6.ª Entrega (febrero de 2019)
Versión del 15/02/2019
Equipo Real Academia Española
Familia Ver familia de palabras
erisipela s. (1450-)
erisipela, airesipela, arecipela, arisipela, cipela, decipela, desipela, disipela, disípula, dissipula, edisipela, eresypila, ericipela, erisipel, erisípela, erisipelis, erisipila, erisipilan, erisipilla, erisipla, erisipola, erisípula, ersipela, ersipila, erysipela, erysipila, esipela, heresipela, heresipella, herisipela, herisipila, herisypila, hirisipela, irisipela, irisipila, isipela, isipula, isípula, resipela, risipela, yresipila, yresipla
Etim. Voz tomada del latín erysipelas; y esta, a su vez, del griego erysípelas (DECH).

Se documenta por primera vez, con la variante eresipila y la acepción 'infección de la piel producida por las bacterias del género Streptococcus pyogenes y Staphylococcus aureus, caracterizada por el enrojecimiento de la piel y comúnmente acompañada de fiebre, dolor y prurito', en 1450, en el Arte complida de cirugía (BN 2165) de autoría anónima. En este mismo siglo, se atestigua, con la variante antietimológica herisipila, en las traducciones del Lilio de medicina de Gordonio (1495) y del Tratado de cirugía de Guido de Cauliaco (1498). Con la forma yresipla se registra ya en el siglo XVI (c1500), en una glosa al margen del manuscrito anónimo (BN 10051) titulado Tratado de patología general, junto al vocablo rosa, con valor médico, por similitud en la sintomatología que estas afecciones presentan; a saber, el color rojizo que adquiere el cutis. También por analogía en la manifestación física de esta infección, se suele relacionar a la erisipela (o erisipela gangrenosa) con el fuego de san Antonio, tal y como lo recalca Montenegro, recién iniciado el siglo XVIII, en la Materia médica misionera (1710), quien se decanta por la variante isípula. Asimismo, este vocablo, circunscrito al ámbito de la medicina, se consigna por primera vez, con la variante isipula erisípula, en el repertorio lexicográfico de Rosal (1611) y, más de un siglo después, en 1780, con la forma erisipela, en el DRAE, en el que se destaca, no obstante, que "comunmente se llama disípula, ó isípula". En efecto, esta voz presenta un amplio conjunto de variantes, como la etimológica erysipela (cf. Curso theorico practico de operaciones de cirugia de Velasco y Villaverde, 1761), las sincopadas o simplificadas esipela (en Vida de la V. Mariana Villalba de Faci, 1761) o ersipela (en el volumen II de la traducción del Tratado de medicina legal de Orfila llevada a cabo por Ataide en 1847), los vulgarismos arecipeladesipelaresipela risipela (testimoniados en un buen número de obras o noticias costumbristas publicadas a lo largo del siglo XIX, tanto en contextos de trasmisión de la sabiduría popular como en la caracterización de los personajes), o las variantes dialectales como cipela (del aragonés, cf. Nebot Calpe, 1984), decipela (andaluz, cf. García Ramos, 2010) o de contacto con otras lenguas peninsulares, como la forma gallega arisipela, registrada en una noticia publicada en 1997 en El Correo Gallego (Santiago de Compostela).

Por otra parte, la voz suele ir acompañada de diversos modificadores que especifican los grados o la naturaleza que esta infección puede adquirir en su curso. Así, por ejemplo, la erisipela maligna, caracterizada por la aparición de escaras, una fiebre intensa, insomnio, convulsiones y delirio, es la más extrema y, como explica Galisteo Xiorro, en 1772, en el volumen I de la traducción del Tratado de las enfermedades venéreas de Astruc, ocasionó muchas muertes. Por su parte, la erisipela flemonosa, atestiguada al menos desde 1780, en la traducción de Cirugia expurgada de Juan de Gorter efectuada, igualmente, por Galisteo Xiorro, se caracteriza por la supuración del tejido celular subcutáneo, en tanto que la bullosa pustulosa se manifiesta por la aparición de vesículas llenas de pus y la erisipela eczematosamiliar o vesiculosa lo hace por la presencia de multitud de vesículas dolorosas (cf. Piñera Siles, 1789). A su vez, la erisipela fijasecundariasimple sintomática, es decir, la que se limita al foco original, se contrapone a la erisipela ambulanteerrática saltante, que se propaga, en exceso, desde el foco de contagio; motivo por el que, en ocasiones, se denomina, de manera coloquial, disipelón, en alusión a la amplia extensión de la zona afectada, tal y como señala  Domínguez Moreno en "Dermatología popular", pieza publicada en 2004 en la Revista de Folklore [Valladolid]). Erisipela se documenta con suma frecuencia en todas las épocas y en tratados médicos, fundamentalmente, aunque entre los testimonios más recientes sobresalen un conjunto de usos metafóricos propios del ámbito político, registrados en la prensa española de las primeras décadas del siglo XXI (cf. Herrera, 2016).

Con la acepción 'infección dérmica parecida a la erisipela, producida por las bacterias del género Erysipelothrix rhusiopathiae y caracterizada por la aparición de manchas rojizas y dolorosas en las extremidades de algunos animales y, por contagio, en las personas que los manipulan', esto es, como sinónimo de erisipeloide o mal rojo (véanse), se documenta al menos desde 1810, en una noticia publicada en la sección de veterinaria del Diario de Madrid (Madrid) que versa sobre la "enfermedad del fuego" en los cerdos y ovejas. Con este valor se consigna en un buen número de textos especializados desde finales del siglo XX, y, en ocasiones, acompañada por el modificador porcina o el complemento de los cerdos, dado que es el animal más afectado por esta dolencia.

Por último, erisipela costera, como sinónimo del término científico oncocercosis o las unidades pluriverbales mal morado y ceguera de los ríos (es decir, como 'enfermedad producida por los nematodos del género Onchocerca volvulus, endémica en América del Sur, caracterizada por la aparición de nódulos fibrosos en el cuero cabelludo y conjuntivitis con fotofobia o ceguera'), se registra en una reseña sobre la sesión científica del 7 de octubre de 1986 publicada por Piédrola Gil y Piédrola Angulo en los Anales de la Real Academia Nacional de Medicina (Madrid) de ese mismo año, en una enumeración en la que se recopilan las diversas denominaciones que recibe esta afección dérmica y ocular.

Notas filológicas

Crisipila, forma atestiguada en el CDH y en el CORDE en el Tratado de las fiebres de Ischaq Israeli. Bibl. Escorial M.I.28 (fol. 103v: "vna apostema que es / llamada crisipila") ha de considerarse errata por erisipila, variante registrada en la transcripción de este texto incluida en la Biblioteca digital de textos del español antiguo: Textos médicos españoles (http://www.hispanicseminary.org/t&c/med/index-es.htm). Producto de error o deturpación parecen también los casos de crisipela recogidos en los corpus procedentes de la obra El libro de las medicinas caseras, de fray Blas de la Madre de Dios (1611-p1650).

  1. ac. etim.
    s. f. Med. Infección de la piel producida por las bacterias del género Streptococcus pyogenes y Staphylococcus aureus , caracterizada por el enrojecimiento de la piel y comúnmente acompañada de fiebre, dolor y prurito.
    docs. (1450-2017) 302 ejemplos:
    • a1450 Anónimo Arte cirugía (BNM 2165) [1993] fol. 104r Esp (CDH )
      Calor por la calentura / dela materia & algunas / vezes fiebre efimera por / el ferujmjento dela sangre / & por el dolor mayor mente / enel tienpo enel qual se espera / la digestion dela sangre & / sy la sangre fuere mas / delgada enla sustançia natural / & enla caljdat mas caljente / fara eresipila nota / por quanto quasy semeja ala / colera natural cuya señal / es que enla sobre faz del / mjenbro se esparze por la ljujenes / & es de calor foguenan / por la semejança
    • 2017 Esquivel, V. "Golpea erisipela" [08-05-2017] Tabasco Hoy (Tabasco) Mx (HD)
      Un total de 158 casos de ‘erisipela’ se han registrado en Tabasco, según el Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica de la Secretaría de Salud, se trata de un tipo de infección de la piel, causada generalmente por las bacterias estreptococos del grupo A que afectan tanto a niños como a adultos y que a decir de especialistas del IMSS, de no ser tratados a tiempo, en el peor de los casos puede causar hasta la muerte en pacientes con enfermedades crónicas.
    • a1450 Anónimo Arte cirugía (BNM 2165) [1993] fol. 112r Esp (CDH )
      Ca el eresipilades / o el flemenjdes son curados / con esas mismas melezjnas / que son curadas / la eresipila & el flemon / conujene saber quelos humores / segunt mas o menos / se conponen asy las curas / en tal manera sean conpuestas /
    • 1495 Anónimo Trad Med Gordonio [1991] Esp (CDH )
      E si es de sangre pura se llama flemón, e si de cólera se llama herisipila, e si de flema, zimia, e si de melanconía, cáncer e esclirosis.
    • 1498 Anónimo Trad Cirugía Cauliaco (BN Inc 196) [1997] fol. 33r Esp (CDH )
      Empero es en dos maneras la herisipila / vna verdadera & otra no verdadera. /
    • c1500 Anónimo Tratado patología general Esp (BD)
      Yresipla la postema calliente que se faz en el cuerpo solamjente. [L]a postema calliente q se faz en l cuero del cuerpo solamjente & sus maneras son muchas delas es la rrosa delgada.
    • 1513 Herrera, G. A. Agricultura [1995] fol. 88v Esp (CDH )
      Lo anejo dellos daña la garganta y es bueno contra el huego que llaman desantanton: y ala erisipila que es alhombra.
    • 1557-1558 Anónimo Viaje Turquía [2000] Esp (CDH )
      No penséis que no se tornó otra vez de nuebo a perder la amistad de los judíos, que le vino una herisipela que se paró como fuego, y yo, aunque estaba flaco, fui de paresçer de sangrarle, en lo qual fui contradicho de todos los médicos, que no menor copia había mandado venir que al tiempo del abrir, los quales deçían que un hombre que había pasado lo que él, y estaba tan flaco, juntamente con la sangre hecharía el ánima.
    • 1578 Acosta, C. Tratado drogas Indias [2003] 318 Esp (CDH )
      Es este fructo frío, y húmido, aunque la gente popular lo haze caliente: diziendo, que haze mucha rascazón a quien lo come: y assí los físicos dela tierra lo hazen caliente, y lo infaman, diziendo, que causa sarampión, erisipolas, fiebres coléricas, flegmones, y sarna.
    • 1621 Almansa Mendoza, A. Cartas 1621 [2001] Cartas y relaciones Esp (CDH )

      Después de haber oído su majestad el rey nuestro señor el sermón de la ceniza, de Florencia, se sintió indispuesto. Atribuyóse entonces a abundancia de sangre. Después apuntó en isípula.

    • 1690 Fuentes Guzmán, F. A. HGuatemala [1882-1883] Gu (CDH )
      Hállase en este valle de Mesas de Petapa, y los demás, en las partes húmedas, mucha Hierba mora, que es tan útil á el remedio de muchas enfermedades, en especial á la de la erisipela: y de la misma manera en semejantes terrenos, aunque en lo más alto y frío de las tierras, Zarzamora abundante, de que los boticarios fabrican y componen admirable arrope de moras, de que usan los médicos con admirable y seguro efecto en las ocasiones que necesitan de valerse de su eficacia y socorro.
    • 1710 Montenegro, P. Materia médica [1942-1944] VII, 96 Ar (CDH )

      Es útilisima á las calenturas ardientes, que desecan muchos los cuerpos, úntando por de fuera á las inflamaciones externas que salen al cuero, las cura:– principalmente la Isipula, (la Erisipela:) ó fuego de San Anton.

    • 1733 Feijoo, B. J. Theatro crítico universal, V [2003] 272 Esp (CDH )
      Si apelan (dice) a la experiencia, que les muestra que muchos han sido curados con la sangría, yo testifico, por lo contrario, que en el hospital de la Anunciada de Nápoles, donde exercí la Medicina muchos años, he curado promptamente, sin sacarles una gota de sangre, a centenares y millares de enfermos de frenesíes, costados, esquinencias, encendimientos de hígado, esputos sanguíneos, erisipelas, y fiebres de todos géneros.
    • 1737 Frias, M. A. Trad Admirable vida Bañati Bonis p. 481 Esp (BD)
      Y ultimamente, añad, que tambien el fue participe de los favores del Padre Francisco; pues haviendole dado una dissipula en la pierna derecha, que se havia resistido à todos los remedios, se rindió, y le dexó libre, solo à la aplicación y contacto de la mencionada Reliquia.
    • 1725-1744 Torres Villarroel, D. Pronósticos Piscator [2006] 93 Esp (CDH )
      Saturno en el Regio Domicilio, compartícipe con la Luna, serán Señores de este año: esta estación será mal humorada por la suma frialdad del Planeta que la manda; de tal modo, que las plantas que por este tiempo están vestidas de sus hojas, estarán en paños menores y las más sin abrigo; y por Marzo todavía se oirán cruxir los carámbanos del Invierno, de modo, que más hemos de toser que sudar; y lo general de enfermedades que padeceremos, serán fiebres malignas con decúbito al estómago, tercianas perniciosas, erisipelas y herpes; pero aunque habrá alguna abundancia, no tanta como la que tenemos en este año de 1727.
    • 1778 Mutis, J. C. A C. Linné [1947] 36 Cartas Co (CDH )
      Pero habiéndome dejado imprudentemente aplicar el zumo del tabaco, poniendo encima la leche del plátano guinea (según la práctica común de nuestros rústicos), al punto me sobrevino una crudísima erisipela que, sin poderlo remediar, degeneró en supuración, con grande peligro de mi vida.
    • 1807 Paz Rdz, J. M. Explicación farmacopea [1807] Esp (CDH )
      El uso exterior de las flores de Sauco se mira como un buen resolutivo y anodino, y por esta razon ordenan los Cirujanos cocer levemente estas flores en vino, ó hacer una infusion en agua caliente impregnada de un poco de espiritu de vino, para aplicarlo en calidad de fomento á las erisipelas y tumores edematosos de las piernas, &c. &c.
    • 1858 Fernán Caballero Cuadros costumbres p. 22 Esp (BD)
      —Moscón, dijo á su vez Mariquilla albóndiga, dile al diablo que mi mae Ana me ha puesto una cruz de retama macho al cuello para librarme de él y de la arecipela. (la erisipela)
    • 1869 Anónimo "Enano" (continuación) [15-06-1869] Boletín de Loterías y de Toros (Madrid) Esp (HD)
      Al día siguiente, martes 22, aunque remitidos continuaban los mismos síntomas, y al remover el apósito se notó que la piel del muñon hasta la mitad de la rodilla aparecia eritematosa, fenómeno precursor de la erisipila que amenazaba desarrollarse.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )

      En las enfermedades locales las crísis y los dias críticos siguen tambien una ley fija: así vemos que la erisipela emplea un septenario para recorrer la cabeza, otro para hacer su evolucion en el tronco, otro para los miembros superiores, etc., viniendo por fin la descamacion, que nos indica el fin de la reaccion con un producto de depuracion palpable y necesario.

    • 1896 Lázaro Ibiza, B. Flora española [1896] Esp (CDH )
      Siria, Palestina; cultivada.– Aplicaciones: Los bulbos y pétalos se emplean en forma de cataplasmas contra las quemaduras, erisipelas y contusiones.
    • 1922 Jiménez, A. Informe psicología Informes Santo Domingo RD (CDH )
      La palma bendita en Domingo de Ramos es quemada para calmar las tempestades; el procedimiento de santiguar el abdómen cura infaliblemente los infartos, las erisipelas y la hidropesía; los ensalmos curan los ataques de nervios y el ojeo, especie de jettatura, como le llaman los italianos y que no es mas que una enfermedad o una calamidad producida por las personas que miran de mala manera, con envidia y que se vengan de la humanidad usando el poder sobrenatural y maléfico de sus ojos.
    • 1951 Soriano, E. Caza [1992] Esp (CDH )
      Ella accedía a mostrarla a fuerza de ruegos y con mucho misterio, sobre todo a Pascual, que gozaba lo indecible abriendo los taleguillos, oliéndolos y descifrando las etiquetas de cartón cosidas sobre cada uno, donde la misma Josefa había escrito: " Flor de sauco para la inchazón ", " Baleriana para el esterico ", " Fabarraz llerba piejera ", " Zalza para las enjinas ", " Manzanilla para las bilis ", " Flor de encina para los pujos ", " Vellosiya para las diarreas ", " Flor de cardiyo, inrisipela y enrritaciones ", " Enjarretadura para eridas y cataplasmas ", " Llerbas estogamales "... *
    • 1962 Mujica Láinez, M. Bomarzo [1996] 246 Ar (CDH )
      Tantos estragos ejercía, que su destrucción prometía sobrepasar las de las enfermedades epidémicas conocidas desde hacía siglos: la peste, la tisis, la sarna, la erisipela, el ántrax, la lepra, el tracoma.
    • 1983 Ribeyro, J. R. Geniecillos [1983] Pe (CDH )

      Cuando comenzó a amanecer, Ludo fumaba mirando la ventana. La erisipela no lo había dejado dormir.

    • 1997 Prensa La Prensa, 05/10/1997 [1997] Ni (CDH )
      La primera crisis la tumbó en cama durante tres meses, y así supo que padecía de una virulenta erisipela que se le comía la parte del tobillo.
    • 2001 Rdz Navas, H. Utilidad plantas medicinales CR (CORPES)
      Las hojas secas fumadas se aprovechan para el asma, en infusión para afecciones cardíacas y hepáticas. El látex por ser cáustico se utiliza para quemar verrugas, pecas, eczemas, erisipela, psoriasis, tinea, sarna y para madurar forúnculos.
    • 2017 Esquivel, V. "Golpea erisipela" [08-05-2017] Tabasco Hoy (Tabasco) Mx (HD)
      Un total de 158 casos de ‘erisipela’ se han registrado en Tabasco, según el Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica de la Secretaría de Salud, se trata de un tipo de infección de la piel, causada generalmente por las bacterias estreptococos del grupo A que afectan tanto a niños como a adultos y que a decir de especialistas del IMSS, de no ser tratados a tiempo, en el peor de los casos puede causar hasta la muerte en pacientes con enfermedades crónicas.
    • a1450 Anónimo Arte cirugía (BNM 2165) [1993] fol. 104r Esp (CDH )
      Calor por la calentura / dela materia & algunas / vezes fiebre efimera por / el ferujmjento dela sangre / & por el dolor mayor mente / enel tienpo enel qual se espera / la digestion dela sangre & / sy la sangre fuere mas / delgada enla sustançia natural / & enla caljdat mas caljente / fara eresipila nota / por quanto quasy semeja ala / colera natural cuya señal / es que enla sobre faz del / mjenbro se esparze por la ljujenes / & es de calor foguenan / por la semejança
    • a1450 Anónimo Arte cirugía (BNM 2165) [1993] fol. 104r Esp (CDH )
      E la / colera natural faze eresipila / verdadera cuyase / natural es dureza por la sequedat / dela colera formada / pjnante .id est. de pjña enla / sobre faz del mjenbro / por la yguedat della bermejor / de color mezclada / con amarillo por la semejança / [ciiij] / grand sed & ençendymjento / por señorio dela colera /
    • a1450 Anónimo Arte cirugía (BNM 2165) [1993] fol. 107v Esp (CDH )
      E algunos / llaman aquesta enfermedat / cançer & otros lobo & algunos / asy commo los françeses / mal de nuestra domjna / E algunos delos lonbardos / fuego de sant anton / [cvij] / & otros eresipila manducatjua / en pero delos nonbres / diuersos non sea a ty / dado
    • a1450 Anónimo Arte cirugía (BNM 2165) [1993] fol. 220r Esp (CDH )
      Ca sy fallares / el mjenbro en via de / corronpimjento asy commo / con eresipila manducatjua / o con herpestiomeno / o con formjga anbulatjua o / por que mas breue mente / diga con dispusiçion de / qual quier llaga corrusyua /
    • a1450 Anónimo Arte cirugía (BNM 2165) [1993] fol. 112r Esp (CDH )
      Ca el eresipilades / o el flemenjdes son curados / con esas mismas melezjnas / que son curadas / la eresipila & el flemon / conujene saber quelos humores / segunt mas o menos / se conponen asy las curas / en tal manera sean conpuestas /
    • 1494 Burgos, V. Trad Proprietatibus Rerum Anglicus [1999] fol. 75v Esp (CDH )
      Son alguna vez los huessos llagados por causa que viene de fuera, como por golpe, o por llaga, o por rompedura, o por ser desconçertados, & otras vezes son llagados por causa que viene de dentro, como por materia forçada que los roe, segund pareçe en los que han el mal llamado erisipila, es a saber el fuego santo.
    • 1494 Burgos, V. Trad Proprietatibus Rerum Anglicus [1999] fol. 110r Esp (CDH )
      Es no menos causada alguna postema seca de colera vermeja y es dicha erisipila o fuego santo por el contrario.
    • 1494 Burgos, V. Trad Proprietatibus Rerum Anglicus [1999] fol. 110r Esp (CDH )
      El cançer roe mas & aun mas la otra llamada lobo, pero sobre todo la llamada erisipila.
    • 1494 Burgos, V. Trad Proprietatibus Rerum Anglicus [1999] fol. 110v Esp (CDH )
      Para la cura de semejantes postemas al prinçipio suelen poner cosas repercusivas si la materia no es muy furiosa & venenosa, como en la erisipila & carbunclo, ca en tales no se deve poner mediçina repercusiva, mas mitigativa porque la materia venenosa no se torne a las partes interiores & haga mayor daño.
    • 1495 Anónimo Trad Cirugía Mayor Lanfranco [1987] fol. 104r Esp (CDH )
      & sy la sangre fuere más delgada en la sustançia natural, & en la calidat más caliente, fará eresipila (nota por quanto quasy semeja a la cólera natural), cuya señal es que, en la sobrefaz del mienbro, se esparze por la liuienés, & es de calor foguenan por la semejança.
    • 1495 Anónimo Trad Cirugía Mayor Lanfranco [1987] Esp (CDH )
      E todas aquestas cosas pensadas, puedes vsar seguramente el cauterio & serte ha entonçes asý commo dize Auiçena, para rretifycar la conplesión del mienbro noble melezina, & defiende eso mismo andar la corrupçión, ca sy fallares el mienbro en vía de corronpimiento, asý commo con eresipila manducatiua, o con herpes tiomeno, o con formiga anbulatiua, o, porque más breuemente diga, con dispusiçión de qualquier llaga corrusyua, ca a doquier que sea la corrupçión non es melezina asý noble que tañerla toda con fierro caliente, el qual, testigo Rrasís, cunple todas las cosas asý commo suso es declarado, e estanca eso mismo el fluxo de la sangre, por quanto sy decorre sangre, de vena grande o de arteria, & non aprouechan las otras melezinas constryctiuas, ençiende fuertemente el cauterio, en tal manera que syn tacto del cuero, de fuera o de algunos mienbros sensíbiles, pueda allegar a la vena o a la arteria cortada, & aprémialo fuertemente, faziente grande costra, rrestañará la sangre que decorre muy bien.
    • 1495 Anónimo Trad Cirugía Mayor Lanfranco [1987] fol. 112r Esp (CDH )
      E fasta aquí posimos las curas de las apostemas synples, & por ella puede ser auida la cura de las conpuestas, ca el eresipílades o el fleménides son curados con esas mismas melezinas que son curadas la eresipila & el flemón, conuiene saber, que los humores, segunt más o menos, se conponen asý las curas en tal manera sean conpuestas.
    • 1495 Anónimo Trad Cirugía Mayor Lanfranco [1987] fol. 107v Esp (CDH )
      E algunos llaman aquesta enfermedat cánçer & otros lobo, & algunos, asý commo los françeses, "Mal de Nuestra Dómina", e algunos de los lonbardos "Fuego de Sant Antón", & otros eresipila manducatiua.
    • 1495 Anónimo Trad Cirugía Mayor Lanfranco [1987] Esp (CDH )
      E la cólera natural faze eresipila verdadera, cuya señal natural es dureza, por la sequedat de la cólera, formada pinante, id est, de piña, en la sobrefaz del mienbro por la yguedat d'ella; bermejor de color, mezclada con amarillo por la semejança; grand sed & ençendymiento, por señorío de la cólera.
    • 1495 Anónimo Trad Med Gordonio [1991] Esp (CDH )
      Herisipila es apostema de cólera gruessa encendida, e quando se ulcera conrroe cerca de sí e denegrécese e faze escara, e entonce se puede llamar sacer ignis o fuego pérsico.
    • 1495 Anónimo Trad Med Gordonio [1991] Esp (CDH )
      Digo que no es semejante, que en la herisipila el calor está ayuntado e poniendo el azeite rosado más finchará, pero en la quemadura el calor ya se fue, e por esso no fincha, antes amansa.
    • 1495 Anónimo Trad Med Gordonio [1991] Esp (CDH )
      E a lo que se dize en contrario, que no conviene el azeite rosado en la herisipila, tampoco converná en la quemadura.
    • 1495 Anónimo Trad Med Gordonio [1991] Esp (CDH )
      Estas formigas miliares se pueden curar assí como la herisipila, que antes de la ulceración se pueden poner cosas húmidas, mas después non se pueden poner.
    • 1495 Anónimo Trad Med Gordonio [1991] Esp (CDH )
      La cura de las postillas o infectiones de la herisipila e de ántrax e de carbúnculo e de fuego salvaje.
    • 1495 Anónimo Trad Med Gordonio [1991] Esp (CDH )
      Herpestiómeno es llaga corrosiva de coléra gruessa quemada mas no encendida, así como en la herisipila, pero más mortifica el miembro que la cancrena, así más la sangre tornará a bermejor no clara.
    • 1495 Anónimo Trad Med Gordonio [1991] Esp (CDH )
      E si es de sangre pura se llama flemón, e si de cólera se llama herisipila, e si de flema, zimia, e si de melanconía, cáncer e esclirosis.
    • 1498 Lpz Villalobos, F. Sumario medicina [1997] fol. 20v Esp (CDH )
      El persico huego y la pruna o carbon / de colora son venenosa y mas gruessa / la qual roe y quema con vexigacion / y el miembro ennegresce con su conbustion / la pruna y muy poca humidad ay en esa / su cura es sangralle y quando es muy malina / hasta que desmaye le sangra auicena / y como a erisipila hazer determina / mas no sea tan fria qualquier medecina / ni estiptica tanto ni humeda es buena /
    • 1498 Lpz Villalobos, F. Sumario medicina [1997] fol. 23r Esp (CDH )
      Es el panarizo apostema caliente / que trae a la vña dolor y congoxa / si el cuerpo esta lleno euacuarse consiente / y ponganle luego algun repercuciente / llanten siempreviua el dolor mucho afloxa / balostias y psidia y açucar rosado / se ponga al principio por repercusiuo / en todo lo otro ya estas informado / como es la erisipila o flemon curado / que ya soy prolixo en lo mas que ora escriuo /
    • 1498 Lpz Villalobos, F. Sumario medicina [1997] fol. 20v Esp (CDH )
      Erisipila es vn apostema causado / de colora y es mas caliente y mas fuerte / y muy mas bermejo quel antepasado / quell otro es negrito verde y colorado / mas hondo y de quien mas materia se vierte / despues de purgado el humor abundante / con su cañafistola y çumo de rosas / pornas defensiuos como es dicho de ante / y desque mostrare el color denigrante / pon molficantes y coma frias cosas /
    • 1498 Lpz Villalobos, F. Sumario medicina [1997] fol. 20v Esp (CDH )
      Formica en el cuero es centella muy biua / y es mas que erisipila agudo apostema / della ay corrosiua y no corrosiua / y qualquiera dellas es ambulatiua [...]. /
    • 1498 Lpz Villalobos, F. Sumario medicina [1997] fol. 9v Esp (CDH )
      / De los apostemas de las tetas / Apostema en tetas de humores prouiene / y el nombre le da aquel humor que le cria / erisipila es si de colora viene / y zimia si es flema y flemon si le tiene / de sangre y es cancer si es melancolia / si es sangre primero sangrar la sofena / despues la basilica en necessidad / la repercussion en lo calido es buena / despues maduralle y quitalle la pena / abrilde despues y tras esto encarnad / Prosigue la cura & pone / capitulo de vlceras.
    • 1498 Anónimo Trad Cirugía Cauliaco (BN Inc 196) [1997] fol. 34v Esp (CDH )
      La / primera & segunda se cumplen como es dicho / de la herisipila: saluo que el ayudamiento de la / sangria se mengua en el.
    • 1498 Anónimo Trad Cirugía Cauliaco (BN Inc 196) [1997] fol. 34r Esp (CDH )
      E allende / la herisipila sigue el modo de la terciana: / ca a la materia della tiene: & ha la anologia: / o naturaleza.
    • 1498 Anónimo Trad Cirugía Cauliaco (BN Inc 196) [1997] fol. 34r Esp (CDH )
      / La curacion de la herisipila verdadera: / & la curacion del verdadero fleumon fuera / del regimiento vniuersal ha quatro intenciones. / La primera ordena la vida.
    • 1498 Anónimo Trad Cirugía Cauliaco (BN Inc 196) [1997] fol. 34r Esp (CDH )
      mas la herisipila que non solamente / por quantidad contristece: mas por qualidad / teniente fuerte enflamacion mayor enfriamiento / ha menester que segun el fleumon. /
    • 1498 Anónimo Trad Cirugía Cauliaco (BN Inc 196) [1997] fol. 34v Esp (CDH )
      Porque de la natural / por la naturaleza del nudrimiento dicha / que es sangre sotil. dixo que se fazia la / espina que es la verdadera herisipila segun / suso es dicho: mezclamos pues el griego: & / arabigo: & fagamos por gracia de manifiesta / doctina dos especies de las pustulas / malas colericas: so las quales sean contenidas / las otras. E vna se llame herpes que / se faze de colera mas sotil. E otra se llame / formiga de colera mas gruessa: & non curemos / de los nombres. solamente las cosas / se entiendan. /
    • 1498 Anónimo Trad Cirugía Cauliaco (BN Inc 196) [1997] fol. 34v Esp (CDH )
      E breuemente / herpes no es otra cosa: saluo la herisipila / pustulada & vlcerada donde el Galieno en / el .xiiij. de la therapentica dize.
    • 1498 Anónimo Trad Cirugía Cauliaco (BN Inc 196) [1997] fol. 34v Esp (CDH )
      E assi mesmo paresce / que es medio depassamiento de la herisipila / a la formiga: & de la formiga al cancer. / La cura.
    • 1498 Anónimo Trad Cirugía Cauliaco (BN Inc 196) [1997] fol. 34v Esp (CDH )
      / La cura ha tres intenciones assi como / la herisipila.
    • 1498 Anónimo Trad Cirugía Cauliaco (BN Inc 196) [1997] fol. 35r Esp (CDH )
      La .j. & .ij. se cumplen como es dicho de herisipila / & herpesten.
    • 1498 Anónimo Trad Cirugía Cauliaco (BN Inc 196) [1997] fol. 34r Esp (CDH )
      / La herisipila verdadera pocas vezes / faze podre: porque por la mayor parte / se termina por non sentible vaziamiento.
    • 1498 Anónimo Trad Cirugía Cauliaco (BN Inc 196) [1997] fol. 35r Esp (CDH )
      / E Assi como en la reuma colorica / se faze herisipila.
    • 1498 Anónimo Trad Cirugía Cauliaco (BN Inc 196) [1997] fol. 40v Esp (CDH )
      E para / esto el Auicena ordena muchas formas. / mas porque son mas cercanas a la esclirosi / del fleumon. o de herisipila engendrado / segun que en el capitulo. seguiente sera mostrado [...].
    • 1498 Anónimo Trad Cirugía Cauliaco (BN Inc 196) [1997] fol. 73r Esp (CDH )
      Iten el / ypocras en el septimo de los anphorismos / Juzga que en el huesso desnudado la herisipila / ser mala cosa: avnque pocas vezes / contesce segund el Galieno en el comento.
    • 1498 Anónimo Trad Cirugía Cauliaco (BN Inc 196) [1997] fol. 175v Esp (CDH )
      Mas las / compuestas se fazen de las dichas simples / en muchas maneras segund que dicho es / en cada vno de los capitulos del fleumon. & / herisipila & de las otras apostemas.
    • 1498 Anónimo Trad Cirugía Cauliaco (BN Inc 196) [1997] fol. 178r Esp (CDH )
      La tercera & mas formas en el capitulo de / fleumone & herisipila son falladas. & baxo / de la sedacion del dolor.
    • 1498 Anónimo Trad Cirugía Cauliaco (BN Inc 196) [1997] fol. 26v Esp (CDH )
      Las coloricas de la colora loable. porque esas / & todas las otras verdaderas debaxo / de la sangre comprehende. mas la sangre abaxo en / dos maneras se dira. mas solamente de la no / loable. & mordiente que formigas & no herisipilas / nombro.
    • 1498 Anónimo Trad Cirugía Cauliaco (BN Inc 196) [1997] fol. 94v Esp (CDH )
      Contesce muchas vezes despues de las / formigas & herisipilas malas & otras vlceras / & pustulas mal curadas en la cara mayormente / en el lepore: o punta de la nariz. maxillas / & labros contescer vlcera corrosiua / espiginosa orrible. o espantosa fediente & ponçoñosa: / que noli me tangere vulgarmente / es llamada.
    • 1498 Anónimo Trad Cirugía Cauliaco (BN Inc 196) [1997] fol. 34r Esp (CDH )
      / Por ende en la herisipila contescen los acidentes / que algunas vezes curando sobrepujan / la su causa & falsifican la orden de la / curacion: como es dicho del fleumon.
    • 1498 Anónimo Trad Cirugía Cauliaco (BN Inc 196) [1997] fol. 33v Esp (CDH )
      E en esto paresce que la herisipila / verdadera & cierta sea especie del / fleumon.
    • 1498 Anónimo Trad Cirugía Cauliaco (BN Inc 196) [1997] fol. 34r Esp (CDH )
      La / herisipila verdadera ha quatro tiempos: / asi como las otras apostemas: las señales / de las quales de las cosas susodichas se saquen.
    • 1498 Anónimo Trad Cirugía Cauliaco (BN Inc 196) [1997] fol. 33v Esp (CDH )
      E destos el vno se llama herisipila. & / el otro herpes.
    • 1498 Anónimo Trad Cirugía Cauliaco (BN Inc 196) [1997] fol. 35v Esp (CDH )
      E pues la vdimia o / ydema en griego. es zimia en arabigo. apostema / laxa o floxa & indolorosa. esto es / poco dolorosa a comparacion de la herisipila / & flemon. /
    • 1498 Anónimo Trad Cirugía Cauliaco (BN Inc 196) [1997] fol. 34r Esp (CDH )
      En la herisipila el podrescimiento: / o la podre es mala cosa.
    • 1498 Anónimo Trad Cirugía Cauliaco (BN Inc 196) [1997] fol. 33r Esp (CDH )
      Porque / la herisipila es propia passion del cuero / assi como el flemon de la carne avnque / por conseguiente se extienda en el .
    • 1498 Anónimo Trad Cirugía Cauliaco (BN Inc 196) [1997] fol. 26r Esp (CDH )
      E siguese la / sanguinea de loable gruessa & sotil sangre. de / los quales dize fazerse el flemon & herisipila / verdadera & cierta la qual llamo espina.
    • 1498 Anónimo Trad Cirugía Cauliaco (BN Inc 196) [1997] fol. 27r Esp (CDH )
      & en los capitulos singulares / seguientes sera abiertamente specificado / de las quales cosas paresce que de los humores naturales / se fazen quatro especies de las apostemas / verdaderas que por comun nombre en el .ij. ad / glauconen flemones se llaman: mas por propios / nombres felmon: herisipila: vdimia: & sclirosis: / o sephiros son llamados.
    • 1498 Anónimo Trad Cirugía Cauliaco (BN Inc 196) [1997] fol. 33r Esp (CDH )
      las apostemas colericas / por comun nombre se llaman herisipila. porque / se allegan a los pelos & al cuero.
    • 1498 Anónimo Trad Cirugía Cauliaco (BN Inc 196) [1997] fol. 33r Esp (CDH )
      la verdadera herisipila se faze de la colera / natural abundante segund que es dicho / que propiamente sangre sotil se dize. la qual / auicena llama espina. mas la no verdadera / se faze de la colera no natural. las quales / formigas el Auicena llama.
    • 1498 Anónimo Trad Cirugía Cauliaco (BN Inc 196) [1997] fol. 33r Esp (CDH )
      donde el Galieno / en el .xiiij. de la therapentica. herisipila / doblada differencia tiene: o sin vlceracion: / o con aquesta se faze.
    • 1498 Anónimo Trad Cirugía Cauliaco (BN Inc 196) [1997] fol. 33r Esp (CDH )
      Empero es en dos maneras la herisipila / vna verdadera & otra no verdadera. /
    • 1498 Anónimo Trad Cirugía Cauliaco (BN Inc 196) [1997] fol. 33v Esp (CDH )
      Ca primeramente / determina de formigas & de las herpestes: / & dende de la herisipila que se faze de / la sangre sotil.
    • 1498 Anónimo Trad Cirugía Cauliaco (BN Inc 196) [1997] fol. 33v Esp (CDH )
      Primeramente / de la colera loable que llaman sotil / sangre se engendra vna apostema la qual / se dize cierta & verdadera herisipila en el .
    • 1498 Anónimo Trad Cirugía Cauliaco (BN Inc 196) [1997] fol. 33v Esp (CDH )
      De la colera no loable por / mezclamiento se engendran .iij. apostemas: / es a saber herisipila fleumonides. & herisipila / vdimiades. & herisipila sephirodes. /
    • 1498 Anónimo Trad Cirugía Cauliaco (BN Inc 196) [1997] fol. 33v Esp (CDH )
      / Las causas de la herisipila verdadera / son assi como del fleumon verdadero / a saber es las primitiuas & antecedentes / & coniuntas.
    • 1498 Anónimo Trad Cirugía Cauliaco (BN Inc 196) [1997] fol. 34r Esp (CDH )
      La herisipila / es mala cosa.
    • 1498 Anónimo Trad Cirugía Cauliaco (BN Inc 196) [1997] fol. 33v Esp (CDH )
      Tomando pues el primer signo / o señal de la herisipila verdadera es de color / bermeja declinante a la cetrinidad.
    • 1498 Anónimo Trad Cirugía Cauliaco (BN Inc 196) [1997] fol. 33v Esp (CDH )
      La herisipila / por la mayor parte acaesce en la cara: & / comiença en el cabo de la nariz: & dende se extiende / a la cara toda.
    • 1498 Anónimo Trad Cirugía Cauliaco (BN Inc 196) [1997] fol. 33v Esp (CDH )
      Pues es la herisipila apostema / colorica dicha con doblada differencia. / mas primeramente se dize del vna.
    • a1500 Córdoba, F. Suma cirugía [2002] Esp (CDH )
      En derredor pon ingüento populeo e ungüento frio, qu'a esto tira mejor el dolor por tal que non venga sobre la fistola fuego sacro o en lepra o en eresipila; mas si el logar non fuere caliente, ponle la abretaçion sobredicha.
    • c1500 Anónimo Tratado patología general Esp (BD)
      Yresipla la postema calliente que se faz en el cuerpo solamjente. [L]a postema calliente q se faz en l cuero del cuerpo solamjente & sus maneras son muchas delas es la rrosa delgada.
    • a1500 Anónimo Melecinas [1995] fol. 18v Esp (CDH )
      Segundo es de ver / de pentafilon es yerua caliente & seca asaz conosçida & a çinco / fojas pentafilon asaz a de calentura mas su calentura non vjene / a perfecçion de mortificaçion El pentafilon es obrado conel asi / pentafilon cozido en vjnagre & cataplasmado sobre erisipila / & formjga
    • a1500 Anónimo Melecinas [1995] fol. 17r Esp (CDH )
      jten si queremos purgar humores aguosos toma tarcar / que sea de vjno blanco & fuerte & cozido con vjno & poluorizado / & aquel poluo sea mezclado jten dia çitonjton es letuario del / qual su basis es çitonja çitonja id est mançana es fria en fin del / primero grado seca en medio del segundo dela mançana es fecho / olio & xarope olio asi es fecho sea tomada vna parte de olio / & dos partes de agua & alli sea puesta la çitonja & sea puesta / al sol por quarenta dias por que sea consumjda el agua & / despues sea esprimjda la çitonja aqueste olio vale contra colica / & erisipila & mala llaga eruginosa
    • a1500 Anónimo Melecinas [1995] fol. 16r Esp (CDH )
      jten vale contra apostema / caliente asi como formjga & erisipila & a dolor artetico fecho / de humor colerico si sobre el lugar es cataplasmado onde / muy ayna tira el dolor
    • 1509 Anónimo Trad Cirugía Tedrico (BUG B11) [1997] fol. 113v Esp (CDH )
      E avn la bermejor dela herisipila por tanjmjento / & por si mjsma se desfaze Quando el lugar torna / blanco Despues la blancura torna en bermejura
    • 1509 Anónimo Trad Cirugía Tedrico (BUG B11) [1997] fol. 120v Esp (CDH )
      E en tal manera flegmon & herisipila / son tornados en esclirosis
    • 1509 Anónimo Trad Cirugía Tedrico (BUG B11) [1997] fol. 115r Esp (CDH )
      Asi commo enel capitulo / de flegmon & en aqueste rretorna contra erisipila asi commo dize / çer es confido preçioso vnguente
    • 1509 Anónimo Trad Cirugía Tedrico (BUG B11) [1997] fol. 114v Esp (CDH )
      Quando sera mundificada la herisipila aparesçera la carne / bermeja Avn sea picada linaria & pinpanela & / vn poco de çumo espremjdo de suso sea puesto Aquesta / cosa sea fecha al guardamjento & al curamjento E
    • 1509 Anónimo Trad Cirugía Tedrico (BUG B11) [1997] fol. 114v Esp (CDH )
      Quando sera / fecha la sangria de aquella mjsma parte sea madura digesta / la materia con oxizacara gegada con tolagogon la / cosa avn es fzedera en herisipila que sea fecha menos de / plaga o de corrimjento Quando
    • 1509 Anónimo Trad Cirugía Tedrico (BUG B11) [1997] fol. 114r Esp (CDH )
      Mas si la / erisipila seca mezclada con flegmon & con sas frias puestas / luenga mente la codena sera fecha cardena & declinara / a negrura
    • 1509 Anónimo Trad Cirugía Tedrico (BUG B11) [1997] fol. 114r Esp (CDH )
      Si es pura herisipila quando sera / rrepremjda la calor mano amano se desfara
    • 1509 Anónimo Trad Cirugía Tedrico (BUG B11) [1997] fol. 114r Esp (CDH )
      E por que non tan sola / mente enla qualidat mas avn enla qualidat nueua asi / commo dicho es de ser rrefriado quando es menester asi commo / al flegmon conuiene sangria Asi ala herisipila conuiene / purga de aqui adelante Refrida fasta quela calor / dela postema rrepremjda
    • 1509 Anónimo Trad Cirugía Tedrico (BUG B11) [1997] fol. 113v Esp (CDH )
      E la herisipila mas trae fiebre que el flegmon /
    • 1509 Anónimo Trad Cirugía Tedrico (BUG B11) [1997] fol. 113v Esp (CDH )
      E la herisipila naçe / de colora bermeja E si la colora sera muncho caliente / & muncho gruesa la codena se escotezara fasta / las partes de dentro Desi el lugar enderredor sera vexaado /
    • 1509 Anónimo Trad Cirugía Tedrico (BUG B11) [1997] fol. 113v Esp (CDH )
      E la herisipila es fecha enla codena / & en partida prendiente dela carne
    • 1509 Anónimo Trad Cirugía Tedrico (BUG B11) [1997] fol. 113v Esp (CDH )
      E / la herisipila mal es fecha enla soberana parte del cuero /
    • 1509 Anónimo Trad Cirugía Tedrico (BUG B11) [1997] fol. 111r Esp (CDH )
      Ca dize galieno enlos flegmones / & enla herisipila & enlos carbonculos seale la sangria / fecha & tirada la sangre fasta a desfallimjento Pues
    • 1509 Anónimo Trad Cirugía Tedrico (BUG B11) [1997] fol. 113v Esp (CDH )
      E avn la bermejor dela erisipila es mezclada a / color amarilla
    • 1509 Anónimo Trad Cirugía Tedrico (BUG B11) [1997] fol. 103v Esp (CDH )
      E herisipila se engendra de aquellas amas señorea / y mas colora
    • 1509 Anónimo Trad Cirugía Tedrico (BUG B11) [1997] fol. 6v Esp (CDH )
      Que aquel era erisipila por / que sea sanada conujene que todo el cuerpo sea mundificado con purga.
    • 1509 Anónimo Trad Cirugía Tedrico (BUG B11) [1997] fol. 27r Esp (CDH )
      Segund la sentençia / delos antiguos & enel nuestro prouamjento. E avn en qual quier lugar puede / dubdar por cosa veramjente semejante de postema caliente o de erisipila / de destenprada dieta.
    • 1509 Anónimo Trad Cirugía Tedrico (BUG B11) [1997] fol. 102r Esp (CDH )
      Erpes estiomenus es apostema que rroe rroe.& se quema entre si & es dicha lobo E auegadas es fecha / de herisipila que es apostema caliente quele viene delante / de ferida
    • 1509 Anónimo Trad Cirugía Tedrico (BUG B11) [1997] fol. 113v Esp (CDH )
      E de aquellas son / que la erisipila a bermejor & es mas aparesçiente E es / mas linpia
    • 1509 Anónimo Trad Cirugía Tedrico (BUG B11) [1997] fol. 103v Esp (CDH )
      E diremos agora delas / sinples que de sangre solo se engendran flegmon E de colora / rrubea herisipila E de flema zima E colora negra esclirosis / o dureza & landres & nudos & lanparones lobinjllos / E de colora negra podrida cançer
    • 1509 Anónimo Trad Cirugía Tedrico (BUG B11) [1997] fol. 106v Esp (CDH )
      Por / aquesto que non se torne en erisipila o en carbonculo
    • 1509 Anónimo Trad Cirugía Tedrico (BUG B11) [1997] fol. 6v Esp (CDH )
      En / toda plaga si de suso y vinjere calentura o postema o erisipila o otra malaptia / todo el tu entendimjento sea que cures primera mente aquella malaptia & luego / cura la plaga que asi lo dize ypotras.
    • 1509 Anónimo Trad Cirugía Tedrico (BUG B11) [1997] fol. 113v Esp (CDH )
      de herisipila / Herisipila es postema que es postema de colora que aviene / fecha de colora quemada por la qual cosa ala llaga.
    • 1509 Anónimo Trad Cirugía Tedrico (BUG B11) [1997] fol. 113v Esp (CDH )
      E por ques / gruesa & quemante tarde faze ayuntamjento Por aquesto quando / ha mas corrimjento que hinchamjento & seran aquestas las / señales de diuerdificadas entre flegmon & erisipila son / asi commo semejantes
    • 1509 Anónimo Trad Cirugía Tedrico (BUG B11) [1997] fol. 113v Esp (CDH )
      Avn sepas que las / señales por las quales la herisipila es conosçida & es sabida / del flegmon munchas manjfiestas
    • 1513 Herrera, G. A. Agricultura [1995] fol. 88v Esp (CDH )
      Lo anejo dellos daña la garganta y es bueno contra el huego que llaman desantanton: y ala erisipila que es alhombra.
    • 1542 Díaz Isla, R. Mal serpentino [1997] fol. 18v Esp (CDH )
      / La erisipila nasce por todo / el cuerpo.
    • 1542 Díaz Isla, R. Mal serpentino [1997] fol. 22r Esp (CDH )
      El flemon & la / Erisipila son de buena ressolucion la / vdimia tarda algo mas.
    • 1542 Díaz Isla, R. Mal serpentino [1997] fol. 4r Esp (CDH )
      E a lo que dize entre / las quales ay muchas differencias, es / ser todas las differencias de las apostemas / porque en esta enfermedad se hazen / fleñones & erisipilas & vdimias, & clebirosis / y apostemas ventosas y agosas; y muchas / maneras de vlceras ambulatiuas, y / concauas & con los huessos corrompidos, segun / que mas largamente sera puesto en las señales / del capitulo .iiij.
    • 1542 Díaz Isla, R. Mal serpentino [1997] fol. 18v Esp (CDH )
      / Conuiene saber flemones, / & Erisipilas, & Vdimias, & Escurosises, / & Apostemas aguosas & ventosas.
    • 1557-1558 Anónimo Viaje Turquía [2000] Esp (CDH )
      No penséis que no se tornó otra vez de nuebo a perder la amistad de los judíos, que le vino una herisipela que se paró como fuego, y yo, aunque estaba flaco, fui de paresçer de sangrarle, en lo qual fui contradicho de todos los médicos, que no menor copia había mandado venir que al tiempo del abrir, los quales deçían que un hombre que había pasado lo que él, y estaba tan flaco, juntamente con la sangre hecharía el ánima.
    • 1564 Reina, F. LAlbeitería [1999] fol.XIIr Esp (CDH )
      Apostema de cólera sin otro humor se dize eresipila.
    • 1564 Reina, F. LAlbeitería [1999] Esp (CDH )
      Házese a los cavallos y a las otras bestias una apostema en la cara, que se llama erisipila.
    • 1564 Reina, F. LAlbeitería [1999] Esp (CDH )
      Del remedio para la enfermedad que se dize erisipila, que se haze en la cara a las bestias.
    • 1566 Arias Benavides, P. Secretos [1995] fol. 48r Esp (CDH )
      / Dela burla se reya mucho el / virrey don Luys de velasco, y le / preguntaua si auia de hazer mas / burlas, y dezia que si, hasta que / engañasse a un Frayle dominico, / no se si lo ha hecho ((como lo / dezia)) porque yo me parti, Curando / yo a este Frayle que se llamaua / Fray domingo de gibraleon, / de vna erisipila, le preguntaua / yo el caso, y me dezia que / se auia salido a la sorda, temeroso / no le sucediesse algo, segun vio / rebuel(r)[t]a la casa, y todos alterados.
    • 1574 Monardes, N. HMedicinal Indias Occidentales [1574] p. 141 Esp (BD)
      El Hierro prohibe el fluxo demasiado de los mestruos, y la emprenacion, sana las eresipilas, y los panarizos, quita la ungula del ojo, y la dureza de las palpelias, sana las almorranas exteriores, remedia las enzias prodridas, quita la gota de los pies, y de las manos, haze renacer el cabello do falta, aunque sea de luengo tiempo.
    • 1578 Acosta, C. Tratado drogas Indias [2003] 318 Esp (CDH )
      Es este fructo frío, y húmido, aunque la gente popular lo haze caliente: diziendo, que haze mucha rascazón a quien lo come: y assí los físicos dela tierra lo hazen caliente, y lo infaman, diziendo, que causa sarampión, erisipolas, fiebres coléricas, flegmones, y sarna.
    • 1578 Acosta, C. Tratado drogas Indias [2003] 56 Esp (CDH )
      Aunque esta planta aprovecha para cámaras como las otras dos, no ay que compararla con ninguna de ellas, porque es de mucho menor effecto: y tampoco en respecto de las otras (assí del macer, como de la curodapala) que el que las conosce, no usa de esta en el effecto de cámaras, sino solo se aprovechan de ella, en la insigne virtud, que Dios le dio, para curar y sanar toda erisipola, principalmente si es de cólera pura: en la qual aplicándose desta raýz o del tronco molida con canja (que es agua de cozimiento de aroz, dexando esta agua primero algunas horas, para que se haga azeda) untan la erisipola, y dan lo mismo a bever al paciente, en cantidad conveniente, dos vezes al día, estando el estómago vazío.
    • 1594 Cornejo, J. Discurso enfermedades [1997] fol. 21r Esp (CDH )
      [...] y si la fluxion fuere mordaz, hara llagas / en las dichas partes, y la misma, si corre y / baxa a los pulmones, les haze llagas, y tisicas, / y eticas enfermedades, mas si la fluxion / cae por la gula o tragadero en el estomago, / si fuere fria, resfriara todo el cuerpo, y haze / malas y largas enfermedades, y si es calida, / haze causones, y otras calenturas, y erisipelas, / y quita las ganas del comer, y destroça / los apetitos [...].
    • 1598 Soriano, J. LExperimentos médicos [1997] fol. 42v Esp (CDH )
      / Y para los que sudan demasiado, por / causa de humores subtiles, y mordaces, que / vienen casi a sincopizar, y para los que padecen / erysipela en el pecho.
    • 1600 Escobar, M. Trat bubones [2000] Esp (CDH )

      Las paróthides que de effervescencia de sangre se hazen, traen consigo grandíssimos dolores; las que se engendran de sangre colérica, traen de ordinario erysipela, y las que de sangre melancólicotienen su principio, ni quedan muy rubias, ni tienen gran dolor sino tan solamente una dureza [...].

    • 1600 Escobar, M. Trat bubones [2000] Esp (CDH )
      las que de materia flegmática nacen, se conocerán con facilidad porque no muestran en el tumor más que un fastidio, sin rubor ni erysipela, lo qual entendido y haziendo memoria de lo que diximos en el capítulo 3 donde se trató de la materia que haze los bubones, que ha de ser necessariamente etherogénea —que es de differentes qualidades—, y ha de tener mucho lentor y grossedad, y por la mayor parte ha de seguir inflamación de parte interna, que sea causa del tal bubón.
    • 1600 Torres, P. LEnfermed bubas (BNM R3612) [1997] fol. 9v Esp (CDH )
      [...] y por / conseruarse hasta agora con ellos mismos / esta enfermedad muy fecunda y preñada, va / siempre produziendo muchos y muy crueles / hijos, es a saber, vnos del cuero, y otros de / mas adentro, assi como caerse los pelos, empeynes, / sarna, culebrillas, erisipelas, granos / de muchas maneras, berrugas, llagas del paladar / y de las partes baxas, apostemas, materias / del caño, dificultad de respiracion, y marasmo [...]. /
    • c1599-1614 Cabrera Córdoba, L. Rel corte España [1857] Esp (CDH )
      El conde de Miranda cayó malo al principio de este mes de muy grande calentura, y vino á darle erisipela en la pierna donde tiene una llaga antigua, y se la hubieron de abrir y sacar mucha cantidad de materia con que ha ido mejorando; aunque dicen que nunca se ha limpiado de calentura ni le falta crecimiento algunas veces, con melancolía que hace temer de su salud.
    • c1599-1614 Cabrera Córdoba, L. Rel corte España [1857] 232 Esp (CDH )
      [...] y para alegrar el buen alumbramiento, la mesma noche hubo sarao en Palacio, y se publicó por un Rey de armas el cartel que se habia llevado por las calles con mucho acompañamiento de hachas, por un hijo de don Diego de Ibarra, en un carro triunfal del torneo que el conde de Saldaña ha de mantener en la plazuela detrás de Palacio, que aunque se señaló el segundo dia de Pascua por haber estado malo el duque de Cea de erisipela en el rostro y estar convaleciente, se ha habido de prorogar sin decirse el dia que será.
    • c1599-1614 Cabrera Córdoba, L. Rel corte España [1857] Esp (CDH )
      El conde de Miranda ha estado dos meses sin limpiarse de calentura y abierta la pierna de la erisipela que le dió en ella; el cual queda ya levantado y dicen que se saldrá de aquí á convalecer.
    • c1599-1614 Cabrera Córdoba, L. Rel corte España [1857] Esp (CDH )
      El marqués de Este está malo de erisipela, el cual queda mejor con los prontos remedios que se le han hecho.
    • c1599-1614 Cabrera Córdoba, L. Rel corte España [1857] Esp (CDH )
      Murió la semana pasada el marqués de Astorga, en su tierra, de erisipela, que le dió en la cabeza, á cuya muerte fue el conde de Benavente su tio, y aquí ha muerto la condesa de Chinchon, muger de grande ejemplo de cristiandad y de muchas y muy buenas partes.
    • c1618 Silva Figueroa, G. Comentarios [1903-1905] I, 343 Esp (CDH )
      Es toda esta rrosa de la que en España llaman de Alexandria, haziendo aqui la mesma operaçion las purgas que della se conponen; pero aunque como mediçina caliente tenga esta calidad el agua, es rrefrecastiua como la que en Europa se alanbica de la rrosa ordinaria, y esto es muy vsado, hallandose por comun esperiençia, ansi de los medicos y çirujanos, aplicandola por de fuera en las erisipilas y corrimientos calientes, por defensiuo, y tomando cantidad della por la boca los que estan con grandes calenturas, refrescandose y aliuiandose con ella los enfermos, como se echó de uer en algunos de la familia del Enbaxador.
    • 1619 Montoya, L. Coronica Francisco Paula p. 152 Esp (BD)
      Sucedio esto en una muger de un vezino de Perpiñan, que no era nada aficionada al bendito san Francisco de Paula; diola nuestro Señor una grave enfermedad de perlesia, de que estuvo dos años en la cama, al fin de las quales le sobrevino una temeraria irisipila en el rostro, que parecia un monstruo fiero [...].
    • 1620 Castro, J. HTabaco [2000] fol. 52v Esp (CDH )
      A estos tales se les debe antes curar con medicamentos contrarios para que no sean inflammados ni alterados a alguna erisipela como algunas vezes dizen los émulos de el Tabaco que ha sucedido
    • 1621 Almansa Mendoza, A. Cartas 1621 [2001] Cartas y relaciones Esp (CDH )

      Después de haber oído su majestad el rey nuestro señor el sermón de la ceniza, de Florencia, se sintió indispuesto. Atribuyóse entonces a abundancia de sangre. Después apuntó en isípula.

    • 1625 Correas, G. Arte lengua española [1954] Esp (CDH )
      En la antepenultima le tienen [Fol. 94r] gran copia: Africa, Agheda, Aghila, Agreda, albondiga, alborbola,ó albolvora, hazer albolvoras, alcandara, Alcantara, alhondiga, almádana, almoxavana almaziga,ó almastiga, America, anima, ansara, Anxela, argana, arganas,ó arghenas, antipoda, apostata, aveñola, gota arterica, Avila, azemila: Evora, egloga, epistola, espatula, Espinola apellido, Ezixa: Idolatra, ipocrita, isipula, orovendola,ú oropendula: Ubeda, ulzera, uérfana, uespeda, Ursola, ó Ursula [...].
    • 1641 Pellicer Ossau Salas Tovar, J. Avisos 1641 [2002] Avisos Esp (CDH )
      El Señor Patriarca queda sangrado seis veces, de achaque de erisipela; si bien hoy ha amanecido mucho mejor.
    • 1611-p1650 Anónimo LMedicinas caseras [1984] Fi (CDH )
      Ay otro calamayo que se cria como pogaste de arboles i sirve para curar dicha erisipela.
    • 1611-p1650 Anónimo LMedicinas caseras [1984] Fi (CDH )
      Quemaduras, hinchasones de garganta, diviesos, postillas, se unta breve sanara y para la erisipela untando muchas veces.
    • 1611-p1650 Anónimo LMedicinas caseras [1984] Fi (CDH )
      Erisipela, el zumo de cualquier calamayo de dilao y achote cura dicha dolencia.
    • 1611-p1650 Anónimo LMedicinas caseras [1984] Fi (CDH )
      Sirve lo dicho para suavizar granos malignos empeines, y postillas, y hinchazon de garganta y para la erisipela unta do unas veces vide fol. 101.
    • 1653 Cobo, B. HNuevo Mundo [1890-1893] Esp (CDH )
      Con esta planta se cura la isípula y el calor del hígado, mojada y aplicada sobre la parte en que está el mal.
    • 1654-1658 Barrionuevo, J. Avisos I, II, III y IV [1892-1893] Esp (CDH )
      La Infanta heredera está muy apretada de una erisipela, y da mucho cuidado, por ser el tiempo rigurosísimo de fríos, no se le meta en el cuerpo el mal y suceda una desdicha, que es mujer, como las demás, sujeta á la muerte.– Guarde Dios á Vm. largos años.
    • 1654-1658 Barrionuevo, J. Avisos I, II, III y IV [1892-1893] Esp (CDH )
      Dióle á la Reina una erisipela en una pierna, que aunque es de alcorza, ya el mal todo lo anda, y juntamente tantos gómitos, que á haber dormido con el Rey, se tuviera por preñado.
    • 1654-1658 Barrionuevo, J. Avisos I, II, III y IV [1892-1893] Esp (CDH )
      Del achaque de erisipela le dió á la Reina perlesía en un lado, torciéndosele la boca.
    • 1654-1658 Barrionuevo, J. Avisos I, II, III y IV [1892-1893] Esp (CDH )
      Al Príncipe de Astillano le ha dado una erisipela; otros dicen que es sarampion.
    • 1658 Infante Aurioles, F. Trad Magna canonica cirugia Cauliaco p. 201 Esp (BD)
      Y las medicinas que se ponen en la herisipela, han de ser mas estipticas que las que se ponen en el flemon, por tres razones. La primera, porque la materia de la herisipela e mas sutil, y mas habil a fluir de un miembro a otro, y porque ella tiene necesidad de ser incrasiada, y que las vias sean cerradas. La segunda, porque la materia de la herisipela no es assi dispuesta a ser opilada en el miembro, como la del flemon que es mas gruessa [...].
    • 1664 San Nicolás, A. Historia religiosos p. 205 Co (BD)
      Efecto parece que fue deste incendio una mancha colorada, ó roxa, que en la parte izquierda del pecho se le via, semejante á la Erysipila, que haziendose una llaga no pequeña, distilava muchas vezes un liquor, á modo de agua, que era menester recibirlo en unos paños [...].
    • 1690 Fuentes Guzmán, F. A. HGuatemala [1882-1883] Gu (CDH )
      Hállase en este valle de Mesas de Petapa, y los demás, en las partes húmedas, mucha Hierba mora, que es tan útil á el remedio de muchas enfermedades, en especial á la de la erisipela: y de la misma manera en semejantes terrenos, aunque en lo más alto y frío de las tierras, Zarzamora abundante, de que los boticarios fabrican y componen admirable arrope de moras, de que usan los médicos con admirable y seguro efecto en las ocasiones que necesitan de valerse de su eficacia y socorro.
    • 1705 Borbón, F. Medicina domestica p. 343 Esp (BD)
      Pues quando la fluxion colerica viniere á alguna parte, si fuere colera limpia, ulcera el cuero; si fuere con materia aguosa, ó tuviere mezcla de sangre, será menos corrosiva, y alçará en la parte mayor tumor que ulcera; y á esto nombran Heresipella, y al primero Herpes.
    • 1710 Montenegro, P. Materia médica [1942-1944] VII, 96 Ar (CDH )

      Es útilisima á las calenturas ardientes, que desecan muchos los cuerpos, úntando por de fuera á las inflamaciones externas que salen al cuero, las cura:– principalmente la Isipula, (la Erisipela:) ó fuego de San Anton.

    • 1710 Montenegro, P. Materia médica [1942-1944] X, 184 Ar (CDH )
      Consta los tres Aguarandios dichos de partes agudas y sutiles, y mistas algunas grasas y terreas: tengolos por calientes en el segundo grado, y secos en el tercero, aunque hallo en lo superficial de sus ojas cierta cualidad fria ó templada, de suerte, que aplicadas al principio á las erisipelas, ó llagas erisipelatosas de las piernas repelen, en parte resuelven, como se puede vér por la experiencia en toda llaga de destemplanza caliente, y en las cancerosas en dicha destemplanza, como lo tengo experimentado, y averiguado varias veces.
    • 1710 Montenegro, P. Materia médica [1942-1944] VII, 96 Ar (CDH )

      Es útilisima á las calenturas ardientes, que desecan muchos los cuerpos, úntando por de fuera á las inflamaciones externas que salen al cuero, las cura:– principalmente la Isipula, (la Erisipela:) ó fuego de San Anton.

    • 1733 Feijoo, B. J. Theatro crítico universal, V [2003] 272 Esp (CDH )
      Si apelan (dice) a la experiencia, que les muestra que muchos han sido curados con la sangría, yo testifico, por lo contrario, que en el hospital de la Anunciada de Nápoles, donde exercí la Medicina muchos años, he curado promptamente, sin sacarles una gota de sangre, a centenares y millares de enfermos de frenesíes, costados, esquinencias, encendimientos de hígado, esputos sanguíneos, erisipelas, y fiebres de todos géneros.
    • 1734 Anónimo Trad Vida Virtudes Leonor p. 131 Esp (BD)
      Con esta fatiga tan continuada, se la disminuyeron las fuerzas de tal suerte, que de cansada no se podia tener en pie; juntandose à estas incomodidades dla de una heresipela en ambos pies, que pedia se estuviesse en la cama; pero supo anímar la flaqueza de el cuerpo con la grandeza de su espiritu.
    • 1737 Frias, M. A. Trad Admirable vida Bañati Bonis p. 481 Esp (BD)
      Y ultimamente, añad, que tambien el fue participe de los favores del Padre Francisco; pues haviendole dado una dissipula en la pierna derecha, que se havia resistido à todos los remedios, se rindió, y le dexó libre, solo à la aplicación y contacto de la mencionada Reliquia.
    • 1737 Mayans Siscar, G. Orígenes [1984] Esp (CDH )
      Assímismo los que significan enfermedades, como, aplopegía, bronquera, catarro, diarrea, erisipela, frenesí, gangrena, hidropesía, ileos, letargo, manía, nefritis, optalmía, pasmo, reuma, síncope, timpanites.
    • 1740 Feijoo, B. J. Theatro crítico universal, IX (S) [2004] Esp (CDH )
      83. Daremos también en castellano muestra de este modo de cifrar en la siguiente carta: Hermano, haviendo visto que ya tu escasez pide algún socorro, llevará el amigo Juan cien reales, en el ínterin que veo modo de librarte algo más. Dame noticia de si estás bueno, o si volvió a inquietarte la erisipela. Trata de no olvidarme.
    • 1725-1744 Torres Villarroel, D. Pronósticos Piscator [2006] 93 Esp (CDH )
      Saturno en el Regio Domicilio, compartícipe con la Luna, serán Señores de este año: esta estación será mal humorada por la suma frialdad del Planeta que la manda; de tal modo, que las plantas que por este tiempo están vestidas de sus hojas, estarán en paños menores y las más sin abrigo; y por Marzo todavía se oirán cruxir los carámbanos del Invierno, de modo, que más hemos de toser que sudar; y lo general de enfermedades que padeceremos, serán fiebres malignas con decúbito al estómago, tercianas perniciosas, erisipelas y herpes; pero aunque habrá alguna abundancia, no tanta como la que tenemos en este año de 1727.
    • 1725-1744 Torres Villarroel, D. Pronósticos Piscator [2006] 411 Esp (CDH )
      Un Prelado grande / por sus circunstancias / de una erisipela / parte a mejor patria. /
    • 1745-1746 Sarmiento, M. Viaje Galicia [1975] 93 Esp (CDH )
      Dicen que tienen muchas virtudes y que en especial es buena contra la erisipela (Vigier 529).
    • 1750 Feijoo, B. J. Cartas eruditas, III [2004] Esp (CDH )
      Las erisipelas, o comezones en la piel, la sarna y los diviesos en diferentes partes.

      Los dolores de rheumatismo, vagos y frequentes, acompañados de pequeños temblores sin regla.

    • 1738-1752 Torres Villarroel, D. Anatomía visible e invisible [1794] Esp (CDH )
      En los cuerpos humanos ocasiona fuertes disenterias, fiebres podridas, tercianas, erisipelas, delirios, hemorragias, y otras que provienen de mucha sequedad; mueve la cólera, y de aquí nacen los pleytos, guerras y disensiones.
    • c1754 Delgado, J. J. HGral islas Poniente [1892] Fi (CDH )
      He curado erisipelas é inflamaciones y otras enfermedades semejantes.
    • c1754 Delgado, J. J. HGral islas Poniente [1892] Fi (CDH )
      También la aplican del mismo modo contra las erisipelas é inflamaciones, y no dudo que tendrá otras muchas virtudes especiales.
    • c1754 Delgado, J. J. HGral islas Poniente [1892] Fi (CDH )
      Otra especie es la salanguisog ó tigbí * la cual se parece al arlac y batad; su frutilla es redonda y del tamaño de un grano de pimienta, una de sus especies se llama tigbi; y la raíz de ésta puesta en infusión ó bebida en cocimiento, repone al paciente de las caídas y golpes, y bañando con esta misma agua á los niños los preserva del calamayo, que llamamos erisipela, y también del mal que llaman posod ó gotacoral.
    • c1754 Delgado, J. J. HGral islas Poniente [1892] Fi (CDH )
      bebida el agua en que estuvieron en infusión sus hojas, quita los dolores de vientre originados del calor, y bañándose con dicha agua sana de la erisipela ó calamayo.
    • c1754 Delgado, J. J. HGral islas Poniente [1892] Fi (CDH )
      El árbol que llaman pangalamayo, llamado así porque favorece á los que padecen esta enfermedad, que es la erisipela, sirve también para resolver las apostemas y destruir los malos humores de que se suelen engendrar.
    • c1754 Delgado, J. J. HGral islas Poniente [1892] Fi (CDH )
      Otro arbolillo crece frecuentemente en estas islas que llaman calamayo, nombre de la enfermedad que curan con su cáscara, que es la que llamamos nosotros erisipela; para esto van poniendo defensivos sobre ella con paños mojados en el agua en que estuvo en infusión su cáscara.
    • c1754 Delgado, J. J. HGral islas Poniente [1892] Fi (CDH )
      Bebida el agua fría en que se han remojado sus hojas, y raspada su raíz y aplicada, resuelve el oghahip, así llamado en Bohol é islas de Sámar, Leyte y Balangao; es una enfermedad que se manifiesta por unos granillos en el pecho, espalda, pierna ó brazo con grande inflamación al modo de la erisipela; dan calenturas, y si se meten adentro matan, y según mi sentencia y parecer, es al modo de unas pequeñas viruelas parciales, que no ocupan todo el cuerpo, sino en alguna parte, donde predomina más aquel humor.
    • c1754 Delgado, J. J. HGral islas Poniente [1892] Fi (CDH )
      El árbol medicinal llamado malaniog, de regular tamaño y altura considerable, tiene las mismas facultades que el antecedente; porque su raíz dada á beber mediante el cocimiento que de ella se hace, destruye y resuelve las apostemas interiores y exteriores, sana la erisipela; las hojas quemadas, é infundidas en aceite deshacen las apostemas exteriores y las sana.
    • c1754 Delgado, J. J. HGral islas Poniente [1892] 490 Fi (CDH )
      El zumo de esta corteza alivia y sana la enfermedad llamada en Visayas calamayo, que es la erisipela; con esta sola untura se desvanece.
    • 1763 Velasco, D. / Villaverde, F. Curso operaciones cirugia p. 385 Esp (BD)
      Estas pueden ser de oro, plata, ù acero; pero los primeros deben ser preferidos, porque el oro no se enmohece como los demás metales, y esto evita la erysipela, que el orin ocasionarla en la parte, ò la supuración en los agugeros, que los alfileres hacen.
    • 1778 Mutis, J. C. A C. Linné [1947] 36 Cartas Co (CDH )
      Pero habiéndome dejado imprudentemente aplicar el zumo del tabaco, poniendo encima la leche del plátano guinea (según la práctica común de nuestros rústicos), al punto me sobrevino una crudísima erisipela que, sin poderlo remediar, degeneró en supuración, con grande peligro de mi vida.
    • 1780 RAE DRAE 1.ª ed. (NTLLE)
      Erisipela. s. f. Inflamación y encendimiento, producido de sangre extravenada entre el cutis y la carne. Comunmente se llama disípula, ó isípula. Erysipela.
    • 1787 Terreros Pando, E. DiccCastVocesCienciasArtes (NTLLE)
      Erisipéla, enfermedad que sale á la parte exterior del pellejo, y es causada por humores picantes, de donde proviene una inflamación ardiente. Fr. Eresipele. Lat. Erysipelas, tis. It. Risipola.
    • 1787 Terreros Pando, E. DiccCastVocesCienciasArtes (NTLLE)
      Isípula, V. Erisipéla.
    • 1791 RAE DRAE 3.ª ed. (NTLLE)
      Erisípula s. f. p. us. Lo mismo que erisipela.
    • 1791 RAE DRAE 3.ª ed. (NTLLE)
      Disípula, s. f. ant. Lo mismo que erisipela.
    • c1800 Anónimo Añadidos Materia médica Montegón [1944] Ar (CDH )
      Se toma raiz de cada de castilla, se maja, y se hace cocimiento, este sirve para labar las piernas que están inflamadas de erisipela ardiente.
    • 1807 Paz Rdz, J. M. Explicación farmacopea [1807] Esp (CDH )
      El uso exterior de las flores de Sauco se mira como un buen resolutivo y anodino, y por esta razon ordenan los Cirujanos cocer levemente estas flores en vino, ó hacer una infusion en agua caliente impregnada de un poco de espiritu de vino, para aplicarlo en calidad de fomento á las erisipelas y tumores edematosos de las piernas, &c. &c.
    • 1807 Paz Rdz, J. M. Explicación farmacopea [1807] Esp (CDH )
      El Unguento de Artánita es muy antiguo, y así su composicion recuerda la antigua Farmacia: es un compuesto de substancias grasas y purgantes drásticos, unos en extracto y otros en polvo, dispuesto para aplicarse en la region del baxo vientre, é introducir la virtud purgante de los ingredientes; pero ocasiona exteriormente una especie de erisipela con inflamacion, á causa de las materias acres que contiene: las substancias extractivas se secan, se reducen á grumos, y causan mucho dolor por poco que se mueva el enfermo, especialmente quando los paños de lienzo han embebido las materias grasas ademas causa cólicos sin provocar la evacuacion.
    • 1829 Bretón Herreros, M. Sátira hombres [1829] 23 Esp (CDH )
      – / Mas la florida edad de la esperanza, / del placer, del amor rápida vuela, / y á luengos pasos la vejez se avanza: / O bien el lindo rostro de Marcela, / que fue portento ayer, hoy desfigura / crudo tumor, aleve erisipela.
    • 1845 Delhom, J. Baños vapor p. 106 Esp (BD)
      Las agudas comprenden la viruela, escarlatina, el sarampion, la rosa, la erisípela, la miliar, la urticária, el penfigus, y finalmente las conocidas con la denominacion de ecsantemáticas, caracterizadas por una erupcion mas ó menos viva, ó por botones mas ó menos estensos ó aprocsimados á la piel [...].
    • 1845 Delhom, J. Baños vapor p. 111 Esp (BD)
      Podría citar muchos otros casos prácticos de enfermedades eruptivas agudas, curadas con los baños de vapor, tales, como la escarlatina, erisipela, rosa etc.
    • 1858 Fernán Caballero Cuadros costumbres p. 22 Esp (BD)
      —Moscón, dijo á su vez Mariquilla albóndiga, dile al diablo que mi mae Ana me ha puesto una cruz de retama macho al cuello para librarme de él y de la arecipela. (la erisipela)
    • 1859 Lafuente, M. Teatro social XIX pp. 238-239 Mx (BD)
      A la mañana siguiente tomó la otra segun se le habia prevenido. Aquel dia se sintió ya bastante aliviado, y se le iba desvaneciendo la aprehension. Al siguiente aseguraba que se hallaba ya otro hombre, y en la mañana del tercero entró á dar,e los buenos dias casi saltando de gozo. "Señor, ya no hay nada, me dijo, ni calentura, ni hinchazon, ni risipela.... me encuentro ágil como un muchacho... quisiera ir ahora mismo á decírselo al Dr. Nuñez, y á darle las gracias, y á pagarle lo que sea [...]".
    • 1869 Anónimo "Enano" (continuación) [15-06-1869] Boletín de Loterías y de Toros (Madrid) Esp (HD)
      Al día siguiente, martes 22, aunque remitidos continuaban los mismos síntomas, y al remover el apósito se notó que la piel del muñon hasta la mitad de la rodilla aparecia eritematosa, fenómeno precursor de la erisipila que amenazaba desarrollarse.
    • 1872 Franquelo Mtz, R. "Costumbres Málaga" [30-09-1872] La Moda Elegante (Cádiz) Esp (HD)
      Mañana gorveré: el pariente tiene una enfermeá de muncha elicaesa: la desipela que tenia en las narices se le ha abajao al estógamo y ar corason, y como yo no se la saque, naide se la saca y se naja al otro barrio.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )
      Tenemos la opinion de que en la escarlatina pasa algo de análogo á lo que más adelante veremos sucede en la erisipela, que segun sea más superficial ó más dérmica, así variará la gravedad del cuadro sintomático y la predisposicion á las complicaciones, y como en la escarlatina se observa en algunos casos que los vasos linfáticos toman gran parte en la escena patológica, no es raro que se presenten bubones que, como en la peste, terminen por supuracion, dando lugar á la formacion de flemones que invadan todos los tejidos periganglionares, pudiendo terminar por gangrena.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )

      Despues de aparecer el grano variólico en la cara, va creciendo y cumpliendo su evolucion en la forma que dejamos descrita, durando este periodo, desde su manifestacion á la supuracion, de tres á cuatro dias: las erupciones que luégo vienen en las otras zonas se suceden en la misma forma que veremos se verifica en la erisipela, constituyendo diferentes brotes de un septenario de duracion cada uno.

    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )

      Los caractéres de putridez continúan desarrollándose; la erupcion petequial, la púrpura y las erisipelas con tendencia á la gangrena son manifestaciones que vienen á completar el cuadro de malignidad que se verifica en el organismo.

    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )

      Es una fiebre continua, esencial, caracterizada por los fenómenos de la malignidad en sumo grado y con manifestaciones especiales, como son: el desarrollo de bubones, antrax, carbuncos y petequias ó erisipelas con tendencias á la gangrena.

    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )
      Cuando los enfermos están en el período adinámico, si no se tiene cuidado de moverlos á cada paso y limpiar las ropas de la cama tres ó más veces al dia, se manifiestan eritemas y erisipelas en los puntos que sufren alguna compresion, como las nalgas, sacro, talones, etc., que dá por resultado la formacion de escaras de carácter gangrenoso, muy difíciles de curar y que suelen ser una verdadera complicacion: su formacion se explica, ora porque los tegumentos de estas regiones son muy pobres en filetes nerviosos, ó bien porque la sangre envenenada ya no circula libremente por aquellos puntos.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )

      Las causas de la malignidad son de tres órdenes: exterioresó sean aquellas que como los miasmas, los efluvios y algunos vírus, envenenan el organismo de un modo específico: interioresó sean aquellos agentes que se desenvuelven en el cuerpo del hombre enfermo, como en los abscesos abiertos, los empiemas, los productos contenidos en el estómago é intestinos, que han sufrido una perturbacion por mala elaboracion, y los productos linfáticos en la erisipela profunda sin flictenas, los de la enterítis, la mesenterítis y todos aquellos que importan materiales exagerados del sistema linfático inflamado [...].

    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )

      Por punto general se puede decir que en las inflamaciones malignas están contraindicados los antiflojísticos directos ó indirectos; es decir la medicacion del sustantivo, casi por completo: así se comprende la boga que el alcohol está adquiriendo en las pulmonías malignas, en laserisipelas dérmicas ó profundas, en las lesiones puerperales como la metrítis, la ovarítis, la peritonítis, y en la misma fiebre puerperal.

    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )
      Así como las condiciones individuales, el órgano enfermo influye tambien en la adquisicion del tinte de malignidad de las inflamaciones; por eso vemos la pleuresía, por ejemplo, tomarle tan pocas veces, las pulmonías algunas más y en las erisipelas pálidas y profundas ser tan comun, relativamente comparados; hechos que nos afirman en la asercion de que cuanto más parenquimatoso es el órgano asiento de la flógosis, tanto más expuesto se encuentra á esta complicacion, siéndolo tanto ménos cuanto es más membranoso; ley que nos explicamos al considerar que en estos últimos las depuraciones son tanto más fáciles y abundantes cuanto escasas y difíciles son en aquellos.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )
      En la intestinal vimos la parte que el sistema nervioso tomaba, así como los vasos linfáticos en la mesentérica, que llevando una perturbacion á las funciones de estos órganos, imprimen con gran facilidad el sello discrásico, como veremos que sucede en la erisipela profunda, cuyo principal carácter consiste en la parte que en ella toman los vasos linfáticos.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )
      El resultado de tal estado de la sangre, que en definitiva está disminuída en sus principios plásticos ó nutritivos, se traduce en una facilidad grande á las trasudaciones y á las hemorragias de la piel y las mucosas, con una aptitud terrible á las erisipelas y á las escaras.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )
      Erisipelas que dieron rara vez lugar á la muerte.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )
      [...] estos cambios de localizacion hacen variar notablemente la naturaleza y tratamiento de la afeccion, y así como la erisipela se divide en dos formas perfectamente distintas segun su localizacion anatómica, de la misma manera en esta fiebre de predilecto asiento intestinal, vemos surgir dos variedades, la una superficial, ó sea la intestinal propiamente dicha, la otra profunda, ó sea la mesentérica; formas que se hallan implícitamente admitidas por los autores, y á poco que en ello nos fijemos, observarémos que esta distincion nos da la clave de las diferentes descripciones hechas por unos y otros, que pueden atribuirse á la mayor ó menor profundidad de las lesiones que veremos fundada en la anatomía patológica.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )

      Hay unas enfermedades más fáciles que otras á las reacciones y á las crísis: en la erisipela flictenóides, por ejemplo, que se hace una depuracion amplia, ya por las flictenas, ya por la descamacion, la vamos terminar de una manera franca: al paso que en la erisipela dermóides, en que la lesion está más en lo profundo de los tejidos y que la depuracionno es fácil por la superficie cutánea, sobrevienen tan á menudo los síntomas tifoideos.

    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )

      En las enfermedades locales las crísis y los dias críticos siguen tambien una ley fija: así vemos que la erisipela emplea un septenario para recorrer la cabeza, otro para hacer su evolucion en el tronco, otro para los miembros superiores, etc., viniendo por fin la descamacion, que nos indica el fin de la reaccion con un producto de depuracion palpable y necesario.

    • c1876 Anónimo Trad Higiene fumadores Nueville y Cochinat [1876] Esp (CDH )

      Curación de la erisipela por el tabaco. El doctor Stephenson afirma que el tabaco es uno de los mejores medios para dominar la inflamación erisipelatosa; al efecto, se cubre la superficie inflamada con hojas de tabaco húmedas, conservándolas sobre la parte afecta hasta que los enfermos sienten fuertes náuseas.

    • 1881 Orduña Rdz, T. Manual higiene [1881] Esp (CDH )
      En fin, la obstinacion en quitar aquella materia con ásperas frotaciones muchas veces, no tendrá otro resultado que privar al niño de su delicada epidermis, ó causarle peligrosas erisipelas.
    • 1884 Pz Galdós, B. Tormento [2002] Esp (CDH )

      Aquello terminó al fin, y se retiraron las visitas. Rosalía se quejaba de dolor de cabeza y de quebranto de huesos. Temía que le entrase erisipela. Amparo, al marcharse a su casa, acompañada por Caballero hasta la puerta de la calle, estaba como embriagada.

    • 1884 Pz Galdós, B. Tormento [2002] Esp (CDH )
      Sus confusiones no se disiparon en todo aquel día; se le subió el color cual si le hubiera entrado erisipela, y llevaba frecuentemente la mano a su cabeza, diciendo: «Parece que les tengo aquí a los dos convertidos en plomo».
    • 1884 Pz Galdós, B. Bringas [1994] 98 Esp (CDH )
      En su casa no pudo apartar de la imaginación, todo aquel día y toda la noche, la dichosa manteleta, y de tal modo arrebataba su sangre el ardor del deseo, que temió un ataquillo de erisipela si no lo saciaba.
    • 1893 Ascárate Fdz, C. Insectos y criptógamas [1893] 182 Esp (CDH )
      Se observa que estas orugas, al hilar y tejer el capullo en que han de transformarse en crisálidas, se desprenden de aquellos pelos que hemos dicho al hablar de la característica, cubren su cuerpo, y con ellos entremezclados con los hilos de seda fabrican dicho capullo; pues bien, en esta operación muchas veces el aire en los bosques se carga de esos pelitos, y éstos, llegados á las mucosas en el hombre y en los animales, lo mismo que adheridos á la piel, en una y otra fijos por el ganchito en que hemos dicho en la característica termina cada pelo, produce grande excitación, gran picor, sigue á esto aflujo de humores y da lugar muchas veces á una especie de erupción, á una especie de erisipela.
    • 1894 Fargas Roca, M. A. Discurso recepción RAMCB [1894] Esp (CDH )
      Su importancia es poca y su gravedad nula, pues empleando la técnica que hoy es de rigor no se observan destrozos en la herida, ni falta completa de cicatrización, ni flemones difusos, ni erisipelas, etc. Siempre son infecciones purulentas localizadas producidas por el streptococus ó el stafilococus, pero esencialmente benignas y sin otro inconveniente que retardar un poco la curación definitiva.
    • 1894 Fargas Roca, M. A. Discurso recepción RAMCB [1894] Esp (CDH )
      ¿Acaso no está demostrado que es el mismo streptococus piogenus el que Grawitz y yo mismo introducimos en el peritoneo sano sin provocar ningún fenómeno patológico, que el que Froenkel describe como agente de la piohemia, Felheisen encuentra ser el causante de la erisipela, y Bumm el productor de la endomitritis puerperal localizada, y Vidal el origen de la septicemia puerperal agudísima y mortal?
    • 1894 Fargas Roca, M. A. Discurso recepción RAMCB [1894] 45 Esp (CDH )
      En cambio, temamos el contacto de cualquier cuerpo ó sustancia que pueda tener la materia orgánica muerta en condiciones de cultivo virulígeno, que por mil caminos puede haber recibido un microbio de los llamados facultativos y adquirir allí una virulencia intensa, ó un germen patógeno exaltado en sus propiedades por la vida exuberante de que allí disfruta, y transportarlo nosotros á la superficie de la herida ó á la cavidad del peritoneo, si en cantidad infinitamente pequeña, en virtualidad infinitamente grande, para desarrollar una peritonitis fulminante ó una septicemia agudísima á poco que encuentre condiciones abonadas para desplegar aquella virulencia, accidental si queréis, que se trajo de la herida en supuración de un operado, de la pústula de un varioloso, de los esputos de un diftérico, de los loquios infectos de una puerpera, de la serosidad de una erisipela vesiculosa, de los jugos cadavéricos, de los alimentos alterados, de los materiales de desecho, de las ropas sucias, del suelo contaminado, etc., etc. [...].
    • 1896 Lázaro Ibiza, B. Flora española [1896] Esp (CDH )
      Siria, Palestina; cultivada.– Aplicaciones: Los bulbos y pétalos se emplean en forma de cataplasmas contra las quemaduras, erisipelas y contusiones.
    • 1899 Cortázar, D. Disc recepción RAE [1899] Esp (CDH )
      El procedimiento no es extraño, pues si la mayoría de nuestras antiguas voces técnicas se deben á los latinos, fueron tomadas por ellos del griego, como las palabras aritmética, botánica, crítica, filosofía, teología, etc., estando en igual caso los vocablos que designan muchas enfermedades, como apoplegía, catarro, diarrea, erisipela, frenesí, gangrena, hidropesía, letargo, manía, oftalmía,pasmo, reuma, síncope, tifo, etc., lo mismo que puede decirse de multitud de nombres de hierbas, piedras y animales.
    • 1900 Rubio, F. "Carta etio-patología" [01-06-1900] Revista Ibero-Americana de Ciencias Médicas (Madrid) Esp (HD)
      Y á su manera, vino á decirme que mis medicamentos no le sirvieron de nada; que al siguiente día tuvo un erisipelón; se le puso muy rojo, muy hinchado y con flictenas el pecho, el costado y el brazo; la picazón se convirtió en fuego; luego después desapareció la rubicundez, se descarnó la piel y volvió la picazón con más fuerza [...].
    • 1906 Ortiz, F. Negros brujos [1973] 93 Cu (CDH )

      Para la erisipela, huevos de hormiga con jugo de cebollas. Para que un alcoholista deje su vicio se utilizan los huevos de lechuza, o el aguardiente en el que se haya echado tierra de sepultura o un ratón blanco, o el sudor de un caballo obscuro.

    • 1914 Sarmiento Lasuén, J. Paidología [1914] Esp (CDH )
      Erisipela es también una enfermedad infecciosa; se transmite generalmente por contacto de las manos u objetos manchados.
    • 1914 Sarmiento Lasuén, J. Paidología [1914] Esp (CDH )
      La causa de la erisipela se funda en la penetración de su microbio por las superficies cutáneas o mucosas, previamente erosionadas: es necesario el aislamiento y desinfección de las partes atacadas.
    • 1922 Jiménez, A. Informe psicología Informes Santo Domingo RD (CDH )
      La palma bendita en Domingo de Ramos es quemada para calmar las tempestades; el procedimiento de santiguar el abdómen cura infaliblemente los infartos, las erisipelas y la hidropesía; los ensalmos curan los ataques de nervios y el ojeo, especie de jettatura, como le llaman los italianos y que no es mas que una enfermedad o una calamidad producida por las personas que miran de mala manera, con envidia y que se vengan de la humanidad usando el poder sobrenatural y maléfico de sus ojos.
    • 1923 Giménez Caballero, E. Notas marruecas soldado [1923] Esp (CDH )
      Sarna artificial, enteritis y erisipelas fulminantes, e ictericias aterradoras.
    • 1925 Espino, L. Ensayo crítica gramatical Pa (BD)
      "Está enfermo de disipela en una pierna." "No he visto un hombre tan comelón como Juan." Corrección: "Está enfermo de erisipela en una pierna." "No he visto un hombre tan comilón como Juan."
    • 1926-1930 Valle-Inclán, R. M. Galas difunto 89 Martes canaval Esp (CDH )
      La Madre * del prostíbulo aparece por la escalerilla, llenándola con el ruedo de sus faldas. Trae en la mano una palmatoria que le entrecruza la cara de reflejos. Detrás, en revuelo, bajan dos palomas. La dueña es obesa, grandota, con muchos peines y rizos: Un erisipel le repela las cejas.
    • 1927-1931 Valle-Inclán, R. M. Corte milagros [1997] Esp (CDH )

      La Señora, encendida de erisipelas, se inflaba con bucheo de paloma:

      — ¡Pegar fuerte, a ver si se enmiendan!

    • 1927-1931 Valle-Inclán, R. M. Corte milagros [1997] Esp (CDH )
      — ¡Cubre la pierna, que puede sobrevenirte un erisipel! Yo que tú, me ponía en manos de Doña Quica la de Solana.
    • 1919-1936 Marañón, G. Climaterio [1990] Esp (CDH )
      Esta misma explicación vale para los casos de erisipela menopáusica, esto es, de erisipela crónica que ya había reaparecido muchas veces durante la vida y ahora retoña con nueva intensidad y persistencia, ya permanentemente, ya en brotes periódicos, coincidentes con los días en que hubiese aparecido el flujo menstrual.
    • 1936-1939 Marañón, G. Conde-Duque [1990] Esp (CDH )
      Hablan de hidropesías, de erisipelas, de tabardillos.
    • 1936-1939 Marañón, G. Conde-Duque [1990] 228 Esp (CDH )
      Probablemente fue una septicemia, originada en aquel mismo foco que producía las erisipelas.
    • 1936-1939 Marañón, G. Conde-Duque [1990] Esp (CDH )
      En noviembre de 1643 tuvo una erisipela grave, por la que hubieron de sangrarlo tres veces; y en abril siguiente repitió el mismo mal y se le hicieron otras tres sangrías más.
    • 1936-1939 Marañón, G. Conde-Duque [1990] Esp (CDH )
      Sabemos que, desde luego, tenía esa infección en los dientes y muelas, que le supuraban; y, probablemente también en las piernas, hinchadas e inflamadas por los accesos de gota repetidos, en los que se formaban linfangitis, que eran, sin duda, las erisipelas de repetición de que hablan sus cronistas de este período final.
    • 1936-1939 Marañón, G. Conde-Duque [1990] Esp (CDH )
      Hemos de interpretar tan frecuentes erisipelas suponiendo que era portador de alguna infección crónica, latente, suceso muy frecuente en los gotosos obesos al final de la enfermedad.
    • 1936-1939 Marañón, G. Conde-Duque [1990] 221 Esp (CDH )
      El mismo sentido tiene la frecuencia de las erisipelas, que aparecen como una plaga en las lecturas de tal época.
    • 1940 Zunzunegui, J. A. Chiplichandle [1940] Esp (CDH )
      Al año y medio de matrimonio, a la mujer le rojeó el rostro una "irisipela", como ella decía, y aunque le desapareció en seguida la fiebre, el cutis le quedó macado, como fruta caída.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
      C) También las supuraciones de los tegumentos del cráneo o de la cara, ya graves, como heridas supuradas, erisipelas, linfangitis; ya menos importantes, como pequeños furúnculos (sobre todo los del labio superior), pequeños traumatismos, etcétera.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )

      4. La conjuntivitis catarral aguda aparece en el comienzo de varias enfermedades infecciosas: escarlatina, erisipela, etc., y, sobre todo, sarampión; en tiempos de epidemia, una conjuntivitis con fiebre en un niño indica muy probablemente esta enfermedad.

    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
      3. Sin caracteres especiales, la angina, catarral o flictenosa, más raramente pultácea, se presenta en el sarampión, rubéola, viruela (a veces, ulcerosa desde el comienzo), paperas, erisipela, meningitis cerebroespinal, poliomielitis aguda, gripe (sobre todo en ciertas epidemias), etc.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
      1. En el curso de infecciones generales, singularmente en las estreptococias (septicemias, erisipela, etc.), y en la gripe con bronconeumonía, sobre todo cuando se asocia con empiema; hay, entonces, un cuadro de infección general, con fiebre alta de tipo supurado, al que se suman los síntomas mediastínicos.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] 962 Esp (CDH )
      En general, el gran escalofrío anuncia la neumonía típica, la viruela, erisipela, tifus exantemático, tifus recurrente, acceso palúdico. Otras infecciones se anuncian por escalofríos moderados y múltiples.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] 76 Esp (CDH )
      C) En diversas enfermedades infecciosas generales (tifoidea, tifus exantemático, gripe, pulmonía, erisipela, amibiasis, paperas, diversas septicemias, etc.) se producen, a veces, tromboflebitis, sobre todo en la convalecencia, que afectan, ya a la femoral o a otra vena fácilmente reconocible, ya a las venas abdominales o pélvicas, siendo entonces frecuente que la flebitis no se diagnostique y su fiebre se interprete como una recaída; en ocasiones, la súbita aparición de una embolia indica, trágicamente, el verdadero diagnóstico.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
      A) Toda inflamación aguda de la piel o de los órganos próximos determina un edema, ya circunscrito (por ejemplo, en torno de un furúnculo o de una dacriocistitis), ya difuso, como ocurre en la erisipela.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
      Aparece entre los treinta y cuarenta años, sin causa conocida, coincidiendo con endocarditis o con diversas infecciones estreptocócicas (anginas, escarlatina, erisipela, etc.).
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
      erisipela, ántrax, viruela, vacuna; ocurre esto, sobre todo, en individuos debilitados, diabéticos, etc. La pústula maligna suele producir una costra negra, dura, que es un verdadero esfacelo gangrenoso (v. pág. 176).
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
      En los casos intensos, toda la piel enrojece, y es a primera vista difícil diferenciar una linfangitis de una dermitis, sobre todo de la erisipela; la confusión se acentúa, ya que ambas afecciones pueden tener el mismo origen; además, la linfangitis y la dermitis pueden asociarse.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
      La diferencia se establece porque la erisipela termina por un borde neto, y en la linfangitis no, continuando insensiblemente la región inflamada y la sana.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )

      3. Todas las demás infecciones, cuando son graves, pueden producir alopecia: tifus exantemático, gripe, erisipela, etc.

    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
      El absceso puede aparecer en el curso de toda clase de enfermedades producidas por estos gérmenes: pulmonía o pleuropulmonía, bronquiectasia, gangrena, absceso pulmonar, pleuresía pútrida, etc.; endocarditis séptica, tifoidea, erisipela, meningococia; toda clase de septicemias; supuraciones viscerales (absceso hepático, osteomielitis, etc.).
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )

      II. Corea en las enfermedades agudas.– Cualquier enfermedad infecciosa, con tal que afecte a los núcleos encefálicos, puede acompañarse de corea aguda: encefalitis epidémica, meningitis, escarlatina, sarampión; erisipela, etc.

    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )

      a)Algunas infeccionesgraves se acompañan de este síntoma: viruela, sarampión, escarlatina, difteria, estreptococia, erisipela, ántrax, tifoidea, tifus exantemático, gripe, paludismo; en los casos habituales de esta infección, es accidente raro; pero en la fiebre hemoglobinúrica biliar, las hematemesis son frecuentes y típicas (véase pág. 1015).

    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
      D) En la viruela, erisipela, meningitis cerebroespinal y fiebre amarilla, el comienzo de la infección se acompaña de intensos dolores musculares en las espaldas.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
      d) En la convalecencia de muchas infecciones hay eosinofilia discreta, sobre todo en la pulmonía y en la erisipela.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
      m) Erisipela.– Leucocitosis y neutrofilia marcadas.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )

      B) En cualquier edad, ciertas infeccionesse anuncian por vómitos muy intensos, principalmente la fiebre amarilla, el cólera, etc.; y entre las habituales, la tifoideay, sobre todo, la erisipela(v. pág. 971).

    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
      Se presenta en personas que han padecido infecciones estreptocócicas agudas (erisipela, fiebre puerperal, etc.) o que son portadores de focos infecciosos crónicos (dentarios, faríngeos, etc.).
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] 283 Esp (CDH )
      Esta lesión inicial consiste en una mancha lívida, con rápida tendencia a la ulceración, acompañada de un edema rojo de la piel de la cara, que alcanza rápidamente al párpado, con un aspecto que recuerda el de la erisipela o la pústula maligna.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
      Entre el tercero y quinto día puede (no siempre) aparecer un edema, en la cara o en el sitio inoculado, parecido a la erisipela; entre el quinto y octavo día, nueva erupción, roseólica, pustulosa, a veces ulcerada también.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
      13. Erisipela.– El eritema erisipelatoso es netamente inflamatorio, afectando a la epidermis y la dermis.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
      Recuerda a las formas confluentes del sarampión, de la escarlatina y, a veces, de la erisipela.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
      Citaremos la descamación furfurácea del sarampión, tifus exantemático, erisipela; la descamación foliácea de la escarlatina; la descamación costrosa de la viruela, varicela, zona.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
      Aparecen ya por transmisión linfática, a partir de focos infecciosos vecinos (hemorroides infectadas, fístulas, rectitis diversas); ya por transmisión hemática, en el curso de algunas infecciones (erisipela, viruela, furúnculos, paperas, tifoidea, diversas septicemias).
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
      2. En todos los estados febriles, especialmente en el reumatismo cardioarticular agudo en la neumonía, en la erisipela, fiebre tifoidea, etc.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
      Todas las infecciones pueden afectar al riñón, principalmente, como más arriba se ha dicho, las estreptocócicas (escarlatina, amigdalitis aguda, erisipela, viruela, etcétera), las neumocócicas, las espirilosis, el paludismo (en las formas cuartana y perniciosa;
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
      b) Infecciones generales, principalmente escarlatina, erisipela, viruela; neumonía tifoidea, etc.; es también frecuente en la espiroquetosis icterohemorrágica, de la que puede ser la única manifestación, con la fiebre (leptoespirosis renal).
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
      4. Erisipela.– Estreptococo.)– El comienzo febril, brusco, suele acompañarse de muchos vómitos, tan intensos a veces, que hacen pensar en un estado abdominal agudo si la erisipela no es de la cara y, por lo tanto, poco visible en el enfermo encamado; pero, en general, el propio enfermo se da cuenta de la lesión inicial, aun cuando no resida en el sitio clásico, esto es, en el borde nasal, en el ángulo palpebral interno.
    • 1951 Soriano, E. Caza [1992] Esp (CDH )

      Había un ligero husmo a redil y a piñota quemada, y también un perfume a hierbas secas que trajo a la memoria de Andrés la extravagante letanía que hacía reír a sus hermanos y a él cuando eran niños: Flor del cardiyo para la inrisipela y las enritaciones; Sanginaria para las calenturas...*

    • 1951 Soriano, E. Caza [1992] Esp (CDH )
      Ella accedía a mostrarla a fuerza de ruegos y con mucho misterio, sobre todo a Pascual, que gozaba lo indecible abriendo los taleguillos, oliéndolos y descifrando las etiquetas de cartón cosidas sobre cada uno, donde la misma Josefa había escrito: " Flor de sauco para la inchazón ", " Baleriana para el esterico ", " Fabarraz llerba piejera ", " Zalza para las enjinas ", " Manzanilla para las bilis ", " Flor de encina para los pujos ", " Vellosiya para las diarreas ", " Flor de cardiyo, inrisipela y enrritaciones ", " Enjarretadura para eridas y cataplasmas ", " Llerbas estogamales "... *
    • 1949-1953 Asturias, M. Á. Hombres maíz [1992] Gu (CDH )

      Mundo de nube evaporándose: orquídeas blancas, estáticas, inmóviles; orquídeas carnívoras, activas flores-animales de piel verde y gargantas de «de profundis»y erisipela; cientopiés de andar de pelo; arañas enloquecidas; escarabajos rutilantes; fluida soga de víboras que al dormir parecen escuchar címbalos; taltuzas pizpiretas, mapaches que lavan su comida; micoleones; ardillas; legañosos ositos colmeneros; *pichones de nidos hediendo a cal y plumas; aguamiel de miel de mariposas y rocío empozado en ramas mutiladas de bambú; sangre de gallos vegetales en floreadas crestas de fuego; fuego verde de hojas de espina quemante; helechos de larga crin dormida en rizos; colmenas; enjambres de ruido jabonoso... *

    • 1962 Font Quer, P. Plantas medicinales [1962] Esp (CDH )
      En Bosnia y Herzegovina, según Hegi (tomo V, 4, pág. 2582), usan sus hojas bayas para combatir la erisipela; las reducen a polvo, y con éste espolvorean las partes inflamadas.
    • 1962 Font Quer, P. Plantas medicinales [1962] Esp (CDH )
      Contra la erisipela también su usaron las hojas de la vid; pero no los pámpanos de primavera o de verano, sino los de la otoñada, que se vuelven de un rojo de ascuas.
    • 1962 Font Quer, P. Plantas medicinales [1962] Esp (CDH )
      Es creencia popular que el jarabito que se forma de las palas partidas, con azúcar, sana rápidamente la erisipela cuando, empapando un lienzo de algodón doblado varias veces, se aplica bien caliente sobre la piel inflamada; como suelen decir en Cataluña, és oli en un llum.
    • 1962 Mujica Láinez, M. Bomarzo [1996] 246 Ar (CDH )
      Tantos estragos ejercía, que su destrucción prometía sobrepasar las de las enfermedades epidémicas conocidas desde hacía siglos: la peste, la tisis, la sarna, la erisipela, el ántrax, la lepra, el tracoma.
    • 1975 Almeida, J. Cuidar niño [1975] Ar (CDH )

      – Microbios: tuberculosis, neumonía, erisipela, tétanos, meningitis, tos convulsa, sífilis.

    • 1977 Paso, F. Palinuro [1982] Mx (CDH )
      Díganos usted: la erisipela, ¿se cura con penicilina?, pregunto el maestro.
    • 1979 Osorio Romero, I. Colegio jesuitas Nueva España p. 118 Mx (BD)
      En el curso 1609/1610 Francisco Gómez de las Casa principió la lectura que había de prolongar por seis años en el colegio de San Pedro y San Pablo; leyó hasta 1616 cuando murió por hirisipela y fiebre maligna.
    • 1981 Veloz Maggiolo, M. Sombra Castañeda [2005] RD (CDH )
      Mimilo era brujo, profesión que heredó, junto a unos tambores y un recetario de hojas, de su abuelo Publio, que murió de tuberculosis y erisipela durante la intervención norteamericana de 1916.
    • 1983 Ribeyro, J. R. Geniecillos [1983] Pe (CDH )

      Cuando comenzó a amanecer, Ludo fumaba mirando la ventana. La erisipela no lo había dejado dormir.

    • 1984 Nebot Calpe, N. "Castellano-aragonés" [01-12-1984] Archivo de Filología Aragonesa (Zaragoza) Esp (HD)
      Hay también supresión de fonemas consonánticos en cema 'eccema', cehomo 'eccehomo, persona lacerada de lastimoso aspecto', cipela 'ericipela', fato 'olfato', fatiar 'olfatear', también como en aragonés.
    • 1984 Coronado, J. Fabuladores [1984] Mx (CDH )
      Paquita, que tiene sesenta y nueve años, ha sido ahorcada seis veces en efigie y ha cometido todos los crímenes imaginables. Es bizca, chata, baja, gorda, nada de frente, sólo dos dientes. Una erisipela le cubre el culo, un paquete de hemorroides le sale del agujero, un chancro le devora la vaina., tiene un muslo quemado y un cáncer que le roe el seno. Está siempre borracha y vomita, se tira pedos y caga por todas partes y en todo momento sin darse cuenta de ello.
    • 1984 García-Diego, J. A. Ingenieros renacentistas HObras públicas Esp (CDH )

      Después siguió desarrollando y defendiendo la orden carmelita, en Alcalá, en Lisboa y en otras partes. En la correspondencia de Santa Teresa hay cartas muy interesantes a él dirigidas. Murió de "erisipela"en Madrid, en 1594.

    • 1985 Herrera Luque, F. Casa pez [1985] Ve (CDH )

      En un momento todos los fantasmas verdes se escurren como espantados; caminando hacia atrás como la Sayona, viene la mujer del manto, la que predice a los de su familia la muerte que se aproxima. Con esta es la cuarta vez que la ve venir. La primera fue durante el parto de Víctor Alberto cuando estuvo casi muerta; la última, con una erisipela.

    • 1985 Lira, J. A. Medicina andina [1995] Pe (CDH )
      También sirve para quemaduras de fuego y erisipelas, con la diferencia de agregarle una copita de aceite de almendra y otra copa de leche humana, y se vuelve a batir.
    • 1985 Lira, J. A. Medicina andina [1995] Pe (CDH )
      Igualmente sirve para erisipelas y quemaduras de fuego.
    • 1985 Lira, J. A. Medicina andina [1995] Pe (CDH )
      Para erisipela (inflamación de la piel) se muele el p'eskke p'eskke y se le añade un regular puñado de linaza, un puñado de hojas de yawarch'onkka, otra porción de hojas de habas verdes, un puñadito de rosa común, después una regular porción de llauk'as o lombrices que se sacan de debajo de la tierra o céspedes.
    • 1985 Lira, J. A. Medicina andina [1995] Pe (CDH )
      El otro lakkho se utiliza cuando se sufre de infección solar o erisipela, o cuando se han sufrido quemaduras de fuego.
    • 1985 Lira, J. A. Medicina andina [1995] Pe (CDH )
      Util también para la erisipela, que se cura con hojas de mat'ekkllu, maceradas en agua de nieve y goma blanca, aplicando sobre la parte afectada.
    • 1985 Lira, J. A. Medicina andina [1995] Pe (CDH )
      Es un gran desinflamante contra la erisipela o infección solar, furor de la sangre y quemaduras de fuego.
    • 1986 Mendoza, E. Ciudad prodigios [1993] 22 Esp (CDH )
      Había barrios enteros aquejados de tifus, viruela, erisipela o escarlatina.
    • 1990 Sandner, O. Sida [1990] Ve (CDH )
      Se han descrito manifestaciones poco típicas que se han denominado pseudotromboflebitis hiperalérgica que se presentan con cuadros parecidos al de una trombosis venosa profunda o con manifestaciones que se parecen a una erisipela.
    • 1991 García Barreno, P. Hospitales HCiencias Esp (CDH )
      En 1860, Malgaigne publica las primeras estadísticas con un suficiente nivel de credibilidad, y clasifica las enfermedades de hospital en erisipela, tétanos, piemia, septicemia y gangrena, que afectaban al 60% de los pacientes quirúrgicos, representando la mortalidad el 15% del total de los pacientes intervenidos; debe recordarse que, en aquella época, las intervenciones quirúrgicas se reducían a la realización de amputaciones (el 20% del total), traqueotomía en la difteria (20%), tumores superficiales (20%), ovariectomías (10%), y otra serie de intervenciones menores.
    • 1993 Anónimo "Rival Tenerife" [28-11-1993] Diario de Avisos (Santa Cruz de Tenerife) Esp (HD)
      Alberto padece erisipela, infección producida por un virus estreptococo, muy rara en la actualidad, pero que le ha producido fuertes dolores y fiebre, por lo que se encuentra en tratamiento con antibióticos.
    • 1993 Argüelles, F. Letanías [1993] Esp (CDH )
      Dula sabía colocar huesos, ahuyentar lombrices y curar orzuelos, aftas, erisipelas, anurias y otros males.
    • 1993 Argüelles, F. Letanías [1993] Esp (CDH )
      — Juan Damasceno, el hijo de tu vecina Úrsula, tiene la mirada perdida, nadie sabe dónde. Recordarás que el día en que llegó a Peñafonte andaba el cielo indeciso, igual que ahora, en vísperas de su casamiento con la hija de Rufo. Y recordarás también que aquel día, la partera María Perpetua lavaba a tu hijo Claudio, en el portal de tu casa, con infusión de flor de saúco. Tu hijo no aguantó la erisipela y se murió a los pocos días de la llegada del hospiciano.
    • 1993 Argüelles, F. Letanías [1993] Esp (CDH )
      La vieja higuera, la higuera centenaria, bajo cuya sombra se habían agrupado los niños de tantas generaciones a jugar a zurriágame la melunga, la higuera de cuyos higos había salido el remedio para tantas verrugas, orzuelos y erisipelas, pues esa misma, la Higuerona, se había resquebrajado por el tronco y se había tumbado sobre el arroyo, cerrando el paso de las aguas.
    • 1993 Crea, P. Propóleo [1993] Ar (CDH )
      Este remedio actúa principalmente sobre la piel, mucosas y glándulas genitales, incrementa la actividad secretora de los riñones, en la garganta cuando existe inflamación, particularmente de la campanilla, urticaria, erisipela sobre los quistes ováricos, para todas las hinchazones de la hidropesía, como las del vientre, edemas de glotis y garganta, no debiendo administrarse en modo alguno al principio del embarazo.
    • 1993 Nieva, F. Nosferatu [1993] Esp (CDH )

      NOSFERATU.—Je, je. Esa criatura, hijo de la erisipela, es mi alegría más de cuanto él se figura. Aún es muy tierno y no sabe darse gusto con su propia infelicidad.

    • 1993 Olivera, A. Geogr Salud [1993] Esp (CDH )
      Las enfermedades zoonósicas se pueden clasificar en varios tipos, según su origen (Saiz et al.: 1990): / a) Bacteriosis (como por ejemplo la brucelosis, carbunco, leptospirosis, salmonelosis, tétanos, erisipela). /
    • 1994 Anson, L. M. Don Juan [1996] Esp (CDH )
      En Colombo, el Infante enferma de erisipela y le internan en el hospital.
    • 1994 Honeyman M., J. / Gmz H., O. Manifestaciones cutáneas Sida Ch (CDH )

      Infecciones bacterianas. La inmunodeficiencia, la drogadicción endovenosa, el alcoholismo y las deficiencias nutritivas, son factores predisponentes a las infecciones piógenas producidas por Staphylococcus aureusy Streptococcus Beta hemolítico grupo A. Son frecuentes las foliculitis, hidrosadenitis, erisipela, linfangitis, forúnculos, abscesos, etcétera.

    • 1995 Crea, P. Curación cristales [1995] Ar (CDH )
      El símbolo Tau fue utilizado por San Antonio, el ermitaño copto célebre por sus curaciones, para curar una enfermedad ulcerosa de la piel, que luego recibiría por él el nombre de "fuego de San Antonio", como así también varios tipos de erisipelas, úlceras, llagas y la temida sarna, que hacía estragos en aquéllas épocas.
    • 1995 Crea, P. Curación cristales [1995] Ar (CDH )
      En los mayores, se lo utiliza en el tratamiento del bocio, la erisipela, paráfisis parciales, epilepsia y convulsiones.
    • 1995 Egido, L. G. Corazón inmóvil [1995] 279 Esp (CDH )
      Viejos campesinos con carcinoma de piel, que era el recuerdo de sus muchas horas expuestas al sol de una Castilla inmóvil; vagabundos con porfiria idiopática, con los rostros devastados por la queratinización de la epidermis, agredida por la soledad de los caminos; quemados, con los ojos desmesuradamente abiertos sobre un rostro varado en un asombro permanente; mujeres marcadas por crueles geografías indecorosas que convertían su pecho en un accidentado paisaje de montaña; adolescentes quebradizas, con las espaldas cruzadas por irrespetuosas arborescencias fantásticas, que les crecían sobre la piel inmaculada como las manchas de una pared leprosa; manos estigmatizadas por un traumatismo ciego, que las había vaciado como un miembro de escayola; dramáticos rastros de infecciones de carbunco, que dejaban surcos de horror sobre la carne vejada y abierta, como el cauce de una hoz reciente; los sarnosos arrascándose con fruición de orgasmo; los sarpullidos incógnitos, formando arabescos imaginativos; las rojizas superficies de la erisipela y la furiosa quemazón de las alergias cutáneas, que abrasaban los cuerpos con un prurito incansable.
    • 1995 Montaño Hurtado, A. Vicente Alonso [1995] Mx (CDH )
      Sientes una especie de erisipela y al conversar con Cipriano, está ahí tu vaho enfebrecido que tratas de ocultar encendiendo con la brasa un cigarrillo.
    • 1996 Barreiro Trelles, N. / Díaz Barreiro, G. N. Farmacia cocina [1996] 134 Ar (CDH )
      Erisipela

      Es una enfermedad inflamatoria de la piel, que puede también afectar a las mucosas. Está causada por una bacteria y no confiere inmunidad el haberla padecido.

      La piel se pone roja, brillante, hinchada, la lesión se ve delimitada por un borde algo más elevado, desde donde se propaga hacia afuera de su perímetro. Duele mucho, con sensación de quemadura y el estado general está afectado con fiebre alta, vómitos y transpiración excesiva. Esta enfermedad es contagiosa y es necesario consultar al médico. El tratamiento es local y general.

    • 1997 Puche Riart, O. "Apuntes biográficos Prado Valle" [30-11-1997] El Correo Gallego (Santiago de Compostela) Esp (HD)
      Murió de una arisipela cancerosa en el 4 de julio de 1866.
    • 1997 Prensa La Prensa, 05/10/1997 [1997] Ni (CDH )
      La primera crisis la tumbó en cama durante tres meses, y así supo que padecía de una virulenta erisipela que se le comía la parte del tobillo.
    • 1997 Prensa La Prensa, 05/10/1997 [1997] Ni (CDH )
      Esta vez la erisipela se ensañó con ella, los vómitos fueron incontenibles y las fiebres la hacían desvariar incontrolablemente.
    • 1997 Prensa La Prensa, 05/10/1997 [1997] Ni (CDH )
      Cuando llegó a esta parte de su historia, Walkyria aún tenía los huesitos tostados en el área de la erisipela.
    • 1998 Ronald Morales, A. Frutoterapia [1998] Co (CDH )
      Inflamaciones de los ojos, grietas de los labios, del pecho, en la erisipela, hemorroides inflamadas y en eczemas de las manos.
    • 2001 Rdz Navas, H. Utilidad plantas medicinales CR (CORPES)
      Las hojas secas fumadas se aprovechan para el asma, en infusión para afecciones cardíacas y hepáticas. El látex por ser cáustico se utiliza para quemar verrugas, pecas, eczemas, erisipela, psoriasis, tinea, sarna y para madurar forúnculos.
    • 2002 Naranjo, J. "Credos mal ojo" [14-07-2002] Canarias7 (Las Palmas de Gran Canaria) Esp (HD)
      Carmelita es de Los Llanos, en Teide, y eso deja huella. Fue de su madre de quien aprendió el santiguado cuando aún era una niña y desde entonces, de soltera, de casada, y luego de viuda, su casa es y ha sido un rosario de personas con dolor de cabeza, con erupciones, con erisipela (enfermedad infecciosa de manchas rojizas que sale fundamentalmente en los pies), malestares y dolores diversos que la buena de Carmelita atiende humildemente con sus rezos y sus señales de la Cruz.
    • 2008 Torres, V. "¡Felicidades mascota!" [17-01-2008] El País (Madrid) Esp (HD)
      La leyenda cuenta que cuando san Antón veía a un animal herido, lo curaba, al igual que hizo con el cerdo que siempre le acompañaba y que le valió el apodo de san Antonio del porquet. Por eso, en la ciudad de Madrid se rifaba antiguamente entre los vecinos un cerdo después de las celebraciones de los oficios religiosos. Además de ser conocido por ser el protector de los animales, se le venera como santo patrono de los amputados, los tejedores de cestas, los fabricantes de cepillos, los carniceros, los enterradores, los ermitaños, los monjes, los porquerizos y los afectados de eczema, epilepsia, ergotismo, erisipela y las enfermedades de la piel en general.
    • 2008 Ibarz, J. "México ponsetia" [21-12-2008] La Vanguardia (Barcelona) Esp (HD)
      En su libro Historia de las plantas de la Nueva España, el médico español Francisco Hernández escribió ya en 1525 que los indígenas de México comían las hojas crudas o cocidas para aumentar la leche de las mujeres que amamantaban a sus hijos. También sirvió para preparar fomentos y cataplasmas para curar erisipela y otras enfermedades de la piel.
    • 2010 García Ramos, J. A. Medicina popular Almería p. 35 Esp (BD)
      Erisipela. De eritros: rojo y pela: piel. La erisipela, pronunciada "resipela", "desipela" o "decipela" (líjar) es el nombre que reciben determinados procesos dermatológicos que guardan cierto parecido con la enfermedad del mismo nombre y que tienen en común que cursan con calor, dolor, rubor y prurito (sobre todo el rubor). Es un proceso muy temido porque cualquier herida pequeña y superficial se puede "resipelar" con consecuencias graves. Ya lo dice el refrán: "Como decía mi abuela, la 'resipela', si no mata, pela"
    • 2011 Barrientos, P. "Infanta Margarita ingresada" [06-07-2011] Vanitatis-El Confidencial (Madrid): vanitatis.elconfidencial.com Esp (HD)
      A la duquesa de Soria le diagnosticaron una edisipela. Se trata de una infección bacteriana aguda de la dermis causada por estreptococos, en este caso derivado de un problema circulatorio que no reviste gravedad, aunque los médicos que la están tratando han preferido mantenerla en observación.
    • 2014 González, J. "Estado «self service»" [20-11-2014] ABC (Madrid) Esp (HD)
      Se ha empeñado en que la reforma de la constitución es el bálsamo de Fierabrás que sanará la erisipela independentista, pero al secesionismo —por pura definición— no se le contenta reformando el título VIII de la Carta Magna.
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      Erisipela. f. Med. Inflamación microbiana de la dermis, caracterizada por el color rojo y comúnmente acompañada de fiebre.
    • 2017 Anónimo "Hospitalizado erisipela" [06-02-2017] Gara (San Sebastián) Esp (HD)
      El preso tolosarra Manu Azkarate ha sido trasladado desde la prisión de Soto del Real al hospital Gregorio Marañón Madrid para que le traten de una erisipela, una enfermedad infecciosa en la pierna que tiene ulcerada y que la Policía francesa le pisoteó al detenerle el pasado mes de diciembre en Marsella.
    • 2017 Esquivel, V. "Golpea erisipela" [08-05-2017] Tabasco Hoy (Tabasco) Mx (HD)
      Un total de 158 casos de ‘erisipela’ se han registrado en Tabasco, según el Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica de la Secretaría de Salud, se trata de un tipo de infección de la piel, causada generalmente por las bacterias estreptococos del grupo A que afectan tanto a niños como a adultos y que a decir de especialistas del IMSS, de no ser tratados a tiempo, en el peor de los casos puede causar hasta la muerte en pacientes con enfermedades crónicas.
    1. s. En ocasiones, con el modificador facial o el complemento de la cara.
      docs. (1676-2012) 24 ejemplos:
      • 1676 Glz Godoy, P. Trad Crisol cirugia, Aqua p. 37 Esp (BD)
        La curación de la erisipela de la cara, ó cabeça es muy diferente que la de las otras, porque esta se deve curar con remedios frios, y aquellas con calientes.
      • 2012 Sicilia, J. Fondo noche Mx (BD)
        Kolbe había sido el decimotercero en ingresar a ese cuartito, la enfermería, que llevaba la abreviatura de Ka-Be, Krakenbaur Infiktionsabteilung. De los otros 12, cuatro tenían escarlatina; tres, difteria, cinco padecían una repugnante erisipela facial y el último, la misma enfermedad que la suya.
      • 1676 Glz Godoy, P. Trad Crisol cirugia, Aqua p. 37 Esp (BD)
        La curación de la erisipela de la cara, ó cabeça es muy diferente que la de las otras, porque esta se deve curar con remedios frios, y aquellas con calientes.
      • 1789 Piñera Siles, B. Trad Elementos Medicina Práctica Cullen, II [1789] p. 171 Esp (BD)
        La Erisipela de la cara principia por los calosfrios, y los otros síntomas pyrexîa: la accesion del frio freqüentemente está acompañada de un peso de la cabeza, de algun grado de delirio, y casi siempre de modorra, y aun de coma. El pulso está siempre freqüente, y comunmente lleno y duro.
      • 1822 Anónimo Trad DiccCiencias Médicas, IX Esp (BD)
        Se observa frecuentemente el color amarillo verde, ó aceitunado de los ictéricos, las cloróticas, la cara encarnada o carmesí de los que padecen erisipela facial, atacados de una violenta inflamacion pulmonar, ó amenzados de apoplegía.
      • 1841 Escolar Morales, S. / Codorniu, A. Trad Tratado terapéutica Trousseau I p. 587 Esp (BD)
        El delirio, el sopor, el mismo coma, los saltos de tendones, y en seguida el vómito, son bastante comunes en la erisipela facial: tales síntomas reunidos pueden hacer temer la meningitis; pero no bastan para caracterizarla. Sin embargo, en opinión de ciertos prácticos son suficientes, y esto ha bastado para popularizar la referida flegmasia, y persuadir á muchos enfermos y médicos, que lo que han padecido ó tenido que tratar era una fiebre celebral ventajosamente combatida con tal ó cual tratamiento.
      • 1868 Gassó, J. / Tragó, N. Trad Patología Monneret, III pp. 415-416 Esp (BD)
        En la erisipela de la cara es muy frecuente el delirio; obsérvase agitacion, desvarío, saltos de tendones, una fiebre intensa, y síntomas adinámicos de la mayor gravedad. Cuando además del rostro la flogosis invade sucesivamente el pericráneo, la erisipela adquiere mayor intensidad; los ojos permanecen cerrados, al cara se hincha enormemente y toma un aspecto horroroso, las lágrimas se deslizan por entre los párpados, la saliva sale de la boca y se declara un tialismo muy pronunciado. Durante el delirio el enfermo se arroja fuera del lecho, se queja, grita, y hay necesidad de sujetarlo para evitar las consecuencias del extravío de su razon.
      • 1881 Rdz Abaytúa, N. Termometría médica p. 140 Esp (BD)
        Por lo general, este modo de defervescencia se advierte en las especies morbosas en que la ascension, durante el período inicial, ha revestido el mismo carácter rápido y brusco. Es de regla en la pneumonía aguda franca, en el sarampión regular, en la variolóide, en las intermitentes legítimas, en la erisipela facial y en los tífus exantemáticos, así como es muy rara en la fiebre tifoidea, en la escarlatina y en las flegmasías catarrales.
      • 1894 Anónimo "Registro civil" [21-08-1894] La Región Extremeña: diario republicano (Badajoz) Esp (HD)
        Fallecidos. Manuel Cáceres Sánchez, erisipela de la cara y cuero cabelludo. Laureano Bueno Justo, fiebre intermitente y paralisis espinal difusa sobre aguda [...].
      • 1917 Anónimo "Discurso inaugural Moreno" [04-04-1917] El Aviso: semanario independiente (Puente Genil) Esp (HD)
        Como esto sería motivo, no de una disertación, sino de un trabajo extenso, he de circunscribirme a las relaciones nerviosas que entre ovario y nariz existen, por mediación del bulbo raquídeo, ya que como tipo de infecciones periódicas hemos tomado la erisipela facial, y, en nuestra opinión, esta erisipela tiene siempre su puerta de entrada en la mucosa nasal.
      • 1925 Anónimo "Médicos Ungüento Cadum" [24-10-1925] El Adelanto (Salamanca) Esp (HD)
        «Certifico: que he empleado el Ungüento Cadum desde que tuve conocimiento de él, en quemaduras, eczemas, rasguños y también con éxito favorable en la erisipela de la cara». Dr. Narciso Vázquez.
      • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
        La erisipela facial, que es la más frecuente, aparece en torno de alguna pequeña erosión (comisura nasal o palpebral); en otros casos, aparece en los miembros o tronco en relación con erosiones o heridas infectadas.
      • 2008 Carini, F. et alii Trad Dermatología p. 1721 Ar (BD)
        La erisipela facial es menos frecuente que la enfermedad en las extremidades inferiores y comienza en forma unilateral, pero puede diseminarse por contigüidad y pasar por encima de la prominencia nasal y afectar la cara en forma simétrica.
      • 2012 Sicilia, J. Fondo noche Mx (BD)
        Kolbe había sido el decimotercero en ingresar a ese cuartito, la enfermería, que llevaba la abreviatura de Ka-Be, Krakenbaur Infiktionsabteilung. De los otros 12, cuatro tenían escarlatina; tres, difteria, cinco padecían una repugnante erisipela facial y el último, la misma enfermedad que la suya.
      • 1676 Glz Godoy, P. Trad Crisol cirugia, Aqua p. 37 Esp (BD)
        La curación de la erisipela de la cara, ó cabeça es muy diferente que la de las otras, porque esta se deve curar con remedios frios, y aquellas con calientes.
      • 1789 Piñera Siles, B. Trad Elementos Medicina Práctica Cullen, II [1789] p. 171 Esp (BD)
        La Erisipela de la cara principia por los calosfrios, y los otros síntomas pyrexîa: la accesion del frio freqüentemente está acompañada de un peso de la cabeza, de algun grado de delirio, y casi siempre de modorra, y aun de coma. El pulso está siempre freqüente, y comunmente lleno y duro.
      • 1822 Anónimo Trad DiccCiencias Médicas, IX Esp (BD)
        Se observa frecuentemente el color amarillo verde, ó aceitunado de los ictéricos, las cloróticas, la cara encarnada o carmesí de los que padecen erisipela facial, atacados de una violenta inflamacion pulmonar, ó amenzados de apoplegía.
      • 1826 Hurtado Mendoza, M. Vindicación Medicina Fisiológica, Broussais p. 284 Esp (BD)
        La señora de don Nicolás de Saráchaga (plazuela del Angel, número 12, cuarto principal), de edad de 43 años y temperamento nervioso. Curada de una calentura biliosa con erisipela de la cara en once dias.
      • 1830 Avilés, J. G. / Martínez, B. Trad Manual Cirugía, Tavernier, III p. 299 Esp (BD)
        No podemos menos de repetir que mientras que una operacion de esta naturaleza no sea imperiosamente necesaria por lo grave de la enfermedad, deberá siempre evitarse; porque no solo podrá sobrevenir una erisipela facial muy estensa, y accidentes cerebrales comunmente funestos; sino tambien la recaida del cancer, aunque se haya puesto el mayor cuidado en la diseccion del tumor.
      • 1834 Schz Nuñez, L. / Rubio, P. M. / Folch, F. P. Informe comisión colera-morbo pp. 255-256 Esp (BD)
        Esta especie de catarro llevaba muchas veces consigo la mencionada erisipela facial, y el número, ya considerable, de enfermedades crónicas existentes al principio del año se aumentó con el de infinitas toses.
      • 1841 Escolar Morales, S. / Codorniu, A. Trad Tratado terapéutica Trousseau I p. 587 Esp (BD)
        El delirio, el sopor, el mismo coma, los saltos de tendones, y en seguida el vómito, son bastante comunes en la erisipela facial: tales síntomas reunidos pueden hacer temer la meningitis; pero no bastan para caracterizarla. Sin embargo, en opinión de ciertos prácticos son suficientes, y esto ha bastado para popularizar la referida flegmasia, y persuadir á muchos enfermos y médicos, que lo que han padecido ó tenido que tratar era una fiebre celebral ventajosamente combatida con tal ó cual tratamiento.
      • 1842 Rodrigo, J. / Álvarez, F. Trad Trat Terapéutica, Trousseau y Pidoux, II p. 191 Esp (BD)
        Primeramente el delirio, el adormecimiento, el coma mismo y los saltos de tendones, y en seguida los vómitos, son bastante comunes en la erisipela facial. Estos síntomas reunidos pueden hacer temer la meningitis, pero no bastan para caracterizarla. Son sin embargo suficientes á los ojos de algunos prácticos; y esto basta para popularizar la meningitis y persuadir a muchos enfermos y médicos que han tenido que combatir una calentura cerebral que ha cedido á tal ó cual tratamiento.
      • 1848 Maestre San Juan, A. / Remírez Marauri, A. Trad Trat Anatomía médico-quirúrgica, Pétrequin, I p. 213 Esp (BD)
        Los vasos linfáticos de la cara van todos á los ganglios cervicales y sub-maxilares que se ingurgitan en las enfermedades crónicas de estas diversas regiones; tambien he observado que en la aproximacion de la erisipela facial entran en tumefaccion, lo cual me ha parecido un prodromo que se puede muchas veces establecer como un signo patognomónico. M. Blandin ha utilizado estos hechos ensayando un tratamiento profiláctico de la erisipela por medio de aplicaciones de sanguijuelas al rededor del infarto.
      • 1852 Anónimo "Crónica Madrid enfermedades" [14-11-1852] El Diario Español (Madrid) Esp (HD)
        En las salas de San José y San Antonio, de hombres, fiebres intermitentes y tifoideas, anasarcas, disentería, ascitis y nefritis; y en la sala de la Encarnacion, de hombres, reumatismos, catarros pulmonares agudos y crónicos, fiebres gástricas, hidrotorax del lado izquierdo con tuberculizacion pulmonar, viruela discreta y fiebre gástrica tifoidea con terciana y erisipela facial.
      • 1862 Anónimo "Partes telegráficos" [27-10-1862] La Correspondencia de España (Madrid) Esp (HD)
        Asi es que de las calenturas gástricas é inflamatorias, que abundan en gran número, rara es la que termina antes del dia noveno; y aun varias de ellas, especialmente si recayeron en sugetos que estuvieron espuestos á alguna insolacion, que se deberá evitar todo lo posible, fué comun el verlas tomar el carácter tifoideo é nerviosos, ó terminar en una intensa y amenazadora erisipela facial.
      • 1867 Espina Mtz, P. Trad Patología Tardieu [1867] p. 80 Esp (BD)
        La erisipela de la cara es la mas frecuente de las no traumáticas, y la mas grave por las complicaciones especiales. Se anuncia por un violento dolor de cabeza, y mas especialmente por un infarto de los gánglios cervicales; aparece despues rápidamente, empezando por la nariz, ó los párpados, y se extiende á las partes próximas, siendo mas intensa en un lado que en otro; los párpados se abultan, y los ojos se cierran, la tumefacción de las mejillas borra la prominencia de la nariz: anchas flíctenas cubren en general las partes inflamadas: los labios están hinchados y costrosos; la lengua seca, cubierta de una capa espesa y amarillenta: en los primeros dias aumentan la fiebre y la cefalalgia.
      • 1867 Espina Mtz, P. Trad Patología Tardieu [1867] p. 126 Esp (BD)
        Mas adelante veremos que los gánglios linfáticos, á los cuales van á parar los vasos linfáticos de la parte enferma presentan á menudo una tumefacción dolorosa; tumefaccion que en ocasiones existe aun antes de la aparicion de la rubicundez erisipelatosa, como se observa principalmente en los gánglios sub-maxilares en los sugetos afectados de erisipela de la cara, y esto es lo que ha permitido á M. Chomel anunciar la erisipela facial, aun cuando en el estado de la piel de la cara nada podia hacérsela prever. Mas tarde volveré á ocuparme de este punto.
      • 1868 Gassó, J. / Tragó, N. Trad Patología Monneret, III pp. 415-416 Esp (BD)
        En la erisipela de la cara es muy frecuente el delirio; obsérvase agitacion, desvarío, saltos de tendones, una fiebre intensa, y síntomas adinámicos de la mayor gravedad. Cuando además del rostro la flogosis invade sucesivamente el pericráneo, la erisipela adquiere mayor intensidad; los ojos permanecen cerrados, al cara se hincha enormemente y toma un aspecto horroroso, las lágrimas se deslizan por entre los párpados, la saliva sale de la boca y se declara un tialismo muy pronunciado. Durante el delirio el enfermo se arroja fuera del lecho, se queja, grita, y hay necesidad de sujetarlo para evitar las consecuencias del extravío de su razon.
      • 1872 Cortejarena, F. "Clínica Obstetricia" [07-01-1872] El Siglo Médico (Madrid) Esp (HD)
        Una puérpera tuvo desde el principio erisipela facial, que se extendió al cuero cabelludo, sin ir acompañada de fenómenos graves, y terminando por la curación.
      • 1881 Rdz Abaytúa, N. Termometría médica p. 140 Esp (BD)
        Por lo general, este modo de defervescencia se advierte en las especies morbosas en que la ascension, durante el período inicial, ha revestido el mismo carácter rápido y brusco. Es de regla en la pneumonía aguda franca, en el sarampión regular, en la variolóide, en las intermitentes legítimas, en la erisipela facial y en los tífus exantemáticos, así como es muy rara en la fiebre tifoidea, en la escarlatina y en las flegmasías catarrales.
      • 1888 Anónimo "Operaciones especiales" [01-01-1888] El Bisturí: revista mensual de cirujía práctica (Toledo) Esp (HD)
        El segundo grupo comprende 11 casos, de los cuales tres fueron tratados pro cateterismo y los demás por destrucción del saco con la pasta de Canqoín: de los tres primeros uno obtuvo la curación, otro pidió el alta por no querer seguir con el tratamiento, y el tercero fué operado por la destrucción del saco. De los ocho operados por este método, siete se curaron radicalmente y uno falleció de erisipela facial, sobre cuya terminación nada agregaremos á lo que ya queda expuesto anteriormente.
      • 1893 Anónimo "Píldoras Ochoa" (Anuncio) [26-02-1893] El Alicantino: Diario Católico (Alicante) Esp (HD)
        La Erisipela. Curación pronta y radical con las píldoras de ochoa. La Erisipela de la cara y cuero cabelludo desaparece inmediatamente con el empleo de estas eficaces píldoras. La razón es que, neutralizando el virus productor de ella, el eritema no se estiende más allá del sitio donde se manifiesta y la enfermedad desaparece rápidamente.
      • 1894 Anónimo "Registro civil" [21-08-1894] La Región Extremeña: diario republicano (Badajoz) Esp (HD)
        Fallecidos. Manuel Cáceres Sánchez, erisipela de la cara y cuero cabelludo. Laureano Bueno Justo, fiebre intermitente y paralisis espinal difusa sobre aguda [...].
      • 1917 Anónimo "Discurso inaugural Moreno" [04-04-1917] El Aviso: semanario independiente (Puente Genil) Esp (HD)
        Como esto sería motivo, no de una disertación, sino de un trabajo extenso, he de circunscribirme a las relaciones nerviosas que entre ovario y nariz existen, por mediación del bulbo raquídeo, ya que como tipo de infecciones periódicas hemos tomado la erisipela facial, y, en nuestra opinión, esta erisipela tiene siempre su puerta de entrada en la mucosa nasal.
      • 1925 Anónimo "Médicos Ungüento Cadum" [24-10-1925] El Adelanto (Salamanca) Esp (HD)
        «Certifico: que he empleado el Ungüento Cadum desde que tuve conocimiento de él, en quemaduras, eczemas, rasguños y también con éxito favorable en la erisipela de la cara». Dr. Narciso Vázquez.
      • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
        La erisipela facial, que es la más frecuente, aparece en torno de alguna pequeña erosión (comisura nasal o palpebral); en otros casos, aparece en los miembros o tronco en relación con erosiones o heridas infectadas.
      • 2008 Carini, F. et alii Trad Dermatología p. 1721 Ar (BD)
        La erisipela facial es menos frecuente que la enfermedad en las extremidades inferiores y comienza en forma unilateral, pero puede diseminarse por contigüidad y pasar por encima de la prominencia nasal y afectar la cara en forma simétrica.
      • 2012 Sicilia, J. Fondo noche Mx (BD)
        Kolbe había sido el decimotercero en ingresar a ese cuartito, la enfermería, que llevaba la abreviatura de Ka-Be, Krakenbaur Infiktionsabteilung. De los otros 12, cuatro tenían escarlatina; tres, difteria, cinco padecían una repugnante erisipela facial y el último, la misma enfermedad que la suya.
    2. s. Med. En ocasiones, con el complemento de repetición.
      docs. (1926-1943) 4 ejemplos:
      • 1926 Anónimo "Noticias: Academia Quirúrgica" [28-03-1926] La Libertad (Madrid) Esp (HD)
        El Doctor García del Real hablará sobre hemoptisis y su tratamiento; el doctor Bonilla, sobre erisipela de repetición e insuficiencia tiro-ovárica; el doctor Landete presentará un caso de constricción mandibular de patogenia rara; el doctor Crespo expondrá, auxiliado del aparato de proyecciones, un trabajo acerca de algunas formas poco frecuentes de arritmia sinusal [...].
      • 1919-1936 Marañón, G. Climaterio [1990] Esp (CDH )
        En muchas mujeres, en efecto, se aprecian, en ambas épocas, semejantes estados patológicos, como enfermedades de la piel (eccema, forúnculos), histerismo, asma, ataques epilépticos, erisipelas de repetición, epistaxis, etc. Yo he observado algunos casos de este género, referentes sobre todo a trastornos circulatorios y psíquicos.
      • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )

        G) El edema crónico de los párpados es muchas veces secuela de infecciones crónicas de la cara: erisipelas de repetición, sinusitis maxilaro frontal, dacriocistitis de repetición, etc.

      • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
        Por ejemplo, en las erisipelas de repetición, en la cara, suele producirse un edema crónico, localizado principalmente en los párpados, que reproduce el edema nefrítico o el mixedematoso.
    1. s. f. Con el modificador gangrenosa, para referirse a la erisipela caracterizada por la aparición de escaras.
      docs. (1763-1978) 20 ejemplos:
      • 1763 Velasco, D. / Villaverde, F. Curso operaciones cirugia p. 40 Esp (BD)
        Hay una especie de erysipela gangrenosa, cuya causa es tan activa, que prontamente reduce las partes mortificadas á una fuerte escara: en éstas la principal curacion consiste en hacer algunas escarificaciones que interesen solamente la escara, á fin de dar exito á las materias que se forman debaxo.
      • 1978 Cousté, A. Biografía Diablo [1978] 198 Ar (CDH )
        El escorbuto, el ergotismo y la lepra se difundían como no se tenía memoria hasta entonces; la maladie des ardents, una especie de erisipela gangrenosa, se consideraba como un anticipo del fuego infernal enviado por el Diablo, e hizo estragos durante la epidemia de 997.
      • 1763 Velasco, D. / Villaverde, F. Curso operaciones cirugia p. 40 Esp (BD)
        Hay una especie de erysipela gangrenosa, cuya causa es tan activa, que prontamente reduce las partes mortificadas á una fuerte escara: en éstas la principal curacion consiste en hacer algunas escarificaciones que interesen solamente la escara, á fin de dar exito á las materias que se forman debaxo.
      • 1782 Vidal, D. Tumores humorales p. 57 Esp (BD)
        Otra especie de erisipela gangrenosa, cuia cusa es tan activa, que en poco tiempo reduce las partes que se mortifican en una escara fuerte, (vease su tratamiento en el curso de operaciones) merece una atencion particular: y asi advierto que en este caso solo deben hacerse algunas pequeñas escarificacciones que interesen unicamente la escara, por cuio medio se facilite la saluda de algunas materias que se forman debaxo, evitando el poner á descubierto las carnes vivas, separando forzadamente la escara.
      • 1791 Piñera Siles, B. Trad Elementos Medicina Práctica Cullen, IV p. 334 Esp (BD)
        En la erisipela flemonosa, la calentura u el calor son fuertes, la sed considerable, la sangre que en ella se extrae costrosa [...]. Alguna vez se levanta en ella pústulas , que arrojan un humor viscoso, y forma costras; otras veces flictenas llenas de un suero cáustico; pero estas ampollas se encuentran con mas freqüencia en la erisipela gangrenosa. Con freqüencia sobrevienen el dolor de cabeza y el delirio, sobretodo quando la erisipela ocupa á la cabeza ó el casco.
      • 1802 Serrano, J. Trad Elementos medicina Weikard, I pp. 193-194 Esp (BD)
        Esta erisipela gangrenosa iba siempre dilantándose mas: su superficie se cubria poco á poco de diversas vexiguillas gangrenosas, de carbunquillos que transmitian en abundancia un licor seroso. El enfermo respiraba con dificultad, deliraba algun poco; despues vino á estar quieto, y murió del mismo modo que mueren aquellos que son víctima de la gangrena.
      • 1828 Hurtado Mendoza, M. Décadas Medicina, XX Esp (BD)
        En cuanto á la erisipela gangrenosa, esta hace progresos tanto mas rápidos, cuanto con mayor actividad se egerce la absorcion de los principios septícos en las ulceraciones y en los apostemas subcutáneos de que puede estar acompañada.
      • 1848 Murrieta, J. L. Tratado enfermedades piel p. 11 Esp (BD)
        Finalmente, la erisipela gangrenosa es muy grave, mayormente cuando se presentan los síntomas que caracterizan la adinamia.
      • 1870 Schz Bustamante, A. Trad Patología interna Niemeyer, III p. 33 Esp (BD)
        Aun en los casos más favorables, la erisipela gangrenosa se hace una enfermedad muy larga, porque la pérdida de sustancia que resulta de la eliminacion de las partes mortificadas tarda siempre mucho en rellenarse.
      • 1897 Anónimo "Obesidad" [28-04-1897] El Papa-Moscas: periódico satírico (Burgos) Esp (HD)
        Se ha pretendido que el hombre obeso ó gordo, como vulgarmente se dice, es lento, flemático, voraz, frio de una inteligencia soñolienta; en una palabra, un sér casi nulo. Aun cuando esto ocurre algunas veces, no debe hacerse en manera alguna una regla general. Guillermo el Conquistador era tan excesivamente grueso, que murió de una erisipela gangrenosa, á consecuencia de una caida de caballo. Luis XVIII era enorme, y, sin embargo, admiraba su astucia. Balzac era excesivamente obeso, lo que no le impidió escribir obras maestras.
      • 1907 Anónimo "Obesidad" [07-02-1907] El Papa-Moscas: periódico satírico (Burgos) Esp (HD)
        Del distrito de Serranos. Nacimientos: Varones, 8. — Hembras, 2. Defunciones: Juan Marín Bonet, de 7 años, Garcilaso, 9, de enteritos crónica.— Lucía Soriano Casinos, de 78 años, San Ramón, 18, de bronquitis. —José Serra Beirots, de 64 años, Sagunto, 167, de erisipela gangrenosa [...].
      • 1928 Anónimo "Defunciones La Habana" [20-08-1928] Diario de la Marina (La Habana) Cu (HD)
        Alfredo Bayona, raza blanca, 77 años. Primelles 68, erisipela gangrenosa.
      • 1978 Cousté, A. Biografía Diablo [1978] 198 Ar (CDH )
        El escorbuto, el ergotismo y la lepra se difundían como no se tenía memoria hasta entonces; la maladie des ardents, una especie de erisipela gangrenosa, se consideraba como un anticipo del fuego infernal enviado por el Diablo, e hizo estragos durante la epidemia de 997.
      • 1763 Velasco, D. / Villaverde, F. Curso operaciones cirugia p. 40 Esp (BD)
        Hay una especie de erysipela gangrenosa, cuya causa es tan activa, que prontamente reduce las partes mortificadas á una fuerte escara: en éstas la principal curacion consiste en hacer algunas escarificaciones que interesen solamente la escara, á fin de dar exito á las materias que se forman debaxo.
      • 1782 Vidal, D. Tumores humorales p. 57 Esp (BD)
        Otra especie de erisipela gangrenosa, cuia cusa es tan activa, que en poco tiempo reduce las partes que se mortifican en una escara fuerte, (vease su tratamiento en el curso de operaciones) merece una atencion particular: y asi advierto que en este caso solo deben hacerse algunas pequeñas escarificacciones que interesen unicamente la escara, por cuio medio se facilite la saluda de algunas materias que se forman debaxo, evitando el poner á descubierto las carnes vivas, separando forzadamente la escara.
      • 1791 Piñera Siles, B. Trad Elementos Medicina Práctica Cullen, IV p. 334 Esp (BD)
        En la erisipela flemonosa, la calentura u el calor son fuertes, la sed considerable, la sangre que en ella se extrae costrosa [...]. Alguna vez se levanta en ella pústulas , que arrojan un humor viscoso, y forma costras; otras veces flictenas llenas de un suero cáustico; pero estas ampollas se encuentran con mas freqüencia en la erisipela gangrenosa. Con freqüencia sobrevienen el dolor de cabeza y el delirio, sobretodo quando la erisipela ocupa á la cabeza ó el casco.
      • 1802 Serrano, J. Trad Elementos medicina Weikard, I pp. 193-194 Esp (BD)
        Esta erisipela gangrenosa iba siempre dilantándose mas: su superficie se cubria poco á poco de diversas vexiguillas gangrenosas, de carbunquillos que transmitian en abundancia un licor seroso. El enfermo respiraba con dificultad, deliraba algun poco; despues vino á estar quieto, y murió del mismo modo que mueren aquellos que son víctima de la gangrena.
      • 1821 Anónimo Trad DiccCiencias Médicas, III Esp (BD)
        El vinagre y los dulcificantes son bastante remedio para estos accidentes. Pero no se puede decir lo mismo de la baba de los Geckos, Geitjos y otros lagartos de piel lisa; la exudacion de sus glándulas cutáneas, es ácre y abrasadora, y produce una erisipela gangrenosa que es necesario combatir con los mas fuertes ácidos vejetales.
      • 1828 Hurtado Mendoza, M. Décadas Medicina, XX Esp (BD)
        En cuanto á la erisipela gangrenosa, esta hace progresos tanto mas rápidos, cuanto con mayor actividad se egerce la absorcion de los principios septícos en las ulceraciones y en los apostemas subcutáneos de que puede estar acompañada.
      • 1834 Leclerc, M. / Elizalde, J. J. Trad Medicina Operatoria Velpeau, III [1834] p. 96 Esp (BD)
        Murió, peor fué por los progresos de su hidropesia, y porque una parte del líquido, que se había derramado en el espesor de las paredes del vientre, orijinó una erisipela gangrenosa.
      • 1846 Anónimo "Roma Papa" [13-06-1846] El Español (Madrid) Esp (HD)
        Desde los primeros momentos de la enfermedad, él mismo se declaró de peligro, especialmente, cuando se manifestó la erisipela. Monseñor Vizarchini, empleado junto á la persona de su Santidad, había muerto hacia un mes de una erisipela gangrenosa.
      • 1848 Alonso, F. / Escolar, S. Trad Médico práctico, Valleix, XIII p. 122 Esp (BD)
        Por lo que hace á la erisipela gangrenosa, no importa mucho admitirla, puesto que no es mas que el resultado de la violencia de la inflamacion, especialmente en los casos de erisipela flegmonosa.
      • 1848 Murrieta, J. L. Tratado enfermedades piel p. 11 Esp (BD)
        Finalmente, la erisipela gangrenosa es muy grave, mayormente cuando se presentan los síntomas que caracterizan la adinamia.
      • 1857 Anónimo Trad Patología, Grisolle, I p. 339 Esp (BD)
        Finalmente, los enfermos sucumben, unos á consecuencia del entorpecimiento siempre creciente de la respiración y circulacion, y otros, por efecto de varias complicaciones y especialmente de la pulmonía, de la erisipela gangrenosa, que se desarrolla en los miembros infiltrados; muchos suele morir de repente y de resultas de un síncope.
      • 1864 Anónimo "Correo extranjero Italia" [30-03-1864] La Libertad (Madrid) Esp (HD)
        En varios periódicos se lee que la causa de la muerte del rey de Baviera Maximiliano ha sido un alfiler de oro de su camisa, que al hacer el rey un movimiento se clavó en el costado; era tan insignificante la herida, que no hizo caso de ella; pero en breve se convirtió en una erisipela gangrenosa, y cuando conociendo su gravedad llamó á sus médicos, era ya demasiado tarde, y el arte impotente.
      • 1865 Carmona, M. M. "¿Tifo fiebre tifoidea?" [01-04-1865] Gaceta Médica de México (Ciudad de México) Mx (HD)
        Mr. Andral refiere un caso bien caracterizado, y ademas otros nueve en los que evidentemente no habia fiebre tifoidea, sino estado tifoideo que existia en enfermedades graves, tales como una flebitis, una erisipela gangrenosa, etc. Mr. Louis refiere otro, y por último, Mr. Grisolle un tercero.
      • 1867 Casas Mendoza, N. Dermopatía veterinaria p. 282 Esp (BD)
        Los autores antiguos solo hablan de la erisipela gangrenosa, que en época muy lejana parece hizo grandes estragos. Los latinos la designan con el nombre de fuego sagrado (ignis sacer). Lucrecio, Virgilio, Columella, etc., la mencionan en sus obras; tambien Hippócrates habla de ella en el libro tercero de las epidemias.
      • 1870 Schz Bustamante, A. Trad Patología interna Niemeyer, III p. 33 Esp (BD)
        Aun en los casos más favorables, la erisipela gangrenosa se hace una enfermedad muy larga, porque la pérdida de sustancia que resulta de la eliminacion de las partes mortificadas tarda siempre mucho en rellenarse.
      • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )
        A más de los bubones, existen aún otras lesiones en el interior, cuales son los carbuncos, antraces y erisipelas gangrenosas.
      • 1897 Anónimo "Obesidad" [28-04-1897] El Papa-Moscas: periódico satírico (Burgos) Esp (HD)
        Se ha pretendido que el hombre obeso ó gordo, como vulgarmente se dice, es lento, flemático, voraz, frio de una inteligencia soñolienta; en una palabra, un sér casi nulo. Aun cuando esto ocurre algunas veces, no debe hacerse en manera alguna una regla general. Guillermo el Conquistador era tan excesivamente grueso, que murió de una erisipela gangrenosa, á consecuencia de una caida de caballo. Luis XVIII era enorme, y, sin embargo, admiraba su astucia. Balzac era excesivamente obeso, lo que no le impidió escribir obras maestras.
      • 1907 Anónimo "Obesidad" [07-02-1907] El Papa-Moscas: periódico satírico (Burgos) Esp (HD)
        Del distrito de Serranos. Nacimientos: Varones, 8. — Hembras, 2. Defunciones: Juan Marín Bonet, de 7 años, Garcilaso, 9, de enteritos crónica.— Lucía Soriano Casinos, de 78 años, San Ramón, 18, de bronquitis. —José Serra Beirots, de 64 años, Sagunto, 167, de erisipela gangrenosa [...].
      • 1928 Anónimo "Defunciones La Habana" [20-08-1928] Diario de la Marina (La Habana) Cu (HD)
        Alfredo Bayona, raza blanca, 77 años. Primelles 68, erisipela gangrenosa.
      • 1978 Cousté, A. Biografía Diablo [1978] 198 Ar (CDH )
        El escorbuto, el ergotismo y la lepra se difundían como no se tenía memoria hasta entonces; la maladie des ardents, una especie de erisipela gangrenosa, se consideraba como un anticipo del fuego infernal enviado por el Diablo, e hizo estragos durante la epidemia de 997.
    2. Acepción en desuso
    3. s. f. Con el modificador maligna, para referirse a la erisipela caracterizada por la aparición de escaras, acompañada de una fiebre intensa, insomnio, convulsiones y delirio.
      docs. (1772-1872) 15 ejemplos:
      • 1772 Galisteo Xiorro, F. Trad Trat Enfermedades venéreas Astruc, I [1772] p. 47 Esp (BD)
        Del mismo modo se acabó tambien la enfermedad á quien los antiguos llamaron (*) Gemursa, que nacia entre los dedos de los pies, y de la que ya se ha olvidado, hasta el nombre; asi tambien aquella especie de Erisipela maligna, llamada conmunmente fuego de San Antonio, que tanto estrago hizo en las Galias, por los Siglos nono, y decimo, há ya mucho tiempo que desapareció.
      • 1872 Velázquez Schz, J. Anales Sevilla pp. 231-232 Esp (BD)
        Cuando en la edad media tuvo consternador desarrollo en Europa la erisipela maligna, conocida con el nombre de fuego de San Anton, hubieron de crearse hospitales para los afectados de aquella dolencia eminentemente contajiosa, derivacion de la lepra asiática, importada por los cruzados, militares y peregrinos.
      • 1772 Galisteo Xiorro, F. Trad Trat Enfermedades venéreas Astruc, I [1772] p. 47 Esp (BD)
        Del mismo modo se acabó tambien la enfermedad á quien los antiguos llamaron (*) Gemursa, que nacia entre los dedos de los pies, y de la que ya se ha olvidado, hasta el nombre; asi tambien aquella especie de Erisipela maligna, llamada conmunmente fuego de San Antonio, que tanto estrago hizo en las Galias, por los Siglos nono, y decimo, há ya mucho tiempo que desapareció.
      • 1779 Galisteo Xiorro, J. Trad Aphorismos cirugia Boerhaave, V p. 416 Esp (BD)
        Por exemplo, el veneno de las viruelas que se deposita en la cutis y excita pustulas inflamatorias, el de las enfermedades pestilenciales que se deposita en una parte, y causa carbuncos ú tumores inflamatorios y gangrenosos, conocidos baxo el nombre de antrax, el de una calentura maligna que suele ir á parar á las glandulas parotidas, á las de los sobacos, ingles &c. donde suscita inflamaciones seguidas de abscesos, que otras veces se dirige á la cutis y produce una erisipela maligna: asi esta materia heterogenea viene á ser, en la parte donde se deposita, causa de una enfermedad local.
      • 1789 Galisteo Xiorro, J. Trad Principios cirugía Faye p. 244 Esp (BD)
        Los sintomas que acompañan á la erisipela maligna, son una calentura considerable, vigilia, inquietud, delirio, &c.
      • 1790 Marín, F. Trad Enfermedades Ojos Gendron, I p. 100 Esp (BD)
        En la erisipela maligna la fiebre es considerable, el enfermo tiene agitaciones violentas, vigilias, y asimismo delirio: el dolor no se limita solamente en los párpados, sino que se extiende á la frente, sienes, y partes vecinas.
      • 1799 Lavedán, A. Trad Medicina clínica, Quarin p. 489 Esp (BD)
        Desault empleaba con el mayor suceso los eméticos en las erisipelas gangrenosas, que sobrevenian, particularmente en los hospitales, con freqüencia á continuacion de las llagas, y que hace mucho tiempo que está en uso contra la erisipela maligna, ó que se tema a la gangrena.
      • 1818 Anónimo "Aspecto-político" [01-12-1818] El Español Constitucional (Londres) Esp (HD)
        Bruselas, Enero 15. —La reina de Wurtemberg ha fallecido en la flor de su edad, de resultas de una erisipela maligna, que la ha arrebatado en cinco dias. Era la hermana favorita del emperador de Rusia.
      • 1822 San Germán, A. Trat elemental afectos esternos p. 7 Esp (BD)
        Si escende, se hace una coccion tumultuaria y precipitada, que en vez de pús produce tabo gangrenoso, como sucede en la erisipela maligna; y si falta, lo produce crudo é indigesto, como es de ver en las escrofulas.
      • 1843 Santero, T. Trad Colección obras Hipócrates Littré, III p. 180 Esp (BD)
        Entre las afecciones que se desarrollaron en la presente constitucion, es notable sobre todas la erisipela maligna que tan horrorosos estragos ocasionaba en los sugetos invadidos, especialmente en las parte pudendas, tomando el carácter de ella cualquiera solucion de continuidad ó lesion de la piel por insignificante que fuese.
      • 1872 Rivera, M. Gobernantes México p. 164 Mx (BD)
        Habiendo muerto la cristiana reina Isabel, esposa de Felipe IV, en 6 de Octubre 1644, enferma de erisipela maligna, se mandó en Nueva-España que los miembros de la Audiencia, Ayuntamientos y todas las demas autoridades y los vecinos vistieran luto y se hicieran las honras y demostraciones que en tales casos se acostumbraba.
      • 1772 Galisteo Xiorro, F. Trad Trat Enfermedades venéreas Astruc, I [1772] p. 47 Esp (BD)
        Del mismo modo se acabó tambien la enfermedad á quien los antiguos llamaron (*) Gemursa, que nacia entre los dedos de los pies, y de la que ya se ha olvidado, hasta el nombre; asi tambien aquella especie de Erisipela maligna, llamada conmunmente fuego de San Antonio, que tanto estrago hizo en las Galias, por los Siglos nono, y decimo, há ya mucho tiempo que desapareció.
      • 1779 Galisteo Xiorro, J. Trad Aphorismos cirugia Boerhaave, V p. 416 Esp (BD)
        Por exemplo, el veneno de las viruelas que se deposita en la cutis y excita pustulas inflamatorias, el de las enfermedades pestilenciales que se deposita en una parte, y causa carbuncos ú tumores inflamatorios y gangrenosos, conocidos baxo el nombre de antrax, el de una calentura maligna que suele ir á parar á las glandulas parotidas, á las de los sobacos, ingles &c. donde suscita inflamaciones seguidas de abscesos, que otras veces se dirige á la cutis y produce una erisipela maligna: asi esta materia heterogenea viene á ser, en la parte donde se deposita, causa de una enfermedad local.
      • 1786 Glz Centeno, V. Memorias Real Sociedad Medicina pp. 610-611 Esp (BD)
        A principios de Octubre del año pasado de 1775, en la Villa de Rivera, le sobrevino una Erisipela maligna en cabeza y cara, á Doña Francisca Pantoja, de estado honesto de 26 años, linfatica, y de vida sedentaria, habia padecido por Agosto del mismo año unas tercianas regulares, que se quitaron sin Quina.
      • 1789 Galisteo Xiorro, J. Trad Principios cirugía Faye p. 244 Esp (BD)
        Los sintomas que acompañan á la erisipela maligna, son una calentura considerable, vigilia, inquietud, delirio, &c.
      • 1790 Marín, F. Trad Enfermedades Ojos Gendron, I p. 100 Esp (BD)
        En la erisipela maligna la fiebre es considerable, el enfermo tiene agitaciones violentas, vigilias, y asimismo delirio: el dolor no se limita solamente en los párpados, sino que se extiende á la frente, sienes, y partes vecinas.
      • 1795 Ibáñez, F. Topografía hipocrática p. 173 Esp (BD)
        En vano se combaten de un golpe muchos y peligrosos accidentes; pero en este caso se rindieron á nuestra vigilancia y eficacia de la medicina, la cardialgia perniciosa que resultó, la erisipela maligna que apareció en la cabeza; y los vómitos y cursos atrabilarios, que desde el principio de la enfermedad acompañaron hasta el fin de ella.
      • 1799 Lavedán, A. Trad Medicina clínica, Quarin p. 489 Esp (BD)
        Desault empleaba con el mayor suceso los eméticos en las erisipelas gangrenosas, que sobrevenian, particularmente en los hospitales, con freqüencia á continuacion de las llagas, y que hace mucho tiempo que está en uso contra la erisipela maligna, ó que se tema a la gangrena.
      • 1818 Anónimo "Aspecto-político" [01-12-1818] El Español Constitucional (Londres) Esp (HD)
        Bruselas, Enero 15. —La reina de Wurtemberg ha fallecido en la flor de su edad, de resultas de una erisipela maligna, que la ha arrebatado en cinco dias. Era la hermana favorita del emperador de Rusia.
      • 1822 San Germán, A. Trat elemental afectos esternos p. 7 Esp (BD)
        Si escende, se hace una coccion tumultuaria y precipitada, que en vez de pús produce tabo gangrenoso, como sucede en la erisipela maligna; y si falta, lo produce crudo é indigesto, como es de ver en las escrofulas.
      • 1824 Mtz Caballero, C. Trad Medicina Práctica Thomas, I [1824] p. 111 Esp (BD)
        En la erisipela maligna estas vegigas degeneran algunas veces en úlceras rebeldes, y con frecuencia gangrenosas. Sin embargo, este accidente se observa raras veces, y aunque la superficie de la piel y las flictenas se manifiestan lívidas, y aun de un color negrusco, tanto este, como todos los otros síntomas, desaparecen al mismo tiempo.
      • 1834 Lletor Castroverde, J. "Memoria curacion triquiasis" [01-01-1834] p. 333 Repertorio Médico Extrangero (Madrid) Esp (HD)
        Una persona tuvo una erisipela maligna en la superficie externa de la pierna, y en el dorso del pie: el facultativo no conoció la enfermedad y la abandonó á sí misma, de donde resultó que se escefaló la piel y el tejido celular en toda esta extension, quedando descubiertos los músculos anterior de la pierna, extensor del dedo gordo del pie, el extensor comun de los dedos, los músculos del peroneo y sus tendones.
      • 1843 Santero, T. Trad Colección obras Hipócrates Littré, III p. 180 Esp (BD)
        Entre las afecciones que se desarrollaron en la presente constitucion, es notable sobre todas la erisipela maligna que tan horrorosos estragos ocasionaba en los sugetos invadidos, especialmente en las parte pudendas, tomando el carácter de ella cualquiera solucion de continuidad ó lesion de la piel por insignificante que fuese.
      • 1850 Fdz Morejón, A. Historia Medicina española, VI p. 26 Esp (BD)
        En la esposicion de algunas enfermedades particulaes describe la hidrofobia, la melancolia, la hipocondria, el temblor, los movimientos convulsivos, la erisipela maligna, las enfermedades mas graves de la cavidad vital, entre las que enumera los tubérculos del pulmon, las de la vejiga y riñones, la disenteria, y por ultimo, la cuestion por entonces célebre, llamada de la purgacion minorativa.
      • 1872 Rivera, M. Gobernantes México p. 164 Mx (BD)
        Habiendo muerto la cristiana reina Isabel, esposa de Felipe IV, en 6 de Octubre 1644, enferma de erisipela maligna, se mandó en Nueva-España que los miembros de la Audiencia, Ayuntamientos y todas las demas autoridades y los vecinos vistieran luto y se hicieran las honras y demostraciones que en tales casos se acostumbraba.
      • 1872 Velázquez Schz, J. Anales Sevilla pp. 231-232 Esp (BD)
        Cuando en la edad media tuvo consternador desarrollo en Europa la erisipela maligna, conocida con el nombre de fuego de San Anton, hubieron de crearse hospitales para los afectados de aquella dolencia eminentemente contajiosa, derivacion de la lepra asiática, importada por los cruzados, militares y peregrinos.
    4. s. f. Med. Con los modificadores bullosa o pustulosa, para referirse a la erisipela caracterizada por la aparición de vesículas llenas de pus.
      docs. (1776-2009) 13 ejemplos:
      • 1776 Galisteo y Xiorro, J. Trad Aphorismos cirugia, Boerhaave, III p. 109 Esp (BD)
        Pero aqui no se debe entender un tumor blando y frio, sino otro genero de mal muy diverso; pues para distinguirlos, el dia de hoy se da con razon el nombre de edema edematodes al tumor frio; y quando este tumor transparente y blanco está acompañado de mucho calor, se llama edema erysipelatoso. Este edema sucede, quando se inflaman los vasos tan pequeños, que no admiten ningun humor amarillo ni roxo, sino solo los transparentes [...]. Suele llamarse tambien erysipela pustulosa, porque causa un gran tumor en las partes que ocupa, principalmente en los parpados, y en toda la cara, si está en la cabeza.
      • 2009 Pigrau, C. "Infecciones piel" p. 86 Infecciones Staphylococus aureus Esp (BD)
        En la erisipela bullosa y en la facial, en países con una elevada incidencia de SARM-comunitario, se aconseja la vanomicina, la daptomicina o el linezolid.
      • 1776 Galisteo y Xiorro, J. Trad Aphorismos cirugia, Boerhaave, III p. 109 Esp (BD)
        Pero aqui no se debe entender un tumor blando y frio, sino otro genero de mal muy diverso; pues para distinguirlos, el dia de hoy se da con razon el nombre de edema edematodes al tumor frio; y quando este tumor transparente y blanco está acompañado de mucho calor, se llama edema erysipelatoso. Este edema sucede, quando se inflaman los vasos tan pequeños, que no admiten ningun humor amarillo ni roxo, sino solo los transparentes [...]. Suele llamarse tambien erysipela pustulosa, porque causa un gran tumor en las partes que ocupa, principalmente en los parpados, y en toda la cara, si está en la cabeza.
      • 1780 Galisteo Xiorro, J. Trad Cirugia Gorter p. 439 Esp (BD)
        Pero si la tal hinchazon leve y encendimiento de la cutis está acompañado de muchas pustulas, de las quales sale, en rebentandolas, un humor de consistencia media entre el pus é ichos, que dexa una ulcera muy llana y que cunde, la llamo yo Erisipela pustulosa; Celso la da el nombre de Fuego Sacro y Ambulante, y algunos la ponen en la clase de Herpes. Esta especie suele venir sobre el pecho, á los lados, y en las plantas de los pies y palmas de las manos.
      • 1820 Frutos Tegero, A. Trad Instituciones cirugía Capuron, I p. 36 Esp (BD)
        De la erisipela pustulosa. Sinonimia. Zoster, Ceñidor, hérpes miliar. Predisposicicon. El temperamento bilioso, la primavera, el otoño, las ciudades, la edad adulta. Causas ocasionales. Los alimentos acres, el abuso de espirituosos, la suciedad del estómago, muchas veces una causa desconocida.
      • 1824 Anónimo Trad DiccCiencias Médicas, XXI p. 37 Esp (BD)
        La erupcion miliar, ciertas viruelas locas intensas, y lo que llaman erisipela pustulosa, parace que son una cosa media entre las vejiguillas y las pústulas; es decir, que estas erupciones presentan unas elevacioncitas vesiculares llenas de un líquido turbio y espeso, que participa igualmente del pus de la serosidad.
      • 1839 Vidal, I. Trad Manual Medicina Hufeland, III p. 297 Esp (BD)
        La erisipela pustulosa ó bulosa debe curarse con arreglo á los mismos principios. Las vejiguillas se han de picar sin cortarlas, á fin de que salga el humor poco á poco, y no se quite la epidérmis, porque puede resultar una supuracion mui dolorosa y de mala naturaleza; mas si esto sucede, es mui útil cubrirlas con crema para disminuir el ardor y apresurar la curacion, y en los casos mas obstinados podemos recurrir al ungüento de cal, compuesto de partes iguales de azeite fresco de lino ó de adormideras esprimido en agua de cal, evitando las preparaciones de plomo, porque pueden producir metástasis peligrosas.
      • 1843 Schz Bustamante, A. Trad Tratado cirujia Chelius, I p. 75 Esp (BD)
        En la erisipela pustulosa y sus variedades se debe emplear con frecuencia el frío húmedo, segun Rust, en especial cuando su marcha es mas bien crónica que aguda y el aguda de Goulard con una corta adicion de tintura alcohólica de opio es lo que mas conviene. Si la erisipela termina por ulceracion ó gangrena, se debe tener mucho cuidado de facilitar la salida del pus.
      • 1857 Rdz Lpz, D. S. "Efectos aguas Teplitz" [01-12-1857] Anales de la Medicina homeopática (Madrid) Esp (HD)
        Vesículas en las dos piernas como en la erisipela bulosa.
      • 2009 Pigrau, C. "Infecciones piel" pp. 85-86 Infecciones Staphylococus aureus Esp (BD)
        En un estudio griego reciente, Staphylococcus aureus fue el patógeno más común en la denominada erisipela bullosa, una entidad poco frecuente que se ha relacionado también con la producción de la toxina TDDT-1 y toxinas exfoliaticas. En este trabajo que incluía a 14 pacientes con erisipela bullosa, seis de siete casos pro Staphylococcus aureus fueron causados por el SARM-CO.
      • 1776 Galisteo y Xiorro, J. Trad Aphorismos cirugia, Boerhaave, III p. 109 Esp (BD)
        Pero aqui no se debe entender un tumor blando y frio, sino otro genero de mal muy diverso; pues para distinguirlos, el dia de hoy se da con razon el nombre de edema edematodes al tumor frio; y quando este tumor transparente y blanco está acompañado de mucho calor, se llama edema erysipelatoso. Este edema sucede, quando se inflaman los vasos tan pequeños, que no admiten ningun humor amarillo ni roxo, sino solo los transparentes [...]. Suele llamarse tambien erysipela pustulosa, porque causa un gran tumor en las partes que ocupa, principalmente en los parpados, y en toda la cara, si está en la cabeza.
      • 1780 Galisteo Xiorro, J. Trad Cirugia Gorter p. 439 Esp (BD)
        Pero si la tal hinchazon leve y encendimiento de la cutis está acompañado de muchas pustulas, de las quales sale, en rebentandolas, un humor de consistencia media entre el pus é ichos, que dexa una ulcera muy llana y que cunde, la llamo yo Erisipela pustulosa; Celso la da el nombre de Fuego Sacro y Ambulante, y algunos la ponen en la clase de Herpes. Esta especie suele venir sobre el pecho, á los lados, y en las plantas de los pies y palmas de las manos.
      • 1820 Frutos Tegero, A. Trad Instituciones cirugía Capuron, I p. 36 Esp (BD)
        De la erisipela pustulosa. Sinonimia. Zoster, Ceñidor, hérpes miliar. Predisposicicon. El temperamento bilioso, la primavera, el otoño, las ciudades, la edad adulta. Causas ocasionales. Los alimentos acres, el abuso de espirituosos, la suciedad del estómago, muchas veces una causa desconocida.
      • 1824 Anónimo Trad DiccCiencias Médicas, XXI p. 37 Esp (BD)
        La erupcion miliar, ciertas viruelas locas intensas, y lo que llaman erisipela pustulosa, parace que son una cosa media entre las vejiguillas y las pústulas; es decir, que estas erupciones presentan unas elevacioncitas vesiculares llenas de un líquido turbio y espeso, que participa igualmente del pus de la serosidad.
      • 1834 Méndez, S./ Weyler, F. Trad Enfermedades sifilíticas, Lagneau, II p. 31 Esp (BD)
        Debo prevenir únicamente que en un pequeño número de enfermos, me ha presentado el inconveniente de determinar en las regiones axilares la erupcion de una erisipela pustulosa muy incómoda, y que se estendió mas ó menos sobre la parte superior del brazo igualmente que sobre el tronco, circunstancia que la he observado dos veces sobre cinco, y que me ha obligado á abandonar su uso.
      • 1839 Vidal, I. Trad Manual Medicina Hufeland, III p. 297 Esp (BD)
        La erisipela pustulosa ó bulosa debe curarse con arreglo á los mismos principios. Las vejiguillas se han de picar sin cortarlas, á fin de que salga el humor poco á poco, y no se quite la epidérmis, porque puede resultar una supuracion mui dolorosa y de mala naturaleza; mas si esto sucede, es mui útil cubrirlas con crema para disminuir el ardor y apresurar la curacion, y en los casos mas obstinados podemos recurrir al ungüento de cal, compuesto de partes iguales de azeite fresco de lino ó de adormideras esprimido en agua de cal, evitando las preparaciones de plomo, porque pueden producir metástasis peligrosas.
      • 1842 Alvz, F. / Vela, M. / Rodrigo, M. Trad Patología interna Frank, III pp. 344-345 Esp (BD)
        2. Distincion de las ampollas. La erisipela pustulosa confundida por algunos escritores con las ampollas (b), se diferencia de ellas en las ampollas despues de su erupcion no presentan mas rubicundez extendida que el borde rojo que las rodea exactamente, y se manifiestan en todas las partes del cuerpo principalmente en las piernas, al paso que la erisipela pustulosa, cuando se ha manifestado la pústula, cada vez se pone mas roja y no suele observarse sino en la cara.
      • 1843 Schz Bustamante, A. Trad Tratado cirujia Chelius, I p. 75 Esp (BD)
        En la erisipela pustulosa y sus variedades se debe emplear con frecuencia el frío húmedo, segun Rust, en especial cuando su marcha es mas bien crónica que aguda y el aguda de Goulard con una corta adicion de tintura alcohólica de opio es lo que mas conviene. Si la erisipela termina por ulceracion ó gangrena, se debe tener mucho cuidado de facilitar la salida del pus.
      • 1848 Murrieta, J. L. Tratado enfermedades piel p. 67 Esp (BD)
        En la erisipela pustulosa la piel está las mas veces teñida de color de rosa, las pústulas aparecen despues de la rubicundez, y su volúmen es muy variable: el asiento de las pústulas es superficial; una vez efectuada la erupcion, el ardor disminuye, y el enfermo durante la noche no esperimenta angustias [...].
      • 1849 Torres Villanueva, R. Trad Doctrina tratamiento homeopático Hahnemann p. 96 Esp (BD)
        En ciertos casos, con bastante fiebre, á veces con ampollas llenas de serosidad en la cara, que causan prurito, ardor, picotazos, y que se convierten en costras (erisipela pustulosa).
      • 1857 Rdz Lpz, D. S. "Efectos aguas Teplitz" [01-12-1857] Anales de la Medicina homeopática (Madrid) Esp (HD)
        Vesículas en las dos piernas como en la erisipela bulosa.
      • 2009 Pigrau, C. "Infecciones piel" pp. 85-86 Infecciones Staphylococus aureus Esp (BD)
        En un estudio griego reciente, Staphylococcus aureus fue el patógeno más común en la denominada erisipela bullosa, una entidad poco frecuente que se ha relacionado también con la producción de la toxina TDDT-1 y toxinas exfoliaticas. En este trabajo que incluía a 14 pacientes con erisipela bullosa, seis de siete casos pro Staphylococcus aureus fueron causados por el SARM-CO.
      • 2009 Pigrau, C. "Infecciones piel" p. 86 Infecciones Staphylococus aureus Esp (BD)
        En la erisipela bullosa y en la facial, en países con una elevada incidencia de SARM-comunitario, se aconseja la vanomicina, la daptomicina o el linezolid.
    5. Acepción en desuso
    6. s. f. Med. Con el modificador flemonosa, para referirse a la erisipela caracterizada por la supuración del tejido celular subcutáneo.
      docs. (1780-1862) 13 ejemplos:
      • 1780 Galisteo Xiorro, J. Trad Cirugia Gorter p. 438 Esp (BD)
        Algunas veces la Erisipela verdadera se junta con otras enfermedades, de lo qual resultan fenomenos procedentes de estas enfermedades, que no se deben mirar como propios de la Erisipela. Por esta razon los Antiguos la llamaron Erisipela Flemonosa, Edematosa y Escirrosa, quando la acompañaban los sintomas de estas enfermedades.
      • 1862 Schz Ocaña, E. Trad Patología Gintrac, V [1862] p. 33 Esp (BD)
        La complicacion llamada erisipela flegmonosa, está constituida por una viva flegmasía del tejido celular, que se extiende á la mayor parte de la region ocupada por el exantema, y tiene una gran tendencia á terminar por supuracion. El flemon que se une á la erisipela no se parece al simple y circunscrito; es, por el contrario, difuso, y produce una gran coleccion de pus ó focos numerosos y diseminados, con desprendimiento de la piel ó escaras gangrenosas.
      • 1780 Galisteo Xiorro, J. Trad Cirugia Gorter p. 438 Esp (BD)
        Algunas veces la Erisipela verdadera se junta con otras enfermedades, de lo qual resultan fenomenos procedentes de estas enfermedades, que no se deben mirar como propios de la Erisipela. Por esta razon los Antiguos la llamaron Erisipela Flemonosa, Edematosa y Escirrosa, quando la acompañaban los sintomas de estas enfermedades.
      • 1783 Carballo, J. I. Trad Cirujano instruido Goulard p. 15 Esp (BD)
        Mr. Guilemon, mi hermano, visitaba á un enfermo, que padecia una Erisipela flemonosa en la parte anterior de un muslo, con un dolor y tension en alto grado: la parte estaba salpicada de vegigas, que hacian temer gangrena.
      • 1789 Galisteo Xiorro, J. Trad Principios cirugía Faye p. 252 Esp (BD)
        La complicada es aquella que se halla junta con un flemon, una edema, ó un escirro. Llamase este tumor erisipela, porque mas es erisipela que otro cualquier apostema. No obstante para denotar su complicacion, se llama erisipela flemonosa, edematosa, ó escirrosa.
      • 1792 Piñera Siles, B. Trad Elementos Medicina Práctica Cullen, IV [1792] p. 334 Esp (BD)
        En la erisipela flemonosa la calentura y el calor son fuertes, la sed considerable y la sangre que en ella se extrae costrosa: la parte en que se hace la erupcion se pone roxa, quemante, tensa, dolorosa y muchas veces granujosa: despues la cutícula se vuelve amarilla, se seca y se cae por escamas: alguna vez se levantan en ella pústulas que arrojan un humor viscoso, y forma costras [...].
      • 1807 García, S. Trad Elementos patología Aubin I p. 130 Esp (BD)
        Como el texido adiposo ó grasoso es mas abundante en los sobacos, íngles, y alrededores del ano, que en otras partes, por eso el flemon es mas freqüente en estos sitios. Así como hay una erisipela flemonosa, así tambien hay un flemon erisipelatoso.
      • 1814 Vidal, D. Trat tumores humorales I p. 27 Esp (BD)
        Y así quando el Cirujano es llamado para ver un enfermo en quien encuentra, por exemplo, un flemon acompañado de erisipela, no puede saber si es erisipela flemonosa ó flemon erisipelatoso sino informéndose qual fué el primero que apareció; y segun la naturaleza de este, así dirá con propiedad si es flemon erisipelatoso ó erisipela flemonosa.
      • 1830 Hurtado Mendoza, M. Trat Anatomía, III p. 207 Esp (BD)
        En la capa celulosa ó sub cutánea de esta misma parte anterior del codo, es en la que tiene su asiento la erisipela flemonosa; y desde entonces se concibe la facilidad con que la inflamacion y el pus pueden dirigirse á las regiones inmediatas.
      • 1842 García Galtés, I. Manual afectos esternos p. 148 Esp (BD)
        La erisipela flemonosa debe combatirse pronta y enérgicamente, en su principio con los tópicos emolientes, y si el sugeto es pletorio, robusto, la sangría general, las aplicaciones de sanguijuelas en gran número, y la compresion métodica, atendiendo siempre al estado de las vísceras. Cuando esta erisipela se estiende indefinidamente, se aconseja la aplicacion de un vejigatorio ó cauterio en su centro para fijarla.
      • 1862 Schz Ocaña, E. Trad Patología Gintrac, V [1862] p. 33 Esp (BD)
        La complicacion llamada erisipela flegmonosa, está constituida por una viva flegmasía del tejido celular, que se extiende á la mayor parte de la region ocupada por el exantema, y tiene una gran tendencia á terminar por supuracion. El flemon que se une á la erisipela no se parece al simple y circunscrito; es, por el contrario, difuso, y produce una gran coleccion de pus ó focos numerosos y diseminados, con desprendimiento de la piel ó escaras gangrenosas.
      • 1780 Galisteo Xiorro, J. Trad Cirugia Gorter p. 438 Esp (BD)
        Algunas veces la Erisipela verdadera se junta con otras enfermedades, de lo qual resultan fenomenos procedentes de estas enfermedades, que no se deben mirar como propios de la Erisipela. Por esta razon los Antiguos la llamaron Erisipela Flemonosa, Edematosa y Escirrosa, quando la acompañaban los sintomas de estas enfermedades.
      • 1783 Carballo, J. I. Trad Cirujano instruido Goulard p. 15 Esp (BD)
        Mr. Guilemon, mi hermano, visitaba á un enfermo, que padecia una Erisipela flemonosa en la parte anterior de un muslo, con un dolor y tension en alto grado: la parte estaba salpicada de vegigas, que hacian temer gangrena.
      • 1789 Galisteo Xiorro, J. Trad Principios cirugía Faye p. 252 Esp (BD)
        La complicada es aquella que se halla junta con un flemon, una edema, ó un escirro. Llamase este tumor erisipela, porque mas es erisipela que otro cualquier apostema. No obstante para denotar su complicacion, se llama erisipela flemonosa, edematosa, ó escirrosa.
      • 1792 Piñera Siles, B. Trad Elementos Medicina Práctica Cullen, IV [1792] p. 334 Esp (BD)
        En la erisipela flemonosa la calentura y el calor son fuertes, la sed considerable y la sangre que en ella se extrae costrosa: la parte en que se hace la erupcion se pone roxa, quemante, tensa, dolorosa y muchas veces granujosa: despues la cutícula se vuelve amarilla, se seca y se cae por escamas: alguna vez se levantan en ella pústulas que arrojan un humor viscoso, y forma costras [...].
      • 1807 García, S. Trad Elementos patología Aubin I p. 130 Esp (BD)
        Como el texido adiposo ó grasoso es mas abundante en los sobacos, íngles, y alrededores del ano, que en otras partes, por eso el flemon es mas freqüente en estos sitios. Así como hay una erisipela flemonosa, así tambien hay un flemon erisipelatoso.
      • 1813 García, S. Trad Curso cirugía Bell V Esp (BD)
        La otra especie que nosotros llamamos erisipela flemonosa corresponde al flemon erisipelatoso de los antiguos, y en parte á la que llaman erisipela flemonosa. Esta es la erisipela complicada de flemon de que hablan los libros elementales modernos. En esta la cutis se halla mas elevada, el tumor mas profundo, mas duro, y de un color mas obscuro, hay tension en la cutis; el dolor habitual pungitivo, se hace pulsativo por intervalos.
      • 1814 Vidal, D. Trat tumores humorales I p. 27 Esp (BD)
        Y así quando el Cirujano es llamado para ver un enfermo en quien encuentra, por exemplo, un flemon acompañado de erisipela, no puede saber si es erisipela flemonosa ó flemon erisipelatoso sino informéndose qual fué el primero que apareció; y segun la naturaleza de este, así dirá con propiedad si es flemon erisipelatoso ó erisipela flemonosa.
      • 1828 Hurtado Mendoza, M. Décadas Medicina, XX p. 244 Esp (BD)
        Mr. Gendrin refiere el caso de un hombre de cuarenta y nueve años, que sucumbió a una erisipela flemonosa, y en cuyas venas se encontró pus procedente del foco flemonoso: con este motivo refiere algunos hechos análogos recogidos por varios observadores.
      • 1830 Hurtado Mendoza, M. Trat Anatomía, III p. 207 Esp (BD)
        En la capa celulosa ó sub cutánea de esta misma parte anterior del codo, es en la que tiene su asiento la erisipela flemonosa; y desde entonces se concibe la facilidad con que la inflamacion y el pus pueden dirigirse á las regiones inmediatas.
      • 1839 Gerber Robles, J. Trad Enfermedades piel, I p.42 Esp (BD)
        La erisipela flemonosa exije un tratamiento muy enérjico, que deberá modificarse segun la estension y gravedad del mal. Las sangrías jenerales y locales, y á veces unas y otras, serán empleadas con vigor desde el principio.
      • 1840 Alfaro, N. Trat Enfermedades cutáneas II p. 191 Esp (BD)
        La erisipela flemonosa suele complicarse con la flebitis y determinar absorciones purulentas que originan con frecuencia la muerte. En ciertos casos la erupcion se ha manifestado como una crisis saludable, y particularmente en la gota y el reumatismo.
      • 1842 García Galtés, I. Manual afectos esternos p. 148 Esp (BD)
        La erisipela flemonosa debe combatirse pronta y enérgicamente, en su principio con los tópicos emolientes, y si el sugeto es pletorio, robusto, la sangría general, las aplicaciones de sanguijuelas en gran número, y la compresion métodica, atendiendo siempre al estado de las vísceras. Cuando esta erisipela se estiende indefinidamente, se aconseja la aplicacion de un vejigatorio ó cauterio en su centro para fijarla.
      • 1862 Schz Ocaña, E. Trad Patología Gintrac, V [1862] p. 33 Esp (BD)
        La complicacion llamada erisipela flegmonosa, está constituida por una viva flegmasía del tejido celular, que se extiende á la mayor parte de la region ocupada por el exantema, y tiene una gran tendencia á terminar por supuracion. El flemon que se une á la erisipela no se parece al simple y circunscrito; es, por el contrario, difuso, y produce una gran coleccion de pus ó focos numerosos y diseminados, con desprendimiento de la piel ó escaras gangrenosas.
    7. s. f. Con los modificadores eczematosa, miliar o vesiculosa, para referirse a la erisipela caracterizada por la aparición de multitud de vesículas dolorosas.
      docs. (1788-1913) 17 ejemplos:
      • 1788 Fernández, R. Principios cirugía general p. 292 Esp (BD)
        Se llama erisipela fija, quando no muda de sitio, y quando le muda ambulante: la que viene de tiempo en tiempo, se llama periódica: sucede algunas veces que el cutis se pone lleno de granos pequeños, y entónces se llama erisipela miliar.
      • 1913 Anónimo "Hace cincuenta años" [14-04-1913] La Correspondencia de España (Madrid) Esp (HD)
        El Sr. Olózaga dejó el lecho el 11, y continuaba convaleciendo entre sus buenos amigos los cartageneses. La enfermedad que ha sufrido ha sido una erisipela vesiculosa.
      • 1788 Fernández, R. Principios cirugía general p. 292 Esp (BD)
        Se llama erisipela fija, quando no muda de sitio, y quando le muda ambulante: la que viene de tiempo en tiempo, se llama periódica: sucede algunas veces que el cutis se pone lleno de granos pequeños, y entónces se llama erisipela miliar.
      • 1789 Galisteo Xiorro, J. Trad Principios cirugía Faye p. 242 Esp (BD)
        La erisipela miliar, como se ha dicho, es aquella en que está la cutis pustulosa ó granujada. Creese que procede de la linfa, que habiendo separado la cutícula de la cutis, sea por su acritud; ó sea por su abundancia, se derrama entre la cutis y la cuticula; y forma en la superficie de la cutis elevaciones pequeñas mas ó menos considerables.
      • 1789 Piñera Siles, B. Trad Elementos Medicina Práctica Cullen, II [1789] p. 64 Esp (BD)
        La pielecilla que contiene al humor es muy delgada. Muchos granos se apiñan, y forman una gran vexiga llena de suero. Quando esta vexiga se abre, la cutis que está por baxo se descubre pálida, del mismo modo que el círculo de los granos. Todas las partes estan extraordinariamente hinchadas, y como edematosas; en fin la calentura está acompañada de síntomas particulares al typhus, ó de una especie de erisipela miliar semejante á la que se observa en la 7.ª especie de Viruela discreta.
      • 1790 Marín, F. Trad Enfermedades Ojos L. F. Deshais Gendron II p. 99 Esp (BD)
        La causa de la erisipela miliar es la abundancia de lympha, ó su acrimonia, que desuniendo el epidermis del cútis, forma sobre la superficie elevaciones mas ó ménos considerables.
      • 1807 García, S. Trad Enfermedades huesos Richerand I [1807] p. 125 Esp (BD)
        Unas veces la inflamacion se disipa poco á poco; otras se complica con vexigillas, y se llama erisipela miliar: esta última tambien se complica con la gangrena.
      • 1842 Losada Somoza, F. Trad DiccMedicinaCirugia Andral V Esp (BD)
        Se ha usado en medicina diferentes especies de esta planta, tales como la clamatis flammula, la mauritiana, la recta y la vitalba. Esta última se conoce con el nombre de yerva de pordioseros, porque la emplean los mendigos para producirse una especie de erisipela vesiculosa en varias partes del cuerpo, con el fin de escitar la compasion y de obtener mas limosna.
      • 1843 Jiménez, M. (dir.) Trad Diccionarios Medicina Fabre, IV Esp (BD)
        Erisipela vesiculosa ó miliar. Se manifiesta principalmente cuando la erisipela es producida por una aplicacion irritante sobre la piel, una cataplasma que ha fermentado, una pomada rancia, &c.; el tegumento rojo y vivamente inflamado se cubre al segundo ó cuarto dia de vesículas mas ó menos voluminosas y munerosas [sic], discretas ó confluentes.
      • 1857 Anónimo Trad Patología, Grisolle, II p. 131 Esp (BD)
        1.º Variedades de la erisipela relativas á los fenómenos locales. —Cuando la erisipela es muy intensa, hay exhalacion de serosidad por debajo de la epidermis á la cual eleva, formándose entonces en la superficie inflamada, ora pequeñas vesículas semejantes á las del eczema (erisipela eczematosa ó miliar), ó bien consisten en vejigas ó ampollas (erisipela flictenoides, penfigoides ó papulosa).
      • 1876 Rino Hurtado, P. Trad Manual medicina homeopática Jahr, III p. 160 Esp (BD)
        Erisipela vesiculosa, enfermedad que tiene mucha analogía con el Péntigo agudo, y que no deja de ser admirable que los mismos medicamentos curen estas dos enfermedades.
      • 1913 Anónimo "Hace cincuenta años" [14-04-1913] La Correspondencia de España (Madrid) Esp (HD)
        El Sr. Olózaga dejó el lecho el 11, y continuaba convaleciendo entre sus buenos amigos los cartageneses. La enfermedad que ha sufrido ha sido una erisipela vesiculosa.
      • 1788 Fernández, R. Principios cirugía general p. 292 Esp (BD)
        Se llama erisipela fija, quando no muda de sitio, y quando le muda ambulante: la que viene de tiempo en tiempo, se llama periódica: sucede algunas veces que el cutis se pone lleno de granos pequeños, y entónces se llama erisipela miliar.
      • 1789 Galisteo Xiorro, J. Trad Principios cirugía Faye p. 242 Esp (BD)
        La erisipela miliar, como se ha dicho, es aquella en que está la cutis pustulosa ó granujada. Creese que procede de la linfa, que habiendo separado la cutícula de la cutis, sea por su acritud; ó sea por su abundancia, se derrama entre la cutis y la cuticula; y forma en la superficie de la cutis elevaciones pequeñas mas ó menos considerables.
      • 1789 Piñera Siles, B. Trad Elementos Medicina Práctica Cullen, II [1789] p. 64 Esp (BD)
        La pielecilla que contiene al humor es muy delgada. Muchos granos se apiñan, y forman una gran vexiga llena de suero. Quando esta vexiga se abre, la cutis que está por baxo se descubre pálida, del mismo modo que el círculo de los granos. Todas las partes estan extraordinariamente hinchadas, y como edematosas; en fin la calentura está acompañada de síntomas particulares al typhus, ó de una especie de erisipela miliar semejante á la que se observa en la 7.ª especie de Viruela discreta.
      • 1790 Marín, F. Trad Enfermedades Ojos L. F. Deshais Gendron II p. 99 Esp (BD)
        La causa de la erisipela miliar es la abundancia de lympha, ó su acrimonia, que desuniendo el epidermis del cútis, forma sobre la superficie elevaciones mas ó ménos considerables.
      • 1807 García, S. Trad Enfermedades huesos Richerand I [1807] p. 125 Esp (BD)
        Unas veces la inflamacion se disipa poco á poco; otras se complica con vexigillas, y se llama erisipela miliar: esta última tambien se complica con la gangrena.
      • 1836 Juanich, F. Tratado materia médica p. 167 Esp (BD)
        Pero el producto que mas se utiliza son las hojas: machacadas estas y aplicadas sobre la piel determinan con prontitud una erisipela vesiculosa, y parece la parte afectada de una quemadura.
      • 1840 Alfaro, N. Tratado enfermedades cutáneas, I p. 194 Esp (BD)
        La erisipela vesiculosa no presenta otra indicacion que la de abrir las flictenas para dar salida á la serosidad y evitar el desprendimiento del epidérmis.
      • 1842 Losada Somoza, F. Trad DiccMedicinaCirugia Andral V Esp (BD)
        Se ha usado en medicina diferentes especies de esta planta, tales como la clamatis flammula, la mauritiana, la recta y la vitalba. Esta última se conoce con el nombre de yerva de pordioseros, porque la emplean los mendigos para producirse una especie de erisipela vesiculosa en varias partes del cuerpo, con el fin de escitar la compasion y de obtener mas limosna.
      • 1843 Federico, R. Trad Nuevo Compendio Médico Bossu II p. 108 Esp (BD)
        A los tres ó cuatro dias, suele elevarse el epidermis en forma de vesículas mas ó menos anchas ó numerosas (erisipela vesiculosa), rompiéndose en seguida, y fluyendo una serosidad amarillenta que forma al secarse unas costritas negruzcas y persistentes.
      • 1843 Jiménez, M. (dir.) Trad Diccionarios Medicina Fabre, IV Esp (BD)
        Erisipela vesiculosa ó miliar. Se manifiesta principalmente cuando la erisipela es producida por una aplicacion irritante sobre la piel, una cataplasma que ha fermentado, una pomada rancia, &c.; el tegumento rojo y vivamente inflamado se cubre al segundo ó cuarto dia de vesículas mas ó menos voluminosas y munerosas [sic], discretas ó confluentes.
      • 1846 Calvo Asensio, P. Trad Tratado toxicología Orfila, III p. 162 Esp (BD)
        En enero de 1819 un jardinero habia cortado muchos arbustos de toxicodendro. Se le cubrió el cuerpo desde luego de una erisipela vesiculosa y la cabeza muy hinchada.
      • 1848 Merino Torija, A. / Hnz. Espeso, P. Trad Manual medicina homeopática Jahr, III p. 98 Esp (BD)
        Rhus si el exantema degenera en una especie de erisipela vesiculosa, con somnolencia, agitacion, sobresaltos, estranguria, y mucha sed.
      • 1857 Anónimo Trad Patología, Grisolle, II p. 131 Esp (BD)
        1.º Variedades de la erisipela relativas á los fenómenos locales. —Cuando la erisipela es muy intensa, hay exhalacion de serosidad por debajo de la epidermis á la cual eleva, formándose entonces en la superficie inflamada, ora pequeñas vesículas semejantes á las del eczema (erisipela eczematosa ó miliar), ó bien consisten en vejigas ó ampollas (erisipela flictenoides, penfigoides ó papulosa).
      • 1864 Anónimo (I. O. B.) "Cantáridas erisipela vesiculosa" [10-01-1864] El Criterio Médico (Madrid) Esp (HD)
        El Dr. Lougeay aconseja el uso de las cantáridas á la dósis de 3 á 5 gotas de la tintura pura cada cinco minutos en los casos graves de erisipela vesiculosa de la cara. Segun este profesor, el alivio es casi seguro á la tercera dósis, y manifiesta no haber obtenido este resultado de las dilucionos [sic] más altas, y que no ha visto presentarse los efectos patogénicos de esa sustancia en los órganos urinarios ó genitales.
      • 1873 Álvz Glz, P. "Sesion literaria" [10-01-1873] El Criterio Médico (Madrid) Esp (HD)
        Erisipela vesiculosa y flictenoides. Puede tambien usarse útilemnte la belladona en esta especie de erisipela cuando los síntomas generales indicados en la primera forma reclamen este medicamento, porque entre sus síntomas patogenésicos se halla: erupcion de vesículas dolorosas, que hacen gritar y echan mucha agua; y en el esternon ampollas dolorosas y llenas de serosidad.
      • 1876 Rino Hurtado, P. Trad Manual medicina homeopática Jahr, III p. 160 Esp (BD)
        Erisipela vesiculosa, enfermedad que tiene mucha analogía con el Péntigo agudo, y que no deja de ser admirable que los mismos medicamentos curen estas dos enfermedades.
      • 1913 Anónimo "Hace cincuenta años" [14-04-1913] La Correspondencia de España (Madrid) Esp (HD)
        El Sr. Olózaga dejó el lecho el 11, y continuaba convaleciendo entre sus buenos amigos los cartageneses. La enfermedad que ha sufrido ha sido una erisipela vesiculosa.
    8. Acepción en desuso
    9. s. f. Med. Con los modificadores fija, secundaria, simple o sintomática, para referirse a la erisipela que se limita al foco original.
      docs. (1788-1870) 9 ejemplos:
      • 1788 Fernández, R. Principios cirugía general p. 294 Esp (BD)
        La erisipela fija, simptomática y simple es menos peligrosa que la compuesta ó complicada: la que no es acompañada de símptomas peligroso, se cura mas fácilmente que la que lo es, la que se presenta en la cabeza: cuando es considerable puede causar el delirio y la trasmutacion al cerebro: la que se presenta en el cuello, acompañada de embarazos en las carótidas y en las yugulares, es mui peligrosa [...].
      • 1848 Alonso, F. / Escolar, S. Trad Médico práctico, Valleix, XIII p. 123 Esp (BD)
        La erisipela es la inflamacion de la piel (erisipela simple), que á veces se estiende al tejido celular subcutáneo (erisipela flegmonosa), y que de ordinario parte de un punto central para estenderse á las partes vecinas (erisipela fija), serpeando por decirlo así, sobre la superficie cutánea é invadiendo sucesivamente una grande estension del cuerpo (erisipela ambulante). Basta esta simple definicion y me parece inútil añadirle los principales caractéres sintomáticos de la afeccion.
      • 1851 Álvz Chamorro, M. Trad Enfermedades quirúrgicas Boyer, I p. 293 Esp (BD)
        La erisipela ambulante, es decir, la que se dirige de una arte á otra, es siempre mas peligrosa que la erisipela fija, porque puede ser seguida de una metástasis funesta.
      • 1870 Gmz Pamo, M. Trad Manual Patología Fort I p. 364 Esp (BD)
        D. Bajo el punto de vista de su curso se describe: 1.º la erisipela fija: 2.º la erisipela ambulante, que se estiende en diversos sentidos: 3.º la erisipela errática, que salta de uno á otro punto del cuerpo, algunas veces á gran distancia: 4.º erisipela miliar, cuando existe una erupcion vesiculosa sobre el punto enfermo: 5.º erisipela flictenoides, la que presenta flictenas llenas de un líquido seroso, sero-sanguinolento ó sero-purulento, etc.
      • 1788 Fernández, R. Principios cirugía general p. 294 Esp (BD)
        La erisipela fija, simptomática y simple es menos peligrosa que la compuesta ó complicada: la que no es acompañada de símptomas peligroso, se cura mas fácilmente que la que lo es, la que se presenta en la cabeza: cuando es considerable puede causar el delirio y la trasmutacion al cerebro: la que se presenta en el cuello, acompañada de embarazos en las carótidas y en las yugulares, es mui peligrosa [...].
      • 1822 Anónimo Trad DiccCiencias Médicas, XI p. 318 Esp (BD)
        1.º la erisipela idiopática, primitiva ó esencial, esto es, la que viene espontáneamente sin haber precedido ninguna enfermedad, y nace de una causa interna; 2.º la erisipela sintomática ó secundaria, la cual depende de otro afecto, y marcha juntamente con él; 3.º la erisipela accidental, conviene á saber, la promovida casualmente por una causa esterna y manifiesta. Se ve con evidencia, que esta division debe conducir directamente á una curacion mas racional, y por consiguiente á la mas eficaz.
      • 1822 Anónimo Trad DiccCiencias Médicas, XI p. 327 Esp (BD)
        Poco tengo que decir acerca de la curacion de la erisipela secundaria ó sintomática: siendo menos importante en general que la enfermedad que la acompaña, deberá estar subordinada á esta. Asi, cuando se manifiesta junto á una herida, á un herpes, &c. su curacion admite las modificaciones que dependen de estos varios afectos morbosos: toda esposicion sobre este particular seria superflua y nos espondria á repeticiones.
      • 1846 Anónimo Trad Patología, Grisolle, I p. 301 Esp (BD)
        La erisipela casi nunca se limita á los puntos que ocupa primitivamente (erisipela fija), sino que tiende sin cesar á invadir nuevas superficies, lo cual constituye uno de los caractéres mas notables de esta afeccion. Por lo comun suele propagarse de trecho en trecho, en cuyo caso se dice que la erisipela es serpiginosa, y puede invadir así sucesivamente toda la superficie del cuerpo, ó bien se trasmite á un punto mas ó menos distante, sin interesar las partes intermedias: entonces se llama ambulante; pero este modo de propagacion es el mas raro.
      • 1848 Alonso, F. / Escolar, S. Trad Médico práctico, Valleix, XIII p. 123 Esp (BD)
        La erisipela es la inflamacion de la piel (erisipela simple), que á veces se estiende al tejido celular subcutáneo (erisipela flegmonosa), y que de ordinario parte de un punto central para estenderse á las partes vecinas (erisipela fija), serpeando por decirlo así, sobre la superficie cutánea é invadiendo sucesivamente una grande estension del cuerpo (erisipela ambulante). Basta esta simple definicion y me parece inútil añadirle los principales caractéres sintomáticos de la afeccion.
      • 1851 Velasco, J. M. Trad Trat Medicina Frank (2.ª ed.) [1851] p. 156 Esp (BD)
        Cuando la flegmasía no está mantenida por la presencia de un cálculo en la vejiga, por un obstáculo cualquiera detenido en la próstata ó en la uretra, se juzga, como la nefritis, por una orina copiosa y puriforme con sedimento blanco [...]. Es muy comun que termine repentinamente por la aparición de una erisipela fija y permanente en la superficie cutánea. En estos casos, el tumor que formaba la vejiga se deprime y se pone flexible, la fiebre disminuye, y las escreciones alvinas adquieren su libertad.
      • 1851 Álvz Chamorro, M. Trad Enfermedades quirúrgicas Boyer, I p. 293 Esp (BD)
        La erisipela ambulante, es decir, la que se dirige de una arte á otra, es siempre mas peligrosa que la erisipela fija, porque puede ser seguida de una metástasis funesta.
      • 1868 Gassó, J. / Tragó, N. Trad Patología Monneret, III p. 323 Esp (BD)
        Complicaciones. —Algunas de ellas parecen ser tan solo la exageracion del tífus mismo, otras son accidentales. Vamos á mencionarlas ligeramente, despues de rogar al lector que consulte el capítulo concerniente á la fiebre tifoídea, pues las complicaciones son idénticas en ambas enfermedades. Entre las primeras citarémos la otitis, la otorrea, los abscesos, los forúnculos, los flemones profundos de los miembros, la erisipela secundaria, las escaras, etc.
      • 1870 Gmz Pamo, M. Trad Manual Patología Fort I p. 364 Esp (BD)
        D. Bajo el punto de vista de su curso se describe: 1.º la erisipela fija: 2.º la erisipela ambulante, que se estiende en diversos sentidos: 3.º la erisipela errática, que salta de uno á otro punto del cuerpo, algunas veces á gran distancia: 4.º erisipela miliar, cuando existe una erupcion vesiculosa sobre el punto enfermo: 5.º erisipela flictenoides, la que presenta flictenas llenas de un líquido seroso, sero-sanguinolento ó sero-purulento, etc.
    10. Acepción en desuso
    11. s. f. Med. Con el modificador biliosa, para referirse a la erisipela caracterizada por la aparición de unas manchas blanquecinas y amarillentas en la lengua, acompañadas de una gastritis.
      docs. (1798-1852) 11 ejemplos:
      • 1798 Lavedán, A. Trad Farmacologia, Plenck p. 355 Esp (BD)
        Usos: en las enfermedades causadas por la saburra de primeras vias, como la erisipela biliosa, el carbunco, la supuracion de mala calidad de una herida ó de una úlcera, para la angina, y la ophtalmia causada por un vicio del estómago, los tumores hidrópicos, las hemorroides ciegas, las concreciones biliosas de la vexiga de la hiel, y de la entumescencia que resulta á esta vexiga de estas concreciones.
      • 1852 Alvz Alcalá, F. / Rodrigo, J. / Amado Salazar, B. Trad Guía médico práctico, Valleix, IX p. 124 (BD)
        Se ha esplicado la eficacia de los vomitivos por el estado bilioso en que se encuentran los enfermos, y aun se ha descrito una variedad de erisipela con el nombre de erisipela biliosa; pero es imposible decir cuál es el grado de utilidad de los vomitivos, porque no se ha presentado en su favor el resultado de una análisis satisfactoria de los hechos.
      • 1798 Lavedán, A. Trad Farmacologia, Plenck p. 355 Esp (BD)
        Usos: en las enfermedades causadas por la saburra de primeras vias, como la erisipela biliosa, el carbunco, la supuracion de mala calidad de una herida ó de una úlcera, para la angina, y la ophtalmia causada por un vicio del estómago, los tumores hidrópicos, las hemorroides ciegas, las concreciones biliosas de la vexiga de la hiel, y de la entumescencia que resulta á esta vexiga de estas concreciones.
      • 1813 García, S. Trad Curso cirugía Bell V p. 127 Esp (BD)
        La erisipela biliosa por considerable que sea, y qualesquiera que se la parte que ocupa, cede ordinariamente en pocos dias, á este método Desoult no ha encontrado alguna que no se haya disipado asi.
      • 1822 Anónimo Trad Nosografía Richerand p. 135 Esp (BD)
        En la curacion de la erisipela biliosa se principiará con un vomitivo, se pondrá al enfermo al uso de las bebidas refrigerantes y diluentes, hechas laxativas con la adicion del cremor de tártaro, del zumo de tamarindos ó de los sulfatos de sosa y de magnesia, el caldo de ternera ó de pollo, y otras bebidas análogas.
      • 1828 Delgrás, M. / Argumosa, D. Trad Patología, Roche y Sanson, I p. 251 Esp (BD)
        La erisipela depende muchas veces de una gastro-enteritis; y en este caso, tres ó cuatro dias antes de su aparicion se observan los síntomas de flegmasía, tales como el dolor en el epigástrio, astío, nauseas, amargor de boca, sed viva, lengua blanca, ó amarilla en el centro, y encarnada por los bordes y puntas, lasitudes espontáneas, escalofrios, incomodidad general, dureza y frecuencia de pulso, calor acre y mordicante de la piel &c. (erisipela biliosa de los autores).
      • 1843 Frau, R. Trad Cirugia Begin I p. 110 Esp (BD)
        Cuando la erisipela biliosa se presenta con síntomas intensos es de temer termine por gangrena, mayormente si recae en sugetos débiles y mal alimentados. La calentura que la acompaña puede convertirse fácilmente en adinámica ó tifoidea.
      • 1852 Alvz Alcalá, F. / Rodrigo, J. / Amado Salazar, B. Trad Guía médico práctico, Valleix, IX p. 124 (BD)
        Se ha esplicado la eficacia de los vomitivos por el estado bilioso en que se encuentran los enfermos, y aun se ha descrito una variedad de erisipela con el nombre de erisipela biliosa; pero es imposible decir cuál es el grado de utilidad de los vomitivos, porque no se ha presentado en su favor el resultado de una análisis satisfactoria de los hechos.
      • 1798 Lavedán, A. Trad Farmacologia, Plenck p. 355 Esp (BD)
        Usos: en las enfermedades causadas por la saburra de primeras vias, como la erisipela biliosa, el carbunco, la supuracion de mala calidad de una herida ó de una úlcera, para la angina, y la ophtalmia causada por un vicio del estómago, los tumores hidrópicos, las hemorroides ciegas, las concreciones biliosas de la vexiga de la hiel, y de la entumescencia que resulta á esta vexiga de estas concreciones.
      • 1813 García, S. Trad Curso cirugía Bell V p. 127 Esp (BD)
        La erisipela biliosa por considerable que sea, y qualesquiera que se la parte que ocupa, cede ordinariamente en pocos dias, á este método Desoult no ha encontrado alguna que no se haya disipado asi.
      • 1822 Anónimo (F. J. L.) "Materia médica" [01-12-1822] Periódico de la Sociedad Médico-Quirúrgica de Cádiz (Cádiz) Esp (HD)
        Las consideraciones derivadas del temperamento de este individuo, de sus antiguos padeceres, entre estos una erisipela biliosa que le sobrevino algunas veces ántes del accidente apopléctico, los vómitos que solía tener por las mañanas, la tos seca y frecuente [...].
      • 1822 Anónimo Trad Nosografía Richerand p. 135 Esp (BD)
        En la curacion de la erisipela biliosa se principiará con un vomitivo, se pondrá al enfermo al uso de las bebidas refrigerantes y diluentes, hechas laxativas con la adicion del cremor de tártaro, del zumo de tamarindos ó de los sulfatos de sosa y de magnesia, el caldo de ternera ó de pollo, y otras bebidas análogas.
      • 1822 Anónimo Trad Nosografía Richerand p. 135 Esp (BD)
        Está reconocida universalmente la casi inutilidad de los tópicos en la cura de la erisipela biliosa: algunos prácticos cubren con almidon la parte inflamada, teniéndolo por mas favorable que no el contacto del aire [...].
      • 1828 Delgrás, M. / Argumosa, D. Trad Patología, Roche y Sanson, I p. 251 Esp (BD)
        La erisipela depende muchas veces de una gastro-enteritis; y en este caso, tres ó cuatro dias antes de su aparicion se observan los síntomas de flegmasía, tales como el dolor en el epigástrio, astío, nauseas, amargor de boca, sed viva, lengua blanca, ó amarilla en el centro, y encarnada por los bordes y puntas, lasitudes espontáneas, escalofrios, incomodidad general, dureza y frecuencia de pulso, calor acre y mordicante de la piel &c. (erisipela biliosa de los autores).
      • 1832 Grau, R. Trad Suplemento obra Begin p. 23 Esp (BD)
        La dieta por punto general debe ser rigurosa, lo mismo que en todas las enfermedades inflamatorias: bebidas diluentes abundantes, los subácidos cuando los apetecen los enfermos y especialmente en la erisipela biliosa, y un caldo muy ligero ó ninguno cuando lo repugna el estómago ó está muy irritado.
      • 1834 Lpz Amor, J. Trad Manual Medicina Coster Esp (BD)
        La aparicion del exantema hace desaparecer algunas veces la irritacion interna; pero otras la irritacion cutánea se agrega á esta, y aumenta asi el peligro. No hay erisipela biliosa; pero puede haber en ella superabundancia de secrecion biliosa ocasionada por la gastritis.
      • 1843 Frau, R. Trad Cirugia Begin I p. 110 Esp (BD)
        Cuando la erisipela biliosa se presenta con síntomas intensos es de temer termine por gangrena, mayormente si recae en sugetos débiles y mal alimentados. La calentura que la acompaña puede convertirse fácilmente en adinámica ó tifoidea.
      • 1848 Reynés, R. Tratado operaciones I p. 22 Esp (BD)
        Se empezará la curacion por un vomitivo (en la erisipela biliosa ó sintomática) se pondrá el enfermo al uso de bebidas refrescantes y diluentes, hechas laxantes con el cremor de tártaro, de zumo de tamarindos, los sulfatos de sosa y de magnesia; ó caldo de ternera ó de pollo.
      • 1852 Alvz Alcalá, F. / Rodrigo, J. / Amado Salazar, B. Trad Guía médico práctico, Valleix, IX p. 124 (BD)
        Se ha esplicado la eficacia de los vomitivos por el estado bilioso en que se encuentran los enfermos, y aun se ha descrito una variedad de erisipela con el nombre de erisipela biliosa; pero es imposible decir cuál es el grado de utilidad de los vomitivos, porque no se ha presentado en su favor el resultado de una análisis satisfactoria de los hechos.
    12. s. f. Med. Con los modificadores ambulante, errática y saltante, para referirse a la erisipela que se propaga desde el foco original.
      docs. (1807-1903) 17 ejemplos:
      • 1807 García, S. Trad Elementos patología Aubin I p. 125 Esp (BD)
        La erisipela, que corre sus varios periodos sobre una misma parte, se llama fixa; y ambulante quando va de una parte á la otra, sin terminarse en el sitio que hizo su primer asiento; pero no constituye erisipela ambulante la extension progresiva de la enfermedad. La erisipela se propaga de esta suerte hasta que no se apura enteramente su causa; pero su de la cara se va á la pierna, esta es una erisipela ambulante.
      • 1903 Sampol Vidal, J. "Reseña colegio médico-farmacéutico" [20-02-1903] Revista Balear de Ciencias Médicas (Palma de Mallorca) Esp (HD)
        Un caso de erisipela emigrante, fué el tema que trajo á discusión D. José Cerdá el 12 del mismo mes, estudio que fué prueba palpable y convincente de la importancia que tienen las soluciones de continuidad cutáneas ó epiteliales, como puerta de entrada franca y expedita de los micro-organismos patógenos.
      • 1807 García, S. Trad Elementos patología Aubin I p. 125 Esp (BD)
        La erisipela, que corre sus varios periodos sobre una misma parte, se llama fixa; y ambulante quando va de una parte á la otra, sin terminarse en el sitio que hizo su primer asiento; pero no constituye erisipela ambulante la extension progresiva de la enfermedad. La erisipela se propaga de esta suerte hasta que no se apura enteramente su causa; pero su de la cara se va á la pierna, esta es una erisipela ambulante.
      • 1843 Federico, R. Trad Nuevo Compendio Médico Bossu II pp. 109-110 Esp (BD)
        La erisipela simple no es grave cuando ofrece poca intensidad. La erisipela ambulante lo es mas, á causa del estado general de la economía que la sostiene. [...] El vejigatorio no se debe emplear mas que para fijar la erisipela ambulante, ó atraerla á su primitivo asiento cuando desaparece repentinamente.
      • 1857 Anónimo Trad Patología, Grisolle, II Esp (BD)
        La erisipela casi nunca se limita á los puntos que ocupa primitivamente. Cuando ocurre esto, se la denomina fija; pero uno de los caracteres mas notables de esta afección es su incesante tendencia á invadir nuevas superficies. Por lo comun suele propagarse de trecho en trecho, en cuyo caso se dice que la erisipela es serpiginosa, y puede invadir asi sucesivamente toda la superficie del cuerpo, ó bien se trasmite á un punto mas ó menos distante, sin interesar las partes inmediatas: entonces se llama ambulante; pero este modo de propagacion es el mas raro.
      • 1870 Schz Bustamante, A. Trad Patología interna Niemeyer, III p. 34 Esp (BD)
        La erisipela ambulante ó errática ataca preferentemente á las estremidades, y cuando se estiende se dirige hácia el tronco y la cabeza. Ordinariamente avanza de un modo incesante en esta direccion, de suerte que á la vez que desaparece el proceso en un punto comienza á desenvolverse en la vecindad de él; siendo más raro que salte de uno á otro lugar y dejando entre las partes asaltadas una mayor ó menor estension de le piel sana. La hiperemia y la tumefaccion no alcanzan generalmente un grado tan alto en la erisipela ambulante como en la fija, y al paso que en esta son mas pronunciados en el centro el enrojecimiento y la hinchazon, desvaneciéndose hácia la periferia, sucede lo contrario en la erisipela ambulante, en la que el punto mas encendido y tumefacto es el limítrofe con la piel sana, aun no atacada.
      • 1892 Corominas Sabater, J. / Blanc Benet, J. / Collet, J. Trad Patología externa Poulet p. 275 Esp (BD)
        Entre los síntomas característicos de la erisipela, insistiremos de un modo especial sobre la perniciosa tendencia á propagarse á las partes sanas; procede como la mancha de aceite. Es una afección aguda cuya duración normal varía entre ocho y doce días. La erisipela ambulante tiene una duración mayor, puede persistir durante tres semanas ó un mes; muchas veces, al momento mismo en que se confía ver llegar la convalecencia, sobreviene un nuevo brote de erisipela.
      • 1903 Sampol Vidal, J. "Reseña colegio médico-farmacéutico" [20-02-1903] Revista Balear de Ciencias Médicas (Palma de Mallorca) Esp (HD)
        Un caso de erisipela emigrante, fué el tema que trajo á discusión D. José Cerdá el 12 del mismo mes, estudio que fué prueba palpable y convincente de la importancia que tienen las soluciones de continuidad cutáneas ó epiteliales, como puerta de entrada franca y expedita de los micro-organismos patógenos.
      • 1807 García, S. Trad Elementos patología Aubin I p. 125 Esp (BD)
        La erisipela, que corre sus varios periodos sobre una misma parte, se llama fixa; y ambulante quando va de una parte á la otra, sin terminarse en el sitio que hizo su primer asiento; pero no constituye erisipela ambulante la extension progresiva de la enfermedad. La erisipela se propaga de esta suerte hasta que no se apura enteramente su causa; pero su de la cara se va á la pierna, esta es una erisipela ambulante.
      • 1843 Federico, R. Trad Nuevo Compendio Médico Bossu II pp. 109-110 Esp (BD)
        La erisipela simple no es grave cuando ofrece poca intensidad. La erisipela ambulante lo es mas, á causa del estado general de la economía que la sostiene. [...] El vejigatorio no se debe emplear mas que para fijar la erisipela ambulante, ó atraerla á su primitivo asiento cuando desaparece repentinamente.
      • 1847 Nieto Serrano, M. Trad Terapéutica Trousseau Pidoux, II [1847] p. 484 Esp (BD)
        En dicho trabajo no hay mas que un solo caso de afeccion idiopática del cerebro; pero entonces bien claro está que la enfermedad no era un tifo. Refiérese á un anciano de sesenta y un años, que despues de recibir un cantarazo en el cráneo, tuvo una erisipela ambulante de la cual murió: hecha la auptosia se encontró una flegmasia de las meninges, que no habia sido mas dócil al almizcle que las dotinenteritis conb ella confundidas.
      • 1848 Reynés, R. Tratado operaciones I p. 19 Esp (BD)
        Divídese la erisipela en simpática é idiopática; la primera es la que reconoce una causa interna y es la mas comun, y la idopática la que es efecto de causas externas. Divídese tambien en fija y móvil, ambulante ó saltante.
      • 1851 Álvz Chamorro, M. Trad Enfermedades quirúrgicas Boyer, I p. 292 Esp (BD)
        La erisipela ambulante se dirige con rapidez de un punto á otro. Esta erisipela no debe confundirse con la que se entiende progresivamente, y que cura en una parte á medida que pasa á otra. En esta, la inflamacion empezará en el rostro, por ejemplo; en seguida, á medida que cure en esta parte, se estenderá sucesivamente al cuello, al pecho, etc., y despues de haber recorrido sus periodos en estas diferentes partes, desaparecerá del todo. La erisipela ambulante, por el contrario, se dirige con una rapidez singular de un aparte a otra, como del rostro al brazo ó al pecho, de una pierna ó un muslo á la pierna ó al muslo del lado opuesto [...].
      • 1852 Alvz Alcalá, F. / Rodrigo, J. / Amado Salazar, B. Trad Guía médico práctico, Valleix, IX p. 108 (BD)
        La erisipela es la inflamacion de la piel (erisipela simple), que se estiende á veces al tejido celular subcutáneo (erisipela flemonosa), partiendo ordinariamente de un punto central para estenderse á las partes inmediatas (erisipela fija), á veces serpenteando, por decirlo así, sobre la superficie cutánea, é invadiendo sucesivamente una gran estension del cuerpo (erisipela ambulante).
      • 1857 Anónimo Trad Patología, Grisolle, II Esp (BD)
        La erisipela casi nunca se limita á los puntos que ocupa primitivamente. Cuando ocurre esto, se la denomina fija; pero uno de los caracteres mas notables de esta afección es su incesante tendencia á invadir nuevas superficies. Por lo comun suele propagarse de trecho en trecho, en cuyo caso se dice que la erisipela es serpiginosa, y puede invadir asi sucesivamente toda la superficie del cuerpo, ó bien se trasmite á un punto mas ó menos distante, sin interesar las partes inmediatas: entonces se llama ambulante; pero este modo de propagacion es el mas raro.
      • 1859 Monlau, P. F. "Enseñanza medicina clínica" [15-02-1859] El Monitor de la Salud (Madrid) Esp (HD)
        En los hospitales hay una tendencia marcada á la complicacion. Hace poco que en el hospital Cochin (Paris), en la visita á cargo del doctor Beau, entró una jóven con una fiebre tifoídea: al convalecer de esta pilló la viruela; y terminados los períodos de ésa cogió una erisipela ambulante. Es muy comun ver morir á los pacientes de enfermedad muy distinta de la que les llevó al hospital.
      • 1866 Glz Hidalgo, J. Trad Enfermedades niños, Rilliet y Barthez, I p. 58 Esp (BD)
        Se extendió la erupcion del mismo modo en el pecho en las nalgas, la espalda, en los antebrazos, propagándose de un sitio a otro, casi como la erisipela ambulante, de manera que no conservaba en todos los sitios á la vez la misma intensidad.
      • 1870 Schz Bustamante, A. Trad Patología interna Niemeyer, III p. 34 Esp (BD)
        La erisipela ambulante ó errática ataca preferentemente á las estremidades, y cuando se estiende se dirige hácia el tronco y la cabeza. Ordinariamente avanza de un modo incesante en esta direccion, de suerte que á la vez que desaparece el proceso en un punto comienza á desenvolverse en la vecindad de él; siendo más raro que salte de uno á otro lugar y dejando entre las partes asaltadas una mayor ó menor estension de le piel sana. La hiperemia y la tumefaccion no alcanzan generalmente un grado tan alto en la erisipela ambulante como en la fija, y al paso que en esta son mas pronunciados en el centro el enrojecimiento y la hinchazon, desvaneciéndose hácia la periferia, sucede lo contrario en la erisipela ambulante, en la que el punto mas encendido y tumefacto es el limítrofe con la piel sana, aun no atacada.
      • 1873 Anónimo "Erisipela ambulante" [05-01-1873] El Siglo Médico (Madrid) Esp (HD)
        La paciente, pues, de la edad y condiciones individuales que se marcan en la historia, bajo una temperatura fría y húmeda y una constitución médica catarral y reumática, enferma de una manera febril, apareciendo al segundo dia una erisipela en el cuello, que recorre la parte posterior del tronco y vuelve á la cara y cabeza en el trascurso de quince dias. Se trata, pues, de una erisipela ambulante ó errática, que muy bien podria apellidarse reincidente.
      • 1873 Cicero, M. "Acta presidencia Olvera" [01-02-1873] El Observador Médico (Ciudad de México) Mx (HD)
        He visto un herido de los lomos que tuvo la erisipela ambulante, y entonces yo fuí quien le mandé el colodion; el hombre se hallaba en un estado adinámico, y no sé si por preocupacion le ví los lábios cianosados lo mismo que la lengua. En estos casos me ha parecido mejor empelar interiormente los tónicos y localmente los astringentes. He visto tambien casos de eritema nudoso, que me parecen una modificacion de la erisipela y creo que su aparicion depende del cambio de la estacion.
      • 1884 Anónimo "Tópico contra erisipela" [12-03-1884] La Lucha (Gerona) Esp (HD)
        Faendi preconiza la siguiente fórmula contra la erisipela ambulante y otras menos graves: ácido fénico 2 gramos / Aceite de olivas 40 gramos / Creta de levada c. s. M. y hágase una pasta blanca que se extiende 3 veces al día sobre el exantema.
      • 1892 Corominas Sabater, J. / Blanc Benet, J. / Collet, J. Trad Patología externa Poulet p. 275 Esp (BD)
        Entre los síntomas característicos de la erisipela, insistiremos de un modo especial sobre la perniciosa tendencia á propagarse á las partes sanas; procede como la mancha de aceite. Es una afección aguda cuya duración normal varía entre ocho y doce días. La erisipela ambulante tiene una duración mayor, puede persistir durante tres semanas ó un mes; muchas veces, al momento mismo en que se confía ver llegar la convalecencia, sobreviene un nuevo brote de erisipela.
      • 1900 Font, S. "Erisipela ambulante" [10-04-1900] Revista Balear de Ciencias Médicas (Palma de Mallorca) Esp (HD)
        Fijándome en esta historia, me llama la atención lo poco frecuente de esta forma de erisipela ambulante, primera que he visto en mi carrera, la congestión pulmonar, debida seguramente al estado de toxhemia, y la resistencia tan prolongada en un niño de cuatro meses.
      • 1900 Núñez Granés, J. Trad Tratado cirugía clínica, Manclaire, II p. 150 Esp (BD)
        Otras veces, la erisipela avanza rápidamente invadiendo de un modo progresivo regiones lejanas de aquella en que ha tenido origen, de las que desaparece á medida que pasa á otro punto: ésta es la erisipela ambulante ó emigrante, caracterizada por la rapidez de su progresión, la extensión de sus lesiones, la gravedad de sus síntomas generales y sus ataques febriles.
      • 1903 Sampol Vidal, J. "Reseña colegio médico-farmacéutico" [20-02-1903] Revista Balear de Ciencias Médicas (Palma de Mallorca) Esp (HD)
        Un caso de erisipela emigrante, fué el tema que trajo á discusión D. José Cerdá el 12 del mismo mes, estudio que fué prueba palpable y convincente de la importancia que tienen las soluciones de continuidad cutáneas ó epiteliales, como puerta de entrada franca y expedita de los micro-organismos patógenos.
    13. Acepción en desuso
    14. s. f. Con los modificadores espontánea, idiopática o médica, para referirse a la erisipela, de causa y foco original desconocido, caracterizada por el enrojecimiento de la piel del rostro y del cuero cabelludo.
      docs. (1820-1891) 23 ejemplos:
      • 1820 Ramos Luengo, F. Trad Manual médico-quirúrgico Authenac p. 80 Esp (BD)
        La erisipela es idiopática ó simpática. 1.º Erisipela idopática. — Es el producto de una causa, yá interna, ya externa.
      • 1857 Anónimo Trad Patología, Grisolle, II p. 135 Esp (BD)
        Todas las partes de la piel pueden afectarse de erisipela, ero en ninguna es tan frecuente como en la cara, y aun puede decirse que padece esta por sí sola mayor número de veces de erisipela espontánea, que las demás regiones del cuerpo reunidas. Sin embargo, la predisposicion de tal ó cual parte del cuerpo á ser mas especialmente invadida por la erisipela, es variable segun las diversas edades.
      • 1862 Schz Ocaña, E. Trad Patología Gintrac, V [1862] p. 33 Esp (BD)
        Variedades de la erisipela. Esta enfermedad presenta numerosas variedades que dependen de las circunstancias bajo cuya influencia se desarrolla. Así, la erisipela espontánea difiere bajo muchos aspectos de la que se ha llamado traumática. Esta última tiene su origen en las partes lesionadas: de allí se extiende, siguiendo frecuentemente el trayecto de los vasos linfáticos, como lo prueban las líneas rojas que emanan del punto de partida. Produce una hinchazon mas ó menos considerable, pero no está tan expuesta á esos cambios de lugar rápidos y multiplicados que forman uno de los caractéres de la erisipela espontánea.
      • 1870 Oliva, I. Trad Tratado patologia esterna, Vidal p. 238 Esp (BD)
        Sabido es que la erisipela espontánea, es decir, la que no es traumática y ocupa solamente la cara puede dar orígen á síntomas cerebrales, y con mayor razon producirá estos síntomas la que acomete al cráneo cuando hay una herida. Estos síntomas cerebrales suponen naturalmente una inflamacion del cerebro ó de sus membranas, sobre todo cuando al delirio se agrega el estupor.
      • 1891 Sologuren, M. "Páginas Cronista" [05-03-1891] El Isleño: periódico científico, industrial, comercial y literario (Palma de Mallorca) Esp (HD)
        Dejándome de detalles que me llevarían muy lejos consignaré los resultados. En el curso de las inoculaciones se produce una irritación de tipo y grado variables, semejando los ataques de erisipela espontánea tan frecuentes en los casos de lupus vulgar.
      • 1820 Ramos Luengo, F. Trad Manual médico-quirúrgico Authenac p. 80 Esp (BD)
        La erisipela es idiopática ó simpática. 1.º Erisipela idopática. — Es el producto de una causa, yá interna, ya externa.
      • 1822 Anónimo Trad Nosografía Richerand p. 133 Esp (BD)
        La causa irritante de que nace la erisipela idiopática es esterna, y nada se arriesga en suprimir prontamente la irritacion que ha orijinado; mientras que no destruyendo la causa de la erisipela biliosa ó de causa interna, puede originarse en el interior una inflamacion mas grave; finalmente en la erisipela idiopática no existe la calentura esencialmente: cuando se origina la violencia de la inflamacion, ó de su estension es siempre consecutiva; y lo es primitiva en la erisipela biliosa ó de causa interna, y procede á la manifestacion de este afecto.
      • 1822 Anónimo Trad DiccCiencias Médicas, XI Esp (BD)
        Pocas veces se ve que la erisipela idiopatica se manifieste sin haber precedido algunos fenómenos que denoten la alteracion próxima de la salud; pero como estos signos precursores son comunes á muchas enfermedades, una erupcion erisipelatosa no nos anuncia mas que cualquiera otra calentura ó exantema. El enfermo se queja de dolores vagos en las estremidades, de lasitudes espontáneas, de frio y espeluzos, de agitacion, de ansiedades y de un mal estafo general [...].
      • 1829 Anónimo Trad Anatomía patológica Bichat p. 193 Esp (BD)
        La erisipela idiopática un poco intensa viene casi siempre precedida y acompañada de un movimiento febril- Hé aquí sus síntomas: rubicundez mas ó menos vive, de una estension variable en la piel, mezclada algunas veces de un tinte amarillento particular. Este color reside tan solo en la superficie de la piel; el corion está de ordinario completamente intacto. la rubicundez desaparece á la presion del dedo. Hay tumefaccion, pero es poco considerable, superficial. Es mas ó menos notable cuando se complica con flemon.
      • 1834 Risueño, C. Patología veterinaria, I [1834] p. 178 Esp (BD)
        Terapéutica. En la erisipela idopática estan indicados los eméticos y los purgantes si depende de un desórden gástrico que es la causa que mas frecuentemente la produce; y despues brebajes refrigerantes y el agua nitrada; si el animal está en buen estado de carnes, y á la flegnasia local se juntan síntomas de inflamacion general, se hacen una ó dos sangrías.
      • 1844 Alonso Rubio, F. / Antón Sedano, M. Trad Tratado enfermedades esternas Berard IV p. 7 Esp (BD)
        Sabido es que la erisipela espontánea, es decir, la que no es traumática, aunque solo ocupe la cara, puede dar lugar á síntomas cerebrales; de consiguiente con mayor razon debe producirlos la que invade el cráneo cuando existe una herida. Estos díntomas cerebrales hacen prever naturalmente la aparicion de una flegmasia del cerebro ó de sus membranas, especialmente cuando el delirio se agrega al estupor.
      • 1846 Chinchilla, A. Compendio cirujia, II p. 251 Esp (BD)
        Es sabido que la erisipela espontánea, es decir, al que no es traumática, aunque ocupa solo la cara, puede ocasionar síntomas cerebrales; con mas motivo puede hacerlo la que invade al cráneo cuando existe alguna herida. Estos síntomas cerebrales hacen prever nauralmente que va á sobrevenir una inflamacion del cerebro ó de sus membranas, sobre todo cuando al delirio se agrega el estupor.
      • 1856 Mtz Molina, R. / Guerro Vidal, F. Trad Tratado Patología Nelaton, I p. 107 Esp (BD)
        Como la erisipela espontánea, la traumática vá ordinariamente precedida de síntomas febriles, aunque no siempre [...]. Segun las investigaciones estadísticas del Doctor Fenger basadas sobre las observaciones de 217 casos de erisipelas ambulantes, traumáticas y espontáneas, resulta que estos síntomas febriles tienen mayor duracion en la erisipela espontánea que en la traumática, en la cual nunca les ha visto persistir por mas de tres dias.
      • 1857 Peralta, A. Trad "Ensayo erisipela Petroz" [01-01-1857] p. 23 Anales de la Medicina homeopática (Madrid) Esp (HD)
        La erisipela idiopática puede en un principio ocupar una superficie poco estensa para luego agrandarse, y á menudo, cuando se estiende, desaparece de las partes primeramente enfermas; sucesivamente puede de seguida apoderarse de una gran superficie de la piel: esta particularidad en nada cambia la naturaleza de la enfermedad, pero debe llamar singularmente la atencion del médico, á quien no es dable conocer en qué punto se detendrá a marcha de la enfermedad.
      • 1857 Anónimo Trad Patología, Grisolle, II p. 135 Esp (BD)
        Todas las partes de la piel pueden afectarse de erisipela, ero en ninguna es tan frecuente como en la cara, y aun puede decirse que padece esta por sí sola mayor número de veces de erisipela espontánea, que las demás regiones del cuerpo reunidas. Sin embargo, la predisposicion de tal ó cual parte del cuerpo á ser mas especialmente invadida por la erisipela, es variable segun las diversas edades.
      • 1862 Schz Ocaña, E. Trad Patología Gintrac, V [1862] p. 33 Esp (BD)
        Variedades de la erisipela. Esta enfermedad presenta numerosas variedades que dependen de las circunstancias bajo cuya influencia se desarrolla. Así, la erisipela espontánea difiere bajo muchos aspectos de la que se ha llamado traumática. Esta última tiene su origen en las partes lesionadas: de allí se extiende, siguiendo frecuentemente el trayecto de los vasos linfáticos, como lo prueban las líneas rojas que emanan del punto de partida. Produce una hinchazon mas ó menos considerable, pero no está tan expuesta á esos cambios de lugar rápidos y multiplicados que forman uno de los caractéres de la erisipela espontánea.
      • 1863 Nieto Serrano, M. Trad Terapéutica Trousseau III p. 121 Esp (BD)
        Añadiremos que el Sr. Lecoeur, de Caen, ha referido posteriormente cierto número de hechos, que propenden á confirmar los buenos efectos de este mismo medicamento, no solo en la erisipela espontánea, sino tambien en la de causa esterna. En este último caso, cuando existen síntomas inflamatorios muy intensos, aconseja administrar el acónito á dósis bastante altas.
      • 1865 Tejada España, F. "Sobre erisipela" [22-04-1865] El Genio Quirúrgico (Madrid) Esp (HD)
        Tratando este enfermo, despues de treinta y seis meses de padecimiento y de haber consultado, no solo á todos los proferos y curanderos del país, sino tambien con los señores don Melchor Sánchez Toca y D. Diego Argumosa en la córte, se decidió por ponerse en nuestras manos, y estando decimos, en su tratamiento, cayó su esposa doña Gregoria Diaz, con una erisipela idiopática en la cara, que tomando colosales formas, puso en alarma á la familia.
      • 1866 Fábregas, J. Trad Lecciones escrófula Hardy p. 68 Esp (BD)
        Despues todo desaparece, y cuando la costra cae, se nota al cabo de ocho ó quince dias, una modificacion saludable en las partes enfermas: las eminencias que existian en las escrofúlides eritematosa ó acneica, son menos pronunciadas, la ulceración ha disminuido y presenta una tendencia á la cicatrizacion, en las escrofúlides ulceradas. Se ha llegado á emplear este tópico viendo los buenos resultados que tienen lugar despues de una erisipela; por esta irritacion artificial se determina una inflamacion cutánea que produce modificaciones análogas á las de la erisipela espontánea.
      • 1868 Gassó, J. / Tragó, N. Trad Patología Monneret, III p. 414 Esp (BD)
        Hasta el dia no conocemos ninguna fiebre esencial que deje de crear la inmunidad para lo sucesivo, por consiguiente, creeriamos con dificultad que la erisipela idiopática fuese una fiebre esencial, si se nos demostrase que volvian á padecerla aquellos indivíduos que la han sufrido ya otra vez.
      • 1869 Cuesta Ckerner, J. Anatomía general p. 30 Esp (BD)
        La erisipela puede ser producida por causas esternas, erisipela traumática, ó por internas, erisipela espontánea, y ocupar la cabeza, la cara, ó cualquier otra parte del cuerpo.
      • 1870 Oliva, I. Trad Tratado patologia esterna, Vidal p. 238 Esp (BD)
        Sabido es que la erisipela espontánea, es decir, la que no es traumática y ocupa solamente la cara puede dar orígen á síntomas cerebrales, y con mayor razon producirá estos síntomas la que acomete al cráneo cuando hay una herida. Estos síntomas cerebrales suponen naturalmente una inflamacion del cerebro ó de sus membranas, sobre todo cuando al delirio se agrega el estupor.
      • 1871 Amadeo, A. J. "Principios inflamación" [31-12-1871] El Genio Médico-Quirúrgico (Madrid) Esp (HD)
        Este hecho no podia pasar desapercibido para los clínicos que se interesan por el progreso de nuestro arte, y en consecuencia, el sulfato de quinina, ha sido ensayado recientemente en Inglaterra, Francia, Bélgica, etc., contra la erisipela espontánea de la cara, y algunos médicos, entre ellos el Sr. Perrouel de Lyon, dice, que dicho medicamento administrado á dosis moderadas y fraccionadas, detiene prontamente la marcha de la erisipela no traumática, y la hace desaparecer completamente, por lo comun, del segundo al tercer día.
      • 1876 Schz Ocaña, E. Anuario medicina VIII p. 63 Esp (BD)
        Habiendo demostrado las investigaciones de Binz que las sales de quinina son agentes tóxicos para los leucocitos suspendidos en el suero, cuyos movimientos amiboídeos destruyen, ha empleado el autor el sulfato de quinina en cinco casos de erisipela espontánea de la cara en mujeres, cuyas observaciones refiere.
      • 1880 Cardenal Fdz, S. Lupus, epitelioma y cáncer ulcerado p. 42 Esp (BD)
        Nosotros no podemos negar el hecho en vista de tantos testimonios, por más que no hemos tenido ocasion de observarlo particularmente todavía; pero áun concediendo que en ciertos casos pueda el desarrollo de una erisipela espontánea ejercer una influencia beneficiosa en el curso del lupus, consideramos el exantema sobrado importante de por sí para tratar de producirla artificialmente como un medio curativo, y creemos ademas con Reynaud, que despues de todo la erisipela, que tantas veces importuna con su presencia, no se produce artificialmente y á voluntad, tan fácilmente como pudiera suponerse, mientras falte la causa específica capaz tan sólo de engendrarla y no bien determinada todavía.
      • 1881 Nieto Serrano, M. Trad Anatomía quirurjica Malgaigne I p. 296 Esp (BD)
        Tal es la marcha asignada generalmente á la linfitis aguda. Pero Blandin emite otra doctrina; en su opinion, toda erisipela traumática tiene por principal elemento una linfitis, que se asocia á la inflamacion del tejido cutáneo; así esplica la tendencia de esta erisipela á progresar, siguiendo el trayecto de los linfáticos que emanan de la piel afectada, y aun su gravedad mucho mayor que la de la erisipela espontánea, en la que predomina el elemento cutáneo de la inflamacion.
      • 1887 Anónimo "Prensa erisipela tratamiento" [15-09-1887] Revista de Sanidad Militar (Madrid) Esp (HD)
        Erisipela: Tratamiento. —El Dr. Stüdenetzky, ha obtenido excelentes resultados en varios casos de erisipela idiopática de la cara, con el uso tópico de la siguiente mixtura sobre las partes afectas: Tintura de íodo / Aceite esencial de trementina / Glicerina (a partes iguales). La mixtura debe aplicarse tres ó cuatro veces al día. la rubicundez, tumefacción y sensibilidad desaparecen rápidamente. La temperatura desciende á la cifra normal, y la erisipela cura en dos ó tres días.
      • 1891 Sologuren, M. "Páginas Cronista" [05-03-1891] El Isleño: periódico científico, industrial, comercial y literario (Palma de Mallorca) Esp (HD)
        Dejándome de detalles que me llevarían muy lejos consignaré los resultados. En el curso de las inoculaciones se produce una irritación de tipo y grado variables, semejando los ataques de erisipela espontánea tan frecuentes en los casos de lupus vulgar.
    15. Acepción en desuso
    16. s. f. Med. Con los modificadores ampollosa, costrosa, flictenoides, papulosa, penfigoides o zoster, para referirse a la erisipela caracterizada por la aparición de grandes ampollas acuosas.
      docs. (1825-1876) 9 ejemplos:
      • 1825 Anónimo Trad DiccCiencias Médicas, XXIX p. 73 Esp (BD)
        Hay dos afectos que tienen la mayor analogía con el pénfigo, que son el herpes flictenoides de Alibert, y la erisipela flictenoides ó zona, y aun puede decirse que no son mas que variedades del pénfigo parcial.
      • 1832 Grau, R. Trad Suplemento obra Begin p. 42 Esp (BD)
        La pústula maligna pudiera en los primeros periodos equivocarse con la erisipela flictenoides ó gangrenosa y con el carbúnculo. Se distinguirá facilmente de la primera si se atiende á que las flictenas y la gangrena aparecen ya desde el principio en la pústula y solo en el decurso de la enfermedad en la erisipela flictenoides y gangrenosa.
      • 1842 Llorca Ferrándiz, F. Compendio Medicina teórica, I p. 65 Esp (BD)
        Esta enfermedad por presentarse en forma de medio cinturon, se ha llamado zona; por considerarse como una especie de erisipela, se ha denomiando erisipela zoster, erisipela flictenoides, &c.; y finalmente por mirarse como una variedad del herpes, se la ha dicho herpes zoster.
      • 1857 Anónimo Trad Patología, Grisolle, II p. 131 Esp (BD)
        1.º Variedades de la erisipela relativas á los fenómenos locales. —Cuando la erisipela es muy intensa, hay exhalacion de serosidad por debajo de la epidermis á la cual eleva, formándose entonces en la superficie inflamada, ora pequeñas vesículas semejantes á las del eczema (erisipela eczematosa ó miliar), ó bien consisten en vejigas ó ampollas (erisipela flictenoides, penfigoides ó papulosa).
      • 1862 Anónimo Trad Dermatosis Duchesne p. 64 Esp (BD)
        Durante el perídodo de subida ó ascenso, se desarrollan con frecuencia sobre las superficies inflamadas, un gran número de vesículas pequeñas y llenas de serosidad (erisipela miliar de los autores), ó de grandes flictenas (erisipela flictenoides, id.), que se rompen ordinariamente del quinto al sesto dia, y cuyo líquido seropurulento forma costras duras y amarillentas que pronto se vuelven pardas ó negruzcas.
      • 1825 Anónimo Trad DiccCiencias Médicas, XXIX p. 73 Esp (BD)
        Hay dos afectos que tienen la mayor analogía con el pénfigo, que son el herpes flictenoides de Alibert, y la erisipela flictenoides ó zona, y aun puede decirse que no son mas que variedades del pénfigo parcial.
      • 1832 Grau, R. Trad Suplemento obra Begin p. 42 Esp (BD)
        La pústula maligna pudiera en los primeros periodos equivocarse con la erisipela flictenoides ó gangrenosa y con el carbúnculo. Se distinguirá facilmente de la primera si se atiende á que las flictenas y la gangrena aparecen ya desde el principio en la pústula y solo en el decurso de la enfermedad en la erisipela flictenoides y gangrenosa.
      • 1842 Llorca Ferrándiz, F. Compendio Medicina teórica, I p. 65 Esp (BD)
        Esta enfermedad por presentarse en forma de medio cinturon, se ha llamado zona; por considerarse como una especie de erisipela, se ha denomiando erisipela zoster, erisipela flictenoides, &c.; y finalmente por mirarse como una variedad del herpes, se la ha dicho herpes zoster.
      • 1844 Alonso Rubio, F. / Antón Sedano, M. Trad Tratado enfermedades esternas Berard III p. 12 Esp (BD)
        la piel inflamada se cubre á veces de vesículas análogas á las del eczema ó de la miliar (erisipela miliar): en muchos casos, aparecen tambien flictenas en varios puntos de la superficie que ocupa la erisipela (erisipela flictenoides).
      • 1852 Alvz Alcalá, F. / Rodrigo, J. / Amado Salazar, B. Trad Guía médico práctico, Valleix, IX p. 114 (BD)
        Tal es la descripcion de la erisipela en estado de simplicidad. Pero sin perder este carácter, esta enfermedad puede presentar algunos fenomenos accesorios de los que generalmente se han ocupado demasiado, y que basta mencionar. Asi pues se ve algunas veces formarse en la parte inflamada verdaderas flictenas ó ampollas; secarse ó fluir el líquido que contienen por la rotura de la flictena, y producirse costras, esto es lo que se llama erisipela flictenoides, ampollosa, costrosa y penfigoides.
      • 1857 Anónimo Trad Patología, Grisolle, II p. 131 Esp (BD)
        1.º Variedades de la erisipela relativas á los fenómenos locales. —Cuando la erisipela es muy intensa, hay exhalacion de serosidad por debajo de la epidermis á la cual eleva, formándose entonces en la superficie inflamada, ora pequeñas vesículas semejantes á las del eczema (erisipela eczematosa ó miliar), ó bien consisten en vejigas ó ampollas (erisipela flictenoides, penfigoides ó papulosa).
      • 1857 Anónimo Trad Patología, Grisolle, II p. 305 Esp (BD)
        La erisipela flictenoides se confunde tambien por algunos de sus carcatéres con la pústula maligna, pero tiene su asiento en una estensa superficie. Las flictenas están irregularmente diseminadas y no dispuestas circularmente al rededor de un núcleo central; por último, esta erisipela, ni presenta escara central, ni ingurjitacion considerable.
      • 1862 Anónimo Trad Dermatosis Duchesne p. 64 Esp (BD)
        Durante el perídodo de subida ó ascenso, se desarrollan con frecuencia sobre las superficies inflamadas, un gran número de vesículas pequeñas y llenas de serosidad (erisipela miliar de los autores), ó de grandes flictenas (erisipela flictenoides, id.), que se rompen ordinariamente del quinto al sesto dia, y cuyo líquido seropurulento forma costras duras y amarillentas que pronto se vuelven pardas ó negruzcas.
      • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )
        en la erisipela flictenóides, por ejemplo, que se hace una depuracion amplia, ya por las flictenas, ya por la descamacion, la vamos terminar de una manera franca: al paso que en la erisipela dermóides, en que la lesion está más en lo profundo de los tejidos y que la depuracion no es fácil por la superficie cutánea, sobrevienen tan á menudo los síntomas tifoideos.
    17. Acepción en desuso
    18. s. f. Med. Con los modificadores aséptica, espuria o falsa, para referirse al flemón con enrojecimiento de la piel, parecido a las lesiones de la piel causadas por la erisipela.
      Sinónimo: pseudoerisipela
      docs. (-1898) 3 ejemplos:
      • 1845 Palacios Villalba, S. Trad Enfermedades niños Schnitzer y Wolff, I [1845] pp. 319-320 Esp (BD)
        La erisipela espúrea, ó sea la seudo-erisipela de los niños, puede proceder de causas muy diversas, y consiste principalmente en una inflamación de la piel y del tejido celular, á que la legístima no llega sino por degeneracion.
      • 1898 Lamicq, E. Enfermedades aparato digestivo p. 261 Mx (BD)
        Con estas picaduras se desarrolla en el tumor una pseudo erisipela ó "erisipela aséptica" que se localiza al tumor ó cuando más lo desborda un poco y desaparece á los dos días de suspendidas las inyecciones, y parece que mientras más intensa es esta erisipela, la curación del tumor es más rápida.
      • Anónimo "Diario medicina práctica Hufeland" Décadas Médico Quirúrgicas (Madrid) Esp (HD)
        Así pues, la inflamacion de la piel como consecuencia de un irritacion, puede ser directa ó indirecta; es decir, que la inflamacion puede seguir inmeditamente á la irritacion, o puede sobrevenir luego despues que la irritacion dirigida sobre la piel, haya determinado otra enfermedad del órgano afectado, y que esta provoque entonces consecutivamente la inflamacion cutánea. Esta última forma es la que sobre todo, segun el Dr. Ruls, se halla aun poco conocida y que se llama seudo-erisipela ó erisipela falsa.
    19. Acepción en desuso
    20. s. f. Med. Con el modificador escrofulosa, para referirse a la erisipela caracterizada por la necrosis del tejido cutáneo del rostro y la hinchazón de los ganglios linfáticos.
      docs. (1871-1881) 2 ejemplos:
      • 1871 Olavide, J. E. Dermatología general p. 42 Esp (BD)
        Un buen ejemplo de erisipela escrofulosa existe hoy en la jóven que ocupa la cama 6.ª de la sala 13. El carácter principal de esta erisipela es el infarto cutáneo, primero edematoso y despues indurado que la acompaña, y que la sigue como consecuencia más o ménos inmediata de la inflamacion. La lentitud de su curso, la escasez de fenómenos generales y la hipertrófia lenta de todos los tejidos afectos que se presentan en dicha enferma, los vereis igualmente en los demás enfermos de igual índole.
      • 1881 Olavide, J. E. Lecciones dermatosis p. 77 Esp (BD)
        La erisipela escrofulosa casi siempre es infebril, ligera, de poca duracion, y ocupa las mejillas, los alredeores de la nariz, y da como carácter fundamental del padecimiento, no solamente el infarto cutáneo periférico y las adenopatías inmediatas que existen á la sazon, sino la hinchazon, la hipertrofia de todos los tejidos próximos; por eso vereis en los escrofulosos que de ella padecen, que se les abulta considerablemente el semblante.
    21. Acepción en desuso
    22. s. f. Med. Con el modificador bronceada, para referirse a la erisipela caracterizada por la gangrena de la piel afectada.
      docs. (1888) Ejemplo:
      • 1888 Ribera, J. Estados morbosos p. 210 Esp (BD)
        Para Verneuil, se presenta una serie de complicaciones: linfagitis, erisipela, hemorragia, flemón difuso, gangrena y erisipela bronceada ó gangrena aguda fulminante; complicaciones todas que acompañadas ó seguidas de fiebre traumática grave ó puohemia, y del cotejo de síntomas adinámicos ó atáxicos del envenenamiento grave de la sangre, producen la muerte.
    23. s. f. Con el modificador catamenial, para referirse a la erisipela caracterizada por el enrojecimiento del cutis de las mujeres en el período menstrual.
      docs. (1936) Ejemplo:
      • 1919-1936 Marañón, G. Climaterio [1990] Esp (CDH )
        Este es el motivo de que en la clínica se observen las llamadas erisipelas catameniales o las forunculosis que se exacerban en los días menstruales; el agente infeccioso —estreptococo, estafilococo, etc.— vive una existencia precaria en la piel, dominado por las defensas humorales y, por lo tanto, sin dar síntomas clínicos o dándolos atenuados; los cambios humorales inherentes a la menstruación disminuyen, probablemente, esas defensas y permiten que el germen actúe con mayor virulencia, dando lugar al brote erisipelatoso o al empeoramiento de la forunculosis.
  2. s. f. Vet. Infección de la piel, parecida a la erisipela, producida por la bacteria Erysipelothrix rhusiopathiae y caracterizada por la aparición de manchas rojizas dolorosas en las extremidades de algunos animales, como los cerdos, algunos peces y aves, y, por contagio, en las personas que los manipulan.
    docs. (1810-2017) 10 ejemplos:
    • 1810 Anónimo "Enfermedad fuego cerdos" [25-01-1810] Diario de Madrid (Madrid) Esp (HD)
      No me persuado que haya todavía bastante número de experiencias ni de observaciones para poder determinar con decision si lo que se llama comunmente fuego en los ganados es ó no es la misma enfermedad que lo que decimos sarampion, escarlata, erisipela contagiosa, y otras de su especie; pero todo quanto hai de cierto y positivo al asunto de la enfermedad que tratamos, se reduce la que el síntoma mas notable y el diagnóstico mas seguro que la caracteriza es un enroxecimiento que se esparce generalmente sobre la piel, y que la tal enfermedad suele ser mui contagiosa, y matadora en ciertas provincias.
    • 2017 Lozano, B. "Publicidad productos antaño" [22-06-2017] La Opinión de Zamora (Zamora) Esp (HD)
      Preserva a los cerdos contra todas las infecciones en general, y sobre todo contra el contagio de la pulmonía, peste o cólera, mal rojo o erisipela y diarreas infecciosas, que suelen causar anualmente numerosas bajas en el ganado de cerda.
    • 1810 Anónimo "Enfermedad fuego cerdos" [25-01-1810] Diario de Madrid (Madrid) Esp (HD)
      No me persuado que haya todavía bastante número de experiencias ni de observaciones para poder determinar con decision si lo que se llama comunmente fuego en los ganados es ó no es la misma enfermedad que lo que decimos sarampion, escarlata, erisipela contagiosa, y otras de su especie; pero todo quanto hai de cierto y positivo al asunto de la enfermedad que tratamos, se reduce la que el síntoma mas notable y el diagnóstico mas seguro que la caracteriza es un enroxecimiento que se esparce generalmente sobre la piel, y que la tal enfermedad suele ser mui contagiosa, y matadora en ciertas provincias.
    • 1854 Casas, N. Trad Cirujía veterinaria Brogniez pp. 414-415 Esp (BD)
      No es la parte inferior del vientre la única que puede ser el sitio de la erisipela, sino que tambien lo son las bragadas, cuello, orejas y remos: á veces se estiende la flegmasía al tejido laminoso subcutáneo. La gangrena está próxima cuando el color rojo de la piel pasa al lívido oscuro. Hasta que la enfermedad llega á su mas alto grado, los cerdos afectados esperimentan una reaccion febril palpalble; buscan los líquidos y frutos ácidos.
    • 1981 Anónimo Planificación Colegios Agropecuarios p. 192 CR (BD)
      Enfermedad. Erisipela. Agente causante. Causada por la bacteria Erisipelothrix insidiosa y rusopatie. Síntomas. Fiebre elevada, anorexia, constipación, manchas rojas y oscuras en las orejas, espalda y flancos.
    • 1986 Anónimo Fomento ganadero Panamá CR (BD)
      b) Los cerdos deben proceder de una finca libre de Erisipela y de Exantema Vesicular o de cualquier otra enfermedad vesícular de los cerdos y un certificado expedido por el veterinario oficial del país de donde procedan deberá comprobarlo así [...].
    • 1996 Silva, A. / Hernández, M. (eds.) Sondeo agrosocioeconómico p. 30 CR (BD)
      Manejo. Los cerdos se manejan en forma extensiva, por lo que deambulan en las calles y los patios de las casas. Muy pocos productores los tienen en corrales. El nivel de tecnología en la zona es muy bajo. Alimentación. Es a base de maíz y maicillo, desperdicios de cocina, suero y pasto natural. Algunos productores les proporcionan concentrado comercial y vitaminas. [...] Enfermedades más comunes. Parasitosis, Cólera porcina, enfermedades respiratorias, Erisipela, Salmonellosis.
    • 2000 Peña, G. / Fierros, G. / Mateos, A. Trad Enfermedades exóticas animales Mx (BD)
      Aproximadamente 75% de los cerdos infectados con CP agudo presentan lesiones microscópicas de una encefalitis caracterizada por infiltración linfocitaria perivascular, proliferación endotelial, y microgliosis. Esta característica se reconoce fácilmente en un laboratorio de diagnóstico no especializado y puede constituir el factor sencillo más importante que permita que un patólogo sospeche de CP. Disagnóstico diferencial. El diagnóstico diferencial del CP debe incluir a la peste porcina africana, erisipela, salmonelosis, eperitrozoonosis, e intoxicación con sal.
    • 2012 Anónimo "Datos cerdos" [27-09-2012] La Jornada (Managua) Ni (HD)
      El período de gestación de los cerdos es de aproximadamente 113 días. Durante este tiempo, es muy importante proteger a una cerda preñada de enfermedades e infecciones. El tratamiento de las cerdas para los piojos o la parasitosis se debe realizar por lo menos 2 semanas antes de su fecha de vencimiento. Además, la inmunización contra la erisipela, una infección común de la especie porcina se debe realizar oportunamente.
    • 2017 Lozano, B. "Publicidad productos antaño" [22-06-2017] La Opinión de Zamora (Zamora) Esp (HD)
      Preserva a los cerdos contra todas las infecciones en general, y sobre todo contra el contagio de la pulmonía, peste o cólera, mal rojo o erisipela y diarreas infecciosas, que suelen causar anualmente numerosas bajas en el ganado de cerda.
    • 1810 Anónimo "Enfermedad fuego cerdos" [25-01-1810] Diario de Madrid (Madrid) Esp (HD)
      No me persuado que haya todavía bastante número de experiencias ni de observaciones para poder determinar con decision si lo que se llama comunmente fuego en los ganados es ó no es la misma enfermedad que lo que decimos sarampion, escarlata, erisipela contagiosa, y otras de su especie; pero todo quanto hai de cierto y positivo al asunto de la enfermedad que tratamos, se reduce la que el síntoma mas notable y el diagnóstico mas seguro que la caracteriza es un enroxecimiento que se esparce generalmente sobre la piel, y que la tal enfermedad suele ser mui contagiosa, y matadora en ciertas provincias.
    • 1854 Casas, N. Trad Cirujía veterinaria Brogniez pp. 414-415 Esp (BD)
      No es la parte inferior del vientre la única que puede ser el sitio de la erisipela, sino que tambien lo son las bragadas, cuello, orejas y remos: á veces se estiende la flegmasía al tejido laminoso subcutáneo. La gangrena está próxima cuando el color rojo de la piel pasa al lívido oscuro. Hasta que la enfermedad llega á su mas alto grado, los cerdos afectados esperimentan una reaccion febril palpalble; buscan los líquidos y frutos ácidos.
    • 1981 Anónimo Planificación Colegios Agropecuarios p. 192 CR (BD)
      Enfermedad. Erisipela. Agente causante. Causada por la bacteria Erisipelothrix insidiosa y rusopatie. Síntomas. Fiebre elevada, anorexia, constipación, manchas rojas y oscuras en las orejas, espalda y flancos.
    • 1986 Anónimo Fomento ganadero Panamá CR (BD)
      b) Los cerdos deben proceder de una finca libre de Erisipela y de Exantema Vesicular o de cualquier otra enfermedad vesícular de los cerdos y un certificado expedido por el veterinario oficial del país de donde procedan deberá comprobarlo así [...].
    • 1996 Silva, A. / Hernández, M. (eds.) Sondeo agrosocioeconómico p. 30 CR (BD)
      Manejo. Los cerdos se manejan en forma extensiva, por lo que deambulan en las calles y los patios de las casas. Muy pocos productores los tienen en corrales. El nivel de tecnología en la zona es muy bajo. Alimentación. Es a base de maíz y maicillo, desperdicios de cocina, suero y pasto natural. Algunos productores les proporcionan concentrado comercial y vitaminas. [...] Enfermedades más comunes. Parasitosis, Cólera porcina, enfermedades respiratorias, Erisipela, Salmonellosis.
    • 2000 Peña, G. / Fierros, G. / Mateos, A. Trad Enfermedades exóticas animales Mx (BD)
      Aproximadamente 75% de los cerdos infectados con CP agudo presentan lesiones microscópicas de una encefalitis caracterizada por infiltración linfocitaria perivascular, proliferación endotelial, y microgliosis. Esta característica se reconoce fácilmente en un laboratorio de diagnóstico no especializado y puede constituir el factor sencillo más importante que permita que un patólogo sospeche de CP. Disagnóstico diferencial. El diagnóstico diferencial del CP debe incluir a la peste porcina africana, erisipela, salmonelosis, eperitrozoonosis, e intoxicación con sal.
    • 2011 Anónimo Trad Enfermedades animales, Rovid Spickler et alii p. 149 (BD)
      Diagnóstico diferencial. En los cerdos, el diagnóstico diferencial incluye polioencefalomielitis, peste porcina clásica o africana, encefalomielitis hemoaglutinante, meningoencefalitis esterptocócica, gripe porcina, erisipela, infección por el virus de Nipah, intoxicación por sal, hipoglucemia, intoxicación por arsénico orgánico o mercurio y temblor congénito.
    • 2012 Anónimo "Datos cerdos" [27-09-2012] La Jornada (Managua) Ni (HD)
      El período de gestación de los cerdos es de aproximadamente 113 días. Durante este tiempo, es muy importante proteger a una cerda preñada de enfermedades e infecciones. El tratamiento de las cerdas para los piojos o la parasitosis se debe realizar por lo menos 2 semanas antes de su fecha de vencimiento. Además, la inmunización contra la erisipela, una infección común de la especie porcina se debe realizar oportunamente.
    • 2015 Morales Escobar, P. "Carne porcina ilegal" [13-03-2015] El Tiempo (Bogotá) Co (HD)
      Lo más grave es que cualquier ciudadano de Medellín, sin saberlo, puede comprar y consumir estos alimentos. Las consecuencias son variadas, el principal peligro para la salud proviene de enfermedades en los animales, como la brucelosis, síndromes respiratorios, enfermedades de la piel, erisipela, tularemia y fiebres.
    • 2017 Lozano, B. "Publicidad productos antaño" [22-06-2017] La Opinión de Zamora (Zamora) Esp (HD)
      Preserva a los cerdos contra todas las infecciones en general, y sobre todo contra el contagio de la pulmonía, peste o cólera, mal rojo o erisipela y diarreas infecciosas, que suelen causar anualmente numerosas bajas en el ganado de cerda.
    1. s. Vet. En ocasiones, con el modificador porcina o el complemento de los cerdos.
      docs. (1916-1998) 6 ejemplos:
      • 1916 Anónimo "Suero mal rojo Murillo" (reseña) [01-01-1916] Revista de Sanidad Militar (Madrid) Esp (HD)
        La insuficiente acción de la vacuna Pasteur contra la considerable mortalidad que ocasiona en las piaras la erisipela porcina, condujo hace años al autor á emplear el método de la suero-vacunación, simultáneo ó mixto, que tan buenos resultados había dado á Lorenz y Leclainche.
      • 1928 Anónimo "Entumecimiento cerdos" [25-02-1928] Caras y Caretas (Buenos Aires) Ar (HD)
        La deficiencia de materias minerales no solamente da por resultado estos síntomas de "entumecimiento", sino que también origina perturbaciones de la piel y desmedro del animal. En tales enfermedades infecciosas, como fiebre y erisipela porcina, se muestran también los síntomas de "entumecimiento"; no hay que perder de vista la posibilidad de alguna de esas dos enfermedades, sobre todo cuando está afectando un número de cerdos con lo que parece ser "entumecimiento".
      • 1984 Figueroa, M. Enfermedades infecciosas animales [1984] p. 22 CR (BD)
        Según la duración del estado de manifestación (incluso en el prodrómico) podemos reconocer las siguientes formas. Sobreaguda. Que termina con la muerte del animal dentro de algunas horas después de aparecer los síntomas clínicos, ejemplo: la forma apopléctica del Antrax, la llamada forma blanca de la Erisipela de los cerdos.
      • 1986 Anónimo Fomento ganadero Panamá CR (BD)
        e) Establecer medidas preventivas para impedir la entrada al país de enfermedades infecto-contagiosas, tales como la aftosa, erisipela porcina y rabia, regulando con fines exclusivamente sanitarios, la importación, exportación y traslado de animales de cualquier especie.
      • 1998 Lorenzo, M. Sana culito rana p. 75 Esp (BD)
        Tras varios meses de diferentes pruebas con animales, consiguió inmunizar, hacer resistentes, a cabras, ovejas y vacas, algo que logró más tarde con enfermedades como el cólera de las gallinas o la erisipela de los cerdos.
      • 1916 Anónimo "Suero mal rojo Murillo" (reseña) [01-01-1916] Revista de Sanidad Militar (Madrid) Esp (HD)
        La insuficiente acción de la vacuna Pasteur contra la considerable mortalidad que ocasiona en las piaras la erisipela porcina, condujo hace años al autor á emplear el método de la suero-vacunación, simultáneo ó mixto, que tan buenos resultados había dado á Lorenz y Leclainche.
      • 1928 Anónimo "Entumecimiento cerdos" [25-02-1928] Caras y Caretas (Buenos Aires) Ar (HD)
        La deficiencia de materias minerales no solamente da por resultado estos síntomas de "entumecimiento", sino que también origina perturbaciones de la piel y desmedro del animal. En tales enfermedades infecciosas, como fiebre y erisipela porcina, se muestran también los síntomas de "entumecimiento"; no hay que perder de vista la posibilidad de alguna de esas dos enfermedades, sobre todo cuando está afectando un número de cerdos con lo que parece ser "entumecimiento".
      • 1949 Urabayen, L. Tierra humanizada [1949] Esp (CDH )
        Sus investigaciones y trabajos sobre las fermentaciones, sobre la enfermedad de los gusanos de seda, sobre la cerveza, sus teorías microbianas, sus estudios sobre el carbunco, la fiebre puerperal, el cólera de las gallinas, la fiebre amarilla y el cólera, la erisipela de los cerdos, la fiebre tifoidea, sus extraordinarios trabajos para la curación de la rabia y la continuación de su obra ingente por Roux y otros investigadores son otros tantos hechos dirigidos que, en verdad, vienen a dar el espaldarazo científico a la Biología dirigida, la cual, de este modo, por sus métodos, por sus fines y por su importancia, adquiere una categoría de primer orden entre las disciplinas más útiles al hombre.
      • 1984 Figueroa, M. Enfermedades infecciosas animales [1984] p. 22 CR (BD)
        Según la duración del estado de manifestación (incluso en el prodrómico) podemos reconocer las siguientes formas. Sobreaguda. Que termina con la muerte del animal dentro de algunas horas después de aparecer los síntomas clínicos, ejemplo: la forma apopléctica del Antrax, la llamada forma blanca de la Erisipela de los cerdos.
      • 1986 Anónimo Fomento ganadero Panamá CR (BD)
        e) Establecer medidas preventivas para impedir la entrada al país de enfermedades infecto-contagiosas, tales como la aftosa, erisipela porcina y rabia, regulando con fines exclusivamente sanitarios, la importación, exportación y traslado de animales de cualquier especie.
      • 1998 Lorenzo, M. Sana culito rana p. 75 Esp (BD)
        Tras varios meses de diferentes pruebas con animales, consiguió inmunizar, hacer resistentes, a cabras, ovejas y vacas, algo que logró más tarde con enfermedades como el cólera de las gallinas o la erisipela de los cerdos.
erisipela costera
  1. s. f. Am Med. Enfermedad producida por el nematodo Onchocerca volvulus , endémica en América del Sur, caracterizada por la aparición de nódulos fibrosos en el cuero cabelludo y conjuntivitis con fotofobia o ceguera.
    docs. (1986-2012) 5 ejemplos:
    • 1986 Piédrola Gil, G. / Piédrola Angulo, G. "Sesión científica" [07-10-1986] Anales de la Real Academia Nacional de Medicina (Madrid) Esp (HD)
      En la piel destacan un prurito intenso, a veces insoportable como consecuencia de la estancia y movilidad de las microfiliarias, pápulas (Craw-craw), eritema, edema y zonas pigmentadas (piel de naranja o de lagarto). En la América latina a este cuadro cutáneo se le denomina «erisipela de la costa» o «mal morado».
    • 1995 Gmz-Priego, A. "Diagnóstico oncocercosis" [01-03-1995] Revista Mexicana de Patología Clínica (Ciudad de México) Mx (HD)
      El diagnóstico clínico, se hace sentir por la identificación de las lesiones oculares (queratitis punctata, opacidad corneal, atrofia del nervio óptico), dérmicas (Erisipela de la Costa, Mal Morado, paquidermitis), por palpación de nódulos subcutáneos y por antecedentes epidemiológicos (residencia permanente o estancia temporal en las zonas endémicas de transmisión).
    • 2007 Romero Cabello, R. Microbiología p. 1603 Mx (BD)
      Clínicamente se presentan cuadros como erisipela de la costa, mal morado, etapa de facies leonina o piel de paquidermo y daño ocular con ceguera. La nodulación es dura, no dolorosa ni fija a planos profundos.
    • 2007 Romero Cabello, R. Microbiología p. 1603 Mx (BD)
      La erisipela de la costa se caracteriza porque el proceso inflamatorio a nivel de la piel por el caso de las microfilarias hace que la piel se torne eritematosa, caliente, tensa y lustrosa.
    • 2012 Schlesinger, M. E. Noche cometa Gu (BD)
      Fue el doctor Rodolfo Robles quien después de realizar numerosas investigaciones con campesinos enfermos, descubrió, el 18 de enero de 1917, el parásito de la erisipela de la costa, causante de una fatal ceguera que aquejaba a los indígenas cortadores del café y caña.

Diccionario histórico de la lengua española
Real Academia Española © Todos los derechos reservados

Con el apoyo de Inditex
cerrar

Buscador general de la RAE