11.ª Entrega (octubre de 2021)
Versión del 29/10/2021
Equipo Universidad de Salamanca
Familia Ver familia de palabras
faringe s. (1493-)
faringe, faringa, farínge, farinje, farins, farinx, fárinx, farynx, pharinga, pharinge, pharinx, pharynga, pharynge, pharynx, pharynxa
Etim. Voz tomada probablemente del francés faringua, variante de pharynx, atestiguada en esta lengua al menos desde 1478 como 'tráquea', y tomada del latín tardío pharynga (a su vez del griego phárynx; DECH, s. v. ; véase TLF y OED, s. v. pharynx).

Se documenta por primera vez, con la variante faringa y con la acepción 'órgano del aparato respiratorio y digestivo, musculoso y membranoso, que se sitúa detrás de las fosas nasales, la boca, la laringe y continúa con el esófago, y en el que se produce la deglución', en 1493, en la traducción del Tratado de cirugía de Guido de Cauliaco (Lisboa, BNP I177). Esta es la acepción más común y se atestigua en textos de todos los siglos siguientes, aunque es a partir del siglo XVIII cuando se extiende su uso. Especialmente, en los siglos XVI, XVII y XVIII, la palabra convive con los sinónimos fauce faucesglándulasgula tragadero. Se consigna en el Diccionario de Autoridades de la RAE en 1737, con la variante pharinge. A lo largo del siglo XIX la voz faringe aparece documentada con modificadores, como nasallaríngea oral, para referirse a las distintas partes en las que se suele subdividir este órgano (a saber: la nasofaringe, la hipofaringe y la orofaringe). A finales del siglo XVI se atestigua con la acepción 'prominencia subcutánea formada por el cartílago tiroides y ubicada en la cara anterior del cuello", únicamente en los Diálogos familiares de la agricultura cristiana (1589) de J. de Pineda, con la variante faringa. Desde mediados del siglo XIX, esta voz también se usa para aludir a las faringes o conductos del aparato digestivo de animales que presentan características particulares. Por ejemplo, se documenta su uso como 'órgano del aparato respiratorio y digestivo de varios cordados acuáticos, como peces o procordados, formado por una pared provista de aberturas y hendiduras branquiales' en 1849, en el Nociones elementales de historia natural de A. J. Martínez de la Raga, como 'órgano del aparato digestivos de varios celentéreos, como corales o medusas, que conecta directamente la boca con el intestino o cavidad ventral', en 1892, en Elementos de Zoología de C. Berg y como 'órgano del aparato digestivo de algunos turbelarios que puede ser proyectado hacia el exterior para la captura de alimento', en 1893, en el Diccionario enciclopédico hispano-americano de A. Pagés. Finalmente, a principios del siglo XX se registra con la acepción 'canal que comunica la superficie con el protoplasma en algunos organismos unicelulares', en 1909, en Zoología, de I. Bolívar, cuyo uso se atestigua también con el modificador celular. Esta voz presenta numerosas variantes, algunas de las cuales suelen utilizarse en masculino, concretamente las variantes que terminan en consonante, como farinx, pharinx o farins, quizás por influencia de la voz francesa pharynx, que se usa en masculino (cf. TLF, s. v.).

Notas filológicas

En la Traducción del Tratado de cirugía de Guido de Cauliaco (Lisboa, BNP I177) uno de los pasajes apunta a una posible equivalencia entre faringe y tráquea cuando explica el contenido del capítulo tercero de la obra ("Que cosa sea el cuello: & qual es el sito del: & las coligancias & cosas conjuntadas a el ninguno las ignora que es fecho por gracia de la faringa o trachea arteria que es vna mesma cosa principalmente"), si bien se ha determinado mostrar todos los ejemplos bajo la acepción principal de faringe. Asimismo, la documentación de J. de Pineda en los Diálogos familiares de la agricultura cristiana (1589) apunta en una dirección similar, ya que se establece sinonimia entre faringe y laringe, y faringe y nuez, por lo que se puede afirmar que las primeras documentaciones muestran la confusión entre la faringe y los otros conductos del interior del cuello, concretamente, la laringe y la tráquea. 

  1. s. f. o m. Órgano del aparato respiratorio y digestivo, musculoso y membranoso, que se sitúa detrás de las fosas nasales, la boca, la laringe y continúa con el esófago, y en el que se produce la deglución.
    docs. (1493-2021) 354 ejemplos:
    • 1493 Anónimo Trad Cirugía Cauliaco (BNP Inc 177) fol. 7 v. Esp (BD)
      Que cosa sea el cuello: & qual es el sito del: & las coligancias & cosas conjuntadas a el ninguno las ignora que es fecho por gracia de la faringa o trachea arteria que es vna mesma cosa principalmente.
    • 2020 Cuevas, D. "Posdata temo" [01-08-2020] Jot Down Esp (CORPES)
      El mito explica que los asistentes a aquella proyección, al ver cómo se acercaba a través de la pantalla una locomotora con intenciones inmediatas de aparcar en la sala, gritaban y huían espantados en masa maldiciendo las ventajas de la tecnología y las desventajas de llevar el cuello de la camisa muy ceñido cuando tienes un par de huevos de excursión por la faringe.
    • 1493 Anónimo Trad Cirugía Cauliaco (BNP Inc 177) fol. 7 v. Esp (BD)
      Sobre estas dos vias a parte de la boca es la gula o gutur o opiglotus que pienso que es vna misma cosa quanto es de presente y es particula cartilaginosa criada para que sea ynstrumento de la boz: & llaue de la faringa en el tiempo del tragamiento mediante vna adicion de linguiformis o forma de lengua que es en vna de las partes della: la qual es compuesta de tres cartilagines: cerca de la qual dos musculos son plantados el todo.
    • 1584 Daza Chacón, D. Pratica y theorica cirvgia p. 445 Esp (BD)
      En lo mas interno del tragadero (al qual los Griegos llaman pharinga) acaesce inflammarse los musculos, y esta se llama squinancia, y los Griegos la llaman synanche, fauces se llaman (como dize Galeno) las partes de dentro de la boca, y mas propriamente las partes que estan detras de la campanilla, donde se juntan el tragadero y la trachea [...].
    • 1592 Fragoso, J. Cirugia universal fol. 16v Esp (BD)
      La parte mas alta del tragadero, pensaron algunos que se dezia pharynx a cerca delos Griegos, y delos Latinos fauces, engañados en esto con Plinio, como contra el y otros lo prueva Nicolao Leoniceno: siendo verdad que por pharynga, o fauces, (segun Galeno) se entiende aquel espacio interior de la boca, que se ve con los ojos abaxada de la lengua, que esta delante del gaznate y del tragadero [...].
    • 1716 Porras, M. Anatomía [1716] p. 392 Esp (BD)
      El principio del Essophago se llama Pharynx, ò Pharynge.
    • 1728 Martínez, M. Anatomía completa p. 367 Esp (BD)
      La Pharinge, que como he dicho, es cabeza del Essophago, es una cavidad de la Laringe, (vease Estamp. 11. figur. 6)
    • 1751 Bedoya, P. Dissertaciones physico medicas p. 75 Esp (BD)
      El primer Ganglio cervical es el mas considerable de todos en lo largo, y grueso; pero es el de menor consistencia: llamase olivar, por ser parecido á una aceytuna. Está situado longitudinalmente delante las raíces de las tres primeras vertebras del cuello, è inmediatamente detràs del Farynx.
    • 1767 López, J. D. Compendio anatomico. Esplanchnologia [1767] p. 328 Esp (BD)
      La Lengua es el Organo principal de la sensacion del Gusto, es un cuerpo carnoso, capáz de muchos movimientos, situada en la cabidad de la boca, en el intervalo de los Dientes, que rematan en la Mandibula inferior, i se estiende ázia atrás, en donde este Organo es mas gruesso, i ancho; por lo qual la parte posterior se llama la base que está estrechamente atada á el Huesso Hioides, á la Larynge, i à la Pharynge.
    • 1786 Galli Camps, L. Observación niña cerebro p. 45 Esp (BD)
      Desde este momento, dos principales órganos, hasta entonces sin accion, entran en el exercicio de sus funciones, las que no cesarán ya mientras viva el animal; estos órganos son el diafragma, y el canal intestinal, tomado desde el farinx hasta el ano.
    • 1813 Flores Moreno, F. Ensayo Tifus-icterodes [1813] p. 171 Esp (BD)
      Los espamos de la faringe, del cuello, del espinazo y de los brazos, y los horribles síntomas de la combinación del tétanos ó pasmo, y de la rabia, tan comunes en la peste levantina, se presentaron en muchos enfermos en la epidemia de Nueva-York, según puede verse en el citado repuesto médico.
    • 1827 Sicilia, M. J. Lecciones ortología prosodia p. 51 Esp (BD)
      La faringe es la parte superior del esófago ó tragadero: la glotis, el orificio ó abertura superior de la laringe.
    • 1843 Casas Mendoza, N. Elementos caballo p. 38 Esp (BD)
      Algunos dan el nombre de fauces ó garganta á la parte anterior del cuello en el sitio que corresponde á la faringe y laringe ó principio del esófago y tráquea.
    • 1860 Giné Partagás, J. Trat Higiene rural p. 177 Esp (BD)
      El mecanismo de la digestion es como sigue: llevados á la boca los alimentos, son triturados y disueltos por la saliva, hasta que formen una masa blanda que se reune en el dorso de la lenga para ser transportada al estómago, al través de un conducto membranoso formado por la farinje y el esófago.
    • c1890 Glz Fdz, A. Memorándum zoología [1890] 152 España (CDH )

      Faringe: Es un conducto corto que sigue á la boca, en el que se abren, además de la boca, las fosas nasales, la laringe ó glotis, y el

      Esófago [...].

    • 1909 Bolívar Urrutia, I. / Calderón, I. HNatural, III: Zoología (2.ª ed.) [1909] Esp (CDH )

      Deglución.– Con este nombre se designa el paso de los alimentos desde la boca hasta el estómago; en los animales superiores tiene lugar á través de la faringe, que es la cavidad que sigue á la boca y de la que parte el esófago.

    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] España (CDH )
      El examen escrupuloso y cómodo de la faringe es un momento esencial en la exploración de todo enfermo; particularmente, como es natural, en los que se quejan de la garganta.
    • 1962 Font Quer, P. Plantas medicinales [1962] España (CDH )
      5.º Abandonar, si se tiene, la costumbre de aspirar el humo hacia la faringe y expulsarlo por la nariz.
    • 1973 Aguilera Malta, D. Secuestro [1973] Ecuador (CDH )
      Exprimiéndose la faringe, se sacó una gota de saliva.
    • 1980 Castilla Pino, C. Introd Psiquiatría II [1992] 95 España (CDH )
      Quien se angustia ante las lombrices o ante los ratones no se angustia ante la lombriz o el ratón reales, sino ante la lombriz o el ratón que imagina (aunque ambos estén delante), por cuanto le atribuye estimativas deparadoras de temor: la lombriz sería posible que diera un salto y se introdujera en su faringe, o el ratón, pese a que lo ve huir, podría morderle, subir por sus piernas, etc.
    • 1992 Ferrán Reyes, E. Atlas anatomía [1992] España (CDH )
      Atendiendo a su funcionamiento, la faringe se ha de considerar como un conducto mixto, destinado al paso del bolo alimenticio por un lado y del aire para la respiración, por el otro; es, pues, una encrucijada en donde se entrecruzan la vía digestiva y la respiratoria (fig. 6).
    • 2007 McCausland, E. Alma acordeón Co (CORPES)
      La doctora cuelga sin responder y continúa examinando al niño, al cual no le sale sonido alguno cuando ella le pide que diga "aaa". El bajalenguas le revela que tiene la faringe y las amígdalas muy inflamadas.
    • 2010 Miserachi, R. "Kim Deal" [01-04-2010] Replicante Mx (CORPES)
      Kelly escupe palabras en un español tieso. No sabe lo que significan. Canta desde las náuseas en mi faringe. Canta con un cuchillo atravesándole el cuello. No es angustia. Es un sonido eléctrico. Hace y deshace nudos con su lengua pesada.
    • 2010 Mendoza Andrade, V. Balada Adiós Ec (CORPES)
      Sentí el dulzor de la sangre en la lengua y en mi interior los pulmones se convirtieron en desvencijados acordeones de los cuales se escuchaban las notas bajas que sonaban enronquecidas y mi faringe era una flauta obstruida en la que solo estaban libres para la circulación del aire los orificios correspondientes a las últimas notas de la escala musical.
    • 2014 Pazo Quintana, T. C. / Rojas Estévez, A. L. / Álvz Arredondo, E. C. Habla, voz Mx (CORPES)
      La faringe es un tubo muscular que puede variar de forma y volumen según los armónicos que deba reforzar durante la fonación. Es una porción común al aparato digestivo y al respiratorio. Se extiende desde la base del cráneo hasta la VI-VII vértebra cervical. Por su cara anterior se comunica con las fosas nasales, boca y laringe, por lo que puede ser dividida en tres porciones: nasofaringe, orofaringe y laringofaringe, respectivamente. Entre el tercio superior y el medio de la pared posterior de la faringe, el músculo constrictor superior forma un rodete llamado de Pasavant, que contribuye al cierre velofaríngeo, acto importante en la resonancia.
    • 2020 Cuevas, D. "Posdata temo" [01-08-2020] Jot Down Esp (CORPES)
      El mito explica que los asistentes a aquella proyección, al ver cómo se acercaba a través de la pantalla una locomotora con intenciones inmediatas de aparcar en la sala, gritaban y huían espantados en masa maldiciendo las ventajas de la tecnología y las desventajas de llevar el cuello de la camisa muy ceñido cuando tienes un par de huevos de excursión por la faringe.
    • 1493 Anónimo Trad Cirugía Cauliaco (BNP Inc 177) fol. 7 v. Esp (BD)
      Que cosa sea el cuello: & qual es el sito del: & las coligancias & cosas conjuntadas a el ninguno las ignora que es fecho por gracia de la faringa o trachea arteria que es vna mesma cosa principalmente.
    • 1493 Anónimo Trad Cirugía Cauliaco (BNP Inc 177) fol. 7 v. Esp (BD)
      Sobre estas dos vias a parte de la boca es la gula o gutur o opiglotus que pienso que es vna misma cosa quanto es de presente y es particula cartilaginosa criada para que sea ynstrumento de la boz: & llaue de la faringa en el tiempo del tragamiento mediante vna adicion de linguiformis o forma de lengua que es en vna de las partes della: la qual es compuesta de tres cartilagines: cerca de la qual dos musculos son plantados el todo.
    • 1493 Anónimo Trad Cirugía Cauliaco (BNP Inc 177) fol. 163 v. Esp (BD)
      Mas las venas que baxo son dos. es a saber la que es segund las inguines esto es la plegadura del ynojo. otra segund las sirra: & cauillas septimo las quales por las passiones de los reñones de la madriz: & de la vexiga se sangran. assi tanbien segund el proueymiento: o firmeza de los ojos sangrar la passiones de los ojos ayuda. & las que segund la lengua a los fleumones de las faringas aprouechan. mas de las otras comunes precedente la sangria.
    • 1584 Daza Chacón, D. Pratica y theorica cirvgia p. 445 Esp (BD)
      En lo mas interno del tragadero (al qual los Griegos llaman pharinga) acaesce inflammarse los musculos, y esta se llama squinancia, y los Griegos la llaman synanche, fauces se llaman (como dize Galeno) las partes de dentro de la boca, y mas propriamente las partes que estan detras de la campanilla, donde se juntan el tragadero y la trachea [...].
    • 1589 Pineda, J. Diálogos Agricultura cristiana [1963-1964] España (CDH )
      [...] y averiguamos que en la cabeza de la áspera se forma la voz mediante la laringa o faringa, y como esta áspera no pueda estar sin cuello, todo animal que carece de cuello, carece también de áspera y no tiene voz; y ansí concluimos que el cuello se dió al animal por el uso de la áspera arteria, cuya principal parte es la faringa, como la que es el instrumento de la voz y de la respiración.
    • 1589 Pineda, J. Diálogos Agricultura cristiana [1963-1964] España (CDH )
      [...] y ansí concluimos que el cuello se dió al animal por el uso de la áspera arteria, cuya principal parte es la faringa, como la que es el instrumento de la voz y de la respiración.
    • 1589 Pineda, J. Diálogos Agricultura cristiana [1963-1964] España (CDH )
      Mas el hombre y otros animales, que se le parecen en esto, como no han menester el cuello más de por el uso de la faringa, no sé les dió más largo de lo que es menester tener de largo la faringa.
    • 1589 Pineda, J. Diálogos Agricultura cristiana [1963-1964] España (CDH )
      [...] porque donde no hay respiración ni faringa, ni pulmón (como Aristóteles dice de los pesces) cierto está que no puede haber voz.
    • 1589 Pineda, J. Diálogos Agricultura cristiana [1963-1964] España (CDH )
      Concluye Aristóteles en el texto nonagésimo que voz no es otra cosa que un sonido intérprete o declarador de alguna cosa, que suena hiriendo el aire, respirado en la faringa.
    • 1589 Pineda, J. Diálogos Agricultura cristiana [1963-1964] España (CDH )
      En favor desto es lo que dice Galeno, que los pesces no tienen pulmón, ni voz, ni respiran por la faringe; mas que tienen las gallas en lugar de pulmón con muchos subtiles agujeritos, por las cuales no cuela el agua y cuela el aire y el vapor, porque tienen poco calor y sangre, y ansí les basta poca refrigeración [...].
    • 1592 Fragoso, J. Cirugia universal fol. 16v Esp (BD)
      La parte mas alta del tragadero, pensaron algunos que se dezia pharynx a cerca delos Griegos, y delos Latinos fauces, engañados en esto con Plinio, como contra el y otros lo prueva Nicolao Leoniceno: siendo verdad que por pharynga, o fauces, (segun Galeno) se entiende aquel espacio interior de la boca, que se ve con los ojos abaxada de la lengua, que esta delante del gaznate y del tragadero [...].
    • 1592 Fragoso, J. Cirugia universal fol. 16v Esp (BD)
      La parte mas alta del tragadero, pensaron algunos que se dezia pharynx a cerca delos Griegos, y delos Latinos fauces, engañados en esto con Plinio, como contra el y otros lo prueva Nicolao Leoniceno: siendo verdad que por pharynga, o fauces, (segun Galeno) se entiende aquel espacio interior de la boca, que se ve con los ojos abaxada de la lengua, que esta delante del gaznate y del tragadero [...].
    • 1627 Fragoso, J. Cirvgia vniversal p. 30 Esp (BD)
      La parte mas alta del tragadero pensaron algunos que se dezia pharinxa cerca de los Griegos, y de los Latinos, fauces, engañados en esto con Plinio, como contra el, yotros lo prueua Nicolao.
    • 1716 Porras, M. Anatomía [1716] p. 392 Esp (BD)
      El principio del Essophago se llama Pharynx, ò Pharynge.
    • 1728 Martínez, M. Anatomía completa p. 367 Esp (BD)
      La Pharinge, que como he dicho, es cabeza del Essophago, es una cavidad de la Laringe, (vease Estamp. 11. figur. 6)
    • 1737 RAE DiccAutoridades (NTLLE)
      PHARINGE. Vease [ | | Fáuce].
    • 1750 Martínez, M. Noches Anatomia compendiosa p. 103 Esp (BD)
      Detrás de la Laringe se observa otro conducto aún mas ancho, à quien llaman Pharinge, Fauce, ò Gula, que es el principio del Essophago, por donde baxa el alimento [...].
    • 1750 Serena, B. / Medina, A. Curso cirugia p. 151 (BD)
      Lo segundo: que está aligada, ó conexa, mediante tambien estos propios musculos, y membranas, al huesso Hyoides, à la mandibula inferior, à la laringe, pharinge, y otras partes vecinas.
    • 1751 Bedoya, P. Dissertaciones physico medicas p. 75 Esp (BD)
      El primer Ganglio cervical es el mas considerable de todos en lo largo, y grueso; pero es el de menor consistencia: llamase olivar, por ser parecido á una aceytuna. Está situado longitudinalmente delante las raíces de las tres primeras vertebras del cuello, è inmediatamente detràs del Farynx.
    • 1753 Puig, F. Principios de cirugia p. 33 Esp (BD)
      Se separa de la sangre arterial, y se filtra dentro la boca por muchos filtros, como son las glandulas parotides, y conductos salivales, por las maxillares conglomeradas, por las glandulas de la lengua, paladar, encias, larinx, pharinx, &c.
    • 1754 Reyes, F. R. Inflamaciones internas p. 111 Esp (BD)
      En unos el color de fauces, y cavidad inferior rubro remisso, y en otros de temperamento bilioso, como blanquecino, escaldada, mui arida, y desigual la superficie interior de faringe, y laringe.
    • 1767 López, J. D. Compendio anatomico. Esplanchnologia [1767] p. 328 Esp (BD)
      La Lengua es el Organo principal de la sensacion del Gusto, es un cuerpo carnoso, capáz de muchos movimientos, situada en la cabidad de la boca, en el intervalo de los Dientes, que rematan en la Mandibula inferior, i se estiende ázia atrás, en donde este Organo es mas gruesso, i ancho; por lo qual la parte posterior se llama la base que está estrechamente atada á el Huesso Hioides, á la Larynge, i à la Pharynge.
    • 1770 Royo, J. M. Respuesta pregunta p. 10 Esp (BD)
      La duda es: que si estas oleadas, y vibraciones de los intestinos producen la picazón en las narices, por qué no la han de causar tambien en otras muchas partes membranoso nerveas, como en la boca, ojos, oídos, y aun en los mismos intermedios, que no son de menos perspicaz sentido, como es el orificio superior del ventriculo, y faringe?
    • 1782 Vidal, D. Tumores humorales p. 15 Esp (BD)
      [...] y finalmente hacen de los tumores tantas divisiones quantas emos hecho de las enfermedades en general; solo se advierte que los tumores toman diferentes nombres segun la parte que ocupan, aunque en el fondo sean de la misma especie: v.gr. la inflamacion que sobreviene à la extremidad de los dedos se llama panarizo y la del larinx, farinx, &c. angina [...].
    • 1782 Anónimo Curso enfermedades venéreas [1782] p. 42 Esp (BD)
      Quando las ulceras son de mucho tiempo y en varias partes del cuerpo, y particularmente en el pharinx ó en la campanilla, se podrán aplicar los mismos remedios propuestos en las antecedentes [...].
    • 1784 Pascual Rubio, J. A. Tratado garrotillo o angina p. 4 Esp (BD)
      Es efecto, que pertenece á la intemperie, y órgano viciados, las partes dañadas es el principio de la trachea, ó áspera arteria, la laringe, faringe, &c.
    • 1786 Galli Camps, L. Observación niña cerebro p. 45 Esp (BD)
      Desde este momento, dos principales órganos, hasta entonces sin accion, entran en el exercicio de sus funciones, las que no cesarán ya mientras viva el animal; estos órganos son el diafragma, y el canal intestinal, tomado desde el farinx hasta el ano.
    • 1787 Terreros Pando, E. DiccCastVocesCienciasArtes (NTLLE)
      FARINJE [...] voz de Anatomía, parte posterior de la larinje, que no es otra cosa que un orificio del esofago, mui dilatado, y á modo de embudo.
    • 1788 Fernández, R. Principios cirugía general p. 107 Esp (BD)
      Los músculos de la pharinge se dividen en tres clases: los primeros vienen de la boca, llamados Glosopharingeos, Perista philopharingeos, Geniopharingeos, Milopharingeos.
    • 1793 Malats, S. Elementos veterinaria, I p. 64 Esp (BD)
      En este hueso se debe considerar su posicion encima de la laringe en la base de la lengua, y que abraza la faringe y laringe.
    • 1803 Mitjavila Fisonell, V. Supl Semestre Medico [1803] p. 35 Esp (BD)
      Fizes, habiendo disecado el cadaver de un sexâgenario que habia muerto en conseqüencia de una fiebre lenta pulmonal, halló que estos sintomas habian sido ocasionados por un abceso de la túnica del esofago que se extendia desdel [sic] pharinx hasta el estómago.
    • 1813 Flores Moreno, F. Ensayo Tifus-icterodes [1813] p. 171 Esp (BD)
      Los espamos de la faringe, del cuello, del espinazo y de los brazos, y los horribles síntomas de la combinación del tétanos ó pasmo, y de la rabia, tan comunes en la peste levantina, se presentaron en muchos enfermos en la epidemia de Nueva-York, según puede verse en el citado repuesto médico.
    • 1818 Amaya Delgado, M. Asfixias [1818] p. 145 Esp (BD)
      la operacion de que hablamos es la pharingotomía, esto es, la abertura de la pharinge ó tragadero [...].
    • 1827 Sicilia, M. J. Lecciones ortología prosodia p. 51 Esp (BD)
      La faringe es la parte superior del esófago ó tragadero: la glotis, el orificio ó abertura superior de la laringe.
    • 1834 Casas Mendoza, N. Fisiología veterinaria p. 236 Esp (BD)
      [...] el animal suspende la masticación, alarga el cuello y cabeza, apoyando la punta de la lengua contra el paladar, y ayudada de este punto de apoyo ejecuta un movimiento de undulación de adelante atras y de arriba abajo, y la porción de alimento colocada en su cara superior ó el bolo alimenticio no teniendo otro camino por donde evadirse de la fuerza que le comprime se dirige hacia la faringe [...].
    • 1834 Glz Urueña, J. M. Compendio anatomia general p. 99 (BD)
      [...] el nítrico puro antes de disolver las membranas mucosas les da, especialmente á las de los labios, faringe y ecsófago, un color amarillo naranjado; cuyo color es uno de los signos para conocer el envenenamiento por este ácido.
    • 1834 Ribot Ferrer, J. Compendio lecciones fisiología p. 194 Esp (BD)
      De esto se infiere que los líquidos lo mismo que los sólidos no pasan al estómago por su propio peso sino por la accion del farinx y esófago.
    • 1839 Gerber Robles, J. Formulario recetas médica p. 98 Esp (BD)
      Usanse los tres en las anginas, con ulceraciones sifilíticas de la farinje ó velo del paladar; sobre todo, cuando son rebeldes.
    • 1842 Casas Mendoza, N. Trat Enfermedades Ganados p. 140 Esp (BD)
      Así se ve que la que suele acompañar á la inflamación de la faringe (principio del tragadero) es seca [...].
    • 1843 Casas Mendoza, N. Elementos caballo p. 38 Esp (BD)
      Algunos dan el nombre de fauces ó garganta á la parte anterior del cuello en el sitio que corresponde á la faringe y laringe ó principio del esófago y tráquea.
    • 1843 Jaume Sancho, J. Método angina inflamatoria p. 7 Esp (BD)
      Esta enfermedad abraza la membrana mucosa que cubre el velo del paladar, las glándulas amigdalas, el farins y esófago, y es caracterizada por una serie de síntomas propios y característicos de esta especie de anginas.
    • 1846 Domínguez, R. J. DiccNacional, I p. 795 Esp (BD)
      Farinje, Farinjeo, Farinjeurisma, Farinjitis, V. con G.
    • 1847 Estébanez Calderón, S. Escenas andaluzas [1985] España (CDH )
      [...] te acercará con sus alas, empapándote en un polvo tan sutil y entremetido que te lo tentarás en lo más recóndito de la mollera, en el parénquima del pulmón, entre la laringe y la faringe, en el cristalino del ojo, en la concha de la oreja, en los trebejos y trompetilla del oído, y en la nariz te morderá tan vivamente la membrana pituitosa [...].
    • 1852 Vázquez Quevedo, J. Dicc Antropológico p. 81 Esp (BD)
      En el fondo de la boca hay una abertura llamada istmo de las fauces que comunica con la faringe ó garganta, cuyo conducto se mantiene cerrado durante la masticacion por el velo del paladar, y al hacerse la deglucion se repliega dejando paso par que sea pasado á la faringe el bolo alimenticio.
    • 1853 [Gaspar y Roig] DiccEnciclLengEsp, I (NTLLE)
      FARINJE: s. f. Anat.: la parte posterior de la boca [...].
    • 1854 Montes Oca, L. Cínica quirúrgica Buenos Aires p. 30 Ar (BD)
      Estas operaciones son: la extraccion de balas, fragmentos de ropa, esquirlas, secuestros, dientes, muelas, espinas implantadas en la boca posterior ó en el fárinx, y otros cuerpos [...].
    • 1855 Blázquez Navarro, S. / Blázquez Navarro, J. Enteralgiología p. 114 Esp (BD)
      Flato, regüeldo. Segun los fisiólogos se llama así en el hombre la salida por la boca de los gases contenidos en el estómago, produciendo un ruido que procede de las vibracion de les imprimen los bordes de la abertura de la faringe.
    • 1860 Giné Partagás, J. Trat Higiene rural p. 177 Esp (BD)
      El mecanismo de la digestion es como sigue: llevados á la boca los alimentos, son triturados y disueltos por la saliva, hasta que formen una masa blanda que se reune en el dorso de la lenga para ser transportada al estómago, al través de un conducto membranoso formado por la farinje y el esófago.
    • 1860 Ramos, T. Episodios nobleza ibérica p. 16 Esp (BD)
      Nuño, sentado en el mismo sillon en que encontráramos momentos antes al viejo criado, se torcia y retorcia, y el pretar de sus dientes no dejaba articular libremente el voto ó juramento que en su faringe modulaba.
    • 1863 Arnús Ferrer, M. Historia topográfica Puda Monserrat p. 149 Esp (BD)
      La angina ya palatina, tonsilar, laríngea ó del farinx, ó de nombre mas ó menos simple, débil ó enérgica, moderada ó violenta, suele ser uno de los primeros augurios en casi todas las afecciones catarrales [...].
    • 1865 Vicente, J. Trat Enfermedades herpéticas p. 43 Esp (BD)
      Las diferentes manifestaciones se suceden casi sin interrupcion; la piel, las amigdalas, la laringe, la tráquea, la faringe, el estómago, los intestinos son el asiento alternado ó simultáneo del herpetismo.
    • 1874 Hdz Poggio, R. Aclimatación europeos Cuba p. 121 Esp (BD)
      La cantidad de agua que absorbe el cuerpo, que segun Falconer es de 48 onzas por hora, obra en la sangre y demás funciones, de donde resulta el calmarse la sequedad de la boca y farinje así como la sed, se disipa la escitacion nerviosa producida por una atmosfera caliente [...].
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] España (CDH )
      Los músculos de la faringe y velo del paladar se paralizan de suerte que las bebidas salen frecuentemente por las fosas nasales ó se pasan á la laringe [...].
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] España (CDH )
      En la faringe, laringe y bronquios se han encontrado granos variolosos cuya presencia durante la enfermedad ha sido acusada por síntomas de que nos ocuparémos al hablar de la fisiología patológica y por último la erupcion, brotando tambien en las serosas, dá lugar, como refieren autores respetables, á la ovarítis, en la mujer y á la orquítis en el hombre.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] España (CDH )
      Pasado el segundo ó tercer dia del período de supuracion en que ya la fiebre debe estar en descenso, se dará algun alimento más nutritivo, como sopa, chocolate, merluza, huevos, etc., etc., segun el estado de las vías digestivas y segun pueda tragar el paciente, pues existen casos en que la erupcion es tan confluente en la faringe, que los cuesta gran trabajo la deglucion.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] España (CDH )
      Ya en los primeros momentos la lesion de las fáuces se localiza en la úvula, desde donde se propaga á los pilares y faringe, para extenderse despues por la base de la lengua é invadir completamente este órgano; de aqui que sobrevenga salivacion.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] España (CDH )
      [...] pero en la que nos ocupa tiene caractéres distintos, ofreciendo la forma pseudo-membranosa cuyas exudaciones trasudan sangre, por lo que toman un color rojizo, y que extendiéndose á la faringe y laringe, mata al paciente por sofocacion, á no ser que las arroje por espuicion.
    • 1881 Villa Martín, S. Exterior animales domésticos [1881] España (CDH )

      Fauces.– Garganta.

      Punto de reunion del borde inferior del cuello con la cabeza, á que corresponden la faringe y laringe.
    • 1882 Bosch, A. Elementos Fisiología [1882] España (CDH )
      Prosiguiendo le análisis se llega á una especie de fibra elemental contráctil, compuesta de celdillas que a manera de discos se sobreponen unas a otras, ora estriadas como en el corazón y en los músculos de movimientos voluntarios en la faringe, ora lisas como en los demás músculos de órganos sustraidos á la acción de la voluntad, como el tubo digestivo, la vejiga urinaria, el iris, etc.
    • 1882 Bosch, A. Elementos Fisiología [1882] España (CDH )
      La faringe principia en el fondo de la boca y termina interiormente en el exófago.
    • 1882 Bosch, A. Elementos Fisiología [1882] España (CDH )
      El exófago (tragadero), conducto más estrecho que las dos cavidades anteriores, se halla limitado por la faringe y por la boca por arriba, y por abajo por el estómago.
    • 1882 Bosch, A. Elementos Fisiología [1882] España (CDH )
      Verificada la masticación é insalivación, los alimentos pasan al estómago en virtud de la acción de la faringe y el esófago.
    • 1883 Montells Bohigas, N. Trat Patología Quirúrgica p. 143 Esp (BD)
      El corazon no contiene sangre; y el exófago, farinje, estómago, larinje y bronquios, manifiestan inyecciones vasculares conjestivas, con secrecion mucosa abundante y viscosa.
    • 1884 Gutiérrez Septicemia puerperal El Dictamen, 1884 España (CDH )
      [...] muchas de las curaciones que se obtienen en niños cuyas amígdalas y faringe están cubiertas de placas diftéricas, que presentan ligeros infartos ganglionales y fiebre bastante alta, son debidas á la mayor resistencia orgánica, apenas influenciada por los tratamientos, sencillos en ocasiones, con que nos refieren, se han combatido dichos estados.
    • 1884 Gutiérrez Consecuencias de la prolongación de la úvula El Dictamen, 1884 España (CDH )
      Y es claro: en la posición horizontal, por su propio peso, tiende la úvula á dirigirse hacia la pared posterior de la faringe, flota en la cámara posterior; pero en el momento que el individuo adopta la posición vertical, la misma gravedad lleva á dicho órgano é descansar sobre la base de la lengua, titilando constantemente en sus movimientos esta parte y la epiglotis, con lo cual provoca toda la serie de reflejos que á la larga acarrean profundos trastornos respiratorios, fonéticos, cardiacos y gástricos
    • 1884 Morales Pz, A. Traqueotomía Dictamen, 1884 España (CDH )
      Desgraciadamente, mis sospechas adquirieron todos los caracteres de la verdad al observar la úvula, pilares, pared posterior de la faringe y repliegues epiglóticos materialmente cubiertos de falsas membranas grisáceas.
    • 1884-1885 Clarín Regenta [1990] España (CDH )
      [...] la cabeza se tenía mal sobre los hombros... y de la faringe del borracho salían, como arrullos de tórtola, gritos sofocados de protesta, de una protesta monótona, inarticulada, que era a su modo expresión de una idea fija, o mejor, de un odio clavado en aquel cerebro con el martillo de la manía.
    • c1890 Glz Fdz, A. Memorándum zoología [1890] España (CDH )

      En los vertebrados, y notablemente en algunos de entre ellos (rumiantes), el aparato alcanza la mayor complicación; pueden distinguirse en él las siguientes porciones: boca (con dos mandíbulas), faringe, esófago, estómago (simple ó complicado), intestino delgado, intestino grueso y ano. En algunos (aves, monotremas) el intestino termina en la cloaca (cavidad común donde desembocan además los órganos de la generación y los urinarios generalmente). En todos los vertebrados el aparato presenta además glándulas anejas; tales son las salivares, el hígado y el páncreas.

    • c1890 Glz Fdz, A. Memorándum zoología [1890] España (CDH )
      A las primeras corresponden los labios que la limitan hacia delante; los carrillos, que forman las paredes laterales; las encías, que revisten las mandíbulas en sus bordes; la lengua, órgano musculoso movible que forma la base de unión con otras partes blandas, y el velo del paladar, límite posterior que separa la boca de la faringe ó post-boca, presentando en cada lado dos repliegues, que constituyen los pilares, y en el centro una prolongación blanda denominada uvula ó campanilla; [...].
    • c1890 Glz Fdz, A. Memorándum zoología [1890] 152 España (CDH )

      Faringe: Es un conducto corto que sigue á la boca, en el que se abren, además de la boca, las fosas nasales, la laringe ó glotis, y el

      Esófago [...].

    • c1890 Glz Fdz, A. Memorándum zoología [1890] España (CDH )
      Es el paso de los alimentos por la faringe y esófago; se verifica del modo siguiente: divididos los alimentos, insalivados, y formando, como resultado de ambas acciones una especie de pasta, se separa una cantidad pequeña (bolo alimenticio) y se coloca en el dorso de la lengua y su parte posterior; se eleva éste órgano y comprime el bolo contra el paladar, verificando al mismo tiempo un movimiento antero-posterior.
    • c1890 Glz Fdz, A. Memorándum zoología [1890] España (CDH )
      En virtud de ambos movimientos, el bolo camina hacia la faringe, favoreciendo su traslación la capa de saliva que, cubriéndolos, hace resbaladizas las diferentes partes de la boca [...].
    • c1890 Glz Fdz, A. Memorándum zoología [1890] España (CDH )
      En virtud de ambos movimientos, el bolo camina hacia la faringe, favoreciendo su traslación la capa de saliva que, cubriéndolos, hace resbaladizas las diferentes partes de la boca; se levanta el velo del paladar, permitiendo el paso del bolo á la faringe, obturando al mismo tiempo la abertura en ésta de las fosas nasales, para impedir que los alimentos penetren en ellas; después, por contracción, independiente de la voluntad, de los músculos de la porción siguiente, se facilita el paso del bolo por la faringe y esófago, cuyas paredes también están revestidas por la saliva.
    • c1890 Glz Fdz, A. Memorándum zoología [1890] España (CDH )
      [...] después, por contracción, independiente de la voluntad, de los músculos de la porción siguiente, se facilita el paso del bolo por la faringe y esófago, cuyas paredes también están revestidas por la saliva.
    • c1890 Glz Fdz, A. Memorándum zoología [1890] España (CDH )
      Este se compone de las partes siguientes: boca, ya descrita (aparato digestivo); fosas nasales, que son dos cavidades situadas en la parte anterior, media y superior de la cara, separadas entre sí por un tabique y revestidas por una membrana mucosa (pituitaria), tienen dos aberturas exteriores visibles en la cara ( narines, según los franceses), y dos interiores que ya describimos en la faringe [...].
    • c1890 Glz Fdz, A. Memorándum zoología [1890] España (CDH )
      En los vertebrados reside en la cara dorsal de la lengua y en la entrada de la faringe.
    • c1890 Glz Fdz, A. Memorándum zoología [1890] España (CDH )
      El oído medio comunica con la faringe mediante un conductito cónico aplanado que denominamos trompa de Eustaquio.
    • 1890 Slocker Pola, E. Lecciones dermatología sifilografía p. 327 Esp (BD)
      Con los síntomas cutáneos del primer brote de pelagra coinciden otros del aparato digestivo, que empiezan en al cavidad bucal y terminan en el recto; experrimenta el enfermo ardos en la boca y farinje, sabor á salado de la saliva (flema salada) pirosis [...].
    • 1891 Clarín (Leopoldo Alas) Hijo [1990] España (CDH )
      [...] que hablaba, mientras acariciaba, con una voz ronca, gutural, que parecía salir de la faringe sin pasar por la boca, y que decía cosas tan extrañas, palabras que, aunque pareciera mentira, aún eran excitantes en medio de los hechos más extremosos de la pasión [...].
    • 1895 Aragó, B. Tratado palomas [1895] España (CDH )
      Es una inflamación de la garganta que se extiende á la faringe, la laringe, la tráquea y á veces á los bronquios, sin que existan aftas.
    • 1895 Aragó, B. Tratado palomas [1895] España (CDH )
      Se caracteriza por la presencia de membranas localizadas generalmente en la faringe, la laringe y aun la tráquea, habiéndose observado también en los intestinos.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      Por adentro con el exófago, la terminación de la faringe, la tráquea, la laringe, el cuerpo tiroideo, la arteria tiroidea inferior, y el nervio recurrente; en el lado izquierdo la conexión con el exófago es más inmediata.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      [...] por atrás y adentro con la faringe, los músculos estilo-faríngeo y estilo-gloso y algunos nervios y arterias; por afuera, con la carótida interna en su origen, porque después ésta se sitúa detrás.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      [...] en su origen es superficial, pues está debajo del músculo cutáneo, pero después se hace profunda y coloca debajo de los omoplato-hioideos y esterno-tiroideos y encima del constrictor medio de la faringe.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )

      [...] Trozo hioideo.– Está situado sobre las astas del hioides y en relación por afuera con los músculos hiogloso, digástrico, estilo-hioideo y cutáneo, el nervio hipogloso, algunas venas y la piel; y por adentro con el constrictor medio de la faringe.

    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      Se llama igualmente faríngea ascendente y se distribuye en la faringe y músculos prevertebrales; también alcanza á la dura madre y órganos que atraviesan el agujero rasgado posterior.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      Emite un solo ramo colateral faríngeo inferior, que se divide en muchos ramillos ascendentes y descendentes, que se distribuyen en la faringe y llegan los más inferiores á anastomosarse con los faríngeos de la tiroidea superior.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      Asciende por delante de la carótida interna, llega á la apófisis basilar y se refleja de arriba á abajo, distribuyéndose en la parte superior de la faringe y anastomosándose con el faríngeo inferior.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] 108 España (CDH )
      Se ha visto la existencia de una faríngea supernumeraria tan grande como la principal, que subía por fuera del músculo estilo-faríngeo y por detrás del pterigoideo interno, llegando á distribuirse por los peristafilinos y por la parte lateral de la faringe; también he visto nacer esta arteria de la carótida interna. /
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      Es muy delgado, va hacia atrás metido en el conducto vidiano y se pierde en la faringe, trompa de Eustaquio y velo del paladar.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )

      2.º Ptérigo-palatinoó faríngeo superior.– Es también delgado; va hacia atrás por el conducto ptérigo-palatino, y termina igualmente en la faringe y trompa de Eustaquio, anastomosándose con el ramo precedente.

    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )

      Nace situada detrás y á la parte externa de la carótida externa; asciende en seguida, y como á dos centímetros de distancia la cruza á ésta por detrás y se coloca á su parte interna; se introduce después en el espacio que media entre la faringe y el músculo pterigoideo interno, y así asciende hasta la base del cráneo; aquí entra en el conducto carotídeo y le recorre, penetrando en la cavidad craneal [...].

    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )

      Esta porción, después de haber cruzado á la carótida externa, tiene las conexiones siguientes: por adentro con la faringe y el fondo de la fosa amigdalina; por afuera con la vena yugular encefálica, los pares craneales nerviosos 9.º, 10, 11 y 12 y aun el vértice de la parótida [...].

    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      La carótida externa alimenta con sus ramos á los huesos de la cabeza y á los dientes, á los músculos de la cara y del cráneo, excepto los infra-orbitarios, á todas las partes de la boca y faringe, á los diversos órganos que componen la laringe y á la glándula tiroidea, al sentido del gusto, á la nariz y fosas nasales, al aparato auditivo, á la piel de la cara y tegumentos del cráneo, y por último, á la dura madre que envuelve al encéfalo.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      En la faringe hay vasos de la faríngea inferior, de la ptérigo-palatina, de la vidiana, de las dos palatinas, ascendente y descendente, y aun de la tiroidea superior.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )

      La vena cefálica interna, pues, representa por su posición á la arteria carótida interna; da principio en el golfo del agujero rasgado posterior, desciende verticalmente acompañando á la arteria carótida interna, por delante de las cuatro vértebras cervicales primeras y de sus músculos prevertebrales, por detrás y hacia afuera de la faringe y de la arteria mencionada, y por detrás y hacia adentro de los músculos estiloideos y vientre posterior del digástrico; llega al nivel de la faringe debajo del hueso hioides, y, uniéndose á una gruesa corriente venosa que procede del exterior de la cabeza y que llamaremos vena cefálica externa, termina y da origen á la vena yugular interna.

    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )

      En este trayecto recibe por lo general algunas venas faríngeas y occipitales profundas; las primeras forman un gran plexo que cubre la parte superior, posterior y externa de la faringe y se enlazan con otras venas faríngeas inferiores [...].

    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )

      Los ganglios infra-hioideosson más abundantes y algunos más voluminosos; están colocados delante de la faringe y de la tráquea por encima y por debajo del cuerpo tiroideo, siendo excepcional el que se sitúen delante de éste, por lo cual podrían dividirse en dos grupos: laringeosó supra-tiroideosy traquealesó infra-tiroideos [...].

    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      Las corrientes principales proceden de la laringe y de la tráquea, de la faringe y del exófago, y sobre todo del cuerpo tiroideo, que es el órgano cervical que tiene linfáticos más numerosos y más desarrollados.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      El nervio de Bock marcha hacia atrás en el conducto de su mismo nombre, acompañando á la arteria ptérigo-palatina, y termina en la parte superior de la faringe, á nivel de la trompa de Eustaquio y abertura posterior de las fosas nasales, distribuyéndose en estas regiones.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      Reunidos ambos manojos sin confundirse enteramente, forman el nervio que me ocupa, el cual sale del cráneo por el agujero oval del esfenoides, dirigiéndose hacia abajo y adelante, colocado á la parte interna y detrás del músculo pterigoideo externo, y á la parte externa del constrictor superior de la faringe; á muy corta distancia por debajo del agujero oval se divide en dos ramos gruesos que pueden considerarse como terminales, denominados dentario inferior y lingual.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      [...] camina al principio entre el constrictor superior de la faringe y el pterigoideo externo, después entre los dos pterigoideos, y por fin entra en la lengua cruzando el conducto de Warthon y colocándose entre los músculos lingual y geni-gloso.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      Es nervio sensorial del gusto y á la vez sensitivo que se distribuye en el tercio superior de la mucosa lingual, en las amígdalas y faringe; da ramos á los músculos digástrico, estilo-hioideo y estilo-gloso, á la caja del tambor y trompa de Eustaquio [...].
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      Después de formado éste, el nervio penetra en el cuello, colocándose á la parte externa de la arteria carótida interna y después delante de ella, continúa descendiendo y avanzando algo, se aplica al constrictor superior de la faringe, que queda hacia adentro, y al estilo-gloso, que queda hacia afuera [...].
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      Los faríngeos, en número de dos ó tres, se incorporan á otros que vienen de los nervios vago, espinal y simpático mayor, formando entre todos el plexo faríngeo, que es de los más rico y del que parten filetes para la mucosa, músculos y vasos de la faringe.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      Es un nervio sensitivo en su origen, y después mixto, que se distribuye en la faringe, laringe, exófago, pulmones, corazón, estómago, hígado y plexo solar; establece anastomosis más ó menos importantes con los nervios facial, gloso-faríngeo, espinal, hipogloso mayor, los dos nervios cervicales primeros y el simpático mayor.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )

      Los nervios faríngeosson en número variable de dos á cuatro; caminan hacia abajo y adelante, costeando por afuera á la carótida interna y adaptándose á las partes laterales de la faringe [...].

    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )

      [...] nacen de la parte superior del ganglio plexiforme, emiten algún filete para el plexo inter-carotídeo y terminan en los tejidos de la faringe, incorporándose á los ramos correspondientes del gloso-faríngeo y del gran simpático, formando entre todos el plexo-faríngeo.

    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      [...] proporciona sensibilidad á la laringe, árbol aéreo y pulmones, al corazón, á la faringe, exófago, estómago, hígado y otras partes del vientre.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      También se comunica la excitación motora á músculos de la faringe y de la laringe, y quizás á las fibras musculares de los bronquios y de sus más finas ramificaciones; pero esta acción no es propia, sino que la debe á las anastomosis que forma con otros nervios motores, sobre todo con el espinal.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] 642 España (CDH )

      [...] parece que se divide en dos ramos; el más voluminoso se incorpora al ganglio referido para encargarse después de formar sus ramos colaterales motores y algunos cardiacos; el más pequeño á la faringe, contribuyendo á la construcción del plexo faríngeo.

    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      Los faríngeos caminan por las partes laterales de la faringe y ramificándose en ella se anastomosan con los ramos del gloso-faríngeo y del pneumo-gástrico, formando el plexo-faríngeo, que es uno de los más ricos del simpático mayor.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      Es el amplio espacio colocado por detrás de la nariz, en comunicación con la faringe, y divido en dos cavidades laterales por el tabique central ósteo-cartilaginoso.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      Sappey y Testut añaden á éstos una tercera sección con el nombre de cavidad posterior de las fosas nasales, mas en realidad pertenece al tramo más alto de la faringe y con ésta será descrito.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      Son dos cavidades que componen la cavidad nasal, en comunicación con la faringe y separadas entre sí por un tabique central.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] 729 España (CDH )
      Por último, en las paredes anterior y posterior, la pituitaria recubre sin accidentes morfológicos las partes óseas, continuándose respectivamente á nivel de los orificios anteriores y posteriores, con la mucosa del orificio superior del vestíbulo nasal y con la que tapiza el tramo superior de la faringe.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      Consiste en una cavidad excavada en el espesor del peñasco, á la parte interna del conducto auditivo externo y á la externa del laberinto, cuya cavidad está en comunicación por detrás con las células mastoideas y por delante con la parte superior de la faringe [...].
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      La trompa de Eustaquio es un conducto extendido desde la pared anterior de la caja del tambor hasta el tercio superior de la faringe [...].
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )

      La porción ternillosaes mucho más larga, camina en igual dirección que la precedente, aunque formando con ella un ángulo muy abierto hacia abajo; también es cónica y tiene el vértice en la porción ósea y la base muy ensanchada, abierta en la faringe, constituyendo el pabellón.

    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )

      Éste corresponde á la pared posterior de la faringe, á nivel del cornete inferior de las fosas nasales, detrás de la abertura posterior de éstas y delante de la fosa de Rosenmuller [...].

    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      [...] canales que se unen por los bordes, disponiéndose de tal modo para formar el conducto, que proporcionalmente disminuye la porción cartilaginosa, sobre todo en la pared externa, á medida que se acerca á la faringe; tal construcción es á propósito para que este conducto pueda dilatarse.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      Es muy delicada, y está vestida de epitelio cilíndrico vibrátil, excepto en la membrana timpánica en que el epitelio es pavimentoso, y provista de algunas glándulas mucosas en las inmediaciones de la faringe.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      [...] también se continúa con la mucosa de los pilares del velo del paladar y de la faringe.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      La primera da principio en la boca y ventanas nasales anteriores, y penetrando en las cavidades bucal y fosas nasales, las tapiza completamente y después á la faringe, bifurcándose en el trozo medio de ésta en dos ramas, la respiratoria y la digestiva.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      La parte digestiva continúa tapizando el tramo inferior de la faringe y sigue por el exófago, estómago é intestino delgado y el grueso para terminar en el ano uniéndose á la piel.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      En este grupo están comprendidas las de la boca, faringe, exófago, conjuntiva, sexuales externos, conducto auditivo externo y todas aquellas en las que el roce de los materiales que circulan es más ó menos rudo y fuerte. /
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      Esto último ocurre en los puntos en que los aparatos viscerales se unen ó aproximan á la piel; por ejemplo, la faringe, la laringe, la terminación del recto, etc.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      También se puede dividir en ingestiva, digestiva y eyectiva; en la primera se comprenden la boca, faringe y exófago; en la segunda el estómago é intestino delgado, y en la tercera el intestino grueso.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      El fondo de saco pro-entérico ó cavidad céfalo-intestinal corresponde primero y comunica después con la depresión bucal que hay en la cara, y entre las dos cavidades dan origen á la boca, las glándulas salivares, la faringe y exófago, las amígdalas, el cuerpo pituitario y además el aparato respiratorio entero, cuyo desarrollo será expuesto en capítulo aparte.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      La faringe y el exófago, según las opiniones sustentadas por autores diversos, dependen del pro-enteron, son producidos totalmente por la invaginación epiblástica bucal, ó proceden á la vez del uno y de la otra.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      De todas maneras, la faringe comunica al principio con la boca sin señal de velo palatino y de pilares, que se forman por la soldadura en medio de las láminas palatinas [...].
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      [...] cavidad oval colocada debajo de las fosas nasales, encima de la región supra-hioidea, delante de loa faringe y circunscripta anterior y lateralmente por los maxilares superiores é inferiores.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      [...] hacia atrás tiene una abertura, istmo de las fauces, destinada á establecer su comunicación con la faringe para dar paso á alimentos y bebidas.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )

      Velo del paladar.– Es una lámina movible, músculo-membranosa, cuadrilátera, oblicua, cóncava, prendida superiormente al borde posterior de la bóveda posterior de la bóveda palatina; corresponde por delante á la boca y por detrás á la faringe y es más ancha que larga [...].

    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      [...] sus bordes laterales corresponden y se continúan con la mucosa que recubre la parte posterior de las encías superiores, el vértice de la apófisis pterigoides y la faringe [...].
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      [...] su borde inferior emite cuatro pliegues blandos ó pilares, que se incorporan los anteriores á la lengua, los posteriores á la faringe y que descienden divergiendo los anteriores con los posteriores y los derechos con los izquierdos, dando lugar á la formación de dos arcos, uno anterior más abierto y otro posterior [...].
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      Los posteriores son mayores, se dirigen hacia arriba, adelante y adentro, desde los lados de la parte superior de la faringe, la epiglotis y la base de la lengua hasta la terminación de los pilares anteriores.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      Sus límites son: anteriormente, el pilar anterior; posteriormente, el pilar posterior; superiormente, la unión de estos pilares; inferiormente, la base de la lengua; por su parte externa la mucosa del istmo, y mediante ella el constrictor superior de la faringe, y mucho tejido celular flojo que se relaciona con la carótida interna, con la arteria palatina ascendente y con un recodo que forma la facial.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )

      Por su parte interna, cuando no están abultadas, son libres; por la externa se relacionan con el fondo de la fosa que las aloja, fosa que corresponde en realidad á la pared lateral de la faringe formada en ese punto por los músculos constrictor superior y estilo-faríngeo, y más afuera al espacio ptérigo-faríngeo [...].

    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] 870 España (CDH )
      [...] en efecto, dando un corte transversal á este órgano se ve que se compone de una serie de lóbulos, separados entre sí por unos tabiques fibrosos que arrancando del dermis sub-mucoso de la faringe ó cápsula fibrosa de la amígdala, situada en su cara externa, se dirige hasta el fondo de las anfractuosidades ó depresiones que se ven en la cara interna.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )

      El faringo-estafilinoes un manojo ancho y delgado que ocupa el espesor del pilar posterior; tiene dos clases de fibras; las superiores desde el contorno de la abertura de las fosas nasales van á la pared posterior de la faringe [...].

    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      Se ata superiormente á la aponeurosis del velo palatino, al tendón del peristafilino externo, á la parte inferior del contorno de la abertura posterior nasal y al cartílago de la trompa; inferiormente á la línea media posterior de la faringe y al borde posterior y asta del cartílago tiroides.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      Las fibras superiores elevan la faringe, las inferiores deprimen el velo, y el conjunto sirve de constrictor al istmo.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      Es, más bien que agujero, un conducto muy corto extendido entre la cavidad bucal y la faringe, limitado por el velo, los cuatro pilares y la base de la lengua; en la parte superior la úvula le divide en dos arcos, á los lados están las fosas amigdalinas ocupadas por las amígdalas.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      Da principio en el limbo de ambos labios, viste el atrio y la cavidad bucal, y pasa á la faringe por el istmo que debe considerarse como terminación suya; se divide en estas porciones: labial, geniana, gingival, palatina, del velo, del suelo y lingual.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      El anterior se relaciona con el pterigoideo interno y el constrictor superior de la faringe, pero principalmente con la vena encefálica y la carótida interna; este mamelón se denomina prolongación faríngea.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      Faringe.

      Es el tramo segundo de la porción primera del tubo digestivo, de forma embudada; desciende verticalmente por detrás de las fosas nasales, del velo, del istmo y de la laringe, y por delante de las vértebras cervicales; se extiende desde la cara inferior de la apófisis basilar del occipital hasta la 5.ª ó 6.ª cervical.

    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      La pared anterior se une á la abertura posterior de las fosas nasales, al istmo y á la laringe, y por eso se divide toda la faringe en tres tramos, superior, medio é inferior, ó nasal, bucal y laríngeo.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] 885 España (CDH )
      Estos canales se continúan por los lados de la cara anterior de la faringe, se colocan á la parte interna de los bordes posteriores del cartílago tiroides y de sus astas mayores y menores; sirven para favorecer el desliz de los alimentos, especialmente de los líquidos, y se llaman canales anteriores laterales.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      En la parte alta esta pared se continúa suavemente con la pared superior de la faringe, admitiéndose como línea de separación una horizontal que pasará por el tubérculo faríngeo del occipital.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      [...] con la edad se atrofia y queda sólo la bolsa faríngea; pertenece, segun Waldeyer, al gran círculo linfático de la faringe, como lo demuestra el encontrarse enlazadas mediante folículos cerrados y diseminados de una parte con la amígdala de Gerlach y de otra con la palatina.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      Debajo y detrás de esos orificios hay dos fosas como de 10 milímetros de profundidad, que se suelen confundir con la entrada anterior, cuyo conocimiento es muy importante para algunas operaciones: se llaman fosas superiores laterales de la faringe ó de Rosenmüller, corresponden al encuentro de esta pared con la posterior de la faringe y en ocasiones su fondo desigual presenta un agujero ciego llamado de Pertick.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      Debajo y detrás de esos orificios hay dos fosas como de 10 milímetros de profundidad, que se suelen confundir con la entrada anterior, cuyo conocimiento es muy importante para algunas operaciones: se llaman fosas superiores laterales de la faringe ó de Rosenmüller, corresponden al encuentro de esta pared con la posterior de la faringe y en ocasiones su fondo desigual presenta un agujero ciego llamado de Pertick.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      Está construída la faringe de un esqueleto fibroso incompleto, músculos, membrana mucosa y los correspondientes vasos y nervios.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      El esqueleto fibroso ó aponeurosis de la faringe tiene la forma de una lámina fibrosa acanalada y vertical con la concavidad dirigida hacia adelante [...].
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      Los músculos de la faringe son varios, que forman dos series, una de manojos pequeños y otra de músculos verdaderos; los primeros son por sus inserciones occipito-faríngeos, petro-faríngeos, salpingo-faríngeos y ptérigo-faríngeos; los segundos son los músculos constrictores superior, medio é inferior, el estilo-faríngeo y el faringo-estafilino [...].
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )

      [...] mas no se confunden, porque entre el superior y el medio y el inferior el nervio laríngeo superior y por debajo del inferior el nervio recurrente; sirven para constriñir ó estrechar la faringe.

    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      Todas sus fibras se dirigen convergentes hacia atrás y se cruzan en el rafe central posterior, insertándose en la aponeurosis de la faringe las unas, mientras otras van pasando de un lado al opuesto.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )

      [...] se dirigen todas las fibras divergentes hacia atrás; así que las medias son casi horizontales, las inferiores van hacia abajo y las superiores hacia arriba, terminando en la parte posterior y media de la faringe.

    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      [...] se dirigen las fibras inferiores casi horizontalmente, y las superiores bastante diagonales hasta el rafe central de la cara posterior de la faringe, en cuyo punto se cruzan pasando las de un lado al opuesto, para llegar parte de ellas á insertarse en la aponeurosis póstero-bilateral.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] 889 España (CDH )

      El músculo estilo-faríngeo, llamado con más propiedad estilo tiro-faríngeo, es delgado y prolongado; nace de la parte interna de la base de la apófisis estiloides, se dirige hacia abajo, adelante y adentro, cubierto por el constrictor medio; se inserta por sus fibras restantes se confunden con otras de la faringe. Es elevador de la faringe y de la laringe.

    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] 889 España (CDH )
      Es elevador de la faringe y de la laringe.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      La región cervical se extiende desde la sexta vértebra cervical á la segunda dorsal, y está cubierta de una aponeurosis densa y fibrosa, continuación de la aponeurosis póstero-bilateral de la faringe; tiene de 4 á 5 centímetros y medio de longitud.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      La capa fibrosa, mucho más débil que la de la faringe con la cual se continúa, está formada por hacecillos conectivos y algunos fibras elásticas; se adhiere mucho á la siguiente capa.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      [...] los pulmones de los vertebrados superiores, que exigen para su ejercicio la existencia de vías aéreas adecuadas y de mecanismos apropiados para la renovación del aire y de la sangre, como son para la del primero, la faringe con que la rana lo deglute, y las paredes de la cavidad torácica con que los mamíferos lo atraen y lo expelen [...].
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )

      Laringe.– La extremidad superior de la tráquea se ensancha y alarga desde la quinta ó sexta semana; en el interior de la faringe aparecen dos tubérculos que se convierten en los cartílagos aritenoides [...].

    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )

      [...] antes de la novena semana se desarrollan los otros cartílagos á expensas de las paredes de la faringe ó de los arcos branquiales tercero y cuarto, que es lo más probable [...].

    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )

      Laringe.

      Es una caja elástica, de construcción complicada, que puede mover sus piezas componentes; parece el vestíbulo del árbol respiratorio, colocado debajo del hioides, delante de la faringe y encima de la tráquea.

    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      Los hay extrínsecos como el esterno-tiroideo, tiro-hioideo, constrictor inferior de la faringe y estilo faríngeo, y también intrínsecos.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      Se unen por detrás á la membrana mucosa de la faringe, por delante del cricoides, por arriba al músculo aritenoideo y por los lados á los crico-aritenoideos laterales.
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      Esta cara posterior forma la pared anterior de la porción laríngea de la faringe y con ella fué descripta. /
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      El vestíbulo de la laringe comunica superiormente con la faringe por la abertura superior faríngea [...].
    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )

      Esta es oval en el vivo y triangular en el cadáver; pone en comunicación la faringe con la laringe; está en un plano oblicuo dirigido de arriba á abajo y de adelante á atrás; tiene por límites: anteriormente la epiglotis, lateralmente los repliegues aríteno-epiglóticos y posteriormente una escotadura más ó menos prolongada hacia abajo, comprendida entre los dos aritenoides, denominada rímula.

    • 1870-1901 Calleja Schz, J. Anatomía descriptiva, II [1901] España (CDH )
      En los animales que respiran en el aire, se alarga y perfecciona el conducto que establece comunicación entre los sacos pulmonares y la faringe; se ramifican éstos hasta lo infinito para aumentar la superficie donde se realiza la ósmosis gaseosa y envían en las aves prolongaciones, llamadas sacos aéreos, que ocupan los espacios comprendidos entre algunas vísceras y reemplazan la médula de ciertos huesos.
    • 1904 Penna, J. / Pz Avendaño "Estudio difteria" [01-06-1904] Revista Ibero-Americana de Ciencias Médicas (Madrid) Esp (HD)
      Por otra parte, puede el bacilo de Loeffer, según investigaciones de Roux y Jersin, existir sobre las mucosas inflamadas de amígdalas y farinx de sujetos atacado del llamado crup d'emblée, sin producir la formación de pseudo-membranas, que sólo tendrían lugar en el larinx.
    • 1904-1905 Benejam, J. Escuela práctica [2003] España (CDH )

      — La digestión . ¿Cómo se verifica?

      — La faringe .

      — La glotis o entrada a la laringe , protegida por la epiglotis .

    • 1904-1905 Benejam, J. Escuela práctica [2003] España (CDH )
      — Continuación de la faringe es el esófago , tubo largo y estrecho que por medio de una abertura llamada cardias comunica con el estómago , órgano central del aparato digestivo, colocado en la parte superior del vientre.
    • 1909 Bolívar Urrutia, I. / Calderón, S. HNatural, III: Zoología (2.ª ed.) [1909] España (CDH )
      [...] tubo digestivo, en las que se van localizando actos determinados de este proceso, distinguiéndose, por último, en los animales más complicados, como los mamíferos y el hombre, la cavidad bucal, la faringe, el esófago, el estómago [...].
    • 1909 Bolívar Urrutia, I. / Calderón, I. HNatural, III: Zoología (2.ª ed.) [1909] Esp (CDH )

      Deglución.– Con este nombre se designa el paso de los alimentos desde la boca hasta el estómago; en los animales superiores tiene lugar á través de la faringe, que es la cavidad que sigue á la boca y de la que parte el esófago.

    • 1909 Bolívar Urrutia, I. / Calderón, S. HNatural, III: Zoología (2.ª ed.) [1909] España (CDH )
      [...] en los animales cuyo aparato respiratorio se abre en la primera porción del tubo digestivo, la faringe es una verdadera caja de distribución por la que pasa el bolo alimenticio, desde la boca al esófago, y también el aire que por las fosas nasales ó por la misma boca se dirige á los pulmones [...].
    • 1909 Bolívar Urrutia, I. / Calderón, S. HNatural, III: Zoología (2.ª ed.) [1909] España (CDH )
      El velo del paladar, que es un repliegue de la mucosa bucal, empujado hacia atrás por los mismos alimentos que á su vez son impulsados por los movimientos de la lengua, en combinación con las paredes de la faringe, ocultan las aberturas posteriores nasales, y del mismo modo un repliegue ó válvula llamada epiglotis que hay en la parte inferior de la faringe cierra la abertura de comunicación con la laringe, órgano que se halla situado á la entrada del aparato respiratorio; de esta suerte los alimentos sólo hallan libre el trayecto esofágico.
    • 1909 Bolívar Urrutia, I. / Calderón, S. HNatural, III: Zoología (2.ª ed.) [1909] España (CDH )
      En los animales superiores se halla el olfato en cavidades, que casi siempre están en comunicación con la faringe, tapizadas por la membrana pituitaria, en la que terminan las ramificaciones de los nervios olfatorios mediante células bipolares, las cuales por su polo opuesto producen otra fibra que termina en la superficie misma del epitelio.
    • 1909 Bolívar Urrutia, I. / Calderón, S. HNatural, III: Zoología (2.ª ed.) [1909] España (CDH )
      Se agrega al oído interno, así constituído, en otros vertebrados, el oído medio, compuesto de una cavidad (caja del tímpano) tapizada por una mucosa y en comunicación con la faringe por un conducto (trompa de Eustaquio); esta cavidad ofrece varias aberturas, aunque obturadas por la mucosa [...].
    • 1909 Bolívar Urrutia, I. / Calderón, I. HNatural, III: Zoología (2.ª ed.) [1909] Esp (CDH )

      Heterotricos.– Caracterizados por la existencia de una zona peribucal determinada por una serie curva de membranas formadas por los pelos y que penetra en espiral hasta el fondo de la faringe [...].

    • 1909 Bolívar Urrutia, I. / Calderón, I. HNatural, III: Zoología (2.ª ed.) [1909] Esp (CDH )

      El aparato digestivo tiene á veces una sola abertura, que es la bucal, y más comúnmente dos, siendo el ano rudimentario en unos y normal en los más: dichas aberturas pueden estar situadas en el mismo lado del cuerpo ó en las caras opuestas, y hasta en sus extremos, en los que tienen forma prolongada; y el tubo digestivo presenta dos disposiciones diversas: la de una gran bolsa de diámetro tan grande como su longitud, y la de un tubo con el intestino arrollado describiendo una ó más vueltas de espira. En él se distinguen diversas regiones, variables de unos á otros, que se designan con los nombres de faringe, esófago, estómagoy cloaca: á veces existen ciegos gástricos, que se prolongan por los brazos, y que adquieren gran desarrollo en los asteroideos.

    • 1909 Bolívar Urrutia, I. / Calderón, I. HNatural, III: Zoología (2.ª ed.) [1909] Esp (CDH )

      El aparato digestivo comienza por una cavidad delante de la cual están los quelíceros, y que lleva á los lados las maxilas, posteriormente está limitada por un labio; sigue á la boca la faringe y el esófago que se dilata para formar una gran cavidad gástrica contenida en el cefalotórax [...].

    • 1909 Bolívar Urrutia, I. / Calderón, I. HNatural, III: Zoología (2.ª ed.) [1909] Esp (CDH )
      El tubo digestivo consta de varias cavidades, variables por de contado de unos insectos á otros, pero que suelen ser la faringe, el esófago, la molleja, el estómago y el intestino [...].
    • 1909 Bolívar Urrutia, I. / Calderón, I. HNatural, III: Zoología (2.ª ed.) [1909] Esp (CDH )
      Existe una lengua, por lo común musculosa y dotada de gran movilidad, que no sólo interviene en la deglución, sino que es asiento en muchos del sentido del gusto, distinguiéndose en el tubo digestivo tres porciones, que son: el intestino anterior, el medio y el posterior; el primero comprende la boca, la faringe, el esófago y el estómago [...].
    • 1909 Bolívar Urrutia, I. / Calderón, I. HNatural, III: Zoología (2.ª ed.) [1909] Esp (CDH )

      Se alojan los pulmones en el tórax y están envueltos por la hoja visceral de la pleura, que es la membrana que tapiza las paredes de aquella cavidad: el aire llega á ellos desde la faringe pasando por la tráquea, la cual inferiormente se divide en dos ramas (bronquios), que á su vez se ramifican profusamente hasta terminar en las celdillas pulmonares.

    • 1909 Bolívar Urrutia, I. / Calderón, I. HNatural, III: Zoología (2.ª ed.) [1909] Esp (CDH )
      9.º Los glosofaríngeos, proceden también de la parte superior de la médula oblongada y se distribuyen por la lengua y faringe.
    • 1909 Bolívar Urrutia, I. / Calderón, I. HNatural, III: Zoología (2.ª ed.) [1909] Esp (CDH )
      Los pulmones son dos sacos reunidos á veces, formando uno solo, que ocupa el lugar de la vejiga natatoria y se extienden á lo largo de la cavidad visceral, cuya mucosa ofrece repliegues reticulados; comunican directamente con la faringe por una hendidura, y como las fosas nasales están perforadas posteriormente á diferencia de lo que sucede en los peces, el aire puede penetrar por ellas hasta los pulmones.
    • 1909 Bolívar Urrutia, I. / Calderón, I. HNatural, III: Zoología (2.ª ed.) [1909] Esp (CDH )
      Las fosas nasales son pares, y están abiertas interiormente, si bien en algunos las aberturas posteriores no comunican con la faringe, sino con la parte anterior de la boca.
    • 1909 Bolívar Urrutia, I. / Calderón, I. HNatural, III: Zoología (2.ª ed.) [1909] Esp (CDH )
      La respiración es pulmonar durante toda la vida y los pulmones están unidos por el tejido conectivo á la pared dorsal del cuerpo, conduciendo el aire á dichos órganos una tráquea reforzada por anillos cartilagíneos que comunica con la faringe por una hendidura longitudinal desprovista casi siempre de epiglotis, y que en su parte inferior se divide en dos bronquios.
    • 1909 Bolívar Urrutia, I. / Calderón, I. HNatural, III: Zoología (2.ª ed.) [1909] Esp (CDH )

      La lengua, que desempeña un papel tan importante en los mamíferos, rara vez está fija (ballena), siendo por lo común móvil y extensible; y la cavidad bucal, cerrada lateralmente por los carrillos en los que pueden desarrollarse bolsas ó abazones, está separada de la faringe por el velo del paladar [...].

    • 1909 Bolívar Urrutia, I. / Calderón, I. HNatural, III: Zoología (2.ª ed.) [1909] Esp (CDH )
      Difieren de los sirenios, en que las ventanas de la nariz se abren en la parte superior de la cabeza, pudiendo existir una sola, cuya comunicación con la faringe está cerrada con un esfínter, y en que ó carecen de dientes, ó los poseen, pero no mudables y de forma cónica, acusando un régimen alimenticio distinto del de aquéllos.
    • 1912 Albasanz Echevarría, S. Organoterapia y Opoterapia [1912] España (CDH )
      No así su porción anterior, dependiente de la faringe primitiva la hipófisis, por su lóbulo anterior se la considera como glándula de secreción interna, es decir, como glándula que vierte los productos resultantes de su propia función en el torrente circulatorio.
    • 1914 Anónimo "Escribe historia" [28-07-1914] El Progreso: Diario Republicano (Santa Cruz de Tenerife) Esp (HD)
      El síntoma que llamó la atención de los doctores y que les indujo a formular el diagnóstico de difteria, eran unas falsas membranas que tapizaban la pared posterior de la farinje y los pilares anteriores del velo del paladar.
    • c1923 Carrere, E. Torre siete jorobados [1998] España (CDH )
      Basilio sintió que el pedazo de tortilla que tenía en la boca se negaba a pasar a su reseca faringe.
    • 1926 Rioja Lo-Bianco, E. Gusanos Historia natural España (CDH )
      Mientras esto sucede, el renacuajo sufre también metamorfosis para convertirse en rana, teniendo el parásito que abandonar la cámara branquial ya que ésta desaparece al modificarse la respiración del batracio, al convertirse en rana, emigrando entonces a través de la faringe, el esófago y todo el aparato digestivo hasta llegar a la cloaca y de aquí al interior de la vejiga urinaria en la que permanece tres años antes de alcanzar la madurez sexual.
    • 1926 Rioja Lo-Bianco, E. Gusanos Historia natural España (CDH )
      En ellos abandona la sangre perforando la pared de los alveolos pulmonares y se desliza por los bronquios, pasando después a la tráquea y ascendiendo por ella hasta llegar a la faringe.
    • 1926 Rioja Lo-Bianco, E. Gusanos Historia natural España (CDH )
      [...] se cuenta que las sanguijuelas de esta especie en su fase joven produjeron graves molestias a los soldados de Napoleón durante la célebre expedición a Egipto, pues al beber en los pozos y arroyos en los que las sanguijuelas habitan penetraban con el agua fijándose en la boca, en la garganta y aun en las primeras porciones de la faringe.
    • 1926 Rioja Lo-Bianco, E. Gusanos Historia natural España (CDH )
      Aun en corto número son peligrosas cuando accidentalmente llegan a las fosas nasales, a la boca o a la faringe.
    • 1928 Lpz Albújar, E. Matalaché [1978] Perú (CDH )
      Los cueros, lívidos, tiernos y viscosos, despedían una hediondez acre y punzante, que se agarraba a las mucosas y la faringe horriblemente.
    • 1929 Fdz Galiano, E. Fundamentos biología [1939] España (CDH )
      Si de la faringe del animal recién muerto arrancamos un trocito de la mucosa y lo observamos al microscopio en una gota de solución de sal común al 0,75 %, veremos que los cilios vibrátiles que revisten las células epiteliales del tejido (semejantes a los implantados en la superficie de un infusorio) (fig. 188) prosiguen imperturbablemente sus movimientos vibratorios normales, demostración evidente de que las citadas células están todavía vivas.
    • 1942 Lapesa Melgar, R. HLengua española [1942] 256 España (CDH )
      Y el sonido, ya común, de j y x, dejó de ser palatal y se retrajo, como en España, hacia el velo del paladar o la faringe.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] España (CDH )
      Gran número de lesiones de la boca, faringe y cuello pueden producir dolor auricular:
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] España (CDH )
      B) Todas las lesiones de la faringe pueden producir otalgia.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] España (CDH )
      Más interés tiene la otalgia como síntoma precoz de afecciones crónicas, como el cáncer de la amígdala o de la faringe o de la nasofaringe, y las ulceraciones tuberculosas o sifilíticas de estas regiones (v. pág. 877).
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] España (CDH )
      El examen de la faringe y fosas nasales, la expulsión de membranas con la tos, el aspecto intoxicado, decaído y pálido del paciente, el pulso malo y la noción epidemiológica, completan el diagnóstico.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] España (CDH )
      El diagnóstico se hace por la previa historia de fiebre persistente después de una faringitis o anginas, abultamiento renitente de la faringe con proyección hacia adelante del paladar.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] España (CDH )
      El antecedente profesional o medicamentoso es muy importante; pero hay que tener en cuenta que aquí, como en todas las intoxicaciones, la cantidad de sustancia absorbida puede ser tan pequeña que el enfermo no se haya enterado (en uno de mis casos, simples toques con una solución de nitrato de plata en la faringe).
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] España (CDH )
      En cambio, en esta anemia, las hemorragias de la piel (petequias, equimosis) y de las mucosas, sobre todo de las encías y de toda la boca, faringe, a veces laringe y bronquios, mucosa interna, etc., cobran gran interés.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] España (CDH )
      V. Disfagia en las lesiones de la faringe.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] España (CDH )
      Pero en los casos originados en caries de las vértebras cervicales, la disfragia puede aparecer sin dolor, sin fiebre y sin otras molestias, originando errores de diagnóstico si el médico no observa la faringe con amplitud y detenimiento; la palpación del fondo de las fauces confirma la renitencia del absceso; y la radiografía de la columna vertebral da la clave diagnóstica.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] España (CDH )
      No sólo se debe a la parálisis del velo y de la faringe, sino también a la atrofia paralítica de los labios, de la lengua y de los músculos pterigoideos y maseteros.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] 870 España (CDH )
      En casos de polineuritis saturnina o alcohólica o de otro origen puede, en efecto, producirse la disfagia por la paresia del velo de la faringe.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] España (CDH )
      El espasmo de la glotis y faringe se produce cada vez que el enfermo intenta tragar líquidos, y, a veces, sólo con verlos.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] España (CDH )
      Es importante consignar de nuevo que los espasmos histéricos de la faringe, como los del esófago, que señalaremos luego, pueden tener, con espina orgánica, una pequeña lesión.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] España (CDH )
      Aparte de las pigmentaciones, el bismuto produce estomatitis propiamente dicha, ya difusas, ya localizadas principalmente en el surco gingivolabial inferior y en la faringe.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] España (CDH )
      Puede haber a la vez paresia del paladar y de la faringe.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] España (CDH )
      Pero la presencia de ésta no indica necesariamente lesión del intestino delgado, pues puede también ser debida a sangre producida más arriba (estómago, esófago, faringe, etc.) y digerida en el estómago e intestino delgado.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] España (CDH )
      III. Lesiones graves de la faringe pueden producir trismo, principalmente las anginas de Vincent (v. pág. 879) [...].
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] 885 España (CDH )
      pero también, sobre todo, en sujetos nerviosos, las anginas o estomatitis banales, cáncer de la base de la lengua, cáncer de la faringe, del que el trismo puede ser el síntoma revelador, etc.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] España (CDH )
      VII. Torticolis por lesiones inflamatorias de la faringe y cuello.– Estas lesiones pueden producir torticolis, ya por propagación de la infección al músculo, ya por neuritis espinal concomitante.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] España (CDH )
      Se supone que se debe a una infección banal (tal vez transmitida desde la faringe o laringe); otros piensan en una hipoavitaminosis.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] España (CDH )
      Consiste en una fatigabilidad extrema de varios grupos musculares, principalmente de la cara, ojos, boca, faringe y laringe, que puede llegar a la impotencia seudoparalítica.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] España (CDH )
      Los síntomas más llamativos son ptosis palpebral y estrabismo; parálisis facial, que da un aire adormecido a la cara; paresia de la lengua, paladar, faringe, maseteros, cuerdas vocales, diafragma: por lo tanto, disartria, voz nasal, reflujo de los líquidos por la nariz, disfonía y afonía, ageusia [...].
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] España (CDH )
      El nervio glosofaríngeo (IX par) nace del suelo del cuarto ventrículo y se distribuye por el oído medio, faringe, amígdalas y lengua, que son las regiones que duelen.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] España (CDH )
      Se parece su dolor a la neuralgia del trigémino por la intensidad, por el carácter lancinante de los dolores, por su aparición paroxística y por la frecuencia con que se acompaña de fenómenos espasmódicos en los músculos correspondientes; pero la localización glosolabiofaríngea es típica, sobre todo su irradiación al oído medio, a la faringe, a la región amigdalina y a la nuca; los dolores se provocan o se exacerban por la deglución, el bostezo o la palabra.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] España (CDH )
      VI. Lesiones inflamatorias de la faringe, cuello o boca.– Las amigdalitis graves, flemones faríngeos, flemones del cuello, así como algunas enfermedades dentarias, sobre todo las de la muela del juicio, y, en los niños, cualquier accidente de la erupción dentaria, pueden producir rigidez de nuca.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] España (CDH )
      Tienen mucho interés las crisis de tetania visceral, que pueden adoptar las formas siguientes: espasmo de la laringe (v. pág. 897) o faringe con disfagia (v. pág. 233) [...].
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] España (CDH )
      El examen escrupuloso y cómodo de la faringe es un momento esencial en la exploración de todo enfermo; particularmente, como es natural, en los que se quejan de la garganta.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] España (CDH )
      3. Otras veces, la amigdalitis diftérica, desde el primer momento, o bien después de una fase banal, presenta un cuadro muy grave, con rápida extensión de las membranas a la faringe y laringe; las membranas son oscuras, sanguinolentas, y dejan, al ser arrancadas o expulsadas por la tos, una superficie ulcerada y sangrante; hay fetidez de aliento, flujo nasal purulento, adenopatías dolorosas, estado general muy grave; síndrome laríngeo (crup: véase pág. 897).
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] España (CDH )
      pero, en niños espasmofílicos, un cuerpo extraño insignificante, tragado inadvertidamente, detenido incluso en las vecindades de la laringe, y no en esta misma, puede provocar el reflejo estriduloso en todos los caracteres de un falso crup de diagnóstico difícil (por ejemplo, una espina muy pequeña detenida en el comienzo de la faringe).
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] España (CDH )
      IX. Las lesiones de la faringe, como las amigdalitis, flemones retrofaríngeos, adenoiditis, cuerpos extraños (quizá insignificantes como antes hemos dicho), pueden provocar accesos de espasmo glótico o de falso crup o de edema glótico.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] 889 España (CDH )
      7. Algunas veces se encuentran en el esputo coágulos concretos, rojoscuros, muy parecidos a los del infarto pulmonar, que, sencillamente, proceden de la faringe o retrofaringe.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] 889 España (CDH )
      Hay dos clases de ronquido: el que se produce estando el durmiente con la boca abierta y la cabeza extendida: entonces el aire inspirado hace un ruido de gorgoteo profundo al pasar desde la nariz posterior a la faringe (para suprimirlo, basta obturar por completo la nariz o tapar o cerrar la boca); y el ronquido que se produce estando el durmiente con la boca en flexión, durante el sueño en posición sentada, con la boca cerrada: entonces el ruido es doble, inspiratorio, nasal y espiratorio, al pasar el aire de la faringe a la nariz posterior.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] España (CDH )
      A) Sobre todo en los niños, todas las afecciones de la rinofaringe y faringe pueden ser causa de tos.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] España (CDH )
      La tos se origina muchas veces por la excitación directa de la mucosa rinofaríngea; pero, con mucha mayor frecuencia, se debe al bárbaramente llamado retromoco, o sea a la secreción formada a favor de aquellas lesiones, que desciende por la pared posterior de la faringe o invade el árbol respiratorio, sobre todo las zonas tosígenas antes nombradas.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] España (CDH )
      La simple inspección de la faringe permite descubrir en estos casos la columna de moco que desciende, adherida a la pared posterior.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] España (CDH )
      Hay casos en los que, sin embargo, la ausencia de gérmenes en repetidos exámenes del flujo y el paralelismo entre los brotes de éste y las alteraciones reumáticas es tan neto, que se puede, aunque con reservas, admitir la existencia de un estado fluxionario catarral de la uretra, análogo al de la faringe o de los bronquios en los reumáticos.
    • 1956 Pi Suñer, A. Fisiología general [1956] España (CDH )
      En el aparato respiratorio, la mucosa de las fosas nasales y cavidades vecinas, canal nasal, saco lagrimal, parte superior de la faringe, trompa de Eustaquio, caja del tímpano, laringe (á excepción de las cuerdas vocales), tráquea y bronquios.
    • 1956 Pi Suñer, A. Fisiología general [1956] España (CDH )
      El polvo colorado ha sido barrido primeramente hacia la faringe, por el epitelio vibrátil traqueal, y después hacia el estómago, por el epitelio vibrátil faringo-esofágico.
    • 1961 Mtz Llopis, M. Alimentos [1961] España (CDH )
      El alimento, una vez masticado y mezclado con la saliva, es deglutido, pasando a través de la faringe para descender por el esófago.
    • 1962 Font Quer, P. Plantas medicinales [1962] España (CDH )
      Otra notable virtud de la belladona y sus alcaloides consiste en la paralización de los nervios de la faringe, los cuales determinan el acto reflejo de la deglución.
    • 1962 Font Quer, P. Plantas medicinales [1962] España (CDH )
      A falta de carbón adsorbente, puede provocarse el vómito hurgando suavemente en la faringe con una pluma o con los dedos; el agua tibia, como es sabido, es mejor.
    • 1962 Font Quer, P. Plantas medicinales [1962] España (CDH )
      5.º Abandonar, si se tiene, la costumbre de aspirar el humo hacia la faringe y expulsarlo por la nariz.
    • 1964 Díaz Rubio, M. Lecciones patología [1964] España (CDH )
      En ella y a la vez que el paladar blando se eleva, y se aproximan los pilares posteriores de las fauces, se proyecta hacia adelante la pared posterior de la faringe y se eleva el hioides y la laringe, lo que se sigue de una apertura de la boca del esófago por relajación del músculo cricofaríngeo.
    • 1964 Díaz Rubio, M. Lecciones patología [1964] España (CDH )
      La primera onda, de intensidad leve, nace en la faringe para llegar al cabo terminal del esófago.
    • 1964 Díaz Rubio, M. Lecciones patología [1964] España (CDH )
      Entre éstas, como las más fundamentales, las afecciones afectando la faringe, la lengua o los pilares, el absceso retrofaríngeo, y ante todo los procesos neurológicos que trastornan el mecanismo muscular de dicha fase.
    • 1964 Díaz Rubio, M. Lecciones patología [1964] España (CDH )
      En ellos es posible apreciar cómo no se proyecta hacia delante la faringe, o no se cierran los pilares, o está paralizado el paladar blando.
    • 1964 Díaz Rubio, M. Lecciones patología [1964] España (CDH )
      Recordemos que el músculo cricofaríngeo, de disposición anular, tiene por encima, en la pared posterior, una zona blanda, de menor resistencia, y de forma triangular, ya que por encima de él se separan descendiendo en forma inclinada las fibras inferiores del oblicuo constrictor de la faringe.
    • 1964 Díaz Rubio, M. Lecciones patología [1964] España (CDH )
      Quizás ello se deba a que siendo mayor el desarrollo en el hombre del músculo constrictor de la faringe, las posibilidades de un aumento de presión dentro de su parte baja, son en iguales condiciones de conducta de la boca del esófago, mucho mayores.
    • 1964 Díaz Rubio, M. Lecciones patología [1964] España (CDH )
      Esquemáticamente se trata de una hernia de la mucosa de la hipofaringe a través de un hiato formado entre las fibras del músculo constrictor de la faringe.
    • 1964 Díaz Rubio, M. Lecciones patología [1964] 80 España (CDH )
      Por esta razón los denominábamos transicionales, por encontrarse en la frontera entre el esófago y la faringe.
    • 1964 Díaz Rubio, M. Lecciones patología [1964] España (CDH )
      El aislamiento del virus en las heces y en la faringe del enfermo, el hallazgo de anticuerpos antivirales, las reacciones de desviación del complemento con antígeno viral y suero del enfermo, permiten confirmar la existencia de una determinada enterocolitis viral.
    • 1964 Díaz Rubio, M. Lecciones patología [1964] España (CDH )
      Los labios, lengua y faringe muy secos, testigos de la deshidratación, como lo es el signo del pliegue cutáneo positivo.
    • 1964 Díaz Rubio, M. Lecciones patología [1964] España (CDH )
      Las varices esofágicas se extienden por la submucosa, llegando hasta la altura del arco aórtico, y a veces hasta la conjunción de la faringe con el esófago.
    • 1964-1967 Cabrera Infante, G. Tristes Tigres [1967] 242 Cuba (CDH )
      [...] viendo al otro en escorzo con la enorme boca abierta de su discipulario factótum en la auris sectio visual, notó, mientras anotaba, mentalmente, labios (dos), paladar, pilares posteriores, úvula, faringe, amígdalas (o sus nichos, porque habían sido extraídas en púber tonsiloctomía), roja lengua política y dientes (apenas treinta y dos), dientes propiamente dichos en inferior maxilar y en el superior, incisivos, caninos, premolares, molares y muelas de cordura [...].
    • 1973 Aguilera Malta, D. Secuestro [1973] Ecuador (CDH )
      Exprimiéndose la faringe, se sacó una gota de saliva.
    • 1957-1974 Alvarado, S. Ciencias Naturales (5.º Bachillerato) [1974] España (CDH )
      En los vertebrados típicamente aéreos (anfibios adultos, reptiles, aves y mamíferos) los pulmones se forman a expensas de una evaginación ventral de la faringe del embrión.
    • 1957-1974 Alvarado, S. Ciencias Naturales (5.º Bachillerato) [1974] España (CDH )
      Los pulmones de los anfibios son dos sencillos sacos que se abren en la faringe por una pequeña tráquea.
    • 1957-1974 Alvarado, S. Ciencias Naturales (5.º Bachillerato) [1974] España (CDH )
      Los pulmones se forman a expensas de una evaginación de la región ventral de la faringe.
    • 1957-1974 Alvarado, S. Ciencias Naturales (5.º Bachillerato) [1974] España (CDH )
      La faringe origina un par de evaginaciones laterales que se interponen entre las cápsulas óticas (oído interno) y el tegumento, englobando en su interior el hueso hiomandibular que, en los peces, relacionaba las mandíbulas con el cráneo (ver fig. 90).
    • 1957-1974 Alvarado, S. Ciencias Naturales (5.º Bachillerato) [1974] España (CDH )
      La porción tubulosa, que pone en comunicación la faringe con la caja del tímpano, se llama trompa de Eustaquio.
    • 1957-1974 Alvarado, S. Ciencias Naturales (5.º Bachillerato) [1974] España (CDH )
      Gracias a esa bóveda, los orificios nasales internos (coanas), que en los demás reptiles y en los anfibios se abrían en la boca misma, en los cocodrilos, como en las aves y mamíferos, se abren en la faringe.
    • 1957-1974 Alvarado, S. Ciencias Naturales (5.º Bachillerato) [1974] 61 España (CDH )

      4.º, Aparato respiratorio dependiente de la faringe, pudiendo ser pulmonar (formas terrestres) o branquial (formas acuáticas).

    • 1979 Prats, G. Vacunas [1979] España (CDH )
      Se acantona en la faringe y desde allí libera la toxina diftérica, potentísimo veneno que afecta a diversos órganos del cuerpo humano.
    • 1979 Prats, G. Vacunas [1979] España (CDH )
      En efecto, cuando estos bacilos se localizan en la puerta de entrada, una herida o la faringe respectivamente, empiezan a multiplicarse rápidamente y a liberar sus toxinas, que se distribuyen por todo el organismo causando el tétanos o la difteria.
    • 1979 Prats, G. Vacunas [1979] España (CDH )
      Esta enfermedad está causada por el bacilo diftérico que desde la faringe elabora y libera la potente toxina diftérica.
    • 1980 Castilla Pino, C. Introd Psiquiatría II [1992] 95 España (CDH )
      Quien se angustia ante las lombrices o ante los ratones no se angustia ante la lombriz o el ratón reales, sino ante la lombriz o el ratón que imagina (aunque ambos estén delante), por cuanto le atribuye estimativas deparadoras de temor: la lombriz sería posible que diera un salto y se introdujera en su faringe, o el ratón, pese a que lo ve huir, podría morderle, subir por sus piernas, etc.
    • 1981 Puig Muset, P. Sal y alimentación [1984] España (CDH )
      También se encuentra alguno de estos botones gustativos en el paladar blando y en la epiglotis y al principio de la faringe.
    • 1982 Moreno, J. M. Chequeo médico [1981] 51 España (CDH )
      – ¿Aparece una gran sensación de quemazón que llega desde el estómago hasta la faringe? ¿Su estómago está pesadísimo y experimenta un gran alivio al vomitar? /
    • 1982 Rosales Barrera, S. / Reyes Gmz, E. Fundamentos enfermería [1999] México (CDH )
      – Un estímulo en faringe despierta el reflejo de las náuseas.
    • 1982 Rosales Barrera, S. / Reyes Gmz, E. Fundamentos enfermería [1999] México (CDH )
      – La faringe se comunica con nariz y boca.
    • 1985 Caballero, C. Educar voz [1994] México (CDH )
      Como ya dijimos, su órgano fundamental es la laringe, que afecta la forma de un pequeño embudo cuyo orificio mayor comunica por arriba con la faringe, y el menor por abajo con la tráquea.
    • 1985 Caballero, C. Educar voz [1994] México (CDH )
      La abertura que la comunica con la faringe se cierra durante la deglución por medio de una lengüeta llamada epiglotis.
    • 1985 Caballero, C. Educar voz [1994] México (CDH )
      Todas esas circunstancias se logran colocando boca, paladar, lengua, garganta y faringe en "posición de bostezo" o en la posición que toman espontáneamente todas las vías respiratorias superiores cuando algún objeto demasiado caliente es introducido en la boca: el paladar blando se levanta, la lengua se aplana y la faringe se amplía.
    • 1985 Caballero, C. Educar voz [1994] México (CDH )
      [...] el paladar blando se levanta, la lengua se aplana y la faringe se amplía.
    • 1985 Caballero, C. Educar voz [1994] México (CDH )
      [...] aquí es donde se presenta esa aparente contradicción, a la que ya hemos aludido, entre buena impostación y buena dicción, contradicción que es totalmente artificial pues la impostación tiene su sede en la laringe, la faringe y el paladar, mientras que la dicción depende de los labios y la lengua, de modo que, si ambas son correctas, no hay oposición entre ellas.
    • 1987 Brusco, O. J. Comer [1987] Argentina (CDH )

      2) no intente tomar el salvado solo, seco, directamente de la cuchara a la boca. ¡Algunos que lo intentaron casi se ahogan! Las partículas son livianas y pueden introducirse en la laringe en lugar de la faringe.

    • 1987 Brusco, O. J. Comer [1987] Argentina (CDH )
      Así preparado el bolo alimenticio, subdividido, lubricado y con el comienzo del proceso digestivo, habiendo ya tenido lugar por acción de la saliva sobre los carbohidratos, se deplaza inmediatamente hacia el estómago, pasando a través de la faringe y el esófago, lo cual se conoce como "deglución".
    • 1987 García Ramos, M. Fósiles [1987] España (CDH )
      Por último, durante el transcurso de la vida embrionaria del Cordado, se forman unas aberturas que ponen en comunicación la faringe con el exterior del cuerpo.
    • 1988 Net Castel, A. / Quintana Tort-Martorell, E. / Benito Vales, S. Infección paciente [1988] España (CDH )
      En general, el 2,5 % de los individuos sanos tiene bacilos gramnegativos en la faringe, si bien mediante técnicas de cultivo muy sensibles puede recuperarse un pequeño número de enterobacterias y P. aeruginosa de la faringe hasta en el 18 %.
    • 1988 Net Castel, A. / Quintana Tort-Martorell, E. / Benito Vales, S. Infección paciente [1988] España (CDH )
      En general, el 2,5 % de los individuos sanos tiene bacilos gramnegativos en la faringe, si bien mediante técnicas de cultivo muy sensibles puede recuperarse un pequeño número de enterobacterias y P. aeruginosa de la faringe hasta en el 18 %.
    • 1988 Net Castel, A. / Quintana Tort-Martorell, E. / Benito Vales, S. Infección paciente [1988] 56 España (CDH )
      La adhesividad de estas bacterias, en particular de P. aeruginosa, al epitelio respiratorio traqueal se incrementa notablemente en presencia de traqueostomía, superando la colonización en esta área a la que simultáneamente se produce en la faringe (37 % versus 76 %).
    • 1988 Net Castel, A. / Quintana Tort-Martorell, E. / Benito Vales, S. Infección paciente [1988] España (CDH )
      Como ya se ha mencionado, los gérmenes que colonizan la faringe son Klebsiella pneumoniae, Enterobacter aerogenes, E coli, Proteus sp y P. aeruginosa.
    • 1989 Climent Peris, S. / Bascuas Asta, J. A. Cuadernos veterinaria, II [1989] 95 Esp (CDH )
      Como consecuencia del descenso de esta última, los procesos palatinos quedan en posición horizontal, soldándose por delante al paladar primario y entre sí a todo lo largo de la línea media, separando las cavidades nasal y bucal y haciendo retroceder las coanas primitivas hasta la zona de unión de las fosas nasales y la faringe.
    • 1989 Climent Peris, S. / Bascuas Asta, J. A. Cuadernos veterinaria, II [1989] Esp (CDH )
      Está constituido por una serie de piezas óseas o fibrocartilaginosas articuladas entre sí que suspenden la lengua, la faringe y la laringe de la base del cráneo, concretamente de la apófisis estiloides del temporal, de una manera que no afecte la gran movilidad de los órganos citados.
    • 1989 Hnz Corvo, R. Morfología deportiva [1989] Cuba (CDH )
      Prácticamente todos los derivados endodérmicos parten del denominado "intestino primitivo": tráquea, bronquios, pulmones, faringe, tiroides; bolsas faríngeas, oído medio, trompa de Eustaquio (relación nasobucal-auditiva), amígdalas, timo paratiroides, todos estos en relación con el desarrollo de los arcos branquiales del 1ro. al 4to. principalmente.
    • 1989 Marcos Becerro, J. F. Salud [1990] España (CDH )
      Son muy numerosos los casos de gastritis, pancreatitis, enfermedades del sistema nervioso periférico, cánceres de boca, laringe, faringe, esófago e hígado y cirrosis hepática (esta última ocupa el noveno lugar entre las causas generalmente de muerte).
    • 1989 Marcos Becerro, J. F. Salud [1990] España (CDH )
      [...] piel y mucosa de la nariz, faringe, laringe y conjuntiva ocular, y cuando penetran en el interior las originan sobre los órganos internos (sangre, bronquios, pulmón, cerebro etc.) y mucho más cuando actúan en colaboración.
    • 1990 Sandner, O. Sida [1990] Venezuela (CDH )
      El primer caso detalladamente descrito como historia clínica completa, aunque sin diagnóstico, hizo su aparición en la ciudad de Nueva York, en mayo del año 1980 en el Mount Sinai Medical Center, donde se presentó un paciente muy delgado, casi caquéctico, débil en extremo, con ardores en la boca y faringe, respiración dificultosa, tos, fiebre, diarrea, con una adenopatía casi universal y la piel cubierta de pápulas y nódulos morados, además de un sarcoma de Kaposi.
    • 1990 Sandner, O. Sida [1990] Venezuela (CDH )
      2º La cubierta epitelial estratificada con su protección queratínica (piel, cavidad bucal y faringe, parte anterior del tracto vaginal, mucosa peniana) no acepta ser traspasada por este agente mientras se encuentre indemne.
    • 1990 Sandner, O. Sida [1990] Venezuela (CDH )
      Algunos anestesiólogos aplican a veces métodos como es el soplar dentro del tubo endotraqueal una vez colocado éste, otros no tienen la costumbre de lavarse correctamente las manos después de una intubación, o lo que es peor, después de efectuar la extubación y la subsecuente aspiración de la faringe del paciente.
    • 1990 Sandner, O. Sida [1990] Venezuela (CDH )
      El 75 % de los enfermos de ARS y SIDA presentan esta infección en el esófago, la faringe y la boca, inclusive ya se puede encontrar en un 50 % de personas con muchos años de seropositividad sin otros síntomas de un preSIDA.
    • 1990 Sandner, O. Sida [1990] 146 Venezuela (CDH )
      Estas lesiones se sitúan en cualquier parte de la boca, pero generalmente afectan el paladar, la lengua (fig. 29) y la cara interna de las mejillas y labios de donde se puede extender por contigüidad hacia la parte cutánea de los labios, hacia la faringe, laringe y bronquios como también hacia las fosas nasales.
    • 1990 Sandner, O. Sida [1990] Venezuela (CDH )
      El Aspergillus flavus puede producir graves sinusitis que llegan a invadir la cavidad orbitaria, faringe y el paladar blando.
    • 1990 Sandner, O. Sida [1990] Venezuela (CDH )
      Ha sido reportado repetidas veces en HIV positivos y en el ARC, colocados preferentemente en labios, principalmente a nivel de sus comisuras, en el fondo vestibular, arcos palatinos y faringe.
    • 1991 Cibeira, J. / Zancolli, E. A. / Zacolli, E. R. Parálisis cerebral [1991] Argentina (CDH )

      Siempre se debe tener presente la higiene bucal y el método sistematizado para efectuarla.

      En síntesis, realizar movimientos de:a) masticación: lateral, con protrusión, retracción, apertura y cerrado de boca / b) labios y mejillas: cierre, apertura, distensión, prácticas de percepción / c) lengua: protrusión, retracción, desviación, manejo del bolo, etc. / d) faringe: cierre del velo faríngeo y deglución [...]. /

    • 1991 Haro Vera, A. Atlas Biología [1991] España (CDH )
      Faringe.– Detrás de la boca está la faringe, que la enlaza con el esófago.
    • 1991 Haro Vera, A. Atlas Biología [1991] España (CDH )
      Detrás de la boca está la faringe, que la enlaza con el esófago.
    • 1991 Haro Vera, A. Atlas Biología [1991] España (CDH )
      Los pulmones son dilataciones vesiculares de la pared de la faringe, más o menos ramificadas.
    • 1992 Ferrán Reyes, E. Atlas anatomía [1992] España (CDH )

      El aparato digestivo(fig. 1) se compone del tubo digestivopropiamente dicho y de varios órganos gladulares que vierten en él sus secreciones o jugos digestivos, y a los cuales se les da el nombre de glándulas anejaso simplemente de anejosdel tubo digestivo. Éste se extiende desde la boca hasta el ano y alcanza una longitud de diez a doce metros. Comprende las siguientes porciones: boca, faringe, esófago, estómago, intestino delgado, intestino gruesoy ano.

    • 1992 Ferrán Reyes, E. Atlas anatomía [1992] España (CDH )
      Los dos pilares anteriores forman un arco que circunscribe el istmo de las fauces, orificio que comunica con la faringe.
    • 1992 Ferrán Reyes, E. Atlas anatomía [1992] España (CDH )
      Inmediatamente detrás de la boca se halla la faringe (fig. 5), segunda porción del tubo digestivo, que consiste en un conducto musculomembranoso, parecido a un embudo abierto por delante, y cuyo techo corresponde al occipital.
    • 1992 Ferrán Reyes, E. Atlas anatomía [1992] España (CDH )
      Atendiendo a su funcionamiento, la faringe se ha de considerar como un conducto mixto, destinado al paso del bolo alimenticio por un lado y del aire para la respiración, por el otro; es, pues, una encrucijada en donde se entrecruzan la vía digestiva y la respiratoria (fig. 6).
    • 1992 Ferrán Reyes, E. Atlas anatomía [1992] España (CDH )
      El esófago (figura 1A) es como un conducto músculo-membranoso de 24 a 28 cm de longitud, cuyo extremo superior es continuación de la faringe y el inferior desemboca en el estómago por medio de un orificio, llamado cardías.
    • 1992 Ferrán Reyes, E. Atlas anatomía [1992] España (CDH )

      [...] el nervio vagoo neumogástrico, que se distribuye por los siguientes órganos: laringe, faringe, corazón, pulmones, estómago e hígado, y, finalmente, el nervio espinar(accesorio del vago).

    • 1992 Ferrán Reyes, E. Atlas anatomía [1992] España (CDH )
      Las fosas nasales se proyectan hacia atrás, en donde forman la porción superior de la faringe.
    • 1992 Ferrán Reyes, E. Atlas anatomía [1992] España (CDH )
      Este órgano tiene un armazón osteofibroso, el esqueleto de la lengua, formado por el hueso hioides y unas láminas fibrosas en las cuales se insertan los músculos que, a su vez, por su otro extremo, se insertan en el maxilar inferior, en la apófisis estiloides y en el armazón fibroso de la faringe.
    • 1992 Ferrán Reyes, E. Atlas anatomía [1992] España (CDH )
      La pared anterior ofrece un orificio que corresponde a la abertura interna de un conducto en forma de trompa que hace comunicar el oído medio con la faringe: es la trompa de Eustaquio (fig. 2).
    • 1992 Ferrán Reyes, E. Atlas anatomía [1992] España (CDH )
      Músculos de la faringe, que contribuyen a formar un ancho conducto musculomembranoso que interviene muy principalmente en la deglución.
    • 1992 Ferrán Reyes, E. Atlas anatomía [1992] España (CDH )
      La porción conductora empieza en la nariz y accesoriamente en la boca y sigue con la cavidad nasal, faringe, laringe, tráquea y bronquios.
    • 1992 Ferrán Reyes, E. Atlas anatomía [1992] España (CDH )
      La faringe se describirá con el aparato digestivo; de la laringe nos ocuparemos cuando la examinemos como aparato fonador.
    • 1992 Llorens, M. R. Hidrocarburos Intoxicaciones pediatría Argentina (CDH )
      Llega habitualmente a la consulta con aliento a hidrocarburo, disneico (retracción intercostal), se queja de ardor en boca y faringe y aletargado.
    • 1994 Lpz Torres, M. Arácnidos [1994] México (CDH )
      Los síntomas comunes son hormigueo o dolor en el sitio del piquete, que puede difundirse a las extremidades; en los casos graves ocurren espasmos de faringe, sensación de lengua gruesa, inquietud, calambres, convulsiones, hipertensión, arritmia cardiaca, edema pulmonar, fibrilación de los músculos, así como deficiencia respiratoria.
    • 1994 Wu P., E. Infección niños Sida Chile (CDH )
      En niños con CR-SIDA o SIDA, la primera manifestación de infección por Cándida es la forma pseudomembranosa de la algorra bucal, que afecta paladar blando, mucosa bucal, faringe e hipofaringe (enfermedad no indicadora), pudiéndose desde este punto diseminarse a esófago o sistémicamente (enfermedad indicadora).
    • 1995 Aguilar, M. Dieta vegetariana [1995] España (CDH )
      El bolo alimenticio pasa de la boca, a través de la faringe y del esófago, al estómago, un órgano hueco con una capacidad de unos 2 litros.
    • 1995 Berges Mtz, M. T. et alii Biología Geología [1995] España (CDH )
      De la faringe pasa al esófago, que es un tubo de unos 23 centímetros de longitud.
    • 1995 Berges Mtz, M. T. et alii Biología Geología [1995] España (CDH )

      Las vías respiratorias son los conductos encargados de conducir el aire desde el exterior del cuerpo al interior de los pulmones, y de éstos nuevamente al exterior.

      Son las siguientes: nariz, faringe, laringe, tráquea, bronquios y bronquiolos.

    • 1995 Cabrera Infante, G. Delito bailar [1995] Cuba (CDH )
      Estaba afuera, escapado del aire acondicionado, porque sentía avanzar por entre los senos malares las fuerzas invasoras de un catarro, que pronto ocuparían primero una fosa nasal y luego otra sin disparar un estornudo, invadirían faringe y laringe, copando las amígdalas, tomando después las avenidas bronquiales y finalmente harían capitular la central respiratoria en una verdadera blitzkrieg infecciosa.
    • 1995 Crea, P. Curación cristales [1995] Argentina (CDH )

      Glándulas, órganos y sistemas que controla:tiroides y paratiroides, laringe, faringe, cuerdas vocales, voz y cuello.

    • 1995 Egido, L. G. Corazón inmóvil [1995] España (CDH )
      Veía su cuerpo eviscerado, ofreciendo la inerte policromía de los síntomas del envenenamiento, el hígado repleto de sangre negra, la mucosa de la laringe, de la tráquea y de los bronquios, de un encarnado oscuro, la vejiga blanca, lo mismo que la faringe y el esófago, el seno de la duramáter ennegrecido y las grandes venas color violeta o negro azulado, como si estuvieran teñidas de azul de Prusia.
    • 1995 Prensa La Vanguardia, 30/12/1995 [1995] España (CDH )
      Néstor Luján padecía una neoplasia de la faringe considerada inoperable por el equipo médico.
    • 1995 Téllez, A. Trastornos sueño [1998] México (CDH )
      Es causada por la obstrucción de las vías respiratorias superiores debido a la hipotonía de los músculos de la faringe o a una amigdalitis, adenoiditis, etc. No hay entrada ni salida de aire por boca y nariz, aunque los movimientos respiratorios de la caja torácica se siguen presentando, ya que el centro de la respiración en el cerebro sigue mandando impulsos nerviosos.
    • 1995 Téllez, A. Trastornos sueño [1998] México (CDH )
      El roncar es producto de la vibración de la faringe y el velo del paladar durante la inspiración debido a la estrechez de las vías respiratorias al nivel de esas estructuras.
    • 1995 Téllez, A. Trastornos sueño [1998] México (CDH )
      Otro tratamiento quirúrgico que ha resultado exitoso es la uvulopalatofaringoplastia, que consiste en la resección de la úvula, de la parte distal del paladar blando, las amígdalas palatinas y el tejido de la pared lateral de la faringe (Díaz-Rodríguez, 1992).
    • 1995 Téllez, A. Trastornos sueño [1998] 152 México (CDH )
      La presión positiva administrada tanto en la inspiración como en la espiración durante el dormir evita que se colapse la faringe disminuyendo o eliminando las apneas, las hipoapneas y el ronquido, así como la desaturación de oxígeno en la sangre (véase fig. 3.2) (Sanders et al., 1983; Díaz-Rodríguez,1992).
    • 1996 Barreiro Trelles, N. / Díaz Barreiro, G. N. Farmacia cocina [1996] Argentina (CDH )
      Es la inflamación de las amígdalas faríngeas y/o de la faringe.
    • 1996 Cabezas Melara, F. A. Entomología [1996] México (CDH )
      El estomodeo comprende la faringe, que se encuentra dentro de la boca; el esófago, un tubo estrecho después de la faringe [...].
    • 1996 Cabezas Melara, F. A. Entomología [1996] México (CDH )
      Muchos insectos masticadores tienen mandíbulas y maxilas que cortan y maceran los alimentos y los introducen en la faringe.
    • 1996 Cabezas Melara, F. A. Entomología [1996] México (CDH )
      En insectos chupadores, la faringe funciona como una bomba que succiona los alimentos líquidos dentro del pico y los introduce al esófago.
    • 1997 Prensa Muy Interesante, nº 195, 08/1997 [1997] España (CDH )
      Por el contrario, en el hombre moderno la lengua se encuentra situada en la profundidad de la faringe y, por tanto, también la nuez se halla más abajo en la garganta que en el hombre de Neandertal.
    • 1998 Ronald Morales, A. Frutoterapia [1998] Colombia (CDH )
      De la semilla de los membrillos se extrae una jalea medicinal que reduce las inflamaciones de la faringe y en caso de bronquitis.
    • 1998 Ronald Morales, A. Frutoterapia [1998] Colombia (CDH )
      Se consume en cucharadas, cuando se presentan catarros de faringe y bronquios.
    • 1998 Anónimo Boletín impreso [1998] España (CDH )

      ¿Por qué nos duele la garganta?

      Se asocia a enfermedades de la laringe y la faringe y se produce como consecuencia de la irritación de las libras nerviosas sensitivas de la mucosa.
    • 1998 Anónimo Boletín impreso [1998] España (CDH )

      – Antitusivos

      Recomendados en caso de tos seca, causante de irritación y dolor en la faringe.
    • 1999 Torresani, M.ª E. / Somoza, M.ª I. Cuidado nutricional [1999] Argentina (CDH )
      – El alcohol pareciera ser que juega un rol causal en la formación de tumores de boca , laringe , faringe y esófago .
    • 1999 Torresani, M.ª E. / Somoza, M.ª I. Cuidado nutricional [1999] Argentina (CDH )

      a ) Faringo y esofagostomía

      Requiere de punción o cirugía del esófago cervical o faringe para introducir la sonda .
    • 2002 Montaner, J. Zarza ardiente Py (CORPES)
      Oportuna para tu hipocondría. Tus amigos médicos, que los protozoos comen los nervios del esófago, a veces hay que poner el estómago siguiendo a la faringe para solucionar el problema.
    • 2004 Jiménez, A. "Amigdalitis conócela prevenla" [20-07-2004] Hoy digital (Santo Domingo): hoy.com.do RD (CORPES)
      Esta enfermedad se suele manifestar con dolor de garganta, que puede ser espontáneo o provocado por la deglución (acto de tragar), además de inflamación de la garganta o faringe y un estado febril, alcanzando en los niños temperaturas elevadas de 39 ó 40°C.
    • 2005 Langer, M. / Cambursano, V. "Sueño causa" [16-03-2005] La Voz. Salud Ar (CORPES)
      Esta enfermedad, llamada síndrome de apnea de sueño, se caracteriza por el colapso de la faringe (porción alta de la vía respiratoria) durante el sueño, lo que ocasiona ausencia de respiración (apnea) o reducción importante de ella (hipopnea) [...].
    • 2005 Quiroz, M. "Acidez estomacal cáncer" [26-09-2005] Hoy digital RD (CORPES)
      El esófago es un tubo largo, situado a continuación de la faringe, que conduce el alimento al estómago.
    • 2007 McCausland, E. Alma acordeón Co (CORPES)
      La doctora cuelga sin responder y continúa examinando al niño, al cual no le sale sonido alguno cuando ella le pide que diga "aaa". El bajalenguas le revela que tiene la faringe y las amígdalas muy inflamadas.
    • 2009 Rodríguez, C. El encantador de gatos Esp (CORPES)
      El sentido del gusto se encuentra alojado en la cavidad bucal y de forma más concreta en la lengua, pero también en la epiglotis, en el paladar blando, en los labios, en la faringe...; la lengua tiene unos órganos receptores llamados papilas gustativas capaces de identificar diferentes sabores, como los ácidos, los amargos, los salados
    • 2009 Vera, H. La casa blanca Py (CORPES)
      Durante la tormenta, Artigas es el aparato digestivo de un reptil prehistórico, un brontosaurio pavoroso, conducto que se estremece con los inquietos movimientos peristálticos que empujan el alimento a través de la faringe y del esófago hasta llegar al estómago, donde chorros de ácido se encargarán de ablandar todo lo que ha sido arrastrado hasta el torrente, para luego conducirlo, con rápidas contracciones, a lo largo de los ásperos intestinos.
    • 2010 Miserachi, R. "Kim Deal" [01-04-2010] Replicante Mx (CORPES)
      Kelly escupe palabras en un español tieso. No sabe lo que significan. Canta desde las náuseas en mi faringe. Canta con un cuchillo atravesándole el cuello. No es angustia. Es un sonido eléctrico. Hace y deshace nudos con su lengua pesada.
    • 2010 Mendoza Andrade, V. Balada Adiós Ec (CORPES)
      Sentí el dulzor de la sangre en la lengua y en mi interior los pulmones se convirtieron en desvencijados acordeones de los cuales se escuchaban las notas bajas que sonaban enronquecidas y mi faringe era una flauta obstruida en la que solo estaban libres para la circulación del aire los orificios correspondientes a las últimas notas de la escala musical.
    • 2013 Benito, M. "Gran oferta" RESAD 2012 Esp (CORPES)
      Vecino 2.— ¡Error! Eso que has dicho no es correcto, querida... Vecina 2.— Pero es tan cierto como que existió Espronceda. Vecino 2.— Por muy verdad que sea, que lo es... Vecino 1.— Sí, lo es... Vecino 2.— ...no puedes ir permitiendo que emanen de tu faringe tamañas ordinarieces.
    • 2013 Rosencof, M. Diez minutos Ur (CORPES)
      ¿Cómo querés ver entonces los agujeritos de las esferas del tiempo? Pero hay agujitas. Lo sé. No las veo. Las supongo. Están ahí, al acecho. Suponer es una forma de ver. Las veo. Las veo y aguardo, aguardo ese saltito mínimo, ridículo, que las cambia de marca, de casillero. Están en un número de la rayuela, casilleros sin arco de cielo, infinitos casilleros numerados, siempre los mismos números hacia el más allá, insignificantes numeritos que tienen en vilo, expectante, a la agujita. Siento que vienen de un hipo del tiempo, un saltito de la faringe del espacio. Se viene. Lo siento. Se movilizan las convulsiones geológicas interiores.
    • 2014 Pazo Quintana, T. C. / Rojas Estévez, A. L. / Álvz Arredondo, E. C. Habla, voz Mx (CORPES)
      La faringe es un tubo muscular que puede variar de forma y volumen según los armónicos que deba reforzar durante la fonación. Es una porción común al aparato digestivo y al respiratorio. Se extiende desde la base del cráneo hasta la VI-VII vértebra cervical. Por su cara anterior se comunica con las fosas nasales, boca y laringe, por lo que puede ser dividida en tres porciones: nasofaringe, orofaringe y laringofaringe, respectivamente. Entre el tercio superior y el medio de la pared posterior de la faringe, el músculo constrictor superior forma un rodete llamado de Pasavant, que contribuye al cierre velofaríngeo, acto importante en la resonancia.
    • 2015 Anónimo "Cambios temperatura IMSS" [01-12-2015] Diario de Yucatán Mx (CORPES)
      Por otro lado, también se encuentra la faringitis o dolor de garganta, que a menudo hace que tragar sea doloroso. Es causada por una hinchazón (inflamación) de la faringe, la cual está ubicada en la parte posterior de la garganta, entre las amígdalas y laringe.
    • 2020 Cuevas, D. "Posdata temo" [01-08-2020] Jot Down Esp (CORPES)
      El mito explica que los asistentes a aquella proyección, al ver cómo se acercaba a través de la pantalla una locomotora con intenciones inmediatas de aparcar en la sala, gritaban y huían espantados en masa maldiciendo las ventajas de la tecnología y las desventajas de llevar el cuello de la camisa muy ceñido cuando tienes un par de huevos de excursión por la faringe.
    1. s. En ocasiones, con el modificador posterior.
      docs. (1912-2013) 5 ejemplos:
      • 1912 Anónimo "Clases Médicas" [19-07-1912] La Mañana: Diario Político (Madrid) Esp (HD)
        El catarro crónico de la garganta y la disminución del olfato, de que sufren numerosos fumadores tienen por causa el contacto permanente del humo con la mucosa de la faringe posterior y de las fosas nasales.
      • 1933 Antiga, J. "Homeopatía Cuba" [01-01-1933] El Sol de Meissen (Barcelona) Esp (HD)
        Dolor quemante de la garganta con MEJORÍA por las bebidas calientes y AGRAVACIÓN por las frías. Hipertrofia de la amígdala de Luschka. Relajamiento de la úvula, con sensación de cosquilleo en la garganta. Aumento de mucosidades en la faringe posterior.
      • 1997 Daza, W.; Chávez, E.; Ceresa, S.; Pizarro, B. "Endoscopia digestiva piedatricos" [01-02-1997] Revista Chilena de Pediatría (Santiago de Chile) Ch (HD)
        Además, a todos los pacientes se les roció la faringe posterior con lidocaína en pulverizador.
      • 2012 Lpz García, M. J. / Cárdenas Povedano, M. / Urbano Felices, A. Manual diagnóstico infecciones respiratorias p. 5 Esp (BD)
        Exudado faríngeo. Con la ayuda de un depresor se inmoviliza la lengua, y se realiza la toma del área amigdalar y faringe posterior, así como de cualquier zona inflamada o ulcerada. Si existe presencia de pseudomembrana, se debe obtener desde el borde de la misma, idealmente en profundidad. Es fundamental evitar rozar la torunda con la úvula, la mucosa bucal, los labios o con la lengua, tanto antes como después de la toma.
      • 2013 Ubillús, G. et alii "Antibióticos faringoamigdalitis" [01-04-2013] Horizonte Médico Pe (CORPES)
        [...] respondieron un cuestionario con las variables de estudio y se procedió a la toma de la muestra con la técnica del frotis, según las recomendaciones de la Sociedad Española de Microbiología Clínica y Enfermedades Infecciosas: frotando vigorosamente, con los hisopos de dacrón los pilares faríngeos, la región amigdaliana y la faringe posterior, evitando el contacto con la lengua y la cavidad oral anterior.
    1. s. f. Con los modificadores nasal, retropalatal y superior, para referirse a la parte de la faringe que se sitúa al fondo de la cavidad nasal, por encima del velo del paladar.
      docs. (1845-2021) 24 ejemplos:
      • 1845 Moreno Martín, R. Trad Anatomía, Munnicks p. 265 Esp (BD)
        Sus arterias, llamadas generalmente meníngeas, se pueden dividir en anteriores, medias y posteriores: las anteriores vienen de la lagrimal de la oftálmica y etmoidales; las medias de la maxilar interna, de la faringe superior, y de la del seno cavernoso; y las posteriores de las occipitales y de la misma vertebral.
      • 2021 Anónimo Trad. "Pérdida olfato covid19, Lamotte" [07-01-2021] CNN en Español: cnnespanol.cnn.com EU (HD)
        El nombre científico de este proceso es olfato retronasal, en el que los olores fluyen desde la parte superior de la boca hacia arriba a través de la faringe nasal y hacia la cavidad nasal.
      • 1845 Moreno Martín, R. Trad Anatomía, Munnicks p. 265 Esp (BD)
        Sus arterias, llamadas generalmente meníngeas, se pueden dividir en anteriores, medias y posteriores: las anteriores vienen de la lagrimal de la oftálmica y etmoidales; las medias de la maxilar interna, de la faringe superior, y de la del seno cavernoso; y las posteriores de las occipitales y de la misma vertebral.
      • 1879 Semeleder, F. "Tumeurs adenoides pharynx" (reseña) [15-04-1879] Gaceta Médica de México (Ciudad de México) Mx (HD)
        La patologia de las fosas nasales de la faringe nasal (superior) y de las trompas de Eustaquio recibió un impulso fuerte y nuevo por el descubrimiento de la rinoscopia.
      • 1883 Rubio Galí, F. et alii Reseña Instituto terapéutico p. 363 Esp (BD)
        La pared posterior de la faringe nasal es la que ménos dificultades ofrece para el exámen; en las rinoscopias incompletas casi siempre logramos descubrirla en parte ó en totalidad, pues aunque el velo se aplique contra ella, relájase éste de vez en cuando y deja espacio libre á los rayos luminosos.
      • 1894 Anónimo Osteotomía vertical bilateral p. 415 Congreso Médico-Farmacéutico Actas Esp (BD)
        Todos estos procederes buscan el pólipo por la vía natural, ya por las aberturas de las fosas nasales, ya por la faringe superior.
      • 1897 Barberá Martí, F. La intubación p. 30 Esp (BD)
        Sucede esto cuando después de aplicado, por golpes de tos ó por otras causas, se escapa de la laringe dejando dentro solo pequeña parte, y el resto viene á quedar en la faringe nasal por detrás del velo del paladar, con la porción superior de la cabeza apoyada en las paredes de dicha cavidad.
      • 1902 Botey, R. Tratado oto-rino-laringología p. 40 Esp (BD)
        La trompa de Eustaquio es un largo conducto extendido desde la porción anterior de la caja del tímpano á la faringe superior ó nasal.
      • 1912 Anónimo Guía del bañista p. 74 Esp (BD)
        Los efectos sobre la mucosa de estos tubos son los mismos que los de la irrigación en la mucosa nasal y faringe superior.
      • 1925 Planas Castro, E. "Faringotomías esofagotomía externa" (reseña) [01-10-1925] Revista Ibero-Americana de Ciencias Médicas (Madrid) Esp (HD)
        No habla de la faringe nasal, porque en realidad la intervención en esa región no es una faringotomía, empleándose las vías paralatero-nasal y transmaxilo-facial y el abordaje de la faringe oral suele ser por tumor maligno amigdalino propagado a pilares y velo, operación de las llamadas indeseables, de resultado desastroso, por lo que en esta clase de enfermos generalmente huye de la intervención cruenta, enviándolos al tratamiento con radium o rayos X.
      • 1990 Platini, T. L. "Prótesis fisurados palatinos" [01-12-1990] Revista de la Facultad de Odontología (Córdoba) Ar (HD)
        Este cierre significa la separación fisiológica normal de la faringe nasal del resto de la misma producida durante la deglución y la fonación.
      • 1999 Vera Luna, S. "Cerebros hombre" [04-07-1999] El Informador (Guadalajara) Mx (HD)
        Así encontramos que las fosas nasales terminan en la faringe superior (nasofaringe) y la boca en la faringe media (orofaringe), formando entre ambas partes un tubo o comunicación hacia abajo que se conoce como faringe inferior (o la rinofaringe).
      • 2005 Fdz-Lpz, R. G. / Fdz Lpz, A. / Vecchyo, C. "Permeabilidad vías aéreas" [01-04-2005] Cirugía Plástica (Madrid) Mx (HD)
        Se realizaron las mediciones según el análisis de vías aéreas para la permeabilidad de la faringe propuesto por McNamara, con los siguientes parámetros: Faringe superior. Del contorno posterior del paladar blando y el punto más cercano de la pared faríngea posterior. Faringe inferior. De la inserción del borde posterior de la lengua, con el borde inferior de la mandíbula y el punto más cercano de la pared faríngea posterior (Figura 3).
      • 2015 Castillo Monzón, C. G. Laringoscopio Macintosh Airtraq p. 33 Esp (BD)
        1.1.7.1.1. Faringe Superior. Denominada también epifaringe, nasofaringe, velofaringe, rinofaringe o faringe retropalatal.
      • 2021 Anónimo Trad. "Pérdida olfato covid19, Lamotte" [07-01-2021] CNN en Español: cnnespanol.cnn.com EU (HD)
        El nombre científico de este proceso es olfato retronasal, en el que los olores fluyen desde la parte superior de la boca hacia arriba a través de la faringe nasal y hacia la cavidad nasal.
      • 1845 Moreno Martín, R. Trad Anatomía, Munnicks p. 265 Esp (BD)
        Sus arterias, llamadas generalmente meníngeas, se pueden dividir en anteriores, medias y posteriores: las anteriores vienen de la lagrimal de la oftálmica y etmoidales; las medias de la maxilar interna, de la faringe superior, y de la del seno cavernoso; y las posteriores de las occipitales y de la misma vertebral.
      • 1879 Semeleder, F. "Tumeurs adenoides pharynx" (reseña) [15-04-1879] Gaceta Médica de México (Ciudad de México) Mx (HD)
        La patologia de las fosas nasales de la faringe nasal (superior) y de las trompas de Eustaquio recibió un impulso fuerte y nuevo por el descubrimiento de la rinoscopia.
      • 1883 Rubio Galí, F. et alii Reseña Instituto terapéutico p. 363 Esp (BD)
        La pared posterior de la faringe nasal es la que ménos dificultades ofrece para el exámen; en las rinoscopias incompletas casi siempre logramos descubrirla en parte ó en totalidad, pues aunque el velo se aplique contra ella, relájase éste de vez en cuando y deja espacio libre á los rayos luminosos.
      • 1883 Rubio Galí, F. et alii Reseña Instituto terapéutico p. 366 Esp (BD)
        Las alteraciones que el espejo nos muestra en la faringe superior son todas aquellas que ya hemos estudiado en la inferior, y otras muchas que le son propias.
      • 1884 Rubio Galí, F. Reseña Ejercicio Instituto Terapéutico p. 122 Esp (BD)
        Por regla general, se averigua en estos individuos la angina crónica de forma granulosa, extendida casi siempre hácia la faringe superior, con ó sin padecimiento nasal.
      • 1885 Rubio Galí, F. Reseña Ejercicio Instituto Terapéutica p. 417 Esp (BD)
        En vista de este razonamiento traté de producir una congestion artificial en el punto deficiente, y llevé una esponja empapada en disolucion argéntica al 10 por 100 por detrás del valo y á los lados de la faringe nasal.
      • 1894 Carbó Palou, F. Trad. Guía Terapéutica p. 277 Esp (BD)
        Cuando el secuestro es muy voluminoso para pasar por la nariz, se le arranca por medio de un estilete y se le empuja hacia la faringe nasal.
      • 1894 Anónimo Osteotomía vertical bilateral p. 415 Congreso Médico-Farmacéutico Actas Esp (BD)
        Todos estos procederes buscan el pólipo por la vía natural, ya por las aberturas de las fosas nasales, ya por la faringe superior.
      • 1897 Barberá Martí, F. La intubación p. 30 Esp (BD)
        Sucede esto cuando después de aplicado, por golpes de tos ó por otras causas, se escapa de la laringe dejando dentro solo pequeña parte, y el resto viene á quedar en la faringe nasal por detrás del velo del paladar, con la porción superior de la cabeza apoyada en las paredes de dicha cavidad.
      • 1902 Botey, R. Tratado oto-rino-laringología p. 40 Esp (BD)
        La trompa de Eustaquio es un largo conducto extendido desde la porción anterior de la caja del tímpano á la faringe superior ó nasal.
      • 1902 Botey, R. Tratado oto-rino-laringología p. 549 Esp (BD)
        La naso-faringe (faringe superior, faringe nasal, cavum nasofaríngeo, cavidad retro-nasal, rinofarinx), que se extiende de la extremidad superior del órgano hasta el velo palatino.
      • 1902 Botey, R. Tratado oto-rino-laringología p. 549 Esp (BD)
        La naso-faringe (faringe superior, faringe nasal, cavum nasofaríngeo, cavidad retro-nasal, rinofarinx), que se extiende de la extremidad superior del órgano hasta el velo palatino.
      • 1909 Anónimo Trad Compendio anatomía topográfica, Testut y Jacob p. 83 Esp (BD)
        La Trompa de Eustaquio es un largo conducto que une la parte anterior de la caja con la faringe nasal; es el conducto de aeración del oído medio.
      • 1912 Anónimo Guía del bañista p. 74 Esp (BD)
        Los efectos sobre la mucosa de estos tubos son los mismos que los de la irrigación en la mucosa nasal y faringe superior.
      • 1925 Planas Castro, E. "Faringotomías esofagotomía externa" (reseña) [01-10-1925] Revista Ibero-Americana de Ciencias Médicas (Madrid) Esp (HD)
        No habla de la faringe nasal, porque en realidad la intervención en esa región no es una faringotomía, empleándose las vías paralatero-nasal y transmaxilo-facial y el abordaje de la faringe oral suele ser por tumor maligno amigdalino propagado a pilares y velo, operación de las llamadas indeseables, de resultado desastroso, por lo que en esta clase de enfermos generalmente huye de la intervención cruenta, enviándolos al tratamiento con radium o rayos X.
      • 1932 Barnés, D. Salud espiritu niño p. 90 Esp (BD)
        Las dislalias puede ser imputables a anomalías de los órganos articuladores: implantación viciosa de los dientes, mandíbulas anormalmente articuladas, labios muy cortos o muy gruesos, paladar muy elevado o perforado de fisuras, velo del paladar muy corto, faringe nasal obstruída por vegetaciones adenoideas, amígdalas muy gruesas.
      • 1990 Platini, T. L. "Prótesis fisurados palatinos" [01-12-1990] Revista de la Facultad de Odontología (Córdoba) Ar (HD)
        Este cierre significa la separación fisiológica normal de la faringe nasal del resto de la misma producida durante la deglución y la fonación.
      • 1999 Vera Luna, S. "Cerebros hombre" [04-07-1999] El Informador (Guadalajara) Mx (HD)
        Así encontramos que las fosas nasales terminan en la faringe superior (nasofaringe) y la boca en la faringe media (orofaringe), formando entre ambas partes un tubo o comunicación hacia abajo que se conoce como faringe inferior (o la rinofaringe).
      • 2005 Fdz-Lpz, R. G. / Fdz Lpz, A. / Vecchyo, C. "Permeabilidad vías aéreas" [01-04-2005] Cirugía Plástica (Madrid) Mx (HD)
        Se realizaron las mediciones según el análisis de vías aéreas para la permeabilidad de la faringe propuesto por McNamara, con los siguientes parámetros: Faringe superior. Del contorno posterior del paladar blando y el punto más cercano de la pared faríngea posterior. Faringe inferior. De la inserción del borde posterior de la lengua, con el borde inferior de la mandíbula y el punto más cercano de la pared faríngea posterior (Figura 3).
      • 2005 Mendoza Oropeza, L. et alii "Obstrucción vías aéreas" [01-09-2005] Revista Odontológica Mexicana (Ciudad de México) Mx (HD)
        Se utilizaron las medidas de valores promedio par la permeabilidad, siendo la faringe superior e inferior: La primera se localiza en el contorno posterior del paladar blanco y el punto más cercano de la pared faringe posterior.
      • 2007 Duque Schz, C. / Morales Pz, M. Caracterización voz tiempo-frecuencia p. 4 Co (BD)
        La faringe es una cavidad en forma tubular que une la laringe con las cavidades bucal y nasal, y que suele dividirse en tres partes: faringe laríngea, faringe bucal (boca) y faringe nasal, las dos últimas separadas por el velo del paladar.
      • 2015 Castillo Monzón, C. G. Laringoscopio Macintosh Airtraq p. 33 Esp (BD)
        1.1.7.1.1. Faringe Superior. Denominada también epifaringe, nasofaringe, velofaringe, rinofaringe o faringe retropalatal.
      • 2017 Escribano Carrasquillo, R. "Cáncer cabeza cuello" [12-08-2017] Primera Hora (Guaynabo) PR (HD)
        Abarca esa porción de la faringe superior, los senos paranasales, la nariz, la parte interna de la nariz.
      • 2021 Anónimo Trad. "Pérdida olfato covid19, Lamotte" [07-01-2021] CNN en Español: cnnespanol.cnn.com EU (HD)
        El nombre científico de este proceso es olfato retronasal, en el que los olores fluyen desde la parte superior de la boca hacia arriba a través de la faringe nasal y hacia la cavidad nasal.
    2. s. f. Con los modificadores inferior, laríngea y retroepiglótica, para referirse a la parte de la faringe que se sitúa en su extremo posterior, detrás de la orofaringe y delante del esófago.
      docs. (1874-2016) 19 ejemplos:
      • 1874 Mtz Molina, R. / Santana Villanueva, F. Trad. anatomía descriptiva p. 576 Esp (BD)
        2º Ramas musculares.-Su número es indeterminado y su volúmen muy pequeño, aunque variable. Se distribuyen por los músculos prevertebrales é intertransversos, oblicuo mayor y menor de la cabeza, rectos posteriores mayor y menor, así como por los dos complexos. Estas ramas se anastomosan, bien sea por la cervical ascendente, bien con la faringe inferior, ó por último con la occipital.
      • 2016 Marco Pitarch, R. Eficacia cambios anatómicos p. 14 Esp (BD)
        El hioides juega un papel importante en la fisiopatología de los TRS, ya que el vector resultante de la acción coordinada de los músculos suprahioideos (genihioideo, milohioideo, estilohioideo, digástrico) e infrahioideos (esternohioideo, omohioideo, y tirohioideo) moviliza el aparato hiolingual y otras estructuras orofaríngeas hacia adelante, ampliando así el calibre de la VAS, sobre todo la faringe retroepiglótica al tensionar el ligamento hioepiglótico.
      • 1874 Mtz Molina, R. / Santana Villanueva, F. Trad. anatomía descriptiva p. 576 Esp (BD)
        2º Ramas musculares.-Su número es indeterminado y su volúmen muy pequeño, aunque variable. Se distribuyen por los músculos prevertebrales é intertransversos, oblicuo mayor y menor de la cabeza, rectos posteriores mayor y menor, así como por los dos complexos. Estas ramas se anastomosan, bien sea por la cervical ascendente, bien con la faringe inferior, ó por último con la occipital.
      • 1883 Rubio Galí, F. et alii Reseña Instituto terapéutico p. 366 Esp (BD)
        Las alteraciones que el espejo nos muestra en la faringe superior son todas aquellas que ya hemos estudiado en la inferior, y otras muchas que le son propias.
      • 1896 Anónimo "Fiebre tifoidea" (reseña) [15-01-1896] Revista de Sanidad Militar (Madrid) Esp (HD)
        En la faringe bucal, propiamente dicha, no se encuentran estenosis, pero estas estenosis existen en la faringe inferior: 25 veces se ha notado una adherencia de la base de la lengua á la parte posterior de la faringe, pero siempre con conservación de un orificio central que dejaba comunicar la boca con el esófago y la laringe.
      • 1902 Botey, R. Tratado oto-rino-laringología p. 549 Esp (BD)
        La laringo-faringe (faringe inferior, faringe laríngea), continuación de la precedente y que se extiende hasta la extremidad superior del esófago.
      • 1910 Botey, R. "Casuística esofagoscópica" [01-08-1910] Revista de Ciencias Médicas de Barcelona (Barcelona) Esp (HD)
        Puesto el niño sentado y después de breves pinceladas de cocaína al décimo en la faringe inferior, introduje fácilmente el ganchito, el cual tocó esta vez la moneda á 22 centímetros de los dientes, lo que significa que había por sí sola descendido 3 centímetros, pasó tras ella, se hundió, y al ser retirado el instrumento sentí que enganchaba la moneda elevándola hasta unos 13 centímetros de los incisivos superiores.
      • 1928 Planas Castro, E. "Tratamiento sínfisis palatofaríngea" (reseña) [01-11-1928] Revista Ibero-Americana de Ciencias Médicas (Madrid) Esp (HD)
        [...] cuando la estrechez se halla localizada a la altura de la laringe, puede ocurrir que las alteraciones respiratorias lleguen a ser sumamente graves, máxime si se tiene en cuenta que las estenosis de la faringe laríngea es progresiva en su evolución.
      • 1938 VV.AA. Reglamento militares mutilados [10-07-1938] Boletín Oficial de la Zona de Influencia Española en Marruecos (Madrid) Esp (HD)
        Núm. 150. - Estrecheces de la faringe inferior por cicatrices que ocasionen notable obstáculo a la deglución.
      • 1999 Vera Luna, S. "Cerebros hombre" [04-07-1999] El Informador (Guadalajara) Mx (HD)
        Así encontramos que las fosas nasales terminan en la faringe superior (nasofaringe) y la boca en la faringe media (orofaringe), formando entre ambas partes un tubo o comunicación hacia abajo que se conoce como faringe inferior (o la rinofaringe).
      • 2005 Fdz-Lpz, R. G. / Fdz Lpz, A. / Vecchyo, C. "Permeabilidad vías aéreas" [01-01-2005] Cirugía Plástica (Madrid) Mx (HD)
        Se realizaron las mediciones según el análisis de vías aéreas para la permeabilidad de la faringe propuesto por McNamara, con los siguientes parámetros: Faringe superior. Del contorno posterior del paladar blando y el punto más cercano de la pared faríngea posterior. Faringe inferior. De la inserción del borde posterior de la lengua, con el borde inferior de la mandíbula y el punto más cercano de la pared faríngea posterior (Figura 3).
      • 2015 Castillo Monzón, C. G. Laringoscopio Macintosh Airtraq Esp (BD)
        1.1.7.1.3. Faringe Inferior. También denominada hipofaringe, laringofaringe o faringe retroepiglótica.
      • 2016 Marco Pitarch, R. Eficacia cambios anatómicos p. 14 Esp (BD)
        El hioides juega un papel importante en la fisiopatología de los TRS, ya que el vector resultante de la acción coordinada de los músculos suprahioideos (genihioideo, milohioideo, estilohioideo, digástrico) e infrahioideos (esternohioideo, omohioideo, y tirohioideo) moviliza el aparato hiolingual y otras estructuras orofaríngeas hacia adelante, ampliando así el calibre de la VAS, sobre todo la faringe retroepiglótica al tensionar el ligamento hioepiglótico.
      • 1874 Mtz Molina, R. / Santana Villanueva, F. Trad. anatomía descriptiva p. 576 Esp (BD)
        2º Ramas musculares.-Su número es indeterminado y su volúmen muy pequeño, aunque variable. Se distribuyen por los músculos prevertebrales é intertransversos, oblicuo mayor y menor de la cabeza, rectos posteriores mayor y menor, así como por los dos complexos. Estas ramas se anastomosan, bien sea por la cervical ascendente, bien con la faringe inferior, ó por último con la occipital.
      • 1883 Rubio Galí, F. et alii Reseña Instituto terapéutico p. 366 Esp (BD)
        Las alteraciones que el espejo nos muestra en la faringe superior son todas aquellas que ya hemos estudiado en la inferior, y otras muchas que le son propias.
      • 1896 Anónimo "Fiebre tifoidea" (reseña) [15-01-1896] Revista de Sanidad Militar (Madrid) Esp (HD)
        En la faringe bucal, propiamente dicha, no se encuentran estenosis, pero estas estenosis existen en la faringe inferior: 25 veces se ha notado una adherencia de la base de la lengua á la parte posterior de la faringe, pero siempre con conservación de un orificio central que dejaba comunicar la boca con el esófago y la laringe.
      • 1902 Botey, R. Tratado oto-rino-laringología p. 693 Esp (BD)
        Los papilomas se observan en la faringe inferior y en la base de la lengua muy pocas veces, y no revisten en esta región caracteres especiales.
      • 1902 Botey, R. Tratado oto-rino-laringología p. 549 Esp (BD)
        La laringo-faringe (faringe inferior, faringe laríngea), continuación de la precedente y que se extiende hasta la extremidad superior del esófago.
      • 1910 Botey, R. "Casuística esofagoscópica" [01-08-1910] Revista de Ciencias Médicas de Barcelona (Barcelona) Esp (HD)
        Puesto el niño sentado y después de breves pinceladas de cocaína al décimo en la faringe inferior, introduje fácilmente el ganchito, el cual tocó esta vez la moneda á 22 centímetros de los dientes, lo que significa que había por sí sola descendido 3 centímetros, pasó tras ella, se hundió, y al ser retirado el instrumento sentí que enganchaba la moneda elevándola hasta unos 13 centímetros de los incisivos superiores.
      • 1910 Botey, R. "Casuística esofagoscópica" (continuación) [01-09-1910] Revista de Ciencias Médicas de Barcelona (Barcelona) Esp (HD)
        Es de presumir, por lo tanto, que el cuerpo extraño está enclavado en la misma boca del esófago, ó quizás un tanto por encima de ella, en el fondo de la faringe laríngea, ó sea en la extremidad inferior de la hipofaringe.
      • 1928 Planas Castro, E. "Tratamiento sínfisis palatofaríngea" (reseña) [01-11-1928] Revista Ibero-Americana de Ciencias Médicas (Madrid) Esp (HD)
        Al hablar de las sínfisis palatofaríngeas o velofaríngeas, como también se las designa en la práctica, que provocan la estrechez de la faringe, considera dos variedades: una las que asientan al nivel de la faringe bucal, y la otra, las que se localizan en la faringe inferior a la altra de la laringe [...]
      • 1928 Planas Castro, E. "Tratamiento sínfisis palatofaríngea" (reseña) [01-11-1928] Revista Ibero-Americana de Ciencias Médicas (Madrid) Esp (HD)
        [...] cuando la estrechez se halla localizada a la altura de la laringe, puede ocurrir que las alteraciones respiratorias lleguen a ser sumamente graves, máxime si se tiene en cuenta que las estenosis de la faringe laríngea es progresiva en su evolución.
      • 1938 VV.AA. Reglamento militares mutilados [10-07-1938] Boletín Oficial de la Zona de Influencia Española en Marruecos (Madrid) Esp (HD)
        Núm. 150. - Estrecheces de la faringe inferior por cicatrices que ocasionen notable obstáculo a la deglución.
      • 1942 Anónimo "Garganta irritada ARGYROL" (Anuncio) [10-01-1942] La Reforma Médica (Lima) Pe (HD)
        B.-La solución de ARGYROL al 20% es calmante y bacteriostática- puede llevarse hasta la nasofaringe o hasta la amígdala lingual y la faringe inferior, mediante un aplicador curvado.
      • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] España (CDH )
        C) Las hemorragias de la faringe inferior se confunde con las esofágicas y laríngeas; el diagnóstico de localización y de naturaleza lesional exige la exploración del especialista.
      • 1999 Vera Luna, S. "Cerebros hombre" [04-07-1999] El Informador (Guadalajara) Mx (HD)
        Así encontramos que las fosas nasales terminan en la faringe superior (nasofaringe) y la boca en la faringe media (orofaringe), formando entre ambas partes un tubo o comunicación hacia abajo que se conoce como faringe inferior (o la rinofaringe).
      • 2005 Fdz-Lpz, R. G. / Fdz Lpz, A. / Vecchyo, C. "Permeabilidad vías aéreas" [01-01-2005] Cirugía Plástica (Madrid) Mx (HD)
        Se realizaron las mediciones según el análisis de vías aéreas para la permeabilidad de la faringe propuesto por McNamara, con los siguientes parámetros: Faringe superior. Del contorno posterior del paladar blando y el punto más cercano de la pared faríngea posterior. Faringe inferior. De la inserción del borde posterior de la lengua, con el borde inferior de la mandíbula y el punto más cercano de la pared faríngea posterior (Figura 3).
      • 2005 Mendoza Oropeza, L. et alii "Obstrucción vías aéreas" [01-01-2005] Revista Odontológica Mexicana (Ciudad de México) Mx (HD)
        Se utilizaron las medidas de valores promedio par la permeabilidad, siendo la faringe superior e inferior: La primera se localiza en el contorno posterior del paladar blanco y el punto más cercano de la pared faringe posterior.
      • 2007 Duque Schz, C. / Morales Pz, M. Caracterización voz tiempo-frecuencia Co (BD)
        La faringe es una cavidad en forma tubular que une la laringe con las cavidades bucal y nasal, y que suele dividirse en tres partes: faringe laríngea, faringe bucal (boca) y faringe nasal, las dos últimas separadas por el velo del paladar.
      • 2009 Alarcón Cornejo, P. / Opazo Guzmán, D. / Grez Morandi, G. "prosodia variaciones frecuencia" [01-08-2009] Sonido y Acústica Ch (HD)
        Al pasar la corriente de aire (vibrando o no, según haya sido la actuación de las cuerdas vocales) por la zona laríngea, entra en la cavidad de la faringe laríngea (o laringo-faringe) y luego en la faringe oral, donde se va a producir la otra división de los sonidos, según la acción del velo del paladar.
      • 2015 Castillo Monzón, C. G. Laringoscopio Macintosh Airtraq Esp (BD)
        1.1.7.1.3. Faringe Inferior. También denominada hipofaringe, laringofaringe o faringe retroepiglótica.
      • 2016 Marco Pitarch, R. Eficacia cambios anatómicos p. 14 Esp (BD)
        El hioides juega un papel importante en la fisiopatología de los TRS, ya que el vector resultante de la acción coordinada de los músculos suprahioideos (genihioideo, milohioideo, estilohioideo, digástrico) e infrahioideos (esternohioideo, omohioideo, y tirohioideo) moviliza el aparato hiolingual y otras estructuras orofaríngeas hacia adelante, ampliando así el calibre de la VAS, sobre todo la faringe retroepiglótica al tensionar el ligamento hioepiglótico.
    3. s. f. Con los modificadores bucal, media, oral y retroglosal, para referirse a la parte de la faringe que se sitúa al fondo de la cavidad bucal, entre la nasofaringe y la hipofaringe.
      docs. (1884-2015) 21 ejemplos:
      • 1884 Rubio Galí, F. Reseña Ejercicio Instituto Terapéutico p. 328 Esp (BD)
        En estos casos la enfermedad es más aparatosa, pero ménos nociva; los folículos no parecen estar afectados; las secreciones son normales, las alteraciones residen en otros elementos anatómicos, y se limitan al istmo y á la faringe bucal.
      • 2015 Castillo Monzón, C. G. Laringoscopio Macintosh Airtraq p. 33 Esp (BD)
        1.1.7.1.2. Faringe Media. O también llamada orofaringe, mesofaringe, bucofaringe o faringe retroglosal.
      • 1884 Rubio Galí, F. Reseña Ejercicio Instituto Terapéutico p. 328 Esp (BD)
        En estos casos la enfermedad es más aparatosa, pero ménos nociva; los folículos no parecen estar afectados; las secreciones son normales, las alteraciones residen en otros elementos anatómicos, y se limitan al istmo y á la faringe bucal.
      • 1889 Sota Lastra, R. "Angina granulosa" p. 141 Conferencias Científicas Esp (BD)
        Este moco cubría no sólo la parte superior de la faringe oral, sino también la mucosa naso-faríngea en una gran parte de su extensión.
      • 1890 Santana Villanueva, F. Trad Enfermedades infecciosas, Bouchard p. 344 Esp (BD)
        Pero es indispensable que el lavatorio se haga completamente á grande irrigación continua por las dos fosas nasales; el líquido inyectado por la una refleja por la otra, gracias á la elevación refleja del velo del paladar que le cierra el acceso de la faringe bucal.
      • 1894 Carbó Palou, F. Trad. Guía Terapéutica p. 219 Esp (BD)
        Hecho esto se introduce por la ventana de la nariz que sangra la sonda de goma para que, después de haber atravesado la nariz y la faringe, aparezca en la faringe bucal donde se coge con la pinza para sacarla fuera de la boca.
      • 1895 Santana Villanueva, F. Trad Práctica hospitales, Lefert p. 258 Esp (BD)
        Después se procede á la anestesia con una solución fuerte de clorhidrato de cocaína al 1/5 con la cual se unta la faringe bucal valiéndose de un pincel de hilas.
      • 1902 Botey, R. Tratado oto-rino-laringología p. 549 Esp (BD)
        La oro-faringe (faringe media, faringe oral, faringe, faringe bucal, cámara posterior de la boca), limitada arriba por el velo palatino y abajo por una línea horizontal que pase por el hueso hioides.
      • 1910 Botey, R. Tratamiento Tubo-canulardos p. 51 Esp (BD)
        Nada se había observado en la faringe oral, y la faringe nasal era imposible de examinar.
      • 1925 Planas Castro, E. "Faringotomías esofagotomía externa" (reseña) [01-10-1925] Revista Ibero-Americana de Ciencias Médicas (Madrid) Esp (HD)
        No habla de la faringe nasal, porque en realidad la intervención en esa región no es una faringotomía, empleándose las vías paralatero-nasal y transmaxilo-facial y el abordaje de la faringe oral suele ser por tumor maligno amigdalino propagado a pilares y velo, operación de las llamadas indeseables, de resultado desastroso, por lo que en esta clase de enfermos generalmente huye de la intervención cruenta, enviándolos al tratamiento con radium o rayos X
      • 1928 Planas Castro, E. "Tratamiento sínfisis palatofaríngea" (reseña) [01-11-1928] Revista Ibero-Americana de Ciencias Médicas (Madrid) Esp (HD)
        Al hablar de las sínfisis palatofaríngeas o velofaríngeas, como también se las designa en la práctica, que provocan la estrechez de la faringe, considera dos variedades: una las que asientan al nivel de la faringe bucal, y la otra, las que se localizan en la faringe inferior a la altra de la laringe [...]
      • 1999 Vera Luna, S. "Cerebros hombre" [04-07-1999] El Informador (Guadalajara) Mx (HD)
        Así encontramos que las fosas nasales terminan en la faringe superior (nasofaringe) y la boca en la faringe media (orofaringe), formando entre ambas partes un tubo o comunicación hacia abajo que se conoce como faringe inferior (o la rinofaringe).
      • 2007 Duque Schz, C. / Morales Pz, M. Caracterización voz tiempo-frecuencia Co (BD)
        La faringe es una cavidad en forma tubular que une la laringe con las cavidades bucal y nasal, y que suele dividirse en tres partes: faringe laríngea, faringe bucal (boca) y faringe nasal, las dos últimas separadas por el velo del paladar.
      • 2009 Alarcón Cornejo, P. / Opazo Guzmán, D. / Grez Morandi, G. "prosodia variaciones frecuencia" [01-08-2009] Sonido y Acústica (Santiago de Chile) Ch (HD)
        Al pasar la corriente de aire (vibrando o no, según haya sido la actuación de las cuerdas vocales) por la zona laríngea, entra en la cavidad de la faringe laríngea (o laringo-faringe) y luego en la faringe oral, donde se va a producir la otra división de los sonidos, según la acción del velo del paladar.
      • 2015 Castillo Monzón, C. G. Laringoscopio Macintosh Airtraq p. 33 Esp (BD)
        1.1.7.1.2. Faringe Media. O también llamada orofaringe, mesofaringe, bucofaringe o faringe retroglosal.
      • 1884 Rubio Galí, F. Reseña Ejercicio Instituto Terapéutico p. 328 Esp (BD)
        En estos casos la enfermedad es más aparatosa, pero ménos nociva; los folículos no parecen estar afectados; las secreciones son normales, las alteraciones residen en otros elementos anatómicos, y se limitan al istmo y á la faringe bucal.
      • 1889 Sota Lastra, R. "Angina granulosa" p. 141 Conferencias Científicas Esp (BD)
        Este moco cubría no sólo la parte superior de la faringe oral, sino también la mucosa naso-faríngea en una gran parte de su extensión.
      • 1890 Santana Villanueva, F. Trad Enfermedades infecciosas, Bouchard p. 344 Esp (BD)
        Pero es indispensable que el lavatorio se haga completamente á grande irrigación continua por las dos fosas nasales; el líquido inyectado por la una refleja por la otra, gracias á la elevación refleja del velo del paladar que le cierra el acceso de la faringe bucal.
      • 1894 Carbó Palou, F. Trad. Guía Terapéutica p. 219 Esp (BD)
        Hecho esto se introduce por la ventana de la nariz que sangra la sonda de goma para que, después de haber atravesado la nariz y la faringe, aparezca en la faringe bucal donde se coge con la pinza para sacarla fuera de la boca.
      • 1895 Santana Villanueva, F. Trad Práctica hospitales, Lefert p. 258 Esp (BD)
        Después se procede á la anestesia con una solución fuerte de clorhidrato de cocaína al 1/5 con la cual se unta la faringe bucal valiéndose de un pincel de hilas.
      • 1902 Botey, R. Tratado oto-rino-laringología p. 473 Esp (BD)
        Si el flujo sanguíneo proviene de la cavidad naso-faríngea, la sangre caerá á lo largo de la pared posterior de la faringe oral, por el centro ó por los lados; descendiendo por la cara posterior del velo palatino y cayendo por la punta de la úvula ó por los pilares posteriores, si procede de las fosas nasales, principalmente si el enfermo inclina un tanto la cabeza hacia atrás.
      • 1902 Botey, R. Tratado oto-rino-laringología p. 549 Esp (BD)
        La oro-faringe (faringe media, faringe oral, faringe, faringe bucal, cámara posterior de la boca), limitada arriba por el velo palatino y abajo por una línea horizontal que pase por el hueso hioides.
      • 1902 Botey, R. Tratado oto-rino-laringología p. 549 Esp (BD)
        La oro-faringe (faringe media, faringe oral, faringe, faringe bucal, cámara posterior de la boca), limitada arriba por el velo palatino y abajo por una línea horizontal que pase por el hueso hioides.
      • 1902 Botey, R. Tratado oto-rino-laringología p. 549 Esp (BD)
        La oro-faringe (faringe media, faringe oral, faringe, faringe bucal, cámara posterior de la boca), limitada arriba por el velo palatino y abajo por una línea horizontal que pase por el hueso hioides.
      • 1905 Forns, R. M. Fundamento estudios dinamoterapia p. 32 Esp (BD)
        Desde entonces no dejo de anotar cuantos casos conozco tratados con la acción de los rayos solares; y habiéndoseme ocurrido aplicar este remedio á las afeccion es de la garganta, he sometido á una porción de faringíticos á la acción directa del sol, durante un largo rato, con la boca abierta, haciendo que los rayos luminosos penetraran en el fondo de la faringe bucal.
      • 1910 Botey, R. Tratamiento Tubo-canulardos p. 51 Esp (BD)
        Nada se había observado en la faringe oral, y la faringe nasal era imposible de examinar.
      • 1912 Morales Lahoz, J. "Congreso Nacional oto-rino-laringología" [01-09-1912] Revista Ibero-Americana de Ciencias Médicas (Madrid) Esp (HD)
        En la ectasia arterial de la faringe bucal una afección que causa grandes molestias; se refiere este pequeño aneurisma á la arteria faríngea inferior, por estar situada en la faringe bucal, cuya región está nutrida por la arteria palatina ascendente, rama de la facial, y por la faríngea inferior, que tiene su origen directo en la carótida externa; [...]
      • 1912 Anónimo Guía del bañista p. 73 Esp (BD)
        La pulverización faringo-laríngea extiende su acción tópica de lavado aséptico é imbibición á la faringe media é inferior, á la laringe, tráquea y bronquios gruesos.
      • 1925 Planas Castro, E. "Faringotomías esofagotomía externa" (reseña) [01-10-1925] Revista Ibero-Americana de Ciencias Médicas (Madrid) Esp (HD)
        No habla de la faringe nasal, porque en realidad la intervención en esa región no es una faringotomía, empleándose las vías paralatero-nasal y transmaxilo-facial y el abordaje de la faringe oral suele ser por tumor maligno amigdalino propagado a pilares y velo, operación de las llamadas indeseables, de resultado desastroso, por lo que en esta clase de enfermos generalmente huye de la intervención cruenta, enviándolos al tratamiento con radium o rayos X
      • 1928 Planas Castro, E. "Tratamiento sínfisis palatofaríngea" (reseña) [01-11-1928] Revista Ibero-Americana de Ciencias Médicas (Madrid) Esp (HD)
        Al hablar de las sínfisis palatofaríngeas o velofaríngeas, como también se las designa en la práctica, que provocan la estrechez de la faringe, considera dos variedades: una las que asientan al nivel de la faringe bucal, y la otra, las que se localizan en la faringe inferior a la altra de la laringe [...]
      • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] España (CDH )
        B) Las hemorragias de la faringe bucal pueden aparecer en lesiones graves de las amígdalas, de diagnóstico evidente;
      • 1999 Vera Luna, S. "Cerebros hombre" [04-07-1999] El Informador (Guadalajara) Mx (HD)
        Así encontramos que las fosas nasales terminan en la faringe superior (nasofaringe) y la boca en la faringe media (orofaringe), formando entre ambas partes un tubo o comunicación hacia abajo que se conoce como faringe inferior (o la rinofaringe).
      • 2007 Duque Schz, C. / Morales Pz, M. Caracterización voz tiempo-frecuencia Co (BD)
        La faringe es una cavidad en forma tubular que une la laringe con las cavidades bucal y nasal, y que suele dividirse en tres partes: faringe laríngea, faringe bucal (boca) y faringe nasal, las dos últimas separadas por el velo del paladar.
      • 2009 Alarcón Cornejo, P. / Opazo Guzmán, D. / Grez Morandi, G. "prosodia variaciones frecuencia" [01-08-2009] Sonido y Acústica (Santiago de Chile) Ch (HD)
        Al pasar la corriente de aire (vibrando o no, según haya sido la actuación de las cuerdas vocales) por la zona laríngea, entra en la cavidad de la faringe laríngea (o laringo-faringe) y luego en la faringe oral, donde se va a producir la otra división de los sonidos, según la acción del velo del paladar.
      • 2014 Pazo Quintana, T. C. / Rojas Estévez, A. L. / Álvz Arredondo, E. C. Habla, voz Mx (CORPES)
        — Bostezo. Es uno de los ejercicios más efectivos para las estructuras del aparato fonoarticulatorio, pues sus resultados para las cuerdas vocales son muy inmediatos, porque la aproximación de ellas es suave y la faringe oral está abierta y relajada.
      • 2015 Castillo Monzón, C. G. Laringoscopio Macintosh Airtraq p. 33 Esp (BD)
        1.1.7.1.2. Faringe Media. O también llamada orofaringe, mesofaringe, bucofaringe o faringe retroglosal.
  2. Acepción en desuso
  3. s. f. Prominencia subcutánea formada por el cartílago tiroides y ubicada en la cara anterior del cuello.
    Sinónimo: laringe
    docs. (1589) Ejemplo:
    • 1589 Pineda, J. Diálogos Agricultura cristiana [1963-1964] España (CDH )
      Ansí dice Aristóteles que voz es expulsión del aire respirado por la áspera arteria, con tal que hiera en la faringa, que es la nuez que tenemos en la garganta y que sea con intención de significar algo, porque, cortada aquella, respira el animal y hace algún sonido, mas no forma voz como lo vemos, cuando se degüella algún buey o carnero, y ansí los demás animales.
  4. s. f. Zool. Órgano del aparato respiratorio y digestivo de varios cordados acuáticos, como peces o procordados, formado por una pared provista de aberturas y hendiduras branquiales.
    docs. (1849-2002) 34 ejemplos:
    • 1849 Mtz Raga, A. J. Nociones HNatural (2.ª ed.) p. 209 Esp (BD)
      Ciprinóides. Estos tienen la boca poco hendida y colocada al estremo del hocico, carecen de dientes en las mandíbulas, aunqeu algunos los tienen en la entrada da la faringe [...].
    • 2002 Pontes, M. Fauna y flora costas [03-04-2002] Aquanet Esp (CORPES)
      La clase Appendicularia (también conocida como Larvacea) incluye una variedad de pequeños tunicados pelágicos. Tienen una apariencia similar a las larvas de las ascidias bentónicas, salvo que retienen esta forma durante toda su vida. Su cuerpo está formado por un tronco de forma oval (a menudo de tan solo 1mm de longitud) y una larga cola que no está presente en los thaliáceos. Esta cola posee un notocordio y se emplea como medio de locomoción y para generar corrientes de agua que ayudan en el proceso de alimentación. Un par de aberturas branquiales conectan el exterior con la faringe.
    • 1849 Mtz Raga, A. J. Nociones HNatural (2.ª ed.) p. 209 Esp (BD)
      Ciprinóides. Estos tienen la boca poco hendida y colocada al estremo del hocico, carecen de dientes en las mandíbulas, aunqeu algunos los tienen en la entrada da la faringe [...].
    • 1909 Bolívar Urrutia, I. / Calderón, I. HNatural, III: Zoología (2.ª ed.) [1909] Esp (CDH )
      Respiración acuática, faringe muy grande, alcanzando por lo menos la cuarta parte de la longitud total y á veces prolongándose hasta el extremo del cuerpo, y con numerosas aberturas branquiales.
    • 1926 Bolívar Pieltain, C. Onicóforos HNatural Esp (CDH )
      El tubo digestivo se prolonga casi recto, de delante atrás, ofreciendo a continuación de la cavidad bucal, antes descrita, en cuyo fondo desembocan las glándulas salivales, una faringe muscular, seguida de un corto esófago, a continuación del cual viene la porción estomacal; esta constituye la mayor parte del aparato, es muy gruesa, y termina en un pequeño recto, no existiendo glándulas anejas.
    • 1926 Rioja Lo-Bianco, E. Los procordados HNatural España (CDH )
      [...] la presencia de un cordón resistente esquelético o notocordo, situado por encima del aparato digestivo y por debajo del sistema nervioso, al cual sirve de apoyo, y por último, la transformación de la primera porción del aparato digestivo en un órgano respiratorio para lo cual la faringe aumenta considerablemente de dimensiones, al tiempo que se abren en sus paredes hendiduras, denominadas branquiales, por las que el agua ingerida por la boca se precipita directamente al exterior o, por intermedio de una cavidad colectora denominada perifaríngea o peribranquial.
    • 1957-1974 Alvarado, S. Ciencias Naturales (5.º Bachillerato) [1974] España (CDH )

      La faringe está en comunicación con el exterior por el par de espiráculos y por los cinco pares de hendiduras branquiales.

    • 2002 Pontes, M. Fauna y flora costas [03-04-2002] Aquanet Esp (CORPES)
      La clase Appendicularia (también conocida como Larvacea) incluye una variedad de pequeños tunicados pelágicos. Tienen una apariencia similar a las larvas de las ascidias bentónicas, salvo que retienen esta forma durante toda su vida. Su cuerpo está formado por un tronco de forma oval (a menudo de tan solo 1mm de longitud) y una larga cola que no está presente en los thaliáceos. Esta cola posee un notocordio y se emplea como medio de locomoción y para generar corrientes de agua que ayudan en el proceso de alimentación. Un par de aberturas branquiales conectan el exterior con la faringe.
    • 1849 Mtz Raga, A. J. Nociones HNatural (2.ª ed.) p. 209 Esp (BD)
      Ciprinóides. Estos tienen la boca poco hendida y colocada al estremo del hocico, carecen de dientes en las mandíbulas, aunqeu algunos los tienen en la entrada da la faringe [...].
    • 1909 Bolívar Urrutia, I. / Calderón, I. HNatural, III: Zoología (2.ª ed.) [1909] Esp (CDH )
      Respiración acuática, faringe muy grande, alcanzando por lo menos la cuarta parte de la longitud total y á veces prolongándose hasta el extremo del cuerpo, y con numerosas aberturas branquiales.
    • 1909 Bolívar Urrutia, I. / Calderón, I. HNatural, III: Zoología (2.ª ed.) [1909] Esp (CDH )
      Cuerpo blando, con metamerización poco aparente al exterior. Sistema nervioso situado por completo en el plano dorsal y separado del tubo digestivo, á lo menos en los jóvenes, por un notocordio de origen mesodérmico persistente en algunos. Sin cráneo ni cerebro. Respiración acuática; faringe muy grande, alcanzando, por lo menos, la cuarta parte de la longitud total, prolongándose á veces hasta el extremo del cuerpo y con numerosas aberturas branquiales. Sangre blanca, sin hematíes.
    • 1909 Bolívar Urrutia, I. / Calderón, I. HNatural, III: Zoología (2.ª ed.) [1909] 269 Esp (CDH )
      El circulatorio consta de dos vasos longitudinales, dorsal y ventral, que se reunen en un seno de la trompa, situado entre un divertículo de la faringe, de que ahora hablaremos, y un órgano contráctil, pero hueco y cerrado por completo, que es el corazón, el cual puede actuar por compresión sobre la sangre que circula por la trompa y por una glándula que se considera como renal, situada por delante de los órganos que acabamos de mencionar (figura 230). /
    • 1909 Bolívar Urrutia, I. / Calderón, I. HNatural, III: Zoología (2.ª ed.) [1909] Esp (CDH )
      La disposición de la cavidad perifaríngea, formada por la cloaca, varía en los diversos animales agrupados en este subtipo, pero podrá formarse idea de lo fundamental por la inspección de la figura precedente, ó suponiendo que partan de la cloaca dos prolongaciones á modo de sacos deprimidos y se extiendan á uno y otro lado de la faringe, y que tanto las paredes de ésta como la hoja interna de los sacos, ó sea la que se halla en conexión con la faringe, estén provistas de numerosos agujeros que se correspondan, de suerte que el agua de la cavidad faríngea pueda pasar á la cloaca siendo expulsada por el poro espirador.
    • 1909 Bolívar Urrutia, I. / Calderón, I. HNatural, III: Zoología (2.ª ed.) [1909] Esp (CDH )
      La disposición de la cavidad perifaríngea, formada por la cloaca, varía en los diversos animales agrupados en este subtipo, pero podrá formarse idea de lo fundamental por la inspección de la figura precedente, ó suponiendo que partan de la cloaca dos prolongaciones á modo de sacos deprimidos y se extiendan á uno y otro lado de la faringe, y que tanto las paredes de ésta como la hoja interna de los sacos, ó sea la que se halla en conexión con la faringe, estén provistas de numerosos agujeros que se correspondan, de suerte que el agua de la cavidad faríngea pueda pasar á la cloaca siendo expulsada por el poro espirador.
    • 1909 Bolívar Urrutia, I. / Calderón, I. HNatural, III: Zoología (2.ª ed.) [1909] Esp (CDH )
      Los orificios de las paredes de la faringe afectan la forma de hendiduras transversas, pero sus bordes están reunidos por travesaños que las dividen en poros seriados longitudinalmente.
    • 1909 Bolívar Urrutia, I. / Calderón, I. HNatural, III: Zoología (2.ª ed.) [1909] 272 Esp (CDH )
      Poseen una glándula dorsal que desemboca en la primera porción de la faringe.
    • 1909 Bolívar Urrutia, I. / Calderón, I. HNatural, III: Zoología (2.ª ed.) [1909] Esp (CDH )
      El sistema nervioso se halla representado en su porción céntrica por un abultamiento ganglionar colocado detrás de la faringe, el cual se prolonga posteriormente en un cordón nervioso.
    • 1909 Bolívar Urrutia, I. / Calderón, I. HNatural, III: Zoología (2.ª ed.) [1909] Esp (CDH )
      [...] las branquias se reducen en ellos á un tabique que se extiende desde la faringe á la cloaca.
    • 1909 Bolívar Urrutia, I. / Calderón, I. HNatural, III: Zoología (2.ª ed.) [1909] Esp (CDH )
      Las fosas nasales no comunican, en general, con la faringe, y presentan dos aberturas externas ó sólo una, como en los peces ciclóstomos.
    • 1909 Bolívar Urrutia, I. / Calderón, I. HNatural, III: Zoología (2.ª ed.) [1909] Esp (CDH )
      Falta en los peces, como se ha dicho, la comunicación de las fosas nasales con la faringe.
    • 1909 Bolívar Urrutia, I. / Calderón, I. HNatural, III: Zoología (2.ª ed.) [1909] Esp (CDH )
      El tubo digestivo recorre todo el cuerpo y se compone de la faringe, que se extiende hasta el medio, y el intestino, que en su origen forma un grueso tubo hepático.
    • 1909 Bolívar Urrutia, I. / Calderón, I. HNatural, III: Zoología (2.ª ed.) [1909] Esp (CDH )
      Las paredes de la faringe llevan á uno y otro lado una serie de hendiduras paralelas que conducen el agua que ha penetrado por la boca á una extensa cavidad peribranquial, la cual envuelve todo el tubo digestivo y comunica con el exterior por el espiráculo.
    • 1926 Bolívar Pieltain, C. Onicóforos HNatural Esp (CDH )
      El tubo digestivo se prolonga casi recto, de delante atrás, ofreciendo a continuación de la cavidad bucal, antes descrita, en cuyo fondo desembocan las glándulas salivales, una faringe muscular, seguida de un corto esófago, a continuación del cual viene la porción estomacal; esta constituye la mayor parte del aparato, es muy gruesa, y termina en un pequeño recto, no existiendo glándulas anejas.
    • 1926 Rioja Lo-Bianco, E. Los procordados HNatural España (CDH )
      [...] la presencia de un cordón resistente esquelético o notocordo, situado por encima del aparato digestivo y por debajo del sistema nervioso, al cual sirve de apoyo, y por último, la transformación de la primera porción del aparato digestivo en un órgano respiratorio para lo cual la faringe aumenta considerablemente de dimensiones, al tiempo que se abren en sus paredes hendiduras, denominadas branquiales, por las que el agua ingerida por la boca se precipita directamente al exterior o, por intermedio de una cavidad colectora denominada perifaríngea o peribranquial.
    • 1926 Rioja Lo-Bianco, E. Los procordados HNatural España (CDH )
      En los más elevados, como los amfioxos, el notocordo se extiende a todo lo largo del cuerpo; en las ascidias únicamente existe en el período larvario y tan solo en la cola que presentan durante esta fase de su vida, y que por excepción persiste durante toda su existencia en las apendicularias; y, por último, en los balanoglosus se reduce a un diminuto divertículo situado en la parte anterior de la faringe.
    • 1926 Rioja Lo-Bianco, E. Los procordados HNatural España (CDH )
      Para evitar el arrastre al exterior de estas preciosas y microscópicas partículas alimenticias con el agua que ha servido para la respiración, en la faringe se produce abundante secreción mucosa que las retiene y permite que sean utilizadas en la nutrición.
    • 1957-1974 Alvarado, S. Ciencias Naturales (5.º Bachillerato) [1974] España (CDH )
      El del anfioxus (fig. 85) consta de los siguientes órganos: la boca, situada en la parte ventral de la cabeza, cuya abertura está rodeada de una corona de tentáculos; la faringe (b), que es muy grande; el estomago (e), y el intestino, que es muy corto y termina en el ano (a), abierto lejos del extremo posterior del cuerpo.
    • 1957-1974 Alvarado, S. Ciencias Naturales (5.º Bachillerato) [1974] España (CDH )
      La faringe, está rodeada por los lados y por debajo por una cavidad, llamada cámara perifaríngica (p), que se abre al exterior por un orificio de posición ventral (o).
    • 1957-1974 Alvarado, S. Ciencias Naturales (5.º Bachillerato) [1974] España (CDH )
      Las paredes laterales de la faringe (b) presentan una serie de rajas, casi verticales, llamadas hendiduras branquiales, mediante las cuales la faringe comunica con la cámara perifaríngica.
    • 1957-1974 Alvarado, S. Ciencias Naturales (5.º Bachillerato) [1974] 60 España (CDH )
      Las paredes laterales de la faringe (b) presentan una serie de rajas, casi verticales, llamadas hendiduras branquiales, mediante las cuales la faringe comunica con la cámara perifaríngica.
    • 1957-1974 Alvarado, S. Ciencias Naturales (5.º Bachillerato) [1974] España (CDH )
      Como se ve, el anfioxus tiene la parte anterior del tubo digestivo —la faringe— adaptada a la respiración.
    • 1957-1974 Alvarado, S. Ciencias Naturales (5.º Bachillerato) [1974] España (CDH )
      En los vertebrados típicamente acuáticos (peces y larvas de anfibio [renacuajos]) las branquias se diferencian en hendiduras branquiales de la faringe.
    • 1957-1974 Alvarado, S. Ciencias Naturales (5.º Bachillerato) [1974] España (CDH )

      La faringe está en comunicación con el exterior por el par de espiráculos y por los cinco pares de hendiduras branquiales.

    • 1957-1974 Alvarado, S. Ciencias Naturales (5.º Bachillerato) [1974] España (CDH )
      Su parte central es el corazón (fig. 88, h), situado en la región ventral del tronco, inmediatamente detrás y debajo de la faringe.
    • 1957-1974 Alvarado, S. Ciencias Naturales (5.º Bachillerato) [1974] España (CDH )
      El cono arterial se prolonga en una arteria llamada tronco aórtico o aorta branquial (fig. 89, Ta) equivalente a nuestra aorta ascendente, que corre por debajo de la faringe y da origen a cuatro pares de arterias branquiales o arcos aórticos (fig. 89, 1 a 4) que se capilarizan en las branquias para que la sangre se arterialice.
    • 1957-1974 Alvarado, S. Ciencias Naturales (5.º Bachillerato) [1974] España (CDH )
      El esqueleto visceral se compone de siete pares de arcos, formados cada uno de varias piezas esqueléticas, situadas en la porción anterior del tronco, a los lados de la faringe y debajo del cráneo (fig. 90).
    • 1957-1974 Alvarado, S. Ciencias Naturales (5.º Bachillerato) [1974] España (CDH )
      [...] respiración por branquias diferenciadas en perforaciones de la faringe; corazón venoso formado de tres cámaras sucesivas (seno venoso, aurícula y ventrículo); ojos sin párpados, y oído reducido al oído interno (al laberinto).
    • 1957-1974 Alvarado, S. Ciencias Naturales (5.º Bachillerato) [1974] 72 España (CDH )
      [...] branquias situadas en hendiduras branquiales de la faringe, poseen línea lateral, tienen un aparato circulatorio semejante al de los peces (como el de la figura 89), carecen de párpados, y están dotados de una aleta impar que le extiende por el dorso y cola hasta el ano.
    • 1957-1974 Alvarado, S. Ciencias Naturales (5.º Bachillerato) [1974] España (CDH )
      Debajo y detrás de la faringe hay en el anfioxus un corazón que recibe sangre venosa procedente del cuerpo y la envía a las branquias para que se transforme en sangre arterial.
    • 1957-1974 Alvarado, S. Ciencias Naturales (5.º Bachillerato) [1974] España (CDH )
      2.ª, el tronco, que comprende desde la faringe hasta el ano; 3.ª, la cola o región caudal, que es la región postanal del cuerpo.
    • 1957-1974 Alvarado, S. Ciencias Naturales (5.º Bachillerato) [1974] España (CDH )
      Detrás de la cabeza, en la región anterior del tronco, hay a cada lado cinco rajas verticales que llegan hasta la faringe y son las hendiduras branquiales.
    • 2002 Pontes, M. Fauna y flora costas [03-04-2002] Aquanet Esp (CORPES)
      La clase Appendicularia (también conocida como Larvacea) incluye una variedad de pequeños tunicados pelágicos. Tienen una apariencia similar a las larvas de las ascidias bentónicas, salvo que retienen esta forma durante toda su vida. Su cuerpo está formado por un tronco de forma oval (a menudo de tan solo 1mm de longitud) y una larga cola que no está presente en los thaliáceos. Esta cola posee un notocordio y se emplea como medio de locomoción y para generar corrientes de agua que ayudan en el proceso de alimentación. Un par de aberturas branquiales conectan el exterior con la faringe.
  5. s. f. Zool. Órgano del aparato digestivo de varios celentéreos, como corales o medusas, que conecta directamente la boca con el intestino o cavidad ventral.
    docs. (1892-1926) 11 ejemplos:
    • 1892 Berg, C. "Elementos Zoología" (continuación) [01-11-1892] Anales de la Universidad (Montevideo) Ur (HD)
      La faringe comunica directamente con la cavidad ventral ó intestinal, como en muchos Infusorios, Celenterados y Gusanos, ó se continúa con el esófago ó gula.
    • 1926 Barreiro, A. J. Celenterados HNatural España (CDH )
      La boca tiene forma de hendidura y la faringe, es un saco aplanado en comunicación con una cavidad infundibuliforme, llamada embudo.
    • 1892 Berg, C. "Elementos Zoología" (continuación) [01-11-1892] Anales de la Universidad (Montevideo) Ur (HD)
      La faringe comunica directamente con la cavidad ventral ó intestinal, como en muchos Infusorios, Celenterados y Gusanos, ó se continúa con el esófago ó gula.
    • 1926 Barreiro, A. J. Celenterados HNatural España (CDH )
      Sigue después de la boca la faringe y se observa que los bordes de esta se tocan en la región media, quedando siempre entre ellos, dos canales para la circulación del agua, llamados sifonoglifos.
    • 1926 Barreiro, A. J. Celenterados HNatural España (CDH )
      Su conformación y estructura en cuanto a los tentáculos, faringe, tabiques, etc., es la misma que hemos visto al describir el tipo general de los Octántidos.
    • 1926 Barreiro, A. J. Celenterados HNatural España (CDH )
      Sigue a ésta la faringe de forma de un segmento de cilindro terminado en un borde libre y prolongado hasta la cavidad central.
    • 1926 Barreiro, A. J. Celenterados HNatural España (CDH )
      La boca es ovalar, comunica con la cavidad del cuerpo mediante una faringe muy corta y se halla en el centro de un peristoma delgado y blando.
    • 1926 Barreiro, A. J. Celenterados HNatural España (CDH )
      En primer lugar tenemos que debiendo ser completos, es decir, llegar hasta la faringe del pólipo, los seis pares de tabiques del primer ciclo, sólo lo son los tres más antiguos de los pares 1.º, 2.º y 3.º, mientras que los tres tabiques de la misma categoría, de los pares 4.º, 5.º y 6.º, son incompletos, y reciben el nombre de micrentéricos , mientras que a los anteriores se los llama macrentéricos .
    • 1926 Barreiro, A. J. Celenterados HNatural España (CDH )
      Estos tienen su cavidad interior dividida en seis compartimientos por otros tantos tabiques que se extienden desde la pared, hasta la faringe.
    • 1926 Barreiro, A. J. Celenterados HNatural España (CDH )
      La boca tiene forma de hendidura y la faringe, es un saco aplanado en comunicación con una cavidad infundibuliforme, llamada embudo.
    • 1926 Barreiro, A. J. Celenterados HNatural España (CDH )
      El sistema gastro-vascular, está constituído por la boca dotada de un esfinter, la faringe (estomódeo), el embudo, el canal de éste, los canales excretores y las ampollas.
    • 1926 Barreiro, A. J. Celenterados HNatural España (CDH )
      La digestión se verifica en la faringe y los restos de la misma salen al exterior por la boca mientras son transportadas a todos los órganos las substancias nutritivas, por los canales del sistema gastro-vascular.
    • 1926 Barreiro, A. J. Celenterados HNatural España (CDH )
      Tienen los nudicténidos la forma de un saco, algunas veces aplanado con amplia boca y extensa faringe y paletas muy poderosas que le imprimen movimientos rápidos merced a los cuales nadan velozmente y capturan con facilidad sus presas aun sin el auxilio de tentáculos.
  6. s. f. Zool. Órgano del aparato digestivo de algunos turbelarios que puede ser proyectado hacia el exterior para la captura de alimento.
    docs. (1893-2017) 7 ejemplos:
    • 1893 Pagés, A. (dir.) Dicc enciclopédico XIII p. 341 Esp (BD)
      MONOGONÓPORO: m. Zool. Grupo de gusanos platelmintos del orden de los turbelarios, suborden de los dendrocelos. Los gusanos de este grupo presentan el cuerpo ancho y aplastado; los bordes laterales generalmente plegados, y al borde anterior tiene apéndices tentaculiformes; tubo digestivo ramificado; faringe musculosa, ordinariamente protráctil.
    • 2017 Negrete, L. / Damborenea, C. "Phylum Platyhelminthes" p. 26 Macroparásitos Ar (BD)
      En turbelarios de mayor tamaño (entre 0,2 y 10 cm de longitud), como los Tricladida y Polycladida, la faringe es plegada. Esta surge como un plegamiento del ectodermo, dejando una cavidad interna (bolsa o cavidad faríngea) en la que se aloja la faringe. La contracción de la musculatura faríngea permite la protrusión de la misma fuera de su cavidad.
    • 1911 Delfino, V. "Sistema nervioso animal" [14-09-1911] La Semana Médica (Buenos Aires) Ar (HD)
      En los vermes inferiores, en los turbelarios, el sistema nervioso es bastante sencillo; consiste en un ganglio ó agrupación de células nerviosas, del que se derivan nervios laterales; el ganglio está situado en la parte anterior del cuerpo, arriba del intestino, sobre la faringe, razón por la cual, se denomina ganglio supra-faringeo.
    • 1911 Millán Guillén, F. Discurso Universidad Sevilla p. 15 Esp (BD)
      En el primer orden de esa clase coloca el Doctor Claus á los TURBELARIOS, nombre dado por Ehremberg para recordar el remolino formado por el animal en el agua; son de escasas dimensiones, de diez á quince milímetros, poseen boca, faringe é intestino, pero carecen de ano.
    • 1913 Serrano Fatigati, E. Programa historia natural p. 18 Esp (BD)
      FLAGELADOS. Debajo del flagelo ó apéndice que les da nombre tienen los flagelados un orificio ó boca que se prolonga en una depresión ó faringe de forma de embudo.
    • 1926 Rioja Lo-Bianco, E. Gusanos 365 Historia natural España (CDH )
      No obstante su pacífica e inofensiva apariencia, los turbeláridos son animales carnívoros que con frecuencia atacan y devoran presas vivas que exceden con mucho su tamaño; su boca, situada casi siempre en el centro de su cara ventral o inferior, está provista de una faringe que el animal puede a voluntad proyectar al exterior, sirviéndose de ello como un eficaz órgano de ataque y captura.
    • 1987 Gamo García, J. "turbelarios Península Ibérica" p. 6 Esp (BD)
      El sistema digestivo está constituido por una faringe del tipo "plegada" (es decir, cilíndrica y protráctil) situada hacia la mitad del cuerpo, y por el intestino, que está formado por tres ramas (una anterior y dos posteriores) a su vez ramificadas.
    • 2017 Negrete, L. / Damborenea, C. "Phylum Platyhelminthes" p. 26 Macroparásitos Ar (BD)
      En turbelarios de mayor tamaño (entre 0,2 y 10 cm de longitud), como los Tricladida y Polycladida, la faringe es plegada. Esta surge como un plegamiento del ectodermo, dejando una cavidad interna (bolsa o cavidad faríngea) en la que se aloja la faringe. La contracción de la musculatura faríngea permite la protrusión de la misma fuera de su cavidad.
    • 1893 Pagés, A. (dir.) Dicc enciclopédico XIII p. 341 Esp (BD)
      MONOGONÓPORO: m. Zool. Grupo de gusanos platelmintos del orden de los turbelarios, suborden de los dendrocelos. Los gusanos de este grupo presentan el cuerpo ancho y aplastado; los bordes laterales generalmente plegados, y al borde anterior tiene apéndices tentaculiformes; tubo digestivo ramificado; faringe musculosa, ordinariamente protráctil.
    • 1911 Delfino, V. "Sistema nervioso animal" [14-09-1911] La Semana Médica (Buenos Aires) Ar (HD)
      En los vermes inferiores, en los turbelarios, el sistema nervioso es bastante sencillo; consiste en un ganglio ó agrupación de células nerviosas, del que se derivan nervios laterales; el ganglio está situado en la parte anterior del cuerpo, arriba del intestino, sobre la faringe, razón por la cual, se denomina ganglio supra-faringeo.
    • 1911 Millán Guillén, F. Discurso Universidad Sevilla p. 15 Esp (BD)
      En el primer orden de esa clase coloca el Doctor Claus á los TURBELARIOS, nombre dado por Ehremberg para recordar el remolino formado por el animal en el agua; son de escasas dimensiones, de diez á quince milímetros, poseen boca, faringe é intestino, pero carecen de ano.
    • 1913 Serrano Fatigati, E. Programa historia natural p. 18 Esp (BD)
      FLAGELADOS. Debajo del flagelo ó apéndice que les da nombre tienen los flagelados un orificio ó boca que se prolonga en una depresión ó faringe de forma de embudo.
    • 1926 Rioja Lo-Bianco, E. Gusanos 365 Historia natural España (CDH )
      No obstante su pacífica e inofensiva apariencia, los turbeláridos son animales carnívoros que con frecuencia atacan y devoran presas vivas que exceden con mucho su tamaño; su boca, situada casi siempre en el centro de su cara ventral o inferior, está provista de una faringe que el animal puede a voluntad proyectar al exterior, sirviéndose de ello como un eficaz órgano de ataque y captura.
    • 1987 Gamo García, J. "turbelarios Península Ibérica" p. 6 Esp (BD)
      El sistema digestivo está constituido por una faringe del tipo "plegada" (es decir, cilíndrica y protráctil) situada hacia la mitad del cuerpo, y por el intestino, que está formado por tres ramas (una anterior y dos posteriores) a su vez ramificadas.
    • 2017 Negrete, L. / Damborenea, C. "Phylum Platyhelminthes" p. 26 Macroparásitos Ar (BD)
      En turbelarios de mayor tamaño (entre 0,2 y 10 cm de longitud), como los Tricladida y Polycladida, la faringe es plegada. Esta surge como un plegamiento del ectodermo, dejando una cavidad interna (bolsa o cavidad faríngea) en la que se aloja la faringe. La contracción de la musculatura faríngea permite la protrusión de la misma fuera de su cavidad.
  7. s. f. Microb. Canal que comunica la superficie con el protoplasma en algunos organismos unicelulares.
    Sinónimo: citofaringe
    docs. (1909-1926) 3 ejemplos:
    • 1909 Bolívar Urrutia, I. / Calderón, I. HNatural, III: Zoología (2.ª ed.) [1909] Esp (CDH )
      La boca es una depresión superficial que conduce á una faringe, la cual termina en el endoplasma; también tienen ano permanente, y un orificio excretor en comunicación con la vesícula pulsátil.
    • 1913 Ramón Cajal, S. Problemas biología p. 7 Esp (BD)
      Debiendo vivir como nómadas y proveer por sí á todas sus necesidades, hállanse los infusorios en posesión de un comlpicado arsenal de mecanismos de prehensión, digestión, defensa, progresión, etc. Citemos, aparte el núcleo factor anatómico constante, dos membranas protectrices; un sistema de remos ó flagelos, verdadero aparato de natación y, en ocasiones, de prehensión; boca, faringe, receptáculos digestivos, vesícula pulsátil, esferas gaseosas, tubos circulatorios, etc.
    • 1926 Rioja Lo-Bianco, E. Protozoos HNatural España (CDH )
      El citostoma se continúa por una especie de embudo, la faringe, que conduce al interior del protoplasma las partículas de que se alimenta.
    1. s. En ocasiones, con el modificador celular.
      docs. (1926) Ejemplo:
      • 1926 Rioja Lo-Bianco, E. Protozoos HNatural España (CDH )
        [...] que las bacterias y todas las partículas orgánicas que en las proximidades del infusorio se hallan son arrastradas hasta la boca, penetrando conducidas por una continua corriente de agua que atraviesa la boca y la faringe celular, formándose en un extremo una especie de pequeña vacuola que por momentos aumenta hasta alcanzar un regular tamaño, variable con las distintas especies, conseguido lo cual se desprende del extremo del tubo faríngeo, como una pompa de jabón se desprende del tubo que la forma, cuando su tamaño es considerable.

Diccionario histórico de la lengua española
Real Academia Española © Todos los derechos reservados

Con el apoyo de Inditex
cerrar

Buscador general de la RAE