5.ª Entrega (enero de 2018)
Versión del 31/01/2018
Equipo Real Academia Española
Familia Ver familia de palabras
mentagra s. (1569-)
mentagra, menthagra
Etim. Voz tomada del latín científico mentagra, documentada al menos desde 1507, cuando se registra en Libellus Josephi Grünbeckii de mentulagra alias morbo gallico de J. Günpceck (Michael Greyff, [fol. 12r]: "humores copiosius frequenti nominaverunt: ut mentagra: podagra: chyragra"); y esta, a su vez, formada con los temas ment(o)- (del latín mentum 'mentón, barbilla') y -agra (del griego ágrā 'trampa'), por analogía con podagra (véase OLD, s. v.).

Se documenta por primera vez, con la acepción 'enfermedad infecciosa, crónica, causada por la bacteria Treponema pallidum, que se transmite por contagio sexual o, en su variedad congénita, de la gestante al feto, y caracterizada por úlceras en la piel en las fases primera y segunda, fiebre, inflamación de las glándulas linfáticas, dolor de garganta y musculares y fatiga en la fase secundaria, y parálisis, ceguera y demencia en la fase avanzada', en 1569, en Dos libros. El uno trata de todas las cosas que traen de nuestras Indias Occidentales, que sirven al uso de medicina, y como se ha de usar dela rayz del Mechoacan, purga excelentissima. El otro libro, trata de dos medicinas maravillosas que son contra todo veneno, la piedra Bezaar, y la yerva Escuerçonera, obra de N. Monardes. Como se indica en esta obra, en el siglo XVI se emplearon "varios & diversos nombres, llamandolo unos Lepra, otros Lechenes, otros Menthagra, otros Mal muerto, y otros Elephancia, sin poder atinar ciertamente que enfermedad era. Porque ygnoravan que fuesse enfermedad nueva, & querian la reduzir a alguna delas ya sabidas y escriptas". Esta confusión terminológica se atestigua en varios repertorios de corte historiográfico publicados en los siglos XIX y XX en los que se narra esta descripción y denominación primitiva de la sífilis, acaso por similitud con el carácter contagioso de la mentagra y con las pústulas que ambas generan en la dermis. Como se deduce del testimonio de Monardes, esta voz, con el valor de 'enfermedad infecciosa causada por la bacteria Trichophyton Mentagrophytes, caracterizada por la aparición de herpes pustulosos en el mentón' era conocida e identificada, antes de que se documente por primera vez, en 1584, en Pratica y theorica de cirvgia en romance y latin de D. Daza Chacón, en la que el autor explica el origen de esta denominación: "ay otra pustula que se llama mentagra, la qual es una manera de empeyne, sino que es muy mas pernicioso, y por la mayor parte comiença de la barba, y por esso se llamo mentagra, deste hizo mencion Plinio". Un par de décadas después, en 1606, se consigna por vez primera en los Diez privilegios para mugeres preñadas de Fontecha, obra en la que se define como "vna enfermedad que da en la barba donde se hazen vnas como postillas y granillos", que fue confundida con la lepra, la sicosis, el acné de la edad adulta, el ectima, el sarampión y una variedad de enfermedades que generan este tipo de síntomas cutáneos, hasta la investigación y clasificación llevada por Mr. Alibert, quien la incluyó entre la familia de los herpes, para la que propuso una clasificación cuatripartita: el herpes pustuloso con barros ó herpes barroso; el herpes pustuloso de la barba ó mentagra, el herpes pustuloso miliar, y el herpes pustuloso diseminado, como puede leerse en el volumen I de la traducción de Nuevos elemento de patología médico-quirúrgica de L. C. Roche y L. J. Sanson realizada por M. Delgrás y D. Argumosa en 1828. Era tal la rapidez con la que se contagiaba este mal, frecuentemente "pegado de unos á otros, por el contacto fisico de los ósculos" (cf. Compendio cirúrgico útil y provechosos a sus profesores, Robledo, 1719) y común en las pieles secas y cubiertas por una espesa barba, que, como relatan los testimonios registrados, Pánfilo, llevado a Roma para curar a la multitud afectada, se enriqueció enormemente por el cobro de las miles aplicaciones que realizó de su ungüento sanador. Si bien un buen número de testimonios apuntan que esta enfermedad comienza con la aparición de herpes en la barba y se extiende, después, al resto del cuerpo, M. Fuente Arrimadas, en su Tratado de patología quirúrgica (1878), puntualiza que si la bacteria que la causa, Trichophyton Mentagrophytes, "se desarrolla en la barba, engendra la psicosis ó mentagra y si en el cuerpo ó estremidades, el herpe ó eritema circinado".

  1. s. f. Med. Enfermedad infecciosa, crónica, causada por la bacteria Treponema pallidum , que se transmite por contagio sexual o, en su variedad congénita, de la gestante al feto, y caracterizada por úlceras en la piel en las fases primera y segunda, fiebre, inflamación de las glándulas linfáticas, dolor de garganta y musculares y fatiga en la fase secundaria, y parálisis, ceguera y demencia en la fase avanzada.
    docs. (1569-1994) 5 ejemplos:
    • 1569 Monardes, N. Dos libros Esp (BD)
      Quiso nuestro señor que de a do vino el mal de las buuas, viniesse el remedio para ellas. Porque las buuas vinieron a estas partes de las Indias, y las primeras de sancto Domingo. Son entre los Indios las buuas tan comunes, & familiares, como a nosotros las viruelas [...]. Con esto le pusieron, varios & diversos nombres, llamandolo unos Lepra, otros Lechenes, otros Menthagra, otros Mal muerto, y otros Elephancia, sin poder atinar ciertamente que enfermedad era. Porque ygnoravan que fuesse enfermedad nueva, & querian la reduzir a alguna delas ya sabidas y escriptas.
    • 1807 Capmany Montpalau, A. Qüestiones críticas pp. 164-165 Esp (BD)
      Quiso nuestro Seños que de adonde vino el mal de las bubas viniese el remedio para ellas [...]. Al principio tuviéron diversos nombres; los españoles, pensando que se les habia pegado de los franceses, le llamaron mal francés. Los franceses, pensando que en Nápoles, y que de los de la tierra se les habia pegado el mal, lo llamáron mal napolitano. Los alemanes, viendo que de la conversacion de los españoles se les habia pegado, le llamáron sarna española; y otros lo llamáron sarampion de las Indias, con mucha verdad, pues de allí vino el mal [...]. Con esto le pusiéron varios e diversos nombres; llamándolo unos lepra, otros lechenes, otros menthagra, otros mal muerto, otros elefancía, sin poder atinar ciertamente qué enfermedad era.
    • a1836 Hnz Morejón, A. Historia Medicina española V [1846] pp. 129-130 Esp (BD)
      [...] los antiguos tuvieron alguna vislumbre y conocimiento de este morbo, debajo de este nombre mentagra, la cual enfermedad afligió mucho á los romanos en tiempo de Tiberio y Claudio su sucesor, que tambien se llamó lichen, la cual afligió mucho á toda Europa.
    • 1843 Fdz Morejón, A. Historia Medicina española III p. 220 Esp (BD)
      El libro 5.º que titula: De pudendagra, vel mentagra, vel lichenis, vulgo morbo gallico, lo consagra á las enfermedades sifilíticas, tratando con bastante estension de su orígen, causas, síntomas, diferencias, pronçostico y curacion. Lo divide en veintiocho capítulos. Trata de probar en ellos que la sífilis fué conocida y descrita con el nombre de lichen por Hipócrates, Plinio, Tiberio, Claudio, y con el de pudendagra y mentagra por varios otros.
    • 1994 Muñoz Calvo, S. HFarmacia [1994] Esp (CDH )
      Bubas, "mal francés", "mal napolitano", lechenes, mentagra, mal muerto, sífilis... y muchos nombres más recibió la enfermedad que azotó al mundo moderno.
  2. ac. etim.
    s. f. Enfermedad infecciosa causada por la bacteria Trichophyton Mentagrophytes , caracterizada por la aparición de herpes pustulosos en el mentón.
    docs. (1584-2004) 40 ejemplos:
    • 1584 Daza Chacón, D. Pratica y theorica cirvgia p. 64 Esp (BD)
      Ay otra pustula que se llama mentagra, la qual es una manera de empeyne, sino que es muy mas pernicioso, y por la mayor parte comiença de la barba, y por esso se llamo mentagra, deste hizo mencion Plinio y la pone por una enfermedad tan horrible y suzia, que los que la tenian deseaban la muerte, dize que se començo en tiempo de Tiberio Cesar, y que en brevissimo tienpo cohundio casi toda la Europa, y que primero se pego en los mas principales, y que con tanta facilidad se pegava, que de solo un beso se inficionaban.
    • 2004 Krichesky, G. E. Homeopatía p. 438 Ar (BD)
      La mentagra fue disminuyendo gradualmente sin más que un buen régimen y algunas dosis de Graphites, y esta señora hace ocho años que goza de una salud excelente.
    • 1584 Daza Chacón, D. Pratica y theorica cirvgia p. 64 Esp (BD)
      Ay otra pustula que se llama mentagra, la qual es una manera de empeyne, sino que es muy mas pernicioso, y por la mayor parte comiença de la barba, y por esso se llamo mentagra, deste hizo mencion Plinio y la pone por una enfermedad tan horrible y suzia, que los que la tenian deseaban la muerte, dize que se començo en tiempo de Tiberio Cesar, y que en brevissimo tienpo cohundio casi toda la Europa, y que primero se pego en los mas principales, y que con tanta facilidad se pegava, que de solo un beso se inficionaban.
    • 1606 Alonso Ruyzes Fontecha, J. Diez Previlegios Esp (NTLLE)
      Mentagra, vna enfermedad que da en la barba donde se hazen vnas como postillas y granillos.
    • 1629 Huerta, J. Trad Historia natural Plinio II p. 399 Esp (BD)
      De donde imaginaron algunos ser esta enfermedad [bubas] la misma que los lichenes o mentagra de quien hizo relacion Plinio, o muy semajante á ella.
    • 1719 Robledo, D. A. Compendio cirúrgico [1733] p. 269 (BD)
      De la primera diferencia trataron los Autores antiguos, antes del tiempo de Galeno, y la segunda no fue conocida de ellos, por aver començado en el tiempo de Tiberio Cesar, como se refiere Plinio, trayendola à Roma desde Asia Perusino, Cavallero Romano, la qual enfermedad començó con tanta fuerça, que teniendo su principio por la barba (por cuya razon la llamaron mentagra) le extendia, no solo por toda la cara, poniendola deforme, y horrorosa, sino tambien por todo el cuerpo.
    • 1758 Brunet Selva, R. Dissertaciones physisco-medicas II pp. 108-109 Esp (BD)
      El osculo, dice Plinio, que era el que comerciaba de unos en otros aquella horrible enfermedad llamada Mentagra.
    • 1772 Galisteo Xiorro, F. Trad Trat Enfermedades venéreas Astruc, I [1772] p. 287 Esp (BD)
      En esta Thesis que se compone de 48. paginas se halla mucha erudicion, y sana critica: es una especie de comentario, sobre un pasage de la Historia natural de Plinio, en que se trata de una enfermedad, que se manifestó en Italia, en el Imperio de Claudio, y que se llamó Mentagra, porque regularmente empezaba por la barba.
    • 1776 Pz Escobar, A. Avisos médicos [1776] pp. 150-151 Esp (BD)
      En Italia se dexó ver la primera vez este mal, y allí pasaba con el nombre de lichen, ó mentagra. Desde este parage empezó á extenderse por Europa, y de asiento en Inglaterra, y Francia. Es muy verosimil que esta enfermedad cundiese bastante, y se hiciese temible, quando por el siglo quarto, año de 365, se instituyeron Caballeros de S. Lázaro, llamados Hospitalarios, por cuidar especialmente de los leprosos, baxo la Regla de S. Basilio.
    • 1798 Lavedán, A. Trad Trat enfermedes cutáneas, Plenck p. 108 Esp (BD)
      Mentagra. Sarna particular de la barba. Esta es una sarna particular de la barba que degenera en costras.
    • 1802 Villalba, J. Epidemiología española, I [1802] pp. 31-32 Esp (BD)
      En tiempo de Tiberio Cesar, 37 años despues de haber nacido el Mesías prometido, se descubrió una nueva enfermedad, que afectaba y consumia los rostros en el continente europeo. Un caballero romano, llamado Pelusino, la llevó de Asia á Roma, segun la expresion del naturalista Plinio. Comenzaba esta enfermedad contagiosa en la barba, por cuya razon la llamáron mentagra, ocupando despues toda la cara; y volviéndola deforme y horrorosa, se extendía tambien por todo el cuerpo. De tal suerte contaminaba á los próceres, y matronas romanas, que no encontrando recurso para tan grave enfermedad, se vieron en la precision de enviar a buscar médicos de Egipto para curarla.
    • 1824 Anónimo Trad DiccCiencias Médicas, XXIV Esp (BD)
      Algunos han pretendido referir la mentagra á la lepra, fundándose en que asi lo hacian los antiguos; pero los médicos de la antigüedad dejaron subsistir el mayor desorden en todo lo relativo á las enfermedades cutáneas, las que clasificaban por unos caracteres esteriores sin importancia real. Considerando con atencion todo lo que nos han dejado sobre la mentagra, ninguna cosa nos autoriza para mirarla como de naturaleza leprosa, antes por el contrario pertenece á la familia numerosa de los herpes, y en ella la ha colocado Mr. Alibert.
    • 1840 Alfaro, N. Trat Enfermedades cutáneas II p. 57 Esp (BD)
      La voz mentagra, derivada de mentum y de agrius (violenta irritacion de la barba), fue conocida de los antiguos, y perfectamente descrita por Plinio. [...] Llámase mentagra una erupcion caracterizada por la formacion sucesiva de pequeñas pústulas puntiagudas y algo semejantes á las del acne, cuyo asiento se observa en la barba, en las partes laterales de la cara y en la region sub-maxilar.
    • 1847 Domínguez, R. J. DiccNacional (2.ª ed.) Esp (BD)
      Mentagra, s. f. Patol. Especie de herpe pustuloso, que afecta principalmente la barba.
    • 1878 Fuente Arrimadas, N. Trat Patología quirúrgica p. 217 Esp (BD)
      Si el trichophitum se desarrolla en la barba, engendra la psicosis ó mentagra y si en el cuerpo ó estremidades, el herpe ó eritema circinado; la tiña tondes cura por si sola.
    • 1984 Benítez, J. J. Caballo Troya I [1994] 367 Esp (CDH )
      Bajo una túnica prácticamente transparente se adivinaba un pellejo esquelético, sembrado de costras cenicientas y sucias, que los romanos denominaban la enfermedad de «mentagra» .
    • 2004 Krichesky, G. E. Homeopatía p. 438 Ar (BD)
      La mentagra fue disminuyendo gradualmente sin más que un buen régimen y algunas dosis de Graphites, y esta señora hace ocho años que goza de una salud excelente.
    • 1584 Daza Chacón, D. Pratica y theorica cirvgia p. 64 Esp (BD)
      Ay otra pustula que se llama mentagra, la qual es una manera de empeyne, sino que es muy mas pernicioso, y por la mayor parte comiença de la barba, y por esso se llamo mentagra, deste hizo mencion Plinio y la pone por una enfermedad tan horrible y suzia, que los que la tenian deseaban la muerte, dize que se començo en tiempo de Tiberio Cesar, y que en brevissimo tienpo cohundio casi toda la Europa, y que primero se pego en los mas principales, y que con tanta facilidad se pegava, que de solo un beso se inficionaban.
    • 1584 Daza Chacón, D. Pratica y theorica cirvgia p. 65 Esp (BD)
      [...] con el qual un Panphilo que fue traydo a Roma para curar los, gano infinito dinero, aunque en una traduccion le llamo lichen, en las mas nuevas le llama mentagra, y aunque no lo lllamara assi, parece en todo lo que Galeno dize, a lo que Plinio en el lugar alegado.
    • 1606 Alonso Ruyzes Fontecha, J. Diez Previlegios Esp (NTLLE)
      Mentagra, vna enfermedad que da en la barba donde se hazen vnas como postillas y granillos.
    • 1629 Huerta, J. Trad Historia natural Plinio II p. 399 Esp (BD)
      De donde imaginaron algunos ser esta enfermedad [bubas] la misma que los lichenes o mentagra de quien hizo relacion Plinio, o muy semajante á ella.
    • 1719 Robledo, D. A. Compendio cirúrgico [1733] p. 269 (BD)
      De la primera diferencia trataron los Autores antiguos, antes del tiempo de Galeno, y la segunda no fue conocida de ellos, por aver començado en el tiempo de Tiberio Cesar, como se refiere Plinio, trayendola à Roma desde Asia Perusino, Cavallero Romano, la qual enfermedad començó con tanta fuerça, que teniendo su principio por la barba (por cuya razon la llamaron mentagra) le extendia, no solo por toda la cara, poniendola deforme, y horrorosa, sino tambien por todo el cuerpo.
    • 1719 Robledo, D. A. Compendio cirúrgico [1733] p. 269 (BD)
      De esta diferencia de empeyne, llamada mentagra, haze mencion Galeno, diziendo, que la cuó á Panfilo Romano, de cuya cura fue bien pagado.
    • 1719 Robledo, D. A. Compendio cirúrgico [1733] p. 270 (BD)
      Las causas desta enfermedad son primitivas, antecedentes y conjuntas: las primitivas son los alimentos acres, y salsos, y todos los que pueden motivar ustion en los humores; es tambien primitiva causa el ayre ambiente calido; y por esto connumeró esta enfermedad Hypocrates entre las vernales, aunque algunas vezes sucede tambien en el Invierno, por constiparse los poros, y detenerse en el cutis los humores salsos, acres, y mordaces; es tambien causa primitiva el contagio, y principalmente en la especie llamada mentagra, la qual ingrassó solo entre los Proceres, y Matronas Romanas, por pegarse de unos á otros, por el contacto fisico de los ósculos, como de opinion de Plinio lo refiere Vido de Vidio.
    • 1719 Robledo, D. A. Compendio cirúrgico [1733] p. 271 (BD)
      Quando el empeyne tiene corrompido el cutis, se debe deponer con medicamentos; entre los quales, es el e mas eficiacia la uncion, de que usaba Pamphilo en Roma, para curar la mentagra, con cuyo remedio adquirió mucho credito, estimacion, y dinero, la qual composicion, es en la forma siguiente.
    • 1730 Belmonte Segura, M. F. Examen phisico p. 369 Esp (BD)
      Si el sarampion passa á ser sarna, ó mentagra, se hazen fomentos con sangre reciente de pichones, y demás cosas que destruyen.
    • 1758 Brunet Selva, R. Dissertaciones physisco-medicas II pp. 108-109 Esp (BD)
      El osculo, dice Plinio, que era el que comerciaba de unos en otros aquella horrible enfermedad llamada Mentagra.
    • 1758 Brunet Selva, R. Dissertaciones physisco-medicas II p. 62 Esp (BD)
      De aqui se infiere, que la mentagra no era otra cosa, que una especie de herpes, que siendo antes vernacula, y comun, passo a ser epidemica.
    • 1772 Galisteo Xiorro, F. Trad Trat Enfermedades venéreas Astruc, I [1772] p. 287 Esp (BD)
      En esta Thesis que se compone de 48. paginas se halla mucha erudicion, y sana critica: es una especie de comentario, sobre un pasage de la Historia natural de Plinio, en que se trata de una enfermedad, que se manifestó en Italia, en el Imperio de Claudio, y que se llamó Mentagra, porque regularmente empezaba por la barba.
    • 1776 Pz Escobar, A. Avisos médicos [1776] pp. 150-151 Esp (BD)
      En Italia se dexó ver la primera vez este mal, y allí pasaba con el nombre de lichen, ó mentagra. Desde este parage empezó á extenderse por Europa, y de asiento en Inglaterra, y Francia. Es muy verosimil que esta enfermedad cundiese bastante, y se hiciese temible, quando por el siglo quarto, año de 365, se instituyeron Caballeros de S. Lázaro, llamados Hospitalarios, por cuidar especialmente de los leprosos, baxo la Regla de S. Basilio.
    • 1798 Lavedán, A. Trad Trat enfermedes cutáneas, Plenck p. 108 Esp (BD)
      Mentagra. Sarna particular de la barba. Esta es una sarna particular de la barba que degenera en costras.
    • 1802 Villalba, J. Epidemiología española, I [1802] pp. 31-32 Esp (BD)
      En tiempo de Tiberio Cesar, 37 años despues de haber nacido el Mesías prometido, se descubrió una nueva enfermedad, que afectaba y consumia los rostros en el continente europeo. Un caballero romano, llamado Pelusino, la llevó de Asia á Roma, segun la expresion del naturalista Plinio. Comenzaba esta enfermedad contagiosa en la barba, por cuya razon la llamáron mentagra, ocupando despues toda la cara; y volviéndola deforme y horrorosa, se extendía tambien por todo el cuerpo. De tal suerte contaminaba á los próceres, y matronas romanas, que no encontrando recurso para tan grave enfermedad, se vieron en la precision de enviar a buscar médicos de Egipto para curarla.
    • 1805 Anónimo "Observaciones ácido nítrico" [10-02-1805] Memorial Literario o Biblioteca periódica de Ciencias, Literatura y Artes (Madrid) Esp (HD)
      La mentagra, producida por un herpe crustaceo, que afectaba de un modo molesto y disforme casi toda la cara de un jurisconsulto, ha cedido completamente en ménos de un mes, y este remedio es en quien mas confio en la actualidad, quando trato enfermedades de esta naturaleza.
    • 1820 Sanz Muñoz, Á. Medicina práctica, I p. 62 Esp (BD)
      Tambien la han llamado mentagra cuando ocupa la barba, y lichen ó impétigo, si la erupcion ofrece un aspecto herpético. En mi concepto solo debe considerarse como contagiosa, ó como espontánea. La primera es el resultado del contacto mediato ó inmediato con un sarnoso, y la segunda se debe á la poca limpieza, y al uso continuado de malos alimentos, siendo á veces crisis de otra enfermedad.
    • 1824 Anónimo Trad DiccCiencias Médicas, XXIV Esp (BD)
      Algunos han pretendido referir la mentagra á la lepra, fundándose en que asi lo hacian los antiguos; pero los médicos de la antigüedad dejaron subsistir el mayor desorden en todo lo relativo á las enfermedades cutáneas, las que clasificaban por unos caracteres esteriores sin importancia real. Considerando con atencion todo lo que nos han dejado sobre la mentagra, ninguna cosa nos autoriza para mirarla como de naturaleza leprosa, antes por el contrario pertenece á la familia numerosa de los herpes, y en ella la ha colocado Mr. Alibert.
    • 1828 Delgrás, M. / Argumosa, D. Trad Patología, Roche y Sanson, I p. 283 Esp (BD)
      Herpes pustuloso. Esta especie tiene por caractéres unas pústulas mas ó menos voluminosas y mas ó menos aproximadas, las cuales se cubren de escamas y de costras ligeras que caen, y son comunmente reemplazadas por unas manchas rojizas. Segun Mr. Alibert, existen cuatro variedades de este herpes, y son: el herpes pustuloso con barros ó herpes barroso; el herpes pustuloso de la barba ó mentagra, el herpes pustuloso miliar, y el herpes pustuloso diseminado.
    • 1838 Losada Somoza, F. Trad DiccMedCir I p. 296 Esp (BD)
      Billard, en sus escelentes investigaciones acerca de las enfermedades de los recien nacidos, dice que no ha observado la acnea en los niños de pecho. Muy rara vez la padecen los de mas edad; la mayor parte de los egemplos que he recogido han sido de sugetos que tenian desde 14 hasta 36 años. En los últimos se asocia casi siempre la acnea á los barros, y con menos frecuencia á la mentagra; estas enfermedades son las análogas de la acnea para los individuos de una edad madura.
    • 1839 Boscasa, L. Trad Trat Terapéutica Martinet p. 289 Esp (BD)
      En general, despues de la curacion del acne rosáceo, como tambien de la mentagra, es necesario continuar guardando un régimen arreglado y sóbrio, tomar baños con frecuencia, y evitar la accion de las causas capaces de reproducir la enfermedad.
    • 1839 Boscasa, L. Trad Trat Terapéutica Martinet p. 287 Esp (BD)
      Cuando la mentagra se hiciese rebelde, podria emplearse el muriato de oro, que ha sido administrado con felicidad por M. Biett en el hospital de san Luis, en dósis de una duodécima al principio, y despues en la de una, dos y aun tres sestas, valiéndose de este medicamento para fricciones en la lengua, pero con la condicion de que la enfermedad no esté enlazada con alguna afeccion interna.
    • 1839 Gerber Robles, J. Trad Enfermedades piel, I fols. XL-XLI Esp (BD)
      No es el ectima, porque aparece ordinariamente por algunas pústulas anchas, aisladas, cubiertas de costras negras, adherentes, y que dejan tras sí muy á menudo ulceraciones; no es ni la acnea, ni la mentagra, porque las pústulas de estas enfermedades se cambian muy rara vez en verdaderas costras, y dan lugar con especialidad á induraciones crónicas.
    • 1839 Gerber Robles, J. Trad Enfermedades piel, I pp. 16-17 Esp (BD)
      Cuando ocupa la barba es preciso alguna atencion para no confundirlo con la mentagra. En el impétigo las pústulas son pequeñas, amarillas, aproximadas, la exsudacion abundante, las costras espesas, amarillo-verdosas, semi-trasparentes, y no existen ni callosidades ni tubérculos; las pústulas de la mentagra son grandes, menos amarillas, mas levadas que las del impétigo, la exsudacion mucho menos abundante, las costras mas secas, de color mas obscuro, y no se reproducen sin ser precedidas de una nueva erupcion.
    • 1840 Alfaro, N. Trat Enfermedades cutáneas II p. 57 Esp (BD)
      La voz mentagra, derivada de mentum y de agrius (violenta irritacion de la barba), fue conocida de los antiguos, y perfectamente descrita por Plinio. [...] Llámase mentagra una erupcion caracterizada por la formacion sucesiva de pequeñas pústulas puntiagudas y algo semejantes á las del acne, cuyo asiento se observa en la barba, en las partes laterales de la cara y en la region sub-maxilar.
    • 1840 Alfaro, N. Trat Enfermedades cutáneas II pp. 58-59 Esp (BD)
      La mentagra constituye un afecto peculiar de la juventud y edad adulta: ataca particularmente á los sugetos de temperamento sanguíneo y bilioso, cuya piel árida, seca y vidriosa se halla cubierta con espesa barba. Reina con mas frecuencia en el otoño y primavera que en las demas estaciones. [...] La mentagra se advierte rara vez en el sexo femenino y en los ancianos.
    • 1840 Alfaro, N. Trat Enfermedades cutáneas II p. 62 Esp (BD)
      Tratamiento. Antes de usar los medicamentos que suelen adoptarse para la curacion de la mentagra, el paciente deberá abstenerse de provocar la irritacion de la piel, producida frecuentemente por el contacto de las navajas ó de ciertos agentes estimulantes.
    • 1841 Escolar, S. / Alonso, F. Trad Resumen diagnóstico Raciborski, I p. 144 Esp (BD)
      Mentagra. La mentagra es una variedad del acné, en la cual las pústulas ocupan especialmente la barba. La inflamacion puede algunas veces, segun observa M. Biett, penetrar todo el dermis, hincharle y darle la apariencia de vegetaciones húmedas. Otras veces tambien suele propagarse á los bulbos de los pelos, que se caen y no vuelven á salir hasta pasado mucho tiempo, y entonces tienen un color mas claro que el de los primeros.
    • 1841 Escolar, S. / Alonso, F. Trad Resumen diagnóstico Raciborski, I p. 125 Esp (BD)
      Pustulas. — A esta clase pertenecen la viruela, la varicela, la vacuna, la falsa vacuna, el mal de la rosa, la tiña, el porrigo, el favus ó verdadera tiña, el acne, el mentagra, el impetigo, la pústula maligna, el ectima, y toda clase de erupciones artificiales.
    • 1847 Alonso, F. / Escolar, S. Trad Médico práctico, Valleix, X pp. 280-281 Esp (BD)
      El nombre de mentagra bajo el cual se ha designado la sicósis, le viene de su mayor frecuencia en el menton. Hallamos tambien esta enfermedad descrita con el nombre de sycosis menti; es la dartris pustulosa mentagra, el varus mentagra de Alibert.
    • 1847 Domínguez, R. J. DiccNacional (2.ª ed.) Esp (BD)
      Mentagra, s. f. Patol. Especie de herpe pustuloso, que afecta principalmente la barba.
    • 1848 Murrieta, J. L. Tratado enfermedades piel p. 109 Esp (BD)
      La mentagra está caracterizada por unas pustulitas cónicas muy parecidas á las de la acnea, diseminadas sobre la barba, region submaxilar, y partes laterales de la cara.
    • 1850 Anónimo Tratado patologia terapéutica, IX p. 129 Esp (BD)
      Tambien pude presentarse en la barba una erupcion herpética que se conoce con el nombre de mentagra.
    • 1878 Fuente Arrimadas, N. Trat Patología quirúrgica p. 217 Esp (BD)
      Si el trichophitum se desarrolla en la barba, engendra la psicosis ó mentagra y si en el cuerpo ó estremidades, el herpe ó eritema circinado; la tiña tondes cura por si sola.
    • 1882 García Roël, F. Tesis patogenia enfermedades p. 571 Esp (BD)
      En el año 37, despues de Cristo, apareció la terrible enfermedad que corrió por el continente europeo denominada mentagra. Un romano llamado Pelucino la llevó de Asia a Roma, segun Plinio. Empezaba en la barba y se extendía despues por la cara y todo el cuerpo; era tan sumamente contagiosa, que bastaba un ósculo para contraerla.
    • 1890 Slocker Pola, E. Lecciones dermatología sifilografía Esp (BD)
      Pero no es sólo á título de parasiticida como se empleará el azufre, pues sus propiedades excitantes y aunque no en tan alto grado las de los sulfurosos, les hacen apreciables en otras enfermedades de la piel, como por ejemplo, el acné, sicosis y mentagra, y psoriasis crónico [...].
    • 1917 Alemany Bolufer, J. DiccLengEsp (NTLLE)
      Mentagra (del lat. mentagra; de mentum, barba, y el gr. agra, acción de coger), f. Patol. Enfermedad parasitaria de las partes vellosas de la cara, y principalmente de la barba.
    • 1953 VV. AA. DiccEnciclop UTEHA [01-01-1953] (FG)
      Mentagra: f. Med. Foliculitis pustulosa localizada en la barbilla o mentón. Puede ser bacteriana, producida generalmente por estafilococos, y micósica o tricofítica.
    • 1984 Benítez, J. J. Caballo Troya I [1994] 367 Esp (CDH )
      Bajo una túnica prácticamente transparente se adivinaba un pellejo esquelético, sembrado de costras cenicientas y sucias, que los romanos denominaban la enfermedad de «mentagra» .
    • 2004 Krichesky, G. E. Homeopatía p. 438 Ar (BD)
      La mentagra fue disminuyendo gradualmente sin más que un buen régimen y algunas dosis de Graphites, y esta señora hace ocho años que goza de una salud excelente.
      Acepción en desuso
    1. s. En ocasiones, en aposición al sustantivo herpes.
      docs. (1823-1828) 2 ejemplos:
      • 1823 Anómino Trad DiccCiencias Médicas, XVII p. 179 Esp (BD)
        Por lo que á mí hace, he observado la neuralgia maxilar junta con un ataque de gota en la cara, pareciendo que ambas enfermedades formaban una sola; y esto sucedió á consecuencia de haber desparecido un herpes mentagra en circunstancias propias para producir los afectos artríticos [...].
      • 1828 Delgrás, M. / Argumosa, D. Trad Patología, Roche y Sanson, I pp. 283-284 Esp (BD)
        El herpes mentagra situado siempre en la barbilla, pero estendiéndose á veces á los carrillos y á la region submaxilar, consiste en unos granos rojos, lisos, conoideos, juntos ó esparcidos, que se desarrollan sucesivamente, causan comezon muy viva, y supuran en el espacio de unos siete dias. El pus de estos granos es amarillento, á veces blanquecino, seroso y sanguinoliento, y á su salida sigue la de una raiz dura y resistente. los granos van acompañados de una inflamacion mas ó menos considerable; y á veces se suceden muchas erupciones unas á otras.

Diccionario histórico de la lengua española
Real Academia Española © Todos los derechos reservados

Con el apoyo de Inditex
cerrar

Buscador general de la RAE