5.ª Entrega (enero de 2018)
Versión del 31/01/2018
Equipo Real Academia Española
Familia Ver familia de palabras
pesticemia s. (1900-1907)
pesticemia
Etim. Voz tomada probablemente del francés pesticémie, atestiguada en esta lengua al menos desde 1899, en "La peste bubonique, étude de l'épidémie d'Oporto en 1899", de A. Calmette y A. T. Salimbeni, publicado en los Annales de l'Institut Pasteur (n.º 12, diciembre de 1899, p. 877: "Les formes de pesticémie décrites par les médecins qui ont observé la peste dans ses foyers endémiques sont caractérisées, d'après eux, par l'absence de bubons et par la présence de microbes nombreux dans le sang"); y esta, a su vez, probable entrecruzamiento de peste y septicémie.

Se documenta por primera vez, como sinónimo de peste septicémica, esto es, con la acepción de 'peste grave que afecta a la sangre', en 1900, en La peste bubónica en Oporto (Portugal) de F. Montaldo y Peró y solo se atestigua una vez más, en La peste bubónica. Memoria sobre la epidemia ocurrida en Porto en 1899, de J. Ferrán, F. Viñas y Cusí y R. Grau.

  1. s. f. Peste grave que afecta a la sangre.
    Sinónimo: peste
    docs. (1900-1907) 2 ejemplos:
    • 1900 Montaldo Peró, F. Peste bubónica [1900] p. 108 Esp (BD)
      La marcha de la enfermedad es muy varia. A los tres ó cuatro días suele hacer crisis y ora el atacado sucumbe rápidamente ó tira unos cuantos más con gran trabajo (esa es la palabra), constituyendo los casos graves; aunque también los hubo de forma septicémica aguda, pesticemia fulminante, tanto que á un pobre hombre lo atacó y mató cuando iba andando por la calle—pestis ambulans;—ora aparece un alivio considerable al que sigue ó un restablecimiento total rápido, curando el enfermo del todo á los pocos días, ó el mal continúa con remisiones y exacerbaciones más débiles, prolongando la enfermedad, y dejando ai doliente largo tiempo enfermizo, ó se agrava poco á poco con la supuración ganglionar, los carbuncos ulcerados y la adinamia tífica, hasta que sobreviene la muerte.
    • 1907 Ferrán Clúa, J. / Viñas Cusí, F. / Grau, R. Peste bubónica p. 171 Esp (BD)
      La bacteria pestosa, al introducirse en el organismo, puede fijarse en un gánglio linfático (peste bubónica), penetrar directamente en la sangre (pesticemia) ó invadir un parenquima visceral (pneumonía pestosa). Las formas primitivas de la peste son, pues, la ganglionar, la hemática y la visceral, pero en la clínica lo usual y casi constante, es observar formas combinadas ó complexas, porque la pululación y reproducción portentosas del bacilo de Kitasato hacen que sean invadidos en plazo más ó menos breve regiones del cuerpo y tejidos orgánicos que en un principio quedaron indemnes.

Diccionario histórico de la lengua española
Real Academia Española © Todos los derechos reservados

Con el apoyo de Inditex
cerrar

Buscador general de la RAE

cerrar

Diccionarios

Dudas rápidas