11.ª Entrega (octubre de 2021)
Versión del 29/10/2021
Equipo Real Academia Española
Familia Ver familia de palabras
enebral s. (1410-)
enebral
Etim. Derivado de enebro y -al.

Se documenta por primera vez, en la acepción 'lugar donde abundan los enebros', entre 1375 y 1410, en el glosario de Toledo incluido en Glosarios latino-españoles de la Edad Media editados por A. Castro, y se registra también en la Traducción y glosas de la Biblia de Alba (1422-1433) de M. Arragel de Guadalfajara; varias centurias después, en 1834, se atestigua en la noticia "Crónica de Provincias [...] Guadalajara, 14 de julio", aparecida en La Revista Española (Madrid). Se consigna, en 1732, en el Diccionario de Autoridades (1732) de la RAE como "sitio, lugár ó paráge donde hai copia de plantas del arbol Enebro" y en la edición del DRAE de 1791 ya figura como "sitio poblado de enebros", definición que también se incluye en el DLE de 2014. Con esta acepción, enebral convive con ginebral, voz propia del área oriental, documentada en un registro notarial de 1457 sobre la "partyçion de terminos de Santa Cruz e Orbiso", conservado en el Archivo Municipal de Campezo (caja 1, nº 6), en Álava; por su parte, nebral, con este valor, no parece atestiguarse antes de 1925, consignada en la 15.ª edición del DRAE. Por otro lado, como 'arbusto de la familia de las cupresáceas de hasta 10 metros de altura, con el tronco ramoso, la copa estrecha y cónica, las hojas aciculares, cortas, punzantes y dispuestas en grupos de tres unidas en la base, y el fruto globoso, generalmente cubierto de una capa cerosa y con varias semillas oblongas y angulosas' se documenta en 1539, en el Libro de agricultura de G. A. de Herrera; cabe, no obstante, indicar que en una de las ediciones previas del texto herreriano (la 1528) se opta por empleo de nebrales. Así, enebral convive en esta acepción con nebral, documentada en la Descripción y Cosmografía de España (1517-1523) de H. Colón.

Pino enebral (véase pino) se atestigua, como 'árbol de la familia de las pináceas de hasta 30 metros de altura, con el tronco recto, la corteza rojiza, la copa ancha, irregular y postrada, las hojas aciculares, rígidas y agrupadas de dos en dos, y piñas pequeñas y oblongas de color castaño', en 1870, en Comisión de la flora forestal española: resumen de los trabajos verificados por la misma durante los años de 1867 y 1868

  1. >enebro+–al
    s. m. Lugar donde abundan los enebros.
    Sinónimos: ginebral; nebral; nebreda
    docs. (1410-2021) 39 ejemplos:
    • 1375-1410 Anónimo GlosariosLatEsp [1936] Esp (NTLLE)
      iuniperium, enebral.
    • 2021 Schz Montes, F. "Sierra Cameros-Demanda" [05-07-2021] ABC (Madrid) Esp (HD)
      Las masas de quercíneas productoras de tan valioso fruto son robledales y encinares. Entre los primeros podemos encontrar rebollares, quejigares y robledales de roble albar. Unas 15.700 hectáreas son de rebollo, seguido de unas 18.000 ha de pinares de pino, masas de quejigares con 15.000 hay hayedos con una superficie de 14.000 ha, que constituyen la vegetación forestal dominante en la zona, que se completa con encinares, bosques mixtos de caducifolias, aulagas y enebrales montanos, estrepales, brezales, biercolares de montaña y escobonales.
    • 1375-1410 Anónimo GlosariosLatEsp [1936] Esp (NTLLE)
      iuniperium, enebral.
    • c1422-1433 Guadalfajara Trad Biblia Alba I [1920-1922] España (CDH )
      Aqui conuiene de notar que sy vn terrenal rey merçed en Burgos a vn omne faze de vna grande contia de doblas e oro, como el oro le pudo dar, non ge lo pudo guardar, por quanto malos omnes ge lo robaron en el enebral de Burgos, de guisa que lo que dio non lo pudo guardar de los ladrones; pero dize que el bien que nuestro señor Dios da, puedelo dar, puedelo guardar de rrobos de ladrones; e ladrones aqui se toman non tan sola mente de los corporales, mas auiene asy la razon en la estrologia, que en conparaçion nasçe oy Pedro o Juan en vna tal costelaçion en su / asçendente, que segund aquella costelaçion que biua çient años e rrico; desy a cabo de XX años atrauiessase vn tal acatamiento de vna suberana estrella que desbarata e rroba los primeros acatamientos; dize agora que sy por la estrologia este de çient años beuir torna en XXX e de rrico en pobre, que los tales bienes non son guardados.
    • 1732 RAE DiccAutoridades (NTLLE)
      ENEBRAL. s. m. Sitio, lugár ó paráge donde hai copia de plantas del arbol Enebro.
    • 1791 RAE DRAE 3.ª ed. (NTLLE)
      ENEBRAL. s. m. Sitio poblado de enebros.
    • 1834 Anónimo "Guadalajara, 14 julio" [16-07-1834] La Revista Española (Madrid) Esp (HD)
      Guadalajara, 14 de julio. = Las noticias mas recientes recibidas en el gobierno civil de esta provincia de varios puntos inmediatos 4 Huerta, Arcos y Alconchel están contestes en que el dia 9 del corriente mes, el Sr. comandante general Cistué cargó sobre la faccion de Cuevillas en el término Huerta, próximo al enebral de Judes: la cual ha sido derrotada, segun las declaraciones de alguno bagajeros que la faccion babia sacado á la fuerza, y que han podido retirarse, abandonando los efectos de guerra de que eran portadores.
    • 1852 Zorrilla, J. Una historia de locos [1852] 369 España (CDH )
      / La nueva aurora nos halló muy lejos / De nuestro estinto hogar, y otras estrañas / Riberas y el favor de amigos viejos / Nos dieron un abrigo en sus cabañas / Entre los enebrales y los tejos / De sus desiertas y ásperas montañas.
    • 1862 Anónimo (Un Máscara sin careta) Montes españoles desamortización administración p. 41 Esp (BD)
      Si esto no es comprometer al cuerpo facultativo y á las autoridades de provincia, no sabemos lo que es. Pero hay mas, si se atiende á que muchos montes, de los que se venderán, no tienen otro destino útil que la producción leñosa ¿quien diablos se va á meter á comprador á no ser que le den dinero encima por la molestia? ¿que particular va á comprar un enebral, v. g. situado en la meseta de una cordillera? ¿quien tendrá interés en dar el verdadero valor de los terrenos de pastos de montaña? ¿los ganaderos ? no lo creemos.
    • 1890 Palacios, P. Descripción Soria p. 545 Esp (BD)
      El J. thurifera, Lin., como las demás del mismo género, tiene un crecimiento muy lento, por cuya razón es muy frecuente verle con formas arbustivas ó de arbolillos de talla pequeña, aunque en los enebrales mejor conservados, como lo son casi todos los que ocupan las vertientes de la sierra de Cabrejas y los de Valdealbillo, no escasean ejemplares de elevado porte y de troncos rectos y corpulentos.
    • 1898 Olazábal, L. Cuarenta años propaganda forestal p. 101 Esp (BD)
      No es esto afirmar que el clima de esta provincia excluya directamente á las coniferas, pues además de que el tejo (Taxus baccata, L.) espontáneo y el enebro (Juniperus communis, L.) debe serlo también, aunque yo no lo he visto, según se colige de los apellidos Ipuru ó Ipuruaga, que significan respectivamente enebro y enebral, vegetan algunos pies de pino piñonero (Pinus pinea, L.) con el mismo vigor que en los arenales castellanos
    • 1910 Mesa, E. Andanzas p. 80 Esp (BD)
      Los que así te deprimen, ignoran lo claro y puro de tu origen. Vieron tu curso empobrecido en las riberas madrileñas, exhausto por la sed del sol en los duros encinares de El Pardo; pero no llegaron á tu manantial cristalino, á los romerales donde cantas, á los canchos donde braveas impetuoso, al pie de los blancos neveros, al fragante enebral donde se alumbran tus aguas.
    • 1918 Miró, G. Vivir p. 77 Esp (BD)
      Bajaba un hombre arrastrándose. —¿Qué, qué...? —pidiéronle todos. El se oía con miedo el latido de su corazón; le llovía el sudor por la frente y le cegaba. —...Sí que hay. Las he visto asomándome desde lo más alto. Sí que hay... pero las guarda uno que debe ser el dueño; está echado entre aquello negro: —y señaló las manchas de un enebral frondoso. Manifestaba fiereza, vanidad. Le placía su hallazgo... Y a Sigüenza... también. ¡Si para ver a esos hombres buscando las pobres plantas, subiera a la sierra!
    • 1942 Carpinter, C. "Futuro política forestal" [09-01-1942] Falange: Diario de la Tarde (Las Palmas de Gran Canaria) Esp (HD)
      El comer y el calentar han sido necesidades de primer orden, aunque realmente la solución do estas necesidades está en una acertada política forestal que haría imposible lo ocurrido en algunos pueblos de España, donde agotados los últimos restos de un encinar o de un enebral y después el matorral que defendía el poco suelo del monte, se vieron obligados a quemar paja para cocer los alimentos.
    • 1972 Moreno Galván, J. M. "Manolo Millares" [13-08-1972] El Eco de Canarias (Las Palmas de Gran Canaria) Esp (HD)
      ¿Qué puedo ofrecerle yo aquí a Manolo Millares que le sea suficientemente sugestivo? Aparte los sabrosísimos productos de la tierra, nada o casi nada. Casi nada digo: bosques más que centenarios, de robledal o de enebral, enclavados en una topografía de monte bajo, surcados por ríos y torrenteras límpidos. Pequeños pueblos, que casi siempre tienen una iglesia del románico rural, habitados por una humanidad que parece supervivir desde el tiempo románico..., y algunos vestiglos del pasado, aún más remoto: lo que ya no es arte, sino arqueología.
    • 1997 Municio Gómez, L. Pedraza de la Sierra p. 69 Esp (BD)
      Si aún es de día y se dispone de tiempo, sugerimos al visitante un último paseo por la explanada del Castillo, para contemplar desde El Gurugú la inigualable perspectiva de los enebrales que bordean el Vadillo, con la sierra al fondo, y las alamedas que le acompañan hasta las riberas del Cega.
    • 2003 García Valiño, I. Dos muertes Sócrates Esp (CORPES)
      Muros Largos como faunos excitados por la luna. Allí conoció Neóbula a un hombre que la inició en las ceremonias de la noche, como sacerdotisa consagrada a los misterios de Eleusis. Ingresó muy pronto en los ritos iniciáticos y no tardó en conocer el trance de la locura divina en el Santuario, un claro en el enebral, circundado por antorchas, cuyas arenas estaban regadas con sangre. Las danzas excitaban los sentidos hasta que las estrellas de la bóveda le perforaban los ojos.
    • 2010 Díaz-Delgado, R. "Puesta a punto Doñana" [01-05-2010] Ecosistemas (Móstoles) Esp (CORPES)
      Los hábitats seleccionados como susceptibles y necesarios para la programación de su seguimiento se correspondieron con los más representativos (marisma, lagunas freáticas, matorral mediterráneo, etc.) y aquéllos con baja representación en términos de superficie (bosque de ribera, sabinares, enebrales costeros, etc.) en Doñana.
    • 2021 Schz Montes, F. "Sierra Cameros-Demanda" [05-07-2021] ABC (Madrid) Esp (HD)
      Las masas de quercíneas productoras de tan valioso fruto son robledales y encinares. Entre los primeros podemos encontrar rebollares, quejigares y robledales de roble albar. Unas 15.700 hectáreas son de rebollo, seguido de unas 18.000 ha de pinares de pino, masas de quejigares con 15.000 hay hayedos con una superficie de 14.000 ha, que constituyen la vegetación forestal dominante en la zona, que se completa con encinares, bosques mixtos de caducifolias, aulagas y enebrales montanos, estrepales, brezales, biercolares de montaña y escobonales.
    • 1375-1410 Anónimo GlosariosLatEsp [1936] Esp (NTLLE)
      iuniperium, enebral.
    • c1422-1433 Guadalfajara Trad Biblia Alba I [1920-1922] España (CDH )
      Aqui conuiene de notar que sy vn terrenal rey merçed en Burgos a vn omne faze de vna grande contia de doblas e oro, como el oro le pudo dar, non ge lo pudo guardar, por quanto malos omnes ge lo robaron en el enebral de Burgos, de guisa que lo que dio non lo pudo guardar de los ladrones; pero dize que el bien que nuestro señor Dios da, puedelo dar, puedelo guardar de rrobos de ladrones; e ladrones aqui se toman non tan sola mente de los corporales, mas auiene asy la razon en la estrologia, que en conparaçion nasçe oy Pedro o Juan en vna tal costelaçion en su / asçendente, que segund aquella costelaçion que biua çient años e rrico; desy a cabo de XX años atrauiessase vn tal acatamiento de vna suberana estrella que desbarata e rroba los primeros acatamientos; dize agora que sy por la estrologia este de çient años beuir torna en XXX e de rrico en pobre, que los tales bienes non son guardados.
    • 1732 RAE DiccAutoridades (NTLLE)
      ENEBRAL. s. m. Sitio, lugár ó paráge donde hai copia de plantas del arbol Enebro.
    • 1791 RAE DRAE 3.ª ed. (NTLLE)
      ENEBRAL. s. m. Sitio poblado de enebros.
    • 1834 Anónimo "Guadalajara, 14 julio" [16-07-1834] La Revista Española (Madrid) Esp (HD)
      Guadalajara, 14 de julio. = Las noticias mas recientes recibidas en el gobierno civil de esta provincia de varios puntos inmediatos 4 Huerta, Arcos y Alconchel están contestes en que el dia 9 del corriente mes, el Sr. comandante general Cistué cargó sobre la faccion de Cuevillas en el término Huerta, próximo al enebral de Judes: la cual ha sido derrotada, segun las declaraciones de alguno bagajeros que la faccion babia sacado á la fuerza, y que han podido retirarse, abandonando los efectos de guerra de que eran portadores.
    • 1852 Zorrilla, J. Una historia de locos [1852] 369 España (CDH )
      / La nueva aurora nos halló muy lejos / De nuestro estinto hogar, y otras estrañas / Riberas y el favor de amigos viejos / Nos dieron un abrigo en sus cabañas / Entre los enebrales y los tejos / De sus desiertas y ásperas montañas.
    • 1862 Anónimo (Un Máscara sin careta) Montes españoles desamortización administración p. 41 Esp (BD)
      Si esto no es comprometer al cuerpo facultativo y á las autoridades de provincia, no sabemos lo que es. Pero hay mas, si se atiende á que muchos montes, de los que se venderán, no tienen otro destino útil que la producción leñosa ¿quien diablos se va á meter á comprador á no ser que le den dinero encima por la molestia? ¿que particular va á comprar un enebral, v. g. situado en la meseta de una cordillera? ¿quien tendrá interés en dar el verdadero valor de los terrenos de pastos de montaña? ¿los ganaderos ? no lo creemos.
    • 1890 Palacios, P. Descripción Soria p. 545 Esp (BD)
      Espesos enebrales cubren asimismo, con varias soluciones de continuidad, las pedregosas alturas que se extienden desde la margen del río Talegones, en Berlauga, hasta la vaguada del arroyo de La Perera, en Galapagares y Mosarejos, descendiendo por el norte hasta la ribera del Duero, en los términos de Aguilera y Morales.
    • 1890 Palacios, P. Descripción Soria p. 545 Esp (BD)
      El J. thurifera, Lin., como las demás del mismo género, tiene un crecimiento muy lento, por cuya razón es muy frecuente verle con formas arbustivas ó de arbolillos de talla pequeña, aunque en los enebrales mejor conservados, como lo son casi todos los que ocupan las vertientes de la sierra de Cabrejas y los de Valdealbillo, no escasean ejemplares de elevado porte y de troncos rectos y corpulentos.
    • 1895 Zerolo, E. DiccEnciclLengCastellana (NTLLE)
      ENEBRAL. m. Sitio poblado de enebros.
    • 1898 Olazábal, L. Cuarenta años propaganda forestal p. 101 Esp (BD)
      No es esto afirmar que el clima de esta provincia excluya directamente á las coniferas, pues además de que el tejo (Taxus baccata, L.) espontáneo y el enebro (Juniperus communis, L.) debe serlo también, aunque yo no lo he visto, según se colige de los apellidos Ipuru ó Ipuruaga, que significan respectivamente enebro y enebral, vegetan algunos pies de pino piñonero (Pinus pinea, L.) con el mismo vigor que en los arenales castellanos
    • 1901 Toro Gmz, M. NDiccEnciclLengCast (NTLLE)
      Enebral. m. Lugar poblado de enebros.
    • 1910 Mesa, E. Andanzas p. 80 Esp (BD)
      Los que así te deprimen, ignoran lo claro y puro de tu origen. Vieron tu curso empobrecido en las riberas madrileñas, exhausto por la sed del sol en los duros encinares de El Pardo; pero no llegaron á tu manantial cristalino, á los romerales donde cantas, á los canchos donde braveas impetuoso, al pie de los blancos neveros, al fragante enebral donde se alumbran tus aguas.
    • 1917 Alemany Bolufer, J. DiccLengEsp (NTLLE)
      ENEBRAL. m. Sitio poblado de enebros.
    • 1918 Miró, G. Vivir p. 77 Esp (BD)
      Bajaba un hombre arrastrándose. —¿Qué, qué...? —pidiéronle todos. El se oía con miedo el latido de su corazón; le llovía el sudor por la frente y le cegaba. —...Sí que hay. Las he visto asomándome desde lo más alto. Sí que hay... pero las guarda uno que debe ser el dueño; está echado entre aquello negro: —y señaló las manchas de un enebral frondoso. Manifestaba fiereza, vanidad. Le placía su hallazgo... Y a Sigüenza... también. ¡Si para ver a esos hombres buscando las pobres plantas, subiera a la sierra!
    • 1927 RAE DMILE 1.ª ed. (NTLLE)
      ENEBRAL. m. Sitio poblado de enebros.
    • 1942 Carpinter, C. "Futuro política forestal" [09-01-1942] Falange: Diario de la Tarde (Las Palmas de Gran Canaria) Esp (HD)
      El comer y el calentar han sido necesidades de primer orden, aunque realmente la solución do estas necesidades está en una acertada política forestal que haría imposible lo ocurrido en algunos pueblos de España, donde agotados los últimos restos de un encinar o de un enebral y después el matorral que defendía el poco suelo del monte, se vieron obligados a quemar paja para cocer los alimentos.
    • 1972 Moreno Galván, J. M. "Manolo Millares" [13-08-1972] El Eco de Canarias (Las Palmas de Gran Canaria) Esp (HD)
      ¿Qué puedo ofrecerle yo aquí a Manolo Millares que le sea suficientemente sugestivo? Aparte los sabrosísimos productos de la tierra, nada o casi nada. Casi nada digo: bosques más que centenarios, de robledal o de enebral, enclavados en una topografía de monte bajo, surcados por ríos y torrenteras límpidos. Pequeños pueblos, que casi siempre tienen una iglesia del románico rural, habitados por una humanidad que parece supervivir desde el tiempo románico..., y algunos vestiglos del pasado, aún más remoto: lo que ya no es arte, sino arqueología.
    • 1989 Llobera Serra, F. / Valladares Ros, F. Litoral mediterráneo [1989] España (CDH )
      Dentro de la disponibilidad de hábitats que ofrecen los ecosistemas costeros se encuentra con frecuencia en las maquias de acebuche, en pinares y en los sabinares y enebrales sobre dunas estabilizadas.
    • 1993 Escuela de Supervivencia de Madrid Supervivencia deportiva [1993] España (CDH )
      Si la precipitación supera la cifra anterior, el ecosistema vegetal maduro será un bosque, en un intervalo climático determinado, superado el cual, y debido a las bajas temperaturas reinantes, los árboles no podrán ya subsistir, de modo que las formaciones vegetales dominantes serán piornales, enebrales rastreros o pastizales de alta montaña.
    • 1993 Escuela de Supervivencia de Madrid Supervivencia deportiva [1993] España (CDH )
      por encima de este último bosque, los piornales, junto a los enebrales rastreros, se convierten en la vegetación óptima, pues las condiciones climáticas a esta altitud no permiten el asentamiento de bosques.
    • 1997 Municio Gómez, L. Pedraza de la Sierra p. 69 Esp (BD)
      Si aún es de día y se dispone de tiempo, sugerimos al visitante un último paseo por la explanada del Castillo, para contemplar desde El Gurugú la inigualable perspectiva de los enebrales que bordean el Vadillo, con la sierra al fondo, y las alamedas que le acompañan hasta las riberas del Cega.
    • 1998 Costa, M. / Morla, C. / Sainz, H., ed. Bosques ibéricos [1998] 343 España (CDH )
      En el tramo central de la sierra de Gredos (Guisando, Ávila), o al norte de Pedraza (Segovia), también se desarrollan algunos enebrales de este tipo, tapizando laderas de solana.
    • 1998 Costa, M. / Morla, C. / Sainz, H., ed. Bosques ibéricos [1998] España (CDH )
      Fig. 48. A la izquierda, enebral del puerto de la Cruz Verde (Madrid).
    • 1998 Costa, M. / Morla, C. / Sainz, H., ed. Bosques ibéricos [1998] España (CDH )
      A pocos kilómetros al sur de la ciudad de Valencia se encuentra el conocido pinar del Saler, que ya a mediados del siglo pasado destacó Willkomm como ejemplo de bosque psammófilo del litoral oriental: «El bosque de arenales más significativo debió ser aquel que ocupa en gran parte la denominada Dehesa de Valencia [...]. El suelo arenoso y suelto, bajo el aclarado dosel que definen las copas de finas acículas del pino de Alepo, con el que aparece de forma aislada mezclado el pino piñonero, está casi totalmente cubierto por un denso sotobosque, constituido principalmente por Chamaerops humilis, Quercus coccifera y Myrtus communis, entre los que aparecen intercalados ejemplares de Juniperus macrocarpa, Ruscus aculeatus, Osyris alba, Daphne gnidium, Helichrysum stoechas, Erica multiflora, Rosmarinus officinalis, Phillyrea angustifolia, Rhamnus lycioides, Pistacia lentiscus, Anthyllis cytisoides y Halimium halimifolium». Este tipo de pinar, que aparece aquí y allá a lo largo de la costa suroriental y en las islas Baleares (bahía de Alcudia, en Mallorca, playas de Formentera, etcétera), intercalándose con los sabinares y enebrales que colonizan las dunas, debió de constituir una extensa banda de bosque costero, antes de que la desorbitada presión turística lo sustituyera por una orla de apartamentos.
    • 1998 Costa, M. / Morla, C. / Sainz, H., ed. Bosques ibéricos [1998] España (CDH )
      Fig. 47. Enebral de El Vellón (Madrid).
    • 1998 Costa, M. / Morla, C. / Sainz, H., ed. Bosques ibéricos [1998] 343 España (CDH )
      En Arbancón (montes de Beleña, Guadalajara) aparecen también pequeñas manchas tanto de enebrales puros como en curiosa mezcla con la sabina albar.
    • 1998 Costa, M. / Morla, C. / Sainz, H., ed. Bosques ibéricos [1998] España (CDH )
      LOS ENEBRALES

      El único enebro que puede llegar a formar comunidades que podríamos aceptar como bosques es Juniperus oxycedrusL., concretamente la subsp. badia(H. Gay) Debeaux. Es este un arbolito que ocasionalmente puede alcanzar tallas cercanas a los 15 m, como en Las Villuercas (Salamanca), Alpedrete (Madrid) o más aún, según antiguas referencias, en algunos puntos de la cuenca del Ter.

    • 1998 Costa, M. / Morla, C. / Sainz, H., ed. Bosques ibéricos [1998] 342 España (CDH )
      Por otro, los enebrales pueden aparecer como consecuencia de la consabida acomodación de las Cupresáceas a suelos esqueléticos, no aptos para el encinar, el quejigar e incluso el pinar, que, al evitarlos, favorecen la instalación o persistencia en ellos de densas masas de enebros.
    • 1998 Costa, M. / Morla, C. / Sainz, H., ed. Bosques ibéricos [1998] 309 España (CDH )
      Sabinares y enebrales
    • 1998 Costa, M. / Morla, C. / Sainz, H., ed. Bosques ibéricos [1998] España (CDH )
      El enebro, Juniperus oxycedrus, alcanza una gran importancia, hasta el punto de que a veces aparecen enebrales casi puros coincidiendo con las zonas donde el granito aflora en superficie (berrocales).
    • 2000 Sánchez, Í. Flora amenazada p. 74 Esp (BD)
      La zona seleccionada en este caso es la franja de matorral existente entre la carretera nacional 340 desde las Casas de Porro a La Torre de la Peña. Corresponde esta zona al contacto de las estribaciones de la Sierra del Medio con la Playa de los Lances y debió estar ocupada en el pasado por un acebuchal separado de la playa por una estrecha y discontinua franja de enebral. Los incendios han eliminado casi por completo al primero hace años, mientras que todavía encontrábamos algunos notables ejemplares de Juniperus oxycedrus subsp. macrocarpa al comienzo de este estudio; por desgracia, un incendio en el verano de 1996 acabó con la práctica totalidad de la población.
    • 2000 Sánchez, Í. Flora amenazada p. 66 Esp (BD)
      En las dunas móviles podemos encontrar una población de Silene ramosisima. En las dunas ya estabilizadas existía un excelente enebral de Juniperus oxycedrus subsp. macrocarpa y se encontraba también, aunque escasa, Corema album. La reciente ampliación del área urbanizada de Novo Sancti-Petri ha supuesto la pérdida de parte de estas poblaciones.
    • 2003 García Valiño, I. Dos muertes Sócrates Esp (CORPES)
      Muros Largos como faunos excitados por la luna. Allí conoció Neóbula a un hombre que la inició en las ceremonias de la noche, como sacerdotisa consagrada a los misterios de Eleusis. Ingresó muy pronto en los ritos iniciáticos y no tardó en conocer el trance de la locura divina en el Santuario, un claro en el enebral, circundado por antorchas, cuyas arenas estaban regadas con sangre. Las danzas excitaban los sentidos hasta que las estrellas de la bóveda le perforaban los ojos.
    • 2005 Santamaría Polo, T. / Tens Schz, B. Excursiones Valle Tiétar Esp (CORPES)
      El sendero nos lleva en otros cinco minutos al puente que cruza el río de Cantos, presidido por un gran pino resinero y rodeado de brezos, sauces y enebros. Ascendemos por una estrecha senda escalonada para luego caer en el arroyo de la Canal Seca. Tras cruzar un enebral un nuevo cartel de "senda ecológica" nos señala las posibles rutas a seguir: Puesto del Pío, Domingo Fernando o Camino de los Guisanderos.
    • 2008 Ecologistas en Acción Banderas negras Esp (CORPES)
      Playas de Cartaya. La macrourbanización de Castillo de San Miguel, el hormigonado continuo de El Rompido y su avance hacia el frente urbanizador de El Portil con la destrucción de pinares y enebrales que conlleva, combinado con la plena ocupación de marismas y aguas de la desembocadura del río Piedras por instalaciones de golf y puertos deportivos hacen que Cartaya se esté quedando sin costa en condiciones naturales.
    • 2010 Díaz-Delgado, R. "Puesta a punto Doñana" [01-05-2010] Ecosistemas (Móstoles) Esp (CORPES)
      Los hábitats seleccionados como susceptibles y necesarios para la programación de su seguimiento se correspondieron con los más representativos (marisma, lagunas freáticas, matorral mediterráneo, etc.) y aquéllos con baja representación en términos de superficie (bosque de ribera, sabinares, enebrales costeros, etc.) en Doñana.
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      enebral m. Sitio poblado de enebros.
    • 2021 Schz Montes, F. "Sierra Cameros-Demanda" [05-07-2021] ABC (Madrid) Esp (HD)
      Las masas de quercíneas productoras de tan valioso fruto son robledales y encinares. Entre los primeros podemos encontrar rebollares, quejigares y robledales de roble albar. Unas 15.700 hectáreas son de rebollo, seguido de unas 18.000 ha de pinares de pino, masas de quejigares con 15.000 hay hayedos con una superficie de 14.000 ha, que constituyen la vegetación forestal dominante en la zona, que se completa con encinares, bosques mixtos de caducifolias, aulagas y enebrales montanos, estrepales, brezales, biercolares de montaña y escobonales.
  2. Acepción en desuso
  3. s. m. Arbusto de la familia de las cupresáceas de hasta 10 metros de altura, con el tronco ramoso, la copa estrecha y cónica, las hojas aciculares, cortas, punzantes y dispuestas en grupos de tres unidas en la base, y el fruto globoso, generalmente cubierto de una capa cerosa y con varias semillas oblongas y angulosas. Nombre científico: Juniperus (género); Juniperus (sección).
    docs. (1539) Ejemplo:
    • 1539 Herrera, G. A. Libro agricultura fol. 93r Esp (BD)
      Que enebrales tienen en Lerma y en el monesterio de Guisando, si se supiesen aprouechar dellos para enmaderamientos y otras obras; ay dellos grandes y pequeños, y a los grandes llaman machos y lleuan la grana como colorada, y los chicos dizen hembras que lleuan la grana negra.
pino enebral
  • s. m. Árbol de la familia de las pináceas de hasta 30 metros de altura, con el tronco recto, la corteza rojiza, la copa ancha, irregular y postrada, las hojas aciculares, rígidas y agrupadas de dos en dos, y piñas pequeñas y oblongas de color castaño. Nombre científico: Pinus sylvestris.

Diccionario histórico de la lengua española
Real Academia Española © Todos los derechos reservados

Con el apoyo de Inditex
cerrar

Buscador general de la RAE