva.
    • c1786 Chantre Herrera, J. HMisiones Marañón [1901] Ec (CDH )
      Las armas que por la mayor parte usan estas naciones, son lanzas y dardos de palo duro que manejan á golpe de puño.
    • 1786 Montengón, P. Eusebio [1998] Esp (CDH )
      ¿Por qué, por qué la muerte, si fue mensajera de vuestras iras, no vibró el dardo contra mi pecho?
    • 1786 Montengón, P. Eusebio [1998] Esp (CDH )
      Mas como sintiera dejaras clavado en el corazón su agudo dardo os ruego queráis indagar conmigo el origen del mal, pues si no se llega a conocer, costará mucho más eludir sus funestos efectos.
    • 1786 Montengón, P. Eusebio [1998] Esp (CDH )
      Pero Bridge, que a pesar de las idas y venidas de aquella mañana llevaba atravesado en su corazón el dardo de la pérdida de mil libras esterlinas, sin poder sosegar, antes que se acabase la comida, dijo que aquella tarde podían ir a Telton a ver a su criado.
    • 1786 Montengón, P. Eusebio [1998] Esp (CDH )
      ¡Qué dardo tan penetrante para el corazón de Eusebio!
    • 1786 Montengón, P. Eusebio [1998] Esp (CDH )
      Pero su corazón llevaba ya atravesado el dardo del reproche y su memoria volvía a cebarse en las gracias y correspondencias de Susana, combatidas de la imagen de Leocadia, que Hardyl le acababa de refrescar, de modo que el descanso le era pesado.
    • 1786 Montengón, P. Eusebio [1998] Esp (CDH )
      He aquí cruel la profunda herida que hizo tu dardo en mi inocente pecho.
    • 1786 Montengón, P. Eusebio [1998] Esp (CDH )
      Otros tantos dardos para el corazón de Susana, que echaba de ver al mismo tiempo el severo enajenamiento de Eusebio, el cual evitaba sus ojos las pocas veces que se encontraban.
    • 1786 Montengón, P. Eusebio [1998] Esp (CDH )
      Su tiro asesta al oído, por donde hace penetrar la maledicencia su agudo dardo al corazón del calumniado, después que derribó su estimación y honradez en el ajeno concepto.
    • 1795 Quintana, M. J. Danza [1969] 144 Poesías Esp (CDH )
      / / Así tal vez de la vivaz pintura / vi de la antigua fábula animados / los fastos respirar. Aquí Diana, / de sus ninfas seguida, / al ciervo en raudo curso fatigaba, / y el dardo volador tras él lanzaba [...]. / /
    • 1795 Quintana, M. J. Fragmento Trad Fido [1969] 156 Poesías Esp (CDH )
      Oyó Diana el llanto y las plegarias / del fiel amante, su ministro amado, / pues respirando en la piedad la ira, / acrecentó la cólera, y cogiendo / el arco omnipotente, lanzó al seno / de la mísera Arcadia inevitables / y ocultos dardos de espantosa muerte. /
    • 1797 Blanco White, J. M. Epístola Albino [1994] 129 Poesías Esp (CDH )
      ¿Ves cuál con sesgo rostro y halagüeño, / Do brilla infiel candor, tiende los brazos, / Y el seno estrecha al engañado amigo, / Que no ve incauto el encubierto dardo? /
    • 1798 Quintana, M. J. A R. Moreno [1969] 219 Poesías Esp (CDH )
      Y al belísono acento enfurecida, / la muchedumbre intrépida se arroja: / salta, acomete, y el horror y el fuego, / y la muerte espantosa, que silbando, / del dardo y lanza en el acero vuela, / nada son a su ardor; lucha, porfía; / a sus pies los soberbios baluartes / húndense, y el laurel de la victoria / ciñe la patria a su robusta frente. /
    • c1806 Jovellanos, G. M. Descripción castillo Bellver [1970] 281 Esp (CDH )
      Pues y los sitiadores, ¿cómo no figurárselos arremolinados por la cima del cerro, lanzando desde sus tornos, algarradas y manganillas un diluvio de dardos y piedras sobre los sitiados, o bien apiñados en derredor de los muros y barreras, lidiando y pugnando por vencerlos?
    • 1799-1815 Conde de Noroña Poesías [1871] Esp (CDH )
      / Lísis, que así le mira, / Se acerca de improviso, / Le torna las saetas / Y el arco vengativo; / Menea la cabeza, / Mofándole infinito; / Mas él dice sereno, / Con un blando sonriso: / «— ¿Por qué tomas mis armas, / Si tus ojos divinos / Son dardos, que atraviesan / Mucho más que los mios? / /
    • 1799-1815 Conde de Noroña Poesías [1871] 431 Esp (CDH )
      Tú, sacro amor, que rindes prestamente / Al yugo de tu ley los más osados; / Tanto, que Jove en el celeste asiento / No está del fuego exento / Que producen tus dardos aguzados [...]. /
    • 1799-1815 Conde de Noroña Poesías [1871] Esp (CDH )
      Como dardos, Hafiz, van tus gemidos / Derechos á los cielos, Pues tú quisieras verlos condolidos. / ¡Qué inútiles anhelos! / Calla, sufre, no arrojes dardos tales, / Que pueden ellos aumentar tus males.
    • c1790-a1820 Arjona, M. M. Poesías [1871] Poesías Esp (CDH )
      Dalmiro, consternado, / Más que del cambio inícuo, / Del mal de su adorada, / Dejó el paterno nido, / Y á los remotos climas / Llevó su dardo fijo, / En vano ¡triste! en vano / Huyendo de sí mismo [...]. /
    • c1790-a1820 Arjona, M. M. Poesías [1871] 525 Poesías Esp (CDH )
      No merezca que Grecia la eternice / En el píthico juego; y, sacerdote / Tú de sus aras, el divino dardo / No manches en vil sangre. Te aborrecen / Los que á Elisio aborrecen y á Rosauro [...]. /
    • c1790-a1820 Arjona, M. M. Poesías [1871] Poesías Esp (CDH )
      Dice; y resplandeciendo en lumbre viva, / Sublime vuela entre la tierra y cielo, / Como tal vez exhalacion estiva, / Que en roja y blanca luz borda su vuelo / Ya sobre el soto de Licon arriba, / Que cazando vagaba sin recelo, / Y un dardo envuelto en fuego le dispara, / Que al brillo del relámpago igualára. /
    • c1790-1823 Arriaza, J. B. Poesías [1822-1826] II, 188 Esp (CDH )
      / / ¡Ó Musa! tú, cuyo favor implora / Ultrajado el Buen-gusto, y vengadora / Los dardos todos armas en su auxilio / De Juvenal, de Persio y de Lucilio, / Serena el pecho airado, y sin enojos / Vuelve un momento los amables ojos / / /
    • c1790-1823 Arriaza, J. B. Poesías [1822-1826] I, 1ª, 35 Esp (CDH )
      Si tú vives cerrado á tu despecho / Entre facinerosos malhechores, / Yo á mi pesar albergo en este pecho / El mayor de los fieros matadores: / ¡Cuánto mayor estrago tienen hecho / Los dardos del amor abrasadores, / Que con el fuego ó acerado hierro / La foragida gente de ese encierro! /
    • c1790-1823 Arriaza, J. B. Poesías [1822-1826] I, 1ª, 190 Esp (CDH )
      Hasta que el sol con su cuadriga ardiente / Salta la valla del turbado oriente, / Y uniendo al fuego de su faz brillante / El dardo de la diestra fulminante / Rompe las sombras; el umbroso manto / Rasgado baja á la mansion del llanto. /
    • c1790-1823 Arriaza, J. B. Poesías [1822-1826] I, 2ª, 66 Esp (CDH )
      Cuájase en hierro el aire, y se convierte / Cada átomo en un dardo de la muerte; / Cuyo enorme esqueleto, / Gozoso, en medio al golfo se levanta, / Viendo egercerse alli, con furia tanta / Su asolador decreto. /
    • c1790-1823 Arriaza, J. B. Poesías [1822-1826] I, 2ª, 75 Esp (CDH )
      / "¡Ó premiador del mérito ignorado! / "Apolo, tú en la forma tan gallarda / "Que á eternos siglos guarda / "De Belbedère el mármol animado, / "No vienes hoy armado / "Del dardo con que humillas la arrogancia / "Al dragon de la envidia ó la ignorancia; / "Sino en la diestra alzando un estandarte, / "Que vió pálido Marte, / "Y en que triunfan las quillas españolas / "Del viento audaz, y las falaces olas." / /
    • c1790-1823 Arriaza, J. B. Poesías [1822-1826] Esp (CDH )
      ¡QuéNúmen tremendo del arco que vibra / Los dardos dispara con raudo fragor! / ¡Y á España propicio, de Furias la libra, / Que en ella esparcieron discordia y furor! /
    • c1790-1823 Arriaza, J. B. Poesías [1822-1826] II, 250 Esp (CDH )
      / / Nuevo Corneill conságrese á su nombre, / Al par del que pintó Cides ú Horacios: / Que un Racin, dando á luz prodigios nuevos, / Retratos suyos forme en nuevos héroes: / Que al labio de las lindas Banserada / Dicte en elogio suyo amables versos: / Segré le lleve al campo en sus Idilios / Y en su honor lance el Epigráma dardos... / /
    • 1825 Quintana, M. J. A Licoris [1969] 343 Poesías Esp (CDH )
      / / Gustando memorias, / soñando delicias, / que luego despierta / se tornan acíbar, / engañas las noches, / consumes los días, / y el dardo en tu pecho / más hondo se fija. / ¡Ay que los ingratos / no valen, amiga, / los crudos pesares / que da su perfidia! / / /
    • 1834 Larra, M. J. Doncel [2003] Esp (CDH )
      Elvira, en primer lugar, llevaba continuamente clavado en el corazón el dardo que se ahondaba más mientras más esfuerzos hacía por arrancarle, y tenía no pocos motivos de inquietud y melancolía.
    • 1844 Foz, B. Vida P. Saputo [1986] Esp (CDH )
      Yo no los miro con vidrios de aumento ni del color de las pasiones; y veo caridad, indulgencia y buen espíritu, y no encuentro esa discordia del infierno que todo según decís lo lleva a punta de lengua y dardo de víbora.
    • 1844 Gil Carrasco, E. Sr Bembibre [1989] Esp (CDH )

      — Beatriz, hace tiempo que estoy viendo tus esfuerzos; pero tú no sabes que cada uno es un dardo agudísimo que me traspasa el corazón.

    • 1847 Estébanez Calderón, S. Escenas andaluzas [1985] Esp (CDH )
      Su cabeza no encontrará ya amparo contra los dardos del sol, ni bajo la verde cabellera de la palma, ni bajo el blanco pabellón de la tienda.
    • 1849 Fernán Caballero Gaviota [1997] Esp (CDH )
      Tú sacas blandamente de la herida el dardo que en el alma clavó la injusticia.
    • 1849 Fernán Caballero Gaviota [1997] Esp (CDH )
      María sostuvo sin alterarse aquellas miradas penetrantes como dardos. *
    • 1850 Coronado, C. Jarilla [2001] 181 Esp (CDH )
      Pero la respuesta que dio el maestre fue levantar sobre la torre otro pendón real, haciendo caer al mismo tiempo una granizada de dardos y metralla sobre el pendón del rey con tal furia que el rey corrió peligro de ser herido.
    • 1850 Coronado, C. Jarilla [2001] Esp (CDH )
      Tan pronto como los farautes anuncian su venida los sitiadores cesan de avanzar, y los sitiados suspenden sus dardos.
    • 1850 Coronado, C. Jarilla [2001] Esp (CDH )
      Un dardo atravesaba su pecho.
    • 1850 Coronado, C. Jarilla [2001] Esp (CDH )
      Arrancaron el dardo que atravesaba el pecho de Román, y brotó un raudal de sangre.
    • 1850 Coronado, C. Jarilla [2001] Esp (CDH )
      Por segunda vez responde la plaza con dardos y metralla.
    • 1850 Coronado, C. Jarilla [2001] Esp (CDH )
      Por tercera vez contestan éstos con dardos y metralla.
    • 1850 Coronado, C. Jarilla [2001] Esp (CDH )
      Seguía Román su dirección, y ya estaría como a media legua del castillo cuando el silbido de un dardo pasó cerca de sus oídos, y dos hombres altos aparecieron junto a una roca.
    • 1850 Coronado, C. Jarilla [2001] Esp (CDH )
      Aquellas palabras fueron un dardo para el corazón de Román.
    • 1850 Coronado, C. Jarilla [2001] Esp (CDH )
      Examinóle doña Leonor y vio que un dardo se hallaba clavado en su corazón tan profundamente que no debía haberle dejado el menor resto de vida.
    • 1850 Coronado, C. Jarilla [2001] Esp (CDH )
      Arrancaron el dardo y no brotó la sangre.
    • 1860 Arenal, C. Visitador [1993] Esp (CDH )
      La primera vez que sale de su aposento, que baja la escalera; la primera vez que pisa la calle, que sube en un carruaje; la primera vez que entra en un templo, que ve el campo, que oye una melodía, todos los objetos que no ha visto, todas las sensaciones que no ha experimentado desde que es infeliz, son otros tantos dardos que vienen a desgarrar su corazón.
    • c1860 Gmz Avellaneda, G. Cacique [1981] Novelas Cu (CDH )
      En la presente ocasión contestaba a ellas otra voz varonil, que con cada una de sus apasionadas inflexiones clavaba en el pecho del fiscal, agudo y emponzoñado dardo.
    • 1870 Mansilla, L. V. Indios Ranqueles [1957] Ar (CDH )
      Camilo fijó en el horizonte sus brillantes ojos, cuya mirada hiere como un dardo, y después de un instante de reflexión, con su aplomo habitual y su aire de profunda certidumbre, me contestó [...].
    • 1870 Mansilla, L. V. Indios Ranqueles [1957] Ar (CDH )

      El sol se ponía con un esplendor imponente; sus rayos como dardos de fuego despejaban los celajes que intentaban ocultarlo a nuestras miradas y refractándose sobre las nubes del opuesto hemisferio, teñían el cielo con colores vivaces.

    • 1863-1873 Hostos, E. M. Peregrinación [1939] Cu (CDH )
      [...] me hincan con el alfiler de sus miradas maliciosas, me punzan con la espina de su sonrisa irónica, me aguijonean con el dardo de su superioridad numérica: y si pienso y medito, me señalan [...].
    • 1863-1873 Hostos, E. M. Peregrinación [1939] Cu (CDH )
      Cuando medito en este olvido de la vida, y sin embargo, vivo, el pensamiento moribundo resucita y me hiere con su último dardo; con la envidia.
    • 1874 Valera, J. Pepita Jiménez [1997] Esp (CDH )
      Por lo que relata el padre Vicario, entreveo que en el alma de Pepita Jiménez, en medio de la serenidad y calma que aparenta, hay clavado un agudo dardo de dolor; * hay un amor de pureza contrariado por su vida pasada.
    • 1875 Palma, R. Tradiciones peruanas III [1967] II, 52 Pe (CDH )
      La dama clavó en el virrey una de esas miradas que despiden magnéticos efluvios, y don Francisco, sonriendo ligeramente, la miró también con fijeza, llevándose la mano al corazón, como para decir a la joven que el dardo había llegado a su destino.
    • 1879 León Mera, J. Cumandá [1998] 172 Ec (CDH )
      / No ruin queja os abre el labio, / sino frases de baldón, / Dardos últimos que el alma / Desgarran del vencedor / /
    • 1884-1885 Clarín Regenta [1990] Esp (CDH )
      Entonces sí que en sus mejillas había fuego y en sus ojos dardos.
    • 1884-1885 Clarín Regenta [1990] Esp (CDH )
      Cada día se sentía más sola, más abandonada y ya empezaba a pensar que había sido injusta con el Provisor pensando de él tan mal y dejándole huir desesperado con aquellas sospechas que llevaba clavadas en el corazón como un dardo envenenado.
    • 1888 Acevedo Díaz, E. Ismael [1991] Ur (CDH )

      Algunos se detenían temblantes y feroces, escarbando la tierra que arrojaban por detrás a grande altura, para volverse iracundos hacia el sitio en que se oía el ladrido de los perros; hasta que con la cabeza erguida y bramando se abalanzaban en pos de los otros, llenos de abrojos los borlones de sus colas tendidas al viento como gruesos dardos.

    • 1888 Acevedo Díaz, E. Ismael [1991] Ur (CDH )
      [...] todas las resistencias locales rindiéndose al prestigio del renombre, todas las desobediencias activas identificándose al fin en el solo sentimiento de la independencia individual, como un haz de dardos enconados bajo una mano de hierro, que al ser distribuidos en el combate a impulso de los resabios de herencia, tenían fatalmente que producir la más sangrienta crisis purgadora.
    • 1889 Matto Turner, C. Aves [2000] Pe (CDH )
      — ¿Mi esposo? —preguntó aturdida Margarita en cuya alma se acababa de descorrer el velo de las creaciones infantiles, sacudiendo su organismo, clavando en su corazón el dardo del narcotismo de la juventud que, en el sublime sopor de las almas enamoradas, le iba a hacer soñar en ese mundo de poesía, temores y confianzas, risas y lágrimas, luces y sombras, en que vive la castidad de una virgen.
    • 1898 Ganivet, Á. Pío Cid [1983] Esp (CDH )
      — Vamos, usted cree —dijo Gandaria con forzada sonrisa—que yo soy el cazador herido de mis versos, y que alguna coquetuela me ha disparado un dardo venenoso.
    • 1898 Payró, R. J. Australia argentina [2003] Ar (CDH )
      Su cabellera va sujeta a la frente con la vincha indiana; el hacha de piedra y el dardo aparecen en sus manos; su albergue es de ramas entrelazadas.
    • 1899 Rodó, J. E. Rubén Darío [1956] 66 Ur (CDH )
      Los salones, traspasados por los dardos de oro de los candelabros, arden como pastillas de quemar que se consumen.
    • 1899 Rodó, J. E. Rubén Darío [1956] 76 Ur (CDH )
      En nuestro idioma severo ¿cuándo la voluptuosidad ha obtenido del verso, para su carcax de cazadora, dardos semejantes?
    • 1899 Rodó, J. E. Rubén Darío [1956] Ur (CDH )
      La casta Diva se lanza tras el galope del raptor, y envía sobre él un dardo: que se hunde, mortal, en sus entrañas, como la flecha de Hércules en el cuerpo de Neso.
    • 1899 Rodó, J. E. Rubén Darío [1956] Ur (CDH )
      Huyen dispersos los centauros; llegan las ninfas; —y las ninfas, desconsoladas, lloran, porque el dardo de la cazadora celeste ha matado también a la robada... Tal es la escena, que me figuro como un bajorrelieve de Seopas o de Fidias.
    • 1899 Rodó, J. E. Rubén Darío [1956] Ur (CDH )
      Tendido en tierra, el Centauro, como el altar de un sacrificio, sobrelleva a la víctima, clavada, exánime, sobre él, por el dardo todavía vibrante.
    • 1901 Díaz Mirón, S. Avernus [1947] 264 Lascas Mx (CDH )
      El campesino acude; y en acento / que al mismo pedernal abriera estría, / arroja como un dardo al firmamento / un nombre de mujer: el de María. /
    • 1904 Blest Gana, A. Transplantados [1904] II, 202 Ch (CDH )
      Pero la voz de su padre parecía estrellarse con dura repercusión sobre cada objeto para venir á herirla como un dardo punzante.
    • 1904 Blest Gana, A. Transplantados [1904] Ch (CDH )
      Mercedes guardó por algunos momentos grabada ante sus ojos la imagen del que se alejaba, dejándole como un dardo inflamado en el corazón, su sonrisa de señoril desdén por los «amorcillos tan ocultos como románticos», su seguridad de saber hacerse amar, en nombre de la tradición de su raza.
    • 1904 Blest Gana, A. Transplantados [1904] Ch (CDH )
      El mismo hielo en el corazón que había sentido poco antes, al oir á Rosaura Fuenteviva una revelación análoga, penetró á la chica como un dardo.
    • 1904 Blest Gana, A. Transplantados [1904] Ch (CDH )
      Desde el subsiguiente día de su vuelta á París, al abrir un diario de la mañana, el dardo de fuego que había de destrozarle el corazón para siempre, desprendido de la primera página, iluminaba el letrero, en gordas mayúsculas, del más notable acontecimiento:
    • 1904 Blest Gana, A. Transplantados [1904] Ch (CDH )
      De lo alto, en derredor, los focos eléctricos lanzaban, como dardos de fuego, sus luminosos rayos de claridad ofuscadora, claridad vibrante y trémula á manera de sonido que se prolonga palpitante en el espacio.
    • 1905 Pardo Bazán, E. Quimera [1991] Esp (CDH )

      ¿No fuiste tú quien sin querer atravesó con un dardo el corazón de tu hermano Belero?

    • 1905 Pardo Bazán, E. Quimera [1991] Esp (CDH )
      Comprendía ahora la causa secreta de su especial manera de sentir, de sus exaltaciones pasionales, incorporadas a la masa de la sangre hereditariamente, desde las entrañas que la concibieron entre remordimientos y temblores, en hurto y delirio; y tan hondo se le había hincado ya a Clara el dardo de su nuevo espíritu, que su primer pensamiento fue para el alma de su madre, impurificada, separada del cuerpo antes de la expiación.
    • 1906 Chocano, J. S. Alma América [1906] Pe (CDH )
      OH, pobre ave cautiva! tú ya no con los ojos / retarás al Sol nunca. No más los dardos rojos / que el Sol sobre tu cresta quebraba tenazmente / serán desprecio tuyo. No más la brava frente / has de volver al cielo, como un orgullo alado. / ¡Ya todo acabó, todo se fué, todo ha pasado! /
    • 1906 Chocano, J. S. Alma América [1906] 287 Pe (CDH )
      Tal desde Iberia á México el héroe regresaba, / á manera del dardo que retorna á su aljaba. /
    • 1906 Chocano, J. S. Alma América [1906] 297 Pe (CDH )
      ¡Ah! sus dardos, que en yerbas misteriosas / sabe él envenenar, le abren camino / de triunfo al porvenir. Cual mariposas / sobre un cáliz de miel, chispas de oro / son los ensueños de feliz destino / que en círculos de luz fórmanle coro. /
    • 1906 Lugones, L. Caballos [1988] Cuentos Ar (CDH )
      Lo peor era que algunos habían conseguido vestir sus bardas de combate en cuya malla de acero se embotaban los dardos.
    • 1906 Lugones, L. Caballos [1988] Cuentos Ar (CDH )
      Por lo pronto cubríase de dardos a todo caballo que cruzaba por allá; y cuando caía cerca, era arrastrado al interior como vitualla.
    • 1906 Lugones, L. Caballos [1988] 172 Cuentos Ar (CDH )
      Uno, un jefe ciertamente, irguióse sobre sus corvejones, * caminó así un trecho manoteando gallardamente al aire como si danzara un marcial balisteo, contorneando el cuello con serpentina elegancia, hasta que un dardo se le clavó en medio del pecho...
    • 1905-1907 Coloma, L. Jeromín [2003] Esp (CDH )
      Tuvo entonces un movimiento de furor inmenso que le hizo dar vueltas por el puente como fiera enjaulada, barbotando palabras que parecían rugido de león que lleva clavado un dardo en los ijares.
    • 1907 Lillo, B. Sub Sole [2001] Ch (CDH )
      Su boca, sin labios, muestra dos hileras de dientes afilados y blancos, y de sus órbitas vacías brotan dos llamas que van a clavarse, como otros tantos dardos, en las verdes pupilas del homicida, quien, en el paroxismo del terror, trata inútilmente de sacudir la inercia de sus miembros y huir de la pavorosa visión.
    • 1907 Lillo, B. Sub Sole [2001] Ch (CDH )
      Y el deseo furioso de ser rico, de poseer riquezas, penetró como un dardo en su cerebro sobreexcitado.
    • 1907 Rubén Darío Canto errante [1977] 309 Ni (CDH )
      Libres como las águilas, vieran los montes / pasar los aborígenes por los boscajes, / persiguiendo los pumas y los bisontes / con el dardo certero de sus carcajes. /
    • 1914 Cestero, T. M. Sangre [2003] RD (CDH )
      Cuando un enemigo caído le gritó que su padre fue al lugarejo a darse baños porque estaba podrido, le mordió, le pateó, le escupió con rabia hasta dejarle túmido el rostro; mas el dardo, su primer dolor de hombre, permaneció clavado muy adentro.
    • 1914 Cestero, T. M. Sangre [2003] RD (CDH )

      Valor y audacia, sus méritos. Castigo de propietario depredado o desquite, le ha roto la diestra de un balazo. Es el dardo que desde Puerto Plata, Luperón imperante dispara contra el Palacio de la Capital, y dos veces, a la cabeza de tropas cibaeñas entra triunfador en ella.

    • 1914 Cestero, T. M. Sangre [2003] RD (CDH )
      Es como un dardo: ciego, hiere o se quiebra.
    • 1914 Espina, C. Esfinge [1914] Esp (CDH )
      De pronto, aquel muro de sombras que disparaba frases como dardos al corazón de la joven, se removió siniestro, y pedazos vivos de la implacable fortaleza avanzaron hacia Florinda en forma de tres mujeres suplicantes y desesperadas.
    • 1914 Espina, C. Esfinge [1914] Esp (CDH )
      La pregunta, certera y amarga, hiende como un dardo la sombra, y el sacerdote álzase al recibirla y se lleva la mano al pecho igual que si le sintiese herido.
    • 1914 Ortega Gasset, J. Meditaciones Quijote [1990] 66 Esp (CDH )
      Pocas lecturas me han movido tanto como esas historias donde el héroe avanza raudo y recto, como un dardo, hacia una meta gloriosa, sin parar mientes que va a su vera con rostro humilde y suplicante la doncella anónima que le ama en secreto, llevando en su blanco cuerpo un corazón que arde por él, ascua amarilla y roja donde en su honor se queman aromas.
    • 1915 Herrera Reissig, J. Lunas oro [1999] Ur (CDH )
      Entre la fuente de pluviosas hebras, / Diluía cambiantes de culebras / La tarde... Tu mirada se hizo muda / Al erótico ritmo; y desde el pardo / Plinto, un Tritón significó su dardo / Concupiscente, hacia tu liga cruda!...
    • 1917 Reyes, A. Anáhuac [1984] Mx (CDH )

      Había casas para granero y almacenes, sobre cuyas puertas se veían escudos que figuraban conejos, y donde se aposentaban los tesoreros, contadores y receptores; casas de armas cuyo escudo era un arco con dos aljabas, donde había dardos, hondas, lanzas y porras, broqueles y rodelas, cascos, grebas y brazaletes, bastos con navajas de pedernal, varas de uno y dos gajos, piedras rollizas hechas a mano, y unos como paveses que, al desenrollarse, cubrían todo el cuerpo del guerrero.

    • 1921 Miró, G. SDaniel [1988] Esp (CDH )
      Los dardos de los vencejos rasgaban con su grito el azul.
    • 1921 Miró, G. SDaniel [1988] Esp (CDH )
      Y la sonrisa de menosprecio de la acusadora se hundía como un dardo en los dos cuerpos culpables juntándolos más.
    • 1921 Pz Ayala, R. Belarmino [1996] 81 Esp (CDH )
      Antes de llegar a mi vivienda era fuerza que atravesase por entre el multitudinoso * ejército de ocupación, recibiendo * continuos dardos meretricios y padeciendo asechanzas y requerimientos, así orales como de hecho, puesto que * alguna se asía de mi brazo [...].
    • 1924 Pellicer, C. Dame [2002] Antología Mx (CDH )
      Oh amor, retorna y arde mis ojos en tus labios. / Arma tus arcos de oro, tu dulce dardo espero. / Siembra mi soledad de luceros y cánticos / y hazme oír en la sombra la palabra que quiero.
    • 1930 Arconada, C. Turbina [1975] Esp (CDH )
      La dinamo miraba por unos respiraderos redondos, estáticamente, fijamente, hacia allá, hacia el río, y los pueblos, y los campos, donde las noches eran negras como su concha de hierro, y hacia donde dispararía pronto, desde aquella sala pequeña, infinitos dardos de luz, que traspasarían la noche con esas pequeñas heridas de las luces, que sólo se curan con bálsamo de amanecer.
    • 1930 Florit, E. Trópico [1985] Cu (CDH )
      MAR, con el oro metido / por decorar tus arenas; / ilusión de ser apenas / por dardos estremecido. / Viven en cálido nido / aves de tu luz, inquietas / por un juego de saetas / ilusionadas de cielo, / profundas en el desvelo / de llevar muertes secretas.
    • 1935 Loynaz, D. M. Jardín [1992] Cu (CDH )
      Un rayo de sol cimbreaba sobre su pecho como un dardo de oro...
    • 1935 Loynaz, D. M. Jardín [1992] Cu (CDH )
      Los dardos de sol se clavan en la tierra y se quedan luego temblando...
    • 1935 Loynaz, D. M. Jardín [1992] Cu (CDH )
      Aunque lo había dicho, todavía el hombre no se había hecho dardo clavador.
    • 1935 Loynaz, D. M. Jardín [1992] Cu (CDH )

      Recorriendo las iglesias del Medioevo, encontró Bárbara viejos amigos; eran los Santos, los tenebrosos Santos de su infancia, martirizados, con pecho herido de dardos, con piernas trituradas por enormes y dentadas ruedas de oro puro...

    • 1938 Mistral, G. Tala [1996] 128 Ch (CDH )
      Con el vuelo remado / de los petreles pasa, / o en un silencio como / de antorcha sofocada. / Pasa en un dardo blanco / la eterna Cabalgata... /
    • 1938 Mistral, G. Tala [1996] Ch (CDH )
      Regresando, a la noche, / por lo ciego del llano, / oigo gritar mujeres / al hombre retardado; / y cae a mis espaldas / y tengo en cuatro dardos / nombre del que guardé, / con mi sangre y mi hálito.
    • 1938 Gorostiza, J. Muerte [1988] 81 Mx (CDH )
      Las estrellas entonces ennegrecen. / Han vuelto el dardo insomne / a la noche perfecta de su aljaba. /
    • 1941 Alegría, C. Mundo [1978] Pe (CDH )
      Densos y maduros estaban los trigos, clavados en la gran chacra de la ladera como dardos disparados desde el sol.
    • 1943 Fdz Flórez, W. Bosque animado [1997] 134 Esp (CDH )
      Y se diría siempre que el aguacero guarda su abundancia y su furia para aquel escaso ámbito que ilumina la antorcha, porque en él —aunque parezca que llueve poco en la fraga— se ven pasar rápidas y apretadas lanzas de agua, con guerrera prisa de herir el suelo, apresuradas, implacables, relampagueantes, con la inclinación que puede llevar un dardo al caer.
    • 1933-1946 Asturias, M. Á. Señor Presidente [2000] 23 Gu (CDH )
      Uno de los más atrevidos le había clavado el pico en el labio superior, enterrándoselo, como un dardo, hasta los dientes, mientras los otros carniceros le disputaban los ojos y el corazón a picotazos.
    • 1947 Loynaz, D. M. Juegos Agua [1993] Cu (CDH )
      EL MAR: San Sebastián acribillado de dardos / bajo el Sol, encadenado a la playa / de moda.
    • 1947 Yáñez, A. Filo Agua [1992] Mx (CDH )
      Gabriel pudo ver cómo en el callejón que baja al río, la viajera —tal que si un dardo le hubiese atravesado el pecho— erguía el busto, levantaba la cabeza, detenía la cabalgadura y volvía el rostro hacia la torre.
    • 1948 Gmz Serna, R. Automoribundia [1948] Esp (CDH )
      Yo pondría sobre ella el signo Alef que en la matemática nueva es el señalador del infinito guarismo que abarca los demás o la aristada rosa de los vientos que infatigablemente urge sus dardos a toda lejanía.
    • 1948 Marechal, L. Adán Buenosayres [1999] Ar (CDH )
      Junto al mar que vomitaba los despojos de la vistosa caballería, junto al mar de color de sangre lloraba el Rey: ¡tantos carros de bronce, tantos jinetes verticales, tantos buenos caballos de piel eléctrica y fogosa nariz! Los lanzó él como piedra de honda tras el esclavo fugitivo: como dardo rabioso los lanzó.
    • 1948 Marechal, L. Adán Buenosayres [1999] Ar (CDH )
      Y así quiero pintarla, con el dedo en la sien y los ojos húmedos, fiel a sí misma como la rosa entre sus dardos.
    • 1950 Alonso, D. Poesía española [1993] 84 Esp (CDH )
      Tal miembro sobrenada y, chorreante, emite, dardo cegador, un instantáneo reflejo.
    • 1950 Alonso, D. Poesía española [1993] Esp (CDH )
      Pero en seguida, en el final del cuarteto, vuelve la ternura, para mí subrayada por ese "facinorosa luz" (es decir, facinerosa), donde hay que notar que el término "facinorosa", precisamente por ser extrapoético, es muy expresivo, y que envuelve una imagen: mirar facineroso, porque es, digámoslo así, imprevisible, clandestino, al disparar su dardo de amor [...].
    • 1950 Pablo Neruda Canto general [1981] Ch (CDH )
      Desde la arcoirisada crestería / su lengua como un dardo / se hundía en la verdura, / el hormiguero monacal pisaba / con melodioso pie la selva [...]. /
    • 1950 Pablo Neruda Canto general [1981] 214 Ch (CDH )
      La bruñida amapola, / relámpago y herida, dardo y boca, / sobre el quemante trigo / pone sus puntuaciones escarlata. /
    • 1952 Casaccia, G. Babosa [1991] Py (CDH )
      Pero Ramón adivinaba en éstas una doble intención, y hubiese asegurado que cuando le preguntó lo del Rubiano fue con el propósito ya previsto de clavarle el dardo que vino después.
    • 1953 Carpentier, A. Pasos [1985] 204 Cu (CDH )
      Desde entonces había corrido la noticia, y durante un siglo había sido un tremebundo tanteo de la selva, un trágico fracaso de expediciones, un extraviarse, girar en redondo, comerse las monturas, sorber la sangre de los caballos, un reiterado morir de Sebastián traspasado de dardos.
    • 1953 Carpentier, A. Pasos [1985] 240 Cu (CDH )
      Quienes dictan leyes aquí, quienes tienen derecho de vida y muerte sobre nosotros, quienes tienen el secreto de los alimentos y tósigos, quienes inventan las técnicas, son hombres que usan el cuchillo de piedra y el rascador de piedra, el anzuelo de espina y el dardo de hueso.
    • 1953 Carpentier, A. Pasos [1985] Cu (CDH )
      De las paredes de hojas de moriche colgaban arcos y flechas de pesca y de caza, cerbatanas, carcajes de dardos envenenados, taparas de curare, y unas paletas en forma de espejo de mano que servían —lo sabría después— para la maceración de una semilla dispensadora de embriaguez, cuyos polvos se aspiraban por canutos hechos con esternones de pájaros.
    • 1953 Sender, R. J. Réquiem campesino [1995] Esp (CDH )
      Se ponía a caballo de uno de los apóstoles, en cuya cabeza golpeaba con los nudillos para ver —decía— si había ratones; le ponía a otro un papelito arrollado en la boca como si estuviera fumando, iba al lado de San Sebastián, y le arrancaba los dardos del pecho para volvérselos a poner, cruelmente.
    • 1957 Laín Entralgo, P. Espera [1984] Esp (CDH )

      Libres de Dios, sin necesidad, por tanto, de rebelarse contra él, los hombres de este siglo podrían aprestarse a recoger lúcida y generosamente su propia cosecha y a disparar, serenos, el dardo de su propia hazaña: "En el mediodía del pensamiento, el rebelde rechaza la divinidad para compartir las luchas y el destino comunes... El arco se tuerce, la madera chilla. En el ápice de la más alta tensión va a surgir el impulso de una flecha certera, del tiro más duro y más libre".

    • 1958 Fuentes, C. Región [1968] Mx (CDH )
      [...] esto decían las voces y se pasaban las palabras de aire en aire y las palabras eran un escudo de plumas de águila, palabras de dardo de turquesa y se sabe que la madre posee un rostro con máscara y los niños pueden ir bajo su signo a tremolar flores en el lugar del humo y todas las voces cantan a la vez [...].
    • 1959 Arreola, J. J. Bestiario [1972] Mx (CDH )
      Y entre ellos el poeta Lucilio, que paseó aquí con aires de conquistador, y que volvió a Roma maltrecho y abatido, caídas la espada y la lira, boto ya el fino dardo de su epigrama.
    • 1960 Usigli, R. Corona fuego [1966] Mx (CDH )
      Chac Paloquem. / Señor, el Capitán de los blancos te espera. / Soy valiente, y jamás en la batalla / temblé, pero estos hombres tienen crines de oro / y su palabra es a modo de un dardo / que hace entrar en tu piel la profecía. / Más guerreros que dioses y más dioses que hombres.
    • 1961 Martín-Santos, L. Tiempo silencio [1996] Esp (CDH )
      La nieta podía ver en él el ángel de la anunciación dotado de su dardo luminoso; del mismo modo que la hija pudiera ver una epifanía un tanto rezagada ante el fruto de su seno y la provecta madre tal vez esperara su propia transfiguración gloriosa en lo alto de un monte sostenida por sus dedos.
    • 1961 Martín-Santos, L. Tiempo silencio [1996] Esp (CDH )

      La furia de los dioses vengadores. Los envenenados dardos de su ira. No siete sino setenta veces siete.

    • 1962 Carpentier, A. Siglo luces [1979] 124 Cu (CDH )
      Paraba el erizo sus dardos morados, cerrábase la ostra medrosa, encogíase la estrellamar ante el paso humano, en tanto que las esponjas, prendidas de algún peñasco inmerso, se mecían en un vaivén de reflejos.
    • 1962 Carpentier, A. Siglo luces [1979] 234 Cu (CDH )
      Mañana llegarían más enfermos, más heridos; más hombres derrotados por los árboles de la selva y por armas que, con sus trazas prehistóricas, sus dardos de hueso de mono, sus flechas de caña, sus picas y machetes campesinos, habían desafiado la artillería moderna [...].
    • 1962 Mujica Láinez, M. Bomarzo [1996] 75 Ar (CDH )
      Pasaron, veloces, detrás de un negro jabalí, en el relámpago de las armas diversas, las férreas mazas, las cimitarras, los dardos, las ballestas y las lanzas cortas, fulgentes al sol los breves cascos cincelados, los collares de oro y los tahalíes, sobre las ropas purpúreas.
    • 1962 Mujica Láinez, M. Bomarzo [1996] Ar (CDH )
      Si los santos contemplaban nuestra lucha, les habrá parecido que un enorme dragón erizado de dardos y que lanzaba llamaradas por las escamas encendidas se retorcía en el golfo, encapotando de humo tempestuoso al aire límpido.
    • 1969 Vargas Llosa, M. Conversación [1996] Pe (CDH )
      Dulcemente el ave rapaz aleteó a ras de tierra, la atrapó con el pico, la elevó, la ejecutó mientras escalaba el aire, metódicamente la devoró sin dejar de ascender por el limpio, caluroso cielo del verano, los ojos cerrados por dardos amarillos que el sol mandaba a su encuentro.
    • 1970 Goytisolo, J. Reivindicación [1973] 165 Esp (CDH )

      [...] con lentos, tenaces, dialécticos movimientos de rotación: sacacorchos o hélice: invocando masculina ayuda con labios sedientos, convocando afluencia sanguínea con ojos extraviados: dulce herida de amor, dardo cruel del alma! [...].

    • 1973 Castellanos, R. Mujer [1995] Mx (CDH )
      Así es como Simone, la "joven formal", arriba al puerto de la vejez atravesada por el dardo de una gran pasión inútil, tan inútil como las otras: la pasión del verbo que es carne, que es acto, que es entendimiento y que perdurará como memoria.
    • a1973 Pablo Neruda Confieso [1993] Ch (CDH )

      Estos nombres y estos hombres prestaron luz florentina a nuestro dulce y poderoso Garcilaso de la Vega, al benigno Boscán; iluminaron a Góngora y tiñeron con su dardo de sombra la melancolía de Quevedo [...].

    • 1976 Revilla, B. Guatemala [1976] Gu (CDH )
      La charada: que es como un dardo contra la injusticia social.
    • 1977 Paso, F. Palinuro [1982] Mx (CDH )

      Los estudiantes de mayo transforman los adoquines en pájaros. Los novios enemigos se lanzan dardos montescos y capuletos. Los meteorólogos se dedican al estudio de las nubes enciclopédicas y los músicos cazan arpegios y elaboran sus testamentos polífonos.

    • 1977 Vargas Llosa, M. Tía Julia [1996] Pe (CDH )
      De modo que sus hijas le obedecían sólo cuando estaba presente; de modo que, apenas volvía la espalda, coludidas, sin duda, con sus hermanos y con, ay —don Federico sintió un dardo en el corazón—, su propia esposa, hacían escarnio de los mandamientos y bajaban a la playa, se desnudaban y exhibían.
    • 1978 Cousté, A. Biografía Diablo [1978] 61 Ar (CDH )
      El otro monstruo, es la más pavorosa imagen que se nos haya dado de la disolución formal: carece de color, de límites precisos, se agita de continuo, y sólo un dardo estremecido y una corona luminosa permiten sospechar qué es.
    • 1978 Fdz Santos, J. Extramuros [1994] Esp (CDH )
      Cuerpo y alma se unían, regalaban, en un juego secreto que como duro dardo, nos alzara y uniera de por vida.
    • 1978 Fdz Santos, J. Extramuros [1994] Esp (CDH )
      Luego la voz clara como la luz, tan suave como un dardo que poco a poco atravesara el aire.
    • 1981 García Márquez, G. Crón muerte [1981] Co (CDH )
      Lo buscó en las tinieblas, lo encontró a primera vista entre los tantos y tantos nombres confundibles de este mundo y del otro, y lo dejó clavado en la pared con su dardo certero, como a una mariposa sin albedrío cuya sentencia estaba escrita desde siempre.
    • 1981 Veloz Maggiolo, M. Sombra Castañeda [2005] 56 RD (CDH )
      E deste primero encuentro cayeron algunos de los esclavos; pero no dejaron por eso de juntarse encontinente, tirando muchas piedras e varas e dardos, e con otra mayor grita atendieron el segundo encuentro de los caballeros cristianos.
    • 1982 Mujica Láinez, M. Escarabajo [1993] 190 Ar (CDH )
      Una lluvia de rocas y de dardos se precipitó sobre nosotros, y las bestias y hombres moribundos contribuyeron a entorpecer el corredor navarro que nos ceñía.
    • 1983 Ribeyro, J. R. Geniecillos [1983] 135 Pe (CDH )
      Su lengua penetraba como un dardo en esa cueva ardiente, mientras su sexo, inflamado, perdido como un ciego, buscaba por su cuenta, sin auxilio de su inteligencia, su único refugio.
    • 1986 Cabrera Infante, G. Habana [1993] 256 Cu (CDH )
      [...] sacaba de mí un dulce irse por una sola parte; parecía imposible que por aquel pequeño orificio pudiera salirse el ser, pero es lo que yo sentía entonces, al dar vuelta ella a su boca, al recogerla de delante a atrás, al voltear los labios, su lengua recorriendo todos los bordes balánicos, moviéndose como un dardo dulce hacia el glande, retrocediendo para dar lugar a una succión con toda la boca, mientras yo, casi inmóvil a veces, otras llevado por su euritmia, la sostenía por la cabeza [...].
    • 1975-1988 Istarú, A. Estación Fiebre [1991] 85 CR (CDH )
      Dardo de luz / donde posó tu pelvis / su traje incandescente. /
    • 1975-1988 Istarú, A. Estación Fiebre [1991] CR (CDH )
      Lleva este beso y ponlo / como un dardo de amor encarnizado / en todo lo que existe. /
    • 1988 Rojo, J. A. Hotel Madrid [1988] Bo (CDH )
      Las chicas de la Inter; Mishima, como San Sebastián, con los dardos en el pecho; un chico premiado con un Oscar.
    • 1988 Rojo, J. A. Hotel Madrid [1988] Bo (CDH )

      Inventaron líneas blancas sobre la mesa para coger velocidad o dispararon un dardo contra la vena para flotar en las galaxias.

    • 1989 Landero, L. Juegos [1993] Esp (CDH )
      Llamó al perro, el único que le tenía afecto en este mundo, y se fue retirando con un monólogo sobre la soledad ingrata de las madres, que después de darlo todo por los hijos, después de haber limpiado tantos culos y haber perdido así la juventud, luchando para que fuesen felices, ¿qué recibían a cambio?, desdén, coces, amenazas, palabras tan crueles como aquellas que acababa de oír y que eran dardos que le habían atravesado el corazón [...].
    • 1989 Landero, L. Juegos [1993] 192 Esp (CDH )
      Aquellos fugaces atisbos eran agujas, puñales, espinas, dardos de nieve que iban directos a las llagas profundas del deseo.
    • 1989 Sepúlveda, L. Viejo [1996] Ch (CDH )
      Espero que algún día los jíbaros le metan un dardo.
    • 1989 Sepúlveda, L. Viejo [1996] 48 Ch (CDH )
      Una nueva cerbatana, un atado de dardos, un collar de perlas de río, un cintillo de plumas de tucán, palmoteándolo hasta hacerle comprender que había pasado por una prueba de aceptación determinada nada más que por el capricho de dioses juguetones, dioses menores, a menudo ocultos entre los escarabajos o entre las candelillas, cuando quieren confundir a los hombres y se visten de estrellas para indicar falsos claros de selva.
    • 1989 Sepúlveda, L. Viejo [1996] Ch (CDH )
      Se les veía rastreando una presa grande, meditando acerca del color de las boñigas dejadas por el animal, y al estar seguros de tenerlo, Antonio José Bolívar esperaba en un claro de selva mientras Nushiño sacaba a la presa de la espesura obligándola a marchar al encuentro del dardo envenenado.
    • 1989 Sepúlveda, L. Viejo [1996] Ch (CDH )
      Los shuar tomaron un atajo, los esperaron en un paso estrecho y desde ahí fueron presas fáciles para los dardos envenenados.
    • 1989 Sepúlveda, L. Viejo [1996] Ch (CDH )
      El reptil recibió el dardo, se irguió elevando casi tres cuartas partes del cuerpo, y desde el árbol donde te emboscabas viste sus ojos amarillos, sus pupilas verticales buscándote con una mirada que no te alcanzó porque el curare actúa rápido.
    • 1989 Sepúlveda, L. Viejo [1996] Ch (CDH )
      En consecuencia, debió ultimarlo con un dardo envenenado, dándole antes la oportunidad de luchar como un valiente; así, al recibir la parálisis del curare, todo su valor permanecería en su expresión, atrapado para siempre en su cabeza reducida, con los párpados, nariz y boca fuertemente cosidos para que no escapase.
    • 1989 Sepúlveda, L. Viejo [1996] 122 Ch (CDH )
      La mirabas engullir los roedores mientras preparabas el dardo, envolviendo la aguda punta en telaraña, untándolo en el curare, introduciéndolo en la boquilla de la cerbatana, y apuntaste buscando la base del cráneo.
    • 1990 Uslar Pietri, A. Visita tiempo [1993] 186 Ve (CDH )
      Se revisaron las armas y los pertrechos, los cañones con sus pirámides de piedras y de balas, los arcabuces, las picas, los garfios y ganchos de abordaje, las redes para impedir el abordaje del enemigo, los dardos de fuego inextinguible, los remos y las velas.
    • 1990 Uslar Pietri, A. Visita tiempo [1993] Ve (CDH )
      Por toda la aglomeración surgían disparos de cañón y tiros de arcabuz, el humo subía de los incendios que provocaban los dardos encendidos y las velas se erizaban de flechas.
    • 1990 Uslar Pietri, A. Visita tiempo [1993] Ve (CDH )
      Colocaba el dardo, tensaba la cuerda, tomaba la puntería sobre el pómulo, con un ojo cerrado, y soltaba el chasquido del disparo.
    • 1992 Belli, G. Mujer habitada [1995] Ni (CDH )

      Extraños son los sentimientos de Lavinia; punzante, cual dardo.

    • 1993 Fuentes, C. Naranjo [1993] 124 Mx (CDH )
      Monta el caballo, se yergue sobre los estribos, habla en nombre de los dioses, inflama a la tropa con su juvenil presencia, fascina con su cuerpo grácil que apenas tolera la pesada musculatura de bronce de la coraza, el vello dorado de sus piernas que parece fundirse con el cuerpo del overo, y se apuesta, nuevo centauro, frente a Cartago Nueva, en el Mediterráneo, con máquinas, piedras, dardos, catapultas y jabalinas.
    • 1993 Fuentes, C. Naranjo [1993] Mx (CDH )
      Antes de disparar una sola jabalina contra la capital de los celtíberos, hay que disparar mil dardos de disciplina contra el ejército de Roma en España.
    • 1993 Fuentes, C. Naranjo [1993] Mx (CDH )
      Las catapultas, las filas de arqueros y pedreros y los montones de dardos, piedras y jabalinas en los parapetos.
    • 1993 Sarduy, S. Cantantes [1967] Cu (CDH )
      La luna es una linterna oscilante; sus ojos dardos negros.
    • 1994 Salvador Lara, J. HContemp Ecuador [1994] Ec (CDH )
      Uno de los luchadores más vigorosos y brillantes del civilismo, certero y afilado como un dardo, aunque sin odiar a nadie, muy al contrario, con un gran amor a la verdad y la justicia, es decir, a Dios, la patria y sus semejantes.
    • 1994 Salvador Lara, J. HContemp Ecuador [1994] 27 Ec (CDH )
      Puntas de lanza para la caza mayor (como las encontradas por Jijón en Puengasí y Vásquez Fuller en Peguche), con las que sus antecesores se habían enfrentado a mastodontes y milodontes, y ellos mismos lo hacían con los últimos vestigios de esa megafauna en proceso de extinción; puntas de flecha con propulsores para la caza de venados y felinos (como las halladas por Whymper en Quito, Rivet en Chiltazón, Mayer-Oakes y Bell en El Inga y las estudiadas por Carlucci); puntas de dardos —aguzados microlitos— para ser usados, según parece, con cerbatana en la captura de monos y aves (como las encontradas por Bonifaz en El Ilaló).
    • 1994 Salvador Lara, J. HContemp Ecuador [1994] Ec (CDH )
      Al continuar la navegación los intrépidos nautas conocieron la existencia de un extraño pueblo de mujeres guerreras, a las que denominaron "amazonas" en recuerdo de las que menciona la literatura clásica, a las que pudieron ver desde el navío en determinado momento, y con cuyos dardos, lanzados desde la ribera, se enfrentaron.
    • 1994 Salvador Lara, J. HContemp Ecuador [1994] 408 Ec (CDH )
      Carbo, asimismo, fue irradiado por Veintemilla, al igual que Montalvo, que no tardó en lanzar contra él los enherbolados dardos de su pluma.
    • 1994 Salvador Lara, J. HContemp Ecuador [1994] Ec (CDH )
      Luego fue llamado por las naciones americanas como secretario general de la oea, en una época en que arreciaban contra dicha organización dardos demoledores, provenientes de diversos arcos, sobre todo castro-marxistas, hasta el punto de ponerse en peligro la supervivencia de la entidad regional.
    • 1994 Solares, I. Nen [1994] Mx (CDH )
      A la lluvia de piedras la siguió otra de flechas y dardos, y los españoles debieron de responder con sus armas desde lo alto, disparando sobre la multitud —que se dispersó convulsa, como un gran animal desarticulado.
    • 1994 Solares, I. Nen [1994] Mx (CDH )
      Y ya aquí debemos infundirnos valor y decisión —de matar a otros y violar a las mujeres, sobre todo— o nos morimos de la tristeza y del miedo antes que del hambre, de las fiebres que por aquí dan, o de algún certero dardo envenenado.
    • 1994 Solares, I. Nen [1994] Mx (CDH )
      — ¡Mexicanos, venid acá! ¡Venid todos acá! Que vengan todos los mexicanos armados: con sus insignias, con sus escudos, con sus dardos.
    • 1994 Solares, I. Nen [1994] Mx (CDH )
      Al momento fue el agruparse todos los capitanes mexicanos, cual si hubieran sido citados: traen sus dardos, sus escudos, sus insignias. /
    • 1994 Solares, I. Nen [1994] Mx (CDH )
      Corría veloz pero doblado, con la barbilla clavada en el pecho, presintiendo hipnóticamente que uno de esos dardos, uno de esos venablos, una de esas jabalinas que por momentos silbaban sobre su cabeza —o él sentía que silbaban sobre su cabeza— le estaba destinada, que corría hacia ellos, y que uno de esos cuchillos de pedernal lo aguardaba para poner fin a su fuga desbocada, vergonzante.
    • 1998 Gamboa, S. Páginas vuelta [1998] Co (CDH )
      Quién sabe, un dardo envenenado, un flechazo.
    • 2001 RAE DRAE 22.ª ed. (NTLLE)
      dardo. [...] m. Arma arrojadiza, semejante a una lanza pequeña y delgada, que se tira con la mano.
    • 2002 Mtz Salguero, J. Combate místico [2002] Bo (CDH )

      El dardo se clavó en la silueta, ésta comenzó a retorcerse y a sangrar pedazos de algo oscuro y viscoso, casi sólido, que se regaban por el suelo con un sonido desagradable.

    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      dardo [...] m. Arma arrojadiza, semejante a una lanza pequeña y delgada, que se tira con la mano.
    • 2017 Martínez, I. "Yuca amarga" [28-02-2017] El País (Madrid) Esp (HD)
      Los aborígenes amazónicos descubrieron que la yuca amarga tiene altas concentraciones del letal ácido cianhídrico (o cianuro de hidrógeno), principio activo del curare, veneno con que se inficionan las flechas y dardos para la guerra y la cacería.
  2. 1⟶metáfora
    s. m. Comentario irónico, hiriente o mordaz.
    Sinónimos: dardazo; pucunazo
    docs. (1737-2017) 58 ejemplos:
    • 1737 Melcón, J. F. Carta satisfactoria [1947] Esp (CDH )
      Y el tercero, el temor de los que, conociendo la agudeza de los dardos de la mordacidad, buscan en el asilo de sus patronos el mejor sagrado a sus tareas.
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      dardo [...] m. Dicho satírico o agresivo y molesto.
    • 1737 Melcón, J. F. Carta satisfactoria [1947] Esp (CDH )
      Y el tercero, el temor de los que, conociendo la agudeza de los dardos de la mordacidad, buscan en el asilo de sus patronos el mejor sagrado a sus tareas.
    • 1840 Anónimo "¡Erre que erre!" [01-01-1840] El Labriego (Madrid) Esp (HD)
      Asi el ilustre conde de Clarendon, á quien la suerte puso sin duda en la alta cámara inglesa, para despuntar los ponzoñosos dardos del infatigable Londonderry, le escucha sonriendo cuando habla y le abruma despues con la irresistible fuerza de su razon y de su lógica severa, cáustica y elegante [...].
    • 1844 Bernat Baldoví, J. Epistola III La Risa, II Esp (BD)
      Figura en primer lugar, / en la cuenta que estoy dando, / tu sospecha singular / sobre lo del "contrabando" / y aquello de "Gibraltar." / Gastaré sílabas pocas / en cosa que es en mi mengua, / y advierte que me provocas, / cuando con impura lengua / semejante punto tocas [...] Ni tus ponzoñosos dardos / me han de hacer pobre, ni rico, / Que aunque de padres bastardos, / Podré tener pardo el pico, Mas no tengo... picos pardos.
    • 1876 Pz Galdós, B. De Oñate a Granja [2003] 211 Esp (CDH )
      Uno y otro tenían sus pandillitas o taifas que fomentaban aquella discordia, lanzándose fieros dardos de calumnia y dicterios crueles; pero Moreno llevaba la inmensa ventaja de haberle ganado al otro la delantera en la confianza lela del Rey, quien no respiraba sin previa consulta con su jefe de Estado Mayor.
    • 1894 Pz Galdós, B. Torquemada [2002] 132 Esp (CDH )
      Enalteciendo a este, y haciéndole de hombre persona, y de persona personaje, y de personaje eminencia, iban ganando la partida, y los dardos de maledicencia se volvían contra los mismos que los lanzaban.
    • 1977 Vargas Llosa, M. Tía Julia [1996] Pe (CDH )
      Yo estaba feliz con la noticia del romance y esperaba que la tía Julia apareciera para lanzarle algún dardo sobre su nuevo candidato.
    • 1982 Allende, I. Casa espíritus [1995] 312 Ch (CDH )
      Los muebles pisoteados por Alba que jugaba a las casitas y a las trincheras en ellos, se transformaron en cadáveres con los resortes al aire y el gran gobelino del salón perdió su pulquérrima impavidez de escena bucólica de Versalles y fue usado como blanco de los dardos de Nicolás y su sobrina.
    • 1994 Salvador Lara, J. HContemp Ecuador [1994] Ec (CDH )
      La oposición realizada bajo los auspicios de Velasco Ibarra, que desde el exilio dirigía sus dardos contra el presidente Arroyo del Río, originó el derrocamiento de éste, acusado de no haber logrado afrontar debidamente el grave conflicto armado provocado por Perú con su agresión de 1941, y la suscripción en 1942 del Protocolo de Río de Janeiro, que redujo notablemente el territorio ecuatoriano.
    • 1999 Volpi, J. Busca Klingsor [1999] Mx (CDH )
      Stark, uno de los oradores durante la ceremonia, no desaprovechó la oportunidad para lanzar nuevos dardos.
    • 1737 Melcón, J. F. Carta satisfactoria [1947] Esp (CDH )
      Y el tercero, el temor de los que, conociendo la agudeza de los dardos de la mordacidad, buscan en el asilo de sus patronos el mejor sagrado a sus tareas.
    • 1840 Anónimo "¡Erre que erre!" [01-01-1840] El Labriego (Madrid) Esp (HD)
      Asi el ilustre conde de Clarendon, á quien la suerte puso sin duda en la alta cámara inglesa, para despuntar los ponzoñosos dardos del infatigable Londonderry, le escucha sonriendo cuando habla y le abruma despues con la irresistible fuerza de su razon y de su lógica severa, cáustica y elegante [...].
    • 1844 Bernat Baldoví, J. Epistola III La Risa, II Esp (BD)
      Figura en primer lugar, / en la cuenta que estoy dando, / tu sospecha singular / sobre lo del "contrabando" / y aquello de "Gibraltar." / Gastaré sílabas pocas / en cosa que es en mi mengua, / y advierte que me provocas, / cuando con impura lengua / semejante punto tocas [...] Ni tus ponzoñosos dardos / me han de hacer pobre, ni rico, / Que aunque de padres bastardos, / Podré tener pardo el pico, Mas no tengo... picos pardos.
    • 1846 Domínguez, R. J. DiccNacional, I Esp (NTLLE)
      Dardo [...] Fig. Injuria, sarcasmo, sátira.
    • 1842-1851 Mesonero Romanos. R. Escenas matritenses [1993] Esp (CDH )
      De allí a unos días, auxiliado por una vacante repentina, una enfermedad súbita o una espontánea inspiración, salta los últimos términos del periódico, abrázase a sus columnas, trepa por ellas, tiende el paño y comienza a lanzar desde aquella altura los dardos acerados que afilaba para esta ocasión.
    • 1864 Valera, J. Sobre «El Quijote» Discursos académicos Esp (CDH )
      No negaré yo que algunas veces la rivalidad de Cervantes con Lope, con Aliaga, aunque indigno, y con otros poetas, le haga lanzar contra ellos dardos satíricos Por lo común, sin embargo, en la alabanza es en lo que se excede mostrando más la excelencia de su corazón que la de su juicio en puntos literarios.
    • 1869 Cueto, L. A. Bosquejo poesía cast [1952] Esp (CDH )
      Ora se burla del ejército frances por el pobre triunfo del Trocadero, ora anatematiza al trono despótico, ora, en fin, vuelve sus dardos contra la nacion misma, ó la cual mira entónces con desdeñosa compasion:
    • 1828-1870 Bretón Herreros, M. Poesías [1884] 96 Esp (CDH )
      / ¡Hombre que hoy se empareda cual la ostra / Para herir á mansalva á un individuo, / Marlana ante sus piés la frente postra; / Y torpe histrion y adulador asiduo / Miéntras aguza el ponzoñoso dardo / Mendiga de sus platos el residuo! / Por dicha ya el Anónimo bastardo / Tanto su filo embota con el uso / Que semeja á la espada de Bernardo.
    • 1874 Pz Galdós, B. Juan Martín Empecinado [2003] Esp (CDH )
      — Marcha a tu pueblo —repuso el general sin hacer caso del dardo—.
    • c1875 Costa, J. HRevolución española [1992] 81 Esp (CDH )
      Como antes habían convidado a los ciudadanos del municipio contra la nobleza, quisieron honrar ahora a los escritores, filósofos, jurisconsultos, etc., sin echar de ver que con esto calentaban y abrigaban en su seno la serpiente que había de ahogarlos: reanimados con tan inesperada protección y escudados tras ella contra los dardos de la malevolencia teocrática o contra las persecuciones curiales, se dieron a combatir, ora a las calladas y en sátira horaciana y suave, ora al descubierto y asestando furiosos golpes de ariete, todo lo que / la sociedad miraba con más respeto y observaba más escrupulosamente [...].
    • 1876 Pz Galdós, B. De Oñate a Granja [2003] 211 Esp (CDH )
      Uno y otro tenían sus pandillitas o taifas que fomentaban aquella discordia, lanzándose fieros dardos de calumnia y dicterios crueles; pero Moreno llevaba la inmensa ventaja de haberle ganado al otro la delantera en la confianza lela del Rey, quien no respiraba sin previa consulta con su jefe de Estado Mayor.
    • 1872-1878 Coello, C. Cuentos inverosímiles [1878] Esp (CDH )
      Uno de esos miserables que viven disparando constantemente sus dardos contra las honras ajenas, á ver si cae alguna y pueden hacerse con la que necesitan, señaló unos cuantos pensamientos que, segun él, había tomado Cervántes de otros autores, y vino á llamarle ladron en buenas palabras [...].
    • 1880-1881 Menéndez Pelayo, M. HHeterodoxos [1946-1948] Esp (CDH )

      Todo esto y lo demás que se omite es ciertamente una hinchada declamación, muy lejana de la pintoresca energía que tiene en Lucrecio el sacrificio de Ifigenia o el elogio de Epicuro; pero la historia debe registrarlo a título de protesta contra el Santo Oficio, al cual van derechos en la intención los dardos de Meléndez, por más que afecte hablar sólo de los mahometanos, de los bracmanes y de los gentiles.

    • 1879-1890 Campoamor, R. Poética [1902] Esp (CDH )
      No saben que la crítica, cuando no parte de un principio superior de metafísica que sirva, de pauta general, ó es un medio despreciable de desahogar la bilis, ó un antifaz para lanzar impunemente dardos calumniosos.
    • 1893 Pz Galdós, B. Torquemada [2002] Esp (CDH )

      Desde aquel día determinaron las hermanas que Rafael no asistiese a la tertulia, porque si él estaba violentísimo en presencia de Donoso y Torquemada, no era menor la violencia de ellas, temerosas de un disgusto; como que ya en las últimas noches había dirigido el ciego a su futuro cuñado dardos agudísimos, no bien revestidos de las flores de la cortesía.

    • 1894 Pz Galdós, B. Torquemada [2002] 132 Esp (CDH )
      Enalteciendo a este, y haciéndole de hombre persona, y de persona personaje, y de personaje eminencia, iban ganando la partida, y los dardos de maledicencia se volvían contra los mismos que los lanzaban.
    • 1903 Valera, J. Elogio Núñez Arce Discursos académicos Esp (CDH )
      De aquí que de desate en diatribas contra la doctrina darviniana; pero, arrebatado sin duda por su espíritu satírico, los dardos que lanza contra Darwin traspasan el blanco y tienen mayor y más terrible alcance.
    • 1918 Cortezo, C. M. Discurso [1918] Esp (CDH )

      El chiste espontáneo, surgido en el desarrollo de una narración, en la contraposición de ideas de una polémica, en el calor demostrativo de una afirmación; la jocosidad en tales circunstancias es fácilmente perdonable y las más veces sabrosa y bien recibida, aun por aquellos que son blanco de su dardo.

    • 1925 RAE DRAE 15.ª ed. (NTLLE)
      DARDO.[...] Dicho satírico o agresivo y molesto.
    • 1949 Díaz Plaja, G. HLiteratura universal [1949] Esp (CDH )
      En general demuestran un sentido cínico de la vida, lanzando su dardo satírico contra todo, sin respeto alguno: recuerdan, en esto, la psicología de nuestra novela picaresca.
    • 1950 Alonso, D. Poesía española [1993] Esp (CDH )
      Entonces, sí, el escritor afila sus dardos para que hieran en la sensibilidad del público y despierten en él intuiciones más poderosas, o bien los embota voluntariamente por esa constricción o coacción social tan brillantemente estudiada por el propio Bally.
    • c1940-a1966 Amaya Amador, R. Cuentos [1997] Ho (CDH )

      — ¡Viva el Coronel Zapametepe!

      Centenares de soldados repitieron el viva y don Hilarión sintió el dardo emponzoñado en pleno rostro, pero sonrió con gesto de satisfacción.

    • a1973 Pablo Neruda Confieso [1993] Ch (CDH )
      Juan Ramón Jiménez, neurótico, novecentista, seguía lanzándome dardos dominicales.
    • a1973 Pablo Neruda Confieso [1993] Ch (CDH )

      Ésta sería la ocasión de conocer el admirable monumento, si la policía no me hubiera notificado que no puedo salir de la ciudad y que debo regresar a Europa cuanto antes. Regreso mañana.

      Contento de haberle asestado el dardo, lo saludé ligeramente y abandoné su despacho.
    • 1974 Prieto de Zegarra, J. Mensajes Perú Pe (CDH )
      La vida de la Lima dieciochesca, llena de prejuicios, no pudo perdonar nunca lo que consideraron la tragedia original del sabio, que a pesar de haber sido llamado en tiempos del Virrey Conde de Superunda, para cargos culturales de importancia, sin embargo fue zaherido, pero él tuvo en sus cartas dardos muy fuertes para la incomprensiva sociedad de entonces, quizás a través de su pluma, lapidaria y estigmatizadora, enfrentándose valientemente en sus escritos con ideas de veras revolucionarias para su época.
    • 1976 Martín Gaite, C. Fragmentos interior [1994] Esp (CDH )
      Oía el rumor de la lluvia en la calle y pensaba con encono y envidia en aquellos miles de locales nocturnos que le había descrito a Víctor con lúcida saña y a alguno de los cuales irían a parar sin duda Pablo y Gloria en cuanto salieran del cine a desgranar sin ton ni son risas y palabras hasta la madrugada, dardos dirigidos contra su amor propio desde el desafiante baluarte de su inconsciencia y su juventud.
    • 1977 Vargas Llosa, M. Tía Julia [1996] Pe (CDH )
      Yo estaba feliz con la noticia del romance y esperaba que la tía Julia apareciera para lanzarle algún dardo sobre su nuevo candidato.
    • 1978 Prensa Revista Hoy, 08-14/11/1978 [1978] Ch (CDH )
      Hay quienes desean mantener el partido "intacto" en lo que a clase social se refiere, y hay otros, provenientes de sectores "no-pudientes", que tratan de actuar como "señores de alcurnia", volviendo, por ejemplo, sus dardos contra la inmigración negra o india.
    • 1979 Longares, M. Novela corsé [1988] 116 Esp (CDH )
      Al recibir este dardo, como Rosa no puede decir que la han entretenido un rato sin inspirar la sospecha de que ella ha hecho algo para procurarlo, ni rechaza ni aprueba la afrenta y el suspiro sintáctico se enreda en el vendaval [...].
    • 1980 Fasano Mertens, F. Después derrota [1980] Ur (CDH )
      Guardemos, pues, los dardos del lenguaje para mejores menesteres, y abordemos la crítica, con honestidad intelectual, percibiendo en ella la causalidad que les impidió ser la vanguardia de la clase.
    • 1980 Fasano Mertens, F. Después derrota [1980] Ur (CDH )
      No menos duros fueron sus dardos contra las concepciones organizativas artesanales.
    • 1982 Allende, I. Casa espíritus [1995] 312 Ch (CDH )
      Los muebles pisoteados por Alba que jugaba a las casitas y a las trincheras en ellos, se transformaron en cadáveres con los resortes al aire y el gran gobelino del salón perdió su pulquérrima impavidez de escena bucólica de Versalles y fue usado como blanco de los dardos de Nicolás y su sobrina.
    • 1982 Prensa ABC, 18/05/1982 [1982] Esp (CDH )
      Salvá Paradela después se desahogó contra la Prensa «in génere», «profesionales de la mentira, de la saña, de la insidia vil... que lanzan sus dardos venenosos...».
    • 1983 Prensa ABC, 17/11/1983 [1983] Esp (CDH )
      Eso también lo sabe Helmut Kohl, diana principal de los dardos que lanza Strauss.
    • 1983 Prensa Revista Hoy, 19-25/01/1983 [1983] Ch (CDH )
      Sus peores dardos iban contra las "instituciones esenciales", que es como se llaman a sí mismas las Fuerzas Armadas que hace 50 años circulan por el poder, que tienen ocho mil desaparecidos y que perdieron su única guerra.
    • 1986 Prensa El País, 02/02/1986 [1986] Esp (CDH )
      Sorprendentemente, la Prensa francesa procura no insistir demasiado en ese hecho y dirige sus dardos preferentemente contra Berlusconi.
    • 1987 Edwards, J. Anfitrión [1987] 9 Ch (CDH )
      No faltarían víctimas de mis dardos dispuestas a cobrarse la revancha después del 11, a hacerme pasar un mal rato, por lo muy menos.
    • 1987 Fuentes, C. Cristóbal Nonato [1988] 214 Mx (CDH )
      Miraba hacia la playa acapulqueña y repasaba mentalmente los dardos estructuralistas que esa mañana mandaría, acertadamente, contra Domínguez del Tamal:
    • 1987 Prensa ABC, 17/02/1987 [1987] Esp (CDH )
      En la pantalla de la TV se remansaron estadísticas, argumentos polémicos y los dardos que se lanzaban los dos personajes.
    • 1988 Prensa El Tiempo, 02/01/1988 [1988] Co (CDH )
      A decir verdad las críticas conservadoras no versan solo sobre el manejo de las relaciones con Venezuela, sino que casi toda la política internacional del gobierno del Presidente Barco fue blanco de los dardos conservadores.
    • 1989 Prensa ABC, 01/06/1989 [1989] Esp (CDH )
      La omnipresencia y acumulación de poderes sobre el líder soviético, precisamente, fue otro de los objetivos de los dardos del «hijo predilecto» de Moscú, quien reincidió en sus insinuaciones sobre el culto a la personalidad de nuevo estilo al que se entregaría Gorbachov, para advertir que «sin querer, podríamos caer en otra dictadura».
    • 1990 Prensa Tiempo, 22/10/1990 [1990] Esp (CDH )
      — De cualquier manera, Ardanza lanza sus dardos contra los socialistas...
    • 1992 Prensa La Nación, 29/06/1992 [1992] Ar (CDH )
      Los principales dardos se dirigirán contra los ministros del Interior, José Luis Manzano, y de Educación, Antonio Salonia.
    • 1994 Prensa El Mundo, 24/08/1994 [1995] Esp (CDH )
      «No puedo aceptar —prosiguió— que nadie me llame fascista. Significa que no conoce mi trayectoria. Lo divertido del caso es que Curi lanza sus dardos cuando en Perú hay un régimen autoritario militar que me acusa de traidor a la patria», dijo Vargas Llosa a la Prensa italiana desde Salzburgo (Austria).
    • 1994 Prensa El Mundo, 19/09/1994 [1994] Esp (CDH )
      Sin mucha perspicacia, parece evidente que los dardos están dirigidos a Yasir Arafat.
    • 1994 Salvador Lara, J. HContemp Ecuador [1994] 262 Ec (CDH )

      Nadie concebía entonces que un mestizo, casi indígena, pudiese aspirar a nada, y por eso se le oponían. Él se desquitaba con burlas y sátiras, que contribuían por una parte a poner de relieve los vicios de la época, y por otra, a crearle nuevos y más feroces adversarios. En el fondo le temían y no dejaban tampoco de admirarle. Su inteligencia era poderosa; su don de observación extraordinario; su erudición increíble; su pluma, acerada y mordaz, un poco pesada dado el ambiente cultural de entonces; su ironía sin límites; la puntería de sus dardos tremenda.

    • 1994 Salvador Lara, J. HContemp Ecuador [1994] Ec (CDH )
      La oposición realizada bajo los auspicios de Velasco Ibarra, que desde el exilio dirigía sus dardos contra el presidente Arroyo del Río, originó el derrocamiento de éste, acusado de no haber logrado afrontar debidamente el grave conflicto armado provocado por Perú con su agresión de 1941, y la suscripción en 1942 del Protocolo de Río de Janeiro, que redujo notablemente el territorio ecuatoriano.
    • 1995 Prensa La Vanguardia, 02/05/1995 [1995] Esp (CDH )
      El candidato de la derecha fue, sin embargo, el blanco de los dardos de Le Pen, empezando por el lema que presidía el acto —"Francia para todos los franceses"— que es la réplica directa al de "Francia para todos" de Chirac.
    • 1996 Prensa ABC Color, 27/10/1996 [1996] Py (CDH )
      Esta vez sus dardos apuntaron directamente a los encuentristas, a quienes calificó de "resabio y escoria de los partidos tradicionales".
    • 1996 Prensa El Mundo, 11/11/1996 [1997] Esp (CDH )
      La noche se fue metiendo por Madrid a la vez que el Bernabéu perdía la paciencia y lanzaba sus dardos contra Secretario, un futbolista abrumado.
    • 1996 Prensa Revista Hoy, 09-15/06/1997 [1996] Ch (CDH )
      Como ilustración de esa hipótesis, han tomado los mismos ejemplos entregados por Novoa para señalar que los dardos contra Jordán obedecen a un "ajuste de cuentas" por los casos Letelier y Guzmán.
    • 1996 Prensa La Época, 02/07/1996 [1996] Ch (CDH )
      En la década de los treinta brillaba, con las luces de su cáustico ingenio, un gran humorista llamado Jenaro Prieto, quien lanzaba sus dardos desde las columnas del Diario Ilustrado, publicación manejada por el Partido Conservador, vale decir, la derecha más derecha de nuestro espectro político.
    • 1997 Prensa ABC Electrónico, 22/09/1997 [1997] Esp (CDH )
      — Le podría relatar las ocasiones en las que el frente común Aznar-Anguita ha dirigido sus dardos contra nosotros, pero para qué vamos a recordar estas cosas.
    • 1997 Prensa Brecha, 05/09/1997 [1997] Ur (CDH )
      Reporteros Sin Fronteras lanzó a su vez sus dardos sobre "las empresas de prensa que obligan a los periodistas a convertirse en voyeurs y estimulan una curiosidad enferma en el público".
    • 1997 Prensa Diario Hoy, 13/07/1997 [1997] Ec (CDH )
      Desde entonces Bustamante no cesa de dirigir sus dardos hacia el presidente del Congreso, con quien mantiene una relación más tensa que con sus otros colegas de bancada, nativos del Guayas.
    • 1999 Volpi, J. Busca Klingsor [1999] Mx (CDH )
      Stark, uno de los oradores durante la ceremonia, no desaprovechó la oportunidad para lanzar nuevos dardos.
    • 2001 RAE DRAE 22.ª ed. (NTLLE)
      dardo. [...] m. Dicho satírico o agresivo y molesto
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      dardo [...] m. Dicho satírico o agresivo y molesto.
    1. s. Frecuentemente con el modificador envenenado.
      docs. (1759-2017) 7 ejemplos:
      • 1759 Anónimo "Hombre de bien" [15-06-1759] Diario Noticioso, Curioso, Erudito y Comercial. Público y Económico (Madrid) Esp (HD)
        [...] superior á la embidia, vé cómo disparan contra él los dardos envenenados de una murmuracion cruel; vé despreciar su Plan, y su execucion; la retirada y la persecucion de los enemigos [...].
      • 1881 López, L. V. Recuerdos viaje [2003] 119 Ar (CDH )
        Disraeli, en su legítimo orgullo, ha tenido como sigue el privilegio de considerar con el desdén más alto a las mediocridades, les ha marcado sus defectos con su sarcasmo candente, y enemigo capital de los elementos teatrales con que se fabrican reputaciones en todas partes, nunca ha hecho una cortesía al diarista o al revistero pronto a tributar un elogio o a lanzar un dardo envenenado, según los tiempos, los motivos y las conveniencias.
      • 1900 Rubió Bellvé, M. Guerra moderna [1900] 15 Esp (CDH )
        Los que, ignorantes de lo que es la guerra, forjan planes imaginarios y dirigen dardos envenenados sobre el general que no realiza de corrido lo que ellos tan de prisa concibieran, no hacen más que restar fuerza al ejército.
      • 2017 Navarro, F. "Bob Dylan" [01-04-2017] El País (Madrid) Esp (HD)
        La última vez que acudió a una ceremonia fue en la gala benéfica de MusicCares, en la que le reconocieron artista del año. En su largo y magnífico discurso, cargado de dardos envenenados a la prensa y los detractores y de homenajes a sus héroes musicales, acabó hablando de su admirado Billy Lee Riley, un cantante de rockabilly que solo tuvo un éxito en los cincuenta y luego malvivió toda su vida como un músico de tercera.
      • 1759 Anónimo "Hombre de bien" [15-06-1759] Diario Noticioso, Curioso, Erudito y Comercial. Público y Económico (Madrid) Esp (HD)
        [...] superior á la embidia, vé cómo disparan contra él los dardos envenenados de una murmuracion cruel; vé despreciar su Plan, y su execucion; la retirada y la persecucion de los enemigos [...].
      • 1842-1851 Mesonero Romanos. R. Escenas matritenses [1993] Esp (CDH )
        ¡Vosotros, pintores apasionados de las debilidades humanas, pretendidos moralistas modernos, novelistas y dramaturgos, escritores de conveniencia, que os atrevéis a fulminar el dardo envenenado de vuestra pluma contra la sociedad entera pretendiendo negar hasta la existencia de la virtud...
      • 1881 López, L. V. Recuerdos viaje [2003] 119 Ar (CDH )
        Disraeli, en su legítimo orgullo, ha tenido como sigue el privilegio de considerar con el desdén más alto a las mediocridades, les ha marcado sus defectos con su sarcasmo candente, y enemigo capital de los elementos teatrales con que se fabrican reputaciones en todas partes, nunca ha hecho una cortesía al diarista o al revistero pronto a tributar un elogio o a lanzar un dardo envenenado, según los tiempos, los motivos y las conveniencias.
      • 1900 Rubió Bellvé, M. Guerra moderna [1900] 15 Esp (CDH )
        Los que, ignorantes de lo que es la guerra, forjan planes imaginarios y dirigen dardos envenenados sobre el general que no realiza de corrido lo que ellos tan de prisa concibieran, no hacen más que restar fuerza al ejército.
      • 1943-1974 Augier, Á. Prosa [1982] 231 Cu (CDH )
        Sólo así, cuando no podía defenderse de la coacción de cuantos en vida le negaron y despreciaron, de cuantos se sienten aludidos como culpables en sus lienzos, pudo permitirlo aquel hombre que tenía fácil la frase irónica para la «beatería» hipócrita —más de una vez reflejada en su pintura— y que se revolvía con ardiente irreverencia contra el clero y sus falsos apóstoles, al igual que dedicaba su dardo envenenado a la burguesía rapaz y al gobernante venal, nada preocupado por la cultura ni por sus heroicos trabajadores.
      • 1985 Prensa El País, 02/06/1985 [1985] Esp (CDH )
        El primer ministro griego y el secretario de Estado de la Casa Blanca, Caspar Weinberger, han suspendido el intercambio de dardos envenenados, tan frecuente en épocas anteriores.
      • 2017 Navarro, F. "Bob Dylan" [01-04-2017] El País (Madrid) Esp (HD)
        La última vez que acudió a una ceremonia fue en la gala benéfica de MusicCares, en la que le reconocieron artista del año. En su largo y magnífico discurso, cargado de dardos envenenados a la prensa y los detractores y de homenajes a sus héroes musicales, acabó hablando de su admirado Billy Lee Riley, un cantante de rockabilly que solo tuvo un éxito en los cincuenta y luego malvivió toda su vida como un músico de tercera.
  3. s. m. Pesca Instrumento de pesca, que se lanza generalmente con la mano, consistente en un palo largo rematado por un hierro puntiagudo y cortante y por uno o más ganchos.
    docs. (1767-1928) 10 ejemplos:
    • 1767 Anónimo "Historia general viages" [17-01-1767] Diario Noticioso, Curioso, Erudito y Comercial. Público y Económico (Madrid) Esp (HD)
      Se echan al Rio en una pequeña Barca, hecha á proposito para esta pesca; y conociendo en el movimiento del agua en qué lugares se ha detenido el pescado, le tiran un dardo con toda su fuerza. Si no la matan de este golpe, la dexan la libertad de huir, porque el dardo, ó la lanza, que es de una largura extraordinaria, y que lleva en su herida, no cesa de señalar adonde se ha retirado. Estas lanzas son de una madera muy dura, y guarnecidas de tantas puntas á poca distancia la una de la otra, que este dardo tiene seis, ó siete palmos de circunferencia.
    • 1928 Viera, L. "Ballenatos y cachalotes" [28-06-1928] La Libertad (Madrid) Esp (HD)
      El buque ballenero ostenta hoy en la proa un cañoncito, con el que se lanza del arpón a 50 metros, y más, de distancia, y el dardo lleva un cartucho explosivo, cuyo estallido abrevia la lucha con la víctima y la agonía de ésta.
    • 1767 Anónimo "Historia general viages" [17-01-1767] Diario Noticioso, Curioso, Erudito y Comercial. Público y Económico (Madrid) Esp (HD)
      Se echan al Rio en una pequeña Barca, hecha á proposito para esta pesca; y conociendo en el movimiento del agua en qué lugares se ha detenido el pescado, le tiran un dardo con toda su fuerza. Si no la matan de este golpe, la dexan la libertad de huir, porque el dardo, ó la lanza, que es de una largura extraordinaria, y que lleva en su herida, no cesa de señalar adonde se ha retirado. Estas lanzas son de una madera muy dura, y guarnecidas de tantas puntas á poca distancia la una de la otra, que este dardo tiene seis, ó siete palmos de circunferencia.
    • p1775 Machón, M. Trad Descrip Patagonia Falkner [1969] Ar (CDH )
      Viven principalmente del pescado que cogen, ya zambulléndose, o echándole dardos: son muy ligeros y atrapan guanacos y avestruces con sus bolas.
    • 1793 Sáñez Reguart, A. DiccArtes pesca, IV p. 172 Esp (BD)
      Duhamen [...] suministra por su parte preciosas noticias de sugetos prácticos en ella [la pesca de los Lobos marinos en Groenlandia]: y como pueden interesar mucho al público, no es posible dexar de extractarlas. [...] "La mayor parte de los dardos, de que usan en lugar del harpon, están guarnecidos de un diente de Vaca marina, que suele constar de un pie de largo: es bastante puntiagudo y le colocan bien ajustado y firme en un pedazo de madera de espino ó de álamo blanco de quatro pies de largo, y tres pulgadas de circunferencia. Este dardo le despiden al impulso del brazo sobre el pez, y quando ya le han herido, le siguen con las canoas hasta tanto que ven haber perdido una parte de sus fuerzas: en estas circunstancias acaban de matarle, ó con otro dardo ó a porrazos".
    • 1841 Anónimo "Ballena" [01-01-1841] El Museo de Familias (Barcelona) Esp (HD)
      Luego que bogando hácia ellas, se ponen como á tres brazas, los arponeros arrojan contra el cuerpo de la ballena el arpon atado á un cable con cuanta fuerza pueden. [...] Desde luego no es mortal este primer dardo; mas irritado el animal, se ajita, sacude con la cola un golpe recio, á veces peligroso contra la barquilla, y en seguida precipitase á lo hondo ó debajo del hielo, contra el cual se roza, ó contra las rocas, y de este modo la misma balena se mete cada vez mas el arpon dentro del cuerpo.
    • 1851 Anónimo "Foca o vaca marina" [01-06-1851] Semanario Pintoresco Español (Madrid) Esp (HD)
      Así que estos se hallan á distancia proporcionada, el harponero arroja á la mas inmediata un dardo, á cuyo mango está atada por medio de una cuerda una vejiga llena de aire. [...] Otras veces, con gritos y clamores, aturden á las bandadas de focas, las cuales se van al fondo del agua, donde permanecen tanto tiempo, que al volver á la superficie estan como asfixiadas, y son por esta razon fáciles de matar con el dardo ó con la escopeta.
    • 1852 Chao, E. (dir.) Trad Reinos naturaleza, Buffon, I p. 182 Esp (BD)
      El harpon que arrojan es un dardo bastante pesado y triangular, cuyo hierro, de cerda de un metro de largo, debe ser muy suave, liso y afilado por l apunta, cortante por ambos filos y con lengüetas en las orillas. […] Se ata al dardo mismo ó a su espiga, la cuerda, que debe ser del mejor cáñamo, sin alquitranarla, para que conserve su flexibilidad, á pesar del frio escesivo que siempre hace en los parajes en que se pesca la Ballena.
    • 1884 Anónimo "Pesca de la ballena" [04-11-1884] La Dinastía (Barcelona) Esp (HD)
      La proa de la chalupa se encarama sobre la enorme cabeza del animal como sobre una roca, clava el arponero su dardo bajo la aleta izquierda, cae la vela instantáneamente, siente la ballena la herida, lanza sus plumeros de agua, y huye con el arpón clavado, dejándola correr sobre el cordel [...].
    • 1888-1923 Pascual Sanjuán, P. Flora [1923] Esp (CDH )
      Se pesca con grandísimo trabajo, acercándose con lanchas a cierta distancia y arrojándole una especie de dardo que se llama arpón.
    • 1928 Viera, L. "Ballenatos y cachalotes" [28-06-1928] La Libertad (Madrid) Esp (HD)
      El buque ballenero ostenta hoy en la proa un cañoncito, con el que se lanza del arpón a 50 metros, y más, de distancia, y el dardo lleva un cartucho explosivo, cuyo estallido abrevia la lucha con la víctima y la agonía de ésta.
    • 1767 Anónimo "Historia general viages" [17-01-1767] Diario Noticioso, Curioso, Erudito y Comercial. Público y Económico (Madrid) Esp (HD)
      Se echan al Rio en una pequeña Barca, hecha á proposito para esta pesca; y conociendo en el movimiento del agua en qué lugares se ha detenido el pescado, le tiran un dardo con toda su fuerza. Si no la matan de este golpe, la dexan la libertad de huir, porque el dardo, ó la lanza, que es de una largura extraordinaria, y que lleva en su herida, no cesa de señalar adonde se ha retirado. Estas lanzas son de una madera muy dura, y guarnecidas de tantas puntas á poca distancia la una de la otra, que este dardo tiene seis, ó siete palmos de circunferencia.
    • p1775 Machón, M. Trad Descrip Patagonia Falkner [1969] Ar (CDH )
      Viven principalmente del pescado que cogen, ya zambulléndose, o echándole dardos: son muy ligeros y atrapan guanacos y avestruces con sus bolas.
    • 1793 Sáñez Reguart, A. DiccArtes pesca, IV p. 172 Esp (BD)
      Duhamen [...] suministra por su parte preciosas noticias de sugetos prácticos en ella [la pesca de los Lobos marinos en Groenlandia]: y como pueden interesar mucho al público, no es posible dexar de extractarlas. [...] "La mayor parte de los dardos, de que usan en lugar del harpon, están guarnecidos de un diente de Vaca marina, que suele constar de un pie de largo: es bastante puntiagudo y le colocan bien ajustado y firme en un pedazo de madera de espino ó de álamo blanco de quatro pies de largo, y tres pulgadas de circunferencia. Este dardo le despiden al impulso del brazo sobre el pez, y quando ya le han herido, le siguen con las canoas hasta tanto que ven haber perdido una parte de sus fuerzas: en estas circunstancias acaban de matarle, ó con otro dardo ó a porrazos".
    • 1841 Anónimo "Ballena" [01-01-1841] El Museo de Familias (Barcelona) Esp (HD)
      Luego que bogando hácia ellas, se ponen como á tres brazas, los arponeros arrojan contra el cuerpo de la ballena el arpon atado á un cable con cuanta fuerza pueden. [...] Desde luego no es mortal este primer dardo; mas irritado el animal, se ajita, sacude con la cola un golpe recio, á veces peligroso contra la barquilla, y en seguida precipitase á lo hondo ó debajo del hielo, contra el cual se roza, ó contra las rocas, y de este modo la misma balena se mete cada vez mas el arpon dentro del cuerpo.
    • 1851 Anónimo "Foca o vaca marina" [01-06-1851] Semanario Pintoresco Español (Madrid) Esp (HD)
      Así que estos se hallan á distancia proporcionada, el harponero arroja á la mas inmediata un dardo, á cuyo mango está atada por medio de una cuerda una vejiga llena de aire. [...] Otras veces, con gritos y clamores, aturden á las bandadas de focas, las cuales se van al fondo del agua, donde permanecen tanto tiempo, que al volver á la superficie estan como asfixiadas, y son por esta razon fáciles de matar con el dardo ó con la escopeta.
    • 1852 Chao, E. (dir.) Trad Reinos naturaleza, Buffon, I p. 182 Esp (BD)
      El harpon que arrojan es un dardo bastante pesado y triangular, cuyo hierro, de cerda de un metro de largo, debe ser muy suave, liso y afilado por l apunta, cortante por ambos filos y con lengüetas en las orillas. […] Se ata al dardo mismo ó a su espiga, la cuerda, que debe ser del mejor cáñamo, sin alquitranarla, para que conserve su flexibilidad, á pesar del frio escesivo que siempre hace en los parajes en que se pesca la Ballena.
    • 1853 [Gaspar y Roig] DiccEnciclLengEsp, I (NTLLE)
      DARDO: s. m. […] Art. y Of. Arpon de pesca.
    • 1884 Anónimo "Pesca de la ballena" [04-11-1884] La Dinastía (Barcelona) Esp (HD)
      La proa de la chalupa se encarama sobre la enorme cabeza del animal como sobre una roca, clava el arponero su dardo bajo la aleta izquierda, cae la vela instantáneamente, siente la ballena la herida, lanza sus plumeros de agua, y huye con el arpón clavado, dejándola correr sobre el cordel [...].
    • 1888-1923 Pascual Sanjuán, P. Flora [1923] Esp (CDH )
      Se pesca con grandísimo trabajo, acercándose con lanchas a cierta distancia y arrojándole una especie de dardo que se llama arpón.
    • 1928 Viera, L. "Ballenatos y cachalotes" [28-06-1928] La Libertad (Madrid) Esp (HD)
      El buque ballenero ostenta hoy en la proa un cañoncito, con el que se lanza del arpón a 50 metros, y más, de distancia, y el dardo lleva un cartucho explosivo, cuyo estallido abrevia la lucha con la víctima y la agonía de ésta.
  4. s. m. Zool. Órgano puntiagudo con el que pinchan e inyectan veneno algunos arácnidos e insectos.
    docs. (1840-1962) 12 ejemplos:
    • 1840 Anónimo Mosaico mexicano, I p. 417 Mx (BD)
      Se ha creido que puesto el alacran en medio de un círculo de carbones encendidos, y biendo la imposibilidad de escapar á la accion del calor, se suicidaba, picándose con su dardo, pero las esperiencias de Maupertuis, renovadas por Mr. Guerin, han probado que esta opinion es infundada
    • 1962 Carpentier, A. Siglo luces [1979] 96 Cu (CDH )
      Las ratas pululaban en las calles, corriendo en medio de los escombros, invadiéndolo todo, y como si esa plaga fuese poco, unos alacranes grises surgían de las maderas viejas, hincando el dardo donde mejor pudiese hincar.
    • 1840 Anónimo Mosaico mexicano, I p. 417 Mx (BD)
      Se ha creido que puesto el alacran en medio de un círculo de carbones encendidos, y biendo la imposibilidad de escapar á la accion del calor, se suicidaba, picándose con su dardo, pero las esperiencias de Maupertuis, renovadas por Mr. Guerin, han probado que esta opinion es infundada
    • 1847 Schz Toca, L. Trad Trat HNatural, Bouchardat p. 267 Esp (BD)
      Escorpión (Scorpio, L.). Tiene el cuerpo prolongado, el céfalo-tórax corto, el abdómen muy largo, casi confundido con el céfalo-tórax y terminado bruscamente por una parte estrecha y mas larga que la porcion superior, llamada vulgarmente cola. Esta se compone de seis segmentos, de los cuales el inferior mas abultado y alto, termina en una punta encorvada muy fuerte, bajo la estremidad de la cual hay dos agujeritos por donde sale un veneno contenido en un depósito interior: esta es el dardo del escorpion.
    • 1853 [Gaspar y Roig] DiccEnciclLengEsp, I (NTLLE)
      DARDO [...] Zool.: estremidad de la cola de los escorpiones; y también la pieza principal del aguijon de los himenópteros.
    • 1861 Saenz Romero, S. Trad LOradores Timon, II p. 187 Esp (BD)
      [...] ese príncipe, cuyas pisadas adoraban, se ha retirado de ellos; ese pueblo que han oprimido reniega de ellos; esa imprenta que han hollado con los piés se ha vuelto contra ellos, como el dardo del escorpion.
    • 1867 Mata, P. Trat Medicina, III p. 61 Esp (BD)
      Todas las circunstancias exteriores del mundo, sea cual fuere su combinacion, no darán jamás á la culebra comun el veneno de la víbora y de la serpiente de sonaja; á la salamanquesa, el dardo del alacran [...].
    • 1895 Zerolo, E. DiccEnciclLengCastellana (NTLLE)
      DARDO. [...] † Zool. Extremidad de la cola de los escorpiones, así como de la pieza principal del aguijón de los himenópteros.
    • 1917 Alemany Bolufer, J. DiccLengEsp (NTLLE)
      DARDO [...] Zool. Aguijón, 2.ª acep.
    • 1918 Azuela, M. "Lloró J. Pablo" [1991] p. 193 Los de abajo Mx (BD)
      La palabreja pronunciada en el Consejo Extraordinario de Buerra de ayer se ha clavado en mitad del corazón de Juan Pablo como un dardo de alacrán.
    • 1926 Bolívar Pieltain, C. Arácnidos HNatural Esp (CDH )
      DARDO VENENOSO DEL ESCORPIÓN
    • 1948 Marechal, L. Adán Buenosayres [1999] 250 Ar (CDH )
      Entonces los insectos entran en furor, lo atacan a millares, lo acribillan con sus dardos, lo cubren de mil pequeñas heridas que sangran.
    • 1840 Anónimo Mosaico mexicano, I p. 417 Mx (BD)
      Se ha creido que puesto el alacran en medio de un círculo de carbones encendidos, y biendo la imposibilidad de escapar á la accion del calor, se suicidaba, picándose con su dardo, pero las esperiencias de Maupertuis, renovadas por Mr. Guerin, han probado que esta opinion es infundada
    • 1847 Schz Toca, L. Trad Trat HNatural, Bouchardat p. 267 Esp (BD)
      Escorpión (Scorpio, L.). Tiene el cuerpo prolongado, el céfalo-tórax corto, el abdómen muy largo, casi confundido con el céfalo-tórax y terminado bruscamente por una parte estrecha y mas larga que la porcion superior, llamada vulgarmente cola. Esta se compone de seis segmentos, de los cuales el inferior mas abultado y alto, termina en una punta encorvada muy fuerte, bajo la estremidad de la cual hay dos agujeritos por donde sale un veneno contenido en un depósito interior: esta es el dardo del escorpion.
    • 1853 [Gaspar y Roig] DiccEnciclLengEsp, I (NTLLE)
      DARDO [...] Zool.: estremidad de la cola de los escorpiones; y también la pieza principal del aguijon de los himenópteros.
    • 1861 Saenz Romero, S. Trad LOradores Timon, II p. 187 Esp (BD)
      [...] ese príncipe, cuyas pisadas adoraban, se ha retirado de ellos; ese pueblo que han oprimido reniega de ellos; esa imprenta que han hollado con los piés se ha vuelto contra ellos, como el dardo del escorpion.
    • 1867 Mata, P. Trat Medicina, III p. 61 Esp (BD)
      Todas las circunstancias exteriores del mundo, sea cual fuere su combinacion, no darán jamás á la culebra comun el veneno de la víbora y de la serpiente de sonaja; á la salamanquesa, el dardo del alacran [...].
    • 1895 Zerolo, E. DiccEnciclLengCastellana (NTLLE)
      DARDO. [...] † Zool. Extremidad de la cola de los escorpiones, así como de la pieza principal del aguijón de los himenópteros.
    • 1917 Alemany Bolufer, J. DiccLengEsp (NTLLE)
      DARDO [...] Zool. Aguijón, 2.ª acep.
    • 1918 Azuela, M. "Lloró J. Pablo" [1991] p. 193 Los de abajo Mx (BD)
      La palabreja pronunciada en el Consejo Extraordinario de Buerra de ayer se ha clavado en mitad del corazón de Juan Pablo como un dardo de alacrán.
    • 1926 Bolívar Pieltain, C. Arácnidos HNatural Esp (CDH )
      DARDO VENENOSO DEL ESCORPIÓN
    • 1948 Marechal, L. Adán Buenosayres [1999] 250 Ar (CDH )
      Entonces los insectos entran en furor, lo atacan a millares, lo acribillan con sus dardos, lo cubren de mil pequeñas heridas que sangran.
    • 1962 Carpentier, A. Siglo luces [1979] 70 Cu (CDH )
      Un percherón fantasmal hacía tremolar los belfos, de pronto, en el fondo de un patio donde una carreta alzaba las barras del tiro, en un rayo de luna, con la inquietante inmovilidad del insecto que se dispone a disparar los dardos.
    • 1962 Carpentier, A. Siglo luces [1979] 96 Cu (CDH )
      Las ratas pululaban en las calles, corriendo en medio de los escombros, invadiéndolo todo, y como si esa plaga fuese poco, unos alacranes grises surgían de las maderas viejas, hincando el dardo donde mejor pudiese hincar.
  5. Acepción en desuso
  6. 1⟶metáfora
    s. m. Serpiente de hasta 70 centímetros de longitud, de cuerpo de color pardo, con una o varias líneas vertebrales negras, que contrae su cuerpo para saltar y lanzarse sobre su presa. Nombre científico: Lygophis lineatus ; Coluber jaculatrix L.
    Sinónimo: jáculo
    docs. (1786-1917) 5 ejemplos:
    • 1786 Terreros Pando, E. DiccCastVocesCienciasArtes (NTLLE)
      Dardo, cierta especie de serpiente, que se arroja contra su enemigo, como un dardo.
    • 1788 Mallent, J. Trad Encyclopedia metódica: HNatural Aves, II p. 537 Esp (BD)
      DARDO (la Serpiente). Coluber Saculatrix. [...] Coluber scutis abdominalibus [...]. Esta serpiente tiene la cabeza pequeña y de figura oval, distinguida por su grueso, de lo restante del cuerpo, algo embebida en su parte anterior, y cubierta de escamas de distintas figuras. El tronco es delgado, y va adelgazandose insensiblemente hácia la cola que la tiene muy sutil y algo mas corta que la mitad del tronco. [...] Encuentrase esta serpiente en Surinam.
    • 1846 Salvá, V. NDiccLengCast (NTLLE)
      DARDO. [...] Especie de culebra que se arroja como un DARDO sobre la presa.
    • 1865 Constanzo, S. NJuanito p. 181 Esp (BD)
      El dardo. -Aunque este nombre, que significa flecha, suele aplicarse á una especie de culebra que se ha visto en Surinam, no quiero pasar en silencio, que suelen comprenderse bajo este mismo nombre muchas otras serpientes de uno y otro hemisferio, á causa de la facultad que tienen de lanzarse con la rapidez de una flecha.
    • 1917 Alemany Bolufer, J. DiccLengEsp (NTLLE)
      Dardo. […] Zool. Reptil de Guyana.
  7. 1⟶metáfora
    s. m. Arq. Adorno en forma de dardo que se pone habitualmente entre los ovos de una moldura.
    docs. (1788-1999) 6 ejemplos:
    • 1788 Martínez, F. Prontuario artístico p. 306 Esp (BD)
      Ovolas floronados llaman á los que están embueltos con algunas hojas de escultura. Hacense tambien en forma de corazon, y por esto los Antiguos introduxeron los dardos con los ovolos, á fin de simbolizar con el amor.
    • 1999 Mateos Cruz, P. Basílica Mérida p. 112 Esp (BD)
      Encima de este motivo en fascis se observa una cara lisa y sin solución de continuidad una moldura en talón. En el plano superior, dos medias ovas y un dardo de separación que adquiere en su extremo una forma que recuerda la de la flor de lis.
    • 1788 Martínez, F. Prontuario artístico p. 306 Esp (BD)
      Ovolas floronados llaman á los que están embueltos con algunas hojas de escultura. Hacense tambien en forma de corazon, y por esto los Antiguos introduxeron los dardos con los ovolos, á fin de simbolizar con el amor.
    • 1851 Anónimo El Nuevo Vignola p. 19 Esp (BD)
      La moldura redonda se adorna de rosas ó floretones con colas mas o menos ricas. El cuarto de círculo en eguinos con cubiertas ó cáscaras y dardos a, con molduras y florones b, ó adornadas y con florones c.
    • 1853 Domínguez, R. J. DiccNacional (S) (NTLLE)
      DARDO. s. m. […] Arq. Parte que divide los óvulos esculpidos en cuartas partes de círculo, y termina en punta de flecha.
    • 1895 Zerolo, E. DiccEnciclLengCastellana (NTLLE)
      DARDO. [...] † Arq. Parte que divide los óvulos que se esculpen en los cuartos de círculo, tallada en forma de punta de flecha.
    • 1917 Alemany Bolufer, J. DiccLengEsp (NTLLE)
      Dardo. […] Arq. Adorno de moldura.
    • 1999 Mateos Cruz, P. Basílica Mérida p. 112 Esp (BD)
      Encima de este motivo en fascis se observa una cara lisa y sin solución de continuidad una moldura en talón. En el plano superior, dos medias ovas y un dardo de separación que adquiere en su extremo una forma que recuerda la de la flor de lis.
  8. s. m. Parte de la llama, de forma cónica, brillante y de mayor temperatura.
    Holónimo: llama1
    docs. (1820-1987) 23 ejemplos:
    • 1820 Bustamante, J. M. "Carta a Andrés del Río" [Semanario Pol. y Lit. México, 29/11/1820] p. 82 Mx (BD)
      Estos fragmentos vistos con el microscopio en circunstancias convenientes se presentan con los caracteres de las sustancias á que pertenecen, y tratados al soplete sobre el hilo de disthena, he observado que los de la 1.ª faja, esto es, los mas finos son los que mejor se pegan a ella; los demas generalmente saltan al instante que reciben el dardo de fuego, aun cuando se hayan pegado con agua ligeramente gomada.
    • 1987 Borrás Brucart, E. Gas natural p. 181 Esp (BD)
      En una llama de soplete, el cono azul se llama dardo y la llama propiamente dicha penacho.
    • 1820 Bustamante, J. M. "Carta a Andrés del Río" [Semanario Pol. y Lit. México, 29/11/1820] p. 82 Mx (BD)
      Estos fragmentos vistos con el microscopio en circunstancias convenientes se presentan con los caracteres de las sustancias á que pertenecen, y tratados al soplete sobre el hilo de disthena, he observado que los de la 1.ª faja, esto es, los mas finos son los que mejor se pegan a ella; los demas generalmente saltan al instante que reciben el dardo de fuego, aun cuando se hayan pegado con agua ligeramente gomada.
    • 1841 Vieta, P. Trad Elementos física y meteorología Pouillet, I p. 171 Esp (BD)
      En este mismo instante se dirige el dardo del soplete [...] sobre la estremidad del pico afilado del tubo; el vidrio se funde y el tubo queda cerrado. No queda mas que redondearle presentándolo al dardo de la lámpara, despues que la columna se ha retirado por razon del enfriamiento.
    • 1845 Lezana, G. / Chávarri, J. Trad Elementos Química Bouchardat p. 49 Esp (BD)
      La direccion de la llama cambia por la corriente de aire que se la dirige con el soplete, sigue la que este la imprime y varia tambien la posicion de la parte azul que estando en la base de la llama pasa á ocupar el centro del dardo de fuego, donde forma un pequeño cilindro en cuya estremidad se encuentra la temperatura mas elevada, capaz de fundir y volatilizar sustancias sobre quienes la llama por sí sola no ejerceria accion sensible.
    • 1868 Sáez Palacios, R. Trat Química inorgánica, I p. 282 Esp (BD)
      Cuando se dirige la corriente de aire sobre la llama de una bujía, por medio del soplete [...], se forma una lengüeta, á la que se da el nombre de dardo, cuya temperatura es muy elevada, y á su accion se exponen los cuerpos que se ensayan, ya sea solos ó mezclados con fundentes que llamamos flujos, sostenidos por medio de un carbon ó de una cucharilla de platino, ó, finalmente, por un alambre en forma de anillo ó gancho de este mismo metal.
    • 1897 Anónimo "Cemento y hierro. Pavimentos asfalto" [01-11-1897] Resumen de Arquitectura (Madrid) Esp (HD)
      El coste de la conservación ha disminuído mucho estos dos últimos años en Washington, gracias al empleo de un aparato nuevo, que viene á ser un soplete que produce un dardo de llama de gasolina para reblandecer el asfalto y permitir retirar todas las materias inertes con el auxilio de unos azadones dentados [...].
    • 1902 Anónimo "Desincrustación calderas" [01-09-1902] Heraldo de la Industria (Madrid) Esp (HD)
      El resultado se consigue con gran rapidez, y la caída en mejores condiciones que con el martillo, merced á la llama procedente de dardo de un soplete bastante afilado, para que su acción se concentre en pequeñísimos espacios de la costra incrustada.
    • 1921 Moyano, A. "Ligaduras quirúrgicas" [01-07-1921] Revista de Sanidad Militar (Madrid) Esp (HD)
      Los drenajes escurridos son entonces introducidos en un tubo de vidrio cerrado por una extremidad; se llena dicho tubo con agua destilada, y se le obtura con un tapón de algodón hidrófilo, introducido hasta el estrangulamiento de que va provisto, cerrándolo, finalmente, al dardo del soplete, y esterilizándolo en la autoclave a 120º durante cuarenta minutos.
    • 1927 Fdz Navarro, L. Mineralogía HNatural, IV Esp (CDH )
      Los primeros son sencillamente aparatos de caldeo, que se colocan sobre la llama o se dirige hacia ellos el dardo del soplete para que sublimándose el mineral se condensen los productos en la parte fría del tubo.
    • 1933 Anónimo "Incombustibilización de maderas" [06-05-1933] Caras y Caretas (Buenos Aires) Ar (HD)
      Con las maderas tratadas por el procedimiento Batalla, las pruebas se llevaron a efecto sobre trozos de 20 milímetros de espesor, manteniéndolos a la acción del dardo de un soplete oxhídrico a fin de estudiar si se producía o no llama y si quedaban o no, al separar el soplete, puntos de incandescencia, casos ambos en que la ignifugación sería defectuosa.
    • 1987 Borrás Brucart, E. Gas natural p. 181 Esp (BD)
      En una llama de soplete, el cono azul se llama dardo y la llama propiamente dicha penacho.
    • 1820 Bustamante, J. M. "Carta a Andrés del Río" [Semanario Pol. y Lit. México, 29/11/1820] p. 82 Mx (BD)
      Estos fragmentos vistos con el microscopio en circunstancias convenientes se presentan con los caracteres de las sustancias á que pertenecen, y tratados al soplete sobre el hilo de disthena, he observado que los de la 1.ª faja, esto es, los mas finos son los que mejor se pegan a ella; los demas generalmente saltan al instante que reciben el dardo de fuego, aun cuando se hayan pegado con agua ligeramente gomada.
    • 1841 Anónimo "Avisos" [24-05-1841] El Constitucional (Barcelona) Esp (HD)
      D. Eudaldo Comiá farmacéutico, socio y director de la fábrica de productos químicos titulada de Casanovas y compañía, tiene la satisfaccion de anunciar al público que despues de vencidas muchísimas dificultades ha logrado construir la máquina para soldar el plomo por si mismo; es decir sin soldadura de ninguna especie y con la sola ayuda de un dardo de fuego muy intenso. Con esta máquina, ó soplete aerhydirco como la llama su inventor Mr. E. de Richemont, sumamente portátil y cuyo dardo se conduce con la mano á cualquiera punto de la pieza que ha de soldarse, pueden practicarse las soldaduras horizontal y verticalmente sobre plomo laminado y caños de todo espesor [...].
    • 1841 Vieta, P. Trad Elementos física y meteorología Pouillet, I p. 171 Esp (BD)
      En este mismo instante se dirige el dardo del soplete [...] sobre la estremidad del pico afilado del tubo; el vidrio se funde y el tubo queda cerrado. No queda mas que redondearle presentándolo al dardo de la lámpara, despues que la columna se ha retirado por razon del enfriamiento.
    • 1845 Lezana, G. / Chávarri, J. Trad Elementos Química Bouchardat p. 49 Esp (BD)
      La direccion de la llama cambia por la corriente de aire que se la dirige con el soplete, sigue la que este la imprime y varia tambien la posicion de la parte azul que estando en la base de la llama pasa á ocupar el centro del dardo de fuego, donde forma un pequeño cilindro en cuya estremidad se encuentra la temperatura mas elevada, capaz de fundir y volatilizar sustancias sobre quienes la llama por sí sola no ejerceria accion sensible.
    • 1845 Lezana, G. / Chávarri, J. Trad Elementos Química Bouchardat p. 49-50 Esp (BD)
      Hay en el dardo de fuego dos partes que obran de distinto modo en los ensayos. Si el cuerpo se le tiene en la cúspide del dardo donde apenas hay intensidad de luz, los cuerpos capaces de oxidarse lo verifican por encontrarse en contacto con el oxígeno y aquella parte de la llama se denomina de oxidacion, y si el cuerpo se introduce dentro del dardo de modo que este rodeado por la llama, no se oxida por estar libre del contacto con el aire; antes por el contrario, si es un óxido podrá reducirse y de aquí el nombre de llama de reduccion que se da á aquella parte.
    • 1868 Sáez Palacios, R. Trat Química inorgánica, I p. 282 Esp (BD)
      Cuando se dirige la corriente de aire sobre la llama de una bujía, por medio del soplete [...], se forma una lengüeta, á la que se da el nombre de dardo, cuya temperatura es muy elevada, y á su accion se exponen los cuerpos que se ensayan, ya sea solos ó mezclados con fundentes que llamamos flujos, sostenidos por medio de un carbon ó de una cucharilla de platino, ó, finalmente, por un alambre en forma de anillo ó gancho de este mismo metal.
    • 1877 Anónimo "Vino antiguo" [08-07-1877] Gaceta de los Caminos de Hierro (Madrid) Esp (HD)
      El Sr. Berthelot trató de cerrarle á la lámpara despues de abierto, pero no pudo conseguirlo, porque el vidrio habia sufrido interiormente una desvitrificacion, se resquebrajaba y tomaba un color blanco opaco por la accion del dardo del soplete, lo cual es un signo de su antigüedad.
    • 1897 Anónimo "Cemento y hierro. Pavimentos asfalto" [01-11-1897] Resumen de Arquitectura (Madrid) Esp (HD)
      El coste de la conservación ha disminuído mucho estos dos últimos años en Washington, gracias al empleo de un aparato nuevo, que viene á ser un soplete que produce un dardo de llama de gasolina para reblandecer el asfalto y permitir retirar todas las materias inertes con el auxilio de unos azadones dentados [...].
    • 1902 Anónimo "Desincrustación calderas" [01-09-1902] Heraldo de la Industria (Madrid) Esp (HD)
      El resultado se consigue con gran rapidez, y la caída en mejores condiciones que con el martillo, merced á la llama procedente de dardo de un soplete bastante afilado, para que su acción se concentre en pequeñísimos espacios de la costra incrustada.
    • 1907 Anónimo "Modo cortar el hierro" [31-08-1907] Industria e Invenciones (Barcelona) Esp (HD)
      Basándose en esta propiedad del oxígeno, M. Fottrand ha obtenido satisfactorios resultados por medio de un aparato que se compone de dos sopletes unidos que caminan simultáneamente sobre la línea según la cual se quiere seccionar la pieza. El primero tiene por objeto calentar hasta el rojo el trozo de metal, y el segundo, que sigue al primero á unos 25 milímetros de distancia, va fundiendo la sección por la acción producida sobre ella por la inyección de un dardo de oxígeno á gran presión.
    • 1912 Anónimo "Soldadura autógena" [15-12-1912] La Construcción Moderna (Madrid) Esp (HD)
      Si se hubiera cerrado demasiado el grifo de acetileno, habría exceso de oxígeno y el dardo sería más delgado y violáceo.
    • 1921 Moyano, A. "Ligaduras quirúrgicas" [01-07-1921] Revista de Sanidad Militar (Madrid) Esp (HD)
      Los drenajes escurridos son entonces introducidos en un tubo de vidrio cerrado por una extremidad; se llena dicho tubo con agua destilada, y se le obtura con un tapón de algodón hidrófilo, introducido hasta el estrangulamiento de que va provisto, cerrándolo, finalmente, al dardo del soplete, y esterilizándolo en la autoclave a 120º durante cuarenta minutos.
    • 1927 Fdz Navarro, L. Mineralogía HNatural, IV Esp (CDH )
      Para las oxidaciones se usará un soplete de punta fina y esta se introducirá en el centro de la llama, colocando el mineral en el extremo del dardo luminoso que así se formará.
    • 1927 Fdz Navarro, L. Mineralogía HNatural, IV Esp (CDH )
      Los primeros son sencillamente aparatos de caldeo, que se colocan sobre la llama o se dirige hacia ellos el dardo del soplete para que sublimándose el mineral se condensen los productos en la parte fría del tubo.
    • 1927 Fdz Navarro, L. Mineralogía HNatural, IV Esp (CDH )
      Los tubos abiertos son verdaderos aparatos de tostación, produciendo oxidaciones por la corriente de aire que se hace pasar dirigiendo el dardo del soplete a la boca de la rama corta.
    • 1927 Fdz Navarro, L. Mineralogía HNatural, IV Esp (CDH )
      Se funde y volatiliza dando vapores de olor arsenical y arde sobre el carbón con llama azulada lívida si se le dirige el dardo del soplete.
    • 1929 Cardona, P. M. "Carbón pulverizado" [30-09-1929] Vida Marítima (Madrid) Esp (HD)
      Esta realización ha supuesto vencer los tres inconvenientes principales en que ha tropezado en todas partes la adaptación del carbón pulverizado en las calderas de locomotoras, a saber: a) Hacer compatible el largo dardo o llama que sale del mechero con las cortas dimensiones del hogar de las locomotoras, con la conservación de los materiales refractarios y con las superficies metálicas del hogar.
    • 1933 Anónimo "Incombustibilización de maderas" [06-05-1933] Caras y Caretas (Buenos Aires) Ar (HD)
      Con las maderas tratadas por el procedimiento Batalla, las pruebas se llevaron a efecto sobre trozos de 20 milímetros de espesor, manteniéndolos a la acción del dardo de un soplete oxhídrico a fin de estudiar si se producía o no llama y si quedaban o no, al separar el soplete, puntos de incandescencia, casos ambos en que la ignifugación sería defectuosa.
    • 1935 Gascón Portero, L. "Fisicoquímica" [01-10-1935] Escuelas de España (Segovia) Esp (HD)
      La llama amarilla o luminosa se consigue en cualquier soplete impidiendo la entrada de aire y su mezcla con el gas en el conducto que existe entre el «chicler» o pitón de salida del combustible y el dardo o punto donde se inflama.
    • 1938 Serrat Bonastre, J. Tecnología Mecánica [1938] Esp (CDH )
      Para que esto suceda, lo mejor es encender con un exceso de acetileno, lo cual se reconoce por la aureola blanquecina que hay en prolongación del dardo, y dar luego más oxígeno hasta que dicha aureola desaparece, quedando un dardo pequeño de color verde blanco, de contorno limpio cuya base toca al orificio de salida y cuya longitud es de 6 a 12 mm., rodeado por una llama secundaria transparente.
    • 1938 Serrat Bonastre, J. Tecnología Mecánica [1938] Esp (CDH )
      Para que esto suceda, lo mejor es encender con un exceso de acetileno, lo cual se reconoce por la aureola blanquecina que hay en prolongación del dardo, y dar luego más oxígeno hasta que dicha aureola desaparece, quedando un dardo pequeño de color verde blanco, de contorno limpio cuya base toca al orificio de salida y cuya longitud es de 6 a 12 mm., rodeado por una llama secundaria transparente.
    • 1940-1956 Arias Paz, M. Manual automóviles [1956] Esp (CDH )
      El dardo incide generalmente sobre el pisto, siempre más caliente que las paredes del cilindro, refrigeradas por la circulación de agua (figs. 424 Ay B). Fig. 425. Pistón Saurer (inyección directa).
    • 1987 Borrás Brucart, E. Gas natural p. 181 Esp (BD)
      En una llama de soplete, el cono azul se llama dardo y la llama propiamente dicha penacho.
  9. Acepción en desuso
  10. s. m. Porción de un gas o de un líquido que sale por un orificio o un tubo corto.
    docs. (1893) 5 ejemplos:
    • 1893 Ascárate Fdz, C. Insectos y criptógamas [1893] Esp (CDH )
      No hay más que observar la figura (véase la 30), y en ella se ve que el obrero tiene que sostener con la mano izquierda la bomba y al mismo tiempo dirigir el chorro ó dardo líquido que da el pulverizador á la cepa.
    • 1893 Ascárate Fdz, C. Insectos y criptógamas [1893] Esp (CDH )
      Se puede dirigir el dardo de polvo líquido de alto á bajo, como lo indica la fig. 34, ó bien enderezar la lanza de manera que el líquido, lanzado al alto, vuelva á caer en forma de lluvia fina sobre las hojas; de este segundo modo se trata mayor anchura de viñedo.
    • 1893 Ascárate Fdz, C. Insectos y criptógamas [1893] Esp (CDH )
      El obrero encuentra dificultades en dirigir el dardo líquido adonde quiera y le interesa dirigirlo.
    • 1893 Ascárate Fdz, C. Insectos y criptógamas [1893] Esp (CDH )
      Puede servirse indiferentemente de las dos manos para dirigir el dardo líquido y para dar la presión.
    • 1893 Ascárate Fdz, C. Insectos y criptógamas [1893] Esp (CDH )

      La superficie tratada por día jornalero tampoco puede fijarse, pues depende de porción de circunstancias, tales como del marco de plantación adoptado en cada localidad para hacer la de la vid, más grande ó más reducido; del estado de desarrollo de la vegetación de la vid, del aparato que se emplee, de la dirección que se dé al dardo ó chorro líquido, de la actividad del obrero encargado de hacer la operación y también de la buena organización que se dé á esta operación.

  11. s. m. Atlet. Barra de metal, fibra u otro material acabada en una punta metálica que se lanza con la mano para que llegue lo más lejos posible.
    docs. (1929-2018) 7 ejemplos:
    • 1929 Agencia Americana "Atletismo XII Campeonatos España" [26-06-1929] La Nación (Madrid) Esp (HD)
      El paulista Lucio Castro alcanzó con pértiga un salto de 3,895 metros, batiendo el record suramericano. El carioca Joaquín Duque, en el lanzamiento de dardo, batió el record suramericano con 57,415 metros.
    • 2018 Asseff Blanco, M. "Mala coordinación jabalinista cubana" [01-08-2018] Agencia Cubana de Noticias (La Habana) Cu (HD)
      Mala coordinación en la carrera de impulso y algunos errores técnicos conspiraron hoy en contra de la cubana Yulenmis Aguilar, medallista de bronce en el lanzamiento de la jabalina del torneo de atletismo de la cita centrocaribeña, con sede en esta ciudad. Aguilar consiguió lanzar el dardo hasta los 55.60 metros en su segundo intento, para concluir tercera en el podio de una prueba ganada por la colombiana María Murillo (59.54); mientras que la presea de plata la conquistó Coraly Ortiz (56.27), de Puerto Rico.
    • 1929 Agencia Americana "Atletismo XII Campeonatos España" [26-06-1929] La Nación (Madrid) Esp (HD)
      El paulista Lucio Castro alcanzó con pértiga un salto de 3,895 metros, batiendo el record suramericano. El carioca Joaquín Duque, en el lanzamiento de dardo, batió el record suramericano con 57,415 metros.
    • 1932 Manolo "La mujer y el deporte" [02-02-1932] As (Madrid) Esp (HD)
      "Recordwoman" de España del lanzamiento de la jabalina, ese dardo que en manos de las mujeres atletas les presta una semejanza real con Diana...
    • 1956 Agencia Alfil "Marca mundial lanzamiento jabalina" [29-10-1956] Hoja Oficial del Lunes (Madrid) Esp (HD)
      En el Estado Municipal de Montjuich, y en el transcurso de la competición "Fin de temporada", se han celebrado distintas pruebas atléticas, entre las que destacan el lanzamiento de jabalina. Se había anunciado que debido a la actitud adoptada por la Federación Internacional de Atletismo, se efectuarían los lanzamientos siguiendo las nuevas reglas, o sea, lanzando el dardo sin dar vueltas.
    • 1964 Agencia Alfil "Atletismo" [28-08-1964] La Vanguardia (Barcelona) Esp (HD)
      La atleta rusa Elvers Ozolina ha establecido un nuevo récord mundial de lanzamiento de jabalina. [...] Ozolina lanzó el dardo a 61,38 m. (nuevo récord mundial femenino, que bate la marca mundial que poseía esta misma atleta [...]).
    • 1981 Anónimo "Todorova 71,88m jabalina" [18-08-1981] La Vanguardia (Barcelona) Esp (HD)
      En el curso de la Copa de Europa "A" de atletismo que se ha disputado en la ciudad yugoslava de Zagreb, la búlgara Antoaneta Todorova fijó el récord mundial de la prueba de lanzamiento de jabalina, desplazando el dardo a la distancia de 71,88 metros. Al margen de este sensacional registro, no hubo nada destacable en la competición, de la que fue vencedor, tanto en la categoría masculina como en la femenina, el equipo de la RDA.
    • 2018 Asseff Blanco, M. "Mala coordinación jabalinista cubana" [01-08-2018] Agencia Cubana de Noticias (La Habana) Cu (HD)
      Mala coordinación en la carrera de impulso y algunos errores técnicos conspiraron hoy en contra de la cubana Yulenmis Aguilar, medallista de bronce en el lanzamiento de la jabalina del torneo de atletismo de la cita centrocaribeña, con sede en esta ciudad. Aguilar consiguió lanzar el dardo hasta los 55.60 metros en su segundo intento, para concluir tercera en el podio de una prueba ganada por la colombiana María Murillo (59.54); mientras que la presea de plata la conquistó Coraly Ortiz (56.27), de Puerto Rico.
    • 1929 Agencia Americana "Atletismo XII Campeonatos España" [26-06-1929] La Nación (Madrid) Esp (HD)
      El paulista Lucio Castro alcanzó con pértiga un salto de 3,895 metros, batiendo el record suramericano. El carioca Joaquín Duque, en el lanzamiento de dardo, batió el record suramericano con 57,415 metros.
    • 1932 Manolo "La mujer y el deporte" [02-02-1932] As (Madrid) Esp (HD)
      "Recordwoman" de España del lanzamiento de la jabalina, ese dardo que en manos de las mujeres atletas les presta una semejanza real con Diana...
    • 1956 Agencia Alfil "Marca mundial lanzamiento jabalina" [29-10-1956] Hoja Oficial del Lunes (Madrid) Esp (HD)
      En el Estado Municipal de Montjuich, y en el transcurso de la competición "Fin de temporada", se han celebrado distintas pruebas atléticas, entre las que destacan el lanzamiento de jabalina. Se había anunciado que debido a la actitud adoptada por la Federación Internacional de Atletismo, se efectuarían los lanzamientos siguiendo las nuevas reglas, o sea, lanzando el dardo sin dar vueltas.
    • 1964 Agencia Alfil "Atletismo" [28-08-1964] La Vanguardia (Barcelona) Esp (HD)
      La atleta rusa Elvers Ozolina ha establecido un nuevo récord mundial de lanzamiento de jabalina. [...] Ozolina lanzó el dardo a 61,38 m. (nuevo récord mundial femenino, que bate la marca mundial que poseía esta misma atleta [...]).
    • 1975 Corominas, J. "Inmaculada Montero récord jabalina" [11-10-1975] La Vanguardia (Barcelona) Esp (HD)
      La joven atleta de la comarca de Ausona, que venía distinguiéndose como especialista de pruebas combinadas, donde tiene un total superior a los 3.000 puntos, empezó a distinguirse con el dardo en la temporada de 1971 en que lanzó 26,90 metros, igual marca que la egarense Gemma Tobella.
    • 1981 Anónimo "Todorova 71,88m jabalina" [18-08-1981] La Vanguardia (Barcelona) Esp (HD)
      En el curso de la Copa de Europa "A" de atletismo que se ha disputado en la ciudad yugoslava de Zagreb, la búlgara Antoaneta Todorova fijó el récord mundial de la prueba de lanzamiento de jabalina, desplazando el dardo a la distancia de 71,88 metros. Al margen de este sensacional registro, no hubo nada destacable en la competición, de la que fue vencedor, tanto en la categoría masculina como en la femenina, el equipo de la RDA.
    • 2018 Asseff Blanco, M. "Mala coordinación jabalinista cubana" [01-08-2018] Agencia Cubana de Noticias (La Habana) Cu (HD)
      Mala coordinación en la carrera de impulso y algunos errores técnicos conspiraron hoy en contra de la cubana Yulenmis Aguilar, medallista de bronce en el lanzamiento de la jabalina del torneo de atletismo de la cita centrocaribeña, con sede en esta ciudad. Aguilar consiguió lanzar el dardo hasta los 55.60 metros en su segundo intento, para concluir tercera en el podio de una prueba ganada por la colombiana María Murillo (59.54); mientras que la presea de plata la conquistó Coraly Ortiz (56.27), de Puerto Rico.
  12. s. m. Dep. Flecha pequeña y corta que se lanza con los dedos apuntando a una diana.
    docs. (1965-2016) 9 ejemplos:
    • 1965 Méndez Dgz, L. "Inglaterra gas del Mar del Norte" [11-11-1965] La Vanguardia (Barcelona) Esp (HD)
      Cuarenta hombres se encuentran recluidos en tal punto. Se entretienen, en momentos de ocio, con la televisión, con sesiones de cinema, con dardos y cartas. Trabajan, empero, doce horas cada día.
    • 2016 Sánchez, J. "Lanzar dardos" [01-11-2016] El Mundo (Madrid) Esp (HD)
      Aunque reconoce que la mayoría de sus adversarios «empezaron a jugar en un pub o un bar», Reyes tiró sus primeros dardos por imitación, como su padre hacía en las competiciones locales, y descubrió que se le daba bien ya a los 12 años.
    • 1965 Méndez Dgz, L. "Inglaterra gas del Mar del Norte" [11-11-1965] La Vanguardia (Barcelona) Esp (HD)
      Cuarenta hombres se encuentran recluidos en tal punto. Se entretienen, en momentos de ocio, con la televisión, con sesiones de cinema, con dardos y cartas. Trabajan, empero, doce horas cada día.
    • 1972 García Hortelano, J. Mary Tribune [1999] Esp (CDH )
      — Bert le ha regalado la diana, Gra, para que en las veladas invernales se entretenga imaginando que clava los dardos a sus amistades.
    • 1983 Otero, L. Temporada ángeles [1986] Cu (CDH )

      Entre fanfarrias y alboroto los hombres del Rey comían en la posada de Naseby; habían bebido abundante cerveza y se hallaban en buena disposición: era una pequeña patrulla que rondaba siete millas al sur del asiento principal del ejército real en Harborough; bromeaban y cantaban y algunos lanzaban dardos contra un blanco dibujado sobre el tablado de la pared.

    • 1995 Martínez, T. E. StaEvita [1995] Ar (CDH )
      Vio que dos suboficiales se entretenían jugando a los dardos en la garita de guardia.
    • 1999 Dios, H. Miami [1999] Ar (CDH )
      Salón de entretenimientos con cinco mesas de pool, videojuegos y otras atracciones tan divertidas como los dardos que se pueden lanzar en un entrepiso subiendo las escaleras y que permite una panorámica del movido salón.
    • 2016 Sánchez, J. "Lanzar dardos" [01-11-2016] El Mundo (Madrid) Esp (HD)
      Aunque reconoce que la mayoría de sus adversarios «empezaron a jugar en un pub o un bar», Reyes tiró sus primeros dardos por imitación, como su padre hacía en las competiciones locales, y descubrió que se le daba bien ya a los 12 años.
    • 1965 Méndez Dgz, L. "Inglaterra gas del Mar del Norte" [11-11-1965] La Vanguardia (Barcelona) Esp (HD)
      Cuarenta hombres se encuentran recluidos en tal punto. Se entretienen, en momentos de ocio, con la televisión, con sesiones de cinema, con dardos y cartas. Trabajan, empero, doce horas cada día.
    • 1972 García Hortelano, J. Mary Tribune [1999] Esp (CDH )
      — Bert le ha regalado la diana, Gra, para que en las veladas invernales se entretenga imaginando que clava los dardos a sus amistades.
    • 1983 Otero, L. Temporada ángeles [1986] Cu (CDH )

      Entre fanfarrias y alboroto los hombres del Rey comían en la posada de Naseby; habían bebido abundante cerveza y se hallaban en buena disposición: era una pequeña patrulla que rondaba siete millas al sur del asiento principal del ejército real en Harborough; bromeaban y cantaban y algunos lanzaban dardos contra un blanco dibujado sobre el tablado de la pared.

    • 1994 Mañas, J. Á. Historias Kronen [1996] Esp (CDH )
      Nos metemos en un cuarto pequeño donde hay una máquina de dardos.
    • 1995 Martínez, T. E. StaEvita [1995] Ar (CDH )
      Vio que dos suboficiales se entretenían jugando a los dardos en la garita de guardia.
    • 1995 Navarro, J. Alma al diablo 251 Cuentos fútbol Esp (CDH )

      El futbolista se arrepintió de lo que acababa de decir: ahora el hombre lo mataría mientras la camarera servía una copa y los pocos clientes del local miraban a otro sitio o lanzaban los dardos [...].

    • 1996 Prensa El Mundo - Salud (Suplemento), 04/07/1996 [1996] Esp (CDH )
      Averiguaron si habían realizado alguna actividad física tanto en equipo como individualmente durante el año anterior al estudio o, si por el contrario, eran aficionados a actividades recreativas más pasivas como el juego de dardos o el billar.
    • 1999 Dios, H. Miami [1999] Ar (CDH )
      Salón de entretenimientos con cinco mesas de pool, videojuegos y otras atracciones tan divertidas como los dardos que se pueden lanzar en un entrepiso subiendo las escaleras y que permite una panorámica del movido salón.
    • 2016 Sánchez, J. "Lanzar dardos" [01-11-2016] El Mundo (Madrid) Esp (HD)
      Aunque reconoce que la mayoría de sus adversarios «empezaron a jugar en un pub o un bar», Reyes tiró sus primeros dardos por imitación, como su padre hacía en las competiciones locales, y descubrió que se le daba bien ya a los 12 años.
  13. s. m. Jeringuilla con forma de dardo y cargada con una sustancia anestésica o sedante que se emplea habitualmente para capturar animales tras dispararse con una cerbatana o con un arma de aire comprimido.
    docs. (1967-2014) 8 ejemplos:
    • 1967 Agencia Efe "Ingenios contra manifestantes callejeros" [13-11-1967] ABC (Madrid) Esp (HD)
      Otros procedimientos propuestos son: lanzar redes, bien manualmente o por medio de helicópteros, sobre los grupos recalcitrantes; el uso de "confetti" plástico para hacer deslizantes las calles, rociar a los grupos tumultuarios con espuma, esparcirles polvos de pica pica o lanzarles dardos tranquilizantes para reducir á la impotencia.
    • 2014 Hertrampf, C. "Falsa fuga gorila" [06-06-2014] El País (Madrid) Esp (HD)
      Un cuidador del famoso parque de atracciones Loro Parque, de Tenerife, fue alcanzado por un dardo tranquilizante que le disparó un veterinario al confundirlo con un gorila.
    • 1967 Agencia Efe "Ingenios contra manifestantes callejeros" [13-11-1967] ABC (Madrid) Esp (HD)
      Otros procedimientos propuestos son: lanzar redes, bien manualmente o por medio de helicópteros, sobre los grupos recalcitrantes; el uso de "confetti" plástico para hacer deslizantes las calles, rociar a los grupos tumultuarios con espuma, esparcirles polvos de pica pica o lanzarles dardos tranquilizantes para reducir á la impotencia.
    • 1975 Anónimo "Acabó sus vacaciones" [03-08-1975] ABC (Madrid) Esp (HD)
      Un vigilante norteamericano de Oklahoma muestra el dardo tranquilizante que acabó con las vacaciones de "Lilly", un elefante de un circo ambulante. "Lilly" se escapó con otro elefante del mismo circo y durante quince días estuvo de vacaciones por el campo hasta que fue capturado el pasado día 31.
    • 1989 Prensa ABC, 04/09/1989 [1989] Esp (CDH )
      La mujer fue atendida de diversos arañazos y magulladuras también producidas por la fiera, que fue finalmente abatida por miembros de un zoo cercano con dardos adormecedores.
    • 1997 Prensa El Nuevo Herald, 09/04/1997 [1997] EU (CDH )
      Un atrapador de perros del condado tuvo que dispararle un dardo tranquilizante antes de que los paramédicos pudieran poner a salvo a la pequeña.
    • 1998 Katz, I. Al pueblo argentino [1998] Ar (CDH )
      En la mira de los cazadores —al principio cargados con dardos adormecedores, luego con proyectiles de grueso calibre— estuvieron, en primer lugar, los profesionales.
    • 2014 Hertrampf, C. "Falsa fuga gorila" [06-06-2014] El País (Madrid) Esp (HD)
      Un cuidador del famoso parque de atracciones Loro Parque, de Tenerife, fue alcanzado por un dardo tranquilizante que le disparó un veterinario al confundirlo con un gorila.
    • 1967 Agencia Efe "Ingenios contra manifestantes callejeros" [13-11-1967] ABC (Madrid) Esp (HD)
      Otros procedimientos propuestos son: lanzar redes, bien manualmente o por medio de helicópteros, sobre los grupos recalcitrantes; el uso de "confetti" plástico para hacer deslizantes las calles, rociar a los grupos tumultuarios con espuma, esparcirles polvos de pica pica o lanzarles dardos tranquilizantes para reducir á la impotencia.
    • 1975 Anónimo "Acabó sus vacaciones" [03-08-1975] ABC (Madrid) Esp (HD)
      Un vigilante norteamericano de Oklahoma muestra el dardo tranquilizante que acabó con las vacaciones de "Lilly", un elefante de un circo ambulante. "Lilly" se escapó con otro elefante del mismo circo y durante quince días estuvo de vacaciones por el campo hasta que fue capturado el pasado día 31.
    • 1989 Prensa ABC, 04/09/1989 [1989] Esp (CDH )
      La mujer fue atendida de diversos arañazos y magulladuras también producidas por la fiera, que fue finalmente abatida por miembros de un zoo cercano con dardos adormecedores.
    • 1997 Prensa El Nuevo Herald, 09/04/1997 [1997] EU (CDH )
      Un atrapador de perros del condado tuvo que dispararle un dardo tranquilizante antes de que los paramédicos pudieran poner a salvo a la pequeña.
    • 1998 Katz, I. Al pueblo argentino [1998] Ar (CDH )
      En la mira de los cazadores —al principio cargados con dardos adormecedores, luego con proyectiles de grueso calibre— estuvieron, en primer lugar, los profesionales.
    • 2010 Agencia Efe "Accidente autovía anestesiar tigres" [23-02-2010] La Opinión de Zamora (Zamora) Esp (HD)
      Para mover el vehículo fue necesario inmovilizar primero a los animales, tarea en la que se utilizaron dardos con una inyección anestésica. Una vez que los tigres estuvieron inmovilizados y la autovía cortada al tráfico, se procedió a trasladar las jaulas a otro camión, tras lo cual, pasadas las dos de la tarde, se reabrió al tráfico la autovía.
    • 2010 Agencia Efe "Accidente autovía anestesiar tigres" [24-03-2010] La Opinión de Zamora (Zamora) Esp (HD)
      En el operativo participaron unos 30 agentes, que acordonaron el perímetro del zoo e impidieron la circulación por la GC-104. También se alertó a los vecinos más cercanos. Según la propia Guardia Civil, fue el propio dueño el que pidió a las fuerzas de seguridad que matarán a los animales al carecer "de un número suficiente de dardos sedantes y por su poca efectividad".
    • 2014 Hertrampf, C. "Falsa fuga gorila" [06-06-2014] El País (Madrid) Esp (HD)
      Un cuidador del famoso parque de atracciones Loro Parque, de Tenerife, fue alcanzado por un dardo tranquilizante que le disparó un veterinario al confundirlo con un gorila.
  14. 10⟶metonimia
    s. m. pl. Dep. Juego practicado lanzando dardos a una diana.
    docs. (1970-2018) 5 ejemplos:
    • 1970 Anónimo "Trofeo Watneys África del Sur" [20-07-1970] Diario de Las Palmas (Las Palmas de Gran Canaria) Esp (HD)
      En la competición de dardos celebrada la pasada semana en el Bar Inglés "Barril Rojo", de la calle Galileo, un equipo de África del Sur venció a otro compuesto por jugadores canarios, adjudicándose de esta forma el vistoso trofeo donado por la Casa de la Cerveza Inglesa "Watneys".
    • 1986 Aguilar, S. "Osuna noches jóvenes" [18-08-1986] ABC (Sevilla) Esp (HD)
      Con independencia de ser centro juvenil de reunión donde poner tomar una copa, en Don Bonifacio se están celebrando exposiciones pictóricas de artistas locales, cuyas obras han sido muy bien acogidas. Hasta el momento ya expusieron sus lienzos María del Mar Bernal, Paula Rodríguez y Rocío Arregui, tocando el turno ahora a Leonor Díaz. Para septiembre está prevista la celebración de torneos de dardos y billar americano.
    • 2010 Molina, R. "La vida es una tómbola" [28-08-2010] Ideal (Almería): ideal.es Esp (HD)
      Como si se tratase de las mismas Vegas, la Feria por la noche adquiere una panorámica de luces y olores que invita a todos los visitantes a que sean partícipes de las numerosas actividades que en estos días se ofrecen en estas instalaciones. Entre los juegos estrella, destacan los dardos que reúnen ciertas características como la precisión, concentración y en ocasiones cierta dosis de suerte, que les hace ser una de las principales atracciones de los visitantes en estos días de Feria.
    • 2017 Agencia Alfil "Marca mundial lanzamiento jabalina" [24-12-2017] Hoja Oficial del Lunes (Madrid) Esp (HD)
      Cansado de la ausencia de patrocinadores, de la falta de atención televisiva y de la mala fama de los dardos, se unió con otros 15 compañeros y fundó su propia federación internacional de dardos. El primer contrato lo firmaron con una cadena recién creada, Sky Sports, el resto fue mucho más fácil.
    • 2018 Hernández, P. "Caserones centro de la diana" [09-04-2018] La Provincia: Diario de la mañana (Las Palmas de Gran Canaria) Esp (HD)
      Caserones Alto, en las medianías de Telde, es la sede de uno de los clubes más laureados en las competiciones de dardos disputadas en Canarias y, vía online, en la Península.
  15. Acepción lexicográfica
  16. s. m. Geometr. "Pequeña punta que sirve para dirigir el agujero ocular de la visera hacia el lado del objeto que sirve de punto de vista" (Zerolo, DiccEnciclLengCastellana-1895).
    docs. (1853-1895) 2 ejemplos:
    • 1853 Domínguez, R. J. DiccNacional (S) (NTLLE)
      DARDO. s. m. […] Geom. Punta que se introduce en el agujero ocular de la visera, en la direccion del objeto que sirve de punto de vista.
    • 1895 Zerolo, E. DiccEnciclLengCastellana (NTLLE)
      DARDO. […]. † Geom. Pequeña punta que sirve para dirigir el agujero ocular de la visera hacia el lado del objeto que sirve de punto de vista.
  17. Acepción lexicográfica
  18. s. m. Bot. "Pincho de la ortiga" (Alemany Bolufer, DiccLengEsp-1917).
    docs. (1853-1917) 4 ejemplos:
    • 1853 Domínguez, R. J. DiccNacional (S) (NTLLE)
      DARDO. s. m. […] Bot. Suele llamarse cada uno de los pinchos de la ortiga.
    • 1853 [Gaspar y Roig] DiccEnciclLengEsp, I (NTLLE)
      DARDO: s. m. […] Bot.: nombre de los pelos punzantes de la ortiga.
    • 1895 Zerolo, E. DiccEnciclLengCastellana (NTLLE)
      DARDO. [...] † Bot. Nombre con que se designa á veces á los pinchos de la ortiga, al pistilo de las flores.
    • 1917 Alemany Bolufer, J. DiccLengEsp (NTLLE)
      Dardo. […] Bot. Pincho de la ortiga.
  19. Acepción lexicográfica
  20. s. m. Esp: Merid (Can) "Contera del palo del pastor" (Corrales Zumbado / Corbella Díaz / Álvz Mtz, DiccDiferencial Canarias-1996).
    docs. (1996) Ejemplo:
    • 1996 Corrales Zumbado, C. / Corbella Díaz, D. / Álvz Mtz, M. Á. DiccDiferencial Canarias Esp (NTLLE)
      dardo. m. [...]. Lz. Contera del palo del pastor.
  21. Acepción lexicográfica
  22. s. m. Esp: Merid (Can) "Palo que lleva el pastor" (Corrales Zumbado / Corbella Díaz / Álvz Mtz, DiccDiferencial Canarias-1996).
    docs. (1996) Ejemplo:
    • 1996 Corrales Zumbado, C. / Corbella Díaz, D. / Álvz Mtz, M. Á. DiccDiferencial Canarias Esp (NTLLE)
      dardo. m. [...]. Lz. Palo que lleva el pastor.
2.ª Entrega (marzo de 2014)
Versión del 31/01/2018
Equipo Real Academia Española
Familia Ver familia de palabras
dardo2 s. (1755-)
dardo
También en esta página: dardo (1250-)
Etim. Voz tomada del francés dard2, atestiguada en esta lengua desde 1555 como 'pez de agua dulce' (1555), alteración, por influjo de dard1, del francés antiguo dars, del latín medieval darsus, probablemente de origen celta (véase TLF, s. v. dard2).

Se documenta por primera vez, con la acepción de 'pez fluvial, de hasta 30 centímetros de largo, piel de color plateado y negro en el dorso', en 1753-1755, en el tomo V (parte tercera) de la Traducción del Espectáculo de la Naturaleza de N. A. Pluche; dada la participación de Terreros y Pando en esa versión, no resulta sorprendente que su Diccionario castellano sea el primer repertorio lexicográfico que consigna el vocablo. En el DRAE de 1899 se remite, en la definición, al sinónimo albur (pez de río); sin embargo, en el DRAE de 1984 albur se define mediante su sinónimo mújol, un pez marino. En el DRAE de 1992 se recurre a mújol ya para definir dardo, caracterización que se mantiene en la última edición (DLE-2014).

    Acepción en desuso
  1. ac. etim.
    s. m. Pez fluvial, de hasta 30 centímetros de largo, piel de color plateado y negro en el dorso. Nombre científico: Leuciscus leuciscus.
    Sinónimo: jáculo
    docs. (1755-2014) 12 ejemplos:
    • 1753-1755 Terreros Pando, E. Trad Espectáculo naturaleza Pluche, V [1757] p. 98 Esp (BD)
      El Prior. V. m. vé alli algunas Carpas: este otro pez, que se les parece, pero que es algo mas llano, y ancho, es una Brema, ó Sargo [...]. Este otro blanquecino, tambien mas llano que la Carpa, y el hocico mas puntiagudo, es el Dardo, que tambien se llama Jaculo, ó Plateado: su comida es muy estimada.
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      dardo [...] m. mújol.
    • 1753-1755 Terreros Pando, E. Trad Espectáculo naturaleza Pluche, V [1757] p. 98 Esp (BD)
      El Prior. V. m. vé alli algunas Carpas: este otro pez, que se les parece, pero que es algo mas llano, y ancho, es una Brema, ó Sargo [...]. Este otro blanquecino, tambien mas llano que la Carpa, y el hocico mas puntiagudo, es el Dardo, que tambien se llama Jaculo, ó Plateado: su comida es muy estimada.
    • 1786 Terreros Pando, E. DiccCastVocesCienciasArtes (NTLLE)
      Dardo, pez, lo mismo que leucisco, V. Tambien le llaman jaculo, y plateado.
    • 1791 RAE DRAE 3.ª ed. (NTLLE)
      DARDO [...] Pez de rio parecido á la carpa, aunque algo mas llano de cuerpo, mas puntiagudo de hocico y de color blanquecino.
    • 1820 Núñez de Taboada, M. DiccFrancés-Español, I (BD)
      VANDOISE, s. f. Gobio, albur, yáculo, dardo: pez de agua dulce.
    • 1825 Núñez Taboada, M. DiccLengCastellana (NTLLE)
      *YÁCULO, s. m. Dardo: pez de agua dulce.
    • 1832 RAE DRAE 7.ª ed. (S) (NTLLE)
      DARDO [...] Pescado de agua dulce, que rara vez pasa de un pié de largo: es pardusco por el lomo, y por el vientre blando: su carne es ligera y fácil de digerir, pro está llena de espinas. Cyprinus leuciscus.
    • 1899 RAE DRAE 13.ª ed. (NTLLE)
      Dardo [...] Albur, 1.er art. [Albur. [...] m. Pez de río, del orden de los malacopterigios abdominales, de unos tres decímetros de largo, cuerpo comprimido, escamas plateadas, aletas rojizas y carne blanca y gustosa, llena de espinas ahorquilladas].
    • 1970 RAE DRAE 19.ª ed. (NTLLE)
      dardo. [...] m. [...] albur1. [albur1. [...] m. Pez teleósteo de río, del suborden de los fisóstomos, de dos a tres decímetros de largo, cuerpo comprimido, escamas plateadas, aletas rojizas y carne blanca y gustosa].
    • 1984 RAE DRAE 20.ª ed. (NTLLE)
      dardo. [...] m. [...] albur1. [albur1. [...] m. mújol].
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      dardo [...] m. mújol.
    • 1753-1755 Terreros Pando, E. Trad Espectáculo naturaleza Pluche, V [1757] p. 98 Esp (BD)
      El Prior. V. m. vé alli algunas Carpas: este otro pez, que se les parece, pero que es algo mas llano, y ancho, es una Brema, ó Sargo [...]. Este otro blanquecino, tambien mas llano que la Carpa, y el hocico mas puntiagudo, es el Dardo, que tambien se llama Jaculo, ó Plateado: su comida es muy estimada.
    • 1786 Terreros Pando, E. DiccCastVocesCienciasArtes (NTLLE)
      Dardo, pez, lo mismo que leucisco, V. Tambien le llaman jaculo, y plateado.
    • 1791 RAE DRAE 3.ª ed. (NTLLE)
      DARDO [...] Pez de rio parecido á la carpa, aunque algo mas llano de cuerpo, mas puntiagudo de hocico y de color blanquecino.
    • 1820 Núñez de Taboada, M. DiccFrancés-Español, I (BD)
      VANDOISE, s. f. Gobio, albur, yáculo, dardo: pez de agua dulce.
    • 1825 Núñez Taboada, M. DiccLengCastellana (NTLLE)
      *YÁCULO, s. m. Dardo: pez de agua dulce.
    • 1832 RAE DRAE 7.ª ed. (S) (NTLLE)
      DARDO [...] Pescado de agua dulce, que rara vez pasa de un pié de largo: es pardusco por el lomo, y por el vientre blando: su carne es ligera y fácil de digerir, pro está llena de espinas. Cyprinus leuciscus.
    • 1899 RAE DRAE 13.ª ed. (NTLLE)
      Dardo [...] Albur, 1.er art. [Albur. [...] m. Pez de río, del orden de los malacopterigios abdominales, de unos tres decímetros de largo, cuerpo comprimido, escamas plateadas, aletas rojizas y carne blanca y gustosa, llena de espinas ahorquilladas].
    • 1970 RAE DRAE 19.ª ed. (NTLLE)
      dardo. [...] m. [...] albur1. [albur1. [...] m. Pez teleósteo de río, del suborden de los fisóstomos, de dos a tres decímetros de largo, cuerpo comprimido, escamas plateadas, aletas rojizas y carne blanca y gustosa].
    • 1984 RAE DRAE 20.ª ed. (NTLLE)
      dardo. [...] m. [...] albur1. [albur1. [...] m. mújol].
    • 1992 RAE DRAE 21.ª ed. (NTLLE)
      dardo. [...] m. [...] mújol.
    • 2001 RAE DRAE 22.ª ed. (NTLLE)
      dardo. [...] m. [...] mújol.
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      dardo [...] m. mújol.

Diccionario histórico de la lengua española
Real Academia Española © Todos los derechos reservados

Con el apoyo de Inditex
cerrar

Buscador general de la RAE