5.ª Entrega (enero de 2018)
Versión del 31/01/2018
Equipo Real Academia Española
Familia Ver familia de palabras
espineta s. (1611-)
espineta, spineta
Etim. Voz tomada probablemente del italiano spinétta, atestiguada en esta lengua al menos desde 1565; y esta, a su vez, de spina, procedente del latín spīna. En el DELI (s. v.) ya se indica que es improbable que la voz derive en última instancia del nombre del músico veneciano Giovanni Spinetti que, según el DECH (s. v. espina), "firmaba espinetas en 1503".

Se documenta por primera vez, en la acepción de 'instrumento musical de cuerda y teclado, parecido al clavecín, pero más pequeño y con una única cuerda por cada tecla', en 1611, en el Tesoro de la lengua castellana o española de Covarrubias. Este autor establece muchas de las constantes sobre el vocablo que se repetirán en obras posteriores: su origen etimológico relacionado con espina y su filiación con el clavicordio, instrumento al que se suele recurrir por su parecido formal, a pesar de que su funcionamiento difiere en la forma de herir las teclas. Poco después, en 1613, se atestigua en El Melopeo y maestro de P. Cerone. En las siguientes centurias, la voz se documenta regularmente en textos fundamentalmente periodísticos, en los que figura como objeto de compraventa, hecho que se explica por su pequeño tamaño y su portabilidad, tal como pone de manifiesto R. Andrés en su Diccionario de instrumentos musicales, donde señala que este instrumento "fue considerado como un pequeño clave portátil" (2001: 176). Los testimonios más recientes se registran en reseñas de conciertos de música antigua. En la acepción de 'persona que toca la espineta' se documenta por primera vez en un artículo del periódico La Vanguardia (Barcelona) del año 1934 y vuelve a registrarse esporádicamente en programaciones de conciertos anunciados en prensa.

  1. s. f. Instrumento musical de cuerda y teclado parecido al clavecín, pero más pequeño y con una única cuerda por cada tecla.
    docs. (1611-2017) 60 ejemplos:
    • 1611 Covarrubias, S. Tesoro Cast Esp (NTLLE)
      ESPINETA, clauicordio pequeño, que como los clauicordios toman nombre de clauo, este le toma de espina; por quanto las plumillas que hieren las cuerdas son menores y mas agudas, como espinas: o pudo darle nombre el maestro, si le llamo Espinel, o la ciudad Espineta; dela qual haze mencion Plinio lib. 3. c. 16.
    • 2017 Covarrubias, S. Tesoro Cast [04-03-2017] Esp (HD)
      Su vida cotidiana, con sus obsesiones, el tabaco y el alcohol, el amor y el sexo, las prostitutas, la política catalana, sus lecturas, así como la vida del claustro de profesores y los momentos relajantes tocando la espineta constituyen la lúcida vida moral de un escritor que nunca se quiso reconocer como tal. Por sorpresa, al día siguiente de su muerte, su viuda, Carme Vidal, encontró en su ordenador, encriptado, y en una versión impresa en papel y encuadernada, listo para ser leído, el dietario.
    • 1611 Covarrubias, S. Tesoro Cast Esp (NTLLE)
      ESPINETA, clauicordio pequeño, que como los clauicordios toman nombre de clauo, este le toma de espina; por quanto las plumillas que hieren las cuerdas son menores y mas agudas, como espinas: o pudo darle nombre el maestro, si le llamo Espinel, o la ciudad Espineta; dela qual haze mencion Plinio lib. 3. c. 16.
    • 1613 Cerone, P. Melopeo p. 1061 Esp (BD)
      […] particularmente de vno adonde interuenia vna grandissima variedad y diuersidad de instrumentos, entre los quales auia vn Clauicembalo grande, vna Spineta grande, tres Laudes de diuersas formas, vna gran cantidad de Vihuelas, y otra de Sacabuches, dos Cornetas, vna derecha y otra tuerta; dos Rabeles; muchas Flautas gruessas, derechas y tuertas; vn Harpa grande doblada, y vna Lyra.
    • 1617 Minsheu, J. VocHispLatAngl Esp (NTLLE)
      Espineta. L. Claue-cymbalum. A. Virginalls. [...]
    • 1675 Zaragoza, J. Instrumentos matemáticos [2004] 218 Esp (CDH )
      Para templar un Órgano, o Espineta, conforme qualquiera de las disposiciones antecedentes, bastará sola una cuerda, templándola toda ella unísona con la primera tecla C. luego si se va mudando una puentecilla por los puntos del Tetrachordo D. E. F. etc. se ajustan unísonas las teclas del Órgano, que tienen las mesmas notas, o signos.
    • 1709 Tosca, T. V. Compendio matemático, II p. 416 Esp (BD)
      Explicase la disposicion de los Clavicimbalos, Espinetas, Manuchordios, Harpas de dos ordenes, y otros semejantes. En estos instrumentos se descubre con mayor claridad el Systema musico, y no tenemos aora que añadir cosa alguna sobre lo que diximos en el Libro 2, cap. 2, donde quedan explicadas diferentes disposiciones de Teclados, y divisiones de la Octava, que pueden con acierto ponerse en todos estos instrumentos, dandoles el temple por el Tetrachordo.
    • 1724 Nasarre, P. Escuela música I p. 471 Esp (BD)
      Aora diré de los Instrumentos, que llaman Clavicimbalos, que son de la misma forma Piramidal, teniendo el un extremo en punta, y en la frente del otro el teclado. [...]. Llaman Espinetas á otros, que son mas pequeños, aunque de la misma forma, los concavos de ellos, se deven proporcionar (segun la longitud) la latitud que comunmente estan en proporcion dupla.
    • 1726 Feijoo, B. J. Theatro crítico universal, I [1998] Esp (CDH )
      43 Otros instrumentos ay respectosos, y graves, como la Harpa, el Violón, la Espineta; sin que sea inconveniente de alguna monta, que falten Tiples en la Música instrumental.
    • 1768 Anónimo "Historia general de los viages" [13-04-1768] Diario Noticioso, Curioso, Erudito y Comercial. Público y Económico (Madrid) Esp (HD)
      Mandole decle [sic] traxese consigo gentes de letras, y un buen Medico, los mejores Mapas Geograficos, los Libros mas estimados en Europa, y especialmente las Obras de Mathematicas, con los nuevos descubrimientos, que se havrian podido hacer tocante a las longitudes. Despues, haviendose hecho traher una espineta, tocó algunas canciones Chinas sobre ese instrumento. Uso de esta ocasion para hacer conocer al Legado con qué familiaridad trataba a los Europeos, cuya sabiduria le aseguro honraba mucho.
    • 1791 Anónimo Mágica blanca [1792] 52 Esp (CDH )
      Mr. Hill creyó que este Flautista tenia en su cuerpo, como el Jugador de dados, algun enano oculto que tocaba segun la necesidad y nos contó á, propósito la historia de un Músico, que en tiempo de Luis XIV ganó 24,000 libras en la feria de S. German, en París, manifestando una espineta que tocaba quando la mandaban y en la qual habia oculto un niño.
    • 1811 Anónimo "De alhajas, muebles y otros efectos" [15-11-1811] Diario de la Habana (La Habana) Cu (HD)
      Un clave y una espineta de excelentes voces, ámbos en 180 pesos; en la casa n. 32 calle de la Obrapía.
    • 1824 Anónimo "Avisos" [10-03-1824] Diario Balear (Palma de Mallorca) Esp (HD)
      El que quiera conprar una espineta ya usada acuda á la inprenta de este periódico y darán razon de su dueño.
    • 1840 Fargas Soler, A. Trad Música Fétis p. 101 Esp (BD)
      La espineta que no era otra cosa que un clavicordio cuadrado, estaba construido del mismo modo que este. Habia una especie particular de espineta cuyo sonido era muy dulce, y que por este motivo se llamaba sordinas. El clavicordio, la espineta y el clave continuaron á usarse hasta fines del siglo pasado.
    • 1867 Anónimo "Los instrumentos de teclado" [15-03-1867] El Artista (Madrid) Esp (HD)
      Créese que la invención del clave dio origen á la del piano. A principios del siglo XVI eran conocidos ya el clavecitherium, montado con cuerdas animales, la virginal con cuerdas de acero (esto instrumento lo tocaba la reina Isabel de Inglaterra). El clavicordio, con cuerdas de latón, y el clave que se usó hasta últimos del siglo pasado, cuyo mecanismo era solamente un pedazo de madera guarnecido de búfalo, o una pluma que impulsada por la tecla sin ningún agente intermediario, hacia sonar las cuerdas. La estension de los primeros de que se ha podido tener noticia, era de tres octavas y media. La Alemania especialmente, adoptó el clavicordio; y en Francia, Italia é Inglaterra, se usaba la virginal, el clave y la espineta, especie de virginal, y cuyos instrumentos de teclado no alcanzaron grandes mejoras.
    • 1899 Anónimo (Allegro) "Pianistas y aporreadores" [27-11-1899] La Correspondencia de España (Madrid) Esp (HD)
      Mozart, á los cuatro años, no solamente era un pequeño virtuoso, si no que ya componía algunos minuetos. A los seis alternaba con los concertistas de entonces. De modo que por mucho que hubiera podido ejercitarse, á esa edad, en el claverino [sic], la virginal ó la espineta, no habría sido gran cosa [...].
    • 1901 Pedrell, F. Organografía [1901] Esp (CDH )

      Secciónc). Cuerdas punteadas por un mecanismo de teclado.– Del salteriode cuerdas punteadas nació la espineta, que conserva la forma triangular del instrumento primitivo, y la virginal, que difiere de la espinetapor su forma cuadrada. Llegaron después el clave, espineta, de mayores proporciones que la primitiva, y el archicímbalo, de mayores proporciones, todavía, como instrumento destinado á tañerse estando en pie el ejecutante. Las cuerdasde todos estos instrumentos, en lugar de puntearse con los dedos, suenan por la acción de unas tiras de cuero, de madera, de pluma ú otras materias, colocadas sobre unos martillitos movidos por un teclado.

    • 1917 Anónimo (B. de M.) "La mujer en Francia" [06-10-1917] La Moda Elegante (Cádiz) Esp (HD)
      Y, al hablar así, sonreía. Sonreía, porque entonces era ella la primera dama de las princesas de Europa, porque —trabajando para distraerse, vestida de seda y encajes, escuchando las cadencias de un vals que ejecuta la espineta la señorita de Mackau, y elevando la vista al techo, donde sonreían también los amorcillos pintados por Boucher —aguardaba que la vida colmase que éstos dormían con el sosegado sueño de la infancia...
    • 1953 Carpentier, A. Pasos [1985] 114 Cu (CDH )
      De pronto, en un piano al que el trópico había dado sonoridad de espineta, sonó la pomposa introducción de un vals tocado a cuatro manos.
    • 1964-1967 Cabrera Infante, G. Tristes Tigres [1967] Cu (CDH )
      Había un sofá de paja manila tejida, complicado y una butaca de cuero marrón y un sillón Viena, y también un secreter de maderas preciosas y creo que una espineta o un piano barroco.
    • 1990 Uslar Pietri, A. Visita tiempo [1993] Ve (CDH )
      Alegre, fugaz, la recordaba en sus tertulias, en sus juegos, en sus fiestas, con la música ligera de sus espinetas y flautas.
    • 2005 Campos Iglesias, C. Instrumentos folklóricos de Bolivia [2005] Bo (CORPES)
      Es instrumento armonioso, y en el sonido semejante a la espineta, porque todas las cuerdas van subiendo en semitono y por eso le llaman algunos "espineta levantada". Por su antigüedad el arpa ha sido un instrumento emblemático, asociado por distintas civilizaciones a orígenes ultraterrenos.
    • 2011 Szaran, L. "HMúsica" HParaguay Py (CORPES)
      Dos años después, se embarcó en Cádiz rumbo a las reducciones jesuíticas. El padre Sepp trajo consigo los mejores instrumentos disponibles en Europa: un órgano, espinetas, clavecines, bombardas, chirimías, tiorbas y el arpa renacentista, instrumento del que derivó, siglos más tarde, el arpa paraguaya. En el pueblo de Yapeyú fundó el primer taller de fabricación de instrumentos musicales
    • 2017 Covarrubias, S. Tesoro Cast [04-03-2017] Esp (HD)
      Su vida cotidiana, con sus obsesiones, el tabaco y el alcohol, el amor y el sexo, las prostitutas, la política catalana, sus lecturas, así como la vida del claustro de profesores y los momentos relajantes tocando la espineta constituyen la lúcida vida moral de un escritor que nunca se quiso reconocer como tal. Por sorpresa, al día siguiente de su muerte, su viuda, Carme Vidal, encontró en su ordenador, encriptado, y en una versión impresa en papel y encuadernada, listo para ser leído, el dietario.
    • 1611 Covarrubias, S. Tesoro Cast Esp (NTLLE)
      ESPINETA, clauicordio pequeño, que como los clauicordios toman nombre de clauo, este le toma de espina; por quanto las plumillas que hieren las cuerdas son menores y mas agudas, como espinas: o pudo darle nombre el maestro, si le llamo Espinel, o la ciudad Espineta; dela qual haze mencion Plinio lib. 3. c. 16.
    • 1613 Cerone, P. Melopeo p. 1061 Esp (BD)
      […] particularmente de vno adonde interuenia vna grandissima variedad y diuersidad de instrumentos, entre los quales auia vn Clauicembalo grande, vna Spineta grande, tres Laudes de diuersas formas, vna gran cantidad de Vihuelas, y otra de Sacabuches, dos Cornetas, vna derecha y otra tuerta; dos Rabeles; muchas Flautas gruessas, derechas y tuertas; vn Harpa grande doblada, y vna Lyra.
    • 1613 Cerone, P. Melopeo p. 1062 Esp (BD)
      Tambien aqui puede nacer alguna poca desorden de los Clauycembalos y Spinetas, &c. que enteruienen en los Conciertos, mas no tanto como de las Vihuelas, por ser las cuerdas de metal; las quales no padecen tanta alteracion, como las de entrañas ó tripas, que son las de las Vihuelas y las de los Laudes, &c.
    • 1617 Minsheu, J. VocHispLatAngl Esp (NTLLE)
      Espineta. L. Claue-cymbalum. A. Virginalls. [...]
    • 1675 Zaragoza, J. Instrumentos matemáticos [2004] 218 Esp (CDH )
      Para templar un Órgano, o Espineta, conforme qualquiera de las disposiciones antecedentes, bastará sola una cuerda, templándola toda ella unísona con la primera tecla C. luego si se va mudando una puentecilla por los puntos del Tetrachordo D. E. F. etc. se ajustan unísonas las teclas del Órgano, que tienen las mesmas notas, o signos.
    • 1706 Stevens, J. New Spanish English dictionary Esp (NTLLE)
      Espinéta, the musical, Instrument call'd a Spinet, like a Harpsicord, but less.
    • 1709 Tosca, T. V. Compendio matemático, II p. 416 Esp (BD)
      Explicase la disposicion de los Clavicimbalos, Espinetas, Manuchordios, Harpas de dos ordenes, y otros semejantes. En estos instrumentos se descubre con mayor claridad el Systema musico, y no tenemos aora que añadir cosa alguna sobre lo que diximos en el Libro 2, cap. 2, donde quedan explicadas diferentes disposiciones de Teclados, y divisiones de la Octava, que pueden con acierto ponerse en todos estos instrumentos, dandoles el temple por el Tetrachordo.
    • 1724 Nasarre, P. Escuela música I p. 471 Esp (BD)
      Aora diré de los Instrumentos, que llaman Clavicimbalos, que son de la misma forma Piramidal, teniendo el un extremo en punta, y en la frente del otro el teclado. [...]. Llaman Espinetas á otros, que son mas pequeños, aunque de la misma forma, los concavos de ellos, se deven proporcionar (segun la longitud) la latitud que comunmente estan en proporcion dupla.
    • 1726 Feijoo, B. J. Theatro crítico universal, I [1998] Esp (CDH )
      43 Otros instrumentos ay respectosos, y graves, como la Harpa, el Violón, la Espineta; sin que sea inconveniente de alguna monta, que falten Tiples en la Música instrumental.
    • 1732 RAE DiccAutoridades (NTLLE)
      ESPINETA. s. f. Clavicórdio pequeño, que sirve para aprender los primeros rudimentos de la Música. Llámase assi, porque las plumillas que hieren las cuerdas son pequeñas y agúdas como espinas [...].
    • 1768 Anónimo "Historia general de los viages" [13-04-1768] Diario Noticioso, Curioso, Erudito y Comercial. Público y Económico (Madrid) Esp (HD)
      Mandole decle [sic] traxese consigo gentes de letras, y un buen Medico, los mejores Mapas Geograficos, los Libros mas estimados en Europa, y especialmente las Obras de Mathematicas, con los nuevos descubrimientos, que se havrian podido hacer tocante a las longitudes. Despues, haviendose hecho traher una espineta, tocó algunas canciones Chinas sobre ese instrumento. Uso de esta ocasion para hacer conocer al Legado con qué familiaridad trataba a los Europeos, cuya sabiduria le aseguro honraba mucho.
    • 1787 Terreros Pando, E. DiccCastVocesCienciasArtes (NTLLE)
      ESPINéTA, instrumento de Musica mui harmonioso [...].
    • 1791 RAE DRAE 3.ª ed. (NTLLE)
      ESPINETA. s. f. Clavicordio pequeño de una sola cuerda en cada órden. [...]
    • 1791 Anónimo Mágica blanca [1792] 52 Esp (CDH )
      Mr. Hill creyó que este Flautista tenia en su cuerpo, como el Jugador de dados, algun enano oculto que tocaba segun la necesidad y nos contó á, propósito la historia de un Músico, que en tiempo de Luis XIV ganó 24,000 libras en la feria de S. German, en París, manifestando una espineta que tocaba quando la mandaban y en la qual habia oculto un niño.
    • 1797 Anónimo "Noticias sueltas. En la calle de los Reyes alta" [28-07-1797] Diario de Madrid (Madrid) Esp (HD)
      En la calle de las Beatas, casa sin. núm. qto. tercero, se vende una espineta de martillos, como un fortepiano, de rara invencion, chiquita, muy cómoda para llevarla á qualquier parte, gozneada, que se dobla en tres piezas, sin perjudicarse la afinacion.
    • 1800 Anónimo "Compras, ventas, censos y arrendamientos" [05-05-1800] El Correo Mercantil de España y sus Indias (Madrid) Esp (HD)
      En la calle de las Huertas, número 2, quarto principal, se vende un clave singular en su clase, tiene este clave fortepiano y espineta, dos órdenes de teclados, y quatro registros bien tratados: puede adornar qualquier sala ó gabinete, y se da con suma equidad, y se tomará aunque sea la mitad en Vales, y la otra mitad en dinero.
    • 1811 Anónimo "De alhajas, muebles y otros efectos" [15-11-1811] Diario de la Habana (La Habana) Cu (HD)
      Un clave y una espineta de excelentes voces, ámbos en 180 pesos; en la casa n. 32 calle de la Obrapía.
    • 1824 Anónimo "Avisos" [10-03-1824] Diario Balear (Palma de Mallorca) Esp (HD)
      El que quiera conprar una espineta ya usada acuda á la inprenta de este periódico y darán razon de su dueño.
    • 1840 Fargas Soler, A. Trad Música Fétis p. 101 Esp (BD)
      La espineta que no era otra cosa que un clavicordio cuadrado, estaba construido del mismo modo que este. Habia una especie particular de espineta cuyo sonido era muy dulce, y que por este motivo se llamaba sordinas. El clavicordio, la espineta y el clave continuaron á usarse hasta fines del siglo pasado.
    • 1842 Soriano Fuertes, M. "Descubrimientos músicos Arezo" [12-06-1842] La Iberia Musical (Madrid) Esp (HD)
      También se han prodigado á Guido la invencion de los instrumentos llamados Polímetros, esto es, los claves y Espinetas y otros instrumentos compuestos de cuerdas, y teclas, á pesar de asegurar el mismo en su Micrólogo que no construyó sino un manucordio.
    • 1852 Fargas Soler, A. Dicc Música [1852] Esp (BD)
      ANGÉLICA. Instrumento de teclado del género del clavicordio ó espineta (V. estas pal.), y que se cree fué inventado á principios del siglo XVII por un factor de órganos llamado Ratz, en Mulhausen.
    • 1852 Fargas Soler, A. Dicc Música [1852] Esp (BD)
      ESPINETA. Instrumento de teclado anterior al piano y semejante al clave (V. esta pal.), que estuvo en uso en el siglo XVI.
    • 1853 Cid, J. Dicc Música Esp (BD)
      ESPINETA. Clavicordio pequeño de una sola cuerda en cada órden.
    • 1856 Anónimo "Crónica estrangera. Salzburgo" [17-08-1856] Gaceta Musical de Madrid (Madrid) Esp (HD)
      SALZBURGO. — Entre los artistas que se harán oir en festival Mozart se cita á Mr. Willmers, pianista. Todo el tiempo que dure la fiesta estarán espuestos en la sala donde nación el célebre compositor, casa núm. 225 de la calle aux Blés de Salzburgo, un clave, una espineta, varias cartas, un retrato, etc., objetos todos pertenecientes á Mozart.
    • 1867 Anónimo "Los instrumentos de teclado" [15-03-1867] El Artista (Madrid) Esp (HD)
      Créese que la invención del clave dio origen á la del piano. A principios del siglo XVI eran conocidos ya el clavecitherium, montado con cuerdas animales, la virginal con cuerdas de acero (esto instrumento lo tocaba la reina Isabel de Inglaterra). El clavicordio, con cuerdas de latón, y el clave que se usó hasta últimos del siglo pasado, cuyo mecanismo era solamente un pedazo de madera guarnecido de búfalo, o una pluma que impulsada por la tecla sin ningún agente intermediario, hacia sonar las cuerdas. La estension de los primeros de que se ha podido tener noticia, era de tres octavas y media. La Alemania especialmente, adoptó el clavicordio; y en Francia, Italia é Inglaterra, se usaba la virginal, el clave y la espineta, especie de virginal, y cuyos instrumentos de teclado no alcanzaron grandes mejoras.
    • 1876 Escosura, P. "Enrique VIII" [01-09-1876] Revista de España (Madrid) Esp (HD)
      Bondadosa siempre con los artistas, y recordando que Smeaton, con su habilidad en la Espineta ó Clavicórdio, habia contribuido grandemente á distraerla en las tristes horas de la convalecencia de una enfermedad que padeció tiempo antes en Winchester, y pasada la cual no habia vuelto á hablarle, dirigióse á él y preguntóle qué era lo que tenia.
    • 1887 Tragó, J. "El piano" [01-03-1887] Revista de España (Madrid) Esp (HD)
      Más tarde se perfeccionaron estos instrumentos, sustituyendo las laminillas de cobre que percutían las cuerdas por unos pedazos de pluma de cuervo colocados en las teclas, con lo cual se obtenía una vibración análoga á la que se producía en otros instrumentos con los plectros de pluma. Con esta innovación aparecen dos instrumentos, llamados virginal y espineta, que también fueron muy usados.
    • 1893 Pedrell, F. "Diccionario música" Ilustración musical hispano-americana (Barcelona) Esp (BD)
      Espineta [...] Instrumento de percusión tan antiguo como la Virginal. Afectaba diferentes formas, paralelógramas, trianguladas, por el estilo de un arpa colocada horizontalmente sobre una tabla de armonía, semejante en algunos casos al Clavicordio. Diósele el nombre de espineta porque el punteado de las cuerdas se hacía por medio de un sencillo y primitivo mecanismo colocado en la parte extrema de las teclas, compuesto de unos tallos de pluma de cuervo en forma de espina montados sobre la parte superior de unas piececitas delgadas y aplanadas de madera, que los fabricantes llamaban saltarelli (it.), sautereaux (fr.). La espineta solo tenía una cuerda en cada orden.
    • 1899 Anónimo (Allegro) "Pianistas y aporreadores" [27-11-1899] La Correspondencia de España (Madrid) Esp (HD)
      Mozart, á los cuatro años, no solamente era un pequeño virtuoso, si no que ya componía algunos minuetos. A los seis alternaba con los concertistas de entonces. De modo que por mucho que hubiera podido ejercitarse, á esa edad, en el claverino [sic], la virginal ó la espineta, no habría sido gran cosa [...].
    • 1900 Lacal Bracho, L. DiccMúsica (3º ed.) Esp (BD)
      Espineta.― Inst. de teclado contemporáneo del clavecín y de la virginal.― Afectaba la forma de una arpa puesta horizontalmente sobre una caja de armonía.― Puede que su origen se remonte en Italia al año 1350; pero por estar poco generalizado, no debe afirmarse que existiera hasta últimos del siglo XV. Llamósele espineta, porque el punteado de sus cuerdas se hacía con un mecanismo colocado en el extremo de las teclas, compuesto de tallos de pluma de cuervo, formando espina, montados sobre la parte sup. de unos pedacitos de madera delgada, que en Italia llamaron saltarelli y en Francia sautereaux. Tenia una cuerda en cada orden. El sonido nos resultaría hoy agrio. Su extensión variaba entre 3 y 4 octavas y algunas notas. Se usaba principalmente por señoras y para la mús. de cámara. En el s. XVIII se construyeron de dos teclados y con dos órdenes de saltarelli. El 1.º se destinaba á las cuerdas al unísono, y el 2.º á las de la octava. Los protestantes, en la época de la reforma, acompañaban sus cánticos con este inst. [...]
    • 1901 Pedrell, F. Organografía [1901] 15 Esp (CDH )

      En el artículo destinado á explicar la División genérica de los instrumentos musicales(cap. II, lib. XXI), dice que «los sonidos de los instrumentos se producen por vía de viento, de traste y de arquillo. Los instrumentos de viento que entran en los conciertos son: sacabuches, fagotesó bajones, doblados, flautas, dulzainas, cornetas, cornamusas y cornamusas (cornetas mudas). Entre los de traste hay unos que se tañen por vía de viento y otros por vía de pluma ó galillo (es decir lengüeta), entre los primeros los regales (órganos de regalía), órganos y claviórganos, y entre los segundos, los monochordios (manicordio) clavicímbalos y spinetas (espinetas). También la cítolaó cytharase tañe con pluma, mas, empero, sin viento y sin teclas... Los de arquillo son las lyras, vihuelas de arco, violones, rabeles ó rebequines. Otros hay que se tocan con punta de dedos, como los laúdes, arpas, tiorbas, etc.»

    • 1901 Pedrell, F. Organografía [1901] Esp (CDH )

      Secciónc). Cuerdas punteadas por un mecanismo de teclado.– Del salteriode cuerdas punteadas nació la espineta, que conserva la forma triangular del instrumento primitivo, y la virginal, que difiere de la espinetapor su forma cuadrada. Llegaron después el clave, espineta, de mayores proporciones que la primitiva, y el archicímbalo, de mayores proporciones, todavía, como instrumento destinado á tañerse estando en pie el ejecutante. Las cuerdasde todos estos instrumentos, en lugar de puntearse con los dedos, suenan por la acción de unas tiras de cuero, de madera, de pluma ú otras materias, colocadas sobre unos martillitos movidos por un teclado.

    • 1901 Pedrell, F. Organografía [1901] 59 Esp (CDH )

      Ahora bien, si no pudo aludir al aparato del canónigo Afranio, ni al tympanoasirio (llamado hoy por los ingleses con el nombre de dulcimer), será preciso convenir que señaló á un predecesor de la espineta ó de la virginal.

    • 1901 Pedrell, F. Organografía [1901] 112 Esp (CDH )
      En un artículo de cuentas de la época de Carlos V se habla de la renovación de plumas á propósito de reparaciones «de los clavicordios que sirven para guiar la voz de los niños de la capilla española». Se trata aquí, sin ninguna clase de dudas, del clavecin, del instrumento da penna (provisto de plumas recortadas para herir las cuerdas) y no de la espineta, es á saber, de los cembali de teclado que tenían un sistema de macillos ó de resortes fijos, colocados en el extremo de las teclas.
    • 1901 Pedrell, F. Organografía [1901] 112 Esp (CDH )
      El clave es un perfeccionamiento del clavicordio, y como precursor del piano, no le desampara hasta la aparición de este instrurnento, que hace olvidar los manicordios, espinetas, virginales, cembali, arpicordios, etc., etc.
    • 1902 Anónimo "Rara colección instrumentos musicales" [04-10-1902] Caras y Caretas (Buenos Aires) Ar (HD)
      Para comprender la importancia de esta colección, reconocida como la particular de su género más célebre del mundo, baste decir que se compone de más de 1.200 piezas. Entre los instrumentos curiosos que la constituyen figura un piano del constructor vienés Watchtl en que el martillo golpea las cuerdas no por abajo sino de costado, á consecuencia de la disposición general adoptada; otra curiosidad es un órgano invención del constructor de Nuremberg, Roll, que en el siglo dieciséis tuvo la idea de presentar en sustitución del órgano grande un pequeño instrumento para uso en las iglesias, que no ofreciera las complicaciones de aquél, es decir, el instrumento antecesor de nuestros armonios. También figuran en la colección dos tímpanos italianos, uno grande y otro pequeño, antecesores de la espineta.
    • 1917 Anónimo (B. de M.) "La mujer en Francia" [06-10-1917] La Moda Elegante (Cádiz) Esp (HD)
      Y, al hablar así, sonreía. Sonreía, porque entonces era ella la primera dama de las princesas de Europa, porque —trabajando para distraerse, vestida de seda y encajes, escuchando las cadencias de un vals que ejecuta la espineta la señorita de Mackau, y elevando la vista al techo, donde sonreían también los amorcillos pintados por Boucher —aguardaba que la vida colmase que éstos dormían con el sosegado sueño de la infancia...
    • 1927 Beltrán, M. J. "Guantes y mitones" [01-03-1927] Revista de Oro (Barcelona) Esp (HD)
      —La Reina Isabel de Inglaterra, que fué quien sacó el refinamiento de los guantes perfumados, cayó en la extravagante exageración de no quitárselos ni para pulsar el teclado de su espineta predilecta; y llevaba puestos los guantes célebres que el Conde de Oxford le trajo de Italia.
    • 1930 Pujol, J. "Godoy en París" [10-06-1930] ABC (Madrid) Esp (HD)
      —He pasado en ella algunas temporadas. En esta época los jardines están llenos de ruiseñores. De noche no cesan de cantar. el Rey se acostaba temprano, fatigado de sus cacerías. Pero la Reina y las damas de la Corte solían escuchar, en la saleta de música, una espineta o un clavicordio en que un mancebo músico de la cámara regia dejaba oír un minueto de Rameau o de Mozart.
    • 1953 Carpentier, A. Pasos [1985] 114 Cu (CDH )
      De pronto, en un piano al que el trópico había dado sonoridad de espineta, sonó la pomposa introducción de un vals tocado a cuatro manos.
    • 1966 Sopeña, F. "Concierto de Carmen Pérez Durías" [17-04-1966] ABC (Madrid) Esp (HD)
      Las canciones que oímos a Carmen Pérez Durías son preciosas como música e igualmente preciosas como signo de la forma de amar de toda una cultura. Carmen Pérez Durias las cantó con gran pasión, yo diría que con excesiva tendencia en los tiempos —alguna de estas canciones se bailó en su tiempo—, y en el fraseo hacía una melancolía demasiado "moderna" pero es digno de justa loa el trabajar una parte así tan larga y tan difícil. La magistral veteranía de Zanetti en la espineta y la buena voluntad del viola —E. López— y de los flautistas —Juan y Alonso Zamora— añadió color a las canciones.
    • 1964-1967 Cabrera Infante, G. Tristes Tigres [1967] Cu (CDH )
      Había un sofá de paja manila tejida, complicado y una butaca de cuero marrón y un sillón Viena, y también un secreter de maderas preciosas y creo que una espineta o un piano barroco.
    • 1973 Fdz-Cid, A. "Resumen de un jueves musical madrileño" [01-12-1973] ABC (Madrid) Esp (HD)
      Flautas, trombones, virginales, laúdes, violas, clavecín, órgano portátil, sacabuches, salterio, espineta, arpa, instrumentos de percusión se muestran y utilizan, entre otros. El recorrido propuesto esta vez, con música anciana francesa, partía de obras del siglo XIII para llegar a los comienzos del XVI. En la parte escuchada, la primera, que se coronó con una deliciosa danza escrita por Jean le Grant en el XV, el nivel mostró un serio concepto permanente, ya que no identidad en la perfección de los resultados con respecto a la noble ambición del proyecto.
    • 1981 Prensa El País, 03/01/1981 [1981] Esp (CDH )
      Por otro lado, los grupos teatrales de Aguilar y Cervera pusieron en escena en Aguilar de Campoo el Auto de los Reyes Magos (anónimo del siglo XI); tras esta representación se ofreció un concierto de flauta (Antonio Arias) y espineta (Miguel Angel Tallante).
    • 1983 Otero, L. Temporada ángeles [1986] 18 Cu (CDH )
      El metálico sonido de la espineta se mezcló al sordo y grave rascado de las cuerdas en la viola-da-gamba, los delicados tonos de la flauta dulce y la estridencia de los pífanos y la masa sonora se empastó con la base poderosa y marcial de trompas y trompetas.
    • 1983 Otero, L. Temporada ángeles [1986] 355 Cu (CDH )
      ¡Cuántas veces había ascendido por aquella escalinata en gloria y majestad! ¡Cuántas veces! Las rosas y añiles del fresco que techaba aquella estancia, en la alegoría de Rubens que consagraba a su padre en el Olimpo, le trajeron recuerdos más amables, de cuando seleccionaba sus Tizianos y Tintorettos y decidía, con pormenorizado análisis, en qué salón de sus palacios debían colgar; tuvo memorias de la bella condesa de Carlisle y de lady Ana Carr, que decoraban sus fiestas; recordaba las flores de hilo de plata en la ornamentación de las damas de la Corte (sorprendente cómo un detalle, una insignificancia, se adhiere a la memoria y reaparece mucho después); ¡qué divertidas las pantomimas y qué brillantes los bailes! La imaginación se crecía en aquellas arcadias de cartón y de madera; el oído se regalaba con los tonos de la espineta y la viola; los ojos se alegraban con el bullicio de la danza de matachines.
    • 1985 Mojarro, T. Yo [1985] Mx (CDH )

      — ¿Oyes? Los cielos afinan espinetas, virginales, celestas y flautas dulces.

      — Así es, compañera. Ángeles, arcángeles y serafines se aprestan a cantar la gloria de ese que se desasosiega en tu vientre; del León de Judá al que las siete tribus de Israel sirven de escabel; del que viene a instaurar en la tierra el reino de verdad, la solidaridad, la justicia y el humanismo; la revolución, pues.

    • 1986 Hernáiz, J. I. Teoría arte [1986] Esp (CDH )

      Los instrumentos renacentistas, aparte de aparecer la coral protestante, son de cuerda punteada: mandolina, mandola, cistra, salterio, virginal, espineta y clave; de cuerda golpeada: viola, lira y violín; de viento: pífano, fagot, trompa, serpentón y sacabuche.

    • 1990 Uslar Pietri, A. Visita tiempo [1993] Ve (CDH )
      Alegre, fugaz, la recordaba en sus tertulias, en sus juegos, en sus fiestas, con la música ligera de sus espinetas y flautas.
    • 1995 Márquez, J. Perico Galápago [1995] Esp (CDH )
      Por ahora, suena al fondo una espineta a veces viva, a veces serena, siempre melancólica. Perico se emboba frente a aquel rincón de su memoria, se acerca, acaricia con los dedos cada arista y deja que el pasado le empape de felicidad y de dolor. Toma un muñeco de trapo (su vieja rana de trapo verde, su primer compañero) y se abraza el hombro con el cuerpo desarmado del pelele. Un soplo de luz mística atraviesa el ventanuco y juguetea con el tamo sobre su rostro atontado. Un libro abierto le susurra en las manos y le derrota, se lo lleva hasta el suelo, donde Perico se posa como una pluma domada por el sueño. El libro, los juguetes, la música... la luz, la luz poderosa que transparenta los huesos de su mano derecha, levantado contra el rayo lento, y hace rosa líquido los membranas que unen sus dedos. / Vuelo de placer infinito, nostalgia rota por la puerta, que, como tantas veces, se abre.
    • 1995 Márquez, J. Perico Galápago [1995] Esp (CDH )
      Quizá Perico no llegara a notarlo; quizá no lo notara nadie en su familia, pero el tiempo había transcurrido. Para él, la única diferencia estaba en que su rana de trapo se había convertido, sin salir de su mano izquierda, sin él advertirlo, en la réplica de un desagradable tiranosaurio enano. Todo lo demás sigue allí; incluso la espineta se mece de nuevo sobre la luz de bronce, que recorta la silueta de su mano. Parece que volviera a comenzar la escena anterior, o es que la vida se empeña en ensayar continuamente una mismo secuencia. / Suena la puerta que se abre.
    • 1995 Márquez, J. Perico Galápago [1995] Esp (CDH )
      La música de la espineta es, en esta hora, tétrica, atormentada. El escenario está casi desnudo, la luz que entra por el ventanuco es aún más luz de anochecer y el azul continúa devorando los tonos dorados, así que hay en el ambiente de la trastienda una extraña mezcla de vacío, de frialdad y de misterio. / Perico, solo, es casi la imagen lúgubre del principio; su silla, su ropa...
    • 2001 Anónimo "Vermeer y la Escuela de Delft" [20-06-2001] ABC (Madrid) Esp (HD)
      Resulta muy difícil destacar algún cuadro entre tanta obra maestra: «Estudio de una joven» —conocido como «La joven de la perla» , «La lechera», «Mujer escribiendo», «Mujer tocando la espineta», «La bordadora», «Mujer escribiendo una carta y su ama» o «vista de Delft», el cuadro más bello del mundo, según Marcel Proust.
    • 2001 RAE DRAE 22.ª ed. (NTLLE)
      espineta [...] Clavicordio pequeño, de una sola cuerda en cada orden.
    • 2005 Campos Iglesias, C. Instrumentos folklóricos de Bolivia [2005] Bo (CORPES)
      Es instrumento armonioso, y en el sonido semejante a la espineta, porque todas las cuerdas van subiendo en semitono y por eso le llaman algunos "espineta levantada". Por su antigüedad el arpa ha sido un instrumento emblemático, asociado por distintas civilizaciones a orígenes ultraterrenos.
    • 2006 Minsheu, J. VocHispLatAngl [09-12-2006] Esp (HD)
      En 1975, Christopher Hogwood grababa esta antología de piezas de Gibbons, representativas de su buen quehacer compositivo en los principales géneros de la música inglesa para teclado: fantasías, pavanas, almans, grounds, galliards... La utilización de tres instrumentos —órgano de cámara, espineta y clavecín— añade un elemento de ulterior variedad a una interpretación escrupulosa. Gould exageraba, pero Gibbons bien merece una escucha.
    • 2011 Szaran, L. "HMúsica" HParaguay Py (CORPES)
      Dos años después, se embarcó en Cádiz rumbo a las reducciones jesuíticas. El padre Sepp trajo consigo los mejores instrumentos disponibles en Europa: un órgano, espinetas, clavecines, bombardas, chirimías, tiorbas y el arpa renacentista, instrumento del que derivó, siglos más tarde, el arpa paraguaya. En el pueblo de Yapeyú fundó el primer taller de fabricación de instrumentos musicales
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      espineta [...] Clavicordio pequeño, de una sola cuerda en cada orden.
    • 2015 Anónimo Edicto municipal de la Ciudad de México [19-03-2015] Ordenanzas de gremios de la Nueva España Mx (HD)
      La asociación pro restauración de la capilla de San José organiza hoy un concierto de violines, cello, oboe y espineta en dicha capilla, con el fin de dar a conocer los trabajos de restauración que se llevan a cabo.
    • 2017 Covarrubias, S. Tesoro Cast [04-03-2017] Esp (HD)
      Su vida cotidiana, con sus obsesiones, el tabaco y el alcohol, el amor y el sexo, las prostitutas, la política catalana, sus lecturas, así como la vida del claustro de profesores y los momentos relajantes tocando la espineta constituyen la lúcida vida moral de un escritor que nunca se quiso reconocer como tal. Por sorpresa, al día siguiente de su muerte, su viuda, Carme Vidal, encontró en su ordenador, encriptado, y en una versión impresa en papel y encuadernada, listo para ser leído, el dietario.
  2. 1⟶metonimia
    s. f. Persona que toca la espineta.
    Sinónimo: espinetista
    docs. (1934-2016) 4 ejemplos:
    • 1934 Anónimo "La asociación de música antigua" [25-05-1934] La Vanguardia (Barcelona) Esp (HD)
      El próximo concierto de esta entidad se celebrará el día 30 del corriente mes de mayo, en la sala del Rectorado de la Universidad. Estará dedicado a «La música de cámara a fines del siglo XVI», haciendo un breve comentario la culta artista señorita María Carratalá. Tomarán parte en dicho concierto los artistas María Amat, soprano, Juan Gibert Camins, espineta; Graciano Tarragó, laúd, y Fernando Pérez Prió, viola «da Gamba». Las obras se ejecutarán con instrumentos antiguos.
    • 1966 Anónimo (R.) "Juventudes musicales" [03-03-1966] ABC (Sevilla) Esp (HD)
      Concierto música francesa. José Luis Ochoa de Olza, voz; Gerardo Gombau, espineta y piano. Domingo 6. 7.30 tarde, Real Conservatorio. San Bernardo, 44.
    • 1992 Anónimo "Radio 2 (RNE)" [09-10-1992] ABC Cultural (Madrid) Esp (HD)
      14,02 Musical 2. Guerrero: «Magnificar», Pro Cantione Antiqua, director: B. Turner. Purcell: «Sonatas a cuatro números 1 a 3», C. Mxkintosh (violín), M. Huggett (violín), C. Coin (viola baja) y C. Hogwood (órgano y espineta). Honegger: «Sinfonía número 4»; Orquesta Sinfónica de la Radio Bávara, director: Ch. Dutoit.
    • 2016 Anónimo "La Orquesta Sinfónica de RTVE abrirá la XXIV edición del Otoño Musical Soriano" [20-06-2016] Heraldo de Soria (Soria) Esp (HD)
      El certamen también dedica un espacio el 25 de septiembre a conmemorar el 450 aniversario de la muerte de Antonio de Cabezón, con un concierto-conferencia de su obra para tecla, ofrecido por Chus Gonzalo (espineta) y Sonia Gonzalo (conferenciante).

Diccionario histórico de la lengua española
Real Academia Española © Todos los derechos reservados

Con el apoyo de Inditex
cerrar

Buscador general de la RAE