12.ª Entrega (julio de 2022)
Versión del 15/07/2022
Equipo Real Academia Española
Familia Ver familia de palabras
organito s. (1870-)
organito
Etim. Del diminutivo de órgano1 (formado con el sufijo -ito, a).

Se documenta por primera vez, en la acepción 'instrumento musical mecánico, generalmente portátil, que se toca haciendo girar mediante un manubrio un cilindro con púas oculto en su interior y que produce un sonido parecido al del órgano o al del piano', en 1870, en Una excursión a los indios Ranqueles , de L. V. Mansilla. Se consigna por vez primera en el Nuevo diccionario de argentinismos (1993) y en el Nuevo diccionario de uruguayismos (1993) de Haensch y Werner (dirs.).

En diversos repertorios lexicográficos se consignan las siguientes acepciones: 'armónica' y 'especie de tordo de canto muy melodioso' desde el Vocabulario de  provincialismos de argentinos y bolivianos (1894), de Bayo; 'parte diferenciada de la célula' a partir del Diccionario completo de la lengua española (1906), de Rodríguez Navas y Carrasco; 'planta cactácea de hasta 2 m de altura, muy ramificada, con tallos de entre seis y ocho costillas, en donde brotan los espinos, y flores rojas' desde el Diccionario general de americanismos (1942), de Santamaría;  'teléfono' en el Glosario lunfardo (1978), de Chiappara. Finalmente, la locución adverbial de organito 'muy bueno, excelente' se atestigua en 1977, en el Diccionario de dominicanismos, de Deive.

  1. s. m. Ar Ur Instrumento musical mecánico, generalmente portátil, que se toca haciendo girar mediante un manubrio un cilindro con púas oculto en su interior y que produce un sonido parecido al del órgano o al del piano.
    Sinónimos: organillo; órgano
    docs. (1870-2022) 20 ejemplos:
    • 1870 Mansilla, L. V. Indios Ranqueles [1957] Argentina (CDH )
      No sólo me negaba a que luciera su habilidad, sino que le amenazaba con hacerle perder la gracia de Mariano Rosas, si no tenía juicio, mandándole a éste a mi regreso al Río Cuarto un organito de resorte.
    • 2022 Balduino, A. "Tangos" [27-03-2022] El Litoral (Corrientes) Ar (HD)
      Una preferencia muy apegada a nuestros orígenes. A la venida de las grandes masas de inmigrantes que se “corrían” de escena europea por la fatal guerra, y que con su balbuceo “cocoliche” de mezclar lengua propia con la del país que los recibía con los brazos abiertos, que para colmo de males, el lunfardo también hacía su aporte. En esa “melange” de fusión forzada de lenguas, donde cada cual se salvaba con lo que tenía, la venida de la acordeón “verdulera” que la utilizaban los vendedores ambulantes para hacerse oír, como así el propio bandoneón, “alzaban” el tono de sus voces. En ese advenimiento y el ascenso que implicaba la evolución de la ciudad portuaria, la música comenzaba a poner su impronta ya sea con acordeón, bandoneón o el simpático y primitivo organito. El tango se hizo danza, luego canción, transformándose su poesía en pinceles capaces de pintar como nadie hasta el propio latido.
    • 1870 Mansilla, L. V. Indios Ranqueles [1957] Argentina (CDH )
      No sólo me negaba a que luciera su habilidad, sino que le amenazaba con hacerle perder la gracia de Mariano Rosas, si no tenía juicio, mandándole a éste a mi regreso al Río Cuarto un organito de resorte.
    • 1872 Ascasubi, H. Aniceto [1955] Ar (CDH )

      — No, no. ¿Y de viento, qué istrumento toca usté?

      — El organito, ese que tocan por la calle los carcamanes.

      — ¡El organito, eh!... Y... ¿habla Vd. algún idioma, señor Aniceto? porque eso es muy necesario para un periodista.

    • 1884 Cambaceres, E. Música sentimental [2003] Argentina (CDH )
      Sus decantadas delicias, sus goces inacabados encerrando otros goces y otros más inmensos, infinitos, arrancados al encanto de sus arcanos insondables, son una farsa, una mentira, invenciones del lirismo humano, do de pecho de los tenores del sentimiento que olvidan que, en achaques de amor lo mismo que de música, para que dure la melodía, hay que empezar da capo como en los organitos.
    • 1904 Glz Prada, M. Periodismo Horas de lucha Pe (CDH )
      Solamente los Gobiernos escuchan con majestuosa gravedad el ruido de las alabanzas repetidas en las hojas mercenarias, tomando por sinfonía nacional a toda orquesta la empalagosa tonada del organito callejero que ellos mismos buscan y pagan.
    • 1933 Mtz Estrada, E. Radiografía Pampa [1991] Ar (CDH )

      Por entonces tenía su prestigio en las casas de lenocinio. Era música solamente; una música lasciva que llevaba implícita la letra que aparecería años después, cuando la masa popular que lo gustaba hubiera formado su poeta. Oíanse los acordes a la noche, en las afueras de los pueblos, escapando como vaho, del lupanar, por las celosías siempre cerradas; e iba a perderse en el campo o a destrozarse en las calles desiertas. Llevaba un hálito tibio de pecado, resonancias de un mundo prohibido, de extramuros. Después echó a rodar calles en el organito del pordiosero, para adquirir ciudadanía. Se infiltraba clandestinamente en un mundo que le negaba acceso.

    • 1947 Hernández, F. Nadie encendía [1993] Uruguay (CDH )
      Estaba obligado, como un organito roto y desafinado, a ir repitiendo siempre el mismo repertorio de mis achaques. El dolor me hacía poner atención en cada una de las partes del cuerpo, a medida que ellas iban entrando en el movimiento de los pasos. De vez en cuando, y fuera de este ritmo, me venía un escalofrío en el lomo; pero otras veces sentía pasar, como una brisa dichosa, la idea de lo que ocurriría después, cuando estuviera descansando; yo tendría una nueva provisión de cosas para recordar.
    • 1948 Marechal, L. Adán Buenosayres [1999] Ar (CDH )
      Al girar dejaba oír una música gangosa, como de organito, que se hacía o exageradamente rápida o demasiado lenta, de acuerdo con el ritmo de la rotación, y en la cual reconocí luego con bastante sorpresa el Dies irae gregoriano.
    • 1996 Birri, F. Nuevo cine latinoamericano [1996] Argentina (CDH )

      Volviendo al tema, si una cultura resistencial puede ser vivida también como una «cultura abierta», quizás en muchos de nosotros se haya producido un momento simétrico a alguno de los momentos de formación de nuestra identidad nacional: si de guitarras árabe-españolas, de habaneras cubanas, de organitos napolitanos, de filarmónicas suizas, aparece garabateado en un patio del Sur el tango, nosotros, cuatro generaciones de argentinos exiliados, nos hemos transformado, haciendo de tripas corazón, en emigrantes resistentes con nuestra cultura al hombro: hemos bailado, con dolidos pero limpios pies, nuestro tango resistencial en el patio que está bajo el ombú a mano izquierda del Capitolio de Roma.

    • 2004 Galeano, E. Bocas tiempo Ur (CORPES)
      Los sones del organito anunciaban que el barquillero estaba llegando al barrio. Estaban hechos de trigo y de aire, y de música también, aquellos barquillos crujientes que nos hacían agua la boca.
    • 2013 Slep, G. "Dar vueltas" [26-09-2013] Diario Z (Buenos Aires) Ar (CORPES)
      El origen de las calesitas es incierto. [...] La pionera de la industria local comenzó a girar en 1891 en la Plaza Vicente López y Planes, de Montevideo y Arenales. Por entonces eran movidas por un caballo, ya que la electricidad aún no llegaba a todos los barrios. La música de los organitos acompañaba sus vueltas. Con el tiempo, se introdujo el carrusel, donde las figuras, además de girar, se mueven hacia arriba y hacia abajo.
    • 2022 Balduino, A. "Tangos" [27-03-2022] El Litoral (Corrientes) Ar (HD)
      Una preferencia muy apegada a nuestros orígenes. A la venida de las grandes masas de inmigrantes que se “corrían” de escena europea por la fatal guerra, y que con su balbuceo “cocoliche” de mezclar lengua propia con la del país que los recibía con los brazos abiertos, que para colmo de males, el lunfardo también hacía su aporte. En esa “melange” de fusión forzada de lenguas, donde cada cual se salvaba con lo que tenía, la venida de la acordeón “verdulera” que la utilizaban los vendedores ambulantes para hacerse oír, como así el propio bandoneón, “alzaban” el tono de sus voces. En ese advenimiento y el ascenso que implicaba la evolución de la ciudad portuaria, la música comenzaba a poner su impronta ya sea con acordeón, bandoneón o el simpático y primitivo organito. El tango se hizo danza, luego canción, transformándose su poesía en pinceles capaces de pintar como nadie hasta el propio latido.
    • 1870 Mansilla, L. V. Indios Ranqueles [1957] Argentina (CDH )
      No sólo me negaba a que luciera su habilidad, sino que le amenazaba con hacerle perder la gracia de Mariano Rosas, si no tenía juicio, mandándole a éste a mi regreso al Río Cuarto un organito de resorte.
    • 1870 Mansilla, L. V. Indios Ranqueles [1957] Argentina (CDH )
      — Mira, le dije al oído, si sigues tocando, en cuando llegue al Río Cuarto mandaré lo que te dije, el organito para Mariano.
    • 1870 Mansilla, L. V. Indios Ranqueles [1957] Argentina (CDH )
      Que te dure la ronquera, decía yo para mis adentros, y lo miraba, haciéndole con la cabeza una especie de amenaza de mandar el organito ofrecido y temido por él. El sátrapa me miraba comprensivamente. Lo dejé seguir.
    • 1870 Mansilla, L. V. Indios Ranqueles [1957] Argentina (CDH )
      En esos coloquios estábamos cuando un ruido semejante al de un organito descompuesto se oyó, junto con unas coplas, dedicadas a mí.
    • 1872 Ascasubi, H. Aniceto [1955] Ar (CDH )

      — No, no. ¿Y de viento, qué istrumento toca usté?

      — El organito, ese que tocan por la calle los carcamanes.

      — ¡El organito, eh!... Y... ¿habla Vd. algún idioma, señor Aniceto? porque eso es muy necesario para un periodista.

    • 1884 Cambaceres, E. Música sentimental [2003] Argentina (CDH )
      Sus decantadas delicias, sus goces inacabados encerrando otros goces y otros más inmensos, infinitos, arrancados al encanto de sus arcanos insondables, son una farsa, una mentira, invenciones del lirismo humano, do de pecho de los tenores del sentimiento que olvidan que, en achaques de amor lo mismo que de música, para que dure la melodía, hay que empezar da capo como en los organitos.
    • 1904 Glz Prada, M. Periodismo Horas de lucha Pe (CDH )
      Solamente los Gobiernos escuchan con majestuosa gravedad el ruido de las alabanzas repetidas en las hojas mercenarias, tomando por sinfonía nacional a toda orquesta la empalagosa tonada del organito callejero que ellos mismos buscan y pagan.
    • 1933 Mtz Estrada, E. Radiografía Pampa [1991] Ar (CDH )

      Por entonces tenía su prestigio en las casas de lenocinio. Era música solamente; una música lasciva que llevaba implícita la letra que aparecería años después, cuando la masa popular que lo gustaba hubiera formado su poeta. Oíanse los acordes a la noche, en las afueras de los pueblos, escapando como vaho, del lupanar, por las celosías siempre cerradas; e iba a perderse en el campo o a destrozarse en las calles desiertas. Llevaba un hálito tibio de pecado, resonancias de un mundo prohibido, de extramuros. Después echó a rodar calles en el organito del pordiosero, para adquirir ciudadanía. Se infiltraba clandestinamente en un mundo que le negaba acceso.

    • 1947 Hernández, F. Nadie encendía [1993] Uruguay (CDH )
      Estaba obligado, como un organito roto y desafinado, a ir repitiendo siempre el mismo repertorio de mis achaques. El dolor me hacía poner atención en cada una de las partes del cuerpo, a medida que ellas iban entrando en el movimiento de los pasos. De vez en cuando, y fuera de este ritmo, me venía un escalofrío en el lomo; pero otras veces sentía pasar, como una brisa dichosa, la idea de lo que ocurriría después, cuando estuviera descansando; yo tendría una nueva provisión de cosas para recordar.
    • 1948 Marechal, L. Adán Buenosayres [1999] Ar (CDH )
      Al girar dejaba oír una música gangosa, como de organito, que se hacía o exageradamente rápida o demasiado lenta, de acuerdo con el ritmo de la rotación, y en la cual reconocí luego con bastante sorpresa el Dies irae gregoriano.
    • 1986 Cossa, R. Viejo criado [1986] Argentina (CDH )
      Y volverán los organitos y las chicas vestidas de percal...
    • 1986 Cossa, R. Viejo criado [1986] Argentina (CDH )
      ¡Un organito! ¡Qué maravilla! Esto es Buenos Aires. Ahora sí que voy a poder escribir mi tango.
    • 1986 Cossa, R. Viejo criado [1986] Argentina (CDH )
      «Vuelvo vencido y me recibe...» (Se escucha el sonido de una sirena lejana que, poco a poco, se va transformando en la música de un antiguo organito.)
    • 1993 Haensch, G. / Werner, R. (dirs.) NDiccArgentinismos Ar (NTLLE)
      organito m [...] Organo de tubos pequeños, portátil, que se hace sonar por medio de un cilindro con púas movido por un manubrio [E, Arg: organillo).
    • 1993 Haensch, G. / Werner, R. (dirs.) NDiccUruguayismos Ur (NTLLE)
      organito m [...] Organo de tubos pequeños, portátil, que se hace sonar por medio de un cilindro con púas movido por un manubrio [E, U: organillo).
    • 1996 Birri, F. Nuevo cine latinoamericano [1996] Argentina (CDH )

      Volviendo al tema, si una cultura resistencial puede ser vivida también como una «cultura abierta», quizás en muchos de nosotros se haya producido un momento simétrico a alguno de los momentos de formación de nuestra identidad nacional: si de guitarras árabe-españolas, de habaneras cubanas, de organitos napolitanos, de filarmónicas suizas, aparece garabateado en un patio del Sur el tango, nosotros, cuatro generaciones de argentinos exiliados, nos hemos transformado, haciendo de tripas corazón, en emigrantes resistentes con nuestra cultura al hombro: hemos bailado, con dolidos pero limpios pies, nuestro tango resistencial en el patio que está bajo el ombú a mano izquierda del Capitolio de Roma.

    • 2004 Galeano, E. Bocas tiempo Ur (CORPES)
      Los sones del organito anunciaban que el barquillero estaba llegando al barrio. Estaban hechos de trigo y de aire, y de música también, aquellos barquillos crujientes que nos hacían agua la boca.
    • 2010 ASALE DiccAmericanismos (NTLLE)
      organito. [...] m. Ar. Órgano o piano pequeño que se hace sonar por medio de un cilindro con púas movido por un manubrio.
    • 2013 Slep, G. "Dar vueltas" [26-09-2013] Diario Z (Buenos Aires) Ar (CORPES)
      El origen de las calesitas es incierto. [...] La pionera de la industria local comenzó a girar en 1891 en la Plaza Vicente López y Planes, de Montevideo y Arenales. Por entonces eran movidas por un caballo, ya que la electricidad aún no llegaba a todos los barrios. La música de los organitos acompañaba sus vueltas. Con el tiempo, se introdujo el carrusel, donde las figuras, además de girar, se mueven hacia arriba y hacia abajo.
    • 2022 Balduino, A. "Tangos" [27-03-2022] El Litoral (Corrientes) Ar (HD)
      Una preferencia muy apegada a nuestros orígenes. A la venida de las grandes masas de inmigrantes que se “corrían” de escena europea por la fatal guerra, y que con su balbuceo “cocoliche” de mezclar lengua propia con la del país que los recibía con los brazos abiertos, que para colmo de males, el lunfardo también hacía su aporte. En esa “melange” de fusión forzada de lenguas, donde cada cual se salvaba con lo que tenía, la venida de la acordeón “verdulera” que la utilizaban los vendedores ambulantes para hacerse oír, como así el propio bandoneón, “alzaban” el tono de sus voces. En ese advenimiento y el ascenso que implicaba la evolución de la ciudad portuaria, la música comenzaba a poner su impronta ya sea con acordeón, bandoneón o el simpático y primitivo organito. El tango se hizo danza, luego canción, transformándose su poesía en pinceles capaces de pintar como nadie hasta el propio latido.
  2. Acepción lexicográfica
  3. s. m. Ar Ur "Armónica" (Morínigo, DiccAmericanismos-1966).
    docs. (1906-1966) 2 ejemplos:
    • 1906 Bayo, C. VocProvincialismos argentinos y bolivianos (BD)
      ORGANITO ó cilindro. [...] nombres [...] que aplican los niños á las armónicas de boca.
    • 1966 Morínigo, M. A. DiccAmericanismos (NTLLE)
      ORGANITO. m. Arg. y Urug. Organillo (|Armónica).
  4. Acepción lexicográfica
  5. s. m. Bo Ar Ur "Especie de tordo de canto muy melodioso" (Neves, DiccAmericanismos-1975).
    docs. (1906-1982) 6 ejemplos:
    • 1906 Bayo, C. VocProvincialismos argentinos y bolivianos (BD)
      ORGANITO ó cilindro. Variedad de tordo de color café claro, que recorre las notas de una escala cromática con maravillosa armonía, de donde le vienen ambos nombres que son los que aplican los niños á las armónicas de boca.
    • 1917 Alemany Bolufer, J. DiccLengEsp (NTLLE)
      ORGANITO. m. Amér. En la República Argentina, según Toro y Gisbert, variedad de tordo.
    • 1964 Fdz Naranjo, N. / Gmz Fdz, D. DiccBolivianismos (S) Bo (NTLLE)
      ORGANILLO. m. y ORGANITO m. V. TITILOLO (|Pájaro cantor, llamado también "organito" u "organillo". Sus trinos son dulcemente melodiosos).
    • 1975 Neves, A. N. Diccionario de Americanismos, 2.ª ed. (BD)
      ORGANITO. m. Am. Mer. Especie de tordo de canto muy melodioso.
    • 1982 Muñoz Reyes, J. / Muñoz Reyes Taborga, I. DiccBolivianismos Bo (NTLLE)
      ORGANITO.— nom. masc. En el Beni, ave de clima tropical y frente subandino norte (Cyphorhinus Modulator o Ciphorhinus musicus. Dodd. Tschudi y D'Orb.) También se llama Tilolo en Santa Cruz y Bijohijo en el Chapare.
    • 1906 Bayo, C. VocProvincialismos argentinos y bolivianos (BD)
      ORGANITO ó cilindro. Variedad de tordo de color café claro, que recorre las notas de una escala cromática con maravillosa armonía, de donde le vienen ambos nombres que son los que aplican los niños á las armónicas de boca.
    • 1917 Alemany Bolufer, J. DiccLengEsp (NTLLE)
      ORGANITO. m. Amér. En la República Argentina, según Toro y Gisbert, variedad de tordo.
    • 1942 Santamaría, F. J. DiccGralAmericanismos (NTLLE)
      ORGANITO. [...] En Sur de América, variedad de tordo de color café claro, que recorre las notas de una escala cromática, con maravillosa armonía.
    • 1964 Fdz Naranjo, N. / Gmz Fdz, D. DiccBolivianismos (S) Bo (NTLLE)
      ORGANILLO. m. y ORGANITO m. V. TITILOLO (|Pájaro cantor, llamado también "organito" u "organillo". Sus trinos son dulcemente melodiosos).
    • 1975 Neves, A. N. Diccionario de Americanismos, 2.ª ed. (BD)
      ORGANITO. m. Am. Mer. Especie de tordo de canto muy melodioso.
    • 1982 Muñoz Reyes, J. / Muñoz Reyes Taborga, I. DiccBolivianismos Bo (NTLLE)
      ORGANITO.— nom. masc. En el Beni, ave de clima tropical y frente subandino norte (Cyphorhinus Modulator o Ciphorhinus musicus. Dodd. Tschudi y D'Orb.) También se llama Tilolo en Santa Cruz y Bijohijo en el Chapare.
  6. Acepción lexicográfica
  7. s. m. "Parte diferenciada de la célula" (VV. AA., DiccEnciclop UTEHA-1953).
    docs. (1906-1953) 2 ejemplos:
    • 1906 Rdz Navas Carrasco, M. Dicc completo LEsp [1906] (BD)
      Organito m. Anat. Se dice de ciertos cuerpos organizados regulares en su forma, pero que carecen de la facilidad de reproducirse, como los globulillos de la sangre y los espermatozoides.
    • 1953 VV. AA. DiccEnciclop UTEHA [1950-1964] (FG)
      organito: m. Parte diferenciada de la célula.
  8. Acepción lexicográfica
  9. s. m. "Planta cactácea de hasta 2 m de altura, muy ramificada, con tallos de entre seis y ocho costillas, en donde brotan los espinos, y flores rojas" (ASALE, DiccAmericanismos-2010).
    docs. (1942-2010) 4 ejemplos:
    • 1942 Santamaría, F. J. DiccGralAmericanismos (NTLLE)
      ORGANITO. (Cereus viperinus, Wilcoxia viperina) m. Cactácea de Méjico, que abunda en Puebla; llámase también organito de víbora.
    • 1975 Neves, A. N. Diccionario de Americanismos, 2.ª ed. (BD)
      ORGANITO. m. [...] Méx. Planta cactácea (Cereus visperinus). Dícese también organito de víbora.
    • 2010 ASALE DiccAmericanismos (NTLLE)
      organito de víbora. m. Mx. Planta cactácea de hasta 2 m de altura, muy ramificada, con tallos de entre seis y ocho costillas, en donde brotan los espinos, y flores rojas. (Cactaceae; Peniocereus viperinus). ◆ organito.
    • 2010 ASALE DiccAmericanismos (NTLLE)
      organito. [...] Mx. organito de víbora.
  10. Acepción lexicográfica
  11. s. m. Ar jerg. "Teléfono" (Chiappara, GlosLunfardo-1978).
    docs. (1978) Ejemplo:
    • 1978 Chiappara, E. GlosLunfardo Ur (FG)
      Organito: el teléfono.
de organito
    Acepción lexicográfica
  1. loc. adv. RD "Muy bueno, excelente" (Deive, DiccDominicanismos-1977).
    docs. (1977) Ejemplo:
    • 1977 Deive, C. E. DiccDominicanismos RD (NTLLE)
      ORGANITO.- De organito. loc. adv. Muy bueno, excelente (HP: BAL, 60).

Diccionario histórico de la lengua española
Real Academia Española © Todos los derechos reservados

Con el apoyo de Inditex
cerrar

Buscador general de la RAE

cerrar

Diccionarios

Dudas rápidas