6.ª Entrega (febrero de 2019)
Versión del 15/02/2019
Equipo Real Academia Española
Familia Ver familia de palabras
paludismo s. (1861-)
paludismo
Etim. Calco del francés paludisme, término empleado desde 1869 por A. Verneuil para designar esta enfermedad, en el tomo 40 del Journal de médecine et de chirurgie pratiques (p. 340: "Une autre considération qu'il importe encore de faire valoir, c'est que chaque empoisonnement à ses lésions organiques propres; ainsi, le phosphore détermine la stéatose du foie; le paludisme, l'engorgement de la rate; le virus traumatique, la coagulation du sang et la formation du pus"); y este, a su vez, de palu(d)- e -isme. Cf. TLF y DHLF, s. v. paludisme.

Se documenta por primera vez, con la acepción 'enfermedad infecciosa caracterizada por la aparición de fiebre, escalofríos, dolores musculares, cefaleas, tos y, en algunos casos, insuficiencia renal y hepática, y, en particular, la causada por las diferentes especies de protozoos del género Plasmodium, transmitida por la picadura del mosquito anofeles hembra', en 1861, en La intoxicación paludiana o El paludismo de A. García López. Como se pone de manifiesto en un buen número de los testimonios atestiguados a mediados del siglo XIX, la creencia histórica sobre su etiología o causa de contagio motivó la creación de este término a partir, en última instancia, de la voz latina palus 'pantano'; así, se recomendaba "evitar la proximidad de las aguas estancadas, como lagunas, pantanos, arrozales, etc., porque los efluvios palúdicos que de ellas se desprenden por la descomposición de las sustancias vegetales, producen el paludismo" (véase la cita procedente de La Independencia: Diario de Noticias [Almería], 1872). De manera análoga, el considerado como "mal aire" que generaban las aguas estancadas motivó la acuñación del vocablo malaria (véase), del que es sinónimo, para designar esta afección. De hecho, este par de denominaciones suelen consignarse de modo simultáneo, en dobletes o binomios sinonímicos, así como junto a las unidades pluriverbales fiebre cuartana, fiebre palúdica, fiebre palustre (véase). Se consigna por primera vez, en 1895, en el Diccionario enciclopédico de Zerolo, quien lo define como una 'infección morbosa producida por esos vapores [de las lagunas]', y de este modo penetra los diccionarios académicos (se incorpora por vez primera al DRAE en 1914, con la siguiente definición: 'conjunto de fenómenos morbosos producidos por las emanaciones palúdicas'). En los testimonios de la segunda década del siglo XX ya se precisa que la transmisión de esta enfermedad se produce a través de la picadura del mosquito anofeles ("las principales enfermedades que tienen un carácter endémico por la falta de medidas profilácticas, son las siguientes: la malaria o paludismo, a causa de la abundancia del mosquito anopheles"; Ortega, 1922). La voz se documenta hasta la actualidad en todo el ámbito hispanohablante, tanto en textos especializados en materia médica como en obras de corte historiográfico o de divulgación, publicaciones periódicas y obras literarias. 

  1. s. m. Enfermedad infecciosa caracterizada por la aparición de fiebre, escalofríos, dolores musculares, cefaleas, tos y, en algunos casos, insuficiencia renal y hepática, y, en particular, la causada por las diferentes especies de protozoos del género Plasmodium , transmitida por la picadura del mosquito anofeles hembra.
    docs. (1861-2018) 482 ejemplos:
    • 1861 García Lpz, A. Paludismo p. 9 Esp (BD)
      Habiendo observado, como ya queda dicho, que muchas calenturas continuas y remitentes se producían por la misma causa, y se curaban del mismo modo que las llamadas intermitentes y larvadas, hemos creído racional reunirlas en un cuadro nosológico, aun cuando después establezcamos diferencias para facilitar su estudio; y hemos adoptado el nombre genérico de intoxicación paludiana ó paludismo, porque, como probaremos luego, todas ellas reconocen por causa un miasma vegetal, que introducido en la economía produce una intoxicación, alterando la sangre primitivamente; dándose á conocer después por manifestaciones morbosas distintas, ora en forma de una fiebre de tipo variable, ora por una neuralgia, ora por la lesion vital de un órgano masó menos importante, ó bien, en fin, por una alteración general del organismo, constituyéndole en un estado caquéctico.
    • 2018 Anónimo "Indígenas mueren" [12-10-2018] El Nacional (Caracas) Ve (HD)
      El paludismo es una de las mayores amenazas en esta región, siendo diagnosticada en aproximadamente 100 personas en un período de cinco días. "En estos momentos no hay primaquina, el microscopio está dañado desde hace dos meses, las autoridades no nos han dado respuestas, los indígenas de la comunidad estamos recolectando dinero para ver si logramos reparar el microscopio, porque es necesario contar con ese equipo en la comunidad, las muestras se toman en el Tukuko y se llevan a la sede de malaria en Machiques" dijo Néstor Maikishi, cacique mayor de de Tukuko, subdivisión yukpa.
    • 1861 García Lpz, A. Paludismo p. 9 Esp (BD)
      Habiendo observado, como ya queda dicho, que muchas calenturas continuas y remitentes se producían por la misma causa, y se curaban del mismo modo que las llamadas intermitentes y larvadas, hemos creído racional reunirlas en un cuadro nosológico, aun cuando después establezcamos diferencias para facilitar su estudio; y hemos adoptado el nombre genérico de intoxicación paludiana ó paludismo, porque, como probaremos luego, todas ellas reconocen por causa un miasma vegetal, que introducido en la economía produce una intoxicación, alterando la sangre primitivamente; dándose á conocer después por manifestaciones morbosas distintas, ora en forma de una fiebre de tipo variable, ora por una neuralgia, ora por la lesion vital de un órgano masó menos importante, ó bien, en fin, por una alteración general del organismo, constituyéndole en un estado caquéctico.
    • 1872 García Lpz, A. Medicina homeopática p. 7 Esp (BD)
      ¿Será necesario que os recuerde el descubrimiento de la quina, medicamento tan útil en el tratamiento del paludismo, y contra el cual se pronunció la opinion pública dirigida por los cuerpos sabios oficiales, prohibiendo su empleo por medidas gubernativas que penaban á los médicos que le recetasen y a los farmacéuticos que le vendiesen, y de cuya sustancia llegó Blondel hasta decir que los que la empleaban pecaban mortalmente y tenían hecho un pacto con el diablo?
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] 66 Esp (CDH )
      Otro tanto ocurriría si en presencia de una intermitente perniciosa de forma cerebral no llegásemos á descubrir por los antecedentes del paciente y por los de la misma enfermedad que vemos, que el paludismo es la causa de todo aquel cuadro sintomático.
    • 1894 Nieto Serrano, M. "Paludismo Madrid" [01-07-1894] Anales de la Real Academia Nacional de Medicina (Madrid) Esp (HD)
      El Sr. Hernández Briz (Corresponsal), empieza diciendo que el paludismo ocasiona pocas defunciones en Madrid, aunque algunas mas de las que rezan las deficientes estadísticas que poseemos, pues muchas ocasionadas por esta enfermedad figuran en otras casillas, y no en la de intermitentes, denominación que debe sustituirse por la de afecciones palúdicas.
    • 1899 Àlvarez, J. "Cómo enfermamos" [30-01-1899] Revista Balear de Ciencias Médicas (Palma de Mallorca) Esp (HD)
      Es un hecho demostrado que la desecación de los pantanos en determinadas comarcas ha hecho desaparecer el paludismo, hasta entonces en ellas endémico.
    • a1903 Hostos, E. M. Sociología [1982] PR (CDH )
      Con efecto: si todos o la mayoría de los individuos que componen una sociedad se alimentan mal, o sufren de paludismo constitucional, o están sujetos a la peste de los pantanos, es natural que la suma de todos los anémicos produzca grupos sociales de anémicos.
    • 1910 Magón Propia [1947] Cuentos CR (CDH )
      No estaba con ellas Bernabé: el pobre mozo, harto de vergüenzas y de improperios, había decidido buscarse la vida en las selvas de Santa Clara, en donde hacía dos años que tragaba miasmas y tiritaba sudando paludismo.
    • 1960 Roa Bastos, A. Hijo hombre [1977] Py (CDH )
      Hojeé distraídamente La guerra y la paz, recordando la primera vez que leí la novela de Tolstoy, en Itapé, durante unas vacaciones de la Escuela Militar, convaleciente de paludismo.
    • 1985 Ramírez, S. Alba Oro [1985] Ni (CDH )
      Ustedes realizaron la primera gran campaña efectiva contra el paludismo, para erradicar la malaria, que no hubiéramos podido hacer ni en veinte años de esfuerzos de gobierno.
    • 2000 Vargas Llosa, M. Fiesta Chivo [2000] Pe (CDH )
      Cuando la limousine del Jefe partió, abandonándolo en el hediondo lodazal, el general José René Román temblaba de pies a cabeza, como los soldaditos que había visto morir de paludismo en Dajabón, guarnición de la frontera haitiano-dominicana, en los comienzos de su carrera militar.
    • 2002 García Márquez, G. Vivir [2002] Co (CDH )
      El médico de la escuela me diagnosticó paludismo, amigdalitis y bilis negra por el abuso de lecturas mal dirigidas.
    • 2003 Thirión Icaza, J. Aedes aegypti Mx (CORPES)
      El método tradicional es el del programa de paludismo, consiste en ubicar previamente jaulas con mosquitos en un transecto perpendicular a una línea por la que se desplaza un vehículo con una máquina pesada generadora de ULV operando, el viento debe soplar a favor de la ubicación del transecto. La penetración de la niebla se mide en metros, contados a partir de la boquilla de la máquina ubicada en el punto más próximo frente a las jaulas, el vehículo avanza a 10 Km/h de velocidad tal como se efectúa en forma rutinaria, sólo que el recorrido se limita a sólo unos 100 metros.
    • 2018 Anónimo "Indígenas mueren" [12-10-2018] El Nacional (Caracas) Ve (HD)
      El paludismo es una de las mayores amenazas en esta región, siendo diagnosticada en aproximadamente 100 personas en un período de cinco días. "En estos momentos no hay primaquina, el microscopio está dañado desde hace dos meses, las autoridades no nos han dado respuestas, los indígenas de la comunidad estamos recolectando dinero para ver si logramos reparar el microscopio, porque es necesario contar con ese equipo en la comunidad, las muestras se toman en el Tukuko y se llevan a la sede de malaria en Machiques" dijo Néstor Maikishi, cacique mayor de de Tukuko, subdivisión yukpa.
    • 1861 García Lpz, A. Paludismo p. 9 Esp (BD)
      Habiendo observado, como ya queda dicho, que muchas calenturas continuas y remitentes se producían por la misma causa, y se curaban del mismo modo que las llamadas intermitentes y larvadas, hemos creído racional reunirlas en un cuadro nosológico, aun cuando después establezcamos diferencias para facilitar su estudio; y hemos adoptado el nombre genérico de intoxicación paludiana ó paludismo, porque, como probaremos luego, todas ellas reconocen por causa un miasma vegetal, que introducido en la economía produce una intoxicación, alterando la sangre primitivamente; dándose á conocer después por manifestaciones morbosas distintas, ora en forma de una fiebre de tipo variable, ora por una neuralgia, ora por la lesion vital de un órgano masó menos importante, ó bien, en fin, por una alteración general del organismo, constituyéndole en un estado caquéctico.
    • 1864 Ullersperger, J. B. Memoria cultivo arroz p. 1 Esp (BD)
      Todas las edades se resienten de la nociva influencia de los pantanos y de los arrozales; porque en el fondo estos últimos no son sino pantanos artificiales, y los niños, en quienes ha comprobado el Sr. Villermé un a mortandad mucho más considerable, bajo las influencias pantanosas que en circunstancias opuestas, si al pronto no esperimentan las funestas consecuencias del paludismo, no se libran al fin del linfatismo crónico, que los dispone preferentemente á la escrofulosis, á las flegmasías crónicas y á las hidrosis.
    • 1866 Anónimo (Landa) "Trasporte heridos" [10-05-1866] Revista de Sanidad Militar (Madrid) Esp (HD)
      Este doble objeto llena el pontón que tenemos en la isla de Fernando Póo: la fragata Perla es la que sirve de hospital flotante, y puede preservar á sanos y enfermos del paludismo que engendran la exuberante vegetación y las lluvias periódicas de aquel ardiente clima.
    • 1868 Pons Codinach, A. Fiebre amarilla [1868] p. 145 Esp (BD)
      Desechada esta hipótesis, se supuso que los miasmas eran partículas emanadas de los focos de putrefacción de materias orgánicas, sin darles otro carácter, y coliteando por la atmósfera. Aplicóse esta teoría á las fiebres intermitentes o palúdicas, entre otras, y Memer demostró que en el ambiente de un depósito de puercos, donde el paludismo es desconocido, habia encontrado estas sustancias en muchísima mayor cantidad que en las célebres lagunas Pontinas de los Estados Pontificios.
    • 1871 Anónimo (J. N. O.) "Fiebre palúdica" [20-08-1871] El Siglo Diez y Nueve (Ciudad de México) Mx (HD)
      Estas ligeras anotaciones pertenecen a la sintomatología de las fiebres palúdicas regulares, ya sean diarias o terciarias; excusándonos por ahora tratar de los diferentes aspectos de las fiebres larveas o francas, en las cuales se desarrolla toda la malignidad del carácter pernicioso del paludismo.
    • 1872 Anónimo (R. G.) "Revista Higiénica" [06-09-1872] La Independencia Española (Madrid) Esp (HD)
      Sobre todo, se debe evitar la proximidad de las aguas estancadas, como lagunas, pantanos, arrozales, etc., porque los efluvios palúdicos que de ellas se desprenden por la descomposición de las sustancias vegetales, producen el paludismo, esa enfermedad cuya manifestación más común es fiebre intermitente, y que durante mucho tiempo ha sido y aun hoy continúa siendolo, aunque en menor grado, el azote más cruel de los habitantes de ciertas localidades.
    • 1872 García Lpz, A. Medicina homeopática p. 7 Esp (BD)
      ¿Será necesario que os recuerde el descubrimiento de la quina, medicamento tan útil en el tratamiento del paludismo, y contra el cual se pronunció la opinion pública dirigida por los cuerpos sabios oficiales, prohibiendo su empleo por medidas gubernativas que penaban á los médicos que le recetasen y a los farmacéuticos que le vendiesen, y de cuya sustancia llegó Blondel hasta decir que los que la empleaban pecaban mortalmente y tenían hecho un pacto con el diablo?
    • 1875 Anónimo "Anti-cuartanario" (Anuncio) [22-05-1875] La Correspondencia de España (Madrid) Esp (HD)
      La especial virtud que posee este remedio de escitar el apetito, hace que los señores facultativos lo prescriban con frecuencia a los pacientes, con este objeto, en la convalecencia de toda clase de enfermedades graves, y el ser un escelente tónico le constituye en un poderoso auxiliar del hierro para combatir el paludismo, la anemia, la clorosis y las neuralgias de todas especies.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )
      Con mucha frecuencia se presentan recidivas en estas enfermedades, que dependen, ora de que el enfermo continúa en una localidad en que está expuesto constantemente á la accion de los miasmas pantanosos, bien de que el padecimiento tenga ya fecha muy antigua y por esto se encuentra más predispuesto á que se manifiesta la fiebre, ó bien, por último, dependa de que está bajo la influencia de la caquéxia palúdica ó de los infartos viscerales, en cuyo caso hasta que no se vea libre de estos dos términos de la ecuacion, no estará completamente curado de su paludismo.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )
      Que existe un veneno miasmático directo y específico que obra sobre el hombre para dar lugar al paludismo, no hay duda, y prueba de ello es el hecho conocido de todos, y citado por Mr. Boudin, de que cien soldados de un buque fueron invadidos de formas gravísimas de intermitentes, á consecuencia de haber bebido durante muchos dias agua sacada de un pantano, permaneciendo sanos los restantes de la tripulacion que habían hecho uso de aguas procedentes de un manantial.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] 469 Esp (CDH )
      En los sitios en que las aguas permanecen encharcadas, como la campiña Romana, los deltas del Nilo, etc., en que reunido á un calor elevado, dan lugar al desarrollo de miasmas que producen intermitentes de carácter pernicioso, sería desconsolador, si la ciencia no contase con inmensos medios hoy para hacer desaparecer ó cuando ménos disminuir el número de invadidos, por medio de las canalizaciones y del drenaje, no pudiendo ménos de admirar con este motivo los inmensos trabajos hechos en tiempo del Papa Pío VI con objeto de sanear las célebres lagunas Pontinas, dando por resultado la disminucion del paludismo en toda aquella feraz comarca.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )
      En las zonas tropicales, en que la temperatura es elevadísima y la vegetacion asombrosa, se ha demostrado que las intermitentes se padecen únicamente entre los 44 y 47º de latitud, y de aquí que en América la inmensa extension que comprende los Estados Unidos, todo el rio de la Plata, las riberas del Misissipí y Amazonas, Cuba, etc., etc., no sean más que una vasta clínica de infelices acometidos de paludismo.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )
      El proteismo juega aquí un papel de primer órden, y lo único que diremos es, que se pueden observar todas las enfermedades de la patología dominadas por el paludismo.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )
      La caquéxia palúdica mancha, digámoslo así, todo el organismo, le espleniza, y si en este período atónico aparecen las hidropesías, empiezan generalmente por ascítis, sobreviniendo despues el anasarca, no como sintonia del paludismo sino como la expresion del profundo desgaste orgánico; y da aquí que exista inapetencia, insomnio, digestiones difíciles, diarreas espantosas, pulso filiforme, etc., sucumbiendo, por fin, los enfermos en el más profundo marasmo.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )
      Más fácil sería atribuir la formacion de estos abcesos (como lo hace la escuela alemana) á la preséncia de atascos ó embolias en el parénquima del bazo, teoría que alguna vez hemos visto demostrada en la losa anatómica en los que habían sucumbido á consecuencia de un paludismo ya muy avanzado.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] 465 Esp (CDH )
      Unas veces no se presentan, aun en periodos muy avanzados del mal, como la caquéxia palúdica, y otras, por el contrario, tienen en su desarrollo un curso independiente, del paludismo; existen sólo sin historia de fiebre anterior ni de caquéxia; lo mismo que esta puede observarse sin los otros dos fenómenos; lo que nos prueba que en las fiebres pantanosas hay una causa general que envenena todo el organismo.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )
      Se presentan en el paludismo desde un principio y á veces sin iniciarse la fiebre: consisten en una hiperemia activa que se localiza en varias entrañas como en el bazo, hígado, estómago, pulmones, etc., y, en una palabra, en casi todos los órganos comprendidos en las tres grandes cavidades.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )

      Para la mayor parte de los autores la quina obra de tres maneras: 1.º como tópico astringente sobre la mucosa del estómago: 2.º como excitantes del sistema nervioso; y 3.º de un modo general sobre la masa de la sangre, destruyendo el paludismo.

    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )
      Se ha dicho últimamente que existía un antagonismo muy marcado y notable entre el paludismo y la tísis; pero los últimos datos estadísticos han desmentido esta apreciacion, puesto que á cada paso observamos individuos tuberculosos en puntos donde existen continuamente pantanos, y muchas veces estos provocan el desenvolvimiento de aquella.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )
      Unicamente nos limitarémos á decir cuatro palabras sobre el método hidroterápico y la manera de usar las afusiones, chorros, etc., en el paludismo.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )
      ¿Es segura la accion de la quina en el paludismo? Yo puedo asegurar que en el mayor número de casos he obtenido lo que deseaba; pero como se han citado observaciones de intermitentes que han sido rebeldes á la accion de este precioso agente, se ha llegado á dudar por algunos autores de su virtud antiperiódica, y si estos no han conseguido los resultados que esperaban, ha dependido indudablemente, ó de un error de diagnóstico, ó de no haberse dado con oportunidad, ó bien de su mala administracion y de no haber continuado su uso el tiempo suficiente hasta cortar de raíz el paludismo.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )
      Partiendo de la unidad paludismo caracterizado: 1.º por un estado pirético, 2.º por un estado hiperémico y 3.º por un estado hemopático, buscó un agente que los combatiera victoriosamente y llenara todas las indicaciones que se pudieran presentar, y creyó encontrarlo en la hidroterapia, que segun este autor obra 1.º como antitípico, 2.º como desobstruente y 3.º como tónico.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )
      Al hablar de la malignidad y del paludismo hemos expuesto nuestro modo de considerar esta trascendental cuestion, y no volverémos á repetir lo que allí dejamos consignado.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] 457 Esp (CDH )

      Segun la diferente duracion y aparicion más ó ménos frecuente de los accesos, han tomado las intermitentes, desde los tiempos más antiguos, las denominaciones siguientes: l,ª. cotidiana, cuando no hay más que un acceso cada veinticuatro horas; 2.ª, terciana, cuando hay dos accesos en tres dias, quedando el enfermo en el segundo en estado apirético; 3.ª, cuartana, cuando la intermision es de dos dias, etc.; pudiendo decirse respecto á este modo de aparicion, que la verdadera ley del paludismo es no tener ley alguna.

    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )
      Tales son, en resúmen, las principales reglas que debemos seguir en el tratamiento hidroterápico del paludismo, preceptos admirablemente expuestos por Mr. Fleury, á quien se debe principalmente el que el práctico pueda manejar con valentía una medicacion que, aplicada convenientemente, está llamada á desempeñar un gran papel en el tratamiento de las intermitentes.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )
      En su etiología hay una especificidad tan marcada, que sólo un agente la produce, el paludismo.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )
      Si hemos de dar crédito á Fleury, la hidroterapia posee accion tan heróica como la corteza perubiana, contra el paludismo pernicioso.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )
      Hemos, sí, hecho uso de la hidroterapia en todas las demas manifestaciones del paludismo; hemos hecho ante numerosos alumnos y profesores aplicaciones hidroterápicas en intermitentes de todas formas, en estados leucocitémicos, esplénicos, en neuralgias, y hemos comprobado la gran utilidad del agente de Priesnitz; pero no hemos tratado de curar intermitentes perniciosas con la hidroterapia.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )
      Si la enfermedad consistía en una afeccion única y simple, con manifestaciones múltiples —paludismo con calentura, infartos, caquéxia, neuralgia, etc.— la accion del remedio, que es una y simple, combatirá el orígen de la perniciosidad, sea cualquiera el síndrome, como dominará aquéllas consecuencias del paludismo.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )
      Son aquellas fiebres de acceso en que el enfermo presenta además de los estadios inherentes al paludismo, fenómenos febriles continuos de cualquiera forma sinocal.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )
      Parece, segun Boudin, que la existencia de unas u otras revelan un paludismo distintamente graduado; sería el producto de una intoxicacion más leve, y las remitentes de un paludismo más intenso; opinion á que dan bastante fuerza las observaciones médicas que designan á las primeras como casi exclusivas de los países fríos, y á las remitentes de los países cálidos, en los que la putrefaccion se halla más favorecida.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] 499 Esp (CDH )
      La hidroterapia tónica produce muy buenos efectos en esta variedad del paludismo.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )
      Jaccoud cree que en el paludismo existen prodromos que duran hasta quince dias, manifestándose por pesadez de cabeza, disgusto, tristeza é inapetencia: nuestra práctica y la de los médicos españoles no afirman la opinion de este autor, y muy al contrario, vemos que se manifiestan los accesos cuando el sujeto se creía más sano, siendo las primeras fiebres más sensibles que las siguientes para los enfermos, y se llegan á habituar hasta el punto de abandonar el lecho, y aun salir de su casa en los momentos de duracion de la pirexia.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )
      Pasemos ahora á ocuparnos de dos fenómenos á que obedecen todas las formas que en el paludismo puedan presentarse, cuales son la periodicidad y el proteismo.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )
      Para terminar el estudio del paludismo, únicamente nos falta exponer su clasificacion, que segun su importancia y frecuencia es como sigue [...].
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )
      El proteismo no es más que la propiedad que tiene el paludismo de tomar la forma de cualquiera otra enfermedad.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] 66 Esp (CDH )
      Otro tanto ocurriría si en presencia de una intermitente perniciosa de forma cerebral no llegásemos á descubrir por los antecedentes del paciente y por los de la misma enfermedad que vemos, que el paludismo es la causa de todo aquel cuadro sintomático.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )
      Se cree, aun hoy dia, que ya cortado el acceso, y por lo tanto la fiebre á beneficio de la quinina, el individuo se ha curado de su paludismo, y no tienen en cuenta que todavía quedan en pié otros dos términos de la ecuacion (infartos viscerales, caquexia), orígen de las frecuentes recidivas que se observan con tanta frecuencia en los infelices que están bajo la influencia de miasmas pantanosos.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )
      Despues de combatir el médico de Bellevue fuertemente á la quinina, exagerando acaso sus inconvenientes, manifiesta que con la hidroterapia, llena todas las indicaciones que producirse puedan en el tratamiento del paludismo.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )
      Hace ya tiempo que se sabe que las causas que dan orígen al paludismo residen en el suelo, favorecido por ciertas circunstancias higiológicas y geológicas.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] 65 Esp (CDH )
      Lo mismo sucedería si se encontrasen al frente de una fiebre intermitente larvada, la cual se expresase, ya por neuralgias periódicas, ya por pervigilios, etc., pues el práctico filósofo combatiría el paludismo con preparaciones quínicas, y el otro no vería más que fenómenos aislados é independientes, se concretaría á mandarle una medicacion sintomática, que aliviaría indudablemente al paciente, pero que no concluiría con la enfermedad.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] 67 Esp (CDH )
      [...] así cuando un individuo, no obstante haber tomado la quina bajo todas sus formas, no se curó de una intermitente rebelde, y lo consiguió zambulléndose en un rio, no dirémos que el agua fría obró perturbando á la naturaleza, sino que confesarémos con franqueza nuestra ignorancia respecto al modo como el paludismo es influenciado por el agua: al hablar del tratamiento de las intermitentes por la hidroterapia expresarémos nuestras opiniones acerca de este punto; nosotros, por lo tanto, no le incluímos entre los métodos.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )
      Su etiología más comun es el paludismo.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )
      Hay una especial que corresponde al paludismo, la perniciosa, cuyo estudio aplazarémos para el de aquel.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )
      De aquí que á consecuencia de estas investigaciones, el estudio de las intermitentes haya sufrido una gran innovacion y una verdadera revolucion, compendiado todo en el paludismo, frase que abarca cuanto es necesario saber en el estudio de las fiebres marematosas.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )
      Se entiende, por paludismo el conjunto de enfermedades producidas por los efluvios pantanosos.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )
      Estas fueron ya conocidas por Hipócrates; pero Galeno es el que las describió con mayor exactitud, habiendo sido despues admitidas por todo el mundo, aun cuando en estos primeros tiempos de la ciencia no se podía dar la frase completa, de todo lo notable que el estudio del paludismo encierra.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )
      Se observó además que existían intermitentes en que los accesos se alcanzaban, haciendo esto decir á Torti que no tenía ninguna importancia la duracion del acceso, sino su calidad, no pasando tampoco desapercibida á su buena observacion la gravedad que generalmente llevan consigo las intermitentes álgidas caracterizadas por la intensidad del frío, las lipíricas en que el calor es terrible, las diaforéticas, cuyo fenómeno esencial consiste en sudores profusísimos que materialmente funden á los enfermos, y otras muchas, que no es de este lugar enumerar, y en las que la muerte es muy comun al primer acceso, asignándolas ya el carácter da malignidad, que en el paludismo recibe el nombre de perniciosidad.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] 447 Esp (CDH )
      Pero la observacion no paró aquí, y guiados por ella vieron que todas las enfermedades del cuadro nosológico podían revestir esta misma forma, y que como con secuencia de las innumerables variedades que en el paludismo se observan, quedaban infartos viscerales más ó ménos voluminosos, sufriendo al mismo tiempo la sangre cambios profundos en su composicion.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )
      Ya los estudios hidroterápicos habían sido desflorados por Currie en Inglaterra y por Priesnitz en Grefemberg de una manera empírica, correspondiendo por lo tanto á Fleury la gloria de haber hecho avanzar un paso inmenso el estudio del paludismo, tanto en su parte nosográfica como en la terapéutica, con el uso de la hidroterapia.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] 448 Esp (CDH )
      A este célebre médico, pues, se debe una verdadera revolucion en cuanto al paludismo se refiere, y una de sus no menores victorias ha sido sentar el principio de que la fiebre intermitente no es toda la enfermedad; que si, á la par que esta, no dominamos los infartos y damos a la sangre su composicion normal, nos veremos sujetos á las comunmente llamadas recaídas, que no son otra cosa que las manifestaciones palúdicas que continúan obrando sobre el individuo.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )

      La terapéutica es á veces, ó por mejor decir cuasi siempre, el arma que más hace avanzar el conocimiento de las enfermedades; y esto que en general es una verdad indiscutible, lo vemos demostrado con motivo del paludismo: primer gran adelanto, con la introduccion de la quina en la terapéutica, segundo y no ménos trascendental con los estudios hidroterápicos de Fleury.

    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )
      ¿Dónde reside la lesion que el paludismo produce? ¿Qué sistema, qué órgano es el afecto? La fisiología patológica del mal ha de nacer de esta consideracion.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )
      Segun su doctrina el órgano afecto en el paludismo es el sistema nervioso; todas las múltiples manifestaciones de dicho paludismo (que con razon sobrada califica de una misma enfermedad) son variaciones clínicas sobre el motivo sistema nervioso paludizado.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )
      Los límites de este Manual no me permiten discutir extensamente el papel del sistema nervioso en el paludismo: recordaré tan sólo para oponerme á la admision de tal teoría, que ninguna razon fundamental existe para suponer que la fiebre intermitente, que los infartos viscerales, que la caquéxia sean fenómenos nerviosos, por más que ocurra frecuentemente que la sucesion en los fenómenos palúdicos sigan ese órden, en cuyo caso se concibe bien que la fiebre produce los infartos y estos la anemia ó la leucocitemia, no siendo ménos cierto que la desproporcion en tales fenómenos sea muy comun, viéndose enfermos con intermitentes inveteradas sin otra lesion apreciable, al paso que hay individuos que desde la primera accesion sus hipocondrios presentan señales claras de infarto; hay, por fin, casos en que la caquéxia más profunda se viene rápida tras un corto número de accesos, ó sin uno siquiera, como lo han visto muchos observadores.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )
      Para mí en la perniciosidad como en el paludismo hay una afeccion general, enormónica, con múltiples manifestaciones, cuya sucesion y encadenamiento puede variar al infinito; para mí en el paludismo puede estar particularmente afecto el sistema nervioso, como lo puede estar el sanguíneo, el glandular y todos.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )
      Para mí el dominar la perniciosidad es salir del peligro, pero no es curar el mal paludismo; como no es curar el paludismo, cortar las intermitentes, dominar la neuralgia y reconstituir la sangre.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )
      Por la cita que acabamos de hacer se ve á este autor que hace depender la accion terapéutica de la hidroterapia, del modo de obrar este agente sobre el sistema nervioso, tanto de la vida animal como de la vegetativa, el que es causa, por decirlo así, de todos los fenómenos que sobrevienen posteriormente en el paludismo.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )
      ¡Lástima que Fleury no haya comprendido de esta manera la accion de la hidroterapia en el paludismo!.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )
      La periodicidad es efecto de causas específicas como los efluvios y se presenta únicamente en la especie humana, no siendo patrimonio exclusivo del paludismo, pudiendo aparecer en todas las enfermedades y hasta en las fiebres continuas.
    • 1878 Anónimo "Noticias generales" [09-04-1878] La Paz: periódico de noticias, avisos y fomento (Murcia) Esp (HD)
      Es tal la miseria que se sufre en la Cava, partido rural de Tortosa, que la mitad de sus habitantes no comen pan desde dos meses acá. Para sustituir al pan, amasan una especie de tortas que confeccionan con algunas plantas feculentas, peregil, harina de maiz y tercera de trigo. Lo ponen luego al horno, y para el uso diario hierven una de estas tortas en buena cantidad de agua que sirve de caldo a los enfermos, los que, por reinar el paludismo en toda la comarca, son en número considerable.
    • 1879 Anónimo "Antitípico infalible" (Anuncio) [24-08-1879] Adelante (Salamanca) Esp (HD)
      Estas píldoras son tan eficaces para combatir las intermitentes más rebeldes, sean cuartanas, tercianas ó cotidianas y destruir el paludismo, productor de la fiebre, que ni el sulfato de quinina ni ninguno de los febrífugos que conocemos pueden competir con nuestro Antitípico.
    • 1883 Pz Galdós, B. Doctor Centeno [2003] 130 Esp (CDH )
      Los había variolosos, todos llenos de berrugas; los había reumáticos, mancos de ramas; habíalos atacados de alopecia, por lo cual tenían calvicie de hojas, y todos calenturientos, revelaban en su amarillez el paludismo en que vivían.
    • 1885-1887 Pz Galdós, B. Fortunata [1993] Esp (CDH )
      Ésta es la capital de las setecientas colinas. ¡Ah! ya están regando esos brutos, y tengo que pasarme a la otra acera para que no me atice una ducha este salvaje con su manga de riego. "Eso es, bestias, encharcad bien para que haya fango y paludismo..." Pues por aquí, los barrenderos me echan encima una nube de polvo...
    • 1888 Fdz Caro Nouvilas, Á. Estudios Congreso Higiene p. 124 Esp (BD)
      Pero no es este el único inconveniente de la instalación de los conductos del gas: lo es, y muy importante, la remoción de los terrenos para la colocación de la tuberia y para las frecuentes composiciones, que su entretenimiento exige. A todo esto han dado los higienistas suma importancia, hasta el punto de atribuir á esta causa el paludismo, que, limitado en otras épocas á los pueblos rurales, es hoy endémico en las grandes poblaciones. Sin entrar en la investigación de otras causas, que pudieran quizás explicarnos mejor la aparición del germen palúdico en los centros de población, vemos, á poco que se reflexione, que estos inconvenientes de la instalación de los conductos de gas no son verdaderamente esenciales
    • 1892 Pardo, M. Carreteras [1892] Esp (CDH )
      A veces, no obstante, ya por condiciones higiénicas, ya por tratarse de la explotación de ciertas industrias, la población huye de las llanadas y se aglomera en las regiones montañosas; ejemplo ofrece parte de la provincia de Huelva, en la que se explica el fenómeno por ambas razones: el paludismo de los valles y la situación de los yacimientos minerales, que constituyen su principal riqueza.
    • 1894 Nieto Serrano, M. "Paludismo Madrid" [01-07-1894] Anales de la Real Academia Nacional de Medicina (Madrid) Esp (HD)
      El Sr. Hernández Briz (Corresponsal), empieza diciendo que el paludismo ocasiona pocas defunciones en Madrid, aunque algunas mas de las que rezan las deficientes estadísticas que poseemos, pues muchas ocasionadas por esta enfermedad figuran en otras casillas, y no en la de intermitentes, denominación que debe sustituirse por la de afecciones palúdicas.
    • 1895 Zerolo, E. DiccEnciclLengCastellana (NTLLE)
      Paludismo. m. Condición o propiedad de producir enfermedades palúdicas que tienen los vapores de las lagunas. 2. Infección morbosa producida por esos vapores.
    • 1899 Àlvarez, J. "Cómo enfermamos" [30-01-1899] Revista Balear de Ciencias Médicas (Palma de Mallorca) Esp (HD)
      Es un hecho demostrado que la desecación de los pantanos en determinadas comarcas ha hecho desaparecer el paludismo, hasta entonces en ellas endémico.
    • 1903 Bobadilla, E. Fuego [2003] Cu (CDH )
      Un vapor sofocante, húmedo y miasmático, difundidor del tifus, de la viruela y del paludismo, brotaba de las márgenes, entre cuyo boscaje chirriaban miríadas de insectos.
    • a1903 Hostos, E. M. Sociología [1982] PR (CDH )
      Con efecto: si todos o la mayoría de los individuos que componen una sociedad se alimentan mal, o sufren de paludismo constitucional, o están sujetos a la peste de los pantanos, es natural que la suma de todos los anémicos produzca grupos sociales de anémicos.
    • 1905 Pardo Bazán, E. Quimera [1991] 300 Esp (CDH )
      Convencionalismos, la eterna ciocciara, * la cabeza de estudio melenuda, rehacer a Serra * y sus paisajes melancólicos, de malaria, con paludismos verdes y un ara rota, como gran alarde de modernismo.
    • 1906 Ortiz, F. Negros brujos [1973] Cu (CDH )

      Es de notar que generalmente se acude a los brujos, como a los demás curanderos, en el caso de enfermedades crónicas o incurables: úlceras, paludismo, tuberculosis, histerismo, esterilidad, etc., es decir, cuando perdida la esperanza en los medios de la medicina civilizada, las inteligencias débiles retrogradan fácilmente hasta hundirse por el peso del abatimiento del ánimo en el salvajismo y la primitividad.

    • 1909 Bolívar Urrutia, I. / Calderón, I. HNatural, III: Zoología (2.ª ed.) [1909] Esp (CDH )
      Los dípteros encierran especies de gran interés para el médico y el veterinario, por sus relaciones con el hombre y los animales domésticos, siendo transmisores de gérmenes ó de organismos que, al ser inoculados en los vertebrados hematermos, originan en ellos, entre otras enfermedades, las fiebres intermitentes (paludismo), véase pág. 116, la fiebre amarilla, la filariasis y la terrible enfermedad del suelo, que causa muchos daños en gran parte del África ecuatorial.
    • 1909 Pz Galdós, B. Caballero encantado [1977] Esp (CDH )
      Entre ellos venían dos mozos fornidos y guapetones, los únicos que quedaban en las proximidades del pueblo, inmunes ya contra el paludismo y resignados a la miseria, y uno que a la espalda traía su guitarrillo colgado de una cuerda, y era músico, juglar o coplero, de esos que a los pueblos divierten con sus ingenuas invenciones de poesía mal trovada y burda.
    • 1910 Magón Propia [1947] Cuentos CR (CDH )
      No estaba con ellas Bernabé: el pobre mozo, harto de vergüenzas y de improperios, había decidido buscarse la vida en las selvas de Santa Clara, en donde hacía dos años que tragaba miasmas y tiritaba sudando paludismo.
    • c1910 Zaldumbide, G. Égloga trágica [1962] Ec (CDH )
      Brotes de mal humor, naturales en todo hombre; o tal vez, en Juan José, rezagos de su antiguo paludismo, larvado, diluido en la sangre; accesos de malestar o melancolía, intermitentes y repentinos, como le vienen a cualquiera, ¡cuántas pequeñas causas no podían ser las naturales u orgánicas que yo trocaba en aprensivas conjeturas! Todo eso me lo repetía por acallar las que yo tomaba como evidencias distintas.
    • 1912 Albasanz Echevarría, S. Organoterapia y Opoterapia [1912] Esp (CDH )
      No quiere esto decir que la Oterapia tiroidea cure siempre el mixedema; hay casos rebeldes en los que nada consigue, bastantes aquellos que sólo mejoran, pero ni unos ni otros merman en lo más mínimo su indiscutible valor, como no quitan valor ni carácter de específicos al mercurio y á la quinina, los casos de sífilis y de paludismo tratados y no curados por dichos agentes medicamentosos.
    • 1912 Albasanz Echevarría, S. Organoterapia y Opoterapia [1912] Esp (CDH )
      La medicación esplénica no tendría inconveniente alguno ni determinaría accidentes, siendo la diarrea su única contraindicación, llegando en su entusiasmo el autor citado á pensar si con el tratamiento opoterápico no podrían evitarse el desarrollo de esplenomegalias en los sujetos que habitan comarcas donde reina endémicamente el paludismo.
    • 1914 RAE DRAE 14.ª ed. (NTLLE)
      Paludismo. m. Pat. Conjunto de fenómenos morbosos producidos por las emanaciones palúdicas.
    • 1914 Sarmiento Lasuén, J. Paidología [1914] Esp (CDH )
      Paludismo.– En los países donde es endémica esta enfermedad los niños son atacados con frecuencia, se produce la mayoría de las veces por absorción en las vías respiratorias, o por picaduras de mosquitos; los gérmenes encontrados en la sangre de los palúdicos proceden del suelo, por lo cual el paludismo es el tipo de las enfermedades telúricas.
    • 1914 Trigo, F. Jarrapellejos [1991] 108 Esp (CDH )
      Joaquina padecía de paludismo; ¿qué relación iba a establecerse entre esto, que era una infección, y la envidia? Una ictericia, un histerismo..., ¡bien!; ¿pero cuartanas?... Y a Purita Salvador, la pobre, a consecuencia de un paludismo larvado, también, habíala sobrevenido una ascitis...
    • 1914 Trigo, F. Jarrapellejos [1991] Esp (CDH )
      Y así también, otra parte, guiados por Barriga, quisieron ver hasta qué extremo el paludismo constituíales a los pobres un azote.
    • 1914 Trigo, F. Jarrapellejos [1991] Esp (CDH )
      «No. Es que, a más del paludismo, tienen sarna. Es pomada mercurial.»
    • 1914 Trigo, F. Jarrapellejos [1991] Esp (CDH )
      Saludados los dos grupos, volvieron los de éste su interés al paludismo.
    • 1918 Cortezo, C. M. Discurso [1918] Esp (CDH )
      No he de analizar estos casos, pues no era ese mi propósito, ni los argumentos ni la documentación a que podría fácilmente recurrir tienen lugar y pertinencia en este discurso, pero baste recordar respecto a Alejandro, lo claramente que resulta su muerte y su enfermedad, ocasionadas por el paludismo, bien explicable además por los climas y lugares en que él llevó a cabo sus campañas incomparables; y por lo que hace a Claudio, y a aquel médico, su amigo, por quien él obtuvo del Senado romano que eximiera de tributos a la Isla de Cos, por haber en ella nacido, se supone que empleó para obtener el envenenamiento una pluma cuyas barbas iban impregnadas en un veneno sutil, con la que le excitaba al vómito en el auxilio que le prestaba para combatir una colosal indigestión de setas, que aquella bestia despótica se había procurado.
    • 1918 Anónimo Carta programática del Partido Reformista Partidos y programas políticos. 1808-1936. II. Manifiestos y programas políticos Esp (CDH )
      III. Leyes contra el paludismo:
    • 1918 Anónimo Carta programática del Partido Reformista Partidos y programas políticos. 1808-1936. II. Manifiestos y programas políticos Esp (CDH )
      d) Ley determinando las zonas de paludismo endémico.
    • 1918 Anónimo Carta programática del Partido Reformista Partidos y programas políticos. 1808-1936. II. Manifiestos y programas políticos Esp (CDH )
      f) Ley regulando el cultivo del arroz y los trabajos hidráulicos desde el punto de vista del paludismo.
    • p1920 Anónimo Geografía Esp Port, IV [1920] Esp (CDH )
      Su clima es malsano en la zona baja, aunque tiene lugares elevados, libres de paludismo.
    • 1921 Landestoy, L. G Apuntes habitantes Informes folklore Sto Domingo RD (CDH )
      Por otra parte, la abundancia de lodazales pantanosos, sobre todo en épocas lluviosas y las márgenes fangosas de los ríos, dan origen a la reproducción del anofele, insecto que trasmite el paludismo.
    • 1922 Garrido, V. Datos Informes Sto Domingo RD (CDH )
      La enfermedad endémica del lugar es el paludismo.
    • 1922 Jiménez, A. Informe psicología Informes Santo Domingo RD (CDH )
      La costumbre de andar descalzos en todo tiempo constituye una de las causas determinantes de la propagación de la ucinariasis, del paludismo y por consiguiente de la anemia en la población campesina.
    • 1922 Ortega, A. Apuntes PsicolPueblo Dominicano Informes y artículos Santo Domingo RD (CDH )
      Las principales enfermedades que tienen un carácter endémico por la falta de medidas profilácticas, son las siguientes: la malaria o paludismo, a causa de la abundancia del mosquito anopheles, la tifoidea;
    • 1924 Rivera, J. E. Vorágine [1995] Co (CDH )
      Delirantes de paludismo, se desposaron de la conciencia, y, connaturalizados con cada riesgo, sin otras armas que el wínchester y el machete, sufrieron las más atroces necesidades, anhelando goces y abundancia, al rigor de las intemperies, siempre famélicos y hasta desnudos porque las ropas se les podrían sobre la carne.
    • 1925 Asturias, M. Á. Suprema injusticia París (1924-1933) Gu (CDH )
      Rezar y, algunas veces, darles asilo en los hospitales, cuando el paludismo de las costas les devuelve convertidos en costales de huesos.
    • 1925 RAE DRAE 15.ª ed. (NTLLE)
      Paludismo. m. Conjunto de afeccionesciones endémicas producidas en el hombre por la acción de gérmenes que se desarrollan en los pantanos o lugares pantanosos y se transmiten mediante cierta clase de mosquitos.
    • 1926 Bolívar Pieltain, C. Insectos HNatural Esp (CDH )
      Baste citar los ejemplos de la enfermedad del sueño, cuyo productor es transmitido por la mosca tsé-tsé; del tifus exantemático transmitido por los piojos; de las moscas comunes, que pueden llevar los gérmenes de muchas enfermedades; de los mosquitos de diferentes clases, vehículos del paludismo, fiebre amarilla, etc.; de los flebotomus inoculadores de la fiebre de tres días y del botón de Oriente, etc., etc. Además son bastantes los insectos que nos molestan con sus picaduras, y más especialmente las especies de vida parásita.
    • 1926 Bolívar Pieltain, C. Artrópodos HNatural Esp (CDH )
      Entre los de esta última categoría surje un nuevo e interesantísimo punto de interés, pues al robarnos esas gotas de sangre pueden inocularnos gérmenes, que ellos a su vez adquirieron al chupar de un ser atacado, que producen enfermedades tan terribles como el paludismo, la enfermedad del sueño, y otras varias.
    • 1926 Ceballos, G. Dípteros HNatural Esp (CDH )

      El orden de los dípteros tiene un interés especial por encerrar una serie de especies que se alimentan de sangre de mamíferos, y entre ellos del hombre; y no es sólo esto lo malo, sino que como en el acto de la picadura, y para facilitar la succión de la sangre, tienen que inocular su saliva en los tejidos de la víctima, pueden introducir con ella en el organismo humano toda una serie de gérmenes patógenos que son causa de enfermedades, a veces graves: el caso más conocido en nuestra patria es el del paludismo en sus diversas manifestaciones, causado por la transmisión de la enfermedad que padece el propio mosquito que nos pica, y dolencia que causa verdaderos estragos en ciertas regiones mal saneadas, donde las aguas estancadas son semilleros de culícidos transmisores del mal.

    • 1926 Ceballos, G. Dípteros 305 HNatural Esp (CDH )
      El paludismo es transmitido como hemos dicho por las especies del género Anopheles de las cuales existen representantes en casi todas las partes del mundo.
    • 1926 Ceballos, G. Dípteros 305 HNatural Esp (CDH )
      En Europa y en nuestros países mediterráneos son el A. macculipennis y el A. bifurcatus los principales propagadores del paludismo.
    • 1926 Ceballos, G. Dípteros 305 HNatural Esp (CDH )
      Hoy día que el problema del paludismo ha adquirido importancia, ya que las naciones empiezan a preocuparse de hacer la vida más soportable en ciertas regiones muy castigadas por esta dolencia, puede suponerse la importancia que tiene esta idea del cultivo de la Chara, planta tan corriente y tan poco exigente en sus medios de vida.
    • 1926 Ceballos, G. Dípteros 305 HNatural Esp (CDH )
      La evolución, que se verifica dentro de algunos Anophelinos y culícinos, tiene por origen, como en el caso del paludismo, el contagio del insecto al picar a una persona que tiene los gérmenes del gusano en el plasma sanguíneo: los embriones pasan del estómago del mosquito a enquistarse en los músculos del tórax, allí se convierten en verdaderas larvas que emigrando otra vez hacia la cavidad general, vienen a acumularse hacia la trompa del mosquito y en cuanto encuentran la ocasión se introduce en el hombre a través de la piel; en seguida se dirigen hacia los vasos linfáticos produciendo con su presencia una serie de afecciones que con manifestaciones ya de elefantiasis, ya de varices linfáticas, etc., producen grandes trastornos en la economía humana.
    • 1926 Glz Fragoso, R. Talofitas [1926] Esp (CDH )
      Su presencia en las aguas, según las experiencias del Profesor de la Universidad y Jardín Botánico de Madrid, Don Arturo Caballero, mata las larvas de mosquitos, y esto es de una gran utilidad y aprovechable para combatir el paludismo, pues sabido es que algunas especies de mosquitos son las transmisoras de él, propagando esta enfermedad que constituye el azote de muchas comarcas.
    • 1926 Rioja Lo-Bianco, E. Protozoos HNatural Esp (CDH )
      Muchos son los medios empleados por el hombre para defenderse del azote de esta enfermedad, habiéndose conseguido excelentes resultados, hasta tal punto, que el hombre ha triunfado totalmente en algunas regiones en esta lucha tenaz, logrando convertir en comarcas perfectamente habitables y de salubridad excelente antiguas zonas invadidas por el paludismo.
    • 1926 Rioja Lo-Bianco, E. Protozoos HNatural Esp (CDH )
      Sabido es que una de las características del paludismo es la intermitencia del acceso febril, variando el período que transcurre de uno a otro, según las distintas manifestaciones palúdicas.
    • 1926 Rioja Lo-Bianco, E. Protozoos HNatural Esp (CDH )

      CICLO EVOLUTIVO DE LOS PARÁSITOS DEL PALUDISMO (Plamodium malariae)

      el ciclo evolutivo del paludismo consta de un ciclo esquizogónico que ocurre en la sangre humana y que en la figura se representa con los números 1 al 10; un proceso sexual que se desenvuelve principalmente en el estómago del mosquito (figuras I-VIII), que origina un huevo (VII), que repta por las paredes del estómago del mosquito llamado por esto oocinete (VIII) hasta enquistarse; y un proceso de esporulación que ocurre n este quiste (A-E) hasta que al romperse deja en libertad los sporozositos (F) que penetran en la sangre humana al picar el mosquito
    • 1926 Rioja Lo-Bianco, E. Protozoos HNatural Esp (CDH )
      Estos elementos arqueados semilunares son incapaces de continuar su evolución en la sangre humana, así es que, para que ésta se realice es menester que pasen al estómago del mosquito, en el que penetran, cuando uno de estos dípteros pica y chupa la sangre de un sujeto atacado de paludismo.
    • 1926 Rioja Lo-Bianco, E. Protozoos HNatural Esp (CDH )
      El primer dato que existe respecto al esporozoario del paludismo se debe a Laveran, que lo descubrió en la sangre de un enfermo procedente de Argelia pero se creyó en presencia de un vegetal que denominó Oscillaria malariae , para el que más tarde los naturalistas italianos Marchiafava y Celli establecieron el género Plasmodium y que tan sólo, tiempo después, fué incluído entre los esporozoarios.
    • 1926 Rioja Lo-Bianco, E. Protozoos HNatural Esp (CDH )
      Los primeros intentos de apertura del canal de Panamá fracasaron más que por haber cometido graves errores técnicos, por no haber tenido en cuenta la funesta acción del paludismo y sólo se consiguió dar fin a la magna obra cuando una sabia labor de saneamiento evitó la propagación de los gérmenes patógenos.
    • 1926 Rioja Lo-Bianco, E. Protozoos HNatural Esp (CDH )
      No es menester remontarse a tan lejanas edades para encontrar un hecho humano en el que el paludismo haya influído de un modo decisivo.
    • 1926 Rioja Lo-Bianco, E. Protozoos HNatural Esp (CDH )
      Tal es así, que un historiador tan conocido como el alemán Teodoro Mommsen, no duda en afirmar que el paludismo ha sido sin duda alguna una de las principales causas de la decadencia de la civilización greco-romana.
    • 1926 Rioja Lo-Bianco, E. Protozoos HNatural Esp (CDH )
      Es tal la importancia del paludismo en la vida de los pueblos, que sus continuos ataques traen aparejada la degeneración y pérdida de energía de la raza.
    • 1926 Rioja Lo-Bianco, E. Protozoos HNatural Esp (CDH )
      Las tres penínsulas mediterráneas, que avanzan hacia el sur de Europa en las templadas aguas del mare nostrum , soportan con inusitada intensidad el paludismo.
    • 1926 Rioja Lo-Bianco, E. Protozoos HNatural Esp (CDH )
      Son, además, los más importantes de todos los esporozoarios, ya que entre ellos se incluyen los agentes del paludismo que con tan diversas manifestaciones se presenta en diferentes países de la Tierra, siendo respetadas tan sólo por este azote de la humanidad las zonas frías y polares.
    • 1926 Rioja Lo-Bianco, E. Protozoos HNatural Esp (CDH )
      Basta citar como comprobación a lo dicho, el paludismo, la enfermedad del sueño, la disentería amebiana, el Kala-azar y tantas otras en que el agente productor es un protozoario.
    • 1923-1927 Suárez, M. F. Sueños Luciano III [1941] Co (CDH )
      Para tranquilizar a Pulgar, acercose Justino y le dijo que adoleciendo Donato de un concentrado paludismo, este había prorrumpido últimamente en unos «fríos» tremendos, los cuales eran la causa de la actual deformación de las ideas de Donato, y que todo era asunto de delirio y de tercianas.
    • 1928 Asturias, Miguel Ángel La lección de La Fragua París 1924-1933. Periodismo y creación literaria Gu (CDH )
      Las viruelas, el paludismo que le puso amarillo, y unas manchas de chocolate en las mejillas, le dejaban inconocible.
    • 1928 Bunge, C. O. Principios Psicología [1928] Ar (CDH )
      Los estados emocionales ejercen influencia sobre la cantidad y cualidad de la sangre (anemia, aglobina, paludismo).
    • 1928 Carrasquilla, T. Marquesa Yolombó [1984] Co (CDH )
      En sus encañadas y vericuetos corren muchas aguas, de donde se saca algún oro, mucho paludismo y muchísima anemia tropical.
    • 1929 Asturias, M. Á. Ojo nuevo (III) París 1924-1933. Periodismo y creación literaria Gu (CDH )
      ¿Cuántas casas hay en la capital? ¿Cuántas pilas por cada casa y, poniendo una por casa, qué cantidad de agua en total inmovilizada, sirviendo de caldo propicio a la propagación de ciertas enfermedades infecciosas, tales como el paludismo?
    • 1929 Gallegos, R. Doña Bárbara [1997] 253 Ve (CDH )

      Escombros entre matorrales, vestigios de una antigua población próspera; ranchos de barro y palma esparcidos por la sabana; otros, más allá, alineados a orillas de una calle sin aceras y sembrada de baches; una plaza, campo de yerbajos rastreros a la sombra de tiñosos samanes centenarios; a un costado de ella, la fábrica inconclusa —que más parecía ruina — de un templo que habría sido demasiado grande para la población actual, y finalmente algunas casas de antigua y sólida construcción, las más de ellas deshabitadas, algunas sin dueño conocido, y sobre una de las cuales, hundidos los techos y desplomados los muros, aún se apoyaba el tronco gigante de un jabillo *derribado por el huracán hacía ya muchos años; una población cuyas principales familias habían desaparecido o emigrado, uno de esos muchos pueblos venezolanos que guerras, paludismo, anquilostomiasis y otras calamidades más han ido dejando convertidos en escombros a las orillas de los caminos; esto era el pueblo cabecera del Distrito, teatro de las sangrientas contiendas entre Luzardos y Barqueros.

    • 1929 Gallegos, R. Doña Bárbara [1997] Ve (CDH )
      Se ve que por aquí no reina el paludismo.
    • 1929 Gallegos, R. Doña Bárbara [1997] Ve (CDH )
      Es verdad que por aquí no es tan enfermizo como por esos otros llanos que usted ha atravesado; pero a nosotros también nos jeringa el paludismo.
    • 1929 Gallegos, R. Doña Bárbara [1997] 161 Ve (CDH )
      Pero con los demás hace su juego el paludismo.
    • 1929 Prensa Avisos económicos El Diario, 15/04/1929 Py (CDH )
      LA PALUDIFUGINE es el remedio mas eficaz y barato contra el Chucho y Paludismo.
    • c1908-1930 Corrales, J. A. Crónicas [1938] Pe (CDH )
      ¿Os dáis cuenta, señores, de todo el horror lúgubre que significará que celebremos las fiestas del centenario de nuestra emancipación política, brindando con vasos llenos de ese repugnante líquido en el que chivatea el bagre y se refocila el camarón? ¿No es el agua el principal componente del lodo y del barro, símbolos de las bajezas humanas? ¿No es el agua la madriguera infecta de esos flajelos que se llaman tifoidea, la disentería, el paludismo y cien mil azotes más que diezman la humanidad? ¿Es que ignoráis acaso las últimas revelaciones de la ciencia que han demostrado hasta la saciedad que no hay microbio, por fregado que sea, que se resista a la acción depuradora del alcóhol?
    • c1908-1930 Corrales, J. A. Crónicas [1938] 119 Pe (CDH )
      ¡Caray! Esta buena moza que estaba a mi derecha era ni mas ni menos que la esposa del ministro Fulano; y la polla carantoncita con un cuerpecito de mamey en almíbar, pues la hija del millonario Fulano; y aquella que tenía a mi vera y sobre la que me preparaba a tirarle un recostón malicioso, diciendo con fingida cólera —¡no arrempujen!— era la joven esposa del señorón X; y la de más allá, una rubia marca Pilsen, con unos ojos que echaban candela y un cuerpo que daba paludismo como si le picara a uno el anofeles, era la hija del potentado Z. No había lugar a mis estrategias, y aunque pensé un momento en qué, precisamente por encontrarme entre gente de calidad, eso me garantizaba la discreción de las amagadas, que no habrían de hacer escándalo, y podría expansionarme impunemente, me contuve y busqué gente mas ad hoc para mis chivateos acostumbrados en las agrupaciones femeninas.
    • 1930 Anónimo Ideario Partido Republicano Radical Socialista Partidos y programas políticos Esp (CDH )
      Urge, además, por espíritu de humanidad y por dignidad del País, atender espléndidamente a la lucha contra el paludismo y la tuberculosis, declarándolos problemas preferentes e imponiendo, si preciso fuera, los sacrificios necesarios en otros puntos del presupuesto, para llegar a atajar estos males, cuya proporción entre nosotros constituye una verdadera vergüenza nacional.
    • 1929-1933 Jardiel Poncela, E. Amor [1996] Esp (CDH )
      La vida está llena de sorpresas y de protozoos del paludismo.
    • 1934 Anónimo Programa del Partido Agrario Español Partidos y programas políticos. 1808-1936. II. Manifiestos y programas políticos Esp (CDH )
      Mejora de las condiciones sanitarias del campo mediante el abastecimiento de aguas potables, la lucha contra el paludismo y el mejoramiento de las viviendas, protegiendo a las Empresas que tiendan a suministrar energía eléctrica para el alumbrado y las industrias agrícolas de los pequeños núcleos de población.
    • 1935 Gallegos, R. Canaima [1935] Ve (CDH )
      — Dicen que es el paludismo el que las mata * —comenta Alcaraván—, pero * si estas tierras fueran paludosas no estaría míster Davenport tan fuerte y tan colorado como lo vemos.
    • 1935 Gallegos, R. Canaima [1935] Ve (CDH )
      Paludismo es flojera, chico.
    • 1935 Gallegos, R. Canaima [1935] Ve (CDH )
      Pero el guayanés le pide permiso a una pierna para mover la otra, * y mientras el permiso va y viene, el paludismo se le mete en el cuerpo.
    • 1935 Gallegos, R. Canaima [1935] 106 Ve (CDH )
      Un frasco de cholagogue * y unas peslas de quinina, porque mi padecimiento es el paludismo y no dejará de pegame en la montaña.
    • 1935 Gallegos, R. Canaima [1935] Ve (CDH )
      Ya sé que tengo buena vitola pa eso, gracias a Dios y al paludismo que me tienen livianito como una pluma.
    • 1935 Loynaz, D. M. Jardín [1992] Cu (CDH )
      "Jarabe Yodado para el Paludismo y la Anemia"...
    • 1935 Miranda Hnz, R. Síntesis compuestos acíclicos Ciencia, 04-05/1935 CR (CDH )
      En la serie que estudiamos y que involucra la primera fase de la Quimioterapia Arsenical, ya observamos como introduciendo modificaciones en un cuerpo arsenical inorgánico tal como el ácido arsénico, obtenemos cuerpos de alta potencialidad terapéutica, reconstituyentes, estimulantes del metabolismo, resolutivos y de acción quimiotáxica contra determinados parásitos (paludismo, angina de Vincent, sífilis, frambuesia, psoriasis, líquen plano, micosis fungoide, etc.), teniendo además la ventaja, de haber disminuido grandemente su toxicidad, gracias a la conformación especial de su estructura química.
    • 1938 Buitrago, J. Pescadores Magdalena [1938] Co (CDH )
      Victorio se admira de la alegría de este hombre barbinegro, de piel amarilla como el azafrán, talvez por lo ardiente del clima, quizás por los merozoitos del paludismo que torpedean los glóbulos de la sangre.
    • 1938 Buitrago, J. Pescadores Magdalena [1938] Co (CDH )
      Don Ramón cayó al camastro atacado de paludismo.
    • 1938 Buitrago, J. Pescadores Magdalena [1938] Co (CDH )
      En las puertas se ven niños ventrudos, abutagados por el tricocéfalo y la uncinariasis; muchachitas pálidas e inocentes, mordidas por la fiebre del paludismo.
    • 1938 Núñez, E. B. Galera Tiberio [1981] 134 Ve (CDH )
      Al examinar las "aguas", Pesado había diagnosticado exactamente el mal: paludismo y hambre.
    • 1938 Serpa, E. Contrabando [1973] Cu (CDH )
      Un hombre de tez arcillosa, barbudo y agotado por el paludismo y los parásitos intestinales, daba de beber en un cubo a un caballejo alazán, cuyo costillaje copiaba una marimba.
    • 1936-1939 Marañón, G. Conde-Duque [1990] 221 Esp (CDH )
      Aun cuando entonces era, desde luego, muy frecuente el paludismo, tenemos hoy la impresión de que muchos de los casos de fiebre accesional y que se diagnosticaban como tal paludismo eran, en realidad, fiebres supuratorias debidas a aquellos focos.
    • 1936-1939 Marañón, G. Conde-Duque [1990] 221 Esp (CDH )
      Aun cuando entonces era, desde luego, muy frecuente el paludismo, tenemos hoy la impresión de que muchos de los casos de fiebre accesional y que se diagnosticaban como tal paludismo eran, en realidad, fiebres supuratorias debidas a aquellos focos.
    • 1941 Alegría, C. Mundo [1978] Pe (CDH )
      Siempre estamos endeudaos y pa vivir tenemos que pedir adelantos a la bodega y nunca logramos desquitar, sin contar el maldito paludismo y lo duro que es el trabajo por tarea y la brutalidad propia de los caporales.
    • 1941 Alegría, C. Mundo [1978] Pe (CDH )
      Al principio tuvo gran virulencia y causó muchas víctimas, sobre todo entre los colonos de las haciendas, debilitados por el paludismo.
    • 1941 Alegría, C. Mundo [1978] Pe (CDH )
      Simona nos dirá que están así de endebles y atrasados por el paludismo, la miseria y otras desventuras.
    • 1941 Alegría, C. Mundo [1978] Pe (CDH )
      La piel quemaba llena de ronchas ardorosas, y el paludismo comenzaba a entrar en la sangre.
    • 1941 Alegría, C. Mundo [1978] Pe (CDH )
      De paludismo murió el anterior colono a quien reemplazó Amadeo...
    • 1941 Alegría, C. Mundo [1978] Pe (CDH )
      Ella fue a uno de los bohíos que se veían a la distancia, por una gallina, y allí le dijeron que así era el paludismo.
    • 1941 Alegría, C. Mundo [1978] Pe (CDH )
      Estaban muy pálidos a consecuencia del paludismo y uno de ellos tosía.
    • 1939-1941 Marañón, G. Tiberio [1998] 120 Esp (CDH )
      A través de los apasionados relatos se ve bien que la enfermedad que mató a Germánico no corresponde a ninguna intoxicación, sino a un proceso febril consuntivo; tal vez una forma de paludismo pernicioso que pudo adquirir en sus correrías por el Mediterráneo; o tal vez una tuberculosis.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
      1. Paludismo.– (Plasmodium; transmitido por mosquitos del género anofeles.) – En gran número de casos, la única manifestación del paludismo es la fiebre; pero tan típica, que basta para realizar el diagnóstico.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
      Citaremos las infecciones que con mayor frecuencia propenden a la encefalitis: sífilis, paludismo grave, tifoidea y paratifoidea, melitococia, neumonía, tifus exantemático, gripe, parotiditis epidémica, fiebre puerperal, sarampión y otras fiebres eruptivas, focos sépticos (después de la extracción de dientes sépticos, de amígdalas sépticas, etc.).
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )

      A) Infecciones generales crónicas: paludismo, sífilis, melitococia; en algunos casos, tal vez, tuberculosis.

    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )

      A) Infecciones generales: sífilis: muchas veces produce la ciática de tipo funicular; la frecuencia total es del 12 por 100 de los casos; blenorragia, paludismo, melitococia(frecuente en nuestro país), reumatismo cardioarticular, septicemias estreptocócicas o de otra naturaleza; gripe; se ven casos raros de encefalitis letárgicade tipo ciático.

    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )

      6. Pueden producir también polineuritis otras infecciones: melitococia(generalmente asociada a radiculitis, sobre todo motora, con paraplejía fláccida), septicemias diversas, tifoidea, gripe, neumonía, paludismo(rara y puesta en duda por algunos observadores, que la atribuyen a infecciones asociadas).

    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )

      1. A una trombosis, por arteriosclerosissenil sin hipertensión; o por arteritis infecciosa; la más frecuente de éstas, la sifilítica; las otras infecciones(paludismo, tifoidea, tifus exantemático, melitococia, etc.) son muchas menos veces responsables.

    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
      Ciertas inyecciones, sobre todo de gelatina (tratamiento de las hemorragias) y las de quinina (tratamiento del paludismo o para la esclerosis de las varices), pueden producir el tétanos, generalmente muy grave; desde luego por infección del producto.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )

      D) Otras infecciones crónicaspueden ser la causa del aborto repetido: tuberculosis, paludismo, etc.; pero con mucha menos frecuencia.

    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
      Este es también el mecanismo del hipo que sobreviene en tifoideas graves y en otras infecciones (cólera, paludismo, pulmonía, etc.) con paresia intestinal.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
      Puede ser primitiva, sobre todo en las formas gripales epidémicas, o, fuera de las epidemias, en los niños; pero es más frecuente que sea secundaria a infecciones anteriores, bronquiales o pulmonares, o que aparezca en el curso o la declinación de enfermedades generales, como el sarampión, escarlatina, tifoidea, paludismo;o cualquier otra infección.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )

      11. La reacción de Wassermann puede ser positiva, sin sífilis, en otras enfermedades: lepra(muy frecuente), paludismo, tuberculosis, anemia perniciosa, distintas ictericias, escarlatina, pulmonía, tifus exantemático.

    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
      A) La principal es el paludismo, en el que es positivo, prácticamente en la totalidad de los casos medios, no tratados con quinina y en la sangre extraída durante el acceso.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
      Sobre el paludismo, véase pág. 974.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
      Como hemos dicho, el prototipo del acceso febril es el palúdico, lo cual hizo que, hasta bien entrado el siglo pasado, hasta que se sistematizaron los análisis de la sangre, se diagnosticasen de paludismo y se tratasen con quinina procesos que nada tenían que ver con esta enfermedad, principalmente septicemias con fiebre accesional.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
      El acceso es especialmente típico en la forma más corriente del paludismo, la terciana (plasmodium vivax).
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )

      El ritmo de los accesos depende de la evolución de los parásitos; y puede darse el caso de que en un mismo enfermo evolucionen dos o más generaciones de parásitos, con diferencia de veinticuatro horas en su ritmo, de donde resultaría un acceso diario; así, vemos paludismos con acceso diario, en cuyo análisis se encuentra el plasmodium vivax(terciana doble)o el plasmodium malariae(cuartana tiple).

    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )

      Aparte de la fiebre, desde el segundo o tercer acceso empieza a dibujarse la esplenomegalia típica (v. pág. 207) y, si no se instituye el tratamiento, sobrevienen otros síntomas o complicaciones significativos, sobre todo en las formas cuartana y tropical: grandes fenómenos nerviosos (paludismo, meningítico, encefalopático, comatoso, delirante: v. pág. 635), neuralgias del trigémino, del ciático, etcétera (forma neurítica), infarto hepático o ictericia (paludismo biliar), hipotensión, cianosis, tendencia al colapso (paludismo circulatorio), grandes diarreas (paludismo coleriforme), estado tífico (forma tífica), anemia profunda (paludismo anémico).

    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )

      La fiebre es muy típica: un acceso brusco, hasta 40º ó 41º, con escalofrío; dura la hipertermia de tres a siete días, según la variedad de la infección; después desciende bruscamente; el paciente, como en el paludismo, parece curado; pero de cinco a quince días después sobreviene otro acceso con el mismo ciclo; así pueden repetir hasta diez o más; es frecuente que se vayan debilitando progresivamente.

    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )

      En realidad, esta definición corresponde a casi la totalidad de las infecciones; en una tifoidea, un paludismo, una fiebre de Malta, una neumonía, etc., se dan estas mismas circunstancias; son, pues, otras tantas septicemias.

    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
      La hipertermia adopta, ya el tipo accesional, recordando un paludismo; ya el tipo continuo, remitente, recordando una tifoidea; ya un tipo completamente irregular.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] 984 Esp (CDH )
      Empiezan lentamente o bruscamente y evolucionan, durante varias semanas, ya con un perfil que recuerda más o menos al de la tifoidea, como en la tifobacilosis; ya con grandes accesos que hacen pensar en focos sépticos o en el paludismo; ya con un tipo prolongado y ondulado, como el de la fiebre de Malta o la linfogranulomatosis.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] 986 Esp (CDH )
      La rápida aparición del bazo hipertrófico y la tendencia a la anemia, con leucopenia y mononucleosis pueden inducir hacia el diagnóstico de paludismo; se diferencian por el hallazgo del parásito en la sangre o en el material retirado por la punción del bazo o de la medula ósea.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] 987 Esp (CDH )
      Son raros los casos de fiebre de Malta con hipertermia continua, como la de la tifoidea; o muy irregular, como la de ciertas septicemias; más raramente se ven curvas muy accesionales que podrían hacer pensar en focos supuratorios o en el paludismo; son, en cambio, frecuentes las formas subfebriles, con máximas que apenas alcanzan los 38º y en las que la ondulación es levísima.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )

      Cualquiera de las infecciones conocidas, de curva térmica habitualmente elevada y definida, puede dar lugar a formas larvadas con simple febrícula; tal ocurre, por ejemplo, en la tifoideay en las paratifoideas, en la fiebre de Maltay en la producida por el bacilo del aborto, en la forma crónica de la peste bubónica, en la sífilis, en el paludismo, etc., etc.

    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
      Todas las infecciones pueden afectar al riñón, principalmente, como más arriba se ha dicho, las estreptocócicas (escarlatina, amigdalitis aguda, erisipela, viruela, etcétera), las neumocócicas, las espirilosis, el paludismo (en las formas cuartana y perniciosa;
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
      En el curso de infecciones diversas (paludismo, tifoidea, tifus exantemático, reumatismo, gripe, etc.) pueden aparecer síntomas cerebelosos, por afectación transitoria de este órgano.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
      En el paludismo grave no son raras (forma convulsiva del acceso palúdico).
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
      3. En el paludismo, el delirio suele ser muy intenso; se describen formas casi exclusivamente delirantes, con fiebre larvada o ausente, que pueden diagnosticarse erróneamente de psicopatías.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
      3. Pueden aparecer después de infecciones (paludismo, reumatismo, linfogranulomatosis).
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
      2. La ruptura del bazo sobreviene por traumatismo o, rarísimamente, de un modo espontáneo, en bazos casi siempre hipertrofiados (por ejemplo, en el paludismo, en la endocarditis maligna).
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
      3. El paludismo se acompaña también, con frecuencia, de herpes peribucales discretos.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )

      Aparte de la fiebre, desde el segundo o tercer acceso empieza a dibujarse la esplenomegalia típica (v. pág. 207) y, si no se instituye el tratamiento, sobrevienen otros síntomas o complicaciones significativos, sobre todo en las formas cuartana y tropical: grandes fenómenos nerviosos (paludismo, meningítico, encefalopático, comatoso, delirante: v. pág. 635), neuralgias del trigémino, del ciático, etcétera (forma neurítica), infarto hepático o ictericia (paludismo biliar), hipotensión, cianosis, tendencia al colapso (paludismo circulatorio), grandes diarreas (paludismo coleriforme), estado tífico (forma tífica), anemia profunda (paludismo anémico).

    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
      En otras infecciones puede aparecer también este síntoma, como en el paludismo (hay que contar con la posible colaboración de la quinina), las paperas, la gripe, la escarlatina, el tifus exantemático.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
      B) Otras infecciones, agudas (tifoidea, gripe, paludismo, etc.), o crónicas, principalmente los focos sépticos (dentarios, amigdalinos, etc.).
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
      B) Enfermedades generales: tuberculosis, paludismo, leucemia, policitemia, lupus eritematoso, intoxicaciones arsenical o saturnina, tetania.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )

      D) Enfermedades debilitantes crónicas.– Todas ellas se acompañan de hipotensión que no tiene interés diagnóstico: cáncer, tuberculosis, paludismo crónico, anemia, etc.

    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
      Se acentúan estas pigmentaciones en la caquexia palúdica. Otros síntomas del paludismo: véase pág. 973.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
      También son muy frecuentes las erupciones purpúricas en el tifus exantemático, en la viruela y vacuna, en las septicemias (sobre todo en la endocarditis lenta), en el sarampión, escarlatina, difteria, fiebre tifoidea, tuberculosis, disentería, cólera, fiebre amarilla, espiroquetosis ícterohemorrágica, tifus recurrente, paludismo, peste bubónica, etc.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )

      El fenómeno de la sudoración en el momento de la desfervescencia febril es común en todas las fiebres accesionales: paludismo, fiebres recurrentes, fiebres supuratorias.

    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
      Se han descrito casos consecutivos a la lepra, tuberculosis, paludismo.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
      3. Paludismo.– En el paludismo agudo, la esplenomegalia puede faltar por completo los primeros días, que es cuando se puede plantear el problema diagnóstico.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
      8. En el paludismo hay un tipo intestinal, diarreico, singularmente en las formas tropicales, grave, que puede confundirse con el cólera.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )

      a)Algunas infeccionesgraves se acompañan de este síntoma: viruela, sarampión, escarlatina, difteria, estreptococia, erisipela, ántrax, tifoidea, tifus exantemático, gripe, paludismo; en los casos habituales de esta infección, es accidente raro; pero en la fiebre hemoglobinúrica biliar, las hematemesis son frecuentes y típicas (véase pág. 1015)

    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
      Entre otros, se puede hallar el treponema, en la sífilis primaria; los parásitos del paludismo, del kala-azar (más fáciles de hallar que en la sangre), de la filaria.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
      2. En el paludismo hay hepatomegalia discreta, al comienzo y durante el curso de la infección; menos interesante que la esplenomegalia, salvo en la forma biliar (v. pág. 974).
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )

      1. Los abscesos pequeños y múltiplessuelen ser muy difíciles de diagnosticar, pues la hepatomegalia es, por lo común, discreta o inexistente y su única manifestación puede ser la fiebre, ya continua, ya en forma accesional, con escalofríos; en el primer caso se puede confundir con una tifoidea o septicemia; en el segundo, con el paludismo.

    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
      El análisis de la sangre descubre intensa polinucleosis, que contribuye a eliminar la tifoidea y el paludismo.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] 317 Esp (CDH )
      En algunos enfermos, las crisis de destrucción globular son intensísimas y se denuncian por brusco y fuerte escalofrío y fiebre, que, juntamente con la esplenomegalia, pueden hacer pensar en el paludismo.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
      Esta lengua, por otra parte, no es peculiar de la fiebre tifoidea, presentándose también en cualquier otra infección grave, como las septicemias, paludismo, tifus exantemático, etc., si la higiene es mediocre.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )

      IV. En el curso o después de infecciones generales: estreptococia, tifoidea, gripe, paludismo.

    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
      Es de notar que no presentan una predisposición especial a la agranulocitosis las infecciones que habitualmente producen leucopenia y linfocitosis, es decir, un grado inicial de gránulocitopenia, como la tifoidea, la fiebre de Malta, el paludismo, ciertas fases de la infección tuberculosa, etc.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
      F) El paludismo produce fácilmente anemia, que puede adquirir caracteres graves, a veces con leucopenia y gránulocitopenia, peligrosísima.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
      ñ) Paludismo.– Durante el acceso hay leucocitosis y neutrofilia.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
      j) Paludismo.– Ya hemos dicho que en muchos casos, en las fases crónicas, hay leucopenia con mononucleosis (v. pág. 400).
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )

      Mononucleosis con leucopenia: rubéola, varicela, paperas, tifoidea, melitococia, disentería, ciertas formas de tuberculosis, kala-azar, fases crónicas del paludismo.

    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
      Aparecen en enfermedades infecciosas graves, en la tifoidea, en el paludismo, pero sobre todo en la endocarditis lenta maligna, para cuyo diagnóstico son muy útiles (v. pág. 979).
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )
      La punción esplénica tiene un valor inapreciable en el diagnóstico de ciertas enfermedades, como el paludismo, y sobre todo el kalar-azar, cuyos parásitos se descubren fácilmente en el bazo.
    • 1950 Asturias, Miguel Ángel Carta de 31-II-1950 Cartas de amor entre Miguel Ángel Asturias y Blanca de Mora y Araujo Gu (CDH )
      Pienso que el indio ha tenido siempre sobre el civilizado, sobre el europeo una ventaja, en medio de todos sus males que los conquistadores trajeronle, además de la sífilis, la viruela y el paludismo.
    • 1936-1950 Carranza, E. Canciones fiesta [1953] 106 Co (CDH )
      Y si quieres invito a las muchachas, / todas de blanco y alas y sonrisa: / que es preciso bailar hasta el instante / en que salga el día de la noche / tan alegre y agudo y de repente / como sale un cuchillo de la vaina; / ven, pálida, con fiebre, delirando / por la sabana azul del paludismo, / con sed, con nubes y en la mano izquierda, / una bandera que yo he de llevar; / ven y con tus orquídeas y jaguares / y tu claro de luna y tus suspiros [...]. /
    • 1943-1950 Núñez, E. B. Ensayos [1987] Ve (CDH )
      Nos quedaremos probablemente con nuestra vida cara, con nuestros burócratas millonarios, con nuestro paludismo, con una capital asentada en medio de un desierto, en el horizonte las torres de petróleo.
    • 1952 Cáceres Lara, V. Humus [1995] Cuentos Ho (CDH )
      Ella sabía que la mataba el paludismo.
    • 1952 Cáceres Lara, V. Humus [1995] Cuentos Ho (CDH )
      En varias oportunidades se enfermó él de paludismo, y, para curarse, acudía con más y más frecuencia al aguardiente.
    • 1952 Cáceres Lara, V. Humus [1995] Cuentos Ho (CDH )
      Enferma también de paludismo.
    • 1952 Cáceres Lara, V. Humus [1995] Cuentos Ho (CDH )
      El paludismo no la soltaba, cada día las fiebres fueron más intensas y ahora se encontraba postrada en aquel pobre catre, abandonada de todos, mientras la luz se iba y sombras atemorizadoras le hacían extrañas piruetas cabalgando en las vigas del techo.
    • 1949-1953 Asturias, M. Á. Hombres maíz [1992] Gu (CDH )
      Goyo Yic miró el garrafón a la espalda de su compadre con la sed que el frío caliente del paludismo pone en las pupilas, y repitió [...].
    • 1953 Carpentier, A. Pasos [1985] 209 Cu (CDH )
      Fray Pedro, autorizado por la larga experiencia de sus andanzas, diagnosticó la crisis de paludismo —enfermedad a la cual, por lo demás, no se concedía gran importancia en estas regiones.
    • 1953 Carpentier, A. Pasos [1985] 303 Cu (CDH )
      Completa su novela afirmando que abandonó voluntariamente la empresa, allí donde la derribara el paludismo, regresando en la canoa del doctor Montsalvatje.
    • 1953 Carpentier, A. Pasos [1985] 315 Cu (CDH )
      No me echaba en cara lo hecho con ella, cuando se enfermara del paludismo, atribuyéndolo magnánimamente a mi empeño de alcanzar los instrumentos verdaderos.
    • 1954 Asturias, M. Á. Papa Verde [1982] Gu (CDH )
      Los camperos, flacos pero macizos unos, otros con el paludismo, fiebre de pantano que los iba volviendo verdes, le daban la callada por respuesta.
    • 1954 Asturias, M. Á. Papa Verde [1982] Gu (CDH )
      — Que se lave la cara y se quite esas babosadas, para que yo lo pueda interrogar —dijo el capitán palúdico hasta los zapatos que le quedaban flojos, pues con el paludismo se achiquitan y enflaquecen hasta los pies.
    • 1954 Asturias, M. Á. Papa Verde [1982] Gu (CDH )
      Por el contrario, ahora ya sabemos dónde anda y en qué anda; vamos a ordenar que el capitán que está al frente del destacamento en Bananera salga inmediatamente para el playado «El Chilar», donde es fama que el paludismo enterró el ombligo...
    • 1954 Asturias, M. Á. Papa Verde [1982] Gu (CDH )
      — Dicen que es bueno contra el paludismo.
    • 1954 Asturias, M. Á. Papa Verde [1982] Gu (CDH )
      ¡Qué climitas, mi Dios!... Me da frío de sólo acordarme, y eso que el paludismo que tuve fue benigno, y ahora ya las condiciones han cambiado mucho, antes había que ver... —y tras una pausa en que gastó una caja de fósforos en encender una chenca de puro, añadió—:
    • 1954 Salarrué Trasmallo [1954] Esp (CDH )
      La música de misa era siempre llorona y entrecortada, meras lamentaciones de un arco sin pez que a veces ponían en los nervios estremecimientos de paludismo, escalofríos que destemplaban los pocos dientes de las beatas.
    • 1958 Fuentes, C. Región [1968] Mx (CDH )

      Metió la llave en la marcha del automóvil y salió velozmente a la carretera, corrió por la oscuridad hasta encontrar las luces azules del puerto, el tráfico tardío que ascendía de las playas a los hoteles, los convertibles llenos de jóvenes bronceados, de camisas abiertas hasta el ombligo, de bikinis y toallas arenosas y radios puestos a todo volumen; el pueblo laxo junto a los muelles de la bahía: mulatos verdosos, negras panzonas, niños amarillos, hilitos de pesca infructuosa, vendedores de coco: todos de espaldas a la ciudad, sentados frente al mar; el "cuar-cuar" de las bandadas de norteamericanos con sombreros de paja y faldas de colorines y anteojos oscuros y habanos y cámaras: las luces neón de los bares y los hoteles, el olor a gas y pescado descompuesto, los claxons insistentes, el pitido de los policías, las sinfonolas como acordeones ahogados en el calor; los edificios nuevos, descascarados ya, frente alto y brillantón que escondía tres techos de paja, una niña desnuda, el temblor del paludismo: cuerpos enjutos que caminaban de las playas populares al centro [...].

    • 1958 Schz Gmz, G. Novelas cortas [1958] Co (CDH )
      Narciso cayó enfermo, atacado por una fiebre maligna que los médicos atribuyeron al paludismo; parecía muy agotado y apenas hablaba.
    • 1959 Ridruejo, D. Dentro del tiempo [1959] Esp (CDH )
      En todas partes hay mosquitos, y hasta los hay con paludismo, y no como los de aquí, salinos e higiénicos.
    • 1960 Roa Bastos, A. Hijo hombre [1977] Py (CDH )
      Hojeé distraídamente La guerra y la paz, recordando la primera vez que leí la novela de Tolstoy, en Itapé, durante unas vacaciones de la Escuela Militar, convaleciente de paludismo.
    • 1960 Roa Bastos, A. Hijo hombre [1977] Py (CDH )
      Cada tanto, mi viejo paludismo me pega algunos tirones de las venas y los nervios.
    • 1961 Gironella, J. M. Muertos [1989] Esp (CDH )
      Por ella se enteran de que en el frente hay milicianos que apenas sale el sol abandonan la manta y que reclaman otras apenas anochece; de que en los alrededores de Madrid se ha declarado una epidemia de paludismo; de que en la provincia de Gerona se talan pinos al buen tún-tún y en vano El Demócrata clama: «Cada pino talado es una batalla perdida.» Los tres socialistas prevén el agigantamiento progresivo del fantasma del hambre, y ello los entristece.
    • 1961 Gironella, J. M. Muertos [1989] 736 Esp (CDH )
      ¿Y Gerardi, el gorilesco? Tampoco tenía pasaporte y quedó por ahí, afectado de paludismo.
    • 1961 Grosso, A. Zanja [1984] 192 Esp (CDH )
      Si no llega a ser por el paludismo que se me pegó a los riñones, hubiera tenido todavía tiempo para salir para Buenos Aires.
    • 1934-1961 Icaza, J. Huasipungo [1994] 75 Ec (CDH )
      Se acurrucan las chozas a lo largo de la única vía fangosa; se acurrucan los pequeños a la puerta de las viviendas a jugar con el barro podrido o a masticar el calofrío de un viejo paludismo; se acurrucan las mujeres junto al fogón, tarde y mañana a hervir la mazamorra de mashca o el locro, de cuchipapa; se acurrucan los hombres, de seis a seis, sobre el trabajo de la chacra, de la montaña, del páramo, o se pierden por los caminos tras de las mulas que llevan cargas a los pueblos vecinos; se acurruca el murmullo del agua de la acequia tatuada a lo largo de la calle, de la acequia de agua turbia donde sacian la sed los animales de los huasipungos vecinos, donde los cerdos hacen camas de lodo para refrescar sus ardores, donde los niños se ponen en cuatro para beber, donde se orinan los borrachos.
    • 1934-1961 Icaza, J. Huasipungo [1994] Ec (CDH )
      ¡Oh! luchar con la garúa, con el pantano, con el frío, con el paludismo, con el cansancio de las seis de la tarde, bueno.
    • 1934-1961 Icaza, J. Huasipungo [1994] Ec (CDH )
      Por esos días, sobre todo en la indiada, se agudizó el paludismo.
    • 1961 Sábato, E. Héroes [1986] Ar (CDH )
      Las espaldas de Wanda se agitaban como si tuviera paludismo.
    • 1962 Font Quer, P. Plantas medicinales [1962] Esp (CDH )
      Una de sus especies, la (607) Serratula nudicaulis DC., tan apetecida de los conejos que no la dejan vivir en paz, se empleó contra el paludismo en la provincia de Huelva, por lo menos durante el año 1943, a causa de la falta de quinina y de productos antipalúdicos sintéticos (véase Sánchez Jurado y Méndez Camacho, en "Farmacognosia", tomo V, página 146, año 1944).
    • 1962 Font Quer, P. Plantas medicinales [1962] Esp (CDH )
      La introducción del eucalipto se hizo para sanear terrenos bajos y pantanosos, morada de las larvas de mosquitos, y pensando que no sólo acabarían con las charcas y humedales sino con los "miasmas" del paludismo; además, se creía que las hojas de por sí, y administradas a los afectos de paludismo, obrarían como febrífugas.
    • 1962 Font Quer, P. Plantas medicinales [1962] Esp (CDH )
      Según refiere Fournier, en Argelia se utiliza para combatir el paludismo y las enfermedades de las vías urinarias.
    • 1962 Font Quer, P. Plantas medicinales [1962] Esp (CDH )
      La quinina, extraída de la corteza de los quinos de los Andes o de sus plantaciones en otros países, demostró tener facultades parecidas a las de estas cortezas para combatir el paludismo, las llamadas fiebres tercianas y cuartanas.
    • 1962 Font Quer, P. Plantas medicinales [1962] 116 Esp (CDH )
      Su influencia sobre la regulación central de la temperatura es notoria, y a este fenómeno hay que atribuir la generalización del uso de la corteza de sauce contra el paludismo, que, según la teoría de las señales, debe de arrancar de las condiciones en que se desarrollan los sauces, a saber, junto a las aguas; por tanto, se dirían en aquellos tiempos, estos árboles son capaces de resistir el "mal aire" de las bajuras encenagadas, y tal vez contengan algo para atajar la malaria, las fiebres intermitentes.
    • 1962 Font Quer, P. Plantas medicinales [1962] Esp (CDH )
      Lo que ignoraban los indios americanos era la verdadera causa del daño, como la ignoraban asimismo los mediterráneos cuando designaron con el nombre de paludismo esta enfermedad de las paludes o lagunas de las tierras bajas; así como cuando en la campaña romana la llamaron enfermedad del mal aire o, malaria.
    • 1962 Font Quer, P. Plantas medicinales [1962] Esp (CDH )
      El paludismo no existe donde faltan o se quitan los mosquitos.
    • 1963 Ortiz, F. Contrapunteo cubano [1987] Cu (CDH )
      Gran parte de la masa obrera de Cuba ha de vivir todo el año de sus jornales ganados en sólo tres o cuatro meses, y todo el pueblo se resiente de este régimen estacional del trabajo, reduciéndose a una población empobrecida, con dieta insuficiente y desvitaminada, a base de arroz, frijoles y raíces que no la nutren y la entregan desarmada a la uncinariasis, a la tuberculosis, o la anemia, al paludismo y demás dolencias que la rinden.
    • 1964 Díaz Rubio, M. Lecciones patología [1964] Esp (CDH )
      Por último, la aparición de tales casos y el que caminen con un curso subclínico durante algún tiempo, no debe de extrañar, ya que esto sucede no sólo con el mismo virus de la hepatitis infecciosa, sino en todas las enfermedades infecciosas, como sucede con la misma fiebre tifoidea, la fiebre de Malta y el paludismo, entre otras.
    • 1964 Díaz Rubio, M. Lecciones patología [1964] Esp (CDH )
      Aunque en un tiempo se dio un papel de importancia al paludismo como causa de cirrosis, no existen hoy día argumentos para sostenerle.
    • 1964 Díaz Rubio, M. Lecciones patología [1964] Esp (CDH )
      Un procento de nuestros casos de H. I. A. V. que evolucionaron a la cronicidad tenían el antecedente de infecciones de tropismo hepático, como paludismo, lúes, fiebre de Malta o, como antes dijimos, de etilismo.
    • 1964 Díaz Rubio, M. Lecciones patología [1964] Esp (CDH )
      En nuestra estadística, un buen procento de casos de los que llevaron una evolución a la cronicidad tenían la referencia de infecciones previas, de marcado tropismo hepático, como el paludismo, la fiebre de Malta y la lúes.
    • 1964 Díaz Rubio, M. Lecciones patología [1964] Esp (CDH )
      Estas tanto pueden preceder a la hepatopatía, como suceder en el paludismo, la colitis ulcerosa, la fiebre de Malta y otras, estando por ello el enfermo afecto de ellas cuando surgió, como ser su causa o afectarle cuando ya padece la enfermedad hepática aguda o crónica con shunt.
    • 1964 Díaz Rubio, M. Lecciones patología [1964] Esp (CDH )
      Pero también en las enfermedades del sistema endocrino y en algunas infecciones crónicas, como por ejemplo, en tifoideas muy prolongadas, paludismo, tuberculosis y sífilis.
    • 1965 Lopetegui, L. HIglesia América [1965] Esp (CDH )
      El paludismo, las fiebres intestinales, el avance de la selva tropical, que, en su irrefrenable invasión, cerraba caminos, destruía recursos naturales y se entraba en la población, fueron alejando a los habitantes de la comarca.
    • c1940-a1966 Amaya Amador, R. Cuentos [1997] Ho (CDH )

      El paludismo se me ha metido hasta los huesos y el contratista me despidió; ya le debía una semana de comida y no podía trabajar ni pagar... me quitó el machete para cobrarse... era lo único que yo poseía...

    • c1940-a1966 Amaya Amador, R. Cuentos [1997] Ho (CDH )
      [...] el paludismo campeño me muerde y se va hartando mi sangre... no he hallado enganche; las gentes me ven mal, quizá tengo cara de malhechor... Al fin esta noche no he soportado más; he visto mucha gente feliz a quienes les sobra todo, gastando, derrochando a manos llenas, todo ese mundo vuestro que yo no conocía, que nunca había visto... ¡ah, señor, usted no sabe lo que es tener hambre; usted no ha sentido arder su cuerpo por dentro a causa de las fiebres y hacerse hielo por fuera; no se ha sentido temblar, no de miedo sino que de necesidad; a usted nunca le ha faltado un abrigo ni un plato de frijoles [...].
    • c1940-a1966 Amaya Amador, R. Cuentos [1997] Ho (CDH )
      — Es inútil, no encontrarás, casi todos están enfermos de paludismo y de fiebre.
    • c1940-a1966 Amaya Amador, R. Cuentos [1997] 344 Ho (CDH )
      Al frente un trabajador, campeño de faz cetrina por el paludismo, acompañado de un muchacho descalzo y desgalichado que reflejaba en su rostro trigueño el gozo de viajar que no le permitía estar quieto un instante.
    • c1940-a1966 Amaya Amador, R. Cuentos [1997] Ho (CDH )
      Su rostro está descompuesto y con mayor palidez que la del paludismo.
    • 1966 Lpz Ibor, J. J. Neurosis [1966] Esp (CDH )
      Creía que le iba a dar un ataque de paludismo.
    • 1967 García Márquez, G. Cien años [2007] 341 Co (CDH )
      Los médicos de la compañía no examinaban a los enfermos, sino que los hacían pararse en fila india frente a los dispensarios, y una enfermera les ponía en la lengua una píldora del color del piedralipe, así tuvieran paludismo, blenorragia o estreñimiento.
    • 1967 Lpz Gómez, A. Evolución agraria Castellón Estudios regadíos valencianos Esp (CDH )
      En cuanto al arroz, en la segunda mitad del xix aumentó bastante en la provincia de Valencia, donde los nuevos métodos de riego con agua corriente alejaron el paludismo; con ello la superficie de 7.500 Ha. en 1753 subió a 24.237 en 1886, en que sufrió una nueva crisis de precios que luego salvaría (77).
    • 1967 Lpz Gómez, A. Evolución agraria Castellón Estudios regadíos valencianos Esp (CDH )
      Cultivado seguramente desde época musulmana, y sobre todo en el siglo XIV, comenzaron en seguida las prohibiciones, pues se le achacaba el paludismo, endémico en la comarca, y otras fiebres.
    • 1967 Lpz Gómez, A. Evolución agraria Castellón 162 Estudios regadíos valencianos Esp (CDH )
      En realidad, los arrozales no harían sino agravar el paludismo, que tenía su origen en las marismas litorales.
    • 1968 Fabregas, M. C. Genética Vectores Ibérica Esp (CDH )
      En la isla de Borneo el rociamiento de las viviendas con insecticidas, como parte de la lucha contra el paludismo, acabó con los mosquitos y al mismo tiempo con las orugas destructoras de la polilla Horoulia, gran devoradora de adobe; como resultado se originó la proliferación libre de las polillas y graves desperfectos en las viviendas.
    • 1968 Anónimo Radioisótopos contra el paludismo El Correo de la Unesco, julio de 1968 Esp (CDH )
      En su lucha por acabar con el mosquito que transmite el paludismo, los países árabes utilizan actualmente los indicadores radiactivos, que les permiten saber el alcance de vuelo de los insectos, así como su longevidad y su mortalidad.
    • 1969 Vargas Llosa, M. Conversación [1996] Pe (CDH )
      El local que se caía de viejo, las caras color betún o tierra o paludismo de los postulantes, la atmósfera que hervía de aprensión, las cosas que decía Aída.
    • 1971 Medina, J. R. Homenajes tiempo [1972] Ve (CDH )
      Pero allí iba el poeta, desafiando las condiciones adversas del medio, dispuesto siempre a llevar un poco de alivio a una población valiente que luchaba a brazo partido con las adversidades, diezmada por la desnutrición, por el paludismo y otras enfermedades tropicales, para las cuales, desafortunademente, no había nada que oponer: ni médicos, porque la mayoría de estos profesionales se quedaban a la vera de las ciudades; ni medicinas, porque incluso a veces ni farmacia había en el lugar; ni disposición ni gana de los organismos oficiales para proveer de asistencia a las comunidades abandonadas a su suerte por la incuria, la desolación y la indiferencia.
    • 1971 Medina, J. R. Homenajes tiempo [1972] Ve (CDH )
      Ortiz lo verá pasar envuelto en su leyenda de poeta trashumante y sentirá el alivio de sus manos y de su ciencia para curar los males del paludismo que azotan la región y que acabarán un día por arruinar la población.
    • 1972 Zamora Vicente, A. Traque barraque [1972] 275 Esp (CDH )
      De este tiempo recuerdo muy bien a Robertito, el nieto de doña Antonia, la generala, que era viuda de un héroe de la Guerra chiquita, y que tenía en su casa muchas armas, y se quejaba a cada paso del paludismo, yo llegué a creer que el paludismo era un señor muy fiera que llamaba a casa a media noche y robaba lo que podía, y tenía una cartera atiborrada de soldados españoles medio muertos, tan a lo vivo lo pintaba la generala, que había tenido esclavos negros y llevaba una rebenque a la cintura para ordenar a su criada que le abriese la cama, o le pusiese el calentador, o el agua para la gárgaras y la dentadura.
    • 1972 Zamora Vicente, A. Traque barraque [1972] 275 Esp (CDH )
      Robertito era su nieto, su madre se había muerto, digo yo que sería de paludismo, pero en mi casa, que eran muy leídos, gente muy enterada de todo, aseguraban que no se había muerto, sino que se había largado por ahí, por el extranjero o más allá, con un pipiolo que cantaba en el coro del Teatro Real, y que el padre de Robertito andaba persiguiéndolos para matarlos, por lo que doña Antonia solía poner a Robertito un traje de luto cada pocos días, por si acaso llegaba la noticia, que no les pillase desprevenidos, y le enseñaba a no llorar y ser hombre fuerte, y a saber lo que es un pésame.
    • 1973 Aleixandre Ferrandis, V. Discurso [1973] Esp (CDH )
      Quizás el conocimiento que le proporcionó su infancia las difíciles condiciones sanitarias en que se desenvolvía la vida campesino castellano le impulsaron más tarde, en los años fecundos de la vida de un hombre, y perteneciendo ya al Cuerpo Médico Sanidad Nacional desde 1932, a peregrinar por los campos de España como un promotor incansable y tenaz de la higiene rural general y sobre todo de la lucha contra el paludismo, verdadero azote de nuestro país en aquellas fechas, y contra el tracoma, que tantos estragos hacía en los pueblos de las costas andaluzas y levantinas.
    • 1957-1974 Alvarado, S. Ciencias Naturales (5.º Bachillerato) [1974] Esp (CDH )
      La transmisión de la enfermedad la efectúan las hembras de un mosquito llamado Anopheles claviger (fig. 18), que se infeccionan al chupar sangre de presonas atacadas de paludismo. / Fig 18. Esquema representando la posición de reposo en una pared vertical de las dos especies comunes de mosquitos. (De Doflein.)
    • 1957-1974 Alvarado, S. Ciencias Naturales (5.º Bachillerato) [1974] Esp (CDH )
      Así, las ratas transmiten la peste; las moscas difunden la tuberculosis; el mosquito anofeles inocula el microbio del paludismo; los piojos propagan el tifus exantemático.
    • 1957-1974 Alvarado, S. Ciencias Naturales (5.º Bachillerato) [1974] Esp (CDH )
      Hemos citado a la mosca tsé-tsé como la transmisora del agente de la enfermedad del sueño (pág. 13) y al mosquito anofeles (págs. 14 y 48) como transmisor de los gérmenes del paludismo.
    • 1957-1974 Alvarado, S. Ciencias Naturales (5.º Bachillerato) [1974] Esp (CDH )
      Las dos especies de mosquitos más importantes son (figura 17) el mosquito común ( Culex pipiens) y el mosquito anofeles ( Anopheles claviger), que es el agente transmisor del paludismo (pág. 14) (véase también la figura 71).
    • 1957-1974 Alvarado, S. Ciencias Naturales (5.º Bachillerato) [1974] Esp (CDH )
      Los más interesantes son los Plasmodium, que viven en los glóbulos rojos y producen al hombre la malaria o paludismo.
    • a1974 Avendaño Hübner, J. Perfiles medicina peruana [1983] 41 Pe (CDH )
      La comisión de concursos declaró que uno de los motivos principales de la constitución de la nueva sociedad era el estudio del Paludismo, las Verrugas y la Uta.
    • a1974 Avendaño Hübner, J. Perfiles medicina peruana [1983] Pe (CDH )
      Probablemente la Autoridad Sanitaria, reconoció el mérito de su actividad fuera de la capital y por ello fue trasladado, como médico sanitario departamental a Lima, en el año 1925, en cuya función realizó múltiples e importantes campañas contra el Paludismo en Piura, que reveló caracteres de suma intensidad: Viruela, Melitococia y sobre todo Peste bubónica, integrando una comisión con los doctores John D. Long, C. R. Eskey de la Oficina Sanitaria Panamericana y Benjamín Mostajo, eficiente técnico en la lucha contra dicho morbo; en aquella laboró en 1930 y 1931, habiendo cesado como funcionario de la administración pública en el último año, debido al cambio político.
    • a1974 Avendaño Hübner, J. Perfiles medicina peruana [1983] Pe (CDH )
      Fue comisionado por la Dirección de Salubridad Pública para el estudio del Paludismo en la capital en 1926, en Lares y la Convención en el Departamento del Cuzco.
    • a1974 Avendaño Hübner, J. Perfiles medicina peruana [1983] Pe (CDH )
      Médico y cirujano en 1890 y doctor poco después con la tesis: Lesiones viscerales del Paludismo.
    • 1974 Malpica, C. Desarrollismo Perú (1961-1971) [1975] Pe (CDH )
      Parece que en los últimos años ha perdido eficacia la campaña, pues, en 1970 el paludismo figuraba como una de las 10 primeras enfermedades en cuanto a morbilidad.
    • 1975 Carballido, E. Cartas Mozart [1994] Mx (CDH )
      ¿No tendrás paludismo? (Ella niega.) Ponte un chal, o algo, abrígate.
    • 1976 Laín Entralgo, P. Descargo conciencia [1989] 116 Esp (CDH )
      Tal había sido la significación última del gran descubrimiento de Wagner von Jauregg , el tratamiento de la parálisis general progresiva mediante el paludismo .
    • 1976 Laín Entralgo, P. Descargo conciencia [1989] 121 Esp (CDH )
      Pues bien , mi personal misión consistía en atender médicamente a esa considerable masa humana — obreros con sus familias , que aquí y allá se apiñaban en grupos de improvisados y rústicos chozos — y , sobre todo , en combatir una enfermedad hasta ayer mismo casi inevitable en los campos andaluces : el paludismo .
    • 1976 Laín Entralgo, P. Descargo conciencia [1989] 122 Esp (CDH )
      A lo largo de mi recorrido , tomaba a los presuntos palúdicos muestras de sangre , palpaba bazos de niños y atendía lo mejor posible — lo menos mal posible — a enfermos de lo que fuere , paludismo , colitis infantiles , « Dortó , que er niño zuerta mucho forraje » , o esguinces articulares de los adultos , « deguinse » .
    • 1976 Laín Entralgo, P. Descargo conciencia [1989] 127 Esp (CDH )
      Con todo , el paludismo hizo presa en algunos , y por esa brecha vino a hundirse la generosa utopía de Tous .
    • 1976 Laín Entralgo, P. Descargo conciencia [1989] 128 Esp (CDH )
      Menudearon las ausencias por enfermedad , se prolongaron las convalecencias subsiguientes al paludismo , fue disminuyendo a chorros el número de los que para todos seguían trabajando en la obra , y al final quedó muy por debajo de una peseta al día la igualitaria prorrata de los miembros de aquella utópica comunidad de bienes .
    • 1976 Laín Entralgo, P. Descargo conciencia [1989] 129 Esp (CDH )
      ¿ No era éste mi mundo , y no el que juntos formaban el paludismo , el caballo y el gazpacho ? Desde mi distraído y esporádico yo superficial tenía que salir de nuevo en busca de mi lejano y problemático yo profundo .
    • 1976 Rangel, C. Mitos América [1976] Ve (CDH )
      De Lesseps había tenido que abandonar los trabajos (comenzados en 1881) derrotado por la fiebre amarilla y el paludismo.
    • 1977 Paso, F. Palinuro [1982] 158 Mx (CDH )
      ¡Ah, no, en sus largas noches de eterno insomnio, nada de eso había visto, y tampoco —Dios era testigo— por muchas veces que se había masturbado —tantas que no podría contarlas con los dedos de las manos así recurriera a los trucos bajos de Erik Satie (que una vez se contó más de dos mil dedos) tampoco nunca pudo descubrir el principio plástico del semen al que Santo Tomás de Aquino atribuía la causa del parecido con los padres, el famoso principium corporis formativum! ¡Ah, no, qué iban a saber ellos, ignorantes y pendejos, que no conocían los trabajos de Naudin, de Mendel, de Morgan y los últimos avances de la genética! Si él, el pobre Molkas, pudiera algún día darse el lujo de comprar un microscopio electrónico que ampliara a sus espermatozoides veinticinco mil o cien mil veces, ¡qué maravillas no descubriría! ¡Tan sólo de pensar en esa posibilidad se le comprimía la vena dorsal del pene y el tejido esponjoso se le llenaba de sangre, o en otras palabras, se le paraba la verga! ¡Cuando lean ustedes Los Cazadores de Microbios, les dijo, cuando se enteren de los sufrimientos que pasó Roberto Koch echándose a perder las manos con sublimado corrosivo para descubrir la gelatina de suero sanguíneo y los colorantes; cuando se imaginen a Yersin quemándose las pestañas para descubrir el bacilo de la peste bubónica, y a Ronald Ross en el verano infernal de la India disecando cucarachas y peces voladores para poder contemplar las esferas y las medialunas del paludismo:
    • 1977 Paso, F. Palinuro [1982] 605 Mx (CDH )
      Abajo, están estos mismos moscos, en reproducciones de cera gigantes: el anófeles, el simúlido, y los niños africanos y latinoamericanos que se mueren de paludismo y de la enfermedad de Chagas, y están los pobres indios colombianos atacados por las horribles leishmanias.
    • 1977 Prensa Triunfo, 09/07/1977 [1977] Esp (CDH )
      Destruyó implacablemente los posibles focos de difusión de la peste y del cólera, concluyó la leprosería de Gran Canaria, constituyó el comité de lucha contra el reumatismo y las enfermedades del aparato circulatorio y financió (distribuyendo la quinina gratuitamente) la lucha contra el paludismo.
    • 1978 Galeano, E. Días [1979] Ur (CDH )
      — Has tenido dos paludismos en un mes.
    • 1978 Galeano, E. Días [1979] Ur (CDH )
      Creo que yo era el único caso de paludismo.
    • 1979 Cabrujas, J. I. Me quieras [1979] Ve (CDH )
      De cualquier manera, permítame decirle que hemos soportado durante veintisiete años una brutal dictadura, y que las cárceles de este país están llenas de gente decente (Inspirado) Que nuestro pueblo se muere de hambre y de paludismo mientras los jerarcas del régimen derrochan el dinero a manos llenas.
    • 1979 Ferreyra, R. Flora peruana [1979] Pe (CDH )
      Algunas especies de insectos son vectores de enfermedades serias como el paludismo y la fiebre amarilla.
    • 1980 Lpz-Acuña, D. Salud desigual [1980] Mx (CDH )
      En la misma línea de programación irresponsablemente falsa y carente de fundamentos están las metas de: erradicar para 1982 la tosferina, el tétanos, el sarampión, la difteria, la poliomielitis y la rabia; lograr la erradicación del paludismo en un 95% del territorio nacional; proteger con alimentación complementaria al 100% de las madres gestantes marginadas así como de los preescolares en tal condición; dar alimento y albergue al 100% de los infantes que sufren abandono; proteger al 100% de los ancianos marginados de las zonas urbanas con prestaciones económicas, nutricionales, ocupacionales y recreativas; reducir hasta en un 40 o 50% las tasas de mortalidad debidas a las enfermedades infecciosas más frecuentes, etcétera.
    • 1980 Lpz-Acuña, D. Salud desigual [1980] 58 Mx (CDH )
      Sólo la mortalidad por enfermedades infecciosas ampliamente vulnerables, en los que la reducción se debe no tanto al mejoramiento del nivel de vida sino más bien a acciones sobre el ambiente, como es el caso del paludismo, a dispositivos sanitarios preventivos aunados a la dinámica de población, como es el caso de la viruela, o de las acciones médicas preventivas o terapéuticas, como es el caso de la sífilis, ha tenido en México, en medio siglo, descensos espectaculares.
    • 1980 Lpz-Acuña, D. Salud desigual [1980] Mx (CDH )
      Las acciones que aquél emprendía a nivel nacional eran primordialmente de saneamiento (campañas contra el paludismo, la fiebre amarilla, etc.) y, en segundo término, las de asistencia médico-social.
    • 1980 Lpz-Acuña, D. Salud desigual [1980] 217 Mx (CDH )
      Para lograr tanto las metas anteriores, como los postulados de que el Estado asumiría de manera prioritaria las obras sociales, entre ellas las sanitarias, y de que atendería permanentemente la higiene de la alimentación y la vivienda, se fijaron 13 estrategias: políticas de abasto de agua potable, control sanitario de puertos, fomento del consumo adecuado de alimentos, programas habitacionales, vacunación antidiftérica obligatoria, lucha contra los padecimientos infecciosos y parasitarios más frecuentes, impulso de la campaña contra el paludismo, creación de leprosarios, campaña contra la tuberculosis, "represión a los traficantes de drogas y cura de los viciosos" (sic(, impulso a la educación higiénica, creación de brigadas sanitarias y estudio de la conveniencia de integrar el Departamento de Salubridad con la Secretaría de Asistencia Social.
    • 1981 Castro, R. / Handel, M. / Rivolta, G. B. Actualizaciones Biología [1999] Ar (CDH )
      Por esta razón, el genotipo heterocigota representa una ventaja adaptativa en las zonas afectadas por el paludismo y contribuye a mantener el gen mutado en la población.
    • 1981 Castro, R. / Handel, M. / Rivolta, G. B. Actualizaciones Biología [1999] Ar (CDH )
      Un ejemplo de acción pleiotrópica de un gen se observa en la enfermedad conocida como anemia falciforme, bastante frecuente en zonas de Africa Central que, al mismo tiempo, suelen estar afectadas por el paludismo.
    • 1981 Castro, R. / Handel, M. / Rivolta, G. B. Actualizaciones Biología [1999] Ar (CDH )
      Por otro lado, la presencia de hemoglobina falciforme parece conferir alguna resistencia a la infección del parásito que causa el paludismo, probablemente porque modifica la viscosidad en el interior del glóbulo rojo.
    • 1981 Gimeno Muntadas, F. Contaminación HQuímica Esp (CDH )
      Pues bien, con el DDT las moscas desaparecen o casi; también desaparecen de las casas, hoteles, cines o barcos de pasajeros los clásicos chinches; se erradicó el paludismo y las enfermedades propagadas por mosquitos; la patata pierde la compañía de su escarabajo; las provincias españolas limítrofes con Portugal donde las encinas, desde siempre, alimentaban a los cerdos, triplicaron su producción de bellota con los tratamientos intensivos de DDT a que las sometió el Ministerio de Agricultura y así sucesivamente.
    • 1981 Gimeno Muntadas, F. Contaminación HQuímica Esp (CDH )
      Cuando se produjo esta psicosis de temor iniciada por la Sra. Carson y su libro, la Organización Mundial de la Salud estaba realizando una campaña de erradicación del paludismo en Ceilán, donde se producían más de medio millón de nuevos casos por año, con la mortalidad correspondiente y las secuelas que, entre los curados, suele dejar esta enfermedad.
    • 1981 Moreno-Durán, R. H. Toque Diana [1988] 180 Co (CDH )
      A los quince días la señora dijo muchas gracias por el gesto, querido, pero la niña y yo regresamos a nuestra casa de verdad antes de que nos ganemos aquí un buen paludismo.
    • 1982 Moreno, J. M. Chequeo médico [1981] 20 Esp (CDH )
      Una de ellas sería el consumo de preparados para combatir otra enfermedad y que, a la larga, perjudican al hígado, como podría ser el caso de los medicamentos para tratar el paludismo.
    • 1984 Chamorro, V. Muerto resucitado [1984] Esp (CDH )
      La plaga del paludismo nace en charcas de lluvia y torrenteras, que los señores no drenan porque constituyen excelentes abrevaderos gratuitos.
    • 1985 Alape, A. Paz, violencia [1985] Co (CDH )
      Esto no nos sirvió porque lo único que conseguimos fue paludismo, el clima era muy malo.
    • 1985 Cardoza Aragón, L. Guatemala [1985] Gu (CDH )
      En oriente, muchos son enjutos y cetrinos, con ese moreno pálido de tabaco mal secado, color de los costeños o de tierras calientes, insalubres de paludismo y otras calamidades tropicales.
    • 1985 Cardoza Aragón, L. Guatemala [1985] 21 Gu (CDH )
      Y no sólo en oriente, sino en el norte, el valle de Salamá —cabecera de Baja Verapaz—, por ejemplo, que encierra características de las tierras orientales, hasta por el paludismo, famoso en la República.
    • 1985 Cardoza Aragón, L. Guatemala [1985] Gu (CDH )
      Contrasta con esta plenitud el campesino amarillento, aplastado por el trabajo y el paludismo.
    • 1985 Cardoza Aragón, L. Guatemala [1985] Gu (CDH )
      Las tierras de las costas, con todo y el desplazamiento y el paludismo, les rinden mucho más que las desgastadas de la meseta o de los altos.
    • 1985 Ferla, S. Drama Argentina [1985] Ar (CDH )
      Hubo que esperar al derrumbe de 1955 para tomar conocimiento de la importancia del sistema financiero peronista, del rol que cumplía el IAPI, del valor de los convenios bilaterales, de la envergadura de la reforma constitucional de 1949, del éxito obtenido en el norte del país en la lucha contra el paludismo, de la gigantesca obra benéfica de la Fundación Eva Perón.
    • 1985 Lira, J. A. Medicina andina [1995] Pe (CDH )
      En muy corto plazo sanará del paludismo, desmayos, ofuscamiento y debilidad de la vista, afección nerviosa, neurastenia, dolor o calambre al hueso, calambres en las articulaciones, gusanera.
    • 1985 Lira, J. A. Medicina andina [1995] Pe (CDH )
      Aun los que tienen paludismo pueden tomarlo de esta última manera.
    • 1985 Lira, J. A. Medicina andina [1995] Pe (CDH )
      Haciendo chicharrón, sirve contra el paludismo o terciana.
    • 1985 Lira, J. A. Medicina andina [1995] Pe (CDH )
      Es muy bueno en infusión contra resfríos, dolor de bronquios y para el paludismo.
    • 1985 Ramírez, S. Alba Oro [1985] Ni (CDH )
      Ustedes realizaron la primera gran campaña efectiva contra el paludismo, para erradicar la malaria, que no hubiéramos podido hacer ni en veinte años de esfuerzos de gobierno.
    • 1985 Ramírez, S. Alba Oro [1985] 162 Ni (CDH )

      Porque durante tantas décadas, antes y durante Somoza, los dueños de todo se entendían y pactaban, se repartían curules y se repartían prebendas y ésa era la democracia, ésas eran las elecciones , fabricar listas de diputados y listas de ministros en los clubes sociales y en los cuarteles; mientras esos hermanos que ustedes aprendieron a amar montaña adentro, se morían de hambre y se morían de paludismo y sus hijos se morían de disentería, ¡tenían siglos de estarse muriendo!

    • 1985 Ramírez, S. Alba Oro [1985] 207 Ni (CDH )
      Pero la patria de Sandino era la patria popular, ocupada y escarnecida, humillada por los interventores, la patria triste de Las Segovias enlutadas, de los minerales cercados de alambradas, de las bananeras infestadas de paludismo; y la libertad que reclamaba era contra la ocupación y contra la entrega del país en manos extranjeras.
    • 1985 Rossi, A. C. María noche [1985] 179 CR (CDH )
      Aquí cambiaron de voz, en tanto interminable trayecto de la ciudad que habitaban a esta zona dejaron el registro prepúber y crecieron; adolescentes ya, se largaron incontables semanas montaña adentro, espinándose, ortigándose, cogiendo paludismo, entre dantas, cocodrilos y brillantes culebras terciopelo.
    • 1985 Rossi, A. C. María noche [1985] 197 CR (CDH )
      Nunca podrán con un lugar así, de lluvias torrenciales, de eternas inundaciones y de suampos perennes, de podredumbre y gangrena, tanto que hasta los frutos de mi vientre están podridos, enfermos y malsanos, contaminados por este ambiente húmedo de acequia y fosa séptica, los canales inmóviles adonde ponen huevos miles de zancudos de paludismo, anófeles malditos, este calor de berrinche donde se multiplican las garrapatas y los tórsalos y hongos extrañísimos con una rapidez espantosa, milagrosa, como si fueran los panes y los peces.
    • 1985 Rossi, A. C. María noche [1985] 218 CR (CDH )
      Mis seis tíos llegaban a menudo, llenos de mortificaciones y congojas, cada uno le administraba a su padre un trozo de malagradecida tierra y los problemas tenían por eso carácter totémico, se amontonaban unos sobre otros para arriba, en trágica y colorida identificación de clan, cada tío llevaba en sus espaldas una pesada finca —hacienda, dirías vos—, aterro de matazales ahogándose encharcados, engañando con su turbia belleza venenosa: el esfuerzo sobrehumano de esos hombres por sanear y drenar latitudes demenciales, pesadillas, tierra de agua proclive al paludismo y a la pudrición, lujuria vegetal, fauces abiertas con frutos imposibles adonde viven tigres, ocelotes, lambuzos, dantas, tepezcuintes y cien mil tipos diferentes de gusanos, flores espectaculares hinchadas como tejidos que se llenan de sangre, los pétalos turgentes, sin olvidar las ranas venenosas.
    • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] Cu (CDH )
      Por suerte, Alcides Martínez, uno de mis compañeros, tenía unos frascos de tabletas de un medicamento contra el paludismo, y con ellas pude iniciar el tratamiento.
    • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] Cu (CDH )
      Yo no lo sabía, pero había sido contagiado por los mosquitos de la mojonera, y tenía paludismo.
    • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] Cu (CDH )
      Una tarde, en la circular, los médicos descubrieron el bazo muy inflamado y se sospechó entonces, por la periodicidad de las fiebres, que pudiera ser paludismo.
    • 1986 Aguilar Camín, H. Morir [1986] Mx (CDH )
      Allá nada más paludismo y polio.
    • 1986 Aguilar Camín, H. Morir [1986] 82 Mx (CDH )
      Paludismo, alimañas, fieras.
    • 1986 Aguilar Camín, H. Morir [1986] Mx (CDH )
      Lo vi en las barracas miserables del primer campo petrolero de Poza Rica, huérfano a los nueve años, crecido en la zona roja del campo que asolaban por igual el chancro y el paludismo, los jiotes, las niguas y las explosiones de los ductos abandonados.
    • 1986 Aguirre Beltrán, G. Antropología médica [1994] 230 Mx (CDH )
      El fin de una era trágica de hambres y epidemias recidivantes; la desaparición de azotes como la viruela, el tifo exantemático, el paludismo, la fiebre amarilla y otras plagas responsables de nuestro precario desarrollo los acreditamos, una y otra vez, a la mayor eficacia que por tales años adquiere la medicamenta al descubrir los antibióticos; pero la curva de frecuencia de estos males declina tiempo antes de la vulgarización de remedios tan prodigiosos.
    • 1986 Aguirre Beltrán, G. Antropología médica [1994] 73 Mx (CDH )
      Ello lleva a considerar el paludismo como una enfermedad importada y si bien los europeos, de hecho, pueden ser responsables de la introducción directa del mal, hoy en día los historiadores médicos tienden a atribuir a los esclavos negros la transferencia.
    • 1986 Aguirre Beltrán, G. Antropología médica [1994] Mx (CDH )
      El paludismo, ciertamente, no tiene la espectacularidad de la viruela o el tifus exantemático, que atacan con violencia inesperada, cobran presas innumerables en muy corto tiempo y pasan para volver una o dos décadas después, cuando los repuestos de población acumulan una suma de jóvenes susceptibles lo bastante crecida para que la cadena de trasmisión epidémica pueda desempeñar su trágico cometido.
    • 1986 Aguirre Beltrán, G. Antropología médica [1994] Mx (CDH )

      La fiebre intermitente conocida por malaria —mal aire— toma su actual designación en Italia, por los primeros años del siglo xviii; también se le llama paludismo y hoy en día persiste, como amenaza que debe tomarse en cuenta, en forma de casos aislados sujetos a control.

    • 1986 Futoransky, L. Pe a Pa [1986] 96 Ar (CDH )

      La plaza central de Lausana se llama «de la Palude»; ¿querrá decir la que te tira pálida, o la del paludismo? ¡Estos suizos!

    • 1986 Prensa El País, 02/12/1986 [1986] Esp (CDH )
      Esta empresa fabrica el 75% del consumo mundial de vacuna antipoliomielítica e investiga actualmente otros productos contra el síndrome de inmunodeficiencia adquirida y el paludismo.
    • 1986 Tibón, G. Aventuras [1986] Mx (CDH )
      En las costas está muy extendido el paludismo.
    • 1986 Tibón, G. Aventuras [1986] Mx (CDH )

      En tiempos del tercer concilio el sinuosísimo río Meandro, padre de todos los meandros, ya había azolvado el puerto y la costa se había alejado siete quilómetros; el paludismo se adueñó de la región.

    • 1987 Allende, I. Eva Luna [1987] Ch (CDH )
      El paludismo y el hambre le habían quitado veinte kilos, una infección al recto lo obligaba a caminar encorvado como un anciano y la experiencia de la violencia había roto el dique de sus emociones, pasaba del llanto a la risa histérica sin ninguna transición.
    • 1987 Allende, I. Eva Luna [1987] Ch (CDH )
      También trabajaba en una cura para el cáncer, pues observó que esta enfermedad es poco frecuente en las zonas infectadas de paludismo y dedujo naturalmente que podía mejorar a las víctimas de ese mal exponiéndolas a las picaduras de los mosquitos de los pantanos.
    • 1987 Allende, I. Eva Luna [1987] Ch (CDH )
      Estaba descompuesta, aunque confiaba en que él no podría relacionar la imagen de un miserable recluso de El Harén, infectado de paludismo, cubierto de llagas y con la cabeza afeitada, con la mujer asombrosa que ahora le servía café.
    • 1987 Azúa, F. Hombre humillado [1991] Esp (CDH )
      ¿Y la opinión mayoritaria, en España, acerca de la proximidad biológica entre mujeres y gallinas?), hubiera, en su lugar, domesticado al lagarto, no habría perecido de paludismo y no habría infectado su vida con cerdos y gallinas, que son competidores natos del hombre.
    • 1987 Cifuentes, E. Nueva Esmeralda [1987] Gu (CDH )
      Lo que fue bueno para mí también lo fue para Mayra, por lo que a las dos semanas estábamos los dos llenos de vida e ilusiones, gracias al alcaloide especial para el paludismo sacado de la corteza de aquel árbol paisano.
    • 1987 Elizondo Elizondo, R. Setenta veces [1994] Mx (CDH )
      Sin darle explicación previa le dijo a su marido, tu hermano tiene paludismo, todavía podemos atajárselo porque le acaba de comenzar, ya mandé traer quinina, voy a verlo y voy a llevar la tina grande para darle baños, si se hace de noche y no regreso, vas por mí.
    • 1987 Prensa Clarín, 08/02/1979 [1987] Ar (CDH )
      Hace pocos días, el titular del Servicio Nacional de Lucha Antipalúdica afirmó que se hallaba totalmente controlado un brote de paludismo detectado en localidades cercanas al dique de El Cadillal, en Tucumán, pero hizo notar que podrían producirse otros casos debido a las características que tiene la enfermedad para evolucionar.
    • 1987 Prensa Clarín, 08/02/1979 [1987] Ar (CDH )
      Esto acaba de ser confirmado por noticias procedentes de Orán, provincia de Salta, donde durante el mes de enero último se produjeron 116 casos de paludismo.
    • 1987 Vallejo-Nágera, J. A. Depresión [1994] Esp (CDH )
      La eficacia de la quinina en el paludismo, hizo que fuese esta la infección elegida.
    • 1987 Vallejo-Nágera, J. A. Depresión [1994] Esp (CDH )
      Tener paludismo unos 20 días curaba la «parálisis general progresiva de los enajenados de la mente».
    • 1988 Cela, C. J. Cristo [1993] 8 Esp (CDH )
      [...] tenía dieciséis años más que yo y se ganaba bien la vida, jamás le faltaron los clientes porque no se negaba a nada, no se cansaba nunca y lloraba siempre que se le pedía, eso hay que pagarlo, la marca que tienes en el culo, por aquí llaman culo a la sartén de las mujeres o sea lo que es el coño para los españoles, yo llamo culo al fundillo, hago como los españoles, es una palabra muy hermosa, la marca que tienes en el culo, tú sabes, mismo donde hace remolino el cuero, me dijo el 20 de setiembre de 1917, a lo mejor esta fecha está equivocada, el mismo día que descarriló el tren de Augustus Jonatás que iba lleno de indios, casi todos enfermos de paludismo, los llevaban a que se muriesen lejos [...].
    • 1988 Cela, C. J. Cristo [1993] 124 Esp (CDH )
      [...] no fue ningún problema que descarrilara el tren de indios de Augustus Jonatás, fue una carnicería pero no un problema, iban casi todos con paludismo y los llevaban a que se muriesen lo más lejos posible, casi todos se quedaron en el camino [...].
    • 1988 Cotte, C. Sida [1988] 51 Ve (CDH )
      Sin embargo, nos queda hablar del último tipo de transferencia, en el que la infección se introduce en el huésped por picadura o mordedura de animales, como es el caso, por ejemplo, de la fiebre amarilla y el paludismo, que se producen por la picadura de zancudos; la rabia, como ejemplo de enfermedad producida por mordedura de animales infectados (virus rábico).
    • 1988 Cotte, C. Sida [1988] Ve (CDH )
      El Director General de la oms, Dr. Hafden Mahler, ha advertido que los países africanos no deben ni pueden asignar a la lucha contra el Síndrome cantidades de dinero y recursos mayores que los dedicados a la lucha contra otros flagelos: "El paludismo y otras enfermedades tropicales es lo que está matando a millones de niños anualmente".
    • 1988 Osmar Ciró, R. Primeros auxilios [1988] Ar (CDH )
      Medicamento utilizado contra el paludismo, produce vértigos, zumbidos de oídos, a veces ceguera momentánea, urticaria, dolor abdominal, náuseas, vómitos, en ocasiones delirio.
    • 1988 Salinas, R. Alimentos [1988] Ar (CDH )
      Empleada inicialmente como antifíbrica, se utilizó en gran escala para combatir el paludismo hasta ser superado por drogas de síntesis como la atebrina.
    • 1988 Vijnovsky, B. Dudas [1988] Ar (CDH )

      Un hombre de 77 años consulta porque tiene poliuria, y orina de 10 a 12 veces cada noche. Ha sufrido repetidas veces de obstrucciones que requirieron sondajes. El urólogo diagnosticó hipertrofia de próstata, indicando la intervención quirúrgica, solución que el paciente y su familia no aceptan. Tiene, además, piorrea, cataratas en ambos ojos que sólo le permiten percibir la luz, y un estado general de salud pobre. Tuvo enuresis hasta los 19 años, edad en que tuvo blenorragia. Paludismo al emigrar de Alemania a Estados Unidos en su adolescencia.

    • 1988 Vijnovsky, B. Dudas [1988] 36 Ar (CDH )
      Ross (Hom. Rec., 11-1940) relata un caso de cáncer de píloro muy mejorado con Natrum Muriaticum (dado por antecedentes de paludismo y mucha quinina), con supervivencia ya de 6 años y que sigue bien.
    • 1988 Vijnovsky, B. Dudas [1988] Ar (CDH )
      Su madre fue reumática, su esposo murió de cáncer hace 10 años; tuvo paludismo a los 30 años (en el Chaco).
    • 1990 Puiggrós, E. Homeopatía [1990] Ar (CDH )
      La fiebre ni se propone ni sabe curar al organismo del paludismo, ni destruir el piroplasma, lo que orienta a deducir que el mecanismo de la enfermedad es puramente determinista y no finalista.
    • 1991 Lasprilla, E. E. Medicina y homeopatía [1991] Co (CDH )
      Notó él que producía las fiebres intermitentes parecidas a las del paludismo, para las que era indicada frecuentemente.
    • 1991 Pz San Emeterio, C. Pilotos [1991] Esp (CDH )
      Las crónicas hablarían una y mil veces de los impresionantes lanzamientos de los Dornier Wal en pleno Atlántico desde la proa del Westfalen, pero, inevitablemente, soslayarán en parte lo que era aterrizar con un Junkers en Bathurst en época de lluvias, con las ruedas hundiéndose en el fango, y el barro entrando por los carenados del tren, y miríadas de mosquitos estrellándose a manadas contra el parabrisas del trimotor, y el paludismo amenazando a cualquiera que se empeñase quijotescamente en demostrar que con unos cuantos aviones puestos en fila podía llevarse el correo y el progreso al otro extremo del mundo.
    • 1991 Pz Tamayo, R. Ciencia [1991] Mx (CDH )
      Las prioridades en la ciencia se diseñan en función de una serie de adjetivos como "importante", "grave" o "frecuente", todos referidos a los problemas que califican; por ejemplo, Conacyt señaló que para 1986, dentro de su Programa de Investigación en Salud, sus prioridades eran enfermedades infecciosas (respiratorias y digestivas), reproducción, alcoholismo y nutrición; otro ejemplo es la Fundación Para la Salud, A. C., cuyas prioridades son diabetes, paludismo, cáncer en la mujer, y nutrición.
    • 1991 Pz Tamayo, R. Ciencia [1991] Mx (CDH )
      En cambio, para muchas otras enfermedades infecciosas (que como corresponde a un país subdesarrollado como México, son otros tantos "problemas nacionales"), como el paludismo, la tuberculosis, la salmonelosis, la cisticercosis y varias más, el país sólo cuenta con unos cuantos investigadores, reunidos en todavía menos laboratorios y trabajando en un número mínimo de problemas, con muy escasos recursos y ningún estímulo.
    • 1991 Quintero, E. Danza jaguar [1991] 279 Ve (CDH )
      Me diagnosticaron paludismo, pero yo me sabía inmune a esa enfermedad.
    • 1991 Alezzandrini, A., ed. Fundamentos Oftalmología [1991] Ar (CDH )
      El mismo mecanismo se observa en las intoxicaciones por isoniazida (antituberculoso); hidroxiquinoleína (antiséptico intestinal); arsenicales (paludismo); emetina (amebiasis); inhibidores de la monoaminooxidasa (antidepresivos).
    • 1992 Alberto, E. Eternidad lunes [1994] 267 Cu (CDH )
      El negocio de la boda era, desde el punto de vista de la muchacha, la única fórmula que había encontrado para ofrecerle tratamiento médico a su señor padre, un vejete transparente, invadido por las vivijaguas del paludismo desde los huesos de los pies hasta la silla turca del cerebelo.
    • 1992 Che Guevara / Guevara, A. Viaje Sudamérica [1994] Ar (CDH )
      Por la tarde fuimos al dispensario de la UNICEF, que está en campaña de fumigación para erradicar el paludismo.
    • 1992 Che Guevara / Guevara, A. Viaje Sudamérica [1994] Ar (CDH )
      El clima es mucho más agradable que el de La Merced, y no existe paludismo.
    • 1992 Che Guevara / Guevara, A. Viaje Sudamérica [1994] Ar (CDH )
      Después del entrenamiento de la mañana fuimos al hospital, donde vimos algunos casos de paludismo.
    • 1992 Puyo, F. Bogotá [1992] Co (CDH )
      Como ya se señaló, Humboldt, a su llegada a Santafé a mediados de 1801, calificó de empresa singular el establecimiento de esta ciudad a una altura mayor que las crestas de los Pirineos y en una región, la Sabana, que visiblemente era el lecho de un gran lago prehistórico extinguido, del cual quedaban restos en los pantanos que rodeaban la ciudad y que en un clima menos frío hubiesen sido fuente perenne de malaria y paludismo.
    • 1992 RAE DRAE 21.ª ed. (NTLLE)
      Paludismo. m. Pat. Enfermedad febril producida por un protozoo, y transmitida al hombre por la picadura de mosquitos anofeles.
    • 1993 Díaz Dorado, M. D. Ordenamiento ambiental [1993] 51 Ar (CDH )

      El uso de un poderoso insecticida llamado DDT se desarrolló a partir del año 1939; ello permitió erradicar serios problemas sanitarios en muchas regiones, como por ejemplo el paludismo.

    • 1993 Olivera, A. Geogr Salud [1993] Esp (CDH )
      – Transmisibles por insectos (paludismo).
    • 1993 Olivera, A. Geogr Salud [1993] Esp (CDH )
      El paludismo afecta a 100 países en la actualidad y sigue siendo uno de los grandes problemas de salud de la humanidad.
    • 1993 Olivera, A. Geogr Salud [1993] Esp (CDH )
      Las enfermedades infecciosas "importadas" por los viajeros que regresaron al Reino Unido de 1978 a 1988 fueron principalmente: amebiasis, bilharziosis, brucelosis, cólera, difteria, giardiasis, hepatitis A y B, leishmaniosis, paludismo, tripanosomiasis y venéreas.
    • 1993 Olivera, A. Geogr Salud [1993] Esp (CDH )
      La consecuencia es la aparición de patologías que nunca habían afectado a los países desarrollados o la reaparición de algunas que ya estaban erradicadas (como el paludismo).
    • 1993 Olivera, A. Geogr Salud [1993] Esp (CDH )
      Son ilimitadas en el tiempo y limitadas en el espacio (paludismo, tracoma, malnutrición en muchos países en desarrollo).
    • 1993 Olivera, A. Geogr Salud [1993] Esp (CDH )
      Tratamiento aparte merece un grupo de enfermedades infecciosas oficialmente definido como enfermedades de declaración obligatoria (Cuadro 3.1), algunas de ellas erradicadas en nuestro país y otras de baja incidencia (leptospirosis, leishmaniasis, paludismo, tétanos).
    • 1993 Olivera, A. Geogr Salud [1993] 23 Esp (CDH )
      Algunas enfermedades infecciosas son o han sido en algún momento factor de rechazo de la población en algunas áreas geográficas, aunque a veces por la necesidad de obtener recursos los hombres no han podido evitarlas, como en los períodos históricos de gran incidencia del paludismo en el arrozal valenciano de La Albufera, los regadíos del Bajo Segura o la construcción del ferrocarril a través del Campo de Arañuelo (Cáceres).
    • 1993 Olivera, A. Geogr Salud [1993] 23 Esp (CDH )
      La tripanosomiasis africana o enfermedad del sueño, es transmitida por la mosca tsé-tsé. En algunas regiones de Africa donde es endémica, la población alcanza al 30 %. Otras zoonosis de gran trascendencia social y económica son el paludismo, la fiebre amarilla, el dengue, la fiariosis y el tifus exantemático.
    • 1993 Olivera, A. Geogr Salud [1993] 90 Esp (CDH )
      En cuanto a las picaduras de insectos, las consecuencias son variadas y algunas de gravedad; los mosquitos anofeles transmiten el paludismo, los mosquitos aedes la fiebre amarilla y el dengue, los mosquitos culex y anofeles la filariasis, los insectos simúlidos la oncocercosis y la mosca tse-tsé la tripanosomiasis o enfermedad del sueño.
    • 1993 Tamayo, F. Hombre naturaleza [1993] Ve (CDH )
      Cabudare, capital del Distrito Palavicino, es muy calurosa, y antaño fue muy malsana, pues el paludismo tenía allí un fuerte reducto; de consiguiente, los negocios andaban mal en la urbe, no obstante estar situada en lo que los caquetíos llamaban Bararida o sea Valle de las Damas que al decir de los cronistas «es valle hasta la mar», donde se encuentran grandes plantaciones de cañamelar.
    • 1994 Cuvi, P. Ecuador [1994] Ec (CDH )
      En estas selvas de cazadores, de madereros y buscadores de oro, el diablo se convierte en hombre, los hombre brujos se vuelven tigres y la Tunda rapta a los niños para esconderlos en lo hondo del monte (pero más reales y fastidiosos son los mosquitos y el paludismo; no olvide traer una buena reserva de repelente).
    • 1994 Cuvi, P. Ecuador [1994] Ec (CDH )
      El paludismo es una enfermedad perfectamente controlable y curable si se la trata a tiempo.
    • 1994 Lpz Bonillo, D. Medio ambiente [1994] Esp (CDH )
      Hay que hacer notar que algunos de estos productos tienen un efecto añadido y positivo para la salud humana, puesto que se utilizan para erradicar microorganismos existentes en parásitos, que son causa de numerosas enfermedades, como paludismo, ascaridiasis, etc.
    • 1994 Prensa El Tiempo, 16/04/1994 [1994] Co (CDH )
      "Colombia es el país que le ha dado al mundo un escritor premio Nobel como Gabriel García Márquez, un pintor del calibre de Fernando Botero, un clavicembalista como Rafael Puyana, un científico como Elkin Patarroyo, descubridor de la vacuna contra el paludismo, un torero como César Rincón y, como nos encontramos en Italia, también un jugador de fútbol como Asprilla. ¿No deberían ser ellos quienes dieran la verdadera imagen de nuestro país?"
    • 1994 Prensa El Mundo, 28/07/1994 [1995] Esp (CDH )
      Las vacunas son una de las medidas profilácticas indispensables a la hora de desplazarse hasta países en vías de desarrollo donde la incidencia de patologías, como la fiebre amarilla, cólera, tifus, malaria o paludismo es muy elevada.
    • 1994 Prensa La Vanguardia (Barcelona), 21/04/1994 [1994] Esp (CDH )
      —Imagínese, Ruanda sufre la guerra, el sida, el hambre, el paludismo; todas las miserias posibles.
    • 1994 Prensa El Mundo, 10/11/1994 [1994] Esp (CDH )
      Era diciembre de 1991 y empezaba un ensayo de tres años de duración en el valle de Kilombero, una remota área de Tanzania asolada por el paludismo.
    • 1995 Berges Mtz, M. T. et alii Biología Geología [1995] Esp (CDH )
      Dos ejemplos de estas enfermedades son el paludismo y la enfermedad del sueño.
    • 1995 Berges Mtz, M. T. et alii Biología Geología [1995] Esp (CDH )
      Mediante estas técnicas se espera desarrollar nuevas vacunas para combatir enfermedades tan graves como el SIDA y el paludismo.
    • 1995 Britton, R. M. No pertenezco [1995] Pa (CDH )
      Las dos están algo enfermas; creo que sufren de una forma de paludismo indolente.
    • 1995 Leguineche, M. Camino corto [1996] Esp (CDH )
      Murió de paludismo o de pulmonía el 13 de junio del año 323 a. de C. Dicen los historiadores que si la nariz de Cleopatra cambió la historia, el mosquito anofeles no fue menos al desviar los destinos del mundo y de Babilonia, porque Alejandro acababa de ordenar a sus arquitectos que reconstruyeran la gran torre.
    • 1995 Leguineche, M. Camino corto [1996] Esp (CDH )
      El paludismo y el opio han minado lentamente a la raza laosiana.
    • 1995 Montero, M. Tú Oscuridad [1995] Cu (CDH )
      Fue una asociación gratuita, porque él en realidad trataba de decirme el nombre de una fruta que había probado una sola vez en su vida, siendo todavía muy niño, cuando enfermó, creo, de paludismo, y su padre para consolarlo le llevó a la cama ese manjar lejano.
    • 1995 Prensa Geo, nº 102, 07/1995 [1995] Esp (CDH )
      Basándose en esta idea tan simple como barata, UNICEF y otras organizaciones internacionales acordaron hace unos años distribuir camas-mosquitero impregnadas de piretroides —unos insecticidas alternativos—, entre la población de los países más afectados por el paludismo.
    • 1995 Prensa Geo, nº 102, 07/1995 [1995] Esp (CDH )
      Los científicos involucrados en la lucha contra el paludismo disponen de un arma revolucionaria —la ingeniería genética— y de una nueva estrategia.
    • 1995 Prensa El Mundo, 26/01/1995 [1995] Esp (CDH )
      En este sentido, Médicos Sin Fronteras recoge en su informe el peligro que supone el sida para Africa, enfermedad que puede llegar a diezmar la población activa en varios países; y también el paludismo, que cada año causa la muerte de miles de niños.
    • 1995 Prensa Geo, nº 102, 07/1995 [1995] Esp (CDH )
      Desde hace unos días, la mujer presenta dolores, fiebre, falta de apetito y una molesta sensación de destemplanza, en lugar de un escalofrío único y acusado, como ocurre en otras formas de paludismo.
    • 1995 Prensa Geo, nº 102, 07/1995 [1995] Esp (CDH )
      Hasta el siglo XIX, los investigadores no dispusieron de los medios técnicos para investigar la verdadera causa del paludismo.
    • 1995 Prensa Geo, nº 102, 07/1995 [1995] Esp (CDH )
      La situación es tan agobiante que cada tanzano sufre un paludismo diario, como si de un resfriado se tratase.
    • 1995 Prensa Geo, nº 102, 07/1995 [1995] Esp (CDH )
      Para algunos investigadores, la artemisina representa uno de los mayores avances farmacológicos contra el paludismo desde que la quinina —el primer fármaco antimalárico— fuera sintetizada en 1944 por los químicos norteamericanos Robert Burns y William von Eggeres.
    • 1995 Prensa Geo, nº 102, 07/1995 [1995] Esp (CDH )
      En 1880, el francés Charles Laveran, discípulo aventajado de Pasteur, descubrió el parásito en los pacientes con paludismo, pero no acertó a explicar cómo llegaba hasta allí.
    • 1995 Prensa Geo, nº 102, 07/1995 [1995] Esp (CDH )
      — Mientras que en Venezuela o Colombia la transmisión de la malaria es relativamente baja, los habitantes de Tanzania sufren crisis diarias de paludismo.
    • 1995 Prensa Geo, nº 102, 07/1995 [1995] Esp (CDH )
      — El gran aliado del paludismo es, sin duda alguna, la miseria —dice David B. Evans, miembro del Programa Especial para la Investigación y Orientación de las Enfermedades Tropicales de la OMS (UNDP).
    • 1995 Prensa Geo, nº 102, 07/1995 [1995] Esp (CDH )
      Después de haber ido en aumento durante once años, el número de casos de paludismo parece estar en regresión en el centro y sur de América.
    • 1995 Prensa Geo, nº 102, 07/1995 [1995] Esp (CDH )
      El paludismo azota nuevamente Egipto, Siria y la península Arábiga y, con menor virulencia, Jordania e Irak.
    • 1995 Prensa Geo, nº 102, 07/1995 [1995] Esp (CDH )
      Gracias a la panoplia farmacéutica moderna, el paludismo no constituye por sí mismo una amenaza para los habitantes de estas naciones.
    • 1995 Prensa Geo, nº 102, 07/1995 [1995] Esp (CDH )
      — La mejor manera de conseguirlo es, sin lugar a dudas, la vacunación —dice Manuel Elkin Patarroyo, la primera persona del mundo que ha puesto a punto una vacuna sintética contra el paludismo y que, según él, podrá salvar más de un millón de vidas al año.
    • 1995 Prensa Geo, nº 102, 07/1995 [1995] Esp (CDH )
      Conocida popularmente como paludismo, la enfermedad está provocada por el Plasmodium, un parásito no más grande que una bacteria que se transmite al hombre a través de la picadura del mosquito Anopheles.
    • 1995 Prensa Geo, nº 102, 07/1995 [1995] Esp (CDH )
      En España, el paludismo fue erradicado en 1964 y desde entonces su incidencia ha sido muy baja, pues los casos aparecidos no llegan al centenar anual.
    • 1995 Prensa Geo, nº 102, 07/1995 [1995] Esp (CDH )
      En Europa Occidental, por ejemplo, se registran unos 9.000 casos de paludismo y un centenar de fallecimientos.
    • 1995 Roa Bastos, A. Crack 294 Cuentos fútbol Py (CDH )
      Y es que su pueblo, encharcado por las inundaciones, era el caldo de cultivo del mosquiterío del paludismo que hacía temblar hasta a los árboles.
    • 1996 Barreiro Trelles, N. / Díaz Barreiro, G. N. Farmacia cocina [1996] 240 Ar (CDH )
      La picadura de un insecto causa irritación y prurito local, pero además hay que tener en cuenta que los insectos inoculan gérmenes productores de varias enfermedades, como paludismo, dengue, tifus, etc.
    • 1996 Prensa El Nacional, 12/12/1996 [1996] Ve (CDH )
      Al mismo tiempo, "en 1993 se invirtieron en el mundo 84 millones de dólares y en 1995, 100 millones de dólares anuales en investigación para combatir el paludismo, de los cuales casi 60 por ciento se han destinado a buscar una vacuna para el mal".
    • 1996 Prensa El Nacional, 12/12/1996 [1996] Ve (CDH )
      —Me pareció no sólo arrogante sino también anticientífica la posición que adoptaron al pedir que no se sigan haciendo más investigaciones con la vacuna colombiana contra el paludismo, partiendo de un producto que no era el nuestro.
    • 1996 Prensa El Mundo, 19/07/1996 [1997] Esp (CDH )
      Según los sindicatos, puede haber más agentes enfermos que aún no han dado muestras de paludismo.
    • 1996 Prensa El Mundo, 19/07/1996 [1997] Esp (CDH )
      Ninguno de los funcionarios fueron vacunados y, al menos, uno de ellos, Juan Enrique del Moral Segovia, contrajo paludismo en Camerún.
    • 1996 Prensa El Mundo, 19/07/1996 [1997] Esp (CDH )
      Un agente que acompañó a los africanos a Camerún está en coma, tras contraer el paludismo
    • 1996 Prensa El Nacional, 02/07/1996 [1996] Ve (CDH )
      José Luis Bello, uno de los representantes de esta oficina del vicariato, señala que los planes para hacerle frente a las inundaciones, deben tomar en cuenta sobre todo el aspecto sanitario, "porque las carencias en esta materia son precisamente el problema más grave del Alto Orinoco. Recordemos que se trata de una zona en la que el paludismo es hiperendémico, y hay limitaciones para conseguir ayuda. Esto hace bastante probable que las cifras de mortalidad de los yanomami se destape en unos días o unos meses".
    • 1996 Prensa El Mundo, 30/05/1996 [1996] Esp (CDH )
      a cuatro años del siglo XXI, 20 millones de personas —el 10% de ellas niños— están infectadas de sida, 50.000 mujeres mueren anualmente por consumir agua contaminada., 400 millones padecen paludismo y casi 5 millones de europeos no tienen vivienda.
    • 1996 Prensa El País, 22/07/1996 [1996] Esp (CDH )
      Los dos participantes en la expulsión que resultaron afectados son el policía Juan Enrique del Moral, internado en Granada con paludismo severo, y el sargento primero del Aire Rafael Belaza, ingresado en Zaragoza con una enfermedad vírica.
    • 1996 Prensa El Universal, 03/09/1996 [1996] Ve (CDH )
      La religiosa de origen albanés, laureada con el Premio Nobel de la Paz, fue hospitalizada últimamente por disturbios cardiacos y una crisis de paludismo.
    • 1996 Prensa ABC Cultural, 21/06/1996 [1996] Esp (CDH )
      La malaria es uno de los mayores problemas de salud en los países subdesarrollados o en vías de desarrollo, ya que según la OMS unos dos mil millones de personas viven en áreas endémicas de paludismo.
    • 1996 Prensa ABC Cultural, 30/08/1996 [1997] Esp (CDH )
      Treinta años después de que se anunciara que el fin de las grandes epidemias estaba próximo, y tras un esfuerzo histórico sin precedentes en investigación médica, el paludismo, la tuberculosis, el cólera o la peste no sólo no se han atajado sino que en muchos casos han vuelto con fuerzas renovadas.
    • 1996 Prensa El Mundo, 19/07/1996 [1997] Esp (CDH )
      Además, ninguno de los policías fue vacunado y, al menos, uno de ellos, contrajo el paludismo en Camerún.
    • 1996 Prensa ABC Cultural, 31/05/1996 [1996] Esp (CDH )
      Los expertos de la OMS subrayan que la aparición de cepas de microbios resistentes a los medicamentos tiene efectos devastadores en la lucha contra la tuberculosis, cólera, diarrea, paludismo y neumonía.
    • 1996 Prensa El Nacional, 12/12/1996 [1996] Ve (CDH )
      Recordó, sobre la base de cifras de la OMS, que el paludismo ataca a 300 millones de personas en países en vías desarrollo, y de esos 300 millones se mueren de 2,1 a 2,5 millones de personas, fundamentalmente menores de 5 años.
    • 1996 Prensa El Nacional, 27/06/1996 [1996] Ve (CDH )
      La consecuencia es que desde entonces la población ha estado como el enfermo de paludismo al que siempre le tocaban "tragos largos", según lo refiere un poema de Andrés Eloy Blanco.
    • 1996 Prensa Prensa Libre, 10/07/1996 [1996] Gu (CDH )
      El gobernador dijo que teme que las lluvias se intensifiquen y que surjan brotes de diarrea y de paludismo.
    • 1996 Prensa Excelsior (México) [1996] 23/04/1996 Mx (CDH )
      Pero tampoco se les olvide que no estábamos expuestos a tantas maravillas tecnológicas, éramos bastante cerrados, que la polio (la enfermedad más grave en esa época para niños) ya está totalmente erradicada, así como la viruela, paludismo, etcétera.
    • 1996 Prensa Proceso, 27/10/1996 [1996] Mx (CDH )
      El dijo que, sobre todo, le interesa enseñar a la gente de escasos recursos métodos preventivos de enfermedades curables como el cólera y el paludismo, pues la prevención de enfermedades es indispensable en la actual época de neoliberalismo, ya que cada día será más difícil acceder a los hospitales públicos o privados.
    • 1996 Prensa ABC Cultural, 12/07/1996 [1996] Esp (CDH )

      A continuación, y a modo de terrible enumeración, las desgracias de los habitantes van desgranándose en imágenes únicamente acompañadas por la indiferente explicación del comentarista y, en ocasiones, por música de Brahms: casas insalubres, tosquedad prehistórica, carencias alimenticias, enfermedades como paludismo, disentería, bocio, etcétera..., que se van sucediendo durante veintisiete minutos hasta llegar al trágico final, en el que un niño muerto es llevado en una cesta a un desolado cementerio (2), con el que Buñuel corona su crítica a la indiferencia de la Europa "moderna".

    • 1996 Prensa ABC Cultural, 31/05/1996 [1996] Esp (CDH )
      Las diez infecciones más mortíferas durante el año 1995, que han ocasionado esos diecisiete millones de muertos en todo el mundo, han sido las infecciones agudas de las vías respiratorias inferiores (4,4 millones de fallecimientos, de los que 4 millones eran niños), enfermedades diarreicas, en particular el cólera, la fiebre tifoidea y la disentería (3,1 millones, la mayoría niños), tuberculosis (3,1 millones, principalmente adultos), paludismo (2,1 millones, de los que 1 millón eran niños), hepatitis B (1,1 millones de muertos), sida (1 millón), sarampión (más de 1 millón de niños), tétanos neonatal (460.000), tosferina (355.000) y verminosis intestinales (al menos 135.000).
    • 1997 Estivill, E. / Béjar, S. Necesito dormir [1997] Esp (CDH )
      Entre éstas se encuentra el paludismo, infección transmitida por la mosca tse-tse, que inocula el protozoo responsable de la enfermedad del sueño.
    • 1997 Prensa Caretas, 06/02/1997 [1997] Pe (CDH )
      "Esta situación se retrata bien en una danza del Cusco llamada chuj chuj, o sea calofrío, temblor, crisis palúdica. Aparece un enfermo con una máscara amarillenta y, tras él, un enfermero con una gran jeringa dispuesto a ponerle un enema. Cusco, al oriente mira a la selva. De allí sus conocimientos del paludismo y otras enfermedades de las floresta, que la imaginación popular gráfica en son de burla a través de las danzas y la máscara".
    • 1997 Prensa El Mundo - Salud (Suplemento), 02/01/1997 [1997] Esp (CDH )
      El paludismo, la peor de las enfermedades transmitidas por vectores, afecta a 500 millones de personas cada año.
    • 1997 Prensa El Mundo - Salud (Suplemento), 02/01/1997 [1997] Esp (CDH )
      El paludismo y la tuberculosis, por ejemplo, provocan la muerte de cinco millones de personas cada año.
    • 1997 Prensa El Salvador Hoy, 05/02/1997 [1997] Esp (CDH )
      Para Interiano, el aumento de casos de paludismo no es para alarmarse, más bien es para alertar a la población para que participe en la destrucción del mosquito Anopheles y el Aedes Aegypti, éste último es el que lo transmite en la zona urbana.
    • 1997 Prensa El Salvador Hoy, 10/07/1997 [1997] Esp (CDH )
      En 1997 se han reportado siete casos de dengue clásico y seis de paludismo.
    • 1997 Prensa El Salvador Hoy, 10/07/1997 [1997] Esp (CDH )
      Durante cada visita, se recomendó a los habitantes guardar las medidas de prevención para evitar nuevos brotes de la enfermedad, así como del paludismo.
    • 1997 Prensa Excélsior, 21/01/1997 [1997] Mx (CDH )
      En el renacer de enfermedades propias de la miseria, que creíamos erradicadas (tuberculosis, paludismo, tifo, cólera, etcétera); en deserciones escolares masivas, y en millones de mexicanos que vieron, irremisiblemente, descender la calidad de lo único que tienen: la vida.
    • 1997 Prensa Proceso, 02/02/1997 [1997] Mx (CDH )
      "Mi hijo estaba vivo, aunque dos años después murió de paludismo", cuenta a Velasco Herminia Alba, "aquella madre destrozada filmada por Buñuel", ahora de 88 años de edad y radicada en Aceitunilla, "el pueblo cacereño donde se rodó parte de la historia".
    • 1997 Prensa Proceso, 02/02/1997 [1997] Mx (CDH )
      "Documental 'turístico' sobre una de las regiones más atrasadas de España. No hay canciones, no se conoce el pan, las casas no tienen ventanas ni chimenea. La desnutrición y la insalubridad causan paludismo, bocio, cretinismo, enanismo.
    • 1997 Prensa Granma Internacional, 03/1997 [1997] Cu (CDH )
      A punto de cumplir seis décadas de fundado, bastaría con el importante aval de haber evitado la entrada del paludismo en Cuba para justificar la existencia del Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí, una de las instituciones científicas más prestigiosas de la Isla.
    • 1997 Prensa Granma Internacional, 04/1997 [1997] Cu (CDH )

      La escolarización es masiva (98% en menores entre 6 y 12 años; 90% entre los de 13 y 16) y cuenta con un maestro por cada 42 habitantes, lo que nos diferencia del resto del mundo donde 100 millones de niños menores de 13 años están obligados a trabajar y 25000 mueren diariamente por sarampión, paludismo, difteria, neumonía y desnutrición.

    • 1997 Prensa Revista Hoy, 19-25/05/1997 [1997] Ch (CDH )
      "El golpe fue tal que sufrió un ataque de paludismo, con fiebres y tercianas que le destemplaron el juicio. En medio de los delirios soñaba con su madre y en los momentos de cordura intentaba recordar su infancia", dice Déjame que te cuente.
    • 1997 Prensa Vistazo, 08/05/1997 [1997] Ec (CDH )
      Un historiador francés recuerda que en Quito se conocía a Panamá como el sepulcro y cuartanas del paludismo.
    • 1997 Quintanilla, M. Á. / Schz Ron, J. M. Ciencia [1997] Esp (CDH )
      De esa forma pasaba a ser posible diagnosticar con rigurosa certidumbre enfermedades como la tuberculosis pulmonar, la difteria tonsilar, la fiebre tifoidea o el paludismo.
    • 1997 Quintanilla, M. Á. / Schz Ron, J. M. Ciencia [1997] Esp (CDH )
      En el ámbito estatal, las actuaciones sistemáticas en materia de salud pública fueron, en general, muy débiles, limitándose a la promoción de la vacunación contra la viruela (en el sentido que veremos inmediatamente), la distribución de quina para evitar el paludismo y el desarrollo de políticas legislativas relativas a la reubicación de los cementerios fuera de las murallas de las ciudades.
    • 1998 Ronald Morales, A. Frutoterapia [1998] 113 Co (CDH )
      Ingerido de forma gradual hasta llegar a 15 unidades diarias, cura el paludismo.
    • 1998 Ronald Morales, A. Frutoterapia [1998] Co (CDH )
      Es un disolvente, por ello se recomienda a artríticos y reumáticos, previene el paludismo y la gripe.
    • 1999 Rapado, A. Salud mujer [1999] 171 Esp (CDH )
      La prevención del paludismo debe realizarse en viajeros que van a Centro-Africa, la selva brasileña y el sudeste asiático.
    • 1999 Rapado, A. Salud mujer [1999] Esp (CDH )
      Para enfermedades sin vacunas, como la malaria y el paludismo, son importantes las medidas antimosquitos: mangas y pantalones largos, repelentes de insectos para piel o ropa y rociar la habitación con insecticidas.
    • 2000 Vargas Llosa, M. Fiesta Chivo [2000] Pe (CDH )
      Cuando la limousine del Jefe partió, abandonándolo en el hediondo lodazal, el general José René Román temblaba de pies a cabeza, como los soldaditos que había visto morir de paludismo en Dajabón, guarnición de la frontera haitiano-dominicana, en los comienzos de su carrera militar.
    • 2001 Bird Carmona, A. Lima Machete PR (CORPES)
      El paludismo o las calenturas de frío, como era conocido comúnmente, tuvo un desarrollo acelerado durante los primeros años del siglo. El Dr. Ramón Vergne, un observador de la época, reconoció los siguientes factores como causas para el alza en los casos de paludismo.
    • 2001 Secretaría de prevención y protección de la salud Enfermedades Vector Mx (CORPES)
      En México, la incidencia de paludismo continúa disminuyendo, mientras que en el resto del mundo está re-emergiendo y la Organización Mundial de la Salud lo ubica como prioridad mundial. Grupos internacionales están promoviendo el regreso del DDT para controlar los vectores, situación que nuestro país ha superado no solo al eliminar el uso del DDT, sino de disminuir todos los insecticidas involucrados para el control de los vectores del paludismo.
    • 2001 VV.AA. (Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social) Saneamiento ambiental Esp (CORPES)
      El paludismo es una enfermedad que la mayoría de los encuestados percibe que la causa es "el zancudo". Es una enfermedad que tiende a percibirse como grave y con cura por una gran mayoría. Sólo algunos de los que contestaron no saber sobre sus causas, decidieron no comentar sobre este tópico cura de la enfermedad, casi el total de los encuestados, incluyendo los que dicen no conocer sobre sus causas, la perciben como grave, pero con posibilidades de cura.
    • 2002 Bryce Echenique, A. Huerto Amada [2002] Pe (CDH )
      A los pobres los tuvo en ascuas sociales, pero qué se iban a atrever a llamar a la casa de la convulsionada familia Alegre di Lucca, en San Isidro, o a la de la familia de Larrea y Olavegoya, en Chorrillos, y, en cuanto al huerto de Natalia, lo más probable es que una gente que vive en la calle de la Amargura ignore que un huerto tiene teléfono, salvo que trabaje en la contabilidad del mismo o haya tenido en el campo un pariente tipo Colofón que contrajo el bacilo de Koch arando melodramáticamente, o sea, toda una vida, de día y de noche, y allá en Surco, por la carretera al sur y los pantanos de Villa con zancudos, paludismo y eso.
    • 2002 Engon Obiang Nsee, I. Nostalgias emigrante (CORPES)
      Durante dos meses, había pasado por todo en la Gran Ciudad, hambre, insultos, humillaciones y por si fuera poco, fui víctima de un paludismo que me llevó hasta las mismísimas puertas de la muerte, afortunadamente todo había pasado; por fin, había llegado el día veintinueve y empezaba a soñar con el día siguiente; quería sentirme libre para regresar a mi pueblo, pero, además, quería hacerlo muy orgulloso sabiendo haber servido fielmente a la Revolución; quería regresar a mi pueblo feliz y contento habiendo cumplido mi deber como todo buen revolucionario.
    • 2002 García Márquez, G. Vivir [2002] Co (CDH )
      El médico de la escuela me diagnosticó paludismo, amigdalitis y bilis negra por el abuso de lecturas mal dirigidas.
    • 2002 Henríquez Gratereaux, F. Disparatario RD (CORPES)
      Quien habita un pantano, por fuerte y sano que sea, finalmente contrae el paludismo.
    • 2003 Argüello, R. A. Agua saneamiento Esp (CORPES)
      Como se ha señalado, los daños en la infraestructura sanitaria afectaron principalmente la obtención de agua potable y la adecuada disposición de excretas, aumentando así el riesgo de transmisión de enfermedades diarreicas agudas y del cólera. Las inundaciones y el estancamiento del agua favorecieron la proliferación de mosquitos transmisores del dengue y paludismo.
    • 2003 Thirión Icaza, J. Aedes aegypti Mx (CORPES)
      El método tradicional es el del programa de paludismo, consiste en ubicar previamente jaulas con mosquitos en un transecto perpendicular a una línea por la que se desplaza un vehículo con una máquina pesada generadora de ULV operando, el viento debe soplar a favor de la ubicación del transecto. La penetración de la niebla se mide en metros, contados a partir de la boquilla de la máquina ubicada en el punto más próximo frente a las jaulas, el vehículo avanza a 10 Km/h de velocidad tal como se efectúa en forma rutinaria, sólo que el recorrido se limita a sólo unos 100 metros.
    • 2004 Anónimo "Gilberto Rojas" Bo (CORPES)
      Mientras las metralletas escupían balas, dejando en el suelo soldados paraguayos y bolivianos, un mosquito llevó a la piel de Gilberto el paludismo. Médicamente desahuciado fue evacuado hacia La Paz. Ya en la Clínica Americana el Doctor Frank Beck le salvó la vida.
    • 2006 Pruna Goodgall, P. M. et alii Historia ciencia Cu (CORPES)
      En el estudio del paludismo se destacó la labor de Tomás Vicente Coronado e Interián (1856-1928), quien recibió el premio Orfila, otorgado por la Academia de Medicina de París, por haber logrado —en 1892— la reproducción experimental del organismo causante de la malaria.
    • 2007 Marineros, L. / Véliz Ramírez, V. Copán: guía [2007] Ho (CORPES)
      7. ¿Por qué desaparecieron los Mayas? Existen varias teorías, sin embargo parece ser que una mezcla de varios motivos hicieron sucumbir a Copán y muchas otras ciudades mayas. Aparentemente el valle de Copán colapsó ante los más de 25 mil habitantes que se estima llegó a tener valle, asi mismo el deterioro de la tierra impactó enfermedades tropicales (como la fiebre amarilla, el paludismo, el dengue hemorrágico, mal de Chagas, rabia, etc), enfermedades por contaminantes fecales (disentería, gastroenteritis, endoparásitos, etc.), sequías, tormentas tropicales y la concentración de alimentos para la realeza, etc. lo que pudo desencadenar sublevaciones de sociedades plebeyas. Una vez que culminó la dinastía de Yax Kuk Mo', los mayas de Copán habitaron por unos cien años más en el valle.
    • 2007 Romero Cabello, R. Microbiología p. 1441 Mx (BD)
      El paludismo es una parasitosis que ha sido conocida desde hace mucho tiempo. Hipócrates hablaba de la fiebre, e incluso hizo una diferenciación entre la fiebre continua y la no continua, en donde va ubicando lo que para ese tiempo empieza a recibir el nombre de malaria, en función de "mal-aire", porque el padecimiento se asociaba con más frecuencia con aquellas personas que vivían cercanas o contiguas a zonas pantanosas o malolientes. Posteriormente, para el siglo XVI o XVII, se le dio el nombre de paludimo, por palustre, que quiere decir zona pantanosa. Se le volvía a relacionar con esta situación. Finalmente, éstos fueron los dos términos con los que subsiste hasta la fecha: malaria o paludismo.
    • 2008 Briceño, A. "Chávez verdad" Ni (CORPES)
      Las enfermedades propias de la pobreza, como el dengue, la malaria, el paludismo, la tos ferina, la varicela y la hepatitis, han reaparecido, pero la publicación de estadísticas oficiales está suspendida.
    • 2011 Taberné, S. R. "Malaria" [25-04-2011] El Mundo-Salud (Madrid) Esp (HD)
      El paludismo o malaria es una enfermedad que pueden contraer personas de todas las edades. Causada por parásitos de la especie 'Plasmodium', esta enfermedad se transmite de persona a persona a través de la picadura de mosquitos infectados. Si no se trata rápidamente con medicamentos eficaces, puede ser letal.
    • 2012 Agencia Efe "Malaria pacífico" [02-11-2012] La Vanguardia (Barcelona) Esp (HD)
      De este total, 30 millones de casos y 42.000 muertes por paludismo se registraron en la región del Asia Pacífico, principalmente en India, Indonesia, Pakistán, Birmania (Myanmar) y Papúa Nueva Guinea [...]. "La resistencia a los tratamientos contra el paludismo es uno de los principales retos" para el control y la eliminación de la malaria en el Asia Pacífico, destacó el director del Programa sobre Malaria de la OMS, Robert Newman.
    • 2013 Mitre, M. E. / Camacho, N. (coords.) Manual Reforestación Pa (CORPES)
      El jugo de los frutos machacados se endulza con miel, obteniéndose un jarabe que se usa contra la fiebre y el paludismo.
    • 2014 Anónimo "Muertes malaria" [25-04-2014] El Comercio (Quito) Ec (HD)
      En Ecuador, la última muerte (una sola) por malaria se registró en el 2008, según consta en el informe de la OMS. Adicionalmente, datos del Ministerio de Salud Pública indican que en el país los casos de paludismo disminuyeron en un 99% en la última década (entre el 2001 y 2012). La entidad de salud pública informa (en su sitio web), además, que en el 2012 se reportaron un total de 558 casos- 478 correspondientes al tipo P. Vivax y 80 al P. Falciparum, lo que representa una reducción del 98.8% en comparación a los 37.269 contagios del 2001. Por la disminuir la tasa de morbilidad causada por malaria en un 70% en los últimos dos años, Ecuador recibió en el 2012 el premio ‘Campeón de la lucha contra el paludismo de las Américas’, otorgado por la Organización Panamericana de la Salud (OPS).
    • 2014 Hierro, L. "Malaria Occidente" [13-06-2014] El País (Madrid) Esp (HD)
      La malaria o paludismo es una de las enfermedades tropicales que con más frecuencia llega a países donde no son endémicas, como a Estados Unidos o a los europeos. Se da, sobre todo, en el África subsahariana, de donde se importa el 85% de los casos, y en menor medida en regiones de Asia y Latinoamérica. España fue declarada zona libre de paludismo en 1964, pero su diagnóstico vuelve a ser relativamente frecuente debido al aumento de los viajes por turismo, negocios, cooperación o por las migraciones. La enfermedad se contrae a través de la picadura de las hembras del mosquito Anopheles, que transmite hasta seis tipos de un protozoo llamado Plasmodium. El más común en los pacientes diagnosticados es el Plasmodium falciparum.
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      Paludismo 1. m. Med. Enfermedad febril producida por un protozoo, y transmitida al hombre por la picadura de mosquitos anofeles.
    • 2015 Mtz Báez, M. / Mtz Palomo, A. Paludismo ciencia sociedad Mx (BD)
      Es un hecho innegable que desde los remotos siglos en que se formaron las primitivas civilizaciones hasta nuestros días, el paludismo aparece teniendo frecuentemente eficaces relaciones con la agricultura, relaciones que se manifiestan a veces en que el paludismo estorba el progreso de la agricultura [...]. Para hacer patente el hecho de que las relaciones entre paludismo y agricultura han sido conocidas desde algunos años, no haremos referencia sino a lo acontecido al respecto de la relación con Roma. Este caso es un buen ejemplo: Roma sufrió abundantemente por el paludismo y Roma fue manantial caudaloso de cultura y por siglos realizó vida social intensa, que desbordó los estrechos confines de su cuna y que se extendió por ancha zona comprendiendo gran parte de Europa, buena extensión del norte africano y prácticamente todo el Oriente en sus proporciones cercana y mediana.
    • 2015 Anónimo "Salud femenina" Ar (CORPES)
      La neumonía, la diarrea y el paludismo son las principales causas de mortalidad en los cinco primeros años de vida, y a ellas contribuye de forma importante la malnutrición.
    • 2016 Lucio, C. G. / López, Á. "Enfermedades" [13-12-2016] El Mundo (Madrid) Esp (HD)
      "Hemos hecho grandes progresos, pero nuestro trabajo sigue incompleto". Con esta frase resume Margaret Chan, la directora general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), las conclusiones del último informe mundial sobre la malaria, un documento que, anualmente, repasa el estado de la lucha global contra el paludismo y que acaba de hacerse público.
    • 2017 Anónimo "Día Mundial Paludismo" [25-04-2017] El Heraldo (Bogotá) Co (HD)
      El paludismo, o malaria, es una enfermedad potencialmente mortal causada por parásitos que se transmiten al ser humano por la picadura de mosquitos hembra infectados del género Anopheles. Cada 25 de abril se celebra el Día Mundial del Paludismo, y el tema de la Organización Mundial de la Salud para este año es “Acabemos con el paludismo para siempre”.
    • 2018 Ruiz, A. S. "Estar juntos" [25-02-2018] La Vanguardia (Barcelona) Esp (HD)
      En Costa de Marfil quedan, a cargo de la madre de Alí, su hijo mayor Michel, de 18 años, que ya se maneja solo, y el pequeño Adou, de siete. La muerte de la abuela precipita la decisión de que Adou, que además enferma de paludismo, se reúna con ellos en Fuerteventura. Alí solicita el reagrupamiento familiar en España hasta en cuatro ocasiones, medida que le es negada una y otra vez porque no alcanza el límite económico exigido por la ley de Extranjería. Le faltaban 56 euros en su nómina mensual.
    • 2018 Anónimo "Indígenas mueren" [12-10-2018] El Nacional (Caracas) Ve (HD)
      El paludismo es una de las mayores amenazas en esta región, siendo diagnosticada en aproximadamente 100 personas en un período de cinco días. "En estos momentos no hay primaquina, el microscopio está dañado desde hace dos meses, las autoridades no nos han dado respuestas, los indígenas de la comunidad estamos recolectando dinero para ver si logramos reparar el microscopio, porque es necesario contar con ese equipo en la comunidad, las muestras se toman en el Tukuko y se llevan a la sede de malaria en Machiques" dijo Néstor Maikishi, cacique mayor de de Tukuko, subdivisión yukpa.

Diccionario histórico de la lengua española
Real Academia Española © Todos los derechos reservados

Con el apoyo de Inditex
cerrar

Buscador general de la RAE