13.ª Entrega (diciembre de 2022)
Versión del 31/12/2022
Red REDACTA
Familia Ver familia de palabras
margay s. (1780-)
margay, margái, marguay, margal
Etim. Voz tomada del francés margay, atestiguada en esta lengua al menos desde 1765 como 'gato salvaje de la América meridional' documentado ya desde 1575 bajo la forma marga(i)a; y esta, a su vez, del guaraní mbaracaīa como 'gato' (véase TLF, s. v. margay; Ruiz Montoya, A., Arte vocabulario lengua guaraní; RAE, DLE 23.ª ed., s. v. mbaracaia).

Se documenta por primera vez, con la variante margai y en la acepción 'mamífero carnívoro de la familia de los félidos, de hasta un metro veinte de longitud incluyendo la cola, y de dos a cinco kilos de peso; de grandes ojos y orejas negras con un lunar blanco; pelaje denso y amarillento, con manchas alineadas que tienen forma de ocelos con bordes negros y centro pardo, y mentón y vientre de color blanco; de hábitos solitarios, vive desde el sur de los Estados Unidos de América hasta el norte de Argentina. Nombre científico: Leopardus wiedii', en 1780, en Historia Antigua de México, de Francisco Javier Clavijero. Se consigna por vez primera en Diccionario Francés-Español y Español-Francés Tomo I, año 1827, de Manuel Núñez de Taboada. En su discurso de recepción en la Real Academia Española (1982, p. 79), Rafael Alvarado explicó, al hablar de los felinos sudamericanos: "Entre los gatos-tigres, que fueron descritos por primera vez por Buffon y Daubenton está el margay (Margay tigrina), cuyo nombre es un calco fonético del «maragao» brasileño, que lo distinguen así del puma auténtico («leao» u «onca vermelha»). Por lo demás, maragao y margay son deformaciones del vernáculo tupí-guaraní mbaracayá-miri". Cien años antes, Clavijero había propuesto: "Acaso este nombre haya sido tomado del mharacayá de los paraguayos". La Academia incorpora este lema a partir del DLE de 2014.

La variante gráfica margal está recogida apenas en diccionarios, particularmente los de americanismos. Marguay solo aparece en traducciones al español y en repertorios lexicográficos.

  1. s. m. Mamífero carnívoro de la familia de los félidos, de hasta un metro veinte de longitud incluyendo la cola, y de dos a cinco kilos de peso; de grandes ojos y orejas negras con un lunar blanco; pelaje denso y amarillento, con manchas alineadas que tienen forma de ocelos con bordes negros y centro pardo, y mentón y vientre de color blanco; de hábitos solitarios, vive desde el sur de los Estados Unidos de América hasta el norte de Argentina. Nombre científico : Leopardus wiedii.
    docs. (1780-2016) 60 ejemplos:
    • 1780 Clavijero, F. J. HAntigua México [1991] México (CDH )

      mapach, cuadrúpedo curioso de México (17).

      margaio gato tigre, fiera. Acaso este nombre haya sido tomado del mharacayá de los paraguayos (27).

      marikinao mora leonina, especie de cercopiteco (30).

    • 1780 Clavijero, F. J. HAntigua México [1991] México (CDH )

      mapach, cuadrúpedo curioso de México (17).

      margaio gato tigre, fiera. Acaso este nombre haya sido tomado del mharacayá de los paraguayos (27).

      marikinao mora leonina, especie de cercopiteco (30).

    • 1798 Clavijo Fajardo, J. Trad HNatural Buffon, XV p. 113 Esp (BD)
      El Margay (ESTAMPA CCLVI) es mucho mas pequeño que el Ocelote y se asemeja al Gato montés en tamaño y figura, con la diferencia de tener la cabeza mas quadrada, el hocico mas prolongado, las orejas mas redondas, y la cola mas larga; su pelo es tambien mas corto que el del Gato montés, y está manchado de rayas y manchas negras sobre fondo leonado.
    • 1802 Azara, F. HCuadrúpedos Paraguay, I [1802] p. 151 Py (BD)
      Buffon describe su Margay, formando este nombre del de Maragüá o Maragayá, que supone le dan en el Brasil, siguiendo en esto a Abbeville.
    • 1827 Núñez Taboada, M Dicc Francés-Español y Español-Francés [1827] (BD)
      Margay, s. m. Cuadrúpedo de la América meridional, parecido al gato.
    • 1849 Domínguez, R. J. DiccNacional (S) p. 160 Esp (BD)
      Margay. s. m. Es una especie de gato africano.
    • 1878 Serrano, N. M. (dir.) Dicc Universal LengCast, VIII Esp (BD)
      Margay: s. m. Zool. Especie de gato que habita en el África. Este animal se parece mucho por su tamaño y forma al gato salvaje; su piel es de color leonado en la parte superior, blanquecino en la inferior, con manchas oscuras alargadas, dispuestas en cinco líneas longitudinales en el dorso y oblicuas en los lados; su espalda tiene el color leonado más subido y las manchas son casi negras, y la cola anillada. Habita en el Brasil y en la Guayana, donde lleva el nombre de gato-tigre.
    • 1880 Anónimo Trad HNatural Brehm, I vol. 1, p. 230 (BD)
      El Marguay- Leopardus tigrinus. CARACTÉRES. El Marguay (Felis tigrina, F. Margay y Guigna) tiene apenas las proporciones del gato doméstico; su cuerpo mide 0m,50 de longitud y 0m,30 la cola; su pelaje suave y magnífico, presenta un fondo amarillo leonado en la espalda y los costados
    • 1895 Zerolo, E. DiccEnciclLengCastellana (NTLLE)
      Margay. M. Zool. Especie del género gato, llamado también gato tigre.
    • 1906 Rdz Navas Carrasco, M. Dicc completo LEsp [1906] (BD)
      Margay. m. Zool. Mamífero del Sur de América.
    • 1911 Segovia, L. DiccArgentinismos Ar (BD)
      MARGAL. (Del francés margay), m. Vé Mbaracayá, en FAUNA.
    • 1911 Segovia, L. DiccArgentinismos Ar (BD)
      MARGAL (comp. A.). m. Vé mbaracayá.
    • 1917 Alemany Bolufer, J. DiccLengEsp (NTLLE)
      Margay. m. Mamífero félido de pequeño tamaño, como el gato doméstico, de pelaje sedoso, amarillo leonado, con fajas negras y manchas blancas en las manos y orejas. Habita en gran parte de la América del Sur, especialmente en el Brasil y la Guayana, y suele dársele el nombre de leopardo tigrino.
    • 1925 Malaret, A. DiccAmericanismos (FG)
      MARGUAY. (v. ind.). m. Brasil y Guayana. Especie de pantera, tamaño de un gato doméstico. (Felis tigrina).
    • 1942 Santamaría, F. J. DiccGralAmericanismos (NTLLE)
      MARGAY. (Voz car. / Felis tigrina, ERXLEBEN.) m. Félido de pequeña talla, casi como el gato doméstico, de pelaje sedoso, amarillo leonado, muy lindo, con fajas negras y manchas blancas en las manos y las orejas. Habita toda la América, desde Méjico al sur, con distintos nombres regionales: leopardo tigrino, TIGRILLO; maracaya o maracayá; marguao, gato pintado, juanchi; chulul; mijilote; cauzel o caucel, onza, cunaguaro, tigre sabanero; guiña, etc. Var: margal, marguay. (En la literatrura de los cronistas se halla a veces confundido con el ocelote de Méjico o tigrillo típico (F. pardalis).
    • 1942 Santamaría, F. J. DiccGralAmericanismos (NTLLE)
      MARGAL. m. En Argentina, maraguay o MARGAY, animal mamífero carnicero; tigrillo; maracaya; mijilote, en Méjico; cunaguaro, onza, tigre sabanero, en Venezuela; guiña, en Chile. V. TIGRILLO.
    • 1942 Santamaría, F.J. Diccionario americanismos [1942] Mx (FG)
      MARGUAY. m. Variante de MARGAY.
    • 1947 Rdz Herrera, E. Observaciones género nombres, II p. 315 Cu (BD)
      Margay, especie de gato, m.
    • 1953 VV. AA. DiccEnciclop UTEHA [1950-1964] (FG)
      MARGAL. (2). m. Zool. MARGAY.
    • 1953 VV. AA. DiccEnciclop UTEHA [1950-1964] (FG)
      marguay: (voz indígena) m. Zool. Margay o tigrillo.
    • 1966 Morínigo, M. A. DiccAmericanismos (NTLLE)
      Margay. m. MARGAL.
    • 1966 Morínigo, M. A. DiccAmericanismos (NTLLE)
      MARGAL. (Del portugués margai, que a su vez procede del guaraní maracaya). m. Arg. Gato montés, tigre de los pajonales. Es voz erudita.
    • 1970 Malaret, A. Lexicón fauna flora PR (NTLLE)
      MARGUAY. m. Argent., Guayana y Yucatán (Méx.). Especie de pantera, tamaño de un gato doméstico. (Felis tigrina). GFG.
    • 1970 Malaret, A. Lexicón fauna flora PR (NTLLE)
      MARGAL. M. Argent. Marguay, mamífero.
    • 1970 Malaret, A. Lexicón fauna flora PR (NTLLE)
      MARGUAY. m. Argent., Guayana y Yucatán (Méx.). Especie de pantera, tamaño de un gato doméstico. (Felis tigrina). GFG.
    • 1988 Carrera Colin, J. y Catta Quelen, X. Trad Selva Culta p. 122 Ec (BD)
      Es así que toda una serie de felinos cuyo pelaje es moteado como el del jaguar o de un solo color como el del jaguar melánico, no son designados con el nombre genérico yawa, pero por nombres singulares ; entre estos encontramos en particular dos especies de ocelotes Felis pardalis (untucham) y Felis wiedii (papash) , el marguay o gato montés , Felis tigrina (wampish) y el jaguarundi (shishim).
    • 1991 Diego Abad de Santillán Diccionario de argentinismos, 2. ª ed. Esp (BD)
      margal. m. Felino un poco mayor que el gato de angora. Científicamente, Felis tigrina. Zerolo, en su Diccionario, lo identifica erróneamente con el mbaraca-yá, gato montes o félis pardalis.
    • 1994 Rey Rosa, R. Soñó Sebastián [1994] Guatemala (CDH )
      La piel del caimán estaba allí, tendida entre las pieles de un ciervo y de un margay. Tenía que ser su caimán; el tamaño de la piel, que aún estaba fresca, se lo decía.
    • 1994 Rey Rosa, R. Soñó Sebastián [1994] Guatemala (CDH )
      El pequeño margay la miraba con sus ojos enormes de noctámbulo; los entrecerraba de tiempo en tiempo con un aire de hipocresía y de dignidad.
    • 1994 Rey Rosa, R. Soñó Sebastián [1994] Guatemala (CDH )
      —Alzó los ojos para mirar al margay, que seguía observando lo que ocurría en el cuarto—. Habrá que buscarle algo de comer.
    • 1994 Rey Rosa, R. Soñó Sebastián [1994] Guatemala (CDH )
      «Ve a ver», dijo por lo bajo, y salió de la cocina para meterse en la choza de cañas donde dormía el margay. Dentro estaba oscuro, y las agujas de luz que penetraban por las rendijas entre las cañas, en vez de alumbrar, parecía que hacían más negra la oscuridad. El ojo de Sebastián fue atraído por una de las agujas, y, como ensartándose en la luz, Sebastián miró fuera.
    • 1994 Rey Rosa, R. Soñó Sebastián [1994] Guatemala (CDH )
      Ahora oía el ronronear del joven margay, y podía adivinarlo acurrucado en un horcón. «Nunca irás a Europa», dijo. Pensó en salir y decirle a Roberto que se largara.
    • 1994 Rey Rosa, R. Soñó Sebastián [1994] Guatemala (CDH )
      Antes de subir al cayuco, Sebastián cubrió con un poncho de caucho los, bolsos de Véronique y la caja de cartón donde habían metido al margay, que arañaba desde dentro y no dejaba de maullar.
    • 1994 Rey Rosa, R. Soñó Sebastián [1994] Guatemala (CDH )
      De la caja de cartón, que flotaba todavía, llegaban los ásperos maullidos del margay.
    • 1994 Rey Rosa, R. Soñó Sebastián [1994] 96 Guatemala (CDH )
      Bajo la lluvia oblicua, Sebastián nadaba sin hundir la cabeza, donde llevaba el margay que temblaba y daba de maullidos, empujando hacia la orilla el cayuco panza arriba con Véronique agarrada a la punta. «Malditos cazadores», pensaba.
    • 1994 Rey Rosa, R. Soñó Sebastián [1994] Guatemala (CDH )
      El margay había crecido bastante en las últimas semanas, y, de noche, pasaba buena parte de su tiempo en la viga que remataba sobre la puerta, al acecho de una oportunidad para escapar. En una ocasión se había escabullido al lado de Sebastián, pero Reginaldo, que estaba fuera en el corredor, le había echado encima el impermeable que llevaba enrollado en un brazo.
    • 1994 Rey Rosa, R. Soñó Sebastián [1994] Guatemala (CDH )
      Había envuelto al margay en el impermeable para impedir que le arañara, y se lo dio a Sebastián—. Estos nacen y ya saben cazar. Con el tamaño que tiene ningún gavilán ni ningún tecolote se metería con él.
    • 1994 Rey Rosa, R. Soñó Sebastián [1994] Guatemala (CDH )
      El margay había bajado de su viga para comprobar que la puerta estaba cerrada, y luego saltó al baúl de los libros. Dio dos vueltas alrededor de la vasija. La husmeaba.
    • 1994 Rey Rosa, R. Soñó Sebastián [1994] Guatemala (CDH )
      — ¡Margay! —llamó Sebastián—.
    • 1994 Rey Rosa, R. Soñó Sebastián [1994] Guatemala (CDH )
      El margay obedeció; lo hacía cada vez con menos frecuencia. Dejó que Sebastián le acariciara la cabeza. Su ronroneo era potente.
    • 1994 Rey Rosa, R. Soñó Sebastián [1994] Guatemala (CDH )
      De pronto, el margay se apartó de Sebastián, miró rápidamente a su alrededor, como si estuviese asustado, y después corrió hacia el baúl y trepó por la pared y la ventana hasta las vigas más altas.
    • 1994 Rey Rosa, R. Soñó Sebastián [1994] Guatemala (CDH )
      ¡Ven! —dijo Sebastián, pero el margay sólo lo miró una vez desde atrás de una viga y luego se ocultó.
    • 1994 Rey Rosa, R. Soñó Sebastián [1994] Guatemala (CDH )
      Miró al margay y le dijo:
    • 1999 Chebez, J. C. Especies peligro [1999] Argentina (CDH )
      Es algo más grácil que el margay (Felis wiedii) con el que convive y que presenta manchas tirando a oceladas lo que lo vuelve más parecido al gato onza (Felis pardalis) y el pelaje de fondo más amarillento. La especie que nos ocupa según Cabrera (1961) es menor que el margay, con las patas más alargadas y con la cola ocupando cerca del 40 % del largo total, el que ronda los 70 a 95 cm. Sobre su peso sólo contamos con dos datos: 1 macho de 2,75 kg. y una hembra de 1,75 kg. La coloración varía mucho en sus matices incluso en la misma localidad desde el bayo al gris blancuzco (especialmente en lo ventral). Los ejemplares que tuvimos ocasión de consultar siempre eran de un color de fondo bayo sucio o bayo grisáceo con profusión de manchas especialmente densas con oscurecimiento del pelaje en la espina dorsal. Las manchas varían mucho de forma aún en el mismo ejemplar, pero predominan las anulares con contorno negro y el fondo prácticamente idéntico al del pelaje. A veces se alargan semejante a ocelas pero no como en el margay, en las patas abundan las pintas oscuras totalmente rellenas. En la cola las manchas tienden a formar de 12 a 14 anillos, por lo general, incompletos.
    • 1999 Chebez, J. C. Especies peligro [1999] Argentina (CDH )
      La especie que nos ocupa según Cabrera (1961) es menor que el margay, con las patas más alargadas y con la cola ocupando cerca del 40 % del largo total, el que ronda los 70 a 95 cm. Sobre su peso sólo contamos con dos datos: 1 macho de 2,75 kg. y una hembra de 1,75 kg. La coloración varía mucho en sus matices incluso en la misma localidad desde el bayo al gris blancuzco (especialmente en lo ventral). Los ejemplares que tuvimos ocasión de consultar siempre eran de un color de fondo bayo sucio o bayo grisáceo con profusión de manchas especialmente densas con oscurecimiento del pelaje en la espina dorsal. Las manchas varían mucho de forma aún en el mismo ejemplar, pero predominan las anulares con contorno negro y el fondo prácticamente idéntico al del pelaje. A veces se alargan semejante a ocelas pero no como en el margay, en las patas abundan las pintas oscuras totalmente rellenas. En la cola las manchas tienden a formar de 12 a 14 anillos, por lo general, incompletos.
    • 1999 Chebez, J. C. Especies peligro [1999] Argentina (CDH )
      A veces se alargan semejante a ocelas pero no como en el margay, en las patas abundan las pintas oscuras totalmente rellenas. En la cola las manchas tienden a formar de 12 a 14 anillos, por lo general, incompletos. Las quijadas, el mentón y una zona alrededor de los ojos son blancos. Las orejas son redondeadas y negras exteriormente con una pinta blanca, carácter que comparten ambas especies. En los animales vivos una ayuda importante para identificarlo sin problemas y que no hemos hallado en la bibliografía consultada, pero que resultaba evidente en numerosos ejemplares cautivos que examinamos y fotografiamos, es el rinario (zona desnuda del hocico) que resulta rosado en esta especie y negro en el margay. Lamentablernente el carácter se pierde al morir el animal, lo que vuelve tan dificultosa la determinación de sus pieles si se carece del cráneo que es más delicado y pequeño que el del gato nombrado, con el rostro más estrecho y la rama cigomática del malar más delgada entre otros caracteres.
    • 1999 Chebez, J. C. Especies peligro [1999] Argentina (CDH )
      En los animales vivos una ayuda importante para identificarlo sin problemas y que no hemos hallado en la bibliografía consultada, pero que resultaba evidente en numerosos ejemplares cautivos que examinamos y fotografiamos, es el rinario (zona desnuda del hocico) que resulta rosado en esta especie y negro en el margay.
    • 1999 Chebez, J. C. Especies peligro [1999] Argentina (CDH )
      1 yaguarundí (Felis yagouaroundi), 1 margay (Felis wiedii) y 2 tiricas (Felis tigrina) cuyas pieles pudimos examinar probando lo antedicho. Si bien con el yaguarundí existen hábitos bastantes diferentes, no resulta fácil advertir diferencias etoecológicas notables con el margay, con quien tanto se lo confunde y se reúnen ambas especies bajo la denominación de "tiricas". En hembras cautivas se comprobó un estro de varios días de duración, un período de gestación de 74 a 76 días y una camada de 1 o 2 cachorros, de desarrollo lento ya que recién abren los ojos a los 17 días de edad, y comen alimento sólido a los 55 días. Su alimentación principal serían básicamente roedores, aves y otras presas menores.
    • 1999 Chebez, J. C. Especies peligro [1999] Argentina (CDH )
      Si bien con el yaguarundí existen hábitos bastantes diferentes, no resulta fácil advertir diferencias etoecológicas notables con el margay, con quien tanto se lo confunde y se reúnen ambas especies bajo la denominación de "tiricas". En hembras cautivas se comprobó un estro de varios días de duración, un período de gestación de 74 a 76 días y una camada de 1 o 2 cachorros, de desarrollo lento ya que recién abren los ojos a los 17 días de edad, y comen alimento sólido a los 55 días. Su alimentación principal serían básicamente roedores, aves y otras presas menores.
    • 1999 Chebez, J. C. Especies peligro [1999] Argentina (CDH )
      Esto también lo hacen con el margay y el gato onza, y en menor medida con el yaguarundi entre las especies que corren algún riesgo a nivel internacional.
    • 1999 Chebez, J. C. Especies peligro [1999] Argentina (CDH )
      Los mismos también ayudarían a que el margay pareciera más escaso que su congénere en muchos lugares.
    • 1999 Chebez, J. C. Especies peligro [1999] Argentina (CDH )
      Los conceptos vertidos para el tirica pueden aplicarse en su totalidad al margay, que lo acompaña en las mismas áreas protegidas a las que deben sumarse para la subespecie del noroeste el Parque Nacional Calilegua (Jujuy) y seguramente Baritú y El Rey (Salta).
    • 1999 Chebez, J. C. Especies peligro [1999] Argentina (CDH )
      Así en 1972, 6.071 margays ingresaron a los EE.UU. como pieles o mascotas.
    • 2002 (CORPES)
      Entre los felinos que veremos se encuentran el manigordo u ocelote, el caucel o margay, el tigrillo u oncilla y el jaguarundi o león breñero.
    • 2008 Cabrera Navarro, D. / García Marín, J. Panamá Esp (CORPES)
      - Mamíferos: Hay registradas más de 200 especies diferentes de mamíferos. Entre los felinos, destacan el jaguar, el puma, el ocelote o el margay, realmente difíciles de ver en la selva panameña. En la zona de Gamboa es posible que os crucéis con algún coatí (pequeño mamífero omnívoro de larga cola), que aunque se asocie a los felinos, es en realidad de la misma familia zoológica que el perro común.
    • 2008 Larrocha, S. El mundo maya reconstruido Mx (CORPES)
      Distribución e historia natural. Del margay se conoce muy poco de la biología e historia natural. Su distribución abarca desde el norte de México hasta Uruguay (Payán et al. 2008). La especie se encuentra íntimamente asociada a selvas de tierras bajas y generalmente ocurre por debajo de 1,500 m.s.n.m., sin embargo en Colombia ha sido reportado a los 2845 m.s.n.m. (Valderrama 2012) (Figura 23). Habita selvas, bosques secundarios, bosques secos y se cree que en algunas situaciones puede tolerar pequeñas plantaciones de pinos y eucaliptos (Carvajal-Villarreal et al. 2012). El margay comparte los hábitats de tierras bajas con jaguares, pumas y ocelotes. La voz del género Leopardus es muy similar al de los gatos domésticos y consiste en maullar y resoplar en defensa (de Oliveira 1998b).
    • 2010 ASALE DiccAmericanismos (NTLLE)
      margay.m. Pa, Ec, Bo:E, Py, Ar:N, Ur. Felino de hasta 80 cm de longitud, de color bayo a rojizo con grandes manchas ovaladas oscuras y larga cola con anchas bandas negras. (Felidae; Leopardus wiedii).
    • 2013 Payán Garrido, E. / Soto Vargas, C. Los felinos de Colombia Co (CORPES)
      Como "en franco retroceso" señala el tamanduá (T. tetradactyla), los lobos chico y grande de río (Lontra longicaudis y P. brasiliensis), el puma (P. concolor), el ciervo de los pantanos (B. dichotomus), el venado de campo (O. bezoarticus), el cachalote (Physeter catodon) y la ballena azul (Balaenoptera musculus), y como "raros" indica la comadreja colorada chica (Monodelphis dimidiata), la marmosa (Cryptonanus sp.), el falso vampiro flor de lis (Sturnira lilium), el murciélago de línea blanca (Platyrrhinus lineatus), el tatú de rabo molle (Cabassous tatouay), el coatí (N. nasua), el margay (Leopardus wiedii), el gato de pajonal (L. braccatus), las focas (Mirounga leonina, Lobodon carcinophagus, Leptonychotes weddellii e Hydrurga leptonyx), el apereá de dorso oscuro (Cavia magna), el coendú (C. spinosus), la rata de hocico ferrugíneo (Wilfredomys oenax) y todos los cetáceos salvo los ya señalados.
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      margay [...] m. Ec., Pan., Par. y Ur. Felino de hasta 80 cm de longitud, de color bayo a rojizo con grandes manchas ovaladas oscuras y larga cola con anchas bandas negras.
    • 2016 Anónimo Nace Quinto Oso Hormiguero [11-01-2016] El País (Montevideo) Ur (HD)
      “Por suerte hemos iniciado este año con grandes novedades. El primer día del año tuvimos el nacimiento de un margay, el tercero que nace en el bioparque y en la mañana de hoy nació un tamanduá u oso hormiguero. En Uruguay es una especie prioritaria para la conservación, porque se encuentra restringido a áreas boscosas naturales y sufre depredación de cazadores furtivos y perros, pero también en las rutas nacionales. Es una especie que está en situación crítica”, afirmó el naturalista Juan Villalba.
    • 2016 Gamio, P. "Conservación de fauna en extinción" Forestal Ur (CORPES)
      Otros casos de éxito que merecieron el reconocimiento a la reserva por parte de National Geographic es el de los pequeños felinos margay y gato de los pajonales.

Diccionario histórico de la lengua española
Real Academia Española © Todos los derechos reservados

Con el apoyo de Inditex
cerrar

Buscador general de la RAE