2.ª Entrega (marzo de 2014)
Versión del 25/10/2018
Equipo Real Academia Española
Familia Ver familia de palabras
pelagra s. (1798-)
pelagra, palagra, pellagra, pelagria
Etim. Voz tomada del italiano pellagra, formada en esta lengua según el modelo de podagra. Según el DELI (s. v. pélle), el término empezó a emplearse en italiano a partir de la publicación en 1771 del tratado, escrito en latín, Animadversiones in morbum, vulgo pellagram de Francesco Frapolli.

Se documenta por primera vez, bajo la forma pellagra y con la acepción de 'enfermedad caracterizada por lesiones de la piel, alteraciones mentales y problemas gastrointestinales y, en particular, la causada por falta de vitamina B3 o de algún aminoácido en la alimentación', en 1798, en el tomo II de la traducción del Prospecto de medicina de Weikard. La enfermedad fue descubierta por el doctor Gaspar Casal (y estudiada en 1762, como el mal de la rosa en su obra póstuma Historia natural, y médica de el Principado de Asturias), si bien, al difundirse por Europa, fue bautizada de nuevo con mayor éxito como pellagra por Francesco Frapolli en 1771, denominación que prendió con éxito en nuestra lengua y logró desplazar a mal de la rosa o lepra lombárdica. La variante palagra ofrece un único testimonio, el de las Lecciones de patología y clínica médica de M. Díaz Rubio (1964).

En el Diccionario del periodismo de López de Zuazo (1978) se consigna una acepción restringida al ámbito del periodismo: 'reportero que lleva bastante tiempo trabajando en un periódico, pero que no figura todavía en la plantilla'.

  1. ac. etim.
    s. f. Med. Enfermedad caracterizada por lesiones de la piel, alteraciones mentales y problemas gastrointestinales y, en particular, la causada por falta de vitamina B3 o de algún aminoácido en la alimentación.
    docs. (1798-2017) 44 ejemplos:
    • 1798 Serrano Manzano, J. Trad Prospecto Medicina Weikard, II p. 254 Esp (BD)
      Si solo el alimento nutritivo es suficiente para curar la pellagra, ¿por qué no deberia bastar él para precaverla? Por alimento nutritivo no entiendo el uso de la arina de cebada cocida en agua simple, privada del mas natural condimento, esto es de la sal. Véase, pues, la solucion de la qüestion. (El traductor Italiano).
    • 2017 Glz, R. "Intoxicado" [21-08-2017] ABC (Córdoba) Esp (HD)
      Colijo pues, que la reflexión es producto del yogur que he tomado de postre, que tiene bífidus con pelagra. El problema de estar intoxicado es que piensas cosas raras. Muy raras.
    • 1798 Serrano Manzano, J. Trad Prospecto Medicina Weikard, II p. 254 Esp (BD)
      Si solo el alimento nutritivo es suficiente para curar la pellagra, ¿por qué no deberia bastar él para precaverla? Por alimento nutritivo no entiendo el uso de la arina de cebada cocida en agua simple, privada del mas natural condimento, esto es de la sal. Véase, pues, la solucion de la qüestion. (El traductor Italiano).
    • 1800 Serrano Manzano, J. Trad Elementos Medicina Brown II [1800] p. CXVII Esp (BD)
      Si pasamos la vista sobre las potencias ó agentes que producen la pelagra (á lo menos sobre las que nosotros conocemos) vemos que estas son en parte directa, y en parte indirectamente debilitativas. Entre las causas directamente delibitativas se debe contar sin duda alguna la escasez del alimento compuesto de solos vegetales, fáciles á sufrir una fermentacion, que es con lo que se alimentan los paisanos en varias provincias de la Lombardía [...].
    • 1828 Hurtado Mendoza, M. Décadas Medicina, XIX [1828] p. 182 Esp (BD)
      Noticia sobre la Pellagra. Esta afeccion que reina en las provincias septentrionales de Italia, y principalmente en Lombardia, se caracteriza por una irritacion erisipelatosa de la piel siempre secundaria ó dependiente de la gastro-enteritis, como lo prueban la anorexia, la bulimia, la sed, los cólicos, la astriccion, la disentéria, la hipocondría, &c.
    • 1863 Anónimo "Trad hoja impresa Laudouzy" [28-05-1863] La España Médica (Madrid) Esp (HD)
      No niego la influencia de una alimentacion insuficiente y viciosa sobre el mal de la rosa; por el contrario, creo no solamente en la influencia de la miseria sobre la mayor parte de las grandes enfermedades, y especialmente sobre la pelagra, sino tambien en la influencia de la miseria moral, poco conocida, y que tal vez esplica algunas pelagras que he observado en personas acomodadas.
    • 1880 García Roël, F. Etiología pellagra p. 7 Esp (BD)
      Una cuestion de alta importancia social y honorífica para la medicina, preocupa hoy seriamente el ánimo de los facultativos distinguidos de muchos países. Se trata de la pellagra, de esta enfermedade protéica, tan generalizada como difícil de reconocer mientras no se tocan sus períodos dermatósicos.
    • 1897 Anónimo "Defunciones Madrid" [29-01-1897] La Unión Católica (Madrid) Esp (HD)
      El paludismo causo 29 defunciones, 46 la pelagra y 45 otras enfermedades infecciosas.
    • 1901 Baroja, P. Aventuras Paradox [1969] p. 115 Esp (BD)
      Había tenido pelagra en las manos y le quedaban cicatrices. El pobre hombre, que conocía a fondo los síntomas de la pelagra, tomó media botella de agua de Loeches y se fue al hospital.
    • 1928 Anónimo "Hacia Matuselenismo" [12-05-1928] La Esfera (Madrid) Esp (HD)
      No son sólo los conocimientos bacteriológicos y su aplicación en desinfecciones vacunas y sueros los que de tal modo benefician á la Humanidad: la higiene alimenticia ha hecho desaparecer, ó poco menos, la pelagra, el escorbuto y el oriental beri-beri, y están en camino de lograra otro tanto contra el raquitismo, la litiasis y la gota...
    • 1967 García Márquez, G. Cien años [2007] 14 Co (CDH )
      Sobrevivió a la pelagra en Persia, al escorbuto en el archipiélago de Malasia, a la lepra en Alejandría, al beriberi en el Japón, a la peste bubónica en Madagascar, al terremoto de Sicilia y a un naufragio multitudinario en el estrecho de Magallanes.
    • 1985 Martín Municio, Á. Antes y después HBioquímica Esp (CDH )
      En 1916, Goldberg descubre que muchos prisioneros sufrían de pelagra y sostenía que la grave enfermedad no tenía origen infeccioso sino que era debida simplemente al régimen alimenticio.
    • 2006 Juaristi, J. "Humus" [08-01-2006] ABC (Sevilla) Esp (HD)
      Quizá inmensos depósitos de tobas fermenten durante millones de milenios sobre lo que un día habrá sido Caballero de Gracia o Aribau o Sierpes o la Avenida de Sabino Arana y acaso cuando los últimos catalanes de diseño inteligente se hayan extinguido en la reserva de Terrasa a causa de una pelagra atípica transmitida por el langostino navideño, un descenciente indigenista de los primitivos colonizadores marcianos reclame para su pueblo la propiedad del hidrocarburo resultante.
    • 2017 Glz, R. "Intoxicado" [21-08-2017] ABC (Córdoba) Esp (HD)
      Colijo pues, que la reflexión es producto del yogur que he tomado de postre, que tiene bífidus con pelagra. El problema de estar intoxicado es que piensas cosas raras. Muy raras.
    • 1798 Serrano Manzano, J. Trad Prospecto Medicina Weikard, II p. 254 Esp (BD)
      Si solo el alimento nutritivo es suficiente para curar la pellagra, ¿por qué no deberia bastar él para precaverla? Por alimento nutritivo no entiendo el uso de la arina de cebada cocida en agua simple, privada del mas natural condimento, esto es de la sal. Véase, pues, la solucion de la qüestion. (El traductor Italiano).
    • 1800 Serrano Manzano, J. Trad Elementos Medicina Brown II [1800] p. CXVII Esp (BD)
      Si pasamos la vista sobre las potencias ó agentes que producen la pelagra (á lo menos sobre las que nosotros conocemos) vemos que estas son en parte directa, y en parte indirectamente debilitativas. Entre las causas directamente delibitativas se debe contar sin duda alguna la escasez del alimento compuesto de solos vegetales, fáciles á sufrir una fermentacion, que es con lo que se alimentan los paisanos en varias provincias de la Lombardía [...].
    • 1825 Anónimo "Libros" [22-08-1825] Diario de Avisos de Madrid (Madrid) Esp (HD)
      Los suscritores á la traducción del diccionario de Ciencias médicas acudirán a recoger el tomo XXIX en Madrid [...]. Este tomo contiene muchos artículos importantes, como peste, pestilencial, pelagra, pelo (patología), pénfigo, percusion, perforacion, pericarditis, periódicas (enfermedades), peritonitis, pesas y medidas, pie y otros.
    • 1828 Hurtado Mendoza, M. Décadas Medicina, XIX [1828] p. 182 Esp (BD)
      Noticia sobre la Pellagra. Esta afeccion que reina en las provincias septentrionales de Italia, y principalmente en Lombardia, se caracteriza por una irritacion erisipelatosa de la piel siempre secundaria ó dependiente de la gastro-enteritis, como lo prueban la anorexia, la bulimia, la sed, los cólicos, la astriccion, la disentéria, la hipocondría, &c.
    • 1838 Anónimo (J. M. y H.) "Semiología" [30-09-1838] Boletín de Medicina, Cirugía y Farmacia (Madrid) Esp (HD)
      Varias afecciones del tubo alimenticio tiene por síntoma constante la vellosidad de la lengua, tales son la dispepsia, (gastro-duodenitis crónica), la hipocondria, el vómito habitual, la diarrea crónica, la pellagra, la helmintiasis y algunas fiebres lentas.
    • 1846 Anónimo "Observaciones pellagra" [10-02-1846] Gaceta Médica (Madrid) Esp (HD)
      Observaciones sobre la pellagra. Esta enfermedad, que de poco tiempo á esta parte ha empezado à llamar la atención en Francia, parece que va siendo tanto mas frecuente cuanto mas se habla de ella. [...] En cuanto á la pellagra se dice que España es uno de los paises en que mas comunmente se presenta [...].
    • 1848 Martínez, I. Pelagra Asturias [1848] pp. 5-6 Esp (BD)
      Un médico, cuyo nombre es justamente célebre mas allá de los Pirineos y que ejercia en Oviedo, D. Gaspar Casal, notó en los habitantes pobres de las cercanías de esta ciudad una afeccion singular tanto mas grave, cuanto desconocia su origen, y de cuyos caracteres no se encontraban vestigios en los escritos de los nosografos. Conmovido por los destrozos que hacia, la estudió con cuidado y describió en una preciosa obra [...]. En esta descripcion que pocos médicos conocen, se notan todos los rasgos característicos de la pellagra, cuyo nombre no se habia pronunciado aun en el mundo médico. Casal la designa con el nombre de mal de la rosa, que él tomó de su nombre vulgar en el dialecto de los asturianos.
    • 1851 Sedano, M. Trad Enfermedades piel Schedel [1851] p. 321 Esp (BD)
      Frapolli, que es el primer médico italiano que habló de esta enfermedad bajo el nombre de pelagra (Animadversiones in morbum vulgo pellagram. Med., 1771), cree que hacia ya mucho tiempo que existia en Lombardia, sin llamar la atencion; porque, segun él, la denominacion de pellarella, que se encuentra en un reglamento antiguo relativo á la admision de enfermos en el hospital de Brolio, solo puede aplicarse á los sugetos atacados de pelagra [...].
    • 1852 Campo, H. "Sobre pelagra" [23-05-1852] Boletín de Medicina, Cirugía y Farmacia (Madrid) Esp (HD)
      Creo haber probado suficientemente, que entre todas las causas consideradas dentro y fuera de este pais como eficientes y determinantes del mal llamado de la rosa, del hígado, del monte y pelagra, ninguna reune razones mas poderosas en su favor, que la por mi propuesta: la influencia solar en circunstancias dadas.
    • 1855 [Gaspar y Roig] DiccEnciclLengEsp, II (NTLLE)
      PELAGRA: s. f. Med.: inflamacion erisipelatosa que se desarrolla sobre todo en las partes del cuerpo que estan espuestas al contacto del aire y a la accion de los rayos del sol, con desecacion de la epidermis. A estos accidentes se agregan otros sintomas que indican principalmente la afeccion del aparato gastrico-intestinal, y la lesion mas o menos profunda del sistema nervioso.
    • 1863 Anónimo "Trad hoja impresa Laudouzy" [28-05-1863] La España Médica (Madrid) Esp (HD)
      No niego la influencia de una alimentacion insuficiente y viciosa sobre el mal de la rosa; por el contrario, creo no solamente en la influencia de la miseria sobre la mayor parte de las grandes enfermedades, y especialmente sobre la pelagra, sino tambien en la influencia de la miseria moral, poco conocida, y que tal vez esplica algunas pelagras que he observado en personas acomodadas.
    • 1870 Anónimo "Baños termo-medicinales" [05-06-1870] El Imparcial (Madrid) Esp (HD)
      Se emplean tambien con éxito muchas veces en otras varias enfermedades, sobre todo en infartos pasivos del hígado, catarros en el primer periodo de la pelagra [...], y en algunas otras cuyo escaso número no permite enumerar por ahora como susceptibles de seguros y beneficiosos resultados.
    • 1878 Serrano, N. M. (dir.) Dicc Universal LengCast, V Esp (BD)
      dermopelagria, s. f. Med. Sinónimo de pelagria.
    • 1880 García Roël, F. Etiología pellagra p. 7 Esp (BD)
      Una cuestion de alta importancia social y honorífica para la medicina, preocupa hoy seriamente el ánimo de los facultativos distinguidos de muchos países. Se trata de la pellagra, de esta enfermedade protéica, tan generalizada como difícil de reconocer mientras no se tocan sus períodos dermatósicos.
    • 1884 RAE DRAE 12.ª ed. (NTLLE)
      Pelagra. [...] f. Med. Enfermedad cutánea, casi siempre mortal, caracterizada por inflamación escamosa en las partes del cuerpo expuestas al aire y al sol, y que se reproduce y agrava en las primaveras.
    • 1897 Anónimo "Defunciones Madrid" [29-01-1897] La Unión Católica (Madrid) Esp (HD)
      El paludismo causo 29 defunciones, 46 la pelagra y 45 otras enfermedades infecciosas.
    • 1901 Baroja, P. Aventuras Paradox [1969] p. 115 Esp (BD)
      Había tenido pelagra en las manos y le quedaban cicatrices. El pobre hombre, que conocía a fondo los síntomas de la pelagra, tomó media botella de agua de Loeches y se fue al hospital.
    • 1903 Anónimo "Pelagra España" [01-12-1903] p. 199 Revista Ibero-Americana de Ciencias Médicas (Madrid) Esp (HD)
      ¿Existe la pelagra en Madrid? Pregunta es ésta á la que yo contesto de una manera rotunda y afirmativa. No sólo existe, sino que el número de pelagrosos aumenta más cada año en las clínicas del Hospital General, al menos en la sala 12, que está á mi cargo desde hace quince años.
    • 1911 Anónimo "Información política" [25-01-1911] ABC (Madrid) Esp (HD)
      Se acordó que España concurra al Congreso de higiene, que se ha de celebrar en Dresde, arbitrándose para esta atención un crédito de 50.000 pesetas. Igualmente quedó acordado que el doctor Pittaluga auxilie á la comisión inglesa que viene á Asturias á estudiar la enfermedad llamada pelagra.
    • 1928 Anónimo "Hacia Matuselenismo" [12-05-1928] La Esfera (Madrid) Esp (HD)
      No son sólo los conocimientos bacteriológicos y su aplicación en desinfecciones vacunas y sueros los que de tal modo benefician á la Humanidad: la higiene alimenticia ha hecho desaparecer, ó poco menos, la pelagra, el escorbuto y el oriental beri-beri, y están en camino de lograra otro tanto contra el raquitismo, la litiasis y la gota...
    • 1936 Anónimo "Academia Médico-quirúrgica" [29-05-1936] El Sol (Madrid) Esp (HD)
      Hizo [el profesor Méndez] un detenido estudio de las avitaminosis A, D, B y C, deteniéndose especialmente en los resultados obtenidos con las dietas carentes por él empleadas y en sus estudios sobre la obtención de pelagra experimental, raquitismo y otras lesiones avitaminósicas.
    • 1940 Jardiel Poncela, E. Eloísa [1997] Esp (CDH )

      Pero ¿cómo no voy a quitarles la piel? El móvil que me impulsa a obrar así, lo que yo persigo día y noche ahí encerrado (El foro izquierda.) es acabar con la pelagra.

    • 1940 Jardiel Poncela, E. Eloísa [1997] Esp (CDH )

      Ezequiel (Riendo.) ¡Una bailarina! ¡La pelagra una bailarina! No, por Dios... La pelagra no es una bailarina. La pelagra es...

    • 1940 Jardiel Poncela, E. Eloísa [1997] Esp (CDH )
      Porque puede que ocurra lo que con las otras y que ello le cueste la vida también a Rosalía, pero me da en la nariz que, de esta hecha, la eficacia de mi suero contra la pelagra, latente en la piel de la mayoría de los gatos y transmisible por herencia materna, va a quedar demostrada completamente.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] Esp (CDH )

      Pelagra.– La pelagra presenta un eritema rosado típico (v. pág. 153) en las partes de la piel expuestas a la intemperie, y sobre todo, en el dorso de las manos.

    • 1953 Mutis, Á. Elementos desastre [1992] Maqroll Co (CDH )
      Con plena conciencia de mis responsabilidades, recorría todos los sitios en donde pudiera esconderse el albatros vaticinador del hambre y la pelagra o la mariposa de oscuras alas lanosas, propiciadora de la más vasta miseria.
    • 1961 Mtz Llopis, M. Alimentos [1961] Esp (CDH )
      La pelagra fué descrita por primera vez por el médico español Gaspar Casal, en su obra Historia natural y médica del Principado de Asturias, editada en Madrid en 1762.
    • 1964 Díaz Rubio, M. Lecciones patología [1964] 27 Esp (CDH )
      La falta de megaesófago como proceso sumamente frecuente en otros países en los que la alimentación es así mismo carente, y el no constituir un rasgo clínico ni del beri-beri ni de la palagra, hace admitir aquéllo con reservas.
    • 1964 Díaz Rubio, M. Lecciones patología [1964] Esp (CDH )
      Pero quizás el ejemplo más demostrativo lo tenemos en lo que sucede en la pelagra, en los estados prepelagrosos e incluso más precozmente con motivo de la alimentación insuficiente.
    • 1967 García Márquez, G. Cien años [2007] 14 Co (CDH )
      Sobrevivió a la pelagra en Persia, al escorbuto en el archipiélago de Malasia, a la lepra en Alejandría, al beriberi en el Japón, a la peste bubónica en Madagascar, al terremoto de Sicilia y a un naufragio multitudinario en el estrecho de Magallanes.
    • 1957-1974 Alvarado, S. Ciencias Naturales (5.º Bachillerato) [1974] Esp (CDH )
      La primera descripción de la pelagra fue hecha en 1735 por el médico español Gaspar Casal, que la estudió en Asturias, donde es endémica, y se la conoce con el nombre de mal de la rosa, en alusión a los eritemas (rojeces) que la caracterizan.
    • 1957-1974 Alvarado, S. Ciencias Naturales (5.º Bachillerato) [1974] Esp (CDH )
      La pelagra es endémica en los países cuya alimentación se hace preferentemente a base de maíz vegetal en el cual el ácido nicotínico es sumamente escaso.
    • 1975 Sintes Pros, J. Colesterol [1975] Esp (CDH )

      Hasta hace apenas medio siglo, en algunas regiones del globo se consideraba casi como un azote social a una enfermedad caracterizada por lesiones cutáneas, a la cual, en el lejano 1770, el italiano Frapolli dio el nombre de pelagra. Como dice su propio nombre «pelle-agra», o sea, piel áspera, la piel toma un aspecto rugoso, especialmente evidente en las partes sometidas a frotamiento o bien expuestas al sol.

    • 1977 Paso, F. Palinuro [1982] 606 Mx (CDH )
      Abajo, deberían estar las fotografías de los convictos filipinos en los que el coronel Strong produjo el beriberi y los convictos de Misisipi en los que el doctor Goldberger produjo la pelagra, y deberían estar las fotografías de todos los etíopes, pakistanos, biafranos, guatemaltecos, hindúes, mexicanos y vietnamitas que han muerto de hambre, y debería estar la historia de las medicinas de patente y de los laboratorios como Abbott, Squibb, Lederle, Lakeside, Parke Davis y tantos otros que se han enriquecido brutalmente comerciando con la vida y con las enfermedades, con el hambre y con la muerte.
    • 1982 Mujica Láinez, M. Escarabajo [1993] Ar (CDH )
      No me gustaban ni el bizco ni las atenciones, más que sospechosas, que tributaba a la Tartamuda de bocio y pelagra.
    • 1982 Mujica Láinez, M. Escarabajo [1993] 171 Ar (CDH )
      Por desgracia, algo rara le salió, a culpa del bocio, la pelagra y la tartamudez.
    • 1985 Martín Municio, Á. Antes y después HBioquímica Esp (CDH )
      En 1916, Goldberg descubre que muchos prisioneros sufrían de pelagra y sostenía que la grave enfermedad no tenía origen infeccioso sino que era debida simplemente al régimen alimenticio.
    • 1986 Aguirre Beltrán, G. Antropología médica [1994] 126 Mx (CDH )

      Hace notar que algunos de los desórdenes mentales llamados funcionales, en casos recién descubiertos, tienen una evidente causalidad bioquímica; tal como la deficiencia mineral encontrada en la histeria ártica y la carencia vitamínica en la psicosis que acompaña a la pelagra.

    • 1988 Grande Covián, F. Nutrición [1993] Esp (CDH )
      De este modo se abrió paso la idea que las enfermedades carenciales «clásicas», como el raquitismo, el escorbuto, la pelagra o el beriberi no son las únicas carencias nutritivas que se presentan en nuestra especie.
    • 1998 Ronald Morales, A. Frutoterapia [1998] Co (CDH )

      La nuez se consume cocinada y molida, se le extrae un jugo lechoso con el que se preparan cuajadas, sueros y dulces de leche. También se consumen tostadas. Se encuentra en ellas un alto poder energético (691 calorías). Previene la pelagra.

    • 2001 RAE DRAE 22.ª ed. (NTLLE)
      pelagra. [...] f. Med. Enfermedad con manifestaciones cutáneas, digestivas y nerviosas, producida por falta de vitamina B1 en la alimentación.
    • 2006 Juaristi, J. "Humus" [08-01-2006] ABC (Sevilla) Esp (HD)
      Quizá inmensos depósitos de tobas fermenten durante millones de milenios sobre lo que un día habrá sido Caballero de Gracia o Aribau o Sierpes o la Avenida de Sabino Arana y acaso cuando los últimos catalanes de diseño inteligente se hayan extinguido en la reserva de Terrasa a causa de una pelagra atípica transmitida por el langostino navideño, un descenciente indigenista de los primitivos colonizadores marcianos reclame para su pueblo la propiedad del hidrocarburo resultante.
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      pelagra [...] f. Med. Enfermedad con manifestaciones cutáneas, digestivas y nerviosas, producida por falta de vitamina B3 en la alimentación.
    • 2017 Glz, R. "Intoxicado" [21-08-2017] ABC (Córdoba) Esp (HD)
      Colijo pues, que la reflexión es producto del yogur que he tomado de postre, que tiene bífidus con pelagra. El problema de estar intoxicado es que piensas cosas raras. Muy raras.
  2. Acepción lexicográfica
  3. s. m. y f. C. comunic. "En Prensa, familiarmente, reportero que lleva bastante tiempo trabajando en un periódico, pero que no figura todavía en la plantilla" (Lpz Zuazo, DiccPeriodismo-1976).
    docs. (1976) Ejemplo:
    • 1976 Lpz Zuazo, A. DiccPeriodismo [1976] Esp (FG)
      PELAGRA. En Prensa, familiarmente, reportero que lleva bastante tiempo trabajando en un periódico, pero que no figura todavía en la plantilla. → Currinche.

Diccionario histórico de la lengua española
Real Academia Española © Todos los derechos reservados

Con el apoyo de Inditex
cerrar

Buscador general de la RAE