5.ª Entrega (enero de 2018)
Versión del 21/05/2020
Equipo Real Academia Española
Familia Ver familia de palabras
morbo s. (1270-)
morbo, muerbo, morbazo, morbillo
Etim. Voz tomada del latín morbus, atestiguada en el período clásico como 'indisposición o enfermedad'. Posteriormente, en latín tardío y medieval, acompañada la voz de ciertos adjetivos, designaba determinadas enfermedades: la epilepsia (con comitialis, sacer, divinus o maior), y la ictericia (con regius o arquatus 'del color del arco iris'). Morbus desarrolló el valor de 'vicio o defecto moral' en escritores como Cicerón o Séneca (E. Forcellini et al., Totius latinitatis lexicon, s. v. morbus).

La palabra morbo se atestigua en español por primera vez en el compuesto morbo caduco (v. infra), alrededor de 1270, en la Estoria de Espanna de Alfonso X. Con el significado de 'alteración de la salud caracterizada por un conjunto de síntomas', se atestigua en el siglo XIV, en la Visita y consejo de médicos de Estéfano de Sevilla y presenta testimonios en todas las etapas de la historia de la lengua, si bien con menos frecuencia a partir del siglo XX, cuando ya es general el uso de su rival enfermedad. Tras la actuación de la metáfora, en 1916, se registra con la acepción de 'cosa que daña, perjudica o altera el estado normal o el buen funcionamiento [de algo]', en El espectador de J. Ortega y Gasset; con este valor la voz es sinónima, entre otras, de lepra, peste o sarna. La transición desde el primer significado a esta acepción se puede percibir, por ejemplo, en el uso figurado de morbo en un testimonio localizado en La Primera República de B. Pérez Galdós (1911). Como 'afición o inclinación excesiva [a algo]' se documenta en Amor se escribe sin hache (1929-1922), de E. Jardiel Poncela. Con el valor de 'atractivo que despierta lo cruel, desagradable, íntimo, prohibido, truculento o lo considerado indecente' se atestigua en 1952, en El canto de la grilla de R. Rubín; con este significado figura con frecuencia como complemento directo de los verbos dar y tener.

Morbo caduco es la denominación, procedente del latín, de la epilepsia, es decir, la 'enfermedad neurológica causada por un aumento de la actividad eléctrica de las neuronas en alguna zona del cerebro y caracterizada por ataques repentinos, pérdida del conocimiento y convulsiones'; se registra en nuestra lengua por primera vez en la Estoria de Espanna de Alfonso X; sus testimonios se concentran en la etapa medieval y en los Siglos de Oro. Por su parte, el compuesto morbo comicial (que proviene asimismo del latín y es también denominación de la epilepsia) se explica porque en Roma era enfermedad muy temida por ser mal agüero si se producía en tiempo de comicios: se atestigua desde 1490, en el Universal vocabulario en latín y en romance de A. Fernández de Palencia. Morbo gálico, como  'enfermedad infecciosa causada por la bacteria Treponema pallidum, que se transmite por contacto sexual o, en su variedad congénita, de la madre al feto, y caracterizada por la formación de úlceras en la piel en las fases primera y segunda, fiebre, inflamación de las glándulas linfáticas, dolor de garganta y musculares y fatiga en la fase secundaria, y parálisis, ceguera y demencia en la fase avanzada', se atestigua al menos desde 1566, en los Secretos de P. Arias de Benavides, y supone un reflejo de la disputa que se mantuvo entre los países europeos por achacar a otro el origen o procedencia de la sífilis, también llamada sarna española, sarampión de las Indias, morbo índico (documentada solo en 1605, en los Diálogos de apacible entretenimiento de G. L. Hidalgo) y mal francés, entre otras designaciones. Morbo lunático se atestigua ocasionalmente (como en el Libro del arte de las comadres de D. Carbón, 1541) como una denominación más para la epilepsia. Morbo regio, también con origen en una combinación latina, es el nombre que se da a la ictericia, es decir, el 'síntoma de algunas enfermedades del hígado, como la hepatitis, que consiste en la coloración amarillenta de la piel y de las mucosas, causada por un aumento de la bilirrubina'; se atestigua desde 1578, en el Tratado de las drogas y medicinas de las Indias Orientales, de C. Acosta. Morbo serpentino se registra como sinónimo de sífilis, pero no logra arraigar en la lengua, pues se limita al testimonio que ofrece una sola obra, el tratado especializado Fruto de todos los autos contra el mal serpentino, de R. Díaz de Isla (1542).

Cólera morbo (s. v. cólera), con el valor de 'enfermedad infecciosa causada por la bacteria Vibrio cholerae y caracterizada por la aparición de cólicos abdominales, diarrea y vómitos repetidos, que provocan una deshidratación aguda', se documenta a partir de 1710, en la Materia médica misionera de P. Montenegro.

  1. ac. etim.
    s. m. Alteración de la salud caracterizada por un conjunto de síntomas.
    docs. (1400-2014) 116 ejemplos:
    • a1400 Estéfano de Sevilla Visita médicos (BNE, ms. 18052) [2004] Esp (CDH )
      & desende al sinjestro. non paparriba njn. boca ayuso njn boca abierto. por que dormjr paparriba apareja el cuerpo a malos morbos assi commo apropenssiar afrenesi & jn cubu. non boca abierto por que debilitad de las mandibulas & de los musculos aduze & çetera E por esto la ffigura mejor es de lado. tan a ssanos quan a enfermos. ssegunt ypocras proonosticorum. primo testo. ssesto deçimo. ibi den jn comento galieno & mauro & assy de aujçena terçio canon. ffen trezeçima titulo nono & quinto & assi de todos los discretos dichos.
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      morbo [...] m. enfermedad (|| alteración de la salud).
    • a1400 Estéfano de Sevilla Visita médicos (BNE, ms. 18052) [2004] Esp (CDH )
      & desende al sinjestro. non paparriba njn. boca ayuso njn boca abierto. por que dormjr paparriba apareja el cuerpo a malos morbos assi commo apropenssiar afrenesi & jn cubu. non boca abierto por que debilitad de las mandibulas & de los musculos aduze & çetera E por esto la ffigura mejor es de lado. tan a ssanos quan a enfermos. ssegunt ypocras proonosticorum. primo testo. ssesto deçimo. ibi den jn comento galieno & mauro & assy de aujçena terçio canon. ffen trezeçima titulo nono & quinto & assi de todos los discretos dichos.
    • 1428 Villena, E. Trat Astrología [1994] Esp (CDH )
      Et por aquesta parte son conoçidos los nasçimientos de los omnes e los morbos epidimios, guerras e muertes de los reyes, e otras muchas cosas, segúnt la sçiencia lo espone, lo cual repruevan algunos doctores de sancta Iglesia.
    • 1437 El Tostado LParadojas [2000] Esp (CDH )
      Esso mismo es de la potençia odorativa, ca la potençia odorativa resçibe perfecçion en quanto es inmutada de su objecto, que es odorar, & agora sea este odor bueno, agora sea grave, non es algun enojo o enfadamiento en la potençia odorativa mas es el cansamiento por la repugnançia de nuestra complexion, ca algunos odores hay que son conservativos de nuestra complexion, otros odores ay que repugnan a nuestra complexion & quando el odor es conveniente a nuestra complexion non nos enojamos en obrar & quando es el odor contrario de nuestra naturaleza causante en nos algun morbo, ansi como son los odores pestiferos, non nos podemos deleitar en odorarlos; & esta es la manera en que nos enojamos o alegramos en odorar & ansi, aunque la potençia odorativa non se enoje, porque hay en algunos odores repugnançia a nuestra complexion, neçessario es que nos enojemos en odorar.
    • p1450 Anónimo Trad Etimologías [1983] Esp (CDH )
      E por ende los antiguos llamaron 'morbo' a la enfermedat, porque por este nombramiento solo demostrasen la fuerça de la muerte Entre la sanidat e la enfermedat media es la guarda o el melezinamiento, el qual si non conviniere a la enfermedat non aduze a sanidat.
    • 1495 Anónimo Trad Med Gordonio [1991] Esp (CDH )
      La cura será segund la diversidad de las especias, mas conoscido lo simple assaz de ligero se conosce lo compuesto, e curado el morbo verdadero de ligero se cura el morbo conoscido, e por esso en la verdadera cotidiana principalmente entendamos.
    • 1507 Fores, Licenciado Tratado Pestilencia [1997] fol. 2r Esp (CDH )
      & si los medicos avn sean tantos bien bastarian / a los tales consejar temiendo por el tal consejo auer dar dineros co/mo / por la ignorancia de poder aprouechar remedio natural en esta passion / saluo apocrifo las quales dos cosas no han lugar por la mayor parte / quise ordenar vn regimiento con alguna forma curatiua & preseruatiua breue / para este morbo o passion &pedimial que en estos tiempos nos cerca sometiendolo / a coreccion & emienda de los sabios desta arte es verdad quel reuerendissimo / señor doctor Agustin en esta cibdad morador ha fecho vn / tratado contra esta passion bien singular & complido con causas esta mate/ria / determina & pone.
    • 1540-c1550 Mejía, P. Silva [1989-1990] Esp (CDH )

      Suetonio Tranquilo, en la vida de Cayo Calígula, y el ya dicho Plinio, también affirman que, si un hombre muere de ponçoña y yervas que le den, se podrá conoscer; que, el que assí fuere muerto, su coraçón no podrá ser quemado, aunque lo echen en el fuego, y que assí fue experimentado en el coraçón de Germánico, padre de Calígula, emperador. Y lo mismo affirma acaescer en los que mueren de morbo cordíaco.

    • 1535-1557 Fdz Oviedo, G. HGral Indias [1992] Esp (CDH )
      Acuérdome que he oído a algunos destos españoles que se hallaron en Veragua, y en especial a Marcos de Sanabria, de quien de suso se hizo mención, que en aquel tiempo de sus aflicciones y hambre, cómo se morían aquellos pecadores y no se podían enterrar, e se quedaban en los buhíos e fuera dellos sin sepoltura, y hedían y daban causa de más alteración e morbo a los que estaban vivos, un hombre de bien que se llamaba Diego de Campo, natural de la cibdad de Toledo, viéndose muy malo, e conosciendo que no podía escapar, e habiendo lástima de otros que vía muertos y llenos de gusanos, tenía mucha pena en pensar que así le había de intervenir a él, e no deseaba ya mayor socorro que ser sepultado en la iglesia.
    • 1589 Gmz Miedes, B. Gota [2000] fol. 2v Esp (CDH )
      No menos se descubre la fuerça y crueldad del mesmo en el morbo que llaman apoplexía, que se engendra de evaporaciones crudíssimas que suben del estómago a la cabeça y se convierten en dicho humor frigidíssimo.
    • 1614 Glz Nájera, A. Desengaño guerra Chile [1889] Ch (CDH )
      [...] si miramos al contrario el efecto que han hecho en los indios las viruelas, hallaremos ser cosa cierta que se ha ido encendiendo su fuerza entre ellos como fuego, antes que disminuyéndose, pues se vé al presente que ninguna peste suele causar tan grandes mortandades en Europa, cuanto son grandes las que causan las viruelas en los indios de Chile, donde es tan ordinario este morbo, que pocos años deja de hacer en ellos muy grande estrago.
    • 1710 Montenegro, P. Materia médica [1942-1944] Ar (CDH )
      Esta raiz de China se toma de varios modos, y para varias enfermedades, segun la complesion y destemplanzas de varios miembros internos y sujetos, mayormente de todos aquellos morbos que es conveniente desgastarlo, ó deshacerlos por sudor, como son opilaciones, obstrucciones, Hidropesía [...].
    • 1732 Isla, J. F. Cartas de J. Encina [1850] Esp (CDH )

      Todo lo malo se halla en el tal librete, excepto lo racional y lo metódico, que de ello nada tiene, ni malo ni bueno: el método es puramente práctico, sin mezcla de especulativo; prescribe reglas para curar, sin pararse en definir; no se detiene en averiguar qué es sabañon, qué es morbo, qué es flemon, qué es úlcera; supone sabidas estas definiciones, y enseña el modo de curar los accidentes de esta ú de aquella manera. En todos los doce capítulos de que se compone el librete carmoniano, excepto el último, ninguno tiene ni aun el arranque de práctico ú de metódico.

    • 1734 RAE DiccAutoridades (NTLLE)
      morbo. s. m. Lo mismo que Enfermedad.
    • 1753 Feijoo, B. J. Cartas eruditas, IV [2004] Esp (CDH )
      16. Lo que V. mrd. dice en su carta, que el convalecido de la enfermedad pestilente no se supone immune de otros morbos que dentro de la misma peste acaezcan, en ninguna manera incommoda mi systema, porque el decir que no se supone immune, no es afirmar que no lo queda.
    • 1755-1779 Caulín, A. HNueva Andalucía I [1966] Ve (CDH )
      Lo mejor de este arbol es la raiz, y de esta la corteza; mas asi esta, como la del arbol es desecante, calida, y sudorifica; y por tanto se aplica à qualquier morbo, especialmente à los que padecen obstrucciones.
    • 1802 Anónimo "Observaciones médicas mayo" [01-01-1802] Memorial Literario ó Biblioteca Periódica de Ciencias y Artes (Madrid) Esp (HD)
      [...] aunque en estas epidemias catarrales por estar acompañadas de inflamación, uno de los principales socorros era la sangría pronta, en la presente sin el uso de ella se han curado con el método dicho, excepto en los que han degenerado en morbos inflamatorios.
    • 1821 Fdz Moratín, L. Cartas 1821 [1973] Epistolario Esp (CDH )

      Dios te guíe y te libre de morbos. Ya te escribiré desde alguna parte. El hombre que sólo desea quietud, y permanencia, y morir en paz, no lo puede conseguir. Así está escrito en el libro de mis hados.

    • 1844 Foz, B. Vida P. Saputo [1986] 235 Esp (CDH )

      Todos al oír esto se volvieron a mirar a Pedro Saputo y dijo el maestro: — Entiendo, señores, entiendo; también yo me inclinaba a Juan de Jaca; pero con vuestro testimonio se asegura más el mío. Irá Juan de Jaca, y depelará y fugará *los morbos que afligen la población, y cortará la tabe *que la inficiona. (Porque en aquélla se padecían unas calenturillas pútridas que decían que se pegaban un poco a la ropa, y aun a la carne.)

    • 1868 Pirala, A. HGuerra Civil, I [1984] Esp (CDH )

      Era el año de 1630, y el cólera morbo había invadido el Milanesado, y la capital empezaba a estar tan consternada como Madrid en 1834. En Madrid se creyó envenenada el agua: en Milán, las calles, las casas, etcétera.

      «Habíase de nuevo visto, dice, ó parecia verse por esta vez untadas las paredes, las puertas de los edificios públicos y de las casas particulares y los llamadores. La nueva de tales descubrimientos volaba de boca en boca, y como acontece en las grandes preocupaciones, el oirlo hacia el efecto que hubiera podido hacer el verlo. Los ánimos, mucho más sobrecogidos con la presencia del mal, irritados con la insistencia del peligro, admitian más voluntariamente aquella creencia, que la ira anhela castigar, y como observó agudamente á este mismo propósito un escritor, el P. Verri, aman mejor atribuir los males a una iniquidad humana, contra la que puedan desfogar su tormentosa actividad, que reconocerlos en una cosa contra la cual solo sea posible la resignacion. Un veneno esquisito, instantáneo, penetrante, eran palabras más que suficientes á desplegar la violencia y todos los más ocultos y desordenados accidentes del morbo. Se decía compuesto aquel veneno de sapos, de serpientes, de esputos de apestados, etc., y de toda aquello que la salvaje y perversa fantasía supiese encontrar de sucio ó de atroz.

    • 1936-1939 Marañón, G. Conde-Duque [1990] Esp (CDH )

      Cuando se piensa en la causa de este trágico destino póstumo de Olivares, se comprende que a la vida de Don Gaspar le faltó la trágica muerte. Murió nuestro héroe en su cama, rodeado de menudas intrigas caseras, de gentes codiciosas y herido de morbos vulgarísimos.

    • 1962 Mujica Láinez, M. Bomarzo [1996] Ar (CDH )
      Lo que en cambio no era nada raro es el morbo en cuestión, que los italianos achacaban a los franceses, y los franceses a los italianos, y que muchos proclamaban traído de América por los españoles, de suerte que los pueblos de Europa se descargaban los unos en los otros de su responsabilidad.
    • a1974 Avendaño Hübner, J. Perfiles medicina peruana [1983] 62 Pe (CDH )
      Probablemente la Autoridad Sanitaria, reconoció el mérito de su actividad fuera de la capital y por ello fue trasladado, como médico sanitario departamental a Lima, en el año 1925, en cuya función realizó múltiples e importantes campañas contra el Paludismo en Piura, que reveló caracteres de suma intensidad: Viruela, Melitococia y sobre todo Peste bubónica, integrando una comisión con los doctores John D. Long, C. R. Eskey de la Oficina Sanitaria Panamericana y Benjamín Mostajo, eficiente técnico en la lucha contra dicho morbo; en aquella laboró en 1930 y 1931, habiendo cesado como funcionario de la administración pública en el último año, debido al cambio político.
    • 1986 Aguirre Beltrán, G. Antropología médica [1994] Mx (CDH )
      Ciertos tipos de morbo, como la viruela, son en verdad asolantes para los indios; a diferencia de lo que sucede entre españoles y negros quienes padecen formas menos malignas de enfermedad y si bien en algunos casos, como en la sífilis, expresan una morbilidad elevada, pocos son los que perecen.
    • 1992 Ducoudray, L. A. Ojos arrecife [1992] 143 CR (CDH )
      Tan grandes le venían las ganas de orinar y tan difícil le resultaba lograrlo, que las pocas gotas que le salían cuando se sentaba en la taza y que él contaba a fin de averiguar la gravedad de su deterioro, caían como el indicio de un morbo irreversible.
    • 1992 Roa Bastos, A. Vigilia Almirante [1992] Py (CDH )
      Acabarán tales amanuenses y traductores encallando por siglos en una tilde, en una cedilla, en una coma, en una virgulilla que puede contaminarles el morbo encorvado del cólera asiático latente en las letras infectadas.
    • 2003 Iwasaki, F. Neguijón 44 Un milagro informal Pe (CDH )
      Cuando la nube se acrecentó más de la cuenta, Linares revisó el Tratado de los ojos del cordobés Abulcasis y las Institutiones Chirvrgicae de Luis de Mercado, de donde coligió que sufría del morbo de cataratas por culpa de los humores flemosos de la fábrica del vientre.
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      morbo [...] m. enfermedad (|| alteración de la salud).
    • a1400 Estéfano de Sevilla Visita médicos (BNE, ms. 18052) [2004] Esp (CDH )
      & desende al sinjestro. non paparriba njn. boca ayuso njn boca abierto. por que dormjr paparriba apareja el cuerpo a malos morbos assi commo apropenssiar afrenesi & jn cubu. non boca abierto por que debilitad de las mandibulas & de los musculos aduze & çetera E por esto la ffigura mejor es de lado. tan a ssanos quan a enfermos. ssegunt ypocras proonosticorum. primo testo. ssesto deçimo. ibi den jn comento galieno & mauro & assy de aujçena terçio canon. ffen trezeçima titulo nono & quinto & assi de todos los discretos dichos.
    • a1400 Estéfano de Sevilla Visita médicos (BNE, ms. 18052) [2004] Esp (CDH )
      Que luego quel ssennor arçobispo sse leuantare de la ssu letica venerable que ande passeando por la ssu preçiosa Camara estendiendo ssus mjenbros & espelendo sus ssuperfluydades & despues peynar ssu cabeça Et esto por que por el estendimjento de los mjenbros esfuerça el cuerpo & por el peynamjento sson espulssos los vapores que fueron açensos en el tienpo del ssuenno & por la espulsion de las ssuperfluydades contrasta muchos morbos auenjderos.
    • a1400 Estéfano de Sevilla Visita médicos (BNE, ms. 18052) [2004] Esp (CDH )

      Onde todo esto sse concluy quando el pastor bueno a notiçia de ssi & de sus ouejas por que non connosçiendo la cosa obrar en ella. bien non podra assi commo dize galieno jn de morbo. & de açidente & jn ssesto passionario. si el morbo. o la causa non conoçes commo lo podras curar casi non.

    • a1400 Estéfano de Sevilla Visita médicos (BNE, ms. 18052) [2004] Esp (CDH )

      E todo el cuerpo mundifica de todos los vmores corruptos & ssuperfluos por euaporaçion & rresuluçion & aluenga la juuentud. rretarda la ssenetud. & mantiene al omne en ssu vigor ssano sin njngunos morbos.

    • a1400 Estéfano de Sevilla Visita médicos (BNE, ms. 18052) [2004] Esp (CDH )
      Es mas vitoriosissima por que con virtud del ssu criador los morbos noçjuos espelle.
    • a1400 Estéfano de Sevilla Visita médicos (BNE, ms. 18052) [2004] Esp (CDH )
      Otra cosa faze al medico proçeder en ssu çiençia & çetera lo que al medico es de proçeder. es conosçer el morbo & destroyrlo con la ayuda diujnal por que esta es la ssu propia acçion ssegunt galieno jn de jngenjo et jn terçio de Morbo.
    • a1400 Estéfano de Sevilla Visita médicos (BNE, ms. 18052) [2004] Esp (CDH )
      E galieno por cabtela buena perquirio & ssupo la esençia & el logar del morbo.
    • a1400 Estéfano de Sevilla Visita médicos (BNE, ms. 18052) [2004] Esp (CDH )
      Et por tanto dezia galieno duodeçimo de jngenjo titulo primo. qual quier que quisiere rrepunar al morbo.
    • a1400 Estéfano de Sevilla Visita médicos (BNE, ms. 18052) [2004] Esp (CDH )
      El ssegundo consejo es que ssea leal quanto a la cosa vericundial. assi commo el medico espiritual que nunca descubra morbo njn cosa vericundial. quia liçitunei non est.
    • a1400 Estéfano de Sevilla Visita médicos (BNE, ms. 18052) [2004] Esp (CDH )
      Por lo qual escusara muchos de pecar por que algunos por vericundia de ser descubiertos de algunos morbos peligrar sse dexan. por lo qual caen en maxjmos pecados. pues rremedio ordenatjuo pueden auer & por non sser descubiertos lo dexan.
    • a1400 Estéfano de Sevilla Visita médicos (BNE, ms. 18052) [2004] Esp (CDH )
      E a los que notiçia de ssus morbos non oujere. mande ffazer por deuoçion del enfermo algo en tal avn que non aprouechen non enpescan.
    • a1400 Estéfano de Sevilla Visita médicos (BNE, ms. 18052) [2004] Esp (CDH )
      E esto por que de dos cosas dannosas la menos la menos deuemos tomar por que quando el morbo es tal que escusar de dar non sse puede mejor es de dar la medeçina por que es mas menos mala que non la maliçia del morto esperar. mas en lo mas ssy sser pudiere sea mucho desujado de dar medeçinas laxatjuas por que esta es vera obra & mucho aujda en concordia de los antigos medicos segunt galieno allegado por rrasis jn libro esperimentatorum.
    • 1428 Villena, E. Trat Astrología [1994] Esp (CDH )
      Et por aquesta parte son conoçidos los nasçimientos de los omnes e los morbos epidimios, guerras e muertes de los reyes, e otras muchas cosas, segúnt la sçiencia lo espone, lo cual repruevan algunos doctores de sancta Iglesia.
    • 1437 El Tostado LParadojas [2000] Esp (CDH )
      Esso mismo es de la potençia odorativa, ca la potençia odorativa resçibe perfecçion en quanto es inmutada de su objecto, que es odorar, & agora sea este odor bueno, agora sea grave, non es algun enojo o enfadamiento en la potençia odorativa mas es el cansamiento por la repugnançia de nuestra complexion, ca algunos odores hay que son conservativos de nuestra complexion, otros odores ay que repugnan a nuestra complexion & quando el odor es conveniente a nuestra complexion non nos enojamos en obrar & quando es el odor contrario de nuestra naturaleza causante en nos algun morbo, ansi como son los odores pestiferos, non nos podemos deleitar en odorarlos; & esta es la manera en que nos enojamos o alegramos en odorar & ansi, aunque la potençia odorativa non se enoje, porque hay en algunos odores repugnançia a nuestra complexion, neçessario es que nos enojemos en odorar.
    • c1439 Mena, J. Comentario Coronación [1989] 180 Esp (CDH )
      Çipreses: este nonbre le pusieron los griegos e, segund dize Isidoro, en otro tienpo los gentiles, quando solían quemar algún cuerpo muerto, fazían poner muchos ramos de çipreses en derredor de los lugares, porque afuyenta los malos olores la suavidad del olor del palo del çiprés e non dexa confonder el aire del morbo pestilente.
    • a1450 Anónimo Arte cirugía (BNM 2165) [1993] fol. 211v Esp (CDH )
      [...] El / [qua]l defiende los mjenbros / & el cuerpo del calor non / natural E aquesto considra / muy bien aujçena E enel / pleuresis eso mjsmo sy / sea fecha sangria deujda / quitase la causa & el morbo / & el açidente lo qual segund / dize galieno es muy / buena melezjna [...].
    • p1450 Anónimo Trad Etimologías [1983] Esp (CDH )
      E por ende los antiguos llamaron 'morbo' a la enfermedat, porque por este nombramiento solo demostrasen la fuerça de la muerte Entre la sanidat e la enfermedat media es la guarda o el melezinamiento, el qual si non conviniere a la enfermedat non aduze a sanidat.
    • 1490 Palencia, A. VocLatRomance [1967] Esp (NTLLE)
      labes, labis [...], es enfermedad et caýda, morbo; dize se labes, por caer o cundir et, segund Festo Pompeyo, labes, es mancha caýda enla vestidura et por semeiança se atribuye alos ombres dignos de vituperio; regius morbus, es morbo caduco, que interuiene por vsar vino et maniares reales; sonticus, otrosí se dize el morbo sacro que faze caer; ycteron en griego llaman al morbo regino o caduco, tomó nombre de vn animal de color de hiel. A este morbo llaman los latinos arcato.
    • 1495 Anónimo Trad Med Gordonio [1991] Esp (CDH )
      La cura será segund la diversidad de las especias, mas conoscido lo simple assaz de ligero se conosce lo compuesto, e curado el morbo verdadero de ligero se cura el morbo conoscido, e por esso en la verdadera cotidiana principalmente entendamos.
    • 1495 Anónimo Trad Med Gordonio [1991] Esp (CDH )
      Consímile es enfermedad por sí, porque la lepra es error assimilativa en la carne, pero por qualquier señal de la enfermedad consímile no conoscemos la lepra ni la juzgaremos por lepra, sino por lo que faze el morbo oficial que es corrompimiento de la forma e de la figura.
    • 1495 Anónimo Trad Med Gordonio [1991] Esp (CDH )
      Esta notomía posimos mucho breve quanto es possible, por que mejor veamos las enfermedades de los ojos, por quanto el ojo padesce todos los géneros de los morbos, assí como es morbo consímile e official e común.
    • 1495 Anónimo Trad Cirugía Mayor Lanfranco [1987] Esp (CDH )
      E en el pleuresis eso mismo, sy sea fecha sangría deuida, quítase la causa & el morbo & el açidente, lo qual, segund dize Galieno, es muy buena melezina.
    • 1495 Anónimo Trad LPronósticas Gordonio [1992] Esp (CDH )
      La llaue de toda la pronosticación está en comparación dela virtud animal & del morbo, porque sy la virtud animal señoreare al morbo, curar se ha aquel morbo sin dubda ninguna, por que non es otra cosa la salud si non señorío acabado de la natura sobre el morbo o señorío acabado dela medicina sobre la materia del morbo.
    • 1495 Anónimo Trad LPronósticas Gordonio [1992] Esp (CDH )
      E si el morbo señoreare ala natura morirá el paciente, porque non es otra cosa la muerte sy non señorío acabado del morbo sobre la natura.
    • 1495 Anónimo Trad LPronósticas Gordonio [1992] Esp (CDH )
      ENlos morbos non podemos pronosticar sy primero no los conosciéremos, e por esto la primera cosa deue ser el conoscimiesto del morbo.
    • 1495 Anónimo Trad LPronósticas Gordonio [1992] Esp (CDH )
      Apostema es morbo conpuesto enel qual son todas las generaciones delos morbos, asy como es morbo consimile & oficial & común, mas qual destos tres morbos sea por sy o todos en vno, en otro lugar lo fablaré.
    • 1495 Anónimo Trad LPronósticas Gordonio [1992] Esp (CDH )
      Mas delas enfermedades o delas sangres que son engendradas por allegamiento quanto es dela materia que fue allegada enel inuierno, asy se engendrarán apostemas, apoplexia & epilensia & otros morbos semejantes fríos & humidos.
    • 1495 Anónimo Trad LPronósticas Gordonio [1992] fol. 29v Esp (CDH )
      De saber es que estas atales cosas enel comienço del morbo significan muerte, e non significan asy si parecieren después.
    • 1495 Anónimo Trad LPronósticas Gordonio [1992] fol. 30v Esp (CDH )
      E todas estas cosas que dichas auemos son verdaderas sy fueren ansy contra vso, asy como quando estremeciere los dientes contra vso, asy como parece enel comienço de la quartana, sy se fiziere este atal mouimiento enlos morbos agudos mala señal es, por que es y significado espasmo de todo los lacertos que mueuen la mandíbula de yusso cerrando & abriendo & altraues.
    • 1495 Anónimo Trad LPronósticas Gordonio [1992] Esp (CDH )
      Quien en todas estas cosas bien conosciere bien podrá pronosticar enlas apostemas spirituales & enlas fiebres agudas & en las fiebres per agudas & enlos morbos peligrosos, porque quando pareciere enel comienço vómito negro, sin dubda malo es & significa muerte, & asy el vómito líuido o negro muerte significa o grand peligro.
    • 1495 Anónimo Trad LPronósticas Gordonio [1992] Esp (CDH )
      E maguera este mouimiento apressuroso propia mente acontezca enlos morbos agudos, por eso no finca que algunas vezes se puede atrubuyr alos morbos crónicos, maguera que los morbos crónicos se mueuen demouimiento tardío, empero algunas vezes por alguna pressurosa ocasión puede conteçer tribulación & angustia, & en aquel mouimiento apressuroso se puede terminar el morbo & assí será crisi.
    • 1495 Anónimo Trad LPronósticas Gordonio [1992] Esp (CDH )
      Quando la natura señorea al morbo entonçe mueue la natura al morbo & soyaze el morbo so la natura, & enesta manera es el mouimiento del morbo passiua mente, & aquí assy se toma & enesta manera es propia mente mouimiento passiuo del morbo, porque el crisi más perteneçe ala salud que no ala muerte, saluo enlos morbos pestilenciales donde se corrompen los principios dela vida.
    • 1495 Anónimo Trad LPronósticas Gordonio [1992] Esp (CDH )
      La llaue de toda la pronosticación está en comparación dela virtud animal & del morbo, porque sy la virtud animal señoreare al morbo, curar se ha aquel morbo sin dubda ninguna, por que non es otra cosa la salud si non señorío acabado de la natura sobre el morbo o señorío acabado dela medicina sobre la materia del morbo.
    • 1495 Anónimo Trad LPronósticas Gordonio [1992] Esp (CDH )
      La fortaleza del morbo se conosce señaladamente por la virtud enflaqueciente & por grand dolor & grand callentura muy afincada & por non quedar & por non poder soportar & por alienación muy grande & por muy grand sed mucho además & por non dormir, & quando las medicinas non ayudan & por grandez de apostemas que muestra que han de ser o que se quieren fazer, o por nobleza que ha del miembro & por muchedumbre de materia o por su furia, que es quexamiento pungitiuo, que se demuestra o por finchazones o por dolores o por sangrías de dentro enla vena o por el estiércol sangriento o por emorroydas o por gotas, qualesquier que sean, o por otros accidentes mortales, por estas todas se conosce la fuerte malicia del morbo, & segund estos accidentes se remiten más o menos segund esto: sy la malicia del morbo es mayor o menor, segund más o menos, & quando se faze menor, esto se demuestra quando el dolor es poco o ninguno, por que los dolores abaxan las virtudes.
    • 1495 Anónimo Trad LPronósticas Gordonio [1992] Esp (CDH )
      Apostema es morbo conpuesto enel qual son todas las generaciones delos morbos, asy como es morbo consimile & oficial & común, mas qual destos tres morbos sea por sy o todos en vno, en otro lugar lo fablaré.
    • 1495 Anónimo Trad LPronósticas Gordonio [1992] Esp (CDH )
      E está firme en sus qualidades & entonçe ocasiona enfermedades mayores & muchiguan se enel enfermedades frías & secas, assí como es melanconia & otros morbos melanconicos semejantes.
    • 1495 Anónimo Trad LPronósticas Gordonio [1992] fol. 30r Esp (CDH )
      E por esto el morbo bien puede fazer los primeros nuzimientos, asy como flacos & asy respectiuamente, & estas nonlo pueden fazer porque ay fiebre, la qual súbitamente viene asy como rayo, & por esto los accidentes atan terribles enel comienço del morbo non pueden venir.
    • 1495 Anónimo Trad LPronósticas Gordonio [1992] fol. 30r Esp (CDH )
      E por esto el morbo bien puede fazer los primeros nuzimientos, asy como flacos & asy respectiuamente, & estas nonlo pueden fazer porque ay fiebre, la qual súbitamente viene asy como rayo, & por esto los accidentes atan terribles enel comienço del morbo non pueden venir.
    • 1495 Anónimo Trad LPronósticas Gordonio [1992] fol. 35r Esp (CDH )
      E sepas que todas estas orinas o significan principio de morbo o principio dela digestión.
    • 1495 Anónimo Trad LPronósticas Gordonio [1992] fol. 35v Esp (CDH )
      E desaber es que enlas enfermedades enlas quales acontece liberación que necessariamente se sigue declinación del morbo, & asy parece que quando quatro tiempos del morbo fueren conoscidos por la orina, que conoscer se han todas las quantidades & las calidades.
    • 1495 Anónimo Trad LPronósticas Gordonio [1992] Esp (CDH )
      E si parecieren enel comienço del morbo significa breue, & si después & tarde parecieren significa el morbo luengo.
    • 1495 Anónimo Trad LPronósticas Gordonio [1992] Esp (CDH )
      Los tiempos del morbo son concordados en vno, de guisa que sy el principio del morbo es luengo, toda la enfermedad será luenga, & si es breue toda será breue.
    • 1495 Anónimo Trad LPronósticas Gordonio [1992] fol. 37v Esp (CDH )
      E si el mouimiento del morbo es muy ligero con las otras particularias conuenientes terminar se ha ennel día tercero.
    • 1495 Anónimo Trad LPronósticas Gordonio [1992] fol. 39v Esp (CDH )
      E assí digo delos otros morbos qualesquier que sean, quier agudos, quier no agudos, quier grandes, quier pequeños, & es decatar que sea vaziada la materia que peca & toda, porque sy vaziare la materia que no peca, enflaqueçer se ha la virtud & no se curará el morbo, porque non se vazia aquella materia corrupta que es causa del morbo.
    • 1495 Anónimo Trad LPronósticas Gordonio [1992] fol. 39v Esp (CDH )
      E si se rije commo enfermo puede ser que no reçidiuara eneste caso solo, maguera que ralas vezes pueda esto conteçer que no reçidiue, assí como es si el paciente ouiere fiebre cotidiana lenta, del qual la fiebre se tiró sin auacuación sinsible o sin exidura, mas quando vsare regimiento assí como enfermo, verdad es que puede ser si el paciente fuere colérico & la materia poca & sotil & que las otras particularias se acuerden & que sea vaziada la materia sin sentido, & assí se terminará el morbo sin euacuación sensible o syn exidura; empero estas ralas vezes aconteçen, & por esto al médico siempre a tal terminación deue ser sospecha, & assí puede ser que alguno escapará del morbo agudo sin euacuacion sensible o sin exidura.
    • 1495 Anónimo Trad LPronósticas Gordonio [1992] fol. 41r Esp (CDH )
      E porque el morbo se conforta con su semejante & cúrase con su contrario, porque quantas vezes & quando quier & en qual quier signo fuere la luna quando es enel día seteno, entonçe es enel signo dela contraria qualidad, o ambas las qualidades, o quanto ala vna dellas, & assí influye la contraria influencia, & assí la setena dequal quiera enel comienço.
    • 1495 Anónimo Trad LPronósticas Gordonio [1992] fol. 44v Esp (CDH )
      La IIII consideración cae sobre la natura delos morbos enel caer delos cabellos & en serpigo & en otros semejantes enconamientos dela cabeça: si naçieren y varizes es buena señal, & si no nascieren y es mala señal enla manía & enla melanconia & enlas otras especies semejantes a ellas.
    • 1495 Anónimo Trad LPronósticas Gordonio [1992] fol. 44v Esp (CDH )
      E breue mente es de saber que todo morbo, en quanto se muda de miembro noble al mienbro menos noble, & del miembro sensible al menos sensible, & del miembro de dentro al miembro de fuera, & del miembro necessario al menos necessario, siempre es buena señal, & si fuere el contrario será mala señal; avn si el morbo peligroso se mudare en menos peligroso es buena señal, & si fuere el contrario, será el contrario.
    • 1498 Mtz Ampiés, M. Trad Viaje Tierra Santa Breidembach [1498] f. 133r Esp (DiCCaXV)
      «y las dignidades de·la yglesia esten adormidas y puestas debaxo el pesado | muerbo | de litargia. empero muchas vezes miran y sienten y pues que pueden»
    • a1500 Anónimo Melecinas [1995] fol. 33r Esp (CDH )
      Otra / rrazon es que enlos morbos que mas cunple el vomjto son los / morbos viejos asi como la lepra & podraga & epilensia & / çiatica apoplesia cotediana quartana jten enla cotediana / mas conujene por que la cotediana el mjenbro que mas daña / es el estomago [...].
    • a1500 Anónimo Melecinas [1995] fol. 5r Esp (CDH )
      [...] jten la segunda condiçion es para la melezjna prouar que el morbo / sea sinple por que enlos morbos conpuestos non puede ser / fecha çierta prueua o esperimento verbi gratia si en la fiebre flematica / es dado agaricon el qual es caliente & seco non puede derecha / mente enesta fiebre ser prouado por que la fiebre flematica / en rrazon dela materia es fria & en rrazon dela fiebre es / caliente por aquesto aquesta cosa non es fecha çierto esperimento / nesçesario por la melezjna que sea prouado en morbo sinple [...]. /
    • 1506 Álvz Chanca, D. Tratado nuevo [1993] Esp (CDH )

      Como síntoma distintivo digo lo siguiente: cuando en una ciudad o provincia súbitamente aparecen dolores de costado, en la mayor parte de los casos peligrosos, y afectan en un mismo tiempo a muchas y diferentes personas, en especial si afectan a diversas personas de una misma casa, hay que creer que esta pleuresía es contagiosa y, por consiguiente, epidémica; así lo notifica Ali Abbas en su definición de morbo epidémico, donde dice: "morbus epidimialis et multiplex et subitus uno eodem que tempore multitudini hominum comunis", que quiere decir lo sobredicho.

    • 1507 Fores, Licenciado Tratado Pestilencia [1997] fol. 2r Esp (CDH )
      & si los medicos avn sean tantos bien bastarian / a los tales consejar temiendo por el tal consejo auer dar dineros co/mo / por la ignorancia de poder aprouechar remedio natural en esta passion / saluo apocrifo las quales dos cosas no han lugar por la mayor parte / quise ordenar vn regimiento con alguna forma curatiua & preseruatiua breue / para este morbo o passion &pedimial que en estos tiempos nos cerca sometiendolo / a coreccion & emienda de los sabios desta arte es verdad quel reuerendissimo / señor doctor Agustin en esta cibdad morador ha fecho vn / tratado contra esta passion bien singular & complido con causas esta mate/ria / determina & pone.
    • a1424-1520 Anónimo Canc Fdz Íxar [1956] Esp (CDH )
      Dolençia mas yncurable, / nin morbo mas ynsanable, / viçio mas yntolerable, / condiçion mas ynportable, / daño mas ynrreparable, / monstruo mas espantable, / que el nesçio yndisçiplinable / en el mundo non se fable.
    • a1424-1520 Anónimo Canc Fdz Íxar [1956] 887 Esp (CDH )
      / Propiamente la nombro / aquel dezir muy notable / vejez es morbo insanable / en medio del blanco dia / quien mucho la deseo / lea bien este proçeso / con lo que adelante espreso / vera que bien cobdiçio.
    • 1540-c1550 Mejía, P. Silva [1989-1990] Esp (CDH )

      Suetonio Tranquilo, en la vida de Cayo Calígula, y el ya dicho Plinio, también affirman que, si un hombre muere de ponçoña y yervas que le den, se podrá conoscer; que, el que assí fuere muerto, su coraçón no podrá ser quemado, aunque lo echen en el fuego, y que assí fue experimentado en el coraçón de Germánico, padre de Calígula, emperador. Y lo mismo affirma acaescer en los que mueren de morbo cordíaco.

    • 1535-1557 Fdz Oviedo, G. HGral Indias [1992] Esp (CDH )
      Acuérdome que he oído a algunos destos españoles que se hallaron en Veragua, y en especial a Marcos de Sanabria, de quien de suso se hizo mención, que en aquel tiempo de sus aflicciones y hambre, cómo se morían aquellos pecadores y no se podían enterrar, e se quedaban en los buhíos e fuera dellos sin sepoltura, y hedían y daban causa de más alteración e morbo a los que estaban vivos, un hombre de bien que se llamaba Diego de Campo, natural de la cibdad de Toledo, viéndose muy malo, e conosciendo que no podía escapar, e habiendo lástima de otros que vía muertos y llenos de gusanos, tenía mucha pena en pensar que así le había de intervenir a él, e no deseaba ya mayor socorro que ser sepultado en la iglesia.
    • 1578 Micón, J. Diario juicio cometa [2000] fol. 51r Esp (CDH )
      Y, dado que en nuestra España no domine más el signo de una provincia, qu'es Portugal, y tres ciudades, la fuerte Soria, Carmona y Tortosa, a todos también nos amenaza, pues apareció en el arco de Sagitario, que es señor de toda España, con su Júpiter infortunado, mas no será tanto como en Levante, pues sólo serán algunos morbos diuturnos y otros agudos contagiosos, de que ya hablo en mi pronóstico hecho de 78.
    • 1578 Micón, J. Diario juicio cometa [2000] fol. 61r Esp (CDH )
      Y si los cometas aparecieren en triángulo de fuego, señalan calores grandes con secas y perdición de semillas, carestía y hambre, con tal distinctión que, si fuere en Aries, que domina a la cabeça, serán d'ella los dolores con otras enfermedades cálidas, secas, morrina de ganados, chóleras, iras y aun encuentros de effussiones sanguíneas de guerras, como fue del año 1472, en que apareció un cometa con cola hazia Levante, ígnito en tal lugar a quien sucedió lo susodicho de sequedad, morbo contagioso y guerras muchas quando Mahometo turco se huvo de bolver con cien mil del sitio de Constantinopla, la cabeça quebrada por el Duque Nicolás de Venetia.
    • 1580 Herrera, F. Comentarios Garcilaso [1972] Esp (CDH )
      De esta suerte se nota la diferencia de mal y accidente, que es la misma que hay entre morbo y síntoma.
    • 1589 Gmz Miedes, B. Gota [2000] fol. 2v Esp (CDH )
      No menos se descubre la fuerça y crueldad del mesmo en el morbo que llaman apoplexía, que se engendra de evaporaciones crudíssimas que suben del estómago a la cabeça y se convierten en dicho humor frigidíssimo.
    • 1589 Gmz Miedes, B. Gota [2000] fol. 2v Esp (CDH )

      No menos se descubre la fuerça y crueldad del mesmo en el morbo que llaman apoplexía, que se engendra de evaporaciones crudíssimas que suben del estómago a la cabeça y se convierten en dicho humor frigidíssimo. El mismo es causa del morbo que llaman paralítico y, finalmente, del dolor de la cólica; pues el mal de la hijada, no hay duda sino que algún ramo d'este humor le cabe.

    • 1599 Mercado, L. LPeste [1921] Esp (CDH )
      Y esto no obstante, en muchas consultas se ha echado de ver que no falta quien aun afirme que no es necesario para morbo vulgar y pestilente que el aire se corrompa. Negación de algunos autores de que no es necesario que el aire se corrompa para desarrollarse la peste.
    • 1599 Mercado, L. LPeste [1921] 185 Esp (CDH )
      A lo cual decimos que es ligera interpretación, pues que, cuando llegan a ser muchos los enfermos, ya el aire ha de tener daño que haga común y popular el morbo agudo; porque como peste no es especie de morbo, sino condición añadida, a cualquiera que se añada, hará morbo pestilente, pero no será popular si no da a muchos, y esto no puede por sólo ser aguda ni por ser perniciosa y pestilente, sino por tener causa común, como el aire, y así queda firme lo dicho.
    • 1599 Mercado, L. LPeste [1921] 294 Esp (CDH )
      Para entera noticia de lo cual, se debe advertir que, aunque entre los más Médicos y Filósofos se excluye la causa formal de razón de morbo, y que en los tales no le hay, por consistir en defecto y privación, con todo eso, los morbos, aunque sea ansi, que no tengan su esencia y formalidad en el defecto, la tienen en el afecto que resulta del defecto en la parte viviente y que por el defecto queda dañada.
    • 1599 Mercado, L. LPeste [1921] 173 Esp (CDH )
      Y no será cordura decir que sólo el estado y sumo vigor fuese peste, y la declinación y principio son morbos pestilentes y que difieren en especie, que, en efecto, sería componer una quimera de cuerpo de elefante y cola y cabeza de ratón, porque de esto se seguirá, forzosa y necesariamente, que si hoy hiere o mata muchos, sea peste, y si mañana no mata o hiere más de dos, no lo sea; que este peligro corre esta opinión tan ridícula, pues es cierto que más y menos, y en cualquiera cosa, no puede variar especie, porque esta reglilla la misma verdad y fuerza tiene en medicina que en filosofía, como consta de un causón de dos grados de calor, y otro de tres, y lo mismo en las tercianas y demás morbos.
    • 1599 Mercado, L. LPeste [1921] Esp (CDH )
      Y cuando mucho quiere encarecer los que mueren en las pestes, dice como en el 1 de rat. vic. tex. 9, tratando de los morbos pestilentes en comparación de los demás morbos que no lo son, dice Hipócrates: Quam reliqui universi maiorem multitudinem perimere solent, que a la letra, y con claridad, quiere decir que las constituciones y morbos pestilentes matan mayor muchedumbre que todas las demás enfermedades; que nadie habrá que pueda inferir de esta sentencia, que han de morir los más de los que se apestaren.
    • 1599 Mercado, L. LPeste [1921] 185 Esp (CDH )
      De lo cual infieren, que como para los morbos agudos no es necesario vicio del aire, y de éstos, en matando muchos, se hace peste, que para alguna peste no es necesario vicio del aire.
    • 1599 Mercado, L. LPeste [1921] 185 Esp (CDH )
      A lo cual decimos que es ligera interpretación, pues que, cuando llegan a ser muchos los enfermos, ya el aire ha de tener daño que haga común y popular el morbo agudo; porque como peste no es especie de morbo, sino condición añadida, a cualquiera que se añada, hará morbo pestilente, pero no será popular si no da a muchos, y esto no puede por sólo ser aguda ni por ser perniciosa y pestilente, sino por tener causa común, como el aire, y así queda firme lo dicho.
    • 1614 Glz Nájera, A. Desengaño guerra Chile [1889] Ch (CDH )
      [...] si miramos al contrario el efecto que han hecho en los indios las viruelas, hallaremos ser cosa cierta que se ha ido encendiendo su fuerza entre ellos como fuego, antes que disminuyéndose, pues se vé al presente que ninguna peste suele causar tan grandes mortandades en Europa, cuanto son grandes las que causan las viruelas en los indios de Chile, donde es tan ordinario este morbo, que pocos años deja de hacer en ellos muy grande estrago.
    • 1632 Castillo Solórzano, A. Niña embustes [1986] Esp (CDH )
      MATANGA / Ginés, el mal es tan grave, / que retirarnos conviene / a hacer los tres una junta / sobre lo que hacer se debe; / que la orina nos indica / estar el cuerpo doliente / de grave morbo.
    • 1710 Montenegro, P. Materia médica [1942-1944] Ar (CDH )
      [...] y en fin, misto el Guayacán con la Aristoloquia rotunda no hay mal frances que no cure, y todas las enfermedades de reumas frias, como diré en el capitulo del palo santo del Guaycurú aromatico, haciendo bebidas magistrales, segun la nesecidad y sujetos, ó complicacion de morbos.
    • 1710 Montenegro, P. Materia médica [1942-1944] X, 176 Ar (CDH )
      La raiz de China es el mas eficáz remedio que hallo, en lo que hasta hoy he podido informarme, asi por lo que de él dicen los autores citados, como por las experiencias de otros muchos, que con sola ella he visto curar de morbos varios a un tiempo complicados con el mal frances, ó galico: su uso es como se sigue.
    • 1710 Montenegro, P. Materia médica [1942-1944] Ar (CDH )
      Esta raiz de China se toma de varios modos, y para varias enfermedades, segun la complesion y destemplanzas de varios miembros internos y sujetos, mayormente de todos aquellos morbos que es conveniente desgastarlo, ó deshacerlos por sudor, como son opilaciones, obstrucciones, Hidropesía [...].
    • 1710 Montenegro, P. Materia médica [1942-1944] Ar (CDH )

      A los que han tomado comidas venenosas ó muy frias: á los de temblores, y opilaciones de nervios por abstracciones frias á los de frialdad y crudeza del celebro, y partes de la coucion, á los que padecen opilaciones antiguas, tomandola con la miel de avejas todos estos de crudeza; pero en las fiebres es mejor con los xarabes ya dichos: excepto, si el enfermo padece algunas crudezas de estomago, higado, ó vientre, que en tal caso, conviene la miel en el principio del morbo.

    • 1732 Isla, J. F. Cartas de J. Encina [1850] Esp (CDH )

      Todo lo malo se halla en el tal librete, excepto lo racional y lo metódico, que de ello nada tiene, ni malo ni bueno: el método es puramente práctico, sin mezcla de especulativo; prescribe reglas para curar, sin pararse en definir; no se detiene en averiguar qué es sabañon, qué es morbo, qué es flemon, qué es úlcera; supone sabidas estas definiciones, y enseña el modo de curar los accidentes de esta ú de aquella manera. En todos los doce capítulos de que se compone el librete carmoniano, excepto el último, ninguno tiene ni aun el arranque de práctico ú de metódico.

    • 1732 Isla, J. F. Cartas de J. Encina [1850] Esp (CDH )

      A fin de probar su extraño asunto, planta por montera al capítulo este texto de Hipócrates, en sus Prenociones: Ulcus autem, sive priùs factum fuerit, sive in morbo accesserit, considerare oportet. Y no nos dirá el Licenciado Carmona, ¿á qué viene este texto para convencer aquel aserto? ¿Quién, sino Carmona, de este antecedente que contiene formalmente las palabras de Hipócrates: «Conviene considerar la úlcera, ya proceda ó ya siga á la calentura», ha inferido esta consecuencia: luego la calentura es el morbo mas cruel? Ciertamente, si esta lógica zorrera comienza á tener valimiento, cualquiera podrá sacar ilaciones de capricho, figurándose á su antojo cualquier inconexo antecedente. Vayan un par de ellas por verbi-gracia: «Conviene saber latin, ya sea ántes ó ya sea despues de manifestar el hipo de cirujano latino: luego el hipo de latino es el morbo mas cruel que abrasa las entrañas del Licenciado Carmona. Conviene entender prácticamente qué cosa es ser racional, ántes de sacar á la vergüenza un triste libro con el título de Método racional : luego la poca vergüenza, el descaro y la osadía son el morbo mas cruel que inflama los ijares del cirujano latino.»La verdad sea dicha, que el Licenciado Carmona solo trajo el texto de Hipócrates porque estaba en latin, mas no porque viniese á propósito [...].

    • 1732 Isla, J. F. Cartas de J. Encina [1850] Esp (CDH )
      Dice, en fin, lo cuarto, que la calentura no pocas veces nos pone en gravísimo peligro de la vida: A quo maximum vitae periculum rarò non impendet; y cátate aquí, segun la anti-lógica del Licenciado, que la calentura es el morbo mas cruel.
    • 1732 Isla, J. F. Cartas de J. Encina [1850] 409 Esp (CDH )
      Estos morbos y otros innumerables dañan tanto ó mas que la calentura, todas las acciones del hombre, inclusas las racionales: luego por esta razon han de ser dichos morbos por lo ménos tan crueles y tan feroces como las señoras liebres, las cuales estarán justamente resentidas de la injuria que las hace el Licenciado latino, tratándolas á boca llena de mas crueles que todos los demas morbos, y levantándolas á vista de todo el mundo este cruel testimonio.
    • 1732 Isla, J. F. Cartas de J. Encina [1850] Esp (CDH )

      En todos los doce capítulos de que se compone el librete carmoniano, excepto el último, ninguno tiene ni aun el arranque de práctico ú de metódico. El primero dice qué se ha de entender por el morbo mas cruel.

    • 1732 Isla, J. F. Cartas de J. Encina [1850] Esp (CDH )
      Ahora bien (preguntaria yo al señor Licenciado Carmona si le tuviera presente), díganos vuestra merced en puridad, ¿en todos estos once capítulos se descubre siquiera alguna cosa que huela á método, práctica y gobierno con que se ha de curar, no digo yo un sabañon complicado con el morbo mas cruel, pero ni aun la picadura de una mosca, complicada con el beso taimado de algun piojo?
    • 1732 Isla, J. F. Cartas de J. Encina [1850] Esp (CDH )
      Dice, lo tercero, que si no es aguda, por lo ménos tiene grande conexión con casi todos los morbos agudos; á la manera que Carmona por natural simpatía conserva estrecha amistad con casi todos los entendimientos zopencos: Vel acuti propè omnibus connexus.
    • 1732 Isla, J. F. Cartas de J. Encina [1850] 409 Esp (CDH )
      Estos morbos y otros innumerables dañan tanto ó mas que la calentura, todas las acciones del hombre, inclusas las racionales: luego por esta razon han de ser dichos morbos por lo ménos tan crueles y tan feroces como las señoras liebres, las cuales estarán justamente resentidas de la injuria que las hace el Licenciado latino, tratándolas á boca llena de mas crueles que todos los demas morbos, y levantándolas á vista de todo el mundo este cruel testimonio.
    • 1734 RAE DiccAutoridades (NTLLE)
      morbo. s. m. Lo mismo que Enfermedad.
    • 1750 Torres Villarroel, D. Vida V [1972] Vida Esp (CDH )

      Encaramaron mis males los médicos a la clase de exquisitos, rebeldes, difíciles y de los más sordos a los llamamientos de la medicina; y sin saber el nombre, el apellido, la casta ni el genio de las dolencias, las curaban y perseguían, a costa de mi pellejo, con todos los disparates y frioleras que se venden en las boticas. De cada vez que me visitaban, discurrían un nuevo nombre con que baptizaban mi mal y su ignorancia; pero lo cierto es que nunca le vieron el rostro, ni conocieron su malicia ni su descendencia. Muchas veces la oí llamar hipocondría, otras coágulo en la sangre, bubas, ictericia, pasión de alma, melancolía morbo, obstrucciones, brujas, hechizos, amores y demonios; y yo —¡tan salvaje crédulo!— aguanté todas las perrerías que se hacen con los ictéricos, los hipocondríacos, los coagulados, los obstruidos y los endemoniados [...].

    • 1753 Feijoo, B. J. Cartas eruditas, IV [2004] Esp (CDH )
      16. Lo que V. mrd. dice en su carta, que el convalecido de la enfermedad pestilente no se supone immune de otros morbos que dentro de la misma peste acaezcan, en ninguna manera incommoda mi systema, porque el decir que no se supone immune, no es afirmar que no lo queda.
    • 1753 Feijoo, B. J. Cartas eruditas, IV [2004] Esp (CDH )
      Estando a la expressión de V. mrd., ni se supone esso, ni lo contrario; y esta indiferencia me dexa el campo libre para tomar el partido de afirmar que queda immune de otros morbos, como de el pestilencial.
    • 1753 Feijoo, B. J. Cartas eruditas, IV [2004] 139 Esp (CDH )
      Aquellas, pues, y no estas, se evacuan en la crisis saludable de la enfermedad pestilencial, y por esso queda el convaleciente indemne de la recaída en ella, mas no de otros morbos.
    • 1755-1779 Caulín, A. HNueva Andalucía I [1966] Ve (CDH )
      Lo mejor de este arbol es la raiz, y de esta la corteza; mas asi esta, como la del arbol es desecante, calida, y sudorifica; y por tanto se aplica à qualquier morbo, especialmente à los que padecen obstrucciones.
    • 1755-1779 Caulín, A. HNueva Andalucía I [1966] Ve (CDH )
      En sus efectos muestra tener la misina virtud, que la Coloquinta oriental; para evacuar los humores crasos, y serosos; para enfermedades viejas, y tenaces; para afectos de los nervios, y articulos; para las obstrucciones de los intestinos; para la perlesía, asma, colica, flatos, hidropesía, y otros morbos cronicos.
    • 1802 Anónimo "Observaciones médicas mayo" [01-01-1802] Memorial Literario ó Biblioteca Periódica de Ciencias y Artes (Madrid) Esp (HD)
      [...] aunque en estas epidemias catarrales por estar acompañadas de inflamación, uno de los principales socorros era la sangría pronta, en la presente sin el uso de ella se han curado con el método dicho, excepto en los que han degenerado en morbos inflamatorios.
    • 1821 Fdz Moratín, L. Cartas 1821 [1973] Epistolario Esp (CDH )

      Dios te guíe y te libre de morbos. Ya te escribiré desde alguna parte. El hombre que sólo desea quietud, y permanencia, y morir en paz, no lo puede conseguir. Así está escrito en el libro de mis hados.

    • 1844 Foz, B. Vida P. Saputo [1986] 235 Esp (CDH )

      Todos al oír esto se volvieron a mirar a Pedro Saputo y dijo el maestro: — Entiendo, señores, entiendo; también yo me inclinaba a Juan de Jaca; pero con vuestro testimonio se asegura más el mío. Irá Juan de Jaca, y depelará y fugará *los morbos que afligen la población, y cortará la tabe *que la inficiona. (Porque en aquélla se padecían unas calenturillas pútridas que decían que se pegaban un poco a la ropa, y aun a la carne.)

    • 1868 Pirala, A. HGuerra Civil, I [1984] Esp (CDH )

      Era el año de 1630, y el cólera morbo había invadido el Milanesado, y la capital empezaba a estar tan consternada como Madrid en 1834. En Madrid se creyó envenenada el agua: en Milán, las calles, las casas, etcétera.

      «Habíase de nuevo visto, dice, ó parecia verse por esta vez untadas las paredes, las puertas de los edificios públicos y de las casas particulares y los llamadores. La nueva de tales descubrimientos volaba de boca en boca, y como acontece en las grandes preocupaciones, el oirlo hacia el efecto que hubiera podido hacer el verlo. Los ánimos, mucho más sobrecogidos con la presencia del mal, irritados con la insistencia del peligro, admitian más voluntariamente aquella creencia, que la ira anhela castigar, y como observó agudamente á este mismo propósito un escritor, el P. Verri, aman mejor atribuir los males a una iniquidad humana, contra la que puedan desfogar su tormentosa actividad, que reconocerlos en una cosa contra la cual solo sea posible la resignacion. Un veneno esquisito, instantáneo, penetrante, eran palabras más que suficientes á desplegar la violencia y todos los más ocultos y desordenados accidentes del morbo. Se decía compuesto aquel veneno de sapos, de serpientes, de esputos de apestados, etc., y de toda aquello que la salvaje y perversa fantasía supiese encontrar de sucio ó de atroz.

    • 1911 Pz Galdós, B. Primera República [2002] Esp (CDH )

      A media mañana se me presentó un día Doña Gramática, compungida y bien abarrotada de locuciones hiperbólicas y laberínticas, ore rotundo, anunciándome, a fuer de solícita embajadora, la visita de la divina Madre. Afortunadamente, no se corrió demasiado en el mensaje, por priesa de sus quehaceres... Partió deseándome la pronta sedación de mi espasmo neuro-imaginativo... Me arreglé un poco, y al cuarto de hora entraron en mi estancia Mariclío y Doña Caligrafía. Vestían ambas de negro, con mantilla, como señoras mayores de la clase media que, al volver de misa, visitaban a un pobre enfermo. La Madre traía un librito como los que usan las señoras cuando van a sus devociones, y la otra dama una caja de cartón, cruzada con cinta roja, que se me antojó regalito de confituras.

      El respeto y la emoción me paralizaron la lengua. Tardé un rato en expresar a la divina Señora el gozo que de verla sentía. «Padeces, querido Tito —me dijo ella, sentándose junto a mí y poniendo su mano en la mía— el morbo europeo, la epidemia de la civilización, que la Medicina del día atribuye a los nervios y la de antaño achacaba a los demonios. Entiendo yo que es flaqueza del cerebro, resultante del vértigo de los goces fáciles, del ansia de asimilar sabidurías de artes y ciencias, que viene a ser la guía del entendimiento. ¿Cree mi buen Tito que estas generaciones, debilitadas por la continua labor pensante y emotiva en el curso precipitado de la vida mental, pueden arrasar las instituciones caducas, y erigir sobre sus ruinas el monumento del Federalismo, que tiene por base las virtudes y el vigor físico de los pueblos?

    • 1915 Herrera Reissig, J. Lunas oro [1999] Ur (CDH )
      Ante la tumba, que el destino torvo / Abriera por tu amor, nos citó a juicio / La honda conciencia, y fue nuestro suplicio / Como un vampiro de implacable morbo... / Bajo el influjo del menguante corvo, / Que acuchillaba un grave maleficio, / Bebimos el horror del sacrificio, / Agonía a agonía y sorbo a sorbo.
    • 1929 Espina, A. Luna copas [1929] Esp (CDH )
      Soy risueña, desenfadada, libre, apasionada del deporte, exenta de morbos sentimentales, de espíritu analítico, y con una cultura no escasa, pero bien compensada.
    • 1936-1939 Marañón, G. Conde-Duque [1990] Esp (CDH )

      Cuando se piensa en la causa de este trágico destino póstumo de Olivares, se comprende que a la vida de Don Gaspar le faltó la trágica muerte. Murió nuestro héroe en su cama, rodeado de menudas intrigas caseras, de gentes codiciosas y herido de morbos vulgarísimos.

    • 1951 Soriano, E. Caza [1992] Esp (CDH )
      Y ambos, como lugareños, lamentándose desproporcionadamente de los contratiempos económicos: la sequía, el pedrisco, el morbo del ganado, la peste de los cerdos, desfilaron por sus bocas en dolientes letanías, como calamidades bíblicas irreparables.
    • 1962 Mujica Láinez, M. Bomarzo [1996] Ar (CDH )
      Lo que en cambio no era nada raro es el morbo en cuestión, que los italianos achacaban a los franceses, y los franceses a los italianos, y que muchos proclamaban traído de América por los españoles, de suerte que los pueblos de Europa se descargaban los unos en los otros de su responsabilidad.
    • 1962 Mujica Láinez, M. Bomarzo [1996] Ar (CDH )
      La historia larga y enrevesada del pastor Sifilo, atacado por la enfermedad venérea porque había ultrajado a Diana, y del trasplante del morbo de América a Europa, llevado por los marineros profanadores, me dejaba impasible.
    • 1962 Mujica Láinez, M. Bomarzo [1996] 427 Ar (CDH )
      Según se dijo después su salud decaía, ya que en el verano había enfermado de malaria, contraída en los pantanos vecinos de la propiedad de la bella, y eso se complicó con los gajes del morbo de Fracastoro que debía presumiblemente a Zafetta, la meretriz.
    • a1974 Avendaño Hübner, J. Perfiles medicina peruana [1983] 62 Pe (CDH )
      Probablemente la Autoridad Sanitaria, reconoció el mérito de su actividad fuera de la capital y por ello fue trasladado, como médico sanitario departamental a Lima, en el año 1925, en cuya función realizó múltiples e importantes campañas contra el Paludismo en Piura, que reveló caracteres de suma intensidad: Viruela, Melitococia y sobre todo Peste bubónica, integrando una comisión con los doctores John D. Long, C. R. Eskey de la Oficina Sanitaria Panamericana y Benjamín Mostajo, eficiente técnico en la lucha contra dicho morbo; en aquella laboró en 1930 y 1931, habiendo cesado como funcionario de la administración pública en el último año, debido al cambio político.
    • 1979 Prats, G. Vacunas [1979] Esp (CDH )
      El aislamiento de los enfermos contribuía realmente a evitar la propagación del morbo y lógicamente confirmaba la suposición de que alguna sustancia debía pasar del enfermo al sano, transmitiendo la enfermedad.
    • 1982 Gmz Ojea, C. Cantiga agüero [1982] Esp (CDH )
      La riada de febrero se llevó a campesinos y ganados y a principios del verano se extendió una epidemia de extraño morbo que afectaba sobre todo a los más ancianos, que morían hinchados y ennegrecidos.
    • 1982 Gmz Ojea, C. Cantiga agüero [1982] Esp (CDH )
      Constanza Figueroa, incólume a las maldiciones, tuvo que llorar sin embargo por Isol Mármol, la pequeña que se moría sin remedio de extraño y maligno morbo.
    • 1986 Aguirre Beltrán, G. Antropología médica [1994] Mx (CDH )
      Ciertos tipos de morbo, como la viruela, son en verdad asolantes para los indios; a diferencia de lo que sucede entre españoles y negros quienes padecen formas menos malignas de enfermedad y si bien en algunos casos, como en la sífilis, expresan una morbilidad elevada, pocos son los que perecen.
    • 1986 Aguirre Beltrán, G. Antropología médica [1994] Mx (CDH )
      En la circunstancia anotada los parásitos inductores de morbos destructivos no pueden prosperar si tienen al hombre como exclusivo huésped; el parásito que ataca una pequeña banda pronto se queda sin persona susceptible que le aloje y, consecuentemente, desaparece.
    • 1992 Ducoudray, L. A. Ojos arrecife [1992] 143 CR (CDH )
      Tan grandes le venían las ganas de orinar y tan difícil le resultaba lograrlo, que las pocas gotas que le salían cuando se sentaba en la taza y que él contaba a fin de averiguar la gravedad de su deterioro, caían como el indicio de un morbo irreversible.
    • 1992 Roa Bastos, A. Vigilia Almirante [1992] Py (CDH )
      Acabarán tales amanuenses y traductores encallando por siglos en una tilde, en una cedilla, en una coma, en una virgulilla que puede contaminarles el morbo encorvado del cólera asiático latente en las letras infectadas.
    • 1993 Sarduy, S. Pájaros playa [1993] Cu (CDH )

      Se aplica una preparación hialina y verdosa —olor mentolado y nauseabundo— en una desgarradura persistente, entre el testículo izquierdo, canoso y desinflado y el —ya sin ímpetu ni talla— engurruñado sexo.

      Ejercicios simplones para aumentar la capacidad respiratoria.

      Un tazón de pastillas a tragarse pensando en otra cosa.

      Las encías y la lengua, con algodón y un palillo, se humedecen de un líquido cáustico y desinfectante, que disuade el morbo de toda posible intimidación.
    • 1996 Prensa El Diario Vasco, 19/09/1996 [1996] Esp (CDH )
      «Muy probablemente Juan Pablo II está afectado por la enfermedad de Parkinson; todos los síntomas concuerdan en que podría tratarse de una forma atenuada de dicho morbo que a veces es denominado semiparkinson».
    • 1996 Prensa ABC Cultural, 03/05/1996 [1996] Esp (CDH )

      Vicente Verdú ha escrito un ensayo, "El planeta americano", en el que narra sus impresiones de una estancia de tres años en Estados Unidos y que ha sido distinguido con el XXIV Premio Anagrama de Ensayo. En él podemos encontrar más información y descripción del modo de vida americano que análisis o interpretación. Ya en la introducción reconoce una intención terapéuticaque apenas encubre su abierta y más tarde confirmada hostilidad. "América es tan fascinante en su capacidad de contagio como lo son los procesos epidémicos. A mí no me parece bien que el mundo contraiga este virus sin una defensa crítica ni de cualquier otro modo". Más que de un país se diría que se trata de una grave patología. De este modo, se recrea en la descripción de unos síntomas que deberíamos evitar, más que en un afán de entender y de ver las cosas claras. Digamos, por seguir con el símil clínico, que hay más de Anatomía patológica que de Anatomía sin más. Más que el diagnóstico de un país, parece el diagnóstico de un morbo.

    • 2001 RAE DRAE 22.ª ed. (NTLLE)
      morbo. [...] m. enfermedad (|| alteración de la salud).
    • 2003 Iwasaki, F. Neguijón 44 Un milagro informal Pe (CDH )
      Cuando la nube se acrecentó más de la cuenta, Linares revisó el Tratado de los ojos del cordobés Abulcasis y las Institutiones Chirvrgicae de Luis de Mercado, de donde coligió que sufría del morbo de cataratas por culpa de los humores flemosos de la fábrica del vientre.
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      morbo [...] m. enfermedad (|| alteración de la salud).
  2. 1⟶metáfora
    s. m. Cosa que daña, perjudica o altera el estado normal o el buen funcionamiento [de algo].
    docs. (1916-1992) 19 ejemplos:
    • 1916 Ortega Gasset, J. El espectador, I [1983] Esp (CDH )

      pasada centuria se ha afanado harto exclusivamente en allegar instrumentos: ha sido una cultura de medios. La guerra ha sorprendido al europeo sin nociones claras sobre las cuestiones últimas, aquellas que sólo puede aclarar un pensamiento puro e inútil. Nada más natural que, reaccionando contra ese exclusivismo, postulemos ahora frente a una cultura de medios una cultura de postrimerías.

      Situada en su rango de actividad espiritual secundaria, la política o pensamiento de lo útil es una saludable fuerza de que no podemos prescindir. Si se me invita a escoger entre el comerciante y el bohemio, me quedo sin ninguno de los dos. Mas cuando la política se entroniza en la conciencia y preside toda nuestra vida mental, se convierte en un morbo gravísimo.

    • 1992 Posse, A. Atardecer caminante [1992] Ar (CDH )

      No, los americanos no tienen nada que ver con Adán. Ni con Sem, Cam y Jafet. Somos sólo nosotros quienes los hemos sacado de la eternidad y les hemos metido el sayal de los pecadores.

      Hemos sembrado el morbo. Les hemos robado para siempre la paz del alma.

    • 1916 Ortega Gasset, J. El espectador, I [1983] Esp (CDH )

      pasada centuria se ha afanado harto exclusivamente en allegar instrumentos: ha sido una cultura de medios. La guerra ha sorprendido al europeo sin nociones claras sobre las cuestiones últimas, aquellas que sólo puede aclarar un pensamiento puro e inútil. Nada más natural que, reaccionando contra ese exclusivismo, postulemos ahora frente a una cultura de medios una cultura de postrimerías.

      Situada en su rango de actividad espiritual secundaria, la política o pensamiento de lo útil es una saludable fuerza de que no podemos prescindir. Si se me invita a escoger entre el comerciante y el bohemio, me quedo sin ninguno de los dos. Mas cuando la política se entroniza en la conciencia y preside toda nuestra vida mental, se convierte en un morbo gravísimo.

    • 1930 Ortega Gasset, J. Rebelión masas [2003] Esp (CDH )
      Esas cifras muestran que para el bloque del Partido Laborista la unión con el comunismo, el «frente popular», no es una cuestión de más o de menos, sino que lo considerarían como un morbo terrible para la nación inglesa.
    • 1943 Sinán, R. Plenilunio [1961] 164 Pa (CDH )
      Yo era el culpable... ¡Yo cometí aquel crimen con premeditación y con revólver!... Aún recuerdo las últimas palabras del Fiscal... Creyó oportuno insistir sobre mi mala vida de perdulario, declarando que yo era un vástago espurio crecido al margen de la Ley y en un ambiente malsano... Desde luego, según él afirmaba, yo no tenía la culpa de ser malo, de ser un pervertido y una lacra social... Finalizó su discurso asegurando que la vagancia, la miseria y el vicio seguirían azotando eternamente la nave del Estado si no se exterminaban debidamente tales morbos nefandos...
    • 1947 Yáñez, A. Filo Agua [1992] Mx (CDH )
      "Resueltamente no —pensaba el Padre Reyes—, no es mejor la rigidez como método de dirección espiritual, ni menos para temperamentos débiles, como el de este muchacho, como el de tantas muchachas a quienes el Padre José María inspira un sentido sombrío de la existencia. ¿Para qué? ¿Para que al primer choque con la realidad fracasen? ¿Para que los lazos que los unan con Dios sean lazos de temor y no de amor? ¡Precaria y falsa piedad la que se asienta en terreno cenagoso! ¡Pantano de angustias, propicio al desarrollo de todos los morbos, concupiscencias e hipocresías!"
    • c1940-a1966 Amaya Amador, R. Cuentos [1997] Ho (CDH )
      Es plausible la enérgica actitud del gobernante, al dar estas medidas que, si dejan un saldo de sangre y luto, en cambio, cortan de raíz ese mal, ese morbo, tan temible como el cólera o la muerte negra, que quiso aparecer en Cerro Pelón: el comunismo.
    • 1973 Edwards, J. Non grata [1973] 435 Ch (CDH )

      A Neruda los celos literarios lo habían perseguido sin tregua, desde su adolescencia misma, cuando había ganado el premio de poesía de la Federación de Estudiantes de Chile con La canción de la fiesta, y creía que la mediocridad y la envidia de los pseudo escritores eran venenos peligrosísimos. Percibía el morbo con gran penetración y tomaba una irrevocable distancia. Al mismo tiempo, cultivaba rigurosamente la solidaridad profesional. Decía que nunca un verdadero escritor debía atacar a otro.

    • 1976 Rangel, C. Mitos América [1976] Ve (CDH )
      y libre, además, (en las zonas de Norteamérica destinadas a definir luego las aspiraciones y los valores de los EE.UU. independientes, y a imponerlos definitivamente en la guerra civil de 1860-65) del morbo de la esclavitud.
    • 1992 Posse, A. Atardecer caminante [1992] Ar (CDH )

      No, los americanos no tienen nada que ver con aquel Pecado Original. Y sin embargo nos empeñamos en convertirlos en pecadores, en seres caídos que nuestros curas y obispos tienen generosamente que salvar. Fuimos como el médico perverso que enferma al sano para poder curarlo y justificarse.

      Ése era el morbo que nos precedía. Las armas eran innecesarias. Bastaba la proximidad de nuestra enfermedad y pueblos enteros desaparecían en la nada.

    • 1916 Ortega Gasset, J. El espectador, I [1983] Esp (CDH )

      pasada centuria se ha afanado harto exclusivamente en allegar instrumentos: ha sido una cultura de medios. La guerra ha sorprendido al europeo sin nociones claras sobre las cuestiones últimas, aquellas que sólo puede aclarar un pensamiento puro e inútil. Nada más natural que, reaccionando contra ese exclusivismo, postulemos ahora frente a una cultura de medios una cultura de postrimerías.

      Situada en su rango de actividad espiritual secundaria, la política o pensamiento de lo útil es una saludable fuerza de que no podemos prescindir. Si se me invita a escoger entre el comerciante y el bohemio, me quedo sin ninguno de los dos. Mas cuando la política se entroniza en la conciencia y preside toda nuestra vida mental, se convierte en un morbo gravísimo.

    • 1925 Mariátegui, J. C. Locarno Artículos Pe (CDH )

      Hay pocas naciones contentas de sus actuales confines. Poco importa, por consiguiente, que se elimine, de Europa Occidental el peligro de una guerra. El peligro subsiste en la Europa Oriental. Los pleitos balkánicos son un excelente cultivo de toda clase de morbos bélicos.

    • 1930 Ortega Gasset, J. Rebelión masas [2003] Esp (CDH )
      Esas cifras muestran que para el bloque del Partido Laborista la unión con el comunismo, el «frente popular», no es una cuestión de más o de menos, sino que lo considerarían como un morbo terrible para la nación inglesa.
    • 1931 Salinas, P. Carta Correspondencia 1923-1951 Esp (CDH )

      Que me temo sea muy duro, sabes. Tengo gran miedo a este invierno. Está todo lleno de amenazas. Descartemos desde luego lo de Oxford, pedido, sí, por mí, pero con el mismo porcentaje escasísimo e ideal con que se toma una participación de la de Navidad. No iré, pues, a Oxford. Seguiremos en Madrid. ¿Pero cómo? Cada vez se me hace más terriblemente insoportable el modo mío de vida allí. Sobre todo la oficina de por la mañana, el turismo. Veinte veces he decidido dejarlo y nunca lo dejo. Pero en cierto modo es porque detrás veo otro peligro inminente: el Centro, la historia literaria. No hablo ya sólo de la Historia literariade Calpe, no sino de la otra, de esa que al parecer yo profeso. Y hay una posibilidad de que el Centro haga algo de literatura moderna, y eso caiga sobre mí, y por culpa mía. En suma, el peligro ése se llama que yo me ponga a escribir una historia de la literatura española en el siglo xx . Y poco a poco, que es lo más terrible. No de un tirón, como me gustan a mí las cosas, sino trepando por una terrible cuesta de papeletas. Y sabes, es que siento que el hacer eso, aunque no me desagradaría, como no me desagradan tantas y tantas cosas menores, sería más que una forma de vida una justificación de vida. Justificarme, sí, de todo lo demás, del capricho, de la rebeldía, de la poesía. De todo lo que no hay que justificar. Y luego por encima de estos peligros profesionales, el gran peligro difuso, el gran morbo nacional, la política. Esa cosa innoble, inferior, humillante y envilecedora en que se revuelcan con fruición tantas gentes que parecían estar al otro lado y que además nos señalan con el dedo a los que no hozamos como ellos. Claro es que a eso no le tengo miedo. Pero sí a las salpicaduras, inevitables. Llamo de ese modo a lo que no se puede rehusar porque no es mera política, despreciable, sino actividad concreta, definida y privada para un beneficio general.

    • 1917-1933 Ortega Gasset, J. Artículos [1983] Esp (CDH )
      Yo creo, por el contrario, que esa exigencia de que todos los hombres sean partidistas es uno de los morbos más bajos, más ruines y más ridículos de nuestro tiempo.
    • 1936-1939 Marañón, G. Conde-Duque [1990] Esp (CDH )

      Gravísimo problema era entonces la facilidad con que al lado de la verdadera fe religiosa crecían todas las supersticiones, milagrerías y alucinaciones, desde las de apariencia más razonable hasta las más absurdas. Y a su lado crecía también, porque es planta que vive en idéntico clima espiritual, la más disparatada creencia en toda clase de hechicerías. Apenas hubo gentes en aquellos años tristes de la decadencia espiritual que acertasen a liberarse de esta plaga, entonces universal.

      El Conde-Duque de Olivares no fue, hay que reconocerlo, dentro de la sensibilidad general, de los menos insensibles a tales morbos.

    • 1943 Sinán, R. Plenilunio [1961] 164 Pa (CDH )
      Yo era el culpable... ¡Yo cometí aquel crimen con premeditación y con revólver!... Aún recuerdo las últimas palabras del Fiscal... Creyó oportuno insistir sobre mi mala vida de perdulario, declarando que yo era un vástago espurio crecido al margen de la Ley y en un ambiente malsano... Desde luego, según él afirmaba, yo no tenía la culpa de ser malo, de ser un pervertido y una lacra social... Finalizó su discurso asegurando que la vagancia, la miseria y el vicio seguirían azotando eternamente la nave del Estado si no se exterminaban debidamente tales morbos nefandos...
    • 1946 García Oviedo, C. Derecho social [1946] Esp (CDH )

      A pesar del precepto prohibitivo del art. 556, las huelgas se desarrollaron en España con el mismo ímpetu y extensión que en otros países. En estos últimos años, el morbo se extendió considerablemente.

    • 1947 Yáñez, A. Filo Agua [1992] Mx (CDH )
      "Resueltamente no —pensaba el Padre Reyes—, no es mejor la rigidez como método de dirección espiritual, ni menos para temperamentos débiles, como el de este muchacho, como el de tantas muchachas a quienes el Padre José María inspira un sentido sombrío de la existencia. ¿Para qué? ¿Para que al primer choque con la realidad fracasen? ¿Para que los lazos que los unan con Dios sean lazos de temor y no de amor? ¡Precaria y falsa piedad la que se asienta en terreno cenagoso! ¡Pantano de angustias, propicio al desarrollo de todos los morbos, concupiscencias e hipocresías!"
    • c1940-a1966 Amaya Amador, R. Cuentos [1997] Ho (CDH )
      Es plausible la enérgica actitud del gobernante, al dar estas medidas que, si dejan un saldo de sangre y luto, en cambio, cortan de raíz ese mal, ese morbo, tan temible como el cólera o la muerte negra, que quiso aparecer en Cerro Pelón: el comunismo.
    • 1972 Chacel, R. Desde amanecer [1972] 51 Esp (CDH )
      En mi padre estaba ese morbo de la ironía, de la guasa destructora con que se curaban en salud todos nuestros escritores del siglo xix —todos nuestros escritores, más bien.
    • 1973 Edwards, J. Non grata [1973] 435 Ch (CDH )

      A Neruda los celos literarios lo habían perseguido sin tregua, desde su adolescencia misma, cuando había ganado el premio de poesía de la Federación de Estudiantes de Chile con La canción de la fiesta, y creía que la mediocridad y la envidia de los pseudo escritores eran venenos peligrosísimos. Percibía el morbo con gran penetración y tomaba una irrevocable distancia. Al mismo tiempo, cultivaba rigurosamente la solidaridad profesional. Decía que nunca un verdadero escritor debía atacar a otro.

    • 1976 Martín Gaite, C. Fragmentos interior [1994] 122 Esp (CDH )

      Tenía ganas de hablar con Víctor, la confesión de Agustina le daba valor para pedirle ayuda y consejo, era una vía mucho más eficaz que las de Isabel o su padre. Siempre que acudía a ellos se enredaban en altercados presididos por los mutuos remordimientos y todo se resolvía en reproches e incomprensiones, agravados por el estado de agresividad en que solía pisar él esta casa en plan de juez que pide cuentas a sus moradores. Tenía razón Joaquín, necesitaba librarse del morbo familiar.

    • 1976 Rangel, C. Mitos América [1976] Ve (CDH )
      y libre, además, (en las zonas de Norteamérica destinadas a definir luego las aspiraciones y los valores de los EE.UU. independientes, y a imponerlos definitivamente en la guerra civil de 1860-65) del morbo de la esclavitud.
    • 1984 Medina, J. R. Doctrina y testimonio [1984] Ve (CDH )
      Esto es, precisamente, lo más doloroso y peligroso, a la vez, de las circunstancias actuales y lo que exige el rigor —y el vigor— de un enfrentamiento que ordene severamente, otra vez, las estructuras desorganizadas por el morbo de esos factores alienantes que nos precipitan en la corrupción masiva.
    • 1987 Vicent, M. Balada Caín [1993] Esp (CDH )
      A continuación, con mágicas palabras, me transportó a aquella región donde crecía el terebinto, cuyo producto es el bedelio, sustancia que sana el morbo de la duda.
    • 1988 Teitelboim, V. País prohibido [1988] 249 Ch (CDH )
      Si en Chile no hay una solución a fondo, arrancando de raíz todas las incubadoras del morbo dictatorial, se corre el riesgo de que el siglo xxi no asegure a las nuevas generaciones ni la libertad ni la democracia.
    • 1992 Posse, A. Atardecer caminante [1992] Ar (CDH )

      No, los americanos no tienen nada que ver con aquel Pecado Original. Y sin embargo nos empeñamos en convertirlos en pecadores, en seres caídos que nuestros curas y obispos tienen generosamente que salvar. Fuimos como el médico perverso que enferma al sano para poder curarlo y justificarse.

      Ése era el morbo que nos precedía. Las armas eran innecesarias. Bastaba la proximidad de nuestra enfermedad y pueblos enteros desaparecían en la nada.

    • 1992 Posse, A. Atardecer caminante [1992] Ar (CDH )

      No, los americanos no tienen nada que ver con Adán. Ni con Sem, Cam y Jafet. Somos sólo nosotros quienes los hemos sacado de la eternidad y les hemos metido el sayal de los pecadores.

      Hemos sembrado el morbo. Les hemos robado para siempre la paz del alma.

  3. 1⟶metáfora
    s. m. Afición o inclinación excesiva [a algo].
    Sinónimo: sarampión
    docs. (1933-2014) 8 ejemplos:
    • 1929-1933 Jardiel Poncela, E. Amor [1996] Esp (CDH )

      Ahora, mi pequeña no hace más que consumir biberones y papillas; no obstante, cuando por las tardes voy a verla a casa de su niñera, me tiende los brazos y juega incansablemente con mi estilográfica. (Entonces pienso si heredará de mí el morbo literario y me dan ganas de dedicarme a la fabricación de pipas de ámbar para no trasmitir el mismo morbo a los hijos que pueda tener en lo futuro.)

    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      morbo [...] m. Interés malsano por personas o cosas.
    • 1929-1933 Jardiel Poncela, E. Amor [1996] Esp (CDH )

      Ahora, mi pequeña no hace más que consumir biberones y papillas; no obstante, cuando por las tardes voy a verla a casa de su niñera, me tiende los brazos y juega incansablemente con mi estilográfica. (Entonces pienso si heredará de mí el morbo literario y me dan ganas de dedicarme a la fabricación de pipas de ámbar para no trasmitir el mismo morbo a los hijos que pueda tener en lo futuro.)

    • 1947 El Caballero Audaz (J. M. Carretero) LToreros [1998] Esp (CDH )

      — ¿Cuándo se vistió usted de luces por primera vez?

      — En una novillada, donde actuamos El Calesero, mi hermano Manolo, al que antes que a mí se le había contagiado el morbo de la afición, y que murió en un accidente, y yo...
    • 1944-1949 Baroja, P. Última vuelta [1978] Esp (CDH )

      Tenemos algunos el vicio de escribir. Es difícil curarlo. Unicamente si se dispusiera de dinero y de medios de distracción, se podría mitigar este morbo.

    • 1981 Savater, F. Caronte [1981] Esp (CDH )

      Cuando Amador llegó a la librería, la tienda entera estaba a disposición de una pareja minuciosamente obtusa —ella, ratonil y rabisalsera, con un perpetuo trémolo histérico en la voz imperiosa; él, severo, barbudo, ceñudo, sañudo, silente, trascendente— que buscaban obras sobre «anarquismo cristiano», «cristianismo anárquico», «personalismo interpersonal»o alguna otra bazofia semejante. La evidentemente desganada Nora les propuso varias piezas de colección, una de las cuales se titulaba nada menos que El niño proletario,pero por lo que se ve no era eso lo que buscaban. Continuaban solicitando más cristianismo y más anarquía, cris y ánar, ánar y cris. «Ojalá venga Cristo el Tigre y se los coma», maldijo desde su pecho Amador. Pero la fiera no vino y ellos acabaron marchándose a concluir alguna eucaristía que tuviesen pendiente. Nora se apresuró a poner el cartelito de «cerrado»en la puerta y después cogió a Amador del brazo, como si fuera una novia un poco mandona, y se lo llevó hacia la trastienda. Una vez allí, preparó un par de whiskysgenerosos en dos vasos de cartón y comenzó inmediatamente a liar un porro con un jadeo de alivio.

      — ¡Uf, qué tardecita! No te puedes imaginar la cantidad de imbéciles con morbo bibliográfico que hay en el mundo hasta que trabajas en un sitio de éstos.

    • 1988 Vargas Llosa, M. Madrastra [1988] Pe (CDH )

      — No, no se lo diré —murmuró don Rigoberto. Tomó otro sorbo de whisky y escudriñó a Alfonso, intrigado. ¿Qué había en esa rubicunda cabecita, detrás de esa frente tersa? Vaya usted a saberlo. ¿No decían que el alma de un niño era un pozo insondable? Pensó: «No debo averiguar nada más». Pensó: «Debo cambiar de conversación». Pero el morbo de la curiosidad o la atracción instintiva del peligro fue más fuerte, y, como quien no quiere la cosa, preguntó—: ¿Le oíste esa palabrita a tu madrastra? ¿Estás seguro?

    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      morbo [...] m. Interés malsano por personas o cosas.
    • 1929-1933 Jardiel Poncela, E. Amor [1996] Esp (CDH )

      Ahora, mi pequeña no hace más que consumir biberones y papillas; no obstante, cuando por las tardes voy a verla a casa de su niñera, me tiende los brazos y juega incansablemente con mi estilográfica. (Entonces pienso si heredará de mí el morbo literario y me dan ganas de dedicarme a la fabricación de pipas de ámbar para no trasmitir el mismo morbo a los hijos que pueda tener en lo futuro.)

    • 1947 El Caballero Audaz (J. M. Carretero) LToreros [1998] Esp (CDH )

      — ¿Cuándo se vistió usted de luces por primera vez?

      — En una novillada, donde actuamos El Calesero, mi hermano Manolo, al que antes que a mí se le había contagiado el morbo de la afición, y que murió en un accidente, y yo...
    • 1944-1949 Baroja, P. Última vuelta [1978] Esp (CDH )

      Tenemos algunos el vicio de escribir. Es difícil curarlo. Unicamente si se dispusiera de dinero y de medios de distracción, se podría mitigar este morbo.

    • 1981 Savater, F. Caronte [1981] Esp (CDH )

      Cuando Amador llegó a la librería, la tienda entera estaba a disposición de una pareja minuciosamente obtusa —ella, ratonil y rabisalsera, con un perpetuo trémolo histérico en la voz imperiosa; él, severo, barbudo, ceñudo, sañudo, silente, trascendente— que buscaban obras sobre «anarquismo cristiano», «cristianismo anárquico», «personalismo interpersonal»o alguna otra bazofia semejante. La evidentemente desganada Nora les propuso varias piezas de colección, una de las cuales se titulaba nada menos que El niño proletario,pero por lo que se ve no era eso lo que buscaban. Continuaban solicitando más cristianismo y más anarquía, cris y ánar, ánar y cris. «Ojalá venga Cristo el Tigre y se los coma», maldijo desde su pecho Amador. Pero la fiera no vino y ellos acabaron marchándose a concluir alguna eucaristía que tuviesen pendiente. Nora se apresuró a poner el cartelito de «cerrado»en la puerta y después cogió a Amador del brazo, como si fuera una novia un poco mandona, y se lo llevó hacia la trastienda. Una vez allí, preparó un par de whiskysgenerosos en dos vasos de cartón y comenzó inmediatamente a liar un porro con un jadeo de alivio.

      — ¡Uf, qué tardecita! No te puedes imaginar la cantidad de imbéciles con morbo bibliográfico que hay en el mundo hasta que trabajas en un sitio de éstos.

    • 1986 Prensa ABC, 01/11/1986 [1986] Esp (CDH )
      Pero al escribir estas líneas mi mente zozobra y se oscurece y, por supuesto, no sé si nuestro barco va a zozobrar por ese impío y malsano morbo de autodestrucción que llevamos dentro los españoles; pero si no zozobramos, Dios no lo quiera, lo que por desgracia estamos haciendo es navegar a la deriva, y no porque al timonel le azoten vientos racheados y turbulentas olas, sino porque arde la rebelión a bordo, y si una rebelión es siempre difícil de sofocar, una rebelión a bordo, obra de filibusteros empedernidos, es casi imposible de sofocar si la levantisca tripulación no renuncia a su locura, depone las armas de la intriga y de la codicia y entra en las vías de la sensatez y el orden.
    • 1988 Vargas Llosa, M. Madrastra [1988] Pe (CDH )

      — No, no se lo diré —murmuró don Rigoberto. Tomó otro sorbo de whisky y escudriñó a Alfonso, intrigado. ¿Qué había en esa rubicunda cabecita, detrás de esa frente tersa? Vaya usted a saberlo. ¿No decían que el alma de un niño era un pozo insondable? Pensó: «No debo averiguar nada más». Pensó: «Debo cambiar de conversación». Pero el morbo de la curiosidad o la atracción instintiva del peligro fue más fuerte, y, como quien no quiere la cosa, preguntó—: ¿Le oíste esa palabrita a tu madrastra? ¿Estás seguro?

    • 2001 RAE DRAE 22.ª ed. (NTLLE)
      morbo. [...] m. Interés malsano por personas o cosas.
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      morbo [...] m. Interés malsano por personas o cosas.
  4. 1⟶metáfora
    s. m. Atractivo que despierta lo cruel, desagradable, íntimo, prohibido, truculento o lo considerado indecente.
    Sinónimos: morbidad; morbidez
    docs. (1952-2019) 84 ejemplos:
    • 1952 Rubín, R. Canto grilla [1984] Mx (CDH )

      Un grupo de soldados vecinosacudió también atraído por el morbo de la escena. Comentaban lo que veían un tanto sobrecogidos, preguntándose si el sargento, que por ausencia del teniente Barajas estaba al mando de la escolta, iría a intervenir o estaba obligado a dejar al arbitrio de las autoridades coras la ejecución del muchacho.

    • 2019 González, M. "Qué es el morbo" [28-01-2019] El Huffington Post (Madrid) Esp (HD)
      Que el ser humano se siente atraído por el morbo es un hecho y la cobertura mediática de ciertos sucesos lo demuestra. […] Sin embargo, más allá de la cobertura que hagan los medios, existe algo más primario que nos empuja a todos a disminuir la velocidad en carretera cuando pasamos junto a un accidente o a mirar imágenes que, en realidad, no queremos ver. ¿Por qué ocurre? ¿Qué tiene el morbo que nos atrae tanto? Sergio García Soriano, psicólogo sanitario, explica que el morbo es en realidad una enfermedad, un comportamiento malsano, y la clave para que nos atraiga es su capacidad para dejarnos impactados por algo inmediato.
    • 1952 Rubín, R. Canto grilla [1984] Mx (CDH )

      Un grupo de soldados vecinosacudió también atraído por el morbo de la escena. Comentaban lo que veían un tanto sobrecogidos, preguntándose si el sargento, que por ausencia del teniente Barajas estaba al mando de la escolta, iría a intervenir o estaba obligado a dejar al arbitrio de las autoridades coras la ejecución del muchacho.

    • 1974 Pastor Petit, D. "Espionaje periodístico" [21-04-1974] La Vanguardia (Barcelona) Esp (HD)
      Información no es chismorreo. Y ningún periodista está autorizado, desde un punto de vista de la ética y del derecho, a divulgar cuestiones íntimas de otra persona sin que ésta le haya dado antes su consentimiento. Porque existe una curiosidad constructiva y creadora, y otra que parte del morbo, de un fondo sensual y mezquino, y esta última es ilegítima.
    • 1990 Prensa Tiempo, 30/04/1990 [1990] Esp (CDH )
      —Indudablemente, con la venida de tantas cadenas privadas, es una cuestión de marketing, para, en un principio, crear ese morbillo que capte audiencia.
    • 1995 Prensa El Mundo, 13/04/1995 [1995] Esp (CDH )

      Las niñas bárbaras se tumban en la playa, y se pierden el morbazo que supone la Semana Santa. Los nativos sacan las túnicas y se van a las procesiones, convocados por los tambores, que desde el Neolítico llaman al entierro y a la fiesta. El sonido de la percusión era conocido por nuestros primeros padres y la Semana Santa de toda España suena a tambor y a miserere. Recuerdo Cuenca, la procesión de las turbas o de los borrachos, un auto sacramental, un ejemplo de piedad, y sin embargo, era cuando los jóvenes sentíamos más que nunca la presencia de las mujeres. En el momento en que el Nazareno se dirigía al patibulo increpado por las turbas, las miradas estaban llenas de electricidad. La Semana Santa entre carracas, resolí, vírgenes en trono de purpurina, hombres descalzos o azotados, no sólo estimula la fe, sino también el deseo. Por eso en Córdoba ha estallado la guerra de las mantillas. El obispo José Antonio Infantes Florido ha dictado la prohibición: las mujeres con mantilla no podrán ir formadas en las procesiones. Este obispo sabe lo que se hace, es de los de antes, conoce el peligro para la virtud que se esconde alrededor de los pasos. Ellas van con trajes negros, negras y elegantes blondas, acompañando a los cristos ensangrentados, y también van sus escotes, sus moños, sus horquillas, sus minifaldas, Damas de Elche vivas, con pintura en los labios, esbeltas creyentes, en éxtasis, que aún ponen caliente a mi amigo Diego.

    • 1996 Quevedo, A. Genes [1996] Cu (CDH )

      En una de las sesiones, Michael Baird declaró que el control era ADN procedente de células de cultivo HeLa, una línea celular femenina. Dos semanas más tarde, el técnico que había practicado las determinaciones explicó que el control no procedía de ADN de células HeLa sino de sangre de un científico del propio laboratorio, por más información, de sexo masculino. El detalle añadía morbo al intríngulis.

    • 2000 Monsiváis, C. Aires familia [2006] Mx (CDH )

      De pronto, lo difícil es callar a quienes cuentan su vida en medio de la plaza (o de programas televisivos). El que puede o la que puede descarga sus adentros, y le refiere al auditorio su descontento o su alegría ruborosa por tener senos pequeños, provocar la alarma en una reunión por el esplendor ciclópeo de su busto, necesitar dos asientos en el avión para descargar su humanidad, tener cinco medio hermanos de distinto padre cada uno y no saber si hay tal cosa como el incesto a medias (no que se quiera), disponer de un marido stripperque ensaya ante la mujer aunque a ella le aburra el show, tener una esposa bailarina de burlesque, saber que el hijo es homosexual o es heterosexual, enterarse de que su padre murió años antes de que él o ella nacieran, ser sadista o masoquista, etcétera. Y, al masificarse el morbo, viene muy a menos el Qué Dirán.

    • 2002 Jaramillo Levi, E. Luminoso tiempo [2002] Pa (CDH )
      Si bien las alusiones del texto encontrado parecían fortalecer lo que decía la foto, ni el padre ni la propia policía tenían idea de quién era ella, por lo que fue publicada en la prensa local y repetidamente vista con morbo en televisión, siempre destacando la interrogante: «¿Quién es Melissa?».
    • 2012 Serna, J. L. "Asesino de albinos" [02-05-2012] El Mundo (Madrid) Esp (CORPES)
      Sin embargo, para las varias decenas de miles de albinos que tiene el continente, lo peor no está relacionado con el morbo de crímenes y amputaciones de los que se hacen eco los medios de comunicación occidentales. Lo que en realidad amarga su existencia, los hace vulnerables y les acorta drásticamente la esperanza de vida a una mayoría es su incapacidad genética de producir melanina.
    • 2019 González, M. "Qué es el morbo" [28-01-2019] El Huffington Post (Madrid) Esp (HD)
      Que el ser humano se siente atraído por el morbo es un hecho y la cobertura mediática de ciertos sucesos lo demuestra. […] Sin embargo, más allá de la cobertura que hagan los medios, existe algo más primario que nos empuja a todos a disminuir la velocidad en carretera cuando pasamos junto a un accidente o a mirar imágenes que, en realidad, no queremos ver. ¿Por qué ocurre? ¿Qué tiene el morbo que nos atrae tanto? Sergio García Soriano, psicólogo sanitario, explica que el morbo es en realidad una enfermedad, un comportamiento malsano, y la clave para que nos atraiga es su capacidad para dejarnos impactados por algo inmediato.
    • 1952 Rubín, R. Canto grilla [1984] Mx (CDH )

      Un grupo de soldados vecinosacudió también atraído por el morbo de la escena. Comentaban lo que veían un tanto sobrecogidos, preguntándose si el sargento, que por ausencia del teniente Barajas estaba al mando de la escolta, iría a intervenir o estaba obligado a dejar al arbitrio de las autoridades coras la ejecución del muchacho.

    • 1974 Pastor Petit, D. "Espionaje periodístico" [21-04-1974] La Vanguardia (Barcelona) Esp (HD)
      Información no es chismorreo. Y ningún periodista está autorizado, desde un punto de vista de la ética y del derecho, a divulgar cuestiones íntimas de otra persona sin que ésta le haya dado antes su consentimiento. Porque existe una curiosidad constructiva y creadora, y otra que parte del morbo, de un fondo sensual y mezquino, y esta última es ilegítima.
    • 1979 Longares, M. Novela corsé [1988] 82 Esp (CDH )
      No sacude este escritor las cadenas que siguen enclaustrando al sexo pues toma partido por la ignominia del pecado sin discutir las bases que deslindan lo pecaminoso de lo conveniente —como habían hecho sus predecesores—, y al paladear sus personajes la penitencia que por su extravío les cae, con un orgullo si se quiere luciferino pero, al fin y al cabo, demoníaco, aunque atrapen como un aliciente el morbo del envilecimiento y los lectores tachen de diabólica esa literatura satánica, dado que el autor asume sin cuestionarla esta malicia y no rechaza que sea pecado el placer, la eficacia de su obra no llama con la virulencia innata en los pregoneros de la revolución y languidece en el escaparate de las exhibiciones gratuitas:
    • 1980 Prensa El País, 02/08/1980 [1980] Esp (CDH )
      Sólo el truco y la chapuza o la truculencia y el morbo de espectaculares imágenes de accidentes —también recuperadas para incluirlas dentro del aburrido contenido del Fantástico veraniego— han unido a RTVE con los automovilistas.
    • 1980 Prensa El País, 25/10/1980 [1980] Esp (CDH )

      Sólo que Jimmy no era rasta. Y Jimmy no tenía una maravillosa historia que contar en letra periodística. O que parecía, a principios de los setenta un cantante negro que hacía cosas raras y cantaba graciosamente el Wild Worldde Cat Stevens. Y sin morbo, sin discurso, no hay música que valga.

    • 1981 Caballero Bonald, J. M. Toda la noche [1988] 76 Esp (CDH )
      El morbo de la muerte los había paralizado junto a la ruinosa entrada del almacén, las capachos y faroles entre las piernas como siniestros utensilios funerarios.
    • 1981 Moreno-Durán, R. H. Toque Diana [1988] 77 Co (CDH )
      La salida de la Academia, en consecuencia, constituyó para Augusto Jota no sólo la renuncia a ser un auténtico Magister militum, sino también lo que con cierto morbo él mismo llamaría más tarde la primera derrota de sus ideales caballerescos.
    • 1981 Val, J. M. Llegará tarde [1983] Esp (CDH )
      Parecía existir una curiosidad malsana por atisbar la verdadera disposición del ánimo de Franco para con Hitler, que rozaba los límites del morbo en la expectación ante la lucha de Beigbeder contra la poderosa fracción germanófila del consejo.
    • 1982 Campos, M. A. Carne es hierba [1982] Mx (CDH )

      Al poco rato telefonearon que el cuerpo había llegado a la funeraria; fuimos todos. Cómo recuerdo cuando su padre abrió el ataúd en la madrugada. Quise verlo. No era morbo, Ana; quería estar completamente segura de que no había otro en su lugar. No había pensado mucho en la muerte.

    • 1982 Campos, M. A. Carne es hierba [1982] Mx (CDH )
      Exactamente en el rellano de las escaleras de primer patio, bajo las pinturas gesticulantes de misioneros compasivos e indios indigentes a un centímetro de la muerte, te encuentras con Pablo y el Pana, porque Pablo (jefe de grupo) te ha invitado por enésima vez al salón 115 a la reunión de la Planilla Roja que dirigen el Gordo Vargas y Nepomuceno Inclán, y te sostiene que la universidad está en serios problemas y se necesita apoyar a los compañeros de la Facultad de Derecho que están en huelga e irse preparando desde ahora para las elecciones y dar batalla a la reacción —estrategia y táctica—, discutir asuntos de actualidad, problemas académicos, mejorías laborales, etcétera, etcétera, y tú, en el tercer etcétera, por curiosidad, por morbo inútil, aceptas, aun si te interesa un comino lo que pase en el país o en el mundo, pero Pablo insiste en la concientización, en combatir a los enemigos mortales (la burguesía criolla y el imperialismo), si bien para ti semejantes monstruos son como dos enormes abstracciones, pero dices sí Pablo, cómo no, ahora mismo vamos a discutir, yo no estoy muy de acuerdo porque en Time leí, el Time, se enfada Pablo, ¡Ernesto, por favor!, es la revista del imperialismo, el órgano de infamación y desculturización, junto con Life y Selecciones, de los gringos, deja eso, por favor yo te voy a prestar un libro capital hecho por Ivanov, ése sí que es bueno [...].
    • 1983 Prensa ABC, 17/11/1983 [1983] Esp (CDH )
      Bueno, pues ahora resulta que a la llamada Priscilla Presley, o sea, su viuda —esta chica es que no para, ¿eh?—, le ha dado por escribir un libro biográfico sobre su ex, un libro que se venderá como rosquillas, más que nada por el morbo de las relaciones matrimoniales entre Priscilla y el rey del «rock», quien, por cierto, y según ya adelanta Priscilla en unas declaraciones hechas en Nueva York, parece que solamente era rey en eso, en el «rock».
    • 1984 Tomás García, J. L. Orilla droga [1985] Esp (CDH )

      — ¿Para qué quieres esos recortes?

      — Me gusta guardarlos. Casi todos se refieren a cosas hechas por mí.

      — Vaya morbo. Un atraco allí, un robo allá... No pensarás que te van a dar una medalla.

    • 1985 Martín Vigil, J. L. Defensa propia [1985] Esp (CDH )
      Si a ti mismo como hombre la escena imaginada de lo que estaría ocurriendo te producía un rechazo visceral, sin morbo alguno, por emplear la locución corriente entre vosotros, te horrorizaba pensar lo que supondría para ellas.
    • 1985 Prensa ABC, 09/04/1985 [1985] Esp (CDH )
      El sensacionalismo, el morbo, el más grotesco amarillismo, procedente, las más de las veces, de plumas que desprecian la importancia de tan peligroso oficio, deben quedar orillados para siempre a la hora de juzgar a un torero.
    • 1986 Futoransky, L. Pe a Pa [1986] Ar (CDH )
      Valga por caso uno de los periódicos escándalos que cada tanto destapa la prensa con muy sabias dosis, a gusto del consumidor, de saña, morbo y vergüenza culpable: una crónica sobre el archivo de denuncias recibidas por los alemanes durante la Ocupación.
    • 1986 Morales Pettorino, F. / Quiroz Mejías, Ó. / Peña Álvz, J. J. DiccChilenismos, III Ch (NTLLE)
      morbo [...] m. fig. Reacción anímica de carácter morboso. U. m. en sing. [...] Metáfora del significado cult. castizo de 'enfermedad'.
    • 1986 Prensa El País, 02/02/1986 [1986] Esp (CDH )
      Esas firmas que nos impulsan a leer un texto esperando que vaya más allá de las necesidades del mercado: más allá del suceso, más allá del morbo, más allá de las cifras, más allá, incluso, de la fácil tentación de lo ingenioso... Articulistas, escritores, periodistas auténticos: gracias por vuestro esfuerzo.
    • 1986 Prensa ABC, 07/05/1986 [1986] Esp (CDH )
      La tierra de don Juan Tenorio es aficionada al morbo de las listas de muertos: reales o irreales, a las ceremonias póstumas en las que se conceden, al fin, los elogios pendientes.
    • 1986 Prensa ABC, 02/10/1986 [1986] Esp (CDH )

      Hay que empezar a preguntar se si el Real Madrid es un equipo heroico o un equipo vicioso. Adornar los triunfos con la emoción es un grato detalle. Ofrecer inexorablemente una hora de morbo como prólogo a la victoria ya no es, sin embargo, un obsequio a la hinchada, sino una temeridad. Ya se sabe que, en cuestión de vicios, es muy sutil la frontera entre el placer y la agonía.

    • 1987 Fuentes, C. Cristóbal Nonato [1988] Mx (CDH )
      No nos abandones, excitado tu morbo por las aventuras de mi padre en casa de la familia López.
    • 1987 Oliver, J. M. DiccArgot (2.ª ed.) (FG)
      morbo: delectación patológica ante el peligro [...] gusto y placer por conocer detalles tétricos o vergonzantes.
    • 1987 Prensa El País, 02/08/1987 [1987] Esp (CDH )
      El morbo que rodea el asunto alimenta la posibilidad de que algún día se atreva a cruzar la calle y se presente, sin más, en medio de una reunión de diputados, que son todos hombres a excepción de la socialista María Dolores Palliser.
    • 1987 Prensa El País, 02/12/1987 [1987] Esp (CDH )
      La ausencia de John McEnroe (EE UU), odiado e idolatrado por los espectadores neoyorquinos, ha restado morbo a este Masters.
    • 1988 Ribera, J. Sangre hermano [1988] Esp (CDH )
      Nicolás sabía que no eras su hija, probablemente se barruntaba que lo eras de Dalmau, pero nunca se molestó en decírtelo, seguramente porque le gustabas como le había gustado tu madre, y también para echarle más morbo al asunto.
    • 1989 Prensa ABC, 18/04/1989 [1989] Esp (CDH )
      Un viaje a la Meca, peregrinación o no, hay que aprovecharlo, sin reducirlo al morbo de una entrevista en semipsicodrama entre director y estrella o confesión pública de íntimas decepciones que ocultan la realidad sustancial.
    • 1990 Medina, D. Cosas familia [1990] Mx (CDH )
      0Embustes, sí señor. Marcados, manejados como mercancía, cotizables, rentables, vendibles, como los espectáculos de miseria, bien pagados (¿bien?) que siempre se encuentran (gracias a Dios, dirán los colegas) en las calles de este país, tablas de salvación para el reportero que agoniza sin su noticia diaria. Una foto del miserable tomada por el mísero (yo, los otros), y se alcanza a pasarla hasta el día siguiente, para lucharle otro round. El Tinglado del Automasoquismo, ése deja y se deja. Sólo de ir por una calle con ojos para la pobreza, y se halla, nada difícil. ¡Pinches colegas! Más que hambre necesito yo para publicar mi entrevista con el indígena que fui a buscar a Michoacán, ajeno a todo con nunca más suya ni la palabra. También por morbo, o por saber a lo que no me atrevo, en la Plaza de los Mariachis, junto a las calandrias, paran los hambrescos faquires; a apretar la conciencia, y a verlos.
    • 1990 Prensa Tiempo, 28/05/1990 [1990] Esp (CDH )
      —¿Cree que existe cierto morbo por hurgar en las vidas privadas de las personas?
    • 1990 Prensa Tiempo, 30/04/1990 [1990] Esp (CDH )
      —Indudablemente, con la venida de tantas cadenas privadas, es una cuestión de marketing, para, en un principio, crear ese morbillo que capte audiencia.
    • 1990 Prensa Tiempo, 08/10/1990 [1990] Esp (CDH )

      —Era una película muy difícil y arriesgada. Por otra parte, confiaba mucho en el director, Paco Periñán. Creo que es una persona inteligente que, además, llevaba mucho tiempo preparando esta historia. Insisto en que hay que apostar por esta gente. El personaje era superdifícil. Me daba miedo y todo lo que me da miedo me gusta, porque es un riesgo. Me provocaba cierto morbo el poder hacerlo. Es un personaje que está por encima del bien y del mal y que yo tenía que imaginar por completo. No es un personaje que exista; no es alguien de la calle. Es una chica conflictiva. También es un personaje peligroso, porque podía desagradar bastante a la gente.

    • 1990 Prensa Cambio 16, nº 990, 12/11/1990 [1990] Esp (CDH )

      — Yo imagino que la peor condición que puede haber en el mundo es la de ser uno de esos diputados que, cuando suenan los timbres y les llaman, tocan el botón para votar. No encuentro el morbo que debe tener eso. Hombre, comprendo que ser presidente de Gobierno... Pero no tengo vocación política porque no tengo cualidades para ser político, de verdad. Yo tengo un carácter irascible, moderadamente irascible, pero no tengo el carácter para tragarme todos los días siete sapos por la mañana. Yo no sirvo para eso.

    • 1990 Prensa Tiempo, 04/06/1990 [1990] Esp (CDH )

      — Sus últimos trabajos están muy relacionados con su vida privada. ¿No es una forma de despertar el morbo?

    • 1990 Prensa Cambio 16, nº 978, 20/08/1990 [1990] Esp (CDH )
      Está claro que Isabel produce un morbo especial, no sólo a los productores sino a todo el país.
    • 1990 Prensa Tiempo, 19/03/1990 [1990] Esp (CDH )
      A mí hay una cosa que me duele mucho y es el morbo que despierta un secuestro en el resto de los ciudadanos.
    • 1990 Prensa Cambio 16, nº 973, 16/07/1990 [1990] Esp (CDH )

      — ¿No cree que este tipo de deporte espectáculo, donde el deportista debe asumir riesgos, alimenta el morbo de los telespectadores?

      — Este programa no tiene ningún espíritu de alimentar el morbo, todo lo contrario.

    • 1992 Díaz, L. Radio España [1993] Esp (CDH )
      La exuberancia de Abe Lane nos llenó de «morbo» nuestros sueños radiofónicos. Aquí la vemos con su mecenas erótico, Xavier Cugat, y Martín Abizanda, un locutor de Radio Madrid.
    • 1992 RAE DRAE 21.ª ed. (NTLLE)
      morbo. [...] fig [...] atracción hacia acontecimientos desagradables.
    • 1993 Hayen, J. E. Calle anhelos [1993] Mx (CDH )

      Las viviendas se fueron encendiendo una a una entre Ave María Purísimas y santiguadas. Pronto toda la vecindad estuvo despierta. Aunque las puertas permanecían cerradas, en realidad nomás estaban emparejaditas para poder curiosear. Los coyones y también los ancianos, de por sí los que más temen a la muerte, se atrancaron a piedra y lodo aterrados de que fuese a encontrarlos una bala perdida. Pero poco a poco su morbo fue en aumento y no pudieron dejar de espiar, a través de las rendijas de los apolillados tablones.

    • 1993 Hayen, J. E. Calle anhelos [1993] 13 Mx (CDH )
      Excitado su morbo malsano, no se conforman si no miran.
    • 1993 Hayen, J. E. Calle anhelos [1993] Mx (CDH )
      El morbo atrae a la gente que llena la nave, y cubren las gradas y hasta el altar de monedas y billetes.
    • 1994 Prensa La Vanguardia (Barcelona), 27/02/1994 [1994] Esp (CDH )
      Los jugadores están ansiosos por quitarse el fantasma de los canarios, aunque ayer Benito Floro intentó desviar atenciones en este sentido: "Tenemos una gran ilusión por conquistar dos puntos muy importantes para nosotros, pero no hay revanchismos, ni morbo ni nada por el estilo porque eso nos quitaría concentración. Yo nunca miro los precedentes, no sirve para nada. Sólo tenemos ansiedad y responsabilidad por obtener un triunfo que será muy decisivo para nuestras aspiraciones".
    • 1995 Aguilar Camín, H. Error Luna [1995] Mx (CDH )

      — De qué murió es cosa que no te importa a ti, ni deberá importarte en el futuro.

      — Pero me importa.

      — Por morbo, por curiosidad malsana.

      — Por lo que sea, pero me importa.

    • 1995 Aguilar Camín, H. Error Luna [1995] Mx (CDH )
      Hay un aspecto de morbo en tu curiosidad que no me gusta nada.
    • 1995 Aguilar Camín, H. Error Luna [1995] Mx (CDH )
      No hace falta saber más, salvo por morbo.
    • 1995 Montaño Hurtado, A. Vicente Alonso [1995] 94 Mx (CDH )
      Pero a medida que vas venciendo las reticencias de esa marejada de curiosos que parecen esputarte, se va tornando cada vez más indignante ese espectáculo, ya que un influjo de tragedia y morbo, no de dolor, como el tuyo, lo convoca.
    • 1995 Prensa El Mundo, 13/04/1995 [1995] Esp (CDH )

      Las niñas bárbaras se tumban en la playa, y se pierden el morbazo que supone la Semana Santa. Los nativos sacan las túnicas y se van a las procesiones, convocados por los tambores, que desde el Neolítico llaman al entierro y a la fiesta. El sonido de la percusión era conocido por nuestros primeros padres y la Semana Santa de toda España suena a tambor y a miserere. Recuerdo Cuenca, la procesión de las turbas o de los borrachos, un auto sacramental, un ejemplo de piedad, y sin embargo, era cuando los jóvenes sentíamos más que nunca la presencia de las mujeres. En el momento en que el Nazareno se dirigía al patibulo increpado por las turbas, las miradas estaban llenas de electricidad. La Semana Santa entre carracas, resolí, vírgenes en trono de purpurina, hombres descalzos o azotados, no sólo estimula la fe, sino también el deseo. Por eso en Córdoba ha estallado la guerra de las mantillas. El obispo José Antonio Infantes Florido ha dictado la prohibición: las mujeres con mantilla no podrán ir formadas en las procesiones. Este obispo sabe lo que se hace, es de los de antes, conoce el peligro para la virtud que se esconde alrededor de los pasos. Ellas van con trajes negros, negras y elegantes blondas, acompañando a los cristos ensangrentados, y también van sus escotes, sus moños, sus horquillas, sus minifaldas, Damas de Elche vivas, con pintura en los labios, esbeltas creyentes, en éxtasis, que aún ponen caliente a mi amigo Diego.

    • 1995 Prensa La Vanguardia, 30/12/1995 [1995] Esp (CDH )
      No era el morbo por una historia truculenta, sino todo lo contrario; la fascinación ante lo insólito, la necesidad de vislumbrar un mundo.
    • 1995 Prensa El Mundo, 26/01/1995 [1995] Esp (CDH )
      «Antena 3 hizo una extensa promoción para el primer programa, lo que logró atraer la curiosidad y el morbo del público. La gente ya intuía lo que se iba a tratar en el segundo día. Creemos que es un programa pornográfico y que hace apología de la promiscuidad», aseguró una portavoz de esta asociación.
    • 1995 Prensa El Mundo, 15/06/1995 [1995] Esp (CDH )
      Su investigación le llevó a conocer, con todo lujo de detalles, quiénes eran cada uno de los miembros de la red de traficantes de droga y a saber que el político implicado en la trama se desplazó, por puro morbo, hasta un punto del Levante español para ver cómo se efectuaba una descarga.
    • 1995 Prensa El Mundo, 20/02/1995 [1995] Esp (CDH )
      La trayectoria de algunos cineastas y su amor al «más difícil todavía» acrecientan el morbo de sus adictos hacia el argumento de su próxima película.
    • 1995 Villena, L. A. Burdel Byron [1995] Esp (CDH )

      Hobhouse quería seguir viaje. Después de Roma, Nápoles. Después de la ciudad de las estatuas, la ciudad de las pasiones. Pero alguien hizo saber al Lord que Nápoles era la ciudad italiana favorita de los ingleses, encantados por el clima y la sexualidad fácil. Ya sabe la opinión —y finalmente el asco— que los británicos le provocaban. Me he convertido —dijo— en una parte de su morbo por Italia. Me miran como a una estatua y me desean como a una puta del Campo dei Fiori. No quiero verme a mí mismo como a una vulgar tentación para señoritos vulgares.

    • 1995 Villena, L. A. Burdel Byron [1995] 165 Esp (CDH )
      Como le escandalizó hasta el morbo que las niñas venecianas supieran lo que era un prepucio, y que hiciesen chistes (en una circuncisión a la que nos invitaron) sobre el tamaño y la gracia de los artefactos viriles.
    • 1996 Prensa Revista Hoy, 04-10/11/1996 [1996] Ch (CDH )

      El proceso reductivo opera a través de mecanismos de sustitución del interés concreto por formas supuestas del interés general: si el destino de Raquel Argandoña no ha sido esencialmente distinto que el de otros varios cientos de candidatos derrotados, su caso es cualitativamente diferente desde que, en el juicio de algunos medios, encarna y atrae la curiosidad, la expectación, ¿el morbo?, de mucha más gente que los desinteresados votantes de Pelarco.

    • 1996 Prensa El Salvador Hoy, 19/06/1996 [1996] Esp (CDH )

      Y, ni modo, el morbo también pudo. Le preguntamos sobre su relación con su padre. Sinceramente reconoció la facilidad con que se puede calificar de dinastía a la familia, pero que en última instancia la decisión —y la responsabilidad— recaen en los que le otorguen su voto.

    • 1996 Prensa Prensa Libre, 10/07/1996 [1996] Gu (CDH )
      Vemos con profunda pena la situación, ya que en los linchamientos se ha exacerbado el morbo.
    • 1996 Prensa Excélsior, 18/09/1996 [1996] Mx (CDH )
      La posibilidad de enjuiciar a García Abrego, más allá del morbo poriconocer los nexos de figuras como él, hubiera dado a México la ocasión quizás irrepetible, de dar a conocer o por lo menos de escudriñar para propósitos de la defensa de la soberanía y la seguridad nacional, cuáles son las redes que operan allá en Estados Unidos.
    • 1996 Prensa El Universal, 12/09/1996 [1996] Ve (CDH )
      'Miren cómo los problemas redujeron a Carolina', es el título de Oggi, que publicó ayer en exclusiva mundial unas fotos de la primogénita del príncipe Rainiero sin cabello, que generan cierta preocupación, más allá del morbo, apunta ANSA.
    • 1996 Prensa Proceso, 03/11/1996 [1996] Mx (CDH )
      Escudada en la libertad de expresión, dice, la televisión mexicana "comete verdaderas atrocidades; basta citar a los señores Azcárraga o Salinas Pliego para ver qué ideas tienen en concreto, cómo conciben lo que son sus empresas televisoras. / "Desde la perspectiva de la formación del hombre y de su dignidad es simplemente lamentable lo que estamos presenciando. Basta prender la televisión para ver el tipo de programas, verdaderamente imbéciles, que se transmiten, el manoseo que se hace continuamente de la violencia, el cultivo del morbo, los prototipos que se presentan a los jóvenes, todo esto es sumamente preocupante. /
    • 1996 Quevedo, A. Genes [1996] Cu (CDH )

      En una de las sesiones, Michael Baird declaró que el control era ADN procedente de células de cultivo HeLa, una línea celular femenina. Dos semanas más tarde, el técnico que había practicado las determinaciones explicó que el control no procedía de ADN de células HeLa sino de sangre de un científico del propio laboratorio, por más información, de sexo masculino. El detalle añadía morbo al intríngulis.

    • 1996 Quevedo, A. Genes [1996] Cu (CDH )
      Entre los testigos, 54 llamados por la defensa y 72 por la acusación, había representantes de todas las capas sociales, eso, junto con el morbo suscitado por los crímenes, convirtió el proceso en un magno espectáculo televisado, la versión de la Comedia Humana de los años noventa.
    • 1997 Prensa Caretas, 03/07/1997 [1997] Pe (CDH )

      El Instituto Nacional de Cultura ha declarado "espectáculo cultural"a las corridas de toros. Es inadmisible llamar así a una exhibición tan violenta, donde se martiriza al animal. ¡Y todo por diversión! Este espectáculo ni siquiera es popular, ya que sólo un puñado de gente que gusta de este tipo de morbo puede pagarlo. Tampoco atrae a los turistas, al contrario los ahuyenta, porque no soportan visitar un país donde se tortura a los animales.

    • 1997 Prensa Vistazo, 19/06/1997 [1997] Ec (CDH )
      Satisfacemos el morbo con la renuncia de un fiscal empujada por una agencia policial extranjera y matizada con una firma, de tres, en un fallo judicial absolutorio de los 500 mil que existen por narcotráfico.
    • 1997 Prensa Revista Hoy, 10-16/11/1997 [1997] Ch (CDH )
      Para salir de la depresión postransición nada mejor que el morbo, y eso queremos de la franja política: ¿el guapetón del No, era o no era? ¿Es verdad que la vieja del té era rica? Que nos diga el señor de la perla a quién le va a dejar la perla.
    • 1997 Prensa El Tiempo, 17/07/1997 [1997] Co (CDH )

      Estamos haciendo todo lo posible por volver a divertir el país. El fútbol es la única profesión donde cualquiera puede opinar y creer que sabe y no le pasa nada. Y por eso cierto sector de la prensa nos trata tan mal. Cómo es posible que gente que nunca va a un entrenamiento, y que además no pueden ni aparecer aquí, opine tomando whisky y metiendo droga.

      Y lo peor es que algunos le creen. Esa gente vuelve nada a la Selección por intereses económicos, por ganar audiencia. Porque el morbo en el país gusta.

    • 1997 Prensa El Siglo, 12/05/1997 [1997] Pa (CDH )
      A periodistas como Blas Julio, Luis Gaitán, Ramón Cano Mojica y otros, la emprendió contra ellos, acusándolos de vivir del morbo y del amarillismo.
    • 1997 Prensa El Tiempo, 04/09/1997 [1997] Co (CDH )
      La polémica que ha estallado tiene que ver con esa "cultura" periodística de la frivolidad y el morbo, representada por una prensa amarilla que vive de la violación de la intimidad de personalidades célebres.
    • 1997 Prensa El Tiempo, 04/09/1997 [1997] Co (CDH )
      Pero no por esto se justifica este tipo de periodismo despreciable, ni se puede esgrimir el derecho del público a saberlo todo para complacer y alimentar el morbo colectivo.
    • 1997 Prensa El Nuevo Herald, 14/07/1997 [1997] EU (CDH )
      Lamentó que a esta altura no estuviese ya clasificado el conjunto de Colombia para quitarle "morbo" a este duelo.
    • 1997 Prensa Clarín, 02/04/1997 [1997] Ar (CDH )
      Pacho Maturana echó a volar la primera paloma de la paz: "Debemos ser perfectamente inteligentes para evitar caer en el morbo que se le intenta dar a este partido".
    • 1997 Prensa La Prensa, 03/03/1997 [1997] Ho (CDH )
      Ya no quiere ver esos desnudos en los certámenes de belleza de Cortés porque, según dijo, provocan morbo y estimulan la perversidad masculina.
    • 1999 Díaz, L. Televisión [1999] 136 Esp (CDH )
      Poco a poco «Código Uno» fue degradándose deslizándose hacia una oferta informativa de crímenes y sucesos de poca monta y mucho morbo, sensacionalismo y sensiblería provocando la dimisión del novelista Reverte y que Julio César Iglesias dirigiese la nueva etapa del «Código Uno».
    • 1999 Díaz, L. Televisión [1999] 156 Esp (CDH )
      Según Francisco Pastoriza, «algunos episodios tratados en el programa muy pronto alinearon a "¿Quién sabe dónde?" en el estilo de los reality show que ya por entonces habían inundado las programaciones de las televisiones españolas. Uno de estos episodios, la fuga de un profesor de Ayamonte (Huelva), Arturo Romero, con una de sus alumnas menor de edad, Nuria Socorro, tuvo un seguimiento desde su comienzo hasta su desenlace, con un tratamiento que se podría identificar más con el morbo que con el servicio público. En otra ocasión, la falta de comprobación por parte de los responsables del programa provocó que una mujer de Barcelona utilizase el programa del 16 de febrero de 1993 para denunciar un secuestro inexistente que, según ella, había durado seis meses durante los cuales la habían obligado a prostituirse. La realidad era que había abandonado su domicilio para dedicarse a la prostitución y al ver que su familia la buscaba en el programa decidió inventar la historia del secuestro, según investigaciones de la Brigada de Policía Judicial de la Guardia Civil [...] Los contenidos de "¿Quién sabe dónde?" basculan entre el morbo y el servicio público, en un equilibrio que difícilmente puede inclinar la balanza hacia uno u otro lado. Su director justifica algunos excesos dramáticos con una teoría: a través de la emoción, siempre que sea dignamente planteada, se puede acceder a la razón y a la toma de conciencia. Paco Lobatón dice aplicar en su programa tres premisas fundamentales: contar con la participación libre y voluntaria de las personas, procurar que sus intereses no dañen los de terceras personas y analizar el grado de urgencia y trascendencia de cada caso» .
    • 1999 Díaz, L. Televisión [1999] 256 Esp (CDH )
      «A muchos se les ha pasado el arroz cuando preguntan qué ha sucedido si yo era la reina de los mares hace sólo cinco años. Te has quedado mucho tiempo en el banquillo. Cuando algunos dicen que no hacen concesiones a esta audiencia sólo les queda ponerse una cámara de circuito cerrado y emitir para su familia o unos amiguetes. Ahora hay cámaras baratas, te las colocas en tu casa y haces la televisión que a ti te gusta. Eso sí, en circuito cerrado. No hay que hacer concesiones denigrantes, pero hay que tener en cuenta las audiencias porque son las que traen la publicidad. Hay que quitarle la batuta al espectador y orientarle por otros caminos. He trabajado en varios países y en ninguno he visto esta pasión por el morbo y el cotilleo. Con decirte que el día que Pajares tuvo un infarto subimos en "Tío Willy" tres puntos de la media. Es un país muy cotilla. ¿Cómo es posible que las parrillas de las generalistas rebosen de programas del corazón y casi todos disfruten de una excelente salud?» .
    • 1999 Prensa El Norte de Castilla, 28/04/1999 [1999] Esp (CDH )

      La presencia de estas dos estrellas, que formarán una tripleta ofensiva de lujo junto al azulgrana Rivaldo, convierten el choque en algo más que un amistoso. También añade morbo la participación con los auriverdes del lateral madridista Roberto Carlos.

    • 1999 Volpi, J. Busca Klingsor [1999] Mx (CDH )

      Bacon subió las escaleras y se instaló en la inmensa suite. Poco quedaba del esplendor nazi, pero aun así se trataba del sitio más acogedor en que había estado en los últimos meses. Le parecía una mala broma que las paredes que ahora lo rodeaban hubiesen albergado en algún momento el cuerpo del Führer. ¿Cuándo pudo imaginar algo semejante? ¿Qué pensaría Elizabeth si se enterase? Era inútil planteárselo: por buena o mala fortuna, Elizabeth ya no quería saber nada de él. Bacon se echó sobre la cama con una mezcla de asco y morbo, como si estuviera profanando un lugar sagrado.

    • 2000 Monsiváis, C. Aires familia [2006] Mx (CDH )

      De pronto, lo difícil es callar a quienes cuentan su vida en medio de la plaza (o de programas televisivos). El que puede o la que puede descarga sus adentros, y le refiere al auditorio su descontento o su alegría ruborosa por tener senos pequeños, provocar la alarma en una reunión por el esplendor ciclópeo de su busto, necesitar dos asientos en el avión para descargar su humanidad, tener cinco medio hermanos de distinto padre cada uno y no saber si hay tal cosa como el incesto a medias (no que se quiera), disponer de un marido stripperque ensaya ante la mujer aunque a ella le aburra el show, tener una esposa bailarina de burlesque, saber que el hijo es homosexual o es heterosexual, enterarse de que su padre murió años antes de que él o ella nacieran, ser sadista o masoquista, etcétera. Y, al masificarse el morbo, viene muy a menos el Qué Dirán.

    • 2001 RAE DRAE 22.ª ed. (NTLLE)
      morbo. [...] m. Atracción hacia acontecimientos desagradables.
    • 1998-2002 Fresán, R. Velocidad Cosas [2002] Ar (CDH )

      El egoísmo de luxede los faraones, el morbo culposo de los santos cristianos. Ritos, fórmulas, minué: tu turno para inclinarte, mi turno para hacer una reverencia y —recién ahora puedo verlo— algo preocupante debe de existir en el centro de un hombre que decide estudiar la relación con los muertos y renuncia a vivir relaciones con los vivos. Una especie de masturbación cortesana, un ejercicio solitario en las artes de los buenos modales basado más en el egoísmo culpable y supersticioso de los que siguen respirando que en el supuesto amor que dicen sentir por los que dejaron de respirar.

    • 2002 Jaramillo Levi, E. Luminoso tiempo [2002] Pa (CDH )
      Si bien las alusiones del texto encontrado parecían fortalecer lo que decía la foto, ni el padre ni la propia policía tenían idea de quién era ella, por lo que fue publicada en la prensa local y repetidamente vista con morbo en televisión, siempre destacando la interrogante: «¿Quién es Melissa?».
    • 2003 Anónimo "CAN y PSOE" [29-05-2003] Diario de Avisos (Santa Cruz de Tenerife) Esp (HD)
      Así, el CAN de Manuel Barrios masticó la victoria de su recién firmado pacto de gobierno a apenas unos metros de la mesa en que los socialistas de Francisco García digerían su derrota o, lo que es lo mismo, su permanencia en la oposición, coincidencia ésta que permitió al resto de comensales del restaurante pasárselo en grande por el morbillo de contemplar a tan dispares mesas de políticos.
    • 2012 Serna, J. L. "Asesino de albinos" [02-05-2012] El Mundo (Madrid) Esp (CORPES)
      Sin embargo, para las varias decenas de miles de albinos que tiene el continente, lo peor no está relacionado con el morbo de crímenes y amputaciones de los que se hacen eco los medios de comunicación occidentales. Lo que en realidad amarga su existencia, los hace vulnerables y les acorta drásticamente la esperanza de vida a una mayoría es su incapacidad genética de producir melanina.
    • 2014 Monzó, Q. "Cambio de programación" [11-10-2014] La Vanguardia (Barcelona) Esp (HD)
      Consideraron que a muchos espectadores les parecería de mal gusto que, en esta semana en la que el ébola es el gran escándalo, programasen un thriller médico. Pero, en cambio, si lo miras bien, es un golazo. Las programaciones se deciden como mínimo con semanas de antelación, y es evidente que el hecho de que TV3 hubiese decidido programar Contagi para ayer viernes es producto únicamente de la chiripa y no del morbo.
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      morbo [...] m. Atracción hacia acontecimientos desagradables.
    • 2016 Molino, F. "Cine" [13-12-2016] ABC (Madrid) Esp (HD)
      La cuarta de «A todo gas» no propone nada novedoso, excepto el morbo de ver a Paul Waker, que aún rodará otro capítulo.
    • 2019 González, M. "Qué es el morbo" [28-01-2019] El Huffington Post (Madrid) Esp (HD)
      Que el ser humano se siente atraído por el morbo es un hecho y la cobertura mediática de ciertos sucesos lo demuestra. […] Sin embargo, más allá de la cobertura que hagan los medios, existe algo más primario que nos empuja a todos a disminuir la velocidad en carretera cuando pasamos junto a un accidente o a mirar imágenes que, en realidad, no queremos ver. ¿Por qué ocurre? ¿Qué tiene el morbo que nos atrae tanto? Sergio García Soriano, psicólogo sanitario, explica que el morbo es en realidad una enfermedad, un comportamiento malsano, y la clave para que nos atraiga es su capacidad para dejarnos impactados por algo inmediato.
    1. s. Frecuentemente, como complemento directo de los verbos dar o tener.
      docs. (1984-2012) 13 ejemplos:
      • 1984 Prensa El País, 02/02/1984 [1984] Esp (CDH )
        El encuentro tenía su morbo por las vejaciones que los jugadores del conjunto aragonés habían sufrido en Yugoslavia.
      • 2012 Montes, J. Vida Hotel Esp (CORPES)
        -Chicos como los que has visto hoy. Bueno, chicos y chicas. El repertorio clásico, ya te imaginas: solos, en pareja o en grupo. Siempre no-profesionales, eso sí. Y siempre en cuartos de hotel, diferentes cada vez. El mercado está saturado, hay que distinguirse. Y a la gente le dan morbo los hoteles, les gusta ver mundo y comparar dormitorios y baños: es la marca de la casa. Para ver las fotos y los vídeos hay que abonarse y pagar todos los meses.
      • 1984 Prensa El País, 02/02/1984 [1984] Esp (CDH )
        El encuentro tenía su morbo por las vejaciones que los jugadores del conjunto aragonés habían sufrido en Yugoslavia.
      • 1984 Tomás García, J. L. Orilla droga [1985] Esp (CDH )

        El menda tiene que haber sido bujarrón, porque se lo monta que no veas. Si alguna tía le da morbo, igual se va con ella. Pero lo que le mola es el mariconeo.

      • 1992 Díaz, L. Radio España [1993] 134 Esp (CDH )
        Tenía el morbo de esos grandes comunicadores como Encarna Sánchez o el "Butano", que luego son muy contestados pero también escuchados.
      • 1995 Sierra Fabra, J. Johnny Pickup [1995] Esp (CDH )
        Nunca he volado en un hidro, y la experiencia tiene su morbo.
      • 2001 Zúñiga, M. M. Asta de toro [2001] Esp (CORPES)
        FINA— ¡Pero, qué habré hecho yo para merecer esto! mira que eres cansino. ¡Qué cruz, Dios mío! MANOLO.— Oye, Fina, estoy pensando en lo del incesto y... "tiene mucho morbo". FINA.— ¡Aire, pesado!
      • 2010 Millás, L. Señora Really [2010] Esp (BD)
        ―Imagínate la escena, yo desnuda y recién salida de la ducha, cuando dos robustos enfermeros me sacaron a toda prisa. Lástima que ya soy vieja porque un suceso así, siendo joven, debe de tener mucho morbo, ¿no te parece?
      • 2011 Guelbenzu, J. M. Hermano pequeño Esp (CORPES)
        -Yo reconozco que tiene su morbo, ser juez y estar tan... -meditó la palabra a seguir al ver asomar el reproche en los ojos de Mariana- tan bien -dijo por fin- no es algo que se vea todos los días.
      • 2012 Montes, J. Vida Hotel Esp (CORPES)
        -Chicos como los que has visto hoy. Bueno, chicos y chicas. El repertorio clásico, ya te imaginas: solos, en pareja o en grupo. Siempre no-profesionales, eso sí. Y siempre en cuartos de hotel, diferentes cada vez. El mercado está saturado, hay que distinguirse. Y a la gente le dan morbo los hoteles, les gusta ver mundo y comparar dormitorios y baños: es la marca de la casa. Para ver las fotos y los vídeos hay que abonarse y pagar todos los meses.
      • 1984 Prensa El País, 02/02/1984 [1984] Esp (CDH )
        El encuentro tenía su morbo por las vejaciones que los jugadores del conjunto aragonés habían sufrido en Yugoslavia.
      • 1984 Tomás García, J. L. Orilla droga [1985] Esp (CDH )

        El menda tiene que haber sido bujarrón, porque se lo monta que no veas. Si alguna tía le da morbo, igual se va con ella. Pero lo que le mola es el mariconeo.

      • 1984 Tomás García, J. L. Orilla droga [1985] Esp (CDH )
        Además, eso ya no tiene morbo.
      • 1984 Tomás García, J. L. Orilla droga [1985] Esp (CDH )
        — ¿O a ti te da morbo? —insistió la chica, alejándose.
      • 1990 Alonso Millán, J. J. Guardapolvo [1991] Esp (CDH )
        Esta habitación tiene morbo y en tu dormitorio no pienso porque me desmayo.
      • 1992 Díaz, L. Radio España [1993] 134 Esp (CDH )
        Tenía el morbo de esos grandes comunicadores como Encarna Sánchez o el "Butano", que luego son muy contestados pero también escuchados.
      • 1994 Prensa La Vanguardia (Barcelona), 17/06/1994 [1994] Esp (CDH )
        La cosa tiene su morbo.
      • 1995 Prensa El Mundo, 15/06/1995 [1995] Esp (CDH )
        A menos que la secretaria insultada sea doña Piluca Navarro, la secretaria personal de don Felipe González, la de los millones reservados, que entonces tendría morbo.
      • 1995 Sierra Fabra, J. Johnny Pickup [1995] Esp (CDH )
        Nunca he volado en un hidro, y la experiencia tiene su morbo.
      • 2001 Zúñiga, M. M. Asta de toro [2001] Esp (CORPES)
        FINA— ¡Pero, qué habré hecho yo para merecer esto! mira que eres cansino. ¡Qué cruz, Dios mío! MANOLO.— Oye, Fina, estoy pensando en lo del incesto y... "tiene mucho morbo". FINA.— ¡Aire, pesado!
      • 2010 Millás, L. Señora Really [2010] Esp (BD)
        ―Imagínate la escena, yo desnuda y recién salida de la ducha, cuando dos robustos enfermeros me sacaron a toda prisa. Lástima que ya soy vieja porque un suceso así, siendo joven, debe de tener mucho morbo, ¿no te parece?
      • 2011 Guelbenzu, J. M. Hermano pequeño Esp (CORPES)
        -Yo reconozco que tiene su morbo, ser juez y estar tan... -meditó la palabra a seguir al ver asomar el reproche en los ojos de Mariana- tan bien -dijo por fin- no es algo que se vea todos los días.
      • 2012 Montes, J. Vida Hotel Esp (CORPES)
        -Chicos como los que has visto hoy. Bueno, chicos y chicas. El repertorio clásico, ya te imaginas: solos, en pareja o en grupo. Siempre no-profesionales, eso sí. Y siempre en cuartos de hotel, diferentes cada vez. El mercado está saturado, hay que distinguirse. Y a la gente le dan morbo los hoteles, les gusta ver mundo y comparar dormitorios y baños: es la marca de la casa. Para ver las fotos y los vídeos hay que abonarse y pagar todos los meses.
morbo caduco
    Acepción en desuso
  1. s. m. Enfermedad neurológica causada por un aumento de la actividad eléctrica de las neuronas en alguna zona del cerebro y caracterizada por ataques repentinos, pérdida del conocimiento y convulsiones.
    docs. (1270-1752) 30 ejemplos:
    • c1270 Alfonso X Estoria Espanna [2002] fol. 165v Esp (CDH )
      Este Mahomat era mal dolient duna emfermedad a que dizien caduco morbo & de epilemsia.
    • 1738-1752 Torres Villarroel, D. Anatomía visible e invisible [1794] 302 Esp (CDH )

      Dice Ptolomeo que se mire el estado del grado interficiente qual de los Planetas se halla en él, ó tiene con él aspecto, y segun su naturaleza insinúa la muerte. Si fuere Saturno, la muerte será por largas enfermedades, flemas, reumas y defecto de la naturaleza. Si Júpiter, son apostemas en el tragadero y pulmon. Si Marte, por fiebres continuas y agudas. Si Venus, por mala afeccion del estómago, del corazon y del hígado, por fluxo de sangre, apostema derramada por el cuerpo y fistulas. Si Mercurio, por morbo caduco, gota coral, falta de juicio y pérdida de sentido.

    • c1270 Alfonso X Estoria Espanna [2002] fol. 165v Esp (CDH )
      Este Mahomat era mal dolient duna emfermedad a que dizien caduco morbo & de epilemsia.
    • 1385 Fdz Heredia, J. Gran Crón Esp I (BNM 10133) [1995] fol. 491v Esp (CDH )
      & como fuese mahomet / debil enel cuerpo / & de mesquina persona. / poresto que hauie una malautia / que cahye en tierra. la qual se clama / morbo caduco. la qual cosa uidiendo / cadiga muller suya / huuo muyt / grant tristeza & dolor.
    • c1422-1433 Guadalfajara Trad Biblia Alba I [1920-1922] I, 407 Esp (CDH )
      Iten, aqui confesso Balan que non enbargante que propheçia le venia que la non auia en perfecçion, conuiene saber: que caya del su mismo estado como aquellos que el morbo caduco los passyona.
    • 1471 Enríquez, J. Secretos Medicina. BPR II/3063 [1995] fol. 2r Esp (CDH )
      El meollo enferma / de grand[e] pujamjento de vmores / podridos / e de aqui proçede a / Reynar vna agua entre la / diamater & la piamater que es / llamada agua zarca./ e se / engendra vna enfermedad de / esta agua zarca. que se nonbra / por nonbre / gota perlesia. que / s llamada en otro nonbre / morbo caduco.
    • 1495 Anónimo Trad Med Gordonio [1991] Esp (CDH )
      Assí digo que los humores evaporando pueden subir fasta el celebro e mayormente aquéllos de los quales se faze la epilensia, como sean veninosos, horribles e fediondos, assí como parece en los animales que padecen morbo caduco quando anatomizan, en los quales se falla una aguosidad horrible fedionda, e las tales cosas demandan ir a los miembros nobles.
    • 1541 Carbón, D. LArte comadres [1997] fol. 81v Esp (CDH )
      Y por semejante de algun particular / miembro: porque leemos de aquel que tenia vna llaguilla / enel dedo del pie: y sentia subir en algun tiempo los vapores / del pie alto enla cabeça: y ansi caya esmortecido: de / forma que curado del pie fue curado dela alfalesia/ digo / del morbo caduco.
    • 1540-c1550 Mejía, P. Silva [1989-1990] I, 280 Esp (CDH )
      También él tenía una enfermedad (que caýa de gota coral o morbo caduco); de la qual, espantada la muger y preguntándole qué era aquello, él le dixo que no se alterasse, que, quando aquello acaescía, era que le venía a hablar el ángel de Dios y que se adormescía; y passava porque él, como hombre, no podía sufrir el acatamiento del mensajero de Dios, y que allí, en revelación, sabía lo que avía de hazer y Dios le mandava.
    • 1570-1579 Horozco, S. LProverbios glosados [1994] Esp (CDH )
      Y dízese esto de Mahoma porque como se escribe en su vida y en todas las partes que de aquel falso embaucador se haze mençión así como en su vida hizo infinitos embaymientos para ser avido y tenido por propheta fingiendo que el mal de coraçón y morbo caduco que tenía de que caýa muchas vezes era que venía un ángel a hablar con él.
    • 1600 Sigüenza, J. HOrden SJerónimo II [1907] 529 Esp (CDH )
      Pensaron los frayles que era enfermo de algun mal de coraçon o que le tomaua gota coral, que llaman morbo caduco, y con esto tratauan de quitarle el habito, porque ni podia seruir en la religion, ni sanaria de la dolencia con el encerramiento.
    • a1605 Anónimo LIngeniosTurriano [2003] Esp (CDH )
      Y lo mismo dizen de los caños de plomo, que son causa de hazer que la agua aga una cierta mordicación de vientre, y que causa el morbo caduco o gota coral, el qual es un acidente muy travajoso.
    • 1738-1752 Torres Villarroel, D. Anatomía visible e invisible [1794] 302 Esp (CDH )

      Dice Ptolomeo que se mire el estado del grado interficiente qual de los Planetas se halla en él, ó tiene con él aspecto, y segun su naturaleza insinúa la muerte. Si fuere Saturno, la muerte será por largas enfermedades, flemas, reumas y defecto de la naturaleza. Si Júpiter, son apostemas en el tragadero y pulmon. Si Marte, por fiebres continuas y agudas. Si Venus, por mala afeccion del estómago, del corazon y del hígado, por fluxo de sangre, apostema derramada por el cuerpo y fistulas. Si Mercurio, por morbo caduco, gota coral, falta de juicio y pérdida de sentido.

    • c1270 Alfonso X Estoria Espanna [2002] fol. 165v Esp (CDH )
      Este Mahomat era mal dolient duna emfermedad a que dizien caduco morbo & de epilemsia.
    • p1350 Anónimo Trad HJerusalem Vitriaco [2000] Esp (CDH )

      Es alli la esmeragda de color muy verde cuyo cuerpo como fuere llano & estendido muestra la imagen asi como espejo & conforta & esfuerça los ojos de los veyentes; vale contra & contra el morbo caduco & aun aprovecha para refrenar los movimientos de la luxuria; & ençiendese su fortaleza si fuere lavada con vino & untada con olio de olivas.

    • 1385 Fdz Heredia, J. Gran Crón Esp I (BNM 10133) [1995] fol. 491v Esp (CDH )
      & como fuese mahomet / debil enel cuerpo / & de mesquina persona. / poresto que hauie una malautia / que cahye en tierra. la qual se clama / morbo caduco. la qual cosa uidiendo / cadiga muller suya / huuo muyt / grant tristeza & dolor.
    • c1422-1433 Guadalfajara Trad Biblia Alba I [1920-1922] I, 407 Esp (CDH )
      Iten, aqui confesso Balan que non enbargante que propheçia le venia que la non auia en perfecçion, conuiene saber: que caya del su mismo estado como aquellos que el morbo caduco los passyona.
    • c1422-1433 Guadalfajara Trad Biblia Alba I [1920-1922] Esp (CDH )
      Ariolos, es opinion de algunos que el ariolo era vna aue asy por nonbre Ariolo llamada, e que çierto huesso dellas teniendo el omne en la boca, que le fazia caer como de morbo caduco, e asy caydo, que dizia el que el huesso en su boca tenia las cosas auenideras.
    • c1422-1433 Guadalfajara Trad Biblia Alba I [1920-1922] I, 545 Esp (CDH )
      E quando los prophetas fablan por el Santo Spiritu, ellos pierden todas las virtudes corporales, e, como dicho auemos en otros logares, que quedan como aquellos a quien toma el morbo caduco, que dizen e fablan cosas que despues que espiertan non han dellas memoria.
    • 1471 Enríquez, J. Secretos Medicina. BPR II/3063 [1995] fol. 2r Esp (CDH )
      El meollo enferma / de grand[e] pujamjento de vmores / podridos / e de aqui proçede a / Reynar vna agua entre la / diamater & la piamater que es / llamada agua zarca./ e se / engendra vna enfermedad de / esta agua zarca. que se nonbra / por nonbre / gota perlesia. que / s llamada en otro nonbre / morbo caduco.
    • c1471 Anónimo Trad Recetas Gilberto (BP 3063) [1997] fol. 7r Esp (CDH )
      // &cetera / Epilencia es dicha morbo caduco / & es semejante de alferçia / por quanto cabe & basta el que ha / esta dolençia toma cuerno de çieruo / quemado & molido & dado a beber con vino / sana los epileticos sistus a los enperadores / iten el çelebro de la gulpeja dado / a beuer muchas de vegadas a las criaturas / nunca abran epilençia sistuus iten los / cojones del cabron secos & molidos sanan / los caducos sistuus. iten la fiel del oso destenplado / con agua caliente dado a beuer sana / iten la leche de la yegua beujda sana / los caducos iten el pulmon del carnero / entero & los cojones asado todo / en el espeto toma lo que se destellara & dalo / a beuer & sanara iten la muliella del / buytre & la sangre del sacado & picado / todo por nueve dias dale a beuer / de los dichos poluos situus al enperador / iten los cojones del gallo picados / & beujdos con agua por nueve / dias sana.
    • 1490 Palencia, A. VocLatRomance [1967] Esp (NTLLE)
      Oris en griego por codorniz, dende ortigametra, linaie destas aues, codornizes, que se mantienen de semientes veninosas, et por esto los antiguos vedaron comer della, ca sólo este animal incurre morbo caduco, como el ombre.
    • 1495 Nebrija, A. VocEspLat Esp (NTLLE)
      Gotacoral o morbo caduco. morbus commitialis.
    • 1495 Anónimo Trad Med Gordonio [1991] Esp (CDH )
      Quien los truxiere estos tres nombres de los reyes será absuelto del morbo caduco por la piedad del Señor.
    • 1495 Anónimo Trad Med Gordonio [1991] Esp (CDH )
      Assí digo que los humores evaporando pueden subir fasta el celebro e mayormente aquéllos de los quales se faze la epilensia, como sean veninosos, horribles e fediondos, assí como parece en los animales que padecen morbo caduco quando anatomizan, en los quales se falla una aguosidad horrible fedionda, e las tales cosas demandan ir a los miembros nobles.
    • 1499 Fdz Santaella, R. VocEcclesiasticum [1499] Esp (NTLLE)
      coturnix, nicis [...], codorniz, es aue real, que Iosepho llama ortigia, y el griego ortigometra; ésta padece morbo caduco, como los ombres.
    • a1500 Pérez, M. LConfesiones [1999] Esp (CDH )
      De los otros que an morbo caduco o pilensia o otras tales enfermedades de gota que derriba a los omnes en tierra, dize el derecho que si espesamente los toma & los derriba, que non deve çelebrar fasta que sean sanos, mayormente si los faze espumar & meter bozes; si de tarde les toma, peligro es en çelebrar con todo eso, pero si çelebrare conviene que este y otro clerigo con ellos, que si por aventura les tomare la enfermedat en que non pueden acabar la misa, que el otro que la acabe.
    • 1541 Carbón, D. LArte comadres [1997] fol. 79v Esp (CDH )
      / NUestra intencion por el / presente es tratar dela cura del morbo / caduco enlos niños.
    • 1541 Carbón, D. LArte comadres [1997] fol. 81v Esp (CDH )
      Y por semejante de algun particular / miembro: porque leemos de aquel que tenia vna llaguilla / enel dedo del pie: y sentia subir en algun tiempo los vapores / del pie alto enla cabeça: y ansi caya esmortecido: de / forma que curado del pie fue curado dela alfalesia/ digo / del morbo caduco.
    • 1541 Carbón, D. LArte comadres [1997] fol. 77v Esp (CDH )
      / Dize se tambien morbo herculeo: porque dizen que lo tenia el / Hercules suelen le mas llamar morbo lunatico porque / ensigue el discurso dela luna: y mas por su comuna forma / de afligir se dize morbo delos niños.
    • 1541 Carbón, D. LArte comadres [1997] fol. 102r Esp (CDH )
      Vienen otras a / mal de cabeça tan fuerte que pierden los sentidos y passan peligro / de caer en morbo caduco: y todo por comunicacion / dela matrix.
    • 1541 Carbón, D. LArte comadres [1997] fol. 77r Esp (CDH )
      dela enfermedad / enlos niños que se llama morbo caduco/ o gota coral / o alfalesia / SUele a los niños venir / vna enfermedad muy fea: y es / que de supito caen amortecidos / pierden el sentido y el intellecto / spasman se tetilan los ojos/ y / contraen las manos/ tuercen los / labios: en fin echan muchas vezes / spuma por su boca: algunas / vezes se mean/ otras paresce que / se tragan alguna cosa.
    • 1541 Carbón, D. LArte comadres [1997] fol. 77v Esp (CDH )
      / comuna para los niños/ tambien suele venir / a los adultos: llama se tal enfermedad morbo/ o enfermedad / caduca.
    • 1540-c1550 Mejía, P. Silva [1989-1990] I, 808 Esp (CDH )
      Tocando la carne con la peonía, deffiende de morbo caduco, que llaman herir; y es por influencia del Sol, a quien es subjeta esta yerva.
    • 1540-c1550 Mejía, P. Silva [1989-1990] I, 280 Esp (CDH )
      También él tenía una enfermedad (que caýa de gota coral o morbo caduco); de la qual, espantada la muger y preguntándole qué era aquello, él le dixo que no se alterasse, que, quando aquello acaescía, era que le venía a hablar el ángel de Dios y que se adormescía; y passava porque él, como hombre, no podía sufrir el acatamiento del mensajero de Dios, y que allí, en revelación, sabía lo que avía de hazer y Dios le mandava.
    • 1570-1579 Horozco, S. LProverbios glosados [1994] Esp (CDH )
      Y dízese esto de Mahoma porque como se escribe en su vida y en todas las partes que de aquel falso embaucador se haze mençión así como en su vida hizo infinitos embaymientos para ser avido y tenido por propheta fingiendo que el mal de coraçón y morbo caduco que tenía de que caýa muchas vezes era que venía un ángel a hablar con él.
    • 1591 Percival, R. DSpanEnglLat Esp (NTLLE)
      Morbo caduco, the falling evill, Morbus caducus.
    • 1600 Sigüenza, J. HOrden SJerónimo II [1907] 529 Esp (CDH )
      Pensaron los frayles que era enfermo de algun mal de coraçon o que le tomaua gota coral, que llaman morbo caduco, y con esto tratauan de quitarle el habito, porque ni podia seruir en la religion, ni sanaria de la dolencia con el encerramiento.
    • 1601 Anónimo Estatutos Santo Tomás Salamanca [1962] Esp (CDH )
      Item, damos por inhábil para entrar en este Colegio a cualquiera que hubiere sido fraile profeso, o no profeso, de cualquiera religión, que sea, o familiar de cualquier Colegio, o ermitaño, o tuviese o hubiere tenido enfermedad alguna contagiosa como lepra o bubas, o de San Lázaro o otra alguna semejante, o algún morbo caduco como gota coral o mal de corazón, o otros semejantes males / v. o enfermedades, que hacen de su misma naturaleza inhábil al hombre que las tiene para comunidad y congregación cual es un Colegio.
    • a1605 Anónimo LIngeniosTurriano [2003] Esp (CDH )
      Y lo mismo dizen de los caños de plomo, que son causa de hazer que la agua aga una cierta mordicación de vientre, y que causa el morbo caduco o gota coral, el qual es un acidente muy travajoso.
    • 1606 Alonso Ruyzes Fontecha, J. Diez Previlegios Esp (NTLLE)
      comitialis morbus, alferecía o gota coral, morbo caduco y hercúleo, madre de niños y siderato.
    • 1607 Oudin, C. Tesoro FrancEsp Esp (NTLLE)
      Gota coral o morbo caduco, le hault mal, epilepsie, le mal caduc, le mal de S. Iean.
    • 1738-1752 Torres Villarroel, D. Anatomía visible e invisible [1794] 302 Esp (CDH )

      Dice Ptolomeo que se mire el estado del grado interficiente qual de los Planetas se halla en él, ó tiene con él aspecto, y segun su naturaleza insinúa la muerte. Si fuere Saturno, la muerte será por largas enfermedades, flemas, reumas y defecto de la naturaleza. Si Júpiter, son apostemas en el tragadero y pulmon. Si Marte, por fiebres continuas y agudas. Si Venus, por mala afeccion del estómago, del corazon y del hígado, por fluxo de sangre, apostema derramada por el cuerpo y fistulas. Si Mercurio, por morbo caduco, gota coral, falta de juicio y pérdida de sentido.

morbo comicial
    Acepción en desuso
  1. s. m. Enfermedad neurológica causada por un aumento de la actividad eléctrica de las neuronas en alguna zona del cerebro y caracterizada por ataques repentinos, pérdida del conocimiento y convulsiones.
    docs. (1490-2014) 15 ejemplos:
    • 1490 Palencia, A. VocLatRomance [1967] Esp (NTLLE)
      epilensis en griego es apesgamiento, por que la enfermedad epiléntica tanto apesga que possee el sentido y el cuerpo; engendra se de humor melancónico; quando tanto cresçe que va al çerebro, dizen le morbo caduco, porque quien desto enferma cayendo echa espuma; los vulgares dizen los tales enfermos lunáticos, por que al torno dela Luna padeçen más grauemente, et son subietos alas asechanças delos demonios; assí mesmo llaman a esta tal enfermedad morbo comiçial et nos otros gota coral, que discurre al coraçón.
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      morbo comicial 1. m. Med. epilepsia.
    • 1490 Palencia, A. VocLatRomance [1967] Esp (NTLLE)
      epilensis en griego es apesgamiento, por que la enfermedad epiléntica tanto apesga que possee el sentido y el cuerpo; engendra se de humor melancónico; quando tanto cresçe que va al çerebro, dizen le morbo caduco, porque quien desto enferma cayendo echa espuma; los vulgares dizen los tales enfermos lunáticos, por que al torno dela Luna padeçen más grauemente, et son subietos alas asechanças delos demonios; assí mesmo llaman a esta tal enfermedad morbo comiçial et nos otros gota coral, que discurre al coraçón.
    • 1578 Acosta, C. Tratado drogas Indias [2003] 14 Esp (CDH )
      Lo más que esta agua sirve en aquellas partes, es en las viandas, que se templan con ella en lugar de canela: y en el uso de medicina para los dolores del estómago, y de cólica, procedentes de causa fría: carmina las ventosidades, y provoca la urina, y quita el olor de la boca, y de las muelas, y conforta el coraçón, y el estómago: ayuda al hígado, y al baço, y al celebro, y a los nervios: aprovecha a los desmayos, y passiones cardiales: es contra los venenos, y mordeduras venenosas: haze mover, y baxar los menstruos: aprovecha a los vómitos, y incita a comer: es muy provechosa a passiones de la madre: aprovecha a los flacos y espasmados, y a los que padescen el morbo comicial: y es muy grata al gusto: en fin abre, corta, digere, callenta y corrobora.
    • 1589 Gmz Miedes, B. Gota [2000] fol. 2r Esp (CDH )
      Por si acaso podemos descubrir, conforme a la opinión de algunos, por esta vía ser éste el humor que causa, no sólo el morbo articular, que vulgarmente llaman gota, pero también provar cómo es, él mesmo, la fuente y seminario de las mayores y más compuestas enfermedades que se engendran en los hombres; como es de la que llaman morbo comicial y, vulgarmente, gota coral; como, también, quando da en el costado y, por hallar debilidad en aquella parte, se refirma en ella y causa dolor; assimismo, quando cae sobre la parte superior y güesso del muslo y causa scyática con dolor.
    • 1589 Pineda, J. Diálogos Agricultura cristiana [1963-1964] Esp (CDH )
      Andan en tanta competencia los primados del corazón y del celebro entre los escritores, que llaman gota coral o cordial a la epilepsia, o morbo comicial, como si fuese enfermedad del corazón; y aún Hipócrates le llama morbo sacro, porque es pasión del celebro y allí tiene su origen; y el celebro, como silla de la inteligencia, es llamado miembro sagrado.
    • 1626 Caro, R. Días geniales [1978] Esp (CDH )
      Pues digamos que es expiación el escupir, como lo fue del fascino y del morbo comicial, porque lo mismo es escupir en ellos que echar de sí el contagio: Despuimus comitiales morbos, hoc est contagia regerimus. Y esto también había de ser tres veces como parece de Juvenal y de Teócrito, en el Idilio 6.
    • 1643 Vitrián, J. Trad Memorias Comines II [1643] p. 117 Esp (BD)
      Espantóse nuestro Autor de ver al Rey Luis andar por el campo, y no carecia este esfuerço de grande simulacion; porque con la que vivió, se iva muriendo, simulando fuerças, disimulando flaqueça, á fin de que con tan recios parasismos no le tuviesen ya por acabado. Este acidente por serle tan frequente, scriven algunos, fue morbo comicial, ó caduco.
    • 1710 Montenegro, P. Materia médica [1942-1944] Ar (CDH )
      Quita los dolores de cabeza, y temblores paroximales, originados de causa fria, y no falta quien afirma, que quita los temblores, y palpitacion del corazon, socorriendo á los morbos comiciales de ephileusia, y gota coral, apartando los humores que las originan, y sacandolos por las vias de camara y orina, y algunas veces por sudor.
    • c1729 Suárez Ribera, F. Theatro chyrurgico anatomico, I Esp (BD)
      Yo me acuerdo haver leído en Galeno en los Aphorismos, que al morbo comicial, y tambien al vertigo, que es una pequeña epilepsia, les nombra enfermedades lunáticas. Y tambien los demas Antiguos les llamaron morbos lunares, porque guardan los periodos de la Luna.
    • 1773 Gússeme, T. A. DiccNumismático, I p. 411 Esp (BD)
      Padecia el morbo comicial; y el citado autor refiere la cruelísima muerte que le hizo dar Neron, así por la envidia de que tenia mejor voz que la suya para cantar, como por el miedo de que sus enemigos le entronizasen. No hay medallas latinas de Británico, pero se encuentran Griegas, y entre las de Colonias estas son las siguientes.
    • 1803 RAE DRAE 4.ª ed. (NTLLE)
      morbo comicial. Med. Lo mismo que epilepsia.
    • 1895 Zerolo, E. DiccEnciclLengCastellana (NTLLE)
      MORBO comicial. Med. EPILEPSIA.
    • 2001 RAE DRAE 22.ª ed. (NTLLE)
      morbo comicial. m. Med. epilepsia.
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      morbo comicial 1. m. Med. epilepsia.
    • 1490 Palencia, A. VocLatRomance [1967] Esp (NTLLE)
      epilensis en griego es apesgamiento, por que la enfermedad epiléntica tanto apesga que possee el sentido y el cuerpo; engendra se de humor melancónico; quando tanto cresçe que va al çerebro, dizen le morbo caduco, porque quien desto enferma cayendo echa espuma; los vulgares dizen los tales enfermos lunáticos, por que al torno dela Luna padeçen más grauemente, et son subietos alas asechanças delos demonios; assí mesmo llaman a esta tal enfermedad morbo comiçial et nos otros gota coral, que discurre al coraçón.
    • 1578 Acosta, C. Tratado drogas Indias [2003] 14 Esp (CDH )
      Lo más que esta agua sirve en aquellas partes, es en las viandas, que se templan con ella en lugar de canela: y en el uso de medicina para los dolores del estómago, y de cólica, procedentes de causa fría: carmina las ventosidades, y provoca la urina, y quita el olor de la boca, y de las muelas, y conforta el coraçón, y el estómago: ayuda al hígado, y al baço, y al celebro, y a los nervios: aprovecha a los desmayos, y passiones cardiales: es contra los venenos, y mordeduras venenosas: haze mover, y baxar los menstruos: aprovecha a los vómitos, y incita a comer: es muy provechosa a passiones de la madre: aprovecha a los flacos y espasmados, y a los que padescen el morbo comicial: y es muy grata al gusto: en fin abre, corta, digere, callenta y corrobora.
    • 1589 Gmz Miedes, B. Gota [2000] fol. 2r Esp (CDH )
      Por si acaso podemos descubrir, conforme a la opinión de algunos, por esta vía ser éste el humor que causa, no sólo el morbo articular, que vulgarmente llaman gota, pero también provar cómo es, él mesmo, la fuente y seminario de las mayores y más compuestas enfermedades que se engendran en los hombres; como es de la que llaman morbo comicial y, vulgarmente, gota coral; como, también, quando da en el costado y, por hallar debilidad en aquella parte, se refirma en ella y causa dolor; assimismo, quando cae sobre la parte superior y güesso del muslo y causa scyática con dolor.
    • 1589 Pineda, J. Diálogos Agricultura cristiana [1963-1964] Esp (CDH )
      Andan en tanta competencia los primados del corazón y del celebro entre los escritores, que llaman gota coral o cordial a la epilepsia, o morbo comicial, como si fuese enfermedad del corazón; y aún Hipócrates le llama morbo sacro, porque es pasión del celebro y allí tiene su origen; y el celebro, como silla de la inteligencia, es llamado miembro sagrado.
    • 1626 Caro, R. Días geniales [1978] Esp (CDH )
      Pues digamos que es expiación el escupir, como lo fue del fascino y del morbo comicial, porque lo mismo es escupir en ellos que echar de sí el contagio: Despuimus comitiales morbos, hoc est contagia regerimus. Y esto también había de ser tres veces como parece de Juvenal y de Teócrito, en el Idilio 6.
    • 1634 Cascales, F. Cartas philologicas fol. 42v Esp (BD)
      I Plinio dize del estielion, que es tan malgino, que quando se despoja de su pellejo (como suele la culebra entre dos pesñascos) se lo come, por que sabe que es bueno contra el morbo comicial, ó gota coral, i lo haze por que no quiere que haga prouecho á nadie cosa suya.
    • 1643 Vitrián, J. Trad Memorias Comines II [1643] p. 117 Esp (BD)
      Espantóse nuestro Autor de ver al Rey Luis andar por el campo, y no carecia este esfuerço de grande simulacion; porque con la que vivió, se iva muriendo, simulando fuerças, disimulando flaqueça, á fin de que con tan recios parasismos no le tuviesen ya por acabado. Este acidente por serle tan frequente, scriven algunos, fue morbo comicial, ó caduco.
    • 1710 Montenegro, P. Materia médica [1942-1944] Ar (CDH )
      Quita los dolores de cabeza, y temblores paroximales, originados de causa fria, y no falta quien afirma, que quita los temblores, y palpitacion del corazon, socorriendo á los morbos comiciales de ephileusia, y gota coral, apartando los humores que las originan, y sacandolos por las vias de camara y orina, y algunas veces por sudor.
    • 1710 Montenegro, P. Materia médica [1942-1944] XI, 123 Ar (CDH )
      A los de morbo comicial, ó mal de corazon:– á los de convulciones ó retrahiciones de nervios:– á los que están sin fuerzas.– En fin, siempre que sea necesario calentar, recobrar fuerzas, abrir los poros, adelgazar humores gruesos, y digerir los crudos; refrenar venenos y humores corrompidos, que causan accidentes es único remedio.– Su dosis ó cantidad es media onza, ó tres cuartas.
    • c1729 Suárez Ribera, F. Theatro chyrurgico anatomico, I Esp (BD)
      Yo me acuerdo haver leído en Galeno en los Aphorismos, que al morbo comicial, y tambien al vertigo, que es una pequeña epilepsia, les nombra enfermedades lunáticas. Y tambien los demas Antiguos les llamaron morbos lunares, porque guardan los periodos de la Luna.
    • 1773 Gússeme, T. A. DiccNumismático, I p. 411 Esp (BD)
      Padecia el morbo comicial; y el citado autor refiere la cruelísima muerte que le hizo dar Neron, así por la envidia de que tenia mejor voz que la suya para cantar, como por el miedo de que sus enemigos le entronizasen. No hay medallas latinas de Británico, pero se encuentran Griegas, y entre las de Colonias estas son las siguientes.
    • 1803 RAE DRAE 4.ª ed. (NTLLE)
      morbo comicial. Med. Lo mismo que epilepsia.
    • 1895 Zerolo, E. DiccEnciclLengCastellana (NTLLE)
      MORBO comicial. Med. EPILEPSIA.
    • 2001 RAE DRAE 22.ª ed. (NTLLE)
      morbo comicial. m. Med. epilepsia.
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      morbo comicial 1. m. Med. epilepsia.
morbo gálico
  1. s. m. Enfermedad infecciosa, crónica, causada por la bacteria Treponema pallidum , que se transmite por contacto sexual o, en su variedad congénita, de la gestante al feto, y caracterizada por úlceras en la piel en las fases primera y segunda, fiebre, inflamación de las glándulas linfáticas, dolor de garganta y musculares y fatiga en la fase secundaria, y parálisis, ceguera y demencia en la fase avanzada.
    docs. (1566-2014) 33 ejemplos:
    • 1566 Arias Benavides, P. Secretos [1995] fol. 14v Esp (CDH )
      En aquellas partes / no curan con ella enfermedades / de bubas o morbo galico como / / De la Carçaparrilla / aca se dize, a causa de la mucha / humidad que tiene, antes la / dan a eticos, y los que tienen calenturas / continas, y siuocos, y tercianas, / y passiones de cabeça principalmente, / haze marauillosa oper(u)[a]cion / por alguna propriedad / oculta deue tener, que no se / ha alcançado hasta aora.
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      morbo gálico 1. m. Med. Bubas o gálico.
    • 1566 Arias Benavides, P. Secretos [1995] fol. 14v Esp (CDH )
      En aquellas partes / no curan con ella enfermedades / de bubas o morbo galico como / / De la Carçaparrilla / aca se dize, a causa de la mucha / humidad que tiene, antes la / dan a eticos, y los que tienen calenturas / continas, y siuocos, y tercianas, / y passiones de cabeça principalmente, / haze marauillosa oper(u)[a]cion / por alguna propriedad / oculta deue tener, que no se / ha alcançado hasta aora.
    • 1599 Mercado, L. LPeste [1921] Esp (CDH )
      Cerca de lo primero, se presupone que, aunque este nombre, contacto, principalmente signifique lo que los filósofos llaman tocamiento de cuerpo a cuerpo, no por eso, para la producción de enfermedades contagiosas, se requiere siempre este contacto y coherencia, Modo de verificarse el contagio. porque basta, para lo dicho, que de la cosa contagiosa salga algo y se comunique a otra, ora sea juntándose, ora enviando algo que alcance al que ha de enfermar, lejos o cerca, ora de entrambas maneras, como es juntándose y recibiendo algo, como se ve en el morbo gálico y los demás consímiles.
    • a1613 Murúa, M. HGral Perú [1961] Pe (CDH )
      Házense en los obrajes de su distrito sayales, cordellates, frazados y paños más finos y delgados y de más valor que los que se traen de la Nueua España, y aun rajas de colores; y esto es causa de que entre mucho dinero en aquella çiudad, en la qual corre oro, por sacarse en los minerales deste metal en las prouinçias subjetas a ella, espeçial en las riquísimas minas de Çaruma.– Vino no le tiene, y ansí le entra de acarreto, y lo traen de la ciudad de los Reyes en nauíos hasta Huayaquil, y de allí, por aquel famoso río que cría en sus riueras la sarsaparrilla, remedio tan selebrado y famoso contra los que trabajan con el morbo gallico, se sube en barcas y canoas hasta el desembarcadero, questá quarenta leguas de Quito, y de allí, en requas, se lleba a la ciudad y se diuide por todo su distrito.
    • 1615 Cervantes Saavedra, M. Quijote II 813 Esp (CDH )
      Olvidósele a Virgilio de declararnos quién fue el primero que tuvo catarro en el mundo, y el primero que tomó las unciones para curarse del morbo gálico, y yo lo declaro al pie de la letra, y lo autorizo con más de veinte y cinco autores, porque vea vuesa merced si he trabajado bien y si ha de ser útil el tal libro a todo el mundo.
    • 1650-1660 Conde de Rebolledo Ocios [1997] Esp (CDH )
      / Aunque Séneca dice / que quien es, cuando mozo, a Venus dado / en la vejez será dél fatigado, / pienso que la razón le contradice, / y que, como un curioso no mal nota, / confunde el morbo gálico y la gota.
    • 1710 Montenegro, P. Materia médica [1942-1944] Ar (CDH )

      Sus cortezas, esto es el del bastago ó Isipósecas y hecho polvo, conforta el estomago, el higado, y consume la humedad superflua de los miembros de la coucion y celebro, que de ordinario acarrean flujos, y flusiones por relajacion:– asi mismo clarifica la sangre del sexo viscoso; pero mucho mejor las de sus raices: es asi mismo remedio á las enfermedades frias de todo el cuerpo humano, tomando su decoucion por largo tiempo:– y en curar el morbo galico estoy cierto no se queda atráz á las yá dichas ántes [...].

    • 1739 Feijoo, B. J. Theatro crítico universal, VIII [2003] Esp (CDH )

      Monsieur Deidier, professor real de Chimia en Mompeller, en una disertación que imprimió sobre el morbo gálico, es de sentir, que esta enfermedad consiste en unos gusanillos. Una de sus razones es ser remedio de ella el mercurio, enemigo capital de muchas especies de gusanos.

    • 1748 Ulloa, A. Viaje Perú [1990] Pe (CDH )

      Tiene Piuraun hospital al cuidado de la religion bethleemitica;y aunque se curan en él toda suerte de enfermedades, es famoso por la del morbo galicopues, contribuyendo sensiblemente para su mejor curacion la qualidad del clima, acuden á él de todas partes los que se hallan infestados de este mal, y en muchos se experimenta que, con menos cantidad del especifico que se suele aplicar en otros paises y sin tanta molestia del paciente, se logra el fin de restablecerse á la primera salud.

    • 1788 Viedma Narváez, F. Descripción StaCruz Sierra [2002] Bo (CDH )
      Las enfermedades más comunes son la hinchazón o hidropesía, por el uso de las aguas gruesas, el morbo gálico, en tiempo de verano muchas fiebres malignas y ardientes, en lo general, y fluxiones reumáticas; y en el principio del invierno, afectos catarrales y dolores pleuríticos.
    • 1886 Valera, J. "Apuntes Arte Novelas" [01-07-1886] p. 333 Revista de España (Madrid) Esp (HD)
      Y en otra, por último, y esta es la más estupenda de todas, es el protagonista—permítasenos decirlo—el morbo gálico. En más de 300 páginas de lectura, de un modo épico, trágico, y científico, se pintan los estragos de esta enfermedad en el cuerpo de una mujer llamada Alfonsina.
    • 1929 Anónimo "Medicina Arte religioso" [15-03-1929] España Médica (Madrid) Esp (HD)
      Se vió aparecer a consecuencia de la guerras de Italia una nueva enfermedad, la sífilis, bautizada por los franceses con el nombre de "mal de Nápoles" y por los italianos con el de "mal francés" (morbo gálico).
    • 1977 Paso, F. Palinuro [1982] Mx (CDH )
      Allí, en América, mientras trabajaba de lavaplatos en el barrio chino, de conductor de trenes cuesta abajo, de pelador de jaibas en el muelle y de mozo de burdel en Haight-Ashbury, el tío Esteban siguió soñando con ser un médico, con penetrar en los misterios de la sal reverberatum de la que hablaba Paracelso y que purifica a la Naturaleza entera; con contemplar, en el ocular del microscopio, los siniestros espirilos negros del morbo gálico y con diagnosticar la muerte de un marinero muerto de una embolia aérea con el corazón lleno de espuma.
    • 1986 Aguirre Beltrán, G. Antropología médica [1994] Mx (CDH )
      A juicio de Hudson y otros estudiosos, la lepra de la Edad Media es, en gran medida, una treponematosis con manifestaciones cutáneas parecidas al mal de Lázaro; no de otra manera se explican la difusión epidémica de un mal difícilmente contagioso, como la lepra, y la brusca caída de la enfermedad en debida coincidencia con la explosión del morbo gálico en Nápoles, a fines del siglo xv.
    • 1994 Trabulse, E. Orígenes ciencia Mx [1994] 49 Mx (CDH )

      En la segunda parte habla del morbo gálico, o sea la sífilis y de otras enfermedades. Esta obra, carente de erudición, fue resultado de las personales observaciones del autor en Guatemala y México donde dirigió durante algún tiempo el Hospital del Amor de Dios que estaba dedicado a la curación de las enfermedades venéreas— abunda en interesantes noticias que no hallamos en otros autores; noticias que, como el mismo Arias dice, son "cosas nuevas y secretos nuevos".

    • 2003 Iwasaki, F. Neguijón Un milagro informal Pe (CDH )
      Cinco días y cuatro noches más tarde expulsó un guijarro del talante de un erizo y el grandor de una lenteja, de donde los médicos dedujeron que criaba piedras en los riñones, descartando así el morbo gálico y otras enfermedades cortesanas con las que Dios castigaba a las prostitutas y los pecadores nefandos.
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      morbo gálico 1. m. Med. Bubas o gálico.
    • 1566 Arias Benavides, P. Secretos [1995] fol. 14v Esp (CDH )
      En aquellas partes / no curan con ella enfermedades / de bubas o morbo galico como / / De la Carçaparrilla / aca se dize, a causa de la mucha / humidad que tiene, antes la / dan a eticos, y los que tienen calenturas / continas, y siuocos, y tercianas, / y passiones de cabeça principalmente, / haze marauillosa oper(u)[a]cion / por alguna propriedad / oculta deue tener, que no se / ha alcançado hasta aora.
    • 1566 Arias Benavides, P. Secretos [1995] fol. 63v Esp (CDH )
      / de otras, aunque cada vno escriuio / lo que dios le dio a entender / y por differente estylo, como paresce / en las intenciones curatiuas / de Pleuretici, y otras muchas, que / cada dia los doctores y letrados / destos tiempos han tenido mucho / que enmendar, como pienso / tambien declarar en vna intencion / de cura de morbo galico, que / escriuio el famoso Ioanes de vigo, / y ansi mesmo de sus poluos / sobre lo vno y lo otro dire lo que / supiere, que podra ser que de a / alguno algun contento, por ser / cura experimentada enlas indias / y en otras partes.
    • 1566 Arias Benavides, P. Secretos [1995] fol. 67v Esp (CDH )
      Las medicinas / que tienen violencia a causa de / la fuerça dellas, el humor las obedesce / de presente, y despues andando / el tiempo torna a boluer el / humor, lo que es muy al contrario / en las medicinas nobles, y que / tienen virtud contra la dicha enfermedad, / y aunque la cura se detenga / alguna cosa mas, queda mas / firmemente curada, y boluiendo / al proposito, no ay nadie que ygnore / que se han de guardar todas las reglas / y canones del methodo medendi / que en todas las curas se requiere, / y conocimiento de humor que / predomina, y no se fien en pensar que / morbo galico no ha de ser mas que / humor melancholico dominante / Del morbo.
    • 1566 Arias Benavides, P. Secretos [1995] fol. 100r Esp (CDH )
      Y la decocion / flegmatica o colerica, segun el / humor que predominare, y dexarle / descansar por dos o tres / dias, y dalle tres dias de vncion, / de la ordinata dela cura de morbo / Galico, de mi intencion, guardandose / todas las cosas en ella / dichas.
    • 1566 Arias Benavides, P. Secretos [1995] fol. 87r Esp (CDH )
      Tolondrones en la cabeça / y en otras partes causados a / esta enfermedad de morbo / Galico.
    • 1566 Arias Benavides, P. Secretos [1995] fol. 106v Esp (CDH )
      La primera / de las quales es, ordenar la / vida, y que el enfermo se guarde / de comidas que engendren humores / melancholicos, delos quales / auemos dicho largo en la cura / de morbo galico, donde se deue / ocurrir para la necessidad desta / regla, siendo el humor como digo / melancholico, y si fuere flegmatico, / deue comer cosas algo / mas calientes, mas o menos en / la cantidad que le pareciere al obrante, / y la calidad del tiempo, / Galico.
    • 1574 Monardes, N. HMedicinal Indias Occidentales [1574] fol. 21r Esp (BD)
      Porque ciertamente en esta agua simple, y en este cocimiento yo he hallado grandes efectos, assi en enfermedades do ay alguna sospecha deste mal de Buuas, como en enfermedades largas y importunas, en las quales no han aprouechado los remedios comunes de medicina, aunque non procedan de morbo gallico, las cura y sana, como lo vera por obra el que lo vsare.
    • 1578 Acosta, C. Tratado drogas Indias [2003] 84 Esp (CDH )

      Amato en Dioscórides lib. 1. enarratio104. fol. 141. mete la raýz de la China, en la cuenta de las cañas, diziendo, que se tiene por buena contra el morbo gálico, y que el Emperador Carlo Quinto le dio el autoridad contra la podagra.

    • 1578 Acosta, C. Tratado drogas Indias [2003] Esp (CDH )

      Y a lo que dize Menardo, y otros escriptores modernos, que el cardamomo delos árabes es medicina nueva, y que no se deve usar della, pues Galeno y Dioscórides (príncipes dela medicina) no la usaron, no tienen razón, pues cada día se descubren nuevas enfermedades: assí como el morbo gallico, y otras: para remedio de las quales quiso el misericordioso Dios darnos en cada tierra medicinas, con que nos curassemos: y assí para esta nueva enfermedad nos descubrió la raýz de la China y la çarça parrilla, el palo guayacan y otras nuevas medicinas de que nos aprovechássemos, de antes no usadas: y assí permitió, que buscássemos, y inquiriéssemos nuevas medicinas [...].

    • 1598 Santiago, D. Arte separatoria [1999] I, fol. 88v Esp (CDH )

      Porque si no se haze esto antes que tome la dicha medecina, se le caerá todo el cabello. Y en esto se advierta, porque a mi me subcedió esto en el principio que ussé d'esta medecina, para el qual fue menester hazer la dicha agua para restituyrle el cabello, y con ella le bolvió. Y, ansí mesmo, les buelbe a los que an perdido por enfermedades de especie de morbo gálico, o por alguna frialdad.

    • 1599 Mercado, L. LPeste [1921] Esp (CDH )
      Cerca de lo primero, se presupone que, aunque este nombre, contacto, principalmente signifique lo que los filósofos llaman tocamiento de cuerpo a cuerpo, no por eso, para la producción de enfermedades contagiosas, se requiere siempre este contacto y coherencia, Modo de verificarse el contagio. porque basta, para lo dicho, que de la cosa contagiosa salga algo y se comunique a otra, ora sea juntándose, ora enviando algo que alcance al que ha de enfermar, lejos o cerca, ora de entrambas maneras, como es juntándose y recibiendo algo, como se ve en el morbo gálico y los demás consímiles.
    • 1599 Mercado, L. LPeste [1921] Esp (CDH )
      la segunda, cuando a las dichas partes adenosas corre y se hace tumor apostemoso, y entonces se llama comúnmente bubón, porque a aquellas partes las llamaron muchos autores bubones, los cuales son de una de cuatro naturalezas, porque o son principio o señas de morbo gálico, o son críticos, hechos por juicio y determinación de otras enfermedades, o son propiamente pestilentes, como los de que vamos hablando, y los postreros, que ni son de bubas ni críticos ni pestilentes, sino de fuerza y vigor de naturaleza que ha echado allí algún humorcillo que sobra, como a propio lugar y parte determinada para este ministerio.
    • 1600 Torres, P. LEnfermed bubas (BNM R3612) [1997] fol. 11r Esp (CDH )
      vn cauallero llamado Iuan, tuuo guerra / con el Rey don Alonso de Napoles, y por / durar mucho tiempo, faltando los bastimentos / y prouisiones, llegaron a tanto estremo / los dos exercitos, que los proueedores dauan secretamente / a comer a los soldados carnes humanas: / de lo qual resulto que muchos tuuiessen / dolores, y apostemas, y se pelassen: la qual / calamidad se parecio mas en los Franceses, / por donde quedo mas arraygado el nombre / de morbo Gallico, que quiere dezir mal / Frances.
    • a1613 Murúa, M. HGral Perú [1961] Pe (CDH )
      Házense en los obrajes de su distrito sayales, cordellates, frazados y paños más finos y delgados y de más valor que los que se traen de la Nueua España, y aun rajas de colores; y esto es causa de que entre mucho dinero en aquella çiudad, en la qual corre oro, por sacarse en los minerales deste metal en las prouinçias subjetas a ella, espeçial en las riquísimas minas de Çaruma.– Vino no le tiene, y ansí le entra de acarreto, y lo traen de la ciudad de los Reyes en nauíos hasta Huayaquil, y de allí, por aquel famoso río que cría en sus riueras la sarsaparrilla, remedio tan selebrado y famoso contra los que trabajan con el morbo gallico, se sube en barcas y canoas hasta el desembarcadero, questá quarenta leguas de Quito, y de allí, en requas, se lleba a la ciudad y se diuide por todo su distrito.
    • 1615 Cervantes Saavedra, M. Quijote II 813 Esp (CDH )
      Olvidósele a Virgilio de declararnos quién fue el primero que tuvo catarro en el mundo, y el primero que tomó las unciones para curarse del morbo gálico, y yo lo declaro al pie de la letra, y lo autorizo con más de veinte y cinco autores, porque vea vuesa merced si he trabajado bien y si ha de ser útil el tal libro a todo el mundo.
    • 1620 Castro, J. HTabaco [2000] Esp (CDH )

      El primero orden de el usar de este medicamento tiene similitud con el antiguo uso de los sahumerios: o suffimentos, que se suelen hazer para las distilaciones de la cabeça, i para otros effectos fríos del celebro, i asmáticos, i paralíticos i así para el morbo Gálico.

    • 1640 Alonso Barba, Á. Arte metales 20 Esp (CDH )
      Con su humo se ayuda a quaxar el azogue y convertir en plata, de que hay muchos testigos de vista en aquesta provincia; y del mismo, recogido en una campana de vidrio, destila el poderosíssimo aceyte de su nombre, de admirable virtud, entre otras muchas, para sacar las reliquias del morbo gálico.
    • 1650-1660 Conde de Rebolledo Ocios [1997] Esp (CDH )
      / Aunque Séneca dice / que quien es, cuando mozo, a Venus dado / en la vejez será dél fatigado, / pienso que la razón le contradice, / y que, como un curioso no mal nota, / confunde el morbo gálico y la gota.
    • 1710 Montenegro, P. Materia médica [1942-1944] Ar (CDH )

      Sus cortezas, esto es el del bastago ó Isipósecas y hecho polvo, conforta el estomago, el higado, y consume la humedad superflua de los miembros de la coucion y celebro, que de ordinario acarrean flujos, y flusiones por relajacion:– asi mismo clarifica la sangre del sexo viscoso; pero mucho mejor las de sus raices: es asi mismo remedio á las enfermedades frias de todo el cuerpo humano, tomando su decoucion por largo tiempo:– y en curar el morbo galico estoy cierto no se queda atráz á las yá dichas ántes [...].

    • 1710 Montenegro, P. Materia médica [1942-1944] IX, 405 Ar (CDH )

      Asi del Guayacán como del Palo Santo aromatico se hacen varias recetas de magistrales, segun la variedad de los enfermos, y complicacion de morbos galicados; pero yo siguiendo la escuela de un gran licenciado en Medicina, y muy experito Cirujano latino, el mas afamado en mis dias en la Corte de Madrid, le he úsado para el morbo galico, en esta forma

    • 1734 RAE DiccAutoridades (NTLLE)
      morbo galico. Lo mismo que Bubas ó mal Francés.
    • 1739 Feijoo, B. J. Theatro crítico universal, VIII [2003] Esp (CDH )

      Monsieur Deidier, professor real de Chimia en Mompeller, en una disertación que imprimió sobre el morbo gálico, es de sentir, que esta enfermedad consiste en unos gusanillos. Una de sus razones es ser remedio de ella el mercurio, enemigo capital de muchas especies de gusanos.

    • 1748 Ulloa, A. Viaje Perú [1990] Pe (CDH )

      Tiene Piuraun hospital al cuidado de la religion bethleemitica;y aunque se curan en él toda suerte de enfermedades, es famoso por la del morbo galicopues, contribuyendo sensiblemente para su mejor curacion la qualidad del clima, acuden á él de todas partes los que se hallan infestados de este mal, y en muchos se experimenta que, con menos cantidad del especifico que se suele aplicar en otros paises y sin tanta molestia del paciente, se logra el fin de restablecerse á la primera salud.

    • 1788 Viedma Narváez, F. Descripción StaCruz Sierra [2002] Bo (CDH )
      Las enfermedades más comunes son la hinchazón o hidropesía, por el uso de las aguas gruesas, el morbo gálico, en tiempo de verano muchas fiebres malignas y ardientes, en lo general, y fluxiones reumáticas; y en el principio del invierno, afectos catarrales y dolores pleuríticos.
    • 1886 Valera, J. "Apuntes Arte Novelas" [01-07-1886] p. 333 Revista de España (Madrid) Esp (HD)
      Y en otra, por último, y esta es la más estupenda de todas, es el protagonista—permítasenos decirlo—el morbo gálico. En más de 300 páginas de lectura, de un modo épico, trágico, y científico, se pintan los estragos de esta enfermedad en el cuerpo de una mujer llamada Alfonsina.
    • 1929 Anónimo "Medicina Arte religioso" [15-03-1929] España Médica (Madrid) Esp (HD)
      Se vió aparecer a consecuencia de la guerras de Italia una nueva enfermedad, la sífilis, bautizada por los franceses con el nombre de "mal de Nápoles" y por los italianos con el de "mal francés" (morbo gálico).
    • 1977 Paso, F. Palinuro [1982] Mx (CDH )
      Allí, en América, mientras trabajaba de lavaplatos en el barrio chino, de conductor de trenes cuesta abajo, de pelador de jaibas en el muelle y de mozo de burdel en Haight-Ashbury, el tío Esteban siguió soñando con ser un médico, con penetrar en los misterios de la sal reverberatum de la que hablaba Paracelso y que purifica a la Naturaleza entera; con contemplar, en el ocular del microscopio, los siniestros espirilos negros del morbo gálico y con diagnosticar la muerte de un marinero muerto de una embolia aérea con el corazón lleno de espuma.
    • 1986 Aguirre Beltrán, G. Antropología médica [1994] Mx (CDH )
      A juicio de Hudson y otros estudiosos, la lepra de la Edad Media es, en gran medida, una treponematosis con manifestaciones cutáneas parecidas al mal de Lázaro; no de otra manera se explican la difusión epidémica de un mal difícilmente contagioso, como la lepra, y la brusca caída de la enfermedad en debida coincidencia con la explosión del morbo gálico en Nápoles, a fines del siglo xv.
    • 1986 Aguirre Beltrán, G. Antropología médica [1994] Mx (CDH )

      Por otra parte, en los años largos que corren del Descubrimiento a la fecha, no hay otro mal que provoque mayores disputas y controversias que las treponematosis. La sífilis, muy especialmente, levanta profundos sentimientos de culpa porque su contagio revela promiscuidad e incontinencia, ligadas al acto sexual, en una sociedad mojigata que prohíbe los placeres de la carne fuera del ámbito del matrimonio. Los males vinculados al sexo, y el sexo mismo, son considerados pecado, enfermedades secretas, vergonzosas y abyectas. La verecundia alcanza a los países mismos; unos a otros se echan la pelota respecto al lugar donde supuestamente tiene su origen la primera explosión epidémica y se le llama, sucesivamente, mal francés, mal franzoso, morbo gálico, mal inglés, mal español, mal germano, mal polaco, mal turco, mal napolitano, mal nuevo. La enfermedad pone al desnudo los hábitos crudos, la extrema liviandad y el desenfreno de los hombres representativos del siglo xvique son guía y ejemplo para sus pueblos.

    • 1994 Trabulse, E. Orígenes ciencia Mx [1994] 49 Mx (CDH )

      En la segunda parte habla del morbo gálico, o sea la sífilis y de otras enfermedades. Esta obra, carente de erudición, fue resultado de las personales observaciones del autor en Guatemala y México donde dirigió durante algún tiempo el Hospital del Amor de Dios que estaba dedicado a la curación de las enfermedades venéreas— abunda en interesantes noticias que no hallamos en otros autores; noticias que, como el mismo Arias dice, son "cosas nuevas y secretos nuevos".

    • 2001 RAE DRAE 22.ª ed. (NTLLE)
      morbo gálico. m. Med. Bubas o gálico.
    • 2003 Iwasaki, F. Neguijón Un milagro informal Pe (CDH )
      Cinco días y cuatro noches más tarde expulsó un guijarro del talante de un erizo y el grandor de una lenteja, de donde los médicos dedujeron que criaba piedras en los riñones, descartando así el morbo gálico y otras enfermedades cortesanas con las que Dios castigaba a las prostitutas y los pecadores nefandos.
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      morbo gálico 1. m. Med. Bubas o gálico.
morbo índico
    Acepción en desuso
  1. s. m. Enfermedad infecciosa, crónica, causada por la bacteria Treponema pallidum , que se transmite por contacto sexual o, en su variedad congénita, de la gestante al feto, y caracterizada por úlceras en la piel en las fases primera y segunda, fiebre, inflamación de las glándulas linfáticas, dolor de garganta y musculares y fatiga en la fase secundaria, y parálisis, ceguera y demencia en la fase avanzada.
    docs. (1605) Ejemplo:
    • 1605 Hidalgo, G. L. Diál entretenimiento [2007] fol. 91r Esp (CDH )
      Pues, ¿cuánta mayor honra se debe a esta noble dolencia, pues no sólo tiene su origen y descendencia de islas y ciudades, sino de muchas y diversas provincias y reinos, por cuanto unos la llaman el mal napolitano, otros mal francés, otros sarna de España, y otros morbo índico o sarampión de las Indias (que de las Indias había de ser tan gran tesoro)? Otros, que tienen mejor conocido el respeto y acatamiento con que se deben tratar estas señoras, las nombran y tratan como a cosa inefable y que no es lícito tomallas en la boca por su nombre propio; y ansí, no dicen el buboso, sino el que las tiene.
morbo lunático
    Acepción en desuso
  1. s. m. Enfermedad neurológica causada por un aumento de la actividad eléctrica de las neuronas en alguna zona del cerebro y caracterizada por ataques repentinos, pérdida del conocimiento y convulsiones.
    docs. (1541-1723) 2 ejemplos:
    • 1541 Carbón, D. LArte comadres [1997] fol. 77v Esp (CDH )
      / Dize se tambien morbo herculeo: porque dizen que lo tenia el / Hercules suelen le mas llamar morbo lunatico porque / ensigue el discurso dela luna: y mas por su comuna forma / de afligir se dize morbo delos niños.
    • 1723 Suárez Ribera, F. Escrutinio médico [1723] p. 210 Esp (BD)
      Estas pildoras se apellidan lunaticas, porque con especialidad vencen á la epilepsia, a la qual llama el comun de los practicos morbo lunatico [...].
morbo regio
    Acepción en desuso
  1. s. m. Síntoma de algunas enfermedades del hígado, como la hepatitis, que consiste en la coloración amarillenta de la piel y de las mucosas, causada por un aumento de la bilirrubina.
    docs. (1578-2014) 9 ejemplos:
    • 1578 Acosta, C. Tratado drogas Indias [2003] 427 Esp (CDH )

      Usan del marfil ordinariamente para confortar la virtud vital, refrescar el hígado, y restriñir las blancas purgaciones delas mugeres: aprovecha a las diuturnas obstructiones, y mitiga los dolores del estómago, y aprovecha al morbo regio, estando el estómago vazío, dando una dragma con vino, en donde no ay fiebre, y donde la ay con agua de lúpulos, o de cicoria: y su uso en bevida, haze las mugeres secundas para se empreñar.

    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      morbo regio 1. m. Med. ictericia.
    • 1578 Acosta, C. Tratado drogas Indias [2003] 427 Esp (CDH )

      Usan del marfil ordinariamente para confortar la virtud vital, refrescar el hígado, y restriñir las blancas purgaciones delas mugeres: aprovecha a las diuturnas obstructiones, y mitiga los dolores del estómago, y aprovecha al morbo regio, estando el estómago vazío, dando una dragma con vino, en donde no ay fiebre, y donde la ay con agua de lúpulos, o de cicoria: y su uso en bevida, haze las mugeres secundas para se empreñar.

    • 1594 Villegas, A. Fructus sanctorum [1988] Esp (CDH )
      El uno juró que muriesse quemado si no era verdad lo que dezía, el otro, de morbo regio, que es la itericia, y el otro tercero, que perdiesse la vista.
    • c1611 Covarrubias, S. Tesoro Cast (S) [2001] Esp (CDH )
      Médico Syracusano, curaba de balde a los enfermos y particularmente a los que tenían el morbo regio que llamamos gota coral, y en pago de este beneficio quería que le llamasen Júpiter.
    • 1619 San José, D. Facultades Plantas Esp (NTLLE)
      brusco [...] en latín ruscus. Es vna planta de hojas muy verdes y duras que punzan con la punta y lo demás es liso. Lleua en ellas mismas a interualos vnas cerezillas redondas muy rojas y quanque se seque en muchos días no pierde el color. Esta frutilla dicha tomada por la boca en vino es remedio para males de vrina, quiebra las piedras en la vexiga, sana la tiricia que llaman morbo regio y quita el dolor de cabeça. Y el cozimiento de la raíz en vino hace los mismos affectos.
    • 1629 Huerta, J. Trad Historia natural Plinio II p. 359 Esp (BD)
      Desatada en agua miel sana el morbo regio, ó ictericia, y hecha linimento con vinagre los chilenes, ó empeines del rostro […]. Tambien la radicula prepara las lanas a los que las han de teñir, a la qual diximos que llaman los griegos struchion la mesma cura el morbo regio, ó hictericia beuido su cocimiento […].
    • a1759 Casal, G. HNatural Asturias [1762] p. 296 Esp (BD)
      Bastantes noticias tienen todos los Professores de el morbo regio, ó ictericia; y de las cuasas, de que (segun los Autores, assi antiguos, como modernos) procede este dicho mal […].
    • 1803 RAE DRAE 4.ª ed. (NTLLE)
      morbo regio. Med. Lo mismo que ictericia.
    • 2001 RAE DRAE 22.ª ed. (NTLLE)
      morbo regio. m. Med. ictericia.
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      morbo regio 1. m. Med. ictericia.
morbo serpentino
    Acepción en desuso
  1. s. m. Enfermedad infecciosa, crónica, causada por la bacteria Treponema pallidum , que se transmite por contacto sexual o, en su variedad congénita, de la madre al feto, y caracterizada por úlceras en la piel en las fases primera y segunda, fiebre, inflamación de las glándulas linfáticas, dolor de garganta y musculares y fatiga en la fase secundaria, y parálisis, ceguera y demencia en la fase avanzada.
    docs. (1542) 20 ejemplos:
    • 1542 Díaz Isla, R. Mal serpentino [1997] fol. 4r Esp (CDH )
      MOrbo serpentino es vna enfermedad / epidimial contagiosa de genero de / lepra, la qual es vna ebulicion causada enlos / humores. De la qual se prosigue mala complision / en los miembros y por consiguiente debilitacion / en las virtudes naturales tiene / muchas differencias de las quales resultan / tres especies de do preceden las bubas & botores / & dolores y apostemas & vlceras & / fiebres en el cuerpo aparecientes. /
    • 1542 Díaz Isla, R. Mal serpentino [1997] fol. 4r Esp (CDH )
      MOrbo serpentino es vna enfermedad / epidimial contagiosa de genero de / lepra, la qual es vna ebulicion causada enlos / humores. De la qual se prosigue mala complision / en los miembros y por consiguiente debilitacion / en las virtudes naturales tiene / muchas differencias de las quales resultan / tres especies de do preceden las bubas & botores / & dolores y apostemas & vlceras & / fiebres en el cuerpo aparecientes. /
    • 1542 Díaz Isla, R. Mal serpentino [1997] fol. 3r Esp (CDH )
      & en quanto imponer a / esta enfermedad morbo serpentino: es por / que segun su fealdad no hallo cosa a que mas / naturalmente la pueda comparar que es a la / sierpe: porque assi como la sierpe es animal / feo y temeroso y espantoso, assi esta enfermedad / es fea y temerosa y espantosa: enfermedad / graue que apostema & corrompe / la carne: & quiebra y podrece los huessos y / corta y atrae los neruios, y por tanto le / impongo el tal nombre.
    • 1542 Díaz Isla, R. Mal serpentino [1997] fol. 2r Esp (CDH )
      ij / Tratado llamado fruto de todos los santos / contra el morbo serpentino de la ysla Española, dirigido al muy / sabio & poderoso señor / el Rey don Juan de Portugal tercero deste nombre, Fecho por / Ruy diaz de Ysla / vezino de Sevilla.
    • 1542 Díaz Isla, R. Mal serpentino [1997] fol. 2v Esp (CDH )
      A lo mismo nos obliga segun ley de charidad la doctrina / euangelica a vsar con nuestros proximos, pues como yo aya / vsado por muchos años la theorica y pratica dela cura deste / morbo serpentino en muchas partes de Castilla y Aragon & portugal: / especialmente en la ciudad de Lisboa donde a mas de diez / años que soy salariado del muy poderoso y catholico principe el / rey don Manuel nuestro / señor para curar las dolientes deste morbo que sin numero / concurren.
    • 1542 Díaz Isla, R. Mal serpentino [1997] fol. 3r Esp (CDH )
      iij / Capitulo primero / del origen & nascimiento deste morbo / serpentino dela ysla Española: & / de como fue hallado & aparescido y / de su propio nombre.
    • 1542 Díaz Isla, R. Mal serpentino [1997] fol. 3r Esp (CDH )
      En castilla le llamaron / bubas, y en portugal le impusieron mal / de castilla y en la india de portugal le llamaron / los indios mal de los portugueses / los indios de la isla española antiguamente / assi como aca dezimos bubas dolores / y apostemas y vlceras, assi llaman ellos / esta enfermedad Guaynaras & bipas / y tayuas & içus, yo le impongo morbo serpentino / de la isla española, por no salir del / camino por donde el vniuerso le imponia / cada vno el nombre que le parescia que la enfermedad / traya su prinncipio: y por esto le pusieron / los franceses mal de napoles, y los / ytalianos mal frances: y los portugueses / mal de castilla: & los indios de arabia, / persia & india mal de portugal: segun / que ya es dicho: & en quanto imponer a / esta enfermedad morbo serpentino: es por / que segun su fealdad no hallo cosa a que mas / naturalmente la pueda comparar que es a la / sierpe: porque assi como la sierpe es animal / feo y temeroso y espantoso, assi esta enfermedad / es fea y temerosa y espantosa: enfermedad / graue que apostema & corrompe / la carne: & quiebra y podrece los huessos y / corta y atrae los neruios, y por tanto le / impongo el tal nombre.
    • 1542 Díaz Isla, R. Mal serpentino [1997] fol. 16r Esp (CDH )
      / Capitulo tercero / admiculatiuo al sobre / dicho scripto capitulo que / trata de la curacion de los / mal acomplisionados & mal / regidos deste morbo serpentino / de la primer especie / En la diffinicion & capitulo / segundo se ha dicho que / de cient personas de la primer / especie se sanan de si mismo / las nouenta & ocho / Primera / sin cura ninguna.
    • 1542 Díaz Isla, R. Mal serpentino [1997] fol. 27r Esp (CDH )
      / MAl muerto es vna enfermedad / que trae diuersas maneras / y especies en su parecer / & vna especie dellas viene / propriamente como esta enfermedad / a las vezes con botores, pero las mas / vezes con vlceras en la cura principalmente / corrompientes los huessos & quixadas, & en / todo parece a este morbo serpentino ceto / que no es contagioso ni se apega el qual / se cura propiamente con lo que se cura el morbo / serpentino que es con las vnciones o agua / de palo o otras cosas que sanan el mal serpentino / el Galieno pone en Guido en / el libro sexto capitulo tercero de escabie / el vnguento sarasenico en que manda / que con el se vnten los braços & las piernas / & que bacuando por la boca purgan / & quedan sanos, el qual es vntura con / azogue, la qual yo he vsado en el morbo / serpentino & he sanado con ella muchas / personas.
    • 1542 Díaz Isla, R. Mal serpentino [1997] fol. 3v Esp (CDH )
      E sabiendo yo que aqueste / mal tuuo su origen de tiempo antiguo en la / isla española y es enfermedad Rigional / enella & que de alli salio su principio le impongo / aiij / Primera / el sobre nombre morbo serpentino dela isla / española porque della fue inficionado / el vniuerso: no embargante que cada vno / le podra llamar & imponer a esta enfermedad / el nombre que quisiere: segun que todas / las naciones del vniuerso han fecho; / pero segun dize Galieno de los nombres / no me curo: las intenciones curatiuas / sean rectas y buenas.
    • 1542 Díaz Isla, R. Mal serpentino [1997] fol. 27r Esp (CDH )
      / MAl muerto es vna enfermedad / que trae diuersas maneras / y especies en su parecer / & vna especie dellas viene / propriamente como esta enfermedad / a las vezes con botores, pero las mas / vezes con vlceras en la cura principalmente / corrompientes los huessos & quixadas, & en / todo parece a este morbo serpentino ceto / que no es contagioso ni se apega el qual / se cura propiamente con lo que se cura el morbo / serpentino que es con las vnciones o agua / de palo o otras cosas que sanan el mal serpentino / el Galieno pone en Guido en / el libro sexto capitulo tercero de escabie / el vnguento sarasenico en que manda / que con el se vnten los braços & las piernas / & que bacuando por la boca purgan / & quedan sanos, el qual es vntura con / azogue, la qual yo he vsado en el morbo / serpentino & he sanado con ella muchas / personas.
    • 1542 Díaz Isla, R. Mal serpentino [1997] fol. 27r Esp (CDH )
      Pero el Zeharaui / escriue largamente destas species de / mal muerto; pero con lo que se sana el / morbo serpentino se cura este mal muerto, / porque desta cura que pone el Zeharaui / para esta enfermedad se sacaron las / vnciones & grandes remedios para el / morbo serpentino & porque muchas vezes / los obrantes se engañan con esta enfermedad, / & cuydan se ser estotra.
    • 1542 Díaz Isla, R. Mal serpentino [1997] fol. 27r Esp (CDH )
      Pero el Zeharaui / escriue largamente destas species de / mal muerto; pero con lo que se sana el / morbo serpentino se cura este mal muerto, / porque desta cura que pone el Zeharaui / para esta enfermedad se sacaron las / vnciones & grandes remedios para el / morbo serpentino & porque muchas vezes / los obrantes se engañan con esta enfermedad, / & cuydan se ser estotra.
    • 1542 Díaz Isla, R. Mal serpentino [1997] fol. 27v Esp (CDH )
      / diij / Segunda / De lo qual resciben los enfermos / mucho descontento, porque algunos / como no ayan tenido el morbo serpentino / no lo toman & tienen por enfermedad / vergonçosa.
    • 1542 Díaz Isla, R. Mal serpentino [1997] fol. 30r Esp (CDH )
      xxx / la quartana la epilesia; assi esta fiebre / efimera sana esta enfermedad de morbo / serpentino si le viene sobre dos vnturas / & a las vezes aunque le venga sobre vna / hasta muchas vezes porque con vna vntura / & la fiebre efimera encima puede quedar / el cuerpo muy perfectissimamente / sano con tanto que se guarden las reglas / generales de ay por delante, assi / mismo si fuere hombre mancebo y el henchimiento / fuere mucho no hauria por / malo que se aparejasse el cuerpo con vna / medecina & se le tirasse vn poco de sangre / de la vena de todo el cuerpo; porque / mucho los aliuiana & les tira los agastamientos, / y este regimiento es muy / medicinal & recto en fisica, porque de / vna fiebre efimera se puede passar en putreda / o etica & la flobotomia lo assegura / mucho.
    • 1542 Díaz Isla, R. Mal serpentino [1997] fol. 75r Esp (CDH )
      Como algunos / han hecho: y pues que ya han escripto / algunos hombres muy sabios & doctos / muy bien & discretmente sobre / aquesta enfermedad del morbo serpentino.
    • 1542 Díaz Isla, R. Mal serpentino [1997] fol. 78r Esp (CDH )
      / Viene el ydiota que lo trahen pro ma / nibus y dan cuenta de todo lo passado / & dize que la fiebre & las camaras & / la opilacion todos son los accidentes / de la enfermedad del morbo serpentino / que quanto los fisicos le han fecho ha / sido dañalle & traello mas presto aquel / paso en que esta que con vnas vnciones / sera sano & se le tirara todo son conformes / & de vn acuerdo.
    • 1542 Díaz Isla, R. Mal serpentino [1997] fol. 79r Esp (CDH )
      O por / que debaxo del nombre de esperiencia / se consisten otras muchas curas que / con el mercurio se hizieron en el famoso / hospital, fuera de la enfermedad del / morbo serpentino acorde & me parescio / que era muy bien de la poner & escreuir / al cabo deste abecedario.
    • 1542 Díaz Isla, R. Mal serpentino [1997] fol. 79v Esp (CDH )
      / DIgo assi mismo que vn hombre / tenia vna grand enfermedad / que le dize anguria / que era orinar con los mayores / dolores del mundo; de la qual / enfermedad yo he visto morir muchos / y demas de la sobredicha dolencia fue / caso que adolescio de la enfermedad / del morbo serpentino & le fue forçoso y / necessario curarse comigo de la / dicha enfermedad serpentina y lo fize vntar & / De las dudas fo.
    • 1542 Díaz Isla, R. Mal serpentino [1997] fol. 80r Esp (CDH )
      / OTrosi digo que vn hombre / era muy enfermo de gota, / & adolescio del mal del morbo / serpentino & tomo vnas / vnturas & sano del mal del morbo serpentino / & de su gota en toda perficion / que le oy dezir muchas vezes que / en hora buena el hauia adolescido del / mal de el morbo serpentino, pues el / hauia sanado de su gota con la vncion / y otro tanto me acaescio con otro con / el mercurio tomando por la boca segun / que se dize es cosa muy marauillosa / para toda arretica y avn ceatica; / porque yo se de otras muchas personas / que sanaron de su gota con el mercurio / & vnciones.
    • 1542 Díaz Isla, R. Mal serpentino [1997] fol. 80r Esp (CDH )
      / OTrosi digo que vn hombre / era muy enfermo de gota, / & adolescio del mal del morbo / serpentino & tomo vnas / vnturas & sano del mal del morbo serpentino / & de su gota en toda perficion / que le oy dezir muchas vezes que / en hora buena el hauia adolescido del / mal de el morbo serpentino, pues el / hauia sanado de su gota con la vncion / y otro tanto me acaescio con otro con / el mercurio tomando por la boca segun / que se dize es cosa muy marauillosa / para toda arretica y avn ceatica; / porque yo se de otras muchas personas / que sanaron de su gota con el mercurio / & vnciones.
cólera morbo
  • s. m. Enfermedad infecciosa causada por la bacteria Vibrio cholerae y caracterizada por la aparición de cólicos abdominales, diarrea y vómitos repetidos, que provocan una deshidratación aguda.

Diccionario histórico de la lengua española
Real Academia Española © Todos los derechos reservados

Con el apoyo de Inditex
cerrar

Buscador general de la RAE