8.ª Entrega (marzo de 2020)
Versión del 31 de marzo de 2020
Equipo Real Academia Española
Familia Ver familia de palabras
mercachifle s., adj. (1615-)
mercachifle, mercanchifle, mercachife
Etim. Compuesto de mercar y chifle (DLE-2014, s. v. y DECH, s. v. merced).

Se documenta por primera vez, con la acepción de 'persona que se dedica al comercio, frecuentemente ambulante, de mercancías diversas', en El primer nueva corónica y buen gobierno (1595-1615) de F. Guamán Poma de Ayala, y se consigna, en 1734, en el Diccionario de Autoridades, donde se especifica que el mercachifle lleva "consigo todos sus géneros". Como 'persona que concede una importancia excesiva a las ganancias o al dinero, especialmente en el ejercicio de su profesión' se registra, en 1832, en un artículo de J. A. Ceán Bermúdez y E. Llaguno Amírola publicado en Cartas Españolas (Madrid); con frecuencia se emplea para aludir despectivamente a los mercachifles literarios, escritores que venden sus servicios a otras personas, y se aplica también a políticos, economistas o empresarios. Como adjetivo, con el valor '[persona] que concede una importancia excesiva a las ganancias o al dinero, especialmente en el ejercicio de su profesión', se registra en 1865, en el artículo "Destitución del señor Castelar", publicado en La Discusión (Madrid). Como 'comerciante de poca importancia' y con un claro matiz despectivo se registra, en 1836, en un cable anónimo titulado "Un amigo nos ha franqueado una carta de Nueva York", publicado en Diario del Gobierno de la República Mexicana (Ciudad de México).

En algunos repertorios lexicográficos se consignan otras acepciones: como 'epíteto que se aplica al badulaque, bellaco o tipo de ninguna importancia' se recoge, en 1959, en el Diccionario de mejicanismos de Santamaría, y como 'corredor de mercado' figura, en 1989, en el Léxico de los marineros peninsulares dirigido por M. Alvar.

  1. >mercar+chifle
    s. m. y f. Persona que se dedica al comercio, frecuentemente ambulante, de mercancías diversas.
    docs. (1615-2018) 112 ejemplos:
    • c1595-1615 Poma Ayala, F. G. Primer nueva corónica [1987] 400 Pe (CDH )

      De los ciento y sesenta españoles y un negro congo, aumentó mucha gente de españoles y mercaderes y rrescatadores y mercachifles y muchos morenos. Agora multiplica, mucho más que yndio, mestizos, hijo de saserdotes. Oro y plata en el Pirú.

    • 2018 Bark, F. "Sirio cumplió 100 años" [12-06-2018] Río Negro (General Roca): rionegro.com.ar Ar (HD)
      Casi tres cuartos de su vida trabajó como “mercachifle” pasando de pueblo en pueblo, abordando los más diversos paisajes rionegrinos llevando azúcar, vino y mercaderías, siendo de nexo para la vida de las poblaciones más alejadas.
    • c1595-1615 Poma Ayala, F. G. Primer nueva corónica [1987] Pe (CDH )
      En este mes an de andar mucho las rreguas y mercaderes y caminantes señoras y mercachifles, trageneadores de uino, coca, sal, agí y de la tropa porque lo lleuan segura.
    • 1629 Vázquez Espinosa, A. Compendio Indias Occidentales [1948] Esp (CDH )
      Labrasse en el Cantidad de Carmin, Xarcia para nauios, viuen en el muchos españoles, y en los tambos, o ventas ay mercaderes que llaman quebrantaguesos, o mercachifles, por ser sus Caudales Cortos, Venden entre los indios ropa de la tierra, y de españa, sombreros, Cuchillos, y otras menudencias, Cacao, que les sirue de moneda, rescatan, y truecan vnos géneros por otros [...].
    • 1685 Hevia Bustos, Jacinto Vejamen doctor [1949] 49 Pe (CDH )

      Es su miseria la quinta esencia de la cortedad sacada por la alquitara de su nariz, como por alambique; llegó a su pueblo antes que saliesse de él un mercachifle de charques y tasajos, (que allá no se come carne fresca) y después de haber recateado sobre el precio de quatro varas de unas tripas sopladas y una tercia de un mondongo seco, le mandó a su cocinera, que es una india espesa, sin azafrán y de mala condición con no tener una punta de pimienta, que se dice Lucrecia, aliñase para cenar el mondongo o el libro, que los libros son la comodidad de los hombres doctos [...].

    • 1734 RAE DiccAutoridades (NTLLE)
      MERCACHIFLE. s. m. El que vende, llevando consigo todos sus géneros. Lat. Vagus propola.
    • 1745-1756 Conde de Superunda Rel gobierno Docs virrey Manso Velasco Pe (CDH )
      uno (f. 89a) supo delinear plan exacto de lo principal de la ciudad, dibujar la invasión del palacio y sala de armas, previniendo las avenidas (con precauciones de un militar experimentado), y el otro, acometió a incluirse en la montaña y ponerse de acuerdo con el indio rebelde, y ofreció en el disfraz de mercachifle correr el reino y prevenir sus caciques, y ambos vivieron con tal cautela que fustraron el castigo, y en su fuga no dejan rastro, y su habilidad maliciosa en cualquiera lugar y tiempo es de peligro.
    • 1787 Terreros Pando, E. DiccCastVocesCienciasArtes (NTLLE)
      MERCACHIFLE, el que vende algunos jéneros, llevándolos todos consigo. Fr. Mercerot. Lat. Minutae mercis propola, vagus. It. merciajuolo.
    • 1808 Capmany Montpalau, A. Centinela franceses I [1988] Esp (CDH )
      Cerraremos para siempre el contrabando de los Pirineos, convirtiendo en isla nuestra península, y no veremos más las caras de pastel de tanta modista y mercachifle que tenían, como plaga de langosta, apestadas nuestras ciudades.
    • 1845 Guevara, T. HCuricó [2003] Ch (CDH )
      Sabedor en la Huerta de que un destacamento realista lo perseguía, se disfrazó de mercachifle; pero habiendo sido denunciado su disfraz, se rodeó de tropas el lugar en que se encontraba y cuando se creía segura su prisión, se salvó arrojándose a nado al Mataquito.
    • 1874 Palma, R. Tradiciones peruanas II [2003] Pe (CDH )
      «Un pobre gallego —dice—, que había venido en clase de soldado y ejercido después los pocos lucrativos oficios de mercachifle y corredor de muebles, cargado de familia, necesidades y años, se acordó que era hijo natural de un hermano del cardenal patriarca, presidente del Consejo de Castilla, y para explotar la necedad de los ricos, fingió recibir cartas del rey y de otros encumbrados personajes, las que hacía contestar por un religioso de la Merced.
    • 1885-1887 Pz Galdós, B. Fortunata [1993] Esp (CDH )
      Cualquier mercachifle de la calle de Postas se proveía de este artículo sin ir a tomarlo en los dos o tres depósitos que en Madrid había.
    • 1896 Carrasquilla, T. Frutos tierra [1952] Co (CDH )
      De niño fué mercachifle; tendero, de mozo, y ya maduro, metióse negociante en bestias y determinó casarse.
    • 1903 Bobadilla, E. Fuego [2003] Cu (CDH )

      El general tenía, pared en medio de su casa, una tienda mixta en que vendía al por mayor vino, tasajo, arroz, bacalao, patatas, café, aguardiente, velas, zapatos, cigarrillos, no siempre de la mejor calidad. Se graduó de general como otros muchos, en una escaramuza civil en la que probablemente no hizo sino correr. En Ganga los generales y los doctores pululaban como las moscas. Todo el mundo era general cuando no doctor, o ambas cosas en una sola pieza, lo que no les impedía ser horteras y mercachifles a la vez.

    • 1924 Rivera, J. E. Vorágine [1995] Co (CDH )

      La lancha de la madona remolcaba un bongo de cien quintales, en cuya popa gobernaba yo la espadilla, sufriendo sol. Frecuentemente atracábamos en bohíos del Amazonas, para realizar la corotería aunque fuera permutándola por productos de la región, jebe, *castañas, pirarucú, *ya que hasta entonces la agricultura no había conocido adictos en tan dilatados territorios. Doña Zoraida misma pactaba las permutas con los colonos, y era tal su labia de mercachifle, que siempre al reembarcarse tuvo el placer de verme inscribir en el Diario las cicateras utilidades obtenidas.

    • 1941 Alegría, C. Mundo [1978] Pe (CDH )
      Nunca había visto tanta plata junta y con ella compró baratijas y dio comienzo a sus trajines de mercachifle.
    • 1982 Mujica Láinez, M. Escarabajo [1993] Ar (CDH )
      convivían las responsabilidades tremendas de los Consejos de Castilla, de Aragón, de Estado, de Italia, de Flandes, de Portugal, de Indias, de Guerra, de Hacienda, del Universo entero..., y las covachuelas de los afanosos oficinistas, y las tienduchas de los mercachifles; todo ello cubierto, como por una nube de abejorros, por el trajinar de los aposentadores, capellanes, guardias de Archeros, de Alemanes, Monteros de Espinosa, porteros, ujieres, boticarios, cereros, acemileros, sangradores, tapiceros, cocineros, jardineros, e infinitas dueñas, meninos, pajes y bufones
    • 1995 Britton, R. M. No pertenezco [1995] Pa (CDH )
      La casa se llena de bordadoras, mercachifles y artesanos, cada cual pregonando las virtudes del producto que tratan de vender.
    • 2012 Schz Zinny, F "Recuerdo viejos mercachifles" [25-02-2012] La Nación (Buenos Aires) Ar (HD)
      Cuando los malones desaparecieron, y con ellos esas escuálidas milicadas, surgió el mercachifle, primero italiano y luego, al despuntar el siglo XX, árabe cada vez en mayor proporción. "Mercachifle" quiere decir –y esto no es chiste– "mercader que chifla", o que vocea sus productos o actividad para enterar a los vecinos, rasgo en absoluto urbano característico del vendedor ambulante, aún subsistente en las "propaladoras" y en pito anacrónico del afilador que, cada tanto, todavía se escucha en los barrios.
    • 2018 Bark, F. "Sirio cumplió 100 años" [12-06-2018] Río Negro (General Roca): rionegro.com.ar Ar (HD)
      Casi tres cuartos de su vida trabajó como “mercachifle” pasando de pueblo en pueblo, abordando los más diversos paisajes rionegrinos llevando azúcar, vino y mercaderías, siendo de nexo para la vida de las poblaciones más alejadas.
    • c1595-1615 Poma Ayala, F. G. Primer nueva corónica [1987] 400 Pe (CDH )

      De los ciento y sesenta españoles y un negro congo, aumentó mucha gente de españoles y mercaderes y rrescatadores y mercachifles y muchos morenos. Agora multiplica, mucho más que yndio, mestizos, hijo de saserdotes. Oro y plata en el Pirú.

    • c1595-1615 Poma Ayala, F. G. Primer nueva corónica [1987] Pe (CDH )

      Que los rregidores an de tener oficio y cargo de ayudar al seruicio de Dios y de su Magestad y comunidad y sapciy las sementeras y ganados de los yndios. Y como fiel ysecutor, uea los que contratare, uendiere y conprare. Lo ponga el precio conforme el aranzel deste rreyno y lo uenda en público plasa o cada casa que tubiere pulpiría todas las comidas, ueuidas los yndios. Y que no concienta que uendan los padres ni corregidores ni comendero, cino los yndios y mercachifle, español pobre.

    • c1595-1615 Poma Ayala, F. G. Primer nueva corónica [1987] Pe (CDH )
      En este mes an de andar mucho las rreguas y mercaderes y caminantes señoras y mercachifles, trageneadores de uino, coca, sal, agí y de la tropa porque lo lleuan segura.
    • c1595-1615 Poma Ayala, F. G. Primer nueva corónica [1987] Pe (CDH )
      Por ser perdido la tierra y el mundo, lo propio de los españoles pulperos, mercachifles, jastres, zapateros, pasteleros, panaderos, se llaman "don" y "doña".
    • c1595-1615 Poma Ayala, F. G. Primer nueva corónica [1987] Pe (CDH )
      Este mes se deue ponerse los cauallos de carrera y domarse potros y anden en todo el rreyno las rreguas y rrescatadores y harrieros y las mugeres que quieran andar y pasar a otra ciudad y anden mercachifles.
    • c1595-1615 Poma Ayala, F. G. Primer nueva corónica [1987] Pe (CDH )
      Y se pasa deste mes se pierde la sementera porque este mes comiensa a caer la agua del cielo y no te dexa hasta el mes de marzo, que ya no se puede andar en todo el rreyno las rreguas y rrescatadores y mercachifles ni los trageneadores de uino, de coca, agí, zal, harina ni de maýs ni de tropa: todo se pierde por la gran fuerza de la agua y de los rríos.
    • c1595-1615 Poma Ayala, F. G. Primer nueva corónica [1987] Pe (CDH )
      Se llama don y doña los españoles y señoras pulperas y judías y xente uaja; sus padres an usado de pulpería y mercachifle, jastre y sapatero, otros oficios mecánicos y muy uajo.
    • c1595-1615 Poma Ayala, F. G. Primer nueva corónica [1987] Pe (CDH )
      [...] mayordomos y españoles caminantes, harrieros, rregua, trageneadores y rrescatadores y mercachifles, contratadores, mercaderes, pulperos de este rreyno:

      Lee estos capítulos y enfrenaos con ella.

    • c1595-1615 Poma Ayala, F. G. Primer nueva corónica [1987] Pe (CDH )
      Que el zaserdote no pueda ser pulpero ni mercader ni mercachifle por ellos ni por otra persona ni por sus ermanos y parientes.
    • c1595-1615 Poma Ayala, F. G. Primer nueva corónica [1987] Pe (CDH )
      Los yndios deste rreyno son grandes maystros de arteficio y de oficiales, pintores, entalladores, escultor, dorador, estofador y bordadores, jastres, zapateros, carpinteros, canteros, aluani[l], herradores y herreros y cilleros, plateros, olleros, texeros, labrador, podadores y harrieros y rrescatadores, mercachifle, texedores, obrage, cunhicamayos * y de otros oficios que sauen los dichos españoles.
    • c1595-1615 Poma Ayala, F. G. Primer nueva corónica [1987] Pe (CDH )
      Pues que coxen comida bastante y tienpo dar limosna, andar de priesa las rreguas y mercaderes y mercachifles, ací los yndios como los pobres españoles, que no se entienda bezino ni comendero ni corregidor ni jues ni ningún zaserdote rreligioso en todo el rreyno ni tragenee ni ningún rrescate.
    • 1629 Vázquez Espinosa, A. Compendio Indias Occidentales [1948] Esp (CDH )
      Labrasse en el Cantidad de Carmin, Xarcia para nauios, viuen en el muchos españoles, y en los tambos, o ventas ay mercaderes que llaman quebrantaguesos, o mercachifles, por ser sus Caudales Cortos, Venden entre los indios ropa de la tierra, y de españa, sombreros, Cuchillos, y otras menudencias, Cacao, que les sirue de moneda, rescatan, y truecan vnos géneros por otros [...].
    • 1685 Hevia Bustos, Jacinto Vejamen doctor [1949] 49 Pe (CDH )

      Es su miseria la quinta esencia de la cortedad sacada por la alquitara de su nariz, como por alambique; llegó a su pueblo antes que saliesse de él un mercachifle de charques y tasajos, (que allá no se come carne fresca) y después de haber recateado sobre el precio de quatro varas de unas tripas sopladas y una tercia de un mondongo seco, le mandó a su cocinera, que es una india espesa, sin azafrán y de mala condición con no tener una punta de pimienta, que se dice Lucrecia, aliñase para cenar el mondongo o el libro, que los libros son la comodidad de los hombres doctos [...].

    • 1727-1728 Torres Villarroel, D. Visiones [1991] Esp (CDH )

      De modo que toma la pluma un insolente de los que dejamos en ese corro; y mojada en sangre, va formando una monstruosa furia, que desde las mantillas sale respirando soberbia, ira, envidia y la hinchada vanidad de su vicioso padre. Llega a los umbrales de estos ni bien impresores ni libreros, sino es mercachifles de ponzoña y amamantadores de hidras, y los ruega con el maldito parto; y se queda en casa como de limosna, dándose por muy servido su padre.

    • 1734 RAE DiccAutoridades (NTLLE)
      MERCACHIFLE. s. m. El que vende, llevando consigo todos sus géneros. Lat. Vagus propola.
    • 1745-1756 Conde de Superunda Rel gobierno Docs virrey Manso Velasco Pe (CDH )
      uno (f. 89a) supo delinear plan exacto de lo principal de la ciudad, dibujar la invasión del palacio y sala de armas, previniendo las avenidas (con precauciones de un militar experimentado), y el otro, acometió a incluirse en la montaña y ponerse de acuerdo con el indio rebelde, y ofreció en el disfraz de mercachifle correr el reino y prevenir sus caciques, y ambos vivieron con tal cautela que fustraron el castigo, y en su fuga no dejan rastro, y su habilidad maliciosa en cualquiera lugar y tiempo es de peligro.
    • 1787 Terreros Pando, E. DiccCastVocesCienciasArtes (NTLLE)
      MERCACHIFLE, el que vende algunos jéneros, llevándolos todos consigo. Fr. Mercerot. Lat. Minutae mercis propola, vagus. It. merciajuolo.
    • 1808 Capmany Montpalau, A. Centinela franceses I [1988] Esp (CDH )
      Hasta los semblantes de los mercachifles franceses, que paseaban estas calles y entraban en nuestros cafés, pregonaban en su alegría la esperanza de alguna gran fortuna, y ciertas palabras enfáticas que soltaban, entre lástima y admiración, un año, y aun dos, antes de entrar las tropas francesas, bien me anunciaban que estábamos destinados para herencia de ellos.
    • 1808 Capmany Montpalau, A. Centinela franceses I [1988] Esp (CDH )
      Cerraremos para siempre el contrabando de los Pirineos, convirtiendo en isla nuestra península, y no veremos más las caras de pastel de tanta modista y mercachifle que tenían, como plaga de langosta, apestadas nuestras ciudades.
    • 1970 Anónimo "POLÍTICA" [01-01-1970] p. 2 Atalaya de la Mancha en Madrid (Madrid) Esp (HD)
      Seguramente es muy digno de los elogios de todos los viageros y escritores un imperio que apenas tiene que castigar entre tantos millones de individuos; pero en un imperio dirigido por unas leyes como las suyas; yo no hallo nada que admirar sino la severidad de su observancia. Primeramente, la sapientísima ley de Licurgo que prohibía á todo extrangero la entrada en el pais, á no ser por muy poco tiempo, y á negocios de conocido interés público, lo mismo que á los de su patria el viajar por otras tierras, ley que hizo la felicidad de su patria todo el tiempo que se observó con rigurosa exactitud, es una de sus leyes mas sagradas. No, ni el amolador, ni el rascachimeneas, ni el peluquero, ni el modista, ni el mercachifle engañador, ninguno de éstos halla entrada en aquel imperio, y mucho menos el filósofo impío y desmoralizado.
    • 1821 Anónimo "Habitantes Buenos-Ayres" [01-11-1821] p. 29 El Telégrafo Mexicano (Ciudad de México) Mx (HD)
      Noveno. Desde primero de diciembre del presente año queda rigorosamente prohibido el tráfico de los mercachifles volantes, bajo la pena de comiso de las haciendas, carretas y cargas que se les aprehendan; cuyo producto tendrá la misma aplicación á la caja de los fondos del Cuerpo de hacendados.
    • 1821 Anónimo "Habitantes Buenos-Ayres" [01-11-1821] p. 33 El Telégrafo Mexicano (Ciudad de México) Mx (HD)
      Los mercachifles volantes de que habla este artículo son unos cuantos españoles, europeos y americanos, que perseguidos de los rebeldes por su lealtad y adhesión al Rey y la Nación, se refugiaron á Montevideo con sus familias, y reducidos ellos y estas á las privaciones que trae consigo la miseria, se constituyeron, prevalidos de algunos créditos que disfrutan en el comercio, á traficar en la campana con los efectos que les fian, arrostrando para ello indecibles trabajos y peligros; el daño que hacen es el de vender sus efectos después de haber pagado los derechos, y con el lucro que de ellos reportan atender á la subsistencia de sus virtuosas familias; ya es visto que lo que los portugueses desean es dar fin de todos los españoles, para asegurar mas y mas la posesión de estos territorios desgraciados.
    • 1845 Guevara, T. HCuricó [2003] Ch (CDH )
      Sabedor en la Huerta de que un destacamento realista lo perseguía, se disfrazó de mercachifle; pero habiendo sido denunciado su disfraz, se rodeó de tropas el lugar en que se encontraba y cuando se creía segura su prisión, se salvó arrojándose a nado al Mataquito.
    • 1853 Amunátegui Aldunate, M. L. Dictadura O'Higgins [2002] Ch (CDH )
      Sin duda el mercachifle ennoblecido, el barón de fresca data, el titulado de Castilla por el oro y por la intriga, no creía a su bastardo digno de heredar un nombre tan decorado como el suyo; y en eso por cierto se equivocaba grandemente el virrey, que echando en olvido la humildad de sus principios, tomaba ínfulas de rancio aristócrata.
    • 1854 López, V. F. Novia hereje [2003] Ar (CDH )

      El primero que era el Padre Cirilo, se detuvo detrás de uno de los pilares de los portalescubriéndose de una bandola, o tienda volante que había puesto allí un mercachifle catalán; y mirando diligentemente por todo, aquello como si buscase alguno, dijo [...].

    • 1851-1855 Mármol, J. Amalia [2000] Ar (CDH )

      — Pues eso mismo le pasó a Ximeno.

      — ¿Ascendió a la capitanía?

      — No; de mozo de café, ascendió a mercachifle.

      — ¡Hola! La cosa va en progreso —dijo Amalia sin poder contener su risa.

    • 1851-1855 Mármol, J. Amalia [2000] Ar (CDH )

      — ¡Oh! Pero ascendió todavía.

      — ¿En el mismo orden?

      — Óigalo usted: de mercachifle pasó a ser empleado en nuestro teatro viejo.

      — ¡Hola, se hizo cómico!

      — Menos que eso.

      — ¿Apuntador?

    • c1858 Díaz Castro, E. Manuela [2003] Co (CDH )
      Los proletarios y mercachifles de todos los cantones, y de todos los colores, y de todas las razas, con excepción de la anglosajona, y entre ellos los afamados bogas, llenaban la calle; y entre la vocería oía Manuela algunas frases demasiado claras en el orden de la galantería.
    • 1872 Ascasubi, H. Aniceto [1955] Ar (CDH )
      ¿No es verdá? Entonces, mi jefe, ¿por qué no les manda que afluejen los mercachifles, los pulperos y almaceneros, y los del Mercao que tiran a dos cinchas? * Será bueno, pues, Usía, que me les pegue un vistazo, y si se ofrece, un chaguarazo: que en cuanto a los panaderos, por ahora no se portan muy mal, sin duda por la abundancia que se alvierte desde que ciertas deidades han dejao de usar mascaritas de harina de almidón.
    • 1872 Ascasubi, H. Aniceto [1955] 150 Ar (CDH )
      / Pues, con todo, entre bostezos / y sin más luz que la luna, / sin errar carta ninguna, / les pelé nueve mil pesos / a unos mercachifles de esos / que vienen de la ciudá / a pelarnos por acá, / vendiéndonos el tabaco / a diez pesitos el naco / y aventao... ¡Barbaridá! / Y aquí que corre moneda, / como en la vida se ha visto, / por diez papeles, ¡qué Cristo! / sin pitar naides se queda: / pues no hay soldao que no pueda / hoy en nuestro campamento / gastar veinte, o gastar ciento, / divertirse y voraciar, / y por supuesto pagar / sin hacer asco al momento.
    • 1874 Palma, R. Tradiciones peruanas II [2003] Pe (CDH )
      «Un pobre gallego —dice—, que había venido en clase de soldado y ejercido después los pocos lucrativos oficios de mercachifle y corredor de muebles, cargado de familia, necesidades y años, se acordó que era hijo natural de un hermano del cardenal patriarca, presidente del Consejo de Castilla, y para explotar la necedad de los ricos, fingió recibir cartas del rey y de otros encumbrados personajes, las que hacía contestar por un religioso de la Merced.
    • 1874 Palma, R. Tradiciones peruanas II [2003] Pe (CDH )
      Ño Ambrosio el inglés , como llamaban las limeñas al mercachifle, convencido de que el comercio de cintas, agujas, blondas, dedales y otras chucherías no le producirían nunca para hacer caldo gordo, resolvió pasar a Chile, donde consiguió por la influencia de un médico irlandés muy relacionado en Santiago que con el carácter de ingeniero delineador lo empleasen en la construcción de albergues o casitas para abrigo de los correos que al través de la cordillera conducían la correspondencia entre Chile y Buenos Aires.
    • 1874 Palma, R. Tradiciones peruanas II [2003] Pe (CDH )
      Por los años de 1752 recorría las calles de Lima un buhonero o mercachifle , hombre de mediana talla, grueso, de manos y facciones toscas, pelo rubio, color casi alabastrino y que representaba muy poco más de veinte años.
    • 1874 Selgas Carrasco, J. Rostro y alma [1888] Esp (CDH )
      Bueno; eso me prueba que te obstinas en creer que yo soy un ser ramplón, vulgarote, insubstancial, un hortera más ó menos millonario, un mercachifle en grande, que vive en un palacio, que tiene magníficos trenes...; en una palabra: un hombre de negocios.
    • 1880-1882 Montalvo, J. Catilinarias [1985] 323 Ec (CDH )
      La Historia de la Revolución francesa , otro que tal, vino a su poder comprada en cinco reales en el cajón de un mercachifle del Puente de las Artes o del muelle Voltaire.
    • 1880-1882 Montalvo, J. Catilinarias [1985] 323 Ec (CDH )
      Allí estaba el manuscrito entre un catalejo del tiempo de Galileo, un sombrero apócrifo de Robespierre y un búho embalsamado, cuando el tío Adolfo, pasando una tarde, reparó en ese tesoro, y echándoselo al bolsillo al mercachifle, se fue con la obra maestra, por cinco reales, como queda dicho.
    • 1885-1887 Pz Galdós, B. Fortunata [1993] Esp (CDH )
      Cualquier mercachifle de la calle de Postas se proveía de este artículo sin ir a tomarlo en los dos o tres depósitos que en Madrid había.
    • 1885-1887 Pz Galdós, B. Fortunata [1993] Esp (CDH )
      El tal, que era mercachifle de estos que ponen puestos en las ferias, pretendía una plaza de contador de la depositaría de un pueblo.
    • 1885-1887 Pz Galdós, B. Fortunata [1993] Esp (CDH )
      La misma heterogeneidad y muchedumbre de artículos que corría mermó pronto los resultados de sus viajes y algunas casas empezaron a retirarle su confianza, y el aburrido viajante, siempre de mal temple y echando maldiciones y ternos contra los mercachifles, aspiraba a un cambio de vida y a ocupación más lucrativa y noble.
    • 1887 Ximeno Ximénez Siluetas filipinas [1887] Fi (CDH )

      El malecón que, observado á bordo, semejaba diminuta perspectiva, una de esas vistas cuyo tamaño crece en la reducida cámara que abultan dos lentes para solaz y entretenimiento del desocupado; el raquítico y extraño desembarcadero; la fatigosa presencia de los cargadores disputando para sus brazos el modesto equipaje de quien llega; la especial construcción de los carruajes, mal pintados, torcidos, montón de astillas chillonas y enmohecidas, arrastradas por minúsculas como huesudas parejas de innobles brutos; el torbellino de chinos disputando, corriendo, mostrando sus cuerpos mediodesnudos, entre harapos colgando, cual amontonadas y asquerosas piltrafas; la calle de San Fernando, que se atraviesa asombrado de las distintas construcciones que la forman, sus «porches»llenos de mercachifles chínicos... y luego, el puente de trabajosa subida y rápida bajada, como cerro colocado en medio de una populosa vía; la calle del Rosario, también acusadora de una inmigración vecina y potente [...].

    • 1889 Palma, R. Tradiciones peruanas VII [1969] Pe (CDH )
      Los mercachifles se habían jurado al asociarse estar en punto a negocios siempre tan unidos como los dedos de la mano.
    • 1889 Palma, R. Tradiciones peruanas VII [1969] Pe (CDH )
      Mientras existió entre los dos mercachifles rivalidad abierta apenas si ganaban para mantenerse; pero al año de estar en armonía dieron balance, y halláronse con que eran dueños de cien peluconas, de esas que hoy no se ven ni en monetario.
    • 1889 Palma, R. Tradiciones peruanas VII [1969] Pe (CDH )
      Los dos mercachifles habían principiado por hacerse cruda guerra, arrebatándose uno a otro la marchantería, lo que nos autoriza para asegurar que no podían alcanzar mucho medro.
    • 1889 Palma, R. Tradiciones peruanas VII [1969] Pe (CDH )
      Concluía el segundo tercio del pasado siglo, y eran muy populares en Lima dos mercachifles o buhoneros ambulantes, mozos que frisaban en los veinte eneros.
    • 1890 Acevedo Díaz, E. Nativa [2002] Ur (CDH )

      El mercachifle un tanto pálido e inquieto, abandonó de pronto su asiento de cabeza de buey; y después de arrojar una mirada al campo, dijo con acento meloso [...].

    • 1890 Acevedo Díaz, E. Nativa [2002] Ur (CDH )
      El mercachifle levantó entonces en alto el rebenque, en son de amenaza, y la hizo permanecer inmóvil como rendida.
    • 1890 Acevedo Díaz, E. Nativa [2002] Ur (CDH )
      Si bien aturdido por el golpe, en cierto momento el mercachifle lanzó un quejido y se encogió tembloroso.
    • 1891-1894 Muro, Á. Practicón [1982] Esp (CDH )
      Como el producto es caro, y en Madrid resulta carísimo por derechos de consumos, transportes y envases de escaparate, algunos mercachifles mezclan el aceite superior en otro de calidad inferior, cuando no emplean para sus fraudes el aceite de algodón o el de sésamo, por otro nombre ajonjolí.
    • 1896 Carrasquilla, T. Frutos tierra [1952] Co (CDH )
      De niño fué mercachifle; tendero, de mozo, y ya maduro, metióse negociante en bestias y determinó casarse.
    • 1898 Pz Galdós, B. Zumalacárregui [2002] Esp (CDH )
      Más abundaban estas cuadrillas abyecticias en el ejército cristino que en el de Don Carlos, y en ocasiones llegaron a ser en tanto número, que los Generales hubieron de limitar el parasitismo, expulsando vagos, mercachifles y mujeres.
    • 1903 Bobadilla, E. Fuego [2003] Cu (CDH )

      El general tenía, pared en medio de su casa, una tienda mixta en que vendía al por mayor vino, tasajo, arroz, bacalao, patatas, café, aguardiente, velas, zapatos, cigarrillos, no siempre de la mejor calidad. Se graduó de general como otros muchos, en una escaramuza civil en la que probablemente no hizo sino correr. En Ganga los generales y los doctores pululaban como las moscas. Todo el mundo era general cuando no doctor, o ambas cosas en una sola pieza, lo que no les impedía ser horteras y mercachifles a la vez.

    • 1906 Payró, R. J. Laucha [1952] Ar (CDH )
      Pues, señor, después de andar unos años por Tucumán, Salta, Jujuy y Santiago, ganándome la vida perra como Dios me daba a entender, unas veces de bolichero, otras de mercachifle, de repente de peón, de repente de maestro de escuela, aquí en un pueblo, allí en una ciudad, allá en una estancia, más allá en un ingenio, siempre pobre, siempre rotoso, algunos días con hambre, todos los días sin plata, comencé por fin a temar, con que puede ser que me fuera mejor en Buenos Aires, en donde nunca me podría ir peor, porque esas provincias nunca son buenas para hombres así como yo, sin un peso, ni mucha letra menuda, ni mucha fuerza... ni muchas ganas de trabajar tampoco... Y tanto temí, que al fin resolví largarme y principié a hacer economías de a centavo —¡yo que nunca había juntado plata!— hasta que reuní todo lo que necesitaba para el viaje... lo preciso y nada más.
    • 1909 Lugones, L. Lunario sentimental [1988] Ar (CDH )
      / No tenía rifle, / Ni nada que fuera más o menos propio / Para la caza; pero un mercachifle / Habíame vendido un telescopio.
    • 1912 Capó, J. "Enseñanza idioma Cataluña" [07-05-1912] La Región (Palma de Mallorca) Esp (HD)
      Seguramente una gran parte de las gentes de España, ven en ese rincón enclavado entre el mar latino y el Pirene, tras la figura del marxando, del comerciante que destrozando el idioma de Cervantes vuela de pueblo en pueblo en pos del negocio. Y porque han visto esa nota falsa, y que no es esencialmente catalana, sino propia del cualquier pueblo comerciante, se ha deducido falsamente que Cataluña es una región de mercachifes y Barcelona un montón de Almacenes y fábricas.
    • 1914 Cestero, T. M. Sangre [2003] RD (CDH )

      – Y Hamlet, ¿qué te parece?

      – A mí me gusta más el «Puñal del Godo» y «Flor de un día» – interrumpe un mercachifle del Navarijo.
    • 1914 Cestero, T. M. Sangre [2003] RD (CDH )
      En mi infancia soñaba tener un entierro suntuoso; pues bien, como he sido maestro a palos, seré conducido en andas, cubierto de flores el ataúd de tercera clase; asistirán los niños de las escuelas, el pueblo, los mercachifles, los políticos, y mientras el sepulturero tapa la fosa, los jóvenes, alzándose sobre las tumbas vecinas, pronunciarán discursos en los cuales me calificarán de rebelde, ¡el gran rebelde!
    • 1914 Espina, C. Esfinge [1914] Esp (CDH )

      Ascensión Crespo Fidalgo es una maragata sonriente y graciosa á quien un leve roce con gentes extrañas á la suya ha dejado un suave matiz de alegría en las palabras y en los pensamientos; posee un título de maestra elemental que no logra encumbrarla mucho ni distanciarla moralmente de su país; pero le da cierto lustre entre los vecinos, aparte su preponderancia como sobrina del párroco y novia de un rico mercachifle.

    • 1924 Rivera, J. E. Vorágine [1995] Co (CDH )

      La lancha de la madona remolcaba un bongo de cien quintales, en cuya popa gobernaba yo la espadilla, sufriendo sol. Frecuentemente atracábamos en bohíos del Amazonas, para realizar la corotería aunque fuera permutándola por productos de la región, jebe, *castañas, pirarucú, *ya que hasta entonces la agricultura no había conocido adictos en tan dilatados territorios. Doña Zoraida misma pactaba las permutas con los colonos, y era tal su labia de mercachifle, que siempre al reembarcarse tuvo el placer de verme inscribir en el Diario las cicateras utilidades obtenidas.

    • 1932 Reyles, C. Gaucho Florido [1969] Ur (CDH )
      Dábase cuenta cabal de que el pleito, en última instancia, se resolvería a facón, y aunque valiente y muy pendenciero de mozo, al entrar en la edad provecta le había tomado mucho apego a su regalada vida, temiendo, además, que hubiera escándalo y que el patrón se enterase de sus tejes y manejes, porque de seguro habría estaqueadura o cepo, como le había acontecido cierta vez que castigó a un turco mercachifle bárbaramente y sin motivo alguno.
    • 1938 Buitrago, J. Pescadores Magdalena [1938] Co (CDH )
      Mineros y bogas, mercachifles y pescadores abandonaron sus trabajos y acudieron al sitio del famoso hallazgo.
    • 1938 Serpa, E. Contrabando [1973] Cu (CDH )

      La mañana hervía en un confuso rumor de gentes apresuradas: mecanógrafas ágiles, de pasos firmes y erguido busto; burócratas fatigados, con veinte años de labor aburrida pesándoles en los hombros; escandalosos mercachifles ambulantes; mendigos, vendedores de periódicos y de billetes; hombres en camisa que apestaban a sudor; caballeros elegantes, recién afeitados y olorosos a colonia.

    • 1941 Alegría, C. Mundo [1978] Pe (CDH )
      El mercachifle era un cincuentón alto y huesudo, de cara larga y amarilla como una lonja de sebo, levemente sombreada por un bigotillo oscuro y unos pelos lustrosos y ralos que se erizaban por las quijadas con ánimos de patillas.
    • 1941 Alegría, C. Mundo [1978] Pe (CDH )
      Nunca había visto tanta plata junta y con ella compró baratijas y dio comienzo a sus trajines de mercachifle.
    • 1941 Alegría, C. Mundo [1978] Pe (CDH )
      — Yo le mandaré a Zenobio García con su gente y al Mágico, que es un mercachifle que me ha servido bien siempre, dándome el aviso de más de veinte colonos fugitivos.
    • 1941 Alegría, C. Mundo [1978] Pe (CDH )
      Quispe arreaba al mercachifle como a un animal a fin de que se apurara.
    • 1941 Alegría, C. Mundo [1978] Pe (CDH )
      El tembloroso mercachifle comenzó a entrar chapoteando en el fango.
    • 1941 Alegría, C. Mundo [1978] Pe (CDH )
      — ¡Hola Mágico! —dijo Doroteo, con acento amistoso, haciendo tiempo para que sus segundos se apostaran a ambos lados del mercanchifle—, te hemos estao esperando y no llegabas...
    • 1958 Arguedas, J. M. Ríos Profundos [1986] Pe (CDH )
      Ahora estaba agachado, oprimido, entre las paredes de una tienda construida para mercachifles.
    • 1962 Vargas Llosa, M. Ciudad perros [1997] 47 Pe (CDH )
      "Bah, dice Vallano. Juro que te vaciaré el ropero antes que termine el año. Ahora necesito un cordón. Véndeme uno Cava, tú que eres mercachifle. Oye, no ves que estoy hablando contigo, qué te pasa, piojoso."
    • 1967 García Márquez, G. Cien años [2007] Co (CDH )
      Traían mulas cargadas de cosas de comer, carretas de bueyes con muebles y utensilios domésticos, puros y simples accesorios terrestres puestos en venta sin aspavientos por los mercachifles de la realidad cotidiana.
    • 1967 García Márquez, G. Cien años [2007] 42 Co (CDH )

      Úrsula había cumplido apenas su reposo de cuarenta días, cuando volvieron los gitanos. Eran los mismos saltimbanquis y malabaristas que llevaron el hielo. A diferencia de la tribu de Melquíades, habían demostrado en poco tiempo que no eran heraldos del progreso, sino mercachifles de diversiones. Inclusive cuando llevaron el hielo, no lo anunciaron en función de su utilidad en la vida de los hombres, sino como una simple curiosidad de circo. Esta vez, entre muchos otros juegos de artificio, llevaban una estera voladora. Pero no la ofrecieron como un aporte fundamental al desarrollo del transporte, sino como un objeto de recreo.

    • 1967 Guarnieri, J. C. Habla boliche Ur (FG)
      MERCACHIFLE. m. Comerciante ambulante del interior del país que vende o trueca sus mercaderías por productos del lugar.
    • 1968 Guarnieri, J. C. DiccCampesinoRioplatense Ur (NTLLE)
      MERCACHIFLE. m. Mercader ambulante, que suele llevar sus mercancías o compras en una caballo o vehículo, y que las vende o trueca por productos de las chacras, tales como aves, huevos, etc.
    • 1969 Vargas Llosa, M. Conversación [1996] 105 Pe (CDH )
      El cuartito estaba con candado, el dueño había venido con un mercachifle y vendió todo lo que encontró, déjenle algo de su marido de recuerdo, le había rogado la señora Rosario, pero no quisieron y Amalia qué más me da.
    • a1973 Pablo Neruda Confieso [1993] Ch (CDH )
      El mercachifle lo tomó rápidamente, le dio una dentellada a la punta y se lo encasquetó en las fauces.
    • 1978 Donoso, J. Casa campo [1989] 112 Ch (CDH )

      Silvestre y bereniceeran los únicos Ventura que mantenían trato social con los extranjeros de patillas coloradas, narices pecosas y ojos deslavados que les compraban el oro para lanzarlo al mercado mundial. Éstos usaban leontinas demasiado vistosas sobre sus chalecos de colorinches, y gritaban sus órdenes cuando se emborrachaban con aguardiente en los portales del Café de la Parroquia, donde se reunían en busca de productos nacionales para exportarlos en los navíos que, atracados al malecón frente al Café, cimbraban mástiles y congregaban gaviotas. La familia Ventura consideraba vulgares a estos mercachifles, indignos de sentarlos a sus mesas, aunque de su munificencia —lo sabían de sobra pese a que preferían morir antes que reconocerlo— dependían tanto como de la industria de los nativos que laminaban el metal.

    • 1978 Donoso, J. Casa campo [1989] 114 Ch (CDH )
      Que no les ladrara como faldero a esos mercachifles.
    • 1978 Tusquets, E. Mismo mar [1990] 195 Esp (CDH )
      Porque Jorge —como Teseo— no pertenecía al mundo de mis padres, no hubiera querido sentarse jamás —no quiso de hecho sentarse jamás— a esta grotesca asamblea de los hombres dioses, no quiso asimilarse a esta raza informe de niños prematuramente envejecidos: Jorge no tenía los ojos azules y luminosos, ni la piel blanca, y estoy casi segura de que no poseía un hermoso esqueleto, pero Jorge venía de muy lejos y no pertenecía tampoco a la raza proterva de los siervos, no pertenecía al grupo informe que se inclinaba y se arrastraba en torno a unos pocos elegidos: Jorge llegaba de muy lejos, de otros continentes, y se burlaba de nuestro ridículo montaje, de aquellas querellas de pigmeos —empeñado él en una lucha inmensa y verdadera—, se reía de unas estructuras que me habían aplastado, y me habían hecho sufrir sobre todo tanto tanto durante tantos años, se reía de aquel mundo que yo temía y detestaba pero que nunca había puesto seriamente en duda, porque lo creía superior y por ende inmutable, aquel mundo que me había rechazado y relegado a oscuros laberintos —¿entiendes, Clara?—, Teseo se rio de aquellos falsos dioses de opereta, de nuestra estética basada en el buen gusto —una estética de armas antiguas y estatuillas de marfil, estética de naturalezas muertas y acuarelas con paisaje, de retratos de señoras en traje de amazona con un setter a los pies—, se rio de nuestra pobre moral de mercachifles, de nuestras castas, y aunque en ciertas ocasiones se indignaba —porque mis padres y los otros se movían, repito, por el mundo como si el mundo les perteneciera—, en general, al menos en una primera época, sólo le daban risa y lástima, o como mucho rabia:
    • 1982 Allende, I. Casa espíritus [1995] 283 Ch (CDH )
      Los movimientos autónomos del péndulo señalaban las letras y formaban los mensajes en español y esperanto, demostrando así que son los únicos idiomas que interesan a los seres de otras dimensiones, y no el inglés, como decía Clara en sus cartas a los embajadores de las potencias angloparlantes, sin que ellos le contestaran jamás, así como tampoco lo hicieron los sucesivos ministros de Educación a los cuales se dirigió para exponerles su teoría de que en vez de enseñar inglés y francés en las escuelas, lenguas de marineros, mercachifles y usureros, se obligara a los niños a estudiar esperanto.
    • 1982 Gmz Ojea, C. Cantiga agüero [1982] 7 Esp (CDH )
      Aquella familia, dedicada no al comercio de ropavejeros y mercachifles tasadores y leguleyos como los Coronel, con quienes en el Siglo de Oro habían emparentado, sino, como toda nobleza rural, al cuido de sus tierras y señoríos, había degenerado en una plácida holganza, convirtiéndose sus mayorazgos en cazadores que desatendían la hacienda, confiada a parientes pobres, que pronto dejaban de serlo.
    • 1982 Gmz Ojea, C. Cantiga agüero [1982] Esp (CDH )
      Pero siempre rehuyeron los trabajos esforzados, dedicados a la holganza de la elucubración, bien en la sinagoga o tras el mostrador de un tenderete de mercachifle.
    • 1982 Liberman, A. Gustav Mahler [1986] 76 Ar (CDH )
      Después de recibir el perdón imperial continuó tranquilamente con esa actividad de mercachifle.
    • 1982 Mujica Láinez, M. Escarabajo [1993] Ar (CDH )
      convivían las responsabilidades tremendas de los Consejos de Castilla, de Aragón, de Estado, de Italia, de Flandes, de Portugal, de Indias, de Guerra, de Hacienda, del Universo entero..., y las covachuelas de los afanosos oficinistas, y las tienduchas de los mercachifles; todo ello cubierto, como por una nube de abejorros, por el trajinar de los aposentadores, capellanes, guardias de Archeros, de Alemanes, Monteros de Espinosa, porteros, ujieres, boticarios, cereros, acemileros, sangradores, tapiceros, cocineros, jardineros, e infinitas dueñas, meninos, pajes y bufones
    • 1983 Otero, L. Temporada ángeles [1986] 44 Cu (CDH )
      Ante él se presentaban dos caminos: o la alianza de familia —adjudicando en su lista de apellidos a la hija de un mercachifle—, o regresar a la Corte y abrirse paso entre los afrancesados de Enriqueta María para obtener de nuevo el favor real y, con él, una sustanciosa participación en un monopolio o en alguna compañía colonizadora: no sabía qué le repugnaba más; no estaba dispuesto a hacer ninguna concesión en sus principios: pertenecía a una clase que conocía su papel y estaba integrada por las mejores gentes, las que habían recibido una educación y sabían cómo comportarse, las que estaban dispuestas a sacrificarse por los intereses del Reino y el bienestar común: un verdadero par menosprecia las andanzas terrenales en favor de la espiritualidad, el altruismo, los valores de la hidalguía; pero también estaban los problemas del pan cotidiano, y si este pan podía llegar con un trozo de vacuno, aún mejor.
    • 1985 García Márquez, G. Amor [1987] Co (CDH )
      No era de ellos, desde luego, de quienes le venía la mala reputación a aquel mercado fragoroso, sino de mercachifles más recientes que ofrecían por debajo del mostrador cuantos artificios equívocos llegaban de contrabando en los barcos de Europa, desde postales obscenas y pomadas alentadoras, hasta los célebres preservativos catalanes con crestas de iguanas que aleteaban cuando era del caso, o con flores en el extremo para que desplegaran sus pétalos a voluntad del usuario.
    • 1985 Lira, J. A. Medicina andina [1995] Pe (CDH )
      Es una conchita que traen de los mares y la venden los mercachifles.
    • 1985 Lira, J. A. Medicina andina [1995] Pe (CDH )
      Muélase yanaruku, sulluku, ch'uchu, unos 3 wayrurus, una cucharadilla de incienso, un pedazo de ch'akkeri que se consigue de los mercachifles y del hanpi kkatu; después suelda que suelda, un pedacito de chuchuwassa, un puñado de quinua amarilla, unos 18 granos de tarwi crudo , el wanu del waychu, una cucharada de linaza y una regular porción de hojas de llankha llankha.
    • 1986 Faner, P. Flor sal [1986] Esp (CDH )
      Desde la miranda contempló las naves ancladas en el puerto: una corbeta inglesa, alguna barca de mercachifles y míseras embarcaciones de pescadores.
    • 1986 Prensa Revista Hoy, 05-11/05/1986 [1986] Ch (CDH )
      "El aguador atraviesa por entre recuas de mulas y carretas; los comerciantes discuten el precio y la calidad de las mercanderías; sus dependientes van y vuelven de la Aduana; el huaso de sombrero, poncho, botas y espuelas, sentados sobre su cómoda montura, apoyados los pies en los huecos y grandes estribos de madera y guiando a su dócil bestia; damas en traje de calle con su quitasol, seguidas por sus 'chinitas' araucanas; el dulcero pregonando sus dulces; el mercachifle, con grandes cantidades de cintas y fruslerías, y que alaba en voz estentórea la baratura de su mercadería; marineros montados en caballos que bien pudieran tomarse por descendientes del famoso Rocinante. Imaginaos todo esto y tendréis una buena idea de lo que es Valparaíso cerca del desembarcado, por la mañana. / ¿Y en la tarde? A las cuatro las calles están casi desiertas. A esa hora terminan los negocios; los chilenos duermen la siesta y los extranjeros se recogen a sus casas, siendo aquélla la hora de comida. Al ponerse el sol, despierta todo el mundo y de nuevo se animan las calles. Aparece el velero con su carga de inmundas velas de sebo atadas a una vara que lleva al hombro, gritando: '¡Velas de sebo!' y luego se oye otra voz que dice: '¡El hojalatero, bacinicas de hojalata muy baratas!' ¡No podría haber hora más oportuna que el anochecer para vender estos artículos! A esta hora salen las damas y los caballeros a dar su paseo; es también la hora de la oración —toca la queda—, cada uno se persigna y en seguida le desea a su vecino las buenas noches".
    • 1989 Anónimo (Martino) "Visita Lorenzo Olarte" [29-09-1989] La Voz de Lanzarote (Lanzarote) Esp (HD)
      De belleza a poesía y tiro porque me toca, fallo del Jurado en el Certamen de Poesía «Esperanza Spinola» de Teguise y comienzo de las Jornadas de Estudios sobre Lanzarote y Fuerteventura. Como dicen los mercachifes y feriantes: ¿Hay quién dé más?
    • 1992 Alberto, E. Eternidad lunes [1994] Cu (CDH )

      Con el sospechoso sobrenombre La Carpa de las Risas o El Gran Circo de los Hermanos Moreno & Arrán, dos mercachifles que ni siquiera eran parientes, comenzó el ocaso y la decadencia de Le Soleil D'Amberes. Rufino Moreno, el gerente titular, utilizaba las idas y venidas de la caravana para esconder un contrabando de esmeraldas a escala continental.

    • 1992 Bojorge, R. Aventura submarina [1992] Ar (CDH )
      Obtenido un número importante de piezas, el cazador sale al borde del pantano para negociarlas; un comerciante o mercachifle compra los cueros, pieles y plumas, pagándolas con mercaderías esenciales como tabaco, sal, harina, pólvora y algo de dinero en efectivo, un trueque sólo favorable para el comerciante.
    • 1992 Maqua, J. Invierno [1992] Esp (CDH )
      Remedios ignoraba los intríngulis del comercio del mercachifle, pero, por las apariencias de su tenderete, famoso en toda la capital, no cabía duda que la industria del buhonero andaba boyante.
    • 1994 Romero, M. CédRAE Esp (FG)
      Mercachifle. —Comerciante en pequeño o vendedor ambulante. —También mercanchifle.
    • 1995 Adoum, J. E. Ciudad sin ángel [1995] Ec (CDH )
      "porque es más joven que el marido y porque un pintor atrae sexualmente más que un mercachifle", diría ella, que, en lugar de solidarizarse con Albert, cuya situación se parecía a la suya, habría hecho extensivo a él su rencor a los amantes.
    • 1995 Britton, R. M. No pertenezco [1995] Pa (CDH )
      La casa se llena de bordadoras, mercachifles y artesanos, cada cual pregonando las virtudes del producto que tratan de vender.
    • 1995 García Delgado, F. Mirada otro [1996] 219 Esp (CDH )
      Si / mi / padre / viviera / , / aunque / le / falta / convencimiento / cuando / lo / proclama / , / no / iba / a / consentir / que / una / hija / suya / , / doctora / en / Económicas / y / Empresariales / , / con / sus / masters / en / el / extranjero / , / con / idiomas / , / unas / notas / que / da / gloria / verlas / , / fuera / la / empleada / de / un / mercachifle / que / viste / con / unas / ropas / que / no / parecen / ropas / de / hombre / sino / ... / / Y / a / los / puntos / suspensivos / le / pone / ella / un / remeneo / para que / se / entienda / lo / que / quiere / decir / de / Brian / y / no / dice / porque / ella / es / una / señora / .
    • 1995 Leguineche, M. Camino corto [1996] Esp (CDH )
      Los penitentes se hacían millonarios en indulgencias y ascendían por las escalinatas de piedra por donde subió Cristo camino del Calvario, mientras rezaban en voz alta para superar el griterío de los mercachifles.
    • 1995 Leguineche, M. Camino corto [1996] Esp (CDH )
      Mientras esperamos el éxtasis, una feria de barberos, mercachifles y santones se instala a nuestro alrededor.
    • 1995 Prensa La Vanguardia, 16/01/1995 [1994] Esp (CDH )
      Y la otra especie es que Europa hace siglos que funciona aquí, concretamente desde la noche de Navidad del año 800, y que si Bruselas quiere ser europea tiene que ponerse a nuestro secular lado, y no sólo ni principalmente a las órdenes de los, también seculares, simples mercachifles.
    • 1995 Ribeyro, J. R. Atiguibas 270 Cuentos fútbol Pe (CDH )
      Y en un tráfico de vendedores ambulantes, pues siempre faltaba algo que comer o que beber o que fumar y entonces entraban a tallar los mercachifles que se deslizaban por las gradas ofreciendo empanadas, butifarras, anticuchos, cigarrillos al menudeo y botellas de cerveza y gaseosas.
    • 1996 Díaz, Jesús Piel máscara [1996] Cu (CDH )
      El Oso estuvo de acuerdo y le recordó a Ana que en ese momento su personaje estaría descubriendo un costado oculto de Cuba; algo desagradable, puesto que se trataba del mercado negro, pero a la vez atractivo, popular, como el lenguaje y los movimientos del mercachifle y de Orestes, ¿entendía?
    • 1996 Pitol, S. Arte fuga [1997] Mx (CDH )
      Tal vez haya gozado la forma de inestabilidad en que vivía, y un placer de mercachifle al deshacerme de mis cosas.
    • 1996 Prensa Proceso, 20/10/1996 [1996] Mx (CDH )
      Sinfín de talachas industriales así como fanfarrias truculentas donde habita la destreza del mercachifle empeñado en convencerse que se toma en serio a sí mismo.
    • 1997 Prensa Blanco y Negro, 14/12/1997 [1997] Ec (CDH )
      Según datos del último censo realizado en el lugar en 1996, el número total de mercachifles asentados aquí es de 3.600, entre miembros de asociaciones, federaciones e independientes.
    • 1997 Prensa Blanco y Negro, 14/12/1997 [1997] Ec (CDH )
      Lo cierto es que algunos mercachifles tienen tanta mercadería que hasta necesitan centros comerciales para poder venderlas, como comentó uno de los municipales.
    • 1997 Prensa Vistazo, 08/05/1997 [1997] Ec (CDH )
      El niño Luis Peñaranda hizo de todo: lustró zapatos, vendió periódicos, encajonó naranjilla y hasta hacía de burropata de los mercachifles ambulantes. Todo por ganarse los centavos.
    • 1999 Chebez, J. C. Especies peligro [1999] 80 Ar (CDH )
      Mientras el pobre animal agonizaba al sol, un turista de corazón tierno deseoso con terminar con el indigno espectáculo compró al mercachifle la tortuga exánime, y como además de sensible era también camionero, la llevó al Jardín Zoológico de Buenos Aires. Y allí estaba en un territorio harto estrecho, atropellando torpemente las rocas pintadas de la orilla sin cejar en su empeño inútil, contemplada por algunos curiosos... /
    • 2001 RAE DRAE 22.ª ed. (NTLLE)
      mercachifle. [...] m. buhonero (‖ hombre que vende buhonerías).
    • 2012 Schz Zinny, F "Recuerdo viejos mercachifles" [25-02-2012] La Nación (Buenos Aires) Ar (HD)
      Cuando los malones desaparecieron, y con ellos esas escuálidas milicadas, surgió el mercachifle, primero italiano y luego, al despuntar el siglo XX, árabe cada vez en mayor proporción. "Mercachifle" quiere decir –y esto no es chiste– "mercader que chifla", o que vocea sus productos o actividad para enterar a los vecinos, rasgo en absoluto urbano característico del vendedor ambulante, aún subsistente en las "propaladoras" y en pito anacrónico del afilador que, cada tanto, todavía se escucha en los barrios.
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      mercachifle [...] m. y f. buhonero (‖ persona que vende buhonerías).
    • 2018 Bark, F. "Sirio cumplió 100 años" [12-06-2018] Río Negro (General Roca): rionegro.com.ar Ar (HD)
      Casi tres cuartos de su vida trabajó como “mercachifle” pasando de pueblo en pueblo, abordando los más diversos paisajes rionegrinos llevando azúcar, vino y mercaderías, siendo de nexo para la vida de las poblaciones más alejadas.
  2. 1⟶metáfora
    s. m. y f. desp. Persona que concede una importancia excesiva a las ganancias o al dinero, especialmente en el ejercicio de su profesión.
    Sinónimo: mercachiflero, a
    docs. (1832-2018) 58 ejemplos:
    • 1832 Ceán Bermúdez, J. A. / Llaguno Amírola, E. "Biografía profesores españoles" [01-01-1832] p. 38 Cartas españolas (Madrid) Esp (HD)
      Como quiera, un diccionario biográfico, de nuestros poetas ex profeso, es un desiderato de literatura española; y seria obra, si no muy hacedera en el bufete, siempre de buen despacho en el mostrador: por lo cual es mucho que no haya apechugado ya con esta empresa lucratil alguno de tantos bibliopolistas, ó mercachifles literarios, como hoy dan tormento á la prensa española , haciendo de las letras, como si fueran letras de cambio, modus vivendi, y aun moyen de parvenir.
    • 2018 Entrialgo, V. "De hoy en adelante" [19-06-2018] Periodista Digital (Madrid): periodistadigital.com Esp (HD)
      Un presidente que dice representar los intereses generales ha decidido que en lugar de vivir en un país en el que un grupo de notables se ocupan de los asuntos principales, de hoy en adelante viviremos en una tienda de campaña electoral permanente donde van a dormir junto a gente de buena fe nuevos grupos de charlatanes, consulters, mercachifles, traficantes con el dolor humano, comisarios políticos, vendedores de tónicos, crecepelos, pelotas, trepas y saltimbanquis.
    • 1832 Ceán Bermúdez, J. A. / Llaguno Amírola, E. "Biografía profesores españoles" [01-01-1832] p. 38 Cartas españolas (Madrid) Esp (HD)
      Como quiera, un diccionario biográfico, de nuestros poetas ex profeso, es un desiderato de literatura española; y seria obra, si no muy hacedera en el bufete, siempre de buen despacho en el mostrador: por lo cual es mucho que no haya apechugado ya con esta empresa lucratil alguno de tantos bibliopolistas, ó mercachifles literarios, como hoy dan tormento á la prensa española , haciendo de las letras, como si fueran letras de cambio, modus vivendi, y aun moyen de parvenir.
    • 1851 Hysern. J. "Concluye comunicado Hysern" [01-06-1851] p. 8 El Centinela de la homeopatía (Madrid) Esp (HD)
      Entiendo hablar única y esclusivamente con esos traductores de profesión, sin oficio ni beneficio, que habiendo dejado el estudio y no habiendo emprendido, ó habiendo tenido que abandonar el ejercicio de la medicina; se han convertido por ensalmo en tejedores y mercachifles de traducciones de obras médicas francesas ó las traducidas al francés, como el otro Crisostomo de Campazas, dejó los estudios teológicos para meterse á predicador.
    • 1879 Pz Galdós, B. Apostólicos [2002] Esp (CDH )

      — Cuando tú y tus amigos los liberales herejes os desocupéis de la paliza que os están dando en toda la Europa, y soltéis el ronzal para formar Congreso y decir: «señor presidente, pido el rebuzno», no faltará quien os enseñe a hablar con respeto de las cosas sagradas.

      — Día vendrá en que rompamos el ronzal, padre difinidor, y entonces difiniremos la conventualla, diciendo: Al fraile hueco, soga verde y almendro seco.

      — También se dijo: Donde las dan las toman.

      — Y también: Cuentas de beato y uñas de gato.

      — ¡Ah!, mercachifle, si fueras bueno no serías rico. Esas sí que son uñas de gato, que es como decir de filósofo.

      — No sé si se dijo por mí aquello de A la puerta del rezador nunca eches tu trigo al sol.

      — Ladrón y rapante tú; mas no nosotros, que de limosna vivimos.

      — ¿De limosna, eh? ¡Ah!, señor D. Cepillo de ánimas, qué bien dijo el que dijo: Reniego de sermón que acaba en daca.

    • 1891 Clarín (Leopoldo Alas) Hijo [1990] Esp (CDH )

      Aquí todos me desprecian, me tienen en la misma estimación que a un perro inútil, viejo y desdentado... y todo porque soy de carácter suave y desprecio los bienes puramente materiales, el oro vil, y sobre todo la industria y el comercio... No sé negociar, no sé intrigar, no sé producirmeen sociedad.... luego soy un bicho. ¡Absurdo!, yo comprendo, yo siento..: yo sé que aquí dentro hay algo... Pues bien, vosotros, artistas, a quien también tienen en poco estos mercachifles sedentarios, estas lapas, estas ostras de provincia, me comprendéis, me toleráis, me agasajáis, me aplaudís, admitís mi compañía y...

    • 1898 Pz Galdós, B. Mendizábal [2002] 295 Esp (CDH )

      Era, pues, lógico que, encendida su ambición, pensara en afianzar las relaciones de los dos amantes antes que en destruirlas, o bien pediría más, mucho más que el precio relativamente corto del histórico abanico. «Por esta vez —se decía Hillo—, no ha sido usted, mi señora incógnita, tan lista y perspicaz como de costumbre; y permítame que se lo exprese con el pensamiento, ya que de otro modo no pueda expresárselo... ¡En buena nos metíamos si esa mercachifle astuta llegara a entender que es Fernandito en el orden social persona muy distinta de lo que parece! Déjeme usted a mí, señora invisible, que ya me arreglaré yo para llegar al fin que todos deseamos».

    • 1908 Meléndez Muñoz, M. "Césares decadencia" [14-08-1908] p. 2 Las Dominicales del Libre Pensamiento (Madrid) PR (HD)
      Las plumas de alquiler, las plumas que no pudiendo conquistar la gloria para los que las manejan, los conducen a la riqueza. á la realización de sus ambiciones mezquinas de viles mercachifles, son plumas despreciables, más abyectas que el brazo armado que ejecuta los mandatos fratricidas del tirano.
    • 1975 Mendoza, E. Caso Savolta [1994] Esp (CDH )

      —En la segunda mitad del siglo pasado —dijo—, las ideas anarquistas que pululaban por Europa penetraron en España. Y prendieron como el fuego en la hojarasca; ya veremos por qué. Dos focos principales de contaminación son de mencionar: el campo andaluz y Barcelona. En el campo andaluz, las ideas fueron transmitidas de forma primitiva: pseudo-santones, más locos que cuerdos, recorrían la región, de cortijo en pueblo y de pueblo en cortijo, predicando las nefastas ideas. Los ignorantes campesinos les albergaban y les daban comida y vestido. Muchos quedaron embobados por la cháchara de aquellos mercachifles de falsa santidad. Era eso: una nueva religión. O, por mejor decir, y ya que somos gente instruida, una nueva superstición. En Barcelona, por el contrario, la prédica tomó un cariz político y abiertamente subversivo desde los inicios.

    • 1983 Otero, L. Temporada ángeles [1986] 74 Cu (CDH )
      No están lejos de todo ello los mercachifles y usureros de la City, los trasegadores de géneros.
    • 1994 Lledó Íñigo, E. Días y libros [1995] 203 Esp (CDH )
      Sobre todo si sirve para iniciar un diálogo con los que planean la memoria de las ciudades y sirve para evitar la horrenda destrucción que, por citar un único ejemplo, los mercachifles del dinero ciego llevan a cabo en esas costas del país donde el sol simboliza el más radiante símbolo de nuestro hogar cósmico.
    • 1995 Donoso, J. Morir elefantes [1995] Ch (CDH )
      No puede seguir en manos de estos mercachifles sin escrúpulos, estos economistas que están estrangulando al mundo, exterminando el espíritu, la cultura y la memoria.
    • 2002 García Márquez, G. Vivir [2002] Co (CDH )
      Entre ellos, el más importante fue uno escrito por Carlos Martín a solicitud nuestra, en el cual planteaba la necesidad de una valerosa toma de conciencia en lucha contra los mercachifles de los intereses del Estado, de los políticos trepadores y de los agiotistas que entorpecían la libre marcha del país.
    • 2012 Lombao, A. "Poli bueno malo" [07-05-2012] La Opinión de A Coruña (La Coruña) Co (HD)
      Esto es lo que están haciendo con el personal, que sólo trabaja y contribuye, los mercachifes, que reclaman insaciables nuestros hígados, y los neopoliticastros o politicastros neo, que te pasan la mano por el hombro, dicen comprender tu angustia o tu cabreo, pero te aclaran que no hay más remedio porque, al fin y al cabo, la culpa ha sido tuya, que has vivido por encima de tus posibilidades, que has de reconocer que también quieres ser rico, acumulas medicinas y no das la talla en productividad; que, si te resistes, es peor porque estos mercachifes están dispuestos a ahogarte y es preferible palmarla desangrándose, que es más suave y menos doloroso.
    • 1832 Ceán Bermúdez, J. A. / Llaguno Amírola, E. "Biografía profesores españoles" [01-01-1832] p. 38 Cartas españolas (Madrid) Esp (HD)
      Como quiera, un diccionario biográfico, de nuestros poetas ex profeso, es un desiderato de literatura española; y seria obra, si no muy hacedera en el bufete, siempre de buen despacho en el mostrador: por lo cual es mucho que no haya apechugado ya con esta empresa lucratil alguno de tantos bibliopolistas, ó mercachifles literarios, como hoy dan tormento á la prensa española , haciendo de las letras, como si fueran letras de cambio, modus vivendi, y aun moyen de parvenir.
    • 1851 Hysern. J. "Concluye comunicado Hysern" [01-06-1851] p. 8 El Centinela de la homeopatía (Madrid) Esp (HD)
      Entiendo hablar única y esclusivamente con esos traductores de profesión, sin oficio ni beneficio, que habiendo dejado el estudio y no habiendo emprendido, ó habiendo tenido que abandonar el ejercicio de la medicina; se han convertido por ensalmo en tejedores y mercachifles de traducciones de obras médicas francesas ó las traducidas al francés, como el otro Crisostomo de Campazas, dejó los estudios teológicos para meterse á predicador.
    • 1879 Pz Galdós, B. Apostólicos [2002] Esp (CDH )

      — Cuando tú y tus amigos los liberales herejes os desocupéis de la paliza que os están dando en toda la Europa, y soltéis el ronzal para formar Congreso y decir: «señor presidente, pido el rebuzno», no faltará quien os enseñe a hablar con respeto de las cosas sagradas.

      — Día vendrá en que rompamos el ronzal, padre difinidor, y entonces difiniremos la conventualla, diciendo: Al fraile hueco, soga verde y almendro seco.

      — También se dijo: Donde las dan las toman.

      — Y también: Cuentas de beato y uñas de gato.

      — ¡Ah!, mercachifle, si fueras bueno no serías rico. Esas sí que son uñas de gato, que es como decir de filósofo.

      — No sé si se dijo por mí aquello de A la puerta del rezador nunca eches tu trigo al sol.

      — Ladrón y rapante tú; mas no nosotros, que de limosna vivimos.

      — ¿De limosna, eh? ¡Ah!, señor D. Cepillo de ánimas, qué bien dijo el que dijo: Reniego de sermón que acaba en daca.

    • 1891 Clarín (Leopoldo Alas) Hijo [1990] Esp (CDH )

      Aquí todos me desprecian, me tienen en la misma estimación que a un perro inútil, viejo y desdentado... y todo porque soy de carácter suave y desprecio los bienes puramente materiales, el oro vil, y sobre todo la industria y el comercio... No sé negociar, no sé intrigar, no sé producirmeen sociedad.... luego soy un bicho. ¡Absurdo!, yo comprendo, yo siento..: yo sé que aquí dentro hay algo... Pues bien, vosotros, artistas, a quien también tienen en poco estos mercachifles sedentarios, estas lapas, estas ostras de provincia, me comprendéis, me toleráis, me agasajáis, me aplaudís, admitís mi compañía y...

    • 1892 Pz Galdós, B. Tristana [1892] Esp (CDH )
      Un socio de mala fe, un amigo pérfido acabaron de perderle, y el batacazo fué de los más gordos, hallándose de la noche á la mañana sin blanca, deshonrado y por añadidura preso... «¿Lo ves? —le decía á su amigote—, ¿te convences ahora de que ni tú ni yo servimos para mercachifles? Te lo advertí cuando empezaste, y no quisiste hacerme caso. No pertenecemos á nuestra época, querido Antonio; somos demasiado decentes para andar en estos enjuagues, que allá se quedan para la patulea del siglo».
    • 1892 Pz Galdós, B. Tristana [1892] 24 Esp (CDH )
      Mosquetes raros y arcabuces roñosos, pistolas, alabardas, espingardas de moros y rifles de cristianos, espadas de cazoleta, y también petos y espaldares que adornaban la sala del caballero entre mil vistosos arreos de guerra y caza, formando el conjunto más noble y austero que imaginarse puede, pasaron á precio vil á manos de mercachifles.
    • 1893 Pz Galdós, B. Torquemada [2002] Esp (CDH )
      En los tiempos que vienen, los aristócratas arruinados, desposeídos de su propiedad por los usureros y traficantes de la clase media, se sentirán impulsados a la venganza... querrán destruir esa raza egoísta, esos burgueses groseros y viciosos, que después de absorber los bienes de la Iglesia, se han hecho dueños del Estado, monopolizan el poder, la riqueza, y quieren para sus arcas todo el dinero de pobres y ricos, y para sus tálamos las mujeres de la aristocracia... Tú lo has de ver, Cándido; nosotros los señoritos, los que siendo como yo, tengan ojos y vean dónde hieren, arrojaremos máquinas explosivas contra toda esa turba de mercachifles soeces, irreligiosos, comidos de vicios, hartos de goces infames.
    • 1891-1894 Muro, Á. Practicón [1982] Esp (CDH )

      La cabeza del jabalí, por su naturaleza y por la cantidad, es objeto de venta en las pastelerías y deriva de la industria salchichera.

      Con una cabeza de cerdo se hace exactamente lo mismo, y son generalmente de cerdo las cabezas de jabalí que nos detallan en Madrid algunos mercachifles con más escaparate que conciencia.
    • 1891-1894 Muro, Á. Practicón [1982] Esp (CDH )
      Resulta por consiguiente, el plato caro, y de ahí que las manos, que se venden en ciertas tiendas de cosas de comer, ya preparadas para asarse en la parrilla, las titulen los mercachifles a la Santa Menehould, para hacerlas valer más.
    • 1897 Pardo Bazán, E. Niño Guzmán [2002] Esp (CDH )

      — ¡La clase media! ¡Pues si de ahí viene la podredumbre! Enriquecida por el expolio de los bienes de la Iglesia; engreída ridículamente con los títulos nobiliarios que prodigaron a banqueros y mercachifles los políticos, con anuencia de los reyes; idólatra del dinero, pervertida y prevaricadora... ¡Santo Dios! ¡La clase media!

    • 1898 Pz Galdós, B. Mendizábal [2002] 295 Esp (CDH )

      Era, pues, lógico que, encendida su ambición, pensara en afianzar las relaciones de los dos amantes antes que en destruirlas, o bien pediría más, mucho más que el precio relativamente corto del histórico abanico. «Por esta vez —se decía Hillo—, no ha sido usted, mi señora incógnita, tan lista y perspicaz como de costumbre; y permítame que se lo exprese con el pensamiento, ya que de otro modo no pueda expresárselo... ¡En buena nos metíamos si esa mercachifle astuta llegara a entender que es Fernandito en el orden social persona muy distinta de lo que parece! Déjeme usted a mí, señora invisible, que ya me arreglaré yo para llegar al fin que todos deseamos».

    • 1904 Glz Prada, M. Periodismo Horas de lucha Pe (CDH )
      Vendedores de la misma droga, repiten el mismo reclamo; mercachifles de la misma baratija, machacan el mismo boniment .
    • 1906 Pz Galdós, B. Vuelta mundo Numancia [2002] 208 Esp (CDH )
      Y añadió el Comandante de la Berenguela: «Ya he dicho a usted que estamos aquí en un aislamiento horrible... No tenemos la simpatía de ninguna nación... Nadie nos ayuda, nadie da calor a nuestra causa, como no sea un grupo de españoles fanáticos, unidos a unos cuantos franceses mercachifles, que no sabemos qué fines se traen ni a qué móviles obedecen...».
    • 1907 Anónimo "Pleito de contadores" [20-11-1907] p. 8 El Defensor del Contribuyente (Madrid) Esp (HD)
      Es imposible que en España prospere nada que sea progresivo y útil á la vida de los ciudadanos; el egoísmo de mercachifles que domina los estrechos espíritus de quienes á negocios industriales se dedican, frustra toda tentativa de adelanto y hace imposible en la práctica la aplicación de aquellos elementos que pudieran servir á la resolución perentoria del problema, cada vez más intrincado, del abaratamiento de la existencia.
    • 1908 Meléndez Muñoz, M. "Césares decadencia" [14-08-1908] p. 2 Las Dominicales del Libre Pensamiento (Madrid) PR (HD)
      Las plumas de alquiler, las plumas que no pudiendo conquistar la gloria para los que las manejan, los conducen a la riqueza. á la realización de sus ambiciones mezquinas de viles mercachifles, son plumas despreciables, más abyectas que el brazo armado que ejecuta los mandatos fratricidas del tirano.
    • 1909 Pz Galdós, B. Caballero encantado [1977] Esp (CDH )

      — Yo le quedaré a usted muy agradecido, señor Cíbico —dijo el mozo con timidez—, y si salimos triunfantes, le recompensaré... Hoy habría de ser con alguna cortedad, porque ando escaso de moneda; mañana, otro día...

      — ¡Oh!, no hablemos de eso —replicó el mercachifle con voz y ademanes de delicadeza—. Ya nos entenderemos..., y lo que usted dice: a triunfar, a reventar a ese pelma y deshacerle la combinación.

    • 1918 Pocaterra, J. R. Tierra [1991] Ve (CDH )
      Y aquí..., ¿qué? O las "protestas" risibles de Tarcilo Céspedes, exhibicionista, o puñaladas por un trago de ron, "peinillazos" a espaldas por "cobrar la sangre" a la manera goajira, de un primo hermano a quien otro le cobrará la suya en una monstruosa cadena de delitos donde cada testigo fue un cómplice y cada cómplice un testigo... El fondo malo, cruel, vengativo —pensaba Armando con esa maravillosa lucidez de imágenes del cerebro insomne— el fondo malo que a veces, en un sacudimiento profundo —la Independencia, la Guerra Larga— trasmútase en genio y en heroísmo, ya que en pequeñas exacerbaciones revolucionarias presenta feos aspectos, ruines venganzas, rapiñas innobles... A través de la paz, este pueblo violento, encauzando el desmán, legalizándolo, va al peculado, a la facilidad de exigir que le infiltró el indio, a la tacañería en conservar que le enseñan los que "están arriba" porque tienen "cobres"... Y más abajo aún, en las labores primitivas del campo, de la laguna y del pequeño comercio, en la agricultura, en la pesca, en la humilde reventa, el mismo fondo generoso, crédulo y bueno que purificará un día el cuartel, la oficina, la universidad, cuando sus derechos sean directos, sin pasar por el tamiz del abogadete que aspira a ser "chivato", ni el poco escrúpulo mercantil del mercachifle que quiere "figurar" en sociedad, ni la desleal e hipócrita doctrina del orador, del publicista, del "intelectual" y del poeta que peroran, escriben periódicos, disertan y cantan hermosas cosas, frases altisonantes, poemas admirables, sobre esta gran mentira de raza que sólo es conglomerado y de riqueza que tan sólo es pasto natural de cuatro comerciantes.
    • 1926 Andrenio (Eduardo Gómez de Barquero) De Gallardo a Unamuno [1926] 23 Esp (CDH )
      Los mismos títulos de algunos de sus opúsculos son como programas y muestras del estilo: Al Zurriago, zurribanda; Cuatro palmetazos bien plantados a los gaceteros de Bayona; Las letras, letras de cambio o mercachifles literarios; Zapatazo a Zapatilla, y a su falso Buscapié un puntillazo.
    • 1927 Noel, E. Siete cucas [1992] 121 Esp (CDH )
      Vestía bien; no le ladraba nadie; no era buscona de mala hilaza, ni mercachifle de niñas del honor averiado;
    • 1958 Fuentes, C. Región [1968] Mx (CDH )
      ¿Qué había sido don Francisco Ortiz en su época sino un advenedizo que había tenido la buena fortuna de caerle bien al general Díaz y aprovecharse deslindando terrenos robados a las comunidades indígenas? ¿Qué había sido el padre de Pimpinela, don Lucas, sino un mercachifles que hacía negocios en las aduanas al amparo de Limantour? Pero quizá la compasión que en realidad sentía Norma hacia todos esos seres incapaces de participar en el nuevo mundo mexicano era la que merecían.
    • 1958 Fuentes, C. Región [1968] Mx (CDH )
      ¿Es mejor este poder barato, sin grandeza, de mercachifle, a un poder que tenía, por lo menos, la imaginación de aliarse al sol y a las potencias reales, permanentes e invioladas del cosmos? Yo te digo que prefiero morir inmolado en una piedra de sacrificios que bajo la mierda de una triquiñuela de capitalistas y de un chisme de periódico.
    • 1975 Mendoza, E. Caso Savolta [1994] Esp (CDH )

      —En la segunda mitad del siglo pasado —dijo—, las ideas anarquistas que pululaban por Europa penetraron en España. Y prendieron como el fuego en la hojarasca; ya veremos por qué. Dos focos principales de contaminación son de mencionar: el campo andaluz y Barcelona. En el campo andaluz, las ideas fueron transmitidas de forma primitiva: pseudo-santones, más locos que cuerdos, recorrían la región, de cortijo en pueblo y de pueblo en cortijo, predicando las nefastas ideas. Los ignorantes campesinos les albergaban y les daban comida y vestido. Muchos quedaron embobados por la cháchara de aquellos mercachifles de falsa santidad. Era eso: una nueva religión. O, por mejor decir, y ya que somos gente instruida, una nueva superstición. En Barcelona, por el contrario, la prédica tomó un cariz político y abiertamente subversivo desde los inicios.

    • 1975 Vitier, C. Eticidad cubana [1975] 120 Cu (CDH )
      Mella parece más bien hacer el gesto inverso: acercarse, entrañablemente, desde el marxismo a Martí con "la misma emoción, el mismo temor, que se siente ante las cosas sobrenaturales", lleno de indignación y santa cólera, porque "es necesario dar un alto, y, si no quieren obedecer, un bofetón, a tanto canalla, tanto mercachifle, tanto patriota, tanto adulón, tanto hipócrita... que escribe o habla sobre José Martí", pero a la vez con una lucidez crítica que tiende a extraer la lección dialéctica de la obra de Martí como arma en la lucha cuyo contexto nacional y mundial ha cambiado.
    • 1977 Ninyoles, R. Idiomas [1977] Esp (CDH )
      ¿Cómo olvidar que los separatistas catalanes hicieron de esa cultura un vil instrumento de mercachifles, un arma política para hacer enjuagues en el Arancel? (...). Sacrilegio maldito en el que son todavía más culpables los suaves, los moderados (...), los que fomentaron y explotaron, traidores, el hecho diferencial, el desgarre inicuo de la hermandad española, encubriendo el fraude antipatriótico bajo el vellocino dorado de sus untuosas y plutocráticas obras culturales.
    • 1977 Ninyoles, R. Idiomas [1977] Esp (CDH )
      20 José Pemartín (Catalunya..., pág. 127). Luis Galisonga escribía en el «Heraldo de Aragón», Zaragoza, 19 de febrero de 1939, pág. 3, sobre «toda la desfachatez con que el separatismo catalán ha operado para confeccionarse una cultura, una tradición, una arqueología y una lengua "catalanista". ¡Hasta la lengua! Porque es mentira que el catalán que fabricó el separatismo sea el catalán inserto en nuestra tradición lingüística peninsular; sino un catalán recortado sobre el patrón francés moderno y achulado de "boulevard". El Centro de Estudios Catalanes (...) fue el encargado de manufacturar con avisado ingenio de mercachifle que asegura mercados a su "tradición catalanista", desgajada de la tradición hispánica». (Catalunya..., páginas 259-260.)
    • 1981 Zaragoza, C. Dios playa [1982] Esp (CDH )
      Tengo que mentirte porque tu cerebro no entiende más que las mentiras, si compro a tanto y vendo a tanto gano lo que sea, y los demás que se jodan, ¡mercachifle!
    • 1981 Zaragoza, C. Dios playa [1982] 138 Esp (CDH )
      Dios era un latido oculto entre la maraña de mercachifles y politicastros, de tarjetas de crédito, almas negociables, mercancía de cuerpos, suicidas de escándalo, grandes estafas, el compra o muere de la sociedad consumista, la máscara, el gesto, el sermón o el discurso.
    • 1982 Gmz Ojea, C. Cantiga agüero [1982] Esp (CDH )
      El casamiento, que ella y sólo ella había maquinado, lanzando la primera piedra e insinuaciones cada vez más concretas y precisas, únicamente se realizaría si Froilán Fonseca donaba a su sobrina siete millones de reales que redondeasen la dote de la niña, no demasiado cuantiosa a juicio de la hipócrita, perfecta actriz, mercachifle y astuta doña Marcela.
    • 1982 Schwartz, F. Conspiración Golfo [1983] Esp (CDH )
      Nos hemos convertido en unos mercachifles sin honor y sin dignidad.
    • 1983 Otero, L. Temporada ángeles [1986] 74 Cu (CDH )
      No están lejos de todo ello los mercachifles y usureros de la City, los trasegadores de géneros.
    • 1983 Otero, L. Temporada ángeles [1986] 112 Cu (CDH )
      ¿Por quiénes se tomaban aquellos mercachifles? ¿Creían ser, acaso, los depositarios de la soberanía nacional? ¿Podían pretender que sus sacos de lana, sus paños, sus vinos y jabones, su sal y sus pieles constituían realmente el centro del interés nacional? Pudo evadirse de la vecindad del tempestuoso Westminster, pretextando una afección de la garganta, para retirarse al más tranquilo Hampton Court donde, a pesar de la cercanía del Támesis, no lo invadían las nieblas que frecuentaban Whitehall; en este gabinete de Wolsey, lejos de los alborotos de la Gran Sala de Rufo, podía ver los acontecimientos en perspectiva.
    • 1986 Azúa, F. HIdiota [1993] 40 Esp (CDH )
      Verlas hoy en la desolación de las madres sin marido; amantes trituradas por la edad y la fatuidad de los hombres; traicionadas por sus amigas, apestadas para sus parientes, mal pagadas por mercachifles que prefieren secretarias de veinte años... es como ver a los granaderos de Napoleón después de los Cien Días.
    • 1986 Cohen, M. Insomnio [1986] Ar (CDH )
      Y sin embargo, ¿quiero salir? ¿Quiero salir, mercachifles, cafishios del progreso económico, guanacos de la planificación social, fantoches, malparidos? He buscado la humildad, no pretendí otra cosa que no transar con la opulencia, me abracé a la sombra tierna del limonero en el fondo de la casa.
    • 1990 Anónimo (Tegala) "Mi sobrado" [16-03-1990] La Voz de Lanzarote (Lanzarote) Esp (HD)
      Como politizado está el arte de su excesiva comercialización no hace falta hacer mención porque huele, atufa y contamina. Cuando los profesionales o artistas entran en el juego de la política, pasan a ser mercachifes de una demagogia para la que el Supremo Hacedor no les dotó.
    • 1991 Fdz Chiti, J. Estética cerámica [1991] 15 Ar (CDH )
      Y decimos "pasajero" porque estamos convencidos de que la actual cultura que endiosa a los mercachifles de la venta masiva sin duda que no será eterna, ni mucho menos.
    • 1991 Fdz Chiti, J. Estética cerámica [1991] 15 Ar (CDH )
      Esa es la malignidad intrínseca del sistema comunicativo actual, que es sin más una moderna tiranía consumista, surgida del despotismo —repetimos— de los mercachifles que han tomado el poder económico, político, educativo y en los medios de comunicación que encarnan la ecuación: medios = poder.
    • 1991 Fdz Chiti, J. Estética cerámica [1991] Ar (CDH )
      Fenómeno que, sin duda, no es casual ni antojadizo, pues el sistema trata de potabilizar al artista, haciendo de él un mercachifle productor de objetos de arte, de "mercadería artística", y no un vate, profeta o humanista, como lo ha sido siempre, hasta estos últimos años en que el consumismo artístico cancerificó nuestra praxis tras la charlatanería barata de los rnercachifles sedicentes "neoliberales", etc.
    • 1991 Fdz Chiti, J. Estética cerámica [1991] Ar (CDH )
      La poca ilustración de las clases compradoras dominantes de nuestra década es pavorosa, pues la ideología de los "mercachifles" ha tomado decididamente el poder en los medios de comunicación y desde allí manipula una visión de la vida y del arte que es estrecha y pobre de miras, ajena al ideal y atenta únicamente al lucro y a lo interesado.
    • 1991 Fdz Chiti, J. Estética cerámica [1991] 82 Ar (CDH )
      Sin embargo, la prospectiva inmediata permite avizorar que el poder de los mercachifles será tiránico, y que en el mundo del futuro habrá poco o escaso lugar para el arte; peor aún, cada día son más desalentadores los intentos de hacer entrar en la órbita del consumismo al mundo del arte, con lo que su desnaturalización será irremediable (pintores o escultores que se presentan publicitariamente por TV, haciendo el triste papel de mendigos en programas cómicos por ejemplo, con tal de obtener una migaja de la notoriedad a cambio de un cuadro...).
    • 1991 Fdz Chiti, J. Estética cerámica [1991] 103 Ar (CDH )
      El Estado es cómplice de esta confabulación de los mercachifles, pues percibe impuestos sobre los carteles y affiches públicos, en un intercambio de prostitución que se da entre los industriales-comerciantes-vendedores-agencias de publicidad-jefes de "arte" de esas agencias-dibujantes-Estado-propietarios del predio...
    • 1991 Fdz Chiti, J. Estética cerámica [1991] 124 Ar (CDH )
      Contra el mito de "la pieza única", y contra el fetichismo del consumismo artístico que supervaloriza económicamente la creación plástica con fines subalternos prostituyentes, totalmente extraños al arte en sí (la cultura de los "mercachifles" también invade ya la esfera artística), el artista lúcido reacciona proponiendo los "múltiples", modo cuantificatorio que en nada desmerece el nivel de la obra pero que aumenta su accesibilidad.
    • 1991 Fdz Chiti, J. Estética cerámica [1991] Ar (CDH )
      Ello sucedió sobre todo en los últimos años, en que los mercachifles adueñados de los medios de comunicación de masas han determinado gran parte de la "ideología" imperante ahora (financiada por ellos y sus partenaires, iglesias y CIA mediante).
    • 1991 Fdz Chiti, J. Estética cerámica [1991] Ar (CDH )
      El horizonte de referencia al que apunta la imagen antiilusionista, autónoma, es la re-creación de un modo de vida más humano, más coherente, anhelo que los mercachifles de hoy tildarán de "utópico".
    • 1991 Fdz Chiti, J. Estética cerámica [1991] Ar (CDH )

      Objetivamente, el paso de un tren constituye una imagen efímera, que tiene por cierto un carácter escultórico si lo sabemos despojar de su valoración consumista a la que lo condena unilateralmente el mercado (putesca palabra endiosada hoy por los charlatanes de turno: "mercachifles"los llamamos nosotros). Considerado como un-objeto-en-sí, desasiéndolo mentalmente de la funcionalidad, o fácticamente si para ello usamos un tren viejo, o locomotora en desuso, el tren recobra su objetividad real y, con ello, sus posibilidades expresivas, ideativas, su poder de comunicabilidad desde un ente concreto individual a un ser humano igualmente concreto e individual.

    • 1991 Prensa ABC Cultural, 06/12/1991 [1991] Esp (CDH )
      Esta sociedad civil, libre y confiada, no es que haya generado sino que, realmente, "ha supurado" una gran cantidad de gérmenes y especímenes que pululan en el entorno de la cultura, y del mundo editorial en particular, como podrían estar en la Bolsa de Madrid o Barcelona, con el mismo talante de mercachifles y el atolondrado desconocimiento de los analfabetos que han llegado ya no solo a su propio principio de Peter, sino a la gloria de "la posestupidez".
    • 1992 Alberto, E. Eternidad lunes [1994] 219 Cu (CDH )
      Niños hambrientos, abusos sin nombre, desprecios a granel, deudas impagables, dictadores populistas, asesinos a sueldo, violadores de caminos, mercachifles de sueños, y fue la justa de Pompón quien le rogó que hiciera algo con el látigo a fin de romper las cadenas de tanto sufrimiento.
    • 1992 Rubio, F. Sal chocolate [1992] Esp (CDH )

      El estrépito de vasos y tazas de café habló del combate de quienes arrasaron sus objetivos planteamientos. Al fin y al cabo la figura del presidente no se tocaría, la del delegado de la tendencia tampoco, en apariencia Barco seguiría igual, pero quedaría desplazado su más estrecho colaborador, su soplo ideológico, el cerebro histórico de la tendencia, la lucidez política de Gabriel Fuentes, menos sensible a la modernización, menos vendido por lo tanto al mercado que otras opiniones vertidas encima de la mesa. El argumento de dejar de mirar al pasado era la más honesta justificación del grupo de mercachifles merodeadores, como Mache y Céspedes, los primeros beneficiados del cambio de orientación.

    • 1994 Lledó Íñigo, E. Días y libros [1995] 203 Esp (CDH )
      Sobre todo si sirve para iniciar un diálogo con los que planean la memoria de las ciudades y sirve para evitar la horrenda destrucción que, por citar un único ejemplo, los mercachifles del dinero ciego llevan a cabo en esas costas del país donde el sol simboliza el más radiante símbolo de nuestro hogar cósmico.
    • 1995 Donoso, J. Morir elefantes [1995] Ch (CDH )
      No puede seguir en manos de estos mercachifles sin escrúpulos, estos economistas que están estrangulando al mundo, exterminando el espíritu, la cultura y la memoria.
    • 1996 Prensa ABC Cultural (Madrid), 20/12/1996 [1997] Esp (CDH )
      De este modo, García Martín evita la intromisión de esa legión de energúmenos, psicópatas o locoides que camuflan sus berridos de versolibrismo, pero también veda la posibilidad de bautizar la realidad con palabras nuevas, niega la iluminación y esa dosis de controlado irracionalismo que distingue a los grandes poetas de los mercachifles de la rima.
    • 1996 Prensa ABC Cultural, 29/03/1996 [1996] Esp (CDH )
      el de las zonas rurales, con sus "olvidados" y desvalidos —la Tana, Blas Civicos—, con sus poderosos —don Abilio de la Herralde— y también con los advenedizos y los mercachifles de nuevo cuño que, como el Seminarista, no vacilan en negociar con las más patéticas e inexorables desgracias del ser humano.
    • 1996 Prensa Proceso, 21/07/1996 [1996] Mx (CDH )
      Y negocios para la ciudad, para los organizadores, para los mercachifles de las burocracias del deporte, todo esto en el centenario olímpico.
    • 2002 García Márquez, G. Vivir [2002] Co (CDH )
      Entre ellos, el más importante fue uno escrito por Carlos Martín a solicitud nuestra, en el cual planteaba la necesidad de una valerosa toma de conciencia en lucha contra los mercachifles de los intereses del Estado, de los políticos trepadores y de los agiotistas que entorpecían la libre marcha del país.
    • 2003 Skármeta, A. Baile Victoria [2003] Ch (CDH )
      Cuando los dueños fueron a la policía a quejarse de la desaparición de sus joyas más valiosas, el capitán los vejó llamándolos mezquinos mercanchifles que le pedían un mero trámite policial mientras ellos arriesgaban la vida luchando contra los terroristas de Allende.
    • 2008 Salazar, D. "¿Cuánto cuesta?" [01-04-2008] Letras Libres (letraslibres.com) Mx (CORPES)
      Lejos del servicio público que dicen prestar, de la guía, asistencia y terapia del duelo que dicen estar capacitados para ofrecer, los directores de funeraria se han convertido en meros mercachifles únicamente preocupados por vender el féretro más caro, la mayor cantidad de arreglos florales y, prácticamente, obligar a embalsamar el cuerpo del difunto, aunque la familia sea contraria a ello.
    • 2012 Lombao, A. "Poli bueno malo" [07-05-2012] La Opinión de A Coruña (La Coruña) Co (HD)
      Esto es lo que están haciendo con el personal, que sólo trabaja y contribuye, los mercachifes, que reclaman insaciables nuestros hígados, y los neopoliticastros o politicastros neo, que te pasan la mano por el hombro, dicen comprender tu angustia o tu cabreo, pero te aclaran que no hay más remedio porque, al fin y al cabo, la culpa ha sido tuya, que has vivido por encima de tus posibilidades, que has de reconocer que también quieres ser rico, acumulas medicinas y no das la talla en productividad; que, si te resistes, es peor porque estos mercachifes están dispuestos a ahogarte y es preferible palmarla desangrándose, que es más suave y menos doloroso.
    • 2017 Anónimo "Margaret Keane, ojos grandes" [25-11-2017] La Nación (San José) CR (HD)
      Lo cierto es que Walter olfateó el negocio que le cayó; convenció a la ingenua de Margaret para que todo el día pintara obras en serie y él las comercializó. Ese era un mercachifle capaz de vender el sol
    • 2018 Entrialgo, V. "De hoy en adelante" [19-06-2018] Periodista Digital (Madrid): periodistadigital.com Esp (HD)
      Un presidente que dice representar los intereses generales ha decidido que en lugar de vivir en un país en el que un grupo de notables se ocupan de los asuntos principales, de hoy en adelante viviremos en una tienda de campaña electoral permanente donde van a dormir junto a gente de buena fe nuevos grupos de charlatanes, consulters, mercachifles, traficantes con el dolor humano, comisarios políticos, vendedores de tónicos, crecepelos, pelotas, trepas y saltimbanquis.
  3. 1⟶metáfora
    s. m. y f. desp. Comerciante de poca importancia.
    docs. (1836-2016) 32 ejemplos:
    • 1836 Anónimo "Carta Nueva York" [16-11-1836] p. 4 Diario del Gobierno de la República Mexicana (Ciudad de México) Mx (HD)
      En Wall Street se venden con descaro las tierras de Tejas, y no hay yanke que no diga mis tierras del Colorado, ó mis tierras del Rio grande. Ya voy á mandar mis negros para que las cultiven. No hay mercachifle que no aspire á diez ó veinte leguas de terreno, y á tres ó cuatrocientos negros, que están todavía en Africa. En fin, han creido encontrar la piedra filosofal en Tejas.
    • 2016 Torres, P. "Niño tonto niño viejo" [28-05-2016] p. 18 ABC Cultural (Madrid) Esp (HD)
      El escritor chileno Luis Sepúlveda contó su relación sentimental con el Ratoncito Pérez en un foro sobre bibliotecas de la Universidad Complutense de Madrid en el año 2008. Su ratoncito, dijo, no era un miserable mercachifle (en palabras de su abuelo) sino un tipo literario, y al caerse su primer diente no le dejó en la almohada una moneda, sino la adaptación infantil de El último mohicano, de James Fenimore Cooper.
    • 1836 Anónimo "Carta Nueva York" [16-11-1836] p. 4 Diario del Gobierno de la República Mexicana (Ciudad de México) Mx (HD)
      En Wall Street se venden con descaro las tierras de Tejas, y no hay yanke que no diga mis tierras del Colorado, ó mis tierras del Rio grande. Ya voy á mandar mis negros para que las cultiven. No hay mercachifle que no aspire á diez ó veinte leguas de terreno, y á tres ó cuatrocientos negros, que están todavía en Africa. En fin, han creido encontrar la piedra filosofal en Tejas.
    • 1852 RAE DRAE 10.ª ed. (NTLLE)
      MERCACHIFLE. m. [...] fam. Mercader de poca monta.
    • 1878 Pz Galdós, B. Familia León Roch [2002] Esp (CDH )
      Esos impíos tenderos, leñeros, alfombristas, tapiceros y mercachifles de todas clases, han presentado lo menos veinticinco demandas contra mí... ¡Qué horrible es referir estas miserias! Parece que me arden en la boca las palabras con que te lo cuento, y el sonrojo me quema la cara.
    • 1876-1880 Zugasti Sáenz, J. Bandolerismo [1983] Esp (CDH )
      Los pícaros de raza judaica no hacían en sustancia más que imitar la conducta de sus hermanos más opulentos, sabios y favorecidos de la fortuna, con la diferencia de que si los unos eran médicos, astrólogos y mercaderes, en el mejor sentido de la palabra y en relaciones con la buena sociedad, los otros eran curanderos, embaucadores y mercachifles, en el sentido de la Picaresca, y en íntimo contacto con todas aquellas agrupaciones maleantes, viciosas, criminales y enemigas de la sociedad entera, que formaban los diversos círculos del abismo social de la Hampa.
    • a1895 Navarro Villoslada, F. El mundo nuevo 342 Semanario Pintoresco Español Esp (CDH )
      ¿Piensas que soy un mercachifle, un operario mecánico, un industrial? Soy un hombre de negocios.
    • 1910 Pz Galdós, B. Amadeo I [1910] Esp (CDH )
      Yo, con paciencia y saliva, quiero decir tinta, he reconstruido mi árbol, y en él tengo señoras linajudas, títulos de Castilla, que casi se dan la mano con logreros y mercachifles de baja estofa; tengo un obispo católico, un cura protestante, una madre abadesa, dos gitanos, una moza del partido, un caballero del hábito de Santiago y varios que lo fueron de industria... Soy, pues, un queso de múltiples y variadas leches.
    • 1924 Rivera, J. E. Vorágine [1995] Co (CDH )
      Como estoy envilecido por mis desaciertos, mientras usted no me dignifique con su benevolencia, no ha de parecerle extraña la condición lamentable en que a usted llego, convertido en mercachifle común, que trata de introducir en los dominios de la poesía la propuesta de un negocio burgués. Es el caso —y perdone usted el atrevimiento— que nuestro buen amigo el señor Zubieta me debía sumas de consideración, por dinero prestado y por mercancías, y me las pagó con unos toros que se hallan en el corral, y que yo recibí entonces en la expectativa de que usted pudiera necesitarlos. Véalos, pues, y si algún precio se digna ponerles, sepa que mi mayor ganancia será la de haberle sido útil en algo. /
    • 1985 Vega Herrera, C. Ipancakure [1985] Pe (CDH )
      ¡Maldición, soy el más caído de todos los mercachifles, maldición! (A UNO) Me siento cansado. (SE RASCA) Las pulgas no me dejaron dormir.
    • 1986 Faner, P. Flor sal [1986] Esp (CDH )
      Al marqués de Solleric le sentaba a maravilla el disfraz de mercachifle.
    • 1994 Ortiz-Armengol, P. Aviraneta [1994] Esp (CDH )
      Otro síntoma que señala el narrador: muchos comerciantes malagueños habían salido hacia Gibraltar para hacer grandes compras de géneros; era habitual que en períodos de revolución se concertaran grandes alijos entre el alto comercio y los comandantes del Resguardo, o guardias contra el contrabando, con la complicidad de los intendentes de Provincia, pues el Resguardo se retiraba, en esos días, de las costas con pretexto de que tenían una urgente misión militar. Así se han hecho «todas las grandes fortunas... en la costa de Andalucía» y ese es el origen de «esos comerciantes opulentos que ayer no eran más que unos mercachifles y hoy son unos Cresos empleando ahora sus grandes capitales en empresas de caminos de hierro». /
    • 2001 Chambeaux, J. Circo, Loco Ch (CORPES)
      —Siempre he pensado que a lo mejor hay que retribuir más adelante, -contesté. —Compañeros -dijo uno con voz aflautada- se acabaron las preocupaciones. Como buen niño, pagará puntualmente lo que han invertido en él. Empujaron la caja y de nuevo fui a dar al suelo. —¡Hasta luego, mercanchifle! Quedé tirado, hambriento, confuso. ¿Qué tenía de malo pensar que en algún momento debía retribuir? ¿Cuál era el destino del circo? Habían introducido la duda, aunque también algo se afirmaba en mis convicciones, algo subterráneo, oscuro aún. —¿En qué estás? -un payaso desde afuera. —Le doy vueltas a lo que dijeron hace un rato. —Te vamos a ayudar. Giraron la caja sobre su eje.
    • 2016 Torres, P. "Niño tonto niño viejo" [28-05-2016] p. 18 ABC Cultural (Madrid) Esp (HD)
      El escritor chileno Luis Sepúlveda contó su relación sentimental con el Ratoncito Pérez en un foro sobre bibliotecas de la Universidad Complutense de Madrid en el año 2008. Su ratoncito, dijo, no era un miserable mercachifle (en palabras de su abuelo) sino un tipo literario, y al caerse su primer diente no le dejó en la almohada una moneda, sino la adaptación infantil de El último mohicano, de James Fenimore Cooper.
    • 1836 Anónimo "Carta Nueva York" [16-11-1836] p. 4 Diario del Gobierno de la República Mexicana (Ciudad de México) Mx (HD)
      En Wall Street se venden con descaro las tierras de Tejas, y no hay yanke que no diga mis tierras del Colorado, ó mis tierras del Rio grande. Ya voy á mandar mis negros para que las cultiven. No hay mercachifle que no aspire á diez ó veinte leguas de terreno, y á tres ó cuatrocientos negros, que están todavía en Africa. En fin, han creido encontrar la piedra filosofal en Tejas.
    • 1852 RAE DRAE 10.ª ed. (NTLLE)
      MERCACHIFLE. m. [...] fam. Mercader de poca monta.
    • 1878 Pz Galdós, B. Familia León Roch [2002] Esp (CDH )
      Esos impíos tenderos, leñeros, alfombristas, tapiceros y mercachifles de todas clases, han presentado lo menos veinticinco demandas contra mí... ¡Qué horrible es referir estas miserias! Parece que me arden en la boca las palabras con que te lo cuento, y el sonrojo me quema la cara.
    • 1879 Hernández, J. Vuelta Martín Fierro [1994] Ar (CDH )
      Un nápoles * mercachifle / que andaba con un arpista / cayó también en la lista / sin dificultá ninguna: / lo agarré a la treinta y una * / y le daba bola vista.
    • 1876-1880 Zugasti Sáenz, J. Bandolerismo [1983] Esp (CDH )
      Los pícaros de raza judaica no hacían en sustancia más que imitar la conducta de sus hermanos más opulentos, sabios y favorecidos de la fortuna, con la diferencia de que si los unos eran médicos, astrólogos y mercaderes, en el mejor sentido de la palabra y en relaciones con la buena sociedad, los otros eran curanderos, embaucadores y mercachifles, en el sentido de la Picaresca, y en íntimo contacto con todas aquellas agrupaciones maleantes, viciosas, criminales y enemigas de la sociedad entera, que formaban los diversos círculos del abismo social de la Hampa.
    • 1876-1880 Zugasti Sáenz, J. Bandolerismo [1983] Esp (CDH )

      Veíanse allí romeros, beatos, peregrinantes, comanduleros, tunos, sollastrones de la leonera, trapaceros y farsantes de la farándula, rodeando al rey de Tunia; rufos, tropeleros, jaques, bravos, jayanes, cherinoles, jóvenes pencurias y viejas rabizas escoltando al rey o gallo de Germanía; malandrines, cuatreros, disfrazadores de trezas, grodopogos, danzarinas, cantadoras, agoreras, decidoras de la buenaventura, condes y caballeros gitanos, acompañando al gran duque de Bohemio; mercachifles, prenderos, astrólogos, herbolarios; farmacopeos, afeitadoras y potingueras judías, formando la comitiva del duque de Gaililea [...].

    • 1882 Pz Rosales, V. Recuerdos (1814-1860) [1993] Ch (CDH )

      Estas felices travesuras y otras a éstas parecidas, que no hay para qué relatar; el contacto cada día más frecuente que la actividad comercial nos proporcionaba con el extranjero; la sucesiva llegada a nuestras poco frecuentadas playas de capacidades como la de Lozier, y la de muchas otras, que, sin ser reales de a ocho en sus respectivos países, venían a serlo sin esfuerzo en nuestra patria; la preferente acogida que dispensaba, por las anteriores razones, a todo lo de fuera, la inconsulta hospitalidad de nuestros estrados, aunque los tales de fuera no fuesen otra cosa que meros mercachifles engalanados con la natural desenvoltura del commis voyageur , con el arte de anudarse la corbata y con el no menos atractivo de saber bailar y enseñar las recién llegadas cuadrillas, hicieron creer a muchos padres de familia que la instrucción, para ser buena, sólo podía adquirirse en la culta Europa; y a muchas madres y hasta entonces encogidas hijas en el campo de los devaneos sociales, que fuera de Francia o de Inglaterra no podía encontrarse ni la fuente del galano decir ni el verdadero comme il faut , padre del encanto de los salones.

    • 1887 Cambaceres, E. Sangre [2003] Ar (CDH )

      ¡Quién los veía, quién los oía a ellos, a todos... de dónde procedían, de dónde habían salido, quiénes habían sido, su casta, sus abuelos!... ¡gauchos brutos, baguales, criados con la pata en el suelo, bastardos de india con olor a potro y de gallego con olor a mugre, aventureros, advenedizos, perdularios, sin Dios ni ley, oficio ni beneficio, de ésos que mandaba la España por barcadas, que arrojaba por montones a la cloaca de sus colonias; mercachifles sus padres, tenderos mantenidos a chorizo asado en el brasero de la trastienda y a mate amargo cebado atrás del mostrador; tenderos, mercachifles ellos mismos!...

    • 1887 Clarín Apolo Pafos [1989] Esp (CDH )

      Se oyó ruido de faldas. Por la puerta por donde había salido Apolo entró una dama vestida como una de esas inglesas que representan el hermafrodismo entre el pastor protestante y la monja callejera, y que tienen también algo del comisionista.

      — Si tienes ganas de discutir, ahí está nuestra muy amada y puntillosa Polimnia, que no sabe hacer otra cosa.

      Así dijo Mercurio, poniéndose en pie y saludando con afectación a la musa de la Retórica. La cual, con un gesto displicente, dio a entender a Hermes que le despreciaba.

      Y por si no lo había entendido, exclamó:

      — ¡Mercachifle!

      Fijó en mí sus ojos verdes con pintas, ojos de miope, cargados de lectura, ojos de esos que a todo hombre de letras, miope también y cansado de leer, deben de darle náuseas cuando los encuentre en el rostro de una mujer.

    • 1893 Pz Galdós, B. Torquemada [2002] 59 Esp (CDH )
      Acometido, en aquella gran desgracia, de un feroz escepticismo, no quería ver caras de santos ni Vírgenes, ni aun siquiera la de nuestro Redentor, ya fuese clavado en la cruz, ya arrojando del templo a los mercachifles.
    • 1894 Icaza, F. A. Examen críticos [1894] Mx (CDH )
      Allí no hay más que trastos inservibles, vejestorios que se quieren hacer pasar por antigüedades, baratijas y mercancías de feria pregonadas á voz en cuello por charlatanes y mercachifles.
    • a1895 Navarro Villoslada, F. El mundo nuevo 342 Semanario Pintoresco Español Esp (CDH )
      ¿Piensas que soy un mercachifle, un operario mecánico, un industrial? Soy un hombre de negocios.
    • 1895 Zerolo, E. DiccEnciclLengCastellana (NTLLE)
      MERCACHIFLE. m. 1. Buhonero. —2.despect. Mercader de poca monta. Observ. Se usa más en la 2.ª acep.
    • 1910 Pz Galdós, B. Amadeo I [1910] Esp (CDH )
      Yo, con paciencia y saliva, quiero decir tinta, he reconstruido mi árbol, y en él tengo señoras linajudas, títulos de Castilla, que casi se dan la mano con logreros y mercachifles de baja estofa; tengo un obispo católico, un cura protestante, una madre abadesa, dos gitanos, una moza del partido, un caballero del hábito de Santiago y varios que lo fueron de industria... Soy, pues, un queso de múltiples y variadas leches.
    • 1912 Pz. Galdós, B. Cánovas [2002] 92 Esp (CDH )
      Me reventaban los Condes y Marqueses, mayormente los de nuevo cuño, sacados por don Amadeo y don Alfonso del montón de indianos negreros, de mercachifles enriquecidos o de agiotistas sin conciencia.
    • 1924 Rivera, J. E. Vorágine [1995] Co (CDH )
      Como estoy envilecido por mis desaciertos, mientras usted no me dignifique con su benevolencia, no ha de parecerle extraña la condición lamentable en que a usted llego, convertido en mercachifle común, que trata de introducir en los dominios de la poesía la propuesta de un negocio burgués. Es el caso —y perdone usted el atrevimiento— que nuestro buen amigo el señor Zubieta me debía sumas de consideración, por dinero prestado y por mercancías, y me las pagó con unos toros que se hallan en el corral, y que yo recibí entonces en la expectativa de que usted pudiera necesitarlos. Véalos, pues, y si algún precio se digna ponerles, sepa que mi mayor ganancia será la de haberle sido útil en algo. /
    • 1929 Díaz Fdz, J. Venus mecánica [1983] Esp (CDH )
      Le conmovía el trozo de humanidad que era su patria, entregado todavía al fraile, al militar, al mercachifle.
    • 1932 Asturias, M. A. Gotas de hiel París 1924-1933 Gu (CDH )
      Entre nosotros se cree que al artista, que al escritor, que al obrero intelectual lo persigue una especie de fatalidad que lo obliga a aparecer a sus propios ojos, y a los ojos de sus compatriotas, mercachifles y políticos de campanario, profesionales de ciencia infusa y nuevos ricos, como un desgraciado, un ser que está de más, que no sirve para maldita la cosa, que debe aniquilarse mediante el alcohol o las drogas, que por todos lados es el ejemplo más vivo del fracaso y la vergüenza de su familia y sus amigos.
    • 1933 Mateus, A. ProvincEcuatorianos Ec (NTLLE)
      Mercachifle y Buhonero. Mercader de poca monta.
    • 1951 Aguilera Patiño, L. DiccPanameñismos Pa (NTLLE)
      MERCACHIFLE. m. Despectivo de mercader.
    • 1951 Aguilera Patiño, L. DiccPanameñismos Pa (NTLLE)
      MERCACHIFLE. m. Despectivo de mercader.
    • 1985 Vega Herrera, C. Ipancakure [1985] Pe (CDH )
      ¡Maldición, soy el más caído de todos los mercachifles, maldición! (A UNO) Me siento cansado. (SE RASCA) Las pulgas no me dejaron dormir.
    • 1986 Díez Rdz, L. M. Fuente edad [1993] Esp (CDH )
      — Paco, Paco —repetía Sariegos—, llévanos contigo, no nos abandones en este antro de mercachifles y alcahuetas.
    • 1986 Faner, P. Flor sal [1986] Esp (CDH )
      Al marqués de Solleric le sentaba a maravilla el disfraz de mercachifle.
    • 1988 Moncada, S. Entre mujeres [1989] Esp (CDH )
      Jamás entenderás la diferencia entre la delicadeza de un sentimiento y el chalaneo de una venta entre mercachifles del sexo.
    • 1994 Ortiz-Armengol, P. Aviraneta [1994] Esp (CDH )
      Otro síntoma que señala el narrador: muchos comerciantes malagueños habían salido hacia Gibraltar para hacer grandes compras de géneros; era habitual que en períodos de revolución se concertaran grandes alijos entre el alto comercio y los comandantes del Resguardo, o guardias contra el contrabando, con la complicidad de los intendentes de Provincia, pues el Resguardo se retiraba, en esos días, de las costas con pretexto de que tenían una urgente misión militar. Así se han hecho «todas las grandes fortunas... en la costa de Andalucía» y ese es el origen de «esos comerciantes opulentos que ayer no eran más que unos mercachifles y hoy son unos Cresos empleando ahora sus grandes capitales en empresas de caminos de hierro». /
    • 1994 Romero, M. CédRAE Esp (FG)
      Mercanchifle: vendedor de baratijas.
    • 2001 Chambeaux, J. Circo, Loco Ch (CORPES)
      —Siempre he pensado que a lo mejor hay que retribuir más adelante, -contesté. —Compañeros -dijo uno con voz aflautada- se acabaron las preocupaciones. Como buen niño, pagará puntualmente lo que han invertido en él. Empujaron la caja y de nuevo fui a dar al suelo. —¡Hasta luego, mercanchifle! Quedé tirado, hambriento, confuso. ¿Qué tenía de malo pensar que en algún momento debía retribuir? ¿Cuál era el destino del circo? Habían introducido la duda, aunque también algo se afirmaba en mis convicciones, algo subterráneo, oscuro aún. —¿En qué estás? -un payaso desde afuera. —Le doy vueltas a lo que dijeron hace un rato. —Te vamos a ayudar. Giraron la caja sobre su eje.
    • 2001 RAE DRAE 22.ª ed. (NTLLE)
      mercachifle. [...] m. despect. Mercader de poca importancia.
    • 2010 ASALE DiccAmericanismos (NTLLE)
      mercanchifle. [...] m-f. Ch. Comerciante de poca importancia. pop ^ desp.
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      mercachifle [...] m. y f. despect. Mercader de poca importancia.
    • 2016 Torres, P. "Niño tonto niño viejo" [28-05-2016] p. 18 ABC Cultural (Madrid) Esp (HD)
      El escritor chileno Luis Sepúlveda contó su relación sentimental con el Ratoncito Pérez en un foro sobre bibliotecas de la Universidad Complutense de Madrid en el año 2008. Su ratoncito, dijo, no era un miserable mercachifle (en palabras de su abuelo) sino un tipo literario, y al caerse su primer diente no le dejó en la almohada una moneda, sino la adaptación infantil de El último mohicano, de James Fenimore Cooper.
  4. 2⟶conversión
    adj. desp. [Persona] Que concede una importancia excesiva a las ganancias o al dinero, especialmente en el ejercicio de su profesión.
    docs. (1865-1997) 8 ejemplos:
    • 1865 Anónimo "Destitución Castelar" [21-04-1865] p. 2 La Discusión (Madrid) Esp (HD)
      A consecuencia de la destitución del señor Castelar han presentado ayer tarde su dimisión los catedráticos de la Universidad central D. Nicolás Salmerón y Alonso y D. Miguel Morayta. La noble conducta de nuestros amigos tendrá imitadores entre sus compañeros. Los profesores que comprendan toda a alteza de su encargo, no volverán á pisar los umbrales de la Universidad en tanto que la justicia humana no les limpie del borrón con que han podido manchar su severa pureza las villanas pasiones de políticos mercachifles.
    • 1997 Prensa Caretas, 28/08/1997 [1997] Pe (CDH )
      Cierto, que en el clímax aparente de la película, lo que la anaconda castigaba con particular saña era la codicia del explorador mercachifle Jon Voight (lo regurgitaba antes de tragárselo de nuevo), pero también los inocentes miembros de la expedición científica recibían su coletazo.
    • 1865 Anónimo "Destitución Castelar" [21-04-1865] p. 2 La Discusión (Madrid) Esp (HD)
      A consecuencia de la destitución del señor Castelar han presentado ayer tarde su dimisión los catedráticos de la Universidad central D. Nicolás Salmerón y Alonso y D. Miguel Morayta. La noble conducta de nuestros amigos tendrá imitadores entre sus compañeros. Los profesores que comprendan toda a alteza de su encargo, no volverán á pisar los umbrales de la Universidad en tanto que la justicia humana no les limpie del borrón con que han podido manchar su severa pureza las villanas pasiones de políticos mercachifles.
    • 1893 Pz Galdós, B. Loca casa p. 129 Esp (BD)
      VICTORIA. Hablemos claro. (Coge una silla y se sienta a su lado. Pausa. Expectación de CRUZ.) ¿A cómo lo pagas? CRUZ. ¿Qué? VICTORIA.- Eso que tanto deseas... Así hay que tratarte a ti... Al lado tuyo me he vuelto muy mercachifle, y todo lo cotizo, como tú. CRUZ. (Inquietísimo.) ¡Mujer... mira que...! VICTORIA. (Obligándole a sentarse.) Quieto... Los negocios se tratan con calma y frialdad. CRUZ. Pero los hijos no sé yo que se hayan cotizado nunca.
    • 1896 Anónimo "Suma y sigue" [01-04-1896] Las Circunstancias (Teruel) Esp (HD)
      [...] en los Estados Unidos nos dirigen groseras injurias muchos miembros del Senado, y si Dios no lo remedia, pronto ese pueblo mercachife y egoista, declarará beligeranttes á los rebeldes cubanos, reconociendo los mismos derechos é idénicas consideraciones á los bandidos del Camagüey que al ejército más valiente y civilizado de Europa.
    • 1910 Payró, R. J. Aventuras nieto J. Moreira [1964] p. 175 Ar (BD)
      Había en el salón diez personas de clase mezclada: los dos jóvenes "conocidos" Ferrando y otro—, un político secundario, muy mercachifle, con ínfulas de influyente; el banquero Coen, con su mujer, rubia, miope y tierna, figulina de Sajonia medio resquebrajada ya pero siempre de colores chillones y como infantiles, que me hacía una corte asidua e incondicional.
    • 1915 Linares Becerra, L. / Burgos, J. / Mesa Andrés, J. Barrio latino p. 37 Esp (BD)
      Mar. (sola.) ¡Habrá sinvergüenza ¡Pues no la quiere vender como si fuese una mercancía! ¡Y esa gentuza será capaz dé tolerarlo! ¡¡Los muy interesados, los muy mercachifles!!...
    • 1922 Anónimo (Franco) "García Moreno" [18-03-1922] La Defensa Social (La Laguna) Esp (HD)
      En estos tiempos en que se ensalzan los falsos valores, en que se glorifican y panegirizan los políticos hueros; en estos tiempos en que la farsa y la charlatanería son llevadas en triunfo al sonde la prensa mercachifle... incumbe al periodista católico el deber de contrarrestar esas perniciosas campañas, propagando las virtudes y los bellos gestos de los verdaderos prestigios, que sólo florecen en el campo del catolicismo.
    • 1996 Prensa Excélsior, 17/08/1996 [1996] Mx (CDH )
      Unos lo atribuyen a la pluralidad, a la democracia que llega, a la brusca ruptura de la vieja complicidad mercachifle con el gobierno autoritario, que ya no puede, y dice que no quiere, ser lo último, ni continuar "pagando para que no le peguen".
    • 1997 Prensa Caretas, 28/08/1997 [1997] Pe (CDH )
      Cierto, que en el clímax aparente de la película, lo que la anaconda castigaba con particular saña era la codicia del explorador mercachifle Jon Voight (lo regurgitaba antes de tragárselo de nuevo), pero también los inocentes miembros de la expedición científica recibían su coletazo.
  5. Acepción lexicográfica
  6. s. m. y f. Mx desp. "Epíteto que se aplica al badulaque, bellaco o tipo de ninguna importancia" (Santamaría, DiccMejicanismos-1959).
    docs. (1959) Ejemplo:
    • 1959 Santamaría, F. J. DiccMejicanismos Mx (NTLLE)
      Mercachifle. com. desp. Epíteto que se aplica al badulaque, bellaco o tipo de ninguna importancia.
  7. Acepción lexicográfica
  8. s. m. y f. Esp: Merid (Can) "Corredor de mercado" (Corrales Zumbado / Corbella Díaz / Álvz Mtz, Tesoro LexicogrCanarias-1996).
    docs. (1989-1996) 2 ejemplos:
    • 1989 Alvar, M. (dir.) Léxico marineros, IV Esp (FG)
      MERCACHIFLE “corredor del mercador” [GC 1]
    • 1996 Corrales Zumbado, C. / Corbella Díaz, D. / Álvz Mtz, M. Á. Tesoro LexicogrCanarias Esp (NTLLE)
      mercachife. [...] "Corredor de mercado", merkachife en GC 1 (Alvar: Marineros).

Diccionario histórico de la lengua española
Real Academia Española © Todos los derechos reservados

Con el apoyo de Inditex
cerrar

Buscador general de la RAE