11.ª Entrega (octubre de 2021)
Versión del 29/10/2021
Equipo Universidad de Salamanca
Familia Ver familia de palabras
orofaringe s. (1902-)
orofaringe, oro-faringe, orofarinx
Etim. Voz de origen foráneo. Cf. inglés oro-pharynx, atestiguado en esta lengua al menos desde 1874 como 'parte media de la faringe, situada entre la nasofaringe y la hipofaringe' , cuando se registra en el artículo titulado "The Facial Region" de H. Allen, publicado en el número 10 del volumen XVI de la revista The Dental Cosmos (p.514: "Glands are more abundant in the naso-pharynx than in the oro-pharynx"); y este, a su vez, compuesto de oro- y pharynx (cf. OED, s.v.).

Se documenta por primera vez, en la acepción 'parte de la faringe que se sitúa al fondo de la cavidad bucal, entre la nasofaringe y la hipofaringe', en 1902, en el Tratado de oto-rino-laringología, de R. Botey. Con esta acepción, propia de la medicina y de la anatomía, convive con los términos mesofaringe, bucofaringe, así como con faringe, acompañada de los modificadores bucal, media, oral y retroglosal, de los que es sinónimo. De entre estos sinónimos, es una de las voces más extendidas y empleadas, esto es, ofrece una mayor documentación que sus equivalentes semánticos y se localiza con cierta profusión hasta las dos primeras décadas del siglo XXI. A pesar de ello, no se ha registrado esta voz en ningún diccionario del español. Aunque se atestigua mayoritariamente en femenino, la variante que termina en consonante orofarinx se documenta en masculino.

  1. s. f. o m. Med. Parte de la faringe que se sitúa al fondo de la cavidad bucal, entre la nasofaringe y la hipofaringe.
    Holónimo: faringe
    docs. (1902-2020) 22 ejemplos:
    • 1902 Botey, R. Tratado oto-rino-laringología p. 567 Esp (BD)
      Síntomas.— Como el desarrollo de las vegetaciones adenóideas es comúnmente lento, durante los primeros años el enfermito sólo aqueja un catarro faringo-nasal con secreción abundante á lo largo de la orofaringe, al que no se da la menor importancia.
    • 2020 Cortés, N. et alii "Enfermedad Kawasaki" Revista Pediatría Electrónica Ch (CORPES)
      Los criterios clínicos, corresponden a la presencia de fiebre al menos de 5 días y al menos cuatro de los siguientes signos: inyección conjuntival bilateral (no exudativa); cambios en la mucosa de la orofaringe (incluyendo faringitis, labios fisurados, eritematosos o secos, y lengua en "fresa"); alteraciones en las extremidades, como edema o eritema de manos y/o pies, así como descamación usualmente de predominio periungueal; eritema polimorfo (pero no vesicular) y linfadenopatía cervical mayor de 1.5 cm y habitualmente única.
    • 1902 Botey, R. Tratado oto-rino-laringología p. 567 Esp (BD)
      Síntomas.— Como el desarrollo de las vegetaciones adenóideas es comúnmente lento, durante los primeros años el enfermito sólo aqueja un catarro faringo-nasal con secreción abundante á lo largo de la orofaringe, al que no se da la menor importancia.
    • 1915 Berini Dervaux, F. "Adenoflemones faringe" [01-01-1915] Boletín del Colegio de Médicos de la Provincia de Gerona (Gerona) Esp (HD)
      Este abultamiento es liso, redondeado, ocupando la parte central de la faringe y obstruyendo mas o menos completamente la comunicación entre la orofaringe y la faringe nasal.
    • 1964 Díaz Rubio, M. Lecciones patología [1964] España (CDH )
      En la primera, de carácter voluntario, el bolo alimenticio, movido por elevación de la lengua, y merced a la contracción del músculo milohiodeo, es propulsado detrás de los pilares hacia la orofaringe.
    • 1982 Rosales Barrera, S. / Reyes Gmz, E. Fundamentos enfermería [1999] México (CDH )
      Procedimiento consistente en administrar oxígeno mediante la introducción de una sonda por la nariz hasta la orofaringe.
    • 1997 Prensa El Salvador Hoy, 04/03/1997 [1997] El Salvador (CDH )
      Los objetos que son ingeridos, se pueden quedar en la orofaringe o correr a lo largo del esófago, si pasan este órgano y llegan al estómago sin complicación alguna, son expulsados en las heces, pero los que destruyen o se quedan en aquel conducto, tienen que ser extraídos por medio de esofagoscopía, y luego realizar otras operaciones, en caso de pérdida del esófago.
    • 2003 Castillo Talavera, A. et alii Nutrición y Medicación [2003] Esp (CORPES)
      La sonda se introduce suavemente hasta la nasofaringe, tras lo cual se indica al paciente que trague en el momento en que perciba que la sonda llega a la orofaringe o bien sienta náuseas.
    • 2013 Ubillús, G. et alii "Antibióticos faringoamigdalitis" Horizonte Médico Pe (CORPES)
      La faringoamigdalitis aguda (FAA), corresponde a la infección de la orofaringe o nasofaringe y constituye una de las principales causas de consulta médica en la atención ambulatoria.
    • 2020 Cortés, N. et alii "Enfermedad Kawasaki" Revista Pediatría Electrónica Ch (CORPES)
      Los criterios clínicos, corresponden a la presencia de fiebre al menos de 5 días y al menos cuatro de los siguientes signos: inyección conjuntival bilateral (no exudativa); cambios en la mucosa de la orofaringe (incluyendo faringitis, labios fisurados, eritematosos o secos, y lengua en "fresa"); alteraciones en las extremidades, como edema o eritema de manos y/o pies, así como descamación usualmente de predominio periungueal; eritema polimorfo (pero no vesicular) y linfadenopatía cervical mayor de 1.5 cm y habitualmente única.
    • 1902 Botey, R. Tratado oto-rino-laringología p. 567 Esp (BD)
      Síntomas.— Como el desarrollo de las vegetaciones adenóideas es comúnmente lento, durante los primeros años el enfermito sólo aqueja un catarro faringo-nasal con secreción abundante á lo largo de la orofaringe, al que no se da la menor importancia.
    • 1915 Berini Dervaux, F. "Adenoflemones faringe" [01-01-1915] Boletín del Colegio de Médicos de la Provincia de Gerona (Gerona) Esp (HD)
      Este abultamiento es liso, redondeado, ocupando la parte central de la faringe y obstruyendo mas o menos completamente la comunicación entre la orofaringe y la faringe nasal.
    • 1922 Anónimo "Anestesia nervio laríngeo" (reseña) [01-03-1922] Archivos de Medicina, Cirugía y Especialidades (Madrid) Esp (HD)
      Un examen demostró que la pared de la oro-faringe estaba enrojecida y con tendencia a la hipertrofia.
    • 1935 Alemán Caballero, J. "Parálisis laríngeas asociadas" [01-04-1935] Revista Ibero-Americana de Ciencias Médicas (Madrid) Esp (HD)
      La pérdida sensitivasensorial en tercio posterior de lengua y la parálisis del constructor superior faríngeo, que descubrimos por el clásico movimiento de cortina resultante de un desplazamiento inverso del velo palatino con la hemipared paralizada de la oro-faringe.
    • 1948 Costa Elice, G. "Parálisis múltiples rinofaringe" [01-03-1948] Revista de Neuro-Psiquiatría (Lima) Pe (HD)
      Al abrir la boca se hace visible la tumoración, deformando la orofaringe.
    • 1958 Anónimo "Bismocetina" (Anuncio) [01-03-1958] Gaceta Médica de México (Ciudad de México) Mx (HD)
      Procesos inflamatorios de la orofaringe. Peritonsilitis. Abcesos tonsilares. Angina de Vincent. Coadyuvante en formas aftosas de la orofaringe.
    • 1964 Díaz Rubio, M. Lecciones patología [1964] España (CDH )
      En la primera, de carácter voluntario, el bolo alimenticio, movido por elevación de la lengua, y merced a la contracción del músculo milohiodeo, es propulsado detrás de los pilares hacia la orofaringe.
    • 1970 Corvera, J. / Glz-Mendoza, A. "Alteraciones vías respiratorias" [01-03-1970] Gaceta Médica de México (Ciudad de México) Mx (HD)
      El arrastre de material mucopurulento por orofaringe produce inflamación, que al organizarse en infltración linfoide causa el cuadro de faringitis granulosa.
    • 1982 Rosales Barrera, S. / Reyes Gmz, E. Fundamentos enfermería [1999] México (CDH )
      Procedimiento consistente en administrar oxígeno mediante la introducción de una sonda por la nariz hasta la orofaringe.
    • 1982 Rosales Barrera, S. / Reyes Gmz, E. Fundamentos enfermería [1999] México (CDH )

      Aspirador empotrado: permite su uso inmediato durante el transoperatorio, para aspirar en cavidades y al finalizar para aspirar secreciones de orofaringe al decanular al paciente.

    • 1986 Anónimo "Hipotermia, shock, alteraciones" [22-08-1986] Medicina (Buenos Aires) Ar (HD)
      [...] la contaminación es fundamentalmente exógena, aunque puede formar parte de la flora normal de la piel de individuos que tienen un contacto permanente con el medio acuático, es decir, nadadores y buzos, y también ser flora normal del orofarinx [...].
    • 1988 Alonso-Fdz, F. Depresión [1988] 313 España (CDH )
      La regulación de estos dispositivos hipotalámicos descansa sobre diversas informaciones: informaciones metabólicas, que aportan noticias sobre la tasa de ácidos grasos libres del suero, la masa de tejido adiposo, la tasa de glucemia, quizá la tasa de aminoácidos y las variaciones de la temperatura corporal; informaciones sensitivo-sensoriales, que provienen de la orofaringe (la palatabilidad del alimento en forma de olor y sabor) y del estómago (sensación de plenitud o de vacuidad); informaciones exteriores, que llegan desde la corteza cerebral y el rinencéfalo.
    • 1990 Sandner, O. Sida [1990] Venezuela (CDH )
      La forma diseminada progresiva que aparece después de una diseminación hematógena, es causante de ulceraciones en la orofaringe, linfoadenopatía, hepato y esplenomegalia y necrosis renal.
    • 1992 Eugeni, L. Cáusticos Intoxicaciones pediatría Argentina (CDH )

      Sobre la base de nuestras observaciones y las realizadas conjuntamente con el Servicio de Endoscopía Pediátrica, consideramos pacientes con alto riesgo de evolución hacia la estenosis a aquellos que, con el antecedente de ingesta de cáusticos alcalinos, presentan alguna de estas características:

      – Retraso mental.

      – Intento de suicidio.

      – Lesiones intensas en orofaringe.

      – Lesiones Grado 3 en esófago o estómago comprobadas por endoscopía.

      – Disfagia inicial que persiste más de 48 horas.

    • 1994 Honeyman M., J. / Gmz H., O. Manifestaciones cutáneas Sida Chile (CDH )
      La candidiasis orofaríngea se presenta con la imagen clásica de placas blanquecinas sobre la lengua, mucosa yugal y orofaringe, las cuales se desprenden con dificultad dejando una erosión.
    • 1997 Prensa El Salvador Hoy, 04/03/1997 [1997] El Salvador (CDH )
      Los objetos que son ingeridos, se pueden quedar en la orofaringe o correr a lo largo del esófago, si pasan este órgano y llegan al estómago sin complicación alguna, son expulsados en las heces, pero los que destruyen o se quedan en aquel conducto, tienen que ser extraídos por medio de esofagoscopía, y luego realizar otras operaciones, en caso de pérdida del esófago.
    • 2003 Castillo Talavera, A. et alii Nutrición y Medicación [2003] Esp (CORPES)
      La sonda se introduce suavemente hasta la nasofaringe, tras lo cual se indica al paciente que trague en el momento en que perciba que la sonda llega a la orofaringe o bien sienta náuseas.
    • 2003 Vázquez Penín, V. B. Obstrucción respiratoria morfología p. 17 Ve (BD)
      La faringe está dividida en tres partes (Figuras 9 y 10): la epifaringe o nasofaringe, la mesofaringe u orofaringe, y la hipofaringe o laringofaringe.
    • 2009 Castaño, A. M. et alii Reanimación cerebro-cardio-pulmonar pediátrica p. 16 Co (BD)
      La lengua del lactante es más grande con respecto a la orofaringe del adulto. como consecuencia, el desplazamiento posterior de la lengua causa obstrucción de gran magnitud de la vía aérea. (15, 16,19)
    • 2013 Ubillús, G. et alii "Antibióticos faringoamigdalitis" Horizonte Médico Pe (CORPES)
      La faringoamigdalitis aguda (FAA), corresponde a la infección de la orofaringe o nasofaringe y constituye una de las principales causas de consulta médica en la atención ambulatoria.
    • 2014 Robledo Lavera, A. Efectos tratamiento ortopédico-ortodóncico p. 28 Esp (BD)
      La cavidad faríngea se divide en tres partes: una parte superior o nasofaringe (también llamada epifaringe, rinofaringe o cavum); una parte media, orofaringe (también llamada mesofaringe o mucofaringe) y una parte inferior o laríngea (también denominada hipofaringe).
    • 2020 Cortés, N. et alii "Enfermedad Kawasaki" Revista Pediatría Electrónica Ch (CORPES)
      Los criterios clínicos, corresponden a la presencia de fiebre al menos de 5 días y al menos cuatro de los siguientes signos: inyección conjuntival bilateral (no exudativa); cambios en la mucosa de la orofaringe (incluyendo faringitis, labios fisurados, eritematosos o secos, y lengua en "fresa"); alteraciones en las extremidades, como edema o eritema de manos y/o pies, así como descamación usualmente de predominio periungueal; eritema polimorfo (pero no vesicular) y linfadenopatía cervical mayor de 1.5 cm y habitualmente única.

Diccionario histórico de la lengua española
Real Academia Española © Todos los derechos reservados

Con el apoyo de Inditex
cerrar

Buscador general de la RAE