6.ª Entrega (febrero de 2019)
Versión del 26/03/2019
Equipo Real Academia Española
Familia Ver familia de palabras
huanaco, a s. (1553-)
huanaco, huanacu, huanaquillo
También en esta página: huanaco (1951-) huanaco2 (1990-)
Etim. Voz tomada del quechua wanaku (DECH, s. v. guanaco; no obstante, Corominas y Pascual apuntan que "wanáko también es voz aimará; ignoramos de cuál de los dos idiomas es originario el vocablo en último término").

Se documenta por primera vez, con la acepción 'mamífero de la familia de los camélidos, salvaje, originario de Sudamérica, de hasta 1,8 metros de altura, cabeza pequeña, cuello largo y orejas puntiagudas, cuerpo esbelto, pelaje de color pardo o rojizo, y patas largas y delgadas con pezuñas anchas; vive en grupo y tiene hábitos diurnos', en 1553, en la Crónica del Perú de P. Cieza de León y ofrece testimonios hasta la actualidad, si bien presenta una menor frecuencia de uso que su sinónimo guanaco, a. Como 'piel o lana de huanaco', valor que aparece tras la actuación de la sinécdoque, se documenta por primera vez en 1873, en el artículo "Apuntes de viaje del Plata á Los Andes. Del mar Pacífico al mar Atlántico (Continuación)" de S. Estrada, publicado en la revista El Americano (París). Por otra parte, con la acepción 'persona que tiene poca inteligencia o poco entendimiento', se registra por primera vez en el Diccionario etimológico de las voces chilenas derivadas de lenguas indígenas americanas de Lenz (1904-1910) y más tarde se documenta en Los últimos días de "La Prensa" de J. Bayly, de 1996.

Por otra parte, la voz huanaco, a ofrece otras acepciones que únicamente se consignan en obras lexicográficas. Así, como 'persona de piernas delgadas i cuello largo' y como 'uno que escupe mucho' se consigna en el Diccionario etimológico de las voces chilenas derivadas de lenguas indígenas americanas de Lenz (1904-1910); y como 'persona inculta, de maneras groseras', solamente se recoge, en 1911, en Palabras y modismos usuales en Catamarca, de Avellaneda.

Flor de huanaco (véase flor) se consigna en el Diccionario etimológico de las voces chilenas derivadas de lenguas indígenas americanas de Lenz (1904-1910) como 'nombre vulgar de unos quiscos de la cordillera Maihuenia spec. = maihuen'. Por su parte, hierba (o yerba) del huanaco (veáse hierba) se documenta al menos desde 1921, en el artículo de investigación de R. Sanzin titulado "Las cactaceas de Mendoza", publicado en la Revista Chilena de Historia Natural (Santiago de Chile) con el valor de 'planta endémica de Argentina y Chile de la familia de las cactáceas con flores amarillas, frutos con forma ovoide y semillas negras en su interior'. Finalmente, pata de huanaco (véase pata) se consigna por primera vez en el Diccionario etimológico de las voces chilenas derivadas de lenguas indígenas americanas de Lenz (1904-1910) como 'nombre vulgar de una planta también llamada renilla o yerba del corrimiento' y se documenta hasta la actualidad, de manera no profusa, en obras y artículos de prensa chilenos.

  1. ac. etim.
    s. m. y f. Mamífero de la familia de los camélidos, salvaje, originario de Sudamérica, de hasta 1,8 metros de altura, cabeza pequeña, cuello largo y orejas puntiagudas, cuerpo esbelto, pelaje de color pardo o rojizo, y patas largas y delgadas con pezuñas anchas; vive en grupo y tiene hábitos diurnos. Nombre científico: Lama guanicoe .
    Sinónimos: guanaco, a; guanaque; luan
    docs. (1553-2018) 87 ejemplos:
    • 1553 Cieza León, P. Crón Perú [1984] Pe (CDH )
      Había entre los cristianos uno llamado Prado, que entendía algo de la lengua; amonestaba a los que estaban de la otra parte del río no fuesen locos en andar, como andaban, de collado en collado como huanacos, trayéndolos el diablo engañados, por les llevar las almas: que dejasen las armas y saliesen al capitán como amigos y que los trataría con mucha benignidad.
    • 2018 Anónimo (Redacción) "¿Es llama, guanaco, alpaca o vicuña?" [24-03-2018] El Tiempo (Cuenca): eltiempo.com.ec Ec (HD)
      Más allá de estos detalles, hay un aspecto en el ámbito de la lengua que es preciso aclarar y es específicamente sobre su nombre, pues se le suele denominar como ‘llama’, ‘vicuña’, ‘huanaco’ y ‘alpaca’; no obstante, aunque se cree que son palabras sinónimas, su diferencia es más compleja, pues estas palabras denotan a especies distintas de la familia de los camélidos.
    • 1553 Cieza León, P. Crón Perú [1984] Pe (CDH )
      Había entre los cristianos uno llamado Prado, que entendía algo de la lengua; amonestaba a los que estaban de la otra parte del río no fuesen locos en andar, como andaban, de collado en collado como huanacos, trayéndolos el diablo engañados, por les llevar las almas: que dejasen las armas y saliesen al capitán como amigos y que los trataría con mucha benignidad.
    • 1609 Inca Garcilaso Comentarios Reales Incas [1985] II, 10 Pe (CDH )
      Con planchas de oro chaparon los templos del Sol y los aposentos reales, dondequiera que los había; pusieron muchas figuras de hombres y mujeres, y de aves del aire y del agua, y de animales bravos, como tigres, osos, leones, zorras, perros y gatos cervales, venados, huanacus y vicuñas, y de las ovejas domésticas, todo de oro y plata, vaciado al natural en su figura y tamaño, y los ponían por las paredes, en los vacíos y concavidades que, yendo labrando, les dejaban para aquel efecto.
    • a1613 Murúa, M. HGral Perú [1961] Pe (CDH )
      Yndios casadores, que cojían huanacos, vicuñas, y benados.
    • 1653 Cobo, B. HNuevo Mundo [1890-1893] Esp (CDH )
      Las piedras que crían las Vicuñas son de mayor estimación, y después dellas las de los venados, y las postreras las de las Llanas y Huanacos, cuyas piedras son muy pequeñas y que tiran á color negro, con algunas pintas doradas.
    • 1736 Monsieur Le Margne (S. J. Mañer) El Piscator Erudito, para el año de 1736 pp. 81-82 Esp (BD)
      La naturaleza ha querido manifestar su variedad en la especie de los carneros; porque los que se crian en España, y otras partes de Europa, son conforme los registramos: los de la Provincia de Cornouaille en Inglaterra, no tienen cuernos; y son los de mejor lana: los del Perú, que los Indios llaman Huanucos [sic], son tan grandes como un Venado, no tienen cuernos: sirvense de ellos para el tragin del camino [...]
    • 1752-1755 Anónimo Viaje "San Martín" al Puerto SJulián, 1752 22 Col viajes BAires y Patagonia Ar (CDH )
      La ocupación de los indios es todo lo más del tiempo cazar todo género de animales que hallaban, como son huanacos, avestruces, quirquinchos y otros, que es lo que abunda en aquel paraje; y aunque hay muchos patos de varias clases, gaviotas y otros pájaros, no los podían tomar, porque sus armas no les ayudaban, y se admiraban mucho de ver que con la escopeta, con que solían tirar algunos de la tripulación, mataban tres o cuatro pájaros de un tiro.
    • 1780 Clavijero, F. J. HAntigua México [1991] Mx (CDH )
      Cuando Buffon afirmó que el cuadrúpedo más grande del Nuevo Continente era el tapir, y después el cabiai, se había olvidado enteramente de las morsas, las focas, los cíbolos, los rangíferos, los alazanes, los osos y los huanacos.
    • 1789 Clavijo Fajardo, J. Trad HNatural Buffon, VIII p. 202 Esp (BD)
      Los Llamas y los Pacos no dán buenas Bezares sino mientras son Huanacos y Vicuñas, esto es, en su estado de libertad: las que producen en su estado de servidumbre, en el qual, como dexamos dicho, se les llama Guanacos y Alpacas, son pequeñas, negras y sin virtud: las mejores son las de color verde obscuro, y éstas se sacan ordinariamente de las Vicuñas, sobre todo de las que habitan las partes mas elevadas de la cordillera de la cordillera, y pacen habitualmente en las nieves.
    • 1801 Anónimo "De las vicuñas" [22-10-1801] Semanario de agricultura y artes dirigido a los párrocos (Madrid) Esp (HD)
      Los huanacos son muy dóciles, se domestican con facilidad tomando mucho cariño á sus dueños, y procrean bien despues de domesticados. Su carne, especialmente si son nuevos, es tan delicada como la de la mejor ternera: la de los grandes, aunque dura, es excelente salada, y la prefieren los que navegan á las demas, por ser mas saludable y conservarse mejor. El pelo de los huanacos se emplea en las fábricas de sombreros, y pudiera servir para texidos.
    • 1845 Guevara, T. HCuricó [2003] Ch (CDH )
      Todos los años bajaban en los primeros meses del verano a vender los artículos que constituían su riqueza y su principal producción e industria, tales como sal, yeso, alquitrán, lana y pieles de huanaco.
    • 1873 Estrada, S. "Apuntes de viaje (Continuación)" [10-03-1873] El Americano (París) (HD)
      La hembra se separa del rebaño en el momento de parir, para deponer su hijo en alguna quebrada escondida. Una hora después se pone de pié el animalito y sigue á su madre con paso mal seguro. Al día siguiente ya es capaz de emprender una carrera de tres ó cuatro cuadras. Cuando la huanaca parida se ve perseguida, suele esconder su hijo entre las piedras, donde lo abandona echado para volver á buscarlo con maternal solicitud después de pasado el peligro.
    • 1881 Vicuña Mackenna, B. Campaña Lima [2003] Ch (CDH )
      En cierta mañana de julio, varios oficiales del Lautaro invitados por el valiente capitán don Bernabé Chacón para una partida de caza en las cordilleras de Calientes, se dirigieron en demanda de huanacos hasta el punto llamado Palca, en el camino del Tacora; y cuando los cazadores se hallaban en una choza de indios departiendo sobre frugal colación, una descarga a quema ropa les intimó hallarse prisioneros.
    • 1892 Orrego Luco, L. Idilio nuevo I [1913] p. 71 Ch (BD)
      Sobre una silla de mimbre, una gran piel de huanaco forrada en paño rojo se asoleaba, para impedir la polilla, en compañía de otras pieles más pequeñas de piso de cama.
    • 1903 Anónimo "Ciencias. Giménez de la Espada" [15-08-1903] El Mundo Científico (Barcelona) Esp (HD)
      No es nuestro propósito hacer la biografía del eminente americanista que pronto hará cinco años falleció en Madrid; necesitaríamos mucho espacio. [...] Las Sociedades científicas más importantes contáronle entre sus miembros; la Sociedad francesa de aclimatación le otorgó un premio por haber introducido en Europa el pansí, el condor, los cisnes de cuello negro, la liebre de Patagonia y el huanaco.
    • 1906 Chocano, J. S. Alma América [1906] Pe (CDH )
      / En la cúspide, el cóndor le abanica la frente; / en la puna, el huanaco le da un grito estridente; / y en las lomas, le sigue la mirada del buey...
    • c1908-1930 Corrales, J. A. Crónicas [1938] Pe (CDH )
      En Juliaca compré una burra encastada con huanaco, notable e importante mestizaje conseguido por los aborígenes, lográndose con él un producto de gran utilidad en la topografía accidentada del altiplano.
    • 1957 Agencia Fiel "Amenaza de hambre en el Perú" [07-03-1957] Diario de Las Palmas (Las Palmas de Gran Canaria) Esp (HD)
      En las laderas de los cerros, que constituyen casi la mitad de la tierra cultivable del Altiplano, la visión es tristísima; no se ve nada de hierba y las llamas, alpacas y huanacos, que los indios usan como bestias de carga, corren peligro de morir de hambre. Una nueva amenaza se cierne sobre el Cuzco: la de la erosión del suelo.
    • 1994 Salvador Lara, J. HContemp Ecuador [1994] Ec (CDH )
      Pero subsistirían para alimentación del cazador primitivo dantas, venados, huanacos, zainos, osos hormigueros, liebres, zarigüeyas, etc. El perro seguirá siendo el único animal doméstico.
    • 2004 Rocha Monroy, R, Crítica de la sazón pura Bo (CORPES)
      En la fiesta del Inti Raymi, las ñustas hacían panecillos que se llamaban zancu. También se comía oca, zapallo, frijoles (purutu, tarhui, chuy), maní (inchic) y camote o apinchu. En carnes, comían huanaco, pacollama, venados, gamos y corzos; también consumían una variedad de patos de buena estampa; perdices, torcazas o urpis y tórtolas o corcohuay. Se servían pepino, granadilla (sauintu), palta y ciruelas o usun; pacay, plátano y piñas dos veces más grandes que las de España.
    • 2018 Anónimo (Redacción) "¿Es llama, guanaco, alpaca o vicuña?" [24-03-2018] El Tiempo (Cuenca): eltiempo.com.ec Ec (HD)
      Más allá de estos detalles, hay un aspecto en el ámbito de la lengua que es preciso aclarar y es específicamente sobre su nombre, pues se le suele denominar como ‘llama’, ‘vicuña’, ‘huanaco’ y ‘alpaca’; no obstante, aunque se cree que son palabras sinónimas, su diferencia es más compleja, pues estas palabras denotan a especies distintas de la familia de los camélidos.
    • 1553 Cieza León, P. Crón Perú [1984] Pe (CDH )
      Había entre los cristianos uno llamado Prado, que entendía algo de la lengua; amonestaba a los que estaban de la otra parte del río no fuesen locos en andar, como andaban, de collado en collado como huanacos, trayéndolos el diablo engañados, por les llevar las almas: que dejasen las armas y saliesen al capitán como amigos y que los trataría con mucha benignidad.
    • 1609 Inca Garcilaso Comentarios Reales Incas [1985] II, 10 Pe (CDH )
      Con planchas de oro chaparon los templos del Sol y los aposentos reales, dondequiera que los había; pusieron muchas figuras de hombres y mujeres, y de aves del aire y del agua, y de animales bravos, como tigres, osos, leones, zorras, perros y gatos cervales, venados, huanacus y vicuñas, y de las ovejas domésticas, todo de oro y plata, vaciado al natural en su figura y tamaño, y los ponían por las paredes, en los vacíos y concavidades que, yendo labrando, les dejaban para aquel efecto.
    • 1609 Inca Garcilaso Comentarios Reales Incas [1985] Pe (CDH )
      Esto había entonces; ahora, digan los presentes el número de las que se han escapado del estrago y desperdicio de los arcabuces, pues apenas se hallan ya huanacus y vicuñas, sino donde ellos no han podido llegar.
    • 1609 Inca Garcilaso Comentarios Reales Incas [1985] II, 21 Pe (CDH )
      También soltaban los machos que les parecían necesarios para padres, y soltaban los mejores y más crecidos; todos los demás mataban, y repartían la carne a la gente común; también soltaban los huanacus y vicuñas, luego que las habían trasquilado.
    • 1609 Inca Garcilaso Comentarios Reales Incas [1985] Pe (CDH )
      La lana de los huanacus, porque es lana basta, se repartía a la gente común; y la de la vicuña, por ser tan estimada por su fineza, era toda para el Inca, de la cual mandaba repartir con los de su sangre real que otros no podían vestir de aquella lana so pena de la vida.
    • 1609 Inca Garcilaso Comentarios Reales Incas [1985] Pe (CDH )
      La carne de los huanacus y vicuñas que mataban se repartía toda a la gente común, y a los curacas daban su parte, y también de la de los corzos, conforme a sus familias, no por necesidad, sino por regocijo y fiesta de la cacería, por que todos alcanzasen de ella.
    • 1609 Inca Garcilaso Comentarios Reales Incas [1985] Pe (CDH )
      Muchos de ellos holgaban de ir con su hacienda, y, por no caminar al paso de los carneros, llevaban un par de halcones y perros perdigueros y galgos y su arcabuz, y mientras caminaba la recua a su paso corto, se apartaban ellos a una mano o a otra del camino e iban cazando; cuando llegaban a la dormida, llevaban muertas una docena de perdices o un huanacu o vicuña o venado; que la tierra es ancha y larga y tiene de todo.
    • 1609 Inca Garcilaso Comentarios Reales Incas [1985] Pe (CDH )
      La carne es buena, aunque no tan buena como la del manso; en fin, en todo se asemejan; los machos están siempre atalayando en los collados altos, mientras las hembras pacen en lo bajo, y cuando ven gente dan relinchos a semejanza de los caballos, para advertirlas; y cuando la gente va hacia ellos, huyen antecogiendo las hembras por delante: la lana de estos huanacus es corta y áspera; pero también la aprovechaban los indios para su vestir; con galgos los corrían en mis tiempos y mataban muchos.
    • 1609 Inca Garcilaso Comentarios Reales Incas [1985] II, 188 Pe (CDH )
      La vicuña es más alta de cuerpo que una cabra, por grande que sea: el color de su lana tira a castaño muy claro, que por otro nombre llaman leonado; son ligerísimas, no hay galgo que las alcance; mátanlas con arcabuces y con atajarlas, como hacían en tiempo de los Incas, apaciéntanse en los desiertos más altos, cerca de la nieve; la carne es de comer, aunque no tan buena como la del huanacu; los indios la estimaban porque eran pobres de carne.
    • 1609 Inca Garcilaso Comentarios Reales Incas [1985] Pe (CDH )
      Para diferenciarlo llaman al ganado mayor huanacullama, por la semejanza que en todo tiene con el animal bravo que llaman huanacu, que no difieren en nada sino en los colores; que el manso es de todos colores, como los caballos de España, según se ha dicho en otras partes, y el huanacu bravo no tiene más de un color, que es castaño deslavado, bragado de castaño más claro.
    • 1609 Inca Garcilaso Comentarios Reales Incas [1985] Pe (CDH )
      Para diferenciarlo llaman al ganado mayor huanacullama, por la semejanza que en todo tiene con el animal bravo que llaman huanacu, que no difieren en nada sino en los colores; que el manso es de todos colores, como los caballos de España, según se ha dicho en otras partes, y el huanacu bravo no tiene más de un color, que es castaño deslavado, bragado de castaño más claro.
    • 1609 Inca Garcilaso Comentarios Reales Incas [1985] Pe (CDH )
      Fue mal muy contagioso; despachó, con grandísimo asombro y horror de indios y españoles, las dos tercias partes del ganado mayor y menor, paco y huanacu.
    • 1609 Inca Garcilaso Comentarios Reales Incas [1985] Pe (CDH )
      De ellas se les pegó al ganado bravo, llamado huanacu y vicuña, pero no se mostró tan cruel con ellos por la región más fría en que andan, y porque no andan tan juntos como el ganado manso.
    • 1609 Inca Garcilaso Comentarios Reales Incas [1985] Pe (CDH )
      No tuvieron los indios del Perú, antes de los españoles, más diferencias de doméstico ganado que las dos que hemos dicho, paco y huanacu; de ganado bravo tuvieron más, pero usaban de él como del manso, según dijimos en las cacerías que hacían a sus tiempos.
    • 1609 Inca Garcilaso Comentarios Reales Incas [1985] Pe (CDH )
      A una especie de las bravas llaman huanacu, por cuya semejanza llamaron al ganado mayor manso con el mismo nombre; porque es de su tamaño y de la misma forma y lana.
    • 1609 Inca Garcilaso Comentarios Reales Incas [1985] I, 270 Pe (CDH )
      Lo medio de la sierra es de bravísimas montañas: la falda de ella es de ricos y abundantes pastos llenos de venados, corzos, gamos, huanacus y vicuñas y perdices, y otras muchas aves, aunque el desperdicio de los españoles tiene ya destruido todo lo que es cacería.
    • a1613 Murúa, M. HGral Perú [1961] Pe (CDH )
      Yndios casadores, que cojían huanacos, vicuñas, y benados.
    • a1613 Murúa, M. HGral Perú [1961] Pe (CDH )
      Ase perdido y quedado enterrado ynfinito ganado bacuno y obejuno, y en las lomas muchas mulas que allí se criaban, porque se cegaron los pastos y se ocultaron las aguas.– En la ciudad se siguió luego hambre, por auerse desbaratado los molinos, y en todas las casas se morían las bestias, /Fol. 349v. y no quedó en el çielo aue, golondrina, paloma, tórtolas, gorriones, [aun] que todas no murieron, y en el balle de Víctor las tórtolas, en el tiempo de la obscuridad, acudían a las partes y aposentos donde bían lumbre, y se sentauan junto la jente y se dejauan tomar siegas y flacas, y las vicuñas y huanacos de la Puna andauan abobadas y se metían entre la jente y murieron muchísimas, y las sauandijas de la tierra no quedó ninguna; no quedó chácara de maís que se pudiese aprouechar (porque no quedó chácara de maís que se pudiese aprouechar), porque, cubiertas de cenisas, se perdió y, como estaua en flor, no ubo remedio ninguno para ello.
    • 1653 Cobo, B. HNuevo Mundo [1890-1893] Esp (CDH )
      Las piedras que crían las Vicuñas son de mayor estimación, y después dellas las de los venados, y las postreras las de las Llanas y Huanacos, cuyas piedras son muy pequeñas y que tiran á color negro, con algunas pintas doradas.
    • 1736 Monsieur Le Margne (S. J. Mañer) El Piscator Erudito, para el año de 1736 pp. 81-82 Esp (BD)
      La naturaleza ha querido manifestar su variedad en la especie de los carneros; porque los que se crian en España, y otras partes de Europa, son conforme los registramos: los de la Provincia de Cornouaille en Inglaterra, no tienen cuernos; y son los de mejor lana: los del Perú, que los Indios llaman Huanucos [sic], son tan grandes como un Venado, no tienen cuernos: sirvense de ellos para el tragin del camino [...]
    • 1752-1755 Anónimo Viaje "San Martín" al Puerto SJulián, 1752 22 Col viajes BAires y Patagonia Ar (CDH )
      La ocupación de los indios es todo lo más del tiempo cazar todo género de animales que hallaban, como son huanacos, avestruces, quirquinchos y otros, que es lo que abunda en aquel paraje; y aunque hay muchos patos de varias clases, gaviotas y otros pájaros, no los podían tomar, porque sus armas no les ayudaban, y se admiraban mucho de ver que con la escopeta, con que solían tirar algunos de la tripulación, mataban tres o cuatro pájaros de un tiro.
    • 1752-1755 Anónimo Viaje "San Martín" al Puerto SJulián, 1752 Col viajes BAires y Patagonia Ar (CDH )
      No obstante tuvieron por bien devolverlas a bordo de la embarcación, y quedaron tan agradecidos de estos regalos, que después se ofrecieron a ayudarles a acarrear la sal al puerto, y ellos también regalaban al capitán bastantes mantas y cojinillos pintados, y ofrecían que darían más si les daban de aquellos juguetes y encargaron que a otro viaje, (según sus señas se comprendía que habían de volver por la primavera, que es la estación que se reconoce tienen elegida para vivir en aquellos parajes) les trajesen muchos abalorios, cuentas, cascabeles, medallas y otros miriñaques, espuelas y frenos de fierro, ofreciéndoles que les darían muchas de aquellas pieles, piedras bezares, lana de huanaco, aunque algunos dicen que era de vicuña; pero como todo naufragó no se ha podido averiguar la realidad y distinción de dicha lana.
    • 1780 Clavijero, F. J. HAntigua México [1991] Mx (CDH )
      Cuando Buffon afirmó que el cuadrúpedo más grande del Nuevo Continente era el tapir, y después el cabiai, se había olvidado enteramente de las morsas, las focas, los cíbolos, los rangíferos, los alazanes, los osos y los huanacos.
    • 1786 Sa Farias, C. Segundo informe sobre el Puerto de San José Colección de viajes Buenos Aires y Patagonia Ar (CDH )
      Que en el puerto entran muchas ballenas; que vio una salina de sal de piedra de 4 ó 5 leguas de circunferencia; que en aquella costa hay ricos y abundantes pescados y mariscos, y que aquel campo abunda de liebres, huanacos y leones, de que se sustenta aquel destacamento.
    • 1789 Clavijo Fajardo, J. Trad HNatural Buffon, VIII p. 202 Esp (BD)
      Los Llamas y los Pacos no dán buenas Bezares sino mientras son Huanacos y Vicuñas, esto es, en su estado de libertad: las que producen en su estado de servidumbre, en el qual, como dexamos dicho, se les llama Guanacos y Alpacas, son pequeñas, negras y sin virtud: las mejores son las de color verde obscuro, y éstas se sacan ordinariamente de las Vicuñas, sobre todo de las que habitan las partes mas elevadas de la cordillera de la cordillera, y pacen habitualmente en las nieves.
    • 1801 Anónimo "De las vicuñas" [22-10-1801] Semanario de agricultura y artes dirigido a los párrocos (Madrid) Esp (HD)
      Los huanacos son muy dóciles, se domestican con facilidad tomando mucho cariño á sus dueños, y procrean bien despues de domesticados. Su carne, especialmente si son nuevos, es tan delicada como la de la mejor ternera: la de los grandes, aunque dura, es excelente salada, y la prefieren los que navegan á las demas, por ser mas saludable y conservarse mejor. El pelo de los huanacos se emplea en las fábricas de sombreros, y pudiera servir para texidos.
    • c1793-p1801 Ruiz, H. Rel viaje Perú y Chile [1952] Esp (CDH )
      Asi en esta Provincia, como en las de Canta, Huarocherí, Xauxa, Huamancha, Huancavelica, Caxatambo, Huamalíes, Cuzco y demas que se hallan situadas desde los 5 gr. Sur hasta los 35, en que se halla la de Chucuytu, en las quales se crian Vicuñas y Huanacos, hacen los Indios é Indias sus Chacos ó Monterias para cazar estos animales silvestres, los quales hasta el dia no han podido los naturales amansarlos, ni reducirlos á manadas ó rebaños.
    • c1793-p1801 Ruiz, H. Rel viaje Perú y Chile [1952] 83 Esp (CDH )
      La lana de las Vicuñas es mas suave y obscura que la de los Huanacos: de cada piel se saca media libra y de la que mas doce onzas; la mayor parte, que es la del lomo, es mucho mejor por lo largo y obscuro de su color atabacado.
    • c1793-p1801 Ruiz, H. Rel viaje Perú y Chile [1952] Esp (CDH )
      El Huanaco es mayor que la Vicuña y menor que la Llama ó Carnero de la tierra.
    • c1793-p1801 Ruiz, H. Rel viaje Perú y Chile [1952] 94 Esp (CDH )
      Quando está tierna, la pasta el ganado rumiante con apetito; y es un excelente alimento para las Bacas, Llamas, Huanacos, Vicuñas, (Alpacas) y Venados: también la come el ganado mular y caballar, quando no encuentra otro pasto mejor para ellos.
    • c1793-p1801 Ruiz, H. Rel viaje Perú y Chile [1952] Esp (CDH )
      Puede hilarse este algodon, mezclado con lanas de Vicuña, Huanáco ó de otros animales, pues por si solo es trabajoso su hilado.
    • c1793-p1801 Ruiz, H. Rel viaje Perú y Chile [1952] Esp (CDH )
      Crianse en las Punas: Vicuñas, Llamas, Huanácos, y Viscachas.
    • c1793-p1801 Ruiz, H. Rel viaje Perú y Chile [1952] 68 Esp (CDH )
      De Chiclla en adelante, por ser el temperamento bastante frio, solamente se siembra Cebada para Alcacer, con el qual mantienen los Mineros sus Caballerias; y hasta llegar á la Quebrada son muy pocas las plantas mayores que se crian en todo aquel distrito de Cordilleras y Punas; pero no faltan pastos para el ganado de Castilla, Llamas, Huanácos y Vicuñas, y aun para el ganado bacuno y caballar hay manchones de Ichu y bastantes gramineas, aunque muy pequeñas de mucho sustento y gustosas para todo el ganado.
    • c1793-p1801 Ruiz, H. Rel viaje Perú y Chile [1952] Esp (CDH )
      Se crian silvestres bastantes Huanácos, Vicuñas y Viscachas, especie de Conejo, por aquellas Punas.
    • c1793-p1801 Ruiz, H. Rel viaje Perú y Chile [1952] Esp (CDH )
      En las Punas de Bombon y demas de esta Provincia se crian infinitas Vicuñas, Huanácos, Llamas, Vizcachas, Cuyes y Uroncillos; y se alimentan grandes manadas de ganado lanar, del qual llevan á vender á Lima crecido numero de cabezas, siendo sus carnes de las mas sabrosas del pais, por los pastos que comen.
    • c1793-p1801 Ruiz, H. Rel viaje Perú y Chile [1952] Esp (CDH )
      De las lanas de Vicuñas y Huanácos, mezcladas con seda y algodón, ó de cada una separadamente, texen las mugeres, segun se les advierte su execucion, Pañuelos, Paños de Pescuezo, Medias, Escarpines, Guantes, Huatanas ó Ligas, Faxas, Ceñidores, Gorros & a., formando en ellos las figuras que les presentan dibuxadas y las inscripciones que les dan, sin saber leer ni escribir: ellas hilan las lanas y lo fabrican todo hasta su perfeccion.
    • c1793-p1801 Ruiz, H. Rel viaje Perú y Chile [1952] 111 Esp (CDH )
      En las Punas mas altas y frias abundan las Vicuñas y Huanácos, cuyas lanas recogen para texidos delicados, como Paños de Pescuezo, Pañuelos, Faxas, Ceñidores, Huatanas ó Ligas, Medias, Gorros, Escarpines & a., mezclando estas lanas con algodon ó seda, ó con uno y otro.
    • c1793-p1801 Ruiz, H. Rel viaje Perú y Chile [1952] 134 Esp (CDH )
      Los silvestres: Venados, algunas Vicuñas y Huanácos, en los altos frios; Zorros, Leoncillos pardos, Lobillos de rio, especie de Nutria, Cuyes, Huayhuas, y Pericotes ó Ratones.
    • c1793-p1801 Ruiz, H. Rel viaje Perú y Chile [1952] Esp (CDH )
      Con este motivo se ha fundado alli una Poblacion de más de 500 vecinos, quando en el año de 1776 solo habitaban aquel sitio Vicuñas y Huanácos.
    • c1793-p1801 Ruiz, H. Rel viaje Perú y Chile [1952] Esp (CDH )
      Las Mugeres visten faldellin; pero muchas usan de Anacos , así en los Pueblos como en las Estancias; donde pasan no pocas su vida guardando ganados é hilando por el campo lana para las fabricas de Xerga, Pañetes, Alfombras, Ponchos, Pañuelos y otras telas de su uso: también hilan algodón para Tocuyo y diferentes telas de mezcla con vicuña, algodón, seda y lanas de carneros de Castilla, de la tierra, ó Llamas, y Huanácos; representando en ellas figuras de animales, aves, & a.
    • c1793-p1801 Ruiz, H. Rel viaje Perú y Chile [1952] 188 Esp (CDH )
      Estos sitios llamaldos Punas, aunque frios, abundan de pastos todo el año, y entre aquellas pequeñas plantas se hallan varias especies de Gentiana, algunas Diadelphias , Syngenesias y Criptogamas y mucho Icho y Purum-Icho, de cuyas dos gramas pastan las bacas, ganado caballar y los Huanácos y Vicuñas.
    • c1793-p1801 Ruiz, H. Rel viaje Perú y Chile [1952] Esp (CDH )
      En las Punas abundan las Llamas, Huanácos, Vicuñas y Vizcáchas; y por falta de leña se queman en estos lugares Taquia ó escrementos de ganado y Champas ó cespedes preparados del modo referido en el Mineral de Pucará.
    • c1793-p1801 Ruiz, H. Rel viaje Perú y Chile [1952] Esp (CDH )
      En las Cordilleras se hallan Vicuñas y Huanácos.
    • 1808 Anónimo "Incidencias diplomáticas. Río de la Plata" [13-10-1808] Semanario Patriótico (Madrid) Esp (HD)
      Su industria nos surte de texidos de lana, alfombras de pieles, plumeros, cabestros, cinchas, estribos de palo, correas, riendas, lomos ó cuerdas, chicotes y varios trenzados de ramales muy delgados de cuero, de nervio, y de pluma, con otros pequeños artículos de su comercio activo: siendo los mayores la peletería de vaca, caballo, huanaco, zorra, nutria, cisne, etc. lana, carneros, vacas y caballos [...]
    • 1814 Anónimo (D. J. I. C.) Trad Geografía Universal, Guthrie p. 18 Esp (BD)
      PORCO. —Esta provincia cuya capital es Talavera de Puna [...] y casi en su centro se halla la ciudad de Potosí. Críase en ella mucho ganado ovejuno, y tambien carneros de la tierra, vicuñas y huanacos. Tiene aguas termales. Su principal comercio consiste en gran número de minas de plata, que siempre fueron muy famosas.
    • c1821 García Goyena, R. Poesías p. 25 Gu (FG)
      El Huanaco, el Espín, el Ocelote, / el Babirusa, el Llama y el Zorrillo, / el tardo Armado, el Corzo y el Pizote: / El bravo Jabalí de cruel colmillo, / el gordo Tepescuinte, grato al gusto, / el Onagro también y el Huroncillo.
    • 1829 Torrente, M. Hist Revolución Hispano-Americana, I p. 2 Esp (BD)
      En la América española se hallan casi todas las especies de animales domésticos i silvestres que se conocen en Europa, i se ve reunida otra porcion mui considerable, peculiar de aquellas regiones. Los principales son [...] guamayos, leones, chunzos, erizos, zainos, comadrejas, pericos ligeros, mapuritos, llamas, vicuñas, huanacos, osos hormigueros, quiriquinchos, vizcachas, huihuaques, cuyes, punchanas, cunocunos, Ilauques ó pataces [...].
    • 1843 Schz Bustamante, A. Geografía del Perú, Bolivia y Chile pp. 26-27 Pe (BD)
      Los animales propios del pais, y muy comunes hácia los paises frios, son los llamas, utilísimos para conducir á lomo cargas que no pasen de cuatro arrobas, de escelente carne y cuya lana fina les hace dar el nombre de carneros de la tierra, habiendo propietarios dueños de gran número de cabezas; vicuñas y huanacos: las primeras son mas pequeñas y lijeras que los llamas [...]
    • 1845 Guevara, T. HCuricó [2003] Ch (CDH )
      Todos los años bajaban en los primeros meses del verano a vender los artículos que constituían su riqueza y su principal producción e industria, tales como sal, yeso, alquitrán, lana y pieles de huanaco.
    • 1845 Guevara, T. HCuricó [2003] Ch (CDH )
      La fauna les proporcionaba el zorro y una infinidad de roedores a los de la costa y de la llanura y el huanaco a los que habitaban en la cordillera.
    • 1859 Eyzaguirre, J. I. V. Los intereses católicos en América, I p. 243 (BD)
      La yerba conmovida por el viento suave del mediodía, y formando movimientos semejantes á las ondulaciones del Océano; los huanacos y los caballos silvestres vagando á millares por los campos; los avestruces, esos gigantes de las aves, corriendo ligeros como el gamo distancias increíbles; la soledad misma que preside allí, me describian la inmensa mole de la tierra que á la voz de Dios se movía en el espacio.
    • 1868 Domínguez, L. L. Historia Argentina p. 82 Ar (BD)
      Desde el pié de la sierra de Córdoba, entre los Andes, el Paraná y el mar, se estienden las Pampas, vastas llanuras, insensiblemente inclinadas hacia el sudeste por donde corren lentamente las aguas que fecundan aquel inmenso prado cubierto de pingües pastos y gramineas, poblados de huanacos y nutrias, de armadillos y perdices, de patos y avestruces, que proporcionan regalado alimento y vestidos abrigados á los indios cazadores.
    • 1873 Estrada, S. "Apuntes de viaje (Continuación)" [10-03-1873] El Americano (París) (HD)
      La hembra se separa del rebaño en el momento de parir, para deponer su hijo en alguna quebrada escondida. Una hora después se pone de pié el animalito y sigue á su madre con paso mal seguro. Al día siguiente ya es capaz de emprender una carrera de tres ó cuatro cuadras. Cuando la huanaca parida se ve perseguida, suele esconder su hijo entre las piedras, donde lo abandona echado para volver á buscarlo con maternal solicitud después de pasado el peligro.
    • 1873 Espada, M. J. "Carta sobre cartas" [16-08-1873] La Ilustración Española y Americana (Madrid) Esp (HD)
      El cuero, elemento indispensable y predilecto, poco ménos que exclusivo, en la construcción de la vivienda, en la fabricación del menaje, armas, arreos y vestidos, dedicando los de huanaco ó pichua adultos á los toldos; los de caballo á zurrones, alforjas, botas, sillas, espuelas, riendas y estribos [...].
    • 1873 Espada, M. J. "Carta sobre cartas" [16-08-1873] La Ilustración Española y Americana (Madrid) Esp (HD)
      El cuero, elemento indispensable y predilecto, poco ménos que exclusivo, en la construcción de la vivienda, en la fabricación del menaje, armas, arreos y vestidos, dedicando [...] los de huanaquillo y chingue á los pintados zoques ó huarallcas, mantas de todo tiempo, traidas en verano con el pelo hacia afuera y en invierno hácia la carne.
    • 1881 Vicuña Mackenna, B. Campaña Lima [2003] Ch (CDH )
      En cierta mañana de julio, varios oficiales del Lautaro invitados por el valiente capitán don Bernabé Chacón para una partida de caza en las cordilleras de Calientes, se dirigieron en demanda de huanacos hasta el punto llamado Palca, en el camino del Tacora; y cuando los cazadores se hallaban en una choza de indios departiendo sobre frugal colación, una descarga a quema ropa les intimó hallarse prisioneros.
    • 1881 Vicuña Mackenna, B. Campaña Lima [2003] Ch (CDH )
      Fue aquella una verdadera cacería, una corrida de huanacos humanos».
    • 1892 Jiménez Espada, M. Una antigualla peruana p. 8 Esp (BD)
      Tenían guerras ordinarias con sus comarcanos por cosas de poco momento: porque alguno se entrase á sembrar en sus términos ó á pastar sus ganados pasando los monjones, ó hacer chacos de huanacos ú vicuñas en sus términos; por cosas así livianas se mataban los unos con los otros sin orden alguno; vivían siempre con esta zozobra, y en el cerro más cercano á cada pueblo, en lo más alto dél, tenían un cercado de pared que les servia de fortaleza [...].
    • 1892 Orrego Luco, L. Idilio nuevo I [1913] p. 71 Ch (BD)
      Sobre una silla de mimbre, una gran piel de huanaco forrada en paño rojo se asoleaba, para impedir la polilla, en compañía de otras pieles más pequeñas de piso de cama.
    • 1903 Anónimo "Ciencias. Giménez de la Espada" [15-08-1903] El Mundo Científico (Barcelona) Esp (HD)
      No es nuestro propósito hacer la biografía del eminente americanista que pronto hará cinco años falleció en Madrid; necesitaríamos mucho espacio. [...] Las Sociedades científicas más importantes contáronle entre sus miembros; la Sociedad francesa de aclimatación le otorgó un premio por haber introducido en Europa el pansí, el condor, los cisnes de cuello negro, la liebre de Patagonia y el huanaco.
    • 1906 Chocano, J. S. Alma América [1906] Pe (CDH )
      / En la cúspide, el cóndor le abanica la frente; / en la puna, el huanaco le da un grito estridente; / y en las lomas, le sigue la mirada del buey...
    • 1909 Bolívar Urrutia, I. / Calderón, I. HNatural, III: Zoología (2.ª ed.) [1909] 377 Esp (CDH )
      En la América meridional están representados por otras especies algo menores, sin joroba, y con el callo de la planta del pie hendido; su lana es muy apreciada; son las denominadas llamas ó huanacos, alpacas y vicuñas, Lama huanachus Mol., L. pacos L. y L. vicunna Desm.
    • 1904-1910 Lenz, R. Dicc Etim Voces chilenas [1979] Ch (BD)
      Huanáco. m. I. n. vulg. del conocido cuadrúpedo cameloide Auchenia huanaco; segun Gay, Zool. I. 153. Lama guanaco.
    • 1915 Vicuña Cifuentes, J. Mitos Chile p. 306 Ch (BD)
      Para hacer desaparecer el torticoli o cualquier dolor proveniente de aire, se soba la parte enferma con una pata de huanaco provista de pelos, ligeramente calentada.
    • 1925 Malaret, A. DiccAmericanismos (FG)
      HUANACO. m. Argent. Guanaco.
    • c1908-1930 Corrales, J. A. Crónicas [1938] Pe (CDH )
      En Juliaca compré una burra encastada con huanaco, notable e importante mestizaje conseguido por los aborígenes, lográndose con él un producto de gran utilidad en la topografía accidentada del altiplano.
    • c1908-1930 Corrales, J. A. Crónicas [1938] Pe (CDH )
      De mis ochenta y siete huánacos, veinticuatro se habían quedado en el camino, soplándose mutuamente los pies adoloridos, porque los cuchis les habían venido chicos y les había desollado los dedos.
    • 1942 F.J. Santamaría. DiccGralAmericanismos (NTLLE)
      HUANACO. m. Guanaco.
    • 1951 Foxá, A. "Menús y paisajes" [18-03-1951] ABC (Madrid) Esp (HD)
      Atahualpa no hubiera podido ofrecernos sino papas, tortas de maíz y la fibrosa carne de las vicuñas o la de los huanacos, más sabrosa, abatidos en las enormes cacerías llamadas "chacos", en las que cincuenta mil indios, como ojeadores, atronaban los montes y llevaban a miles de animales a la gigantesca hecatombe.
    • 1957 Agencia Fiel "Amenaza de hambre en el Perú" [07-03-1957] Diario de Las Palmas (Las Palmas de Gran Canaria) Esp (HD)
      En las laderas de los cerros, que constituyen casi la mitad de la tierra cultivable del Altiplano, la visión es tristísima; no se ve nada de hierba y las llamas, alpacas y huanacos, que los indios usan como bestias de carga, corren peligro de morir de hambre. Una nueva amenaza se cierne sobre el Cuzco: la de la erosión del suelo.
    • 1961 Serna, A. "Muerte española en el Ande" [10-08-1961] ABC (Madrid) Esp (HD)
      Era verdad todo, y los Andes lo sabían. Estaba todo signado con sangre y con nombres en los collados altísimos, empenachados de nieve y de nubes; en los lagos azules que reflejan el vuelo de los cóndores; en la "puna" inmensa, en donde pastan el llama, la vicuña y el huanaco, salta entre las matas pobres el vizcacha, y el viento de la altura barre el llano a los cuatro mil metros y confunde su son con la triste melodía de la flauta del pastor "quéchua".
    • 1962 Vargas Llosa, M. Ciudad perros [1997] Pe (CDH )

      Lo chapan al serrano Cava tirándose el examen de Química, le hacen su Consejo de Oficiales y le arrancan las alfombras. Ya debe estar en su tierra el pobre, entre huanacos. Nunca habían expulsado a uno de la sección, nos ha caído la mala suerte y cuando cae no hay quien la pare, así dice mi madre y estoy viendo que no le falta razón.

    • 1966 Morínigo, M. A. DiccAmericanismos (NTLLE)
      HUANACO. m. Guanaco.
    • 1986 Morales Pettorino, F. / Quiroz Mejías, Ó. / Peña Álvz, J. J. DiccChilenismos, III Ch (NTLLE)
      huanaco. m. y f. Guanaco.
    • 1990 Álvz Vita, J. DiccPeruanismos Pe (NTLLE)
      huanaco. (Zool. Auchenia guanaco). Chile y Perú. Guanaco.
    • 1992 Jodorowsky, A. Canta pájaro [1994] Ch (CDH )
      Ningún puma, gato salvaje, zorro grande, pecarí, ni tampoco huanacos ni lauchas se atreven a venir por aquí.
    • 1994 Salvador Lara, J. HContemp Ecuador [1994] Ec (CDH )
      Pero subsistirían para alimentación del cazador primitivo dantas, venados, huanacos, zainos, osos hormigueros, liebres, zarigüeyas, etc. El perro seguirá siendo el único animal doméstico.
    • 1996 Antúnez Mayolo, S. Dieta precolombina Cultura Perú Pe (CDH )
      Es probable que también se iniciara la domesticación del huanaco.
    • 1996 Antúnez Mayolo, S. Dieta precolombina Cultura Perú Pe (CDH )
      Se hibridó el huanaco con la Rama, a fin de obtener un animal más robusto para la carga y no tan empecinado como la llama; al mismo tiempo, se logró un pelo más fino que el proporcionado por la llama.
    • 1996 Antúnez Mayolo, S. Dieta precolombina Cultura Perú Pe (CDH )
      La ropa de los inkas fue tejida con pelo de huanaco y de vicuña.
    • 1997 Bryce Echenique, A. "Verdad de loco y otras verdades" [28-03-1997] ABC (Madrid) Esp (HD)
      Y así, también, la revista "Elle", hace algunos años, en un precioso reportaje fotográfico sobre el Perú andino (el que puede o no tener vista al mar, según el periodista con que se mire), situó el animal llamado huanaco, pariente no muy lejano de la llama y la alpaca, en los alrededores del Cusco y Machu Picchu, aunque, eso sí, en calidad de hermosa ciudad...
    • 2004 Rocha Monroy, R, Crítica de la sazón pura Bo (CORPES)
      En la fiesta del Inti Raymi, las ñustas hacían panecillos que se llamaban zancu. También se comía oca, zapallo, frijoles (purutu, tarhui, chuy), maní (inchic) y camote o apinchu. En carnes, comían huanaco, pacollama, venados, gamos y corzos; también consumían una variedad de patos de buena estampa; perdices, torcazas o urpis y tórtolas o corcohuay. Se servían pepino, granadilla (sauintu), palta y ciruelas o usun; pacay, plátano y piñas dos veces más grandes que las de España.
    • 2005 Anónimo "Cara a cara con la inmensidad" El Mundo.es. Viajes Esp (CORPES)
      Koonex, la curandera de la tribu de los tehuelches ya no puede caminar más, sus ancianas piernas necesitan detenerse. Atardece en el invierno crudo de la Patagonia y su cuerpo se rinde a lo evidente, la marcha de la comunidad debe seguir, deben buscar su alimento. Es el momento de sentarse a esperar la muerte. Las mujeres tejen con piel de huanaco un improvisado refugio para ella, a su lado depositan leña y alimentos y la abandonan a su suerte.
    • 2010 ASALE DiccAmericanismos (NTLLE)
      huanaco. [...] Pe, Bo, Ar; Ch, p.u. guanaco.
    • 2014 Fierro Benítez, R. "Las llamingas ecuatorianas" [03-04-2014] El Comercio (Quito) Ec (HD)
      Cuatro son los camélidos sudamericanos andinos: la llama, la alpaca, la vicuña y el huanaco. Los dos primeros domesticados hace más de cuatro mil años por el pueblo que llegó a crear el Imperio de los Incas. Vicuñas y huanacos permanecieron en estado silvestre.
    • 2017 Zanabria, C. "Basura en el Santuario de Chapi" [02-05-2017] El Comercio (Lima) Pe (HD)
      Coaguila explicó que los restos que encontraron son principalmente botellas de plástico y recipientes de comida. Explicó que para ellos es prioritario limpiar los alrededores del Santuario Mariano no solo por estética, sino principalmente porqué la zona es un área natural protegida donde habitan huanacos que pueden ingerir los plásticos y morir.
    • 2018 Anónimo (Redacción) "¿Es llama, guanaco, alpaca o vicuña?" [24-03-2018] El Tiempo (Cuenca): eltiempo.com.ec Ec (HD)
      Más allá de estos detalles, hay un aspecto en el ámbito de la lengua que es preciso aclarar y es específicamente sobre su nombre, pues se le suele denominar como ‘llama’, ‘vicuña’, ‘huanaco’ y ‘alpaca’; no obstante, aunque se cree que son palabras sinónimas, su diferencia es más compleja, pues estas palabras denotan a especies distintas de la familia de los camélidos.
  2. 1⟶sinécdoque
    s. m. Ar Piel o lana de huanaco.
    Sinónimo: guanaco, a
    docs. (1873-1905) 3 ejemplos:
    • 1873 Estrada, S. "Apuntes de viaje (Continuación)" [21-04-1873] El Americano (París) (HD)
      Apénas el cañon de proa anunció la llegada del Araucania, se presentó el gobernador de la colonia á practicar la visita. La iluminación de todas las habitaciones de aquella anunciaba el júbilo de sus moradores. En pocos momentos se llenó la cubierta de comerciantes y cambalachistas. Los unos vendian plumas de avestruz, quillapis de huanaco y pieles de leon: los otros cambiaban iguales objetos por ropas y calzado. Aquel improvisado mercado tenia algo de curioso é interesante, porque los artículos y los mercaderes venian de regiones cuya historia pertenece al dominio de la fábula.
    • 1873 Estrada, S. "Apuntes de viaje. (Continuación)" [05-05-1873] El Americano (París) (HD)
      Tratamos con María Luisa la venta de un quillango de huanaco, y ántes de partir obsequiamos á sus hijos con cigarros y á sus nietos con medallas benditas, que besaron con respeto. Pobres indios! la civilización es responsable de vuestra barbarie.
    • 1905 Schiaffino, E. "¿Cuáles son los indios?" [15-07-1905] Caras y Caretas (Buenos Aires) Ar (HD)
      Junto al mostrador de un boliche turco, un atleta desnudo se detiene: su cuerpo airoso se envuelve en un quillango de huanaco, mientras sobre la frente la crin lustrosa y renegrida está ceñida por una vincha; es el tehuelche Bonifacio, un gigante de diez y seis años, ingénuo cual un cachorro altivo con naturalidad como un príncipe de la sangre; en su manaza cobriza levanta para mirarla embelesado, una sortija dorada [...]
  3. s. m. y f. Pe Ch Persona que tiene poca inteligencia o poco entendimiento.
    docs. (1910-2010) 4 ejemplos:
    • 1904-1910 Lenz, R. Dicc Etim Voces chilenas [1979] Ch (BD)
      HUANACO [...] huánaco, a. sust. i adj. fam. Simplon, tonto.
    • 1996 Bayly, J. "La Prensa" [1996] Pe (CDH )

      Seguía resentida con Diego por el incidente de la noche anterior.

      — Déjame escuchar el discurso, pues, Pattycita —se quejó Larrañaga.

      — Ese huanaco ignorante que está hablando, qué sabrá de periodismo, Toñito, hazme el favor —dijo Patty.

      — Pero hay que escuchar a todas las delegaciones, aunque sea por respeto —dijo Larrañaga.

    • 1996 Bayly, J. "La Prensa" [1996] Pe (CDH )

      — Ahorita lo llaman a hablar a Francisquito —dijo Patty, nerviosa, mordiéndose las uñas—. Termina el huanaco que está hablando y lo llaman a mi sobrino.

      — A lo mejor está en camino —dijo Paloma, sin mucha convicción.

      — No creo —dijo Larrañaga—. Yo lo conozco a mi hijo. Debe de estar roncando a pierna suelta.

    • 2010 ASALE DiccAmericanismos (NTLLE)
      huanaco, -a. [...] Pe, Ch. guanaco, tonto. pop.
  4. Acepción lexicográfica
  5. s. m. y f. "Persona de piernas delgadas i cuello largo" (Lenz, DiccEtimLengIndígChile-1904-1910).
    docs. (1910) Ejemplo:
    • 1904-1910 Lenz, R. Dicc Etim Voces chilenas [1979] Ch (BD)
      HUANACO [...] Huanaco, a. [...] Persona de piernas delgadas i cuello largo.
  6. Acepción lexicográfica
  7. s. m. y f. "Uno que escupe mucho (alusion a la costumbre del animal de escupir cuando está enojado)" (Lenz, DiccEtimLengIndígChile-1904-1910).
    Sinónimo: guanaco, a
    docs. (1910) Ejemplo:
    • 1904-1910 Lenz, R. Dicc Etim Voces chilenas [1979] Ch (BD)
      HUANACO [...] huanaco, a. [...] Uno que escupe mucho (alusion a la costumbre del animal de escupir cuando está enojado).
  8. Acepción lexicográfica
  9. s. m. y f. Ar "Persona inculta, de maneras groseras" (Avellaneda, Palabras Catamarca-1911).
    docs. (1911) Ejemplo:
    • 1911 Avellaneda, F. F. Palabras Catamarca [1927] Tesoro de Catamarqueñismos Ar (FG)
      Huanaco, a. Persona inculta, de maneras groseras.
flor de huanaco
    Acepción lexicográfica
  • s. f. Ch Bot. "Nombre vulgar de unos quiscos de la cordillera Maihuenia spec. = maihuen" (Lenz, DiccEtimLengIndígChile-1904-1910).
hierba (o yerba) del huanaco
  • s. f. Ch Bot. Planta endémica de Argentina y Chile de la familia de las cactáceas, con flores amarillas, frutos con forma ovoide y semillas negras en su interior. Nombre científico: Maihuenia poeppigii.
pata de huanaco
  • s. f. Ch Bot. Planta endémica de Chile de la familia de las portulacáceas con flores rosadas. Nombre científico: Cistanthe grandiflora.
6.ª Entrega (febrero de 2019)
Versión del 15/02/2019
Equipo Real Academia Española
Familia Ver familia de palabras
Etim. De huanaco, a.

Este vocablo, poco frecuente y circunscrito a Chile, se documenta por primera vez, con remisión a guanaco y, por tanto, con la acepción 'vehículo policial equipado con cañones de agua que se emplea para disolver manifestaciones o disturbios', en 1986, en el Diccionario ejemplificado de chilenismos y de otros usos diferenciales del español de Chile de Morales Pettorino, Quiroz Mejías y Peña Álvarez; un año más tarde se documenta en El anfitrión, de J. Edwards. 

Por otra parte, como 'poncho de lana', se registra únicamente en repertorios lexicográficos; así se consigna en las Correcciones al Diccionario de americanismos y al Lexicón de fauna y flora de Malaret de 1951.

  1. >huanaco
    s. m. Ch Vehículo policial equipado con cañones de agua que se emplea para disolver manifestaciones o disturbios.
    Sinónimo: guanaco
    docs. (1986-1987) 2 ejemplos:
    • 1986 Morales Pettorino, F. / Quiroz Mejías, Ó. / Peña Álvz, J. J. DiccChilenismos, III Ch (NTLLE)
      huanaco. m. fig. fam. Guanaco.
    • 1987 Edwards, J. Anfitrión [1987] Ch (CDH )
      Lo que sucedía era que Margarita de la Sierra, la pobrecita, con su vestimenta estilizada de liceana, había tenido que atravesar sola el centro, entre sirenas que ululaban, huanacos que arrojaban agua sucia, hordas de estudiantes que corrían y lanzaban proyectiles, y neumáticos incendiados, y gases lacrimógenos que la habían hecho llorar a mares.
  2. Acepción lexicográfica
  3. s. m. Ec "Poncho de lana" (Malaret, Correcciones Dicc americanismos-1951).
    Sinónimo: guanaco
    docs. (1951) Ejemplo:
    • 1951 Malaret, A. Correcciones Dicc americanismos PR (FG)
      HUANACO. Ecuador. Poncho de lana. Var. guanaco.
6.ª Entrega (febrero de 2019)
Versión del 15/02/2019
Equipo Real Academia Española
Familia Ver familia de palabras
Etim. Voz de etimología incierta, acaso relacionada con huanaca.

Se documenta por primera vez, con la acepción 'hoja que se extrae de la planta de coca boliviana', en 1990, en el artículo "El hachís, para pueblos y barrios" de Á. Merino, publicado en noviembre de ese año en el Diario de Las Palmas (Las Palmas de Gran Canaria). Son escasos los testimonios de esta voz, que suele registrarse en los textos al lado de trujillo, 'hoja que se extrae de la planta de coca peruana o colombiana'.

  1. s. m. Hoja que se extrae de la planta de coca boliviana.
    docs. (1990-2012) Ejemplo:
    • 1990 Merino, Á. "El hachís, para pueblos y barrios" [09-11-1990] Diario de Las Palmas (Las Palmas de Gran Canaria) Esp (HD)
      Las hojas de las que se extrae la cocaína reciben el nombre de huanaco o trujillo, que servirá también para llegar a elaborar dos derivados: el crack, compuesto de clorhidrato de coca y biocarbonato sódico y el basurco, que se hace a partir de la coca.
    1. s. En ocasiones, en aposición.
      docs. (2008-2012) 2 ejemplos:
      • 2008 Mtz Zaragoza, J. M. Navegando [2013] p. 40 Esp (BD)
        Un camello sudamericano, 'distribuidor de cocacaína', era quien se la facilitaba. Se hacía apodar el Enviado. Inés no sabía ni cómo se llamaba ni de qué país era. Pero sí le decía que la droga procedía del altiplano andino de Perú y Bolivia, y que apenas estaba cortada. Con el paso del tiempo, Inés llegó a diferenciar la cocaína procedente de la hoja de trujillo, con menos concentraciones de alcaloides, de la hoja huanaco, de superior cantidad de alcaloides y, por supuesto, de mayor preferencia por los traficantes y consumidores.
      • 2012 Husein El-Ahmed, R. Efectos psiquiátricos consumo cocaína p. 40 Esp (BD)
        Con unos 50 kg de hojas de coca pueden producir para quinientos gramos de cocaína, pero antes hay que separarla de los demás alcaloides y cristalizarla en una sal. La hoja trujillo, (Erythroxylum novogranatense) de Perú y Colombia, tiene menos concentraciones que la hoja huanaco (Erythroxylum coca) de Bolivia. Para hacer la pasta base basta hace falta: petróleo o queroseno, ácido sulfúrico y un álcali que puede ser cal, carbonato sódico o potasa.

Diccionario histórico de la lengua española
Real Academia Española © Todos los derechos reservados

Con el apoyo de Inditex
cerrar

Buscador general de la RAE