6.ª Entrega (febrero de 2019)
Versión del 15/02/2019
Equipo Real Academia Española
Familia Ver familia de palabras
guanacas s. (1584-)
guanacas
Etim. Voz de origen desconocido, acaso toponímico.

Se documenta por primera vez, como 'etnia indígena de Colombia', en Las guerras civiles peruanas (c1553-a1584), de P. Cieza de León; en 1684 se registra en El Marañón y Amazonas. Historia de los descubrimientos, de M. Rodríguez. Este vocablo, cuyo uso parece decaer en el siglo XX, se atestigua fundamentalmente en obras históricas y etnográficas.

  1. s. m. pl. Etnia indígena de Colombia.
    docs. (1584-2018) 26 ejemplos:
    • c1553-a1584 Cieza León, P. Guerras civiles peruanas [1985] Esp (CDH )
      El gobernador le respondió que lo haría así como lo decía, e que su deseo no era otro que ver el reino en paz y sin alboroto alguno, e que en lo que tocaba al adelantado, que perdiese cuidado e creyese que él volvería a tener con él el amistad antigua; e dejando en la ciudad por teniente de gobernador al licenciado Benito Juárez de Carabajal, se partió de Los Reyes, como ya decimos, con los que iban con él, e por sus jornadas anduvo hasta allegar a la provincia de Xauxa, adonde los guanacas le salieron a recibir e a hacer gran servicio, proveyéndole de lo necesario para él e para los que con él iban.
    • 2018 Paredes Cisneros, S. "Iglesias Tierradentro" [01-04-2018] n.º 64, p. 65 Revista de Estudios Sociales (Bogotá) Co (HD)
      De acuerdo con fuentes de archivo y con historias de la Compañía de Jesús, los misioneros entraron a Tierradentro para catequizar a los páez y los guanacas. Otro de sus objetivos fue instar a los encomenderos a que cumplieran con la orden de las autoridades de la Gobernación de Popayán de congregar a los páez en pueblos de indios [...].
    • c1553-a1584 Cieza León, P. Guerras civiles peruanas [1985] Esp (CDH )
      El gobernador le respondió que lo haría así como lo decía, e que su deseo no era otro que ver el reino en paz y sin alboroto alguno, e que en lo que tocaba al adelantado, que perdiese cuidado e creyese que él volvería a tener con él el amistad antigua; e dejando en la ciudad por teniente de gobernador al licenciado Benito Juárez de Carabajal, se partió de Los Reyes, como ya decimos, con los que iban con él, e por sus jornadas anduvo hasta allegar a la provincia de Xauxa, adonde los guanacas le salieron a recibir e a hacer gran servicio, proveyéndole de lo necesario para él e para los que con él iban.
    • 1684 Rodríguez, M. Marañón y Amazonas [1990] Ec (CDH )

      También por aquella y otras partes de la jurisdicción de Quito se manifestaron poco después otras naciones muy copiosas, como la de los gíbaros, no sólo por el camino de los Quixos, sino también por la ciudad de Cuenca, a pocas jornadas por tierra o por el río de Paute abaxo; y por la ciudad de Pasto la nación de los sucumbios, tamas, seños, abalicos y otras más copiosas que las de los paezes, guanacas y natagaymas azia el Nuevo Reino; y para las que estaban más vezinas a Quito pedían los governadores de los partidos se encargasse de ellas la Compañía, empleando su zelo en tan abundante mies como se manifestaba y que ella mesma pedía su remedio, recogiendo la sazonada a los graneros dichosos de la Iglesia.

    • 1789 Velasco, J. HReino Quito [1981] Ec (CDH )
      Quedáronle al Gobierno sólo 15, hasta el año de 1654 en que estando ya conquistada la nación de los Guanacas por los misioneros, se añadió ésta por 16ª; y finalmente, hallándose ya conquistadas, por los mismos misioneros, las tres Provincias de Noanamá, Zitará y Chocó, se redujeron éstas, el año de 1687 a otras tres Tenencias, con las cuales llegó a tener el Gobierno 19.
    • 1800 Hervás Panduro, L. Catálogo Lenguas, I p. 278 Esp (BD)
      Las naciones del sur se sujétaron con las armas, y tambien algunas del norte y del oriente: y las demas por los misioneros se han reducido con las armas de la razon y de la santa religion. Las mas famosas misiones eran las de las naciones mayores; esto es, de las naciones llamadas de los Andaquies, Citaraes, Chocos, Cuacas, Guanacas, Neivas, Paes y Timaes [...]
    • 1848 Acosta, J. Descubrimiento y colonización Nueva Granada p. 271 Co (BD)
      En efecto, cerca del asiento de la nueva villa se hallaba la tribu de Ynando, cacique de índole pacífica, que permaneció siempre en paz con los Españoles: á esta seguía la muy numerosa de los Yalcones, que contaba cinco mil guerreros, las de los Apiramas, Pinaos, Guanacas, Paeces, y demás que habitaban las faldas y valles de la cordillera central.
    • 1885 Uribe Ángel, M. Geografía estado Antioquia p. 670 Co (BD)
      De España regresó como Gobernador de Popayán; emprendió la conquista de los pueblos contenidos en la demarcación de sus dominios, tanto sobre la cordillera central como en el valle del Cauca y en Antioquia; sostuvo la guerra con suceso vario contra los payanenses, guanacas, quimbayas, armas, pijaos, andaquíes, picaras, paezes, ansermas y otras muchas tribus belicosas.
    • 1894 Acosta Samper, S. "Aborígenes territorios República de Colombia" p. 405 Congreso Internacional de Americanistas, Actas, I Co (BD)
      Numerosísimas eran las tribus diferentes que moraban en aquellos territorios y que llevaban el nombre de los lugares que ocupaban [...] Hé aquí los nombres de algunas de estas tribus: Cocomicos, Guambias, Cotares, Piendamó, Guamzas, Palacés, Polindaras, Palacés, Tembios, Zotaras, Guanacas, Guachicones, Cochesquios y Quilichaos (que significa tierra de oro en la lengua del país).
    • 1942 F.J. Santamaría. DiccGralAmericanismos (NTLLE)
      GUANACAS. m. pl. Indios que vivían en Huila, en la meseta de Colombia.
    • 2018 Paredes Cisneros, S. "Iglesias Tierradentro" [01-04-2018] n.º 64, p. 65 Revista de Estudios Sociales (Bogotá) Co (HD)
      De acuerdo con fuentes de archivo y con historias de la Compañía de Jesús, los misioneros entraron a Tierradentro para catequizar a los páez y los guanacas. Otro de sus objetivos fue instar a los encomenderos a que cumplieran con la orden de las autoridades de la Gobernación de Popayán de congregar a los páez en pueblos de indios [...].
    • c1553-a1584 Cieza León, P. Guerras civiles peruanas [1985] Esp (CDH )
      El gobernador le respondió que lo haría así como lo decía, e que su deseo no era otro que ver el reino en paz y sin alboroto alguno, e que en lo que tocaba al adelantado, que perdiese cuidado e creyese que él volvería a tener con él el amistad antigua; e dejando en la ciudad por teniente de gobernador al licenciado Benito Juárez de Carabajal, se partió de Los Reyes, como ya decimos, con los que iban con él, e por sus jornadas anduvo hasta allegar a la provincia de Xauxa, adonde los guanacas le salieron a recibir e a hacer gran servicio, proveyéndole de lo necesario para él e para los que con él iban.
    • 1684 Rodríguez, M. Marañón y Amazonas [1990] Ec (CDH )
      Consiguió ir a los de guanacas, que son asperíssimos y de gente tan bárbara como se dixo en el libro primero; allí, subiendo a la cordillera, se siente terrible frío y baxando azia Neyba grande calor; y entre estos extremos, experimentando sus calidades en sus correrías de más de diez años de missionero, se supieron trabajos suyos, que parecían incomportables, de enfermedades, hambres, soledad e inclemencia.
    • 1684 Rodríguez, M. Marañón y Amazonas [1990] Ec (CDH )

      También por aquella y otras partes de la jurisdicción de Quito se manifestaron poco después otras naciones muy copiosas, como la de los gíbaros, no sólo por el camino de los Quixos, sino también por la ciudad de Cuenca, a pocas jornadas por tierra o por el río de Paute abaxo; y por la ciudad de Pasto la nación de los sucumbios, tamas, seños, abalicos y otras más copiosas que las de los paezes, guanacas y natagaymas azia el Nuevo Reino; y para las que estaban más vezinas a Quito pedían los governadores de los partidos se encargasse de ellas la Compañía, empleando su zelo en tan abundante mies como se manifestaba y que ella mesma pedía su remedio, recogiendo la sazonada a los graneros dichosos de la Iglesia.

    • c1786 Chantre Herrera, J. HMisiones Marañón [1901] 40 Ec (CDH )
      Finalmente, á otros quince días de camino de lo peor que tienen las Indias, y más de ciento y veinte leguas de Quito, está la ciudad de Popayán, cabeza de gobierno y obispado, y á cuatro días de camino están las provincias de los Paeces, Guanacas, Charuallas, Coyamas y Natagaimas consecutivas, en las cuales al presente trabajan dos padres, que con la ayuda del cielo han convertido y bautizado á muchos, y el informante ha estado en ella algunas veces.
    • c1786 Chantre Herrera, J. HMisiones Marañón [1901] Ec (CDH )
      Hacia la ciudad de Pasto se descubrió una multitud grande de naciones de Sucumbios, Tamas, Zeños, Abaricos y otras más crecidas que las de los Paeces, Guanacas y Natagaimas del Nuevo Reino.
    • 1789 Velasco, J. HReino Quito [1981] Ec (CDH )
      Si hubo unas de fiereza más que inhumana, como los Pachanchicas, Masteles y Abades, hubo otras corteses, sociales y humanas, como los Izancales y Zanquampúes; si hubo tal cual de brutal estolidez y rudeza, como los Guanacas y los Paes, hubo otras capaces, despiertas y de nobles pensamientos, como los Anatagaymas y los Coyaymas.
    • 1789 Velasco, J. HReino Quito [1981] Ec (CDH )
      20. El P. Ignacio Navarro, quien nació por milagro y obtuvo el habla por otro milagro, fue primero misionero en los Guanacas del Popayán, donde trabajó inmensamente.
    • 1789 Velasco, J. HReino Quito [1981] Ec (CDH )
      Siendo misionero en los Paes y Guanacas del Popayán, pasó por primer fundador y superior de las misiones del Marañón, donde fue el primer párroco de Borja, y donde trabajó tan gloriosamente, como queda dicho en los primeros progresos.
    • 1789 Velasco, J. HReino Quito [1981] Ec (CDH )
      Esto es, hablando solamente de las del Marañón, sin meter en cuenta todas las otras que cultivó al mismo tiempo de los Guaymíes y Darieles en Tierra firme, de los Guanacas, Paes, Timanáes, Neivas, Noanamáes, Zitaráes y Chocóes en el Popayán, y de los Esmeraldas, Caras, Colorados, Cofanes, Yumbos y Mocoas en el Quito.
    • 1789 Velasco, J. HReino Quito [1981] Ec (CDH )
      Juzgó necesarísimo para esta empresa al P. Gaspar Cujía, sardo de nación, el cual se hallaba actualmente de misionero de los Paes y Guanacas.
    • 1789 Velasco, J. HReino Quito [1981] Ec (CDH )
      Verdad es que no les costaron éstos la inmensa fatiga y trabajo que los brutales Guanacas, porque éstos eran menos rudos y menos insociables.
    • 1789 Velasco, J. HReino Quito [1981] Ec (CDH )
      De los Paes no quedó ni uno solo y de los pocos Guanacas que subsistieron en su pueblo se hizo esta Tenencia, sólo con el fin de que los Tenientes conservasen su pésimo camino.
    • 1789 Velasco, J. HReino Quito [1981] Ec (CDH )
      Si estos países eran espantosos a la vista, lo eran mucho más los Guanacas y Paes que los habitaban en lo más alto, rígido y fragoso de ellos.
    • 1789 Velasco, J. HReino Quito [1981] Ec (CDH )

      La nación de los Paes, numerosísima, estaba como al centro; la más que mediana de los Guanacas, al Poniente; y las pequeñas naciones de Timanaes y Neivas, hacia el Oriente. Habitaban éstas la parte más alta de la Cordillera de los Andes, entre dos y tres grados de altura septentrional, y entre otros dos y tres grados de longitud oriental de Quito. Tienen aquí sus principales vertientes los dos grandes ríos de la Magdalena y de Paes, y se unen allí mismo, disputando la primacía, por el caudal de sus aguas y por lo retirado del primer origen de uno y otro.

    • 1789 Velasco, J. HReino Quito [1981] Ec (CDH )
      Cuán excesivo trabajo y largo tiempo hubiese costado a los Jesuitas Misioneros de Quito el reducir la rudísima y, más que bárbara bestial, nación de los Guanacas, sólo se puede decir bastantemente en la Crónica propia de las Misiones de esa Provincia.
    • 1789 Velasco, J. HReino Quito [1981] Ec (CDH )
      Quedáronle al Gobierno sólo 15, hasta el año de 1654 en que estando ya conquistada la nación de los Guanacas por los misioneros, se añadió ésta por 16ª; y finalmente, hallándose ya conquistadas, por los mismos misioneros, las tres Provincias de Noanamá, Zitará y Chocó, se redujeron éstas, el año de 1687 a otras tres Tenencias, con las cuales llegó a tener el Gobierno 19.
    • 1800 Hervás Panduro, L. Catálogo Lenguas, I p. 278 Esp (BD)
      Las naciones del sur se sujétaron con las armas, y tambien algunas del norte y del oriente: y las demas por los misioneros se han reducido con las armas de la razon y de la santa religion. Las mas famosas misiones eran las de las naciones mayores; esto es, de las naciones llamadas de los Andaquies, Citaraes, Chocos, Cuacas, Guanacas, Neivas, Paes y Timaes [...]
    • 1848 Acosta, J. Descubrimiento y colonización Nueva Granada p. 271 Co (BD)
      En efecto, cerca del asiento de la nueva villa se hallaba la tribu de Ynando, cacique de índole pacífica, que permaneció siempre en paz con los Españoles: á esta seguía la muy numerosa de los Yalcones, que contaba cinco mil guerreros, las de los Apiramas, Pinaos, Guanacas, Paeces, y demás que habitaban las faldas y valles de la cordillera central.
    • 1863 Pérez, F. Jeografía física i política Tolima p. 52 Co (BD)
      Estaba esta importante fundación rodeada de numerosas tribus, muchas de ellas agrícolas i laboriosas, tales como la de Inando, cacique de índole pacífica que permaneció siempre en paz con los españoles; los yalcones, que contaban hasta cinco mil guerreros; los apiramas, pinaos, guanacas, paeces i demás que habitaban las faldas de la Cordillera Central.
    • 1865 Pérez, F. Jeografía jeneral Colombia p. 82 Co (BD)
      La nacion chibcha ocupaba el centro de la Union Colombiana. Acia el sur estaban las tribus de sutagaos o fusagasugaes i los bravos panches, que ocupaban los pueblos de Guaduas, la Mesa i Tocaima. Seguian luego los pijaos, los coyaimos, los yalconas, los guanacas i los paeces, formidables habitadores del pie de la Cordillera Central.
    • 1885 Uribe Ángel, M. Geografía estado Antioquia p. 670 Co (BD)
      De España regresó como Gobernador de Popayán; emprendió la conquista de los pueblos contenidos en la demarcación de sus dominios, tanto sobre la cordillera central como en el valle del Cauca y en Antioquia; sostuvo la guerra con suceso vario contra los payanenses, guanacas, quimbayas, armas, pijaos, andaquíes, picaras, paezes, ansermas y otras muchas tribus belicosas.
    • 1885 Uribe Ángel, M. Geografía estado Antioquia p. 687 Co (BD)
      Desde el año de 1550 hasta el de 1557, se percibe la misma confusión, porque parece ser que por entonces los Gobernadores de Popayán, bajo cuya dirección se hallaba el país, no podían prestar gran suma de atención á los negocios de Antioquia, ocupados como estaban en asuntos de mayor importancia, tales cuales los exigidos por el guerrear continuo y sin tregua con los guanacas, los paeces y los pijaos.
    • 1887 Benedetti, C. Historia de Colombia p. 215 Co (BD)
      Pero no es el empeño lo que vale, sino los medios. Ocupáronse también los padres jesuítas de Quito, en las misiones de los indios guaimies y del Darién en Tierra Firme; de los guanacas, paeces, timanaes neivas, noanamaes, zitaraes y chocoes en Popayán; y de los esmeraldas, caras, colorados, yumbos y mocoas en el mismo reino de Quito.
    • 1894 Acosta Samper, S. "Aborígenes territorios República de Colombia" p. 405 Congreso Internacional de Americanistas, Actas, I Co (BD)
      Numerosísimas eran las tribus diferentes que moraban en aquellos territorios y que llevaban el nombre de los lugares que ocupaban [...] Hé aquí los nombres de algunas de estas tribus: Cocomicos, Guambias, Cotares, Piendamó, Guamzas, Palacés, Polindaras, Palacés, Tembios, Zotaras, Guanacas, Guachicones, Cochesquios y Quilichaos (que significa tierra de oro en la lengua del país).
    • 1942 F.J. Santamaría. DiccGralAmericanismos (NTLLE)
      GUANACAS. m. pl. Indios que vivían en Huila, en la meseta de Colombia.
    • 2018 Paredes Cisneros, S. "Iglesias Tierradentro" [01-04-2018] n.º 64, p. 65 Revista de Estudios Sociales (Bogotá) Co (HD)
      De acuerdo con fuentes de archivo y con historias de la Compañía de Jesús, los misioneros entraron a Tierradentro para catequizar a los páez y los guanacas. Otro de sus objetivos fue instar a los encomenderos a que cumplieran con la orden de las autoridades de la Gobernación de Popayán de congregar a los páez en pueblos de indios [...].

Diccionario histórico de la lengua española
Real Academia Española © Todos los derechos reservados

Con el apoyo de Inditex
cerrar

Buscador general de la RAE