5.ª Entrega (enero de 2018)
Versión del 31/01/2018
Familia Ver familia de palabras
forminge s. (1845-)
forminge, forminje, formingue
Etim. Voz tomada del francés phorminge, atestiguada en esta lengua al menos desde 1719, en la obra de B. de Montfaucon L'Antiquité expliquée et représentée en figures (t. III, p. 345).

Se documenta por primera vez en 1845, en el Diccionario francés-español y español-francés de Núñez de Taboada. Tras registrarse repetidamente en los repertorios lexicográficos, a finales de este siglo comienza a documentarse en otros tipos de textos, especialmente los de carácter especializado en música o en poesía griegas; la voz figura asimismo en textos poéticos de carácter pretendidamente cultista o en referencias que la usan, con sentido positivo o peyorativo, como contrapunto erudito a referencias populares. La rareza del vocablo se pone de manifiesto en las fluctuaciones en las variantes gráfico-fonéticas que presenta, forminge, forminje o formingue; esta última forma presenta género masculino.

  1. ac. etim.
    s. f. Instrumento musical de cuerda, propio de la Antigua Grecia y precursor de la cítara, pero con la caja de resonancia más pequeña y con brazos rectos y más cortos.
    Sinónimos: forminga; forminx
    docs. (1845-2015) 19 ejemplos:
    • 1845 Núñez Taboada, M. Diccionario Francés-Español y Español-Francés, II Es (BD)
      FORMINGE, s. f. Phorminge: instrument á cordes des Anciens.
    • 2015 Gallo, R. "Influencia de Homero en la poesía arcaica griega y en la literatura hasta nuestros días" p. 179 Derecho y sociedad en los poemas de Homero. Origen del derecho mercantil y penal Es (BD)
      [...] Y es por ello que los poemas de Homero desde su nacimiento han sido repetidos por siglos mediante la tradición oral y fueron el deleite de banquete y agasajos. El cantor homérico no solo recitaba, sino que también se servía de un instrumento de cuerda llamado cítara o más propiamente forminge, a cuyos sones se bailaba. Cuando la forminge servía para dirigir los movimientos de un coro, la música debía continuar mientras durase la danza, en cambio, cuando acompañaba recitados épicos, se la empleaba sólo en los preludios o introducción a fin de dar el tono a los cantores.
    • 1845 Núñez Taboada, M. Diccionario Francés-Español y Español-Francés, II Es (BD)
      FORMINGE, s. f. Phorminge: instrument á cordes des Anciens.
    • 1883 Gutiérrez, M. "La oda, I" [01-07-1883] Revista contemporánea (Madrid) Es (HD)
      Cantan los aedas al son de un laúd muy sencillo, llamado cítara por el creador de la epopeya. La forminge es una cítara más ligera y la lira una cítara más redondeada y perfecta. Terpandro añadió tres cuerdas á las cuatro primitivas de ese instrumento musical, cuyo nombre famoso ha llegado á significar un género poético: la lírica.
    • 1884-1885 Clarín Regenta [1990] Es (CDH )
      Estoy por la canción, por la poesía que se acompaña en efecto de la lira o de la forminge... ¿Tú sabes lo que era la forminge... phorminx?
    • 1893 Prúgent, E. "A Fray Luis de León" [28-02-1893] El Álbum Ibero Americano (Madrid) Es (HD)
      ¡Salve, insigne cantor! De Psiquis y Ero / el fausto ayuntamiento has entendido; / del árcade la avena has recibido, / pues diéronte Camenas su almo fuero. / Intérprete de Títivo sincero, / recuerda tu concento ayes de Dido; / la forminge de Tívoli en tu oído / late y vibra tenáz y la de Homero.
    • 1900 Anónimo "La guitarra de Royo" [07-02-1900] Gedeón (Madrid) Es (HD)
      Gran cosa ser poeta de los que arrastran en pos de si á las muchedumbres, como lo era Zorrilla; gran cosa ser poeta de los que hacen penetrar su voz en los ocultos rincones de las conciencias masculinas y femeninas, como lo hace Campoamor; pero es cosa, si más humilde más dulce y regalada componer cantares que alivien las pesadumbres de las almas sencillas y las hagan tal vez olvidar su bajeza y abatimiento [...]. Y la guitarra de Royo era una vihuela de verdad, no una cítara apolillada ó una mandolina prerrafaélica, ó una académica forminge disfrazada, mejor ó peor, de guitarra.
    • 1905 Devolx García, J. "La poesía" [13-05-1905] El Correo Español (Madrid) Es (HD)
      De mis adoradores / aeda ó trovador, ya vate ó bardo, / en cítara ó forminge, guzla ó lira, / el ritmo eterno de las cosas guardo, / y á su tiempo mi numen les inspira / ya las rapsodias que adoró el Monarca / vencedor de Darío, / rayos al Dante y Juvenal de ira, / noble entusiasmo á Píndaro, al Petrarca / amor de que era esclavo su albedrío; / á Calderón sus ráfagas de cielo, / y al creador de Macbeth y de Otelo / de la escena el triunfante señorío.
    • 1927 Sandoval, M. "Fray Luis de León" [26-03-1927] La Época (Madrid) Es (HD)
      Pero el poeta aspira a más y alcanza un triunfo mayor cuando lo es de veras, porque convierte en vuelo lo que fué marcha, y lo que fué sumisión en conquista, y procede, no con la lentitud del que construye, sino con la rapidez del que crea; el verso, que es un idioma propio y nativo, ha de ser para él como la lengua materna que se habla naturalmente y sin esfuerzo, y no como la extraña que se aprende con artificio y con trabajo. Y en sus labios ha de adquirir el tono del verdadero canto, no porque se acompañe, como en los tiempos en que tuvo origen, con los sones de la forminge o de la lira, sino porque en él ha de encerrarse, como en el sonoro caracol marino, aquella «música callada» de que hablaba San Juan de la Cruz, que suple y reemplaza ventajosamente en los tiempos modernos aquella otra música efectiva y real que le prestaba su armonía.
    • 1956 Pz Ayala, R. "Pitágoras" [02-09-1956] ABC (Madrid) Es (HD)
      De vuelta en casa se hace con varias cuerdas de forminge o cítara, con que reproduce y comprueba aquello mismo que poco antes más que oírlo lo había visto. Haciendo vibrar dos cuerdas, una de ellas el doble de larga que la otra, vió que la nota de la cuerda corta era una octava más alta que la de la larga. Luego colocó una sola cuerda tensa sobre una madera delgada, que hacía de caja de resonancia, y entre la una y la otra metió una segunda tablilla, a la manera del puente en nuestros violines. Este puente era corredizo, en forma que graduamente y a voluntad pudiera acortarse o alargarse el espacio de cuerda sobre el cual se querían producir las diversas vibraciones y correlativas notas; y vió que si la relación en la longitud de aquel espacio era 3: 2, el intervalo musical era, a su vez, una quinta; y si 4 : 3, una cuarta. Y con ese simple acto de imaginación creativa, Pitágoras creó la mecánica acústica.
    • 2001 Andrés, R. Dicc Instrumentos musicales s. v. phórminx Es (BD)
      Phórminx (gr.). Instrumento cordófono punteado, propio de la cultura musical griega, considerado el verdadero antecesor de la cítara. Con frecuencia ha sido tomado como equivalente de ésta, toda vez que erróneamente se le ha identificado con la lira. En tiempos de Homero (siglo VIII a. de C.) el único instrumento griego del tipo cítara era la phórminx —en castellano se transcribe como forminge o forminga—, análogo a la denominada cítara de cuna, es decir, un instrumento de caja pequeña y redondeada en la parte inferior —contrariamente a la cítara grecorromana, de base recta— con brazos rectos y más cortos que la posterior cítara.
    • 2015 Gallo, R. "Influencia de Homero en la poesía arcaica griega y en la literatura hasta nuestros días" p. 179 Derecho y sociedad en los poemas de Homero. Origen del derecho mercantil y penal Es (BD)
      [...] Y es por ello que los poemas de Homero desde su nacimiento han sido repetidos por siglos mediante la tradición oral y fueron el deleite de banquete y agasajos. El cantor homérico no solo recitaba, sino que también se servía de un instrumento de cuerda llamado cítara o más propiamente forminge, a cuyos sones se bailaba. Cuando la forminge servía para dirigir los movimientos de un coro, la música debía continuar mientras durase la danza, en cambio, cuando acompañaba recitados épicos, se la empleaba sólo en los preludios o introducción a fin de dar el tono a los cantores.
    • 1845 Núñez Taboada, M. Diccionario Francés-Español y Español-Francés, II Es (BD)
      FORMINGE, s. f. Phorminge: instrument á cordes des Anciens.
    • 1846 Domínguez, R. J. DiccFrancés-Español, III [1846] Es (BD)
      Phorminge, s. f. [...] Mús. Forminge: especie de cítara.
    • 1882 Gutiérrez, M. "Géneros de poesía popular" [06-02-1882] El Día (Madrid) Es (HD)
      La muchedumbre indocta, que tiene su ciencia y su arte peculiares, no encierra en las cuerdas sonoras de la guitarra, que es su lira, todas las armonías de su corazon y de su espíritu; sabe pulsar tambien la cítara del sentimiento, la forminge de sus hazañas, el parche de sus delirios, que rodea con los cascabeles de sus sátiras.
    • 1883 Gutiérrez, M. "La oda, I" [01-07-1883] Revista contemporánea (Madrid) Es (HD)
      Cantan los aedas al son de un laúd muy sencillo, llamado cítara por el creador de la epopeya. La forminge es una cítara más ligera y la lira una cítara más redondeada y perfecta. Terpandro añadió tres cuerdas á las cuatro primitivas de ese instrumento musical, cuyo nombre famoso ha llegado á significar un género poético: la lírica.
    • 1884-1885 Clarín Regenta [1990] Es (CDH )
      Estoy por la canción, por la poesía que se acompaña en efecto de la lira o de la forminge... ¿Tú sabes lo que era la forminge... phorminx?
    • 1893 Prúgent, E. "A Fray Luis de León" [28-02-1893] El Álbum Ibero Americano (Madrid) Es (HD)
      ¡Salve, insigne cantor! De Psiquis y Ero / el fausto ayuntamiento has entendido; / del árcade la avena has recibido, / pues diéronte Camenas su almo fuero. / Intérprete de Títivo sincero, / recuerda tu concento ayes de Dido; / la forminge de Tívoli en tu oído / late y vibra tenáz y la de Homero.
    • 1894 Pedrell, F. DiccTécnicoMúsica Es (BD)
      Forninje. Variedad de una antigua Lira.
    • 1900 Anónimo "La guitarra de Royo" [07-02-1900] Gedeón (Madrid) Es (HD)
      Gran cosa ser poeta de los que arrastran en pos de si á las muchedumbres, como lo era Zorrilla; gran cosa ser poeta de los que hacen penetrar su voz en los ocultos rincones de las conciencias masculinas y femeninas, como lo hace Campoamor; pero es cosa, si más humilde más dulce y regalada componer cantares que alivien las pesadumbres de las almas sencillas y las hagan tal vez olvidar su bajeza y abatimiento [...]. Y la guitarra de Royo era una vihuela de verdad, no una cítara apolillada ó una mandolina prerrafaélica, ó una académica forminge disfrazada, mejor ó peor, de guitarra.
    • 1900 Lacal Bracho, L. DiccMúsica (3º ed.) p. 191 Es (BD)
      Forminge.— Especie de antigua cítara.
    • 1905 Devolx García, J. "La poesía" [13-05-1905] El Correo Español (Madrid) Es (HD)
      De mis adoradores / aeda ó trovador, ya vate ó bardo, / en cítara ó forminge, guzla ó lira, / el ritmo eterno de las cosas guardo, / y á su tiempo mi numen les inspira / ya las rapsodias que adoró el Monarca / vencedor de Darío, / rayos al Dante y Juvenal de ira, / noble entusiasmo á Píndaro, al Petrarca / amor de que era esclavo su albedrío; / á Calderón sus ráfagas de cielo, / y al creador de Macbeth y de Otelo / de la escena el triunfante señorío.
    • 1915 Camoyano, G. G. "La primavera de la Duquesa" [30-11-1915] La Isla (San Fernando) Es (HD)
      Sus ojos desconciertan como los de la esfinge / —son unos ojos claros, verdes, sin expresión—; / y su voz que era ayer, cual la de la forminge, / acariciante y leve, melódica y suave, / no dice la abrileña y sentida canción / que acompañaba a veces con el dejo del clave.
    • 1918 Marqués de Sabuz "Técnica trovadores gallegos" [01-03-1918] España y América (Madrid) Es (HD)
      Como eran de los que confundían la inspiración con la pirotecnia verbal, con las metáforas más inconcebibles, con los conceptos más absurdos, con los equívocos y retruécanos, con los ecos, laberintos y acrósticos; como eran los que tomaban por lira la forminge plebeya, por sublime la hinchazón del pavo, por profunda la tenebrosa obscuridad, por sutil lo indescifrable y por genial lo violento, lo deforme, lo monstruoso, lo que sólo se ocurre a sonámbulos y frenéticos; como eran de los que consideraban oro de muy subidos quilates las bufonadas truhanescas, las chocarrerías tabernarias, los desahogos de prostíbulo y el lenguaje de arroyo; por todo esto, la eneagésima quedó desacreditada y proscripta.
    • 1920 Anónimo "Curiosidades musicales" [23-10-1920] Caras y Caretas (Buenos Aires) Ar (HD)
      La fábula, que se mezcla a la historia de los griegos, atribuye a Mercurio la invención de la lira, que en su origen no tubo más que tres cuerdas. El número de éstas se aumentó sucesivamente, pero nunca excedió de siete, número que hacía muy limitado el instrumento, pues no tenía mango para que se pudiesen modificar en él, como en nuestras guitarras, las entonaciones de las siete cuerdas, que por consiguiente no podían producir más que siete sonidos diferentes. Las distintas clases de liras se denominan: cítara, chelys y forminje, cuyos instrumentos se tañían con una especie de ganzúa que se llamaba plectro.
    • 1926 Araujo Costa, L "Elogio de la holganza" [16-01-1926] La Época (Madrid) Es (HD)
      La poesía y todos los géneros dramáticos nacen en los lugares de holganza y diversión de los griegos [...]. El poeta-aedo —aedo, demiurgo, rapsoda— canta al son de la cítara, la lira y el formingue para que el pueblo griego se divierta, baile, se dé al bullicio, obtenga un premio que le recompense la tarea de cada día.
    • 1927 Sandoval, M. "Fray Luis de León" [26-03-1927] La Época (Madrid) Es (HD)
      Pero el poeta aspira a más y alcanza un triunfo mayor cuando lo es de veras, porque convierte en vuelo lo que fué marcha, y lo que fué sumisión en conquista, y procede, no con la lentitud del que construye, sino con la rapidez del que crea; el verso, que es un idioma propio y nativo, ha de ser para él como la lengua materna que se habla naturalmente y sin esfuerzo, y no como la extraña que se aprende con artificio y con trabajo. Y en sus labios ha de adquirir el tono del verdadero canto, no porque se acompañe, como en los tiempos en que tuvo origen, con los sones de la forminge o de la lira, sino porque en él ha de encerrarse, como en el sonoro caracol marino, aquella «música callada» de que hablaba San Juan de la Cruz, que suple y reemplaza ventajosamente en los tiempos modernos aquella otra música efectiva y real que le prestaba su armonía.
    • 1956 Pz Ayala, R. "María Guerrero" [05-07-1956] ABC (Madrid) Es (HD)
      Al enfocar en el recuerdo la capacidad de María Guerrero para la transformación plena en incontables tipos emocionales femeninos es necesario hacerlo "sub specie amoris", con la óptica del amor. El corazón de María Guerrero era una forminge provista con todas aquellas cuerdas susceptibles de vibrar bajo el plectro amoroso: desde la más sutil y sumisa hasta la más recta e imperativa.
    • 1956 Pz Ayala, R. "Pitágoras" [02-09-1956] ABC (Madrid) Es (HD)
      De vuelta en casa se hace con varias cuerdas de forminge o cítara, con que reproduce y comprueba aquello mismo que poco antes más que oírlo lo había visto. Haciendo vibrar dos cuerdas, una de ellas el doble de larga que la otra, vió que la nota de la cuerda corta era una octava más alta que la de la larga. Luego colocó una sola cuerda tensa sobre una madera delgada, que hacía de caja de resonancia, y entre la una y la otra metió una segunda tablilla, a la manera del puente en nuestros violines. Este puente era corredizo, en forma que graduamente y a voluntad pudiera acortarse o alargarse el espacio de cuerda sobre el cual se querían producir las diversas vibraciones y correlativas notas; y vió que si la relación en la longitud de aquel espacio era 3: 2, el intervalo musical era, a su vez, una quinta; y si 4 : 3, una cuarta. Y con ese simple acto de imaginación creativa, Pitágoras creó la mecánica acústica.
    • 2001 Andrés, R. Dicc Instrumentos musicales s. v. phórminx Es (BD)
      Phórminx (gr.). Instrumento cordófono punteado, propio de la cultura musical griega, considerado el verdadero antecesor de la cítara. Con frecuencia ha sido tomado como equivalente de ésta, toda vez que erróneamente se le ha identificado con la lira. En tiempos de Homero (siglo VIII a. de C.) el único instrumento griego del tipo cítara era la phórminx —en castellano se transcribe como forminge o forminga—, análogo a la denominada cítara de cuna, es decir, un instrumento de caja pequeña y redondeada en la parte inferior —contrariamente a la cítara grecorromana, de base recta— con brazos rectos y más cortos que la posterior cítara.
    • 2015 Gallo, R. "Influencia de Homero en la poesía arcaica griega y en la literatura hasta nuestros días" p. 179 Derecho y sociedad en los poemas de Homero. Origen del derecho mercantil y penal Es (BD)
      [...] Y es por ello que los poemas de Homero desde su nacimiento han sido repetidos por siglos mediante la tradición oral y fueron el deleite de banquete y agasajos. El cantor homérico no solo recitaba, sino que también se servía de un instrumento de cuerda llamado cítara o más propiamente forminge, a cuyos sones se bailaba. Cuando la forminge servía para dirigir los movimientos de un coro, la música debía continuar mientras durase la danza, en cambio, cuando acompañaba recitados épicos, se la empleaba sólo en los preludios o introducción a fin de dar el tono a los cantores.

Diccionario histórico de la lengua española
Real Academia Española © Todos los derechos reservados

cerrar

Buscador general de la RAE