6.ª Entrega (febrero de 2019)
Versión del 15/02/2019
Equipo Real Academia Española
Familia Ver familia de palabras
[pseudousagre] s. (1871-1874)
pseudo-usagre
Etim. Derivado de usagre y (p)seudo-.

Esta inusual voz se documenta por primera vez, con la variante con guion pseudo-usagre y la acepción 'erupción pustulosa localizada en el rostro y cuello de los lactantes, semejante a las lesiones cutáneas causadas por el usagre', en 1871, en el volumen I de Dermatología general y clínica iconográfica de enfermedades de la piel o dermatosis de J. E. Olavide, en un contexto en el que se alude a la frecuencia de padecimiento de la sarna (véase) en determinadas edades. Según Olavide, esta afección es habitual en el periodo infantil, provocada por el contagio que las madres o nodrizas afectadas por esta patología provocan en el cuello y la cara de los niños a los que amamantan. Así, la complicación de los síntomas que la sarna produce en la dermis de los lactantes, y su similitud con el usagre (véase), llevó a este célebre dermatólogo español a acuñar el tecnicismo pseudo-usagre, que, como confirman los escasos testimonios consignados, no tuvo repercusión en el lenguaje médico. De hecho, el uso de este vocablo se limita a la producción científica de Olavide de las últimas décadas del siglo XIX, en la que se aprecia, además, que este autor recurre a menudo al elemento compositivo de origen griego pseudo- para la formación de un buen número de neologismos médicos (entre otros, pseudo-exantema, pseudo-exantemático, pseudo-membrana, pseudo-membranoso, pseudo-parásitos, pseudo-tiña). 

    Acepción en desuso
  1. s. m. Med. Erupción pustulosa localizada en el rostro y cuello de los lactantes, semejante a las lesiones cutáneas causadas por el usagre.
    docs. (1871-1874) 2 ejemplos:
    • 1871 Olavide, J. E. Dermatología general p. 36 Esp (BD)
      Los niños de pecho suelen contagiarse de sus nodrizas por la parte posterior del cuello que apoyan en el antebrazo de aquellas, ó por la cara en el acto de la lactancia, y bien porque el terreno sea más abonado y más reducido ó pequeño, sea porque no pueden rascarse y llevar los sarcoptes á otros puntos, en la cara y en la cabeza de estas criaturas se encuentran surcos y se desarrollan erupciones más confluentes que en las manos. Estas erupciones se hacen pustulosas y aglomeradas y constituyen lo que podríamos llamar en España pseudo-usagre, á pesar de que, andando el tiempo, abandonada la enfermedad y siendo escrofuloso ó muy linfático el niño, pudiera suceder que se convirtiera en verdadero usagre sin dejar por eso de tener la complicación acariana.
    • 1874 Olavide, J. E. Sarna tratamiento p. 33 Esp (BD)
      Los niños de pecho suelen contagiarse de sus nodrizas por la parte posterior del cuello que apoyan en el antebrazo de aquellas, ó por la cara en el acto de la lactancia, y bien porque el terreno sea más abonado y más reducido ó pequeño, sea porque no pueden rascarse y llevar los sarcoptes á otros puntos, en la cara y en la cabeza de estas criaturas se encuentran surcos y se desarrollan erupciones más confluentes que en las manos. Estas erupciones se hacen pustulosas y aglomeradas, y constituyen lo que en España podria llamarse pseudo-usagre, á pesar de que, andando el tiempo, abandonada la enfermedad y siendo escroíuloso ó muy linfático el niño, pudiera suceder que se convirtiera en verdadero usagre, sin dejar por eso de tener la complicación acariana.

Diccionario histórico de la lengua española
Real Academia Española © Todos los derechos reservados

Con el apoyo de Inditex
cerrar

Buscador general de la RAE