3.ª Entrega (diciembre de 2015)
Versión del 31/01/2018
Equipo Real Academia Española
Familia Ver familia de palabras
pestilencial adj., s. (1384-)
pestilencial, pestelençial, pestilençial
Etim. Voz tomada probablemente del latín medieval pestilentialis y esta, a su vez, del latín pestilentia (E. Marcovecchio, Dizionario termini medici, s. v. pestis).

Se documenta por primera vez, con la acepción de 'perteneciente o relativo a la pestilencia (| enfermedad epidémica contagiosa que provoca una gran mortandad y, en particular, la causada por la bacteria Yersinia pestis y caracterizada por la aparición de fiebre, escalofríos, náuseas, dolor de cabeza, debilidad y bubones en diferentes partes del cuerpo)', en 1379-1384, en la tercera parte de la Traducción de las Vidas paralelas de Plutarco, de J. Fernández de Heredia. Poco después, en 1385, en la Gran crónica de España de J. Fernández de Heredia, se atestigua la palabra en la acepción de 'nocivo o perjudicial'; con esta acepción la palabra experimenta su mayor esplendor en los siglos XVI y XVII, y se asocia sobre todo al ámbito de la moral, modificando a voces como lisonjaavariciavicio deleite, entre otras. Como adjetivo causativo ('que causa pestilencia') se atestigua hacia 1422-1433, en la Traducción y glosas de la Biblia de Alba, de M. A. de Guadalfajara. En la acepción de 'desagradable en extremo' (y frecuentemente como modificador del sustantivo olor) se registra en el mismo texto, hacia 1422-1433: la Traducción y glosas de la Biblia de Alba, de M. A. de Guadalfajara; posteriormente, en 1556, en el Crótalon de Cristóforo Gnofoso, se atestigua con la acepción 'que desprende un olor desagradable en extremo'. Como adjetivo de posesión y con el valor 'que contiene veneno u otra sustancia susceptible de provocar la muerte o graves trastornos en el organismo' se documenta en 1446, en el Libro de las claras e virtuosas mujeres de Á. de Luna. Con el valor de 'perteneciente o relativo a la pestilencia (| enfermedad que ataca a un gran número de personas o de animales en un mismo lugar y durante un mismo tiempo)', se atestigua en 1554, en La primera parte de la Historia natural de las Indias de F. López de Gómara. Como 'persona que tiene la peste', acepción común con pestíferoapestado apestoso, se documenta una sola vez, en la traducción que hizo J. Boscán de El Cortesano de Baltasar Castiglione, versionando el pestiferi del texto italiano.

Notas filológicas

En el DECH (s. v. peste) se localiza un primer testimonio del adjetivo en Calila e Dimna; no obstante, en la edición de Cacho Blecua y Lacarra, se registra únicamente el sustantivo pestilençia.

    Acepción en desuso
  1. adj. Perteneciente o relativo a la pestilencia.
    docs. (1384-1788) 42 ejemplos:
    • 1379-1384 Fdz Heredia, J. Trad Vidas Plutarco III [2002] fol. 112r Esp (CDH )
      De la hora adelant uino a aquella ciudat enfermedat pestilencial & muertes subitaneas sin pasion, et grant fambre.
    • 1788 Terreros Pando, E. DiccCastVocesCienciasArtes (NTLLE)
      PESTILENCIAL, adj. de una term. lo que pertenece á peste, ó la tiene.
    • 1379-1384 Fdz Heredia, J. Trad Vidas Plutarco III [2002] fol. 112r Esp (CDH )
      De la hora adelant uino a aquella ciudat enfermedat pestilencial & muertes subitaneas sin pasion, et grant fambre.
    • c1381-1418 Anónimo Sevillana Medicina [1995] fol. 131r Esp (CDH )
      Y este ayre tal carga / el coraçon y corrompe la conplision del spiritu vidal que es / enel: y podrecera la humidad de enderredor del y renouara / calentura que sera contra natura / y estender se / ha su sequedad al cuerpo: y sera fiebre pestilencial y / cargara gran parte delos hombres por propiedad de / aparejamiento: ca maguer quel agente es vno: si por / ventura non fuere el paciente aparejado nunca nascera / action ni passion ninguna: y los cuerpos mas aparejados / para recebir daño: deste ayre son los repletos de / malos humores: o los flacos de conplision como aquellos / que vsan mucho el coyto: ca alos cuerpos limpios / poco les empecera: y dize Abenrruyz enel coliget / ala fin del sexto libro: quando el sale del curso natural / en sus qualidades: o se trasmuda en toda su sustancia: / y podrecese: estonces son aparejados los cuerpos para / dolencias semejantes de aquella qualidad: pero non todos los / cuerpos: ca todos moririan del ayre pestilencial si assi / fuesse.
    • c1422-1433 Guadalfajara Trad Biblia Alba I [1920-1922] Esp (CDH )
      En los pestelençia les tienpos, vn solo omne que en vna çibdad entre dañado de pestilençia, corronpe e daña toda la çibdat e la pone en titulo de muerte.
    • a1454 Carrillo Huete, P. Crónica halconero [1946] Esp (CDH )

      DESPUÉSque los dichos rrey de Nauarra e ynfante llegaron a Calatayud, a 15 días de junio, que fueron 26 días después de la vatalla, murió el dicho ynfante don Enrrique. E algunos dizen que de la ferida que llevaua; otros dizen que de fiebre pestelençial. De la qual muerte ovieron grande sentimiento los reyes de Aragón e de Nauarra, sus hermanos, e todos sus criados.

    • 1495 Anónimo Trad Med Gordonio [1991] Esp (CDH )
      Las señales subsequentes, conviene a saber, las señales que vienen a la postre, son finchazón de la cara e floxedad de todo el cuerpo, e algunas vegadas sobrevienen sarampión e viruelas e carbúnculos, e son malas señales mucho que acostumbran a venir en los tiempos pestilenciales.
    • 1513 Herrera, G. A. Agricultura [1995] fol. 122r Esp (CDH )
      Hazese dellas vinagre rosado, que es muy bueno contra la corrupcion del ayre, y tiempo pestilencial, enel segundo libro dixe como se hazie, y es bueno que conforta los pulsos, tiempla los calores demasiados y delas fiebres, para muchos guisados es muy bueno.
    • 1569 Torquemada, A. Jardín [1994] 786 Esp (CDH )
      Y concluyendo, digo que las enfermedades pestilenciales se causan de cosas de la mesma tierra, que son de los ayres que passan por donde ay algunos animales muertos y corrompidos y de las aguas detenidas que se corrompen y hieden, o otras cosas hediondas y dañosas.
    • 1600 Sigüenza, J. HOrden SJerónimo II [1907] 237 Esp (CDH )
      Dieronle al santo vnas fiebres agudas, al fin pestilenciales, y rabiosas: tenianle puesto en gran congoja, aunque no lo auia de alli, sino que queria el Señor mostrar en el la fuerça y poder grande de la obediencia.
    • 1710 Montenegro, P. Materia médica [1942-1944] Ar (CDH )
      [...] y en Madrid he visto vender esta mesma en los arbolarios de la plazuela de los herradores, y yo mismo lo he comprado, con la cual machacada, y á medio cocer en corta cantidad de agua, mezclandole ollin rebentó dentro de dos horas y media un pestilencial carbunco.
    • 1788 Terreros Pando, E. DiccCastVocesCienciasArtes (NTLLE)
      PESTILENCIAL, adj. de una term. lo que pertenece á peste, ó la tiene.
    • 1379-1384 Fdz Heredia, J. Trad Vidas Plutarco III [2002] fol. 112r Esp (CDH )
      De la hora adelant uino a aquella ciudat enfermedat pestilencial & muertes subitaneas sin pasion, et grant fambre.
    • 1380-1385 Ferrer Sayol LPalladio (BNM 10211) [2004] fol. 188r Esp (CDH )
      E de aquel vjno vsaras en tiempo pestilençial.
    • c1400 Lpz Ayala, P. Trad Décadas [1982] Esp (CDH )
      E era aquel tienpo grave e enfermo e el año pestilencial e peligroso en la cibdat e en toda la tierra de enderredor así en las gentes como en las bestias; e cresció la fuerça de la mortandat por quanto por el miedo de los robos que fazían los enemigos en los canpos romanos las gentes e las bestias de los villajes e aldeas se recogían a la cibdat; asy que la suziedat de la muchedunbre de gentes e bestias e de todas otras maneras por olores malos non acostunbrados, assí de los de la villa como de los del canpo que estavan estrechamente alogados e aposentados, engrossava e apostemava la gente; e assí los que guardavan los enfermos, que estavan enxecados por aquesta dolencia que era cosa que se pegava e corrompía los unos a los otros, e derramavan las dolencias por el pueblo.
    • 1410 Velasco Taranto, A. Pestilencia [1997] fol. 43r Esp (CDH )
      / Empero engendran & causanse / algunas dolencias/ por la intension / de cualidades/ que no merecen ser dichas / pestilenciales.
    • c1381-1418 Anónimo Sevillana Medicina [1995] fol. 131r Esp (CDH )
      Y este ayre tal carga / el coraçon y corrompe la conplision del spiritu vidal que es / enel: y podrecera la humidad de enderredor del y renouara / calentura que sera contra natura / y estender se / ha su sequedad al cuerpo: y sera fiebre pestilencial y / cargara gran parte delos hombres por propiedad de / aparejamiento: ca maguer quel agente es vno: si por / ventura non fuere el paciente aparejado nunca nascera / action ni passion ninguna: y los cuerpos mas aparejados / para recebir daño: deste ayre son los repletos de / malos humores: o los flacos de conplision como aquellos / que vsan mucho el coyto: ca alos cuerpos limpios / poco les empecera: y dize Abenrruyz enel coliget / ala fin del sexto libro: quando el sale del curso natural / en sus qualidades: o se trasmuda en toda su sustancia: / y podrecese: estonces son aparejados los cuerpos para / dolencias semejantes de aquella qualidad: pero non todos los / cuerpos: ca todos moririan del ayre pestilencial si assi / fuesse.
    • 1427-1428 Villena, E. TradEneida Lib. I-III [1994] Esp (CDH )
      El cual ordenó a preçes de Johán Fernández de Valera, su criado, que estava en grand desolaçión, perdidos ahuelos e padre e muger e fijos e afligido de dolençia pestilençial.
    • c1422-1433 Guadalfajara Trad Biblia Alba I [1920-1922] Esp (CDH )
      En los pestelençia les tienpos, vn solo omne que en vna çibdad entre dañado de pestilençia, corronpe e daña toda la çibdat e la pone en titulo de muerte.
    • c1422-1433 Guadalfajara Trad Biblia Alba I [1920-1922] Esp (CDH )
      E por quanto vno de los notables e utilidades de las dos ystorias del ydolo de la meretrix fue manifestar quanto de daño faze corrupçion de vsar mal vn syngular varon o vna generaçion en vn senado o republica, que por este ydolo deste solo Micheas que en Israel ouo, non ouieron la victoria contra los de Benjamin, e fue causa que de Israel en esas batallas con los de Benjamin murieron fasta DCM omnes batallantes; e por la nephas, que los de Benjamin en la meretrix de la Gabaa se perdio el tribu de Benjamin; e por mostrar la ley quanto las republicas euitar deuen las malas uezindades de los malos e como deuen fuyr dellos la fuyda pestelençial, conuiene de saber; que de pestilençia deue el omne fuyr lexos e en breue.
    • c1422-1433 Guadalfajara Trad Biblia Alba II [1920-1922] Esp (CDH )

      Segund pone en el libro de las señales que, segund los colores que alçan consigo de la tierra las nuues, asy significan e anunçian las enfermedades e cosas en el mundo auenideras; sy la nuue se convirtiere en colorado, significa batallas e muertes, e el fuego significa quema de çibdades e fiebres e frenesis e sus semejantes. E vapores de fumo se entiende fiebres pestelençiales de ayre corrupto.

    • 1442 Mena, J. Homero [1989] 339 Esp (CDH )
      ¿Quál dios fue aquel que mandó a aquéstos contender en ira triste? ¿Quál dios inplicó o infiçionó los cuerpos de los griegos de grave mal moribundo y pestilençial?
    • a1454 Carrillo Huete, P. Crónica halconero [1946] Esp (CDH )

      DESPUÉSque los dichos rrey de Nauarra e ynfante llegaron a Calatayud, a 15 días de junio, que fueron 26 días después de la vatalla, murió el dicho ynfante don Enrrique. E algunos dizen que de la ferida que llevaua; otros dizen que de fiebre pestelençial. De la qual muerte ovieron grande sentimiento los reyes de Aragón e de Nauarra, sus hermanos, e todos sus criados.

    • 1450-1455 Pz Guzmán, F. Generaciones [1965] Esp (CDH )
      Plega a la infinida clemençia de nuestro Señor de remediar a tanto peligro e curar enfermedat tan pestelençial, non aquella cura que mejor se diría pugniçión, que ya otra vez justamente curó los defetos e pecados d'España por las culpas de las gentes della, so enseñorío de dos malos reyes, Vitiça e Rodrigo, faciendo açote della al malo e çelerado conde Juliano, por cuyo favor e consejo los moros entraron en España, mas plégale de espirar misiricordiosamente su graçia en los súbditos, assí que emendando sus vidas merescan aver buenos e justos reyes, ca por los pecados del pueblo es el rey mal administrador e rigidor de su tierra, e por su piadad alunbre el entendimiento e esfuerçe el coraçón del rey por que todos le amen e teman, pues mal pecado al presente se faze al contrario.
    • 1467-1475 Escavias, P. Repertorio Príncipes [1972] Esp (CDH )
      E después al tienpo, porque se sintió caído en enfermedad pestilençial, lançóse en bivas llamas de fuego.
    • p1480-1484 Pulgar, H. Crón Reyes Católicos [1943] Esp (CDH )
      E tantos cauallos fueron muertos en el campo, que ynfiçionauan de dolençias pestilençiales a los vnos ya los otros.
    • 1492 Nebrija, A. LexDicLatHispan [1979] Esp (NTLLE)
      pestilens, tis, por cosa pestilencial [...].
    • 1495 Anónimo Trad Med Gordonio [1991] Esp (CDH )
      Si en el comienço, o son bivos o muertos; si bivos, mala señal son, que significan que la fiebre es pestilencial e fuyen del grande corrompimiento, e si son muertos es buena señal por quanto significan que son de mundificación.
    • 1495 Anónimo Trad Med Gordonio [1991] Esp (CDH )

      E por quanto las úlceras se fazen de los humores coléricos salados melancónicos, por esso las señales serán segund la diversidad de aquel humor. E si fuere de causas primitivas conóscense por el dicho del enfermo. E si es por fiebres pestilenciales conoscerse há por ellas. El conoscimiento de aquéllos que aquí no son puestos, déxolos a la industria del médico.

    • 1495 Anónimo Trad Med Gordonio [1991] Esp (CDH )
      E viene esso mismo por abrimiento de las miseráicas e por el fígado e por el cisti de la fiel e por el baço e por todo el cuerpo, e por el mudamiento súbito de los tiempos así como es la disposición del viento austral y del cierço, e viene esso mismo por fiebre pestilencial.
    • 1495 Anónimo Trad Med Gordonio [1991] Esp (CDH )
      Las de parte de dentro son muchas o vienen algunas vezes de la cabeça por vía de reumatismo, e algunas vezes del estómago, e algunas vezes de los intestinos de arriba, e algunas vezes de los de medio, e algunas vezes de los de baxo e algunas vezes de las venas miseráicas e algunas vezes del fígado e algunas vezes del baço, e algunas vezes de todo el cuerpo, e algunas vezes por vía de crisi e algunas vezes por vía de sinthómate, e algunas vezes en los rellenos, e algunas vezes en los vazíos así como en los tisícos, e algunas vezes en las fiebres pestilenciales.
    • 1495 Anónimo Trad Med Gordonio [1991] 234 Esp (CDH )
      El vómito en las fiebres pestilenciales siempre es malo.
    • 1495 Anónimo Trad Med Gordonio [1991] Esp (CDH )
      O será por catarro o por fiebres fuertes o pestilenciales o luengas, o por fluxo del vientre, o porque el baço non embía la malenconía al estómago, o porque embía mucha, o se faze por grande fluxo de menstruas, o por su retenimiento, o quando en algunas comiença a venir, o por gusanos o por preñez o por apostemas.
    • 1495 Anónimo Trad Med Gordonio [1991] Esp (CDH )
      Las de parte de fuera son assí como calor súbito e mucho, o frío, o vaziamiento, o acidentes de la ánima quando son muy fuertes, o ponçoña que aya tomado, o mordedura de animales veninosos, o fiebre pestilencial, o gusanos; e brevemente todas las cosas que mucho enflaquecen la virtud del coraçón.
    • 1495 Anónimo Trad Med Gordonio [1991] Esp (CDH )
      E viene esso mismo el síncopis por grande finchimiento del cuerpo e opilación, o por grande vaziamiento, o por grande calentura del coraçón e humor sotiliante, e frialdad e grosseza del humor, e por fiebre pestilencial e por comienço de peroxismo, e por dolor, e por acidentes fuertes que sobrevienen en las fiebres, e por llagas e apostemas e venino e dolores fuertes e todos trabajos assí animales como corporales, e assí como la sangría a los que no la han acostumbrado e sus semejantes, que súbito conculcan el calor en el coraçón, o lo faze exalar assí como es dicho.
    • 1495 Anónimo Trad Med Gordonio [1991] Esp (CDH )
      De las apostemas, unas son con fiebre e otras sin fiebre e unas con fiebre pestilencial e otras no.
    • 1495 Anónimo Trad Med Gordonio [1991] Esp (CDH )

      Queda agora de dezir de la ptisana: escoje cevada gruessa llena pesada bien madura no mucho añeja ni mucho nueva sin mal olor alguno ni sabor e sin boltura de otra cosa alguna, e que sea cogida en año abondoso e fértile. No sea corrompido nin pestilencial, e que sea nascida en tierra alta ventosa, no lodosa ni cerca de lagunas nin en lugares corrompidos, e que sea la cevada guardada en lugar donde pueda evaporar.

    • 1495 Anónimo Trad Med Gordonio [1991] Esp (CDH )
      Si de las partes de fuera, ansí como polvo o fumo o cibo azedo o agudo o salado o veninoso o tomado como non conviene porque trae a la garganta daño, e esso mismo ansí como el aire corrompido en la fiebre pestilencial.
    • 1495 Anónimo Trad Med Gordonio [1991] Esp (CDH )
      Quarta manera se engendra esta passión en los tiempos corrompidos pestilenciales.
    • 1495 Anónimo Trad Med Gordonio [1991] Esp (CDH )
      Todas las fiebres pestilenciales son de mala terminación e con fuertes accidentes e engañosos a los quales siguen viruelas e sarampión e enfermedades ponçoñosas.
    • 1495 Anónimo Trad Med Gordonio [1991] Esp (CDH )
      Las proprias señales de las fiebres que son pestilenciales son que el calor de fuera es suave e de dentro es fuerte con sed e sequedad de la lengua, e que no puede comportar la enfermedad e la difficultad del resuello e dolor en los ipocundrios o entrañas, e con fortaleza de todas las cosas que salen d'él, assí como es el resuello e la egestión e la orina e el sudor.
    • 1495 Anónimo Trad Med Gordonio [1991] Esp (CDH )
      E otras enfermedades que son epidimiales, o pestilenciales, e son aquéllas que se engendran en tiempos corrompidos.
    • 1495 Anónimo Trad Med Gordonio [1991] Esp (CDH )
      Fiebres pestilenciales son aquéllas que vienen en los tiempos corrompidos estériles, como se corrompan los campos e el aire e el agua.
    • 1495 Anónimo Trad Med Gordonio [1991] Esp (CDH )
      Las señales subsequentes, conviene a saber, las señales que vienen a la postre, son finchazón de la cara e floxedad de todo el cuerpo, e algunas vegadas sobrevienen sarampión e viruelas e carbúnculos, e son malas señales mucho que acostumbran a venir en los tiempos pestilenciales.
    • 1481-1496 Encina, J. Cancionero [1996] 484 Esp (CDH )
      / Allende de la modorra, / que es ramo pestilençial, / frenisís que da en la morra / do tal hanbre y guerra corra / qual plaga de Egito tal.
    • 1513 Herrera, G. A. Agricultura [1995] fol. 122r Esp (CDH )
      Hazese dellas vinagre rosado, que es muy bueno contra la corrupcion del ayre, y tiempo pestilencial, enel segundo libro dixe como se hazie, y es bueno que conforta los pulsos, tiempla los calores demasiados y delas fiebres, para muchos guisados es muy bueno.
    • 1569 Torquemada, A. Jardín [1994] Esp (CDH )
      Demás desto, en otra autoridad de Avicena, en el libro quarto, donde dize las configuraciones de los cuerpos celestiales ser algunas vezes causa de las enfermedades pestilenciales, como quando están en conjunctión Saturno y Mars.
    • 1569 Torquemada, A. Jardín [1994] 780 Esp (CDH )
      Destas palabras podemos entender que las estrellas son todas buenas, pero no todas en ygualdad ni tienen igual la virtud y la bondad, y como en ellas no aya mal ninguno, tampoco harán ni serán causa de ningún mal en el mundo ni podremos dezir que de sus influencias se causan las enfermedades pestilenciales dañosas.
    • 1569 Torquemada, A. Jardín [1994] 786 Esp (CDH )
      Y concluyendo, digo que las enfermedades pestilenciales se causan de cosas de la mesma tierra, que son de los ayres que passan por donde ay algunos animales muertos y corrompidos y de las aguas detenidas que se corrompen y hieden, o otras cosas hediondas y dañosas.
    • 1600 Sigüenza, J. HOrden SJerónimo II [1907] 80 Esp (CDH )
      Raen la piedra con clauos, y con cuchillos, y aun con las vñas, beuen el poluo de lo que sacan, y con esto han sanado mil almas, de fiebres pestilenciales, agudas, incurables, prolixas.
    • 1600 Sigüenza, J. HOrden SJerónimo II [1907] 237 Esp (CDH )
      Dieronle al santo vnas fiebres agudas, al fin pestilenciales, y rabiosas: tenianle puesto en gran congoja, aunque no lo auia de alli, sino que queria el Señor mostrar en el la fuerça y poder grande de la obediencia.
    • 1629-1631 Quevedo Villegas, F. Preliminares Poesía L. León [2003] 145 Esp (CDH )

      La grande y decorosa oración no es mostruosa y hinchada, antes se endereza con natural hermosura. Poco ha que esta inorme y fanfarrona parlería de Asia vino a Atenas; y los ánimos de los mancebos que se alentaban a grandes impresas los hirió de contagio a manera de pestilencial constelación, y de verdad ni un verso se vio de buen color).

    • 1710 Montenegro, P. Materia médica [1942-1944] Ar (CDH )
      [...] y en Madrid he visto vender esta mesma en los arbolarios de la plazuela de los herradores, y yo mismo lo he comprado, con la cual machacada, y á medio cocer en corta cantidad de agua, mezclandole ollin rebentó dentro de dos horas y media un pestilencial carbunco.
    • 1788 Terreros Pando, E. DiccCastVocesCienciasArtes (NTLLE)
      PESTILENCIAL, adj. de una term. lo que pertenece á peste, ó la tiene.
  2. adj. [Persona o cosa] Nociva o perjudicial.
    docs. (1385-1992) 37 ejemplos:
    • 1385 Fdz Heredia, J. Gran Crón Esp I (BNM 10133) [1995] fol. 488v Esp (CDH )
      & segunt dize fray / ricoldo enla epistola que enuiaua / a maestre rambert / la yglesia oriental / el enemigo del humanal linatge / semblant discordias / fue primerament / departida en dos sectas pestilençiales. / ya sea que otras sectas podridas se / troben enella / es asaber enestorianos / & iacobitas.
    • 1992 Sopena, E. "Mujer sacerdocio" [21-12-1992] La Vanguardia (Barcelona) Esp (HD)
      El 17 de noviembre, Josef Ratzinger, prefecto de la Doctrina de la Fe, aseguraba a Henri Tincq, especialista en temas religiosos de "Le Monde": "Estamos hoy en un asituación análoga precisamente a la del concilio de Trento". Entre 1545 y 1563, en tres fases, los padres conciliares armaron en Trento la contrarreforma. Fray Luis de Granada fue uno de los que habían advertido de los riesgos de la heterodoxia: "Extended los ojos por Inglaterra, Alemania, Francia (...) y veréis en cuán espesa tinieblas viven estas gentes (...), y cuán contaminadas con doctrinas pestilenciales".
    • 1385 Fdz Heredia, J. Gran Crón Esp I (BNM 10133) [1995] fol. 488v Esp (CDH )
      & segunt dize fray / ricoldo enla epistola que enuiaua / a maestre rambert / la yglesia oriental / el enemigo del humanal linatge / semblant discordias / fue primerament / departida en dos sectas pestilençiales. / ya sea que otras sectas podridas se / troben enella / es asaber enestorianos / & iacobitas.
    • 1385-1396 Anónimo Obra Crón SIsidoro [2003] Esp (CDH )
      E Ualent, qui deujaua de la regla de la xristiana e era detenjdo por la eretgia arriana, enujo capellans o preueres ereges, e con persuasion de la su doctrina ajusto los godos a las maluestades de la su error, e sembro en aquesta gent tan clara uenjno pestilencial.
    • c1400 Lpz Ayala, P. Trad Décadas [1982] 484 Esp (CDH )

      E estando assy, sin ningún mandamiento que les más fiziese, retornaron sus banderas en las tiendas assí como si ellos fuessen vencidos, blasmando, maldiziendo e menospreciando su enperador, e en este punto este negocio diligentemente fecho e con grant ventura conplido por las gentes de cavallo. 1Nin a este pestilencial enxienplo non fueron catados remedios por el dicho enperador, tanto falesció más estonce a sus nobles engenios arte de sus cibdadanos governar que de sus enemigos conquerir e sobrepujar.

    • a1456 Cartagena, A. Oracional [1983] 201 Esp (CDH )
      O por demasiada humildat o por pestilençial lisonja, mas todavia aviendo por omnes a aquellos a quien honrravan e temian.
    • a1527 Fdz Madrid, A. Trad Enquiridión Erasmo [1932] Esp (CDH )

      Las riquezas traen a lo menos consigo deleytes. Verdad es, mas son pestilenciales. Acrecientan honrra. ¿Y qué tal será ella? Por cierto muy falsa [...].

    • 1527-1529 Valdés, A. Diál Roma [1992] Esp (CDH )

      Tenéis muy gran razón de maravillaros, porque a la verdad es muy gran lástima de ver las falsas opiniones en que está puesto el vulgo y cuán lejos estamos todos de ser cristianos, y cuán contrarios son nuestras obras a la doctrina de Jesucristo, y cuán cargados estamos de supersticiones; y a mi ver todo procede de una pestilencial avaricia y de una pestífera ambición que reina agora entre cristianos mucho más que en ningún tiempo reinó.

    • 1593 Gracián Dantisco, L. Galateo [1968] Esp (CDH )
      Adonde mostró que el vino no le huviesse hecho estorvo, y esto por la continuación que tenía de haverse muchas vezes arriscado a bever a porfía, y aunque muchos mostravan su valor en el bever mucho y sobre apuestas sin perder el sentido, la victoria que han ganado es tal que lo devemos tener por vicio pestilencial, y pecado muy torpe.
    • 1600 Sigüenza, J. HOrden SJerónimo II [1907] 229 Esp (CDH )
      Pone admiracion tan porfiada malicia, y es mucho pueda sufrir vn hombre tan pestilencial hypocrisia tanto tiempo.
    • 1651 Gracián, B. Criticón 1.ª parte [1993] Esp (CDH )
      Pero donde mostró su eficacia el licor pestilencial fue en aquellos que bebieron de él, porque al mismo punto que lo tragaron, ¡cosa lastimosa, pero cierta!, todo el interior se les revolvió y mudó, de suerte que no les quedó aquella sustancia verdadera que antes tenían, sino que quedaron llenos de aire, rebutidos de borra, hombres de burla, todo mentira y embeleco.
    • 1733 Feijoo, B. J. Theatro crítico universal, V [2003] Esp (CDH )
      Quán horrible estrago haya hecho en los míseros mortales este pestilencial aphorismo, se conocerá fácilmente, considerando que quantos homicidios cometieron hasta ahora los malos médicos por su detestable contumacia en proseguir el rumbo curativo que erraron desde el principio de la enfermedad, todos fueron ocasionados de este aphorismo.
    • 1737 Mayans Siscar, G. Vida Cervantes [1984] 266 Esp (CDH )
      Por esso, aquel juiciosíssimo censor de la república literaria Juan Luis Vives, quejándose gravíssimamente de las corrompidas costumbres de su tiempo, decía: ¿Qué manera de vivir es ésta que no se tenga por canción la que no sea torpe? Conviene, pues, que las leyes i los magistrados den providencia contra esto, i también contra los libros pestilenciales quales son en España, Amadís, Esplandián, Florisando, Tirante, Tristán, a cuyos despropósitos no se pone término; cada día salen de nuevo más i más como Celestina Alcahueta, madre de maldades, cárcel de amores. En Francia, Lanzarote del Lago, París i Viena, Puntho i Sidonia, Pedro Proenzal i Magalona, Melisendra, dueña inexorable. Aquí en Flandes (escrivía Vives en Brujas, año 1523), Florián i Blanca Flor, Leonela i Canamor, Curias i Floreta, Píramo i Tisbe. Ai algunos libros traducidos de latín en lenguas vulgares, como las desgraciadíssimas gracias de Pogio, Eurialo i Lucrecia, las cien novelas de Bocacio. Todos los quales libros escrivieron unos hombres ociosos, mal empleados, imperitos, entregados a los vicios i a la porquería. En los quales me maravillo que aya cosa que deleite. Pero las cosas malas nos halagan mucho.
    • 1789 Fdz Moratín, L. Derrota pedantes [1973] Esp (CDH )

      ¿Qué enjambre es éste de copleros y charlatanes que inunda vuestra península? ¿Qué enjambre pestilencial que por todas partes se derrama y cunde? ¿Y en dónde están aquellos pocos que deberían oponer sus doctas obras al torrente desatado de tanto papel ridículo que dictó la envidia, la demencia, o el interés abatido y sórdido?

    • c1788-c1796 Forner, J. P. Exequias Leng cast [2000] 43 Esp (CDH )
      ¿Faltan, por ventura, libros ruines (¡malditos ellos sean!) que nos estén chasqueando cada año, cada mes, cada semana, sino que con pleno conocimiento y deliberada intención te nos vienes con esa nueva mercancía pestilencial, como si no estuviese ya bien apestada nuestra literatura? ¿No nos bastan tantas traducciones inicuas, tantas novelas paralíticas, tantos sermonarios estropeados, tantos copleros rebuznadores, tantos romancistas sin romance, sino que aún nos echas encima la hojarasca de un sueño portentoso y tan inútil y tan ridículo como lo muestra su mismo título? ¡Exequias de la Lengua castellana!..., ¿Quién te ha dicho que ha muerto esta lengua, perverso? Pregúntaselo a Calzada, a Vargas y a Nipho y a Cladera y a tanto otro traductor, zurcidor, remendón y maulero de los que tienen el imperio de nuestra lengua, no de otro modo que los sans-culottes en Francia.
    • 1950 Pablo Neruda Canto general [1981] 367 Ch (CDH )
      / Que amen como yo amé mi Manrique, mi Góngora, / mi Garcilaso, mi Quevedo: / fueron / titánicos guardianes, armaduras / de platino y nevada transparencia, / que me enseñaron el rigor, y busquen / en mi Lautréamont viejos lamentos / entre pestilenciales agonías.
    • 1949-1952 Borges, J. L. Aleph [1986] Ar (CDH )
      Éste no quiso retractarse; repitió que negar su proposición era incurrir en la pestilencial herejía de los monótonos.
    • 1992 Sopena, E. "Mujer sacerdocio" [21-12-1992] La Vanguardia (Barcelona) Esp (HD)
      El 17 de noviembre, Josef Ratzinger, prefecto de la Doctrina de la Fe, aseguraba a Henri Tincq, especialista en temas religiosos de "Le Monde": "Estamos hoy en un asituación análoga precisamente a la del concilio de Trento". Entre 1545 y 1563, en tres fases, los padres conciliares armaron en Trento la contrarreforma. Fray Luis de Granada fue uno de los que habían advertido de los riesgos de la heterodoxia: "Extended los ojos por Inglaterra, Alemania, Francia (...) y veréis en cuán espesa tinieblas viven estas gentes (...), y cuán contaminadas con doctrinas pestilenciales".
    • 1385 Fdz Heredia, J. Gran Crón Esp I (BNM 10133) [1995] fol. 488v Esp (CDH )
      & segunt dize fray / ricoldo enla epistola que enuiaua / a maestre rambert / la yglesia oriental / el enemigo del humanal linatge / semblant discordias / fue primerament / departida en dos sectas pestilençiales. / ya sea que otras sectas podridas se / troben enella / es asaber enestorianos / & iacobitas.
    • 1385-1396 Anónimo Obra Crón SIsidoro [2003] Esp (CDH )
      E Ualent, qui deujaua de la regla de la xristiana e era detenjdo por la eretgia arriana, enujo capellans o preueres ereges, e con persuasion de la su doctrina ajusto los godos a las maluestades de la su error, e sembro en aquesta gent tan clara uenjno pestilencial.
    • c1400 Lpz Ayala, P. Trad Décadas [1982] 484 Esp (CDH )

      E estando assy, sin ningún mandamiento que les más fiziese, retornaron sus banderas en las tiendas assí como si ellos fuessen vencidos, blasmando, maldiziendo e menospreciando su enperador, e en este punto este negocio diligentemente fecho e con grant ventura conplido por las gentes de cavallo. 1Nin a este pestilencial enxienplo non fueron catados remedios por el dicho enperador, tanto falesció más estonce a sus nobles engenios arte de sus cibdadanos governar que de sus enemigos conquerir e sobrepujar.

    • a1456 Cartagena, A. Oracional [1983] 201 Esp (CDH )
      O por demasiada humildat o por pestilençial lisonja, mas todavia aviendo por omnes a aquellos a quien honrravan e temian.
    • a1527 Fdz Madrid, A. Trad Enquiridión Erasmo [1932] Esp (CDH )

      Las riquezas traen a lo menos consigo deleytes. Verdad es, mas son pestilenciales. Acrecientan honrra. ¿Y qué tal será ella? Por cierto muy falsa [...].

    • a1527 Fdz Madrid, A. Trad Enquiridión Erasmo [1932] Esp (CDH )
      Aprovecharte ha también mucho en este caso traher a la memoria y aun contar por sus nombres, algunos que solían ser tus conocidos, tus amigos, tus yguales, y otros de menos hedad que tú, y especialmente aquellos que tuviste algún tiempo por compañeros en los vicios, a quien la muerte no pensada avrá ya arrebatado, y escarmienta, como dizen, en cabeça ajena, piensa quán dulcemente bivieron a su pensar, y quán amargamente murieron a su pesar, quán tarde cayeron en la cuenta de su perdición, y quán tarde començaron a aborrecer su deleyte pestilencial.
    • a1527 Fdz Madrid, A. Trad Enquiridión Erasmo [1932] Esp (CDH )
      Que quando el apetito les instigare o acossare que cometan alguna maldad, pongan luego ante los ojos del ánima, quán fea, quán aborrecible y quán pestilencial cosa sea el pecado, y por el contrario quán grande sea la dignidad del ombre.
    • a1527 Fdz Madrid, A. Trad Enquiridión Erasmo [1932] Esp (CDH )
      No ay otra más dañosa y pestilencial manera de lisonjear que quando queremos, con palabras del Evangelio o de los profetas, favorecer las enfermedades del ánimo y untarles el casco y no melezinarlas ni arrancarlas del todo.
    • a1527 Fdz Madrid, A. Trad Enquiridión Erasmo [1932] Esp (CDH )
      Assí que concluyo que no es tanto de reprehender esto de las devociones, quanto es cosa pestilencial el estribar en ellas, y con tanta seguridad, que muchos, viendo que demás de la misericordia de Dios ya obran ellos también desta manera algo bueno, con esto se descuydan de emendar la vida, asiéndose a su bordón del alma, y éste os dirán que es o ayunar los viernes o talque cosa, sin quererse desassir del pecado, ni aun pensarlo. Y assí se atienen y aun se defienden con su bordón, porque ni les muestran que es podrido para ellos ni les sacan de su opinión. Otra vez digo que se ha de tolerar y no condenar la poquedad de espíritu y poco saber que ay en la gente; pero yo con sant Pablo muéstroles vía más ecelente.
    • a1527 Fdz Madrid, A. Trad Enquiridión Erasmo [1932] Esp (CDH )
      Esto digo porque he muchas vezes oydo entre la gente vulgar una pestilencial opinión de algunos que dizen que son forçados a los vicios, y que no pueden hazer otra cosa porque no es más en su mano; y otros, por el contrario, son tan ignorantes y tienen tan poco conocimiento de sí mesmos, que assí siguen los movimientos apassionados y se rigen por ellos, como si fuessen guiados por la razón, y de aquí es que quando pura yra o embidia les mueve s a alguna cosa, dizen que no se mueven sino con zelo de justicia o por servicio de Dios.
    • a1527 Fdz Madrid, A. Trad Enquiridión Erasmo [1932] Esp (CDH )
      Quiero dezir que por otra parte nunca el demonio dexa de andar buscando ocasiones y rebolviendo mil mañas para tener alguna entrada en nosotros o asirnos por qualquier parte. Y para provecharse de nosotros más ligeramente procura de atraer a sí este nuestro cuerpo, porque sabe que ya después del primer pecado original que el mesmo demonio traxo (que fué quando nuestros primeros padres pecaron), desde entonces quedó esta nuestra humanidad flaca y inclinada a mal. Y por esso yo agóra llamé muger a la parte carnal del hombre, y assí has de entender que ésta es otra nuestra Eva, por cuyo medio aquella muy astuta serpiente conbida nuestras ánimas y procura de las engolosinar a pestilenciales deleytes.
    • 1527-1529 Valdés, A. Diál Roma [1992] Esp (CDH )
      Pues el sacerdote que, levantándose de dormir con su manceba —no quiero decir peor—, se va a decir misa, el que tiene el beneficio habido por simonía, el que tiene el rancor pestilencial contra su prójimo, el que mal o bien anda allegando riquezas, y obstinado en estos y otros vicios, aun muy peores que éstos, se va cadaldía a recebir aquel sanctísimo Sacramento, ¿no os parece que aquello es echarlo peor que en un muy hediente muladar?
    • 1527-1529 Valdés, A. Diál Roma [1992] Esp (CDH )

      Tenéis muy gran razón de maravillaros, porque a la verdad es muy gran lástima de ver las falsas opiniones en que está puesto el vulgo y cuán lejos estamos todos de ser cristianos, y cuán contrarios son nuestras obras a la doctrina de Jesucristo, y cuán cargados estamos de supersticiones; y a mi ver todo procede de una pestilencial avaricia y de una pestífera ambición que reina agora entre cristianos mucho más que en ningún tiempo reinó.

    • 1529 Valdés, A. Diál Mercurio [1999] Esp (CDH )
      De mí te sé dezir que siempre la aborrecí y fuí della como de cosa muy pestilencial, contentándome de tener cargo de mí mismo.
    • 1534 Boscán, J. Trad Cortesano [1994] Esp (CDH )
      «Señora» respondió el Conde «paréceme que se quebró el hilo; mas con todo, si yo bien me acuerdo, pienso que decíamos * que aquella pestilencial tacha de la afetación da siempre a todas las cosas mortal desgracia y, por el contrario, estrema gracia el descuido y la llaneza avisada; en loor de la cual y en vituperio de la afetación muchas más cosas se podrían decir, pero yo agora diré solamente una. Estraño deseo tienen generalmente todas las mujeres de ser, o a lo menos de parecer, hermosas. Por eso lo que naturalmente en esto no alcanzaron, con artificio trabajan de alcanzallo. De aquí nace el afeitarse, el ponerse mil aceites en el rostro, el enrubiarse los cabellos, el hacerse las cejas y pelarse la frente y el padecer otros muchos tormentos por aderezarse; los cuales, vosotras señoras, creéis que a nosotros son muy secretos y hágoos saber que los sabemos todos».
    • c1540 Villalón, C. Scholástico [1997] 252 Esp (CDH )
      — Pues habéis tocado, señor Maestro, el daño que haga al scholástico la conversaçión de la muger, razón será que hagamos hincapié aquí y se le persuada más largo que se deba dellas apartar, y que no gaste su tiempo en las liviandades del amor, porque es çierto una ocupaçión tan pestelençial que después de ser total destruiçión de la fama y buenas costumbres, distrae el juizio de las letras y desasosiégale para el estudiar.
    • 1552 Casas, B. Brevísima relación [1994] Esp (CDH )

      Han asolado, destruido y despoblado estos demonios encarnados más de cuatrocientas leguas de tierras felicísimas, y en ellas grandes y admirables provincias, valles de cuarenta leguas, regiones amenísimas, poblaciones muy grandes riquísimas de gentes y oro. Han muerto y despedazado totalmente grandes y diversas naciones, muchas lenguas, que no han dejado persona que las hable, si no son algunos que se habrán metido en las cavernas y entrañas de la tierra, huyendo de tan extraño y pestilencial cuchillo.

    • 1552 Casas, B. Brevísima relación [1994] Esp (CDH )
      Débese aquí notar la cruel y pestilencial tiranía de aquellos infelices tiranos, cuán recia y vehemente y diabólica ha sido, que en obra de dos años o tres que ha que aquel reino se descubrió, que, según todos los que en él han estado y los testigos de la dicha probanza dicen, estaba el más poblado de gente que podía ser tierra en el mundo, lo hayan todo muerto y despoblado tan sin piedad y temor de Dios y del rey, que digan que si en breve Su Majestad no estorba aquellas infernales obras, no quedará hombre vivo ninguno.
    • 1552 Casas, B. Brevísima relación [1994] Esp (CDH )
      Acabadas infinitas guerras inicuas e infernales y matanzas en ellas que hizo, puso toda aquella tierra en la ordinaria y pestilencial servidumbre tiránica que todos los tiranos cristianos de las Indias suelen y pretenden poner aquellas gentes.
    • 1552 Casas, B. Brevísima relación [1994] Esp (CDH )
      Otra vez, yendo a saltear cierta capitanía de españoles, llegaron a un monte donde estaba recogida y escondida, por huir de tan pestilenciales y horribles obras de los cristianos, mucha gente, y dando de súbito sobre ella, tomaron setenta u ochenta doncellas y mujeres, muertos muchos que pudieron matar.
    • 1562-1566 Teresa de Jesús (Teresa de Cepeda y Ahumada) LVida [1986] Esp (CDH )
      Y yo, como no lo osé tratar con nadie y tornó después a haver gran importunación asegurándome que no era mal ver persona semejante ni perdía honra, antes que la ganava, torné a la mesma conversasación, y a un en otros tiempos a otras, porque fue muchos años los que tomava esta recreación pestilencial; que no me parecía a mí —como estava en ello —tan malo como era, a unque a veces claro vía no era bueno; mas ninguna no me hizo el destraimiento que ésta que digo, porque la tuve mucha afición.
    • 1587 Schz Ballesta, A. DiccVocablos Cast Esp (NTLLE)
      pestilencial. [...] perniciosus [...].
    • 1593 Gracián Dantisco, L. Galateo [1968] Esp (CDH )
      Adonde mostró que el vino no le huviesse hecho estorvo, y esto por la continuación que tenía de haverse muchas vezes arriscado a bever a porfía, y aunque muchos mostravan su valor en el bever mucho y sobre apuestas sin perder el sentido, la victoria que han ganado es tal que lo devemos tener por vicio pestilencial, y pecado muy torpe.
    • 1600 Sigüenza, J. HOrden SJerónimo II [1907] 229 Esp (CDH )
      Pone admiracion tan porfiada malicia, y es mucho pueda sufrir vn hombre tan pestilencial hypocrisia tanto tiempo.
    • 1604 Jiménez Patón, B. Elocuencia [1604] Esp (CDH )

      Por este pestilencial abuso casi se introdujera una bastarda lengua en las escuelas de Salamanca que llamaban "junciana". *Y no sé qué más o menos tiene este modo de hablar, que el que llaman entre la gente de la vida perdida y disoluta "gerigonza". Del cual lenguaje se podrán ver algunos romances, que no son ni latines, de que hay un librillo con su dicionario, que dicen "de la lengua germana".

    • 1600-1612 Ledesma, A. Conceptos espirituales I [1969] 14 Esp (CDH )
      Esto tiene mas lugar en los libros poeticos, los quales como regalan, y deleytan, entretienen al letor, y le engolosinan con el primor del verso, y le van ceuando de manera que no cansandose de la continua lecion, es vn perpetuo cursante desta catedra pestilencial, cuya dotrina, como lima sorda sin sentir va adulterando todo lo bueno.
    • 1626 Quevedo Villegas, F. Buscón [1980] 110 Esp (CDH )

      Y diciendo y haciendo, desenvainó una retahilade coplas pestilenciales, y por la primera, que era ésta, se conocerán las demás [...].

    • 1651 Gracián, B. Criticón 1.ª parte [1993] Esp (CDH )
      Pero donde mostró su eficacia el licor pestilencial fue en aquellos que bebieron de él, porque al mismo punto que lo tragaron, ¡cosa lastimosa, pero cierta!, todo el interior se les revolvió y mudó, de suerte que no les quedó aquella sustancia verdadera que antes tenían, sino que quedaron llenos de aire, rebutidos de borra, hombres de burla, todo mentira y embeleco.
    • 1600-1699 Anónimo Viridarium [1600-1699] Esp (NTLLE)
      pestilencial. funestus, pestilens, perniciosus.
    • 1733 Feijoo, B. J. Theatro crítico universal, V [2003] Esp (CDH )
      Quán horrible estrago haya hecho en los míseros mortales este pestilencial aphorismo, se conocerá fácilmente, considerando que quantos homicidios cometieron hasta ahora los malos médicos por su detestable contumacia en proseguir el rumbo curativo que erraron desde el principio de la enfermedad, todos fueron ocasionados de este aphorismo.
    • 1737 Mayans Siscar, G. Vida Cervantes [1984] 266 Esp (CDH )
      Por esso, aquel juiciosíssimo censor de la república literaria Juan Luis Vives, quejándose gravíssimamente de las corrompidas costumbres de su tiempo, decía: ¿Qué manera de vivir es ésta que no se tenga por canción la que no sea torpe? Conviene, pues, que las leyes i los magistrados den providencia contra esto, i también contra los libros pestilenciales quales son en España, Amadís, Esplandián, Florisando, Tirante, Tristán, a cuyos despropósitos no se pone término; cada día salen de nuevo más i más como Celestina Alcahueta, madre de maldades, cárcel de amores. En Francia, Lanzarote del Lago, París i Viena, Puntho i Sidonia, Pedro Proenzal i Magalona, Melisendra, dueña inexorable. Aquí en Flandes (escrivía Vives en Brujas, año 1523), Florián i Blanca Flor, Leonela i Canamor, Curias i Floreta, Píramo i Tisbe. Ai algunos libros traducidos de latín en lenguas vulgares, como las desgraciadíssimas gracias de Pogio, Eurialo i Lucrecia, las cien novelas de Bocacio. Todos los quales libros escrivieron unos hombres ociosos, mal empleados, imperitos, entregados a los vicios i a la porquería. En los quales me maravillo que aya cosa que deleite. Pero las cosas malas nos halagan mucho.
    • 1789 Fdz Moratín, L. Derrota pedantes [1973] Esp (CDH )

      ¿Qué enjambre es éste de copleros y charlatanes que inunda vuestra península? ¿Qué enjambre pestilencial que por todas partes se derrama y cunde? ¿Y en dónde están aquellos pocos que deberían oponer sus doctas obras al torrente desatado de tanto papel ridículo que dictó la envidia, la demencia, o el interés abatido y sórdido?

    • c1788-c1796 Forner, J. P. Exequias Leng cast [2000] 43 Esp (CDH )
      ¿Faltan, por ventura, libros ruines (¡malditos ellos sean!) que nos estén chasqueando cada año, cada mes, cada semana, sino que con pleno conocimiento y deliberada intención te nos vienes con esa nueva mercancía pestilencial, como si no estuviese ya bien apestada nuestra literatura? ¿No nos bastan tantas traducciones inicuas, tantas novelas paralíticas, tantos sermonarios estropeados, tantos copleros rebuznadores, tantos romancistas sin romance, sino que aún nos echas encima la hojarasca de un sueño portentoso y tan inútil y tan ridículo como lo muestra su mismo título? ¡Exequias de la Lengua castellana!..., ¿Quién te ha dicho que ha muerto esta lengua, perverso? Pregúntaselo a Calzada, a Vargas y a Nipho y a Cladera y a tanto otro traductor, zurcidor, remendón y maulero de los que tienen el imperio de nuestra lengua, no de otro modo que los sans-culottes en Francia.
    • 1950 Pablo Neruda Canto general [1981] Ch (CDH )
      / Golfos pestilenciales elevaban / techos de pedrería desbordante, / y en anchos ríos la vivienda / de millares de pobres, apretados / en las embarcaciones, y otros, todos / cubrían la infinita tierra, / más allá de los ríos amarillos, / como una sola piel de fiera rota, / piel de los pueblos, pelaje humillado / por unos amos y otros.
    • 1950 Pablo Neruda Canto general [1981] 367 Ch (CDH )
      / Que amen como yo amé mi Manrique, mi Góngora, / mi Garcilaso, mi Quevedo: / fueron / titánicos guardianes, armaduras / de platino y nevada transparencia, / que me enseñaron el rigor, y busquen / en mi Lautréamont viejos lamentos / entre pestilenciales agonías.
    • 1949-1952 Borges, J. L. Aleph [1986] Ar (CDH )
      Éste no quiso retractarse; repitió que negar su proposición era incurrir en la pestilencial herejía de los monótonos.
    • 1992 Sopena, E. "Mujer sacerdocio" [21-12-1992] La Vanguardia (Barcelona) Esp (HD)
      El 17 de noviembre, Josef Ratzinger, prefecto de la Doctrina de la Fe, aseguraba a Henri Tincq, especialista en temas religiosos de "Le Monde": "Estamos hoy en un asituación análoga precisamente a la del concilio de Trento". Entre 1545 y 1563, en tres fases, los padres conciliares armaron en Trento la contrarreforma. Fray Luis de Granada fue uno de los que habían advertido de los riesgos de la heterodoxia: "Extended los ojos por Inglaterra, Alemania, Francia (...) y veréis en cuán espesa tinieblas viven estas gentes (...), y cuán contaminadas con doctrinas pestilenciales".
      Acepción en desuso
    1. adj. En particular, nocivo o perjudicial para la salud.
      docs. (1540-1804) 11 ejemplos:
      • c1540 Villalón, C. Scholástico [1997] 294 Esp (CDH )
        ¿Cómo, hijos míos, perderéis las ánimas dexando la fee de nuestro señor Jesucristo y vuestros hermosos y inoçentes cuerpos serán profanados con abominables suçiedades y nefandos pecados de aquellos pestelençiales turcos?
      • 1804 Mutis, J. C. A A. Amar Borbón [1947] 260 Cartas Co (CDH )
        Bien es verdad que anteriormente a estos descubrimientos inventó un Padre capuchino un sahumerio por cuyo auxilio se disipó la peste de Génova; y que sirviendo igualmente para desinfectar las iglesias, cárceles, hospitales, habitaciones, ropas y utensilios emponzoñados por la infección de cualesquiera miasmas pestilenciales, publicó su receta el doctor Sánchez Ribeiro en su apreciabilísima obra intitulada Conservación de la salud de los pueblos, y traducida a nuestro idioma.
      • c1540 Villalón, C. Scholástico [1997] 294 Esp (CDH )
        ¿Cómo, hijos míos, perderéis las ánimas dexando la fee de nuestro señor Jesucristo y vuestros hermosos y inoçentes cuerpos serán profanados con abominables suçiedades y nefandos pecados de aquellos pestelençiales turcos?
      • 1554 Lpz Gómara, F. HNatural Indias I [2000] fol. 100v Pe (CDH )
        Son aquellas manzanas del tamaño y color que nuestras magrillas; si algún hombre, perro o qualquier otro animal come d'ellas se les buelven gusanos, los quales en brevíssimo tiempo crecen mucho y comen las entrañas, sin que aya remedio, a lo menos muy poco; el árbol que las produze es grande, común, y de tal pestilencial sombra que luego duele la cabeça al que se pone a ella.
      • 1569 Torquemada, A. Jardín [1994] 729 Esp (CDH )
        Y no es cosa moderna el haverlas, sino muy antigua, que muchos autores antiguos tratan dellas, y de los hechizeros, nigrománticos y encantadores, que no son menos pestilenciales y perjudiciales al género humano, pues que, dexando de ser hombres, se buelven demonios en sus obras, y no son pocos los que ha avido en el mundo muy famosos, entre los quales los más nombrados fueron Zoroastes, Lucio Apuleyo y Apolonio Teaneo.
      • 1587 Mena, F. Trad HEtiópica [1954] 421 Esp (CDH )
        En este malvado y nefando sacrilegio le ayudó un cierto falso profeta de Menfis, por lo cual, primeramente yendo yo a Tesalia, y demandando por él a los ciudadanos, como no le pudiesen hallar, ellos hicieron dejación dél, y me le entregaron, en esta huída y en cualquier lugar que pareciese, como hombre pestilencial y descomulgado.
      • 1626 Caro, R. Días geniales [1978] Esp (CDH )
        Ése es un género de gente pestilencial que se ha pegado de unas ciudades en otras y ya casi llega a las aldeas el contagio.
      • 1774-1775 Requena, F. Descripción Guayaquil [1984] Ec (CDH )

        Este barrio es el manantial de las calenturas; nacen en él las enfermedades y epidemias para infestar los que habitan en la Ciudad Nueva, y éste es el fruto que sacan de la vecindad de tan pernicioso arrabal; en él mueren muchos, cuando gozan fuera de él de salud, porque tienen con los esteros un nuevo invierno cada quince días en fuerza de los aguajes; así se desaparecen las familias enteras y perecen en poco tiempo todos los de una casa. Pero ¿qué no les ha de suceder a los que tienen agua estancada por piso y unidos y corpulentos árboles acopados por techo, respirando siempre un ambiente húmedo y pestilencial? El objeto porque se conservan en este fango es porque cada casa aislada del agua, oculta entre la maleza y apartada de las demás, tiene a los que las ocupan defendidos de las pesquisas de los jueces: están por naturaleza prohibidas para estas habitaciones las rondas y patrullas: el que debe asaltar uno de estos bujíos, o ha de nadar antes de enlodarse o se ha de embarcar y después montar sobre los hombros de un esclavo para llegar a él

      • 1804 Mutis, J. C. A A. Amar Borbón [1947] 260 Cartas Co (CDH )
        Bien es verdad que anteriormente a estos descubrimientos inventó un Padre capuchino un sahumerio por cuyo auxilio se disipó la peste de Génova; y que sirviendo igualmente para desinfectar las iglesias, cárceles, hospitales, habitaciones, ropas y utensilios emponzoñados por la infección de cualesquiera miasmas pestilenciales, publicó su receta el doctor Sánchez Ribeiro en su apreciabilísima obra intitulada Conservación de la salud de los pueblos, y traducida a nuestro idioma.
      • c1540 Villalón, C. Scholástico [1997] 294 Esp (CDH )
        ¿Cómo, hijos míos, perderéis las ánimas dexando la fee de nuestro señor Jesucristo y vuestros hermosos y inoçentes cuerpos serán profanados con abominables suçiedades y nefandos pecados de aquellos pestelençiales turcos?
      • 1544 Castillejo, C. Diál Mujeres [1986] 141 Esp (CDH )
        >" / Ved ora, Fileno, aquí, / por los casamientos tales / de viudas pestilençiales, / lo que se sigue de allí, / por estar / ya muy diestras en notar / qualquier falta de caderas, / y como son ya matreras, * / no se pueden engañar / ni rendir.
      • 1540-c1550 Mejía, P. Silva [1989-1990] Esp (CDH )
        No sé qué es lo que ella no daña y destruye: ¿no os dixe del fuego que, si no tiene en qué obrar, luego se apaga?; el ayre no solamente quiere moverse, pero, detenido, se corrompe; el agua encharcada, no usada, se daña; la tierra que no se trabaja ni rompe, no sabe llevar sino espinas y yervas sin provecho; claramente vemos cómo el oro, no labrado ni luzido, no muestra su hermosura, y el hierro y todos los otros metales se pierden no usándose; las provincias y tierras no abitadas ni trabajadas son pestilenciales y estériles, de manera que el uso paresce que las purga y sana; las casas no moradas se caen y gastan, los caminos no usados se ciegan y deshazen: por do se vee que, por no trabajar las cosas, se pierden.
      • 1554 Lpz Gómara, F. HNatural Indias I [2000] fol. 100v Pe (CDH )
        Son aquellas manzanas del tamaño y color que nuestras magrillas; si algún hombre, perro o qualquier otro animal come d'ellas se les buelven gusanos, los quales en brevíssimo tiempo crecen mucho y comen las entrañas, sin que aya remedio, a lo menos muy poco; el árbol que las produze es grande, común, y de tal pestilencial sombra que luego duele la cabeça al que se pone a ella.
      • 1557-1558 Anónimo Viaje Turquía [2000] 350 Esp (CDH )

        Viene un carbunchico como un garbanço, y tras él una seca a la ingre o al sobaco; a esto susçeden sus açidentes y calentura de tal suerte que o muere, o queda lisiado para siempre de algún miembro menos o tal que cosa; quando viene la seca sin carbuncho, es muy pestilencial; por maravilla escapa hombre; y quando es con el grano, muchos escapan.

      • 1569 Torquemada, A. Jardín [1994] 729 Esp (CDH )
        Y no es cosa moderna el haverlas, sino muy antigua, que muchos autores antiguos tratan dellas, y de los hechizeros, nigrománticos y encantadores, que no son menos pestilenciales y perjudiciales al género humano, pues que, dexando de ser hombres, se buelven demonios en sus obras, y no son pocos los que ha avido en el mundo muy famosos, entre los quales los más nombrados fueron Zoroastes, Lucio Apuleyo y Apolonio Teaneo.
      • 1569 Torquemada, A. Jardín [1994] 731 Esp (CDH )

        Y assí como Dios repartió estas gracias por muchos y diversos géneros de gentes, pudo ponerla también en los que saludan para remedio de un mal tan pestilencial y rabioso como es el de la ravia. Y para que mejor entendáys el provecho que hazen, os quiero dezir lo que a mi padre le acontesció con un saludador: Y fue que, siendo moço, y yendo un camino largo, salió a él un mastín, tan dañado, que antes que pudiesse apartarle de sí le mordió en una pierna; y si no fuera la bota que llevava calçada, que era gruessa, se la passara toda, pero todavía llegó a tocarle en la carne, y le sacó una gota o dos de sangre. Mi padre no hizo caso dello, y assí, caminó tres o quatro días. Y una mañana, passando por una aldea, vio que tañían a missa, y apeándose del cavallo, entró en la yglesia, e ya que se quería salir, un labrador se llegó a él y le dixo: «Dezidme, señor: ¿a vos ha os mordido algún perro?».

      • 1587 Mena, F. Trad HEtiópica [1954] 421 Esp (CDH )
        En este malvado y nefando sacrilegio le ayudó un cierto falso profeta de Menfis, por lo cual, primeramente yendo yo a Tesalia, y demandando por él a los ciudadanos, como no le pudiesen hallar, ellos hicieron dejación dél, y me le entregaron, en esta huída y en cualquier lugar que pareciese, como hombre pestilencial y descomulgado.
      • 1626 Caro, R. Días geniales [1978] Esp (CDH )
        Ése es un género de gente pestilencial que se ha pegado de unas ciudades en otras y ya casi llega a las aldeas el contagio.
      • 1774-1775 Requena, F. Descripción Guayaquil [1984] Ec (CDH )

        Este barrio es el manantial de las calenturas; nacen en él las enfermedades y epidemias para infestar los que habitan en la Ciudad Nueva, y éste es el fruto que sacan de la vecindad de tan pernicioso arrabal; en él mueren muchos, cuando gozan fuera de él de salud, porque tienen con los esteros un nuevo invierno cada quince días en fuerza de los aguajes; así se desaparecen las familias enteras y perecen en poco tiempo todos los de una casa. Pero ¿qué no les ha de suceder a los que tienen agua estancada por piso y unidos y corpulentos árboles acopados por techo, respirando siempre un ambiente húmedo y pestilencial? El objeto porque se conservan en este fango es porque cada casa aislada del agua, oculta entre la maleza y apartada de las demás, tiene a los que las ocupan defendidos de las pesquisas de los jueces: están por naturaleza prohibidas para estas habitaciones las rondas y patrullas: el que debe asaltar uno de estos bujíos, o ha de nadar antes de enlodarse o se ha de embarcar y después montar sobre los hombros de un esclavo para llegar a él

      • 1804 Mutis, J. C. A A. Amar Borbón [1947] 260 Cartas Co (CDH )
        Bien es verdad que anteriormente a estos descubrimientos inventó un Padre capuchino un sahumerio por cuyo auxilio se disipó la peste de Génova; y que sirviendo igualmente para desinfectar las iglesias, cárceles, hospitales, habitaciones, ropas y utensilios emponzoñados por la infección de cualesquiera miasmas pestilenciales, publicó su receta el doctor Sánchez Ribeiro en su apreciabilísima obra intitulada Conservación de la salud de los pueblos, y traducida a nuestro idioma.
  3. Acepción en desuso
  4. adj. Que causa pestilencia.
    docs. (1433-2014) 19 ejemplos:
    • c1422-1433 Guadalfajara Trad Biblia Alba I [1920-1922] I, 320 Esp (CDH )
      [...] por ende acordo la ley de Dios que por quanto la escaseza es vn pestelençial e corrupto ayre, la ley esto syntiendo, dixo: si yo agora mando a los ricos que han las heredades, que gouiernen e mantengan a los pobres, pobreza de los coraçones es atamaña a tanto que non serian fijos de obidençia a la ley; e mando que acorriesen e diesen a los pobres tales cosas que a los pobres fuese sostenimiento e a los rricos e auarientos cosa que mengua nin daño en sus faziendas non syntiesen, nin dello se agrauiasen [...].
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      pestilencial. adj. pestilente [Que origina peste].
    • c1422-1433 Guadalfajara Trad Biblia Alba II [1920-1922] Esp (CDH )
      Altal es la conpania de los malos, que se fazen ypocritas, e como que non sacan de potençia en abto las sus maldades con que con la su blandura toman presos a los innoçentes, pero el mejor remedio es fuyr de ellos como del ayre pestelençial corrupto.
    • 1495 Anónimo Trad Med Gordonio [1991] Esp (CDH )
      E estorve toda ira e todo cuidado e grande calor e grande trabajo e grande frío, e guárdase de todo aire pestilencial e de los lugares suzios, e brevemente estorve todas las cosas que el cuerpo adelgazan e los humores queman e el cuerpo desecan e enfrían.
    • 1513 Herrera, G. A. Agricultura [1995] fol. 100v Esp (CDH )
      Todas las aguas que vienen por lugares de mineros de plomo o de otros metales o mineros son malas, y las que vienen por mineros de plomo hazen venir camaras, el agua de lagunas o estanques es muy mala y peor que otra alguna, que si el agua delos pozos por estar honda es mala, mucho se emienda conel sacarla contino y menearla, mas el agua de las lagunas enel inuierno engendra flema por su grandissima frialdad, y enel verano y estio se callentan, y por aquel calor y corrupcion que tienen engendran colera y callenturas, y avn vienen a criar baço alos que mucho las beuen y lo mismo hazen las fuentes encharcadas que no corren y avn hazen venir en hinchazones y ydropesias y otras malas enfermedades de diuersas maneras, y las mugeres que suelen beuer tales aguas no purgan bien, y enpreñanse mal, y paren con mas trabajo y paren las criaturas muy enfermas, y avn alas vezes piensan que estan prennadas y estan hinchadas, y tienen molas enla madre, que es vna falsa y mala preñez y ciertamente son aguas pestilenciales.
    • 1540-c1550 Mejía, P. Silva [1989-1990] Esp (CDH )
      Hasta los ayres se corrompen y hazen pestilenciales o se adoban por lo que ay en la tierra por do corren.
    • 1970 RAE DRAE 19.ª ed. (NTLLE)
      pestilencial. [...] adj. Que origina peste.
    • 2001 RAE DRAE 22.ª ed. (NTLLE)
      pestilencial. adj. pestilente [Que origina peste].
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      pestilencial. adj. pestilente [Que origina peste].
    • c1422-1433 Guadalfajara Trad Biblia Alba I [1920-1922] I, 320 Esp (CDH )
      [...] por ende acordo la ley de Dios que por quanto la escaseza es vn pestelençial e corrupto ayre, la ley esto syntiendo, dixo: si yo agora mando a los ricos que han las heredades, que gouiernen e mantengan a los pobres, pobreza de los coraçones es atamaña a tanto que non serian fijos de obidençia a la ley; e mando que acorriesen e diesen a los pobres tales cosas que a los pobres fuese sostenimiento e a los rricos e auarientos cosa que mengua nin daño en sus faziendas non syntiesen, nin dello se agrauiasen [...].
    • c1422-1433 Guadalfajara Trad Biblia Alba II [1920-1922] Esp (CDH )
      Altal es la conpania de los malos, que se fazen ypocritas, e como que non sacan de potençia en abto las sus maldades con que con la su blandura toman presos a los innoçentes, pero el mejor remedio es fuyr de ellos como del ayre pestelençial corrupto.
    • c1422-1433 Guadalfajara Trad Biblia Alba II [1920-1922] Esp (CDH )

      Asydize el Señor: ahe que yo espertare sobre Babiloña e sobre los que en ella habitan que de coraçon contra mi se leuantan quasy viento pestilençial.

    • c1422-1433 Guadalfajara Trad Biblia Alba II [1920-1922] Esp (CDH )
      Ahe que yo so contigo el monte pestilençial, dize el Señor, el que corromper solias toda la tierra, e tendere mi mano sobre ti, e yo te arancare de las peñas e fazerte yo monte de quemar.
    • c1422-1433 Guadalfajara Trad Biblia Alba I [1920-1922] Esp (CDH )

      A las vezes acontesçe que ganados mueren en vn lugar syngular de Pedro, e de Juan non muere su ganado, e por tanto non lo notan por tan grand miraglo; pero aqui es de notar por miraglo, por quanto el morir este ganado fue por causa de ayre corrupto pestelençial, por onde conuenia morir todo ganado de Pedro e de Juan e del egipçiano, e fue grand miraglo que libro Dios el ganado de Israel.

    • 1495 Anónimo Trad Med Gordonio [1991] Esp (CDH )

      Devedes de entender cerca esta materia que la ilíaca e la cólica convienen en causas e señales e pronosticación e curación, e con esto ay diferencia entre ellos. Primero, que en la ilíaca ay mayor dolor e más aína mata por la sensibilidad de los intestinos. Lo segundo se diversifica, que el dolor en la ilíaca más es andador, que anda a la parte derecha e a la parte izquierda. Lo tercero se diversifica, que la ilíaca más viene por aire pestilencial.

    • 1495 Anónimo Trad Med Gordonio [1991] Esp (CDH )

      Thenasmón se llama grande voluntad de fazer cámera sin effecto por la mordicación del longaón.

      Causas.O son de parte de fuera o de parte de dentro. Si son de parte de fuera, será ansí como por aire mucho húmido austral o corrompido non ordenado, ponçoñoso, pestilencial o corrupto, o se faze por govierno que es tomado en grande quantidad o en mala calidad, o segund mala orden, o porque fue ventoso, o por caída o por ferida e sus semejantes.

    • 1495 Anónimo Trad Med Gordonio [1991] Esp (CDH )
      Las de parte de fuera son assí como sudor fuerte e baños fuertes, e por ponçoña que aya tomado, e mordedura de reptilias, e grande calentura súbita e frialdad o fambre o coitu, e todas las cosas que súbito vazían, e grande finchimiento del cibo e del bever, e el aire de cuevas e de las fraguas de los ferreros, e aire pestilencial.
    • 1495 Anónimo Trad Med Gordonio [1991] Esp (CDH )
      Si por las partes de fuera assí como es caída o tapadura, grande calentura o frialdad, o aire pestilencial, o assí como es el aire de las bóvedas e de las mineras e de donde se funden los metales, o por tomar ponçoña, o obrar con azogue, e comer fructas estípticas e azedas e muchas semejantes.
    • 1495 Anónimo Trad Med Gordonio [1991] Esp (CDH )
      El aire siempre sea contrario a la causa de la enfermedad e si no lo pudiéremos aver natural por causa de los tiempos del año o de la disposición del lugar, fagámoslo artificialmente por que contradiga a la callentura e a la frialdad e a la sequedad e a la humidad e por el contrario e retifíquese el aire pestilencial o corrompido en qualquier manera que fuere, segund es dicho en la materia de las fiebres pestilenciales.
    • 1495 Anónimo Trad Med Gordonio [1991] Esp (CDH )
      E estorve toda ira e todo cuidado e grande calor e grande trabajo e grande frío, e guárdase de todo aire pestilencial e de los lugares suzios, e brevemente estorve todas las cosas que el cuerpo adelgazan e los humores queman e el cuerpo desecan e enfrían.
    • 1495 Anónimo Trad Med Gordonio [1991] 47 Esp (CDH )
      Si después de salido del vientre, esto será porque el aire era malo corrompido pestilencial o porque acostumbró manjares melancónicos, assí como son lentejas e las otras legumbres, e carnes que engendran melanconía, assí como raposos e erizos e camellos e liebres e asnos e sus semejantes, que en algunos lugares todas estas animalias se comen.
    • 1513 Herrera, G. A. Agricultura [1995] fol. 73v Esp (CDH )
      El humo desta madera es muy sano contra todos los malos olores y ponçoñosos mayor mente en tiempos que ay ayres corruptos y pestilenciales.
    • 1513 Herrera, G. A. Agricultura [1995] fol. 100v Esp (CDH )
      Todas las aguas que vienen por lugares de mineros de plomo o de otros metales o mineros son malas, y las que vienen por mineros de plomo hazen venir camaras, el agua de lagunas o estanques es muy mala y peor que otra alguna, que si el agua delos pozos por estar honda es mala, mucho se emienda conel sacarla contino y menearla, mas el agua de las lagunas enel inuierno engendra flema por su grandissima frialdad, y enel verano y estio se callentan, y por aquel calor y corrupcion que tienen engendran colera y callenturas, y avn vienen a criar baço alos que mucho las beuen y lo mismo hazen las fuentes encharcadas que no corren y avn hazen venir en hinchazones y ydropesias y otras malas enfermedades de diuersas maneras, y las mugeres que suelen beuer tales aguas no purgan bien, y enpreñanse mal, y paren con mas trabajo y paren las criaturas muy enfermas, y avn alas vezes piensan que estan prennadas y estan hinchadas, y tienen molas enla madre, que es vna falsa y mala preñez y ciertamente son aguas pestilenciales.
    • 1540-c1550 Mejía, P. Silva [1989-1990] Esp (CDH )
      Hasta los ayres se corrompen y hazen pestilenciales o se adoban por lo que ay en la tierra por do corren.
    • 1737 RAE DiccAutoridades (NTLLE)
      PESTILENCIAL. adj. de una term. Lo mismo que pestifero [Lo que puede ocasionar peste ú daño grave: ó lo que es mui malo en su linea].
    • 1970 RAE DRAE 19.ª ed. (NTLLE)
      pestilencial. [...] adj. Que origina peste.
    • 2001 RAE DRAE 22.ª ed. (NTLLE)
      pestilencial. adj. pestilente [Que origina peste].
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      pestilencial. adj. pestilente [Que origina peste].
  5. Acepción en desuso
  6. adj. [Olor] Desagradable en extremo.
    docs. (1433-1779) 4 ejemplos:
    • c1422-1433 Guadalfajara Trad Biblia Alba I [1920-1922] Esp (CDH )
      Bien, por ende, defendio el puerco, que son en el los daños syguientes: que, como en sy es muy suzio, encauva, ensuzia las calles e encienalas e paralas de muy malos olores pestelençiales.
    • 1562-1566 Teresa de Jesús (Teresa de Cepeda y Ahumada) LVida [1986] 419 Esp (CDH )
      Parecíame la entrada a manera de un callejón muy largo y estrecho, a manera de horno muy bajo y escuro y angosto; el suelo me pareció de un agua como lodo muy sucio y de pestilencial olor, y muchas sabandijas malas en él; a el cabo estava una concavidad metida en una pared, a manera de un alacena adonde me vi meter en mucho estrecho.
    • 1583 Luis de Granada Introd Símbolo I [1908] Esp (CDH )
      Y no paró aquí el mal, sino todo el cuerpo se le cubrió de llagas tan horribles, que dellas manaban arroyos de gusanos que le roían y comían día y noche las carnes, y dellas salía tan pestilencial hedor, que todo el ejército que con él venía, se agraviaba dél, y él mismo no lo podía soportar.
    • 1755-1779 Caulín, A. HNueva Andalucía I [1966] 78 Ve (CDH )
      Mas sepamos el origen de esta pestilencial fetidéz que, como digo, observé, recibiendo en el rostro algunas chispas, por satisfacer à la curiosidad con la certidumbre de la experiencia.
  7. Acepción en desuso
  8. adj. [Cosa] Que contiene veneno u otra sustancia susceptible de provocar la muerte o graves trastornos en el organismo.
    Sinónimo: pestilente
    docs. (1446-1786) 5 ejemplos:
    • 1446 Luna, Á. LClaras mujeres [1908] Esp (CDH )
      Estando mucho orando en la carçel, e siguiendola mucho el antiguo enemigo del vmanal linage, aparesçiole vn drago, espantable de vista, que abriendo su pestilençial boca, la priso con ella; e ante que la tragase, en faziendo ella la señal de la cruz, fue partido el serpiente por medio; e asi escapo la virgen, sin lision.
    • c1553-1556 Villalón, C. Crótalon [1990] 353 Esp (CDH )
      Desde ahí a poco salió del río otra alma que como escapada de una prisión o tormento muy bravo iba por el campo huyendo pensando poderse librar, y acaso le picó una sierpe llamada pester * y al momento paró, y se le ençendió el rostro como fuego, y se començó toda a hinchar que en breve tiempo vino a estar tan redonda que ningún miembro mostraba su forma ni façión, sino toda ella se hizo redonda como una pelota y mucho mayor de estatura que ella vino allí, y por cima desta hinchaçón por todos partes le salían unas gotas de sudor de una espuma dañada que la ponzoña le hacía votar, y ella estaba allá dentro zabullida en su cuerpo que le tenía dentro del pellejo abscondida como a caracol, y estaba dentro en sí herviendo como una olla de agua puesta a un gran fuego; ansí la hervía aquella ençendida ponçoña dentro en las entrañas, hasta que subiendo en demasía la creçiente de la hinchaçón, dando un gran sonido a manera de trueno, reventó, saliéndole aquella pestelençial podre por muchas partes con tan fuerte hidiondez que por ninguna vía se podía sufrir; y luego llegó un demonio atormentador que la cogió por una pierna y la volvió por el aire arrojar en el medio del río.
    • 1557-1558 Anónimo Viaje Turquía [2000] 419 Esp (CDH )
      A puerta çerrada le saqué çerca de una libra de sangre la más pestilençial que mis ojos vieron, verde y çeniçienta, y habrimos la puerta que entrasen los que quisiesen, escondida la sangre, y allí estubieron en conversaçión una hora en la qual el Baxá sintió notable mejoría, y muy contento les preguntó el inconveniente de la sangría çertificándoles estar quasi bueno con haber hecho dos cámaras.
    • 1638 Rdz Freile, J. Carnero [1997] Co (CDH )
      Esta Real Audiencia dio comisión al capitán Pedro de Urrea, para la conquista de la provincia de los indios muzos, en aquella virtud pobló la ciudad de Tudela, año de 1552, en la cual no se pudo sustentar ni el capitán ni los soldados por ser los indios caribes y belicosos y así con la pestilencial guerra de sus flechas, echaron a este capitán y sus soldados de su tierra, matando mucha gente.
    • c1786 Chantre Herrera, J. HMisiones Marañón [1901] Ec (CDH )

      Más dificultad hallo en la tercera propiedad, y no encuentro en los papeles de los misioneros que hablan de semejante culebrón una virtud tan singular y prodigiosa, y no hubieran dejado de notar una cosa tan particular si la hubieran encontrado bien fundada. Paréceme que tiene visos de fábula, y por esta razón no la admiten en sus observaciones Ulloa ni Condamine. Pero caso que algo de esto sucediese, no creo deberse el efecto que se atribuye á la yucumama de buscar el alimento por medio de su aliento ponzoñoso, explicar por la virtud atractiva de atraer á sí á los animales, como supone la vulgaridad para excitar la admiración, sino por la embriaguez que puede causar en la persona ó animal que no está muy distante. Tomada en este sentido la propiedad, no hallo en ella cosa que me parezca increíble, pudiendo ser el aliento pestilencial de tal calidad, que embriague á quien lo perciba.

  9. Acepción en desuso
  10. s. m. y f. Persona que tiene pestilencia.
    docs. (1534) Ejemplo:
    • 1534 Boscán, J. Trad Cortesano [1994] 460 Esp (CDH )

      Y por esto Júpiter, doliéndose del miserable estado de los hombres, los cuales, no pudiendo estar juntos por faltalles la virtud que compone y concierta el trato humano, andaban por los montes como salvajes y eran a cada paso despedazados por las fieras, envió con Mercurio la Justicia y la Vergüenzaal mundo, a fin que estas dos cosas ennobleciesen las ciudades y atasen en concordia y pacífico ayuntamiento a los moradores dellas; y quiso que a todos fuesen dadas estas dos virtudes como las otras artes, en las cuales un solo maestro basta para muchos inorantes, como es la medicina. Mas no embargante esto, fue su voluntad que fuesen en cada uno imprimidas; y estableció una ley, que todos los que quedasen sin justicia y sin vergüenza fuesen, como pestilenciales a las ciudades, desterrados y muertos. Veis aquí, pues, señor Otavián, cómo estas virtudes son de Dios concedidas a los hombres, y no se aprenden, sino que son naturales.

  11. adj. Perteneciente o relativo a una pestilencia.
    docs. (1554-2009) 18 ejemplos:
    • 1554 Lpz Gómara, F. HNatural Indias I [2000] fol. 70v Pe (CDH )
      Viven mucho estos yucataneses, y Alquimpech, sacerdote del pueblo do es agora Mérida, bivió más de ciento y veynte años, el qual, aunque ya era christiano, llorava la entrada y amistad de los españoles; y dixo a Montejo cómo avía ochenta años que vino una hinchazón pestilencial a los hombres, que rebentavan llenos de gusanos, y luego otra mortandad de increýble hedor; y que uvo dos batallas, no quarenta años antes que fuessen ellos, en que murieron más de ciento y cinqüenta mil hombres; empero, que sentían más el mando y estado de los españoles, porque nunca se yrían de allí, que todo lo passado.
    • 2009 Fdz. Vial, I. / Fdz. Morente, G. "Médico descubrimiento" [11-07-2009] ABC (Sevilla) Esp (HD)
      El hambre y el agotamiento impiden al almirante ir tomando anotaciones en su diario «por las grandes fatigas pasadas, por su debilidad y por la escasez de alimentos, le asaltó una enfermedad muy grave entre fiebre pestielencial y modorra, la cual casi de repente le privó de la vista, de los otros sentidos y del conocimiento».
    • 1554 Lpz Gómara, F. HNatural Indias I [2000] fol. 70v Pe (CDH )
      Viven mucho estos yucataneses, y Alquimpech, sacerdote del pueblo do es agora Mérida, bivió más de ciento y veynte años, el qual, aunque ya era christiano, llorava la entrada y amistad de los españoles; y dixo a Montejo cómo avía ochenta años que vino una hinchazón pestilencial a los hombres, que rebentavan llenos de gusanos, y luego otra mortandad de increýble hedor; y que uvo dos batallas, no quarenta años antes que fuessen ellos, en que murieron más de ciento y cinqüenta mil hombres; empero, que sentían más el mando y estado de los españoles, porque nunca se yrían de allí, que todo lo passado.
    • 1588 Malón Chaide, P. Conversión Magdalena [1930] Esp (CDH )
      Cuenta Plutarco * que vino sobre las doncellas milesias * una pasión y mal monstruoso, sin tener causa ninguna manifiesta de do naciese mas de * que parecía ser una enfermedad pestilencial y contagiosa que provenía del aire; era tan furiosa y desatinada que las sacaba fuera de su juicio, de suerte que las hacía tomar codicia de matarse: muchas de ellas se ahogaron sin que se supiese.
    • 1600 Sigüenza, J. HOrden SJerónimo II [1907] 437 Esp (CDH )
      Cubrio Dios a su sieruo de vna sarna o lepra pestilencial, poco menos todo el cuerpo.
    • 1653 Cobo, B. HNuevo Mundo [1890-1893] Esp (CDH )
      Sirve también contra toda melancolía y pasiones del corazón y para toda calentura pestilencial, y sus polvos se echan en epítimas cordiales.
    • 1710 Montenegro, P. Materia médica [1942-1944] Ar (CDH )
      [...] herido ó cortado yede á excremento humano, de suerte, que á penas se puede sufrir, un baston hecho de él en un aposento cerrado, como á mi me sucedió, viniendo en balsa por río, que cierto palo de lanza, que habian los Indios hecho recien cortado y pelado, me tuvo todo un día engañado, hasta que viendome inquieto buscando la causa del mal olor, y me desengañé, y conocî ser eficacisimo remedio para en tiempos pestilenciales, preservarse con olor de su humo, y del mismo palo en los aposentos, y creo aplicado al estomago emplasto de sus cogollos hecho tortilla, con un par de huevos batidos y fritos, poniendole al freirlo unas gotas de vinagre, quita las ancias y angustias del estomago, y por concensum socorre el corazon y celebro [...].
    • 1744 Anónimo Jurisdicción Temazcaltepec y Zultepec Relaciones geog Arzobisp México Mx (CDH )
      El pueblo de San Andrés Tepexititlán, de esta jurisdicción y partido, tiene 39 familias que, aunque así éste como los antecedentes, eran más abultados en gentes, casi se extinguieron de la común pestilencial epidemia que llaman matlazahuatl que acaeció en toda, o la mayor parte de este reino el año pasado de 1737.
    • 1755-1779 Caulín, A. HNueva Andalucía I [1966] Ve (CDH )
      [...] y fueron tan mal recibidos del País, que à pocos dias de haber llegado enfermaron todos al rigor de la hambre, y plagas de niguas, hinchazones, y otros afectos pestilenciales; en tal grado, que murió la mayor parte de la gente; y no teniendo la que quedó valor para el sufrimiento, unos tomaron la buelta de España [...].
    • 1789 Velasco, J. HReino Quito [1981] 314 Ec (CDH )
      De este número, faltaron dos años después, cerca de 10 mil Indianos, en quienes se cebó la pestilencial epidemia del 1759.
    • 1804 Mutis, J. C. A A. Amar Borbón [1947] Cartas Co (CDH )

      La ropa, camas y demás utensilios que sirvieron en los hospitales de viruelas, aunque lavados y mantenidos al sol y sereno por dilatado tiempo, se deben considerar todavía inficionados del veneno varioloso, como igualmente lo estarían los que se hubieran destinado para el uso de cualesquiera otras enfermedades contagiosas; no bastando aquella sencilla preparación a destruír la infección pestilencial.

    • 1847 Estébanez Calderón, S. Escenas andaluzas [1985] Esp (CDH )
      La reina bailadora, como si le viese acometido de pronto por algún tifus pestilencial, retiró de su lado el sillón que ocupaba, y una nube de descontento pasó por su lindo entrecejo.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )

      Las específicas tienen dos modos principales de manifestarse: constituyendo las fiebres pestilencialesy las fiebres eruptivas; habiendo además las pestilenciales por accidente ó tifoideas.

    • 1904 Durón, R. E. Prov Tegucigalpa gobierno Mallol [1904] Ho (CDH )
      [...] el temperamento que se disfrutaba en la Villa era de los mejores, lo que se probaba con no conocerse epidemias ni males mortíferos, como se veía en la robustez de sus vecinos, las ningunas enfermedades pestilenciales, á excepción de las ordinarias.
    • 1962 Font Quer, P. Plantas medicinales [1962] Esp (CDH )
      Aquel Girolamo Fracastoro, médico y poeta veronés a quien Bubani quiso dedicar el género Sideritis, mudándolo en Fracastora, creyó que las enfermedades pestilenciales, que tantos daños irreparables causaron durante las centurias medievales y renacentistas, se originaban y se propagaban por ciertos factores de contagio ( seminaria), disemínulos capaces de pasar del infectante al infectado y de multiplicarse por sí mismos.
    • 1986 Aguirre Beltrán, G. Antropología médica [1994] Mx (CDH )
      La segunda enfermedad pestilencial introducida en América por esclavos negros, es la fiebre amarilla, vulgarmente conocida como vómito prieto, y por los indios mayas con la designación expresiva de xe kik, vómito de sangre.
    • 2009 Fdz. Vial, I. / Fdz. Morente, G. "Médico descubrimiento" [11-07-2009] ABC (Sevilla) Esp (HD)
      El hambre y el agotamiento impiden al almirante ir tomando anotaciones en su diario «por las grandes fatigas pasadas, por su debilidad y por la escasez de alimentos, le asaltó una enfermedad muy grave entre fiebre pestielencial y modorra, la cual casi de repente le privó de la vista, de los otros sentidos y del conocimiento».
    • 1554 Lpz Gómara, F. HNatural Indias I [2000] fol. 70v Pe (CDH )
      Viven mucho estos yucataneses, y Alquimpech, sacerdote del pueblo do es agora Mérida, bivió más de ciento y veynte años, el qual, aunque ya era christiano, llorava la entrada y amistad de los españoles; y dixo a Montejo cómo avía ochenta años que vino una hinchazón pestilencial a los hombres, que rebentavan llenos de gusanos, y luego otra mortandad de increýble hedor; y que uvo dos batallas, no quarenta años antes que fuessen ellos, en que murieron más de ciento y cinqüenta mil hombres; empero, que sentían más el mando y estado de los españoles, porque nunca se yrían de allí, que todo lo passado.
    • 1588 Malón Chaide, P. Conversión Magdalena [1930] Esp (CDH )
      Cuenta Plutarco * que vino sobre las doncellas milesias * una pasión y mal monstruoso, sin tener causa ninguna manifiesta de do naciese mas de * que parecía ser una enfermedad pestilencial y contagiosa que provenía del aire; era tan furiosa y desatinada que las sacaba fuera de su juicio, de suerte que las hacía tomar codicia de matarse: muchas de ellas se ahogaron sin que se supiese.
    • 1600 Sigüenza, J. HOrden SJerónimo II [1907] 437 Esp (CDH )
      Cubrio Dios a su sieruo de vna sarna o lepra pestilencial, poco menos todo el cuerpo.
    • 1653 Cobo, B. HNuevo Mundo [1890-1893] Esp (CDH )
      Sirve también contra toda melancolía y pasiones del corazón y para toda calentura pestilencial, y sus polvos se echan en epítimas cordiales.
    • 1710 Montenegro, P. Materia médica [1942-1944] Ar (CDH )
      [...] herido ó cortado yede á excremento humano, de suerte, que á penas se puede sufrir, un baston hecho de él en un aposento cerrado, como á mi me sucedió, viniendo en balsa por río, que cierto palo de lanza, que habian los Indios hecho recien cortado y pelado, me tuvo todo un día engañado, hasta que viendome inquieto buscando la causa del mal olor, y me desengañé, y conocî ser eficacisimo remedio para en tiempos pestilenciales, preservarse con olor de su humo, y del mismo palo en los aposentos, y creo aplicado al estomago emplasto de sus cogollos hecho tortilla, con un par de huevos batidos y fritos, poniendole al freirlo unas gotas de vinagre, quita las ancias y angustias del estomago, y por concensum socorre el corazon y celebro [...].
    • 1744 Anónimo Jurisdicción Temazcaltepec y Zultepec Relaciones geog Arzobisp México Mx (CDH )
      El pueblo de San Andrés Tepexititlán, de esta jurisdicción y partido, tiene 39 familias que, aunque así éste como los antecedentes, eran más abultados en gentes, casi se extinguieron de la común pestilencial epidemia que llaman matlazahuatl que acaeció en toda, o la mayor parte de este reino el año pasado de 1737.
    • 1755-1779 Caulín, A. HNueva Andalucía I [1966] Ve (CDH )
      Con estos motivos, y el de tomar satisfaccion de la lastimosa miseria, á que los habia llevado el Governador, intentaron quitarle la vida, previniendo para ello afilados cuchillos, á no haberlos contenido uno de los Religiosos, ponderandoles lo grave del pecado, y el ningun remedio que de la muerte del Governador conseguian contra la pestilencial epidemia que experimentaban.
    • 1755-1779 Caulín, A. HNueva Andalucía I [1966] Ve (CDH )
      Acometió á los Vecinos de Barcelona una pestilencial pleurisia, ó dolor de costado tan rigoroso, que yá no habia fuerzas en los Eclesiasticos y Religiosos para enterrar muertos, y confesar enfermos; de modo que no se oía por las Calles sino un continuado llanto, que movia á compasion al corazon mas duro.
    • 1755-1779 Caulín, A. HNueva Andalucía I [1966] Ve (CDH )
      [...] y fueron tan mal recibidos del País, que à pocos dias de haber llegado enfermaron todos al rigor de la hambre, y plagas de niguas, hinchazones, y otros afectos pestilenciales; en tal grado, que murió la mayor parte de la gente; y no teniendo la que quedó valor para el sufrimiento, unos tomaron la buelta de España [...].
    • 1755-1779 Caulín, A. HNueva Andalucía I [1966] Ve (CDH )
      [...] mas el Governador deseoso de llegar al Pueblo del Cazíque Uriapári, de quien yá tenia noticias por los Indios de la Fortaleza, hizo continuar la boga hasta abanzar como treinta y cinco leguas de la boca, donde por el mucho calor, y destemplanza del clima les acometió tan pestilencial mortandad, que en pocos dias murieron hasta trescientos hombres; y los que escaparon quedaron tan debiles, y faltos de fuerza, que yá se hacia poco menos que imposible la prosecucion de su Conquista.
    • 1789 Velasco, J. HReino Quito [1981] 314 Ec (CDH )
      De este número, faltaron dos años después, cerca de 10 mil Indianos, en quienes se cebó la pestilencial epidemia del 1759.
    • 1804 Mutis, J. C. A A. Amar Borbón [1947] Cartas Co (CDH )

      La ropa, camas y demás utensilios que sirvieron en los hospitales de viruelas, aunque lavados y mantenidos al sol y sereno por dilatado tiempo, se deben considerar todavía inficionados del veneno varioloso, como igualmente lo estarían los que se hubieran destinado para el uso de cualesquiera otras enfermedades contagiosas; no bastando aquella sencilla preparación a destruír la infección pestilencial.

    • 1847 Estébanez Calderón, S. Escenas andaluzas [1985] Esp (CDH )
      La reina bailadora, como si le viese acometido de pronto por algún tifus pestilencial, retiró de su lado el sillón que ocupaba, y una nube de descontento pasó por su lindo entrecejo.
    • 1876 Martín Pedro, E. Manual patología [1876] Esp (CDH )

      Las específicas tienen dos modos principales de manifestarse: constituyendo las fiebres pestilencialesy las fiebres eruptivas; habiendo además las pestilenciales por accidente ó tifoideas.

    • 1904 Durón, R. E. Prov Tegucigalpa gobierno Mallol [1904] Ho (CDH )
      [...] el temperamento que se disfrutaba en la Villa era de los mejores, lo que se probaba con no conocerse epidemias ni males mortíferos, como se veía en la robustez de sus vecinos, las ningunas enfermedades pestilenciales, á excepción de las ordinarias.
    • 1962 Font Quer, P. Plantas medicinales [1962] Esp (CDH )
      Aquel Girolamo Fracastoro, médico y poeta veronés a quien Bubani quiso dedicar el género Sideritis, mudándolo en Fracastora, creyó que las enfermedades pestilenciales, que tantos daños irreparables causaron durante las centurias medievales y renacentistas, se originaban y se propagaban por ciertos factores de contagio ( seminaria), disemínulos capaces de pasar del infectante al infectado y de multiplicarse por sí mismos.
    • 1986 Aguirre Beltrán, G. Antropología médica [1994] Mx (CDH )
      La segunda enfermedad pestilencial introducida en América por esclavos negros, es la fiebre amarilla, vulgarmente conocida como vómito prieto, y por los indios mayas con la designación expresiva de xe kik, vómito de sangre.
    • 2009 Fdz. Vial, I. / Fdz. Morente, G. "Médico descubrimiento" [11-07-2009] ABC (Sevilla) Esp (HD)
      El hambre y el agotamiento impiden al almirante ir tomando anotaciones en su diario «por las grandes fatigas pasadas, por su debilidad y por la escasez de alimentos, le asaltó una enfermedad muy grave entre fiebre pestielencial y modorra, la cual casi de repente le privó de la vista, de los otros sentidos y del conocimiento».
  12. adj. Que desprende un olor desagradable en extremo.
    docs. (1566-2014) 8 ejemplos:
    • 1562-1566 Teresa de Jesús (Teresa de Cepeda y Ahumada) LVida [1986] Esp (CDH )

      Estando en tan pestilencial lugar, tan sin poder esperar consuelo, no hay sentarse ni echarse ni hay lugar, a unque me pusieron en este como agujero hecho en la pared; porque estas paredes, que son espantosas a la vista, aprietan ellas mesmas, y todo ahoga.

    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      pestilencial adj. Pestilente [|Que da mal olor].
    • 1562-1566 Teresa de Jesús (Teresa de Cepeda y Ahumada) LVida [1986] Esp (CDH )

      Estando en tan pestilencial lugar, tan sin poder esperar consuelo, no hay sentarse ni echarse ni hay lugar, a unque me pusieron en este como agujero hecho en la pared; porque estas paredes, que son espantosas a la vista, aprietan ellas mesmas, y todo ahoga.

    • 1948 Marechal, L. Adán Buenosayres [1999] Ar (CDH )
      Había cruzado la calle Murillo, y ahora marchaba entre las paredes negruzcas y los carros pestilenciales de la curtiembre "La Universal".
    • 1950 Pablo Neruda Canto general [1981] Ch (CDH )
      / Valparaíso, rosa inmunda, / pestilencial sarcófago marino! / No me hieras con tus calles de espinas, / con tu corona de agrios callejones, / no me dejes mirar al niño herido / por tu miseria de mortal pantano! / Me duele en ti mi pueblo, / toda mi patria americana, / todo lo que han roído de tus huesos / dejándote ceñida por la espuma / como una miserable diosa despedazada, / en cuyo dulce pecho roto / orinan los perros hambrientos.
    • 1970 RAE DRAE 19.ª ed. (NTLLE)
      pestilencial. [...] adj. Que da mal olor.
    • 1992 Roa Bastos, A. Vigilia Almirante [1992] Py (CDH )
      Aquí estamos detenidos por este pudridero pestilencial.
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      pestilencial adj. Pestilente [|Que da mal olor].
    • 1562-1566 Teresa de Jesús (Teresa de Cepeda y Ahumada) LVida [1986] Esp (CDH )

      Estando en tan pestilencial lugar, tan sin poder esperar consuelo, no hay sentarse ni echarse ni hay lugar, a unque me pusieron en este como agujero hecho en la pared; porque estas paredes, que son espantosas a la vista, aprietan ellas mesmas, y todo ahoga.

    • 1948 Marechal, L. Adán Buenosayres [1999] Ar (CDH )
      Había cruzado la calle Murillo, y ahora marchaba entre las paredes negruzcas y los carros pestilenciales de la curtiembre "La Universal".
    • 1948 Marechal, L. Adán Buenosayres [1999] Ar (CDH )
      Entonces contuvo su respiración, aceleró la marcha y recorrió así los cuarenta metros de la zona pestilencial hasta la calle Padilla.
    • 1950 Pablo Neruda Canto general [1981] Ch (CDH )
      / Valparaíso, rosa inmunda, / pestilencial sarcófago marino! / No me hieras con tus calles de espinas, / con tu corona de agrios callejones, / no me dejes mirar al niño herido / por tu miseria de mortal pantano! / Me duele en ti mi pueblo, / toda mi patria americana, / todo lo que han roído de tus huesos / dejándote ceñida por la espuma / como una miserable diosa despedazada, / en cuyo dulce pecho roto / orinan los perros hambrientos.
    • 1970 RAE DRAE 19.ª ed. (NTLLE)
      pestilencial. [...] adj. Que da mal olor.
    • 1992 Roa Bastos, A. Vigilia Almirante [1992] Py (CDH )
      Aquí estamos detenidos por este pudridero pestilencial.
    • 2001 RAE DRAE 22.ª ed. (NTLLE)
      pestilencial adj. Pestilente [|Que da mal olor].
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      pestilencial adj. Pestilente [|Que da mal olor].

Diccionario histórico de la lengua española
Real Academia Española © Todos los derechos reservados

Con el apoyo de Inditex
cerrar

Buscador general de la RAE